premio Calendario


La AHS en jornada homenaje a Fidel y a los hermanos Saíz

Un variado programa de presentaciones de libros, lecturas de poesía, exposiciones, y puesta en escena de obras de teatro en comunidades de difícil acceso, integrará la Jornada 13 de agosto, en homenaje a los jóvenes poetas Luis y Sergio Saíz Montes de Oca y al Comandante en Jefe Fidel Castro (1926-2016).

Organizadas por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), que agrupa a la joven vanguardia art√≠stica del pa√≠s, las actividades se desarrollan desde este lunes y hasta el 13 de agosto pr√≥ximo, fecha de los aniversarios 94 del natalicio del L√≠der Hist√≥rico de la Revoluci√≥n Cubana y 63 del asesinato de los hermanos Sa√≠z, cuando se dispon√≠an a realizar una acci√≥n por el cumplea√Īos del Fidel.

Una vez m√°s, el programa acoger√° el ascenso al Pico Turquino (el punto de mayor altitud de Cuba con mil 974 metros sobre el nivel de mar) y la visita la casa natal de Luis y Sergio en el actual municipio pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nez.

El propio 13 de agosto las acciones llegarán hasta Artemisa, donde en el espacio La AHS y su historia, conducido por la Lic. Mabel Martínez Deulofeu, directora del Mausoleo Homenaje a los hermanos Saíz, se realizará la entrega del carnet a los nuevos asociados, y a las cinco de la tarde en la Sala 3D, tendrá lugar un concierto de Pancho Amat y la agrupación Tiempos de sí.

Asimismo, en Mayabeque se inaugurar√° la expo personal Humanites, del artista L√°zaro Reinier Tamayo, en la Galer√≠a AHS; y en Matanzas se realizar√° la presentaci√≥n del libro Fidel y la AHS, en el Patio Colonial, sede provincial de la organizaci√≥n y una descarga de trova con Silvio Ra√ļl Torres, Javier Alejandro, Rey Pantoja y Carlos Fidel Taboada de invitados.

Seg√ļn la nota de prensa, Villa Clara acoger√° en la fecha una gala art√≠stica del proyecto Coronavida, en el municipio Cifuentes, con la actuaci√≥n del trovador Yatsel Rodr√≠guez y el grupo Caf√© Pilongo, y los poetas Sergio Garc√≠a Zamora, Ernesto Gonz√°lez y el tr√≠o Palabras.

Por otra parte, en Cienfuegos se realizar√° el concierto de Ariel Barreiro e invitados; y en Sancti Sp√≠ritus tendr√° lugar la inauguraci√≥n de la muestra colectiva Convergencias II y una lectura de poes√≠as a cargo de Ariel Fonseca, premio Calendario 2019; mientras que en Ciego de √Āvila se proyectar√°, en el Caf√© Barquito, el documental Por qu√© luchamos, dedicado a los hermanos Sa√≠z.

De acuerdo con la informaci√≥n, en Camag√ľey tendr√° lugar una siembra de √°rboles en el Jard√≠n bot√°nico; en Las Tunas la develaci√≥n del identificador de la sede provincial de la AHS, a cargo de Amaury del R√≠o; y en Holgu√≠n un concierto de m√ļsica electr√≥nica con DJs de la organizaci√≥n.

En Santiago de Cuba, por su parte, se realizar√° la actividad central por la conmemoraci√≥n en el municipio Palma Soriano, en un encuentro con autoridades del territorio y un panel sobre el quehacer de la AHS, talleres de apreciaci√≥n‚Äďcreaci√≥n a ni√Īos de la comunidad y al Parque Central llegar√° Ventana performance, un programa de intervenciones p√ļblicas con la participaci√≥n del grupo de experimentaci√≥n esc√©nica La Caja Negra.

Las acciones de la Jornada 13 de agosto se extenderán también hacia los días 14 y 15 por todo el país, inmerso en la celebración de la vida y obra del Comandante en Jefe y los valientes jóvenes patriotas Luis y Sergio Saíz, destacados combatientes contra la tiranía batistiana en la década del 50 del siglo pasado y militantes del Directorio Estudiantil Revolucionario.

 


Nunca he intentado romper moldes

No he tenido la oportunidad de conocerlo a profundidad. Me refiero a ese encuentro, provocado o al azar, que en ocasiones nos coloca a los escritores en un mismo punto del tiempo y el espacio, y que permite ciertas formas de interacci√≥n. Sin embargo, creo que he llegado a descubrir un poco de las esencias de Alexy Dumenigo √Āguila a trav√©s de sus obras y de las impresiones que estas han causado en m√≠. Quiz√°s esta sea la mejor forma en que un escritor alcanza a conocer a otro.

¬ŅTe consideras un narrador estrictamente de ciencia ficci√≥n o uno que hibrida en sus textos diversos g√©neros? ¬ŅO eres de los que cree que la literatura no ha de dividirse en g√©neros, sino en categor√≠as y jerarqu√≠as de calidad?

cortesía del entrevistado

Me gusta la ciencia ficción por las posibilidades que ofrece para contar, pero no me limito a un género. A veces escribo fantasía o relatos puramente realistas. No los clasifico hasta luego de terminar. De ahí que me resulte imposible etiquetarme como autor de ciencia ficción, ni mucho menos decir que hibrido géneros.

Trabajo con ideas y recursos narrativos, al menos en la parte consciente de la escritura. Siempre queda un porciento del texto que no sabr√≠a decir de d√≥nde sali√≥. En la parte que s√≠ controlo del proceso, me gusta tomar de aqu√≠ y de all√°. Intento no pensar en t√©rminos de g√©nero. Los g√©neros son √ļtiles para que el p√ļblico encuentre cierto tipo de libro o para que los acad√©micos y cr√≠ticos puedan organizar su discurso; pero tambi√©n tienen el efecto de que, como ocurre con la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a, obras muy diferentes entre s√≠ van a caer en el mismo saco, para bien o para mal. Ah√≠ no valen tampoco las jerarqu√≠as de calidad. Tienden a confundirse con gustos y prejuicios. Personalmente, dedico mucho tiempo a pensar en el dilema de los g√©neros y a veces me digo, ‚Äúescribir√© un cuento dentro de este g√©nero‚ÄĚ, porque ayuda tener un punto de partida, pero luego voy adonde me lleve la historia.

¬ŅQu√© opini√≥n te merece la literatura de ciencia ficci√≥n joven que existe hoy en d√≠a en nuestro pa√≠s? ¬ŅCu√°l es un principal h√°ndicap?

Creo que hoy los autores están mucho más informados de lo que estaban hace una década. Se trata de una ciencia ficción escrita por nativos digitales, en un mundo interconectado. Los referentes actuales pueden llegar de lugares como China o Nigeria, que antes no figuraban en nuestro mapa de la ciencia ficción. El abanico de temas y estéticas se ha ampliado mucho.

¬ŅH√°ndicap? Muchos de los textos que leo de autores contempor√°neos est√°n salpicados de referencias y t√≥picos ya abordados en sagas literarias exitosas, series de televisi√≥n, pel√≠culas, etc√©tera. Raras veces la mezcla se produce de forma org√°nica. Parece que la ciencia ficci√≥n cubana est√° todav√≠a en proceso de asimilar todas esas influencias externas. Como amante de las buenas historias, me preocupa que los argumentos se subordinen al af√°n especulativo y a las referencias.

¬ŅCu√°les son los temas o asuntos que te preocupan a la hora de escribir y c√≥mo transcurre tu proceso creativo?

Me gusta probar suerte con los t√≥picos de la ciencia ficci√≥n. Mis argumentos son muy diferentes entre s√≠. Lo mismo me pasa con otros g√©neros. Solo encuentro un elemento en com√ļn: el individuo. Suena demasiado vago y general pero, analizando mis cuentos y la forma en que se desarrollan, veo que el foco de atenci√≥n siempre est√° en el mundo interior de los personajes. Mientras m√°s imperfectos y vulnerables, mejor.

¬†Por raro que suene, dedico la mayor parte de mi tiempo libre a complicar la vida de personas imaginarias. En ese sentido, la ciencia ficci√≥n me ofrece un arsenal de situaciones desagradables o extra√Īas que puedo dejarles en el camino. Trato de no extenderme en la descripci√≥n de sociedades o tecnolog√≠as, aunque me divierta hacer lo que llamamos worldbuilding (construcci√≥n de mundos).

Casi todos mis relatos están entrelazados con el punto de vista de los protagonistas, a tal punto que un noventa por ciento de las ideas que vienen a mi cabeza acaban desechadas porque no encuentro a los personajes adecuados. Cuando aparecen los personajes ya hay conflicto, y entonces el cuento se escribe solo… lo cual es un sentido figurado, porque bastante que me cuesta. Escribo lento, a lápiz, y tengo la mala costumbre de corregir a cada rato. Ese es mi proceso creativo y no se lo recomendaría a nadie. Los horarios y la cantidad de revisiones varía con cada cuento. Y suelo reescribir mucho.

¬ŅEs importante que los j√≥venes creadores tengan referentes de las generaciones anteriores?, ¬Ņo piensas que es preciso que los j√≥venes rompan con moldes anteriores y que solo se miren en el espejo de sus contempor√°neos?

Nunca he intentado romper moldes. Mis preocupaciones suelen ser mucho m√°s inmediatas. Trato de no hacer comparaciones. Una amiga escritora me ha calificado de ‚Äúarque√≥logo literario‚ÄĚ porque paso m√°s tiempo leyendo novelas del siglo XIX que poni√©ndome al d√≠a con el panorama literario cubano. Desde que abandon√© la condici√≥n de in√©dito, intento llenar ese vac√≠o cultural, porque hay que tener de qu√© conversar en los eventos y ferias del libro.

Lo cierto es que leo principalmente por placer y curiosidad. Cualquier comparación de mi obra con la de mis contemporáneos me parece un acto mezquino. Cualquier comparación con los clásicos puede ser fatal para mi autoestima.

Conversemos un poco sobre el debate de si existe el fant√°stico o la ciencia ficci√≥n netamente cubanos, entendiendo que esa categor√≠a no incluye la condici√≥n nativa de aquellos que escriben sino la elecci√≥n de figuras, temas, leyendas, mitos, religiones, etc. propias de nuestra regi√≥n geogr√°fica. ¬ŅEste es un riesgo que nos puede conducir a una escritura localista o constituye un paso adelante en cuanto a la idea de formar un corpus creativo de ra√≠z nacional?

Pienso que la cultura cubana es mucho más universal y compleja de lo que parece a simple vista. Siempre se agradecen las historias fantásticas que reflejan nuestra identidad, pero se corre el riesgo de mostrar una visión caricaturesca de lo que significa ser cubano. Por atractivo que resulte un corpus creativo de estas características, no debería otorgársele más valor del que tiene ni debería limitar la elección de argumentos por parte de los autores.

Como escritor cubano, puedo escribir historias que se desarrollen en Nueva York o Japón, incluso con situaciones que parecen sacada de un cómic norteamericano, y siempre habrá algo de cubanía en el modo de representar esos rasgos culturales foráneos.

Los grupos literarios, ¬Ņbeneficiosos o negativos para un escritor?

Si algo hemos aprendido durante la pandemia del coronavirus es que, por mucho que la sociedad nos corrompa, el aislamiento no nos hace ning√ļn favor. Eso aplica tambi√©n a la formaci√≥n de los escritores. El Centro Onelio, el Taller Espacio Abierto y el taller literario de la UCI han sido claves en mi aprendizaje y no s√© qu√© rumbo hubiera tomado mi escritura sin ellos. Posiblemente no hubiera pasado de ser un hobby.

Mi experiencia personal en estos grupos puedo calificarla como positiva. Es verdad que se corren riesgos. Puede ser difícil para un autor formarse un criterio propio bajo la influencia de un grupo. Siempre hay una parte de nosotros que quiere agradar, que busca ser aceptada y disolverse en la multitud. Depende de hasta qué punto el escritor consiga mantener su individualidad. Pero no hay duda de que se aprende. De lo bueno y de lo malo.

Háblame un poco de tu libro Izokumi, Premio Calendario de Ciencia Ficción en el 2019.

cortesía del entrevistado

Izokumi es el √ļltimo de cuatro cuentos que conforman el libro. Y los cuentos no guardan relaci√≥n entre s√≠. As√≠ que es dif√≠cil explicarlo como un todo, aunque por lo general mis presentadores se las arreglan para definirlo mejor que yo (aqu√≠ pondr√≠a un enlace a la rese√Īa de Abel Guelmes que est√° en el blog de Espacio Abierto).

La colección inicia con Edén, una reescritura de un cuento de Edgar Allan Poe en clave de ópera espacial. Luego viene el cuento más largo de todos, Tiempos convulsos, donde me di el gusto de contar una historia de intriga y espionaje en un 1962 alternativo, donde la Crisis de los Misiles toma un nuevo giro.

Hostal 51 es un cuento que escribí y reescribí varias veces sin parar de reirme de mis propios chistes. Lo mejor es que a otros también les ha hecho gracia. Trata de un hostal que alquila a extraterrestres en la Cuba de hoy, o al menos la Cuba de hace unos meses.

Izokumi es una historia sobre universos paralelos y el bombardeo nuclear a Nagasaki, en 1945, y es mi cuento favorito del libro. El hilo que conecta las narraciones, si hay alguno, podría ser el tratamiento de los personajes y su manera de afrontar la adversidad, pero ese es el tipo de explicación que los autores nos inventamos sobre la marcha. Si alguien me dice a la cara que son solo cuatro cuentos que reuní para ganar un concurso, posiblemente no se me ocurra nada que contestar.

Le√≠ con curiosidad, y hasta con un poco de sorpresa, que de los tres jurados que concedieron dicho premio, solo uno estaba vinculado directamente al mundo de la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a. ¬ŅEs positivo que nuevos jurados, provenientes de la literatura mainstream, valoren las obras que se enfocan en el g√©nero fant√°stico? ¬ŅSe corre un riesgo o se ampl√≠a un espectro de referencias?

A menudo se oye decir que la literatura de género no es tomada en serio ni por la crítica ni por otros escritores. En ese sentido, la inclusión de autores ajenos al género, pero de vasta trayectoria y autoridad en el mainstream, permite que exista ese acercamiento tan deseado.

Me gusta pensar que esos jurados pueden expandir sus horizontes y su comprensi√≥n de la literatura popular, al mismo tiempo que aportan un punto de vista estrictamente literario. Lo ideal ser√≠a mantener un equilibrio en la mesa donde se valoran de los manuscritos, pero con un n√ļmero impar se hace dif√≠cil. De hecho, la contradicci√≥n entre la calidad literaria y el car√°cter especulativo es inherente a este tipo de obra. Incluso si hubiera un √ļnico jurado, la elecci√≥n siempre va a ser complicada, por eso los veredictos del Premio Calendario de Ciencia Ficci√≥n siempre est√°n sujetos a pol√©mica.

Es difícil encontrar libros perfectamente balanceados. Sin embargo, un buen libro de ciencia ficción debería ser capaz de convencer incluso a los lectores más novatos. La literatura de género muchas veces tiende a aislarse dentro de sus propios límites y creo que ese es el mayor riesgo.

¬ŅHay variedad est√©tica y estil√≠stica en los textos de los escritores de ciencia ficci√≥n de nuestro pa√≠s o se repiten las maneras de contar?

Siempre hay algo de imitación, sobre todo cuando se trata de autores que dan los primeros pasos en la escritura. Es normal. A medida que estos escritores ganan experiencia, se puede notar un estilo y una estética particular. No creo que haya dos autores cubanos de ciencia ficción que escriban igual. Todos tienen sus inquietudes y sus maneras.

¬ŅHasta qu√© punto crees que la reciente conectividad de nuestro pa√≠s con mundo de la media enriquece los m√°rgenes culturales de los escritores?

Es dif√≠cil estimar hasta qu√© punto. Son muchas las bondades del Internet y sus desaf√≠os. Tengo cerca de 10 GB en videocursos de escritura y libros de teor√≠a narrativa que no podr√© estudiar ni viviendo mil a√Īos, por no hablar de la cantidad de ficci√≥n que tengo al alcance de un click. Es casi desesperante. Antes, las opciones eran m√°s reducidas y hab√≠a m√°s tiempo para procesar las experiencias. Ahora, lo que se gana en amplitud e inmediatez, se pierde en intensidad. Y los horizontes de los lectores se ampl√≠an tambi√©n, o al menos su acceso a la informaci√≥n. Eso influye mucho en la forma de escribir, porque se lee distinto.

También, debido a la escasez de vías para promocionar y comercializar las obras literarias dentro del país, Internet es para muchos el camino más rápido y directo hacia una carrera literaria. Es muy popular la idea del escritor/divulgador/influencer, todo en uno. Los autores son mucho más conscientes del medio en que se distribuye su obra y pueden recibir retroalimentación. Parece que la literatura va dejando de ser un oficio solitario.

En mi experiencia personal, la conectividad puede ser también un enemigo de la productividad. Pero es uno de los riesgos que debemos correr. Habrá que adaptarse, porque el Internet no se irá a ninguna parte.

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu propio estilo?

Siempre tengo en mente una frase de Hemingway cuando pienso en el estilo. Decía, más o menos, que son aquellos errores que se repiten en la obra de un autor mientras este trata de crearse un estilo. Yo ni siquiera busco definirlo. Otras personas lo han descrito como sencillo y directo. Mis cuentos están llenos de imperfecciones que se repiten, también de obsesiones que se manifiestan en la forma y el contenido. Arranco con la frase que me parece más esclarecedora y, como nunca me gustó la gramática, voy hasta el final intentando no tropezar con los adjetivos, los advervios o las oraciones subordinadas. Trato, en general, de no complicar las cosas, incluso cuando las ideas que manejo puedan ser excéntricas.


Ariel Fonseca hace autostop en la Autopista 8

Ariel Fonseca (Sancti Sp√≠ritus, 1986) no deja de ser noticia en el panorama literario cubano. A sus libros anteriores ‚Äďlos cuentos de ‚Ķaqu√≠ Dios no est√°, Hierbas y Ventana al mar, los relatos para ni√Īos de El circo invisible y el poemario Restos‚Äď se a√Īaden ahora el texto para j√≥venes Une los puntos y ver√°s, publicado por la Editorial Oriente y presentado en la reciente edici√≥n de la Feria Internacional del Libro de La Habana, y la novela Do not disturb, a√ļn en proceso editorial por la Casa Editora Abril, con la cual gan√≥ el Premio Calendario 2019 de Narrativa.

fotos cortesía de ariel fonseca

Do not disturb ‚Äútrata temas cotidianos como el amor, la violencia, los traumas de la infancia, el travestismo por esos traumas de la ni√Īez, los celos, el dolor‚Ķ Pero todos los textos tienen un desenlace paranormal. Se llama as√≠ porque todo ocurre dentro de un motel o al menos dentro de ese radio. Es que como si alguien, un hombre o mujer, no lo defino, estuviera contando todas las historias, sin excepci√≥n y no importa que el narrador sea en primera o en tercera persona. Es que la distancia entre el narrador y el personaje es muy corta, a veces no se define qui√©n habla, si es el narrador o el personaje. Es como que el narrador y el personaje casi fuera uno; quise que el narrador padeciera todo como si fuera el personaje‚ÄĚ, dice. ¬†

‚ÄúSiempre digo que los protagonistas no son las personas, son el empapelado, el espejo c√≥ncavo, la m√°quina de hielos, el columpio y la Autopista 8, que da paso al motel. Me han dicho que regresa una y otra vez, e imagino que sea porque hay un personaje que est√° ah√≠ varias veces como mal augurio, que es el ni√Īo de la cazadora roja con el slogan de los Red Socks, y la m√°quina de hielo. Y el empapelado, que juega un papel determinante en varias historias o seg√ļn su color podemos descubrir qu√© est√° pasando o qu√© pasar√°‚ÄĚ, a√Īade Ariel Fonseca, a quien siempre asocio a cosas que poco tienen que ver entre s√≠: cuentos donde se destila cierto realismo sucio, ese que se torna cotidiano, compensado con un adecuado manejo psicol√≥gico de unos personajes que insisten en comprender el porqu√© de sus acciones, aun por extra√Īas que estas parezcan; pero tambi√©n lo relaciono a la pizza con frijoles, extra√Īa combinaci√≥n que hace las delicias del paladar de Ariel; a las alb√≥ndigas de su madre; el pie de lim√≥n; a las calles de Sancti Sp√≠ritus, donde vive y escribe; a las empedradas y centenarias callejuelas de Trinidad, que visitamos juntos; a su obsesi√≥n cuando quiere cualquier cosa, un libro, por ejemplo; a sus timbres telef√≥nicos a cualquier hora del d√≠a o de la noche‚Ķ

fotos cortesía de ariel fonseca

Ariel Fonseca escribe historias escu√°lidas y conmovedoras, que recuerdan las del J. D. Salinger y donde soplan, adem√°s, ciertos aires de Charles Bukowski, Raymond Carver, Ernest Hemingway‚Ķ muchos de los maestros a los que rinde homenaje en sus narraciones, aunque Ariel lee como pocos, analice y a veces hasta ‚Äúdescuartice sin piedad‚ÄĚ a sus contempor√°neos. Sus personajes ‚Äúsienten, respiran, sufren y da√Īan‚ÄĚ; relatos de gente com√ļn, sin muchas o grandes expectativas en la vida, esos que vienen a poblar la verdadera historia.

Dice Ariel que √©l es todos sus ‚Äúpersonajes y a la vez no‚ÄĚ. Y le creo. Lo notamos al leer los 13 cuentos que conforman Hierbas, libro publicado por La Luz con el que obtuvo el Premio Celestino de Cuento en 2015. Pero tambi√©n en ‚Ķaqu√≠ Dios no est√° (Ediciones Luminaria, 2010) y Ventana al mar, Premio Fundaci√≥n de la Ciudad de Sancti Sp√≠ritus Fayad Jam√≠s 2016.

Ventana al mar, uno de sus libros recientes, muestra, como si mir√°ramos precisamente desde una ventana, a un narrador m√°s met√≥dico que sigue con las mismas obsesiones de su primer libro ‚Äďpor algo son obsesiones, no‚Äď y que mediante ella se nos desnuda, pero esta vez sabiendo que ya ha corrido los riesgos que implica hacerlo. Que ha crecido. Siete relatos que, nos dice Dalila Le√≥n Meneses, nos entregan la expresi√≥n m√°s realista del hombre alienado: ‚ÄúNo exentas de un sutil sarcasmo y un reflexivo pesimismo, abordan temas tan habituales como la soledad, la p√©rdida, el amor y el desamor. Est√°n otros argumentos con un trasfondo m√°s expl√≠cito como los prejuicios sociales, la inmigraci√≥n y, por supuesto, las circunstancias de la condici√≥n sexual, no superada aun en nuestra sociedad contempor√°nea‚ÄĚ.

fotos cortesía de ariel fonseca

Este libro habla de las derrotas; otros de Ariel tambi√©n. Est√©n poblados por personajes sin grandes expectativas, hostiles, desarraigados, desencantados, marginales y marginados, y solos, principalmente eso, muy solos. Ellas, las derrotas, me dijo una vez, son el hilo conductor de esas historias y tambi√©n la obsesi√≥n com√ļn, en un intento fallido de escapar de una vida hueca. Para qu√© comprar y leer un libro as√≠, podr√≠amos preguntarnos. Para descubrirnos y quiz√°s, frente al libro-espejo, desmantelar la expresi√≥n de soledad, como un exorcismo. Me interesan las personas, lo que ellas son y porqu√© lo son, parece decirnos Ariel.

Mediante la literatura, lucha contra sus miedos e incertidumbres. Grita que debemos aceptarnos tal y como somos, con nuestras potencialidades y limitaciones, con nuestros sue√Īos y pasiones. Eso es lo que les pasa a sus personajes, a√ļn no han aprendido a aceptar lo que son y por ello fracasan. Aunque Borges aseguraba que lo que decimos no siempre se parece a nosotros (esperemos entonces por la llegada a la librer√≠as de su libro Do not disturb).

fotos cortesía de ariel fonseca

El Ariel que imparte clases, el que espera el autob√ļs cada ma√Īana, el que cuida de su madre, no es el mismo que escribi√≥ el primer cuento y mucho menos el que ha escrito el m√°s reciente. Incluso, los poemas de Restos, un libro suyo publicado hace poco tambi√©n por Ediciones Luminarias. No hablo de capas, sino de sedimentos ‚Äďexistenciales, literarios, vivenciales‚Äď que van formando al ser humano y al escritor. Como sus personajes lo hacen con el alcohol y el cigarro, Ariel se siente vivo mientras escribe. Vivo mientras alguien lo lee y, digamos, se descubre. Es como si luchara consigo mismo y la literatura fuera, adem√°s de lanza, blas√≥n. Por eso no nos extra√Īe que vengan nuevos premios y otros tantos libros con su firma.

Portadas de los libros de Ariel Fonseca


‚ÄúNo dejar nada gratuito‚ÄĚ

María Lorente, quien obtuviera Mención en la más reciente edición del Premio Calendario por su texto teatral She is leaving home/Qué va a ser de ti, es una joven dramaturga con mucho por contar. Sabe que hacer buen teatro depende, en gran medida, de no dejar nada gratuito. Su historia como escritora y teatrista recién comienza y esta es la invitación para conocerla, en un ángulo mas cerrado de observación.

¬ŅC√≥mo ocurre tu primer contacto con el mundo de la escritura y con el del teatro? ¬ŅC√≥mo descubriste tu vocaci√≥n?

Creo que mis padres son lo más importante al hablar de mi vocación. Ellos son escritores y en mi casa siempre viví un ambiente de libertad, de buen gusto, una visión lo menos prejuiciada del mundo. Siempre fui hiperactiva y mis padres tuvieron que encontrar maneras para que yo soltara toda aquella energía: cursos de ballet, fotografía, numismática, artes plásticas y, por supuesto, teatro.

¬†Sara Miyares, muy cercana a mi familia y Teatro Gui√Īol, Las Estaciones o El Arca, fue fundamental en mi inserci√≥n en el teatro desde peque√Īa. Crec√≠ vi√©ndola actuar en el Gui√Īol, me inscribi√≥ en mis primeros talleres de teatro, mont√≥ obras conmigo y los ni√Īos de mi aula y me llev√≥ a formar parte de su grupo de entonces (Teatro de mu√Īecos Okantom√≠). Fue all√≠ donde tuve mis primeras experiencias dentro de un teatro.

Con Okantom√≠ particip√© en La calle de los fantasmas y en Beb√© y el se√Īor don Pomposo, todav√≠a guardo los programas de mano: hice de fantasma, de mendiga, de lazarillo y ayudaba a los actores en los cambios de ropa o en cualquier cosa que surgiera tras los telones. A partir de ah√≠ tuve muy claro en mi ni√Īez y parte de la adolescencia que quer√≠a ser actriz. Me present√© en las pruebas de la ENA y no aprob√©, lo cual, para mi sorpresa, no fue el fin del mundo. Todo lo contrario. Empec√© a escribir, a escribir con conciencia.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅCu√°nta importancia le concedes a la investigaci√≥n dentro de este proceso?

Cuando escribo, me encierro. Me gusta estar sola, en un ambiente tranquilo, sin interrupciones. Sin embargo, el tiempo de escribir no coincide siempre con el de concepción, trabajo de la idea o investigación, por lo menos para mí. Me pasa que cuando estoy en la primera fase de producción de un texto, mi mente se enfoca en eso con mucha fuerza, tanto que todo lo que leo, estudio, escucho o percibo, lo relaciono directamente con ese proceso.

Creo que cada proceso requiere un tipo de investigación que responda a las particularidades del futuro material. La investigación vivencial y la bibliográfica son las que he practicado para enriquecer mis textos. Me parece que todo lo que he escrito es también una investigación sobre mí misma.

¬ŅQu√© universo de referencias, tanto literarias como visuales y teatrales, te acompa√Īa?

He visto mucho teatro malo, y creo que todav√≠a me toca ver otra gran cantidad. Ese teatro que yo considero malo o poco interesante me ha ense√Īado mucho, me ha dejado claro lo que no quiero hacer. Ver o leer el teatro que me gusta tambi√©n es de gran ayuda. Estoy en una edad en la que dejarme influenciar y, de alguna manera, intentar copiar recursos de mis paradigmas, es muy productivo.

En lo literario, mi primera referencia son mis padres, y creo que por eso no me he aventurado en la poesía, porque sería trabajar en un campo muy trabajado por ellos. Soy fanática de la literatura latinoamericana: Cortázar, Vallejo, Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Quiroga o Ricardo Piglia. También Dostoievski, Hemingway y Salinger causaron revoluciones en mi manera de escribir.

Háblame un poco de tu texto teatral She is leaving home/Qué va a ser de ti, que fuera reconocido con una Mención en el Premio Calendario 2019 de Teatro.

Es el primer texto teatral que escribo de manera seria y todav√≠a sigo trabajando en √©l. Despu√©s de leer Aire fr√≠o, de Virgilio Pi√Īera, hice varios intentos por escribir una obra cuyo centro fuera una familia cubana (otra m√°s para la gran lista de muestra dramaturgia). Finalmente vi 10 millones, de Carlos Celdr√°n, y eso fue lo que me impuls√≥ a escribir sobre mi familia, mi casa, mis preocupaciones. Tal vez de ah√≠ tom√© la autoficci√≥n, la frontalidad o lo narrativo.

Fueron dos influencias conscientes: Aire fr√≠o y 10 millones, luego se sum√≥ La noche de los asesinos, de Jos√© Triana. She is leaving home/Qu√© va a ser de ti es sobre Luc√≠a, una joven de 24 a√Īos que se separa radicalmente de sus padres, Ram√≥n y Mar√≠a. El texto ya est√° en proceso de publicaci√≥n en la editorial Aldab√≥n, de Matanzas, y eso me tiene muy entusiasmada y trabajando m√°s.

Desde el a√Īo 2018 has acompa√Īado al proceso creativo de Carlos Celdr√°n y Argos Teatro como asistente de direcci√≥n. Esto te ha permitido asistir de cerca al nacimiento de los montajes de Misterios y Peque√Īas Piezas (Premio Villanueva de la cr√≠tica en 2018) y Hierro (Premio Villanueva de la Cr√≠tica en 2019), ¬Ņqu√© experiencia te ha otorgado esta cercan√≠a y hasta qu√© punto has podido revertirla en beneficio de tu trabajo de escritura?

Siento la influencia de Argos Teatro desde muchísimo antes de tener la oportunidad de observar sus procesos de montaje. Por eso empezar a trabajar ahí ha sido un privilegio y, a la vez, una enorme responsabilidad. El trabajo de asistente de dirección es un término medio raro entre lo técnico y lo artístico. Este trabajo me deja mucho espacio para el aprendizaje, que es mi principal objetivo en el grupo. Ellos me han aportado tanto que estaré siempre en deuda.

Salí de la soledad de mi cuarto, de mi mundo de dramaturgia utópico, para insertarme de lleno en un teatro. Esa es una experiencia que todos los estudiantes deberíamos tener. Estar ahí, durante todo el proceso de montaje de una obra, cambia totalmente el punto de vista de uno con respecto al teatro.

 Como dramaturga lo que más me aportó fue ser testigo de la mutación del texto del papel a la escena. Además, fue muchísimo más productivo para mí el hecho de haber participado en dos montajes en los que el dramaturgo y el director eran la misma persona. Vi a Celdrán mirando desde la perspectiva de un director su propio texto, tratando de ser lo más objetivo posible, haciendo cortes, rescribiendo escenas y descubriendo facetas u objetivos nuevos que como dramaturgo no imaginó.

¬ŅPiensas que el ISA es un paso necesario, o acaso imprescindible, para los j√≥venes dramaturgos, o existen otros caminos posibles?

Un artista no necesita un t√≠tulo o una ley para legitimarse. Un artista necesita una obra. Creo que el ISA no es el √ļnico camino, sin embargo, s√≠ es un puente, una valiosa gu√≠a para encaminarse en el arte. Al menos desde mi experiencia lo ha sido.

El ISA no hace al artista, le brinda herramientas y es el estudiante quien tiene que saber aprovecharlas. Uno no se puede quedar nada más con el ISA, hay que salir, que entrar en contacto directo con las cosas, participar en todos los eventos (los buenos, los malos y los peores) y estudiar también materiales que necesariamente no están en el plan de clases.

La Facultad de Teatro tiene la suerte de contar con profesores que son, a la vez, artistas y teóricos de referencia nacional. Ese diálogo que se establece con los profesores y futuros colegas es lo más valioso de la Universidad, desde mi punto de vista.

Si tuvieras que definir tu escritura, ¬Ņqu√© palabras elegir√≠as?

La definiría con las palabras claridad, transparencia y verdad. Ojalá y otras personas al leerme definieran mi escritura de ese mismo modo.

¬ŅCu√°les son los temas que le interesan a tu teatro?

Las relaciones familiares, entre padres e hijos, y los conflictos de los personajes con su entorno. Sobre todo, temas y personajes que tengan posibilidades de cuestionar la realidad y de dialogar con el p√ļblico cubano actual sin caer en estereotipos.

Me gustaría hacer un teatro que, aun partiendo de un contexto nacional particular, pueda rebasar esa frontera y hablar de algo universal. Esto se lo debo mayormente a Argos Teatro.

¬ŅSientes que el mundo de la intermedial y lo hipermedial permea de alguna forma, menos o m√°s visible, tu creaci√≥n?

Por supuesto. Esa es una realidad en la que nací. Mi generación ha vivido esa fugacidad con cierto atraso por ser Cuba, pero igual es apabullante. Desde que tengo conexión a Internet por el teléfono móvil, todo se mueve desde ahí. No he insertado de manera consciente estos medios en mi escritura, pero creo que de una manera u otra están ahí.

Por ejemplo, en She is leaving‚Ķ las diferencias generacionales se pueden reconocer tambi√©n por el modo en que cada personaje interact√ļa con la tecnolog√≠a: los padres de Luc√≠a no saben conectarse a Internet por el m√≥vil y el padre no sabe manejar el tel√©fono inal√°mbrico, por ejemplo.

Como joven artista, ¬Ņcu√°les son los principales obst√°culos espirituales, materiales o de cualquier orden que entorpecen la creaci√≥n en los momentos que corren?

Siento que el mayor obstáculo para mí, soy yo misma. Lucho todo el tiempo en contra de mi vagancia para sentarme y seguir puliendo el material, en contra de la idea de que un texto ya está terminado, en contra de otro texto en proceso que puede hacerme dejar el anterior a medias, en contra de mis inseguridades y, la más dura, en contra de la autocensura. Pienso que la mejor manera de quedar bien ante un futuro lector o espectador es ser sincero, investigar de manera seria y pulir mucho el material, no dejar nada gratuito.


Cronología poética de La Luz (Fotos, videos + podcast)

Dentro del panorama de las editoriales territoriales cubanas destaca por la eficacia comunicativa de sus dise√Īos, la singularidad de sus gesti√≥n y promoci√≥n de la literatura a trav√©s de campa√Īas publicitarias, los numerosos premios obtenidos y la dedicaci√≥n de su equipo creativo, Ediciones La luz.

Pr√≥ximo a cumplir 23 a√Īos, el sello editorial de la Asociaci√≥n de Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n tiene en la poes√≠a pilar fundamental para su cat√°logo. De hecho, su g√©nesis fue po√©tica, Con buf√≥n de dios, de Jos√© Luis Serrano, el 7 de mayo de 1997, acompa√Īados en la edici√≥n por Reina del Mar Editores. Aquel d√≠a el libro fue presentado por Ronel Gonz√°lez en el sal√≥n de √ļltima espera del aeropuerto Frank Pa√≠s, en la ciudad de los parques.

cubierta BUFON de dios/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Los t√≠tulos que siguieron a esta fueron tambi√©n de poes√≠a, Sitios y quimeras, de Orestes Gonz√°lez Garayalde; El √ļltimo dios, de George River√≥n; Zona franca, de Ronel Gonz√°lez, y luego una colecci√≥n de minilibros, todos de poes√≠a, entre ellos Lunas de papel, de Elena Guarch; P√°jaro de la tarde, de Belkis M√©ndez, y Estado de gracia, de Jos√© Poveda.

Despu√©s de publicar varios t√≠tulos en el formato tradicional de libro comenz√≥ una etapa de creaci√≥n de plaquettes, hechos en papel artesanal elaborado en Cuadernos Papiros. De este modo llegaron Secretos del monje Louis, de Luis Felipe Rojas; √ćtaca, de Jorge Riba√≠l y Los nav√≠os de Pavel Horov, de Luis Yuseff Reyes.

Otro momento importante es la colección de libros ganadores del premio El árbol que silva y canta, cuya primera entrega fue en coedición con Ediciones Holguín. Para 2006 ya comenzó a salir como una producción exclusiva de Ediciones La Luz, y el resultado fue El síndrome de Estocolmo, de Adalberto Santos.

En 2008 La Luz se inserta en el contexto nacional con un poemario de Lina de Feria, La rebeli√≥n de los indemnes, que marca un antes y un despu√©s dentro del cat√°logo de poes√≠a de la editorial, donde seguir√≠an apareciendo autores de todo el pa√≠s en antolog√≠as y proyectos individuales en la Colecci√≥n Abrirse las constelaciones. En esta se nuclean mayormente autores in√©ditos que son miembros de la AHS. As√≠ llegaron Herederos de la culpa, de Lisandra Navas; Muchacha de helio, de Alina Alarc√≥n; M√ļsica de fondo, de Yanier H. Palao, como primeras entregas.

En el a√Īo 2009 nace la antolog√≠a El sol eterno, con la intenci√≥n de reunir la obra de poetas holguineros de la secci√≥n de literatura de la AHS. Fue prologada por Manuel Garc√≠a Verdecia. A decir de Luis Yuseff, director de Ediciones La Luz, se trat√≥ de ‚Äúun libro con voces de diversos or√≠genes y aspiraciones po√©ticas. Confluyen en un mismo volumen autores que luego fueron labr√°ndose un camino bastante interesante dentro de la poes√≠a cubana y muchos tienen m√°s de tres libros publicados e importantes premios‚ÄĚ.

Con esta publicaci√≥n surgieron tambi√©n las campa√Īas promocionales. Adem√°s, el texto que fue el primero de esta naturaleza, abri√≥ la colecci√≥n Quemapalabras.

Tambi√©n con la poes√≠a como centro emergi√≥ la Mar por medio. Colecci√≥n de antolog√≠as concebidas para hacer coincidir a autores cubanos y de alg√ļn pa√≠s escogido. El primero en surgir de este proyecto fue Ciudades bajo un mismo cielo, que reun√≠a a holguineros y vizca√≠nos.

analektas/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

En 2011 se crea la colecci√≥n Analekta. Entre sus primeras apariciones la poes√≠a tuvo un rol esencial, y el primer volumen fue justamente en versos: Los mundos y las sombras, con textos in√©ditos de Delf√≠n Prats. En un segundo momento 15 nuevos t√≠tulos salieron acompa√Īados por Lina de Feria con Recorrido por una ciudad interna y Las quejas.

Tambi√©n en 2011, para celebrar el centenario del nacimiento de Virgilio Pi√Īera y el aniversario 25 de la AHS, se cre√≥ la antolog√≠a La isla en verso, presentada por Roberto Manzano, con un centenar de poetas de todo el pa√≠s. Con √©l la editorial se posicion√≥ de forma definitiva en la vida literaria de autores nacidos a partir de 1970. La isla‚Ķ se configura como el momento en que comenz√≥ a crecer exponencialmente el cat√°logo que hasta entonces hab√≠a sido discreto. ¬†

Con la antolog√≠a recorrieron la isla los poetas en una gira que llev√≥ a La Luz y la poes√≠a por las Casas del Joven Creador de numerosas provincias como Guant√°namo, Santiago de Cuba, Camag√ľey, Ciego de √Āvila, Santa Clara, Cienfuegos. Surgi√≥ en medio del periplo la idea de publicar dentro de la colecci√≥n Quemapalabras un audiolibro con 25 poetas de esta compilaci√≥n.

Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Bajo la dirección de Pablo Guerra cada autor grabó dos poemas, uno de ellos ya parecía en La isla en verso, el otro se incluiría en la reedición. Este es de los primeros libros que la editorial inserta dentro de los planes especiales del Instituto Cubano del Libro, y tiene un plus con las presentaciones hechas por todo el país.

Desde entonces siguieron naciendo antolog√≠as y se enriqueci√≥ la Colecci√≥n Abrirse las constelaciones. Adem√°s, se abri√≥ la colecci√≥n Roseta, con El mar como un cielo, traducci√≥n de Saint-John Perse, hecha por Manuel Garc√≠a Verdecia. Le siguen t√≠tulos de Emily Dickinson, Allens Ginsberg, Robinson Jefferson y Jacque Pr√©vert. Algunas de ellas fueron ediciones biling√ľes.

Cubierta Los poemas de teor house/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

En v√≠speras del centenario de Gast√≥n Baquero, vio la luz Poderosos pianos amarillos, en 2013. En este se re√ļnen 120 poetas cubanos radicados dentro y fuera del pa√≠s que asum√≠an la presencia en su obra de una influencia, a veces indirecta de la obra de Gast√≥n Baquero. Estuvo a cargo del pr√≥logo Virgilio L√≥pez Lemus. Como parte del homenaje, en 2015 se publica la poes√≠a completa de Baquero, Como un cirio dulcemente encendido.

Con el verso siempre como centro de la creación, Ediciones La Luz publica La isla de los peces blancos, antología por el aniversario 20 del Premio Calendario.

En 2017 surge la Colecci√≥n Espejo, para leer y colorear, donde se han recogido textos po√©ticos de autores como Ronel Gonz√°lez y Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.

En 2019 las nuevas tecnolog√≠as y modos de lectura imponen el reto de insertarse en el universo del libro digital. Surge bajo esta exigencia del contexto el primer ebook de la editorial, La joven luz: entrada de emergencias. Selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n. Este ha tenido dentro de la campa√Īa de promoci√≥n de 2020 un lugar de privilegio porque a la par se han publicado spots de radio y televisi√≥n, carteles, postales, y marca la inserci√≥n de La Luz en este campo en expansi√≥n, pues tras √©l contin√ļa engros√°ndose la lista de libros digitales con los m√°s recientes t√≠tulos de la colecci√≥n Abrirse las constelaciones: Laminarios, de Camilo Noa; Poses, de Norge Luis Labrada; Puentes de plata, de Pedro Evelio Linares; Carne roja, de Reynaldo Zald√≠var; y Yo es otro, de Frank Alejandro Cuesta.

cubierta Poderosos pianos amarillos. Poemas cubanos a Gastón Baquero/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Desde el ensayo también se ha abordado el género en títulos como Complexidad de la poesía, de Virgilio López Lemus, y Anatomía del trabajo artístico, de Roberto Manzano.

De manos de la poes√≠a han llegado los m√°s importantes lauros que ha obtenido la editorial holguinera, como han sido La puerta de papel, Premios de Edici√≥n, y en 2019 el Premio de la Cr√≠tica, con la antolog√≠a de poes√≠a infantojuvenil Dice el musgo que brota. As√≠ ‚Äúse establece a la poes√≠a dentro del cat√°logo de la editorial como un g√©nero de privilegio, no solo porque sea el m√°s representado sino por premios de esta categor√≠a‚ÄĚ, afirma Luis Yuseff.

En 2020 Ediciones La Luz dedica su campa√Īa de promoci√≥n del libro y la lectura a la poes√≠a y al centenario de Eliseo Diego. Porque apuntalados por los versos de decenas de poetas de la isla y el mundo, La Luz se ha multiplicado en miles de ases que iluminan el horizonte literario cubano.


Los impares, conflictos entre n√ļmeros y letras

Los impares, primer libro de la escritora Claudia Damiani Cavero, Premio Calendario 2018 y miembro de la Asociación Hermanos Saíz, cautiva por la diversidad de formas narrativas y cierta singularidad de las historias, que muestran escenas de la cotidianidad cubana, especialmente la de los más jóvenes.

Compuesto por 14 cuentos, la obra abarca cierta experimentación en la relación entre las matemáticas, la vida y los temas de conversación de sus personajes, con diálogos que, en ocasiones despiertan sonrisas.

Los argumentos de ellos en leves disputas verbales revelan el conocimiento de teorías y particularidades de las ciencias, aunque los sucesos ocurran en lugares como un pasillo durante una guardia escolar en la madrugada.

Su autora asegur√≥ que para escribirlo utiliz√≥ por primera vez la b√ļsqueda de informaci√≥n a conciencia en funci√≥n de la literatura, algo que se nota en sus p√°ginas, sin restar frescura y ritmo a la narraci√≥n.

El jurado que le concedió el galardón, integrado por Daniel Díaz Mantilla, Atilio Caballero y Aida Bahr, resaltó que la obra presenta una cambiante gama de conflictos, emanados de las relaciones interpersonales y la cotidianidad.

Con t√≠tulos como M√ļltiplos (Narrado por Ariana); Breve teor√≠a sobre las influencias (Del libro Breves teor√≠as sobre n√ļmeros y personas); Ecchi (El sue√Īo de Pablo); Solo apto para n√ļmeros enteros (Historia de Pablo y Ariana) y Ser o estar (Narrado por Joan), Los impares tiene un entramado, en el cual el humor nunca parece ser objetivo, pero s√≠ capa subterr√°nea. ¬†

Graduada de Dise√Īo Gr√°fico, su autora, una muchacha de cabello rubio, espejuelos y aparente timidez, logra una buena construcci√≥n de los personajes quienes act√ļan y hablan con mucha naturalidad, en coherentes relaciones entre ellos, sus acciones e ideas.

Es interesante como emplea la segunda persona del singular en algunas narraciones, especie de conversación con los lectores o meditaciones en voz alta.

Ganadora también del Premio David (2018), por su novela Seres invisibles, Damiani Cavero, en entrevista concedida en septiembre de 2018 reconoció la importancia de Los Impares para ella al expresar que significó el antes y después en su carrera hasta el momento, ya que se convirtió en su libro primogénito, con el cual pasó a una forma de escritura más consistente.

Publicado por la Casa Editora Abril (2019), este hijo de papel, con varios relatos individuales y a la vez interconectados en una historia general, fue un ejercicio bien logrado, preámbulo de lo que sería luego Seres invisibles.

Resulta curioso que los primeros intentos literarios de la autora, ganadora del tercer lugar en el concurso de narrativa de la revista Juventud T√©cnica (2013) y Menci√≥n en el David (2017), fueron en la etapa del preuniversitario, con una novela de ciencia ficci√≥n, que, seg√ļn dijo, nunca termin√≥ y ya abandon√≥ totalmente, ‚Äúcon la suerte de que fue olvidada por todos‚ÄĚ.

La primera gran pasión de Claudia fueron las historietas, por eso no sorprende que actualmente sea también ilustradora y autora de la imagen de portada de su libro, el cual indudablemente constituye una sugerente propuesta.


Otorgan Beca de Creación La Isla en Peso 2020

El joven escritor y periodista holguinero Erian Pe√Īa Pupo conquist√≥ la Beca de Creaci√≥n La Isla en Peso 2020 que otorga la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Guant√°namo para estimular el trabajo de los literatos en el pa√≠s.

A decir del jurado compuesto esta vez por¬† los intelectuales Yunier Riquenes, de Santiago de Cuba; Mois√©s May√°n, de Holgu√≠n; y Mireya Pi√Īeiro, de Guant√°namo, Pe√Īa Pupo mereci√≥ el premio por el cuadernillo Palabras de Canje, que sobresali√≥ por su po√©tica, en la que se percibe gran sensibilidad, alejada de ret√≥ricas y formalidades.

En esta edici√≥n del evento se evaluaron 24 obras de significativa calidad, por lo cual adem√°s de la beca se otorgaron dos menciones a Ataderos, del holguinero Norge Luis Labrada, y a Las cejas del invierno, de la guantanamera Carla Gil Pe√Īa.

La octava edici√≥n de la jornada La Isla en peso se dedic√≥ a la poes√≠a joven de Oriente, con especial atenci√≥n a la obra del santiaguero Eduard Encina, de quien se promovieron los textos Estructura del silencio, El silencio de los peces, Lecturas de Patmos y Golpes Bajos. Asimismo se realiz√≥ un panel para ahondar en la impronta del Premio Calendario 2003 y 2003 de la AHS en literatura para ni√Īos y poes√≠a, respectivamente.

El evento tambi√©n cont√≥ con talleres creativos, espacios de di√°logo y lecturas, una exposici√≥n de artes pl√°sticas a cargo de la novel fot√≥grafa Aneli Pupo, inspirada en la obra de Virgilio Pi√Īera, as√≠ como extensiones a las escuelas primarias Rub√©n Mart√≠nez Villena, Conrado Ben√≠tez y Enrique Jos√© Varona, el Preuniversitario Enrique Soto y la Universidad de Guant√°namo, sitios donde se realizaron intercambios con los lectores y presentaciones de libros.


El teatro se necesita tanto como la Internet

A Iran Capote se le conoce de verdad en la piel del teatro, en la piel viva y siempre cambiante de la escena. No por gusto, este joven se ha convertido en el más reciente Premio Calendario de Dramaturgia: su visión sobre la historia del cotidiano, sobre la Cuba latente y reciente, sobre la Cuba presente y ausente forma parte de su poética. Una poética que piensa el texto como instrumento de la escena. La distancia física nos impidió conversar como dos amigos con un café de por medio. Es por eso que esta entrevista acudió a los resortes conectores de las redes. [+]