Premio Abelardo Estorino


«Soy muy libre cuando escribo»

Conozco su rostro solo por las fotos que andan por ah√≠, al alcance de las redes y, aunque ya hemos hablado de tomarnos alg√ļn d√≠a un caf√©, y de paso conversar sobre la vida y la escritura, en realidad Katherine Perzant y yo somos lo que podr√≠a llamarse as√≠, llanamente, desconocidas. Sin embargo, Katherine me es desconocida solo hasta un punto: la curiosidad de la dramaturgia me ha llevado a seguirla en los √ļltimos meses, luego de que un par de premios nos pusieran en contacto. Perzant es libre cuando escribe, y desde esta misma libertad responde esta entrevista.

Te has asomado al mundo de la dramaturgia nacional con una fuerza que es innegable, ¬Ņpor qu√© elegiste el teatro ‚ÄĒy la escritura dram√°tica espec√≠ficamente‚ÄĒ como una de tus maneras de dialogar con la realidad?

Si vas en autom√≥vil desde Holgu√≠n y doblas la curva de Aguas Claras que busca el poblado de U√Īas, si sigues sin detenerte, ver√°s praderas quietas, monta√Īas de rocas bajo el sol, gente que saluda y vende mandarinas y trenzas de ajo a los costados de la v√≠a. De pronto, parecer√° que alucinas, ver√°s un castillo medieval con aspilleras y torres y balcones de ensue√Īo, como en los cuentos franceses para ni√Īos, una construcci√≥n √ļnica en Cuba, el teatro m√°s bello de este pa√≠s. Levantado por las ansias de F√©lix Varona Sicilia y muchas manos de ese pueblo. Un castillo para hacer arte. Ese es el lugar donde crec√≠: Velasco. Y sobre esas tablas hice teatro en mi ni√Īez. Una vez, en ese teatro, fui un p√°jaro‚Ķ No quiero decir que esto sea definitorio, de serlo, todos los habitantes de Velasco ser√≠an artistas; quiero decir que para m√≠, que escribo, crecer en un pueblo donde se levant√≥ una estructura para crear, ha sido imprescindible.

¬ŅOcurren cruzamientos de sentido entre el periodismo y dramaturgia?

Por supuesto. Una entrevista de Oriana Fallaci es una clase de dramaturgia. Truman Capote es una escuela de construcción de personajes. Y otra decena de ejemplos. El periodismo puede ser muy dramático.

¬ŅQu√© materiales extra√≠dos de lo real te sirven, luego, para (re)simbolizar en la dramaturgia?

La forma en que cierta gente mira a trav√©s de los cristales, carraspea, habla por tel√©fono, llora, habla de los otros. Soy una observer. Me encanta ver a la gente en bares, fiestas, en el transporte p√ļblico y en las madrugadas, la gente en la madrugada es muy vulnerable…

¬ŅSientes que tu condici√≥n biol√≥gica como mujer determina el sentido de tu obra, la condiciona en alg√ļn sentido?

No puedo decir con certeza que ser mujer determine el sentido de mis textos, aunque ser mujer determina el sentido de mi vida. El sentido de lo que escribo lo determinan mis vivencias, libros que me impactaron, gente que amo y extra√Īo y admiro. Mis preocupaciones como ciudadana. Mis dolores. A ning√ļn hombre se le preguntar√≠a si el sentido de su obra lo determina su g√©nero. Uno prescinde de los sexos cuando se sienta a escribir. S√≠ puedo decir que mis textos son feministas, y que todos mis personajes protag√≥nicos son mujeres. Se necesitan nuevas hero√≠nas. La historia est√° abarrotada de h√©roes.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo?

Mi proceso creativo no necesita un impulso especial. Yo obedezco a mis pasiones y escribo. Cuando escrib√≠ Cempas√ļchil,¬† mi primera obra, enfebrecida y cargada de nostalgia, obedec√≠ a un sentimiento de p√©rdida. Cemp√°suchil es un fin de duelo. Un good bay. Esa obra se desprende de Peque√Īo vals vien√©s, un poema de Lorca. Yo solo ten√≠a el inicio de ese poema en mi cabeza: ‚ÄúEn Viena hay diez muchachas/ y un hombro donde solloza la muerte‚ÄĚ. Y luego supe que esos versos alguien los ten√≠a que recordar, y los record√≥ Chavela Vargas en un bar de M√©xico, en espera del d√≠a de los fieles difuntos. Me sent√≠ muy satisfecha cuando vi la puesta en escena, el trabajo que hicieron la directora mexicana Rossana Rodr√≠guez Cervantes, y las actrices Paolina Orta y Natalia Trapero. La forma en que se apropiaron del texto es excitante.

La formaci√≥n acad√©mica teatral, ¬Ņla consideras importante para el resultado de una obra o crees que existen otras muchas formas de llegar al mismo sitio?

Yo considero importante la lectura y la escritura constantes, la b√ļsqueda y la investigaci√≥n. Estudi√© periodismo cinco a√Īos en una academia y tengo mis reservas al respecto. Las academias tienen planes m√°s organizados, es lo que puedo decir, aunque esto no es determinante. En mi caso, no hubiera podido, jam√°s, escribir una obra como una tarea de clases. Yo no trabajo as√≠. No funciono as√≠. Lo mejor es que cada quien beba del pozo que sacie su sed. As√≠ de simple. Lo importante es que el arte exista, venga de la academia, del instinto, o de los dos, ¬Ņpor qu√© no?

¬ŅQui√©nes son tus principales referentes literarios y dram√°ticos?

Aprend√≠ a poner puntos leyendo a Marguerite Duras, no sab√≠a la importancia que ten√≠a un punto antes de descubrir a Marguerite. Truman Capote me ense√Ī√≥ a ‚Äúdarle vida‚ÄĚ a la realidad, era as√≠ como llamaba su magia; es el escritor que m√°s amo y conozco, hay cuentos suyos que he le√≠do treinta veces, Ni√Īos en sus cumplea√Īos, por ejemplo, que comienza as√≠: ‚ÄúAyer por la tarde,¬† el autob√ļs de las seis atropell√≥ a Miss Bobbit‚ÄĚ. Estudiar a David Mamet, su forma de comprender el teatro me ense√Ī√≥ que no hay personajes, hay solo textos sobre hojas. De Ang√©lica Liddell se aprende a dar pi√Īazos, no es cosa f√°cil desviar un tabique con palabras. J. D. Salinger te ense√Īa a conmover. Hay un cuento suyo, El t√≠o Wiggily en Connecticut, que es una conferencia espl√©ndida sobre el di√°logo y el dolor y el paso del tiempo. Marguerite Yourcenar es una c√°tedra sobre qu√© cosas son una suerte de indecencias en el arte y en la vida. Y con Virginia Woolf, genio donde los haya, disciernes el verde que se escribe y el verde de los v√°stagos, que un par de ojos pueden ser dos violetas empapadas, y lo fundamental que es mirar la vida de frente. Le√≠ Orlando con 14 a√Īos, en esa traducci√≥n exquisita de Jorge Luis Borges, y una d√©cada despu√©s, cuando pienso qu√© entiendo por composici√≥n perfecta de la escritura, en mi mente, surge su ritmo. Susang Sontag (esto lo digo en mi obra El p√°jaro motosierra), te hace entender que la vida de otros artistas no tiene por qu√© ser tu vida (en un ensayo sobre Antonin Artaud perteneciente a Bajo el signo de Saturno). Uno solo de sus ensayos puede ahorrarte meses de lecturas innecesarias.

cortesía de la entrevistada

Hace apenas unas semanas obtuviste el Premio Abelardo Estorino por tu obra El pájaro motosierra. Cuéntame un poco de tu obra y de sus personajes.

En Australia vive un ave que es el s√≠mbolo de esta obra: el ave lira. Un ave capaz de reproducir el trino de otras aves, e incluso, el sonido exacto de una motosierra. Sobre √©l digo en la obra: ‚ÄúEl ave lira busca ser novedosa. Descontextualiza. Abruma. Inquieta. El ave lira es un manifiesto que lleva a los sitios sonidos ah√≠ carentes. Enti√©ndase sitios como pa√≠ses, mentes, terminaciones nerviosas… El ave lira es un animalito radical, posdram√°tico y onomatop√©yico. Un ejemplo incuestionable para el campo del arte‚ÄĚ. ¬† Esta obra se desarrolla con varias voces: Virginia Woolf, Leonard Woolf, Ted Hughes y Sylvia Plath y las voces de mi madre, de mi padre, de un grupo selecto de amigos y la m√≠a propia. Con esta obra me cuestiono qu√© es el teatro, los feminismos, las formas del dolor, a d√≥nde te conducen las influencias, entre otras cosas.

¬ŅC√≥mo construyes un personaje? ¬ŅDe d√≥nde extraes el material dram√°tico?

He conocido en mi vida gente muy atrayente. Tengo amigos que hablan como si estuvieran dentro de una obra, sin proponérselo, gente que es así. Supongo que todo esto me sirve para la creación de mis voces.

De la dramaturgia nacional joven, ¬Ņqu√© te parece lo m√°s interesante en materia tem√°tica o est√©tica?

No puedo decir que conozca suficiente el teatro que hacen los j√≥venes dramaturgos cubanos para responder esta pregunta. Pero de lo que he le√≠do o visto: Grupo empresarial gaviota, de Fabi√°n Su√°rez, Ayer dej√© de matarme gracias a ti Heiner M√ľler, de Rogelio Orizondo y Jacuzzi, de Yunior Garc√≠a. He disfrutado mucho el teatro espectacular que hacen Pedro Franco y Mar√≠a Laura Germ√°n en El Portazo. Tambi√©n me interesan otras obras, pero ya sus autores no son tan j√≥venes.

¬ŅCu√°les crees son los desaf√≠os de esa dramaturgia, a las puertas del mundo que vivimos y de las relacionas art√≠sticas que se est√°n gestando a trav√©s de canales alternativos, en este universo habitado por la pandemia?

Hace poco vi en las redes que un grupo de artistas chilenos, así lo recuerdo, estarían dentro de un cubo de vidrio en la calle haciendo teatro, performance, la gente pasaría y los vería sin posibilidad de contagio. Es una propuesta muy rica. Hay que buscar más intenciones de este tipo.

¬ŅExiste la autocensura? ¬ŅTe has autocensurado?

Yo soy muy libre cuando escribo.

Cuando te encuentras inmersa en la adrenalina de un proceso creativo, ¬Ņc√≥mo canalizas esa adrenalina hasta convertirla en un resultado donde prime el oficio?

Me gusta pensar dónde quiero llegar, puedo ser impulsiva a la hora de escribir, pero luego espero y reviso. En esa espera la adrenalina baja y luego, al volver sobre el texto hago muchos cambios, cambio la estructura, la  vuelvo a cambiar, la vuelvo a cambiar. Hasta que sienta que está reposado. Listo. Ya luego envío el texto a un par de amigos. Y atiendo sus devoluciones. Respeto mucho el criterio de mis amigos sobre mi trabajo.

Ser joven en el mundo de la dramaturgia cubana actual, ¬Ņventaja o desventaja?

Considero que ser joven es casi siempre una ventaja, pero no hablo de una ventaja respecto a alguien o algo, eso no es importante. Significa que si algo no sale como esperas, puedes hacerlo de otras formas, hasta que resulte.

cartel: Crédito Rossana Rodríguez Cervantes

Cuando sue√Īas con una potencial puesta en escena de tus textos, ¬Ņqu√© tipo de directores te interesar√≠a se fijaran en tu propuesta?

Me encantar√≠a trabajar alguna vez con Pedro Franco. Yo he visto muchas veces sus puestas. Y cada vez que las vuelvo a ver, pienso, quisiera escribir alguna vez un texto para esa compa√Ī√≠a. Son irreverentes. Naturales. Mar√≠a Laura Germ√°n e Iv√°n Garc√≠a en escena me dan ganas de escribir. Son actores tremendos. Y con Carlos D√≠az, uno entra al Trian√≥n y el d√≠a, la noche, te cambian. Una conversaci√≥n con Carlos es ya una clase. Hace m√°s de un a√Īo lo entrevist√©, una charla magistral, desquiciada e irrepresentable que titul√©: La flor venenosa de Shakespeare. Cuando uno escucha a un director as√≠, hablar sobre el Teatro, uno solo puede pensar, ¬°ay, yo quiero, yo quiero!

¬ŅTe cuesta desligarte de una obra o, una vez que la creas, ya sientes ansiedad por encontrar la ruta de un nuevo proyecto?

No siento necesidad de desligarme de ning√ļn texto para comenzar otro, incluso algunos se conectan, El p√°jaro motosierra y Cabo de Hornos tienen a Virginia Woolf como faro com√ļn.

M√°s all√° de la p√°gina en blanco, ¬Ņqui√©n es Katherine Perzant?

En su juventud, mis padres fueron actores de una compa√Ī√≠a ¬†que dirig√≠a un moro y pon√≠an sus obras en el teatro del pueblo donde crec√≠. En una de esas obras mi madre hac√≠a de sirvienta, y mi padre, de gallego. Mi madre me cuenta que una noche, mi padre se emocion√≥ tanto haciendo su personaje, disfrutando el acento, la reacci√≥n del p√ļblico, los aplausos, que no cont√≥ bien sus pasos y cay√≥ al foso del teatro. Y desde el foso, a pesar del dolor de la ca√≠da, sigui√≥ diciendo su papel hasta que el tel√≥n cay√≥. Soy alguien que viene de ese clan, gente que aun estando en la oscuridad de un foso, podr√≠a aguantar el dolor, para seguir haciendo lo que ama.