Pintores


Sal√≥n Uneac: ¬ŅMedidor de las artes pl√°sticas en La Tunas?

‚ÄúEl Sal√≥n Uneac es un medidor de la creaci√≥n en las artes pl√°sticas del territorio‚ÄĚ. As√≠ abr√≠an las palabras al cat√°logo en la inauguraci√≥n. Se augurabauna exposici√≥n √ļnica.La vanguardia art√≠stica tunera reunida. Voces consagradas en el panorama art√≠stico: Jes√ļs Vega Faura, Rogelio Ricardo, Leonardo Fuentes, Yamila Coma, Miguel Mastrapa, y otros emergentes.

El Sal√≥n es un punto de contacto y la oportunidad de palpar el quehacer tunero en materia de artes visuales. Confluencias de estilos y po√©ticas, est√©ticas consolidadas y reconocidas, permanencia de lenguajes. Bien. Sin embargo, podr√≠a estar en esa permanencia su ‚Äútal√≥n de Aquiles‚ÄĚ.

La necesidad de renovación y experimentación conceptual se hace sentir. Percibimos en muchas piezas ese cansancio temático y formal que agobia nuestras galerías. Que la pintura sea la manifestación más representada es evidencia de ello.

Precisamente en aquellas piezas que exploranotros lirismosencontramos lo mejor de lamuestra. La serigrafía de Ricardo Salgado Arias apela a la combinación de blancos y negros para hilvanar un rejuego simbólico en el que prima el misticismo.

Mientras que la fotografía manipulada de Junior Fernández Guerra, quien nos presenta una primicia de lo que será su serie Vértigo o Contemplación de algo que termina, sorprende con sus atmósferas indefinidas. Imágenes donde reina la incomunicación y cuya incógnita está en las acciones circundantes que deja de captar (a propósito) el lente.

Curiosamente estos artistas son los invitados. La l√ļcida demostraci√≥n de que las artes pl√°sticas precisan de ese impulso renovador capaz de seducir y provocar al p√ļblico.

Un aparte merece también la obra Transfloración del artista Alexis Roselló. La mixtura de motivos naturales y sexuales provoca unestallidodonde la abstracción neutraliza la figuración para convertir el lienzo en un paratexto surreal. Su composición es la certeza de que se puede ser fiel a una estética y, al mismo tiempo, reinventarse.

El Sal√≥n Uneac contin√ļa siendo el medidor de las artes pl√°sticas en Las Tunas. En √©l exponen nuestros mejores artistas sus mejores obras. De eso no hay duda. La incertidumbre est√° en c√≥mo encontrar ambientes motivadores que vitalicen nuestro entorno art√≠stico desde los propios marcos institucionales. Criterios selectivos a partir de convocatorias y concursos, sesiones te√≥ricas, premiaciones, pueden ser algunas de las iniciativas que contribuyan a ese fluir org√°nico del que adoleci√≥.

El reto es propiciar escenarios creativos, perturbadores, expectantes,incluso tensos y conflictivos. Todo para imantar la altivez, la provocación y el desafío. Seducir es la premisa.


Repensemos el Salón de Arte Digital

Con toda la devoci√≥n que suscita el arte, en la era contempor√°nea el c√ļmulo de informaci√≥n impide que la gente sostenga¬† un di√°logo c√°lido con las obras y los pintores.1 As√≠, los artistas necesitan reinventarse para retomar el di√°logo certero con el p√ļblico, ese que enriquece y vigoriza la obra. No es de dudar entonces que con el advenimiento de la ‚ÄúEra Inform√°tica‚ÄĚ ellos, los creadores, se apropiaran de las ventajas que ofrecen los medios digitales para crear un arte nuevo, renovador: El Arte Digital.

[+]


Mirar a Servando

Tomado de la Jiribilla

Basta pronunciar su nombre para invocar la belleza. Arquitecto del dibujo, orfebre del perfil, hechicero de las veladuras. Nadie como él para retratar la fusión de los cuerpos en el acto amatorio. Nadie ha logrado, como él, transformar el deseo en piel verdeazul, rutilante, pétrea y marítima al mismo tiempo, que fluyó sin fronteras, libre al fin por obra y gracia de pinceles y pigmentos.

[+]


Macondo, a punta de l√°piz

El artista que ha inspirado a m√ļsicos, escritores ‚ÄĒde quien han hablado vehementemente figuras monumentales de la cultura como el escritor Gabriel Garc√≠a M√°rquez‚ÄĒ, es tambi√©n autor de una intensa producci√≥n visual, que no s√≥lo nos ha hecho descubrir transmutaciones asombrosas en la figura humana, sino la carga emotiva y temporal que reside en cada objeto, sus historias personales y las met√°foras en torno a Suy√ļ. [+]


Norias y parques de diversiones al estilo de Yeremy Guerra

Hoy, cuando tanto tiempo ha transcurrido, parecería que en la producción de Yeremy Guerra solo existe el misterio poderoso que emana de las texturas de sus cuadros de norias, parques y templos. Cuadros de un acabado impecable donde el tiempo emerge como congelado. No es ya Parque sin diversiones una serie donde la narración es el elemento clave, sino la experimentación pictórica. Veamos, entonces, los inicios de esta línea evolutiva. [+]


El pretexto de las manzanas en la producción de Miguel A. Machado

¬ęNecesito pintar para pensar¬Ľ fue la frase que me qued√≥ grabada despu√©s del inventario realizado recientemente por el joven artista Miguel Alejandro Machado en la Fundaci√≥n Ludwig de Cuba. Estudiante de 5to a√Īo de la Universidad de las Artes, Machado ha encontrado en la pintura el camino para contar sus historias. Y digo contar porque es inherente a su producci√≥n el car√°cter narrativo. [+]