Personajes


Un arco hecho de palabras

Eduardo Herrera Baullosa es de esos poetas-amigos que se llevan el corazón de una, atado a las maletas de las despedidas, al dedo índice de la mano izquierda, como en cierta leyenda japonesa que habla del buen amor. Ese hilo —rojo— ha corrido entre nosotros a pesar de la separación. Admiro su escritura por honesta. No se carga de tules para contar. No recurre al facilismo poético ni busca el esplendor de los concursos o las publicaciones: solo florece a la sombra, en silencio, casi candorosamente. A pesar de todo, algunos reconocimientos —la flecha de los reconocimientos— apuntaron a la diana correcta y obtuvo, hace apenas unos meses, el Premio Internacional de Poesía El mundo lleva alas 2016, organizado por la Editorial Voces de Hoy, en los Estados Unidos; certamen en el que otros creadores cubanos también se ubicaron en el podio de los triunfadores. En fechas próximas, la Editorial Voces de Hoy dará a luz al primogénito poético de este autor: Despedida en la Habana como si fuera Ítaca, cuaderno que sin dudas hará las delicias de sus futuros lectores. 

[+]


Noche de risas y etc. en Romerías

Una noche lluviosa, como sucede habitualmente en Romerías de Mayo, no fue obstáculo para que «el público aplaudidor del Eddy Suñol» desgranara sus risas con el estreno del espectáculo humorístico Manicomio, presentado por el grupo Etcétera en el marco de la fiesta de las juventudes artísticas. Manicomio es una propuesta para nada desdeñable donde convergen numerosos personajes, «no tan locos», con diferentes puntos de vistas de la realidad que les pertenece, que nos toca de cerca a todos… Son relatos contados desde el delirio de sus personajes, de sus actores.

[+]


Y si nos quedamos demasiado quietos…

Esas personas de existir anónimo en un pueblito de campo, las que cuidan un almacén, venden leña, se ahogan en el alcohol, malversan recursos o juegan a la bolita como parte de una realidad que sobrevive a las soluciones gubernamentales y las ideologías, esas que han perdido a alguien que aman… entre otras, esas son las personas que interesan a Yunier Riquenes García; ellas son quienes respiran y hablan en su novela, La quietud, recientemente publicada por Ediciones La Luz.

[+]


Cosas de género

«Él es el hombre de esta casa», dice mi mamá cuando mi hijo de un año y medio hace algunas cosas que en nuestro comportamiento presupone acciones «solo de hombres». Generalmente, solemos reírnos y ahí lo dejamos todo, sin medir segundas lecturas, sin reparar en lo contradictorio que podemos ser los seres humanos. Y digo esto último partiendo de lo que ella me ha enseñado no solo consciente sino inconscientemente. [+]


¿Y si aprendemos a nadar…?

Apostar por el teatro cubano es una inversión urgente, de esas que requieran, tal vez, el salto de fe… pero la fe crece al ver obras imperfectamente maravillosas como la que está poniendo Ludi Teatro desde el pasado 21 de octubre (estrenada en el marco de la semana de teatro alemán): Aprender a nadar.. [+]


Mi Leontina

Leontina es el péndulo. Es el movimiento uniforme solo alterable por una fuerza externa. Es el desequilibrio necesario entre niños y adultos, entre los grises y los restantes colores, son las dos partes que cada uno lleva dentro. Es un canto a la risa, al amigo imaginario, a la felicidad. Es en realidad la vida. [+]


La parábola del buen jardinero o el alarido de los corderos

La vida […] es un cuento que cuenta un idiota,

lleno de ruido y de furia, que no significa nada.

William Shakespeare

 (Macbeth, IV acto)

Par de décadas antes de que el simple e inocente Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994) —basado en la novela homónima (1986) de Winston Groom— se erigiera en conservadora y graciosa alegoría del American Way of Life, glorificador de la ingenua honradez y la llaneza espiritual como virtudes esenciales del americano ideal, el irreverente director Hal Ashby adaptaba al cine la novela Desde el jardín (Being There, 1979), escrita por Jerzy Kosinski en 1971, con muchas menos pretensiones moralizantes. Todo lo contrario. [+]


La noche de La noche

Precedida de cierta expectativa determinada por una nota periodística o comentario al vuelo en algún noticiario televisivo, llega al público de Guantánamo la obra La noche, del narrador y dramaturgo Abilio Estévez,  de  manos de la compañía teatral Tiempo, y como parte del conjunto de puestas que desde la técnica del títere conformaron la programación dela IV edición del encuentro Titereando en la Ciudad, que auspician la Asociación Hermanos Saiz y el Teatro Guiñol Guantánamo en la más oriental de las provincias cubanas. [+]