Personajes


Polichinela en La Habana Vieja

Gozar entre risas y m√°s risas es la mejor manera de recibir un espect√°culo titiritero. No importa el d√≠a de la semana o si es de ma√Īana, tarde o ya entrada la noche; Polichinela puede aparecerse en cualquier lugar de La Habana. Pero ning√ļn momento mejor puede haber para encontrarle, que durante la Primera Jornada Habana Titiritera: figuras entre adoquines. Acudir entonces a su encuentro no era para pensarlo dos veces. Las descabelladas historias de Polichinela de La Habana, puesta en escena del Proyecto Polichinela de La Habana, perteneciente a Teatro del Caballero, ha sido sin dudas un magn√≠fico pretexto para llegar hasta √©l.

[+]


Hecho con las manos

Siempre vers√°til y despierta La Habana Vieja, gracias a Teatro La Proa y sus invitados, ofrece un carnaval titiritero que se inserta en la ciudad y atrapa la atenci√≥n de los espectadores. La Primera Jornada Habana Titiritera: figuras entre adoquines trajo hasta la capital de Cuba un selecci√≥n de propuestas nacionales e internacionales que durante una semana acompa√Īaron la vida de la ciudad. Talleres, exposiciones, homenajes y espect√°culos ocuparon la agenda del evento. Los grupos se movieron por diferentes espacios y en cada lugar fueron recibidos por un p√ļblico atento y como es habitual cuando de t√≠teres se trata, protagonizado por ni√Īos.

[+]


Entregar un taller es siempre un aprendizaje: entrevista a Mar√≠a Sep√ļlveda, Chile.

Esta rotunda y gigantesca fiesta de colores, mu√Īecos y pasi√≥n teatral, en la que se transform√≥ la primera edici√≥n de la Jornada Habana Titiritera: figuras entre adoquines, nos ha regalado grandes sorpresas esc√©nicas y visitantes de lujo que han sabido compartir con nuestros creadores sus experiencias y amplios conocimientos que la pr√°ctica y el quehacer diario siempre otorgan.

[+]


Un arco hecho de palabras

Eduardo Herrera Baullosa es de esos poetas-amigos que se llevan el coraz√≥n de una, atado a las maletas de las despedidas, al dedo √≠ndice de la mano izquierda, como en cierta leyenda japonesa que habla del buen amor. Ese hilo ‚ÄĒrojo‚ÄĒ ha corrido entre nosotros a pesar de la separaci√≥n. Admiro su escritura por honesta. No se carga de tules para contar. No recurre al facilismo po√©tico ni busca el esplendor de los concursos o las publicaciones: solo florece a la sombra, en silencio, casi candorosamente. A pesar de todo, algunos reconocimientos ‚ÄĒla flecha de los reconocimientos‚ÄĒ apuntaron a la diana correcta y obtuvo, hace apenas unos meses, el Premio Internacional de Poes√≠a El mundo lleva alas 2016, organizado por la Editorial Voces de Hoy, en los Estados Unidos; certamen en el que otros creadores cubanos tambi√©n se ubicaron en el podio de los triunfadores. En fechas pr√≥ximas, la Editorial Voces de Hoy dar√° a luz al primog√©nito po√©tico de este autor: Despedida en la Habana como si fuera √ćtaca, cuaderno que sin dudas har√° las delicias de sus futuros lectores.¬†

[+]


Noche de risas y etc. en Romerías

Una noche lluviosa, como sucede habitualmente en Romer√≠as de Mayo, no fue obst√°culo para que ¬ęel p√ļblico aplaudidor del Eddy Su√Īol¬Ľ desgranara sus risas con el estreno del espect√°culo humor√≠stico Manicomio, presentado por el grupo Etc√©tera en el marco de la fiesta de las juventudes art√≠sticas. Manicomio es una propuesta para nada desde√Īable donde convergen numerosos personajes, ¬ęno tan locos¬Ľ, con diferentes puntos de vistas de la realidad que les pertenece, que nos toca de cerca a todos‚Ķ Son relatos contados desde el delirio de sus personajes, de sus actores.

[+]


Y si nos quedamos demasiado quietos…

Esas personas de existir an√≥nimo en un pueblito de campo, las que cuidan un almac√©n, venden le√Īa, se ahogan en el alcohol, malversan recursos o juegan a la bolita como parte de una realidad que sobrevive a las soluciones gubernamentales y las ideolog√≠as, esas que han perdido a alguien que aman‚Ķ entre otras, esas son las personas que interesan a Yunier Riquenes Garc√≠a; ellas son quienes respiran y hablan en su novela, La quietud, recientemente publicada por Ediciones La Luz.

[+]


Cosas de género

¬ę√Čl es el hombre de esta casa¬Ľ, dice mi mam√° cuando mi hijo de un a√Īo y medio hace algunas cosas que en nuestro comportamiento presupone acciones ¬ęsolo de hombres¬Ľ. Generalmente, solemos re√≠rnos y ah√≠ lo dejamos todo, sin medir segundas lecturas, sin reparar en lo contradictorio que podemos ser los seres humanos. Y digo esto √ļltimo partiendo de lo que ella me ha ense√Īado no solo consciente sino inconscientemente. [+]


¬ŅY si aprendemos a nadar‚Ķ?

Apostar por el teatro cubano es una inversión urgente, de esas que requieran, tal vez, el salto de fe… pero la fe crece al ver obras imperfectamente maravillosas como la que está poniendo Ludi Teatro desde el pasado 21 de octubre (estrenada en el marco de la semana de teatro alemán): Aprender a nadar.. [+]