Periodismo


Cuba despide al periodista José Luis Estrada Betancourt

La noticia circul√≥ por las redes con una ¬†inmediatez sorprendente. A trav√©s de llamadas y mensajes telef√≥nicos, se confirmaba lo que la red de redes anunciaba: ‚Äú Ha muerto el periodista Jos√© Luis Estrada Betancourt‚ÄĚ.¬†

Su muerte lleg√≥ en la ma√Īana de este 21 de agosto, ¬†a los 53 a√Īos de edad, ¬†tras severas complicaciones a causa de la Covid-19, luego de permanecer hospitalizado por varios d√≠as.¬†

El luchaba a viento y marea contra ese mortal ¬†virus y a la vez, tal ¬†pareciera que se desped√≠a de la vida cuando en su perfil de la red social Facebook daba un parte de su situaci√≥n de salud. Hablaba ah√≠ de su combate a pu√Īos y bates contra el Covid-19, del riesgo de su viaje reciente a Santo Domingo, en Granma, para escalar¬† el Pico Turquino, y de la alegr√≠a y a√Īoranza que le produc√≠a ese regreso a esa geograf√≠a de la Sierra Maestra, ¬†de su compromiso social, y su incondicional apego a la Asociaci√≥n Hermanos Saiz, ¬† a la que le hubiera gustado pertenecer ‚Äúcuando era un muchacho como estos de hoy, con la cabeza llena de canciones, poes√≠as, representaciones, libros‚ÄĚ.

Curs√≥ estudios de F√≠sica Nuclear en la antigua Uni√≥n Sovi√©tica y a su ¬†regreso a Cuba culmin√≥ la carrera de F√≠sica en la Universidad de La Habana, dedic√°ndose posteriormente a la docencia y su ejercicio magisterial, pero el periodismo lo sedujo y por esos senderos ¬†emprendi√≥ un largo camino en el ejercicio de la prensa cultural ¬†que abarc√≥ 19 a√Īos de experiencia en el peri√≥dico Juventud Rebelde y otros medios de prensa.¬†

El periodismo fue para √©l una gran pasi√≥n que disfrut√≥ desde el momento en que se enfrent√≥ a esa profesi√≥n, as√≠ lo expres√≥ en entrevista a la colega Liset Prego, casi a un a√Īo de su partida.

*Leer también: José Luis Estrada: Un tipo eminentemente feliz

‚ÄúVivo para el periodismo desde que se instal√≥ con firmeza en todos mis poros. Le dedico 48 horas al d√≠a. Me desvela pensando en la entrevista que tendr√© ma√Īana, en la palabra con la cual intentar√© atrapar al lector como si se tratara del n√©ctar irresistible con el cual las plantas carn√≠voras hipnotizan a los insectos. Yo no quiero ‚Äútrag√°rmelos‚ÄĚ, pero s√≠ que busquen mi nombre en las p√°ginas del peri√≥dico cada d√≠a, que me lean y hasta que decidan escribirme, ser mis nuevos amigos‚ÄĚ.

Jos√© Luis Estrada se convirti√≥ con el paso de los a√Īos en uno de los periodistas culturales m√°s sagaces de la prensa cubana. Su verbo locuaz y su escritura refinada fueron testigos de numerosos eventos como las Romerias de Mayo o el Festival Internacional de Ballet de La Habana.¬†

Trabajador incansable, supo adentrarse en la madeja del arte y desafiar obst√°culos por la defensa y salvaguarda de la cultura cubana. A trav√©s del periodismo cultural propici√≥ espacios de encuentro y debate por el fomento de este, como el Coloquio de Periodismo Cultural en Camag√ľey, ideado por √©l, con el apoyo de la filial camag√ľeyana ¬†de la AHS, y tambi√©n el Concurso de Periodismo Cultural Rub√©n Mart√≠nez ¬†Villena, del cual fue su jurado en varias ocasiones.¬†

Su condición de Maestro de Juventudes de la AHS o el Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez, son solo algunos de los reconocimientos y méritos de este hombre de estirpe guerrera que se sirvió del periodismo como arma de combate por la defensa del arte y la cultura cubana.


La cultura cubana por el streaming

El streaming supone un gran cambio en la forma en la que accedemos a los contenidos multimedia. No hace mucho, todos dependíamos de la radio, la televisión y el periódico para acceder a las noticias y al entretenimiento. Con la aparición de Internet y el augue de las redes sociales y de plataformas como Netflix, Spootify, Dezeer, Hulu, iTunes, entre otras, el término streaming hizo su entrada triunfal para marcar una diferencia fundamental en la forma de distribuir la información. Este término identifica un tipo de tecnología multimedia que envía contenidos de video y audio a un dispositivo conectado a la web.

En Cuba, con la llegada de la Covid-19 se aceleró el trabajo de las instituciones de cultura y sus artistas desde las redes y el cuánto podía aportar a los procesos culturales asumiendo el nuevo dinamismo de las maneras de contar.

No es menos cierto que la Isla cuenta hoy con numerosos valores culturales y deportivos lo suficientemente atractivos para el consumo de un p√ļblico fuera de nuestras fronteras. Y aunque el pa√≠s ha diversificado y ampliado las opciones de acceso a Internet. Estas todav√≠a son insuficientes para lograr una conectividad de calidad que permita que los ciudadanos disfruten de un servicio como el streaming, una forma de comunicaci√≥n que alcanza m√°s seguidores y aunque vulnerable, es segura.

Como parte de las actividades del IV Coloquio Nacional de Periodismo Cultural se realiz√≥ el forodebate ‚ÄúContar desde las redes. La cultura cubana por streaming‚ÄĚ, a cargo de Alberto Santos Casas, realizador audiovisual de SC Producciones de Camag√ľey, Alexis Triana, director de Comunicaci√≥n del Ministerio de Cultura, Reilys Gri√Ī√°n Garc√≠a, periodista de L√≠a Videos de Santiago de Cuba, Yunier Riquenes y Naskicet Dom√≠nguez, creadores del proyecto Claustrofobias Promociones Literarias de Santiago de Cuba.

Este fue el espacio para debatir sobre los retos del Streaming en Cuba y sus realizadores, quienes coincidieron en el compromiso de crear un sello propio desde la red que garantice una calidad a la hora de visibilizar y dinamizar el posicionamiento de los temas culturales. Dado que es la forma de mostrar la imagen positiva y el trabajo de nuestros artistas, así como el sentido crítico de nuestro periodismo, siempre acorde con la realidad.
Al decir de Reilys Gri√Ī√°n Garc√≠a, periodista de L√≠a Videos de Santiago de Cuba, es necesario mejorar las transmisiones, establecer un flujo de trabajo, buscar un estilo, un sentido de la interacci√≥n en vivo para este contexto digital, como que alguien llame por WhatsApp y est√© en la pantalla al igual que sus mensajes. Debe ser la opci√≥n donde los internautas puedan disfrutar y acceder a la informaci√≥n sobre Cuba a trav√©s de los videos realizados en directo sin necesidad de estar presentes f√≠sicamente, un sitio para interactuar.

Para Albertos Santos, realizador audiovisual de SCProducciones de Camag√ľey, el streaming lleg√≥ para quedarse porque es una v√≠a usada cada d√≠a m√°s por la juventud para conectarse.

‚ÄúDesde Camag√ľey lo que nos permiti√≥ llegar con claridad a lo que estamos haciendo fueron las transmisiones en octubre de 2020 para El Almac√©n de la Imagen. A partir de all√≠ decidimos unirnos al StreamingCuba coordinado por Alexis Triana, director de Comunicaci√≥n del Ministerio de Cultura. Este espacio se encarga de difundir videos realizados en directo sobre eventos en Cuba desde Facebook , con la interactividad a tiempo real y gracias al apoyo de la productora L√≠a Videos, dirigida por Aram√≠s Fonseca en Santiago de Cuba, pionera en su tipo en el pa√≠s.


«Hoy contamos con Mi Camag√ľey Streaming, que es netamente un programa televisivo a trav√©s de las redes sociales en tiempo real y que construye un nuevo lenguaje diferente al televisivo y con otras din√°micas m√°s interactivas.
«Mi Camag√ľey Streaming y su equipo pueden realizar en vivo por Internet m√°s que un producto comunicativo con c√≥digos de la televisi√≥n tradicional. Alentado por la Direcci√≥n Provincial de Cultura, logra emisiones cada semana mientras descubre todas las posibilidades de ese tipo de transmisi√≥n.‚ÄĚ

Sin dudas, los retos son la forma y la profundidad, adem√°s del estudio constante de los lenguajes de transmedia. Los cambios de algoritmos son casi a diario y nos deben impulsar en el empe√Īo de crecernos ante las insatisfacciones contantes del creador y su p√ļblico. La innovaci√≥n digital impulsa hoy la habilitaci√≥n y transformaci√≥n en el ecosistema cultural del pa√≠s. A√ļn nos queda mucho camino y dudas con la presencia de los medios tradicionales en las redes sociales. Pero es necesario propiciar el estudio desde las Escuelas de Arte y las Facultades de Comunicaci√≥n e ubicar el Streaming para que los estudiantes profundicen en estos temas no solo desde el lenguaje -algo que debe despojarse de los est√°ndares tradicionales- sino tambi√©n desde la tecnolog√≠a.

Las instituciones culturales deben mejorar la difusi√≥n de sus contenidos, porque la competencia est√° hoy en qui√©n brinda la mejor calidad de imagen e informaci√≥n para un p√ļblico que piensa y participa activamente en las redes sociales.


Lilian Sarmiento: periodismo transmedia en Ediciones La Luz

No es un secreto para nadie que desde que comenz√≥ esta tragedia del coronavirus, Ediciones La Luz dise√Ī√≥ una estrategia para mantener el arte vivo. Las presentaciones de las novedades editoriales y todo el aparataje que conlleva cada realizaci√≥n, se transformaron para seguir visibles en Cuba y el mundo. La carga de trabajo aument√≥ para editores, dise√Īadores, correctores, para todo el equipo editorial, y en medio de todo ese ajetreo aparece Lilian de la Caridad Sarmiento, una mujer que a simple vista para el tr√°fico y hasta puede provocar accidentes de tr√°nsito, se trata de una criollita en todo su esplendor, con carisma, adem√°s, incluido, que culmina en este a√Īo su carrera de Periodismo.

Llego a Ediciones La Luz en mayo de 2020 a trabajar como comunicadora, como gestora de redes por voluntad propia. Ya conocía el trabajo de la editorial, era asociada de la sección de literatura de la AHS y en varias ocasiones la visité. Fui a los talleres de narrativa que se hacían allí y estaba al tanto de las propuestas que tenían, pero me parecía que el trabajo de la editorial podría intensificarse, mejorar mucho más si tenía un apoyo comunicativo en las redes sociales, que ya existía, pero debía, a mi juicio, dedicarse a generar contenido para esas redes, más en el período de pandemia que es, cuando comienzo a involucrarme con el trabajo de La Luz más de cerca, en el que no se podían realizar los pasos habituales de la editorial de manera presencial y ese trabajo editorial, ese proceso con los libros, con su publicación, con sus presentaciones debía estar reflejado en las redes sociales. Eso fue lo que le propuse hacer a Luis Yuseff y hasta hoy estoy trabajando en esta área de la comunicación allí.

Fotografía: Sucel Legón

Lilian o Lily que ha sabido ganarse el cari√Īo y admiraci√≥n de todos en poco tiempo, se pasea entre los intelectuales de marcado renombre realizando entrevistas o streaming para los diferentes eventos que se realizan como las Romer√≠as de Mayo, el Premio Celestino, jornadas por el D√≠a Internacional de la Poes√≠a o el Idioma Espa√Īol, entre otros tantos, adem√°s de ser es la presentadora y moderadora de las habituales pe√Īas literarias como Entrada de emergencia y Oda a la joven luz, forma parte del equipo de programaci√≥n de actividades y como si fuera poco su trabajo est√° encaminado tambi√©n con su proyecto de tesis.

Mi proyecto de tesis es un manual de periodismo transmedia para la casa editora ¬°ahora!, el semanario provincial, pero poco a poco ha devenido en una redacci√≥n peque√Īa en la que convergen distintos medios y plataformas de producci√≥n period√≠stica y de comunicaci√≥n. Entonces, dentro de la transmedialidad, de las narrativas transmedia, las redes sociales, el uso de redes sociales y la creaci√≥n de contenidos para este tipo de plataformas tiene un papel fundamental porque de alguna manera garantiza la interacci√≥n con el p√ļblico, con las audiencias y sobre todo que esas audiencias puedan aportar nuevos contenidos, puedan producir contenidos diferentes a partir del medio que los realizadores le est√°n proponiendo. Por esa parte, creo que es la relaci√≥n m√°s directa que tiene mi trabajo en Ediciones La Luz con mi proyecto de tesis, por supuesto, todo lo que he estado investigando sobre las narrativas transmedia y el periodismo transmedia como tendencia contempor√°nea de la comunicaci√≥n, he tratado de involucrarlo de cierta manera en lo que hago en las redes sociales de La Luz: dirigir por ejemplo la creaci√≥n de contenidos espec√≠ficos para cada red social, que esos contenidos logren comprometer a los usuarios que nos siguen, que esos usuarios no solo reaccionen a las publicaciones que hacemos, sino que se sientan con la necesidad de hacer un comentario, de compartir esa publicaci√≥n, de darnos su punto de vista del libro que estamos proponiendo o de las rese√Īas del material audiovisual que tambi√©n hacemos. Trato de involucrar esos conocimientos te√≥ricos de la transmedialidad porque adem√°s no es una tendencia que en Cuba sea muy explotada a√ļn, pero estamos en camino a lograr otras narrativas que tambi√©n comprometan a nuestros p√ļblicos y que los productos que se generen sean much√≠simo m√°s abarcadores m√°s completos y en la visi√≥n tanto del realizador como del p√ļblico al que est√° dirigido.

Fotografía: Sucel Legón

La personalidad que despliega esta joven estudiante, la entrega con la que ejerce su oficio, la hacen resaltar a√ļn m√°s y su trabajo va teniendo resultados notorios como el Premio Nacional de Cr√≥nica (categor√≠a estudiante) Miguel √Āngel de la Torre con el art√≠culo ‚ÄúBestia de cargar nostalgias‚ÄĚ. Colabora con las revistas Somos J√≥venes y El Caim√°n Barbudo. A prop√≥sito del periodismo y sus g√©neros comenta:

En temas de medios, prefiero siempre la prensa escrita para desarrollarme como periodista, aunque también disfruto hacer locución para televisión y radio, que no es lo mismo que hacer periodismo, pero van de la mano. Creo que siempre disfruto más la prensa escrita como medio no y como género periodístico. Me gustan mucho las entrevistas y los reportajes, son los géneros que prefiero y los que he explotado más.

Al ser egresada del Curso XXI de Técnicas Narrativas del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, Lilian forma parte de la antología Decamerónicos, una suerte de Analekta que compilara Liset Prego con otras voces de la narrativa joven holguinera. 

Llegada las cinco de la tarde, con la misma sonrisa que subi√≥ las escaleras de Ediciones La Luz, Lilian desciende y se despide de cada uno de sus colegas, por lo general deja botada la sombrilla y al regresar a buscarla siente el olor a caf√©, espera por la sexta taza del d√≠a, y es as√≠ como partimos, rumbo a la casa, so√Īando los d√≠as.


Feminista, comunicadora y sin frenos

Si a algo no puede renunciar la espirituana Lisandra G√≥mez Guerra, Doctora en Ciencias de la Comunicaci√≥n,¬†es a la madrugada sustanciosa en ideas y a la palabra lista para ser expresada sin tapujos ni dobleces. Son dos h√°bitos que forman parte de su personalidad, como su modo desinhibido de vestir y de hablar.¬†Por eso, si alguien le pide una opini√≥n, no puede esperar menos que la verdad pura y dura (si lo es); y si le solicitan ayuda con la revisi√≥n de un art√≠culo, un proyecto de tesis o, incluso, que responda un cuestionario, ella ‚ÄĒque nadie se explica c√≥mo logra cumplir con tantas responsabilidades‚ÄĒ dir√° que s√≠, que claro, pero que tienes que esperar hasta ma√Īana.

¬ęA las 6:00 a.m. lo tendr√°s en tu buz√≥n¬Ľ ‚ÄĒescribir√° la noche anterior antes de irse a dormir, poco m√°s de seis horas, para que le alcance el tiempo. Un tiempo que parece estar cronometrado, pues est√° dedicado a cumplir con sus m√ļltiples obligaciones como corresponsal de¬†Juventud Rebelde, periodista de la p√°gina cultural del semanario¬†Escambray, profesora de la carrera de Comunicaci√≥n Social en la universidad de la central provincia; reportera y directora del noticiero Al d√≠a, de Radio Sancti Sp√≠ritus; y tambi√©n investigadora y vicepresidenta de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en ese territorio.

Ella dice que s√≠, que llevarlo todo a la vez ¬ęes muy complicado. Intento acomodar las tareas por prioridades en el tiempo.¬†Me levanto todos los d√≠as a las 5:00 a.m. y eso me permite adelantar, sobre todo, en los procesos de escritura.¬†Aunque si pudiera ponerle m√°s horas al d√≠a, lo hiciera con sumo placer¬Ľ.

De cada uno de sus empe√Īos diarios enumera lo que le enamora o le reta, y aunque ha recibido numerosos reconocimientos en cada √°rea en la que labora, Lisandra asegura que no est√° satisfecha: ¬ęy creo que jam√°s lo estar√©. Soy extremadamente autocr√≠tica, tanto que a veces voy al extremo de la inconformidad¬Ľ.

Quiz√°s de ah√≠ haya nacido una obra period√≠stica tan prol√≠fica que ni ella misma ser√≠a capaz ‚ÄĒsi se lo propusiera‚ÄĒ de recordar cada uno de los textos publicados tanto en radio, peri√≥dicos, revistas, sitios web o televisi√≥n, en los 12 a√Īos de experiencia laboral acumulados, luego de graduarse de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central ¬ęMarta Abreu¬Ľ, de Las Villas. No obstante, confiesa que es el mundo de las ondas sonoras el que la tiene totalmente atrapada.

¬ęDesde el segundo a√Īo de la carrera, la prensa radial me enamor√≥. Contar mediante los sonidos y las palabras es tan intenso que cuando intento hacer una obra compleja me deja sin aliento. Adem√°s, la adrenalina de la inmediatez es una de las mejores sensaciones experimentadas como profesional ‚ÄĒdice, totalmente segura de su elecci√≥n‚ÄĒ. Radio Sancti Sp√≠ritus me ha posibilitado hacer casi todo lo que me he propuesto.

¬ĽLa direcci√≥n de programas es otro placer y mucho m√°s el noticiero Al D√≠a, porque me permite crear un gran producto con la obra de otras muchas personas. Por eso siempre digo, ante cualquier reconocimiento, que no es solo m√≠o, sino de todo un colectivo. Adem√°s, he logrado crear una empat√≠a y complicidad con el equipo m√°s peque√Īo (grabador, redactora, realizador de sonidos y locutores), porque hablamos un mismo idioma. Basta una sola mirada para saber lo que queremos. Y eso, cuando se dirige, es fundamental¬Ľ.

Entre los primeros retos que la profesión le puso delante estuvo el periodismo cultural, una tarea inesperada que se convertiría en pasión, al punto de que hoy lo toma como trabajo, pero también como placer.

¬ęCuando me gradu√©, en Radio Sancti Sp√≠ritus no hab√≠a qui√©n asumiera los temas cul-turales; as√≠ que fue una imposici√≥n, m√°s que una elecci√≥n. Pero estuve s√ļper agradecida porque desde adolescente intentaba estar presente en cuanto suceso cultural ocurr√≠a en la ciudad. Desde ese instante, aprendo de la mano de artistas e intelectuales. Creo fiel-mente en la idea de que lo primero que hay que salvar es la cultura, porque es el sost√©n del resto de los procesos. Por eso, interpretarla y analizarla me desvela¬Ľ. En esa suerte de vigilia alerta, su posici√≥n como vicepresidenta de la AHS le sirve de puntal, porque le ha permitido ¬ęestar del otro lado del escenario cultural, mucho m√°s cerca de los creadores ‚ÄĒexplica‚ÄĒ. Eso ha contribuido a que comprenda mejor los procesos culturales espirituanos, lo que incide directamente en c√≥mo hacer un periodismo m√°s cercano a las luces y sombras de la vida sociocultural de la provincia y de Cuba¬Ľ.

Cinco a√Īos despu√©s de salir de las aulas universitarias, otra sorpresa le esperaba a la apasionada periodista de temas culturales: la comunicaci√≥n desde la perspectiva de g√©nero.

¬ęEn 2013, mi jefe me envi√≥ a un taller sobre g√©nero, pensando que era sobre g√©neros period√≠sticos. Le agradecer√© eternamente aquella equivocaci√≥n. Bast√≥ el primer encuentro con el tema para impulsarme a buscar informaci√≥n, en el af√°n de aprender m√°s de lo que desconoc√≠a. Eso me ha servido para crecer como ser humano, al dejar a un lado prejuicios, estereotipos e intentar entender a quienes me rodean desde la multiplicidad.

¬ĽAl llegar la posibilidad del doctorado, muchas personas me dijeron que para la aprobaci√≥n del tema deb√≠a ser algo poco estudiado y que me motivara, pues exigir√≠a de m√≠ horas de entrega. Pens√© enseguida que solo exist√≠a una tesis doctoral sobre G√©nero y Comunicaci√≥n, referente para cualquier investigaci√≥n: la de Isabel Moya. Se unieron as√≠ dos cosas: pasi√≥n y objetividad, ingredientes que me acompa√Īan siempre¬Ľ.

-¬ŅCu√°nto se transform√≥ tu vida profesional y personal luego de obtener el grado cient√≠fico de Doctora en Ciencias de la Comunicaci√≥n?

-He sentido que las personas intentan probarme, a veces con intención y otras no, como si tener el grado de Doctora me hiciera experta en todo o incapaz de equivocarme. Para mí es solo el inicio de un gran proceso en mi vida: superarme como profesional y persona. Cuando la Doctora en Ciencias Literarias Yanetsy Pino Reina aceptó ser mi tutora, me dijo que lo asumía si le aseguraba que ayudaría a otros, luego de obtener mi grado. Y con mucho placer lo hago. Alumnos, amigos, desconocidos… siempre intento guiar desde mis saberes, eternamente abiertos a nuevos horizontes.

Hago periodismo de a pie, ese que intenta auscultar la vida de una provincia. Claro que, m√°s all√° del t√≠tulo que guardo con cari√Īo y orgullo, hoy soy una mejor persona y profesional por la experiencia adquirida en la investigaci√≥n del G√©nero y la Comunicaci√≥n en Cuba.

-¬ŅCarece el periodismo cubano de un enfoque ajustado a las corrientes, paradigmas y estudios de g√©nero en Latinoam√©rica y el mundo?

-S√≠, predomina la ausencia de la perspectiva de g√©nero en nuestro periodismo. Se debe, en buena medida, a que en nuestras redacciones est√°n hombres y mujeres herederos de una milenaria ideolog√≠a y cultura patriarcales. Que no reproduzcan en sus materiales period√≠sticos sus roles y estereotipos es muy dif√≠cil. Transformar esas representaciones sociales implica sensibilizar y recibir educaci√≥n desde la perspectiva de g√©nero, y eso debe comprenderse y hacerse cumplir como pol√≠tica nacional. Hay muchas intenciones, hemos ganado conocimientos en cursos y talleres, pero a√ļn son mayor√≠a quienes reproducen las diferencias entre hombres y mujeres, ancladas en el patriarcado, y se niegan a comprender la multiplicidad de las feminidades y masculinidades.

-¬ŅTe ha tra√≠do sinsabores esa postura inclusiva, democratizadoramente feminista, con la que defiendes tus ideas?

-Muchos. Recuerdo que varios colegas espirituanos me cuestionaron el por qu√© dedicarme a realizar un doctorado sobre el tema y otros (no pocos) a√ļn me dicen que son ¬ęexquisiteces¬Ľ m√≠as, cuando les explico c√≥mo logramos mejores productos comunicativos si asumimos la perspectiva de g√©nero. De forma general, no se concibe como importante y vital para el ejercicio de un periodismo m√°s comprometido con su contexto.

-Y a ti, como mujer, ¬Ņcu√°nto te ha aportado y transformado ese conocimiento?

-Soy una mujer mucho m√°s fuerte, confiada, resiliente, segura y capaz de comprender conductas, pensamientos, actitudes desde la multiplicidad misma de los seres humanos.

-¬ŅA qui√©nes tienes como paradigmas de mujeres periodistas?

-Es difícil, porque son varias. Todas las que de forma ética y valiente defienden en sus creaciones sus puntos de vista con la responsabilidad social que exige esta profesión, no siempre bien comprendida.

-Defiendes con vehemencia tus criterios y gustas de imponerte desaf√≠os constantemente‚Ķ ¬ŅTe consideras una periodista libre de tab√ļes?

-Intento. A veces choco con alguno y me obligo a sacarlo del camino, pero es difícil. Por eso cuando estudias sobre género, lo primero que aprendes es que estás en un constante aprendizaje.

-¬ŅQu√© te retiene en tu terru√Īo, aun cuando te han invitado a cruzar fronteras interprovinciales?

-Nunca he pensado en irme de Sancti Sp√≠ritus. Aqu√≠ crezco como profesional. Los medios solo tienen la condici√≥n de municipal, provincial y nacional para el sistema de pago. Desde que conquistaron Internet, ya el mundo rompi√≥ esas fronteras. Aqu√≠ he escrito sobre lo que he querido; mientras que, por ejemplo, en¬†Juventud Rebelde¬†m√°s de un tema me ha sido censurado porque nacionalmente no es considerado acertado. Aqu√≠ tambi√©n est√° mi familia y tengo mi comodidad. Quiz√°s en eso √ļltimo deba trabajar para que no se convierta en un freno en mi vida.

Dice ¬ęfreno¬Ľ y la palabra suena fuerte, como si no estuviese hecha para ella, una mujer de 35 a√Īos a la que ni los m√°s duros rigores de la profesi√≥n le han podido imponer l√≠mites.¬†

Esa seguridad que se proyecta hasta en su forma de mirar est√° asentada en la b√ļsqueda constante de un modo de hacer que es unas veces impetuoso y otras, m√°s reflexivo, pero nunca un freno.

*Tomado del libro El compromiso de los inconformes. Entrevistas a jóvenes periodistas cubanos (Ocean Sur, 2021)


Ultrasonido, ¬°un festival con mucho swing y futuro! (+Fotos, audio y tuits)

¬†¬† Unas horas nos separan del cierre de la cuarta edici√≥n del Radio Festival Online Ultrasonido y a√ļn circulan por las redes las huellas de un evento que desde la virtualidad, demostr√≥ que tiene tremendo ‚Äúswing‚ÄĚ.

¬†¬† Si no lo cree entre al perfil en Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Las Tunas y descargue usted mismo los dise√Īos de bolsos, gorras, nasobuco o pul√≥ver aleg√≥ricos a la cita, todos listos para materializar un recuerdo del encuentro que durante tres d√≠as (del 6 al 9 de abril) expuso la realidad de un medio de comunicaci√≥n capaz de reinventarse conjuntamente con los tiempos y los p√ļblicos.

   En perfecta sincronía entre el Sistema Provincial de la Radio en Las Tunas y la filial de la AHS tunera, el Festival puso su mira en la actuación en la radio, el género testimonio y los programas humorísticos, además de convocar a nueve emisoras del país que participaron con más de 120 obras en concurso.

¬†¬† As√≠ los ejes tem√°ticos condujeron las ma√Īanas de intercambio con la realizaci√≥n de los paneles ‚ÄúEl actuar en la radio y el buen humor: experiencias en el arte sonoro cubano‚ÄĚ, y ‚ÄúEl Testimonio en la radio: anatom√≠a de un g√©nero‚ÄĚ, cuyas exposiciones ensalzaron el debate con los conocimientos y experiencias de periodistas, realizadores, actrices y actores y los creadores de otras provincias a trav√©s de videoconferencia.

Lea también aquí: 

¡Ya echó a andar la maquinaria del Radio Festival Online Ultrasonido! (+Videos)

Debaten en Festival Ultrasonido sobre el periodismo en tiempos de COVID-19

Otorgados en Las Tunas premios del Radio Festival Nacional Online Ultrasonido (+posts)

   Además, un debate sobre el importante y difícil arte de la radio dramatizada expuso las emociones de la reconocida y versátil actriz del territorio Elizabeth Borrero, quien integra el Grupo Dramatizado de Radio Victoria y fue declarada en 2020 como Miembro de Honor de la AHS en Las Tunas.

¬†¬† Conferenciar sobre ‚ÄúLa radio: informaci√≥n constante y compa√Ī√≠a cercana, esenciales en tiempos de coronavirus‚ÄĚ, acerc√≥ las declaraciones del director de la Radio Cubana, Onelio Castillo Corder√≠.

¬†¬† Identificado entre las novedades del programa estuvo el Primer Coloquio Virtual ‚ÄúUn viaje por las ondas hertzianas‚ÄĚ, desde donde se presentaron las ponencias que pronto se reconocieron por su capacidad para enriquecer el panorama radial cubano al reflejar, la historia y evoluci√≥n de este medio en la localidad, Cuba y el mundo.

foto tomada de la p√°gina oficial de twitter de la ahs

¬†¬† Mientras los perfiles en redes sociales de Radio Victoria, Tiempo 21 y la AHS mantuvieron al alcance de un clic las credenciales virtuales, el programa de cada jornada, spots promocionales y res√ļmenes de cuanto aconteci√≥, la transmisi√≥n en vivo, cada tarde, de la revista Ultrasonido, propuso la escucha de las obras en competencia y el debate con sus autores.

   El ejercicio periodístico en tiempos de crisis, específicamente en el contexto epidemiológico provocado por la COVID-19, resultó importante tema de debate entre los más experimentados y jóvenes profesionales del medio en lo que es considerado el evento más importante del sistema radial en Las Tunas.

   De ahí que la novel periodista, Leydiana Leyva Romero, expresara al Portal del Arte Joven Cubano lo intenso y retador que ha sido trabajar en esta contingencia, a pesar de que en Radio Victoria las herramientas ya están creadas toda vez que es una emisora que potencia lo tradicional pero también ofrece diferentes tipos de productos para las más diversas audiencias.

autor: yacie pe√Īa/ tomada de agencia cubana de noticias

¬†¬† Lo cierto es que el homenaje a los 35 a√Īos de la AHS y el aniversario 60 de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba que se propuso hacer Ultrasonido, lo cumpli√≥ ‚Äאּy de qu√© manera!‚Äď, pues quienes pudieron disfrutar de las sinton√≠as a trav√©s del √©ter y del universo online rese√Īaron que el certamen signific√≥ un √©xito.

¬†¬† ¬°Por fin las premiaciones! √öltima edici√≥n de la revista Ultrasonido y su director, Juli√°n Vel√°zquez, destac√≥ que el apartado te√≥rico recogi√≥ un selecto n√ļmero de investigaciones que aportar√°n a una mejor edificaci√≥n de las rutinas de los medios, as√≠ como su val√≠a como punto de partida para futuros estudios por la novedad y actualidad que reflejaron.

   En tal sentido, el principal galardón lo obtuvo la ponencia Comunicando en tiempos de crisis, una radio diferente, de la emisora Radio Libertad, del municipio tunero de Puerto Padre.

   Los mayores vítores los mereció también Radio Libertad, de la Villa Azul de los Molinos, al alcanzar el Gran Premio en programación informativa con la entrevista Sofía Valentina, en aras de vivir, de la autoría de Rosa María Ramírez Reyes y Ramón Guzmán Leyva.

¬†¬† Adem√°s, por el alto valor humano y noticioso que entra√Īa la cobertura period√≠stica a la pandemia, el jurado decidi√≥ entregar el Primer Premio en esta modalidad al testimonio Dunia, una tunera recuperada de la COVID-19, de la realizaci√≥n de Ada Cristina Higuera Tur y Yusdel Rojas, de Radio Victoria.

   En las especialidades de realización radiofónica el programa Campanitas de Colores, de la emisora provincial Radio Victoria, de Las Tunas, alcanzó el premio en efectos sonoros y musicalización; y Un Tesoro Vivo, de CMHW, de Villa Clara, obtuvo el primer puesto en grabación y edición, asesoría, dirección y guion.

 

Para más alegría del territorio anfitrión y la AHS tunera, Elizabeth Borrero Batista y Luis Andrés Till, ocuparon los premios en actuación femenina y masculina, respectivamente.

 

   Cerró el telón digital de la cuarta edición del Radio Festival Online Ultrasonido 2021; la lectura de la convocatoria al próximo encuentro marcó ya la ruta de una nueva cita en la que la realización radial y artística del país encuentren muchos más puntos de contacto y oportunidades para seguir creciendo.


Otorgados en Las Tunas premios del Radio Festival Nacional Online Ultrasonido (+posts)

Con el Gran Premio y el mayor n√ļmeros de lauros en las categor√≠as individuales, se alz√≥ el radiodocumental¬†Un tesoro vivo, del realizador Iv√°n Nu√Īez P√©rez y un colectivo de la emisora¬†CMHW¬†de Villa Clara, en el Radio Festival Online Ultrasonido, organizado en Las Tunas por la Direcci√≥n Provincial del medio y la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS).

La obra que retrata la perdurabilidad, desde el siglo XIX, de la tradici√≥n de celebrar la festividad de la Cruz de Mayo en la familia apellidada Fust√©, mereci√≥ tambi√©n lauros en los apartados de direcci√≥n, guion, grabaci√≥n y edici√≥n, todos estos alcanzados, en solitario, por Nu√Īez P√©rez.

Además, Un tesoro vivo sobresalió en las especialidades de locución masculina y asesoría, representadas por Samuel Urquía y María Carmen García, respectivamente.

Lea aquí: 

¡Ya echó a andar la maquinaria del Radio Festival Online Ultrasonido! (+Videos)

Debaten en Festival Ultrasonido sobre el periodismo en tiempos de COVID-19

El art√≠fice de la pieza, quien se confiesa un apasionado por la Radio desde la ni√Īez, declar√≥ que procura situar en cada obra un prisma de originalidad y novedad capaz de atraer la atenci√≥n de la audiencia y romper con la rutina diaria.

«Que un oyente te diga: ‘Me gust√≥’ o ‘Aprend√≠’ es la mayor gratificaci√≥n al realizar un trabajo», declar√≥ el multipremiado artista del mundo de la creaci√≥n sonora.

De¬†Radio Mayabeque¬†y tambi√©n en el clasificado de programaci√≥n variada, obtuvo el primer galard√≥n¬†La ni√Īa que conoci√≥ a Fidel, del realizador Maikel Sim√≥n Ramos y un equipo de ese medio de prensa; mientras¬†El √ďrgano de la alegr√≠a¬†de Misael Lageyre Mesa de¬†Radio Siboney, Santiago de Cuba, alcanz√≥ el segundo esca√Īo y el lauro en locuci√≥n femenina para Kenia Campuzano Delgado.

foto tomada de tiempo 21

En esta categoría, el tercer premio recayó en Abel Molina Montes de Oca, de Radio Victoria, con el programa Y dale otra vez; en tanto las dos menciones otorgadas fueron a las manos de Lizbeth Navarro Pérez por Fiesta de colores: La importancia del lavado de las manos de Radio Libertad, Puerto Padre; y Ana María Nápoles Velázquez, de Radio Chaparra, por el programa En confianza: el abuso infantil.

Asimismo, en el apartado de mensaje, se otorgaron dos menciones: una a Isabel Natalia Cede√Īo de¬†Radio Maboas, «Amancio», y la otra a Yulia M√°rquez P√©rez, de¬†Radio Victoria, Las Tunas.

Respecto a las individualidades, sobresalieron en actuación Luis Andrés Till Sanfiel por El guateque y Elizabeth Borrero Batista por Campanita de colores; espacio infantil cuyo musicalizador y el efectista, Carlos Alberto Montero y Agustín Sosa Labrada, respectivamente, resultaron también premiados, en sus especialidades.

En la categoría de informativos la periodista Rosa María Ramírez Reyes, de Radio Libertad, en Puerto Padre, tocó la cima con la entrevista Sofía Valentina, en aras de vivir; al tiempo que Ada Cristina Higuera Tur, de Radio Victoria, logró el primer premio con el testimonio Dunia, una tunera recuperada de la Covid-19.

Los misterios de una casa en San Cristóbal del reportero Alejandro Lóriga Santos, en Artemisa, logró el segundo puesto, secundado por Miguel Díaz Nápoles de Radio Victoria, en Las Tunas, por el reportaje hipermedia El carnero de la discordia.

De las cuatro ponencias en competición, Comunicar en tiempo de crisis, una radio diferente, de un colectivo de autoras de la emisora de la Villa Azul, se llevó la recompensa.

En su cuarta edición, un intenso y fructífero programa caracterizó el festival y concurso Ultrasonido, que contó con 129 obras en la lid y que se dedicó al género testimonio y a los programas humorísticos.


Libro Periodista de provincia o el desafío de narrar desde el humor (+Video)

Hace poco lleg√≥ a mis manos el libro Periodista de provincia, del villaclare√Īo Jos√© Antonio Fulgueiras, quien ha tenido experiencia como reportero en diversos medios, incluidos los peri√≥dicos Granma y Vanguardia, y actualmente como corresponsal de la agencia Prensa Latina.

Varias veces hab√≠a escuchado sobre esa obra, publicada en el 2012 por la editorial Capiro e integrada por 55 cr√≥nicas breves, por lo cual me sumerg√≠ r√°pidamente en sus p√°ginas. Desde la primera, Lam en Sagua,hasta la √ļltima, con igual t√≠tulo que todo el volumen, su autor nos propone un viaje por parajes y situaciones, en las que siempre est√° presente el humor.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y autor de otros títulos como El hombre por dentro (1994), Con el santo claro (1995), Gambia: el perfume de las raíces (2000), Víctor Mesa: el béisbol en vida (2002), Cerca del Che (2004) y Tal vez pura coincidencia (2007), Fulgueiras, nacido en Sagua la Grande en 1952, narra hechos desde el realismo y un humor, que suele provocar sonrisas y hasta carcajadas; sin embargo en el centro están siempre sus experiencias reporteriles y visiones a través de la lupa periodística y sus cualidades como cubano sato.

Algunos textos reflejan an√©cdotas de cuando se desempe√Īaba como operario C del Centro Telef√≥nico de Sagua, pero ya sent√≠a esa vocaci√≥n inevitable de periodista y entrevist√≥, por ejemplo, al pintor Wilfredo Lam.

Entre las cr√≥nicas se incluye «El Migue», referida a la etapa en que el actual Presidente de la Rep√ļblica se desempe√Īaba como Primer Secretario del Partido en Villa Clara, y jugaba softbol los s√°bados junto a periodistas y otras personas.

José Antonio Fulgueiras

Ah√≠ est√° el humor y tambi√©n el cari√Īo hacia quien sol√≠a ser pitcher titular y segundo, tercero o cuarto en la alineaci√≥n ofensiva, hacia quien conect√≥ un jonr√≥n decisivo en un torneo nacional de la prensa, propinaba ponches, pero tambi√©n se molestaba un poco cuando alguien le conectaba un jit, hacia quien despu√©s fue Primer Secretario del Partido en Holgu√≠n, Ministro de Educaci√≥n Superior, Vicepresidente de los Consejos de Estado y hoy lidera la naci√≥n.

A trav√©s de sus letras uno descubre al hombre bromista y amante de los deportes, que se ha ganado la admiraci√≥n de muchos. En «Cien minutos con Fidel» nos acerca tambi√©n al L√≠der Hist√≥rico de la Revoluci√≥n, cuando en un recorrido estuvo en una situaci√≥n inc√≥moda al hacerle una pregunta que no ten√≠a ninguna relaci√≥n con el contexto o temas del momento.

 

Otras cr√≥nicas son «Un santo del periodismo», «Asesinato», «Peque√Īa agenda», «El vicio de fumar», «Blandito y Pedrito», «La prueba de conocimientos», «Confieso que pequ√©», «El show de travestis», «Mu√Īec√≥n», «El masajista», «Diles que no me maten», «La ruta de las serpientes» y «La tesis y Tartufo», estas dos √ļltimas referidas a escenas de la etapa de estudiante. Resultan muy favorables la riqueza narrativa y el costumbrismo presentes a lo largo de las 200 p√°ginas.

En una ocasi√≥n el Premio Nacional de Periodismo por la Obra de la Vida Jos√© Alejandro Rodr√≠guez defini√≥ este libro como una ‚Äúcebolla picante‚ÄĚ, por esa capacidad de motivar carcajadas hasta el punto de hacer salir l√°grimas a veces.

Durante su lectura uno piensa tambi√©n en lo bueno que ser√≠a cultivar m√°s en la actualidad el periodismo humor√≠stico, una especie de im√°n para lectores de todas las generaciones. Aqu√≠ se presentan de forma graciosa situaciones inc√≥modas como amenazas de algunos por cr√≠ticas recibidas o rutinas productivas y maneras ‚Äúcuadradas‚ÄĚ de pensar de directivos, incluso dentro de los medios de prensa.

Uno de los riesgos de este volumen es la inclusi√≥n de an√©cdotas demasiado personales o ‚Äúprovincianas‚ÄĚ, pero las situaciones y la manera de contarlas rebasan lo circunstancial y las peculiaridades de contextos espec√≠ficos.

Entre bromas, esta obra es testimonio de las realidades y dinámicas de un periodista, fuente de conocimientos para quienes hoy ejercen la profesión con particularidades diferentes y similares.


Reinaldo Cede√Īo en medio de la descarga‚Ķ (+Tuits)

No es la letra, sino la llama. No es la c√°scara, sino la nuez. El periodismo cultural, para Reinaldo Cede√Īo Pineda es una inmersi√≥n en el infinito universo de las subjetividades y la creaci√≥n. Muchas veces una inmersi√≥n en apnea, como si en ello le fuera la vida. Recientemente galardonado con el Premio Nacional de Periodismo Cultural Jos√© Antonio Fern√°ndez de Castro y con una trayectoria de m√°s de treinta a√Īos en el ejercicio period√≠stico, su trabajo demuestra que a la hora de dejar una impronta en el complejo corpus nacional de esta profesi√≥n, valen m√°s las jerarqu√≠as y no las geograf√≠as.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Poeta y narrador, Cede√Īo es autor de los poemarios Los corderos alzan la vista, Poemas del lente y Tejiendo un pa√≠s; la investigaci√≥n A capa y espada, la aventura de la pantalla; y los libros de periodismo cultural El hueso en el papel, Las peque√Īas palabras y Ser periodista, ser Quijote. Un periodista cubano habla, publicado en 2016 por Ediciones Claustrofobias y Ediciones UO, y que tendr√° pr√≥ximamente una reedici√≥n por La Luz. Su nombre es asiduo, adem√°s, en dis√≠miles publicaciones en Cuba y fuera de la isla.

Esta conversaci√≥n ‚Äďv√≠a correo electr√≥nico y aun con la noticia del Premio y sus alegr√≠as quit√°ndole el sue√Īo en la cerrada noche insular de su hogar en Boniato‚Äď inici√≥ una tarde holguinera en el caf√© Tres Luc√≠as, de la mano del promotor cultural Joaqu√≠n Osorio, hace casi ocho a√Īos. Reinaldo presentaba su libro de cuentos La edad de la insolencia. De alguna manera ese di√°logo se ha extendido en el tiempo hasta el d√≠a de hoy.

A los m√ļltiples reconocimientos y premios por su quehacer reporteril y literario, como el Reconocimiento al M√©rito Period√≠stico del Icrt en 2017 y el Diploma Nicol√°s Guill√©n de la Uneac en 2011, Reinaldo suma una sencillez sin cortapisas que le ha permitido ‚Äďcon el asombro de quien, a pesar de la experiencia de la profesi√≥n, se maravilla como la primera vez‚Äď, narrar la ‚Äúnovela cotidiana‚ÄĚ de su Santiago de Cuba. De sus artistas y sus habitantes m√°s sencillos. De su propia vida. Aun hoy ‚Äďcomo hizo cuando ni√Īo‚Äď se planta en medio de la sala y grita sus verdades en forma de poema o cr√≥nica. La diferencia es que ahora somos m√°s los que le escuchamos y admiramos su trabajo. No importa que arrecie el vendaval sobre la llama, √©l siempre tiene bien resguardada la lumbre, para que nada la apague. No fueron ‚Äúchispazos‚ÄĚ los que lo llevaron al arte y el periodismo, asegura. Reinaldo Cede√Īo Pineda ha vivido y sigue en medio de la descarga.

Reinaldo casi siempre existe ese primer ‚Äúchispazo‚ÄĚ ‚Äďpuede ser un amor a primera vista o un enamoramiento paulatino‚Äď que nos hace maravillarnos con la cultura, la literatura, el periodismo‚Ķ Podr√≠a asegurar que en el chispazo del ni√Īo Reinaldo aparece tu madre Caridad, ese √°ngel tutelar que ha acompa√Īado siempre tus d√≠as, pero quiero que seas t√ļ precisamente quien me hable de ella y de c√≥mo te fuiste apasionando sin vuelta atr√°s‚Ķ ¬ŅLlegas al periodismo motivado por la literatura o viceversa?

Te confieso algo: desde que abr√≠ los ojos, vi libros a mi alrededor; esa ha sido siempre mi mayor riqueza. Cuando mi madre me regal√≥ un libro por primera vez, la abrac√© tan fuerte que tuvo que despegarme, porque pod√≠a haberle hecho da√Īo. Desde siempre vi a mi madre escribiendo clases, poemas y un d√≠a sorprend√≠ a todos y a m√≠ mismo, leyendo un cartel en la pared de mi casa, cuando nadie me hab√≠a ense√Īado formalmente a leer.

Caridad Pineda Anglada fue mi primera maestra, mi mejor maestra. Un maestro es sagrado.

Tampoco olvido a mi hermana Esther ‚Äďhace tiempo una consagrada en la ense√Īanza art√≠stica‚Äď, pero que entonces aprovechaba cualquier oportunidad para endilgarnos un pirouette. Nada ha podido borrar mi primera gran salida al Camag√ľey donde ella estudiaba. Encontrarme en aquellas llanuras inusitadas para un chico acostumbrado a las monta√Īas, recorrer la vieja casona que era la escuela de ballet y el recibimiento con aquella frase: Bienvenidos a la tierra agramontina‚Ķ todo reforz√≥ la atm√≥sfera de encantamiento que supon√≠a.

Se empezaron a preocupar porque no jugaba tanto como otros muchachos de mi edad, hasta que hice un poema-protesta que algunos de la familia todavía recuerdan y lo leí plantado en medio de la sala. Me dejaron tranquilo. Yo no sabía entonces lo que era la literatura ni lo que era el periodismo, solo que me gustaba leer y escribir. No fueron chispazos como ves… vivía en medio de la descarga.

Iniciaste tu trayectoria laboral en el peri√≥dico Venceremos, en Guant√°namo, y has transitado, entre otros sitios, por Sierra Maestra y Radio Siboney, en Santiago, donde eres redactor/reportero. O sea, has ejercido el periodismo no siempre desde la mirada del intelectual que puede adentrase con m√°s detenimiento en fen√≥menos, personas o sucesos, sino tambi√©n desde el reporterismo que alimenta la cotidianidad en nuestros medios‚Ķ ¬ŅC√≥mo influyen las rutinas productivas en el ejercicio del periodismo cultural?

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Guant√°namo, mi querido Guant√°namo. Algunos piensan que nac√≠ en el Guaso, en la aldea de Boti: es que en esa tierra tuve mis primeros desaf√≠os, peleas y descubrimientos profesionales. Preg√ļntesele a Hayd√©e Le√≥n Moya o a Martha Cabrales Arias. A un periodista le toca hacer la novela cotidiana: cada acci√≥n es una p√°gina que agrega. El periodismo es exigente, hermoso y tantas veces ingrato, todo mezclado; pero nunca he sido una persona con pensamiento de estancos, ni que se arredra f√°cilmente.

El periodismo ‚Äďel periodismo de ley‚Äď de ninguna forma puede estar despegado del an√°lisis, aunque a primera vista pudiera parecerlo. No hay que confundir la brevedad o la s√≠ntesis con la falta de rigor. Puede haber novelas mediocres y cr√≥nicas fabulosas (y viceversa). Por ejemplo, el mundo del documental sonoro, al que me he acercado √ļltimamente, esas historias contadas con sonidos, puede tocarte tanto como una obra narrativa. De hecho, creo que nos hemos quedado en Cuba afincados a algunos esquemas. La narrativa de la realidad es tan leg√≠tima como la narrativa de ficci√≥n. B√ļsquese por ejemplo la obra de Svetlana Alexeivich, galardonada con el Premio Nobel de Literatura (2015), que dio voz a los sobrevivientes de Chern√≥bil.

La palabra rutina no me gusta, por más que me la expliquen o le pongan apellidos. Alguna vez escuché al colega José Aurelio Paz hablar de procesos creativos más que de rutinas productivas. Asumo esa misma cuerda. El periodismo cultural es una inmersión en el infinito universo de las subjetividades y la creación. Nunca lo he concebido como el que llega a testimoniar, como el que asiste; sino como parte integrante del proceso cultural.

Hombre de la prensa escrita, la radio, la televisi√≥n, la blogosfera‚Ķ cada una con diferentes lenguajes, maneras de hacer‚Ķ y en todas el periodismo cultural como br√ļjula. Has sido reconocido y podr√≠a asegurar que te desenvuelves muy bien en todas ellas. ¬ŅC√≥mo lo logras? ¬ŅLa vida te ha llevado a cada una de ellas o te lo has propuesto?

Gracias por tus consideraciones. La vida siempre impulsa, mi querido Erian, siempre. Uno empieza dando pasitos y en alg√ļn momento, debes tomar la p√©rtiga. O lo haces, o te quedas. Cada una de las formas de expresi√≥n tiene sus lenguajes, pero todas son ramas de un mismo tronco: la comunicaci√≥n y la pasi√≥n.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Has reunido varias de tus opiniones sobre el periodismo cultural en Ser periodista, ser Quijote (Claustrofobias-UO y pr√≥ximamente La Luz). ¬ŅQu√© encontrar√° aqu√≠ el lector?

Mis amigos Yunier Riquenes y Naskicet Domínguez me invitaron a escribir inicialmente un texto que reuniera algunas de mis experiencias teórico-prácticas en el periodismo, a modo de ensayo. Fue emocionante presentar aquel primer resultado en la Universidad de Oriente en 2017; pero siempre supimos que necesitaba ampliarse.

A esta nueva propuesta le adicionamos un cap√≠tulo sobre la construcci√≥n de los t√≠tulos ‚Äďgrito, vitrina y latido de la informaci√≥n que preside‚Äď, resultado de mi investigaci√≥n para la Maestr√≠a en Comunicaci√≥n. Tambi√©n pueden encontrarse apropiaciones sobre Jos√© Mart√≠, definiciones sobre la entrevista y la cr√≥nica, e incluye algunos ejemplos de estas √ļltimas, como la que dediqu√© a mi encuentro con el escritor Fernando del Paso, Premio Cervantes de Literatura, en la hermosa ciudad de Colima, M√©xico. No ceso de agradecer a Luis Yuseff, a la editora Liset Prego, a las bellezas de Ediciones La Luz. Estoy muy atento a su salida.

¬†¬ŅCu√°l recuerdas como el momento m√°s dif√≠cil en la profesi√≥n? ¬ŅY el m√°s grato o aquel que sin esper√°rtelo te ha ofrecido gratas sorpresas y alegr√≠as? ¬ŅEl entrevistado m√°s complejo?

Lo m√°s dif√≠cil son la ausencias de las personas queridas, las de la sangre y las del esp√≠ritu. Lo otro, los obst√°culos que te salen al camino o las sinrazones y excesos de algunos ‚Äďen la profesi√≥n, en la vida‚Äď, son como el vendaval sobre la llama. Los he tenido, mas uno tambi√©n ha de tener bien resguardada la lumbre, para que nada te la apague.

Complejas por circunstancias diferentes fueron mis di√°logos con un pensador de la talla de Joel James, director de la Casa del Caribe, y con el pintor Jos√© Juli√°n Aguilera Vicente. Joel era un hombre de verdades rotundas, con flechas en su carcaj; a m√≠ me encantaba, pero otros le tem√≠an. La entrevista con √©l en la emisora CMKC, result√≥ inolvidable‚Ķ Mi amigo Aguilera me pidi√≥ que lo entrevistara, que le quedaban cosas por decir, porque se estaba muriendo. As√≠ de simple, de dram√°tico. Tambi√©n son entrevistados dif√≠ciles, al menos para m√≠, los ni√Īos: su espontaneidad te reta; y los humoristas, porque t√ļ puedes hablar en serio y a cada paso, ellos asoman una broma. Tienes que estar muy centrado.

He comentado muchas veces el intercambio que sostuve en 1994 con Dulce María Loynaz, pero es inevitable volver. Ver a esa anciana afincada en una cubanía rotunda frente a mí, cuando yo no tenía trabajo, cuando vendía maní, cuando todo a mi alrededor se ensombrecía, me salvó.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Has investigado la historia de la radio y la televisión en Santiago de Cuba. Cuáles fueron los mayores retos en un tema que desde un inicio se encontraba ante la falta de registro audiovisual y los aportes y al mismo tiempo dificultades que el testimonio ofrece…

Los medios hacen su propia historia, cuentan la historia de los dem√°s; pero suelen tener una gran orfandad de memoria sobre s√≠ mismos. As√≠ que aproximarnos a la creaci√≥n de Tele Rebelde en Santiago de Cuba, a sus fulgores y sus angustias, requiri√≥ en primer lugar de mucha paciencia. Para hacer el libro A capa y espada, la aventura de la pantalla procesamos m√°s de 200 entrevistas‚Ķ ¬ŅTe imaginas? Exigi√≥ convencer a muchos desde muchos sitios, indagar en archivos y viejos √°lbumes, seleccionar, establecer asociaciones‚Ķ

Contar una historia colectiva a trav√©s de testimonios individuales en el transcurso de a√Īos, enhebrar un hermoso, pero disperso tejido de recuerdos de una generaci√≥n que sali√≥ en busca de su propia imagen‚Ķ requiere una dosis de concentraci√≥n y otra de locura. Nos enfrentamos, efectivamente, al paso del tiempo y a la evocaci√≥n, con los riesgos de que se desdibujaran fechas o se trastocaran detalles; pero solo quedaba asumirlos.

El surgimiento de Tele Rebelde en Santiago de Cuba (1968) es uno de los cap√≠tulos m√°s singulares de la cultura cubana en el √ļltimo medio siglo. Una epopeya que no ha sido valorada en su justa dimensi√≥n, un gran casting, un trabajo cultural comunitario a escala mayor. Agradezco mucho a la Fundaci√≥n Caguayo el privilegio que me posibilit√≥ al auspiciar este proyecto investigativo. Desde la primera l√≠nea escrib√≠ que el libro era apenas el inicio de la hebra. He animado a muchos a contar otras aristas, otras historias, ojal√° algunos se decidan.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Podrías comentarme en breves palabras qué significa para ti o cómo definirías:

La crónica.

Una crónica es un do de pecho, la cresta de la ola. Cronicar es salvar.

La radio.

Un medio imbatible. En las situaciones m√°s dif√≠ciles puede ser el √ļnico asidero con la realidad, como pude comprobar al paso del hurac√°n Sandy.

La m√ļsica.

Un pórtico a otro mundo.

Los jóvenes.

Como Varona, creo en las capacidades, más que en las edades. Entre los jóvenes hay muchas, como entre las personas de mayor experiencia. La lozanía del espíritu no tiene arrugas.

La isla y la espina (tu blog).

Una creación que alguna vez me quiso secuestrar.

Santiago de Cuba.

Un caballo brioso.

El Premio Fern√°ndez de Castro recientemente obtenido.

La ratificación de que importan las jerarquías, no las geografías.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Alguna ma√Īa o secreto para hacerle mejor el amor a las palabras‚Ķ

Entregarse.

Libro que recomendarías sin pensarlo dos veces.

Enterrad mi corazón en Wounded Knee, de Dee Brown.

Canción.

‚ÄúCanci√≥n de las simples cosas‚ÄĚ, cantada por Chavela Vargas.

Película.

Lucía, de Humberto Solás.

Hace algunos a√Īos, cuando realizaba mi tesis en Periodismo y te envi√© un cuestionario sobre el tema, me aseguraste que la pr√°ctica de la cr√≠tica en las publicaciones cubanas, incluso las especializadas, era ineficiente. ¬ŅSigues pensando as√≠? ¬ŅQu√© crees debe caracterizar la cr√≠tica art√≠stica en nuestros medios? ¬ŅEres del criterio de que lo ideal es preparar al periodista en estas cuestiones o que el especialista tome la rienda de los medios?

Pensar, escudri√Īar, develar, atreverse, son palabras claves. Toda cr√≠tica contiene una elaboraci√≥n subjetiva, por supuesto; mas para tender esa urdimbre, hay que tener sustento cultural, repertorio ideo-est√©tico, claridad de fines. Ese espesor no se logra con un chasquido de dedos, naturalmente. Casi son verdades de Perogrullo. Alfredo Guevara en Revoluci√≥n es lucidez lo dec√≠a as√≠: ‚Äú(‚Ķ) la cr√≠tica la encarnan hombres y mujeres a quienes reclamo lo mismo que a los realizadores, cultura rigurosa y profunda, verdadera informaci√≥n y autonom√≠a de pensamiento (‚Ķ)‚ÄĚ.

No me referiré a publicaciones especializadas, dedicadas con mayor o menor holgura al universo cultural, sino a los medios generales. Creo que lo esencial es fomentar la conciencia de la necesidad de la crítica artística como formadora del gusto, como defensa de las jerarquías, como antídoto contra la banalidad que abarata nuestro espectro emocional, y también, por qué no, como un desafío, como un descubrimiento a otros mundos, como una provocación al intelecto. No conozco fórmulas: hay periodistas que ejercen un criterio artístico con autoridad y hay especialistas con un gran poder de comunicación. Y los hay que ni lo uno ni lo otro. Lo principal es el conocimiento y las estrategias para adquirirlo, sean estas personales o institucionales.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

¬ŅSe nace periodista? ¬ŅY ya despu√©s de serlo, cualquiera puede realizar periodismo cultural?

Pues, contigo, tambi√©n me lo pregunto… Si entramos en cuesti√≥n de genes, desemboco en un campo desconocido; si lo tomamos como una afirmaci√≥n metaf√≥rica, pues casi siempre se da una se√Īal desde temprano de hacia que horizonte se mira.

El periodismo cultural alcanza su expresi√≥n definitiva cuando la aproximaci√≥n al hecho o proceso cultural parte del examen y no del mero reflejo, lo cual arroja una obra sustentable en s√≠ misma. No es aquello que se mueve alrededor del hecho, sino su ex√©gesis; no es la letra, sino la llama. Una vez dije que cada periodista tiene su propio periodismo, es decir sus formulaciones para aprehender, interpretar y transmitir un determinado acontecimiento. Cada profesional se ha de preguntar a s√≠ mismo, ¬Ņlo puedo intentar?, ¬Ņpuedo insuflar esa llama?

¬ŅCrees que en muchas de nuestras redacciones a√ļn existe el complejo de que el periodismo cultural es algo ‚Äúbonito‚ÄĚ, ‚Äúf√°cil‚ÄĚ, que no lleva estudio y cualquiera puede hacer?

La cultura no es un entretenimiento, sino un estremecimiento. No se va a la cultura, se vive dentro de ella. Desentra√Īar el infinito universo de la creaci√≥n, ir de la contemplaci√≥n al papel, de la entrevista a la inmersi√≥n, del trazo a la imagen, del gesto a la voz, de la historia al sonido‚Ķ es un reto formidable. El periodismo cultural no es la c√°scara, sino la nuez.

tomada del perfil de facebook de reinaldo cede√Īo

Has dicho que el periodista no escribe para complacer a nadie, ¬Ņni a s√≠ mismo?

B√ļsquenme a quien no sea fan de s√≠ mismo. No encuentro nada ileg√≠timo en deleitarse con lo que uno escribe o en dejar correr la pluma ante un acontecimiento que te sacudi√≥; lo que se trata es de no caer en la loa oportunista, de no ceder a peticiones interesadas, de no ser eco de intereses espurios. Y, a veces no hay m√°s remedio que hacer lo que hice cuando era ni√Īo, plantarse en medio de la sala.

Y el escritor, ¬Ņpuede el escritor Reinaldo Cede√Īo despojarse del periodismo y viceversa?

Son mis dos manos, no puedo cercenar ninguna.

Despu√©s de m√°s de un cuarto de siglo en el periodismo, sigues siendo ese ni√Īo con los ojos siempre abiertos que se asombra ante lo nuevo o crees que m√°s sabe el diablo por viejo‚Ķ

Treinta a√Īos de experiencia profesional no pasan por gusto, pero suelo revisitar a ese ni√Īo constantemente.

¬ŅY por qu√© enfrentarse a los molinos de viento y seguir cabalgando?

Porque el periodismo es como la vida. Y uno no se baja de la vida hasta que te toca.


Bernardo Cabrera: La televisi√≥n tambi√©n es iluminaci√≥n, fotograf√≠a, montaje…

Graduado de periodismo en el 2014 en la Universidad Oscar Lucero de Holgu√≠n, mi colega y coterr√°neo, era un desconocido para mi hasta que fui jurado este a√Īo del Concurso Rub√©n Martinez Villena de la Asociacion Hermanos Sainz.

Su Danza la vida me impact√≥ y encontr√© muy bien Sembrando sue√Īos, que le valieron el premio del certamen, pero le pedi m√°s y me envi√≥ otros como la presentaci√≥n de un gaitero de nuestra ciudad;¬† una nota, muy bien elaborada, sobre coreograf√≠as a partir de una canci√≥n; ¬†el acercamiento a una pareja de instructores de arte y la tan impresionante como conmovedora historia de la Emperatriz, un travesti. Todas las piezas bien contadas y que se dirigen a los sentimientos.¬†

Luego de ver¬† esas obras decid√≠ ¬†entrevistarlo v√≠a WhatsApp, al final como siempre le dije ‚ÄúLo que no te haya preguntado‚ÄĚ. Y aqu√≠, Usted lector, ¬†ver√° esas preguntas y respuestas, pero me reservo decir cu√°les:

– ¬ŅPor qu√© Bernardo (Rodr√≠guez) Cabrera?

РMi nombre es Bernardo Rodríguez Cabrera, pero desde el primer día que entré a hacer el servicio social en Telecristal omití el Rodríguez. Es la mejor manera de enorgullecer a mi madre, que ha sido también padre para mí.

– ¬ŅEl periodismo fue tu sue√Īo infantil?

– So√Īaba con ser muchas cosas. M√ļsico, bombero, bailar√≠n, actor, periodista, comentarista deportivo, incluso dice mi madre que yo quer√≠a hacer un nuevo ritmo.

– ¬ŅNunca pensaste en ser otra cosa?

– Normalmente a los que estudian carreras de Letras no les gusta las Ciencias Exactas, en mi caso no era as√≠. Siempre me inclin√© por las Matem√°ticas, la F√≠sica y la Qu√≠mica en el Instituto Preuniversitario Vocacional ‚ÄúJos√© Mart√≠‚ÄĚ, de Holgu√≠n, y ten√≠a buenas notas en las dem√°s asignaturas. Pensaba en Telecomunicaciones, Ingenier√≠a Industrial o Licenciatura en Turismo, pero me obsesion√© con ser periodista, hice las pruebas de aptitud y aprob√©. Agradezco que haya sido as√≠ y aunque parezca un clich√©, no me imagino haciendo otra cosa.

– ¬ŅTe gusta la locuci√≥n?

– Mis dos grandes pasiones profesionales ahora mismo son la edici√≥n y la locuci√≥n. Me falta much√≠simo por aprender, pero pasarme horas perfeccionando el montaje de los planos y o√≠r en el estudio la frase ‚ÄúAl aire‚ÄĚ me da una satisfacci√≥n que no tengo c√≥mo explicar. Desde el 2020 soy el presentador del prestigioso programa cultural de mi provincia, Confluencia, y ha sido un desaf√≠o y una oportunidad de crear en vivo.

– ¬ŅY el periodismo escrito?

– Es la escuela de la redacci√≥n y de la gram√°tica. Los recursos audiovisuales son imprescindibles para el periodismo televisivo y ello te conduce inevitablemente a economizar las palabras en funci√≥n del tiempo y de las im√°genes. No obstante, desde hace un a√Īo formo parte del Centro de Comunicaci√≥n Cultural ‚ÄúLa Luz‚ÄĚ, que tiene varias publicaciones impresas, y eso me ha obligado a desdoblarme y escribir de forma m√°s asidua.

– ¬ŅCu√°ndo llegaste a Telecristal?

– Egres√© de la Universidad de Holgu√≠n en el a√Īo 2014 y me ubicaron en Telecristal. Contradictoriamente estuve casi los 5 a√Īos de la carrera haciendo secciones y colaboraciones con las emisoras de radio, pero siempre quise trabajar en la televisi√≥n. Una vez que me ubican tuve la oportunidad de coincidir con excelentes realizadores como Abdiel Berm√ļdez, Marel Gonz√°lez, Beatriz Galb√°n y Salvador Hechavarr√≠a, as√≠ como j√≥venes muy creativas como Esther D√≠az y Ary Guerrero. Estar rodeado de tantos profesionales talentosos me hizo enamorarme aun m√°s de este medio y, sobre todo, respetarlo.

– ¬ŅQu√© trabajos realizas habitualmente?

– Las rutinas productivas de un telecentro provincial te obligan a hacer muchas informaciones, pero lo que m√°s disfruto son los trabajos de realizaci√≥n: testimonios, entrevistas, documentales. Siempre he tenido muchas inquietudes creativas y seis meses despu√©s de entrar a Telecristal me propuse aprender a editar en el Adobe Premiere. Al principio me saltaba el eje o comet√≠a errores y de vez en cuando se me iba alg√ļn nivel de sonido, pero creo que el montaje es un arte que te atrapa. Saber editar me ha posibilitado romper con el diarismo y hacer con frecuencia trabajos de realizaci√≥n, que requieren de m√°s tiempo y preciosismo.

– ¬ŅPor qu√© el arte, especialmente danza y artes esc√©nicas?

– Confieso que me hubiera gustado ser bailar√≠n o actor. El periodismo me permite serlo desde la edici√≥n y la realizaci√≥n. Cuando ellos bailan o act√ļan, en mi mente yo tambi√©n estoy sobre el escenario.

– ¬ŅCu√°l o cu√°les son los programas de tus sue√Īos?

РUno en el que se valore más la calidad que la duración de un trabajo, donde converjan la belleza con el testimonio, la creatividad con la entrevista, la crítica con la preparación, la osadía con la experiencia. Uno donde los trabajos territoriales tengan más representatividad.

-¬ŅPor qu√© los trabajos de realizaci√≥n no siempre son reconocidos en estos cert√°menes?

– Cada jurado tiene su ‚Äúlibrito‚ÄĚ, sus gustos, particularidades y eso es respetable. La televisi√≥n tiene muchos recursos audiovisuales para enriquecer cada trabajo y hacer un testimonio o un documental de realizaci√≥n donde no aparezca el periodista implica horas de investigaci√≥n y de trabajo de mesa, de tener una buena direcci√≥n de arte, de buscar la m√ļsica exacta, corregir cada plano, verificar constantemente el reccord y lograr una sinergia. Me ha pasado antes que he presentado un trabajo y me han dicho estaba muy bueno, pero hab√≠a otros temas m√°s medulares, cuando la televisi√≥n no solo es el tema, tambi√©n es la iluminaci√≥n, la fotograf√≠a, el montaje‚Ķ

-¬ŅObtuviste alg√ļn premio antes con trabajos como este?

– He obtenido dos primeros lugares y un segundo en el Concurso Provincial de Periodismo ‚ÄúEloy Concepci√≥n P√©rez‚ÄĚ, de Holgu√≠n, una menci√≥n junto a la periodista Marel Gonz√°lez en el Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio y ahora el premio en el Villena. Todos han sido con trabajos de realizaci√≥n y aunque uno no trabaja para concursos, es gratificante que te reconozcan el esfuerzo y la consagraci√≥n, principalmente en tu territorio, porque eso te impulsa a seguir creando y so√Īando en im√°genes.

-Con tantos editores experimentados en tu telecentro, ¬Ņpor qu√© decidiste montarlo t√ļ?

РEn el telecentro hay excelentes profesionales y habría quedado mejor si lo editaba uno de ellos. No obstante, estaría circunscrito al tiempo que tuvieran disponible. Editarlo me permitió no tener un reloj presionándome, poder perfeccionarlo de madrugada, tarde o noche, dejarlo refrescar y volver sobre él y, sobre todo, crear sin límites.

 

*Entrevista publicada en https://www.tvcubana.icrt.cu/