Periodismo cultural


Jos√© Luis Estrada: «Un tipo eminentemente feliz»

Me hubiera encantado entrevistarlo en persona, tomarnos un café, verlo reír con la sonrisa amplia que le imagino. Tutearlo desde el minuto uno, porque hay una calidez en su trato, que ni el chat a kilómetros puede enfriar. Me hubiera gustado abrazarlo al terminar la conversación. Pero las confesiones de José Luis Estrada Betancourt, el tunero, el periodista, el autor, el multipremiado entrevistador de las estrellas, me llegaron vía email. Me he divertido, emocionado, llenado de orgullo por alguien a quien quiero llamar amigo, mientras leía su historia de vida, el testimonio del azar y la vocación, del talento y la entrega, de la buena energía y la calidad humana, que ahora les entrego.

¬ŅQu√© remembranzas guardas de Las Tunas?

Guardo en un lugar muy custodiado de mi memoria las reuniones familiares de los domingos, presididas por mi abuela, la Ni√Īa, y su hermana Gloria, quienes se hac√≠an rodear de sus hijos, nueras, nietos, parientes lejanos y cercanos… Nunca m√°s he visto juntos tantas botellas de cervezas metidas en tanques colmados de bloques de hielo que parec√≠an un trozo de la Ant√°rtida y tantos carneros colgando de una mata de ciruela, puercos chillando ante el presentimiento de la √ļltima hora, gallinas azoradas presagiando el peligro.

Adoraba ba√Īarme en el aguacero, perderme en el ‚Äúbosque‚ÄĚ que se extend√≠a detr√°s de las casas de la cuadra; jugar ajedrez, convertirme en los personajes principales de las aventuras de turno, ir al cine, pasarme horas montado en lo que fuera con tal de zambullirme en la playa La llanita (Puerto Padre); seguir el rodeo en la Feria, practicar esgrima; estar entre los privilegiados que en el cine-teatro Tunas fueron testigos de los conciertos de Estela Raval y los Cinco Latinos, del grupo vietnamita Flor de Loto, de la mexicana Mar√≠a de Lourdes, antes de que le robaran su sombrero de mariachi y los botines…; aprenderme tres acordes de la guitarra con Bertica Maestre con los que cantaba un mill√≥n de rancheras y cl√°sicos de la trova tradicional‚Ķ

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Ahora mismo le har√≠a un monumento a la Casa de Cultura Tomasa Varona donde me perfeccion√© como bailador popular. Pueden tirarme lo que sea: lo mismo un danz√≥n o un mambo, que un chachach√° o una cumbia. ¬°Y si es un casino, ap√°rtate! Le har√≠a otro a la comparsa Zabala y a la conga Mau Mau, al Dancing Lights (discoteca), a la Fonoteca en los altos de la Fuente de las Antillas, de la Longa, donde beb√≠a menta y, lejos del tapaboca de Juana (‚Äúcuando usted trabaje…‚ÄĚ), fumaba con total libertad. Tambi√©n a El Cornito, la querida guarida de El Cucalamb√©, de los bamb√ļes y de los tuneros que se dejaron arrebatar la tradici√≥n de hacer sus picnics los fines de semanas, en el lugar m√°s espl√©ndido de la √°rida naturaleza tunera.

No obstante, la maravilla mayor para m√≠ fue el IPU Luis Urquiza Jorge. Mis compa√Īeros de entonces, mis hermanos de hoy, consiguieron el milagro de engendrar la amistad que no se desti√Īe, que no cree en distancias ni en a√Īos que pasan, que no filtra atendiendo a posibilidades econ√≥micas o estatus social. Inventaron un calor persistente que no entiende de vendavales ni fr√≠os.

¬ŅEl ni√Īo Jos√© Luis so√Īaba con escribir o con grandes inventos y ecuaciones?

El ni√Īo Jos√© Luis qued√≥ fascinado primero con el mundo de los n√ļmeros. Era excitante ver un problema matem√°tico y que la soluci√≥n se fuera dibujando en mi mente a medida que avanzaba en la lectura. Me encantaba que me mandaran a la pizarra a resolver los ejercicios y explicarlos para toda el aula. Mi casa se pasaba todo el tiempo llena de mis compa√Īeros a quienes repasaba una y otra vez. Ellos adoraban los batidos que le tumbaban a mi mam√°. Dec√≠an que yo siempre les salvaba la vida. Todav√≠a me lo dicen cuando me encuentran por la calle y me abrazan.

Siempre fui un ni√Īo muy aplicado. Todo se me pegaba en el aula con tremenda facilidad y despu√©s no necesitaba volver a la libreta para recordar un paso, un dato, una explicaci√≥n de un fen√≥meno… Me fascinaba la escuela, sin embargo, no era muy consciente de esa capacidad para aprender. Me percat√© en el IPU Luis Urquiza Jorge, cuando me encontr√©, de repente en aquel grupo 1, donde reunieron a los primeros 50 estudiantes del municipio. Estaban todas las papeletas para que el experimento resultara insoportable, pero me encontr√© con las personas m√°s nobles, humanas, solidarias, integrales, que exist√≠an en todo Tunas, y luego divertidas, tan aut√©nticamente j√≥venes. Imagino que para los profesores haya sido un dolor de cabeza entrar al grupo 6 pero las clases en el 1 eran tan espl√©ndidas…

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

En el preuniversitario tuve los mejores profesores del mundo. Este 2020 se cumplen 35 a√Īos de que nos gradu√°ramos y todav√≠a recuerdo sus nombres, sus rostros, sus clases. La gram√°tica que me ense√Ī√≥ la profe Maribel es la que me ha acompa√Īado hasta hoy, con la que me he defendido ‚Äúa la cara‚ÄĚ. Te aseguro que el profe Denys jam√°s eligi√≥ mis composiciones para leerlas en voz alta como hac√≠a con las genialidades que escrib√≠a mi socia Gisela Paredes para que los dem√°s aprendi√©ramos.

Imagin√© que ser√≠a cient√≠fico, ingeniero, abogado, economista… mas el Periodismo no clasific√≥ ni en la √ļltima casilla. Confieso que, lleno de vanidad, me propuse elegir una carrera que fuera dif√≠cil de alcanzar. Era consciente de que hab√≠a nacido para ser maestro, pero, pobre de m√≠, pensaba que merec√≠a algo superior y desde√Ī√© la profesi√≥n m√°s hermosa y esencial del universo.

En una actitud autosuficiente, cuando las pruebas de ingreso eran para casos excepcionales (entonces se otorgaban seg√ļn los resultados acad√©micos), me decid√≠ por las √ļnicas que exig√≠an requisitos casi extraordinarios, las llamadas ‚ÄúNucleares‚ÄĚ, impulsado adem√°s por el convencimiento que siempre tuve de que har√≠a la universidad fuera de Cuba. As√≠ me vi viajando para Bulgaria con el prop√≥sito de convertirme en uno de los ingenieros f√≠sico nucleares que desde la Ciudad Nuclear de Juragu√° transformar√≠an a Cuba en un pa√≠s poderosamente desarrollado.

Son Bulgaria y la Universidad de Sof√≠a amores distantes, ¬Ņcu√°les son los motivos de ese ‚Äúenamoramiento‚ÄĚ?

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Parece que es imposible rememorar y no idealizar el pasado. Pero creo que, si pusiera en una balanza las felicidades y los momentos tristes, amargos, abundaron m√°s las risas que los llantos. No obstante, fui v√≠ctima del miedo. Es cierto que el miedo paraliza. Lograba disimularlo, cubri√©ndome con m√°scaras, pero ah√≠ estaba: vivo. No me atrevo a imaginar qu√© hubiera pasado conmigo si algunos de mis compa√Īeros en la Preparatoria hubieran convencido al decano de la Facultad haci√©ndole ver que alguien como yo no era digno de representar a la Revoluci√≥n cubana en el extranjero. ¬ŅC√≥mo habr√≠a enfrentado a mis padres, a mi familia, a mis vecinos, a mis compa√Īeros? ¬ŅQu√© har√≠an con tanto orgullo? No s√©… Imagino que solo se enterar√°n de este hecho que me marc√≥ para siempre, que pisote√≥ mi inocencia, si leen esta entrevista…

No har√© la historia. Solo te dir√© que el miedo me sac√≥ todas las l√°grimas que hab√≠an acumulado mis ojos. Y mencionar√© un nombre: Gladys Nexys Mart√≠nez, la gordita del aula que estaba protagonizando ella misma, en carne propia, todas las escenas de la Ofelia de Una novia para David, mas dej√≥ a un lado su mal de amores para contarles a mis profesores b√ļlgaros por qu√© su alumno con T√≠tulo de Oro de pronto se negaba a participar en las celebraciones por el 24 de Mayo, Deniat na Slavianskata pismenost i cultura (el D√≠a de la Escritura y la Cultura Eslavas). Ellos se pusieron en sus 13. O yo o ninguno.

¬ŅPor qu√© me enamor√© perdidamente de Bulgaria? Porque lo que hab√≠a conocido hasta esa fecha era, por decirlo de una manera, una ‚Äúcaricatura‚ÄĚ de la felicidad. Mi incre√≠ble profesora de idioma b√ļlgaro, Zdravka Georguieva, lo predijo: ‚ÄúCuando llegues a Bulgaria todos te amar√°n. Mi pa√≠s se pondr√° a tus pies‚ÄĚ. ¬°Palabra santa! ¬ŅQu√© les atra√≠a de m√≠? Imagino que les llamaba mucho la atenci√≥n encontrar en aquel contexto un negro que hablara su lengua con una fluidez tremenda y, bueno… uno tiene su simpat√≠a personal, la verdad (risas).

No, en serio, creo fue haber descubierto la libertad. No la sensaci√≥n de libertad, sino la certeza de la libertad. Me refiero a la libertad personal, no a otra; a soltar amarras, a respirar el aire a todo pulm√≥n, a vivir como si cada d√≠a fuera el √ļltimo. Ellos, los b√ļlgaros y las b√ļlgaras, me echaron a perder.

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Supe por tus estados de Facebook que fuiste el primer negro de tu Alma Mater ¬Ņc√≥mo fue esa vivencia? ¬Ņdram√°tica, divertida, rara?

Divertida, divertid√≠sima. ¬°Una mosca dentro de la leche! Ese era yo en aquel auditorio. El primer d√≠a de clases llegu√© un poco cortado y todos me miraban con disimulo. Al segundo, ya andaba repartiendo besos como buen cubano y como si nos conoci√©ramos de toda una vida. Algunos aprovecharon la cercan√≠a para rozarme el brazo con las yemas de los dedos para luego revisar si se les hab√≠an manchado. A otros les dio por evaluar la consistencia de mis pasas… Tu juro que el filin fue inmediato. En Bulgaria dej√© a mi otra gran familia.

Suele pensarse que las personas son √≥ptimas o talentosas en un solo √°mbito del conocimiento. As√≠, ser bueno en las Humanidades, excluye las habilidades para las Ciencias Exactas, sin embargo, transitaste de la Ingenier√≠a al Periodismo. ¬ŅC√≥mo y por qu√©?

La vida. El regreso de Bulgaria fue traum√°tico para m√≠. La ca√≠da del campo socialista me oblig√≥ a dejar aquella tierra sin poderme despedir. Todo me tom√≥ por sorpresa. Cre√≠ que, en quinto a√Īo, avanzando ya en la tesis, terminar√≠a all√≠ mi carrera… Nada sucedi√≥ como lo prev√≠.¬†

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

A mi regreso tom√© una decisi√≥n: me quedar√≠a en La Habana, la √ļnica ciudad de Cuba donde consideraba que pod√≠a seguir siendo feliz. El sue√Īo de Juragu√° hab√≠a muerto para m√≠. Permanec√≠a intacto el amor por Las Tunas, pero mi esp√≠ritu se hab√≠a ensanchado tanto que necesitaba de teatros, cines, conciertos, pe√Īas…, y solo la capital pod√≠a saciar ese enorme apetito…

Por el a√Īo 91, 92, comenzaba a vislumbrarse un serio problema que luego se agudizar√≠a: la escasez de profesores. En un tiempo en que era obligatorio para los graduados universitarios retornar a su lugar de origen, dar a un paso al frente para sumarme a los que dar√≠an clases en secundaria b√°sica posibilit√≥ que me librara de que me aplicaran dicha resoluci√≥n. Y fue as√≠ como me volv√≠ a conectar con la profesi√≥n de mi vida: el magisterio.

De mi madre hered√©, para bien o para mal, un sentido de la responsabilidad, una pasi√≥n y un compromiso por cada proyecto que emprendo, que mi entrega se torna algo enfermiza. As√≠ ha sido con todo: cuando amo, amo. Y con el amor no tengo l√≠mites. No me importa si la otra parte se percata y se aprovecha de mi ‚Äúdebilidad‚ÄĚ. Estoy incapacitado para darme a medias.

De poco val√≠a que un profesor se ausentara de la escuela, porque los muchachos sab√≠an que con ‚Äúel F√≠sico‚ÄĚ no hab√≠a turnos de clases perdidos. Daba lo mismo que tocara Matem√°tica, Espa√Īol, Qu√≠mica, Ingl√©s…, de s√©ptimo, octavo o noveno, que estuviera libre o en otra aula. Ah√≠ me aparec√≠a lleno de tiza de la cabeza a los pies, haciendo de esos 45 minutos un show (yo creo que Fidel se inspir√≥ en m√≠ para idear a los Profesores Generales Integrales). Porque, adem√°s, ten√≠a un control absoluto sobre la escuela. Ah√≠ est√°n muchos de esos alumnos entre mis amigos de Facebook. Si les preguntas dir√°n que no miento: que me ten√≠an ‚Äúterror‚ÄĚ y me amaban. A cada rato les da por sacarme las l√°grimas, me agradecen por esa obsesi√≥n m√≠a de convertirlos en hombres y mujeres de bien.

Pero las personas como yo, que se levantan a las seis de la ma√Īana y llegan primero a la escuela para limpiar sus tres plantas cuando el esposo de la compa√Īera encargada de la limpieza recibe tratamiento de hemodi√°lisis, o se toman muy en serio eso de ser Gu√≠a Base, de preparar muchachos para concursos nacionales y que con el primer lugar consigan elegir la carrera de sus sue√Īos…, cuando se decepcionan son como el burro negado de Van Van, que ni a palo sube. A m√≠ me pas√≥ alrededor del a√Īo 2000, justo en el momento en que, vencido el per√≠odo especial, los medios de comunicaci√≥n se sintieron en condiciones de retornar a la normalidad, solo que una buena parte de los periodistas hac√≠a rato que hab√≠an decidido buscar otros horizontes.

Fue una gran amiga, Ana Mar√≠a Garc√≠a Salvador, extraordinaria profesora de Historia, quien me habl√≥ del Diplomado de Periodismo en el Instituto Internacional de Periodismo Jos√© Mart√≠: un curso emergente e intenso dirigido a egresados universitarios que, de aprobar los ex√°menes de aptitud, se formar√≠an en un a√Īo. Cuando quiso embullarme para que juntos nos present√°ramos, me negu√© de plano. ‚ÄúMija, si yo no s√© ni escribir una oraci√≥n compuesta‚ÄĚ, le dije para que me dejara tranquilo. ‚ÄúAdem√°s, jam√°s me ha pasado por la mente ser periodista‚ÄĚ, prosegu√≠ con mis argumentos, pero no entendi√≥. Cuando vine a ver, el 64 fue pasando cada una de las rondas eliminatorias hasta que mi nombre apareci√≥ en uno de los dos primeros grupos que protagonizaron esa experiencia, que luego tendr√≠a dos o tres ediciones m√°s.

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Cuando recib√≠ la primera clase con el profe Luis Sexto qued√© fascinado. ¬ŅD√≥nde hab√≠a estado el periodismo que jam√°s me hab√≠a fijado en √©l? ¬ŅC√≥mo hasta ese momento le hab√≠a mirado fijo a los ojos para saber que otro amor verdadero tocaba a mi puerta? Desde el principio esta profesi√≥n me conquist√≥. Y se lo debo a esos profesores, verdaderos ‚Äúmonstruos‚ÄĚ; lo m√°s grande: Jos√© ‚ÄúPepe‚ÄĚ Alejandro Rodr√≠guez, Manuel Gonz√°lez Bello, Ariel Terrero, V√≠ctor Joaqu√≠n Ortega, Julio Garc√≠a Luis, Antonio Molt√≥, Herminia S√°nchez, Isabel Moya, Caridad Carrobello, Toni Prada, Dixie Edith. Ellos son los primeros culpables.

Me esforc√© mucho, tambi√©n debo decirlo. Recuerdo que a mi grupo le correspondi√≥, desde el primer d√≠a, hacer pr√°cticas en las ma√Īanas y recibir clases en las tardes. Empezamos el recorrido por prensa escrita, pero ¬Ņqui√©n encuentra un alma period√≠stica en un peri√≥dico a las nueve, diez de la ma√Īana? Ni siquiera a las 12 m. Me quej√©, y fui a dar a la Agencia de Informaci√≥n Nacional (AIN), hoy Agencia Cubana de Noticias (ACN), siento que como un castigo, y result√≥ un regalo. Aprend√≠ a escribir notas informativas de hasta lo ‚Äúinnoticiable‚ÄĚ. Quer√≠a estar en todas partes, cubrirlo todo. Tremendo entrenamiento. Luego vino Radio Reloj, otra etapa que me marc√≥. Me dio la s√≠ntesis.

Juventud Rebelde era para m√≠ lo inalcanzable. Tanto que ni siquiera me imagin√© en el medio que considero el reino del periodismo cubano. No fui uno de esos alumnos sobresalientes del Diplomado, m√°s bien cre√≠ por momentos que los profesores no notaban mi existencia. Por tanto, te confieso que jam√°s esper√© terminar en la ‚Äúpecera‚ÄĚ (redacci√≥n de promiscuidad total delimitada por cristales). Estaba feliz imagin√°ndome en la AIN o Reloj, pero el destino lo tiene todo muy bien planeado. ¬†¬†¬†

¬ŅEl Periodismo es para ti un modo de vida o un medio de vida?

Vivo para el periodismo desde que se instal√≥ con firmeza en todos mis poros. Le dedico 48 horas al d√≠a. Me desvela pensando en la entrevista que tendr√© ma√Īana, en la palabra con la cual intentar√© atrapar al lector como si se tratara del n√©ctar irresistible con el cual las plantas carn√≠voras hipnotizan a los insectos. Yo no quiero ‚Äútrag√°rmelos‚ÄĚ, pero s√≠ que busquen mi nombre en las p√°ginas del peri√≥dico cada d√≠a, que me lean y hasta que decidan escribirme, ser mis nuevos amigos.

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Las entrevistas son un g√©nero en el que se te descubre c√≥modo, resuelto, y pese a que te acercas a grandes de la escena o del arte en general, no eres presa del ‚Äúefecto halo‚ÄĚ o las peculiaridades de los entrevistados, ¬Ņcu√°l es la f√≥rmula para conectar con ellos?

Disfrutar del placer de una buena conversaci√≥n. Creo que fue Ch√©jov quien, comparando a los libros con la conversaci√≥n, dijo que los primeros son las notas, y la segunda, el canto. Pero para mantener una buena conversaci√≥n hay que saber respetar y escuchar. Interesarse en verdad por lo que te est√°n contando. Solo as√≠ compartir√°n, a coraz√≥n abierto, lo que sienten o piensan, y se establecer√° esa esencial empat√≠a cuando est√©n convencidos de que eres alguien seguro, √©tico, cuando est√©n convencidos de que lo cuidar√°s, de que te transformar√°s en ‚Äútumba‚ÄĚ si fuese necesario.

Si algo he tenido muy claro es que en las entrevistas que hago no soy el protagonista y mucho menos me interesa que el lector perciba un supuesto elevado nivel intelectual ni que note cuán vasta puede ser mi cultura. Para mí lo más importante es tener la humildad de mostrarme como un propiciador de la abundante virtud de los otros. Que sean ellos quienes tejan la historia, con sus satisfacciones, sus frustraciones, sus ansias.

¡Por supuesto que me preparo bien! Pero cuando tengo a mi entrevistado al frente jamás me verás leyendo una guía, más interesado en la próxima pregunta que le voy a soltar que en lo que me están diciendo. Y es justo en ese instante cuando se deja escapar la gran historia. ¡Ocurre con tanta frecuencia! A veces ni siquiera lo dejan que concluya una idea.

Me parece que en otra vida debo haber sido algo así como un confesor (lo que sin dudas me ayuda hoy) pero sin confesionario de por medio, que no juzgaba ni castigaba.

collage de fotos tomadas del perfil de facebook de jose luis estrada

La cr√≠tica de arte es casi siempre un tema espinoso. Hay quienes claman porque se haga y quienes exclaman cuando se hace, ¬Ņcu√°l ha sido tu experiencia?

Resulta complicado ejercer la cr√≠tica, m√°xime en un pa√≠s donde se le tiene fobia. Da lo mismo el campo en que se mueva. En el caso del arte, los creadores abogan por ella hasta que los afecta. Entonces se acusa el an√°lisis de ser superficial, de no haberse acercado al proceso creativo, de no reconocer el esfuerzo con el que se ha realizado la obra en tiempos de tantas carencias‚Ķ ¬ŅExistir√° alg√ļn creador que est√© consciente de que su obra tiene fallos y que adem√°s lo reconozca?

¬ŅEs necesaria la cr√≠tica de arte? Vital. Y ser√° m√°s en la medida en que sigamos asistiendo a una banalizaci√≥n del arte cada vez m√°s creciente y est√© menos de moda un pensamiento complejo. Pero no basta con ser periodista cultural para expresar un juicio de valor con argumentos. La academia no ofrece las herramientas que se requieren para llevar adelante una tarea que exige responsabilidad.

En mis inicios, con esas ganas de comerme al mundo, hubo ocasiones en la cuales tal vez se me fue un poquito la mano. O al menos eso pensaron quienes me estuvieron llamando por tel√©fono para decirme: ‚ÄúTe salvas que vives en Cuba, porque en otro pa√≠s hubieras amanecido con la boca llena de hormigas‚ÄĚ. Desde entonces me mido un poquito m√°s (risas).

El Periodismo Cultural bien hecho supone conocimiento plural y casi enciclop√©dico ¬Ņc√≥mo logras prepararte, sedimentar toda la informaci√≥n para abordar las distintas expresiones art√≠sticas?

Leyendo lo que me cae a la mano, viendo lo que me gusta y lo que me recomiendan, intentando mantener una vida cultural bien activa, lo que no siempre logro conseguir porque el diarismo representa una rutina productiva verdaderamente fuerte, sobre todo cuando quieres que en cada edición aparezca, como mínimo, un trabajo digno. Es lo que menos se puede hacer en un país con una cultura tan poderosa.

A ver, seamos claros: yo soy el tipo m√°s ‚Äúcojo‚ÄĚ que existe sobre la faz de la tierra. Hay tantas lagunas en m√≠ que si todas esas ‚Äúaguas‚ÄĚ se unen se va a desbordar mi r√≠o de desconocimiento. Posiblemente ‚Äúustedes son unos corte y pega‚ÄĚ sea la frase m√°s exacta que encontraron algunos profesionales del periodismo para definirnos a los ‚Äúreorientados‚ÄĚ, lo cual se traduce, en el argot popular de Las Tunas como: ‚Äúustedes son unos caraepapas‚ÄĚ, y quiz√° ten√≠an raz√≥n. En m√≠ no est√° ese conocimiento enciclop√©dico al cual te refieres. Por eso me cuido mucho de abordar manifestaciones art√≠sticas que siento m√°s lejanas, al menos desde la cr√≠tica de arte. Lo que te aseguro es que amo mi profesi√≥n e intento ser digno de ella todo el tiempo.¬† ¬†

Hay en tu trabajo un evidente apasionamiento por el ballet, ¬Ņqu√© lo motiva y nutre?

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Nunca me fue dif√≠cil entender esa expresi√≥n tantas veces utilizada de que la cultura es escudo y espada de la naci√≥n (aunque en nuestros medios lo olviden con frecuencia cuando esa es la primera p√°gina que ‚Äúse va del aire‚ÄĚ a la hora de los ajustes, cuando casi nunca constituye un titular de portada o de nuestros noticiarios, etc√©tera.). Porque la naci√≥n, la patria, a ‚Äúpeque√Īa‚ÄĚ escala termina siendo uno mismo. Y a m√≠, desde que he tenido uso de raz√≥n, la cultura me ha salvado, me ha hecho feliz, me ha dado fuerza para resistir, me ha llenado de esperanzas.

La toma de La Habana por este tunero en los ya lejanos a√Īos 90 fue dura, dolorosa. Y aunque los guajiros somos fuertes, como dicen mis queridos ‚Äúhabaneros‚ÄĚ, no escasearon los per√≠odos en que pens√© rendirme y regresar al calor de mi hogar, a la protecci√≥n de mi Juana, esa madre a la que tengo un altar, obstinado de dormir en parques, de ‚Äúvelar‚ÄĚ muertos ajenos en funerarias, de tandas especiales en el cine Yara, de alquileres de los que me desalojaban sin previo aviso… Entonces decid√≠a ir a la sala Garc√≠a Lorca del Gran Teatro de La Habana por √ļltima vez, solo que el que sal√≠a nada ten√≠a que ver con el tipo abatido que entraba. Este Jos√© Luis se llenaba de tanta energ√≠a, de tanta belleza, de tanta fuerza interior que pod√≠a venir la fiera que √©l la estaba esperando.

Claro, lejos andaba de imaginarme que mi vida tomar√≠a este rumbo. Cuando en JR demostr√© ‚Äúque serv√≠a para algo‚ÄĚ y creyeron no solo que pod√≠a escribir de temas culturales sino adem√°s intentar encaminar esa Redacci√≥n Cultural que privilegiaron firmas como √Āngel Tom√°s, Emilio Sur√≠, Leonardo Padura, Soledad Cruz, Rufo Caballero, Joel del R√≠o, Magda Resik, Tania Cordero, Joaqu√≠n Borges-Triana…, me acerqu√© al Ballet Nacional de Cuba ansioso por contar una historia llena de gloria de cara al escenario y tras bambalinas. Y de paso, darle las gracias.

Sobre esto has escrito y publicado dos libros, ¬Ņc√≥mo fue esta experiencia de involucrarte en procesos editoriales no peri√≥dicos y con otras rutinas productivas y tempos? ¬ŅHay alg√ļn libro en progreso?

Excitante. Quiz√° a m√≠ no se me hubiera ocurrido nunca esa idea. Respeto tanto a los escritores. Las entrevistas que recoge De la semilla al fruto. La compa√Ī√≠a, vieron la luz primero en mi querido Juventud Rebelde, aunque muchas de ellas aparecieron aqu√≠ enriquecidas con confesiones que por cuestiones de espacio no pudieron salir en el diario. Por tanto, no fueron escritas pensando que llegar√≠an a conformar un libro.

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

La idea comenz√≥ a adue√Īarse de m√≠ despu√©s que publiqu√© mi di√°logo con Jos√© Manuel Carre√Īo, gracias al cual me lleg√≥ un correo de un muy joven lector holguinero, Jorge Santiago. En su mensaje, este amigo me hac√≠a part√≠cipe de la gran satisfacci√≥n que hab√≠a sentido leyendo la historia de ese notable bailar√≠n cubano. Casi me rog√≥ que le mandara las anteriores, y despu√©s de un tiempo me envi√≥ otro correo suyo donde me aseguraba que los lectores merec√≠an conocer de cerca el fabuloso quehacer de la agrupaci√≥n danzaria m√°s importante de Cuba a trav√©s de las voces de quienes la sustentan.

As√≠ naci√≥ De la semilla al fruto. La compa√Ī√≠a (por ese t√≠tulo se extravi√≥ entre los estantes de la imprenta dedicados a textos de agricultura, a pesar de que en su portada aparecen unas fabulosas piernas fotografiadas por Nancy Reyes, que comienzan en unos blanqu√≠simos tut√ļs). Fue un proyecto con pr√≥logo del irrepetible Rufo Caballero que me sonroja, aunque sea dif√≠cil notarlo.

El libro fue acogido con entusiasmo por la Casa Editora Abril y la Editora Juventud Rebelde para luego echar una larga siesta en el almac√©n del peri√≥dico que no termina hasta hoy. Ah√≠ est√° todav√≠a rendido ese libro que me llena de orgullo y que se propuso tasar los primeros sesenta a√Īos de una de las instituciones culturales m√°s prestigiosas de Cuba y el mundo: nuestro Ballet Nacional.

Como si no hubiera sido suficiente mi tributo a la Alonso y su Compa√Ī√≠a, regres√© a atreverme con El mundo baila en La Habana. Se lo debo nuevamente a esos amigos, muchos, que no han dejado de estimularme. Cuando le cont√© a una de ellos, Teresa Plaza, que en De la semilla… no hab√≠a logrado publicar todas las entrevistas que hab√≠a conseguido realizar a no pocas de las principales estrellas del ballet mundial me pregunt√≥: ‚Äú¬ŅY por qu√© no lo haces? ¬ŅQu√© esperas?‚ÄĚ, y me mostr√≥ un posible camino: Log√≠stica del Arte y su director Enrique Mart√≠nez, Quique.

Gracias a esa empresa espa√Īola, al dise√Īador estrella Jorge M√©ndez Calas que permiti√≥ que pusiera a volar mi imaginaci√≥n, a la respetada editora Ana Mar√≠a Mu√Īoz Bachs, a la genial correctora Marvelis Artigas, al superamable pr√≥logo de Eduardo Heras Le√≥n, a las fotograf√≠as m√°s art√≠sticas del universo, a Iris Gorostola que me impuls√≥ a querer m√°s, a so√Īar sin freno…, result√≥ un libro hermos√≠simo, una obrita de arte. ¬°Hasta con afiche sali√≥!

El mundo baila en La Habana me dej√≥ la satisfacci√≥n de que el √ļnico d√≠a en que se pudo vender en moneda nacional, el de la presentaci√≥n en medio de una de las ediciones del Festival Internacional de Ballet de La Habana, parec√≠a que se estaba regalando carne de res. El Museo Nacional de la Danza no alcanz√≥ para reunir a tantas personas. ¬ŅPodr√° sentir un escritor felicidad mayor? A veces me lo encuentro en alguna que otra librer√≠a de moneda ‚Äúsemidura‚ÄĚ (juro que no recib√≠ por √©l ni un medio picado por la mitad), lo tomo en mis manos y me emociono por lo que consegu√≠. Las vendedoras que ni siquiera han curioseado mirando las solapas donde destaca una foto m√≠a (ese d√≠a estaba bello), no logran entender a fe de qu√© saltan mis l√°grimas. Entonces me las seco, lo vuelvo a colocar en su estante y sigo mi camino.¬†

Tengo muchos libros en mente. De entrevistas todos, en tanto me lleno de coraje para ver si se me da la narrativa.

tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

¬ŅC√≥mo ha sido tu experiencia laboral en Juventud Rebelde? ¬ŅEs este medio tu zona de confort?

El mejor lugar que pude so√Īar para realizarme profesionalmente y sentirme pleno como ser humano. Mi otra casa. Puedo considerarlo mi zona de confort pues all√≠ me siento c√≥modo, libre, como si anduviera descalzo ba√Ī√°ndome otra vez en el aguacero. Pero yo me exijo infinitamente. Para m√≠ no hay diferencia entre un texto para las ediciones de martes a viernes mientras te reservas y otro para el buscado dominical, nuestra propuesta de lujo. Me creo en serio que estoy llevando adelante la labor que merece la rotunda cultura cubana, mostrando a sus principales hacedores: los consagrados y los que hoy la sostienen y mantienen en un sitial de honor.¬† ¬†

Tu talento ha sido reconocido en concursos nacionales. ¬ŅQu√© sabor dejan premios como el «26 de Julio»?

Uno muy dulce. Pienso que todo el que env√≠a una obra a concurso es porque considera que se ganar√° el premio. Evidentemente la mayor√≠a de las personas est√° equivocada o el jurado es incapaz de apreciarla en su justa medida. Tengo la corazonada de que poseo el r√©cord de ser el periodista m√°s ‚Äúmencionado‚ÄĚ de la prensa cubana. Por un buen tiempo dej√© de enviar al concurso y este a√Īo regres√©. Fue un doblete. Yo tambi√©n considero que he madurado mucho.

¬ŅQu√© opini√≥n te merece la joven vanguardia art√≠stica cubana?

¡Qué país el nuestro para tener talentos! ¡Qué manera de haber escritores y artistas tan admirables como jóvenes! Verdaderos virtuosos capaces de imponerse en cualquier escenario del mundo. La Asociación Hermanos Saíz posee una fuerza brutal como organización. Lo más importante es que sus miembros creen en ella, confían en ella. Es una lástima que en las escuelas de arte, por ejemplo, no se conozca suficientemente su importantísimo papel. Esos muchachos podrían hacerla más poderosa, porque eso de que en la unión está la fuerza, no falla. No obstante, aunque podría ser más numerosa, no existen dudas de que se trata de una vanguardia viva, rigurosa, que apuesta por la belleza.

foto tomada del perfil de facebook de jose luis estrada

Superar 50 a√Īos implica para algunos hacer un inventario de sus logros vitales, ¬Ņcu√°les integrar√≠an tu lista?

He sido un tipo eminentemente feliz. Un gozador de la vida. He vivido con intensidad m√°xima cada segundo. Cada paso ha sido dado desde el amor. Esa es una gran suerte.

Por favor, define en frases breves lo que representan para ti estas palabras:

  • Cuba: mi amante m√°s fiel.
  • Cultura: el alma, la energ√≠a, mi salvaci√≥n.
  • Ballet: mi paseo por las nubes.
  • Familia: ¬°me gan√© la loter√≠a!: as√≠ fue como me la ped√≠.
  • Amigos: Mis piernas, mis brazos, mi pecho… la luz.
  • Escribir: la felicidad.

La cultura en tiempos de Covid-19, entre retos y sue√Īos (+Videos)

Las numerosas iniciativas relacionadas con la cultura, surgidas en esta etapa de pandemia han confirmado que ten√≠amos numerosas potencialidades sin aprovechar. Muchas deber√°n mantenerse en el tiempo. En el futuro no deberemos pensar casi ning√ļn evento o actividad cultural √ļnicamente para espacios f√≠sicos. Las plataformas digitales y la articulaci√≥n con medios tradicionales como la televisi√≥n y la radio incrementan los p√ļblicos.

Es admirable como el Ministerio de Cultura, diferentes instituciones y organizaciones, colectivos de creaci√≥n audiovisual y los propios creadores hemos trasladado los escenarios, las pe√Īas literarias, los teatros, las galer√≠as, las pantallas‚Ķ al mundo virtual, como muestra del amor a la creaci√≥n y af√°n permanente de llevar nuestras obras a la mayor cantidad de espectadores posibles, conscientes de que en estos tiempos dif√≠ciles el arte tambi√©n salva.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z ha sido una de las organizaciones con mayor protagonismo durante los meses m√°s recientes. Debemos mencionar las Romer√≠as de mayo, que alcanzaron una dimensi√≥n en los medios de comunicaci√≥n nunca antes lograda. Quiz√° esta fue la ocasi√≥n en la que m√°s personas participaron en ese Festival Mundial de Juventudes Art√≠sticas, el cual suele realizarse cada a√Īo en Holgu√≠n.

Miles de internautas se sumaron desde sus perfiles personales, y el evento incluyó también una programación especial por el canal Cubavisión, con entrevistas, cápsulas promocionales, conciertos, programas como Destrabando la trova, y más contenidos.

Tambi√©n debemos mencionar otros cert√°menes efectuados completamente de manera online, como la Jornada de la Canci√≥n Pol√≠tica ‚Äďque habitualmente tiene lugar en Guant√°namo-, el tercer Coloquio de Periodismo Cultural (Camag√ľey), los Juegos Florales y el concurso de narrativa La llave p√ļblica (Ciego de √Āvila), la Jornada 13 de agosto (Pinar del R√≠o) y el evento literario Portus Patris (Las Tunas).

D√≠as despu√©s de informarse sobre el primer caso de Covid-19 en Cuba, los miembros de la Direcci√≥n Nacional de la AHS proyectamos el trabajo para los pr√≥ximos meses, enfocados de manera especial en la promoci√≥n y seguir llevando arte a los p√ļblicos mediante las plataformas digitales. Confeccionamos una campa√Īa promocional, con las etiquetas #AHSEnCasa, #ElArteTambi√©nSalva y #MantenteInspirado, adem√°s de las tradicionales #AHSCuba y #CubaEsCultura. Habilitamos el correo electr√≥nico ahscomunicacion@gmail.com e intensificamos la labor en grupos de wapsap y telegram, para mantener la comunicaci√≥n con nuestros asociados. Por primera vez se puede concursar en todas las becas y premios de la AHS de manera digital

Valoramos y aprobamos diversos proyectos televisivos, como El Potaje (Sobre m√ļsica cubana), Del agua que bebemos (Con j√≥venes m√ļsicos) y Una vez al a√Īo (Para promocionar becas y premios de la AHS), los cuales se han trasmitido por los canales Cubavisi√≥n, Clave y la se√Īal HD de Cubavisi√≥n; en el caso de los dos primeros tambi√©n llegar√°n a la pantalla de Cubavisi√≥n Internacional.

Par√©ntesis, nuestro programa tradicional, se sigui√≥ grabando seg√ļn las nuevas circunstancias en el Sal√≥n de Mayo, del Pabell√≥n Cuba. Terminamos la realizaci√≥n de proyectos que estaban en proceso, como Bit√°coras AHS, audiovisual de 57 minutos que muestra la interrelaci√≥n entre j√≥venes creadores de Santiago de Cuba; y ‚ÄúPuertas de papel‚ÄĚ, material de 12 minutos sobre la literatura de j√≥venes y las editoriales de la AHS.

En diferentes provincias tambi√©n surgieron nuevos programas como Luces del Almac√©n, en Camag√ľey; La Guarida, en Las Tunas, y otros en territorios, como Matanzas. Incrementamos la confecci√≥n de c√°psulas promocionales, videopoemas, performances, mon√≥logos, exposiciones virtuales‚Ķ en casi todos los territorios.

Entre esas iniciativas se incluyen ‚ÄúActivos desde casa‚ÄĚ, audiovisuales realizados por la filial de la AHS en La Habana, en los cuales se muestra parte de la obra de los creadores que m√°s han empleado las redes sociales para seguir ofreciendo su obra en este tiempo de aislamiento en casa.

Algunos de nuestros creadores se sumaron tambi√©n a proyectos impulsados desde el Ministerio de Cultura (MINCULT) y el Instituto de la M√ļsica, por ejemplo, como la grabaci√≥n de conciertos, para transmitir por el canal Clave y las transmisiones en vivo desde el Estudio Multimedia del MINCULT.

Resaltamos la campa√Īa promocional con motivo del aniversario 34 de la AHS y la Jornada por el D√≠a de la Cultura Cubana, la cual tuvo como eslogan ‚ÄúEl arte nos une‚ÄĚ, e incluy√≥ spot, cartel, trabajos period√≠sticos, c√°psulas, conciertos…

El mayor reto radica en mantener muchas de esas experiencias. Debemos continuar dise√Īando m√°s y mejores campa√Īas comunicacionales tambi√©n para el exterior, realizar m√°s alianzas con artistas y organizaciones de otras partes del mundo que nos permitan llegar m√°s lejos. En lo adelante cada evento deber√° tener una programaci√≥n digital, con la aspiraci√≥n de ir m√°s all√° de los l√≠mites de nuestra geograf√≠a nacional, atraer y enamorar.

Debemos compartir m√°s contenidos en otros idiomas, adem√°s del Espa√Īol, analizar estad√≠sticas y readaptar el trabajo en funci√≥n de lo que deseamos, tener en cuenta los horarios m√°s pertinentes para publicar en correspondencia con la hora a la que suelen acceder los p√ļblicos‚Ķ Seg√ļn nuestros objetivos se pueden tener en cuenta otros elementos como sus edades, sexo, ciudad donde residen‚Ķ, informaci√≥n que brindan con facilidad las administraciones de p√°ginas en las redes.

Una de las desventajas en el trabajo en plataformas digitales que se suele enfrentar aquí es que el posicionamiento de nuestros sitios webs y perfiles es solamente natural, o sea fruto del trabajo, mientras que otros pagan por ubicaciones privilegiadas en buscadores y para llegar a más internautas con facilidad direccionando incluso hacia otros países o grupos de edades.

En la situación de Cuba influyen diversos aspectos, incluida la infraestructura y organización existente para la promoción, y la preparación humana para desarrollarla. Es fundamental comprender mejor las dinámicas de las plataformas hipermediales, conocer su funcionamiento y las maneras de llegar a sectores de internautas más diversos. No se trata de inundar los sitios de contenidos, sino de brindarlos de una manera creativa y sugerente, y hacer luego una labor de promoción para esos propios materiales.

Fen√≥menos como la comercializaci√≥n digital del arte deben ser aprovechados en mayor medida. No basta con tener, por ejemplo, una plataforma para la m√ļsica, tambi√©n es preciso hacerla atractiva y crear m√ļltiples canales que lleven a ella. Los propios creadores tambi√©n deben ser m√°s protagonistas en todo esto. Deber√≠an existir muchas m√°s multimedias, exposiciones virtuales y posibilidades de visitas online a nuestros principales centros de arte, muesos y otros lugares.

Es pertinente un mayor ejercicio de la crítica artística y cultural en general en espacios que verdaderamente tengan gran impacto mediático y contribuyan a la jerarquización de las mejores opciones. Lo ideal sería que quienes tienen entre sus funciones la promoción desde las instituciones y los medios también sean coherentes con eso.

Durante esta etapa de medidas especiales por la Covid-19, se han redimensionado varias de las propuestas artísticas en el país, a pesar de la complejidad de las circunstancias.

Escribimos esto siendo cr√≠ticos sobre todo con nosotros mismos. Suele ser f√°cil se√Īalar lo que se debe mejorar, pero lo verdaderamente complicado es conseguir lo que se quiere, m√°s all√° de simples metas.

Necesitamos superación de las personas encargadas de la promoción y también de los propios autores que deben ser cada vez más protagonistas en función de que se conozca lo que hacen. Seguirán siendo fundamentales las alianzas entre las instituciones, entre ellas y los artistas, y con otras personas y grupos creativos con buenas experiencias.

En el futuro deberemos mantener los conciertos online, las extensiones de eventos en plataformas digitales, las programaciones en redes sociales, las exposiciones virtuales, la realizaci√≥n de audiovisuales y otros contenidos para Internet, la articulaci√≥n creciente entre creadores, los medios de comunicaci√≥n y las diferentes instituciones de la Cultura. Debemos so√Īar cada vez m√°s, pero sobre todo hacer. La creatividad es fundamental.


Lisandra Duran: «A veces siento como si las im√°genes me hablaran» (+Videos)

Apenas se gradu√≥ con T√≠tulo de Oro en la Universidad Central ‚ÄúMarta Abreu‚ÄĚ de Las Villas en 2013, y ya esta joven comenzaba debutaba en el escenario del audiovisual cubano, con propuestas documentales de gran madurez est√©tica y conceptual. La frescura propia de su edad y un sentido de la elegancia aprehendido entre pasarlas; oxigenan, sin embargo, su obra.

Lisandra Duran Gutiérrez comenzó su carrera como radialista para adentrarse también en el mundo televisivo, vocación que actualmente ejerce dentro del colectivo del Noticiero Cultural de la Televisión Cubana, pero que ha tenido momentos de gran esplendor como reportera, conductora y directora de programas en el canal Telecubanacán en Villa Clara.

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

‚ÄúCuando estaba estudiando la carrera supe que hab√≠a elegido bien, porque me segu√≠a gustando mucho el periodismo; pero no ten√≠a claro en qu√© medio quer√≠a desempe√Īarme. Aunque en mi etapa estudiantil realic√© en conjunto con algunos compa√Īeros, una serie de cortos que fueron llevados adem√°s al lenguaje radial, los cuales abordaron temas como la moda, y el humor en Cuba.

“Al graduarme me ubicaron en la FM Estereocentro en Santa Clara, un medio donde crecí mucho. Recién graduada trabajé como presentadora para una serie de documentales sobre deportes extremos. Me involucré mucho en el proceso postproducción, lo cual me acercó al mundo de la imagen. ¡Y también enfrenté el miedo a las cámaras!, pues durante mi etapa de estudiante me veía a mí misma como una joven introvertida.

‚ÄúDespu√©s de esta experiencia tuve la oportunidad de dirigir un documental sobre el concierto de los Rolling Stone en Cuba, y m√°s tarde present√© otro proyecto a la AHS que obtuvo la Beca El Reino de Este Mundo.‚ÄĚ

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

Estos productos audiovisuales recibieron lauros en eventos importantes de la UNEAC y de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. ¬ŅC√≥mo llegas a esos escenarios y qu√© significan en tu formaci√≥n como realizadora?

Debido a mi inexperiencia como productora, el documental de los Rolling lo tuve engavetado casi un a√Īo. Hasta que en noviembre de 2016 una amiga que trabaja en la UNEAC en Villa Clara me coment√≥ acerca del Festival Santamariare, en la ciudad de Caibari√©n. A los pocos d√≠as me llam√≥ Jorge G√≥mez, presidente de la secci√≥n de audiovisuales de la UNEAC, para comunicarme que hab√≠a obtenido el premio en Direcci√≥n de Programas en la categor√≠a de documentales. Me sorprend√≠ mucho.

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

Esa experiencia me permitió el intercambio con otros realizadores del país, además me motivó para poner el documental a consideración de la Muestra Joven del ICAIC y el Festival Internacional de Gibara. Para mi sorpresa resultó seleccionado para una exhibición paralela en estos festivales y, además, recibí la invitación de la AHS para presentarlo en Sancti Spíritus, Guantánamo y Baracoa.

Fue una experiencia enriquecedora. Me permiti√≥ mostrar mi obra en un espacio de lujo y para un p√ļblico diverso, pero con gran representaci√≥n de especialistas y productores del audiovisual. Tambi√©n particip√© del evento «Voces Cruzadas» en Sancti Sp√≠ritus. Pero guardo con mucho cari√Īo una exhibici√≥n que tuvo lugar en las ciudades de Guant√°namo y en Baracoa. Fue lindo ver la acogida que tuvo entre los seguidores de este g√©nero musical, adem√°s del intercambio con un p√ļblico conocedor y √°vido de estos temas. ¬°Hasta me regalaron un pul√≥ver de los Rolling!

Por aquella √©poca tambi√©n me entrevistaron para el programa Lente Joven, pero solo se trasmiti√≥ en su versi√≥n online; y no fue hasta el a√Īo 2019 que el Canal Clave lo estren√≥ en la televisi√≥n nacional. De cualquier modo, fue el documental con que me di a conocer como realizadora, y lo agradezco mucho, me dio mucho placer.

Cu√©ntanos, por favor, acerca de la experiencia de rodaje del corto «Los Rolling en Cuba».

Llegamos a las dos de la tarde a la Ciudad Deportiva dos camar√≥grafos, un sonidista y yo, con el objetivo de entrevistar la mayor cantidad de personas posibles. Esto no fue dif√≠cil pues la gente estaba euf√≥rica con el concierto y recogimos criterios muy diversos, de j√≥venes y ancianos, extranjeros y nacionales, figuras p√ļblicas como el Guille Vilar ‚Äď una autoridad‚Äď‚Ķ como medio centenar de entrevistas representativas del p√ļblico que estuvo all√≠ aquella tarde noche. Para el d√≠a siguiente ten√≠amos coordinadas las entrevistas a Frank Delgado y a Juanito Camacho; y como ellos son los especialistas, los escog√≠ como hilo conductor del reportaje. Muchas personas lloraban emocionadas.

Me han hecho cr√≠ticas, como, por ejemplo, algunos realizadores que trabajan m√°s la experimentaci√≥n consideran que es un reportaje ampliado; pero considero que lo m√°s importante fue captar la energ√≠a del momento, ¬Ņc√≥mo lo ve mi generaci√≥n?, pero sobre todo, llevar el concierto a las personas que no pudieron disfrutarlo.

Obtienes la Beca de creaci√≥n El Reino de este Mundo con un proyecto diferente, sustentado en un solo testimoniante y con una est√©tica de lo conceptual ¬ŅPor qu√© este giro en tu obra?

Evidentemente la formaci√≥n acad√©mica a uno lo marca. Y aunque es algo que a m√≠ me parece muy bien, en alg√ļn modo quise asumir el reto de hacer un producto art√≠stico en el que no fuera tan evidente que es un periodista quien est√° detr√°s de las c√°maras.

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

Hac√≠a tiempo que ten√≠a en mente realizar un documental sobre el racismo, pero no ten√≠a claro c√≥mo abordarlo, por la complejidad del tema. Hab√≠a pedido al cantautor Yuri Giralt Barrios sus canciones para la banda sonora del documental que estaba so√Īando. Pero un d√≠a, conversando con √©l, tuve claro que lo necesitaba como protagonista, porque tiene una obra muy seria al respecto. Se identifica, por supuesto, con la lucha antirracial, porque √©l mismo y su familia son de raza negra. Adem√°s, Yuri Giralt es una persona que constantemente le sale al paso a las actitudes racista que se manifiestan en la sociedad, consciente o inconscientemente. Narrar esta historia de vida, desde su punto de vista, fue muy interesante.

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

‚ÄúCimarr√≥n‚ÄĚ, que m√°s tarde obtuvo menci√≥n en Concurso Rub√©n Mart√≠nez Villena de Periodismo Cultural, desborda po√©tica y espiritualidad‚Ķ

Es que cada documental y cada audiovisual, a modo general, tiene su tempo; y yo ten√≠a que hacer un documental que tuviera que ver con su protagonista. Yuri es una persona muy pr√°ctica, pero a la vez con un pensamiento profundo, con toda una filosof√≠a de vida y de comportamiento. Todo esto lo expres√≥ en ese conjunto de canciones sobre la tem√°tica racial, que, a mi modo de ver, tienen mucho temple, mucha energ√≠a. Me esforc√© por conjugar la est√©tica, con la m√ļsica y con el discurso del entrevistado. Por ejemplo, utilizo colores sobrios, planos de detalle.

Hoy día ambos documentales se han transmitido varias veces por el Canal Clave de la TV Cubana.

¬ŅPor qu√© te interesa el tratamiento de nuestro panorama cultural y, espec√≠ficamente, temas como la moda, el rock and roll y el racismo, que responden al inter√©s de un p√ļblico minoritario?

Siempre me ha gustado abordar el mundo cultural porque es muy polisémico, además de que me permite abordar las realidades de mi país de formas muy diversas.

Por otro lado pienso que si voy a emplear recursos y tiempo en la realización de un producto complejo como es el documental, pues lo mejor es abordar temas que tienen menos cobertura en el diarismo de nuestros medios. Además, porque existen hoy día muchos prejuicios, por ejemplo, alrededor de los roqueros, del antirracismo, y del mundo de la moda; y siento que puedo darles la oportunidad a estas personas de hacerse escuchar.

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

En el mundo del audiovisual te desempe√Īas, adem√°s, como reportera de diferentes medios, conductora y locutora de programas, y guionista de tus propios documentales. En entrevistas anteriores has manifestado que tu trabajo como modelo tributa al resto de tus vocaciones. ¬ŅTe gustar√≠a comentarnos sobre todas estas vocaciones que confluyen en ti?

Lidiar con dise√Īadores, con fot√≥grafos y con la industria de la moda en general contribuye al desarrollo del gusto est√©tico, sin lugar a dudas. Que es necesario lo mismo para dise√Īar ropa, el interior de una casa o un audiovisual. ¬°Es crear un ambiente arm√≥nico! A esto se suma, por ejemplo, que desde que era estudiante, cuando me hac√≠an fotos a m√≠ o a otra modelo, pon√≠a atenci√≥n al lenguaje t√©cnico que se utilizaba, el uso de la luz, los encuadres y locaciones.

Todo esto es algo que t√ļ puedes estudiar, pero que con el tiempo lo llevas innato, como una segunda piel. Uno tiene los conocimientos t√©cnicos, pero a veces siento como si las im√°genes me hablaran. En un momento determinado me piden cierta m√ļsica, ciertos planos, determinado tiempo al aire (risas).

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez

tomada del perfil de facebook de Lisandra Duran Gutierrez


Otros siete nombres para la Historia (Maestros de Juventudes 2020)

Se acerca un nuevo aniversario de la Asociación Hermanos Saíz este 18 de octubre y como ya se ha hecho habitual alrededor de esta fecha, la organización que agrupa a la joven vanguardia intelectual y artística de Cuba reconoce a sus principales referentes otorgándoles la prestigiosa distinción Maestros de Juventudes.

En el a√Īo del aniversario 34 de la Asociaci√≥n, la direcci√≥n nacional, a solicitud de sus miembros, otorg√≥ su m√°ximo reconocimiento a siete personalidades de la cultura cubana, notables intelectuales para quienes ense√Īar, a decir del Ap√≥stol, es aptitud y goce.

La directora de programas, Caridad Mart√≠nez Gonz√°lez, la escritora Basilia Papastamatiu, los m√ļsicos Rosa Campo y Jos√© Antonio M√©ndez Valencia, el historiador e investigador Pedro Pablo Rodr√≠guez, el pintor, grabador y escultor Eduardo Roca ¬ęChoco¬Ľ, y el actor y cr√≠tico Roberto Gacio Su√°rez fueron los elegidos en este 2020, por haber hecho del magisterio una acci√≥n sostenida, por establecer de manera perenne con las nuevas generaciones, un di√°logo abierto; y por entregar a su pueblo una obra contundente y sincera, siempre comprometida con la belleza.

Premios Nacionales de sus respectivas manifestaciones, Caridad Mart√≠nez (radio), Pedro Pablo Rodr√≠guez (Ciencias Sociales y Human√≠sticas, e Investigaci√≥n Cultural) y Eduardo Roca ¬ęChoco¬Ľ (artes pl√°stica), la labor de cada uno de ellos expresa un compromiso total para con la sociedad y especialmente con los m√°s j√≥venes.

Reconocida recientemente con el Premio de Periodismo Cultural Jos√© Antonio Fern√°ndez de Castro, hace mucho tiempo que la Papastamatiu, por su parte, dej√≥ ser considerada una destacada poeta y traductora argentina para ser abrazada como una de las nuestras, mientras que nadie duda que las canciones de Rosa Campo conforman, definitivamente, la banda sonora insular de la infancia. Una y otra vez M√©ndez Valencia es se√Īalado con amor y gratitud por m√ļsicos que deben su carrera a sus extraordinarias ense√Īanzas e invariable consagraci√≥n, en tanto Gacio Su√°rez, quien fund√≥ junto a Jackeline Mepiel los Premios Llaurad√≥ de la AHS, es tomado como el albacea de la historia del teatro cubano de los √ļltimos 60 a√Īos.

Afirmaba Martí que la mayor gloria de un maestro es hablar por boca de sus discípulos. Hoy son justo sus alumnos quienes reverencian, agradecidos, a sus magníficos paradigmas.


34 a√Īos conquistando el arte

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z est√° de cumplea√Īos. Decir 34 a√Īos nunca ser√° un simple n√ļmero, pues a lo largo de estas tres d√©cadas la filial principe√Īa ha moldeado un estereotipo del joven creador que sigue siendo referente en Cuba por la voluntad y el arrojo de cientos de j√≥venes que hacen de ella el espacio id√≥neo para divertirse, improvisar ideas, mezclar tendencias y sonoridades, promover la buena literatura y exponer lo mejor de las artes visuales, pero sobre todo, contribuir a la diversidad cultural que hoy defiende la organizaci√≥n.

Con 246 asociados, tercera en el pa√≠s con la mayor membres√≠a, la AHS principe√Īa es el espacio de legitimidad para artistas emp√≠ricos, el catalizador de los procesos culturales que desde octubre de 1986 sirve de enlace entre la producci√≥n art√≠stica y las diferentes entidades del sistema institucional de la cultura. Una organizaci√≥n que mantiene el fiel prop√≥sito de semejarse cada d√≠a m√°s a los j√≥venes que representa.

Concierto online de trovadores en el III Coloquio Nacional de Periodismo Cultural./ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Responder con arte…

Camag√ľey goza de una voluntad de acompa√Īamiento institucional para la AHS a todos los niveles ‚Äďcon aspiraciones de ampliarlas a√ļn m√°s‚Äď. Y es que ah√≠ radica el secreto de por qu√© la filial agramontina sea, desde su gestaci√≥n, un espacio de irradiaci√≥n cultural reconocida por el equilibrio, sistematicidad y calidad en cada una de sus jornadas.

La Casa del Joven Creador tiene una programaci√≥n de lujo con m√°s de 200 actividades al mes y mil en el verano, destinadas todas a satisfacer las necesidades de entretenimiento, recreaci√≥n y cultura de ni√Īos, adolescentes, j√≥venes y adultos. Tiene en su haber proyectos socioculturales como ‚ÄúGolpe a Golpe‚ÄĚ y ‚ÄúCine en los Barrios‚ÄĚ que llevan el talento art√≠stico y las artes visuales a las comunidades y barrios alejados del centro de la ciudad.

Cuenta adem√°s con nueve eventos contemplados dentro del presupuesto cultural del territorio y dos de ellos con participaci√≥n internacional, entre los que se encuentran el Sal√≥n de Artes Pl√°sticas ‚ÄúGestus‚ÄĚ, el Festival de Rock ‚ÄúSonidos de la Ciudad‚ÄĚ, el Festival de Rap ‚ÄúTrakeando‚ÄĚ, la Jornada M√ļsica Electr√≥nica ‚ÄúBeat 32‚ÄĚ, el Festival de Trova ‚Äú Canto Adentro‚ÄĚ, entre otros.

IV Jornada de M√ļsica Electr√≥nica Beat 32./ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Este a√Īo, a pesar de las limitaciones impuestas por la Covid-19, no se dejaron de realizar los eventos, en esta ocasi√≥n a trav√©s de las plataformas digitales para intercambiar con el p√ļblico, compartir la buena m√ļsica y las experiencias de nuestros artistas en medio de una crisis que nos acerc√≥ al arte desde nuestros hogares.¬†

As√≠ ocurri√≥ con la III edici√≥n del Coloquio Nacional de Periodismo Cultural, una cita que intenciona el autoexamen profesional y las pr√°cticas culturales y, que este a√Īo, no fue la excepci√≥n. La m√ļsica de j√≥venes trovadores y el magisterio de importantes investigadores cubanos y extranjeros desde la web, fueron algunas de las incitativas de quienes a√ļn en dif√≠ciles condiciones, apostaron por un di√°logo colectivo con la pertinencia de reflexionar sobre la cultura y el periodismo en tiempos de pandemia.¬†

El mes de agosto lleg√≥ y escritores, narradores orales, trovadores y pintores iniciaron la traves√≠a de desandar las comunidades distantes de la geograf√≠a camag√ľeyana. As√≠ comenz√≥ la XVII Cruzada Literaria de Camag√ľey, un libro gigante, una cita con el verbo y la m√ļsica que nos propuso una escritura por la vida desde el contexto comunitario.

Grabación del programa televisivo dedicado a la 30 edición del Almacén de la Imagen./ Fotos: Claudia Beatriz Borrero Báez

Solo unos días restan para que el Almacén de la Imagen arribe a su cuarto de siglo de creado. Esta 30 edición especial no pierde la esencia de un arte juvenil que derrumba barreras para su promoción y divulgación. Esta vez, del 23 hasta el 28 de octubre el Almacén llegará a los amantes del cine a través del uso creativo de las nuevas tecnologías y de la transmedialidad que están a nuestro alcance y que legitima a su vez lo más selecto de la creación audiovisual hecha por jóvenes en Cuba

Sin dudas, en Camag√ľey existen espacios importantes para visibilizar el trabajo de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, por lo que la¬† tarea eminente de hoy, ante un virus que nos amenaza y expone, ser√° siempre responder con arte

XVII Cruzada Literaria de Camag√ľey en la comunidad de Senado del municipio de Minas./ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Pensando en la AHS…

Mucho tiene para mostrar la AHS agramontina en este aniversario 34, repetir sus siglas en las comunidades camag√ľeyanas y en sus artistas es s√≠mbolo elevado de entrega, compromiso y amor, de quienes junto a sus plumas, pinceles y voces estructuraron la solidez hoy exhibida que la convierten en una de las mejores sedes en la naci√≥n.

A propósito de ello, algunos de sus asociados y Miembros de Honor expresaron su sentir sobre una organización que perdura en el tiempo.

La AHS es como el amigo con el que siempre puedes contar, que dentro de sus posibilidades intentará ayudarte en cuanta creación artística, por muy loca que resulte, se te ocurra, creo que también esto va dado por la disposición de sus directivos que al ser artistas te brindan muchísimo en la fluidez y comprensión de los proyectos.

David Viera

Director de la banda de rock sinfónico Antagon,

Miembro de la célula de la AHS del municipio de Florida

Es una puerta entre los j√≥venes creadores y las instituciones culturales. Con aciertos y desaciertos, la AHS impulsa el trabajo de los artistas muy j√≥venes que a√ļn no tenemos una obra s√≥lida y sin embargo, gracias a ella, contamos con un sistema de apoyo.

Lourdes Mazorra

Escritora y periodista,

Miembro de la Sección de Literatura de la AHS

Creo que tanto la m√ļsica como cualquier otra manifestaci√≥n goza de grandes privilegios en la organizaci√≥n, la inserci√≥n en los eventos, la posibilidad de presentar proyectos, ya sea para un concierto o para la realizaci√≥n de pe√Īas tem√°ticas en la Casa del Joven Creador han propiciado que no sean pocos los que hoy, ya consagrados, hayan hecho carrera en gran parte gracias a la AHS.

Siempre se podr√≠a hacer m√°s y ese es el prop√≥sito. Creo que queda mucho por trabajar sobre todo en los v√≠nculos entre la AHS y otras instituciones tales como los centros de la m√ļsica, casas discogr√°ficas y centros nocturnos.

Danger Sarduy,

Director de la banda de rock DESBROCE

Festival de Rap Trakeanado (2019)/ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

La AHS de Camag√ľey en todos estos a√Īos de creada cuenta con la confianza y el compromiso de sus asociados, y eso dice mucho de su trabajo. Los programas de subvenci√≥n, promoci√≥n, colecci√≥n y exhibici√≥n de obras de arte deben seguir siendo sistem√°ticos y sostenidos. Para nosotros, los artistas j√≥venes, esto es fundamental en el desarrollo de nuestras carreras.

Leonardo Pablo Rodríguez Martínez,

Artista de la pl√°stica.

La principal premisa de la AHS es la entrega desinteresada de los j√≥venes artistas y escritores, quienes no tienen otro af√°n que mostrar su obra y darla al pueblo. Uno de los principales logros, en todos estos a√Īos, es conseguir que los j√≥venes creadores, crean en la institucionalidad como factor fundamental para su desarrollo. (Tomado del Juventud Rebelde).

Yunielkis Naranjo Guerra,

Director del Centro Provincial del Libro y la Literatura,

Miembro de Honor de la AHS

Colectivo del programa radial EN ZONA de la AHS con los participantes de la IV Jornada de M√ļsica Electr√≥nica./ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

¬ŅHacia d√≥nde vamos?….

El llamado a la responsabilidad de los creadores e intelectuales en torno a la necesaria integraci√≥n institucional para posicionar el arte joven como vanguardia relevante dentro del panorama cultural camag√ľeyano, son algunas de las prioridades que se ha proyectado la organizaci√≥n en este a√Īo.

Al decir de Yanetsy Le√≥n, periodista y vicepresidenta de la filial camag√ľeyana de la ¬†AHS, es fundamental llegar a los centros educacionales de ense√Īanza media y superior, a las escuelas de arte y a ese otro talento que no se forma en las academias. La AHS tiene la funci√≥n de acoger las inquietudes creativas y consolidar el trabajo de promoci√≥n que se ha logrado mantener en las jornadas y eventos anuales a trav√©s de las nuevas tecnolog√≠as y con una fuerte presencia de la realizaci√≥n audiovisual. ¬†

‚ÄúEs necesario garantizar la continuidad de la AHS como una fuente que une a generaciones de artistas con inquietudes y con ganas de conquistar el mundo a partir de sus perspectivas, de su mirada y su sensibilidad‚ÄĚ.

Escritores y trovadores de la XVII Cruzada Literaria./ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Trovadores cantan al periodismo cultural (+ video)

La galer√≠a Mira de la Casa del Joven Creador de Camag√ľey se convirti√≥ esta vez en el estudio de grabaci√≥n del concierto de clausura del 3er Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural. El encuentro ocurre de forma virtual, debido al contexto de la pandemia por COVID-19 que nos ha hecho redise√Īar los espacios naturales donde se realiza normalmente.
Este Coloquio es un evento que desarrolla la secci√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n de la filial camag√ľeyana de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) para debatir, reflexionar y promover las l√≠neas de trabajo del periodismo cultural de nuestro pa√≠s, sobre todo hecho por j√≥venes.
La clausura est√° cargada de nov√≠sima trova, interpretada por j√≥venes que aunque trabajan de forma independiente, comparten sus est√©ticas interpretativas para cantarle al periodimo cultural, ese que los eval√ļa y ejerce criterios importantes para su desarrollo.

Con seis temas se festeja este concierto sui g√©neris donde la guitarra, el bajo y la voz son los √ļnicos instrumentos para acompa√Īar a los tres cantautores. Ese rasgo concede gran importancia a las canciones de corte m√°s personal e intimista.
Pedro A. S√°nchez, nacido en Guant√°namo y radicado en la ciudad de Camag√ľey, abre con Tu mar y Chica cham√°n. Canta con guitarra y lo acompa√Īa el bajista Dar√≠o Valdespino.
Sigue Juan Pablo Palmero para brindar con su guitarra Tejas y antenas, una canción al regreso y el reencuentro.
El de mayor experiencia es Harold D√≠az. Se presenta junto a Dar√≠o para dar vida a Arte Soy, el tema de presentaci√≥n del programa hom√≥nimo de Televisi√≥n Camag√ľey, que desde el 2015 realiza la filial de la AHS para promover la obra de sus asociados. Luego, a guitarra limpia propone Ciruelas amarillas, canto a la sensualidad y la belleza femenina.
Antes de terminarse el concierto, Ihordan Torres Hernández, presidente de la filial, despide esta edición del Coloquio, y los tres cantautores unen sus voces para interpretar Soledad, del autor Jorge Drexler.
El cierre es un canto a la soledad que por estos d√≠as nos acompa√Īa, pero que nunca empa√Īar√° la vida de este evento de pensamiento, con la mirada al periodismo cultural que se cuestiona, se renueva y se mejora cada d√≠a, aunque por esta vez haya sido desde la distancia.


Sendas para una breve e inconclusa bit√°cora (y viceversa)

No. 0 Octubre / Diciembre 2018

Digamos que unos j√≥venes entusiastas del arte y el periodismo (¬°como si existieran fronteras!) escalaron una monta√Īa y desde arriba vislumbraron un sue√Īo, era peque√Īito, pero suficientemente certero para ser divisado desde tan alto, era un sue√Īo semilla, un espejito que brillaba con c√≥digos de sol, una piedrita de color al comienzo de las sendas que como arterias lat√≠an el coraz√≥n de la monta√Īa. Digamos que as√≠, como una met√°fora parecida al empe√Īo, se abrieron otras Sendas de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Camag√ľey y una publicaci√≥n trimestral (sue√Īo, espejito o piedrita de color) comenz√≥ a marcar los caminos del arte joven camag√ľeyano. [+]


Todo en la cultura es vital

Desde los mismos orígenes del periodismo como fenómeno de comunicación social, la cultura ha sido uno de sus campos temáticos de mayor interés.

¬†El concepto de periodismo cultural trasmit√≠a temas sobre literatura, m√ļsica, artes pl√°sticas, pero luego asumi√≥ la difusi√≥n de expresiones sobre historia, filosof√≠a y el pensamiento humano; medios que orientaron al periodista de hoy a asumir su rol de investigador, redactor y jerarquizador de la informaci√≥n cultural, desarrollando de esta manera competencias que le permitieron realizar un tratamiento period√≠stico adecuado de estos espacios.

Msc. Luis √Ālvarez √Ālvarez, Premio Nacional de Literatura 2017, Maestro de Juventudes y miembro de Honor de la AHS (tomada del peri√≥dico Trabajadores)

En la actualidad no existe revista, peri√≥dico, emisora radial o canal de televisi√≥n que no contenga una secci√≥n para la difusi√≥n de la actividad cultural, ya sea en espacios informativos o no. La especializaci√≥n de ‚Äúperiodismo cultural‚ÄĚ supone hoy nuevas formas de comunicaci√≥n que trascienda la mera divulgaci√≥n de las carteleras o las coberturas a las distintas manifestaciones art√≠sticas y sus eventos.

Las ganas de hacer, el esfuerzo individual, el sentido crítico y espiritual, el apoyo institucional y la  defensa de la imagen de la nación cubana son claves infalibles hacia un periodismo cultural capaz de generar los cambios necesarios desde el respeto al quehacer de los artistas.

Por lo que el periodista debe ser capaz de insertar a la población en toda la dinámica socio-cultural de la ciudad en la medida en que este sea capaz de recrearse y apreciar lo que les proponemos formando parte también de esos acontecimientos.

¬†El uso oportuno de la tecnolog√≠a y la gesti√≥n de proyectos con discursos cr√≠ticos son, sin dudas, las herramientas claves para conectar a ese p√ļblico con los productos culturales.

Yanetsy León González, coordinadora del III Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural/ tomada de radio rebelde

En este sentido, la filial principe√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en conjunto con la Uni√≥n de Periodistas de Cuba en Camag√ľey desarrollar√° el venidero 16 de junio, de manera virtual, el III Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural, ocasi√≥n para el debate colectivo sobre la formaci√≥n del periodista cultural y de quienes asumen ese rol en los medios de comunicaci√≥n masiva.

Esta tercera edición propiciará el intercambio en las plataformas digitales sobre la ética y la responsabilidad social del periodista. Oportunidad ideal para resaltar el aprovechamiento necesario de las nuevas tecnologías frente a las limitantes del aislamiento social provocado por la Covid-19 y los retos y desafíos que ello supone para visibilizar el arte y a los artistas de Cuba en tiempos de pandemia.

¬†Adem√°s, se pondr√° ‚Äúsobre el tapete‚ÄĚ temas de inter√©s como la desaparici√≥n paulatina de los suplementos culturales en los semanarios cubanos o la inexistencia de espacios en los medios de comunicaci√≥n, tanto nacionales como en los regionales, para la confrontaci√≥n y el debate cultural.

El periodismo como práctica especializada en la divulgación, información y crítica de los productos culturales de una sociedad, debe tener en cuenta todos los modos en que se construye, se lee y se interpreta la cultura en todo su abanico de posibilidades.

Participantes del I Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural/ Tomada del Portal Cubarte

Al decir del Msc. Luis √Ālvarez √Ālvarez, Premio Nacional de Literatura 2017, Maestro de Juventudes y Miembro de Honor de la AHS, ‚Äútodo en la cultura es vital, un artista que no se autoeval√ļe, que no se enfrente a s√≠ mismo no llegar√° realmente a aportar mucho a la cultura, y es rol del periodista cultural ser un gestor de conocimiento para interpretar mejor la realidad desde una perspectiva cultural m√°s all√° de la b√ļsqueda de informaci√≥n‚ÄĚ.

Y es esta precisamente la esencia de un proyecto que con tres a√Īos de creado y organizado por la periodista camag√ľeyana y vicepresidenta de la filial camag√ľeyana de la AHS¬† Yanetsy Le√≥n Gonz√°lez, ‚Äúcontinua apelando a la integraci√≥n de la Uni√≥n de Periodistas de Cuba y de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba‚ÄĚ.¬†¬† ¬†¬†


Forodebate: Tocar la cultura en tiempos de pandemia

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z los invita a participar en el forodebate Tocar la cultura en tiempos de pandemia¬†el pr√≥ximo 16 de junio a las 10:00 A.M, que tendr√° como invitados al escritor, periodista y cr√≠tico Pedro de la Hoz, vicepresidente de la UNEAC; al periodista y jefe de la secci√≥n cultural de Juventud Rebelde Jos√© Luis Estrada; a Yanetsy Le√≥n Gonz√°lez, reportera del peri√≥dico Adelante, de Camag√ľey, coordinadora del Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural en Cuba y M√°ster en Cultura Latinoamericana; y a Gloria Kreiman, periodista cultural, coordinadora de Comunicaci√≥n Digital de Gobierno de C√≥rdoba en agencia de publicidad JPG Grupo de Comunicaci√≥n y miembro de la comisi√≥n directiva del Cineclub Municipal Hugo del Carril.

¬°Esperamos sus preguntas y opiniones!

 


Sobra farandulismo y falta an√°lisis

Por Pedro de la Hoz*

Una crisis sanitaria como la que estamos viviendo es tambi√©n, ya se sabe, una crisis econ√≥mica, social y cultural. La vida cultural en Cuba y el mundo se ha alterado. ¬ŅAlternativas? Han surgido. Si no puedes ir a un concierto, lo recibes en casa. Si no puedes ir a un museo, lo visitas desde casa. Si no puedes ir a un teatro, el teatro lo tienes en casa. Unas opciones son libres de pago, otras no. Unas cuantas plataformas digitales cobran. Unos cuantos servicios de streaming se hallan fuera del alcance si no cuentas con una tarjeta de cr√©dito.

Por otra parte, muchos artistas se han sentido estimulados a crear y compartir lo que tienen. Aplausos. Aunque sucede que no todo lo que crean y comparten por sí mismo vale. Sin ir muy lejos, entre nosotros he escuchado canciones loables y execrables, a poetas y poetacos. No bastan buenas intenciones. La creación y la difusión de la creación exigen rigor. El periodismo cultural en Cuba también exige rigor y no siempre ha sabido cribar entre lo esencial y lo accesorio, entre el grano y la paja. Sobra farandulerismo y falta análisis.

*Escritor, crítico de arte y periodista, Vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba

Premio Nacional de Periodismo Cultural José Martí

Poseedor de la Distinción Por la Cultura Nacional y fundador del suplemento Huella

———————————————————————————————————-

¬ŅPor d√≥nde andamos?

Por José Luis Estrada Betancourt*

El mundo cambió, ya no es el mismo. La COVID-19 nos ha obligado a reinventarnos, a buscar alterativas. También a que no seamos tan arrogantes, enfermos de poder, tan explotadores sin piedad del planeta. Por estos días nos vemos más solidarios, más dispuestos a cooperar, a propiciar la unión.

Los efectos de la pandemia y sus repercusiones sanitarias, humanas y econ√≥micas, ha sido enormes. Y no obstante, desde el inicio de la pandemia, no ha habido un d√≠a en que no haya habido un concierto, una pintura, una representaci√≥n teatral, un libro que nos invita a leer… Pero a veces pareciera que buena parte del periodismo cultural que se realiza bajo estas complejas circunstancias, no se ha enterado de por d√≥nde andamos. Sigue aferrada, por ejemplo, a las notas informativas que poco aportan, que se quedan en el lead, como si no existieran otros g√©neros. Las entrevistas son apenas frases entrecomilladas que no permiten llegar al protagonista, descubrirlo, saber c√≥mo piensa, c√≥mo vive, c√≥mo crea; sentir su respiraci√≥n.

Este es un momento que se hubiera prestado perfectamente para darle un buen impulso el periodismo hipermedia, para explotar al máximo sus posibilidades, para establecer nuevas rutinas productivas. Para internar parecernos más a esos intelectuales y artistas, a sus procesos creativos, que constituyen nuestra razón de ser.

Que poco a poco la sociedad cubana se haya ido informatizando ha posibilitado que nuestros creadores no se hayan dejado dominar por la inactividad, por la angustia. Hace unos d√≠as, Ulises Rodr√≠guez Febles, el destacado dramaturgo, investigador y guionista matancero, nos llamaba la atenci√≥n: ¬ęsi revisamos la labor de los m√ļsicos cubanos en tiempo de pandemia, encontraremos en las p√°ginas digitales la creaci√≥n inquieta de quienes no cesan en la reclusi√≥n, sino que se han reactivado ante la pausa. (…) Creo que si algo positivo ha tenido la etapa pand√©mica, es el espacio de reflexi√≥n, la activaci√≥n creativa, la lucha psicol√≥gica y est√©tica de nuestros artistas, utilizando los c√≥digos y lenguajes del audiovisual, algunos con mayor eficacia que otros; pero siempre en lucha contra el silencio y la inercia¬Ľ. Al periodismo cultural cubano le toca jerarquizar y acompa√Īar mucho m√°s esos y otros tantos procesos que han ayudado a salvarnos.

 

*Periodista, crítico de arte, editor. Jefe de la Redacción Cultural del Periódico Juventud Rebelde

———————————————————————————————————————-

Memoria de nuestro tiempo

Por Yanetsy León González*

Parec√≠a que tendr√≠amos un a√Īo sin desdichas, a pesar del signo de a√Īo bisiesto. En marzo varios j√≥venes recib√≠amos las buenas energ√≠as del segundo Taller de Periodismo Cultural Rub√©n Mart√≠nez Villena. Est√°bamos en La Habana, entusiasmados con el programa del evento, cuando se diagnostic√≥ el primer caso positivo a la COVID-19 en Cuba.

Generar contenidos desde la casa no ha sido un reto dif√≠cil, gracias a la creatividad y a la astucia de los artistas, actores de una zona de la cultura que sigue siendo la mayor privilegiada por el periodismo cultural. Claro, la vida online ha condicionado la jerarqu√≠a de la agenda medi√°tica, y por ende, la desventaja para quienes no asoman como quisieran en el ecosistema digital. Eso agudiza el problema contempor√°neo de valer seg√ļn la hiperconectividad.

Pero m√°s all√° del hecho art√≠stico, la pandemia ha subvertido en nuestras narices asuntos que no hemos abordado lo suficiente como la fragilidad como individuos en las sociedades telem√°ticas. Si antes se√Īal√°bamos como desarraigo afectivo la b√ļsqueda por la web del contacto humano, ahora esa relaci√≥n adquiere otros matices.

Un planteamiento reiterado en las ediciones del Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural ha sido el ejercicio de la crítica. En pleno aislamiento social pudiera enfocarse en la programación televisiva y en las llamadas ofertas de las redes sociales. He ahí otro terreno por aprovechar pues circulan imágenes falsas y superficiales que refuerzan la llamada era del vacío.

La urgencia de ahondar en los procesos de significaci√≥n de la realidad sigue siendo un cometido del periodista cultural, reafirma la importancia de la formaci√≥n y de la investigaci√≥n. En ese sentido, me alienta mucho este espacio de discusi√≥n impulsado por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y la Uni√≥n de Periodistas de Cuba para no perder las coordenadas de la br√ļjula profesional.

Olvidé contar que de La Habana regresé a mi casa muerta de miedo el sábado 14 de marzo, Día de la Prensa Cubana. Recuerdo como ayer el lunes inmediato cuando la directora de mi periódico nos citó para las precisiones de la nueva etapa. Hoy se cumplen tres meses que no veo la redacción del Adelante, pero no he dejado de salir en el impreso ni de alimentar su versión digital porque desde entonces teletrabajo. El periodismo sigue siendo para mí una clave de felicidad y un puente para ser memoria cultural de nuestro tiempo.

*Periodista en el peri√≥dico Adelante, de Camag√ľey. Coordinadora del Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural. M√°ster en Cultura Latinoamericana.


Dificultad y aprendizaje

Las particularidades en la cultura y su comunicación durante la pandemia de Coronavirus en Córdoba, Argentina.

Por Gloria Kreiman*

La pandemia de Coronavirus ha afectado todos los aspectos de nuestras vidas en casi todos los lugares del mundo, incluyendo inevitablemente a la cultura, su producción, su consumo y su comunicación.

Córdoba, la segunda ciudad más grande de Argentina, no es una excepción en esto y sus expresiones culturales (que son muchas, variadas y muy valiosas) se han visto profundamente perjudicadas de diferentes maneras: desde el 19 de marzo estamos en aislamiento social obligatorio, con algunas actividades ya flexibilizadas, pero todavía con nuestros cines, teatros, museos y espacios artísticos cerrados.

Trabajo vinculada a la comunicación de la cultura en tres espacios diferentes de mi ciudad y quiero compartir algunas de las experiencias que se han despertado a partir de esta nueva realidad.

Mi principal ocupaci√≥n es la coordinaci√≥n de la comunicaci√≥n digital del Gobierno de la Provincia de C√≥rdoba, desde una agencia de publicidad. La pandemia, por supuesto, ha atravesado la estructura estatal en todos sus niveles, incluyendo a la cultura que en cualquier contexto es importante y trascendental pero en este lo es a√ļn m√°s: es uno de los sectores m√°s perjudicados y a la vez m√°s necesarios para mitigar, con entretenimiento y contenidos de calidad, los efectos psicol√≥gicos y emocionales del encierro y la incertidumbre.

Con este foco, el área de Cultura del Gobierno de Córdoba creó una serie de propuestas virtuales alternativas para ver desde casa durante el aislamiento: recitales, obras de teatro, lecturas, conferencias y charlas, recorridos de museos. Esto plantea dos grandes desafíos para nuestro trabajo de comunicación:

Por un lado, la virtualidad no resulta tan atractiva como disfrutar de estas cosas en persona, por lo que estamos multiplicando los esfuerzos por comunicarlas a trav√©s de contenidos creativos, impactantes, atractivos, claros, precisos y bien dirigidos a cada p√ļblico.

Por otro lado, una cuesti√≥n pr√°ctica: estamos, por primera vez, trabajando a distancia, cada uno desde su casa. Somos un equipo grande de dise√Īadores gr√°ficos, editores audiovisuales, programadores, productores, redactores, creativos, analistas pol√≠ticos, analistas digitales, planificadores de medios y pautas, directores de arte, coordinadoras.

Discutir, definir, coordinar, producir contenidos, chequearlos, aprobarlos, sin compartir el espacio físico, comunicándonos virtualmente, nos obliga a tener más paciencia, más flexibilidad horaria, más atención, más y más activos grupos de WhatsApp. Pero también nos ha llevado a reforzar nuestra solidaridad laboral y personal, nuestra empatía y nuestra predisposición al buen humor.

En segundo lugar, trabajo en el Cineclub Municipal Hugo del Carril. Fui responsable de Comunicaci√≥n y Relaciones Institucionales durante varios a√Īos y hoy soy miembro de su comisi√≥n directiva.

Abierto en el a√Īo 2001, el Cineclub ofrece desde ese entonces programaci√≥n de cine de calidad y alternativa a la comercial, cursos y talleres y una biblioteca/videoteca muy completa.

Funciona de manera mixta: es un espacio perteneciente a la municipalidad de la ciudad de Córdoba, pero es sostenido casi en su totalidad de manera independiente, por el trabajo de su Asociación de Amigos.

Al estar sin actividades, no hay recaudación alguna; por lo que está en peligro el sostenimiento del espacio, los sueldos de los trabajadores, el mantenimiento de los equipos y el edificio.

Para tratar de evitar que el espacio se cierre, pusimos en marcha la modalidad virtual de los cursos y talleres y lanzamos un bono anticipado con el cual la gente compra un ‚Äúpaquete‚ÄĚ de entradas de cine, descuentos para los cursos y acceso a la biblioteca/videoteca, y puede usarlo a partir del momento que quiera, cuando reabra el Cineclub.

Por supuesto que para todo esto, la comunicaci√≥n es fundamental y un gran desaf√≠o considerando el contexto: las redes sociales son el principal soporte de difusi√≥n (por su bajo costo y porque resultan efectivas), hay mucho p√ļblico en las redes ya que la gente est√° en general con m√°s tiempo libre y en sus casas; pero a la vez hay m√°s invisibilidad, porque la virtualidad obligada hace que haya m√°s publicaciones.

La ventaja es que el Cineclub es un lugar muy querido por los cordobeses, muy valorado por los cin√©filos y uno de los espacios culturales con m√°s trayectoria en la provincia, por lo que la respuesta de los p√ļblicos en general y la prensa cultural ha sido buena y afectuosa. Sin dudas que tambi√©n en esto la comunicaci√≥n ha sido fundamental: el trabajo de identidad y visibilizaci√≥n que realiza el Cineclub desde sus inicios muestra sus frutos.

Finalmente, hago colaboraciones periodísticas para una de las radios de la Universidad Nacional de Córdoba y para algunos medios gráficos locales. Principalmente, recomiendo y comento películas y series. En este contexto en el que no se puede ir al cine, no he tenido más opción que enfocarme en los contenidos que ofrecen las plataformas pagas (como Netflix) y, si bien tienen algunas propuestas interesantes, el contenido novedoso y de calidad es limitado, lo cual ha dificultado mi trabajo.

Pero al mismo tiempo, con el aislamiento, se han abierto nuevos canales, se han liberado algunos contenidos art√≠sticos a los que antes era m√°s dif√≠cil o imposible acceder y se generan eventos con alcance global. Es el caso, por ejemplo, del festival de cine online We Are One, iniciativa del festival de Tribeca y del que participaron m√°s de 20 festivales prestigiosos de todo el mundo: Berl√≠n, Locarno, Londres, Rotterdam, Cannes, Nueva York, San Sebasti√°n, Toronto y Venecia, entre otros. Cosas como esta dan a los p√ļblicos y a los periodistas alternativas novedosas.

El punto en com√ļn que encuentro en cada una de estas labores en cuanto a las particularidades que implica en ellas la pandemia y el aislamiento social es que, como en cualquier crisis, hay obst√°culos y problemas pero tambi√©n hay aprendizajes y desaf√≠os.

La cultura y la comunicaci√≥n son siempre tareas complejas, a√ļn m√°s en tiempos de dificultades sanitarias, econ√≥micas y sociales. Esto es una responsabilidad que implica esfuerzos pero que tambi√©n nos est√° dando crecimiento y alegr√≠as profesionales y humanas.

Además, la satisfacción por el trabajo bien hecho es, en momentos como este, también mayor porque nuestra labor cobra más importancia.

Licenciada en Comunicación Social.

Diplomada en Políticas Culturales para el Desarrollo Local.

Coordinadora de Comunicación Digital de Gobierno de Córdoba en agencia de publicidad JPG Grupo de Comunicación.

Miembro de la comisión directiva del Cineclub Municipal Hugo del Carril.

Periodista cultural.