Pedro Franco


«El teatro es ante todo acci√≥n»

Por esas tantas coincidencias de la vida nos conocimientos en los d√≠as dif√≠ciles de las pruebas de actitud para el Instituto Superior de Arte, entre los ex√°menes para las carreras de Dramaturgia y la FAMCA, en esos d√≠as extra√Īos en los que la complicidad crea lazos de amistad para toda la vida y hace que en cada reencuentro vuelvas a tener 19 o 17 a√Īos y la misma frescura y los sue√Īos tatuados sobre el rostro. Desde esa √©poca me llamaba la atenci√≥n su forma de acercarse al proceso creativo, de percibir la vida, de observarla, con la certeza de haberla vivido intensamente y, al mismo tiempo, con la sonrisa limpia de quien no conoce nada todav√≠a.

Manuel Hurtado L√≥pez (La Habana, 1993) se gradu√≥ en 2013 de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, en la especialidad de Escultura, pero sus inquietudes art√≠sticas lo impulsaron a continuar estudios en la Universidad de la Artes (ISA) en el perfil de Dramaturgia, especialidad que culmin√≥ en 2019. Para este muchacho el arte es en s√≠ un proceso de constante movimiento y b√ļsqueda, donde lo visual, lo po√©tico, lo extra√Īo, lo genuino, lo vivido, lo absurdo, lo inevitable, lo atrevido, lo ef√≠mero‚Ķ se conjugan siempre para dar forma a eso que √©l llama sus ‚Äúobsesiones‚ÄĚ, en el espacio multiforme de una mente sin fronteras que navega siempre entre las diversas aguas de la creaci√≥n.

Recientemente has culminado tus estudios en el Instituto Superior de Arte en la especialidad de Dramaturgia. ¬ŅC√≥mo recuerdas esta importante etapa de tu vida? ¬ŅQu√© aport√≥ a tu visi√≥n como escritor?

El ISA es ante todo un contexto, m√°s all√° del s√≠mbolo acad√©mico que representa. Es un lugar para encontrarse con personas que comparten tus intereses, de ah√≠ que sienta que es un espacio vital para todo creador joven. Por eso lo recuerdo con un amor celoso ‚Äďcomo de familia mal llevada‚Äď, por las personas que habitaron ese espacio conmigo, y no solo compa√Īeros de facultad, no solo alumnos.

Y sobre mi visi√≥n como escritor‚Ķ ah√≠ entra la parte acad√©mica. En primer lugar, entender el teatro es un ejercicio complejo, que precisa deslindarse de ideas que uno trae fijadas, sobre todo si se viene desde una pr√°ctica narrativa o po√©tica. Y es que el teatro es ante todo acci√≥n, y en un primer momento la met√°fora o la descripci√≥n pueden atentar contra el ejercicio dram√°tico ya que la ‚Äúnarratividad‚ÄĚ es sustituida por la representatividad, y la l√≠rica por el drama. Claro que esto es totalmente violentable, y debe serlo ‚Äďde ah√≠ la narraturgia y el teatro posdram√°tico‚Äď pero genera un nivel de conciencia en las etapas de aprendizaje‚Ķ te permite saber qu√© debe quebrarse para innovar.

La misma l√≥gica se aplica en las artes visuales respecto al arte abstracto, expresionista, naif, etc‚Ķ Hay que conocer las reglas antes de romperlas. Es un poco cognocentrista, pero tiene l√≥gica. Y este proceso es bien entendido por los maestros del Seminario de Dramaturgia: Roberto Vi√Īa, Yerandy Fleites y Maikel Rodr√≠guez de la Cruz; que son por dem√°s excelentes escritores.

Ellos, desde sus visiones particulares, te ayudan a crear una voz propia, y m√°s importante a√ļn, crean en ti un oficio y una estrategia para enfrentar el papel en blanco (el viejo trauma del escritor). Y para mi vieja obsesi√≥n con lo te√≥rico aport√≥ especialmente tener excelentes pensadores como Jos√© Alegr√≠a y Eberto Garc√≠a como maestros.

Cortesia del entrevistado

Adem√°s, eres egresado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro‚Ķ ¬ŅQu√© lugar ocupan las artes visuales en tus procesos creativos?

Creo que en general yo sigo pensando como artista visual. Es l√≥gico, puesto que dediqu√© toda una vida a ello, y com√ļnmente encuentro en el arte mis referentes m√°s √°giles. Pero no tengo conciencia, al menos a la hora de la escritura, de hacer un uso eficaz de esas herramientas. Sobre todo, tomando en cuenta que hice mi especialidad en escultura y que el uso del espacio teatral en mis textos nunca ha sido particular, sino m√°s bien evasivo.

En cambio, a la hora de pensar ‚Äúesc√©nicamente‚ÄĚ soy incapaz de desligarme de la experiencia del performance, el happening, la instalaci√≥n, etc. Lo cual se traduce a que mis pocas creaciones ‚Äúesc√©nicas‚ÄĚ (valgan las comillas) funcionen esencialmente como dispositivos ‚Äďextra√Īo h√≠brido √ļtil al teatro. Claro que en t√©rminos dramat√ļrgicos soy bastante dado a reflejar mi experiencia con el arte conceptual; la necesidad de un statement, un concepto, un referente. Estos procedimientos ‚Äďinconscientes en gran medida‚Äď puede que generen la extra√Īeza y lo po√©tico de mis obras, pero no son ajenos de ninguna manera al proceder de cualquier escritor.

¬ŅCu√°les son tus referentes art√≠sticos y literarios?

Hace a√Īos que vengo trazando la misma respuesta, y es en cierto modo tramposa. Yo coloco en el edificio de mis referentes dos columnas principales: Marcel Duchamp y Heiner M√ľller. Por una raz√≥n esencial: el gesto. Estos artistas son quiz√°s los culpables de la revoluci√≥n del siglo XX en las artes visuales y la dramaturgia, fundamentalmente por haber borrado las fronteras en ambos medios.

Sobre ellos es f√°cil pisar y emancipar tu creaci√≥n art√≠stica, lo cual no lo hace autom√°ticamente algo bueno (sobre todo pensando en resultados), pero sin dudas es √ļtil. En ese edificio multifamiliar tambi√©n viven otros nombres como Cabrera Infante y Joyce, Luis Britto y Cort√°zar, Sergio Blanco y Rodrigo Garc√≠a, Nara Mansur y Dulce Mar√≠a, Beckett y Virgilio, Calder√≥n de la Barca y Shakespeare, Piero Manzoni y Rauschenberg, Charlie Kaufman y Tarantino, Agamben y Harold Bloom. Es un solar, como puedes ver.

¬ŅQu√© tem√°ticas prefieres abordar desde tu obra?

Como dec√≠as, recientemente me gradu√© del ISA, y fue en mi obra de tesis donde volqu√© gran parte de mis obsesiones. Una de ellas se resume en la siguiente frase de Lyotard: ‚ÄúPara hacer visible que algo es representable es necesario martirizar la representaci√≥n, llev√°ndola a sus l√≠mites‚ÄĚ, y es este cuestionamiento a la representaci√≥n y la teatralidad, de conflicto entre el ejercicio de representar y el dramat√ļrgico el que interesa a gran parte de mi trabajo, y pienso, debe ser impl√≠cito a todo acto teatral.

Las tem√°ticas var√≠an, incluso las estrategias textuales, pero los intereses son los mismos: las obsesiones con el Yo; con el teatro documental ‚Äďcomo dice Barrientos: de fricciones m√°s que de ficciones‚Äď; con la narraturgia y lo posdram√°tico como herramientas. Elementos todos que forman parte de una experimentaci√≥n y una b√ļsqueda que no pretendo se divorcien de una tradici√≥n aprehendida, sino que se sume a esta.

Cortesia del entrevistado

A partir de tu participaci√≥n en el Festival de las Artes y en otros proyectos comunitarios. ¬ŅQu√© espacios consideras adecuados para tus puestas en escena?

Yo vivo enamorado del teatro como espacio arquitect√≥nico y de comuni√≥n. Mi primera y √ļnica obra teatral representada fue en la Sala Adolfo Llaurad√≥ y fue una experiencia desgarradora, sobre todas las cosas por la humildad que genera la relaci√≥n p√ļblico-escena. De ah√≠ en adelante mis proyectos han ido a explorar otros espacios: habitaciones de hotel, derrumbes, garajes, almacenes, barrios, galer√≠as.

Ha sucedido as√≠ porque estos proyectos, sin dejar de aspirar a la ‚Äúteatralidad‚ÄĚ, se han acercado al √°mbito del performance y el dispositivo esc√©nico. En estas tres obras que refiero, *99 (cobro revertido), √Ārea de Meditaci√≥n Esc√©nica (A.M.E.), Oleyloleyloleylole Oleyloleyloleylolay, he tenido la suerte de trabajar tambi√©n con dos amigos, Sof√≠a Arango y Luis Carricaburu, de los que he aprendido mucho sobre esta otra interrelaci√≥n donde el material hace ‚Äúejecutor‚ÄĚ al espectador. Por eso pienso que todo espacio es √ļtil, solo depende del proyecto, √©l es el que elije.

Recientemente estuviste escribiendo para el espect√°culo C.C.P.C (La Rep√ļblica Light), temporadas I, II y III de Teatro El Portazo. H√°blanos de esta experiencia.

C.C.P.C es una obra que es coral en todo sentido. Yo apenas escrib√≠ tres peque√Īos textos por encargo para el espect√°culo, escrito en su mayor parte, y dirigido por Pedro Franco y Mar√≠a Laura Germ√°n. Lo m√°s importante de esta experiencia fue participar de una din√°mica de grupo, ver el proceso de construcci√≥n del espect√°culo desde los cimientos y acercarme a una agrupaci√≥n que admiro y sigo desde sus inicios. Ha sido una escuela, sin dudas, y el resultado principal de esta experiencia es estar trabajando con ellos actualmente y tratar de aportar lo recibido.

Muchos consideran que en los tiempos actuales las puestas en escena han sido desplazadas por el cine y la televisi√≥n ¬ŅC√≥mo definir√≠as el estado actual del teatro cubano?

Cortesia del entrevistado

No quiero decir que es un tiempo extra√Īo para el teatro, porque siempre lo es. Y sin dudas el cine y la televisi√≥n son el ep√≠tome de su ca√≠da a un arte de minor√≠as cuando hasta principios del siglo pasado era El arte de masas, y hasta la llegada del romanticismo, el g√©nero literario por excelencia desde el siglo IV a.C.

Pero recientemente le√≠ un art√≠culo sobre teatro contempor√°neo que comentaba que en la √ļltima d√©cada ha habido un resurgir de asistencia a las salas en comparaci√≥n a la √ļltima mitad del pasado siglo, lo cual habla de un creciente inter√©s hacia las propuestas novedosas en el √°mbito internacional. Y sobre Cuba, no soy qui√©n para dar un parte m√©dico.

Puedo decir que los grandes directores como Celdr√°n, Carlos D√≠az, Ra√ļl Mart√≠n, Nelda Castillo y Rub√©n Dar√≠o Salazar contin√ļan haciendo grandes obras, y que j√≥venes agrupaciones y directores, como Pedro Franco, Jos√© Ram√≥n Hern√°ndez, Yunior Garc√≠a y Jazz Mart√≠nez-Gamboa siguen demostrando la calidad de sus propuestas.

Sin embargo, pienso que la salud de nuestro teatro se mide en las obras que asaltan inesperadamente las salas, y en los √ļltimos tiempos hemos disfrutado mucho estas experiencias. Como la m√°s reciente obra teatral dirigida por Osvaldo Doimeadi√≥s, Oficio de Isla, uno de los ejemplos m√°s certeros de un teatro inteligente, vivo y profundamente cubano.

Perteneces a la generaci√≥n de escritores nacidos en los 90. ¬ŅQu√© rasgos crees que definen a tu generaci√≥n?

La tecnología es gran parte de nuestra identidad, eso es un hecho. Incluso en Cuba, donde hemos llegado tarde al mundo del Internet y las redes sociales. Recientemente he descubierto, en un espacio tan frívolo como Instagram, una comunidad de poetas jóvenes de gran calidad, los cuales seguramente sean más leídos a través de estos medios de lo que podrían con impresiones a papel. Claro que el papel es la validación de esos esfuerzos, pero es un espacio que nuestra generación ha sabido aprovechar.

Casi cualquier cosa que nos defina se podría relacionar con esto, la referencialidad, la intertextualidad, la hipertextualidad, incluso, más profundamente: la muerte de los metarrelatos justifica mi sospecha de que somos una generación dada a hablar fríamente de y desde la intimidad, pero no tanto como que esa intimidad ya no exista puesto que se exhibe de antemano en nuestras redes.

Cortesia del entrevistado

¬ŅCu√°les son tus aspiraciones en el plano creativo?

Seguir escribiendo, ante todo. Pero me interesa también dirigir teatro, dedicar mis esfuerzos futuros a eso y entrar a esa larga lista de dramaturgos-directores.


El recitalito: ¬°Ven y canta!

Teatro El Portazo insiste en decirnos que El Recitalito No puedo, tengo ensayo no es CCPC, la obra ‚Äďcon m√°s de una parte, aunque prefiero la paradigm√°tica primera‚Äď por la que fue premiado, conocido y aplaudido en casi toda Cuba. Es como si el grupo, dirigido por Pedro Franco, quisiera advertirnos que aunque ambas partan de c√≥digos que identifican el colectivo matancero ‚Äďel uso del cabaret, la espectacularizaci√≥n esc√©nica, incluso lo carnavalesco, y la interacci√≥n con el p√ļblico‚Äď esta obra es ‚Äúotra cosa‚ÄĚ.

Fotos tomadas del Facebook de El Portazo

Quiz√°s se diferencian en que esta √ļltima explora menos la s√°tira social y pol√≠tica, para ser m√°s bien una especie de ‚Äúdivertimento esc√©nico‚ÄĚ que, como ellos aseguran, fue creado como una acci√≥n promocional orientada al prelanzamiento del proyecto Todos los hombres son iguales, obra con texto del dramaturgo, actor y realizador holguinero Yunior Garc√≠a.

Cartel El recitalito/ Fotos tomadas del Facebook de El Portazo

Una acci√≥n promocional ‚Äďsui generis en el teatro cubano‚Äď que ‚Äútom√≥ cauces independientes que la convierten en un organismo vivo que respira por s√≠ mismo y funciona solo; sin dejar de responder a las exigencias del marketing para los que fue concebido‚ÄĚ, escribe Ledier Alonso Cabrera en el programa que acompa√Īa esta puesta.

As√≠ marketing y teatro, canciones en vivo y diversi√≥n, interacci√≥n y jodedera se mezclan en este espect√°culo: varias canciones ordenadas de manera aleatoria por los espectadores en una especie de participaci√≥n para nada ingenua que hace al p√ļblico sentirse c√≥mplice del desarrollo dramat√ļrgico de la puesta; dos comerciales para productor nacionales, pues ‚Äďhabl√°bamos de marketing‚Äď hay que agradecer a los patrocinadores; un intermedio; divertidas coreograf√≠as grupales a partir de temas musicales, sobre todo de programas infantiles de televisi√≥n, que nos remiten a la infancia de buena parte del p√ļblico, que viene a ser la de Pedro Franco, aunque a otros de mayor edad no le digan nada; ‚Äúuna pantalla que discursa en categor√≠a personaje‚ÄĚ, y un cuadro esc√©nico de lo que ser√° Todos los hombres son iguales cuando se estrene al p√ļblico.

Con todo esto ‚Äďcual ingredientes de un √©xito seguro que hace al p√ļblico re√≠rse y hasta desinhibirse y en el intermedio bajar al escenario‚Äď toma cuerpo El Recitalito‚Ķ, obra que se mueve en los contextos del bar¬īs show, planeando al mismo tiempo ‚Äúuna estructura abierta‚ÄĚ. Esta viene a ser uno de sus principales atractivos y como hemos visto, com√ļn en el trabajo de El Portazo: todo est√° pensado, cada escena, canci√≥n, personaje, vestuario, m√ļsica, etc., es minuciosamente concebido, pero al mismo tiempo deja espacio para la improvisaci√≥n, en un rejuego en que nos sentimos part√≠cipes de la puesta.

Fotos tomadas del Facebook de El Portazo

Incluso las im√°genes que la pantalla deja ver mientras los actores cantan y act√ļan ‚Äďde filmes como Kill Bill, de Quentin Tarantino, y N√°ufrago, de Robert Zemeckis‚Äď sirven de apoyatura semi√≥tica a las versiones de las canciones: ‚ÄúLa mala‚ÄĚ, del repertorio de La Lupe, o ‚ÄúParte de √©l‚ÄĚ, de La sirenita, cl√°sico de Walt Disney Pictures.

Podr√≠amos pensar que El Recitalito‚Ķ siempre ser√° una obra en construcci√≥n, moldeada al lugar donde se presente y al p√ļblico, en la medida en que destaca ‚Äďtambi√©n a partir de la selecci√≥n de las piezas musicales‚Äď la improvisaci√≥n de los excelentes actores del grupo, liderados en escena por una actriz camale√≥nica y vers√°til ‚Äďy el adjetivo no est√° de m√°s‚Äď, capaz de pasar de un registro actoral a otro como si nada sucediera: Mar√≠a Laura Germ√°n. Quienes la hemos visto en otras puestas de El Portazo o en Teatro Las Estaciones, sabemos que la Germ√°n es una de las j√≥venes actrices m√°s interesantes ahora mismo. La acompa√Īan en escena los tambi√©n talentosos y premiados j√≥venes actores: Camila Rodhe, Odette Mac√≠as, Alejandro Castell√≥n, Raudelis Torres y Adri√°n Bonilla.

Fotos tomadas del Facebook de El Portazo

‚ÄúEl performance musical, la contextualizaci√≥n de metalenguajes [y la descontextualizaci√≥n, a√Īadir√≠a yo], el humor, la s√°tira social y la democracia en las ideas, componentes trabajados antes por Teatro El Portazo, se mantienen con coherencia en el cuerpo textual de El Recitalito... Desde una intimidad l√ļcida los actores ironizan con los pactos de ficci√≥n, aprovechan la relaci√≥n con el espectador en modo ‚Äúdescarga‚ÄĚ y lo hacen part√≠cipe de la agon√≠a vivida en el proceso‚ÄĚ, ampl√≠a Alonso Cabrera.

Por todo esto, El Recitalito‚Ķ se asemeja y se diferencia de CCPC: son dos partes de un mismo cuerpo, El Portazo, y bebe ‚Äďtodo salido de la mente de Pedrito Franco‚Äď de muchos de los mismos recursos esc√©nicos, incluso potenci√°ndolos en un mayor grado. Musical, improvisaci√≥n, performances y hasta gozadera y diversi√≥n sobre el escenario ‚Äďcuidado, no son tan light como parecen, la provocaci√≥n y el sexapil son recursos tambi√©n muy v√°lidos‚Äď, nos hacen esperar con ansias el estreno de Todos los hombres son iguales, que tampoco ser√° CCPC ni El Recitalito‚Ķ, pero seguro se le parecer√° un poco.

Fotos tomadas del Facebook de El Portazo

Los desafíos de Camila Rodhe (+ fotos, video y tuit)

Era algo tímida, le temía al ridículo, pero su pasión por el jazz y la actuación es más fuerte que lo demás. Ahora encanta desde las tablas, encarna personajes con naturalidad y despierta aplausos.

Camila Rodr√≠guez, m√°s conocida como Camila Rodhe, es actriz del grupo El Portazo y cantante del conjunto Mestizaje, en Matanzas, su provincia natal. La obra CCPC La Rep√ļblica Light III Temporada fue como una especie de vitrina que le permiti√≥ demostrar su fuerza y talento.

Oriunda del municipio de Cárdenas, posee entre sus principales reconocimientos el premio de actuación femenina Adolfo Llauradó (2019), uno de los más importantes entregados a jóvenes en Cuba, miembros o no de la Asociación Hermanos Saíz.

Con naturalidad, narra que cuando conoci√≥ la noticia no lo pod√≠a creer. Tal vez porque nunca imagin√≥ que con su primer estreno como profesional pod√≠a recibir ese tipo de aplauso. ‚ÄúSent√≠ mucha alegr√≠a, sobre todo porque significa que mi trabajo va por buen camino. Cada reconocimiento de la AHS alienta a que el creador contin√ļe con ese deber de aportar a nuestra cultura y cada vez con m√°s √≠mpetu‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅCu√°nto favorece tu formaci√≥n actoral estar en¬†El Portazo, un grupo que a pesar de su juventud da pasos importantes a nivel nacional?

‚ÄĒ¬†Ser parte de El Portazo ha sido y sigue siendo un placer y una suerte. Incluso, ya estudiando en la Academia, no ten√≠a claro si quer√≠a ser actriz. Desde ni√Īa he amado el musical, y cuando me gradu√© no exist√≠a ninguna agrupaci√≥n desarrollando ese g√©nero. Llegu√© a Matanzas y me incorpor√© a este grupo sin saber qu√© hac√≠a all√≠‚Ķ no tard√© en entender. He aprendido el rigor, la belleza, el placer de hacer arte.

‚ÄúHe aprendido el riesgo, a disfrutar el proceso, a entregarme sin miedo en las tablas‚Ķ Era muy cohibida, le tem√≠a al rid√≠culo. En el El Portazo he ido conoci√©ndome como actriz, cu√°les son mis lagunas, c√≥mo mejorarlas y c√≥mo sacarle provecho a mis cualidades‚Ķ, consciente de que la b√ļsqueda y el crecimiento han de continuar. Tanto su director, Pedro Franco, como sus actores (a quienes admiro y respeto mucho) me han ayudado y me gu√≠an en esta b√ļsqueda‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© tipo de personajes prefieres o los asumes todos con el mismo entusiasmo? ¬ŅPor qu√©?

‚ÄĒ¬†Creo que todav√≠a no puedo decidir qu√© tipos de personajes me gusta hacer, y por eso, me entrego a todos con igual pasi√≥n‚Ķ todos suponen un reto para m√≠. Desde la escuela me han tocado personajes dram√°ticos y me gusta‚Ķ ahora tengo la oportunidad de hacer una comedia. Estoy tan entusiasmada como temerosa, pues nunca me he considerado una persona simp√°tica‚Ķ Se me da mejor re√≠r que hacer re√≠r. Pero la curiosidad y la oportunidad de descubrir de qu√© soy capaz son m√°s fuertes que mi miedo, y estoy muy contenta con ello.

‚ÄĒ¬†Tambi√©n tienes experiencia como actriz de la¬†emisora Radio 26, en Matanzas. ¬ŅC√≥mo es el trabajo en ese medio? ¬ŅCu√°n enamorada est√°s de la actuaci√≥n radial?

‚ÄĒ¬†Llegu√© a la radio gracias al actor y director del dram√°tico de Radio 26, William Quintana, que m√°s que mi director en este medio y mi compa√Īero de escena, es tutor y amigo. Mi primera vez en la radio¬†fue aterradora. Muy buenos actores me acompa√Īaban y no sab√≠a qu√© hacer (aclaro, que en la academia recib√≠ clases de radio, aunque en ese entonces no las valor√©). Pero me acogieron con paciencia y pronto descubr√≠ el deleite.

‚ÄúEs una escuela por la que todo actor deber√≠a pasar. Aprend√≠ agilidad. Es impresionante cu√°ntas cosas se pueden hacer de un personaje solo usando tu voz. Sin dudas es un trabajo muy dif√≠cil, pero divertido‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†El teatro implica muchos retos m√°s all√° de la escena. ¬ŅC√≥mo es en tu caso?

‚ÄĒ¬†No creo que sea muy diferente al resto de los actores de mi generaci√≥n. Yo soy de C√°rdenas, pero El Portazo radica en la ciudad de Matanzas, por lo que pronto tuve que buscar alquiler en la capital provincial, lo que supone estar lejos de mi familia y aprender a mantener todo lo que ello conlleva.

‚ÄúAdem√°s de eso, y hablando concretamente del trabajo, siempre es un reto el proceso de investigaci√≥n y b√ļsqueda al que debemos entregarnos con cada obra. El p√ļblico ve un resultado, pero el proceso es la parte m√°s divertida e importante. Lleva horas de estudio, y constante b√ļsqueda. La vida social es limitada en esos momentos y a veces tus amigos y familiares no lo entienden y eso afecta un poco tu lado emocional‚Ķ Fuera de eso, nada del otro mundo‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†Te gusta mucho el jazz. Sin dudas tu padre, director del conjunto Mestizaje, seguramente tuvo mucha influencia en eso‚Ķ

‚ÄĒ¬†Desde peque√Īa la m√ļsica cubana y el jazz era todo lo que o√≠a en casa. Crec√≠ rodeada de discos y m√ļsicos ensayando. Pasaba horas escuchando a mi pap√° practicar en la bater√≠a‚Ķ Siempre pens√© que ser√≠a m√ļsico, pero la vida me llev√≥ por otros caminos.

‚ÄúDe todas formas, nunca he podido separarme del jazz y de la m√ļsica en general, ni es mi intenci√≥n dejarla atr√°s. No fui a una escuela, pero aprend√≠ canto coral (lo suficiente) desde los seis a√Īos de edad hasta los 15 con el maestro Reynaldo Montalvo, integrante del Coro de C√°mara de Matanzas, que est√° bajo la direcci√≥n de Jos√© Antonio M√©ndez. Con √©l me cultiv√© y me enamor√© m√°s del arte‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†Entre 2017 y 2019 tuviste varias presentaciones musicales en Egipto ¬ŅC√≥mo fue la experiencia?

‚ÄĒ¬†Fue incre√≠ble e intimidante, porque ten√≠a entonces 19 a√Īos, me acababa de graduar y nunca hab√≠a enfrentado un p√ļblico que no fuera de escuela (d√≠gase padres y amigos que asist√≠an a los ex√°menes de actuaci√≥n). Era la primera vez que me alejaba tanto de mi familia y empezaba a descubrir otros lugares, otra cultura, y daba mis primeros pasos en el mundo profesional, muy importante adem√°s porque fue parte de un proceso de b√ļsqueda sobre cu√°l ser√≠a mi camino. ¬ŅQuer√≠a ser m√ļsico o actriz? Result√≥ que quiero ser las dos. La m√ļsica siempre ha estado en m√≠, y la actuaci√≥n me lleg√≥ por azar, a√ļn no s√© por qu√©, pero estoy contenta de que haya llegado.

‚ÄĒ¬†Llama la atenci√≥n¬†tu versatilidad como artista, a veces la m√ļsica y el teatro se unen encima del escenario. Ahora mismo preparas¬†la Comedia Musical¬†Todos los hombres son iguales‚Ķ ¬ŅCu√°l ser√° tu papel en esa obra?

‚ÄĒ¬†Interpreto a Susana, un personaje algo hist√©rico y burl√≥n, que se deja llevar por sus amigas (Liza, que la interpreta Mar√≠a Laura German, y Marie, a cargo de la actriz Odette Mac√≠as), y luego las culpa por haber perdido el control.

‚ÄĒ¬†¬ŅCu√°l consideras que ha sido tu principal desaf√≠o profesional hasta el momento?

‚ÄĒ¬†Precisamente el enfrentamiento con esta comedia musical. Ya hab√≠a mencionado el hecho de que no se me da muy bien hacer re√≠r y, para m√°s tensi√≥n, comparto escena con actores muy simp√°ticos y ocurrentes. Como dice el buen cubano, he tenido que ponerme las pilas.

 

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© sientes encima de las tablas? ¬ŅCu√°nto le temes o no a las reacciones del p√ļblico?

‚ÄĒ¬†Lo que siento cuando subo al escenario es dif√≠cil de explicar. Son muchas cosas. Pero, sin duda, me siento libre, y sin importar cu√°l sea el resultado, me siento complacida‚Ķ Para el p√ļblico trabajamos y por eso su reacci√≥n y opini√≥n es muy importante, eso siempre resulta aterrador, y provoca mucha tensi√≥n, pero nunca ha sido un freno para m√≠. Al contrario, procuro que funcione como motor impulsor. Aprender a escuchar a quienes te observan es algo muy importante.

‚ÄĒ¬†Por lo general, se piensa que las actrices son desinhibidas. ¬ŅC√≥mo te defines como persona?

‚ÄĒ¬†Mitad y mitad. La profesi√≥n que he elegido me ha ido sacando esos demonios que antes tem√≠a mostrar, pero a√ļn siento pudor en varias ocasiones.

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© piensas del teatro cubano? ¬ŅCu√°les son sus principales desaf√≠os?

‚ÄĒ¬†Siempre se puede hacer m√°s y mejor. Sobre todo porque en pleno siglo XXI competimos con la tecnolog√≠a, y las personas ya no quieren tomarse la molestia de llegar hasta un teatro. Creo que en Cuba se hace buen teatro, y que muchas agrupaciones ya han comenzado a actualizar sus repertorios y est√°n en la b√ļsqueda de hacerlo m√°s atractivo e interesante.

Pero para que la lucha tenga resultados, el teatro cubano necesita m√°s apoyo, m√°s all√° de los festivales que ya lo respaldan. Es m√°s f√°cil ir a un concierto que a una obra. Y hablo de la isla entera. He conocido personas que, a√ļn hoy, no han visto una obra de teatro. Simplemente no se enteran, y eso es algo triste.

‚ÄĒ¬†En tu opini√≥n, ¬Ņc√≥mo deben ser los j√≥venes actores y actrices en la Cuba de hoy?

‚ÄĒ¬†M√°s arriesgados. M√°s estudiosos, m√°s curiosos. El mundo cambia a minutos, y mantenernos actualizados es importante. Creo que tambi√©n debemos ser conscientes de la importancia de nuestro oficio‚Ķ no perder la belleza y la pasi√≥n.

‚ÄĒ¬ŅQu√© importancia le concedes a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como aglutinadora, impulsora de proyectos y defensora de los j√≥venes escritores, artistas e investigadores?

‚ÄĒ¬†Justo esa. Como j√≥venes creadores, contar con una asociaci√≥n que nos respalde, aliente y oriente en este camino, es muy importante.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos en el mundo creativo?

‚ÄĒ¬†Rescatar el musical en Cuba. Creo que es muy importante, sobre todo porque somos una isla muy r√≠tmica, y este es un g√©nero de mucho virtuosismo, belleza y grandeza que nunca debi√≥ perderse.


Ap√ļrate, que nos vamos de cabaret

Ponte c√≥modo. Porque aqu√≠ se hace de la luchita un arte. Si se encuentra con una pionera revolucionaria,o una miliciana, o un h√©roe, o una puta eficaz e inteligente, si se encuentra con poemas cotidianos y un discurso crudo, desnudo, si le ofrecen las quince razones para seguir construyendo un pa√≠s, o una casa, si se encuentra con Mella, Guiteras o Mart√≠, si Cuba va entera, y canta, y goza; entonces, sabr√° que est√° en CCPC La Rep√ļblica Light, en su tercera temporada. [+]