Omara Portuondo


¬°Buen provecho!

Es miércoles y sé que es día de engordar, de llenarme de libras sin cargo de conciencia, de ponerles más peso a mis neuronas y cultura general. Disfrutándolo. Sirviéndome sin miramientos, con cierta gula espiritual, ignorando que ya avanzó la noche y que tan tarde no se recomienda coger un plato en la mano. Pero llegó la hora de El potaje (Cubavisión) y no logro resistirme a una provocación así.

No hay nada m√°s rico que un potaje, ya sea de frijoles negros o colorados, jud√≠as, ch√≠charos, garbanzos o lentejas, si est√° bien hecho, claro est√°. Depende de la pericia del cocinero, de sus ma√Īas para dar el toque final, de los ingredientes, para que sea m√°s que legumbres cocidas en abundante agua y un poco de sal. Que a los cubanos nos gusta espeso, con alguna ¬ęsorpresa¬Ľ que le asegure sustancia y que los granos no sean, como dec√≠a mi abuela, ¬ęcascaruses¬Ľ.

De escoger bien a los invitados estelares (desde los maestros hasta los más noveles e igualmente voces sobresalientes en el panorama musical cubano) se ha encargado un equipo de audaces jóvenes que decidió presentar este nuevo proyecto para nuestro verano televisivo, encabezado por Maytte Jacobo (dirección general), Liliam Pérez (producción general), Dianelis Hernández (conducción y guion), Yentsy Rangel (musicóloga) y Michel Herrera (asesor musical).

Se trata de un programa (son diez en total) que clasifica dentro de la Redacci√≥n de Musicales (como era de esperar al proponer un recorrido por aquellos g√©neros o estilos que han obligado a que el mundo ponga sus ojos y o√≠dos en este archipi√©lago), aunque es, m√°s bien, de corte did√°ctico. Y sin embargo, El potaje apareci√≥ para demostrar que la ense√Īanza no tiene por qu√© estar divorciada del entretenimiento y el goce, sobre todo a medida que han pasado las emisiones y madurado como concepto.

El de este mismo mi√©rcoles, por ejemplo, me dej√≥ con ganas de m√°s. Fue el dedicado a la cancion√≠stica cubana, a ayudarnos a entender c√≥mo en todos estos a√Īos, despu√©s de echar profundas ra√≠ces, ella ha ido llen√°ndonos el pecho de emociones, gracias a int√©rpretes de la altura de Bola de Nieves, Esther Borjas, C√©sar Portillo, Jos√© Antonio M√©ndez, las inolvidables muchachitas de Aida Diestro (Elena, Omara, Moraima y Hayd√©e), Lourdes Torres…, muchas veces acompa√Īados, a guitarra o a piano, por ilustres como Adolfo Guzm√°n…; un recorrido que tuvo como pun-
to culminante a nuestra enorme Marta Valdés, autora de Palabras, pieza antológica que nombró a tan especial programa.

En estos 27 minutos que se fueron volando, se agradecieron las sabias consideraciones y consejos de la Musical√≠sima, Beatriz M√°rquez, y verla cantando Qu√© ser√° ma√Īana o Es soledad, cuando qued√≥ grabada por Ian Padr√≥n en el DVD Espont√°neamente, que a su vez nos regala un momento m√°gico, √ļnico, tan emotivo que hace un nudo en la garganta, como aquel de Este amor que se muere, junto a Juan Formell y Jorge Arag√≥n en el piano.

La musicalísima estuvo de invitada/ Tomada de Juventud Rebelde

Pero en Palabras hubo otros instantes sublimes similares: Ibrahim Ferrer y Omara Portuondo con Robertico Fonseca en Quiz√°s, quiz√°s, quiz√°s; Pablo Milan√©s y Chucho Vald√©s en La felicidad; la misma Marta y Haydee Milan√©s en el Sin ir m√°s lejos que se registr√≥ en el DVD Palabras con la complicidad de fuera de series nombrados: Ern√°n L√≥pez-Nussa, Enrique Pl√°, Jorge Reyes, Roberto Garc√≠a, Yaroldi Abreu y Nam San Fong… Ejemplos extraordinarios de nuestra cancion√≠stica que se mostraron para apoyar los acertados criterios de Annie Garc√©s en su rol de int√©rprete, y de Rodrigo Garc√≠a Ameneiro, devenido ya un magn√≠fico acompa√Īante, quien sabe que el secreto del √©xito en ese rol estriba en no intentar lucirse en lo individual, sino en el trabajo de conjunto, en la complicidad, imprescindibles para comunicar, para llegar al alma.

Uno de los aspectos que m√°s llama la atenci√≥n de El potaje es, definitivamente, la rigurosa labor investigativa, de b√ļsqueda de archivos hist√≥ricos que se desarrolla con el objetivo de que el televidente constate la manera que surgi√≥ un subg√©nero del jazz como el afrocubano, digamos, desde que apareciera una pieza como Tanga, de Mario Bauz√°, y se armara el binomio de Dizzy Gillespie y Chano Pozo hasta nuestros d√≠as, pasando por figuras del calibre de Armando Romeu, Frank Emilio Flynn, Carlos Emilio Morales, Emiliano Salvador, Joaqu√≠n Be-
tancourt y Opus 13, Bobby Carcass√©s, fundador en 1980 del festival Jazz Plaza…, sin olvidar, por supuesto, al ¬ętodos estrellas¬Ľ que aglutin√≥ el maestro Chucho en Irakere, capaces de entregarnos un Bacalao con pan que motiv√≥ otras de las ediciones ya transmitidas y que convoc√≥ al set a un tr√≠o de lujo: el impresionante flautista Orlando Valle ¬ęMaraca¬Ľ y otros dos exponentes de primera l√≠nea en la actualidad: el mencionado Michel Herrera (saxof√≥n) y Adri√°n Est√©vez (piano).

Ten√≠a que ser el B√°rbaro del Ritmo el protagonista de la primera entrega de esta temporada, denominada Bonito y sabroso, que convoc√≥ para abrir a otros dos ¬ęmonstruos¬Ľ, el premio nacional de M√ļsica (al igual que la M√°rquez), Joaqu√≠n Betancourt, y al todoterreno Alain P√©rez, para que disertaran sobre la Jazz Band y c√≥mo el Benny le sacaba lasca a este tipo de ensemble que hizo tan suyo.

Tampoco pod√≠a faltar alguien que contin√ļa siendo escuela: Juan Formell, a quien se le rindi√≥ merecido homenaje en Permiso que lleg√≥ Van Van, donde les toc√≥ lucirse desde la ¬ęteor√≠a¬Ľ a C√©sar ¬ęPupi¬Ľ Pedroso con sus inconfundibles tumbaos, a Samuel Formell, digno heredero de su padre y de Changuito; y a Yadiel Bola√Īos, quien con su bajo asegura la sandunga necesaria en La Tabla.

Verdad que desde el punto de vista de la estructura (en el sentido de encontrar la armaz√≥n que m√°s se presta al medio televisivo), del ritmo, de la eficiencia del montaje (que ya s√≠ es muy notable en el caso de Palabras), Bonito y sabroso y Permiso que lleg√≥ Van Van pudieron haber sido mucho m√°s impactantes. Mas lo que s√≠ resulta innegable son sus valores como justos testimonios, la manera en que muestra lo que somos y a d√≥nde hemos llegado, gracias a que quienes han venido detr√°s siempre han mirado hacia esos grandes referentes nuestros, a aquellos que nos han tra√≠do hasta aqu√≠. Es ese el principal consejo que una y otra vez reiteran los invitados de El potaje: estudiar a los fundadores, a los creadores, a los que plantaron bandera; ver qu√© hicieron, por qu√© han sobrevivido sus nombres, por qu√© a√ļn permanecen vivos sus legados.

Con su pegajosa m√ļsica de presentaci√≥n firmada por Cimafunk y fotograf√≠a de Alejandro Callejas, bastar√≠a con esa ense√Īanza para aplaudir un proyecto como el que nos ocupa, el cual, sin embargo, ha querido ir por m√°s: en el dise√Īo gr√°fico de Adri√°n Beraza√≠n; en la gracia y la soltura con que los protagonistas de las emisiones toman sus instrumentos y demuestran in situ lo que acaban de definir; en algunas de las secciones que lo distinguen como El reto y Los ganadores…

En el primer caso, El reto, los virtuosos convidados al programa ponen la base al tema que lo nombra: Bacalao con pan, por ejemplo, o Palabras, para que desde sus casas los televidentes se embullen y canten, improvisen o hagan sobre esta lo que m√°s les motive, siempre buscando entrar entre los que elegir√° El potaje, cuando env√≠en a trav√©s de las redes sociales sus contribuciones musicales con las cuales se completar√° el tema que ser√° presentado en Los ganadores, en la edici√≥n siguiente. Original manera de conseguir la interacci√≥n con los espectadores y de mover El potaje, para que no se ¬ępegue¬Ľ.

Lo fundamental es el resultado: realmente asombroso. ¡Mira que hay talento en Cuba, caballeros! Claro, tremenda pincha tienen que realizar Michel Herrera como asesor musical, y un diestrísimo y probado editor como Henry Ramírez, para primero montar las pistas y mezclar los sonidos antes de poner las imágenes, pero por esa maravilla que se obtiene, lo afirmo, vale la pena.

En fin, que levante la mano el cocinero al que un potaje no le haya quedado alguna vez aguado y/o desabrido, pero la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z hizo muy bien en apoyar esta idea, que secund√≥ RTV Comercial. Ah√≠, en el set, se ven a gusto intercambiando, complement√°ndose, sus Maestros de Juventudes, sus miembros que se apoyaron en ella para dar el gran salto y aquellos que ahora mismo sue√Īan con tambi√©n prestigiar con sus obras la cultura cubana. Que me digan goloso, pero ese manjar no me lo pierdo yo.

*Tomado de Juventud Rebelde


EL DISCO DE LA SEMANA: Faílde con tumbao, Orquesta Miguel Faílde

*Tomado del Portal Cubarte

Presentado en plataformas digitales el pasado 19 de mayo, llega hoy a esta secci√≥n el tercer CD de estudio de la Orquesta Miguel Fa√≠lde,¬†Fa√≠lde con tumbao, una producci√≥n de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Egrem.¬†Abanderada desde Cuba en generar iniciativas para promover las medidas sanitarias y difundir la m√ļsica tradicional mediante las redes sociales durante este per√≠odo de aislamiento, en los √ļltimos meses La Fa√≠lde ha lanzado temas y videos hechos en casa‚Äč en los que han colaborado con Omara Portuondo, Eugenia Le√≥n, Guadalupe Pineda, Eva Ayll√≥n y Hayd√©e Milan√©s, entre otros artistas. Estos esfuerzos han sido significados por prestigiosas publicaciones de la escena musical como la revista¬†Billboard, y por la prensa nacional. El video de ¬ęL√°grimas negras¬Ľ se convirti√≥ en viral y alcanz√≥ el mill√≥n de reproducciones en Facebook a la semana de su estreno.

Desde su fundaci√≥n en abril de 2012, la orquesta que dirige Ethiel Fa√≠lde¬†se propone dar continuidad al legado de Miguel Fa√≠lde y asume el danz√≥n como base de su repertorio, aunque interpreta un amplio abanico de g√©neros de la m√ļsica cubana como el danzonete, el mambo, el chachach√°, el bolero, el son y la timba. Conformada por j√≥venes m√ļsicos en su mayor√≠a egresados del sistema de la ense√Īanza art√≠stica y con un promedio de edad inferior a los 24 a√Īos, adem√°s del repertorio de cl√°sicos de la m√ļsica tradicional cubana, propone renovaciones en las concepciones musicales y orquestales, fusionando el danz√≥n con la timba y llevando tem√°ticas sociales de actualidad a los g√©neros tradicionales. Con dos producciones anteriores (Lleg√≥ La Failde, 2016, y¬†Siempre tu voz. Homenaje a Benny Mor√©, 2019, junto a la diva Omara Portuondo), la orquesta fue nominada en Cubadisco 2017 (√ďpera prima y M√ļsica tradicional) y premiada en ese mismo certamen en 2019 (Premio Centenario de Benny Mor√©). Adem√°s, su m√ļsica ha estado presente en m√°s de veinte ciudades de M√©xico, Per√ļ, Martinica, Estados Unidos y Canad√°, en espacios como el Kennedy Center de Washington (Festival¬†Artes de Cuba, mayo 2018)‚Äč, el Gran Teatro Nacional de Per√ļ, el Sal√≥n Los √Āngeles‚Äč de la capital mexicana o el Place des Arts de Montreal.

Fa√≠lde con tumbao¬†propone desde danzones reactualizados ‚Äďdonde destaca la versi√≥n contempor√°nea de¬†¬ęNievecita¬Ľ, compuesto por¬†Miguel Fa√≠lde en 1883, muestra de la labor de arqueolog√≠a y rescate musical que se ha propuesto la orquesta desde su fundaci√≥n‚Äď, hasta cl√°sicos y¬†covers¬†de √©xitos mundiales, como¬†¬ęConcierto de Varsovia¬Ľ (versi√≥n tropicalizada del cl√°sico de Addinsell y Douglas, con arreglo de Gonzalo Rubalcaba)¬†o¬†¬ęHavana¬Ľ (√©xito reciente de Camila Cabello, en el que destaca la hilarante trompeta de Julito Padr√≥n); adem√°s de temas nuevos de la autor√≠a de¬†Pedro Pablo Cruz. Nuevamente resalta entre las colaboraciones la presencia de¬†Omara Portuondo (en singular versi√≥n del poema musicalizado ¬ęMe desordeno¬Ľ de Carilda Oliver, que transita de una intro apasionada en tiempo de tango, a la clave de danz√≥n, el chachach√° y el montuno); tambi√©n Andy Monta√Īez¬†(quien recrea el cl√°sico de¬†Ignacio Pi√Īeiro¬†¬ęEsas no son cubanas¬Ľ junto al joven vocalista Yuris√°n Hern√°ndez, quien demuestra una vez m√°s sus excelentes dotes de sonero e improvisador ya anunciadas en el disco anterior homenaje al B√°rbaro del Ritmo)¬†y el violinista¬†Federico Britos (con su participaci√≥n en¬†¬ęConcierto de Varsovia¬Ľ).

A los arreglos se suman Yosvany Terry¬†(¬ęIt do me good¬Ľ, tema que muestra las potencialidades vocales de la cantante Yerlanis Junco y su versatilidad para desdoblarse en varios g√©neros, en este caso el jazz, con sorprendentes y acertadas improvisaciones),¬†Jos√© Antonio Fern√°ndez Font, el propio Ethiel y¬†Alejandro Falc√≥n, quien tambi√©n interviene con su piano en algunos temas como ya es habitual en las producciones de la orquesta.¬†De esa manera, la placa configura una importante mixtura entre tradici√≥n y modernidad donde es reconocible, innegablemente, el sello latino m√°s contempor√°neo, sobre todo, en temas m√°s movidos y cercanos al bailador actual como el propio ¬ęTumbao¬Ľ o ¬ęLa Cumbanch√°¬Ľ.

Ocho¬†tracks¬†propone inicialmente este fonograma (se espera tenga un total de 10 temas para su presentaci√≥n f√≠sica a finales de a√Īo, una vez las condiciones actuales lo permitan) mezclados por Ignacio Nacho Molino y masterizados por Alex Saraudakis, dos nombres de vasta experiencia en la industria y ganadores de varios Grammys Latinos. Con la producci√≥n musical del propio Ethiel Fa√≠lde y de Pedro Pablo Cruz, la grabaci√≥n estuvo a cargo de Daelsis Pena.

Y en tanto ya se ha anunciado el estreno en redes sociales del pr√≥ximo videoclip de La Fa√≠lde, el primero totalmente en dibujos animados y que servir√° para promocionar este disco con el tema ¬ęTumbao¬Ľ (a estrenarse el pr√≥ximo viernes 5 de junio), les dejo como adelanto el¬†liric video¬†de ¬ęIt do me good¬Ľ:

.


Funk Cimarrón (+ audio)

Un ‚ÄúDios, negro, americano‚ÄĚ, como lo llamase Fito P√°ez en Festival Internacional de Cine Pobre Gibara 2018. No pudimos tenerlo en 2019, en el evento de m√ļsica alternativa m√°s grande que vive la provincia Ciego de √Āvila cada a√Īo; incluso puedo sincerarme, pens√©, despu√©s que creciese lo suficiente su est√°ndar art√≠stico, jam√°s podr√≠amos verlo. Muy mal juzgu√© el poder de convocatoria que tiene nuestro Pi√Īa Colada y su organizador, Arnaldo Rodr√≠guez. Pero incluso, lo mejor planificado, comprende margen de error, nadie previ√≥ una pandemia, y s√≠, pareciese en otra realidad una comedia negra.

Este 2020, despu√©s de intentar seguirle a Romer√≠as de Mayo, al Festival Internacional de Cine Pobre en Gibara en su edici√≥n 2019; y pensar que no sentir√≠a m√°s angustia, el Covid-19 no permiti√≥ la celebraci√≥n del Pi√Īa Colada 2020 y con √©l, tampoco su apertura, en voz de CimaFunk. Sigue la provincia m√°s al centro de la isla careciendo de un buen funk cubano. Nos conformaremos por ahora con una vista digital de su obra y la esperanza de que la AHS en Ciego de √Āvila, como la de Holgu√≠n en sus Romer√≠as, nos acerque en un futuro pr√≥ximo, posible, al cimarr√≥n que ha demostrado compromiso con la instituci√≥n, a la cual se asocia.

En 2018 no exist√≠a m√°s que de Los Boys y ¬ęMe Voy‚Ķ pa‚Äô mi casa¬Ľ no era una frase tan popular entre el cubano com√ļn como ¬°Ay, dios m√≠o!, efecto adverso al de los dos a√Īos siguientes, el fen√≥meno del funk cimarr√≥n hab√≠a electrificado no solo La Habana, sino desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Mais√≠. Destacando en sus siguientes audiovisuales, una saga de Daniel Ar√©valo conectada por la direcci√≥n de arte y la aparici√≥n de personajes recurrentes, con una selecci√≥n de vestuario acorde con la tendencia de su m√ļsica. Dicha saga comprende las canciones ¬ęMe voy pa‚Äô mi casa¬Ľ, ¬ęPonte pa‚Äô lo tuyo¬Ľ y ¬ęEl potaje¬Ľ.

El Caf√© Barquito de la sede avile√Īa ‚Äďa prop√≥sito, ser√≠a un buen lugar donde podr√≠a replicarse la presentaci√≥n favorecida por NPR Music en su modalidad audiovisual llamada Tiny Desk Concert‚Äď, donde tuvo la posibilidad de estar el artista junto a su grupo, con el estreno de futuros sencillos como ¬ęCocinarte¬Ľ. En un espacio que han compartido Sting, exvocalista de The Police; el rapero Shaggy y la brit√°nica Adele. Con el proyecto de patio que labora la Asociaci√≥n en Ciego de √Āvila, o, la no primeriza coordinaci√≥n con el Hotel Rueda o Patio de Artex, tomar√≠a la ciudad dos bocanadas del int√©rprete, con la posibilidad de dos presentaciones de distinto formatos.

En el ¬ęnegocio¬Ľ de un amigo emprendedor, negocio de esos que pluralizan la audiencia de nuestra cultura, copiando informaci√≥n a memorias flash, discos duros y CD; puedo recordar a un se√Īor de avanzada edad, que aparte del reguet√≥n quer√≠a copiar, a pedido de su nieto, esa canci√≥n ¬ę‚Ķy si t√ļ quieres me voy pa‚Äô la tuya¬Ľ. El se√Īor era del municipio Florencia. Para que sepan, este municipio no tiene ni discoteca y cuenta con una sola entrada a Ciego de √Āvila y otra a Sancti Sp√≠ritus, mediante carreteras que conectan con otros municipios, adem√°s, no comprende v√≠as directas a ninguna de las cabeceras municipales, ni a la Carretera Central, ni Autopista, ni Circuito Norte. Y hasta ah√≠ ha llegado la m√ļsica de Cimafunk.

El cantante ya es internacional y Billboard lo recomend√≥ como m√ļsica para ser m√ļsica escuchada en 2019. Al primer trimestre de 2020 ha colaborado con figuras de los m√°s altos est√°ndares de la cultura musical cubana como Omara Portuondo, Chucho Vald√©s, La Orquesta Arag√≥n, Juana Bacallao, ‚ÄúEl tosco‚ÄĚ, Pancho Amat, Roberto Carcass√©s, director de Interactivo; Alexander Abreu; y con otros de la cultura internacional, como el Lat√≠n Grammy, peruano-americano, Tony Succar, la banda soul de New Orleands The Soul Rebels, Tarriona Tank Ball y el argentino Fito P√°ez.

Han sido tres Trov√°ndote, pe√Īas de ocasiones especiales. Y recuerdo, desde el concierto de Kamankola en marzo de 2019, motivo de su gira nacional, que Michel P√©rez Abreu, conductor habitual de los eventos de la Asociaci√≥n, rifaba el CD ¬ęAntes que lo proh√≠ban¬Ľ a quien adivinase que Cimafunk era el artista alterativo m√°s promocionado del momento.

Muchos los estábamos esperando, pensando que ese momento… ya venía llegando.


Maylín Quintana y su mejor lenguaje (+Fotos y videos)

as luces se encienden, y aparece en el escenario. Una leve sonrisa, y comienza su primera canci√≥n de la noche. Es s√°bado, y¬†Mayl√≠n Quintana¬†ofrece un concierto en el Museo Nacional de Bellas Artes, para presentar su disco ‚ÄúSigue‚Äú. En el p√ļblico, predominan los j√≥venes, incluidos varios amigos y compa√Īeros de estudios en el Instituto Superior de Arte.

[+]


Eva, la luz de tu nombre

Justo me encontraba en la esquina de la Casa de la Trova cuando supe la noticia.

Ahora tendría a punta de tinta unos cuantos adjetivos que ya emplearon otros para ti. Desisto de tardes grises o cualquier tropo compasivo. Huyo de cualquier reiteración a pesar de las razones. Eva, llena eres de canto y no necesitas más luz que la de tu nombre para trascender.

[+]


El Benny, Omara y la Failde

La juvenil Orquesta Failde, de Matanzas, ha presentado recientemente, junto a la irrepetible Omara Portuondo y arropados por la EGREM (Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales), su segundo disco.

Bajo el sugestivo título Siempre tu voz, dos generaciones se unen para protagonizar un regalo musical por el centenario de Benny Moré, El Bárbaro del Ritmo.

Desde la atractiva portada del fonograma, con dise√Īo gr√°fico de Mar√≠a Carolina Garc√≠a y fotograf√≠a de Eduardo Rawdriguez, se advierte que disfrutaremos de un producto donde el amor por lo nuestro anida de forma natural.

La cabeza de Ethiel descansa sobre las piernas de la Omar√≠sima, mientras escuchan, en un viejo gram√≥fono, seguramente las canciones de Bartolom√© Maximiliano Mor√© Guti√©rrez (Santa Isabel de las Lajas, 24 de agosto de 1919‚ÄďLa Habana, 19 de febrero de 1963). Ethiel con su flauta y su traje colorido. Omara, con su sonrisa mulata ofreci√©ndonos en sus manos todo lo que vendr√° despu√©s.

En la selección del repertorio, a cargo de Pedro Pablo Cruz, excelente comunicador que nos sorprende de vez en vez con acciones como esta, se encuentra buena parte del éxito de este exquisito producto.

La dramaturgia de lo que oiremos inicia con el aplaudido bolero Te quedar√°s, de Alberto Barreto. Interpretado por Omara y Yuris√°n Hern√°ndez, este √ļltimo con una voz que no por nueva deja de ser exacta para el tributo sonoro que evoca a nuestro sonero mayor.

Se escucha la flauta del tataranieto de Miguel Failde, prístina, anunciadora… dando paso a los intérpretes; entonces ya no se sabe en qué tiempo vivimos, ambos cantantes se vuelven atemporales.

Omara tan joven y vital como Yuris√°n, y este con el sabor aut√©ntico de los a√Īos 40 o 50, due√Īos los dos de un aroma que, como la voz del Benny, ser√° para siempre.

Nada mejor para continuar que Las mulatas del chachach√°, n√ļmero que Evelio Landa escribi√≥ para el Benny, una estrella que Ethiel ni su orquesta conocieron f√≠sicamente, pero Omara s√≠; por eso le transmite a la pieza, apoyada en el excelente arreglo de Alejandro Falc√≥n, toda la gracia de su √©poca en el cuarteto Las D¬īAida, pre√°mbulo id√≥neo para que entre Telmary con su estilo singular de rapear y este encuentro-homenaje nos sepa a gloria.

Omara se queda casi sola. Digo casi porque con ella sigue la Orquesta Failde, discreta y efectiva con el arreglo esencial de Jos√© Antonio Gonz√°lez, m√°s el esp√≠ritu redivivo del Benny en C√≥mo fue, del matancero Ernesto Duarte. Omara se las arregla para hacer de este bolerazo algo nuevo, fresco y entra√Īable.

No pod√≠a faltar una obra compuesta por el propio ‚ÄúB√°rbaro‚ÄĚ, quien, aunque no fue pr√≥digo en el aspecto de la escritura musical, las pocas piezas que cre√≥ se volvieron cl√°sicas en el repertorio de sonidos y silencios del mundo.

Bonito y sabroso, un mambo que habla de mujeres, Cuba y México, tres de las mayores pasiones de Moré, vuelve a unir a Omara y a Yurisán para derrochar sensualidad, carisma, sentido de improvisación y ritmo a borbotones.

Seguidamente, Omara asume dos bolerones en los que el Benny plantó cátedra. Y hoy como ayer, de Pedro Vega, y Rezo en la noche, de Francisco Escorcia. En los dos temas la novia del feeling demuestra el poderío vocal por el que se le reconoce internacionalmente.

Con la misma pasión de otras épocas la cantante habanera, que alternara en los escenarios con Rita Montaner, Bola de Nieve, Edith Piaf, Pedro Vargas, Nat King Cole y el inolvidable Benny Moré, entre otros, ofrece una clase magistral de interpretación.

portada del disco Siempre tu voz.

Lo que viene después es imposible de describir pero lo intentaré. El exitazo del Benny con la canción que Lino Frías le dedicara a la Trichilia havanensis, o lo que es lo mismo, la Mata Siguaraya, se escucha en la voz de Omara y del santiaguero William Vivanco, un cantautor con el que la Failde ya se había topado en una obra de Teatro de Las Estaciones.

Todos se lucen de lo lindo cant√°ndole al √°rbol de Chang√≥. En medio de la sui generis performance musical, Mor√© los cuida y alienta desde la eternidad. Definitivamente hay cosas que no se pueden tumbar, una de ellas es la altura luminosa de la m√ļsica cubana.

¬°Oh vida!, de Luis Y√°√Īez y Rolando G√≥mez, otro de los hits del Benny en la voz plena de Omara, antecede al d√ļo que la Portuondo conforma con el dominicano Jhonny Ventura, para regalarnos otra versi√≥n de La m√ļcura, tema del que todav√≠a se dirime su autor. Unos que si To√Īo Fuentes, otros que si Crescencio Salcedo; el asunto es que los dos veteranos lo gozan a mares, aunque el estribillo repita una y otra vez ‚Äúes que no puedo con ella‚ÄĚ.

A lo conseguido por Omara y Yurisán se une la bella voz de la jovencísima Yerlanis Junco, también de la Failde, para interpretar Siempre tu voz, de Pedro Pablo Cruz, el corte final del CD.

Un nuevo asombro me provoca este muchacho al concebir una obra-afecto, obra-respeto, obra-amor, muy merecida por el homenajeado. S√≠ntesis de los anhelos de la mism√≠sima Omara, junto a los j√≥venes m√ļsicos es este producto, que todav√≠a no ha sido valorado en su justa dimensi√≥n.

Un disco donde lo de ayer suena a hoy de manera cuidadosa y legítima, pero sobre todo firme en su compromiso con el patrimonio sonoro de nuestra cultura. Felicito por lo alcanzado a los arreglistas, productores, colaboradores e invitados. Gracias a ellos el Benny cada día canta mejor.

La posibilidad de que Siempre tu voz se reconozca y se difunda como merece queda en manos de los medios radiales y audiovisuales. Espero que no pierdan esta estupenda oportunidad.