Nueva trova


Vivanco endereza el aderezo al Trovándote 2020

Con objetivo, no menos, que de abrir el Trovándote 2020, «tras años de intentos fallidos», según el organizador del evento avileño Jorge Luis Neyra, llega a tierras avileñas, el nacionalmente reconocido por su éxito «Pilón», William Vivanco. Como figura clave de tal evento siempre es bien elegido quien dará el primer paso la noche inicial en el Patio de la UNEAC en Ciego de Ávila; quien pondrá cerca del cielo las expectativas de los restantes tres días. Y sí, lo hizo, William Vivanco vino para recordarnos que «el pilón es sin miseria».

Un atrevimiento sin precedentes dentro del evento en sus 15 años. Por primera vez se toma como una de sus sedes un local que difiere con el público habitual del festival, El Patio de Artex del municipio cabecera, y qué noche, la de apertura. Tocar en centros con costo de entrada superior a los 10 pesos, moneda nacional, suponía un atentado contra la asistencia común al Trovándote. Algo digno de ver la noche del miércoles 11 de marzo.

Fotos: Celia Molina Sánchez

La experiencia para el invitado se resumió en: «Nunca había tocado en este lugar, en giras, aparecí en escena en el Teatro Principal. Neyra me llamó y me comentó que tocaría en un lugar de entrada paga … y por qué no, acepté.» Pero la misión de enfrentar el estar fuera de la zona de confort de organizadores y seguidores, le quedó pequeña al santiaguero. Un buen artista solo tiene como límite su talento.

Fotos: Celia Molina Sánchez

No se puede decir que fue un concierto a patio lleno, tampoco se puede negar que fue un espectáculo de lujo, una entrega íntima entre el interprete y su público, pues todo quien estuvo allí, quedó claro, fue a vivir la experiencia que es escuchar a William Vivanco en vivo. Según mi experiencia, no desiste de incitar a su público a vocalizar, como si todos mostrásemos ser tan histriónicos como él, que logra estupendos agudos y grabes notas, demostrando tener un amplio registro. Es un disfrute total escucharle interpretar como un cantaor gitano o un arraigo afrocubano y hasta un cántico irlandés.

El violín es un adorno melódico que se guardan para el momento perfecto. Fotos: Celia Molina Sánchez

Canciones de su último álbum «Lamento Congo», como «Carabela», formaron parte del repertorio de la noche, así como las más notables y reconocidas «El Pilón», compuesta como un canto nostálgico, recordando el calor del oriente, a cientos de kilómetros de casa, a 30 grados bajo cero, en Noruega, o el son montuno «…ya estamos llegando… jugando, jugando… aquí todos somos proletarios» «Guacho a la cosecha». Una remezcla de ritmos se evidencia de principio a fin, tal es uno de sus más extremos casos, su Danzón-Chá, «Ríos que no vuelven».

Entre las nuevas pistas en su más reciente fonograma, resalta la versión de la autoría de Miguel Matamoros, «La Cocainómana», canción grabada en anterior ocasión por el también cantautor Silvio Rodríguez. Pieza a la cual se refiere Vivanco como «Un tabú que ha trascendido por los años. Al día de hoy se sigue viendo de mala manera. Tema el cual logró tratar Matamoros con una gran elegancia.»

William afirma «El concierto ha sido muy emotivo de parte del público y su respuesta. Es gratificante como en Ciego de Ávila existe un sector joven amante de la canción de autor, con mucho ímpetu y ganas de escuchar el género» –agradece el artista– «corro con la suerte de tener entre los escucha a los hijos de quienes en un principio siguieron a Vivanco, una generación se ha transmitido a la otra como una cadena».

El patio de Artex en pie, al ritmo de la nueva trova. Fotos: Celia Molina Sánchez

Desde hacía un tiempo ya, mucho para él, no visitaba la provincia. Vino en la ocasión, a celebrar en conjunto, sus 15 años de vida artística y el «otra y otra» del final, fueron otras cuatro canciones para su público que terminó la noche bailando ajeno a la existencia de sus sillas.


Sonar en Cubano: mis pretextos para comprar espejos

Primer Movimiento (Moderatto)

En Cuba todos “saben” de béisbol, medicina, cocina y música. Los debates en torno a tumbaos, cantantes, sonoridades y disímiles cuestiones del espacio sonoro, acontecen lo mismo en esquinas, centros laborales, fiestas, que en espacios académicos. Incluso en el discurso de presuntas “voces autorizadas”, el término “Música Cubana” suele presentar una condición reduccionista, especie de postal para exportación donde géneros canonizados por la academia o el gusto popular se presentan cual rostro homogéneo de la identidad sonora insular. Nada más falso, puesto que disímiles sonoridades en cada etapa se integran al concierto.

He disfrutado reencontrarme en mi estantería con las entrevistas compiladas en Sonar en Cubano. Músicos en La Gaceta de Cuba, un material donde coinciden varios de los personajes más polémicos de los últimos 40 años en materia musical. Los textos que conforman el volumen aparecieron en la citada publicación en el periodo del 2000 al 2011 aproximadamente.

¿Qué es la música cubana? ¿Para qué sirve contar la música? La compilación realizada por Arturo Arango y Norberto Codina, salida a la luz por la Editorial Oriente en 2012, propone un punto de conciliación entre el lenguaje popular y el académico.

En el arte de abordar la música con-ciencia algunas revistas culturales y las propiamente especializadas en los cursos de las siete notas, llevan la delantera. Si bien una mirada por los anaqueles dedicados al arte musical en cualquier librería del país arroja una diversidad de títulos, creo hallar juicios de actualidad y transdisciplinariedad en los ensayos, artículos y entrevistas circulados en las publicaciones seriadas.

Los entrevistadores se plantean indagar en varios de los ámbitos que inciden en la obra de cada creador en cuestión y el modo en que son devueltas a sus públicos. Ese sentido analítico dota de un carácter imperecedero las conversaciones que el soporte impreso preserva más allá del momento mismo de la publicación.

La Gaceta que a Cuba suena, presenta caminos múltiples para abordar la obra de los creadores que concurren a la cita. Las entrevistas asumen un enfoque sociomusical desde aristas como las identidades músico-culturales, la atención a los consumos culturales, la preocupación por los públicos, el tema de la diáspora, un acercamiento a la temática de género, los nexos entre los músicos, sus producciones musicales y las instituciones culturales, entre otros ejes temáticos que trascienden todo aislamiento cognitivo.

Segundo Movimiento (Alegro  andante)

Como advierte Arango, desde 1992 una de las características de la publicación ha sido sacar a la luz entrevistas que en el seno de la redacción de la revista llaman “de personalidades”, he ahí uno de los vórtices filosos por los cuales transita esta selección, al asumir una categoría quizás demasiado excluyente y cuestionable.  

No dudo que muchos de los que en este volumen se reúnen ostenten todas las cualidades para merecer el calificativo, pero… ¿acaso todos? Yo preferiría defender la idea de que hay artistas cuyo devenir en la cultura musical cubana les merece aparecer en esta u otras páginas sin que necesariamente deban optar por el adjetivo.  

Por otra parte, estoy segura que cada uno de los entrevistados encontrará su lector-escucha ideal; sin embargo, muchos lectores ––entre los que me incluyo–– quedamos a la espera de que, ya sea La Gaceta en proyecto de continuidad o cualquier otro equipo editorial, ofrezcan cabida además de…, a otras voces del país, innecesariamente desapercibidas.

Aun así y a pesar de las ausencias citadas por el prologuista y aquellas que cada lector pueda extrañar, justo es señalar que entre el conjunto de músicos y entrevistadores a estas páginas convocados no aparecen falsos congraciamientos.  La música, como en pocos acercamientos, se despoja del halo mítico, anecdótico, ingenuo, para funcionar como vocero de los diferentes contextos socioculturales que aparecen reflejados.

Tercer Movimiento (Piano Forte)

¿Quién le tiene miedo a la música? Parecería una interrogante absurda de formular. Sin embargo, ausencias, solapamientos, eufemismos para abordar ciertas zonas de la creación musical en Cuba, en la mayor zona de la bibliografía correspondiente pueden contestar.

¿Por qué aún no cuentan con la misma visibilidad los estudios de rock, rap, música electrónica…?  O en el otro extremo, ¿por qué a pesar del amplio reconocimiento social al que se asocia la llamada música de concierto, apenas es reconocida por la bibliografía?

¿Quién le tiene miedo a la música? Es un estribillo que me reitero a diario cuando no encuentro suficientes publicaciones que visibilicen de forma responsable estudios en torno a lo que denomino “Sonidos Incómodos” de la nación. Sonidos que en el argot institucional se han convertido en términos tabú con inadecuadas políticas para el tratamiento de sus cultores y audiencias, así como para una zona considerable del análisis intelectual que opta por el silencio o casi siempre por juicios carentes de seriedad científica, sustituidos por lamentos catárticos.

La música cubana abarca sonidos plurales, de ahí que las entrevistas compiladas en este libro trasciendan las definiciones y acojan exponentes de la música popular, la llamada música de concierto, el jazz, la cancionística y el rap. Las conversaciones aquí contenidas logran la coexistencia responsable de zonas tan aparentemente distantes como la timba de los 90 y 2000, hasta la pianística de concierto, por solo citar algunos ejemplos.

Permítanme presentar someramente a los artistas que por estas páginas, además de virtuosismo musical, muestran capacidad de análisis y conciencia de su arte creativo, y los contextos donde éste transita:

No me sorprende que a las puertas del volumen nos reciban los criterios que Juan Formell  ofreciera a Abel Sierra Madero y Nora Gámez en No veo el Relevo… Uno de los líderes indiscutibles de la popular bailable cubana manifestó su preocupación en cuanto a la revitalización de ésta en las generaciones de músicos más jóvenes. El vanvanero discurrió en torno a disímiles tópicos como el fenómeno de la timba durante y después del denominado periodo especial; el intergénero en relación con el reguetón, asuntos como los espacios para su socialización y públicos; música-músicos, redes de comercialización y medios de difusión. Se avezó en asuntos como bloqueo versus desarrollo de la música cubana, ejes todos que demuestran el alcance social de esta manifestación.

César Pupy Pedroso, se remite a los momentos en que un grupo de músicos muy jóvenes entre los que contaba él mismo, siendo integrantes de la Revé forman los Van Van. Expresa sus criterios respecto a la música cubana en la coyuntura de los 60 y los 70 de la vencida centuria, momentos en que a pesar de las contradicciones, considera que el baile cubano no sufrió crisis como muchas veces se apunta.

En ésta y todas las entrevistas concernientes al universo bajo la etiqueta de lo popular bailable cubano la entidad “Bailador” cobra una connotación sociológica y es abordado como fenómeno de comunicación.

Norberto Codina (izq.), Director de La Gaceta de Cuba y Darsi Fernández, en la presentación de “Sonar en cubano”. Foto: Marianela Dufflar/ Tomada de Cubadebate

No puedo negar que Algunos secretos malditos de José Luis Cortés es una de las entrevistas del libro que más me seduce a la idea de releer una y otra vez sus páginas.

Emir García Meralla había concebido la entrevista para la revista Salsa Cubana como parte de un dossier dedicado a las figuras o hechos polémicos dentro de nuestra escena musical. Era el año 2003 y no fue sólo hasta el 2008 que pudo materializar su idea pero esta vez acogida desde La Gaceta. Bajo el sobrenombre del Tosco, José Luis Cortés desde finales de los 80, y sobre todo durante la década siguiente, fue uno de los representantes de la timba más cuestionado en la Isla.

Por su parte, el compositor y productor musical Joaquín Betancourt ubica su reflexión en la interrogante ¿Música para el bailador o Música para sobrevivir? Disyuntiva agudizada de los 90 en adelante.

Y como Cuba no es sólo baile, aquí aparecen las teclas trocadas en ideas hacia el piano de Mayarí, Frank Fernández. Y es que el propio entrevistador, Emir García Meralla[1], asegura, bien como ejecutante del piano, como profesor, productor discográfico o como espectador.

Una de las disquisiciones más punzantes es aquella que intenta colocar como eternos contrarios el desarrollo de los géneros populares y el de la llamada música de concierto o “culta”.

Sin embargo, el entrevistado opina que: “Hacer bien la música popular es tan difícil como hacer bien la música de concierto, lo fácil es hacer mal cualquiera de las dos. Para eso no hace falta talento”.

Ernán López Nussa, pianista y compositor; músico que se pasea por el jazz, la música de concierto y la pianística popular, es otro de los estilos a los que estas páginas dan voz. De sus opiniones nos llegan momentos que marcaron el desarrollo musical como lo fuera Afrocuba hasta llegar al Ernán de Habana Report en sus varias etapas.

El tercer pianista de esta nómina es Ulises Hernández, defensor del reconocimiento a la formación de pianistas en Cuba desde comienzos del siglo XIX, aunque no se hable propiamente de una escuela cubana de piano.

Otra de las entrevistas que manifiesta el carácter diverso y abarcador de Sonar en Cubano, es la conversación sostenida con el director de orquesta Manuel Duchesne Cuzán, quien destacó como director de importantes orquestas sinfónicas del mundo, y quien frente a la Orquesta Sinfónica Nacional fuera el responsable de la música de casi la totalidad de los dibujos animados cubanos producidos por el ICAIC en décadas pasadas.

La Gaceta también evocó el diálogo que por 1962 sostuviera Octavio Cortázar con Gilberto Valdés y Gonzalo Roig en torno a la versátil y controvertida Rita Montaner. Ambas conversaciones transcurren desde el talento de la artista, a los abruptos giros y excentricidades de su carácter, e incluye anécdotas en disímiles etapas de su trayectoria. Creo que merece la pena esta visita a partir de terceros en tanto quizás Gonzalo Roig tuviera razón cuando sentenció: “Lo que sí le puedo decir es que Cuba no sabe aún quién era Rita”.

Un acorde llamado Cotán nos devela la guitarra popular de Octavio Benedino Sánchez, Banes 1922.

Sus entrevistadores le eternizaron en 1994, dos años antes de su fallecimiento y nos revelan “¿quién era este hombre que invitó a beber a Errol Flynn, que estuvo en la casa que habitó Martí en Tampa, que fue atrapado por el flash junto a Gary Cooper, sembró pinos con Fidel, fue amigo de Ernest Hemingway, conoció a Faustino Oramas cuando todavía no era el Guayabero y a finales de los sesenta se vinculó al quehacer de la primera generación de la Nueva Trova cuando todavía eran vistos como muchachos inquietos ?”

Con la voz que trajo al mundo, Marta Valdés nos presenta más allá de la cantautora y compositora que es, a la periodista y una de las personalidades más comprometidas con el quehacer musical. Y es que como bien la presenta Darsi Fernández, es “pensadora recia y profunda, una persona de imponente cubanía, una mujer con criterios sólidos y atendibles sobre casi todo”.

Considero que la entrevistadora cae en la reiteración cuando de conversar con mujeres músicos y artistas se trata, al formular la pregunta respecto a si la creadora en cuestión fue víctima o no del machismo. Pero también he de confesar que en materia de respuestas, Marta Valdés ofrece un camino diferente:

“La única manifestación de machismo más o menos sutil que me han aplicado a lo largo de mi vida como creadora, la he percibido cuando me miden siempre en relación con otras compositoras, pero jamás de igual a igual con compositores, y eso ha sido una tendencia general a lo largo de más de medio siglo.”

Por la ruta de la canción de autor podremos hallar a Santiago Feliú y Gerardo Alfonso, de manera inevitable no puedo obviar el hipervínculo que estas entrevistas trazan con un libro como Trovadores de la Herejía y La luz, bróder la luz. 

Como para gustos el arcoíris, la melómana que soy se hubiese complacido un poco más si en lo que respecta al universo del rap, más allá del mito Orishas y sin descontar la página que les concierne, La Gaceta por aquellos años se hubiese acercado a otros exponentes (¿acaso también personalidades o al menos variopintos personajes?) que representaron y en algunos casos aun representan este decir de modo más inmediato en la Isla.

Sin embargo, dentro de la llamada escena alternativa o canción cubana contemporánea creo oportuna traer ante lectores y escuchas, a alguien como Yusa, cuyo trabajo es prácticamente desconocido en Cuba, sobre todo en los ámbitos ajenos a la capital.

Descemer Bueno, X Alfonso y Kelvis Ochoa cierran esta entrega desde la llamada escena alternativa. La manera en que ellos observaron para esta entrega el fenómeno musical en relación con los procesos sociales y el tiempo de la creación nos develan interesantes percepciones desde la óptica de tres artistas representativos del escenario musical cubano más o menos reciente.

Si eres de los que considera la historia nacional puede ser contada desde varias perspectivas, incluyendo el devenir musical, te invito a alborotar algún rincón de estante donde todavía y de modo lamentable dormite el título. Sumergirse en Sonar en Cubano implica el debate y, sobre todo, una lectura a la “música como espejo social”.

[1] Este nombre está ligado a gran parte de los acontecimientos y la historia de la música cubana del último medio siglo.


Longina canta a los grandes (programa + videos)

Huella perenne dejaron los integrantes del Grupo de Experimentación Sonora del ICAI, tanto para el cine como para la producción musical cubana de todos los tiempos. Motivo para que la fiesta intergeneracional de la trova de este enero reviva en Villa Clara temas icónicos de la canción de autor en la Isla.

Ya llega el festival… del 8 al 12 de enero, como hace ya 24 años @Santa Clara se vuelve canción, con la, Asociación Hermanos Saíz, AHS Villa Clara, La Trovuntivitis, Caña Santa, esta vez dedicado al 50aniversario del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC.#AHSCuba, #longina2020, #trovacubana, #encuentrotrovadores, #aquíahora, #cañasanta, #Trovuntivitis, #santaclaradelasartes

Publicada por Festival de Trovadores "Longina" en Viernes, 27 de diciembre de 2019

La vigesimotercera edición del Encuentro Nacional de Trovadores “Longina canta a Corona” tendrá lugar en esta central provincia del 8 al 12 de este enero. Estará dedicado a ese proyecto porque según se explica en pancarta promocional:

“El GESI reunió importantes exponentes de nuestra cultura como: Leo Brouwer, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Eduardo Ramos, Sergio Vitier, Leonardo Acosta, Emiliano Salvador, Pablo Menéndez, Sara González y Amaury Pérez, e influyó en fenómenos posteriores como La Nueva Trova y la obra de diversas agrupaciones defensoras del rock y el jazz afrolatino”.

Programa del evento

Uno de los organizadores del evento, el trovador Yordan Romero, comunicó la presencia de diversas iniciativas para homenajear a los grandes. Los amantes del género que llegan desde todos los escondrijos de la Isla para esta fiesta de acordes, esperan ansiosos la presentación del disco Amor de Haydée Milanés; una novedad del mercado discográfico que lleva como sello las hermosas composiciones de su padre.

Varios espacios fueron diseñados para despabilar nostalgias, como, por ejemplo, El patio de la gorda, en donde Marta Campos, Heidi Igualada y Juan Carlos Pérez recordarán a la poderosa Sara. Mientras cantores más jóvenes: Pedro O´reilly, Yeny Turiño, Tobías Alfonso, Frank Michel Chirino, Erick Mendilahaxon, Amauri del Río y Yahily Orozco, entre otros, realizarán junto al grupo villaclareño Punto de partida, un concierto interpretando a Silvio Rodríguez.

Pero como la fiesta es plural, acoge a los nuevos talentos, y rescata a fundadores de la Nueva Trova, ente ellos el dúo cienfueguero Los Novos y el avileño Clodoaldo Parada. Ambos llegan por primera vez a esta cita, lo cual deviene una especie de reivindicación del evento para con músicos de trayectoria, que hoy resultan menos difundidos entre la nueva generación.

Con igual acogida de afecto arriban a la ciudad cosmopolita Atemporal trío, Motivos personales y Rey Pantoja junto a sus músicos acompañantes. Y desde otros países recibimos a el cantautor rosarino Martín Neri, el español Pedro Pastor y los locos descalzos, el alemán Tobías Thiele y la intérprete mexicana Rosalía León. Cubanos y extranjeros prestigian la jornada tradicional que despabila las noches santaclareñas a golpe de acordes.

Bueno ya estamos anunciando la próxima edición del Longina del 8 al 13 de Enero en Santa Clara, CUBA.También estará el Longina en La casa de la bombilla verde y en Matanzas con la gestión de Rey Montalvo Vasallo y en Trinidad en colaboración con Lia LLorente y Pachi Ruiz del Dúo Cofradía.Contaremos con la colaboración del Festival de Cantoras Ella y Yo.Muchas gracias a todos los que han aceptado nuestra invitación para estar; a Rolando De Marco que grabó con sus siete cuerdas esta hermosa versión medio tanguera de Longina; a Primera Estrella por su colaboración con conseguir la ayuda de @Ibermúsicas para la movilidad de Juan Quintero, Santiago Segret, Andrés Pilar trío y Magdalena Matthey; al proyecto Callejas desde la literatura y sobre todo a la gestión de tantos trovadores y trovadoras de Cuba y otros países que ponen tanto empeño, brazos, voz, guitarra e higado para hacer de éste el más querido y esperado festival de la Trova Cubana.

Publicada por Festival de Trovadores "Longina" en Sábado, 15 de diciembre de 2018

Paralelo a la entrega musical, los conciertos y las innumerables descargas que toman la ciudad y más municipios de Villa Clara, se prevén presentaciones editoriales y discográficas como es el caso de una especial Edición de la Revista Umbral dedicada a Longina y La Trovuntivitis y el disco GES, homenaje de Real Project a Experimentación Sonora, producido por Bis Music bajo la dirección de Enrique Carballea. 

La mayoría de las instituciones culturales de la ciudad se harán eco de esta propuesta tan aclamada que concluye siempre con la peregrinación a la tumba de Manuel Corona y Longina O´farril en la ciudad de Caibarién.

#enelugar, Yaily Orozco Galvez, cantautora y organizadora del longina, ajustando los detalles del festival, #AHS, #longina2020, #trovacubana, #encuentrotrovadores, #aquíahora, #cañasanta, #Trovuntivitis, #santaclaradelasartes

Publicada por Festival de Trovadores "Longina" en Martes, 24 de diciembre de 2019


Carlo Fidel Taboada: «El dolor no se hereda, el miedo tampoco» (+Fotos)

Puestos a escribir sobre cantautores lo primero es coger la duda por los cuernos: ¿qué es un cantautor? ¿Todos los cantantes son cantautores a condición de que compongan sus propias canciones? Sí y no. Cuando pensamos en cantautores nos viene a la imaginación un tipo de canción, tirando a melódica, acompañada de una letra tirando a lírica. Algo más concreto que el hecho de componer y cantar. Pero como no se trata de lanzar teorías al vuelo, lo mejor es ir a lo seguro: si alguien es seleccionado para participar en el certamen internacional de cantautores Abril Para Vivir que, desde hace 18 años se celebra cada primavera en Granada, debe tratarse de un cantautor. Si se convierte en un finalista del concurso, además debe ser realmente bueno. Si gana, ni te cuento.

[+]


Nelson Valdés: la locomotora de la trova cienfueguera

Recorro las calles de Cienfuegos por vez primera y, en cada esquina de la ciudad del mar, descubro por qué esta es la urbe que más que le gustó a Benny More. Creo que sus calles, su gente, su Muelle Real tienen una sonoridad particular, a tono con la contemporaneidad, sin perder la cubanía. Tras esas andanzas por la Perla del Sur, encontré al villaclareño Nelson Valdés y su bendito Mejunje, quien se ha convertido en una figura cimera del movimiento trovadoresco cienfueguero.

[+]


Liuba María Hevia: una obra que enamora y ensancha

Compositora, trovadora y cantante por excelencia. Liuba María Hevia es una de las voces imprescindibles de nuestro panorama musical. Por estos días, guitarra en mano unida a su inconfundible voz y a destacadas orquestas sinfónicas del país, ha deleitado al público con la gira nacional que celebra los 35 años de su carrera artística, y agradece a todos los que han colaborado con esa trayectoria.

[+]


Inicia festival de trova Canto Adentro

Unos 20 trovadores de toda la Isla unirán voces y guitarras en coro común por el Comandante en Jefe. La cantata, prevista para la noche del 25 de noviembre, cuando se cumple el primer año de la desaparición física de Fidel Castro, forma parte primordial del programa de actividades del quinto festival de trova Canto Adentro que organiza la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Camagüey.

[+]


Eric Méndez: Mi guitarra sigue sonando

Tomado de La Jiribilla

“Mirando afuera veo como lejos de aquí / el futuro parece estarse gestando, / de vez en cuando algún amigo que hace un tiempo se fue / ahora sí parece estar triunfando. / Mas vuelvo a mirar dentro y veo por aquí / a todos los que tras del triunfo un día se fueron, / todo este tiempo el triunfo esperándoles venir / y ellos por allá como yo aquí, padeciendo.

[+]