Natalia Bolívar


Lydia Cabrera, un homenaje en los 120 a√Īos de su natalicio

Llegaba el 20 de mayo de 1900 en la calle habanera de Galiano y nac√≠a la √ļltima hija del matrimonio de Elisa Bilbao y Raimundo Cabrera, la cual bautizaron con el nombre de Lydia Cabrera Bilbao. Con una educaci√≥n f√©rrea pero a la vez llena del encanto de la historia y la cultura cubana, a la ni√Īa Lydia le fue formada su esp√≠ritu intelectual que le permiti√≥ a los 14 a√Īos escribir para varias revistas de la √©poca. Por seis meses ingresa en la Academia de San Alejandro, donde su maestro Roma√Īach la gu√≠a por el universo de las artes visuales. Es en este per√≠odo en que conoce a pintores que formar√≠an parte de la vanguardia de esta manifestaci√≥n en Cuba, donde destaca la figura de Amelia Pel√°ez.

Despu√©s de vender la parte de su negocio sobre muebles antiguos y restauraci√≥n, parte a Par√≠s a estudiar Historia de Arte. Sus estudios sobre el arte de la India, Jap√≥n y China, y ‚Äďcomo dijera‚Äď mirando las aguas del Sena es que empieza su inter√©s por la cultura de los negros en Cuba. Su relaci√≥n con la escritora Teresa de la Parra, fue muy decisiva para su formaci√≥n como etn√≥loga. Producto de ese v√≠nculo nace su primer libro Cuentos Negros de Cuba, que fue publicado en 1936. El texto naci√≥ por la insistencia de la escritora venezolana a Lydia y como forma de entretener a Teresa durante su tratamiento de tuberculosis.

Posteriormente regresa a Cuba a causa de la inminencia de la Segunda Guerra Mundial. Ya en la mayor de las Antillas utiliza como principal herramienta el testimonio oral de hombres y mujeres que eran portadores de una sabidur√≠a que hab√≠a llegado por medio de sus antepasados africanos a la isla y que hasta ese momento era desconocida en Cuba. En este per√≠odo se publica la versi√≥n en espa√Īol de Cuentos Negros de Cuba, prologado por Fernando Ortiz. Adem√°s de conocer a la que ser√≠a su compa√Īera de toda la vida, la otra Teresa, de apellido De Rojas y que todos la conoc√≠an como Titina. Es en la Quinta de San Jos√© donde ambas encuentran el refugio de su amor y el √≠mpetu para seguir con las investigaciones del universo afrocubano.

En 1954 todos sus esfuerzos investigativos se concretaron en la aparici√≥n del libro El Monte. Las cr√≠ticas a esa joya de la literatura cubana y afroamericana fueron escritas por varias personalidades, como Lezama Lima, Mar√≠a Zambrano, Argeliers Le√≥n, Gast√≥n Baquero, entre otros. Pero esto no detiene su esp√≠ritu intranquilo que la lleva a seguir sus investigaciones en la cercan√≠a del Central Cuba, en la Laguna Sagrada de San Joaqu√≠n, adonde fue acompa√Īada por diferentes amigos como el franc√©s Pierre Verge.

Asimismo, Lydia contribuye con la creaci√≥n de la sala de etnolog√≠a del Museo Nacional de Bellas Artes, donde comienza su v√≠nculo con Natalia Bol√≠var, quien se convertir√≠a a√Īos despu√©s en su disc√≠pula m√°s aventajada. En 1959 aparece el libro La Sociedad Secreta Abukua, el cual se convirti√≥ en el primer texto que aborda esta fraternidad religiosa constituida por hombres. Este ciclo de su vida termina cuando el 24 de junio de 1960 marcha al exilio, del cual jam√°s se desprender√°.

Fueron casi 10 a√Īos de silencio escritural lo que vive en la di√°spora, ligado con el tormento de vivir en un pa√≠s que no le hac√≠a muchas ilusiones y los deseos de volver a Cuba. En 1970 publica Ot√°n Iyebiy√©, el misterio de las piedras preciosas. De este periodo existen una docena de libros, en los cuales se plasman el universo de la cultura del negro cubano de diferentes formas, pero siempre partiendo de la oralidad.

Todos estos textos en la actualidad no se han podido publicar en Cuba, lo que sin dudas influye en el patrimonio bibliográfico y oral que recopiló Lydia Cabrera. Su relación con los cubanos Jorge e Isabel Castellanos dieron como fruto el libro Cultura Afrocubana, publicado en cuatro tomos y que son otra joya de las investigaciones etnográficas cubana.

El 19 de septiembre de 1991 fallecer√≠a en Miami, rodeada de su colecci√≥n de piedras y jicoteas y amparada por un busto de la Virgen de Regla, de la cual era muy devota. Seg√ļn me confirm√≥ en una ocasi√≥n Natalia Bol√≠var, Lydia entrega su esp√≠ritu despu√©s de pronunciar tres veces la palabra Habana.

Con la muerte de Lydia concluy√≥ un ciclo muy importante de la iniciaci√≥n de las investigaciones sobre el negro en Cuba y sus aportes a la cultura nacional. Este ciclo lo comparte con Don Fernando Ortiz y R√≥mulo Lachata√Īer√©.

Como tantos otros escritores que murieron en la di√°spora, Lydia forma parte de la naturaleza y realidad de esta naci√≥n, por lo que es importante mantener presente su legado cuando del patrimonio cultural de Cuba se hable. Por suerte, en estos √ļltimos a√Īos han existido numerosos esfuerzos por reconocer la importancia que tiene esta escritora y etn√≥loga para este archipi√©lago ba√Īado por las aguas del Mar Caribe.

De ah√≠ que en un futuro sea importante publicar su bibliograf√≠a ‚Äďpublicada en el extranjero‚Äď a√ļn in√©dita y desconocida en Cuba. Solo as√≠ saldamos cuenta con algunos errores de nuestro pasado y, por ende, el futuro ser√° m√°s luminoso.


Memoria Nuestra: un espacio para el debate, pero también para la amistad

Entrevista con la profesora e investigadora Yuleidys Gonz√°lesz Estrada, ganadora del ‚ÄúCongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra 2019‚ÄĚ de la Romer√≠as de Mayo

Las Romer√≠as de Mayo son el epicentro de los j√≥venes creadores m√°s inquietos de la Isla de Cuba. El ‚ÄúCongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra‚ÄĚ es su arista m√°s te√≥rica. Convoca a los j√≥venes investigadores de las Ciencias Sociales y Human√≠sticas sobre temas y problem√°ticas de inter√©s para la cultura nacional. Es una especie de simbiosis entre j√≥venes y grandes intelectuales que asisten como conferencistas o jurado a sus sesiones de trabajo. Entre los que han asistido se puede mencionar Eusebio Leal, Fernando Mart√≠nez Heredia, Eduardo Torres Cuevas, Natalia Bol√≠var, Abel Prieto,¬† entre otros.¬†¬†

La edici√≥n anterior, correspondiente al a√Īo 2019 fue premiada en la categor√≠a de investigaci√≥n la joven Yuleidys Gonz√°les Estrada, profesora de la Universidad de Granma y asociada de la AHS en la sesi√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n, en la cual ha ocupado funciones como Jefa de Secci√≥n y Vicepresidenta. Yula, como muchos la conocen, es especialista en el pensamiento filos√≥fico cubano y latinoamericano de la de la d√©cada de 1960-1970 y actualmente una de las activista e investigadoras de g√©nero m√°s relevantes en la regi√≥n oriental, con su proyecto de reanimaci√≥n socio cultural ‚ÄúLa Cuarta Luc√≠a‚ÄĚ.

Actualmente se encuentra en casa, como la inmensa mayoría de los cubanos ante la pandemia de la COVID 19. Inquieta y creativa sigue profundizando sus trabajos académicos y su incesante bregar en el activismo desde las redes sociales. Nos comunicamos con ella vía WhatsApp y gustosamente conversamos sobres sus experiencias en el Memoria Nuestra.

cortesía de yula

Has asistido varias oportunidades al Memoria Nuestra, desde tu trayectoria cient√≠fica. ¬ŅQu√© distingue a este espacio te√≥rico de los dem√°s?¬†

He tenido la suerte de asistir a las dos √ļltimas ediciones del evento. Desde la primera vez se qued√≥ muy cerca de mi coraz√≥n. He participado en varios eventos nacionales e internacionales dentro y fuera del pa√≠s, pero Memoria Nuestra es diferente. Como dije en una entrevista anterior, es un espacio para el debate, pero tambi√©n para la amistad, por eso crea una suerte de comunidad¬† ‚Äúnuestromemoriana‚ÄĚ. Es cierto que dan un premio en met√°lico y eso es atractivo, pero el verdadero premio es poder participar y dialogar con tanta juventud comprometida con la dif√≠cil tarea de crear.¬†

Fuiste la ganadora de la edici√≥n de 2019 en la categor√≠a de investigaci√≥n. ¬ŅCu√°l era la esencia de tu investigaci√≥n? ¬ŅPorque crees que fuiste elegida entre una veintena de ponencias?

As√≠ es. Tuve el alt√≠simo honor de recibir el Premio de Investigaci√≥n del 2019. Mi investigaci√≥n se titul√≥: ‚ÄúLa teor√≠a de la Revoluci√≥n Social Latinoamericana en las publicaciones peri√≥dicas cubanas 1960-1970‚ÄĚ. Tuvo como objetivo demostrar la existencia de una teor√≠a de la revoluci√≥n social para Am√©rica Latina en las Revistas Casas de las Am√©ricas, Cuba Socialista y Pensamiento Cr√≠tico. Ya era una investigaci√≥n concluida con la que obtuve el t√≠tulo de Doctora en Filosof√≠a, el Premio CITMA y el Premio al M√©rito Cient√≠fico. Creo que estos fueron aspectos que pesaron en la decisi√≥n del tribunal, pero hab√≠a ponencias de much√≠simas calidad.

cortesía de yula

¬†¬ŅDesde tu perspectiva cu√°les son las mayores ventajas de este evento? ¬ŅQu√© piensas que se deba mejorar?

Para mí una de las mayores ventajas constituye una oportunidad para los investigadores de mayor y menor experiencia debatan sobres sus temas de investigación pero también sobre los problemas más latentes de nuestra realidad. En eso ayuda mucho la convivencia pues las sesiones de trabajo no terminan con las ponencias. Me gustaría que se incluyeran en el tribunal a jóvenes investigadores de la AHS y que las editoriales de la organización publicaran libros con los resultados de las investigativos más relevantes. 

Yula, un mensaje que quieras trasmitirles a los romeros y el colectivo asiduo del Memoria Nuestra que est√°n en casa.

Para terminar, quiero agradecer a las y los organizadores por no darse por vencidos. Por asumir con responsabilidad el enorme legado del Congreso y Premio Memoria Nuestra. Creo que esta es una oportunidad √ļnica para hacer un evento que late con el esp√≠ritu de las vanguardias. A toda la gente romera que cada a√Īo espera ese encuentro fenomenal sepan que en esta ocasi√≥n no nos abrazaremos ni compartiremos por los caf√© y los parques de Holgu√≠n, pero estaremos en esa conexi√≥n inquebrantable creada por el arte. ¬°Hagamos de estas Romer√≠as las m√°s grandes de todos los tiempos!¬†¬†¬†


Memoria Nuestra 2020, oportunidad para los jóvenes investigadores

La AHS en Holguín y el comité organizador de las XXVII Romerías de Mayo convocan al Premio y Congreso Memoria Nuestra 2020, considerado la columna vertebral del Festival Mundial de Juventudes Artísticas, a realizarse en esta ciudad del 3 al 7 de mayo.

‚ÄúEste importante evento tiene como finalidad el rescate de la memoria regional, hist√≥rica y cultural, as√≠ como la detecci√≥n y reconocimiento de valores end√≥genos que fortalecen a las naciones en este momento de progresiva despersonalizaci√≥n cultural. El Premio, por su parte, promueve la discusi√≥n acerca de las identidades y culturas regionales en su m√°s extensa acepci√≥n, a partir del debate sobre el quehacer de los intelectuales en la sociedad actual, as√≠ como la presentaci√≥n de aquellos proyectos comunitarios que defiendan estos valores‚ÄĚ, explic√≥ Lili√©n Aguilera, presidenta de la AHS en Holgu√≠n.

En este sentido se proponen diversas l√≠neas tem√°ticas como el papel del intelectual en la sociedad contempor√°nea, las culturas regionales e identidades, la formaci√≥n y consolidaci√≥n de la cultura nacional, experiencias comunitarias y los 300 a√Īos de fundaci√≥n del pueblo de Holgu√≠n, al cual dedicar√° tambi√©n parte de su amplio programa.

Pueden participar en esta edici√≥n del Memoria Nuestra todos los investigadores j√≥venes menores de 35 a√Īos, sean miembros o no de la AHS. El plazo de admisi√≥n de las ponencias cierra el primero de abril y los autores aceptados ser√°n notificados antes del d√≠a 10 de ese mes. Las exposiciones de las ponencias se realizar√°n en forma de paneles, integrados por investigaciones o proyectos similares, o relacionados por su objeto de investigaci√≥n, resultados, √©poca u otros criterios que el tribunal considere pertinente.

Los interesados deben enviar sus ponencias a las siguientes direcciones electr√≥nicas: mnuestra05@gmail.com y ahs@baibrama.cult.cu La hoja de presentaci√≥n debe incluir: T√≠tulo, Nombre y apellidos, carn√© de identidad, provincia, centro o instituci√≥n al que pertenece, correo y tel√©fono. Adem√°s, un resumen de no m√°s de 250 palabras y palabras claves. La ponencia no debe exceder las 15 cuartillas, incluyendo bibliograf√≠a, im√°genes, tablas u otros recursos, y debe estar en formato Word, tama√Īo carta (8 ¬Ĺ x 11), Arial 12, interlineado 1,5. Las citas y referencias bibliogr√°ficas se realizar√°n seg√ļn las normas APA.

Un jurado, integrado por catedráticos, profesores e investigadores de reconocido prestigio, otorgará dos premios, uno de investigación y otro de proyecto sociocultural comunitario, consistentes en certificado y mil pesos cubanos, así como las menciones que estime.

Cada a√Īo, en las Romer√≠as de Mayo, se realiza este certamen de pensamiento, que por su importancia y aportes al conocimiento y a las tradiciones de los pueblos se ha convertido en columna vertebral de este megaevento, que es el Festival de Juventudes Art√≠sticas.

Reconocidos investigadores, acad√©micos y creadores han realizado su conferencia inaugural y sido miembros del jurado, entre ellos Natalia Bol√≠var, Eduardo Torres Cuevas, Olga Garc√≠a Yero, Fernando Mart√≠nez Heredia, Jos√© Mar√≠a Vitier, Virgilio L√≥pez Lemus y Luis √Ālvarez.