Muestra


Cómic nacional en un fanzine

Una vez más la AHS en Sancti Spíritus apuesta por el cómic y sufraga la edición de un fanzine impreso a propósito de la Feria del Libro en este territorio. Si en entregas anteriores (2017, 2018 y 2019) se agrupaba a guionistas y dibujantes locales, ahora amplía la selección a diferentes provincias, aunque varios de ellos no radiquen en el sitio donde nacieron.

[+]


Morón es un centro para el jazz

A ocultas del conocimiento generalizado del público mundano, parte de este, gustoso incluso del buen arte; cerca de los días veintitantos de marzo se celebra en Morón, ciudad del Gallo, el Jazz Centro. Organizado por el quinteto La Familia; parte importante de la jazz band compuesta por 13 músicos, con un sobresaliente predominio de instrumentos de viento en las noches de concierto, tales como: la trompeta, la familia del saxofón y el trombón. La eventualidad gana espacio en el teatro Reguero, local que, en futuros años, se estima no alcance para suplir las necesidades de la audiencia.

En una provincia como Ciego de Ávila que para nada es la más destacada en la proyección artística, Morón se muestra como una alternativa cultural de excelencia, gracias al Jazz Centro. El festival surge desde el seno de la familia de músicos Oney. La necesidad de extrapolarse de los cayos turísticos, que, a pesar de ser una excelente oportunidad de trabajo para los artistas, es una prisión de la libertad musical y enriquecimiento del alma. Nace en el año 2015 un nuevo espacio para la música en vivo de orquesta, teniendo sus raíces en una peña representativa del género, con sede en la Fundación Nicolás Guillén de la localidad.

La longevidad no es una característica de dicho espectáculo, pero la calidad sufre sus más altos extremos en el seno de su celebración, justo una semana antes del Piña Colada. A pesar de su corta vida, no se ha dejado reposar la costumbre sobre el mismo, la participación de invitados como, el de su tercera edición, Alfred Hubert Thompson Grinion, director de Caribbean Emsemble; el grupo moronense Dharma, indefinible en un género en específico a pesar de la línea audiovisual que proyectan; Mestizaje, grupo de jazz de Matanzas con jóvenes y virtuosos representantes, y Liván Tartabull y su quinteto de saxofones, son una variable indefinible hasta su llegada cada año.

Jazz Centro 2018

El anhelo de tener en la eventualidad sin precedentes, a músicos de la talla de Alain Pérez, es un deseo que no se le pasó por alto a Dairon Oney, gran amigo del trinitario, en el festival Piña Colada 2019 durante la clase magistral del sonero en la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila. Su cuarta y próxima edición estará dedicada a un multiinstrumentalista moronero, integrante de la agrupación Bellita y Jazz Tumbatá, Miguel Antonio Miranda López, alias El pulpo; nombre ganado por su capacidad para ejercer varios instrumentos a la vez.

Miranda, es también padre del baterista integrante de Dharma, Dairon Miranda Valladares, quien es bien recordado por protagonizar una extraordinaria guerra de baterías en la segunda edición del evento, en 2018. Magnífico sería presenciar en una segunda parte, tal derroche de talentos, esta vez padre e hijo.

Varias locaciones han recibido al elenco en su trayectoria, adaptado a la organización de cada año, tales como la sede Nicolás Guillen, la presentación especial en el cine Higuera del municipio Bolivia (en 2019) y la habitual descarga del último día en el Centro de Casas de Morón, manteniendo su sede principal en las primeras dos noches. No es secreto que, público del municipio cabecera anhela la extensión del festival hacia su territorio, lo cual sería magnífico, si descartamos el miedo a que nos sea extirpado y nunca más vuelva a ser Morón y su reguero un centro para el jazz.


Art-Estudio Contreras 118: “El secreto está en disfrutar lo que hacemos”

Variedad de propuestas que marcan su originalidad, un público comprometido y un equipo de trabajo riguroso y enfocado en garantizar un espectáculo de calidad, hacen del Art- Estudio Contreras 118 un espacio hoy consolidado, casi un año después de su apertura en junio de 2019.

foto lisandra pérez coto

El proyecto, propuesto y dirigido por la joven fotógrafa y vicepresidenta de la AHS en Matanzas Adriana Riera, toma como escenario un inmueble colonial, patrimonio familiar de la artista, que abrió sus puertas inicialmente como subsede de la más reciente edición de la Bienal de Artes Plásticas en su edición yumurina.

Bocetos fotográficos, una muestra particularmente transgresora dentro de la fotografía contemporánea, dio inicio al despliegue de jóvenes creadores que le sucedieron en los meses posteriores, como Rubier Bernabeu, Alejandro Vega, Wendy Pérez o Alejandro Cuervo.

foto lisandra pérez coto

“Me parece que es un sitio muy interesante dentro de las opciones culturales de la ciudad. Nos convoca siempre a regresar y sus propuestas se enmarcan en lo que se podría denominar buen gusto”, destacó el joven escritor y periodista Guillermo Carmona.

Al estilo vintage del local, un elemento esencial dentro de su estética, se suman el talento artístico que ha acompañado estos meses al público matancero, caracterizado sin dudas por la variedad y la inusitada forma de integrar las diferentes manifestaciones.

foto lisandra pérez coto

Por el patio de la instalación, decorado cuidadosamente, han transitado poetas y escritores de la talla de Jesús David Curbelo, Maylan Álvarez y Luis Enrique Mirambert así como los músicos Óscar Sánchez, Carlos Fidel Taboada y Lien Rodríguez.

“Creo que han sido unos meses totalmente enriquecedores para nosotros porque realmente disfrutamos muchísimo la producción del espacio. Nuestra intención continúa enfocada en difundir y promover el talento artístico de nuestra ciudad y de la AHS en sentido general.

foto lisandra pérez coto

“Esa manera de disfrutar lo que hacemos, de confiar en que nuestro trabajo llegue a más personas y pueda tocar sensibilidades es lo que nos mantiene enfocados y cada vez más satisfechos con los resultados”, aseguró Adriana.


El «Rubén Martínez Villena», un concurso de lujo (+ videos y fotos)

Al evaluar las obras televisivas participantes en el Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2020, el jurado tuvo en cuenta aspectos relacionados al lenguaje utilizado y uso correcto de la gramática en función de la comunicación, la trascendencia y abordaje de los temas, los recursos propios del medio; y desde el plano subjetivo, las emociones que pueden despertar en los televidentes dichos productos informativos.

Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2020/ foto tomada del perfil de facebook de la AHS

Así lo corroboraron José Luis Estrada Betancourt, Leslie Salgado y Reinaldo Cedeño –parte del prestigioso panel que consideró la muestra–  al reunirse con los invitados al evento de periodismo cultural que hasta el 14 de marzo se desarrolla en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz.

Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2020/ foto tomada del perfil de facebook de la AHS

Al dialogar con los profesionales de la prensa y estudiantes de la carrera aspirantes al premio, el reconocido periodista del diario Juventud Rebelde, Estrada Betancourt, lamentó –no solo de los trabajos participantes, sino en general de los que se transmiten en los espacios informativos de la televisión cubana– que no pasaran de ser un ejercicio simple de reseña o entrevistas, cuando la cultura cubana y el movimiento de creadores, intelectuales y artistas es tan extenso.

Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2020/ foto tomada del perfil de facebook de la AHS

A ello añadió la necesidad de rescatar la crítica en el trabajo de la prensa, por el vínculo que puede establecer con el público en su función de instruirlo, y citó ejemplos de jóvenes reporteros en todo el país con un trabajo responsable, de investigación, didáctico y de entretenimiento, porque la televisión también se trata de eso, que no se alejan de la esencia de la cultura nacional, su identidad y fortaleza.

Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2020/ foto tomada del perfil de facebook de la AHS

Por su parte, durante el primer taller de desmontaje de obras en la presente edición del Taller y Concurso de Periodismo Cultural convocado anualmente por la AHS, la periodista y realizadora Leslie Salgado insistió en el empleo adecuado del lenguaje y la escritura correcta para la televisión, en la que no deben primar oraciones largas ni subordinadas, como tampoco el uso excesivo de adjetivos porque la imagen se impone; recomendaciones a partir de lo apreciado durante las sesiones de evaluación.

Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2020/ foto tomada del perfil de facebook de la AHS

En su intervención, el destacado periodista, escritor y realizador de radio Reinaldo Cedeño exhortó a los colegas del medio audiovisual a dirigir a los camarógrafos, cuidar cada detalle durante la edición, dejar terminar las frases en los fragmentos escogidos de los entrevistados y, sobre todo, estudiar, leer, acercarse a la obra de los maestros del periodismo en Cuba y huir del facilismo del gusto.

Viernes 13 de marzo concierto de Dj Reitt y Shanara en el teatro Bertolt Brecht

Una invitacion de la AHS

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Jueves, 12 de marzo de 2020

En el Salón de Mayo, del Pabellón Cuba sesiona el Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena que convoca la Asociación Hermanos Saiz.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Jueves, 12 de marzo de 2020


La radio en Antena

Un post en Facebook dio inicio a la nueva temporada de Antena Este, la peña dedicada a la radio que promueve la sección de audiovisuales de la filial provincial de la Asociación Hermanos Saíz en Santiago de Cuba. Reacciones, comentarios y muestras de cariño, llegadas desde distintas partes del país, saludaron el nuevo empeño.

[+]


Cine y educación van de la mano en La Habana

Crear nuevas imágenes y potenciar la creatividad de hacer cine hecho por niños y para niños es por lo que especialistas de la educación para la niñez y directores de cine de Valencia se unen y traen a la  primera Muestra Internacional de Cine y Educación (MICE) a La Habana, la cual se extendió hasta finales de enero con diversas actividades.

[+]


Coordenadas o cómo determinar la posición del arte en un espacio

Palabras del catálogo del 34 Salón de la Ciudad, que con el título Coordenadas fue inaugurado en el Centro Provincial de Arte en la Semana de la Cultura holguinera y que expone la obra de jóvenes creadores y estudiantes de la Academia Profesional de Artes El Alba.

Fotos Wilker López

Todo compendio conlleva a una aptitud de selectividad. A una mirada racional y crítica sobre la muestra original. Y, al mismo tiempo, toda selección es parcialmente representativa del quehacer actual de un grupo de creadores de un determinado contexto social o geográfico, sin que esto signifique que la muestra simboliza el estado real del arte en ese momento.

Algo así sucede con los salones, es verdad, pero…. ¿tiene futuro la verdad?, se preguntaba George Steiner.

Fotos Wilker López

El Salón de la Ciudad, con una amplia tradición dentro de las artes visuales en el territorio, funcionaría como un sistema de coordenadas (institucionales, legitimadoras) donde se utiliza uno o más números (¿obras, autores?) para determinar unívocamente la posición de un punto (¿el arte?) en un espacio (¿la galería, Holguín, Cuba?).

De esta manera el Salón se ha empeñado en las recientes ediciones en mostrar un ejercicio de curaduría sostenible e perspicaz ––basado en temas como el mercado, la propia institucionalización y circulación del arte, etc.––, en contra del sino epidérmico, monótono, tradicionalista, rígido, que suele caracterizar este tipo de espacios en el escenario insular.

Fotos Wilker López

De esta manera, el Salón representa cada año un salto cualitativo como concepto y en la práctica, protagonizado principalmente por jóvenes que van encontrándoles “coordenadas” de un lugar legitimador que la institución ha creado como catapulta visibilizadora. Así el Salón posibilita, sobre todo, la convergencia de diferentes poéticas con un discurso ideoestético propio dentro del quehacer regional y nacional, incluso análogo en cuanto a intenciones e interrogantes creativas.

La galería se convierte en ese espacio ––como el Aleph borgeano–– donde todo es posible: vórtice abierto a múltiples posibilidades que terminan semánticamente interactuando en el Salón.

Fotos Wilker López

Entonces, ¿cuáles son las coordenadas precisas? ¿A qué punto nos llevan? ¿Y cuáles, al decir de José Lezama Lima, serían las imágenes posibles: imagen y posibilidad? ¿Y qué nos ofrecen? Más allá de la presentación de varias posturas creativas, aun jóvenes pero en estado de crecimiento, y la gratitud por encontrarnos con el trabajo de otros más consolidados, el Salón de la Ciudad sirve para replantearnos algunas de estas preguntas, también a los mismos artistas, y para constatar que no siempre, en cuanto a salones se refiere, el ambiente es tan mimético. Solo basta seguir las coordenadas para llegar al sitio preciso.

Fotos Wilker López

Nota:

El jurado, integrado por Jesús Javier Rodríguez Calderín, Yamile Ramos y Zoila Rodríguez, decidió premiar, con el Premio de la Ciudad 2020, las obras Leyenda, de Mariannis Mirabal Ripoll, y Hurto, de Elianis del Rosario Suárez,por el carácter conceptual y posmoderno de la propuesta artística. Y otorgar una Mención a Textos después de pasar dos minutos por la batidora y haber sido reciclados como soporte de una idea, de Liz Maily González Hernández.

Fotos Wilker López

Mapa de bits para cartografiar el arte

El mapa es una representación gráfica y métrica de una porción de territorio, generalmente de una superficie bidimensional. Un mapa de bits o imagen ráster, por su parte, es una estructura o fichero de datos en forma de rejilla rectangular de píxeles o puntos de color llamada matriz que se puede visualizar en un monitor, papel u otro dispositivo de representación.

El bit es la unidad mínima de información empleada en informática, en cualquier dispositivo digital, o en la teoría de la información. Con él podemos representar dos valores cualquieras: verdadero o falso, blanco o negro, abierto o cerrado, norte o sur, masculino o femenino, apagado o encendido… ¿Novedad o mimetismo? ¿Vanguardia o conservadurismo? ¿Arte o banana en la pared?

Basta así con asignar un valor al estado de “apagado” (0) y el otro al estado de “encendido” (1).

Expo Mapa de bits – CORTESÍA AHS

De esta manera, podríamos suponer que el arte contemporáneo se comporta así: ¿apagado o encendido? ¿0 o 1? ¿O viceversa? Todo se complicaría –para bien, claro– si añadimos otros valores al conjunto.

Esta muestra, entonces, sería un medidor de calidad con diversidad de temáticas en el contexto de las artes visuales holguineras, parte del mapa de la creación insular en el siglo XXI. Pero para representar o codificar más información en un dispositivo digital –el arte contemporáneo requiere mucho más, podríamos pensar– necesitamos una mayor cantidad de bits. ¿Una mayor cantidad de arte por consiguiente? Por tanto, a través de secuencias de bits se puede codificar cualquier valor discreto como números, palabras e imágenes.

Y además existe el bit más significativo (MSB) que es ese que tiene un mayor peso (mayor valor) dentro del conjunto (¿la exposición?) y por consiguiente, también el menos significativo (LSB).Y existe, además, el bit de redundancia (o conjunto de ellos) que suele introducirse deliberadamente en la transmisión o grabación de información sin ser parte de esta, pero que sirve para detectar posibles errores.

Expo Mapa de bits – CORTESÍA AHS

Por tanto, ¿cuántos bits de información son necesarios para representar el color de un píxel en una imagen digital, y más cuando esa imagen es, digamos, una imagen artística? ¿Cuántos para cartografiar el mapa de las obras y sus significantes?

Integran Mapa de bits, muestra inaugurada en la AHS holguinera como culminación de las actividades del año, con curaduría, museografía y diseño de Josvel Vázquez Prat, los jóvenes Ramón Jesús Pérez de la Peña, Annaliet Escalona Esquivel, Lidisbelis Carmenate Díaz, Reydy Céspedes de la Cruz, Annia Leyva Ramírez, Ofelia González Sánchez, Aníbal de la Torre Cruz, Julio César Cisneros Fuentes, Maylin Giselle Alcorta Ramos, Mariannis Miraball Ripoll, Juan José Ricardo Peña y Artemio Vigueras Velázquez, este último con el Proyecto Interacciones (Dj Arte).

Varios de ellos –Annaliet, Lidisbelis, Aníbal, Julio César, Julio César– son recurrentes en los salones de la Ciudad, que cada enero organiza el Centro Provincial de Arte, y en el Salón Regional, con periodicidad bienal, además de otras muestras colectivas realizadas durante el año.

Mapa de bits, herramientas digitales aparte, resulta una sugerente muestra de los jóvenes creadores holguineros miembros de la AHS y en su mayoría procedentes de las aulas de la Academia de Artes Plásticas El Alba, artistas que hoy por hoy –me atrevo a decirlo con seguridad– integran lo más interesante y sugestivo de lo que podríamos llamar la vanguardia visual holguinera.

Expo Mapa de bits – CORTESÍA AHS