moda


Hablar de poesía

Creo que no hay nada m√°s dif√≠cil, pues no es otra cosa que hablar de la subjetividad, del pensamiento, del acendramiento interior de una idea. La poes√≠a es producto del cuestionamiento, del preguntarse y horadarse sin respuesta. O sea que el poeta es un fil√≥sofo que entiende que el secreto del universo es una mierda; y m√°s all√° que preguntarse de d√≥nde venimos y hacia d√≥nde vamos, lo cierto, lo tangible, es que estamos, somos, y respiramos por alg√ļn milagro o rara inercia. El presente es el √ļnico verbo posible. Los ojos del poeta est√°n en todos los tiempos a la vez, pero este sabe, es consciente, de que el hoy es el punto de apoyo para toda travesura posible.

[+]


Subamos la parada del misterio

La censura genera siempre un halo de misterio sobre lo que se ha prohibido. Ir al Trianón a ver Harry Potter: se acabó la magia, es, también, un resultado de ese impulso generoso de la reprobación hacedora de expectativas inubicables. Y ya sentado, apagados los teléfonos, encendidos todos los receptores posibles, el misterio se deshace porque no hay razones fidedignas para ello. [+]


Tony √Āvila: Cuba y la trova siguen mereciendo que exista un evento que se llame canci√≥n pol√≠tica

A la luz de cuarenta a√Īos y cuando la Jornada de trova en Guant√°namo desempolva su condici√≥n pol√≠tica atrayendo el arte m√°s emergente y vanguardista de los j√≥venes cubanos hasta instituciones, colectivos obreros, consejos populares y comunidades m√°s apartadas, el reconocido cantautor Tony √Āvila, participante en este encuentro del primero al cuatro de agosto en¬† la ciudad del Guaso, declara para este portal digital su condici√≥n de cantor pol√≠tico. [+]


La simple ecuación de los concursos literarios

La √ļltima vez que necesit√© enviar un paquete (contenido: hojas de papel con letras impresas) v√≠a correo postal me percat√© de que probablemente exista un plan secreto para obligar a un cliente a pasar m√°s trabajo de lo previsto. Para mi sorpresa, las hojas de adentro del sobre ya no pod√≠an ir encuadernadas con presillas de patas, ¬ęeso rompe el sobre¬Ľ, dijo entre dientes la amable dependienta, luego de que hab√≠a resistido el calor y la cola, estoica, de pie. [+]