Moa


Como una luna en pie: sonoridades de la poesía con guitarra de fondo

Hacia finales de los 90 y principios del nuevo siglo viv√≠ en Moa. Un movimiento cultural entre el apogeo minero a√ļn bull√≠a por aquellos lares y entre sus gestores Fernando Cabreja despuntaba, haciendo radio.

Fernando fue fundador de la Casa del Joven Creador en Moa, la semilla fértil que hizo germinar a la Asociación Hermanos Saíz en el municipio más oriental de la provincia Holguín, aunque hoy, allí, la joven vanguardia artística no se encuentre vertebrada en esta organización por disímiles motivos.

Volviendo a Fernando Cabreja, radialista empedernido y trovador, no en ese orden que conste, comenz√≥ a colar sus creaciones en la banda sonora de mi existencia, background en el que acompa√Ī√≥, como en la mayor parte de su vida, tambi√©n a su esposa Edelis Loyola, conocida por su trabajo musical para los ni√Īos.

Así el tipo bohemio, torpe, medio loco y que siempre está fuera de foco me conminó, adolescente apenas, a darle un paseo tranquilo a mi ciudad con una canción al desaliento como un himno.

Luego Cabreja y su familia se mudaron a la cabecera provincial, y volvi√≥ a poner m√ļsica a mis tardes, una vez a la semana, en su pe√Īa Alta Marea. Desde la Casa de la Trova Faustino Oramas, El Guayabero. Tambi√©n sol√≠a llenar de su poes√≠a noches romeras en El Angelote del parque San Jos√©, espacio al que asist√≠a cuando cursaba la carrera de Periodismo.

As√≠ que, de alguna manera, este duende ut√≥pico ha estado poniendo trova a distintas etapas de mi almanaque. Por eso me dio una alegr√≠a enorme la celebraci√≥n de sus 60 a√Īos con un concierto hermoso al que vinieron disc√≠pulos de todas partes para acompa√Īar al maestro, esta celebraci√≥n tambi√©n fue el motivo de la salida de su libro, Como una luna en pie, cancionero que Ediciones La Luz tuvo a bien publicar en la colecci√≥n ‚ÄúQuiero una canci√≥n‚ÄĚ y en el que¬† letras de 60 canciones del juglar nacido en Sagua en 1959, se dejaban disfrutar de otro modo, despacio, tarareando en la mente quiz√°s, paladeando aquel verso, encontrando c√≥digos del que asegura parecer un grabado de Durero, una vieja estampa de Sandokam.

Dise√Īado por Frank Alejandro Cuesta y con imagen de cubierta de la talentosa Anel√≠ Pupo, lleg√≥ hace cerca de cuatro a√Īos a las librer√≠as. Adalberto Santos, el editor de este y otros cancioneros del sello me cuenta sobre esta experiencia en particular:

‚ÄúEditar a Cabreja fue la posibilidad de reencontrarme con su po√©tica de cantautor desde una √≥ptica distinta, m√°s all√° de aplaudir y corear sus canciones. Si bien es cierto que la trova nos llega en una compacta emanaci√≥n de palabras y m√ļsica, tener la posibilidad de encontrarse con la palabra, con el verso que anima cada canci√≥n desde la letra impresa, permite un acercamiento diferente: desnuda la belleza de una canci√≥n en las palabras que la forman, por as√≠ decirlo. Suerte m√≠a adem√°s, que durante el proceso de edici√≥n me acompa√Īara Jos√© Luis Serrano, quien ejerci√≥ como especie de curador del cancionero, labor que me facilit√≥, y a la larga benefici√≥ al cancionero, seg√ļn mi parecer, otorgarle al libro una dimensi√≥n m√°s cercana a lo formalmente esperable de un libro de poes√≠a, desde la conformaci√≥n del t√≠tulo hasta su estructura interior, aunque debo decir que el original ya conten√≠a en s√≠ la forma casi definitiva de lo que fue finalmente, sospecho otra vez, asistido de un lado por Serrano y por el propio Cabreja, poeta √©l mismo‚ÄĚ.

Después de tal confesión, los lectores trovadictos seguro quedan convidados, quienes no lo conocen habrán sido, probablemente, picados por la curiosidad; los amantes de la poesía tienen entre estas páginas un remanso. Así queda hecha la invitación a la lectura con sonoridades de una guitarra de fondo.


Ultreia: Salutaciones y promesas desde el pincel y el lienzo

En el límite entre Holguín y Guantánamo, una ciudad se distingue, su tierra roja e industrias la ponen en el mapa de Cuba como un esencial enclave minero y sustento económico.

Pero Moa, por encima del valor de su mineral, de su escasamente reconocido tesoro vegetal, diverso y valiosísimo, tiene en su gente el verdadero yacimiento. Nutrido por décadas de personas de todo el país, la población moense es una simbiosis que batalla por dotar a la demarcación de valores culturales imperecederos.

Fotos cortesía del entrevistado

Generaciones de artistas han sostenido el quehacer cultural con mayor o menor auge. La joven vanguardia artística tuvo allí una semilla vigorosa. Tal vez por eso sigan germinando proyectos que buscan ir más allá.

Los instructores de arte Dionnis Justiz y Fidel Silvente junto a Frank Téllez Marzabal, egresado de la escuela de artes plásticas de Holguín, El Alba, conforman el grupo Ultreia.

Fotos cortesía del entrevistado

Fidel Silvente Palacios, quien se ha dedicado al trabajo como instructor de arte por 16 a√Īos, cuenta: ‚Äúel 28 de enero de 2015 nos encontr√°bamos reunidos y planificando crear un grupo para accionar art√≠sticamente y generar ideas, exposiciones y proyectos. As√≠, en una conversaci√≥n informal en medio de un almuerzo ofrecido a la Brigada Jos√© Mart√≠ decidimos crear Ultreia.

‚ÄúUltreia proviene del lat√≠n, y significa vamos m√°s all√°, un saludo com√ļn entre los caminantes peregrinos a Santiago de Compostela. Y como nosotros tambi√©n pretend√≠amos ir m√°s all√° de las creaciones art√≠sticas caracter√≠sticas de nuestro territorio, emprendimos viaje a la ardua tarea de crear y comunicar.

“En 2015 debutamos con la exposición La voz de Gea, donde las instalaciones narraron e ilustraron la belleza de la naturaleza, su fragilidad, e hicieron un llamado a proteger las especies en peligro.

Fotos cortesía del entrevistado

“Seguido a esta participamos en las Romerías de Mayo. Abrimos el desfile con el performance llamado Carriolgini. Montados en carriolas y vistiendo uniformes del grupo nos abrimos paso por las calles de Holguín.

‚ÄúTambi√©n llevamos la muestra Into Reflejos a los municipios holguineros Antilla y Banes. Esta era una mezcla pict√≥rica de estilos donde la √ļnica premisa era exponer y entretener a un p√ļblico necesitado de ver y compartir.

“Más tarde presentamos en el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín una exposición de 12 instalaciones que llenaron la sala Electa Arenal.

Participamos en el Sal√≥n Provincial de Holgu√≠n, alcanzamos el premio que otorga la AHS por la instalaci√≥n Factor 8.‚ÄĚ

Fotos cortesía del entrevistado

El proyecto de los tres jóvenes artistas intenta mover el ámbito de la plástica en Moa, así como decir, desde los códigos de los noveles creadores, preocupaciones, mostrar sus influencias, lo aprendido en la academia y por las vivencias propias.

La preocupación tal vez parte de la realidad que revela en su conversación Silvente:

“Las artes plásticas en Moa siempre fueron trabajadas con una óptica naif. La mayoría de los artistas naturales son autodidactas y practican el paisajismo.

‚ÄúDesde la creaci√≥n de las EIA y la incorporaci√≥n de instructores a las filas de creadores, hemos aportado aire fresco y contempor√°neo al accionar pl√°stico.‚ÄĚ

Instalaciones, miniaturas, paisajes, fantasmagorías que miran desoladas desde el lienzo, retan al perceptor que se enfrenta a las piezas de Ultreia, que camina, en su trayecto creativo yendo más allá, siempre.

 


La travesía plástica de Fidel Silvente (+Obras)

En Moa y desde hace 16 a√Īos, un joven artista defiende su fe en la creaci√≥n para trascender, de la ense√Īanza de la pl√°stica para cambiar las vidas de sus alumnos, del trabajo continuo para triunfar: Fidel Silvente Palacios, autor de iniciativas socioculturales, instructor de artes pl√°sticas, miembro del grupo nacional de miniaturistas de Cuba; fundador del proyecto de arte contempor√°neo Ultreia y ganador del Premio ‚ÄúRosa Elena Sime√≥n‚ÄĚ, que se otorga anualmente por investigaciones relativas a la flora y la fauna. As√≠ de diversos son sus intereses y su creaci√≥n, sobre los cuales dialoga con esta reportera.

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

 

¬ŅCu√°ntos a√Īos llevas de graduado como Instructor de Arte?

Soy egresado de la primera graduaci√≥n de la Escuela de Instructores de Artes (EIA), en Holgu√≠n, en el a√Īo 2004. Inici√© mi vida laboral en la escuela Secundaria Interna ESBEC ‚ÄúPunta Gorda‚ÄĚ. Luego trabaj√© en la escuela primaria ‚ÄúDominador Fuentes Correa‚ÄĚ. Y ya en 2009 comenc√© a laborar como Especialista de Artes Visuales en la Casa de Cultura ‚ÄúJose√≠to Fern√°ndez‚ÄĚ, de Moa.

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

¬ŅEn tu caso la docencia limita la creaci√≥n art√≠stica?

La docencia, más allá de interferir en mi vida artística, ha sustanciado mi obra. Muchas veces cuestioné mi travesía hacia el camino del quehacer profesional, pero más tarde descubrí que cada paso nos dirige a mejorar, a perfeccionar nuestro trabajo.

No es un t√≠tulo quien define nuestra obra, son las creaciones y el p√ļblico quienes definen y permiten esa tan ansiada conversaci√≥n visual entre emisor y perceptor, donde la √ļnica protagonista es la creaci√≥n pl√°stica.

Fotos cortesía del entrevistado

De ahí que asuma que desde el momento que puse mis obras en galerías, en paredes de casas y que logré comercializarla, eso me convierte en profesional.

Por su parte, la docencia me ha ense√Īado que el arte es diverso, que hay colores propios en cada persona, que cada obra tiene vida y que ense√Īar nuestros conocimientos nos procura un lugar en el coraz√≥n de nuestros pupilos.

Callar el saber para uno mismo nos hace ego√≠stas. Exponer los saberes nos permite ense√Īar, aprender, ser mejores personas.

Fotos cortesía del entrevistado

Fidel Silvente en apertura de evento Cartacuba/ Fotos cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°les han sido los momentos m√°s gratos en tu experiencia como Instructor de Arte?

Guardo como momentos gratos esos espacios que comparto con los instructores en talleres de experiencias, en actividades culturales, en el hecho de pertenecer a un grupo en que tenemos cosas en com√ļn, cuando participamos en el evento Escaramujo, cuando convergemos en exposiciones.

Los momentos inc√≥modos han sido los breves en que he sido etiquetado de ¬īprofesorcito¬ī, el no poder optar por un registro de creador que avale mi preparaci√≥n profesional. No obstante, me siento realizado porque he ganado la admiraci√≥n de mis compa√Īeros y la gratitud del p√ļblico que ha acudido a alguna muestra expositiva.

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Seg√ļn declaras en tu perfil de Facebook, eres miembro del grupo nacional de miniaturistas, ¬Ņpor qu√© escoges esta forma de expresi√≥n?

En el a√Īo 2017, durante el evento ESPINCE que se realiza cada a√Īo en Moa, recibimos la visita de Jos√© √Āngel Naranjo, experimentado artista tunero, y √©l me introdujo en el movimiento de artistas miniaturistas.

En toda Cuba existen grupos de creadores que practican esta actividad. He participado en exposiciones en Sancti Sp√≠ritus, Camag√ľey, con el proyecto EJO, en Gu√°imaro y en La Habana.

En Moa dise√Ī√© y desarroll√© un evento con car√°cter bienal llamado Cartacuba, donde las artes pl√°sticas desde las miniaturas tocan temas ambientalistas y nos reunimos artistas de distintas ciudades. Es interesante crear grandes obras desde lo peque√Īo.

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

¬ŅC√≥mo consideras que se encuentran las artes pl√°sticas en Moa?

Las artes plásticas en Moa siempre fueron trabajadas con una óptica naif. La mayoría de los artistas naturales son autodidactas y practican el paisajismo.

Desde la creación de las EIA y la incorporación de instructores a las filas de creadores, hemos aportado aire fresco y contemporáneo al accionar plástico.

Fotos cortesía del entrevistado

Fidel Silvente contin√ļa laborando, aunando voluntades creadoras, organizando exposiciones, ense√Īando, gestionando sus propias piezas para su visibilizaci√≥n en distintos contextos y poniendo al panorama art√≠stico de su municipio otros colores.

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado

Fotos cortesía del entrevistado