Miriannys Montes de Oca


Relatos de un tiempo: Una catarsis desde el arte

La situación de confinamiento social que tuvimos que experimentar todos a causa de la pandemia de la COVID-19, incidió en todos los niveles de la dinámica social y personal del mundo entero. Desde el plano individual, colectivo, social, económico, cultural, político, cada región geográfica tuvo que reconducir su devenir y quehacer en función de enfrentar una situación no solo compleja, sino totalmente nueva y atípica. Fue en esa coyuntura que los artistas a nivel mundial tuvieron que redirigir sus concepciones y procesos de trabajo con el objetivo de mantener la creatividad, de generar nuevos proyectos y reformular visualidades diversas que, en su mayoría, estaban vinculadas directamente a esa nueva realidad, interpretada y construida de acuerdo a los horizontes personales y contextuales de cada sujeto. Durante todo este tiempo, el mundo se volcó hacia el arte y la cultura como alicientes al final de un camino espinoso y difícil.  

Miriannys Montes de Oca

Sin lugar a dudas, el arte devino en un exquisito ant√≠doto en tiempos de caos y preocupaciones desmedidas; en una fuerza de resistencia donde plantear nuevos lenguajes, nuevas im√°genes, nuevas realidades, nuevas metas. Mucho se ha dicho, escrito y creado a ra√≠z de la experimentaci√≥n de esos d√≠as raros, de temporadas largas de confinamiento social, de soledades abrumadoras. Y, el arte, se erigi√≥ como esa hoja de ruta que ofrece mayor claridad, que nos entrega perspectiva, que nos muestra zonas de permanencia posibles donde habitar en medio de crisis sanitaria, social, psicol√≥gica, individual, econ√≥mica‚Ķ Esa frase popular que circul√≥ mucho durante ese lapso de aislamiento m√°s fuerte, que versa ‚ÄúEl arte nos salvar√°‚ÄĚ, no es una gratuidad del momento o un hashtag de moda. El arte s√≠ tiene esa capacidad de salvaci√≥n, de curar en nosotros las angustias del presente y las incertidumbres del futuro.

En medio de ese ciclo obligatorio de confinamiento social, muchos artistas se vieron imbuidos en el proceso de creaci√≥n; en narrar desde sus experiencias las circunstancias y consecuencias que la COVID-19 gener√≥, as√≠ como el impasse que domin√≥ la realidad de la Humanidad toda. Desde el momento justo en que esta pandemia forz√≥ a un cambio radical en la vida de todos, comenzaron a surgir im√°genes y procesos creativos como resultados de los comportamientos, de la situaci√≥n de cada regi√≥n y de estados de √°nimo que fluct√ļan entre lo esperanzador y lo fat√≠dico: historias que comportan una carga visual y discursiva en las que se conjugan lo social y lo humanitario.

Fue durante este tiempo que la artista cubana Miriannys Montes de Oca (La Habana, 1993) encontró en los predios del arte la vacuna para resistir y sobrevivir en tiempos tan densos y convulsos como los de aislamiento social. Fue un período productivo de trabajo, de experimentación y creación para ella en tanto el arte fue el nicho de confort desde donde reflexionar, poner en cuestión y sopesar las angustias e incertidumbres que durante un buen tiempo sobrevolaron el espacio doméstico de todas las personas. Al interior de su casa-estudio-taller, Miriannys no paró de crear. Las ideas emergieron a flor de piel, matizadas por una experiencia singular sin antecedentes, aderezadas con la sensación de soledad, zozobra, inquietud, hastío, esperanza… Surgieron así las obras que dan cuerpo a una serie concebida, producida y cerrada bajo el velo de la cuarentena.

Camino por Paseo, 100×100 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

Mirando al cielo, 40×40 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

Relatos de un tiempo no solo deviene en el t√≠tulo de la √ļltima muestra personal de Miriannys Montes de Oca, sino tambi√©n en el r√≥tulo que comprende m√°s de una quincena de piezas generadas al calor de una crisis mundial, espec√≠ficamente durante el per√≠odo de tiempo transcurrido entre marzo de 2020 y marzo de 2021. Lo que comenz√≥ como una avalancha de ideas materializadas en lienzos, acumulados unos al lado de otros en su estudio, tom√≥ forma de proyecto expositivo virtual con el objetivo supremo de mostrar tantas ideas, ansiedades y cuestionamientos de la artista en ese lapso de tiempo y ‚Äúencierro‚ÄĚ. Fue as√≠ como Relatos de un tiempo tom√≥ cuerpo expositivo y curatorial, cuyo discurso se ancla en revelar a trav√©s de los canales est√©ticos y el matiz expresivo caracter√≠stico de la obra de Miriannys los dis√≠miles momentos de intensidad emocional, de ebullici√≥n de sentimientos, de arrebatos psicol√≥gicos que afloraron en ella como sujeto social perturbado por las consecuencias del confinamiento impuesto durante un tiempo dilatado y dif√≠cil. ¬†

Bailando en La Habana, 100×100 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

Los amantes, 40×40 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

La muestra se dispuso expositivamente para ser apreciada desde los perfiles de redes sociales de la artista (ArteCubano Mmontes de Oca y @artecubano_mmontes_de_oca, d√≠gase Facebook e Instagram, respectivamente), durante los meses de agosto y septiembre de 2021, en tanto se asumi√≥ el leguaje virtual tan explotado en los √ļltimos tiempos como el modo m√°s id√≥neo para socializar y compartir todo el c√ļmulo creativo de un a√Īo.

En esta quincena de obras se revelan las diversas sensaciones experimentadas durante un ciclo de mucho sentir, de mucha reverberación interior. Fue un período donde los deseos de decir se agolpaban y arremetían contra el lienzo. Son estos los relatos de un tiempo en cuarentena apreciados en clave poética, contrastantes en su despliegue cromático. Las emociones humanas centellean en su máquina de esplendor. De ahí la saturación de rojos y amarillos, de calor y fuego, de explosión y destellos. Pero también, los negros y los grises encuentran en estos soportes su protagonismo. El choque cromático no es una gratuidad estética de la artista; más bien es el efecto de su realidad contrastante, de una experiencia en la que el furor y la pasión (amarillos y rojos) llegaba a veces a bajar su intensidad ante las preocupaciones y la tristeza de la soledad (negros, grises, blancos). No podemos olvidar que, en medio de tantas esperanzas puestas en el horizonte, la realidad que vivimos seguía siendo gris en el mudo entero.  

La gitana, 100×100 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

El ‚ÄúYo‚ÄĚ de la artista encuentra en estos lienzos diferentes situaciones de vida que se tornan colectivas, adem√°s de personales. Se advierte una intensi√≥n en ellos de intentar comprender al sujeto y, tambi√©n, a nosotros mismos.

¬ŅC√≥mo se comporta la sociedad ante un tiempo como el del confinamiento social? ¬ŅC√≥mo nos sentimos individualmente? ¬ŅCu√°nto ha afectado este cambio radical en las din√°micas de socializaci√≥n y expresi√≥n del ser humano? Intentar dar respuesta a estas y much√≠simas otras inquietudes, se convirti√≥ para Miriannys Montes de Oca en un desaf√≠o de esa etapa de vida. Cuestionamientos que afloraron en estado art√≠stico, en estructura formal y crom√°tica colmadas de zonas contrastantes y sugestivas, cuyo trasfondo se advierte com√ļn en todas las piezas: la soledad. Pero‚Ķ, entendamos la soledad en tanto veh√≠culo de reencuentro con nosotros mismos, en subterfugio para revisitar y analizar con nuevas miras nuestras carencias, cuestionar nuestra especie y apoyarnos en nuestra fe: esa que nunca podemos perder y que sirve de gu√≠a y sost√©n hasta en los momentos peores de crisis y desvelos.

El grito, 100×100 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

Desde los propios t√≠tulos de las piezas se siente una identificaci√≥n con momentos experimentados por todos; de ah√≠ que m√°s all√° de lo individual, las realidades plasmadas en estos lienzos devienen instantes ver√≠dicos de cualquier sujeto: sensaciones y momentos reprimidos en medio del pecho que marcaron el devenir de muchos durante el per√≠odo de cuarentena. Obras como Cargando la realidad, Mirando al cielo, El aparecido, El grito, Retrato a Manuel. El suceso o Derretidos nos sit√ļan en un paralelismo circunstancial que lleva a identificarnos con cada una de las escenas recreadas. Sensaciones que marcaron, y a√ļn marcan, muestras concepciones de asumir, comprender y sobrevivir a tiempos tan complejos, donde la vulnerabilidad rein√≥ completamente en los estados an√≠micos y psicol√≥gicos.

El aparecido, 100×100 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca

Asimismo, La gitana, Bailando en La Habana, Camino por Paseo, Los amantes o Autorretrato, revelan una explosi√≥n contenida de ilusiones, de anhelos por emprender y compartir, de situaciones por revivir y abrazar de nuevo. Miriannys Montes de Oca relata en sus lienzos la realidad de un tiempo intenso, similar al fuego y al hielo en sus extremos, al amor y a la soledad, al abrazo y al miedo. Busca trasmitir y exponer a trav√©s de sus obras la fe en el hombre y en su mejoramiento espiritual, a la vez que la tristeza peculiar de un tiempo sin precedentes. En mi opini√≥n, su arte cura, repara grietas del alma, nos propone encontrar sue√Īos en medio de espesas nieblas.

El arte ha logrado combatir la ansiedad de un tiempo pandémico. Ha sido un método eficiente de curación y expresión; ha sido el camino a través del cual vehiculizar miedos, emociones, sosiegos. Ha sido la mejor y más exquisita catarsis para expresar sentimientos difícilmente verbalizables. Para Miriannys Montes de Oca lo realmente importante está en el ser y en el arte, y ha asumido ambos polos para construir su lenguaje estético y su discurso en tiempos tan espinosos para el planeta.

Derretidos, 100×100 cm. Esmalte sobre lienzo/ autora: Miriannys Montes de Oca