Matamoros


Poemas que testifican el clamor de las piedras (+Videos)

‚ÄúEste mosaico no pretende ser una antolog√≠a ni un panorama, sino un sondeo desvelado sobre¬†poemas cubanos contempor√°neos¬†que presentan, de forma m√°s o menos evidente en el propio texto, los numerosos temas √≠ntimos, familiares, sociales y culturales relacionados con la experiencia vivida por la comunidad y los individuos LGBT+ tanto en Cuba como en el resto del mundo‚ÄĚ, aseguran Jes√ļs G. Barquet y Virgilio L√≥pez Lemus, compiladores de¬†Las piedras clamar√°n. Poes√≠a cubana contempor√°nea de temas LGBT+, publicada por¬†Ediciones La Luz,¬†sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n.

El libro¬†‚ÄĒperteneciente a la colecci√≥n Capella de La Luz, con edici√≥n de Luis Yuseff, dise√Īo de Robert R√°ez y Armando Ochoa, y cubierta e ilustraciones interiores de Zaida del R√≠o‚ÄĒ se promociona en estos meses por las diferentes redes sociales de la casa editorial, principalmente mediante lecturas de poes√≠a enviadas por los autores antologados en formato audiovisual.

‚ÄúDe ninguna forma es esta una colecci√≥n de autores con tales orientaciones o condiciones personales: es una colecci√≥n de textos cuyos sujetos l√≠ricos se abren a la expresi√≥n palmaria de dichos temas, los cuales incluyen tanto lo er√≥tico-afectivo como otros aspectos generales de la vida y la sociedad humanas. (‚Ķ) Con esta compilaci√≥n no pretendemos reducir, compartimentar o etiquetar la poes√≠a de los autores incluidos ‚ÄĒni la poes√≠a en s√≠ misma‚ÄĒ, sino recoger con √©nfasis prioritario lo que de sus respectivas y divers√≠simas obras cumple con los objetivos de esta muestra‚ÄĚ, leemos en el pr√≥logo.

Las piedras clamar√°n¬†re√ļne poemas enfocados en el ‚Äútratamiento de las identidades no solo homosexuales y bisexuales masculinas y femeninas, sino tambi√©n de g√©nero, transg√©nero e interg√©nero‚ÄĚ, as√≠ como ‚Äútextos que registran formas transgresivas de homosocialidad‚ÄĚ, a√Īaden. Adem√°s de ser el primer libro de poes√≠a cubana de este tipo, resulta continuaci√≥n y complemento ‚ÄĒa trav√©s de numerosas variaciones y adiciones, especialmente de una buena cantidad de autores residentes en la Isla‚ÄĒ de la publicada bajo el t√≠tulo¬†Todo parec√≠a¬†(2015), en Las Cruces, Nuevo M√©xico, Estados Unidos, por Ediciones La Mirada, tambi√©n bajo el cuidado de Jes√ļs G. Barquet y L√≥pez Lemus.

‚ÄúNo nos interesa definir la orientaci√≥n sexual de los autores, en su mayor√≠a provenientes de diferentes promociones y tendencias est√©ticas desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros d√≠as. Nos interesa observar directamente en los poemas aqu√≠ agrupados c√≥mo el sujeto deseante LGBT+, celebrado o denostado desde la m√°s remota antig√ľedad, se revela textualmente con menos aprensiones ‚ÄĒe incluso contra estas‚ÄĒ en una nueva etapa de la comprensi√≥n del ejercicio pleno de la personalidad‚ÄĚ, se lee en el pr√≥logo de vol√ļmen po√©tico.

Con antecedentes ‚ÄĒalgunos directos y otros de forma ‚Äúsospechosa‚ÄĚ‚ÄĒ que se remontan a textos de Mercedes Matamoros, Regino Boti, Jos√© Manuel Poveda, Emilio Ballagas, Jos√© Lezama Lima, Virgilio Pi√Īera, Jos√© Mario, Reinaldo Arenas, Ant√≥n Arrufat, Severo Sarduy y C√©sar L√≥pez, los temas LGBT+ comienzan a ser tratados en la d√©cada de 1980 con mayor frecuencia y explicitud, tanto dentro como fuera de Cuba, mientras que en el consiguiente decenio se convierten en algo sistem√°tico no solo en nuestras letras.

El libro inicia con el especial homenaje (‚ÄúIn memoriam‚ÄĚ) a Alberto Acosta-P√©rez (1955-2012), uno de los precursores de la nueva mirada l√≠rica homoafectiva en Cuba, y a Alina Galliano (1950-2017), quien desde Nueva York particip√≥ en¬†Todo parec√≠a. Durante el proceso de impresi√≥n del libro falleci√≥ la poeta Lilliam Moro, quien viv√≠a en Estados Unidos.

Le siguen, en orden cronol√≥gico, reconocidos autores de nuestras letras residentes en Cuba y fuera del pa√≠s, as√≠ como j√≥venes bardos, entre ellos: Miguel Barnet, Ant√≥n Arrufat, Delf√≠n Prats, Lina de Feria, Gerardo Fulleda Le√≥n, Abilio Est√©vez, Odette Alonso, Norge Espinosa, Achy Obejas, Alfredo Zald√≠var, Anna Lidia Vega Serova, Lourdes Gonz√°lez, Luis Manuel P√©rez Boitel, Pedro de Jes√ļs, Reinaldo Garc√≠a Ramos, David L√≥pez Ximeno, Nelson Sim√≥n, Frank Padr√≥n, Mae Roque, Ghabriel P√©rez, Luis Yuseff, Abel Gonz√°lez Melo, Elaine Vilar, Legna Rodr√≠guez, Milho Montenegro y Yunier Riquenes.

Estos poemas ‚ÄĒsubrayan en el pr√≥logo los antologadores‚ÄĒ permitir√°n al lector ‚Äúdescubrir entre ellos un metaforismo peculiar, redes compartidas de confraternidad y autorreafimaci√≥n con figuras ic√≥nicas internacionales (Safo, Tennessee Williams, Anne Sexton, Oscar Wilde, Virginia Woolf, Pier Paolo Pasolini, Yukio Mishima, Jean Cocteau, Miguel √Āngel) y cubanas (Ballagas, Pi√Īera, Arenas, Sarduy), as√≠ como recurrentes motivos y vivencias afines a estas orientaciones sexuales y manifestaciones de g√©nero‚ÄĚ.

Ya circulan en las redes sociales ‚ÄĒalojados en el canal de Youtube de Ediciones La Luz‚ÄĒ videos con varios de los autores incluidos en¬†Las piedras clamar√°n, entre ellos Norge Espinosa y su ic√≥nico ‚ÄúVestido de novia‚ÄĚ, Yoandra Santana, Norge Luis Labrada, Arlen Regueiro, Gleyvis Coro, Frank Padr√≥n y Alfredo Zald√≠var. Estos se mantendr√°n los pr√≥ximos meses como parte de la campa√Īa de promoci√≥n de la lectura ‚ÄúLeer nos acerca, leer sana‚ÄĚ, que desde las plataformas digitales acerca al p√ļblico lector, principalmente a los j√≥venes y adolescentes, a una parte del cat√°logo del sello.

Las piedras clamar√°n. Poes√≠a cubana contempor√°nea de temas LGBT+, libro hermoso en su hechura y en su cuidado editorial, resulta adem√°s de una selecci√≥n necesaria, como subrayan Barquet y L√≥pez Lemus, un ‚Äúdocumento de atenci√≥n y reflexi√≥n sobre estos diversos grupos minoritarios cuya visibilidad ya no penalizada y su expresi√≥n honesta dentro de la sociedad forman parte tambi√©n del diverso desarrollo de la humanidad‚ÄĚ.

 

*Publicado originalmente en La Jiribilla


Lo m√°s genuino de nuestra trova

Desde 1964, ha sido siempre el mes de marzo la fecha escogida para la realizaci√≥n, en Santiago de Cuba, del Festival Internacional de la Trova Pepe S√°nchez, considerado el m√°s antiguo de Cuba. Siempre en celebraci√≥n del D√≠a de la Trova y los Trovadores, 19 de marzo, fecha de nacimiento de Jos√© S√°nchez (Pepe S√°nchez), maestro de la trova y creador del primer bolero grabado en 1883 ‚ÄúTristeza‚ÄĚ, en esta edici√≥n el Festival est√° dedicado al aniversario 35 de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y al destacado m√ļsico Alejandro Almenares.

cortesía del entrevistado

Decir Alejandro Almenares trae a m√≠ recuerdos muy lindos de una infancia feliz. El acercamiento a la buena m√ļsica, mi primer pentagrama, la emoci√≥n de mis acordes en una guitarra hecha con sus propias manos, las improvisaciones en las descargas familiares. Y aunque despu√©s de los estudios musicales el periodismo me atrap√≥, agradecer√© siempre su gu√≠a y paciencia. Es un enorme placer conocerle, as√≠ que le propongo acercarnos a sus or√≠genes.

cortesía del entrevistado

M√ļsico ‚Äúsantiaguer√≠simo‚ÄĚ, portador de un estilo peculiar de interpretaci√≥n en la guitarra, el tres y el requinto, Alejandro Almenares siempre afirma que de su padre lo aprendi√≥ todo, del gran m√ļsico √Āngel Almenares Guirola ‚Äďimportante guitarrista y compositor santiaguero de mediados del siglo XX‚Äď. Cuenta con orgullo que a menudo su casa se llenaba de m√ļsicos que iban a compartir con su padre: Sindo Garay, Miguel Matamoros, √Ďico Saquito; ‚Äúcrec√≠ en ese mundo, donde se hablaba todo el tiempo de m√ļsica‚ÄĚ.

cortesía del entrevistado

Varias veces escuch√© las an√©cdotas de los 13 de marzo de cada a√Īo, cuando le hac√≠an serenatas a su padre para esperar el cumplea√Īos: ‚Äúcasi siempre se amanec√≠a, y yo sin pegar un ojo, con miedo a perderme algo, escuchando atento a esos inmortales‚ÄĚ. Crec√≠ en ese mundo, en mi hogar conoc√≠ a otros grandes‚ÄĚ.

Jocosamente dice que cree haber nacido con una guitarra debajo del brazo, y es que a los siete a√Īos fabric√≥ su primera guitarrita con caja de tabaco: ‚Äúme llamaba la atenci√≥n un poco la carpinter√≠a, as√≠ que agarr√© un buen d√≠a un cuchillo, una segueta, reutilic√© los pedazos que quedaban de las cuerdas que se le reventaban a mi padre, y con mucha paciencia y dedicaci√≥n la arm√©‚ÄĚ. A partir de ese momento sus dotes como diestro lutier crecieron, al igual que la fama que lo persigue hasta hoy.

cortesía del entrevistado

Hace mucho tiempo que perdi√≥ la cuenta de los instrumentos que ha fabricado, ajustado o reparado. Confiesa que su secreto est√° en la utilidad y no en la belleza: ‚Äúquienes los han tocado, siempre opinan que no saben c√≥mo me las arreglo para que mis instrumentos est√©n al quilo‚ÄĚ. Hace aproximadamente 50 a√Īos lo acompa√Īa su requinto, y sigue intacto, como el primer d√≠a: ‚Äúsabes que ni lo pulimento ni nada, pero ha caminado el mundo y no se desafina‚ÄĚ

Con mucho cari√Īo recuerdo su insistencia porque estudiara, sol√≠a decirme que no se hab√≠a graduado de nada por falta de tiempo, que ‚Äúaquella etapa estaba dura y hab√≠a que lucharse los quilos‚ÄĚ.

En el tiempo que su padre trabajaba la barbería, él aprovechaba su instrumento para acercarse y aprender. Eso lo fue entrenando, además, gustaba de escuchar radio y estar muy pendiente de los arreglos musicales de su padre y las consultas de sus amigos.

cortesía del entrevistado

Ya con 13 a√Īos se hizo un guitarrita de cuatro cuerdas, y un d√≠a sorprendi√≥ a su padre pidi√©ndole que lo acompa√Īara con la suya: ‚Äútoca cualquiera de tus canciones, pap√°‚ÄĚ.¬† Emocionado, siempre cuenta, que en aquel momento su madre se ech√≥ a re√≠r primero y luego rompi√≥ a llorar cuando descubri√≥ su talento para tocar la guitarra prima. A partir de ah√≠ despeg√≥ su carrera musical, acompa√Īando a su padre o en sus propios grupos.

cortesía del entrevistado

Ha recorrido muchos pa√≠ses defendiendo la m√ļsica tradicional cubana e incentivando a la nueva generaci√≥n a acercarse, escuchar y aprender. M√ļsico inigualable, de fama internacional, sin perder la simpleza de su andar y lo peculiar de su sonrisa, sin verle diferente atravesar las calles de su Tivol√≠ querido.

Hoy asegura que su segundo hogar sigue siendo La Casa de la Trova y agradece a Santiago de Cuba por el amor que desde siempre le ha profesado su gente. Gracias a ti, Alejandro Almenares, por ser lo m√°s genuino de nuestra trova.


Fiesta de la Cubanía: la cultura como escudo y espada de la nación.

‚ÄúSin cultura no hay libertad posible‚ÄĚ

Fidel Castro Ruz

 

La XXVI Fiesta de la Cubanía que tuvo lugar en la patrimonial urbe bayamesa  ha sido génesis de un nuevo capítulo en la celebración tradicional, convirtiendo la atípica edición en un trascendente espacio que desde escenarios virtuales, desafió las limitaciones por la actual crisis sanitaria que enfrenta el país.

Dedicada al aniversario 125 de la caída en combate de José Martí, al centenario del natalicio de las cubanas Celia Sánchez Manduley y Alicia Alonso, y al primer aniversario de la desaparición física de la Prima Ballerina Assoluta, el festejo incluyó como espacio principal la realización de la XXVIII edición del Evento Teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana.

foto de la autora

Sirvi√≥ tambi√©n la festividad como homenaje al aniversario 40 de la instauraci√≥n del D√≠a de la Cultura Cubana, a los 126 a√Īos del natalicio de Miguel Matamoros, los 30 de la fundaci√≥n del Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas de Granma y la creaci√≥n de los Centros Provinciales de Cine, al 90 cumplea√Īos de Omara Portuondo y al aniversario 60 de la creaci√≥n del Grupo de Experimentaci√≥n Sonora del ICAIC.

Durante la apertura se realiz√≥ el recorrido del rev√≥lver Colt 38 ‚Äďutilizado por Celia S√°nchez Manduley y el pelot√≥n femenino Mariana Grajales‚Äď desde el Museo Casa Natal de Carlos Manuel de C√©spedes hasta el Teatro Bayamo. El objeto patrimonial tutel√≥ la ceremonia inaugural que cont√≥ con la presencia del Primer Secretario del Comit√© Provincial del PCC Federico Hern√°ndez Hern√°ndez; Francisco Alexis Escribano Cruz, gobernador de la provincia; Abel Prieto Jim√©nez, presidente de Casa de Las Am√©ricas; Ernesto Limia, vicepresidente primero de la Asociaci√≥n de Escritores de la UNEAC, y Lorianne Rodr√≠guez, directora de Cultura en Granma.

«Formar consumidores cr√≠ticos, cultos e inteligentes constituye el √ļnico camino para combatir la crisis cultural contempor√°nea acentuada por el uso de las nuevas tecnolog√≠as de la informaci√≥n y las comunicaciones», expres√≥ el Presidente de Casa de las Am√©ricas Abel Prieto Jim√©nez, al intervenir en la primera jornada de la Fiesta de la Cuban√≠a.

La conferencia inaugural ‚ÄúCultura y naci√≥n ante los desaf√≠os del presente‚ÄĚ, estuvo a cargo de Abel Prieto, que refiri√≥ claros elementos de la crisis cultural y la industria hegem√≥nica del entretenimiento como enemigos viscerales de cuban√≠a. El culto a lo pueril, el desinter√©s por la historia y la pol√≠tica, la cultura chatarra, el dilema de las redes sociales y la sutil manipulaci√≥n de sus usuarios han creado un espacio de negaci√≥n de la ciencia, sumado a la actual pandemia y el efecto en los n√ļcleos de resistencia cultural.

El Presidente de Casa de las Am√©ricas subray√≥ adem√°s, que el poder de las plataformas privadas es mayor que el poder de los estados, actualmente la est√©tica del show ha contaminado la informaci√≥n, los medios hegem√≥nicos han maquillado sus modelos para seducir y crear un esquema de amnesia inducida en la cultura. El papel que antes jugaban grandes literatos como √Čmile Zola, Tolst√≥i, Jean-Paul Sartre, est√° siendo sustituido por youtubers e influencers que inducen a una inevitable hipnosis medi√°tica.

foto de la autora

Sobre estas amenazas al binomio cultura-naci√≥n, el ciberbullying, la fragmentaci√≥n del conocimiento, el consumo cultural y los imperativos de formar consumidores cr√≠ticos y conscientes reflexion√≥ el p√ļblico presente en interacci√≥n directa con el prestigioso intelectual, y en el que se destac√≥ la significaci√≥n de la Fiesta de la Cuban√≠a como espacio que salvaguarda la memoria hist√≥rica en medio de una guerra medi√°tica que pretende fragmentar la cultura cubana.

Abel Prieto también intercambió con participantes del Evento Teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana durante la segunda jornada del festejo, y se presentó el libro de su autoría Símbolos, fogatas y hechizos infernales.

El evento propició un aguzado debate científico que tuvo como premisa la impronta de la mujer en los procesos históricos y culturales en Cuba y Latinoamérica, enfatizando en las luchas independentistas y revolucionarias hasta la actualidad. Se realizaron conferencias virtuales del Dr.C Pedro Pablo Rodríguez, investigador titular del Centro de Estudios Martianos; la Dra. Luisa Campuzano Sentí, quien dirige el Programa de Estudios de la Mujer en Casa de las Américas y Miguel Cabrera, crítico de danza e historiador del Ballet Nacional de Cuba.

foto de la autora

Se desarroll√≥ un panel online a trav√©s del Canal Videos Crisol ‚Äďhabilitado para transmitir en redes sobre lo acontecido en la fiesta‚Äď con representantes del Frente Feminista de ALBA Movimiento en Venezuela, Argentina y Colombia, profesoras de la Universidad de Granma y la directora de la Casa de la Nacionalidad (instituci√≥n que auspicia el evento).

La XXVI Fiesta de la Cuban√≠a ‚Äďque aconteci√≥ del 17 al 20 de octubre‚Äď contempl√≥ tambi√©n la inauguraci√≥n de la XXXII Jornada de Cine Cubano e Internacional con la presentaci√≥n de audiovisuales realizados por el Proyecto Picacho, y se agasaj√≥ asimismo a miembros de la filial de escritores de la UNEAC que cumplieron aniversarios cerrados de creaci√≥n literaria.

foto de la autora

foto de la autora

En estricto cumplimiento de las medidas higi√©nico-sanitarias que exige el actual contexto epidemiol√≥gico del pa√≠s, se realizaron presentaciones teatrales, inauguraci√≥n de exposiciones de artes pl√°sticas, se devel√≥ ‚Äďcomo es habitual cada a√Īo‚Äď una escultura en cera policromada del m√ļsico y compositor cubano Miguel Matamoros, y durante el acto se amplific√≥ un mensaje de voz de Martha Beatriz Matamoros Audinot, nieta del trovador santiaguero.

Las jornadas de celebraci√≥n concluyeron tras haberse lanzado la convocatoria de la XXIX Edici√≥n del Evento Te√≥rico Crisol de la Nacionalidad Cubana, pr√≥ximo a celebrarse en 2021 y dedicado esta vez al centenario de Cintio Vitier, bicentenario de Francisco Vicente Aguilera y a los aniversarios 60 de la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n y de ‚ÄúPalabras a los Intelectuales‚ÄĚ. En la ma√Īana del 20 de octubre, en homenaje a los 152 a√Īos de la interpretaci√≥n por vez primera del Himno Nacional, se rememor√≥ en acto solemne el patri√≥tico suceso con la habitual Ceremonia de las Banderas.

foto de la autora

La Fiesta de la Cubanía, en singular edición, llevó su eclecticismo artístico a su máxima expresión. La Ciudad Monumento, ícono de rebeldía, reafirma su identidad cultural y su compromiso con los más genuinos valores sociales. El desafío al recrudecimiento del bloqueo y el enfrentamiento a una epidemia global no han provocado sino el fortalecimiento de la unidad, el hacer de la cubanía nuestro baluarte principal, el patriotismo como esencial arma, y la cultura como escudo y espada de la nación.


Protagonista de un regalo especial (+Video)

Bastó que llegara a sus manos la invitación de la maestra Daria Abreu, directora del Orfeón Santiago, para que el espirituano Sander Morgado Cabrera tomara celular en mano y, tras varios ensayos, se sumara al regalo de paz para el resto del mundo.

‚ÄúConvocaba a todos los cantores del pa√≠s a unirnos en una misma interpretaci√≥n de Juramento, tema de Miguel Matamoros con arreglo de Electo Silva‚ÄĚ, cuenta.

Un tiempo después de aquella jornada en la etapa veraniega, quien labora también como locutor y director de programas en Radio Sancti Spíritus, agradece haber pedido el favor a una amiga para que le enviara vía WhatsApp su video-selfie. 

Este miembro de la filial espirituana de la AHS labora como locutor y director de programas radiales. FOTO Cortesía del entrevistado.

‚ÄúNos mandaron la l√≠nea mel√≥dica para que nos gui√°ramos en cuanto a ritmo y armon√≠a. Al devolver las grabaciones se mezclaron las 109 voces que aceptamos el reto‚ÄĚ, a√Īade.

Idea que honra al reconocido m√ļsico Electo Silva, a los aniversarios 60 del Orfe√≥n Santiago y al Coro Nacional, as√≠ como a los 45 a√Īos de la Maestra Digna Guerra frente al Coro Nacional y a todo el pueblo de Cuba por este per√≠odo de tan intenso bregar.

Desde la Ciudad H√©roe, cuna del movimiento coral de esta naci√≥n, se unieron cantores de La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Sp√≠ritus, Ciego de √Āvila, Holgu√≠n y Guant√°namo, gracias a la correcci√≥n de sonido hecho con tel√©fonos y montajes de video por el santiaguero Aldo Medina.

El Coro Provincial Vocal Imago de Sancti Spíritus se ha mantenido ensayando por WhatsApp en tiempos de COVID. FOTO Cortesía del entrevistado.

‚ÄúEsta pandemia nos ha permitido a los artistas de todo el mundo alzar nuestras voces en las redes sociales para no perder la relaci√≥n tan necesaria con nuestros p√ļblicos que al final es nuestra raz√≥n de ser‚ÄĚ, acot√≥ quien por varios a√Īos ha laborado en la ense√Īanza art√≠stica.

Sander Morgado Cabrera, miembro de la secci√≥n de M√ļsica de la filial espirituana de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, integra el coro provincial Vocal Imago, agrupaci√≥n que no ha depuesto las armas en tiempos de pandemia.

‚ÄúNos hemos mantenido v√≠a WhatsApp, ensa√Īando las obras de nuestro repertorio para estar listos cuando la situaci√≥n epidemiol√≥gica permita subir a los escenarios f√≠sicos‚ÄĚ, concluy√≥.

Este joven m√ļsico, el √ļnico espirituano que forma parte del regalo coral de Cuba al mundo. nos confirma que el arte siempre llega como b√°lsamo a pesar de los tiempos complejos.


Puertas infinitas y una orquesta de papel

¬ŅQui√©n est√° en casa?

¬ŅCu√°ntas puertas puedes abrir con tres llaves? Te aseguro que no hallar√°s una respuesta matem√°tica. Solo perm√≠tanme confesar que con esa cantidad de llaves me aprest√© a varias travesuras. Es cierto, no siempre hall√© el camino correcto, incluso ante sencillos laberintos. V√≠ctima de la ansiedad, extravi√© mis ojos m√°s de una vez. No me arrepiento, es divertido ponerse en el lugar de los ni√Īos aunque sea por unos instantes. Aunque s√© que los m√°s peque√Īos de casa de seguro encontrar√°n todas las puertas con mayor facilidad.

Este no es solo un libro destinado solo al p√ļblico infantil y adolescente. A primera vista ser√≠a cierto pero tras cruzar la entrada cualquier lector disfrutar√° de la belleza y el conocimiento a su disposici√≥n. No crea que si el volumen llegara a sus manos ser√° un lector apacible. En todo caso ser√° quien le otorgue a estas p√°ginas la din√°mica para la que se concibi√≥. Si√©ntase entonces coautor, y al√≠stese al corretaje, ya con la vista, ya con el l√°piz.

Para Puertas a la M√ļsica (Ediciones Santiago, 2014) encontrar√°s las llaves de entrada pero solo un acertijo no podr√°s resolver. Seas ni√Īo o adulto quedar√°s atrapado en su orquestaci√≥n, en el hechizo m√ļsico-visual. Cuando llegas a la √ļltima p√°gina no encontrar√°s la salida y retornas a cualquiera de las anteriores.

Si bien mis palabras parecieran lanzar un conjuro, perdonen damas y caballeros que yo no he sido, fueron el autor Jos√© Orp√≠ y el ilustrador Ra√ļl Gil, los atrevidos.

Pase usted, la casa es suya

La interrogante, en apariencias ingenua, de una ni√Īa a su madre, dio lugar en las primeras d√©cadas del pasado siglo a que del genio popular brotara el son inmortal en el c√©lebre Mam√°, Son de la loma en la autor√≠a de Miguel Matamoros. Raz√≥n que corrobora el acierto de aproximar a los infantes a las tradiciones musicales, autores e int√©rpretes. No por casualidad en el portal del libro se apela a la antol√≥gica pregunta, a continuaci√≥n de un di√°logo entre un nieto y su abuela, en el cual se cita el tema musical en cuesti√≥n. La pieza afina la orquesta y prepara a los asistentes al concierto que sus p√°ginas ofrecen.

Con un lenguaje asequible a las primeras edades, sin que se apele a √Īo√Īer√≠as del verbo o el adjetivo, Orp√≠ coloca a su lector ideal frente a una s√≠ntesis de nuestro acervo musical. Juego y aprendizaje se intercalan y coinciden en id√©ntico espacio con el fin de dialogar en torno al patrimonio sonoro intangible, o como se escucha en voz de un personaje, el tesoro musical.

Puertas‚Ķ es un v√°lido ejemplo de c√≥mo obrar para que las presentes y futuras generaciones de cubanos conozcan el acervo de su cultura musical sin que se apele a la queja ante los presuntos demonios audibles que nos atormentan. Sospecho de quienes solo se conforman con la cr√≠tica a lo que entienden nocivo. Resulta c√≥modo se√Īalar el rinc√≥n sucio desde el sof√°. ¬ŅPor qu√© no atreverse a llevar a t√©rmino las ideas?

En tal sentido Puertas‚Ķ constituye una atractiva propuesta que se enlaza a esa tradici√≥n literaria, musical y audiovisual que en diferentes etapas marcan la infancia cubana. No es la primera vez que Jos√© Orp√≠ Gal√≠ se aveza en proyectos similares, sobre todo cuando a destinatarios tan importante se dirige. Algunos guardar√°n en sus libreros los t√≠tulos Para despertar al duende, por Ediciones Santiago (2003; 2009) o El mundo de los asombros, en la factura de la Editorial Oriente en 2010. Quien atesore entre sus manos Santiago de Cuba: ciudad cantada, otra vez por la de Oriente (2013; 2015), percibir√° la vocaci√≥n del educador que persiste en su obra. En este √ļltimo texto no solo se sirve de la poes√≠a para comunicar etapas y hechos hist√≥ricos trascendentales de la Villa, sino que conf√≠a la ilustraci√≥n del volumen a la creatividad infantil volcada en im√°genes.

Los primeros 35 compases los dedica a la presentación de varios instrumentos presentes en la musicalidad insular y algunos en la universal. Así, escuchamos la primera tonada a manos de la guitarra, cordófono cuya herencia se debe a las tradiciones hispánicas, cuyo asentamiento es primordial en el desarrollo de nuestros géneros musicales de base. A través de la poesía rimada Orpí nos entrega nombres del cubanísimo pentagrama como Sindo y Matamoros, cuyas obras es imposible de separar de la novia de las seis cuerdas.

¬°Cuidado padres dormilones! Este no es un libro para provocar el bostezo y la ca√≠da de los p√°rpados a tus hijos. Madre, no ser√° con estos acordes que te quites al ni√Īo de encima por un rato. Muy por el contrario, prep√°rate para sacar punta a los l√°pices, y con cada part√≠cula de aprendizaje tendr√°s lista una r√°faga de preguntas. Al√≠stense a formar la orquesta, tomen la libertad de divertirse mientras los instrumentos y la literatura hacen su acople.

Puertas a la M√ļsica posibilita la interacci√≥n entre sus creadores y destinatarios, a trav√©s de diversos juegos y otros caminos ser√°n copart√≠cipes del resultado. De tal fiesta resulta la concurrencia de aer√≥fonos, cord√≥fonos y percusi√≥n que entrelazan las huellas de √Āfrica, Espa√Īa y otras regiones contribuyentes a la formaci√≥n sonora cubana. Quienes se atrevan al juego de este concierto, enriquecer√°n de forma amena su saber.

¬°Que toquen, que toquen! Yo bailo de todo

¡Ay Mamá Inés tu hijo Bola está frente al piano! Llamó a Lecuona y entre teclas se les ve en el retozo.

Las autoridades de la m√ļsica pierden el control. Se desordena el pentagrama y la poblaci√≥n amanece a todo baile. Cada quien elige un ritmo diferente y otros cantan. Hasta la reina Isabel se sum√≥ a la algarab√≠a, perd√≥n, ¬Ņqu√© ha tocado ese?

Tras El Misterio de la Uni√≥n las puertas se abren y desde la d√©cima nos llegan varios g√©neros y ritmos surgidos al mismo ajiaco que nuestra identidad nacional. No ha de extra√Īarse usted mi adulto escucha, si tras este encuentro vuelve en s√≠ su memoria y recuerda que antes de los √≠dolos de hoy estuvieron los de siempre, que a veces no se llama balada, aunque rejuvenecido, su nombre puede ser bolero. Lo mismo sucede con el son, la guaracha, la tonada, guajira o la rumba, a quienes muchos voltean el rostro como a extra√Īos inquilinos.

Por esta senda de los g√©neros musicales llegamos a sus cultivadores. Orp√≠ a√ļpa a varios de los m√°s ilustres en tertulia, las edades desaparecen, y Sindo y Matamoros coinciden en el mismo brindis con Silvio y Formell. Porque la obra de quienes trascienden no se limita a los calendarios o el juego de estar o no a la vista de todos. Quienes por la oreja sue√Īan, siempre sabr√°n de d√≥nde y qui√©nes son los cantantes.

Alguien con m√°s sapiencia que yo, expres√≥ que para saber si un libro para ni√Īos est√° bien escrito, uno de los caminos es que le llegue a un adulto tanto como en su infancia. Gracias a las trampas del autor y el equipo de realizaci√≥n del texto, cada p√°gina sonora de Puertas‚Ķ me hizo olvidar que hay documentos oficiales donde reza el a√Īo en que nacimos. Ahora que se desdibujan esas fronteras del esp√≠ritu, simplemente abrazo una palabra, humanidad.

P.D: ¡Ah! olvidé decirles, el libro dejó de existir en librerías santiagueras casi al instante de su presentación. Sería una suerte una reedición. Por lo pronto, anímese a encontrarlo en bibliotecas.

otras ilustraciones de Puertas a la m√ļsica

otras ilustraciones de Puertas a la m√ļsica

otras ilustraciones de Puertas a la m√ļsica