Martí


May Reguera irradia Luz online

En este mes de mayo se inaugur√≥ en plataformas la exposici√≥n internacional Online Luz, gestada por el fot√≥grafo camag√ľeyano Daniel Mart√≠nez Reyes y que reuni√≥ trabajos fotogr√°ficos de m√°s de 40 artistas de Cuba, Espa√Īa, Estados Unidos e Italia. Una iniciativa que naci√≥ de forma individual y que desde su anuncio a trav√©s de Internet tuvo ‚Äďy tiene‚Äď una gran acogida, extendi√©ndose m√°s all√° de nuestras fronteras digitales.

Una de las principales figuras de la escena fotogr√°fica emergente y contempor√°nea cubana es May Reguera, una joven actriz, fot√≥grafa y realizadora audiovisual que desde que supo de la iniciativa no dud√≥ en participar y quien es hoy ‚Äďsin temor a sonar absoluto‚Äď una de las tantas promesas del lente contempor√°neo cubano. El Portal del Arte Joven Cubano indag√≥ con la artista sobre su amplio espectro creativo.

de la serie Retrato de una mujer con huevos. Foto May Reguera, Tomado de su perfil de Facebook

‚ÄďEres fot√≥grafa, actriz y realizadora audiovisual, ¬Ņte desempe√Īas en algo m√°s en el amplio espectro de la creaci√≥n?

En los audiovisuales pocas veces he dirigido, aunque lo he disfrutado mucho. Generalmente he trabajado para otros directores haciendo Dirección de Arte y Vestuario, cosa que me gusta muchísimo y espero seguir haciendo. En mi estudio @myreguerastudio ofrecemos servicios de producción y logística para proyectos y fotógrafos que vengan a capturar a Cuba, además de la realización de fashion films.

‚Äď¬ŅC√≥mo llevas en paralelo cada una de estas disciplinas, cual es tu estrategia para que una profesi√≥n no impida el desarrollo del otra?

Haces un plan y te organizas. Todo puede hacerse y al mismo tiempo todo confluye. Cuando estoy en alguna producción como actriz tengo que dejar lo demás a un plano menos protagónico, pero contar con el equipo hace posible hacerlo todo. Mi esposo dirige el estudio junto conmigo y cuando estoy actuando, él se ocupa.

Póster de la exposición online de fotográfíca LUZ (cortesía del entrevistado)

‚Äď¬ŅDesde cu√°ndo comenz√≥ tu inter√©s por la fotograf√≠a, como adquiriste los conocimientos que hoy pones en pr√°ctica?

Siempre me gust√≥ la fotograf√≠a y para m√≠ era un hobby que mantuve desde peque√Īa. En alg√ļn momento tuve la posibilidad de trabajar para una revista y lo hice. Aprend√≠ sobre la marcha, ya montada en el carro como se dice popularmente, equivoc√°ndome muchas veces y con el apoyo del equipo de la revista.

Me he apoyado mucho m√°s en la intuici√≥n y en mi gusto personal que en conocimientos te√≥ricos; ahora estoy en un momento de b√ļsqueda hacia esas zonas.

‚ÄďDentro de los variados g√©neros o categor√≠as dentro de la fotograf√≠a, ¬Ņcon cu√°l o cu√°les te sientes m√°s c√≥moda trabajando?, ¬Ņpor qu√©?

Me gusta el retrato. Amo retratar personas, disfruto conectar con ellas y abrirlos y mostrarlos, para que ellos mismos se redescubran. Es un acto de amor y de mucho crecimiento.

Autorretrato foto May Reguera. tomado de su perfil de Facebook

‚Äď¬ŅC√≥mo ha sido la recepci√≥n de tus trabajos en el p√ļblico nacional e internacional?, ¬ŅQu√© opini√≥n tienes sobre estas recepciones?

Generalmente han sido positivas. He estado muy acostumbrada al amor y el apoyo de mis seguidores y espectadores. Mientras más me direcciono a un lugar y lo defino, más atención positiva recibo, pero también aparecen ciertos detractores, que a su vez considero necesario para crecer.

El conflicto genera desarrollo, es un aprendizaje de las clases de Dramaturgia en la Escuela de Arte. Considero que cada uno tiene dos mitades, y son necesarias para formar un todo.

As√≠ que agradezco much√≠simo tanto lo positivo como lo negativo, y siento esto √ļltimo alimento para ser mas detallista y profunda, y mejorar. Cada cr√≠tica ha sido para m√≠ un impulso para llegar m√°s lejos.

‚ÄďMenciona exposiciones tanto nacionales e internacionales que tienes en tu haber. ¬ŅCu√°l o cu√°les son las que m√°s te han satisfecho por la acogida o la pol√©mica que han suscitado y por qu√©?

Personales: Telón, #Amarilla, Paisaje y #Libre. Colectivas son siete y con Luz serán ocho. Para mí cada exposición personal han sido una meta, un impulso y una respuesta a necesidades concretas de cada momento, elegir sería difícil, como la Decisión de Sofía.

Las colectivas me nutren mucho, me hacen interactuar con otros fotógrafos y aunque realmente la interacción me gustaría que fuera para mayor, son una oportunidad para compartir y crecer como generación, como grupo.

Autorretrato foto May Reguera. tomado de su perfil de Facebook

‚Äď¬ŅC√≥mo supiste de la convocatoria de la exposici√≥n online Luz en la que participas?

El chico fot√≥grafo que la esta organizando me escribi√≥. Hab√≠amos interactuado en alg√ļn momento y yo hab√≠a publicado una foto suya en la p√°gina de mi estudio. Me cont√≥ sobre la expo y sin pensarlo le dije que s√≠.

‚Äď¬ŅQu√© te motiv√≥ para hacerlo?

Estamos en un momento de tránsito, de cambio, nuevas dinámicas se imponen y la necesidad de consumir, hacer creaciones, y el arte son una especie de cura y sanación. Está apoyando la plataforma Behartnet que es un proyecto de una mujer cubana que admiro, y creo que son motivos suficientes.

‚Äď¬ŅCrees que con necesarias iniciativas semejantes dentro del contexto que se est√° viviendo y fuera de este? ¬ŅQu√© diferencia ves de esta iniciativa en el contexto actual de pandemia?

Creo que la reclusión nos ha obligado a buscar alternativas, a indagar dentro de casa y aumentar las necesidades de protección, de compartir por lo menos en el ciberespacio.

Para mí siempre ha sido una plataforma necesaria, cuando intenté exponer en galerías y se hizo difícil hice mi instagram, una galería en el que expongo desde entonces. Así que considero que estas iniciativas son totalmente enriquecedoras en cualquier contexto.

‚Äď¬ŅC√≥mo esperas que haya sido la recepci√≥n de esta convocatoria/expo/online?

Estoy abierta a la sorpresa, a ver qué pasa. Son 46 artistas y se ha abierto una página nueva para ello. Espero que sea una galería que disfruten todos.

‚Äď¬ŅC√≥mo te sientes al ser parte de esta exposici√≥n?

Me encanta. Soy amante de las nuevas experiencias y todo lo que ellas me regalan.

‚Äď¬ŅHay nuevos proyectos en caminos?

Repongo #Libre en la Fototeca de Cuba, lo cual será una experiencia tremendísima. Estaba programado para el 8 de mayo y se pospuso para julio, provisionalmente.

Espero liberarnos de este virus y reencontrarnos con #Libre, con una nueva libertad.

Ten√≠a planeado para finales de a√Īo mi expo #Rojo, pero creo que ser√° imposible con el poco tiempo que me va a dejar nuestro contexto actual. Y estoy armando algo nuevo, alternativo, para no quedarme con las ganas de hacer, ser√° mas sencillo que #Rojo, que dependa mas de m√≠ y con impresiones en peque√Īo formato para asegurar que puedo asumir los gastos. Ya veremos.


‚ÄúCada cubano tiene un Mart√≠ dentro‚ÄĚ

En aquel mundo abstracto, donde es capaz de engendrar las más disímiles sensaciones desde la duda o la afirmación, Raylven Friman laminó de acero a José Martí con la misma fortaleza que se les agiganta en el pecho a los cubanos.

Unos 14,50 metros de alto por 7,50 metros de ancho totalizan las dimensiones del monumento, √ļnico emplazado en ese formato dedicada al Ap√≥stol en Bayamo, una ciudad que avist√≥ de ‚Äúalma intr√©pida y natural‚ÄĚ como reza en lum√≠nico la esfinge.

“Se me ocurrió lo del rostro porque buscaba algo muy sobrio y realmente fuerte. Esa imagen es la que más conocemos, entonces a esa traté de darle fuerza.

‚ÄúSe trat√≥ de buscar un material que le diera perdurabilidad, que la composici√≥n de las letras figurara una tipograf√≠a manuscrita en correspondencia con los colores de la bandera, tratando de dar sobriedad a la pieza‚ÄĚ, precisa Friman.

No obstante, su poca experiencia en el trabajo con metal y las luces, una marcada tendencia por estos días, constituyó a la vez un desafío, aparejado a una pieza que rompió con el arte figurativo que le apasionó desde alumno en la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas.

Martí, pieza escultórica inaugurado el 30 de diciembre de 2019/ Ibrahin Sánchez

En la ocasi√≥n, el joven granmense no solo conceb√≠a de manera habitual en sus trabajos figurativos funcionales el dise√Īo, sino que se adentrar√≠a en la nueva meta de redescubrir de cerca la conjugaci√≥n entre el acero y la luz.

En ese paso fue indiscutible, para desdoblar las varas de hierro en un antojo de creaci√≥n propiamente, el enlace con Osdanis Ant√ļnez Rosell√≥, y su grupo de creaci√≥n Divo, adscripto al Fondo Cubano de Bienes Culturales.

“Tienes que combinar la parte tuya creativa con la manufactura que esa persona tiene. Estoy muy agradecido de trabajar con ese equipo. Ellos saben mucho del trabajo de la materia, es decir de hacer una silla, un mueble, que armar una obra que lleva contenido artístico.

‚ÄúEl proyecto se empez√≥ a gestar en octubre (2019). Cuando se aprueba, a partir de noviembre, se comienza a trabajar al entrar en el taller‚ÄĚ, detall√≥.

Las l√≠neas esta vez no precisaron el lenguaje figurado ni los colores se combinaron atractivamente sobre el lienzo. Prefiri√≥ el urbanismo, una tendencia retomada para no solo acercar el p√ļblico al arte sino para hacerlo part√≠cipe de la creatividad.

La pared en blanco de un edificio y chapas de metal fueron el tapiz para moldear en exquisita semejanza el ímpetu de la mirada que emana del rostro del Héroe de Dos Ríos en una arteria que crece desde lo moderno, llena de simbolismos culturales e histórico, el Prado bayamés.

En el Martí de Friman, con un tono serio en su rostro, se advierte la sabia mirada al futuro del más universal de los cubanos, la reflexión temprana, o encuentras la firmeza moldeada en el alma de un patriota digno de su tierra, y acapara la atención entre La Bayamesa y otros íconos de la Cuna de la Nacionalidad Cubana.

Cada ma√Īana, desde el cercano 30 de diciembre de 2019, cuando el sol le descubre, anida en el universo la sospecha de que ‚Äútoda la gloria del mundo cabe en un grano de ma√≠z.‚ÄĚ

‚ÄúMi v√≠nculo con Mart√≠ es como el de todo cubano. Creo que cada cubano tiene un Mart√≠ dentro‚ÄĚ, afim√≥.


De camino a los orígenes

I

Cuentan que desde el central Am√©rica, propiedad de Federico Fern√°ndez, se financi√≥ la revista Or√≠genes. Un central que produjo az√ļcar y literatura. El due√Īo era t√≠o de Jos√© Rodr√≠guez Feo, quien fuera uno de los editores de la publicaci√≥n del grupo hom√≥nimo, grupo que dio a la cultura cubana un cap√≠tulo de belleza inigualable.

Cerca de lo que fuera el glorioso central, est√° la ruta funeraria de nuestro Ap√≥stol Jos√© Mart√≠. Una ruta que yace imponente como la vena principal de la isla. Una ruta que empieza en Remanganaguas, sitio donde ocurri√≥ el primer entierro de nuestro h√©roe nacional. Un cementerio donde a√ļn permanece el coraz√≥n de la isla.

En estos sucesos nace la inspiración para el Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes en el municipio de Contramaestre. Una jornada capaz de vincular la identidad, el patriotismo y la literatura. Un encuentro para homenajear al cubano a través de la figura y el ideal de Martí, una cita para la historia.

II

La XII edici√≥n del Encuentro de J√≥venes Escritores Or√≠genes estuvo marcada por las condiciones impuestas por el nuevo coronavirus. Cuando el mundo a√ļn no sabe c√≥mo ser√° el volver a la normalidad, y nuestro pa√≠s mantiene las medidas pertinentes para controlar la situaci√≥n, los j√≥venes de la AHS no han fallado con la historia.

Este a√Īo el encuentro estuvo dedico al aniversario 125 de la ca√≠da en combate en Dos R√≠os del H√©roe Nacional y a la vigencia de su pensamiento en nuestro presente. Resulta m√°s que simb√≥lico en un per√≠odo de emergencia mundial, que los j√≥venes busquemos resguardo en la obra del maestro. Mart√≠ emerge como luz en un momento de crisis sanitaria, pero tambi√©n crisis humana. Mart√≠ sintetiza todos los valores de nuestra Cuba actual, su imagen hoy, resulta ser el pa√≠s que un d√≠a so√Ī√≥.

fotos de archivos tomadas del Facebook de la AHS en Contramaestre

III

Esta edici√≥n result√≥ ser una jornada sencilla pero muy significante. Convirti√©ndose en un espacio de remembranza, de abrazo colectivo y de b√ļsqueda en nuestra memoria hist√≥rica reciente. Estos dos d√≠as (18 y 19 de mayo) toda Cuba pelegrin√≥ hasta Remanganaguas y coloc√≥ su o√≠do sobre la tierra. Toda Cuba sinti√≥ la vibraci√≥n del suelo en ese campo santo.

También fue un momento para recordar al poeta, narrador y eterno miembro de la AHS Eduard Encina. Fundador del concurso luego devenido en jornada literaria, Encina influyó en la vida cultural toda de Contramaestre y siempre será un espacio para admirarlo y tenerlo presente.

IV

La utilizaci√≥n de las plataformas digitales para la promoci√≥n y consumo del arte se instala hoy en nuestra cotidianidad. La gran mayor√≠a de los creadores cubanos entran a la red para mostrar su obra desde casa. Aficionados y profesionales comparten el mismo espacio, el mismo p√ļblico, el mismo ‚Äúme gusta‚ÄĚ. El arte cubano ahora entra en una democratizaci√≥n diferente, donde las conductas responden a otro tratado sist√©mico.

En ese panorama at√≠pico, la AHS dimensiona su labor por promover el trabajo de los creadores m√°s j√≥venes. Siguiendo la experiencia de Las Romer√≠as de Mayo realizadas en el presente a√Īo, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba se ha propuesto no decaer la programaci√≥n habitual ni sus eventos principales. Or√≠genes result√≥ ser el inicio para concretar esa idea, permanecer activos como organizaci√≥n. Sin dudas, un movimiento que conectar√° a los asociados y su p√ļblico con una asociaci√≥n m√°s extensa, diversa y alcanzable.

Los esfuerzos hechos por la organizaci√≥n antes del estado de emergencia actual parecen min√ļsculos hoy, en comparaci√≥n con el accionar diario de la AHS en todo el pa√≠s. Un esfuerzo que habr√° que mantener y priorizar teniendo en cuenta que la vida no volver√° hacer igual, y el espacio digital nos convida a un di√°logo necesario.

Un camino al corazón de Cuba, un lugar obligado para el homenaje a #MiMartí #MartíMaestro. En homenaje al 125 aniversario de su caída en combate.Sociedad Cultural José MartíAsociación Hermanos Saíz

Publicada por Buena Luz Producciones en Martes, 19 de mayo de 2020

V

La próxima edición del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes, a realizarse del 18 al 20 de mayo de 2021, estará dedicada a la traducción literaria, una labor a veces subvalorada como ejercicio intelectual. Más de una quincena de jóvenes se reunirán una vez más en Contramaestre para compartir sus experiencias y sus saberes. Más de una quincena de trovadores, poetas y narradores volverán a revisitar los espacios habituales. Se leerán poemas en lo que fuera la casa de Federico Fernández y se irá en busca, otra vez, del corazón de la isla.

Cuando el encuentro f√≠sico sea posible, tambi√©n tendremos el encuentro digital como herencia de la crisis. En ese momento una quincena de j√≥venes pudieran ser acompa√Īados por todo un pa√≠s. Todos en busca de la belleza. Todos en busca de sus or√≠genes.


Jos√© Mart√≠, razones para la m√ļsica (+ video)

  • Cuando proscrito en extranjero suelo/ La dulce patria de mi amor, so√Ī√©/
  • Su luz buscaba en el azul del cielo/ Y all√≠ su nombre refulgente hall√©./
  • Perpetuo so√Īador que no concibo/ El bien enajenado que entre sue√Īos vi./
  • Siempre dulce esperanza va conmigo,/All√≠ estar√° en mi tumba junto a m√≠.
  • ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬† (El Proscrito, Jos√© Mart√≠)

Preludio

Tal vez sea José Martí el cubano a quien más se ha cantado. Ya en 1906 y 1909 Antonio Morejón,  de quien se dice fue el primero en grabar puntos cubanos, dejó registrado para los sellos Edison y Columbia el tema Al Apóstol Martí. Otros títulos musicales y autores del periodo clamaban la resurrección martiana.  Particular tratamiento reciben las figuras de los próceres en la primigenia trova, y Martí ocupa eje principal en estas composiciones.

Surgen obras como tributo que rinde el trovador a los h√©roes de las gestas recientes, en admiraci√≥n y a√Īoranza por la esperanza perdida. ¬†T√≠tulos como Los tres Patriotas (1919) de la firma de Manuel Corona brindan fe de ello.¬† Dos figuras descuellan en estas composiciones: Antonio Maceo y Jos√© Mart√≠. Los t√≠tulos Dos patrias, de Salvador Adams, y Pobre Cuba, de Manuel Corona, son ¬†una s√≠ntesis de la vastedad de canciones que al respecto emergieron. ¬†

Sindo Garay aseguró en testimonio para Carmela de León que conoció a Martí en Dajabón en 1895, momento a partir del cual y en más de una ocasión le dedicó su poética. Así lo atestigua entre otros, el título Martí.

Canci√≥n a Mart√≠ (1901), con letra de Francisco Eligio y musicalizaci√≥n de Alberto Villal√≥n, fue cantada en el teatro San Carlos, de Tampa, Cayo Hueso, por la contralto Susana Mellado, el bajo Santiago Lima, y otros m√ļsicos.

Recuerdos de Martí, también de Villalón, Clave a Martí, de Emilio Billillo, constituyen unos pocos ejemplos de la vastedad de títulos con temática martiana aportados por los trovadores en la primera mitad del siglo XX.

También, aunque menos conocidos, llega el Apóstol en canción desde los códigos de los soneros. Es el caso de Arsenio Rodríguez en el tema  Adórenla como a Martí, en clara referencia a la tierra cubana.

En lo adelante el canto a José Martí es un punto de encuentro entre los cantautores cubanos y otros hacedores del pentagrama. La musicalización de la poesía martiana y otros textos llegó con la Nueva Trova de la guitarra de Pablo, Sara y Amaury. Teresita Fernández brindó sus acordes para el Ismaelillo.  Las sucesivas promociones de jóvenes trovadores además de musicalizar textos martianos, entregan temas donde Martí deviene sujeto lírico; en otros, la esencia de su pensamiento deviene motivo textual  y paratexto.

La m√ļsica coral y sinf√≥nica en Cuba cuenta con sendas composiciones, musicalizaciones y arreglos a la obra del universal cubano. ¬†

Post-vida: esto nos dice en sus palabras m√°gicas la m√ļsica

Pretexto me resultan las canciones que lo evocan.

¬ŅQu√© cantos tocaron la sensibilidad de Juli√°n? ¬ŅCu√°les acordes se replicaron en su tarareo? ¬ŅD√≥nde hallaron musical remanso sus angustias en tiempos de exilio? ¬†¬ŅQui√©nes fueron los m√ļsicos cubanos en cuyos acordes visualiz√≥ Mart√≠ la patria a la distancia de una nota? ¬ŅC√≥mo se trueca m√ļsica la prosa y la po√©tica martiana? ¬ŅQu√© paralelismos acontecen entre el romanticismo literario de Mart√≠ y los compositores del hom√≥nimo periodo musical?

¬ŅCu√°les sitios frecuent√≥ para asistir a las presentaciones de las que gustaba? ¬ŅQu√© compositores e int√©rpretes hoy considerados ‚Äúcl√°sicos‚ÄĚ conmovieron la pluma del cr√≠tico, poeta y periodista?

Estas y otras interrogantes quedan satisfechas a la lectura de Jos√© Mart√≠ y la m√ļsica, un volumen del Centro de Estudios Martianos (2014), cuya selecci√≥n, introducci√≥n y ensayo corresponde a la autor√≠a de Salvador Arias, en suma con textos complementarios que indagan en el criterio martiano ante hechos musicales.

Los autores en convite ofrecieron sus estudios y criterios en diversos momentos que van desde la tercera d√©cada de la Rep√ļblica, a una Cuba reciente y que, desde la diferencia de enfoques evidencia el inter√©s de los estudiosos por la obra martiana y en particular en relaci√≥n a la tem√°tica musical:

De Gonzalo de Quesada y Miranda se acude al ¬†t√≠tulo Mart√≠ y la m√ļsica, el que apareci√≥ en la revista Bohemia en 1935. Pasi√≥n de la m√ļsica en Mart√≠, es la conferencia que pronunciara Orlando Mart√≠nez en conmemoraci√≥n al centenario del natalicio martiano en La Habana, la que por su extensi√≥n solo se presenta para la oportunidad en fragmentos. Tambi√©n de 1953 es la publicaci√≥n de Alejo Carpentier en El Nacional, de Caracas, en la que el autor descubre al Mart√≠, estudiante de m√ļsica. De 1972 data uno de los m√°s bellos an√°lisis que guarda la relaci√≥n martiana con el arte sonoro, de la autor√≠a de Cintio Vitier es el t√≠tulo M√ļsica y raz√≥n. Este decenio, pero dos a√Īos despu√©s ve la publicaci√≥n en el Anuario Martiano, M√ļsica en el peri√≥dico Patria, por Zoila Lapique. ¬†En 1978 la revista moscovita Am√©rica Latina, public√≥ de M.A. Sap√≥nov el trabajo Jos√© Mart√≠ y la m√ļsica, la versi√≥n al espa√Īol para el Anuario del Centro de Estudios Martianos, 1981, corresponde a Eduardo Heras Le√≥n. La Gaceta de Cuba, dio luz en el no 3 de 1985 a Referencia martiana al jazz, de Armando Caballero. De las p√°ginas del peri√≥dico Granma fueron seleccionados los t√≠tulos Mart√≠ en la m√ļsica, cuya autor√≠a responde a Omar V√°zquez, 1985, y de Sonnia Moro, Mozart en Mart√≠, 1991. Concluye el volumen con Jos√© Mart√≠ y la √≥pera italiana, en la firma de Diana y Rodolfo Sarracino, ¬†tomado del Anuario del Centro de Estudios Martianos, 2001.

En s√≠ntesis, los principales aspectos que gu√≠an estos acercamientos al inter√©s martiano por la m√ļsica se refieren a la musicalidad inherente a la po√©tica y la prosa martiana en consonancia a ciertas caracter√≠sticas del Romanticismo literario y algunos paralelismos con el impresionismo pict√≥rico. Otros, versan acerca del periodismo y la cr√≠tica musical que ejerci√≥ Mart√≠ tras su asistencia a presentaciones musicales lo mismo de coterr√°neos en el exilio norteamericano, que en grandes Salas de Europa con el apogeo de la √≥pera. Varios autores coinciden en la significaci√≥n que cobraron las rese√Īas a las presentaciones de compatriotas cubanos en el exilio, no solo en tanto suceso art√≠stico sino como forma de acercamiento al suelo patrio. Algunas de estas p√°ginas se acercan al Mart√≠ cuyos o√≠dos se entregaron a las esencias musicales de los pueblos.

Lapique brinda un acucioso estudio acerca de la presencia de la tem√°tica sonora en emisiones del Patria. Aunque era un peri√≥dico fundamentalmente pol√≠tico, Mart√≠ no se sustrajo a escribir sobre otras cuestiones. Leg√≥ numerosas p√°ginas sobre artistas cubanos y extranjeros de su √©poca: Ruiz Espadero, White, D√≠az Albertini‚Ķ, y en especial, de aquellos comprometidos con la causa independentista como el tenor Emilio Agramonte y Pi√Īa, y Ana Otero, notable pianista puertorrique√Īa. Se trata de la primera publicaci√≥n que dio a conocer La bayamesa, himno patri√≥tico cubano, y la danza La borinque√Īa, por tradici√≥n, himno de los boricuas. Estos dos himnos son las √ļnicas piezas musicales que publican, acompa√Īadas de textos hist√≥ricos ¬†que exaltan el patriotismo y la unidad antillana de esos dos pueblos, entonces bajo el yugo espa√Īol.

Hermosas son las p√°ginas que coinciden en presentarnos a Jos√© Mart√≠ en su faceta como autor de un texto para canci√≥n. Su liderazgo pol√≠tico y el inter√©s por la m√ļsica cubana le llevaron a escribir la letra de El proscrito, que musicaliz√≥ el tabaquero emigrado Benito O‚ÄôHallorans. Lleg√≥ a conocerse entre los cubanos de la Florida como La canci√≥n del Delegado.

Omar V√°zquez recrea en la publicaci√≥n del Granma correspondiente al 28 de enero de 1985 el relato de c√≥mo 20 a√Īos antes, en la entonces popular Pe√Īa de Sirique, se le escuch√≥ por primera vez a Mar√≠a Granados, quien la interpret√≥ acompa√Īada por el guitarrista Rafael (Nen√©) Enrizo. ¬†

Mar√≠a¬† ‚ÄĒquien falleci√≥ en La Habana, el 30 de enero de 1971, a los 91 a√Īos de edad, pocas horas despu√©s de participar en varias actividades con motivo del aniversario 118¬†del natalicio del Maestro‚ÄĒ gustaba de contar la historia de El proscrito, que por primera vez se la cantara a Mart√≠ cuando apenas contaba 11 a√Īos de edad.

La canción se redimió  para la posteridad gracias al interés del investigador, compositor y apasionado martiano Hilario González. Hoy puede disfrutarse la grabación en las voces del dueto que a tal fin conformaran Eduardo Sosa y la maestra Digna Guerra.

En sus valoraciones, Arias toma como elemento importante los espacios de las presentaciones y divulgaci√≥n del hecho sonoro a finales de la decimon√≥nica centuria, sobre todo con escenario en el Nueva York entre 1881 y 1895. Sitios diversos cuyo centro seg√ļn la ocasi√≥n se ubica ¬†en un teatro, lo mismo que en salones de baile, fiestas populares, paradas militares, circos y parques. Asimismo, la existencia del piano en varios hogares defini√≥ momentos importantes al interior de las familias y en el intercambio de √©stas con amigos seg√ļn los intereses sociales. Es Nueva York una ciudad a la que las oleadas de inmigrantes aportan su folclor.

El siglo XIX,¬† con el triunfo del romanticismo, es escenario de intensas y nuevas relaciones entre la m√ļsica y la literatura. Para Arias Mart√≠ se siente atra√≠do por las deslumbrantes sonoridades. Los conocimientos musicales de Mart√≠ fueron, si no los de un profesional, si de un fervoroso oyente.

En este sentido, Sap√≥nov atribuye especial inter√©s a aquellos aspectos del sistema creador de Mart√≠ en los que se interpreta de manera original las influencias de la est√©tica rom√°ntica con su culto a la m√ļsica, y la aspiraci√≥n a sintetizar los elementos del arte musical con la literatura. En su prosa, plantea, el rom√°ntico descubre en el conjunto de ruidos del paisaje campesino, un leg√≠timo encanto en las leyes musicales.

Un ejemplo de lo anterior lo halla Vitier en tierra cubana, un mes justo antes de caer Martí en Dos Ríos:

La noche bella no deja dormir. Silba el grillo; el lagartijo quiquiquea, y su coro le responde (‚Ķ) entre los nidos estridentes, oigo la m√ļsica de la selva, compuesta y suave, como de fin√≠simos violines; la m√ļsica ondea, se enlaza y desata, abre el ala y se posa, titila y se eleva, siempre sutil y m√≠nima ‚Äďes la mir√≠ada del son fluido; ¬Ņqu√© alas rozan las hojas? ¬Ņqu√© viol√≠n diminuto, y oleadas de violines, sacan son, y alma, a las hojas? ¬Ņqu√© danza de almas de hojas?

Para Vitier, la m√ļsica en el poeta es ‚Äúsustancia de su propio estilo. Musical en alto grado, tanto como pict√≥rica, fue la palabra de Mart√≠‚ÄĚ. Lo describe como al ‚Äúirreprimible m√ļsico de la palabra‚ÄĚ, que apoyaba su prosa en octos√≠labos y endecas√≠labos.

Otro aspecto relevante para Arias y varias de las voces aupadas en el concierto martiano lo constituyen las cartas a Mar√≠a Mantilla. En este epistolario las alusiones a la m√ļsica aparecen en repetidas ocasiones, incit√°ndola a estudiar y tocar el piano. En carta escrita desde alta mar, el 2 de febrero de 1895, identifica a la m√ļsica como alta expresi√≥n del afecto, y define la de su preferencia: «A mi vuelta sabr√© si me has querido, por la m√ļsica √ļtil y fina que hayas aprendido para entonces: m√ļsica que exprese y sienta, no hueca y aparatosa: m√ļsica en que se vea el pueblo, o todo un hombre, y hombre nuevo y superior.»

A las atenciones por su formaci√≥n ¬†cultural y humana, la conduce por primera vez a la √≥pera cuando Mar√≠a era apenas una adolescente de 12 a√Īos. Representaban Carmen, del franc√©s Georges Bizet en la interpretaci√≥n de Enma Calv√©. Se afirma que era vasto el conocimiento que Jos√© Mart√≠ pose√≠a sobre el argumento y los pasajes musicales.

De estos afectos Gonzalo de Quesada extrae algunas conclusiones de las m√ļsicas que pudieron interesarle a Jos√© Mart√≠. ¬†

Entre las piezas que la ni√Īa Mantilla interpretara al piano y que a Mart√≠ proporcionaban tanto placer se citan Evening Star de la √≥pera Tannhauser de Wagner, una Gavotte, de Nebvin, la Rapsodia no.2 de Lizst, y la m√ļsica de la √≥pera Carmen, de Bizet.

Por testimonio de María Mantilla se conoce que a él le gustaba tararear El negro bueno, de Francisco Valdés  Ramírez.  Se presume debió atraerle que esa guaracha se cantó en el Teatro Villanueva de La Habana, el 22 de enero de 1869, hecho que trasciende hasta unos conocidos versos de Martí. Aquella célebre guaracha, cantada en todas partes con más o menos disimulada intención, era una especie de canto de guerra.

Seg√ļn lo que aportara Mar√≠a a Gonzalo de Quesada, a Mart√≠ le gustaban mucho las danzas y tambi√©n una pieza de Gonzalo N√ļ√Īez, La mariposa ¬†y Las campanillitas del cubano Pedro Fuentes.

El Delegado particip√≥ en veladas hogare√Īas de amigos en las que entre otras m√ļsicas se conoce se interpret√≥ al piano La borinque√Īa, danza t√≠pica de Puerto Rico, y la canci√≥n cubana La bayamesa. Alguien record√≥ tarareando, los versos iniciales de esa antigua canci√≥n del oriente de Cuba:

No recuerdas, gentil bayamesa,/ que t√ļ fuiste mi ¬†sol refulgente‚Ķ

Al encontrarse en los a√Īos de la emigraci√≥n con destacados m√ļsicos cubanos que se encontraban en el exilio, como Ignacio Cervantes, pianista y compositor y uno de los fundadores de la corriente rom√°ntica nacional de la m√ļsica cubana, y con el eminente violinista Jos√© White, escribi√≥ Mart√≠ varios art√≠culos en los que expone las ideas sobre el arte de sus coterr√°neos, sobre la naturaleza del arte musical y sobre la m√ļsica cl√°sica europea.

Nicol√°s Ruiz Espadero tambi√©n mereci√≥ la admiraci√≥n y el entusiasmo de Mart√≠. De √©l dijo que puso en m√ļsica el gemido del alma cubana, y a veces su majestad y su tormenta. En una cr√≥nica publicada en Patria, en mayo de 1892, Mart√≠ habla del famoso acto celebrado en los talleres de tabaco de Tampa, en el que tomaron parte Ignacio Cervantes y Rafael D√≠az Albertini

Muchos de los juicios expresados por Martí sobre compositores están vinculados con sus apreciaciones de intérpretes, incluidos numerosos cantantes de ópera italiana y francesa. Para Diana y Rodolfo Sarracino “la opera ítalo-francesa, escuchada por Martí tanto en La Habana como en Madrid y México, tuvo mucho peso en los inicios de su formación musical. Sobre los contactos del joven Julián con las funciones operísticas en La Habana por la década de los 60, los autores aducen la posibilidad la probabilidad de que las haya presenciado al impulso del preceptor Rafael María de Mendive.

Mart√≠ es testigo de c√≥mo las √≥peras de Wagner ¬†ganan terreno ¬†en la gran ciudad, incluso imponi√©ndose a las italianas o francesas. En consecuencia dedica el mayor n√ļmero de referencias a este compositor. Del concierto sinf√≥nico de fines de mayo de 1882 en Nueva York, encontramos la vivencia de un testigo presencial, particularmente ¬†cuando habla de la ejecuci√≥n de Los troyanos de Berlioz. Otros m√ļsicos, como Brahms aparecen en sus textos. ¬†

Descubre ‚Äúlas melod√≠as inefables‚ÄĚ de Chaikovsky. A la m√ļsica de Schubert le dedica una sutil definici√≥n y de Mozart los elogios. Un m√ļsico por quien parece haber sentido indudable empat√≠a fue el polaco Federico Chopin. ¬†Su ‚Äúm√ļsica v√≠vida‚ÄĚ, con ‚Äúmelod√≠as dolientes o r√°pidas polonesas‚ÄĚ, lo lleva a pensar ¬†que ‚Äúsolo ama y entiende a Chopin quien le conoce a la m√ļsica lo m√°s fino y misterioso del alma‚ÄĚ, esto fue quiz√°s lo √ļltimo que escribi√≥ p√ļblicamente sobre un asunto musical, el 26 de enero de 1895. La empat√≠a ¬†ten√≠a una ra√≠z extramusical, al ser el compositor polaco un ardiente defensor de la independencia de su patria.

Mientras convierto este libro en relecturas escucho las mismas m√ļsicas que el Ap√≥stol. Su fe de vida inunda los silencios. Cada una de estas p√°ginas da la posibilidad de conocerle un poco m√°s. En sus expresiones se ven identificados con la m√ļsica a los que aman y fundan, para conseguir ese ideal suyo de Cuba como ‚Äúfutura universalidad americana‚ÄĚ.


Orígenes: en busca del corazón de la isla

Dicen que el corazón de la isla está en el cementerio de Remanganaguas. Que si pones el oído sobre el suelo puedes sentir cómo late, que más de un siglo después todavía mantiene su vitalidad. Dicen que desde allí fluye toda la sangre hacia el cuerpo de Cuba, marcando el devenir de nuestros movimientos e ideas.

La filial provincial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba no renuncia a homenajear al Ap√≥stol en el aniversario 125 de su ca√≠da en combate en Dos R√≠os. Como cada a√Īo, Jos√© Mart√≠ se convierte en motivo de encuentro en Contramaestre, municipio de Santiago de Cuba, durante los d√≠as 18 y 19 de mayo. All√≠ la AHS realiza el Encuentro de J√≥venes Escritores Or√≠genes, un evento que en este 2020 llega a su duod√©cima edici√≥n.

Se trata de un programa que promueve la literatura, la identidad, el patriotismo y el pensamiento del hombre de La Edad de Oro. Desde las primeras ediciones, la ruta funeraria de nuestro H√©roe Nacional ha sido inspiraci√≥n para la b√ļsqueda de su legado. La peregrinaci√≥n al cementerio de Remanganaguas, lugar donde aconteci√≥ su primer entierro, marca la voluntad de los j√≥venes escritores y artistas por encontrarse con la Patria toda. Porque la Patria de Mart√≠ es la Patria del cubano, y eso, para quienes asumimos su legado como hoja de ruta, no tiene debate.

En esta edición el evento tendrá la particularidad de combinar algunas de sus actividades habituales con acciones generadas desde otros sitios del país. El espacio virtual se convertirá en un puente para el diálogo político y literario. Una iniciativa sin fronteras que nos empuja al latir del corazón de la Patria.    

Foto de archivo del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes/ foto rubén aja garí

El programa se desarrollar√° del siguiente modo:

Día 18

  • 9:00 a.m. Recital de poes√≠a Al o√≠do de Mart√≠ (P√°gina de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z)
  • ¬†
  • 10:00 a.m. Dialogar Dialogar Mart√≠ y los desaf√≠os del presente (P√°gina Web Nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z)

Invitados: Dr. C. Eduardo Torres Cuevas, director de la Oficina del Programa Martiano y Presidente de la Sociedad Cultural José Martí; la Dra. C. Marlene Vázquez Pérez, Directora del Centro de Estudios Martianos, y el Dr. Fabio Fernández Batista, profesor de historia de la Universidad de La Habana.

  • 11:00 a.m. Presentaci√≥n y lectura de Manigua por Ediciones √Āncora, libro de la autor√≠a de Eduard Encina. (P√°gina de Facebook de la filial provincial de la Asociaci√≥n hermanos Saiz en Santiago de Cuba)

Invitados: Juan Antonio Taboada, Rafael Carballosa, Eduardo S√°nchez y Yadi√°n Carbonell.

  • 3:00 p.m. Foro Debate: Rememorar Or√≠genes (P√°gina de Facebook de la Filial Municipal de Contramaestre) Se sumar√°n foristas que compartir√°n sus experiencias en el Encuentro de J√≥venes Escritores Or√≠genes, se publicar√°n fotos y videos al respecto.
Foto de archivo del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes/ foto rubén aja garí

19 de mayo

  • 11:00 a.m. Secci√≥n de lecturas y mensajes dedicados al Ap√≥stol Al o√≠do de Mart√≠ (P√°ginas de Facebook de la AHS Nacional, Contramaestre y Santiago de Cuba).
  • ¬†
  • 2:00 p.m. Proyecci√≥n del documental Un Camino al Coraz√≥n de Cuba del realizador Rub√©n Aja Gar√≠ en el Canal de YouTube Buena Luz Producciones.
  • ¬†
  • 3:00 p.m. Di√°logo con el artista visual Alejandro Lescay sobre la influencia de Jos√© Mart√≠ en su obra (P√°gina de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba)
  • ¬†
  • 4:00 p.m. Proyecci√≥n de im√°genes referentes al homenaje realizado a Jos√© Mart√≠ en Remanganaguas en a√Īos anteriores (P√°gina de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z¬† de Contramaestre)
  • ¬†
  • 5:00 p.m. Donaci√≥n de obra de arte del escultor y ceramista Luis Arag√≥n T√©llez sobre la figura de Jos√© Mart√≠, a la comunidad Carlos Dubois, con la participaci√≥n del Centro de Estudios Antonio Maceo, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y la Sociedad Cultural Jos√© Mart√≠ (P√°ginas de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z¬† en Santiago de Cuba y del Centro de Estudios Antonio Maceo)
Foto de archivo del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes/ foto rubén aja garí

A Mart√≠ hay que tenerlo cerca todos los d√≠as. Pero es v√°lido que nuestros j√≥venes encuentren conexi√≥n con su legado a partir de motivaciones como estas. El coraz√≥n de una isla no tiene tama√Īo ni color. Late en se√Īal de esperanza para su cuerpo-pa√≠s. En cada pulsaci√≥n yace la fuerza para recorrer todos los caminos y volver a refundarnos en nuestros or√≠genes. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†


Crear para reexistir: El desafío de ser martiano

A pesar de la dif√≠cil circunstancia en la que se encuentra el mundo como consecuencia de la Covid 19, mayo se nos ha venido plet√≥rico de creatividad y solidaridad. Son muchas las personas que, desde sus hogares, han descubierto y compartido talentos que solo emergen de la bondad del coraz√≥n. Fue tambi√©n este mayo donde la juventud creadora decidi√≥ no dejar caer el estandarte del amor e hizo emerger, desde la virtualidad, al festival holguinero-universal de las juventudes. Es as√≠ que nos llega Mart√≠ multiplicado en el aniversario 125 de su siembra en Dos R√≠os. Nos mira, no desde el pedestal, sino ceja con ceja y nos sigue diciendo: ‚ÄúCrear, es la palabra de pase de esta generaci√≥n‚ÄĚ.

En medio de todo, de lo maravilloso y lo real o de lo real maravilloso, una inc√≥gnita me hinca: ¬ŅConstituye un desaf√≠o para la juventud creadora ser martiana hoy? Pienso que s√≠, pues serlo significa asumir una actitud ante la vida. Y es que Mart√≠, el ser humano, nos desaf√≠a cotidianamente a asumir el yugo o la estrella que ilumina y mata. De todas las maneras posibles nos insiste en que el problema de la independencia no es tanto el cambio de estructuras, sino el cambio de esp√≠ritu. Es as√≠ que el llamado a la creaci√≥n es el llamado a romper con la subjetividad colonial a trav√©s de la construcci√≥n de reexistencia.

No siempre alcanzamos a comprender las dimensiones que alcanza este desaf√≠o hoy, cuando el tigre acecha m√°s cercano y se disimula en el arte que consumimos o creamos. Para quienes nos asumimos martianas(os) es enorme, pues significa repensarse, confrontarse y reinventarse constantemente. Implica la dif√≠cil tarea de rebelarse ante las imposiciones de una industria cultural cada vez m√°s mis√≥gina, racista, clasista e inhumana; una industria que nos convoca a negar el car√°cter socio-transformador del arte y reduce el acto de crear a la reproducci√≥n homogeneizante de los patrones √©tico-est√©ticos de los ‚Äúgrandes centros de poder‚ÄĚ.

La juventud creadora que elige la estrella por sobre el yugo tiene el enorme reto de ser coherente, o al menos, de luchar por serlo, no solo resistiendo a los numerosos embates del patriarcado y el imperialismo, sino ‚Äďfundamentalmente‚Äďconstruyendo un universo simb√≥lico que tenga el respeto a la diversidad y a la dignidad humana como Sur. La misi√≥n no es f√°cil y amenaza con ser cada vez m√°s compleja. Para cumplirla siempre tendremos ese misterio que nos acompa√Īa.


Ser martiano es ser cubano (+ fotos)

Cada joven de Cuba ha tenido su propia forma de acercarse a la obra y el pensamiento de nuestro José Martí. No obstante, para algunos, ese acercamiento ha tenido una connotación muy especial. Tal es el caso del actor Yunior Sánchez Guerra.

Durante los √ļltimos dos a√Īos, el actual vicepresidente de la AHS en Granma, ha tenido la oportunidad de encarnar al maestro en momentos trascendentales como el acto provincial por el aniversario de su natalicio y ¬†la rememoraci√≥n del desembarco que protagonizara por Playitas de Cajobabo junto a M√°ximo G√≥mez.

Para Yunior ‚Äúm√°s que un compromiso, es una obligaci√≥n‚ÄĚ representar a Jos√© Mart√≠. Por ello, afirma, es una dicha encarnarlo ‚Äúy lo har√© hasta el final‚ÄĚ. Estas palabras reflejan la emoci√≥n que siente cada vez ; una emoci√≥n que transmite, sin emojis, a esta investigadora devenida reportera a trav√©s del whatsapp cuando ‚Äďal recordar esos momentos ‚Äď refiere: ‚Äú Es un sue√Īo y es inexplicable. Siento una energ√≠a muy fuerte desde que comienzo a maquillarme hasta que termino. Lo hago con mucho respeto y honor.‚ÄĚ

Pero para este joven actor el v√≠nculo con √©l trasciende su representaci√≥n f√≠sica pues considera que: ‚ÄúSer martiano es ser cubano. Va m√°s all√° de los ideales de cada cual. √Čl est√° presente en nuestra bondad, en nuestra condici√≥n de cubanos dignos y agradecidos de haber nacido aqu√≠. Revivir su historia me es necesario, tengo que estudiarlo m√°s, pero cada vez lo siento m√°s cerca de m√≠ y es impactante. Creo que debemos estudiarlo m√°s de cerca y sentirlo m√°s humano, m√°s cerca de nosotros‚ÄĚ

No es casual, entonces, que en el 125 aniversario de la ca√≠da en combate del m√°s universal de los cubanos reconozca que ‚Äúnuestro actuar del d√≠a a d√≠a es el mejor tributo. La superaci√≥n, el respeto, el HACER sin esperar nada a cambio puede ser la magia para que todos lo encarnemos.‚ÄĚ

 

 

 

 


Memoria Nuestra: un espacio para el debate, pero también para la amistad

Entrevista con la profesora e investigadora Yuleidys Gonz√°lesz Estrada, ganadora del ‚ÄúCongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra 2019‚ÄĚ de la Romer√≠as de Mayo

Las Romer√≠as de Mayo son el epicentro de los j√≥venes creadores m√°s inquietos de la Isla de Cuba. El ‚ÄúCongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra‚ÄĚ es su arista m√°s te√≥rica. Convoca a los j√≥venes investigadores de las Ciencias Sociales y Human√≠sticas sobre temas y problem√°ticas de inter√©s para la cultura nacional. Es una especie de simbiosis entre j√≥venes y grandes intelectuales que asisten como conferencistas o jurado a sus sesiones de trabajo. Entre los que han asistido se puede mencionar Eusebio Leal, Fernando Mart√≠nez Heredia, Eduardo Torres Cuevas, Natalia Bol√≠var, Abel Prieto,¬† entre otros.¬†¬†

La edici√≥n anterior, correspondiente al a√Īo 2019 fue premiada en la categor√≠a de investigaci√≥n la joven Yuleidys Gonz√°les Estrada, profesora de la Universidad de Granma y asociada de la AHS en la sesi√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n, en la cual ha ocupado funciones como Jefa de Secci√≥n y Vicepresidenta. Yula, como muchos la conocen, es especialista en el pensamiento filos√≥fico cubano y latinoamericano de la de la d√©cada de 1960-1970 y actualmente una de las activista e investigadoras de g√©nero m√°s relevantes en la regi√≥n oriental, con su proyecto de reanimaci√≥n socio cultural ‚ÄúLa Cuarta Luc√≠a‚ÄĚ.

Actualmente se encuentra en casa, como la inmensa mayoría de los cubanos ante la pandemia de la COVID 19. Inquieta y creativa sigue profundizando sus trabajos académicos y su incesante bregar en el activismo desde las redes sociales. Nos comunicamos con ella vía WhatsApp y gustosamente conversamos sobres sus experiencias en el Memoria Nuestra.

cortesía de yula

Has asistido varias oportunidades al Memoria Nuestra, desde tu trayectoria cient√≠fica. ¬ŅQu√© distingue a este espacio te√≥rico de los dem√°s?¬†

He tenido la suerte de asistir a las dos √ļltimas ediciones del evento. Desde la primera vez se qued√≥ muy cerca de mi coraz√≥n. He participado en varios eventos nacionales e internacionales dentro y fuera del pa√≠s, pero Memoria Nuestra es diferente. Como dije en una entrevista anterior, es un espacio para el debate, pero tambi√©n para la amistad, por eso crea una suerte de comunidad¬† ‚Äúnuestromemoriana‚ÄĚ. Es cierto que dan un premio en met√°lico y eso es atractivo, pero el verdadero premio es poder participar y dialogar con tanta juventud comprometida con la dif√≠cil tarea de crear.¬†

Fuiste la ganadora de la edici√≥n de 2019 en la categor√≠a de investigaci√≥n. ¬ŅCu√°l era la esencia de tu investigaci√≥n? ¬ŅPorque crees que fuiste elegida entre una veintena de ponencias?

As√≠ es. Tuve el alt√≠simo honor de recibir el Premio de Investigaci√≥n del 2019. Mi investigaci√≥n se titul√≥: ‚ÄúLa teor√≠a de la Revoluci√≥n Social Latinoamericana en las publicaciones peri√≥dicas cubanas 1960-1970‚ÄĚ. Tuvo como objetivo demostrar la existencia de una teor√≠a de la revoluci√≥n social para Am√©rica Latina en las Revistas Casas de las Am√©ricas, Cuba Socialista y Pensamiento Cr√≠tico. Ya era una investigaci√≥n concluida con la que obtuve el t√≠tulo de Doctora en Filosof√≠a, el Premio CITMA y el Premio al M√©rito Cient√≠fico. Creo que estos fueron aspectos que pesaron en la decisi√≥n del tribunal, pero hab√≠a ponencias de much√≠simas calidad.

cortesía de yula

¬†¬ŅDesde tu perspectiva cu√°les son las mayores ventajas de este evento? ¬ŅQu√© piensas que se deba mejorar?

Para mí una de las mayores ventajas constituye una oportunidad para los investigadores de mayor y menor experiencia debatan sobres sus temas de investigación pero también sobre los problemas más latentes de nuestra realidad. En eso ayuda mucho la convivencia pues las sesiones de trabajo no terminan con las ponencias. Me gustaría que se incluyeran en el tribunal a jóvenes investigadores de la AHS y que las editoriales de la organización publicaran libros con los resultados de las investigativos más relevantes. 

Yula, un mensaje que quieras trasmitirles a los romeros y el colectivo asiduo del Memoria Nuestra que est√°n en casa.

Para terminar, quiero agradecer a las y los organizadores por no darse por vencidos. Por asumir con responsabilidad el enorme legado del Congreso y Premio Memoria Nuestra. Creo que esta es una oportunidad √ļnica para hacer un evento que late con el esp√≠ritu de las vanguardias. A toda la gente romera que cada a√Īo espera ese encuentro fenomenal sepan que en esta ocasi√≥n no nos abrazaremos ni compartiremos por los caf√© y los parques de Holgu√≠n, pero estaremos en esa conexi√≥n inquebrantable creada por el arte. ¬°Hagamos de estas Romer√≠as las m√°s grandes de todos los tiempos!¬†¬†¬†


Gianny Lopez Brito: «El periodismo es una profesi√≥n que se lleva en el alma»

Creo que seis o siete a√Īos atr√°s fui por primera vez a Tunas Vision. ¬†Integr√© un jurado del festival provincial de la TV. Se me acerc√≥ un muchacho con nada de Apolo y una voz lejana al tono de Manolo Ortega. El quer√≠a que le aconsejara c√≥mo hacer un mejor periodismo. Le habl√© de modular mejor la voz y a su jefa le suger√≠ que no lo sacara en c√°mara.

[+]


El arte y la literatura seguir√°n existiendo

Una de las grandes satisfacciones que me ha dado mi trabajo fue la edición de Boán, la danza, un libro con el que queríamos inaugurar la nueva imagen de nuestra colección Cuadernos Tablas. Enamorada del reto, largos meses transcurrieron entre escoger fotos, formatos, textos y consolidar una estructura que le permitiera al lector encontrar cada brillo sin que se le escapara uno. Marianela y Alejandro estaban ya fatigados de mis correos y consultas, Annelis me traía propuestas que discutíamos y discutíamos apasionadas las dos. Nos vimos todos, y en las largas seis horas, de las que habla Alejandro, dimos a luz un hijo hermoso. Limamos cada detalle como si nos fuera la vida en ello, y Boán, la danza ocurrió.

cortesía de Marianela Boán

Premio Ra√ļl Mart√≠nez del Arte del Libro 2018, Bo√°n, la danza es una de las joyas de Ediciones Alarcos. Hoy, que acudimos a los autores de nuestro cat√°logo para que nos cuenten de sus experiencias con nosotros, en una especie de ciclo de entrevistas en el que nos hemos enfrascado para franquear cualquier distanciamiento, nos cuenta Alejandro Aguilar, su compilador y autor del cap√≠tulo ¬ęVivir¬Ľ, sesi√≥n biogr√°fica del libro:

¬ęEscribir, compilar, estructurar Bo√°n, la danza fue un proceso largo, dif√≠cil y muy complejo. La idea fue impulsada por la necesidad de ir rescatando la historia y la vida de Marianela Bo√°n como bailarina, core√≥grafa y maestra de la danza contempor√°nea que ha dejado y sigue marcando una huella imperecedera en la historia de la danza y la cultura cubana e hispanoamericana. El veh√≠culo ideal para este trabajo era la revista Tablas, publicaci√≥n insignia de Ediciones Alarcos, editorial de gran prestigio en Cuba y m√°s all√° de sus fronteras. La oferta de publicaci√≥n de Omar Vali√Īo, quien entonces dirig√≠a la editorial, fue un regalo, y el que redise√Īaran la colecci√≥n a partir de ese n√ļmero, un privilegio que fue muy bien honrado con esa foto de Marianela en la portada, autor√≠a del famoso fot√≥grafo argentino Daniel Mordzinski.

cortesía de Marianela Boán

¬ęA pesar de todas las dificultades, incluyendo las econ√≥micas, en poco tiempo logramos aunar esfuerzos y sacar una coedici√≥n con mucha calidad, en la que, con Tablas, participaron la Universidad Nacional Pedro Henr√≠quez Ure√Īa (en la que trabajo) y el Fondo Solidario por la Educaci√≥n y la Cultura, ambas instituciones dominicanas, para conseguir una producci√≥n de gran calidad y trascendencia.

¬ęYa el proceso mismo fue una experiencia deliciosa, no exenta de rigor y exigencias. Si algo me gustar√≠a resaltar fue el encuentro con Yudarkis Veloz como editora y Annelis Noriega, la dise√Īadora, en una visita corta que hicimos Marianela Bo√°n y yo a La Habana. Seis horas de encierro en la sede de Tablas, en las que nos olvidamos hasta del almuerzo. Seis horas de minucioso trabajo en las que, gracias al profesionalismo y la entrega del equipo, dilucidamos todo lo fundamental de lo que ser√≠a la publicaci√≥n. Ese momento de colaboraci√≥n presencial, en tremenda sinton√≠a y eficiencia, casi en estado de gracia, ya hicieron valer el intenso trabajo de meses a distancia.

¬ęCuando finalmente naci√≥ el libro/cuaderno y lo recibimos en Santo Domingo, la expresi√≥n de satisfacci√≥n de Marianela coron√≥ todo el esfuerzo. Luego las presentaciones que se hicieron en Casa de Teatro en Santo Domingo, y en el lobby del Gran Teatro de La Habana, as√≠ como en las Ferias Internacionales del Libro en ambos pa√≠ses, fueron bellos encuentros, emotivos, tan concurridos, que vinieron a confirmar la importancia de esta publicaci√≥n, dada la relevancia y la calidad humana de la figura de la Bo√°n.

cortesía de Marianela Boán

¬ęVivimos hoy un punto de quiebre en el devenir de la humanidad, que est√° exigiendo cambios de paradigmas, de modos de hacer y de ver la vida. El arte, la literatura seguir√°n existiendo y quiz√°s hasta recuperando importancia en la sociedad que ahora parece ralentizar el ritmo fren√©tico que llevaba, acercarse m√°s al lado humano de la existencia. Pero inevitablemente cambiar√°n las formas de crear y comunicar, cambiar√°n los veh√≠culos de entregar y consumir arte. Ese es un desaf√≠o para el que Tablas-Alarcos est√° preparado, partiendo de la calidad humana y profesional de su equipo. Falta que dispongan de las condiciones para producir esa transformaci√≥n. No tengo dudas de que a este equipo nadie lo detiene, y de que su p√ļblico lector siempre estar√° ah√≠ para ustedes, por la calidad del producto que brindan.¬Ľ

Una vez m√°s mi admiraci√≥n y cari√Īo para Alejandro Aguilar y Marianela Bo√°n, dos personas inmensas y hermosas que esta ma√Īana me dec√≠an ¬ęCu√≠date, aqu√≠ estamos bien, por suerte no es tanto el encierro porque estamos frente al mar¬Ľ.

cortesía de Marianela Boán