Liz Maily Gonz√°lez


Liz Maily Gonz√°lez: ¬°Eureka! (+Fotos)

Lo que m√°s me llama la atenci√≥n de la obra de Liz Maily Gonz√°lez Hern√°ndez es esa especie de ‚Äúinsubordinaci√≥n‚ÄĚ te√≥rico-conceptual con la que pertrecha su trabajo y que acaba siendo, al fin y al cabo, el andamiaje con la que ella levanta sus piezas. La exposici√≥n en cuesti√≥n se titula Eureka y se exhibe en el Centro Provincial de Arte de Holgu√≠n, como resultado de la tesis de graduaci√≥n en la Academia de Artes Pl√°sticas El Alba.

La exposici√≥n re√ļne ejercicios de clases, obras creadas durante los a√Īos de docencia y otras, con el objetivo de integrar el ejercicio final, resumen de ese tiempo, que result√≥ Eureka.

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Liz Maily ‚Äďcuyo trabajo conoc√≠amos del Sal√≥n de la Ciudad, el Sal√≥n Provincial y otras muestras colectivas en la ciudad, donde recibi√≥ premios y menciones aun siendo estudiante‚Äď interroga al espectador en cada una de las piezas (y se interroga a s√≠ misma como creadora, planteando y replante√°ndose conceptos, intereses y objetivos a la hora de enfrentar su trabajo) y nos coloca en la posici√≥n del ‚Äúartista que busca constantemente un discurso, un tema, algo de que apropiarse, algo que le sea factible o provechoso, para a partir de ah√≠ desplegar su creatividad‚ÄĚ, como leemos en la justificaci√≥n de ‚ÄúLa X marca el concepto‚ÄĚ (documentaci√≥n del happening realizado en 2019).

tomada de facebook del perfil de liz maily gonzalez

Eureka ofrece un discurso conceptual y cr√≠tico hacia la misma obra y el arte ‚Äďincluso hacia la ense√Īanza de esta‚Äď que no es com√ļn en una creadora tan joven, de 20 a√Īos reci√©n cumplidos. A simple vista tenemos una l√≥gica aparentemente sin car√°cter program√°tico, que ronda la indefinici√≥n y el tanteo, la desaparici√≥n del objeto y la aparici√≥n del concepto, propios de la posmodernidad, pero que bien sabe hacia d√≥nde va y que propone. Liz Maily termina exorciz√°ndose de todo esto, como si fuera un juego y lo mejor, nos invita a ser part√≠cipes, c√≥mplices, mientras desgrana ‚Äďsobre la mesa de disecciones, el pizarr√≥n te√≥rico donde escribe y borra, borra y escribe una y otra vez‚Äď los conceptos, ideas, signos, s√≠mbolos, met√°foras y suplementos verbales que deconstruye poco a poco, a partir de la repetici√≥n y la reinterpretaci√≥n, de lo l√ļdico.

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Ella parte en varias obras de una tradici√≥n (el grabado) que deconstruye, conocida la t√©cnica y sus posibilidades, en su gusto por lo fragmentario, y el retru√©cano, como si armara un puzzle que nos ofrece sobre la mesa: las linograf√≠as de ‚ÄúEl que busca‚ÄĚ, donde ‚Äúdivide‚ÄĚ una pieza (un taller de grabado precisamente) en dis√≠miles posibilidades geom√©tricas que adquieren un car√°cter independiente, de obras en s√≠. O en ‚ÄúPiensa y construye‚ÄĚ, una especie de rompecabezas en forma de instalaci√≥n (o viceversa).

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Es tanto lo l√ļdico ‚Äďpero no gratis, para nada:¬≠ el arte se nos presenta como objeto y como finalidad en s√≠ mismo, no como veh√≠culo de transmisi√≥n de una realidad cultural circundante, pero tambi√©n como exploraci√≥n y divertimento cuestionador‚Äď que en ‚ÄúTextos despu√©s de pasar dos minutos por la batidora y haber sido reciclados como soporte de una idea‚ÄĚ, Liz Maily convierte en pulpa y luego en papel manufacturado varios libros de docencia o historia del arte (o ambos), para sobre este papel (el conocimiento, la teor√≠a, la tradici√≥n) crear una ‚Äúobra de arte perfecta‚ÄĚ, enmarcando sencillamente la hoja: ‚ÄúCon materiales geniales se construyen obras de arte geniales. Si usted realiza cualquier trabajo utilizando este papel, tendr√° garantizada la calidad de la obra‚ÄĚ.

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Quiero destacar tres piezas m√°s en Eureka: la instalaci√≥n ‚ÄúReceta para construir una obra de arte‚ÄĚ (2018), compuesta por matrices y partes del proceso de grabado de una ‚Äúreceta art√≠stica‚ÄĚ, donde nos deja bien claro que el cuerpo te√≥rico de la misma ‚Äďpara funcionar en la academia y como si fuera algo casi inalterable si quieres lograrlo‚Äď debe poseer referentes, antecedentes, informaci√≥n visual y te√≥rica, intereses personales e impersonales, y met√°foras, y en su construcci√≥n no puede faltar oficio si lo tiene o lo encarga a otro, y la factura, con los consiguientes dossier, exposici√≥n en galer√≠as, espacios p√ļblicos o alternativos, y la promoci√≥n, todo esto con su modo de elaboraci√≥n.

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

En la instalaci√≥n ‚ÄúLa imagen es la presencia de una ausencia‚ÄĚ intercala cristales (tres secciones de cinco partes cada una) y a partir de referencias iconogr√°ficas nos remite a signos y s√≠mbolos, tanto pol√≠ticos y religiosos (la cruz, la esv√°stica, la medialuna del Islam) como art√≠sticos (la ‚ÄúVenus de Willendorf‚ÄĚ, el ‚ÄúHombre de Vitruvio‚ÄĚ o las ‚ÄúLatas de sopa Campbell‚ÄĚ de Andy Warhol). Finalmente, ‚ÄúObjetos utilizados para iniciaci√≥n de un ritual de creaci√≥n‚ÄĚ (instalaci√≥n, 2020) resulta una especie de summum de su trabajo, Aleph borgeano y metaf√≠sico donde se re√ļnen las obsesiones, mitos y b√ļsquedas, algoritmos y anhelos, sustratos y pastiches, invenciones y residuos de la creaci√≥n.

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

El arte (el artista) tiene el poder de mentirnos y sobrecogernos, de parodiarse a s√≠ misma y redimirnos, y que todo eso resulte una b√ļsqueda de las bases y ra√≠ces de su intr√≠ngulis. En esa aventura ‚Äďcomo me sucede aqu√≠ y con la obra aun temprana pero desde ya pujante y atractiva, como un oasis en el desierto de la pl√°stica holguinera, de Liz Maily Gonz√°lez Hern√°ndez‚Äď tambi√©n buscamos nosotros y, felizmente, lo (nos) encontramos para, como Arqu√≠medes, como la propia Liz Maily, salir a la calle y gritar ¬°Eureka!

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Expo Eureka – Liz Maily Gonz√°lez (foto Erian Pe√Īa Pupo)