Literatura


«Escribir para m√≠ es un acto de placer»

Mar√≠a Karla √Āguila escribe desde Montreal sobre las formas de interpretar la belleza (siempre ef√≠mera y cambiante). Su Cienfuegos natal la acompa√Īa y tambi√©n la obsesi√≥n ‚ÄĒesos motores tambi√©n ef√≠meros y cambiantes‚ÄĒ de encontrar al personaje roto, al fragmento de una historia o de un verso. Poes√≠a y narrativa tejen sus hilos sobre esta joven escritora que ha empezado a recorrer los pasillos amplios de la literatura.

¬ŅC√≥mo construyes, desde lo emocional, lo espiritual y lo racional, tu propio ejercicio creativo?

No hay nada que piense que no pueda ser dicho por uno de mis personajes. Cuando me encuentro frente al papel, la historia parece ser dictada por otra persona, yo soy m√°s bien la copista. No s√© c√≥mo funciona. A veces todo empieza por una frase, el recuerdo de mi madre dici√©ndome que si no me ba√Īaba me iba romper los dientes. Es una frase que puede resultar violenta, pero mi madre es una santa y en el cuento, la madre de la muchacha tambi√©n la quiere mucho, pero la muchacha no soy yo, es otra. La muchacha puede ser una compa√Īera de clase que tuve en la primaria y que vi hace unos d√≠as. Es algo as√≠, es un efecto collage o Frankenstein.¬†¬†

En tu viaje desde Cienfuegos a Montreal, ¬Ņsientes que tu mirada hacia la creaci√≥n y hacia la narrativa ha cambiado sustancialmente? ¬ŅLa migraci√≥n f√≠sica conduce, de manera obligatoria, a una mutaci√≥n est√©tica? ¬ŅC√≥mo asumes, adem√°s, el cambio de una lengua hacia otra?

La Karla que partió de Cuba en abril del 2017, ya no es la Karla que responde a esta entrevista. Yo cambié, cambió mi manera de ver las flores, los animales y mis semejantes. Ya no veo a mi país igual, ya no veo a mi familia igual, ni a mis amigos tampoco. Mi literatura (eternamente mutante) heredó, por suerte, este principio orgánico y evolutivo. Creo que la migración física conduce de manera obligatoria a la mutación estética. Las formas de interpretar la belleza cambian, porque la belleza no es la misma.   

El franc√©s, como lengua proveniente del lat√≠n, guarda bastante hermandad con el espa√Īol. Una vez que conoces un poco de vocabulario te vuelves especialista traduciendo mentalmente de una lengua a la otra, ya que ambas guardan estructuras gramaticalmente id√©nticas. Aunque por el momento no escriba en esta lengua, no abandono la idea de que alg√ļn d√≠a sea capaz de hacerlo. ¬†¬†¬†

En el a√Īo 2019 obtienes el premio que otorga la Universidad de Montreal y la revista Hispanophone por tu cuento Un tren sin puertas ni frigor√≠fico. ¬ŅC√≥mo se abre paso un artista joven en un contexto geogr√°fico que no es el suyo?

No tengo muchos consejos que dar respecto a ello. Realmente participé en ese concurso porque soy estudiante de la Universidad de Montreal en Estudios Hispánicos. La convocatoria llegó directamente a mi correo y vi en ella una oportunidad de probar suerte y ser leída por otras personas que no fueran cubanos. Fue una sorpresa. Un premio siempre se recibe con inmensa sorpresa y sobresalto, cuando dijeron mi nombre casi me desmayo.

D√≠as despu√©s me invitaron a una clase de pr√°ctica del espa√Īol, que se imparte en la misma universidad, y los estudiantes me hicieron algunas preguntas con respecto al acto de creaci√≥n. Era una experiencia que viv√≠a por primera vez en un pa√≠s que no era el m√≠o. Mis compa√Īeros de clase me hablaban en los pasillos de los personajes de mi cuento, les intrigaba el hecho de que fueran reales. Hermos√≠simo.¬†¬† ¬†¬†¬†¬†

¬ŅSientes que el escritor tiene alguna responsabilidad de mapear o retratar su realidad y su tiempo, o debe enfocarse en otras b√ļsquedas?

No creo que necesariamente tenga que retratar su realidad; cuando el acto creativo se convierte en un deber deja de ser arte por arte y comienza a tener otros apellidos. No me considero una escritora militante, no estoy comprometida con mi realidad, ni siquiera estoy comprometida conmigo.

Los temas, los personajes, los versos surgen de una manera inexplicable, vienen en forma de obsesiones o de imágenes. Algunos hablan de lo que he vivido o he visto, pero no surgen de una necesidad social o de un comprometimiento con alguna causa. No me veo hablando de reciclaje, ni de consumismo, ni de maltrato animal. Me veo hablando del ser humano, de mí, buscando…    

De tu experiencia como escritora en Cuba, ¬Ņcon qu√© te quedas? ¬ŅY qu√© desechar√≠as?

Me quedaría con casi todo. Desecharía la parte de imprimir y buscar sobres para enviar a concursos, la parte de enviar por correo mis textos y que casi nunca lleguen.   

La di√°spora de autores cubanos, di√°spora ya sea temporal o permanente, ha provocado una cierta dispersi√≥n en el conocimiento que los creadores tenemos unos de otros; y tambi√©n una cierta dispersi√≥n entre los lectores que pierden de vista a determinados autores. ¬ŅCrees que exista una estrategia, as√≠ sea m√≠nima, para establecer puntos y puentes de conexi√≥n entre las escrituras de la Isla, con independencia del √°rea geogr√°fica en que su creador se encuentre?

Creo que es buena cosa esto que haces, por ejemplo. Mediante las entrevistas podemos conocer lo que piensan otros autores, lo que nos separa, pero principalmente lo que nos une. Admiro la labor de Milho Montenegro. Quisiera, alg√ļn d√≠a, tener esa dedicaci√≥n de promover a otros escritores, esa dedicaci√≥n que hace que nos acerquemos a otras maneras de crear.

Pienso que otra buena estrategia ser√≠an las antolog√≠as; en medio de esta crisis editorial, creo que son una buena soluci√≥n. Dar paso a la publicaci√≥n colectiva. Cada cual, con su estilo y su propia b√ļsqueda, pero tomados de la mano, en un mismo libro. La antolog√≠a como un espacio de socializaci√≥n.

H√°blame un poco de tu libro La que debe morir, Premio Reina de Mar 2017 en el g√©nero narrativa…

La que debe morir es un libro que me hace siempre sonre√≠r. Es un libro que adoro y del cual me siento s√ļper orgullosa. Est√° dividido en dos partes: la primera se desarrolla en una ambientaci√≥n rural y la segunda en una ambientaci√≥n urbana. Es un libro de mujeres, de mujeres al borde de la fatiga, de la existencia. Mujeres tratando de lidiar con la miseria personal y colectiva. Hay risa y llanto, fango y asfalto. Son cuentos breves, medios acabados, como la vida de sus personajes.

¬ŅCu√°les son los temas/obsesiones/seducciones que intenta tocar tu literatura?

Me interesa el sexo, todo se trata de sexo, como dijo Oscar Wilde. Me interesan las din√°micas callejeras, c√≥mo habla la gente, me interesa la gente an√≥nima, los que acompa√Īan a los h√©roes, los que no se atreven a matar, pero lo piensan. Me divierte hacerlos hablar porque tengo alma de titiritera. Poner esperanza all√≠, donde se supone que no hab√≠a espacio para una puerta, entonces la puerta se abre y el ladr√≥n se escapa del polic√≠a.

En la poes√≠a soy otra, la poes√≠a es un espacio m√°s personal. Cada verso es una imagen que cre√≠ ver o que quise que sucediera. Escribo poes√≠a porque no se cantar, ni tocar ning√ļn instrumento musical.¬†¬†¬†

¬ŅDe qu√© manera se imbrica, en tu trabajo, la poes√≠a?

La poes√≠a est√° presente en todos los aspectos de mi vida. Sin embargo, cuando escribo narrativa, hay textos que me demandan alejarme de ella, mientras que en otros se entremezclan ‚Äúlo narrativo‚ÄĚ y ‚Äúlo po√©tico‚ÄĚ, creando as√≠ lo que algunos definen como ‚Äútexto frontera‚ÄĚ. Pienso que de una manera u otra, la poes√≠a est√° presente porque siempre va conmigo, forma parte de lo que soy y de c√≥mo interpreto cada acontecimiento.

¬ŅCu√°nta importancia le concedes a la disciplina y al rigor del oficio en tu ejercicio creativo?

Una vez le√≠ o escuch√© que si no sent√≠as la necesidad de escribir no eras un escritor. Estuve tortur√°ndome mucho tiempo, incluso, cuando me dicen ‚Äúescritora‚ÄĚ algo en m√≠ tiembla de inseguridad.

No siento la necesidad de escribir. Puedo pasarme meses sin hacerlo y no me castigo, ni me deprimo, ni me juzgo mal por ello. Cuando me siento frente a la computadora, el poema se teje solo, el cuento se sucede sin trabas, todo fluye. No veo mi escritura conectada a una estrategia, escribir para mí es un acto de placer… como hacer el amor. 


Las poses indiscretas de Norge Luis Labrada (+ fotos y video)

La cámara recoge una expresión, un rictus, una mirada hecha para los otros, una apariencia construida. La página revela una postura, un desafío, una confesión. Como maniquí en la vidriera que desde las tallas perfectas luce un traje, como si existiera para cada uno un verso hecho a la medida, llega Poses, un cuaderno de poesía escrito por Norge Luis Labrada que se suma al catálogo de Ediciones La Luz.

El autor, tiene en él su primer libro. Todo comenzó así:

‚ÄúRecuerdo que hace dos a√Īos en una feria del libro que se le dedic√≥ a Delf√≠n Pratts en Holgu√≠n, en una pe√Īa Palabras Compartidas me conmovi√≥ mucho un poema suyo que despu√©s no pod√≠a ni ver en el libro. Entonces me di cuenta de que me pasaba algo diferente con la poes√≠a. Al a√Īo de haberme sucedido eso comenc√© a anotar algunas cosas, a leer y tomarme m√°s en serio la escritura y busqu√© algunos poetas que me pudieran ayudar como Luis Yuseff.‚ÄĚ

cubierta poses

‚Äď¬ŅPosas desde la poes√≠a?

Creo que sí, es una forma de hablar de uno mismo. En Poses hay muchas maneras de ver el mundo. Las poses no son para esconderse sino para justificar las reacciones, las influencias y sucesos. Las poses son las maneras de defenderse ante la realidad.

‚Äď¬ŅConsideras la escritura de poes√≠a un acto de exhibicionismo?

Sí, porque lo que tenía como mío lo estoy mostrando a las personas y eso me tiene temeroso. En el libro hay muchas de mis preocupaciones y eso me hace sentir expuesto.

‚Äď¬ŅQu√© puede esperar el lector de este cuaderno?

Conocer la personalidad del autor. Este libro contiene mis obsesiones, seres que no est√°n en este mundo que me acompa√Īaron en la escritura como Nina Simone, Amy Winehouse, Catalina de M√©dici, Ana Bolena, pero est√° mi abuela tambi√©n. Seres que llegan a tu lado cuando uno se pone a escribir.

‚Äď¬ŅQu√© representa para ti que tu primer libro saliera con Ediciones La Luz?

Es una suerte. Llevaba un tiempo trabajando en ella y como disfrutaba tanto del proceso de la creación del libro veía muy lejos que ocurriera con un texto mío. Siento alegría y orgullo de publicar por primera vez en una editorial como esta, y siento que el autor puede descansar y confiar en el equipo de Ediciones La Luz.

‚Äď¬ŅC√≥mo conjugas tu trabajo diario, la escritura y la responsabilidad como jefe de la secci√≥n de Literatura en la Asociaci√≥n de Hermanos Sa√≠z de Holgu√≠n?

El tiempo para escribir siempre existe, incluso cuando he tenido que organizar un evento. Estos pasan. Por muy convulsos que sean, se acaban. Al principio tenía temores frente a esta responsabilidad, pero el tiempo me ha demostrado que es posible concretarlo todo.

presentación ediciones la luz

‚ÄďFormas parte de La Joven luz: entrada de emergencias. Selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n. ¬ŅQu√© representa esto para ti?

Es un orgullo, pues muchos autores que son reconocidos hoy hace varios a√Īos formaron parte de proyectos similares de Ediciones La Luz. Le digo a los miembros de la secci√≥n de literatura de la AHS de Holgu√≠n que esta es una enorme oportunidad y un privilegio pues con el ebook y audiolibro nos insertamos en el cat√°logo de una prestigiosa editorial.

poses presentación/ cortesía del entrevistado

‚Äď¬ŅCu√°les son tus proyectos de hoy?

Hay un libro que escrib√≠ antes que Poses que estar√° viajando por ah√≠ hasta que tenga suerte. Tengo otro libro que saldr√° por √Āncoras, el sello de la AHS de la Isla de la Juventud.

Sigo escribiendo. √öltimamente no creo narrativa, pero leo mucha poes√≠a. Tengo la deuda de terminar una novela que comenc√© hace unos a√Īos y la retomar√© junto a otros proyectos que tengo, pero quiero aprovechar lo que me est√° pasando con la poes√≠a. Quiero dedicar a ambos el tiempo que merecen.


Cronología poética de La Luz (Fotos, videos + podcast)

Dentro del panorama de las editoriales territoriales cubanas destaca por la eficacia comunicativa de sus dise√Īos, la singularidad de sus gesti√≥n y promoci√≥n de la literatura a trav√©s de campa√Īas publicitarias, los numerosos premios obtenidos y la dedicaci√≥n de su equipo creativo, Ediciones La luz.

Pr√≥ximo a cumplir 23 a√Īos, el sello editorial de la Asociaci√≥n de Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n tiene en la poes√≠a pilar fundamental para su cat√°logo. De hecho, su g√©nesis fue po√©tica, Con buf√≥n de dios, de Jos√© Luis Serrano, el 7 de mayo de 1997, acompa√Īados en la edici√≥n por Reina del Mar Editores. Aquel d√≠a el libro fue presentado por Ronel Gonz√°lez en el sal√≥n de √ļltima espera del aeropuerto Frank Pa√≠s, en la ciudad de los parques.

cubierta BUFON de dios/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Los t√≠tulos que siguieron a esta fueron tambi√©n de poes√≠a, Sitios y quimeras, de Orestes Gonz√°lez Garayalde; El √ļltimo dios, de George River√≥n; Zona franca, de Ronel Gonz√°lez, y luego una colecci√≥n de minilibros, todos de poes√≠a, entre ellos Lunas de papel, de Elena Guarch; P√°jaro de la tarde, de Belkis M√©ndez, y Estado de gracia, de Jos√© Poveda.

Despu√©s de publicar varios t√≠tulos en el formato tradicional de libro comenz√≥ una etapa de creaci√≥n de plaquettes, hechos en papel artesanal elaborado en Cuadernos Papiros. De este modo llegaron Secretos del monje Louis, de Luis Felipe Rojas; √ćtaca, de Jorge Riba√≠l y Los nav√≠os de Pavel Horov, de Luis Yuseff Reyes.

Otro momento importante es la colección de libros ganadores del premio El árbol que silva y canta, cuya primera entrega fue en coedición con Ediciones Holguín. Para 2006 ya comenzó a salir como una producción exclusiva de Ediciones La Luz, y el resultado fue El síndrome de Estocolmo, de Adalberto Santos.

En 2008 La Luz se inserta en el contexto nacional con un poemario de Lina de Feria, La rebeli√≥n de los indemnes, que marca un antes y un despu√©s dentro del cat√°logo de poes√≠a de la editorial, donde seguir√≠an apareciendo autores de todo el pa√≠s en antolog√≠as y proyectos individuales en la Colecci√≥n Abrirse las constelaciones. En esta se nuclean mayormente autores in√©ditos que son miembros de la AHS. As√≠ llegaron Herederos de la culpa, de Lisandra Navas; Muchacha de helio, de Alina Alarc√≥n; M√ļsica de fondo, de Yanier H. Palao, como primeras entregas.

En el a√Īo 2009 nace la antolog√≠a El sol eterno, con la intenci√≥n de reunir la obra de poetas holguineros de la secci√≥n de literatura de la AHS. Fue prologada por Manuel Garc√≠a Verdecia. A decir de Luis Yuseff, director de Ediciones La Luz, se trat√≥ de ‚Äúun libro con voces de diversos or√≠genes y aspiraciones po√©ticas. Confluyen en un mismo volumen autores que luego fueron labr√°ndose un camino bastante interesante dentro de la poes√≠a cubana y muchos tienen m√°s de tres libros publicados e importantes premios‚ÄĚ.

Con esta publicaci√≥n surgieron tambi√©n las campa√Īas promocionales. Adem√°s, el texto que fue el primero de esta naturaleza, abri√≥ la colecci√≥n Quemapalabras.

Tambi√©n con la poes√≠a como centro emergi√≥ la Mar por medio. Colecci√≥n de antolog√≠as concebidas para hacer coincidir a autores cubanos y de alg√ļn pa√≠s escogido. El primero en surgir de este proyecto fue Ciudades bajo un mismo cielo, que reun√≠a a holguineros y vizca√≠nos.

analektas/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

En 2011 se crea la colecci√≥n Analekta. Entre sus primeras apariciones la poes√≠a tuvo un rol esencial, y el primer volumen fue justamente en versos: Los mundos y las sombras, con textos in√©ditos de Delf√≠n Prats. En un segundo momento 15 nuevos t√≠tulos salieron acompa√Īados por Lina de Feria con Recorrido por una ciudad interna y Las quejas.

Tambi√©n en 2011, para celebrar el centenario del nacimiento de Virgilio Pi√Īera y el aniversario 25 de la AHS, se cre√≥ la antolog√≠a La isla en verso, presentada por Roberto Manzano, con un centenar de poetas de todo el pa√≠s. Con √©l la editorial se posicion√≥ de forma definitiva en la vida literaria de autores nacidos a partir de 1970. La isla‚Ķ se configura como el momento en que comenz√≥ a crecer exponencialmente el cat√°logo que hasta entonces hab√≠a sido discreto. ¬†

Con la antolog√≠a recorrieron la isla los poetas en una gira que llev√≥ a La Luz y la poes√≠a por las Casas del Joven Creador de numerosas provincias como Guant√°namo, Santiago de Cuba, Camag√ľey, Ciego de √Āvila, Santa Clara, Cienfuegos. Surgi√≥ en medio del periplo la idea de publicar dentro de la colecci√≥n Quemapalabras un audiolibro con 25 poetas de esta compilaci√≥n.

Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Bajo la dirección de Pablo Guerra cada autor grabó dos poemas, uno de ellos ya parecía en La isla en verso, el otro se incluiría en la reedición. Este es de los primeros libros que la editorial inserta dentro de los planes especiales del Instituto Cubano del Libro, y tiene un plus con las presentaciones hechas por todo el país.

Desde entonces siguieron naciendo antolog√≠as y se enriqueci√≥ la Colecci√≥n Abrirse las constelaciones. Adem√°s, se abri√≥ la colecci√≥n Roseta, con El mar como un cielo, traducci√≥n de Saint-John Perse, hecha por Manuel Garc√≠a Verdecia. Le siguen t√≠tulos de Emily Dickinson, Allens Ginsberg, Robinson Jefferson y Jacque Pr√©vert. Algunas de ellas fueron ediciones biling√ľes.

Cubierta Los poemas de teor house/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

En v√≠speras del centenario de Gast√≥n Baquero, vio la luz Poderosos pianos amarillos, en 2013. En este se re√ļnen 120 poetas cubanos radicados dentro y fuera del pa√≠s que asum√≠an la presencia en su obra de una influencia, a veces indirecta de la obra de Gast√≥n Baquero. Estuvo a cargo del pr√≥logo Virgilio L√≥pez Lemus. Como parte del homenaje, en 2015 se publica la poes√≠a completa de Baquero, Como un cirio dulcemente encendido.

Con el verso siempre como centro de la creación, Ediciones La Luz publica La isla de los peces blancos, antología por el aniversario 20 del Premio Calendario.

En 2017 surge la Colecci√≥n Espejo, para leer y colorear, donde se han recogido textos po√©ticos de autores como Ronel Gonz√°lez y Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.

En 2019 las nuevas tecnolog√≠as y modos de lectura imponen el reto de insertarse en el universo del libro digital. Surge bajo esta exigencia del contexto el primer ebook de la editorial, La joven luz: entrada de emergencias. Selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n. Este ha tenido dentro de la campa√Īa de promoci√≥n de 2020 un lugar de privilegio porque a la par se han publicado spots de radio y televisi√≥n, carteles, postales, y marca la inserci√≥n de La Luz en este campo en expansi√≥n, pues tras √©l contin√ļa engros√°ndose la lista de libros digitales con los m√°s recientes t√≠tulos de la colecci√≥n Abrirse las constelaciones: Laminarios, de Camilo Noa; Poses, de Norge Luis Labrada; Puentes de plata, de Pedro Evelio Linares; Carne roja, de Reynaldo Zald√≠var; y Yo es otro, de Frank Alejandro Cuesta.

cubierta Poderosos pianos amarillos. Poemas cubanos a Gastón Baquero/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Desde el ensayo también se ha abordado el género en títulos como Complexidad de la poesía, de Virgilio López Lemus, y Anatomía del trabajo artístico, de Roberto Manzano.

De manos de la poes√≠a han llegado los m√°s importantes lauros que ha obtenido la editorial holguinera, como han sido La puerta de papel, Premios de Edici√≥n, y en 2019 el Premio de la Cr√≠tica, con la antolog√≠a de poes√≠a infantojuvenil Dice el musgo que brota. As√≠ ‚Äúse establece a la poes√≠a dentro del cat√°logo de la editorial como un g√©nero de privilegio, no solo porque sea el m√°s representado sino por premios de esta categor√≠a‚ÄĚ, afirma Luis Yuseff.

En 2020 Ediciones La Luz dedica su campa√Īa de promoci√≥n del libro y la lectura a la poes√≠a y al centenario de Eliseo Diego. Porque apuntalados por los versos de decenas de poetas de la isla y el mundo, La Luz se ha multiplicado en miles de ases que iluminan el horizonte literario cubano.


Viaje a la fantasía

Es la juventud el relevo, en esta etapa de la vida los artistas crean con ímpetu sus obras. En la literatura, por ejemplo, casi todos comienzan a esbozar sus primigenios poemas, cuentos o novelas antes de cumplir las 35 primaveras.

No fue diferente para Abel Guelmes Roblejo, quien ya anda con paso seguro en la narrativa. A pesar de su corto bregar en el mundo de las letras, ha tenido el placer de recibir dos galardones en concursos especializados: el primero fue el de la revista Juventud T√©cnica, en el a√Īo 2017, con un cuento de ciencia ficci√≥n; el segundo, el Oscar Hurtado, hace dos a√Īos, en la categor√≠a de fantas√≠a. Su √ļltimo y no menos importante lauro fue el premio La Gaveta, del a√Īo pasado ‚Äďun certamen organizado por la revista hom√≥nima, de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Pinar del R√≠o, y no especializado en estos subg√©neros‚Äď, en el apartado de cuento.

En entrevista exclusiva con BOHEMIA nos habla sobre sus primeras experiencias en el mundo de la creación literaria, así como sus éxitos actuales; la importancia de los talleres para los escritores y lo más importante: no dejar nunca de leer y nutrirse de los más sabios.

‚ÄúComenc√© a escribir en el a√Īo 2013 ‚Äďrememora‚Äď. Desde ese entonces me acerqu√© al taller Espacio Abierto y al proyecto Dialfa, ya que eran los √ļnicos lugares afines a mis gustos literarios, adem√°s ten√≠a conocimiento de que en ellos se reun√≠an escritores. Estaba pr√°cticamente como una p√°gina en blanco y quer√≠a nutrirme de sus conocimientos.

Viaje a la fantasía.

En 2017 vio publicado su primer libro.

‚ÄúAl inicio cre√≠a que narrar era f√°cil. Un d√≠a me sent√© y tecle√© en la computadora 12 p√°ginas de mi primer cuento. A√ļn lo tengo, es desastroso; solo que en aquella √©poca no lo ve√≠a as√≠, incluso lo envi√© a un concurso. Sin propon√©rmelo, su g√©nero era la fantas√≠a; en aquel momento no sab√≠a la existencia de estas diferenciaciones, para m√≠ era solo escribir un texto.

‚ÄúEn mi primera sesi√≥n de Espacio Abierto, escuch√© algunas narraciones con los mismos errores que la m√≠a, y me di cuenta de que necesitaba m√°s lecturas. Deb√≠a respetar este oficio que reci√©n hab√≠a descubierto y hacerle honor a quienes me estaban ense√Īando‚ÄĚ.

‚Äď ¬ŅPersonalmente, en qu√© devino ese taller?

-Es mi casa, mi familia. Allí sigo aprendiendo en cada encuentro y he puesto en práctica todo lo asimilado en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. He crecido en la literatura y como persona. No fuera lo que soy hoy, como escritor, si no existiera Espacio Abierto. Para mí sí resulta imprescindible.

‚ÄúEs literal y literariamente mi taller, aunque no de forma exclusiva, es tan m√≠o c√≥mo de cualquier escritor que se le acerque, a fin de cuentas, es un espacio accesible para todos. Ha ayudado, ayuda y ayudar√° a much√≠simos literatos, no solo de La Habana, tambi√©n de otras provincias‚ÄĚ.

-¬ŅDe qu√© manera el Centro Onelio contribuy√≥ en tu formaci√≥n?

-Entr√© en el propio a√Īo 2013. All√≠ aprend√≠ las t√©cnicas narrativas, a amar y respetar el oficio de la literatura, a cuidarlo y atenderlo a diario. Cambi√≥ mi forma de ver todo. Est√° entre las mejores experiencias de mi vida. No solo conoc√≠ gente maravillosa y me integr√© a esa hermandad, tambi√©n a magn√≠ficos escritores‚ÄĚ.

-¬ŅPor qu√© escribes ciencia ficci√≥n y fantas√≠a?

-La afición al género fantástico en general (lo que incluye a la ciencia ficción) viene de las lecturas que tuve en la infancia. Entre mis autores preferidos en esa época se encontraban Julio Verne y Poe, por mencionar sólo dos.

‚ÄúEn la actualidad sigo sin proponerme escribir un g√©nero en espec√≠fico, m√°s bien hago un cuento o una novela, en resumen, una historia. Eso no niega que tenga preferencia por lo fant√°stico al escribir y al leer, porque es una literatura que no tiene l√≠mites preestablecidos, es libre, solo la restringe la imaginaci√≥n del autor, quien crea un mundo nuevo. No es como en el realismo, donde se recrea una historia ya con reglas estrictas en un universo conocido‚ÄĚ.

Viaje a la fantasía.

Además de este volumen, incluido en la colección Hojas de Hierba, de Ediciones Loynaz, sus obras en integran varias antologías.

-¬ŅQu√© te aport√≥ haber obtenido el premio en el concurso de la revista La Gaveta?

-Gan√© el primer premio en este certamen con el libro¬†Men√ļ Completo. Fue maravilloso que reconocieran de esta manera mi trabajo. ‚ÄúHe cumplido as√≠ varios sue√Īos: publicar en mi pa√≠s, ser le√≠do por mis amigos, emocionarme porque algunos desconocidos me digan que les gust√≥ y verlo en un¬†stand¬†en la Feria Internacional del Libro de la Habana.

“Es un volumen de cuentos, donde los relatos se centran en el absurdo. Creé una serie de historias, en apariencia comunes, que se van desarrollando hasta llegar a niveles irracionales. Quería demostrar que los géneros literarios pueden utilizarse como pretexto, porque lo que importa es lo que cuentas; por eso en mi libro encontrarás cuentos humorísticos (o rayando el humor), de suspense y románticos.

‚ÄúRecibir ese premio es una prueba de que en Cuba hay quienes ven m√°s all√° de los g√©neros literarios y se fijan en lo que uno quiere decir como creador‚ÄĚ.


Concurso Nacional de D√©cima Escrita ‚ÄúCucalamb√© 2020‚ÄĚ

Con el objetivo de salvaguardar la d√©cima escrita y honrar la memoria del bardo Juan Crist√≥bal N√°poles Fajardo, El Cucalamb√©, exponente principal de la d√©cima en el siglo XIX en Cuba, la Casa Iberoamericana de la D√©cima, con el coauspicio de la Direcci√≥n Provincial de Cultura, la UNEAC en Las Tunas y el Centro Provincial del Libro y la Literatura convocan al Concurso Nacional de D√©cima Escrita ‚ÄúCucalamb√©‚ÄĚ.

BASES

  • Podr√°n participar todos los escritores de habla hispana residentes en Cuba.
  • Cada autor podr√° enviar un solo cuaderno de d√©cimas, in√©dito y con tema libre, cuya extensi√≥n ser√° entre 60 y 80 cuartillas, y no podr√° haber sido premiado en otro concurso, ni tener compromiso editorial alguno.
  • No se admitir√°n cuadernos escritos por dos autores.
  • Ning√ļn cuaderno podr√° ofrecer datos que permitan identificar al autor, en cuyo caso quedar√° excluido del concurso.
  • La obra se enviar√° en un archivo adjunto que debe llamarse ‚ÄúObra‚ÄĚ, con tipograf√≠a Arial 12, a un espacio y medio. Y en otro archivo que debe llamarse ‚ÄúPlica‚ÄĚ, los datos del autor: nombre y apellidos, direcci√≥n particular, breve curr√≠culo literario y tel√©fono o direcci√≥n de correo electr√≥nico para su localizaci√≥n.
  • Las obras se recibir√°n a trav√©s de los correos electr√≥nicos: cdecima@tunet.cult.cu

y odalysleyva@pprincipe.cult.cu  

  • El jurado, cuyo fallo ser√° inapelable, lo integrar√°n prestigiosos escritores y estudiosos del g√©nero; y anunciar√° el veredicto en el Catauro de la D√©cima durante la 54 Jornada Cucalambeana en Las Tunas.
  • Se otorgar√° un premio √ļnico e indivisible consistente en diploma acreditativo y una gira promocional por la provincia de Las Tunas con una dotaci√≥n de 5000.00 pesos en MN. El cuaderno ganador ser√° presentado al plan del a√Īo 2021 de la Editorial Sanlope para su posible publicaci√≥n.
  • El ganador ser√° invitado e incluido en el programa de la 54 Jornada Cucalambeana a celebrarse en Las Tunas en el 2021.
  • El plazo de recepci√≥n de las obras vence el 5 de junio de 2020.
  • La participaci√≥n en el concurso implica la aceptaci√≥n total de estas bases.
  • Ante cualquier duda o preocupaci√≥n, puede contactarnos a trav√©s de los tel√©fonos: ¬†

31-347380 y 31-371289, o por correo electrónico.


Con Virgilio López Lemus en complexidad poética

Virgilio L√≥pez Lemus nos entrega en Complexidad de la poes√≠a (Ediciones La Luz, 2018) un libro de fascinaci√≥n por el verso. Virgilio se sabe deslumbrado por sus arcanos, pues cada cap√≠tulo de este texto destila seducci√≥n pr√≠stina por la escritura l√≠rica, por los secretos de la poiesis, a la que ha dedicado buena parte de su vida, para reafirmarnos que ‚Äútodo misterio es de ra√≠z po√©tica‚ÄĚ.

El Virgilio investigador, el Doctor en Ciencias Filol√≥gicas, el miembro de M√©rito de la Academia de Ciencias de Cuba, el ensayista, cr√≠tico literario, compilador y prologuista que desde las rigurosas metodolog√≠as de la ciencia y el ejercicio de la docencia nos tiene acostumbrados a valiosos textos para comprender y analizar la literatura no solo cubana, sino hispanoamericana y universal, como El siglo entero. El discurso po√©tico de la naci√≥n cubana en el siglo XX y M√©trica, verso libre y poes√≠a experimental de la lengua espa√Īola, busca aqu√≠ el goce, la mirada √≠ntima y reflexiva, al reunir varios art√≠culos escritos en diferentes momentos en complexidad, o sea, en laberinto, embrollo, diversidad, pluralidad, acopio, complejidad (y complicidad) de la poes√≠a.

√Čl mismo asegura que estos textos ‚Äúbuscan placer de lectura, no ensayismo de tesis acad√©mica o reuni√≥n de m√°ximas‚ÄĚ, pues, a√Īade, ‚Äúhemos ido perdiendo un poco el goce de la lectura de textos ensay√≠sticos como si ley√©semos novela, poes√≠a, pasi√≥n de lector que degusta m√°s que aprehende. No se espera en estas p√°ginas el entramado de la cr√≠tica estudiosa y docente, cient√≠fica, o el an√°lisis por completo racional de los ejercicios acad√©micos; reunidos en torno a la percepci√≥n po√©tica, si ofrecen vibraci√≥n, fruici√≥n, ya es suficiente‚ÄĚ.

Para ello aqu√≠ se entrecruzan literatura y ciencia, cosmolog√≠a y cr√≠tica literaria, reflexiones sobre la poes√≠a, textos sobre autores y una fuerte carga de sabidur√≠a impl√≠cita, pues ‚Äúciencias y t√©cnicas y religiones y credos de todo tipo, incluso los pol√≠ticos, encierran dosis elevad√≠simas a veces (v√©ase las utop√≠as) de poiesis‚ÄĚ. Una bella especulaci√≥n cient√≠fica puede contener tanta poes√≠a como Los elementales de Paracelso, asegura Virgilio. Y ‚Äúuna maquinaci√≥n t√©cnica, de sentido pr√°ctico puede ser tan po√©tica como las Centurias de Nostradamus‚ÄĚ. Virgilio escribe, incluso, como si reflexionara ante un barril de p√≥lvora, que ‚Äúsin poes√≠a no hay ser‚ÄĚ, pues ella ‚Äúnos identifica‚ÄĚ. ‚ÄúLa manera en que una naci√≥n, un pueblo, un grupo social o una persona manifiestan poes√≠a, es un claro √≠ndice de su identidad. La poes√≠a es identidad, identifica‚ÄĚ, a√Īade.

En estas p√°ginas nos adentramos ‚Äďdesde la reflexi√≥n que se sostiene en un vivaz estilo, en la voz de un ensayista que domina la palabra con la elegancia de un miniaturista medieval‚Äď en la poes√≠a como objeto; las cuestiones relacionadas a la versificaci√≥n y la m√©trica hisp√°nica, de la cual Virgilio es uno de sus principales estudiosos; el hecho po√©tico; l√≠ricas y autores como Jos√© Mart√≠, ‚Äúel Ap√≥stol, la estrella humana de la patria nuestra‚ÄĚ; la fil√≥sofa malague√Īa Mar√≠a Zambrano, autora de El hombre y lo divino y La agon√≠a de Europa; el irland√©s Oscar Wilde, donde escribe que la poes√≠a ‚Äúest√° dentro y fuera del poeta, porque √©l es una suerte de pararrayos, un m√©dium singular, una fuente‚ÄĚ; el espa√Īol Antonio Machado y su Juan de Mairena, desde la intimidad del ser reflexivo; Francisco de Ora√°; el neorrom√°ntico Jos√© √Āngel Buesa, del que incluso rescata un raro poema de corte social que podemos leer √≠ntegramente, o Alberto Acosta-P√©rez, su compa√Īero, a quien califica como ‚Äúpoeta esencial, cuya labor perdura‚ÄĚ, pero tambi√©n como poeta fatal al decir de Juan Ram√≥n Jim√©nez, pues para √©l la poes√≠a ‚Äúno era solo una expresi√≥n art√≠stica, sino una necesidad ineludible, al grado de que √©l no pod√≠a ser otra cosa que poeta. La obra que leg√≥, da el mejor testimonio de tal afirmaci√≥n‚ÄĚ, escribe sobre Alberto, a quien le dedicara esa triste y hermosa eleg√≠a que es el poemario Hipno.

Virgilio se detiene en el sentido po√©tico de ciertas utop√≠as (Thomas Moro, Tomasso Campanella y Francis Bacon) para reafirmarnos que tres o cuatro siglos despu√©s a√ļn seguimos busc√°ndolas; se apasiona con las Confesiones de San Agust√≠n de Hipona y San Anselmo de Canterbury, manantial de ‚Äúpoes√≠a ardiente‚ÄĚ y, para m√≠, uno de los cap√≠tulos m√°s hermosos del libro; se detiene en los arcanos del universo, pues ‚Äútambi√©n desde el lado de la poes√≠a se puede explorar el cosmos, definir al Universo, aprender de la teor√≠a de las cuerdas y especular acerca del Big Bang‚ÄĚ, pues, a√Īade, ‚Äúhay fronteras para las ciencias que la poes√≠a puede sobrepasar‚ÄĚ. ‚ÄúLa especulaci√≥n es poes√≠a‚ÄĚ, nos dice mientras se sienta a ‚Äúpensar y poetizar‚ÄĚ.

Record√°ndonos, como escribi√≥ Robert Graves, que ‚Äúel lenguaje de la verdadera poes√≠a‚ÄĚ est√° asociado a los viejos mitos, L√≥pez Lemus nos devuelve en enjundiosos textos la leyenda de Prometeo, un signo inagotable de la eterna poes√≠a de la praxis y la creatividad; la de Narciso y la idea del juego en la l√≠rica, y la de Perseo, quien nos ense√Īa que tambi√©n se puede vencer a los monstruos mediante la imagen, pues esta ‚Äúsurca el pi√©lago de la poes√≠a y surge el poema, sea piedra o flor‚ÄĚ; o la leyenda del santo cat√≥lico San Sebasti√°n, cuya historia, nos dice, se convirti√≥ en poes√≠a, mirada desde las artes visuales, pero tambi√©n en la obra del cubano Eugenio Florit o su siempre admirado autor de Eleg√≠as de Duino, de quien publicara recientemente Umbral para una era imaginaria. Acercamientos a Rainer Maria Rilke, e incluso tradujera para el lector cubano ‚Äďque es de alguna manera versionar‚Äď la poes√≠a del bardo checo.

Varias ‚Äúnoticias l√≠ricas‚ÄĚ ‚Äďcanciones populares cubanas, una mirada a los antecedentes de la poes√≠a social en Cuba, el poema del Himno Nacional cubano, un contrapunteo entre el barroco y el neocl√°sico a partir de la ceiba y la palma real‚Äď concluyen este libro de libre reflexi√≥n, de vinculaci√≥n entre el ensayo y poes√≠a: el ensayo como placer discursivo, como ejercicio dial√≥gico y por dem√°s, po√©tico. En otras palabras: el ensayo como poes√≠a, porque Virgilio L√≥pez Lemus es, sobre todo, un poeta. Ah√≠ est√°n Hacia la luz y hacia la vida, Aguas tributarias, El pelda√Īo, Cuerpo del d√≠a y su antolog√≠a Un leve golpe de aldabas, entre otros t√≠tulos.

Virgilio conversa, pero tambi√©n versa. ¬ŅQu√© es sino ‚ÄúLa m√ļsica de las esferas revisitada‚ÄĚ, ‚ÄúTonto o poeta‚ÄĚ? o ‚ÄúPuntas de lo diverso‚ÄĚ. Estos textos ‚Äďy otros tantos‚Äď m√°s all√° de lo meramente ensay√≠stico o reflexivo, poseen un valor poem√°tico y ah√≠ es donde Complexidad de la poes√≠a seduce y enamora, y recuerda, por ejemplo, los ensayos del poeta mexicano Octavio Paz, quien part√≠a de la necesidad de una ‚Äúpasi√≥n cr√≠tica‚ÄĚ en este tipo de textos sobre literatura.

Virgilio es nuestro c√≥mplice en los caminos de la percepci√≥n po√©tica. Siempre al lado de los j√≥venes, quiz√°s para mantenerse lozano en pensamiento y acci√≥n, Virgilio sabe que ‚Äúla poes√≠a vibra en la esencia inteligente del cosmos, en el planeta vivo, en el ser humano reflexivo y pasional‚ÄĚ y por eso ‚Äúgoza de la eternidad‚ÄĚ. Siempre he cre√≠do que Virgilio L√≥pez Lemus ‚Äďun ensayista e investigador que desde el verso trabaja con el infinito, un alquimista del saber‚Äď porta la luz y la comparte; por la utilidad de esa luz le agradecemos y adem√°s, por la fe en la poes√≠a.


Abel Prieto en torno a la guerra cultural

Muchos de nosotros, los más jóvenes, conocimos primero al Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura. Desde 1997 lo observábamos en actos políticos, galas, inauguraciones, mesas redondas… Y sabíamos, aun sin leerlo, que el Ministro era escritor. Y eso nos inspiraba confianza: no es lo mismo que un Ministro de Cultura sea un artista, un intelectual, que un cuadro más dentro de un aparato burocrático.

Otros, algo m√°s mayores que yo, lo conoc√≠an desde que Abel fuera designado Presidente de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) a√Īos antes. Despu√©s conocimos al Abel Prieto narrador a trav√©s de varios de sus libros: las selecciones de cuentos Los bitongos y los guapos (1980) y Noche de s√°bado (1989) y sobre todo las novelas El vuelo del gato (Editorial Letras Cubanas, 1999) y Viajes de Miguel Luna (2012). De la primera, ya una especie de cl√°sico de la literatura finisecular cubana, conservo la primera edici√≥n, un libro que ya no aparece en casi ning√ļn lugar, me dijo Abel cuando la dedic√≥.

Del Abel no personaje p√ļblico fuimos conociendo algunas cosas: estudi√≥ Letras en la Universidad de La Habana y fue un joven como otro cualquiera; bueno, quiz√°s no tan as√≠: conjugada en s√≠ al apasionado jugador de ajedrez con el hippie trasnochado y so√Īador que usaba botas, el pelo largo, los pitusas gastados y estrechos‚Ķ que lo han caracterizado; por otro lado Abel se enamor√≥ del Disco Blanco de The Beatles, de la psicod√©lica y veintea√Īera Janis Joplin, y de un Bob Dylan que no pensaba recibir el Premio Nobel de Literatura, mientras cantaba en contra de la agresi√≥n norteamericana a Vietnam.

Aquello entonces no era lo m√°s aconsejable, aunque esos muchachos melenudos y despreocupados que se reun√≠an en Woodstock bajo los influjos del rock sesentero y que romp√≠an sus boletas de inscripci√≥n al servicio militar, muchas veces enarbolando la famosa foto del Che de Korda, se inspiraran en los barbudos que ‚Äďtan j√≥venes como ellos‚Äď hab√≠an bajado de la sierra, tambi√©n melenudos, rebeldes y so√Īadores, para darle una estocada crucial al imperialismo. Esa es una deuda generacional aun no del todo saldada, aunque una estatua de Jhon Lennon custodie un parque del Vedado capitalino.

De su ensay√≠stica apenas conoc√≠amos piezas de un puzzle: algunos de sus art√≠culos dedicados a Jos√© Lezama Lima en las p√°ginas de varias revistas en la d√©cada del 80, La Gaceta de Cuba entre ellas; y un texto cl√°sico, publicado tambi√©n en La Gaceta en 1997, como contribuci√≥n a un dossier sobre teatro cubano contempor√°neo y del cual varios amigos me hab√≠an comentado: ‚ÄúLa cigarra y la hormiga: un remake al final del milenio‚Ä̂Ķ Lo dem√°s se esfumaba en publicaciones, intervenciones, conferencias, pr√≥logos‚Ķ

Apuntes en torno a la guerra cultural ‚Äďpublicado por Ocean Sur en 2017 y por Ediciones La Luz en 2018, como parte de la celebraci√≥n de la 25 edici√≥n de las Romer√≠as de Mayo‚Äď viene a saldar esa deuda editorial con la obra no ficcional de Abel Prieto Jim√©nez, al reunir en un mismo volumen varios de estos textos de amplio perfil ensay√≠stico.

Todos no son ensayos propiamente dichos, si analizamos un género que se resiste a catalogaciones, pero en estos prólogos, presentaciones, charlas, intervenciones… está el ojo y la mente aguzados del ensayista que analiza y presiente, que estudia y propone, que investiga y comparte desde el humanismo y además desde una profunda cubanía.

Si algo que prima en estas páginas es precisamente un humanismo y una cubanía cabal y raigal, que en el caso de Abel Prieto se dimensionan a una mirada martiana que lo inunda todo y que le llegó, entre otros, por ese maestro tutelar que es y será Cintio Vitier. Además, estos textos traslucen frecuentes reminiscencias lezamianas y un antimperialismo que, además de José Martí, Ernesto Che Guevara y Fidel Castro, le llega por la obra de su admirado Roberto Fernández Retamar y su necesario ensayo Calibán…

Apuntes en torno a la guerra cultural aborda principalmente la necesaria relaci√≥n entre la vanguardia art√≠stica y la vanguardia pol√≠tica y tambi√©n ‚Äďsubraya su prologuista, el historiador Ernesto Limia‚Äď ‚Äúnos define el horizonte de la utop√≠a en un mundo en que el imperio absoluto del mercado reemplaza el arte por el entretenimiento balad√≠ y acr√≠tico‚ÄĚ.

Abel Prieto se detiene en cuestiones que ‚Äďal parecer‚Äď siempre le han obsesionado y las matiza con cierta dosis de humor, ese que tambi√©n ha analizado: la dominaci√≥n cultural, aquello que Christiane Rochefort llamara ‚Äúla colonizaci√≥n de las consciencias‚ÄĚ; los c√≠rculos de poder transnacional; el ultraderechismo de algunos filmes de Hollywood y de la cultura de consumo estadounidense; el plattismo; las campa√Īas publicitarias y reality shows que hacen de los ‚Äúfamosos‚ÄĚ patrones a seguir por millones de persona: Abel pone los ejemplos de Rihanna, Shakira, Justin Bieber, Lady Gaga‚Ķ y otros tantos famosos del mundo del espect√°culo, y creo que no se extra√Īar√≠a ahora al comprobar que esos patrones han sido calcados con ‚Äúfugaces estrellas‚ÄĚ del repertorio nacional; la relaci√≥n entre la intelectualidad cubana y la Revoluci√≥n y las contracciones en el seno de esta, incluido el llamado Quinquenio Gris con ‚Äúsu enfoque dogm√°tico, sectario y homof√≥bico‚Ä̂Ķ

Todo ello se redirecciona ‚Äďen la obra y el pensamiento de Abel‚Äď a la consolidaci√≥n de una ‚Äúpol√≠tica cultural unitaria y fidelista‚ÄĚ, seg√ļn sus propias palabras, primero desde la Uneac, despu√©s desde el Ministerio de Cultura, ambas con un amplio enfoque martiano: una pol√≠tica que √©l ha catalogado, adem√°s, de ‚Äúabierta, plural, antidogm√°tica y enemiga de los sectarismos‚ÄĚ que muchas veces suelen asediar un proyecto as√≠. Los textos reunidos en Apuntes en torno a la guerra cultural vienen a sostener de alguna manera su v√≠a crucis personal en pos de esa l√ļcida y necesaria utop√≠a.


La feria de las novedades jóvenes

Camag√ľey.- En esta tierra, que vio nacer la primera obra literaria escrita en Cuba, Espejo de paciencia,¬†de la pluma de Silvestre de Balboa y Troya, la fiesta de las letras har√° gala de sus mejores verbos, esfuerzos, colores y tradiciones para que el p√ļblico agramontino y visitante se reencuentren con sus autores, historiadores, investigadores, ensayistas y poetas, y sus creaciones.

Con ese abrazo entre p√ļblico y escritor cada a√Īo La Feria Internacional del Libro estremece a esta ciudad cuna de la literatura cubana, desde las sorpresas editoriales que estrena √Ācana.

En esta nueva convocatoria 14 son los títulos que saldrán a la luz, a pesar de las carencias económicas que enfrenta el territorio.

Cortes√≠a de la Editorial √Ācana

As√≠ lo refiri√≥ Evelin Queipo Balbuena, directora de la editorial √Ācana, quien asegur√≥ ‚Äúque gracias a la integraci√≥n de las instituciones como el Centro Provincial del Libro y la Literatura, Cultura, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el Gobierno y muchas otras, la Feria en esta ciudad es un evento aglutinador, que revela y muestra lo mejor de las letras.

‚ÄúLos textos se incluyen en las colecciones de √Ācana ‚Äďcomo las de Suma y Reflejo, la cual ha permitido rescatar y publicar la historia local, y otras como Musa traviesa‚Äď, d√≥nde m√°s de 30 autores han escrito para ni√Īos, y Surtidor, en la que la poes√≠a se ha revitalizado y fortalecido‚ÄĚ, agreg√≥.

Asegur√≥ que la participaci√≥n activa de los j√≥venes, sus iniciativas, es uno de los platos m√°s fuertes. ‚ÄúLa Carpa de la Reina es como una tradici√≥n, d√≥nde los noveles escritores y experimentados investigadores muestran su obra, y la comparten a un p√ļblico que espera con deseos las propuestas literaria, acompa√Īadas en su mayor√≠a por el debate oportuno y profundo‚ÄĚ.

Cortes√≠a de la Editorial √Ācana

Asever√≥ que esta vez √Ācana posee varios textos que reconocen la obra de j√≥venes talentos como Los mil y un zombis. Cuentos cubanos sobre monstruos, antolog√≠a de cuentos de 15 autores de las grandes ramas de la ciencia ficci√≥n cubana; Kukuy, el g√ľije no quiere perder tiempo, de √Āngel Velazco Hern√°ndez; y el de Lina Feria -a quien est√° dedicado el acontecimiento cultural-, La vigilia del argonauta, el cual es un homenaje de la AHS a esa gran poetisa cubana; y el de Rito Ram√≥n de Aroche, Libro de imaginar. ¬†

Coment√≥ la tambi√©n escritora, quien mereci√≥ a finales de 2018 la Beca de Creaci√≥n La Noche que otorga la AHS, que el Sistema de Ediciones Territoriales, nacido en 2000 y liderado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, ha permitido la realizaci√≥n de sue√Īos de escritores locales y nacionales, ‚Äúquienes concretan sus obras literarias gracias a las Risos (Risograph), programa que es conocido por ese nombre por la marca de la tecnolog√≠a instalada en cada provincia para la publicaci√≥n de los textos.

‚ÄúContar con esta t√©cnica, con las impresoras, ha permitido, entre sus muchas bondades, salvaguardar la memoria literaria e hist√≥rica del pa√≠s desde cada regi√≥n‚ÄĚ, subray√≥.

LAS SORPRESAS LITERARIAS

Entre las sorpresas que estrena √Ācana, editorial del territorio, en la edici√≥n 29 de la Feria, destaca sin duda alguna Conociendo las alergias: desde adentro, de la doctora Adianez Sugra√Īes Montalv√°n, quien acerca al lector a esta enfermedad desde su consulta, desde vivencias personales y la pr√°ctica m√©dica, y con la marcada intensi√≥n de dejar un mensaje de salud para la familia cubana.

Tambi√©n muy codiciado por la mera de contar la historia es el testimonio Retrato de un latifundio, de Orlando Michel Marrero, quien se las agenci√≥ para ofrecer la visi√≥n de un latifundio camag√ľeyano desde el humor criollo.

Cortes√≠a de la Editorial √Ācana

Especial inter√©s alcanza aqu√≠ Cuadernos de historia principe√Īa 17, serie de la investigadora Elda Cento G√≥mez -recientemente fallecida el pasado 28 de octubre-, a quien se le dedica tambi√©n el evento. Con pluma sagaz la investigadora puso a disposici√≥n del lector un universo de conocimientos que llenan espacios necesarios en la historiograf√≠a cubana.

De lujo es tambi√©n El ung√ľento de la Magdalena. Humor de la medicina popular cubana, texto que de la pluma de su autor, Ricardo River√≥n Rojas, regala carcajadas al lector al perseguir no la terap√©utica de los remedios, sino con el humor con que un grupo de ciudadanos trasmiten frases, situaciones e im√°genes de una √©poca, lo que certifican el costumbrismo signado por la picard√≠a. Cualidades que invitan al disfrute de una lectura pre√Īada de cuban√≠a.

Evelin Queipo Balbuena, directora de la editorial √Ācana, asegur√≥ que la Feria del libro es una gran fiesta de la familia en Camag√ľey/ Foto: Yahily Hern√°ndez Porto

Y si de querer saber m√°s hay que leer el atractivo y singular volumen Emi Laara: peque√Īas historias para so√Īar, el cual gestado a cuatro manos -Gladys Felicia Guti√©rrez y Hebert Poll-, propone¬† disfrutar de travesuras y aventuras de los dioses lucum√≠es.

De verdaderos tesoros infantiles son Kukuy, el g√ľije no quiere perder tiempo, de √Āngel Velazco Hern√°ndez; Cr√≥nicas del hormiguero, de Ernesto Juan Ad√°n; Pajaritos, escabeche, de Olga M Romero Mestas; Son para ni√Īos despiertos, de Jos√© Luis √Ālvarez; y ¬ŅD√≥nde est√° pap√°?, de Yoandry Mart√≠nez Rodr√≠guez, quien desde una historia de amor, ausencias y sue√Īos entre un ni√Īo y su padre, polemiza en la realidad del hijo quien no sabe el destino de su progenitor.¬†

Los mil y un zombis. Cuentos cubanos sobre monstruos es una antolog√≠a de cuentos de 15 autores de las grandes ramas de la ciencia ficci√≥n cubana. Con este volumen se estrena la colecci√≥n Esklibur (escalibur) de la editorial √Ācana, la cual promociona la literatura fant√°stica que abarca la fantas√≠a heroica, la ciencia ficci√≥n, el polic√≠aco y el terror.

Cortes√≠a de la Editorial √Ācana

En tanto, El mundo de Alejandrita, de Yoandra Santana Perdomo; Libro de imaginar, de Rito Ram√≥n de Aroche; y La vigilia del argonauta, de Lina de Feria, son aut√©nticos poemarios; regalos literarios que engrandecen la cita de las letras de la familia camag√ľeyana.¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†

Igual de interesante es Extra√Īa criaturas sin nombre, de Manuel ¬†Alexander Roblejo, quien paciente entra y sale del escenario donde pululan personajes bien delineados que sue√Īan, viven… de una realidad de la que quieren alejarse, pero que a la vez se sienten muy atados.¬†

***

Jorge santos Caballero, jefe del programa teórico de la Feria  aseguró que más allá de contar con las acostumbradas áreas para la ventas de libros, también habrá un amplio programa de actividades colaterales, debates teóricos, paneles, presentaciones de libros.

Declar√≥ que el p√ļblico disfrutar√° de los tradicionales espacios del pabell√≥n infantil y La carpa de la Reina, La nave de los locos (para la poes√≠a), y el caf√© literario La Comarca, destinado a encuentros de escritores y debates te√≥rico-literarios.


Promover el h√°bito de la lectura

‚ÄúLa literatura tambi√©n tiene sus d√≠as de fiesta y Camag√ľey es hoy su principal escenario‚ÄĚ, as√≠ expres√≥ el historiador Desiderio Borroto Fern√°ndez al pronunciar las palabras inaugurales de la XXIX Feria del Libro en esta provincia, que llega con m√°s de 350 t√≠tulos como principal atractivo para la familia camag√ľeyana.

[+]