Laboratorio Nacional de Música Electroacústica


DJ Arte, de la poesía a la música electrónica, una Entrada de emergencia

Estábamos reunidos y no era muy informal la cita, estábamos como de costumbre en ese sitio de Luz, conversando con Luis Yuseff sobre cómo queríamos, los más jóvenes, en calidad de espectador, que fueran a partir de ahora las peñas de literatura que celebramos cada semana en los espacios habituales: Abrirse las constelaciones, Oda a la joven Luz y el más reciente Entrada de emergencia, con la intención de darle un enfoque más entretenido por los que apuestan por escuchar literatura y para que de cierto modo, tuviera más adeptos que de costumbre. Lo cierto es que todos los planes de estrategia de promoción cultural que nos hemos estado trazando hasta el momento en las redes van teniendo muy buena acogida en cuanto al alcance de las publicaciones, las interacciones y los registros de visita, gestión que realiza Lilian Sarmiento, una desenfadada y moderna estudiante de Periodismo que conjuga sus estudios con la estancia casi diaria dentro de las actividades que prepara también el equipo creativo de la editorial.

Fotografías: Héctor Ochoa

Tal parece que este propósito se transmite de manera natural en esas vidas que alimentan su rutina con versos, y porque la sensibilidad es una manera de ser y otra forma de ver la vida. Así irrumpe de pronto en nuestra oficina Artemio Vigueras, un hombre tan cortés como sus principios, y nos habla con profunda pasión de sus deseos de conjugar la música electrónica con los textos en las voces de los más recientes poetas publicados bajo nuestro sello editorial. DJ Arte, como es conocido en el gremio, tiene 32 años y no para de soñar como productor de actividades en el Centro de Arte, o como miembro del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica: la poesía me viene de la música y viceversa, de Lorca, de Alejo Carpentier, de Nicolás Guillén, en el caso de ustedes (refiriéndose a las nuevas voces de la poesía en Holguín) es la frescura de una poesía que dice mucho de mi tiempo, textos que me inspiran melodías, y zonas de confort para mi creación.

La música electroacústica que desde sus inicios ha sido netamente experimental, surgió a través de experimentos entre musicólogos e ingenieros de sonido, pero lo que estamos trabajando ahora son ondas electrónicas que se modulan a través de sintetizadores virtuales, porque también existe la modulación electrónica en sintetizadores físicos, analógicos que trabajan solos y se escuchan solos, pero principalmente en nuestro país que no disponemos de muchos equipos se trabaja con computadoras y softwares. El software que trabajo Ableton Live, sirve para producir música y reproducirla en vivo.

Fotografías: Héctor Ochoa

Hay dos tipos de expresiones de música electrónica: el DJ de sala, el que mezcla que tiene también un arte, una forma de expresión para el club para bailar, es el ejercicio de la mezcla en vivo, de música preelaborada, una sesión creativa, algunas para entretener y otras para el culto de la propia música electrónica, por tanto este proyecto que estamos defendiendo es más de producir música en vivo se llama Live At, presentaciones logradas a través de este programa, clips patrones sonoros que van desde la percusión, la armonía, un sintetizador, una estructura que puede durar alrededor de una hora y se van intercalando con el controlador de ese programa que da la posibilidad de trabajar en vivo y estructurar una sesión logrando con esto una sesión puramente creativa con la incorporación en este caso de las voces de los poetas, de los cantantes…

DJ Arte desde el 2013 ha tenido un trabajo consolidado con la EGREM y ha estado trabajando en los centros culturales de la propia entidad, Casa de la Música, Centro Cultural Bariay, haciendo mezclas en vivo, en la AHS también se ha presentado, pero sus proyectos más inmediatos tienen que ver con escenas que conjugan artes visuales, literatura. La acogida en las salas indican el termómetro de una idea que va marcando la diferencia, el concepto mismo.

Aquel día, en la hora gris sobre las cinco de la tarde para ser más exactos, en un espacio tremendamente bohemio

Arrastramos la poesía por la ciudad, desmenbrándola

lo que inquiero / ya no le llaman ciudad / pero la busco igual

mira la cicatriz por donde sangro / es pura analogía

no duermo más sola / me repito

Yo no sé qué tiene este hombre que te deja soñar, que pone en los versos la música que quizás les falte, que termina la estructura con un sonido que el poeta lo consume en silencio. Yo no sé, quizás él tampoco sabrá, todo es cuestión de tiempo y ensoñaciones.


Una propuesta que no se puede perder de vista (+ video)

Hace cerca de dos años unieron sus carreras artísticas el Dj Reitt y la cantante Shanara, dos representantes de la música electrónica en la Mayor de las Antillas a la cual han bautizado como Cuban House.

Reinier Torres Thondike (Reitt), integrante de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), es un activo promotor cultural y ha organizado eventos como la fiesta Habana Play o el Festival Habana Ciudad Electrónica, en saludo al aniversario 500 de la fundación de la Villa de San Cristóbal, con el propósito de visibilizar el desarrollo de un movimiento que ha encontrado un enclave propicio en la Casa del Joven Creador “La Madriguera”, sede de la organización juvenil en la capital.

Para el DJ productor ha sido muy importante la labor de la AHS en los últimos años al haber contribuido a potenciar los géneros menos favorecidos como la trova, el rock, el jazz y el hip hop, a través del sistema de premios y becas de creación, así como a la realización de eventos de carácter nacional, la grabación de DVDs y la realización de videos clips.

Un buen día el Dj conoció a Shanara, egresada del sistema de enseñanza artística, bajista e ingeniera de sonido. Juntos se propusieron revolucionar la escena musical a través del concepto del Live Act o la interacción de Dj, Voz y Sax, con otros músicos en calidad de invitados.

Con el videoclip de su primer single, titulado Babalú Ayé, recibieron una nominación a los premios Lucas y en la edición número 17 del Festival de Música Alternativa Cuerda Viva 2019 se alzaron con el premio en la categoría Pop Electrónico y Electrónica, gracias a lo cual tuvieron la posibilidad de grabar un disco con el auspicio del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica (LNME).

Así vio la luz su primer CD Deja la bobería, que recuerda el legado del maestro Juan Formell y tuvo su presentación oficial en la XIV edición del Festival Internacional de Música Electroacústica y Electrónica “Primavera en La Habana”, celebrado en el mes de marzo en homenaje al centenario del natalicio del maestro Juan Blanco, pionero de la música electroacústica en Cuba.

«Es un disco que rinde tributo a los grandes compositores e intérpretes de la música cubana. Abarca un amplio diapasón, desde el changüí, la rumba, el bolero, la cancionística religiosa yoruba. Tratamos de acercarnos a ese público, a veces, un poco reacio a la música electrónica. Por eso introdujimos sonoridades actuales sin perder la esencia de lo tradicional».

«Creímos que era necesario crear un punto de diálogo entre esas generaciones divorciadas: las más jóvenes y las más viejas. Pretendemos llegar a la familia cubana para que lo escuche, baile con el disco y lo goce», dijo Shanara.

La cantante recordó que Formell fue un gran revolucionario de la música cubana y pionero en insertar los sonidos electrónicos en la música popular bailable. Para ella el tema Deja la bobería es un ejemplo de esa intención que tuvo el líder de los Van Van, agrupación emblemática de la Isla.

El dúo de Reitt y Shanara recibió este año una nominación en el Festival Cuerda Viva 2020 cuya gala de premiación no se pudo celebrar en el Teatro Nacional de Cuba debido a la pandemia de la COVID-19. Por suerte, en este tiempo de aislamiento social sus seguidores disfrutaron de su propuesta en uno de los conciertos Online que, como resultado de las alianzas establecidas entre el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de Radio y Televisión, son transmitidos cada jornada por el Canal Clave, a través de las ondas de la emisora Radio Progreso, los canales de YouTube del Instituto Cubano de la Música, así como vía streaming por un centenar de páginas de Facebook.

Seguramente el Dj productor y la cantante estarán cocinando algún nuevo proyecto para cuando termine la crisis sanitaria volver a los escenarios con la fusión de varios estilos, tendencias y géneros musicales.


“Seguir haciendo música”

La música electrónica tiene ya unas cuantas décadas de historia y uno de los principales problemas que frenan su desarrollo en Cuba es la falta de escenarios para los artistas del género. Por demás, hay artistas que se salen de la norma y son calificados dentro un gran grupo como “música alternativa” o “arte underground”, a pesar de su gran diversidad.

Sin embargo, cuando eres un amante de las fiestas de DJs y vives tus noches al ritmo de las máquinas, la inserción de esta modalidad sonora en los centros nocturnos habituales de la ciudad podría ser la clave para quienes desean disfrutar de propuestas musicales más atractivas.

En la búsqueda de un sello individual y común a la vez, surgió en el 2016 un proyecto musical que hoy se abre paso desde el Camagüey legendario para el mundo, con el ímpetu del buen arte hecho por jóvenes.

La Jornada de Música Electrónica Beat 32, auspiciada por la filial principeña de la Asociación Hermanos Saíz, llegó a su cuarta edición para proponer nuevas prácticas de producción y difusión cultural favorecidas por el desarrollo tecnológico, siempre en sintonía con la creación.

Sobre este evento y el trabajo que realiza la AHS en la promoción de este género musical el Portal del Arte Joven Cubano conversó con uno de sus organizadores, Richard Castro Pimentel, más conocido como Dj Richy.

festival beat32/ Foto de Alejandro Rodríguez Leiva

¿Cuáles son los retos de organizar y producir un festival como el Beat 32?

El 1er reto es lograr que cada año se realice un festival con una gran dosis de compromiso, entrega y seriedad de quienes trabajamos todos los días para fomentar una cultura de la música electrónica en la provincia.

La cita propuso eventos teóricos que abordaron temas como la música electrónica en Cuba por el Dj Leo Milano procedente de La Habana, conferencias de marketing y producción de este tipo festivales en el país. Además de los conciertos en la Terraza Arte Joven de la AHS y los Boiler Room acompañados por la muy esperada Carpa Tatoo con exponentes del arte corporal y del tatuaje.

En esta edición contamos con la participación de algunos de los mejores exponentes del género de las provincias de La Habana, Matanzas, Villa Clara, Holguín y del territorio, oportunidad de recreación y sano esparcimiento para todo el público seguidor.

Dj Michela en la apertura del Festival de Música Electrónica Beat 32/ Foto de Alejandro Rodríguez Leiva

Con la creación del Beat 32 hemos ido ganando en recursos técnicos y en espacios dentro de la Asociación Hermanos Saíz destinados a la promoción del quehacer de los Djs.

Esta idea surgió a partir de la necesidad de fomentar la cultura dance, una vertiente artística que genera emociones, estados de ánimos, sentimientos, ideas, posiciones, entretenimientos y espacios para el intercambio entre los jóvenes porque les da la oportunidad de reencontrar a amigos de todo el país con los que casi nunca pueden compartir su música y sus conocimientos, al tiempo que las sesiones teóricas les proporcionan nuevas herramientas para sus creaciones.

¿Cómo llegas a la AHS?

Llegué a la AHS en el año 2016 como el primer productor de música electrónica que entraba en esa sección y comencé a colaborar en peñas como Karma People que dirigen actualmente los Djs ChapaX3MO y Nergal. Además, me vinculé con los proyectos socioculturales Cine en los Barrios y Golpe a Golpe para llevar la música electrónica a las comunidades rurales y barrios alejados del centro de la ciudad y brindar así una propuesta novedosa que los jóvenes esperaban cada noche.

Conferencia sobre la Música Electroacústica y tradicional en el Conservatorio de Música José Antonio White/ Foto de Alejandro Rodríguez Leiva

Sin dudas, la AHS me abrió las puertas, me dio una vía de apoyo y la plataforma necesaria para difundir la labor de los Djs que intentaban formarse un sello creativo propio y que todavía lo hacen.

Richard, nos hablabas de los espacios que ha creado la AHS para la difusión de la música electrónica en el territorio. ¿Qué es Fractal House?

Fractal House es un proyecto mío y de un grupo de amigos. Un día nos reunimos los DJs productores Mad David, Nergall y Xami y “cocinamos” este sueño para difundir los distintos géneros y subgéneros de la música electroacústica propia e internacional con elementos tradicionales que se nutren de nuestras raíces esencialmente cubanas. Todo con el objetivo de que los jóvenes conozcan lo que hacen nuestros artistas, porque son ellos su principal destinatario.

Actualmente Fractal House tiene su peña en la Casa del Joven Creador y en la sede del Proyecto EJO de la ciudad de Camagüey, en estos espectáculos vinculamos a los  Djs y VJs, con audiovisuales que ayudan a construir la historia propuesta en sus temas. Además de insertar a bailarines y actores teatrales para una puesta en escena más completa y atractiva.

Nuestros planes futuros es hacer una gira por todas las universidades de Camagüey, y si es posible de otras provincias, todo depende del apoyo que nos puedan brindar las instituciones.

Richy, a tu entender se puede realizar música electrónica sin tener una formación académica…

En mi caso, de ser un artista empírico a formar parte del staff de Djs productores del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica significó mucho, sobre todo en el ámbito profesional, porque fue el resultado de todo el trabajo que anteriormente venía realizando en la AHS.

Dj Leo Milano y Dj Richy Castro con estudiantes del Conservatorio de Música José Antonio White/ Foto de Alejandro Rodríguez Leiva

Pero sin dudas, hay que dedicarle muchas horas de estudio. Soy de los que piensan que se nace con el “bichito de la música”, ese que te estimula a levantarte todos los días y que lleva el esfuerzo continuo y el empeño diario para lograr superarse en un mundo musical competitivo y que constantemente evoluciona.

Así que no importa si eres aficionado o laureado, la profesionalidad, el amor por lo que haces y el talento deben ser los rasgos en común entre todos los artistas.

¿Cómo comienza este año para Richard Castro?

Ahora mismo estoy nominado a los premios Cuerda Viva y con vistas a presentarme al Cubadisco y he tenido la oportunidad de firmar con tres disqueras internacionales, pero lo más importante es seguir creando y desarrollándome como artista.

La música para mí es un modo de vida que hasta el día de hoy me enamora, así que mi plan es seguir haciéndola y dar mi granito de arena para que en Cuba haya un movimiento real de música electrónica.


Larga vida a Stereo G

Porque todo empieza cerca del final. Comprobé ese verso de una de mis canciones favoritas cuando se hacían pequeñitas en la lejanía las luces del balneario Playa Caletones. Luego nos sucumbimos en la oscuridad de los casi diez kilómetros entre la playa y el poblado de Gibara, salvada por las luces de aquel Montero. Ansiaba que llegara el carro para comenzar a dictar impresiones.

En la oscuridad del monte entiendes a Ernesto Jorge Hidalgo Mariño (Tiko), organizador del Festival Nacional de Música Electrónica, quien se pasara casi todo el año preparándolo para recibir muy poco apoyo. Pero eso no se notaba, tuvo que decírmelo él. Claro, después de esperarlo todo el día por sus muchas ocupaciones. La espera no se hizo eterna, más bien duró poco ya que la magia de Stereo-G no puede describirse sino descubrirse.

[+]


Surazo de música electrónica

Cinco años es solo el comienzo de un camino largo del Festival de Música Electrónica, El Surazo, que realiza la Asociación Hermanos Saiz (AHS), la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y la Dirección de Cultura en Mayabeque con el objetivo de promocionar el talento creador de las nuevas generaciones de DJs en el occidente cubano.

[+]