La Habana


Joven y artista: Vivir la Banda de Boyeros

Vivir es el verbo, no sirven estar o formar parte, incluso pertenecer, que es m√°s grande, se qued√≥ chiquito hace nueve a√Īos cuando Daya Aceituno, batuta y bombardino en ristre, lleg√≥ a la Banda de Boyeros dispuesta a convertirla en una experiencia vital y din√°mica:

«Desde que llegu√© trat√© de cambiar el estilo, ten√≠a la idea de modernizar el repertorio, modernizar la imagen, porque me di cuenta de que eran un mont√≥n de j√≥venes, pero con una propuesta que se pod√≠a actualizar», as√≠ comenz√≥ a contarme la historia bajo una lluvia que parec√≠a que se ahogaba el mundo, pero ella no, a ella le sal√≠an las palabras como paraguas.

«Pasa mucho que le preguntas a las personas qu√© imagen tienen de una banda de concierto y la respuesta se repite: la bandita en el parque del pueblo, el domingo a las cinco de la tarde y los m√ļsicos con sus guayaberas blancas detr√°s del papelito amarillo… yo quise cambiar esa imagen, √©ramos todos j√≥venes y yo dec√≠a: hay que darle otro sentido a esto.

«Empec√© coreando, haciendo palmadas, eso tambi√©n me identifica como banda, que no solo es instrumental, dentro de la m√ļsica incluyo coros, voces, tratamos de implicar al p√ļblico con nosotros en la retreta y empez√≥ a funcionar y hoy se ha convertido en parte de la identidad, el estilo de la Banda de Boyeros».

Una cosa fue llevando a la otra, el repertorio se hac√≠a cada vez «m√°s popular, m√°s movido, m√°s bailable», Daya y sus muchachos ve√≠an a la gente c√≥mo bailaba y fue una suerte de contagio bueno: «tratamos de bailar nosotros tambi√©n desde la silla, pero qu√© va, me faltaba m√°s, pero tambi√©n me faltaba cambiar la mentalidad de la gente, eso cuesta mucho trabajo aunque yo ten√≠a claro lo que quer√≠a.¬†

«A pesar de que √©ramos todos j√≥venes, los m√ļsicos somos muchas veces sedentarios, entonces para lograr que, de estar sentados tocando el instrumento, se pusieran de pie y bailaran, hab√≠a que romper muchos esquemas y muchas barreras. Me cost√≥, pero lo fui logrando, al principio como un juego, nos divertimos mucho en los ensayos, no nos sal√≠a tocar y bailar, entonces lo primero que hac√≠amos era aprendernos la m√ļsica de memoria y despu√©s nos par√°bamos a montar las coreograf√≠as, comenzamos con movimientos muy simples, pero cada vez nos fue gustando m√°s, fuimos complejizando los pasos, montamos m√°s temas, hasta que dije ¬Ņpor qu√© no hacemos un concierto mitad sentado y mitad bailado?»

La acera del Louvre, en La Habana Vieja, fue el escenario para la primera vez y¬† hasta hoy Daya lo recuerda como «un momento m√°gico, el p√ļblico se qued√≥, te imaginar√°s, anonadado», claro que esa sensaci√≥n quisieron repetirla y se ha quedado como sello de la Banda de Boyeros:¬†

«Cuando ven que nos paramos, quitamos las sillas nosotros mismos y empezamos a bailar, la gente se une m√°s, llegan m√°s personas, llama m√°s la atenci√≥n y eso era justamente lo que quer√≠a con esta propuesta, llamar la atenci√≥n del p√ļblico, porque yo necesitaba que los j√≥venes de hoy, de mi generaci√≥n , mis contempor√°neos y los que vienen detr√°s de m√≠, se identifiquen con este formato, que no sea ajeno p√†ra ellos, que sepan lo que es una banda de conciertos y esta fue la mejor manera que encontr√©.

«Ese tambi√©n era uno de mis objetivos, visibilizar no solo a la Banda de Boyeros, sino darle voz y voto a las bandas de concierto. Cuando yo llegu√© los mismos pobladores del municipio no sab√≠an que ten√≠an una banda, o sea, primero ten√≠a que ponerla en el mapa de Boyeros y despu√©s en el mapa de Cuba y entonces estamos trabajando en ponerla en el mapa del mundo».

Los tres meses m√°s largos y anchos

Con 22 a√Īos se convirti√≥ Daya en la cuarta directora que pasaba por la Banda de Boyeros, pero no durar√≠a mucho, solo tres meses:

«Tres meses que se han convertido casi en diez a√Īos de intenso trabajo, en los que me he dejado la piel, he dejado mi alma, mi coraz√≥n y mi vida, pero adem√°s hoy te digo que no puedo vivir tampoco sin la Banda de Boyeros. Los muchachos son como mis hijos, a pesar de que tengo la edad de muchos y, cuando llegu√©, ten√≠a menos edad que muchos de los que estaban ah√≠, pero me toc√≥ ser el capit√°n del barco y tengo que mantener una l√≠nea por la que la Banda ha seguido con disciplina, con sacrificio, con sentido de pertenencia».

Los tres meses se ensancharon en un abrazo musical que ha arropado a muchos noveles instrumentistas, algunos como Daya llegan con planes de irse apenas termine el servicio social y luego no logran romper los lazos, otros vuelan (siempre pasa) y algunos como Liyanis «luchan la Banda de boyeros», no est√°n all√≠ porque simplemente les toc√≥, sino porque estaba en sus sue√Īos:

«A m√≠ la banda me ha cambiado la vida cien por ciento, porque yo estoy acostumbrada a tocar en sinf√≥nicas y, por lo tanto, bailar no sucede all√≠, entonces aqu√≠ todos los d√≠as es un reto, todos los d√≠as tengo que enfocarme m√°s y tratar de hacer lo mejor posible porque el instrumento me pesa, porque es¬† una propuesta completamente diferente a todo lo que yo estudi√©, por tanto hoy, ma√Īana y pasado va a seguir siendo un reto, pues cada d√≠a hacemos cosas diferentes, m√ļsica diferente y hay que defenderla y para m√≠ ha sido genial, me ha jhecho crecer como artista. Tengo la dicha de tocar en la Banda de Boyeros, que ha sido tan importante como mi escuela, porque me ha exigido mucho y ha sido un avance espectacular en mi formaci√≥n».

Hay que verla moverse sin que sufra el sonido de la trompa, un instrumento que no es precisamente peque√Īo. En la bater√≠a, los desaf√≠os de Samuel son otros: » a m√≠ el reto me ha venido por la parte musical, me ha ayudado mucho en el trabajo de la m√ļsica de c√°mara, como es una banda, tenemos que leer mucha partitura, tambi√©n est√° la variedad de los estilos y de los g√©neros, que lo mismo tocamos cha cha cha, fonk, mambo, bolero… hemos participado en varios festivales y hemos compartido con otros m√ļsicos y nos hemos nutrido de este trabajo, de la din√°mica con ellos, a veces salirse de la zona de confort es necesario tambi√©n…»

La clarinetista, Ang√©lica, no habla solo por ella: «para todos los m√ļsicos que entramos a la Banda de Boyeros es un reto para bien, porque nos nutrimos de muchas experiencias. La banda ha compartido, por ejemplo, en obras de teatro y esas experiencias te obligan a ser no solamente un m√ļsico, sino un artista m√°s completo, que se puede parar en la escena sin miedo, la mayor√≠a de los m√ļsicos nos acostumbramos a estar ah√≠ tocando detr√°s de un atril y en la Banda tenemos que tocar, pero tambi√©n cantar, bailar, creo que esa versatilidad es un regalo».

Foto: Tomado del portal Cubarte
Foto: Tomado del portal Cubarte

Todo por la m√ļsica

Cuando digo todo, no exagero, dudo que alg√ļn m√ļsculo quede fuera del performance en las ejecuciones de la Banda de Boyeros, ni una neurona permanece inactiva, ni una mol√©cula de talento. Daya Aceituno sabe que se han puesto la vara muy alta, pero no hace concesiones:

«Lleva muchas horas de entrenamiento. Primero de montar la m√ļsica, porque, como siempre les digo a los muchachos, nosotros lo primero que somos es m√ļsicos, pero adem√°s nos atrevimos a bailar, o sea, meternos en un campo que no es nuestro, nunca pretendiendo ser bailarines profesionales, pero s√≠ respetando la profesi√≥n de los bailarines y tratando de hacerlo lo mejor posible y lo mejor que nuestra condici√≥n de tocar y bailar nos lo permita, porque no podemos abandonar lo que estamos tocando, o sea, se pone el baile en funci√≥n de la m√ļsica. Igual la propuesta esc√©nica tiene que ser atractiva, interesante».

La hemos visto en el video clip de la canci√≥n de Buena Fe, La fuerza de un pa√≠s, en la obra de teatro Oficio de isla, que dirige Osvaldo Doimeadios, este verano participan en el Habana Mambo Festival. La frase de moda, «sin miedo al √©xito», les queda a la medida, pero hay algo inamovible entre tanta creatividad y dinamismo: «que se haga siempre buena m√ļsica, eso es para nosotros el principio fundamental, sea cual sea tiene que estar bien tocada y hay que interpretarla con toda la esencia que lleva cada ritmo».

(Tomado del portal Cubarte)


AHS crece en membresía (Décimas + posts)

Con estas maravillosas d√©cimas compuestas por nuestro especialista de Literatura Roly √Āvalos -escritor, repentista y corrector-, dimos la bienvenida a los nuevos asociados a la AHS de La Habana.


Aquí se las compartimos con inmenso orgullo, anhelando que cada verso marque la ruta de la membresía de los jóvenes artistas en nuestra Asociación.

D√ČCIMAS DE BIENVENIDA A LOS NUEVOS ASOCIADOS.

Asociada y asociado,
vengan a esta cofradía,
a la nueva membresía.
M√°s de un joven del pasado
hoy se encuentra consagrado,
m√°s de una obra incipiente
no es raro que en el presente
ya haya madurado en cientos
de inolvidables eventos,
sea memoria en la gente.

 


Asociada y asociado,
bienvenidos a una era
m√°gica en La Madriguera,
un espacio dise√Īado
a tu medida, a tu agrado
para y por tu vocación.
Aquí la mayor misión
es apoyarte en tu vida
de artista. Esta es tu guarida,
casa de tu creación.
Pintar, escribir, grabar,
filmar, bailar, cuanto quiera
tu alma, sin coto o frontera,
ya puedes, en este hogar.


También vas a interactuar
en esta meca inclusiva
con libertad exclusiva:
sí a las vanguardistas estéticas,
sí a las licencias poéticas,
sí a la verdad creativa.
Seamos francos, directos:
no va a haber paternalismo
ni aceptamos facilismo,
no ser√°n caminos rectos
para sacar los proyectos
con limitados recursos,
no, se medir√°n transcursos,
carreras, y entre otras cosas,
habr√° becas numerosas
y numerosos concursos.


Son duros estos momentos,
pero incluso con pandemia
habr√° divina bohemia
en los virtuales eventos.
Armemos con los talentos
un clan hiperconectado.
Mil gracias a ese jurado
que evaluó la calidad,
pues por unanimidad
hoy est√°s de nuestro lado.
Qu√© paradoja, ¬Ņverdad?
En cuanto a lo establecido
la Asociación ha cumplido
35 a√Īos de edad.
¬°35!, cantidad.


Tiempos duros y gloriosos.
Y en 35 a√Īos mozos
creando en este país
ojal√° que Sergio y Luis
nos contemplen orgullosos.
Desde esta o desde otras sedes
comp√°rtannos sus urgencias,
sus quejas y sugerencias
porque el futuro es de ustedes.
Asóciense hasta por redes
‚Äďlienzo, escena, acorde, plano,
libro‚Äď, y el carn√© en la mano
para que canten victoria
y escriban la nueva historia
del arte joven cubano.

La Habana, 31 de marzo de 2021.


Eusebio Leal Spengler: Verba volant, opra manent

¬†Este 16 de noviembre de 2020 se cumplieron 501 a√Īos de la fundaci√≥n de San Crist√≥bal de La Habana. Ciudad de leyendas, enigmas, religi√≥n, mestizaje y cuban√≠a, que conoci√≥ los pasos del Maestro de Juventudes Eusebio Leal Spengler. Para departir sobre esta ciudad maravilla, debemos fecundar y evocar las figura del eterno y querido historiador de La Habana; Leal es un ente vivo que nos acompa√Īa en las obras urban√≠sticas, hist√≥ricas, sociales, culturales que conocieron sus manos, su intelecto y tiempo de vigilia a la conservaci√≥n del patrimonio hist√≥rico de la naci√≥n cubana.

Al cubano m√°s √ļtil de su tiempo, le debemos la monumental obra de restauraci√≥n de las obras del centro hist√≥rico de La Habana, declarado por la UNESCO en 1982 Patrimonio de la Humanidad. Aunque su sencillez formada en los duros avatares de su vida de infante, que esbozo en el libro Fi√Īes, dedicado a su amor verdadero, su madre Silvia, lo conducen a no prevalecer sus m√©ritos sobre su llaneza, reconoci√©ndose como un servidor p√ļblico que cumpl√≠a con el deber impostergable de defender la obra de la revoluci√≥n desde su puesto de trabajo.

Hombre de ense√Īanza emp√≠rica, autodidacta, fue so√Īando y se√Īalando su camino con el valor de la perseverancia, acompa√Īado con horas de estudio y desvelo que lo consagraron de un conocimiento vasto que hacia germinar a disposici√≥n de su pueblo habanero y cubano.¬†

En una entrevista que le realizo √Āngel Calcines, Eusebio expreso: ‚ÄúTuve que superar mis grandes limitaciones intelectuales, pues escrib√≠a con faltas de ortograf√≠as y me ve√≠a obligado a buscar soluciones alternativas para intentar suplir esa deficiencia, priorizando la palabra oral. Tuve que llenar grandes vac√≠os porque le√≠a y estudiaba lo que me gustaba.‚Ä̬†

Lo importante de estas afirmaciones es que reconocía que su abnegación y superación a todaacosta le permitieron ir evolucionando en su peregrinaje.

Qu√© decir de su oratoria elocuente, sensible, tierna, ferviente e inflamable, que hacia enamorar y enarbolar la conciencia hist√≥rica y revolucionaria de nuestra poblaci√≥n. Dis√≠miles fueron sus reconocimientos internacionales y nacionales en toda su vida, premios que son el reflejo de a√Īo de energ√≠a, atrevimiento y unidad colectiva para hacer prevalecer la historia.

Como apasionado martiano, Eusebio rememor√≥ las ense√Īanzas de Mart√≠ y las trasmiti√≥ en su oratoria, escritos y acciones. Como fiel estudiante del legado del nuestro H√©roe Nacional, llevo en su pecho una m√°xima martiana: ‚ÄúEn la cruz muri√≥ el hombre un d√≠a; pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los d√≠as. Todas las grandes ideas tienen su nazareno.‚ÄĚ

Las grandes ideas de restauración del patrimonio histórico tenían su nazareno, y el de La Habana, era Eusebio Leal. Por eso nuestro pueblo reconoce fielmente lo pulcro de sus actos, de su obra al servicio de la Historia.

¬ŅPero c√≥mo juzgar√° la historia y las nuevas generaciones a Eusebio Leal Spengler?

La propia respuesta fue dibujada en la entrevista: ‚ÄúUn d√≠a en la historia con Eusebio Leal Spengler.‚ÄĚ

  • ‚ÄúSiempre ser√° una inc√≥gnita el c√≥mo seremos enjuiciados por las futuras generaciones. ¬ŅSobre qu√© fundamentos establecer√°n su juicio? ¬ŅMirar√°n hacia su pasado con la suficiente amplitud de matices para entender que cada cual es hijo de su tiempo y, como tal, sucumbe a sus contradicciones y desvelos?‚ÄĚ

Temo afirmar que las nuevas generaciones y la historia lo juzgar√°n por sus obras. Verba volant, opra manent*.

 

Nota:

*Las palabras vuelan, pero la obra permanece


Cine y educación van de la mano en La Habana

Crear nuevas im√°genes y potenciar la creatividad de hacer cine hecho por ni√Īos y para ni√Īos es por lo que especialistas de la educaci√≥n para la ni√Īez y directores de cine de Valencia se unen y traen a la¬† primera Muestra Internacional de Cine y Educaci√≥n (MICE) a La Habana, la cual se extendi√≥ hasta finales de enero con diversas actividades.

[+]


Un guateque moderno (+ videos)

Una buena fiesta de campo, ¬°un guateque de verdad!, no puede terminar sin el canto de los repentistas. El tres y las palmadas marcan el ritmo entre cada verso, y los contrincantes ‚Äúluchan‚ÄĚ por su supremac√≠a improvisando, cantando y‚Ķ con tremendas ocurrencias. Las monta√Īas cubanas han sido testigos por d√©cadas de esos festejos que han convertido al punto cubano en patrimonio inmaterial de la humanidad.

Pero, del 25 al 29 de septiembre, el guateque se formará en La Habana con el primer encuentro de improvisación poética Oralitura Habana, una fiesta del verso improvisado.

Avance de lo que puede pasar en Oralitura Habana.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Martes, 17 de septiembre de 2019

Más de 30 artistas internacionales y 70 de diversas provincias cubanas protagonizarán el evento que pretende sacar a la décima de los campos y colocarla en el lugar cimero que le corresponde dentro de la cultura cubana, como expresó en conferencia de prensa Leydis Hernández, miembro del Comité organizador.

‚ÄúCuba tiene parte de los mejores improvisadores del mundo y a muchos j√≥venes talentosos que tambi√©n est√°n cultivando ese g√©nero, pero nos hemos quedado muy por debajo de los nuevos tiempos y del desarrollo tecnol√≥gico‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Alex D√≠az, miembro del Comit√© organizador de Oralitura Habana, certamen que dedicar√° espacios te√≥ricos a la superaci√≥n de los repentistas.

Los asistentes podr√°n recibir talleres de m√ļsica, teatro, d√©cima escrita y d√©cima oral impartidos por los reconocidos maestros Digna Guerra, Osvaldo Doimeadi√≥s, Virgilio L√≥pez Lemus y Alexis D√≠az-Pimienta, respectivamente.

Entre los principales objetivos del encuentro, los organizadores resaltaron la imbricación del repentismo con otras manifestaciones artísticas para que los jóvenes disfruten de la décima desde una mirada moderna.

Conferencia de prensa Oralitura Habana 2019.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Martes, 17 de septiembre de 2019

Oralitura Habana tendr√° entre sus espacios al Pabell√≥n Cuba, sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, pero algunas actividades tendr√°n lugar en el Anfiteatro de La Habana, el Delirio Habanero y el central azucarero Boris Luis Santa Coloma, este √ļltimo considerado uno de los mejores escenarios del repentismo cubano en la actualidad.

Las ponencias que ser√°n presentadas en el evento tratar√°n temas como el neorrepentismo, los m√©todos para ense√Īar a rimar, la presencia del canto improvisado en el folclor canario, y los acentos r√≠tmicos internos en el verso octos√≠labo, entre otros.

Dentro de la gran fiesta del verso improvisado, dos momentos prometen romper los termómetros: el Decimódromo y el Choque de Improvisadores. El Decimódromo tendrá lugar las noches de miércoles, jueves y domingo en el Delirio Habanero, y contará con la presencia de destacados repentistas cubanos y extranjeros.

foto: Edus.

Quienes asistan al Choque de Improvisadores, que ocurrirá el viernes 27 en el Pabellón Cuba, tienen garantizado un espectáculo de lujo, pues subirán al ring tres repentistas y tres raperos, los más laureados en los recientes eventos de esos géneros en nuestro país.

El evento contar√° con las presentaciones de Tony √Āvila y su grupo, Taller Zenet y Alexis D√≠az-Pimienta (este √ļltimo Presidente de Honor de la cita), Aedos, Dj Raymel, y Gabriel Hern√°ndez, entre otros artistas.

Oralitura Habana homenajeará no solo al punto cubano, sino que también está dedicado al aniversario 500 de la fundación de la Villa San Cristóbal de La Habana, y al centenario del natalicio de Benny Moré.

Este ‚Äúviaje sideral por el uniVERSO improvisado‚ÄĚ estar√° bajo el auspicio de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el Ministerio de Cultura y Cultura Provincial de La Habana.


Ponerle flores a la basura

“… y verás que la tristeza

va cambiando de color‚ÄĚ.

Teresita Fern√°ndez

 

Hay una mano que intenta agarrar la luminaria antes de que terminen los colores, pero el mural está listo. Bajo la luz: la basura, las flores, los ojos, en la esquina de 13 y 18 en el Vedado. Allí, las ballenas orcas se derriten. Algunas, incluso, han escapado hacia la acera.

Intento darle un significado ambientalista al espacio y pregunto al pintor si el calentamiento global tiene alguna relaci√≥n con la obra. Pablo Rosendo Mach√≠n solo quiere superficies y pintura. ‚ÄúLas ballenas me gustan‚ÄĚ, responde y se aleja. Observa las dimensiones y contin√ļa.

‚ÄúTodo iba a comenzar desde las flores‚ÄĚ, comenta Antonio Zamora, el arquitecto que dise√Ī√≥ las estructuras donde van los contenedores de basura, orden√≥ los espacios, y ahora retoca los bordes de las formas. Hasta la noche, ellas persisten en transformar ‚Äúlo feo‚ÄĚ en algo m√°s.

‚ÄúLa idea naci√≥ de tener la posibilidad y las ganas de hacerlo, de querer trabajar con nuestras propias manos‚ÄĚ, insiste. ‚ÄúSab√≠a que en alg√ļn momento iba a comenzar este proyecto. Me desagradaba enfrentarme a esa enorme cantidad de basura. La recog√≠an cada cierto tiempo y despu√©s de dos o tres d√≠as volv√≠a a estar el mismo volumen de desperdicios. La acera y los muros estaban rotos. Necesitaba hacer una estructura para los tanques de basura, pero eso no bastar√≠a, porque muchas veces las personas no respetan el espacio. Ten√≠a que ser algo m√°s llamativo y que pudiera inspirar limpieza, inspirar que podemos tener un lugar limpio solamente queri√©ndolo‚ÄĚ.

La apropiaci√≥n del barrio cuando se embellece, se vuelve parte del imaginario colectivo. Durante el proceso que se extendi√≥ a tres semanas de intervenci√≥n comunitaria, los ni√Īos dibujaban con tizas la continuaci√≥n del muro. Muchos vecinos disfrutaron de cada trazo nuevo en la pared y poco a poco las personas se volv√≠an conscientes del modo en que vert√≠an los desechos cerca de las flores.

‚ÄúEra trabajar con la gente, en la calle; era escuchar, motivarnos, sentir que las personas nos miraban, y tambi√©n saber que hab√≠a una causa, un objetivo para pintar. Recuerdo cuando comenc√©. Las personas me preguntaban. No les anunci√© sobre la pintura y los carteles que vendr√≠an para tratar de llamar a la conciencia de las personas. El proyecto Por una ciudad m√°s limpia lo ha respetado el barrio. Se elimin√≥ la basura; es decir, dio resultado‚ÄĚ.

‚ÄúEl contexto tambi√©n es parte de la vida de uno. Lo √ļnico que ten√≠a dentro de m√≠ era que lo √≠bamos a hacer bien. Y eso quiz√°s disminuir√≠a las probabilidades de que tiraran basura fuera de los tanques. Luego comenz√≥ una motivaci√≥n colectiva. Las personas continuaban preguntando. Hab√≠a bastante curiosidad por parte de la poblaci√≥n. Sobre todo, las personas de la tercera edad lo celebraban. Otros dec√≠an que en una semana iba a estar lleno de basura, o que esto no era el callej√≥n de Hamlet‚ÄĚ.

‚ÄúEl proyecto se volvi√≥ un trabajo entre amigos, de un grupo de j√≥venes artistas del Instituto Superior de las Artes que entrelazamos experiencias; en mi caso, desde la construcci√≥n, para hacer algo respecto a la basura. Para m√≠ se ha vuelto un trabajo social, un trabajo para la comunidad. Quien pasara y dijera algo pod√≠a causar desaliento o motivaci√≥n. Si todos aport√°ramos nuestro granito, ser√≠amos una Habana diferente‚ÄĚ.

Obra en proceso en la esquina de 13 y 16, Vedado. Foto: Adriana Castillo.

 

Pintarse la cara color esperanza…

“El deseo nació al ver la necesidad, cuando te das cuenta de que puedes hacer algo frente a un problema que es social, y hacerlo bien. Se unieron las personas adecuadas, la idea fue confirmada cuando conocí al pintor que hacía este tipo de obras murales y fluyó una buena energía desde el inicio del proyecto.

“Sembramos plantas alrededor. Decidimos ponerle flores, para llevar el mensaje de que la basura no es menos importante. La basura debe ir donde le corresponde: en un tanque, porque si se une a los árboles, a las esquinas… se pierde la higiene del lugar.

¬†‚ÄúSi usamos los colores correctos. Los colores pueden hacer cambiar la vida. Podemos dar mensajes a trav√©s de las artes pl√°sticas: alegr√≠a, constancia, esperanza, risas, sue√Īos, imaginaci√≥n. ¬°Vamos a pintar lo feo! Se puede cambiar lo que se debe poco a poco‚ÄĚ.

Cerca del parque de 13 y 16 tambi√©n cambi√≥ la esquina del basurero. Nuevos dise√Īos de losas esmaltadas se van colocando para cambiar el entorno. Se repite la acci√≥n. Por una ciudad m√°s limpia, indica el cartel que celebra los 500 a√Īos de La Habana.


Oralitura Habana: una puerta al uniVERSO improvisado (+ videos)

En las redes ya se est√° volviendo tendencia. La ‚Äútiradera‚ÄĚ entre repentistas de Cuba y de diversas partes del mundo atrapa la atenci√≥n. La sangre se est√° calentando y los versos explotar√°n en La Habana del 25 al 29 de septiembre pr√≥ximos, en el primer Encuentro de Improvisaci√≥n Po√©tica «Oralitura Habana».

La ciudad se vestir√° de fiesta y de poes√≠a improvisada en una celebraci√≥n nunca antes vista, asegura Vanessa Castro, encargada de la comunicaci√≥n del evento. ‚ÄúSer√° un suceso √ļnico en su tipo donde se impartir√°n talleres de m√ļsica, teatro y d√©cima (oral y escrita), con profesores especializados en cada manifestaci√≥n‚ÄĚ, dijo.

Oralitura Habana contará con espectáculos nocturnos, ponencias, conferencias, presentaciones de libros y lecturas de poesía, que serán protagonizados por los mejores exponentes del repentismo en Cuba, a quienes se sumarán varios artistas extranjeros de diferentes manifestaciones.

El gran guateque tradicional, uno de los principales espacios del certamen, tendr√° como sede al central azucarero Boris Luis Santa Coloma, considerado el mejor escenario del repentismo cubano en la actualidad.

Este ‚Äúviaje sideral por el uniVERSO improvisado‚ÄĚ estar√° bajo el auspicio de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el Ministerio de Cultura y Cultura Provincial de La Habana, instituciones que pretenden homenajear con este encuentro al Punto Cubano, declarado por la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, celebrar los 500 a√Īos de La Habana y recordar a Benny Mor√© en el centenario de su natalicio, precis√≥ Vanessa Castro.

Durante los cinco d√≠as de Oralitura, profesores especializados impartir√°n talleres de m√ļsica, teatro y d√©cima (oral y escrita). Alexis D√≠az Pimienta, quien es adem√°s el Presidente de Honor del evento, impartir√° el Taller de d√©cima oral improvisada;¬† el poeta Pedro Peglez se encargar√° del Taller de d√©cima escrita y el Taller de teatro estar√° a cargo del actor Osvaldo Doimeadi√≥s.

¬†Cada noche estar√° matizada con espect√°culos llamados ‚Äúdecim√≥dromos‚ÄĚ, y varios espacios estar√°n dedicados a las presentaciones de libros y el debate de ponencias dedicadas al repentismo con tem√°ticas marginadas.

Publicada por Oralitura Habana en Martes, 2 de julio de 2019

Hasta el momento han confirmado su presencia más de 40 artistas cubanos y foráneos, entre los que se encuentran Luis Quintana Ruano, Leandro Camargo, Reiber Nodal, Rainer Nodal, Anamarys Gil Méndez, Yordanys Oliva Llanes, Sindy Manuel Torres Rodríguez, así como también los raperos Manuel Alejandro Delgado (Yeriko), Osmani Fernández López (Positivo Siempre), y David Rodríguez Nápoles (El Ciudadano).

Entre los invitados extranjeros destacan Ana Zarina (México), Julio César Sanabria (Puerto Rico), Tata Zirga García (Islas Canarias), y Domingo Umpiérrez (Islas Canarias).

En la p√°gina oficial en Facebook (@oraliturahabana) el p√ļblico puede interactuar con los protagonistas y participar en el concurso semanal de Oralitura Habana.


Trébol Teatro: Las Hembras no lloran

Ay, en la Habana y cualquier lugar/

Quien se lleva por las aparencias/

Quien esconde toda la inocencia/

Quien no aprende a respetar.

¬†¬†‚ÄúCiudad Hembra‚ÄĚ

Tr√©bol Teatro se ha ganado un espacio por derecho propio en el Festival Internacional de Cine de Gibara (FICG). Con la presentaci√≥n de su √©xito ‚ÄúJacuzzi‚ÄĚ (2017) y ‚ÄúHumo‚ÄĚ (2018) en colaboraci√≥n con Teatro Del Sol.¬† Con el lema ‚ÄúUn mar de Artes‚ÄĚ y en palabras de Jorge Perugorr√≠a, presidente del FICG, la intenci√≥n del evento es que confluyan todas las artes, en especial al arte joven del Oriente Cubano.

Este a√Īo se incluyeron los temas de g√©neros desde varias manifestaciones art√≠sticas entre las tem√°ticas del Festival, lo que brindaba la doble posibilidad al grupo de teatro holguinero de reincidir nuevamente en esta ocasi√≥n con una presentaci√≥n de estreno: ‚ÄúHembras‚ÄĚ.

Bajo la direcci√≥n de Yunior Garc√≠a, esta es la primera obra del grupo donde la tem√°tica femenina es la principal trama. Aclaro para nuestros lectores rigurosos que tendr√© que prescindir de los elementos de la puesta en escena. La ausencia de un teatro en la ciudad (el cual sufre de una reparaci√≥n capital hace varios a√Īos) ha sido un reclamo del Comit√© Organizador. Es que la presentaci√≥n fue efectuada en la Casa de la Cultura de Gibara, espacio no tradicional para las artes esc√©nicas, e imposibilitado de varias condiciones t√©cnicas para una funci√≥n como la iluminaci√≥n y la escenograf√≠a.

Sin embargo el grupo se adapt√≥ a las condiciones semi hostiles para brindar una funci√≥n a p√ļblico lleno, con actores de renombres entre sus sillas y varias docenas de j√≥venes. ¬† ¬† ¬†¬†

Otra vez un fenómeno meteorológico en la sempiterna y enigmática Habana es el pretexto para un guión, aunque la situación no es novedosa y ha sido reiterada veces en diferentes obras de distintas artes.

Penetrada por el mar en el medio de la depresi√≥n (tropical), una casita de alquiler alberga a dos j√≥venes Ana y Eva. El uso correcto de la met√°fora pa√≠s-cuerpo-circunstancias brinda la posibilidad de discursar sobre el pa√≠s en crisis y acosado por el fen√≥meno meteorol√≥gico. Las dudas, miedos, prejuicios e ilusiones en contrapunteo de las dos j√≥venes muestran t√≥picos trabajado por la compa√Ī√≠a: el desarraigo, la di√°spora, las utop√≠as destrozadas, las realidades marchitas y los avatares de una ciudadan√≠a rodeada por agua.¬†

Resulta acertado el uso preciso de lo tragicómico, la intertextualidad con una realidad vertiginosa y la crítica al uso y abuso de las imperante y tiránicas tecnologías. 

La irrupción de Lillith (portadora de un nombre bíblico maldecido y censurado) reclama su espacio como propietaria del alquiler y víctima de una típica agresión masculina, aporta a la trama nuevos discursos sobre los prejuicios y  acosos que sufren las mujeres. En este caso Lilith es la muestra obvia de una mujer rehén de la sociedad y sus funcionales prejuicios y opresiones. Las tres mujeres intentan escindir los mitos y desasosiegos que las persiguen, gravitando la ilusión de crear alianzas. 

Desde su nombre, Hembra, es la alusión a esa condición de la mujer y la reinterpretación de su lado más animal y biológico aunque no evade los discursos antropológicos. El erotismo con cierta dosis de sicalipsis no falta,  aunque no es lo esencial de la obra.

Sin embargo los discursos no son exclusivos y a veces rozan con estereotipos sociales, ni reinventan una compleja realidad de la que es v√≠ctima la mujer. La inserci√≥n en la banda sonora de la reci√©n estrenada canci√≥n ‚ÄúCiudad Hembra‚ÄĚ, de Alex Cuba y Kelvis Ochoa ¬†por el aniversario quinientos de la ciudad de la Habana, le da un tono sensual y actualizado. Tambi√©n el dise√Īo aleg√≥rico y creativo del cartel de la obra es un algo bien favorable.¬†¬†

Escena de la obra teatral Hembra (Tomada del perfil de Facebook de FICG)

En el caso del elenco es una gran fortaleza de la obra. Fue un gran atrevimiento darles protagonismo a dos estudiantes Jennifer Soriano Candedo (Ana) y Aimeé Mojena Aguilar (Eva) recién egresadas en actuación de la Escuela de Arte con sede en Bayamo. La obra prima que sirvió de examen final en una presentación especial de working in pogress en la ciudad de Holguín a finales de mayo demostró la importancia y confianza de Yunior García en los jóvenes talentos. 

En el caso de Jennifer Soriano demostró excelente dominio del guión y de los recursos dramáticos mostrando gran profesionalismo. En la actuación de Aimeé Mojena le resulto más difícil acoplarse. Es meritoria la actuación de Heidy Beatriz Torres uno de los principales pétalos de Trébol Teatro que muestra su progresiva madurez escénica y facilidad de desdoblarse. 

No creo que Hembra sea una obra feminista netamente. La obra muestra relatos universales sobre la endeble frontera del dolor que diario cruzan las mujeres. Pero su principal logro es la subversi√≥n de las l√≥gicas machistas y el rol de la mujer en la sociedad cubana. Por eso su apotegma no puede ser otro que aquel dicho nuevo que reza: ‚ÄúLas mujeres no lloran‚ÄĚ. ¬†