Juan Carlos Tabío


La muerte de un burócrata o la importancia de criticarse el ombligo

En medio de un contexto fílmico nacional decantado por lo autoral y el realismo social, La muerte de un burócrata (Tomás Gutiérrez Alea) propone un valiente diálogo con el vilipendiado cine de género, desde la orgánica y abierta apropiación de códigos de la comedia absurda y silente; sucedida por Aventuras de Juan Quinquín (Julio García Espinosa, 1967), tributaria del western e igualmente humoroso. Desencadenó y legitimó entonces, líneas y posturas estético-discursivas pervivientes hasta hoy. [+]


Recobrando un paseo por el jardín

Los primeros a√Īos del proceso revolucionario cubano han sido tratados por varios autores de la narrativa cubana. Pueden citarse obras memorables como Los animales sagrados, de Humberto Arenal; Memorias del subdesarrollo de Edmundo Desnoes; La √ļltima mujer y el pr√≥ximo combate, de Manuel Cofi√Īo y Los pasos sobre la hierba, de El Chino Heras. A este selecto grupo pertenece Un rey en el jard√≠n, de Senel Paz, quiz√°s m√°s conocido como guionista de cine. [+]


Juan Carlos Tab√≠o: ¬ęSer√≠a incapaz de aconsejar a los j√≥venes¬Ľ

Puede que cuando se piense en la pel√≠cula Fresa y Chocolate (1994) ‚Äď√ļnico filme cubano nominado al Oscar‚Äď primero recordemos a ese genio de la cinematograf√≠a cubana que fue Tom√°s Guti√©rrez Alea. Sin embargo, en los cr√©ditos de esta obra aparece como codirector otro cineasta que mucho ha aportado al s√©ptimo arte en Cuba y Latinoam√©rica: Juan Carlos Tab√≠o. [+]