Jojazz


Capítulo # 1: Ciudad musical

¬ŅEs Santiago de Cuba una ciudad para el jazz?

La respuesta es concreta: S√ć.

Santiago es una ciudad multicultural donde la buena m√ļsica y el buen arte es percibido y recibido de formas muy sui g√©neris. En estos d√≠as en que est√° de moda el t√©rmino de Ciudad Creativa, y donde los santiagueros nos hemos propuestos ver a la ciudad bajo los resortes de este concepto, distinguir a nuestra urbe como una ciudad musical es una mirada v√°lida y consecuente con las acciones diarias que se acometen para promover, divulgar y crear desde la perspectiva de la m√ļsica, que provoca la expresi√≥n genuina/corporal del santiaguero.

M√°s de una decena de festivales y eventos adornan la sonoridad de la cartelera cultural de la provincia; entre ellos destacan algunos del sistema institucional de la cultura como el Matamoros Son, los festivales de la Trova Pepe S√°nchez y el Internacional de Coros Electo Silva In Memoriam, adem√°s del Jazz Plaza; este √ļltimo genera una conexi√≥n entre las dos ciudades m√°s importantes del pa√≠s, donde la m√ļsica se muestra como un elemento unificador desde lo cultural aunque se revierte en intercambio y simbiosis de los valores m√°s caracter√≠sticos de la naci√≥n. La UNEAC provincial tambi√©n sostiene jornadas leg√≠timas de se√Īalar: El Festival de Boleros y El Amigos del Jazz, ambas jornadas con un marcado arraigo por parte de los ciudadanos. A todo esto, hay que sumarle la evidente y aut√©ntica perspicacia de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como parte de ese sistema y su labor en pos del desarrollo de los j√≥venes baluartes de la creaci√≥n art√≠stica.

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

La AHS responde a una diversidad que hoy, en Santiago de Cuba, solo puede encontrarse en sus filas y en los proyectos que se generan desde all√≠. Los festivales y eventos responden a una estrategia para visibilizar aquellos nichos de la creaci√≥n donde sus exponentes tengan mayores resultados con su obra. Ese arco√≠ris se matiza con los festivales: Rockevolution, Festival de M√ļsica Electr√≥nica Playarte, Festival de Hip Hop Palabras y el Encuentro de J√≥venes Int√©rpretes del Jazz JazzNam√°. Espacios que son necesarios en materia de pol√≠tica cultural, aport√°ndole calidad y diversidad a la programaci√≥n cultural de la provincia, la cual se resume en una cartelera enorme que necesita de elementos como los aportados por la asociaci√≥n para dinamitar sus espacios y revolucionarlos.

En una ciudad donde todas las semanas hay un evento importante, que genera plazas m√ļltiples para el di√°logo y la superaci√≥n, la AHS emerge como un punto de resistencia cultural, no solo a la chatarra que algunos pretenden nombrar como arte y que cada vez gana m√°s sitio en los c√≠rculos sociales m√°s vulnerables, sino tambi√©n a esa propia programaci√≥n cultural a la que responde y con la que entra en constante incompatibilidad.

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

Lo antes dicho parece una contradicci√≥n, y en esencia admito que lo es, pero nuestras instituciones aun no act√ļan con toda la coherencia pol√≠tica, c√≠vica y est√©tica necesaria. Llevan a√Īos inmovilizadas desde su quehacer y son (hoy) v√≠ctimas de sus propias incapacidades. Las grandes citas que emanan de su funcionamiento son sostenidas por un impulso otro, que responde a una integraci√≥n moment√°nea (efectista e inorg√°nica) y que no desprende saberes visibles a ese funcionamiento.

Se hacen visibles notables incongruencias: una planificación que no organiza el proceso, la no jerarquización, la programación de artistas que contradicen el objeto social de quien lo programa, así como divulgación de acciones culturales sin una proyección desde la comunicación especializadas, entre otras que harían extensa esta lista. En medio de todas estas contradicciones, la AHS entra, participa, se compromete, pelea y se responsabiliza con ideas y acciones concretas. Un ejemplo auténtico es el ya mencionado Encuentro de Jóvenes Intérpretes del Jazz: JazzNamá.   

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

Esta cita entre artistas del género se piensa como plataforma para la superación, viéndola como creación pura por parte de los noveles cultores del género, así como plataforma para el diálogo generacional. El encuentro que siempre es en febrero, en esta ocasión se celebra entre los días 21 y 25, busca el reconocimiento a aquellas entidades y personalidades que permiten un desarrollo teórico-práctico del género.

En esta edici√≥n se reconocer√°n al Conservatorio Esteban Salas, escuela que ha formado durante 60 a√Īos un sinf√≠n de generaciones y con la cual la AHS en la provincia sostiene acciones sistem√°ticas conjuntas en pos del desarrollo de los j√≥venes m√ļsicos en formaci√≥n; y tambi√©n la dedicatoria llega al cuarteto de saxofones Magic Sax Quartert, agrupaci√≥n santiaguera de referencia ineludible para nuestros j√≥venes m√ļsicos y que han contribuido a la formaci√≥n de muchas generaciones, algunos de ellos hoy participantes del evento.¬† ¬†

Para esta ocasi√≥n se escuchar√°n sonoridades provenientes de varios proyectos creados dentro de la propia ense√Īanza, los cuales intercambiar√°n con distintas agrupaciones del pa√≠s. Destacan el cuarteto de viento Confluencias, galardonado en la m√°s reciente edici√≥n del JoJazz. Asimismo se prev√© que el encuentro se extienda por varios centros culturales del territorio, d√≠gase el Iris Jazz Club, la sala de conciertos Dolores, el Museo de la M√ļsica, el patio de la Casa del Joven Creador y el Conservatorio Esteban Salas.

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

JazzNam√° 2020, contar√° con un apartado dedicado a la teorizaci√≥n entorno al g√©nero nacido en New Orleans y llegado a Cuba a inicios del siglo pasado. De esta forma, el evento prev√© la presentaci√≥n de libros, ponencias, conversatorios con protagonistas, entre ellos se destaca la del music√≥logo y periodista Joaqu√≠n Borges Triana. Contar√° tambi√©n con un panel dedicado a la promoci√≥n y producci√≥n musical del g√©nero y las posibilidades que ofrece la AHS como un camino √ļtil para transitar.

Cuando aun se escuchan los ecos de la pasada edición del Jazz Plaza, Santiago de Cuba abrirá sus puertas a un festival que está llamado a fomentar el gusto musical, además de servir de laboratorio para la experimentación en un género caracterizado por la improvisación del ritmo y la libertad creativa de sus exponentes.

Con estas premisas pudiéramos volver a la esencia de la pregunta inicial.

¬ŅPor qu√© la cuna del son es un espacio real para el jazz?

¬ŅC√≥mo entroniza un g√©nero for√°neo en una ciudad tan tradicional?

¬ŅPor qu√© tantos j√≥venes en formaci√≥n apuestan por este g√©nero?

Hay que entender a Santiago de Cuba como una ciudad que est√° experimentando cambios gigantescos en toda √≠ndole. Una ciudad que se desmarca y dentro de la propia inmovilidad que en algunos sectores se aferran para sostenerla, la ciudad fluye y se busca as√≠ misma. Es Santiago un espacio para la trova, el rock, el hip hop y el jazz. Es Santiago un espacio para hacer converger lo tradicional y la vanguardia, en esa b√ļsqueda encontrar los modos institucionales es de una importancia capital incluso para esa tradicionalidad que nos identifica en cada sector.

Debemos estar prestos para dialogar con todo lo que culturalmente nos permita crecer. La apuesta de los más jóvenes por este género forma parte de esa resistencia cultural de las nuevas generaciones a códigos gastados, y al mismo tiempo la participación junto a los referentes directos del jazz en la isla, en la programación ya referida.

¬ŅQu√© pasar√≠a si esta programaci√≥n fuera totalmente eficiente?¬†¬†

¬†Esta pregunta es solo para generar un punto de an√°lisis en otro comentario. El potencial institucional y humano (a pesar del √©xodo) es suficiente para convertir a Santiago en una Ciudad Creativa, como urbe cuyo patrimonio musical es incomparable. Ajustar esos recursos a trav√©s de un dise√Īo af√≠n con el contexto permitir√≠a visualizarla, compartirla y renovarla desde una impronta universal, necesaria como ciudad de futuro y presente.

Descargue el Programa del Encuentro de Jóvenes Intérpretes del Jazz JazzNamá 


Jojazz de la loma

El Conservatorio Esteban Salas celebra con creces una amplia jornada por sus 60 a√Īos de existencia. Dicho as√≠ parece el encabezado de un hecho noticioso m√°s, de esos que pasan a la vuelta de otro titular cualquiera. Pero no,¬† considero lo que voy a referir en los pr√≥ximos teclasos como un eslab√≥n de hechos socio-musicales de ra√≠z hist√≥rico cultural.

Hace apenas pocos meses coment√© en otra de mis colaboraciones la conquista del jazz en el universo estudiantil musical en santiagueras tierras. Ciertamente el nivel medio de m√ļsica en la oriental urbe‚Äďacorde a situaciones contextuales entonces enunciadas‚Äď atestigua una especie de ‚Äújazzman√≠a‚ÄĚ o ‚Äújazzplaga‚ÄĚ que fructifica en el inter√©s de las sucesivas promociones de estudiantes y en su inserci√≥n en el circuito de promoci√≥n y eventos del g√©nero en la ciudad y el pa√≠s. De varias de estas participaciones aflora un importante resultado de galardones que si bien no es el √ļnico certificado que avala la calidad de la creaci√≥n art√≠stica, s√≠ constituye incentivo para el creador y una plataforma de visualizaci√≥n.

Digo todo esto porque la m√°s reciente edici√≥n del Jojazz una vez m√°s entreg√≥ lauros al talento de j√≥venes jazzistas en formaci√≥n, estudiantes de la referida instituci√≥n de la ense√Īanza musical cubana. Lo cual se suma a los motivos de celebraci√≥n que durante todo el a√Īo festeja el claustro de profesores, trabajadores y estudiantes del plantel. Y que de forma ineludible brinda continuidad a la saga del ‚ÄúEsteban Salas‚ÄĚ en dicho certamen. David Virelles abri√≥ los caminos que tiempo despu√©s seguir√≠an Influencia, Ok√°n Jazz y reci√©n, la actual promoci√≥n.

En el caso del Cuarteto de Saxofones, con el liderazgo de Alejandro Cera P√©rez, en la modalidad de peque√Īo formato obtuvo el Primer Premio y el galard√≥n colateral que otorga la AHS. A prop√≥sito de un encuentro con la prensa el joven manifest√≥ que ‚Äúpara la selecci√≥n de nuestro repertorio pensamos en arreglos de compositores cubanos como Orlando Cuba Jazz, un arreglista muy conocido en el pa√≠s, el santiaguero Ernesto Burgos y el saxofonista Paquito de Rivera. Todas las piezas tienen como denominador com√ļn la ra√≠z cubana, la apelaci√≥n a elementos de la rumba y otros componentes de nuestra m√ļsica‚ÄĚ.

La formaci√≥n ya se hab√≠a insertado en el evento en la pasada celebraci√≥n, oportunidad en la que resulta reconocida con una menci√≥n en la categor√≠a de interpretaci√≥n. Al decir de sus integrantes este logro lo vieron como el pelda√Īo a mayores prop√≥sitos.

Entre sus principales referentes toman el trabajo de la agrupaci√≥n profesional Magic Sax Quartet, en la que algunos de sus miembros comparten la dualidad como profesores de la ense√Īanza art√≠stica.

Ahora los j√≥venes se proponen continuar el trabajo musical y les resultan atractivas las oportunidades que brindan los premios y becas por la AHS. En este particular ya tienen la posibilidad de una realizaci√≥n audiovisual la cual aspiran a presentar al Cubadisco del venidero a√Īo. Adem√°s, Alejandro se propone presentarse a pr√≥ximas ediciones del Jojazz por composici√≥n.

Por su parte, Jos√© Marcos Antonio Prades, tambi√©n alumno de tercer a√Īo de saxo y adem√°s pianista acompa√Īante, le regal√≥ al Conservatorio la satisfacci√≥n de crear por vez primera la Jazz Band del centro. ¬†Dicho formato result√≥ galardonado con una menci√≥n en interpretaci√≥n. Este lauro es notorio para quienes en su mayor√≠a cursan el primer y segundo a√Īo de alguna de las especialidades en m√ļsica.

A propósito Marcos Antonio dialogó:

‚ÄúNos inspiramos en el trabajo de reconocidas jazz band como la de Joaqu√≠n Betancourt y quisimos hacer algo as√≠ en el Conservatorio. Desde que estudi√© en la Vocacional de Arte sent√≠ atracci√≥n por lo jazz√≠stico pues soy estudiante de saxo, pero la verdadera pasi√≥n lleg√≥ cursando el nivel medio, pues ya se tiene mayor nivel de informaci√≥n y conocimiento para la recepci√≥n de algo como el jazz. En lo adelante nos proponemos enriquecer el repertorio y esperamos colaborar y recibir el apoyo de la AHS y la UNEAC en nuestro crecimiento art√≠stico‚ÄĚ.

También de manera inicial la provincia tuvo representación en el evento en el apartado de composición. Enmanuel Zamora Despaigne, alumno de tercer curso de piano básico protagonizó la página. Entre 14 composiciones de alta calidad tuvo el reconocimiento del comité organizador a las dos obras en competencia, En las nubes y Con los pies en la tierra, las que a su decir elaboró como un collage de cubanía.

Los integrantes de los formatos que participaron en esta edici√≥n se sienten motivados e influidos por la m√°s reciente historia de otras formaciones e int√©rpretes que le han antecedido en el plantel musical, meritorios tambi√©n de lauros. Reconocen que el cultivo del jazz sienta ya una tradici√≥n dentro de las m√°s recientes promociones de j√≥venes en la academia musical santiaguera. Esperan insertar su m√ļsica en el circuito para la promoci√≥n del jazz en Santiago de Cuba en espacios como La jut√≠a conga en la UNEAC, el Iris Jazz Club, as√≠ como en la red de eventos asociados en el territorio y m√°s all√° de sus demarcaciones.

Las noticias se suceden unas a las otras, la historia se compone de hechos que trascienden. Los jóvenes casi siempre tienen el don de protagonizarla.


Las Jojazz de la creación musical en Holguín

La noticia, el pasado 24 de noviembre, conmovi√≥ el arte joven en Holgu√≠n y reafirm√≥ a la provincia como una plaza fuerte en el movimiento sonoro de la isla y la formaci√≥n de j√≥venes m√ļsicos. Los integrantes de la Jazz Band del Conservatorio Jos√© Mar√≠a Ochoa obtuvieron el Gran Premio Jojazz 2019 y el Primer Premio en la categor√≠a de interpretaci√≥n de Gran Formato, lauros a√Īorados por muchos artistas j√≥venes, pues los visibiliza, de alguna manera, en el √°mbito instrumentista e interpretativo.

Para los profesores de la Academia este era un lauro esperado, pues desde hace ocho a√Īos los estudiantes que han concursado en el Jojazz obtienen reconocimientos en este certamen, fundamentalmente, en las categor√≠as de composici√≥n y peque√Īo formato.

Edel Almeida, director asistente de la Jazz Band (Fotos Wilker López)
Edel Almeida, director asistente de la Jazz Band (Fotos Wilker López)

‚ÄúSin embargo, para estos muchachos que fueron a defender un g√©nero for√°neo de los a√Īos 50, constituye un reto, un goce y punto de partida para pr√≥ximos cert√°menes y proyectos profesionales‚ÄĚ, coment√≥ el joven m√ļsico Edel Almeida, director asistente de la Jazz Band.

Es necesario, en este punto, resaltar las cualidades que le merecieron estos premios: la integridad musical del conjunto, el cuidado de los arreglos y la sonoridad inigualable en los temas interpretados, como Danz√≥n Almendra y Unity Jam. Adem√°s, el jurado, integrado por prestigiosos especialistas, destac√≥ que este proyecto rescata una formaci√≥n musical t√≠pica de los a√Īos 50 y que ha tenido en Cuba importantes exponentes como la banda de Benny Mor√©, cuyo centenario celebramos este a√Īo, y la Jazz Band del maestro Joaqu√≠n Betancourt, Premio Nacional de M√ļsica 2019.

Para Edel, miembro de la AHS y quien tambi√©n se desarrolla como profesor de la Escuela Profesional de M√ļsica de Holgu√≠n, es un orgullo haber aprendido con estos biso√Īos artistas que tiene a cargo para su formaci√≥n, pues ‚Äúen la m√ļsica hay una imagen y una sonoridad que no se puede perder y eso constituye un reto en estos tiempos‚ÄĚ.

‚ÄúEl jazz cubano ‚Äďa√Īade‚Äď ha tomado dimensiones diferentes, es algo √ļnico dentro de la armon√≠a t√≠pica de la isla, es muy cubano, pese a sus ra√≠ces norteamericanas; y a trav√©s de estos cert√°menes ha alcanzado connotaciones de altura, formando un movimiento de j√≥venes jazzistas que han transformado este concepto musical.‚ÄĚ

Al llegar a la ciudad de Holgu√≠n con los lauros del Jojazz en las manos, la Direcci√≥n Provincial de Cultura de conjunto con la escuela que los forma, los reconoci√≥ de manera especial por tan importante m√©rito. De igual manera, agasajaron la labor de Jorge Luis Gonz√°lez Nodarse, primer trompeta de la agrupaci√≥n, quien recibi√≥ un premio adicional en el concurso por su desempe√Īo, entregado por el proyecto art√≠stico F√°brica de Arte Cubano. Tambi√©n a los pianistas Carlos Vega P√©rez y Christopher Jonathan Leyva Ortiz, que merecieron el Premio en la categor√≠a de Composici√≥n.

Desde su fundaci√≥n en 1997, el Concurso de J√≥venes Jazzistas ha aportado al reconocimiento nacional e internacional de este g√©nero musical nacido en Estados Unidos a finales del siglo XIX, con alrededor de 200 j√≥venes premiados, hoy valiosos exponentes de la m√ļsica cubana por su calidad t√©cnica y el virtuosismo interpretativo en escena.

Edel Almeida, director asistente de la Jazz Band (Fotos Wilker López)
Edel Almeida, director asistente de la Jazz Band (Fotos Wilker López)

Jojazz regresa este noviembre

Regresar√° este noviembre el¬†Concurso Internacional de J√≥venes Jazzistas. Convocado por el Centro Nacional de M√ļsica Popular y el Instituto Cubano de la M√ļsica, la 20ma. edici√≥n del¬†JoJazz¬†se celebrar√° en La Habana del 16 al 19. El cert√°men premiar√°, como de costumbre, en dos categor√≠a: Composici√≥n e Interpretaci√≥n, las cuales a su vez, se dividen en diversas modalidades.

[+]


Una nueva era para Michel Herrera

Michel Herrera sabe, como pocos, c√≥mo estar a tono con la √©poca en la que se vive. Su carrera como artista es vers√°til, destac√°ndose no solo como instrumentista del saxof√≥n, sino tambi√©n como compositor, bandleader, pedagogo (impartiendo talleres de jazz en Cuba y el extranjero), productor musical (CD Caminos Abiertos de Eduardo Sandoval, Premio Cubadisco categor√≠a Mejor √Ālbum de Jazz; CD Caminando Mundos de Delvis Ponce, entre otros) y jurado de importantes eventos cubanos.

[+]


Luna de Oshun

La delata el desenfado, la soltura en el andar, la pose dividida entre la diva de la canci√≥n y la mulata sandunguera de movimientos dulces y sensuales. A ratos parece desbordarse y una en el p√ļblico se queda con la impresi√≥n de que el micr√≥fono ir√° al suelo para entregarse por entero a un baile de caderas africanas. Aun en los temas m√°s √≠ntimos en los que solo la acompa√Īa el piano, ella adereza su torrente de voz d√ļctil con el vaiv√©n de los hombros, con las manos que dibujan armoniosos c√≠rculos a su alrededor. Antes de que le pidiera a su Madre una bendici√≥n ya todo el Teatro Avellaneda de Camag√ľey lo intu√≠a, Luna Manzanares es hija de Oshun.

[+]


Una descarga a Tempo de Bouncing

Celebrar el Día Internacional del Jazz, y tener el privilegio de que Cuba fuera el escenario para dicho festejo, ha sido para los cubanos un verdadero lujo. Muchas fueron las actividades que se llevaron a cabo en todo el país, y por supuesto, los guantanameros también nos sumamos a este acontecimiento.

[+]


Bouncing Tempo en la órbita jazzística guantanamera

La tradici√≥n jazz√≠stica en Guant√°namo, data del siglo xx, cuando las agrupaciones, en su mayor√≠a soneras, trabajaban en la base naval de Guant√°namo, espacio este en el que se produjo un intercambio m√ļsico-cultural significativo, que perme√≥ la manera de hacer la m√ļsica cubana con elementos jazz√≠sticos; vale recordar a figuras como Lil√≠ Mart√≠nez, Chito Latamblet, Pedro J√ļstiz, m√°s conocido por Peruch√≠n, entre otros; hoy emblem√°ticos en la historia sonora por sus interpretaciones donde prevalec√≠an los comportamientos que aluden a este suceso musical. [+]