investigación


Sue√Īos y audacia para realizarlos

El trabajo de Crítica e Investigación 2019-2020 en la Asociación Hermanos Saíz

El Pensamos Cuba del a√Īo 2019, realizado en La Habana, fue un evento muy bien logrado en su organizaci√≥n y realizaci√≥n. Constituy√≥ una oportunidad excepcional para el encuentro de asociados de Cr√≠tica e Investigaci√≥n de varias provincias del pa√≠s. [+]


Pensar la ciencia. Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (III)

¬ŅC√≥mo elijo a mi tutor? Tres preguntas que te ayudar√°n a tomar tu decisi√≥n¬†

La figura del tutor recibe varios nombres de acuerdo con los programas activos en diferentes pa√≠ses. Puede ser supervisor, director de tesis, consejero acad√©mico, etc. No es casualidad. Las funciones de un tutor son numerosas y todas denotan un compromiso con la ciencia (la b√ļsqueda de la verdad), la generaci√≥n futura (o sea, t√ļ) y la humanidad (el compromiso de traspaso de experiencias es un acto profundamente generoso).

Todos sabemos, sin embargo, que la relación apropiada con el tutor puede garantizar un impulso extraordinario a tu carrera o puede sepultarte en la marea de procesos burocráticos y competidores activos en la esfera científica. Elegir al tutor apropiado es una tarea crítica al iniciar cualquier proyecto de investigación.

Con este post iniciamos una serie dedicada a la relación entre el joven investigador y el tutor. Está dividida en tres partes. En esta primera entrega, damos pistas para que hagas esta elección de forma correcta. Me concentro en elementos absolutamente profesionales. Hay otras variables que son relevantes y debes tomar en cuenta como el carácter, la empatía y la ética. Pero estas son de naturaleza personal, por tanto, dependen de la interacción humana y del sistema de relaciones que seas capaz de construir. Por eso no las atiendo aquí.  

Lo m√°s importante para una elecci√≥n apropiada del tutor es la alineaci√≥n de los intereses cient√≠ficos. Debes encontrar los puntos comunes y situar tu atenci√≥n all√≠. Ello supone que conoces las investigaciones desarrolladas previamente por tu tutor y eso es f√°cil de averiguar. Solo tienes que realizar una b√ļsqueda de sus publicaciones. Conc√©ntrate en el per√≠odo que va de los √ļltimos 3 a 5 a√Īos. Busca sus perfiles en Google Scholar o en redes sociales profesionales como Academia.edu o LinkedIn. Hoy d√≠a, los acad√©micos agrupan sus trabajos publicados en estos repositorios.

Aquí te dejo tres interrogantes que debes tomar en cuenta para una evaluación de tu posible tutor.

Como siempre, te recuerdo que las im√°genes de este post pertenecen a phdcomics.com.

¬ŅCu√°n activo es en el proceso de investigaci√≥n?

Si no tiene mucha presencia online o si sus publicaciones son muy antiguas, puede ser un indicador de que tu tutor tiene otras prioridades aparte de la socializaci√≥n de sus resultados. En Cuba, donde el salto a las publicaciones online es relativamente reciente, es com√ļn que muchos profesores de m√°s edad y amplia experiencia no est√©n volcados a la investigaci√≥n cient√≠fica, sino que tengan √°reas de experticia m√°s desarrolladas en los √°mbitos de la docencia, la pol√≠tica universitaria o la direcci√≥n de proyectos. Por el contrario, un investigador prol√≠fico, con muchos trabajos insertados en revistas de nivel, es habitualmente una buena se√Īal. ¬†

Ten en cuenta si la autor√≠a de sus trabajos es compartida y con qui√©nes, ya que es tambi√©n habitual que las publicaciones acad√©micas respondan a resultados obtenidos por grupos de trabajo, ya sean tutor-doctorando o equipos de investigadores. Si son textos de autor√≠a compartida, aseg√ļrate de buscar adem√°s a los otros autores.

En la misma cuerda, si notas que existe una diferencia notable entre tu tutor y el otro autor (por ejemplo, contraste significativo de edad o de nacionalidad), es posible que se trate de alg√ļn doctorando anterior. Ahonda un poco m√°s en la vida profesional de esos posibles doctorandos (d√≥nde trabajan y en qu√© campo), intentando encontrar un patr√≥n. Busca tu reflejo en sus √©xitos. Puedes ser t√ļ en los pr√≥ximos a√Īos. Si tomas en cuenta que hoy todo el mundo expone su vida en las redes sociales, esto es algo que no te llevar√° m√°s de diez minutos. ¬†

¬ŅD√≥nde las ha publicado?

Reconocer la naturaleza de las publicaciones es esencial para el profesional de la investigaci√≥n. Generalmente, las revistas tienen nichos claramente definidos signados por los contenidos que publican. Por tanto, la presencia de tu tutor en determinados espacios es se√Īal clara de sus intereses. Debes analizar dos elementos:

Uno: si se trata de publicaciones locales, nacionales o globales. Esto te mostrará las áreas de influencia del autor. Aquí no hay elementos buenos ni malos. Simplemente examina dónde tu posible tutor ha posicionado su área de influencia y cuál es la que más te conviene.

Dos: si se trata de un generalista o de un especialista. Me explico: analiza si todas sus publicaciones pertenecen a revistas de un mismo perfil o, por el contrario, abarcan un espectro amplio. Los autores generalistas son investigadores que participan en muchos proyectos y pueden exhibir resultados en distintos campos de una misma ciencia. O sea, sus empe√Īos se expanden de manera horizontal. Es muy probable que con ellos encuentres puntos comunes con mayor facilidad.

En otro sentido, un autor especialista concentra sus publicaciones en un nicho peque√Īo y espec√≠fico. Su accionar crece de manera vertical. Estos tienden a ser particularmente m√°s profundos en esos espacios puntuales y tienen m√°s posibilidades de posicionarse como voces de autoridad. Si tu propuesta de tesis no encaja a la perfecci√≥n con su perfil, lo m√°s probable es que no sea un buen match para ti.

¬ŅCu√°l es el impacto de sus publicaciones?

Hoy d√≠a hay sistemas m√©tricos para evaluar el impacto (esta es una palabra clave) de la ciencia y estos est√°n en v√≠as de perfeccionamiento. Pueden serte √ļtiles. Usa Google Scholar para conocer el √≠ndice H de tu tutor. Recuerda que el √≠ndice H se calcula tomando en cuenta la relaci√≥n entre trabajos publicados y citaciones recibidas por cada texto. Asimismo, con una pesquisa r√°pida sabr√°s la cantidad de citaciones recibidas, lo que te permitir√° identificar cu√°l ha sido su texto m√°s influyente.

Pero debes ir m√°s lejos. Mientras estas t√©cnicas son muy f√°ciles de aplicar para una r√°pida evaluaci√≥n de acad√©micos en todo el mundo, en Cuba a√ļn no son muy explotadas. Es decir, no todos los investigadores tienen sus perfiles actualizados y muchos ni siquiera saben que existen. Adem√°s, son cifras que otorgan mucha importancia a los art√≠culos, en detrimento de otras formas como los libros (a menos que hayan sido publicados por alguna editorial acad√©mica de prestigio global como Francis & Taylor, Routledge, Springer, De Gruyter, Palgrave Macmillan, Sage, etc.).

A ello debemos sumar que estos rankings solo eval√ļan revistas acad√©micas, por lo que el √°mbito cubano est√° completamente fuera de este universo, sobre todo en las humanidades y ciencias sociales. Puedes encontrar a autores (generalmente de avanzada edad) de much√≠simo prestigio que punt√ļan muy mal en las m√©tricas contempor√°neas. Por ese motivo, debes buscar tambi√©n en el contexto nacional y local. No te dejes llevar solo por las cifras, ellas no eval√ļan los contenidos de los textos.

…

Encontrar a tu tutor ideal es algo que debes afrontar con responsabilidad. No lo tomes a la ligera. Tu futuro puede depender de ello. Las respuestas a estas tres preguntas te facilitar√°n evaluar mejor tus posibilidades y, en √ļltima instancia, a tomar una mejor decisi√≥n. No dejes las cosas al azar. Toma el control de tu vida y de tu carrera.¬†

*Profesor del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.


«Creo firmemente que la radio tiene cada vez m√°s que tender al Arte»

Es incansable, nadie lo duda. Zenaida Costales Pérez* junta los espacios de su realización personal y profesional entre los indescriptibles ambientes de una cabina radial, un aula universitaria o la tribuna de un evento académico o gremial. Su alta dignidad científica no le ha hecho olvidar su esencia de reportera. Amante del relato, sigue buscando los sonidos del país, quizás sin percatarse que poco a poco esa labor se va convirtiendo también en patrimonio del rico bregar de la radio en Cuba.

El contexto pand√©mico ‚Äďsobran las explicaciones‚Äď ha evitado que esta entrevista pudiera desarrollarse en un estudio radial o en alg√ļn resquicio de lo que promet√≠an ser las intensas jornadas de trabajo del Festival Lloga. Media un cuestionario que breg√≥ entre sinuosas rutas digitales, pero la maestr√≠a pedag√≥gica salda nuevamente el infortunio de las distancias. ¬†

El Festival y Concurso Antonio Lloga In Memoriam, en su edici√≥n XXX aniversario, se privilegia al sumarla a las sesiones te√≥ricas, a la vez que le reconoce con la Distinci√≥n ‚ÄúMaestra de la Radio‚ÄĚ. Compartimos las respuestas de la ‚Äúprofe‚ÄĚ Zenaida a la espera de que en otra cita de la radio joven se materialice el abrazo prometido.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

La enunciaci√≥n en distintos escenarios del concepto de la ‚Äúradio joven‚ÄĚ implica la l√≥gica aparici√≥n de un sintagma antag√≥nico. De asumirlo Zenaida Costales de ese modo, ¬Ņcree que se contraponen o coexisten en Cuba una radio joven y otra vieja? ¬ŅC√≥mo se imbrica esta noci√≥n con su sentencia de que ‚Äúestamos asistiendo a la construcci√≥n de una nueva radio, la que nos hace falta, una radio que se parezca a nuestro pueblo‚ÄĚ?

Los recorridos te√≥ricos de la radio junto a la multimedialidad de su nueva narrativa sonora conducen a replantear al medio radiof√≥nico en la convergencia de sus lenguajes, donde el quehacer de la ‚ÄúNueva Radio‚ÄĚ irrumpe como un paradigma, un cambio de ruta que exige nuevas competencias profesionales, rutinas productivas y supera la tradicional estructura organizativa lo cual implica un cambio en la mentalidad, una nueva cultura de trabajo que fomente roles en funci√≥n de la producci√≥n comunicativa diferenciada y la generaci√≥n de contenidos en varias plataformas.

En el escenario mediático radiofónico cubano conviven la radio tradicional y la emergencia de una nueva radio. Cada una aporta lo mejor de sus prácticas.  Asistimos a una forma de gestión emergente con las capacidades necesarias para afrontar las demandas mediáticas radiofónicas contemporáneas. Algunos puntos a favor de esta práctica podrían encontrarse en la gestión de los contenidos y en el fomento de la interactividad y las relaciones de producción al interior de cada medio que permite, por decirlo de alguna manera, mantener una agenda unida y coherente dentro de un amplio espectro.

La lupa debe situarse en la realidad cubana y en sus demandas informativas. En ese contexto la penetración de Internet y el acceso a la información segmentan a las audiencias, que ya no solo estarían en diversas plataformas, sino que tendrían una base práctica para emitir criterios y participar de las propuestas de comunicación. El medio que no esté preparado para afrontar ese desafío quedará desfasado y cederá ese espacio frente a otras propuestas.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

Algunos suponen que la experimentaci√≥n en el √°mbito de la radio se concreta en la inmersi√≥n de las producciones radiales en Internet, no obstante, usted ha insistido en distintos espacios gremiales y acad√©micos en la necesidad de un cambio en las estrategias discursivas, las competencias profesionales y la narrativa radial en un contexto de migraci√≥n de las audiencias hacia otros escenarios comunicativos y medi√°ticos. ¬ŅPuede aportar otras dimensiones respecto a esta problem√°tica?

Creo firmemente que la radio tiene cada vez más que tender al Arte. Ello es una certeza. Esos sonidos, más que nunca, son también patrimonio y memoria de las culturas. Por ello considero que otra dimensión importante para la radio es el uso de sus archivos sonoros, como auténtica marca del tiempo. Ellos reafirman sus usos sociales, políticos, y hasta de entretenimiento. Se han convertido, además, en una fuente de datos sobre la historia, la cultura y la sociedad, y para saberlos emplear se necesita no solo competencias profesionales, sino narrativas sonoras inteligentes para los nuevos escenarios comunicativos que están en los móviles, en las tabletas…

Entre tales desafíos y certezas se redefine la radio, que asume el influjo de paradigmas, tendencias y cambios, auténtica reivindicadora del uso de las sonoridades de nuestras realidades con urgentes reconfiguraciones. 

Zenaida Costales une la pasi√≥n por la radio y la ense√Īanza. Tomada de la p√°gina web de la Facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad de La Habana.

En esa b√ļsqueda constante para registrar y transmitir las sonoridades del pa√≠s usted ha encontrado, y cito: ‚Äúun vac√≠o de relatos en Cuba‚ÄĚ. ¬ŅPuede identificar algunas causas? ¬ŅQu√© papel tiene la formaci√≥n de los j√≥venes radialistas en transformar esa realidad?

El relato est√° en nosotros mismos aunque a veces no lo vemos. La gente aprendi√≥ a mirarse y pocas veces a escucharse. Obviando as√≠ la significaci√≥n de la oralidad. Las sonoridades son im√°genes donde est√°n los dolores de la sociedad, la alegr√≠a de la gente. Hay que habitar en ellas para poder contarlas. Los j√≥venes tienen la alta responsabilidad de aprender a mirar a trav√©s de los sonidos‚Ķ Entrenar la imagen sonora que habita en sus sentidos. Y para ello deben asumir lo escrito hace alg√ļn tiempo por el franc√©s Eugene Enr√≠quez:

‚ÄúEl relato, oral o escrito, es en principio la expresi√≥n de un ser vivo, que se reconoce como tal, que narra sucesos, que evoca su experiencia, sus sentimientos, sus emociones de manera concreta, que habla de su universo social y que env√≠a un mensaje cuyas claves entrega a los otros. Si est√° bien construido, si es capaz de despertar la imaginaci√≥n y hacer so√Īar, hechizar√° a quienes lo escuchen, pues los har√° salir de s√≠ mismos y los invitar√° a un viaje imprevisto e imprevisible‚Ķ‚ÄĚ

En un reciente art√≠culo publicado junto a Lys M√°riam Alfonso Berganti√Īo, en la revista Cuesti√≥n titulado ‚ÄúLa radio: vacuna sonora contra la Covid-19 en Cuba‚ÄĚ, destaca el resurgimiento renovado de la radio cubana en esta nueva coyuntura sanitaria a partir de la imbricaci√≥n entre las radios comunitarias y las emisoras nacionales, la presencia en Internet con audio real y el aumento de la audiencia. ¬ŅEn qu√© medida estas circunstancias resulta un punto de inflexi√≥n en ese proceso de resurgimiento de la radio cubana?

La credibilidad de la radio y su capacidad para generar empat√≠a con los oyentes son algunas de las razones que han permitido que durante estos meses de pandemia las escuchas lograran un aumento significativo. As√≠ lo han descrito diferentes investigaciones, no solo cubanas. Y es precisamente esa sensaci√≥n de acompa√Īamiento, complicidad y cercan√≠a de la radio, la que hace que en situaciones de crisis est√© presente.

En Cuba, durante desastres naturales que con frecuencia azotan la isla, como ciclones y huracanes, la radio ha sido la √ļnica v√≠a para mantenerse informado. Y ahora, en medio de la situaci√≥n generada por la Covid-19, se reinventa y ampl√≠a sus ondas para participar junto a la ciudadan√≠a en el enfrentamiento a esa enfermedad.

Para la profesora Zenaida Costales la radio cubana se reinventa y amplía sus ondas para participar junto a la ciudadanía en el enfrentamiento a la Covid 19. Tomada del sitio www.envivo.icrt.cu

Completo la respuesta acotando la √ļltima conclusi√≥n del art√≠culo citado por usted y de mi autor√≠a junto a Lys M√°riam Alfonso:

‚ÄúLos realizadores y periodistas de la radio, desde sus casas, llevaron la informaci√≥n oportuna a la audiencia, matizada con ruidos ambientes e historias de resistencia personal. Radio Rebelde encaden√≥ a la mayor√≠a de las emisoras del pa√≠s para garantizar la informaci√≥n, Radio Reloj inform√≥ minuto a minuto, Radio Progreso retom√≥ antiguas radionovelas y dramatizados, Radio Enciclopedia transmiti√≥ sosiego con la m√ļsica instrumental, Radio Ta√≠no y CMBF se encargaron de las manifestaciones art√≠sticas. Las emisoras provinciales y municipales cumplieron el prop√≥sito de llevar el relato de sus comunidades al discurso pa√≠s, de permanecer al lado de los oyentes, especialmente, en los escenarios m√°s dif√≠ciles. Sin dudas, junto a los m√©dicos, h√©roes indiscutibles de esta contienda, la comunicaci√≥n social destaca como vencedora en la cobertura medi√°tica a la pandemia‚ÄĚ.

‚ÄúLa radio cubana, en especial, reivindica su espacio en la preferencia durante situaciones de crisis, desastres o emergencias. Reafirm√≥ en estos meses de #Qu√©dateEnCasa su vocaci√≥n de servicio, su capacidad para orientar, informar y entretener pero, sobre todo, su don para acompa√Īar, transmitir confianza. Entonces, qu√© suerte, ¬°Tenemos Radio!‚ÄĚ

Usted ha sido reconocida por su entrega pedag√≥gica en la formaci√≥n de nuevas generaciones de periodistas y radialistas, a lo que se suma el reconocimiento en esta edici√≥n del Festival Antonio Lloga In Memoriam. ¬ŅEn estas circunstancias que han dinamitado los procesos tradicionales de ense√Īanza, cu√°les son los m√©todos que ha encontrado Zenaida Costales para continuar con esta labor?

La ense√Īanza del periodismo radiof√≥nico se convirti√≥ para m√≠ en un ejercicio pedag√≥gico trascendental como herramienta del discurso contempor√°neo por excelencia: Seducci√≥n, espect√°culo, imaginario l√ļdico, posibilidades de apropiaci√≥n y construcci√≥n de discursos, con el desarrollo y expansi√≥n de las Tecnolog√≠as de la Informaci√≥n y las Comunicaciones (TICs), pasaron a ser los caminos para una teor√≠a-pr√°ctica transformadora, involucrada directamente con la realidad circundante. La potenciaci√≥n del relato sonoro, su construcci√≥n dramat√ļrgica (que incluy√≥ el papel del docente en la concepci√≥n y puesta escena de la clase) y la innovaci√≥n individual y colectiva para enfrentar la transformaci√≥n social, se convirtieron en modos y medios experimentales de la experiencia pedag√≥gica.

Para la profesora Zenaida Costales la radio cubana se reinventa y amplía sus ondas para participar junto a la ciudadanía en el enfrentamiento a la Covid 19. Tomada del sitio www.envivo.icrt.cu

Relatos y autorelatos realizados en clases, escritos y orales y desde un enfoque radiofónico propiciaron amplios debates teóricos y prácticos sobre aspectos de la realidad con intencionalidad pedagógica. Se privilegió el quehacer práctico y la evaluación individual y colectiva de los resultados con una amplia participación de las docentes junto a los estudiantes, y se registró en soporte digital gran parte de los procesos.

El convertir al espacio docente en un escenario de reconocimiento y autorreconocimiento, de cara a la realidad contemporánea, con un carácter altamente inclusivo, permitió elevar la autoestima de los estudiantes y potenciar el espíritu movilizador-transformador consciente hacia su realidad.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

*Doctora en Ciencias de la Comunicaci√≥n (2010), profesora titular de la Universidad de La Habana. Miembro de la Comisi√≥n Nacional de la carrera de Periodismo. Periodista con m√°s de 25 a√Īos de experiencia de la plata Matriz de la red nacional de emisoras de Cuba, Premio al M√©rito Period√≠stico otorgado por la Radio Cubana. Actual Vicedecana de Postgrado, Investigaci√≥n y Relaciones Internacionales de la Facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad de La Habana. L√≠nea de investigaci√≥n: ‚ÄúLenguajes y discursos de la informaci√≥n y la comunicaci√≥n.‚ÄĚ


Pensar la ciencia: Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (II)

Estableciendo el enfoque (II): Razones por las que no debes hacer un doctorado

En la primera parte de esta rese√Īa les coment√© acerca de algunos motivos que te pueden servir de impulso para enrolarte en una investigaci√≥n doctoral. Esta vez, traigo para ti tres razones por las que no deber√≠as hacerlo. Si reci√©n terminaste tu m√°ster o licenciatura, probablemente te enfrentes con algunas de estas situaciones. Recuerda que, aunque cada vez son menos, en algunos pa√≠ses como Cuba, no es un requisito tener un t√≠tulo de m√°ster para hacer el doctorado. Si te sientes identificado con alguna, pi√©nsalo dos veces antes de que te veas arrastrado a situaciones poco beneficiosas para ti. As√≠ ahorrar√°s tiempo, esfuerzo y sinsabores.

  1. Embullo

He aqu√≠ el primer escenario ante el que debes estar alerta. En ocasiones, uno trabaja en colectivos j√≥venes y hacen actividades juntos. No solo comparten oficina y horas de trabajo, tambi√©n salen en grupo e inventan un sinf√≠n de acciones extraprofesionales. Los lazos que los unen son estrechos y transitaron por los a√Īos de la carrera como un solo bloque. Ahora tambi√©n comparten los avatares del ambiente profesional y se valora la posibilidad de enfrascarse en la labor investigativa. ¬°Atenci√≥n!

El doctorado es la ruta de un lobo solitario y las razones que motivan a tus compa√Īeros no tienen que ser las tuyas. Adem√°s, el proceso te exigir√° conocimientos y habilidades √ļnicas que deber√°s desarrollar y que no son transferibles de un investigador a otro. No caigas en la trampa del comportamiento del grupo. T√≥mate tu tiempo y asume tus decisiones con responsabilidad.

las im√°genes que acompa√Īan el post son de www.phdcomics.com. No olvides visitar su sitio
  1. Compromisos laborales

Este es el segundo ambiente que debes avizorar con cautela. El n√ļmero de doctores en el claustro de un departamento es un indicador central de su performance. Debes sumar, que la investigaci√≥n cient√≠fica es uno de los motores que atraen proyectos y, con ellos, financiamiento. Por esa raz√≥n, las universidades tienen la formaci√≥n doctoral como una de sus prioridades y ejercen mucha presi√≥n sobre sus profesores para encauzarlos en ese rumbo. Es importante que tengas muy claro tus motivos. Solo as√≠ podr√°s alinear los objetivos de la instituci√≥n donde trabajes con tus propias aspiraciones personales.

Aquí debes tener algo en cuenta. En Cuba, el título de doctor no es imprescindible para trabajar como profesor universitario, a diferencia de la mayoría de los países. No obstante, este es un panorama en transformación, y si te interesa dedicarte a la academia, el doctorado es el primer gran paso para asegurar ese destino. De modo que, al integrarte a un claustro universitario, debes avizorar los proyectos de investigación activos en tu ámbito y orientarte de inmediato hacia el que más te interese. Preparar tu carrera profesional investigativa te permitirá prever los indicadores de tu institución y así evitar el apremio. 

las im√°genes que acompa√Īan el post son de www.phdcomics.com. No olvides visitar su sitio
  1. Dinero

Este es el √ļltimo consejo. Si revisas otros blogs sobre temas similares, encontrar√°s que muchos recomiendan el doctorado como una forma de generar nuevos ingresos. Y tienen raz√≥n‚Ķ en parte. Como ya dijimos, el t√≠tulo de doctor hace que suba tu valor en el mercado laboral y eso viene acompa√Īado con un mejor pago por tus servicios profesionales (tambi√©n en Cuba). M√°s importante a√ļn, durante el proceso investigativo tendr√°s la posibilidad de intercambiar con otros acad√©micos de tu rama y expandir√°s considerablemente tu red de trabajo. Com√ļnmente, eso atrae tambi√©n oportunidades de empleo. Hasta aqu√≠ todo bien.

Pero no te enga√Īes, los beneficios econ√≥micos del doctorado no compensar√°n nunca el tiempo y la energ√≠a que conlleva el obtenerlo (en ning√ļn lugar del mundo). La investigaci√≥n, como todas las profesiones, demanda √≠mpetu y entrega absoluta. Por ello, la motivaci√≥n ha de encontrarse en el proceso mismo y en las satisfacciones de hacer lo que te gusta de manera cotidiana. El dinero no puede ser la zanahoria que hace andar a la tortuga, pues se trata de una recompensa p√≠rrica.

Pi√©nsalo de la siguiente manera: como investigador, eres un profesional que intercambia su tiempo por dinero. El doctorado te permitir√° alcanzar un mayor nivel de especializaci√≥n por lo que tambi√©n aumentar√° el valor de tu tiempo. Hasta aqu√≠ todo bien y si esto te hace feliz no hay ning√ļn problema. Pero en tu d√≠a a d√≠a como acad√©mico de una universidad, dif√≠cilmente te enfrentar√°s a la creaci√≥n de productos en los que est√©s involucrado directamente en su comercializaci√≥n.

las im√°genes que acompa√Īan el post son de www.phdcomics.com. No olvides visitar su sitio

Si lo que te interesa es acumular riqueza entonces deberás dar vuelta a esa fórmula. Es decir, dejar de canjear tiempo por dinero y generar bienes o servicios que solucionen una necesidad de tu entorno. Es decir, debes identificar los flujos de capital de tu área y encauzarte hacia ellos. El doctorado no está en esa ruta.

Hay mejores opciones, por ejemplo, dirigir tus habilidades hacia la producción, el sistema empresarial o de emprendimiento. Las historias de millonarios que abandonaron superuniversidades, como Bill Gates o Mark Zuckerberg, están mal contadas. No hicieron su capital por haber dejado de estudiar, sino que crearon nuevos elementos de alta demanda y se colocaron más cerca del flujo de capital. Como dijimos, la formación doctoral no está en línea con ese fin.  

…

Con estos consejos terminamos las primeras entradas de esta rese√Īa. La prioridad de Estableciendo el enfoque, en sus dos partes, fue presentarte algunas de las interrogantes que afronta todo joven que comienza su camino como investigador. Los an√°lisis y soluciones son solo mi opini√≥n y nada m√°s. Coloca en tu balanza imaginaria los pros y contras de una carrera cient√≠fica. Para m√≠, el ejercicio de la indagaci√≥n, la b√ļsqueda de los ‚Äúpor qu√©s‚ÄĚ, el comprender mejor el ambiente donde vivo, es una pasi√≥n. Dicen que el que trabaja en lo que le gusta es una persona con suerte, porque eso significa que no trabajar√° nunca. En esta columna te ayudaremos a alimentar el entusiasmo por la ciencia y a superar con √©xito los retos de la vida acad√©mica. Te espero. ¬†

 

* El autor es profesor del Dpto. Historia del Arte, Universidad de Oriente


El «Lloga» ya irradia su magia

La 30 edición del Concurso Taller Nacional Antonio Lloga in memoriam comenzó en Santiago de Cuba. En el Centro Cultural Francisco Prat Puig, se presentó la exposición del joven artista Miguel Yaimel Cosme Pérez titulada Edén 2.0.

Un total de 21 obras que se insertan en la pintura, el perfomance y desde una visión experimental, representa un lugar concebido por Dios, en el que situó al hombre luego de haberlo creado. La incorporación de los elementos dentro de cada pieza muestra el proceso de deshumanización por el que este ha atravesado en el juego vitalicio de la creación. El joven artista visual es miembro del Taller Aguilera y profesor de la Universidad de Oriente.

foto jorge carlos albear brito

‚ÄúEs mi segunda expo personal y que me cogieran para inaugurar este evento es una evidencia de fe, confianza y responsabilidad, porque la obra dice mucho del artista y uno debe cumplir las expectativas de uno como creador, as√≠ como de las personas que est√°n alrededor de uno. Aun no soy miembro de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, pero me pienso presentar en el crecimiento de abril y creo que tengo la posibilidad porque me he encargado de fortalecer mi curr√≠culum en las artes visuales.‚ÄĚ

foto jorge carlos albear brito

‚Äď¬ŅPor qu√© Ed√©n 2.0?

Soy una persona que cree mucho en el mejoramiento humano y considero que los males de la actualidad, su solución, están en manos del mismo hombre. Esta es una versión mejorada de mi interpretación del Edén que es el paraíso donde Dios creó al hombre. Entonces todos tenemos la oportunidad de ser mejores personas, ser mejores unos con otros. Esta muestra es un llamado a las personas.

Cuando hice mi primera expo el a√Īo pasado necesitaba otra m√°s digerible visualmente, menos cruda, con respecto a la parte figurativa. Entonces trabaj√© en base a crear estos personajes de manera muy libre. No quiero que de mi obra las personas solo vean los cuadros, quiero que se involucren m√°s y, debido a eso, hay una ambientaci√≥n sonora hecha por One two N Project.

foto jorge carlos albear brito

foto jorge carlos albear brito

Junto a los actores ped√≠ que rompieran c√°nones, que existiera mucha libertad en el proceso creativo. El Spa Terafis dio su aporte en la ambientaci√≥n olfativa con los inciensos y lo que quiero es que el p√ļblico se involucre con las obras. Me ha influido mucho el maestro Botal√≠n, Carlos Ren√© Aguilera, Jos√© Juli√°n Aguilera Vicente, porque siempre las veo en el Taller Aguilera y, adem√°s de la investigaci√≥n, eso me nutre mucho.

foto jorge carlos albear brito

El ‚ÄúLloga in memoriam‚ÄĚ est√° dedicado a la experimentaci√≥n radial y al aniversario 90 de la emisora provincial CMKC de la ciudad H√©roe. Para esta segunda jornada el programa prev√© la videoconferencia denominada Experimentaci√≥n, innovaci√≥n y tendencias contempor√°neas de la radio, a cargo de la Dra.C. Zenaida Costales y la MsC Sandra Paul, vicedecana de la Facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad de La Habana.

A trav√©s de las plataformas digitales el ‚ÄúLloga‚ÄĚ ofrecer√° noticieros, c√°psulas de artistas y radioescuchas, punto fuerte del evento, aunque esta vez se traslada a la p√°gina de YouTube de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

Hasta el domingo 20 los radialistas disfrutarán de un evento atípico, pero sin perder el brillo que lo catapulta como el evento más viejo y prestigioso del país.  

foto jorge carlos albear brito

Pensar la ciencia: Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (I)

Recientemente termin√© mi doctorado en Film Studies & Visual Culture en la Universidad de Amberes (B√©lgica) y la Universidad de Oriente. Este fue el fin de varios a√Īos de investigaci√≥n y el logro de una aspiraci√≥n personal encubada por mucho tiempo.

Pero la ruta para alcanzar esta meta personal fue infinitamente m√°s tortuosa de lo que imagin√©. No solo porque el acto de la investigaci√≥n cient√≠fica es per se un ejercicio de alto compromiso y empe√Īo, sino porque atravesar el campo de obst√°culos del entorno institucional acad√©mico puede ser (y casi siempre lo es) verdaderamente agotador.

Por eso nace este escrito, para compartir con todos aquellos involucrados en la investigaci√≥n las experiencias y t√°cticas que te permitan hacer frente con √©xito a los retos del ejercicio cient√≠fico. La mayor√≠a de las historias y consejos que compartiremos ac√° apuntan al proceso de doctorado, pero solo porque este es el √ļltimo pelda√Īo de la formaci√≥n acad√©mica y donde las cosas se vuelven m√°s complicadas. No obstante, todas nuestras reflexiones son transferibles a cualquier acto de indagaci√≥n, de modo que, si aun estudias una carrera o est√°s haciendo tu maestr√≠a, solo tienes que sustituir la palabra ‚Äúdoctorado‚ÄĚ por ‚Äúinvestigaci√≥n‚ÄĚ y listo.

Posiblemente los temas que tratemos los encuentres tambi√©n en otros blogs. Es normal. Las peripecias del proceso investigativo son universales y han marcado las vidas de los cient√≠ficos por siglos. Aqu√≠ aspiramos atemperar esas experiencias al entorno cubano. Nos interesa reconocer las particularidades del √°mbito acad√©mico de Cuba (te adelanto que no son tantas como imaginas) y darte pistas para navegar con √©xito en su interior. De ese modo, pretendemos que te sea m√°s √ļtil[1].

caricatura de Jorge Cham/ Tomadas de www.phdcomics.com

Cinco razones por las que debes hacer un doctorado

Esta publicación se orienta hacia las razones por las que, siendo joven investigador, debes hacer un doctorado. Aunque aquí te expongo los criterios que me funcionaron a mí, en ellos van las historias también de varios de mis colegas.

Comencemos por el principio. ¬ŅPor qu√© hacer un doctorado? A continuaci√≥n, te comparto las cinco razones que me llevaron a involucrarme en el proceso. Fueron las metas que me ayudaron a mantenerme motivado y con el enfoque suficiente como para ‚Äúno tirar todo por la borda‚ÄĚ ante los obst√°culos que enfrenta todo doctorando.

  1. 1- Oportunidades de trabajo

He aqu√≠, en mi opini√≥n, la primera y m√°s importante de todas. El ejercicio de realizaci√≥n de doctorado debe ser visto como una inversi√≥n. Es decir, en √©l depositar√°s m√°s tiempo y energ√≠as que en ning√ļn proyecto que hayas emprendido hasta ahora. ¬ŅPor qu√© lo har√≠as? Pues porque el t√≠tulo de doctor es la ‚Äúpatente de corso‚ÄĚ que te permitir√° operar en las aguas del √°mbito acad√©mico. Por tanto, solo recomiendo sumergirse en esta aventura si se aspira a un puesto en una universidad. √Čse es el √ļnico lugar donde el doctorado es un baremo definitivo de tu performance profesional.

Si ese no es tu caso, no te lo recomiendo. Fuera de la academia, no hay correspondencia entre el esfuerzo y el beneficio. Si lo que te interesa es desarrollar habilidades o adquirir conocimientos, los másters pueden ser mejor opción. Recuerda que puedes hacer varios y especializarte en diversos campos. Sé pragmático.

  1. 2- Pasión por el tema de investigación

Vale, esto lo sabemos todos. Pero también es una verdad como una casa. En otro tiempo (no hace tanto), el doctor era una figura con un vasto conocimiento, cuya experticia desbordaba las ciencias específicas y alcanzaba un alto nivel de erudición. Era algo reservado para investigadores de avanzada edad, con prestigio y larga trayectoria. La situación actual es otra.

Hoy, el doctorado es concebido como un aporte concreto a un campo disciplinar cada vez m√°s especializado. Por eso, en lugar de ampliar el espectro de tu sapiencia, la investigaci√≥n te fuerza a estrecharlo y a alcanzar, en cambio, mayor profundidad en el arribo a conclusiones. No eres doctor de todo. Eres doctor en algo muy espec√≠fico y nada m√°s. Si no te apasiona lo que haces y disfrutas cada peque√Īo resquicio de sabidur√≠a, estar√°s cavando un pozo de infelicidad. En cambio, la pasi√≥n por el tema provee del entusiasmo y la satisfacci√≥n que te propulsar√° hacia tu meta. S√© honesto.

  1. 3- Prestigio profesional

Como alguien nuevo en un determinado campo de estudios, nadie presta mucho interés a lo que tienes que decir. Encima, eres joven y eso en la ciencia no es precisamente una virtud. Puede que tus ideas sean extraordinarias, que tengan el potencial para revolucionar el pensamiento de un área. Nada de eso importa. En la academia solo puedes hablar y ser escuchado por tus pares. Los títulos académicos determinan los círculos de debate en el que participan los científicos y son solo el pase de entrada al circuito más elevado de la discusión.

He aquí una anécdota ilustrativa: mientras hacía mi doctorado me encontraba afiliado a varias revistas de mi campo (film studies). La misma semana que me titulé y cambié mi perfil biográfico agregando el Dr. C. antes de mi nombre, recibí dos convocatorias para publicar y una petición para que fungiera como revisor ciego de tres países diferentes. Había entrado en otra arena. Sé orgulloso.

  1. 4- Crecimiento personal

Antes te dije que el doctorado reducía y profundizaba tu enfoque sobre cierto campo científico. Eso como fundamento epistemológico. Pero para lograrlo, deberás desarrollar un catálogo fantástico de habilidades que, por el contrario, sí expanden tus capacidades como ente social.

Aprenderás, por ejemplo, a organizar y planificar tu trabajo orientado a la eficiencia; aumentará tu capacidad de comprensión en otros idiomas (por lo menos, en el inglés); mejorarás tus destrezas de comunicación al enfrentarte a ejercicios de evaluación y eventos; amplificarás tu potencial de carga de trabajo al lidiar con la presión de fechas de entrega, entre muchas, muchas otras cosas.

Cada uno de estos elementos son activos incorporados a tu parque personal y te preparan para afrontar con éxito las demandas de la vida profesional. Chris Do lo dice de la siguiente manera: eres especialista hacia el exterior y generalista hacia el interior. Sé hábil.    

  1. 5- Nuevas relaciones

Finalmente, la aventura de la investigaci√≥n te pondr√° en un camino que no recorrer√°s solo. Conocer√°s a muchos otros que lo emprenden junto contigo. Las relaciones que construyas en el proceso son esenciales en tu proyecci√≥n de futuro. Junto a ti est√°n los cient√≠ficos m√°s prominentes de los pr√≥ximos 20 a√Īos, tambi√©n est√°n los pol√≠ticos y gestores de la ciencia del ma√Īana.

Cimenta tu red de colaboraci√≥n sobre la base de la generosidad. No dudes en ense√Īar a otros lo que ya has aprendido t√ļ y ver√°s c√≥mo eso vuelve a ti. Funda tu red de colegas y, m√°s importante a√ļn, crea amigos. Disfruta compartir con ellos y s√© atento a c√≥mo otros resolvieron sus inconvenientes. All√≠ hay claves que puedes aplicar t√ļ. S√© perspicaz.

…

Estas razones me impulsaron a emprender este camino. Es un periplo dif√≠cil, por lo que tener claro este n√ļcleo me permiti√≥ establecer los objetivos de vida que quer√≠a alcanzar. La motivaci√≥n es esencial. Encuentra las causas que te inspiran, apunta a un objetivo y s√© estrat√©gico.

Por √ļltimo, disfruta el viaje, no veas en los obst√°culos un impedimento sino un desaf√≠o, e identifica qu√© cualidades debes desarrollar para superarlo. Cuando lo logres, cel√©bralo. La investigaci√≥n cient√≠fica es una vocaci√≥n de vida y una oportunidad para convertirte en un individuo valioso.

 

*El autor es profesor del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Oriente

 

Notas

[1] Ojalá en el camino se sumen otros colegas y podamos construir una comunidad. No dudes en escribir, plantear preguntas y sugerencias, así iremos corrigiendo el camino, porque nuestro propósito es pensar en soluciones. De igual forma, si tienes una opinión diferente a algo que subimos, replica de inmediato, desde la AHS animamos el debate.


«La curadur√≠a es un hecho creativo»

Las artes le fascinaron desde muy peque√Īa. Estudiar esa carrera en la Universidad de Oriente signific√≥ un impulso para consagrarse en la investigaci√≥n y la curadur√≠a. En esta √ļltima especialidad ha recorrido un largo camino, aunque solo cuenta con cinco a√Īos de graduada. Mar√≠a del Carmen Tamayo Asseff funge como especialista de la Fundaci√≥n Caguayo y es miembro de la secci√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n de la AHS en Santiago de Cuba.

¬ŅCu√°ndo fue tu primer acercamiento a la historia del arte?¬†¬†

Realmente fue por un libro llamado De la cámara del tesoro al museo, que narra el desarrollo de los museos, de las cámaras de maravilla; y me enamoré porque era un libro con una impresión muy bonita, con mucha calidad. Tenían muchas imágenes y eso me hizo adentrarme un poco en ese mundo de las artes plásticas que es tan fascinante. También había escuchado que en esta carrera se estudiaban otras partes de las artes visuales como el cine; eso me hizo entrar en Historia del Arte y me enamoró. Es un universo que nunca se acaba y siempre te da más de lo que esperas.

¬ŅEse amor por las artes continu√≥ luego de graduarte?¬†

Despu√©s de graduada fui a hacer mi servicio social a lo que fue la Galer√≠a de Arte Universal, hoy Centro Provincial de Arte y Dise√Īo.

Cortesía de la entrevistada

El ritmo que tiene este centro para uno es muy f√°cil formarse en el √°mbito de las artes pl√°sticas, del dise√Īo. Es un centro que tiene la amabilidad de gestar proyectos en los cuales los j√≥venes son protagonistas. S√≠ tenemos que mantener nuestros valores culturales, mantener el arte de otras generaciones que son los que han sentado las bases de lo que tenemos hoy, pero tambi√©n es muy importante impulsar la carrera de j√≥venes talentos y all√≠ se impulsa.

Por eso es que tienen un Sal√≥n que se llama Santiago artes visuales y experimentaci√≥n, que en alg√ļn momento se llam√≥ Sal√≥n 30 de noviembre. No es que hac√≠amos cosas estramb√≥ticas, sino que el artista debe experimentar incluso aunque se mantenga en los soportes convencionales de la historia del arte.

Estuve dos a√Īos ejerciendo como curadora y especialista en Artes Visuales. Fue un tiempo muy importante para m√≠ en la formaci√≥n como especialista, viendo muchos procesos. Es un lugar donde est√°s trabajando directamente con el artista, est√°s dentro de la historia del arte, porque cuando haces la investigaci√≥n esos procesos pasaron, pero en la galer√≠a, en el taller, se gestan esos procesos que despu√©s vas a escribir sobre ellos.

Y es una experiencia muy abarcadora porque me permitió estar en alrededor de 20 exposiciones de varias clasificaciones, individuales, colectivas, o ligadas a eventos como la Fiesta del Fuego. Ahí tuve la oportunidad de trabajar con jóvenes de otros países como la artista mexicana Pamela Vallejo, y es una bendición para un especialista formarse en un ámbito como este, viendo nuevas propuestas, que es lo que realmente te prepara en tu profesión.

¬ŅEs un reto ser curador?

Pienso que s√≠. Nunca se est√° completo incluso aunque tengas una edad avanzada y hayas visto muchas cosas, siempre se sigue aprendiendo. La curadur√≠a es un √°mbito muy complejo porque es muy nuevo realmente. En el mundo, la curadur√≠a se empez√≥ a desarrollar en los a√Īos 80 como disciplina con las mega ferias, mega eventos, porque estamos hablando de una disciplina que tiene un car√°cter pr√°ctico, no es simplemente te√≥rico. Entonces en Cuba estamos trabajando en ese camino de la curadur√≠a que es un poco nuevo todav√≠a con respecto a otras disciplinas de la historia del arte.

¬ŅC√≥mo ha sido el proceso de curadur√≠a con las obras? ¬ŅHa sido dif√≠cil el trabajo con los artistas?

Eso realmente varía. Siempre se ha dicho que los artistas son seres especiales y eso depende de su carácter, de su sistema de trabajo. Pero en mi caso nunca tuve una mala experiencia. Pienso que trabajar en equipo es importante, porque no solo trabaja el curador y el artista, necesitas la comunicación, la parte administrativa, y eso te obliga a aprender a trabajar en equipo más allá de tu quehacer individual. Tiene su dificultad laborar con los artistas, pero no hay nada que no se pueda hacer.

¬ŅEl curador lo podemos considerar un artista tambi√©n?

Creo que s√≠, incluso hay tesis acerca de la curadur√≠a como hecho creativo. Realmente desde que el artista crea su obra hasta que la hace visible, la retroalimentaci√≥n entre el p√ļblico y el artista, hasta su comercializaci√≥n, el curador tiene una funci√≥n extraordinaria. Es como t√ļ vendes la obra del artista y no solo desde el √°mbito comercial sino vender que la gente acepte tu obra o no la acepte tambi√©n, porque las cr√≠ticas positivas o negativas ayudan.

Uno debe seguir aprendiendo, creciendo y la curaduría es un acto creativo. Debes pensar un sistema de cuestiones a la hora de crear ese gran show que es la exposición.

No se trata de colgar cuadros en la pared por cumplir un plan, como muchas veces se hace, sino pensar en el √°mbito en el que est√°s desarrollando la muestra, qu√© tipo de exposici√≥n est√°s proponiendo, o sea, todas esas cosas es una conceptualizaci√≥n que el curador debe establecer, para que se haga el d√≠a del evento y posterior a este de manera concatenada, pues es un gran show que el p√ļblico agradece. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

¬ŅQu√© elementos debe tener un curador para llevar a cabo una exposici√≥n? ¬†

Primero debe llevar a cabo un amplio proceso de investigación. Cuando surgen los proyectos que pueden ser de muchas maneras; por ejemplo, que el artista se acerque a ti con una inquietud o tu acercarte al artista, trabajar en conjunto, incluso antes de la creación de las obras, tu proponer temas para que el artista se desarrolle de acuerdo con su línea de interés; eso se puede lograr cuando el curador supervisa el trabajo del artista desde el taller.

Es un trabajo muy complejo la conceptualización de la exposición porque lleva mucho trabajo de investigación. Esta es quizás la parte más difícil, muchas veces no se cumple y los curadores no se identifican con las obras que se exponen en las galerías. Entonces ves que se presenta la muestra y luego no pasa más nada.

¬ŅEsto hace que se vea al curador como un elemento an√≥nimo en el proceso creativo de la muestra?

Pienso que sí, me parece que también es culpa de los curadores porque la exposición no es solo el día que se inaugura, sino la manera en que logras moverla, que se conozca, y darle vida a través de los medios. Entonces eso no se hace.

Uno de los principales problemas de la comercialización del arte en Cuba, a mi juicio, es que los especialistas que trabajan en galerías no conocen el trabajo de sus artistas, por lo tanto, no se identifican con él. Esto hace que se pierda el interés si se vende la obra o no, si tiene crítica; no hay un trabajo posterior de crítica de arte, esas cosas son responsabilidad del curador y no está sucediendo.

Perteneces a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en la secci√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n. ¬ŅHas realizado la curadur√≠a de obras a j√≥venes de la AHS?

Aun no se ha concretado y ha sido por las dos partes. He tenido algunas propuestas y te confieso que me gustar√≠a much√≠simo incursionar m√°s la curadur√≠a dentro de la AHS, porque es una Asociaci√≥n que su pilar n√ļmero uno es el desarrollo del arte joven y qu√© mejor lugar para trabajar y ayudar a los nuevos talentos.

Hay que mantener los valores artísticos legados de generaciones anteriores, pero lo fundamental es hacer también exposiciones de los jóvenes que ahora están haciendo la historia del arte. A veces eso se pasa por alto y no se le da la importancia que merece, y el lugar propicio para esto es la AHS más que otros espacios. Es algo que debe pensarse entre los investigadores y la parte de artes plásticas para que se desarrolle mucho más.

Cortesía de la entrevistada

¬ŅCrees que deber√≠an trabajar de manera unida estas secciones, artes pl√°sticas e investigaci√≥n? ¬ŅNo hay interrelaci√≥n entre ellas?

Creo que sí hay relación pero no se ha entendido como un trabajo en unión y a veces hay que pensarlo así, como un solo trabajo. No es dividir, es trabajar de manera conjunta los procesos artísticos.

¬ŅCu√°nto crees que te puede aportar la AHS en tu desarrollo profesional?¬†¬† ¬†

Mucho. Es una Asociaci√≥n muy rica en ese aspecto sobre todo que te permite compartir con otros creadores. Creo que las artes deben andar de la mano y uno ve que se pueden hacer grandes proyectos con la m√ļsica, las artes visuales, el teatro‚Ķ El valor que tiene ser parte de la AHS es inexplicable porque al tener el espacio para interactuar con j√≥venes que hacen tu trabajo, te das cuenta que surgen excelentes ideas aunque a veces no se concretan.¬†

¬ŅTe has propuesto generar proyectos conjuntos entre la Fundaci√≥n Caguayo y la AHS para que el arte joven tenga mayor visibilidad?

Estoy buscando la manera en la que se pueda colaborar entre las dos instituciones. Caguayo tiene un trabajo con artistas muy consagrados, pero pienso que es posible hacer proyectos con la Asociación, porque no hay edades para consagrarse dentro de las artes plásticas. Todo depende de la calidad de las propuestas. Tenemos que rescatar los salones de arte, los concursos, generar competencia que se ha perdido y Caguayo va más por esa línea.

¬ŅQu√© caracter√≠sticas consideras que debe tener un curador?

Primero, tener un conocimiento de arte más profesional y, además de los conocimientos, debe ser una persona muy creativa. Ser muy pasional a la hora de buscar nuevas propuestas, nuevas formas de contar la historia que es la exposición. Ser muy laborioso e investigar mucho.

¬ŅCu√°nta vida le puede dar un curador a una exposici√≥n? ¬†

Te puede acabar con la exposición o te la puede hacer resurgir, eso ha sucedido muchísimo en la historia del arte; incluso el curador puede crear la figura del artista.

La figura del curador ha hecho que se sobrevalore a algunos personajes de la historia del arte y se ha dejado de lado mejores técnicamente; sin embargo, hay un equipo dentro de las galerías que te forman al artista.

Una muestra de obras magníficas puede que nadie la vea, nadie la consuma, o que el discurso no tenga nada que ver con lo que se está mostrando; no obstante, a una obra que comienza, que técnicamente no tiene la superioridad de otras, te la puede hacer crecer muchísimo con ese trabajo consciente de conceptualización que pone el curador.         


Pablo Alejandro Su√°rez Marrero: ¬ęVuelvo a mis or√≠genes¬Ľ

Recuerdo con nostalgia aquellos tiempos de la infancia en que Pablo Alejandro Su√°rez Marrero y yo jug√°bamos en los jardines de la Escuela Elemental de M√ļsica Alejandro Garc√≠a Caturla. Nos un√≠a no solo la amistad, sino igual pasi√≥n por el mundo de la literatura y el arte. Los a√Īos han pasado y la amistad ha adquirido nuevas formas, m√°s hermosas y pulidas gracias a las memorias que compartimos. Pablo es un excelente flautista, profesor e investigador. Su creaci√≥n posee todas las esencias de Cuba, esencias que Pablo mismo reconoce mestizas. Esta entrevista es nuestro viaje de regreso a la infancia y mi deuda personal con un amigo al que hecho mucho de menos.

Como artista e investigador interdisciplinario, ¬Ņsientes que el arte, en sus diversas manifestaciones, se encuentra enraizado en la naturaleza del ser que eres?

Desde hace un tiempo pienso que el arte es una forma particular de producción subjetiva, por lo que creo que es parte sustantiva de mi ser y uno de los determinantes de mi existencia. A su vez, también considero que es sustancial al quehacer diario de cada uno de los seres humanos, con mayor o menor función estética. Esa noción de arte es una de las diferencias sustanciales entre nosotros, los demás seres vivos y la naturaleza toda. Soy artista, y creo que es una de las pocas cosas que jamás podré dejar de ser.

¬ŅPiensas que el rigor investigativo es variable o d√©bil entre los miembros de nuestra generaci√≥n?

Esta es una pregunta dif√≠cil. Creo que, entre los miembros de nuestra generaci√≥n, el rigor investigativo es variable y tiende a la baja. Lamentablemente a√ļn existen juicios de valor negativos hacia la investigaci√≥n de/para/desde el arte. Muchas veces me encuentro con instrumentistas, compositores, directores de orquesta e ingenieros de sonido que durante sus formaciones profesionales no cursaron materias relacionadas con la investigaci√≥n musical. Ello, a la larga, demerita su quehacer diario, que se ver√≠a enriquecido con la aplicaci√≥n de m√©todos, t√©cnicas y herramientas propias del quehacer cient√≠fico. Ambos saberes, lo te√≥rico y lo pr√°ctico, no deber√≠an estar divorciados, pues ambos forman parte de los procesos creativos. Existe una intenci√≥n de revertir esa realidad desde la Universidad de las Artes (ISA), ojal√° se concrete, para que el rigor investigativo no sea privativo de perfiles terminales como musicolog√≠a, teatrolog√≠a y danzolog√≠a.

Tus horizontes creativos han asumido nuevos m√°rgenes simb√≥licos, geogr√°ficos y de pensamiento, ¬Ņcu√°les son las rutas en las que hoy en d√≠a te encaminas?

cortesía del entrevistado

Sin dudas vuelvo a mi origen. Como sabes, soy matancero y mestizo,¬† condiciones que asumo como altos valores. Tuve la suerte y fortuna de coincidir contigo y otros j√≥venes creadores actuales en el conservatorio Alejandro Garc√≠a Caturla y despu√©s en la Escuela Nacional de M√ļsica, as√≠ como tuve de colof√≥n para mi formaci√≥n profesional cubana el Colegio Universitario San Ger√≥nimo de La Habana. Posteriormente, vine a M√©xico a estudiar la Maestr√≠a en Artes en la Universidad de Guanajuato como becario del Consejo Nacional de Ciencia y T√©cnica de este pa√≠s. Esto me posibilit√≥ abrir un horizonte de expectativas hacia expresiones culturales diversas.

No solo enfrentarme a las diferencias de una nueva realidad, sino a la posibilidad de construir una carrera personal y profesional desde un punto inicial. En Cuba hac√≠a much√≠simas cosas al d√≠a, fundamentalmente labores de docencia, investigaci√≥n, gesti√≥n e interpretaci√≥n del patrimonio musical. Actualmente lo sigo haciendo, pues ya sabes que disfruto hacer lo que hago; por lo que ‚Äúle echo ganas‚ÄĚ, como dicen por ac√°.

Sabr√°s que mis rutas son diversas pero convergentes: estudio el Doctorado en Artes en la misma universidad mexicana que me acogi√≥ como estudiante de posgrado y que me ha dado la posibilidad de integrarme al claustro docente de su departamento de M√ļsica y Artes Esc√©nicas como profesor a tiempo parcial. A la misma vez, desde hace un a√Īo tambi√©n imparto clases en la Escuela de M√ļsica de Le√≥n, en otra ciudad del mismo estado, lo que me hace disfrutar la posibilidad de viajar. Desde mediados del 2018 funjo como coordinador-redactor principal en El Filarm√≥nico, y he estado colaborando como flautista en diferentes agrupaciones de m√ļsica de c√°mara y sinf√≥nica.

Como redactor principal de El Filarm√≥nico, un espacio virtual para reflexionar sobre la escena musical actual, ¬Ņhasta qu√© punto sientes que la cr√≠tica establece un precedente art√≠stico a seguir? ¬ŅC√≥mo se puede combatir, desde la creaci√≥n, el mal gusto y la banalidad creativa?

El Filarm√≥nico surge en el 2018 como una inquietud de reflexionar sobre la escena musical actual. Entendemos que es necesario documentar el quehacer musical de hoy para que sea estudiado con posterioridad, teniendo en cuenta las distancias hist√≥ricas. Y esto yo no lo encontraba ni en la prensa, ni en los sitios web del √°mbito cultural. Lo que naci√≥ como proyecto personal ha crecido mucho en apenas dos a√Īos, ahorita es una plataforma de informaci√≥n, comentarios y art√≠culos sobre m√ļsica con un sitio web y presencia en las redes sociales, ¬†en la que se vinculan publicaciones especializadas con acciones de investigaci√≥n y gesti√≥n de eventos acad√©micos. Para ello, se cuenta con un¬†equipo de trabajo en el que convergen profesionales de la cultura, la m√ļsica y el marketing digital, as√≠ como un n√ļmero variable de estudiantes de programas especializados en la pr√°ctica musical.¬†

A pesar de que estos alumnos cursan la materia de Cr√≠tica Musical, ven en ello pocas posibilidades laborales, pues no existe el medio especializado para ese ejercicio profesional. A pesar de que la cr√≠tica puede sentar precedentes art√≠sticos, tambi√©n ha estado en crisis durante demasiadas d√©cadas, dir√≠a yo; por lo que su alcance y prestigio profesional es poco o casi nulo. Casi siempre les digo a los alumnos que desean hacer sus pr√°cticas en El Filarm√≥nico, que la cr√≠tica musical deber√≠a estar enfocada a la creaci√≥n y educaci√≥n de p√ļblicos en una primera instancia; pero de escuchas conscientes con herramientas operativas, que les permitan cuestionar con respeto los diferentes gustos musicales y asumir como propias aquellas expresiones que les sean afines.¬†

En la producci√≥n del pensamiento simb√≥lico de la naci√≥n llamada arte, de la cual todos los creadores somos habitantes, ¬Ņcu√°les crees son los necesarios cambios, accidentes o evoluciones que necesitamos llevar a cabo?

cortesía del entrevistado

Fíjate que desde la segunda mitad del siglo XX se han estado produciendo cambios y accidentes en el pensamiento simbólico sobre el arte, de los cuales no hemos sido totalmente conscientes ni partícipes. Como todo proceso histórico, toma tiempo que se afiance en la sociedad, se acepten sus aportes y se desestimen aquellos aspectos que no se adecuan a realidades diferentes de las que germinaron.

Entre otros quisiera hacer √©nfasis en cuatro cambios provenientes de las ciencias sociales y human√≠sticas que impactaron y a√ļn producen quehaceres en las artes: el giro ling√ľ√≠stico y su influencia en el an√°lisis de la historia; el giro performativo y el entendimiento de lo teatral en el quehacer social; el giro decolonial y sus planteamientos culturales sobre las relaciones de poder; as√≠ como el giro sensorial y el creciente cambio de estudio sobre el ser humano como ser sensapiente. Entonces, en par√°frasis de nuestro sabio Fernando Ortiz: conocer para pensar, pensar para hacer y hacer para cambiar.

Lo interesante de todo ello es que Cuba ha sido vanguardia en dos de estos ‚Äúaccidentes‚ÄĚ: el giro ling√ľ√≠stico y la influencia de los Anales franceses en la Escuela de Historia de la Universidad de La Habana; as√≠ como el giro decolonial con la publicaci√≥n de M√ļsica y descolonizaci√≥n (1982), de Leonardo Acosta.

Tus √°reas de inter√©s investigativo y creador abarcan la interpretaci√≥n cr√≠tica de las relaciones entre m√ļsica y humor en la escena popular, los estudios de performance y la etnomusicolog√≠a en Am√©rica Latina, el Caribe y Cuba. ¬ŅConsideras que el arte es un inmenso corpus en el que se entroncan las diversas manifestaciones, y que es posible la pretensi√≥n de analizarlo como un todo, o apuestas por una investigaci√≥n que vaya a lo particular, al fen√≥meno en s√≠?

En síntesis, creo que el arte es un inmerso reflective corpus que se expresa en lenguajes artísticos particulares, pero cuya mayor riqueza radica en las relaciones y redes que tejen ese todo expresivo. A la hora de analizarlo, por cuestiones operativas y limitaciones propias, apuesto por objetos de estudio con limitaciones tempo-espaciales; pero siempre intento agotar su multidimensionalidad y entender las relaciones con un todo mayor.

La escena popular ha sido el espacio donde se expresan los m√ļsico-humoristas que estudio, los estudios de performance me han servido como herramienta interdisciplinaria para abordar sus creaciones y la etnomusicolog√≠a como soporte disciplinar normado. Las relaciones entre estos sintagmas que, en apariencias, parecieran dispersos, me han llevado a un abordaje transdisciplinar y a una superaci√≥n constante de mis propios l√≠mites epist√©micos.

La m√ļsica, el humor y la cr√≠tica social han sido objeto de tus an√°lisis en no pocas publicaciones, ¬Ņde qu√© manera sientes que la risa, la que provoca la sonrisa amarga o agridulce, la cr√≠tica que se sostiene en un discurso aut√≥nomo, puede provocar microcambios estructurales en el pensamiento de una naci√≥n o de una comunidad?

Por nuestra condición histórica de trashumantes, la personalidad del ser latinoamericano es generalmente porosa y permeable. Ello hace que la risa altisonante y agridulce, propiciada desde el humor musical, sea uno de los factores que nos permitan adecuarnos al entorno social cada vez más cambiante. En un contexto de [g]localización cultural creciente, la risa cumple una doble función social: como válvula de escape y como crítica a las dolencias de los pueblos. En ese sentido dialéctico y a nivel microsocial, la risa puede provocar cambios estructurales en el pensamiento o reproducir patrones de conductas estructuradas en sociedad. Pues el que ríe provocado por un humor inteligente, casi siempre cuestiona a su realidad, no solo como partícipe del chiste. Entonces puede convertirse en un agente social para el cambio, siempre interpelado por la risa como resiliencia y capacidad de adaptación al medio.

Entonces coincides en que desde el humor se han hecho, históricamente, las críticas más descarnadas hacia la realidad social que nos ha tocado vivir…

El humor muy pocas veces se ha tomado en serio, realidad que han vivido los humoristas en sus m√°s variados lenguajes art√≠sticos y, por extensi√≥n, los que nos dedicamos a estudiarlo desde la academia. En pocos pa√≠ses, como Cuba, Espa√Īa y el Reino Unido, se les ha dado un espacio institucional y un marco propicio para su desarrollo. Sin embargo, no es suficiente lo hecho, se sigue perpetuando la idea del humor como arte liminal. Esa situaci√≥n contextual hace que el humor, como expresi√≥n humana, sea cr√≠tico, √°cido, duro hacia una realidad social que lo margina.

Desde el punto de vista art√≠stico, considero que ah√≠ radica su riqueza creativa y debilidad: el reinventarse en un contexto que lo quiere poco o nada. Riqueza porque, cada un tiempo relativamente corto, los humoristas crean nuevos recursos discursivos que los ayudan a mantenerse en un medio agreste. Debilidad, pues es muy dif√≠cil que las expresiones humor√≠sticas sean perecederas, a no ser que sean documentos; de ah√≠ la importancia de un quehacer acad√©mico. Recordemos que no pocos humoristas han muerto por hacer re√≠r al p√ļblico, fundamentalmente a ese sector radicalizado e intolerante con la diversidad expresiva.

¬ŅHasta qu√© punto la intertextualidad en el humor nos permite una revisitaci√≥n de la historia?

cortesía del entrevistado

Las cosas de la vida: en un primer momento llegu√© a los estudios del humor por querer buscar la historia de vida de mi abuela materna. Ella, profesora de Teor√≠a de la m√ļsica ‚ÄĒque creo tuviste la oportunidad de conocer‚ÄĒ me hablaba de su juventud y de las puestas en escena del Conjunto Nacional de Espect√°culos en el Teatro Karl Marx de La Habana, fundamentalmente del G√©nesis seg√ļn Virulo y de La esclava contra el √°rabe. Realmente, yo me re√≠a de sus an√©cdotas y cuentos, as√≠ como simpatizaba con las canciones hilarantes que ella intentaba reproducir desde su memoria. En un segundo momento, durante una estancia acad√©mica que realic√© en M√©xico, el profesor que me acogi√≥ me habl√≥ de Alejandro Garc√≠a (Virulo), me puso a escuchar su discograf√≠a y enriqueci√≥ cada tarde de ese verano del 2015 con apreciaciones m√ļsico-contextuales del cubano.

Te hago estas dos an√©cdotas porque el humor fue mi ventana abierta a descubrir el pasado reciente de nuestra historia y m√ļsica nacionales, una relator√≠a que yo solo conoc√≠a de forma parcial y que se vio alimentada por las vivencias de receptores hist√≥ricos de dentro y fuera de la Isla. Ya planteado el marco contextual y asumido el humor como objeto de estudio viable, empiezo a escudri√Īar en los mecanismos creativos de este cantautor cubano, fundador del Movimiento de la Nueva Trova, miembro y posterior director del Conjunto, y fundador de lo que despu√©s ser√≠a el Centro Promotor del Humor. Una de sus principales herramientas es la intertextualidad, y aquello me pareci√≥ un d√®j√° vu; volv√≠ a vivir una y otra vez lo que ya me hab√≠a sucedido en mi propia experiencia, yo ten√≠a una apropiaci√≥n intertextual de su cancion√≠stica, que a su vez es tambi√©n intertextual.

Entonces s√≠, el humor permite revisitar la historia cuantas veces sea necesario; ya sea porque el humorista adecua su performance a los diferentes escenarios y contextos sociales, o porque los espectadores nos apropiamos del mismo performance en diferentes momentos de la vida. Ambos, creador y p√ļblico, continuamente resignificamos nuestras relaciones con el humor de m√ļltiples formas, pero expresamente intertextual.

Tu formaci√≥n primigenia como flautista, ¬Ņhasta qu√© punto sigue hoy presente en tu vida creativa y c√≥mo se entronca con tus actuales objetos de estudio?

Sin dudas, no ser√≠a lo que soy sin haber estudiado flauta, y debo asumirla como una cuasi iniciaci√≥n dionisiaca al pensamiento musical. Como int√©rprete, en Cuba tuve la oportunidad de colaborar con conjuntos de c√°mara y con la Orquesta Sinf√≥nica Nacional, en una o dos ocasiones. Mientras que en M√©xico fundamentalmente me he desenvuelto en la m√ļsica de c√°mara, y ya ahorita, como integrante del Guanajuato Flute Studio y como flautista invitado por la Orquesta Sinf√≥nica de la Universidad de Guanajuato.

Esta variada experiencia como intérprete me llevó a cuestionarme lo que soy como persona, y entender que soy flautista, mientras que la docencia e investigación han sido caminos oportunos y, si quisiéramos, estables para insertarme en la sociedad profesional.

Claro está, las relaciones entre los tres ámbitos me han conducido a replantear la interpretación de nuevos repertorios, estrenar obras de jóvenes compositores que no me hubiera atrevido a realizar en otro momento, y me han ayudado a entenderme como performer, con las implicaciones que ello conlleva en el diario. A su vez, estudiar el humor me permite entender las ironías, parodias y sarcasmos que conforman nuestras realidades.

cortesía del entrevistado

Esta pregunta es quiz√°s la m√°s personal de todas, y por eso la he reservado para el final de la entrevista. Yo recuerdo muy bien al ni√Īo que fuiste y veo con orgullo (e inmensa alegr√≠a) los caminos que has transitado. Esa pasi√≥n primigenia por el arte que naci√≥ en las aulas de la Escuela Elemental de M√ļsica Alejandro Garc√≠a Caturla, ¬Ņsientes que fungi√≥ como un hilo conector en tu vida creativa?, ¬Ņqu√© recuerdos perdurables te has llevado de esa experiencia?

‚ÄúCaturla‚ÄĚ, como siempre le llamamos por vagancia l√©xica, fue el detonante de una personalidad inquieta, creativamente hablando, y diferente. Participar de los talleres literarios de la profe Ana Luz de Armas me inici√≥ en los placeres de la escritura y me dio la posibilidad de compartir con creadores de mi generaci√≥n que aprecio y valoro, entre los cuales est√°s t√ļ en primer plano.

Pero, sobre todo, estudiar en el Conservatorio, después en la ENA y luego en San Gerónimo me inculcaron el tesón de hacer lo que me gusta por sobre todas las cosas: luchar por ver una obra musical terminada, una escala melódica lo mejor tocada posible, un ensayo académico publicado en alguna revista y la satisfacción de que los estudiantes entiendan el poco conocimiento que puedo trasmitirles en mis clases.

Experiencias hay bastantes [y unas lagrimitas tambi√©n], pero los recuerdos pasan por tocar mucha m√ļsica y disfrutar cada momento con amigos; personas que se han quedado para toda la vida y que, al vernos en una guagua, en la cola del Coppelia o simplemente encontrarnos de casualidad en alguna de las calles habaneras, nos sigamos saludando como si los a√Īos no hubieran pasado: nos ponemos al d√≠a con pocas palabras, y yo siento que nos relacionan algo m√°s que espacios geogr√°ficos y lugares comunes.


Rescatar la memoria de la AHS es un gran desafío

Intercambio online con Jos√© Antonio Garc√≠a P√©rez¬† y Celia Molina S√°nchez, ganadores del ‚ÄúCongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra 2020‚ÄĚ de la Romer√≠as de Mayo desde Casa.¬†

Este a√Īo por primera vez los Premios Memoria Nuestra de las Romer√≠as de Mayo eran anunciados por la televisi√≥n a las 12:52 p.m en el programa Mediod√≠a en TV. A pesar de la lac√≥nica e incompleta informaci√≥n (faltaron por enunciar las menciones y premios colaterales), los resultados generaron euforia en lo que ya se denomina ‚Äúcomunidad nuestromemoriana.‚ÄĚ ¬†¬†

Jos√© Antonio Garc√≠a P√©rez y Celia Molina S√°nchez de la provincia de Ciego de √Āvila fueron los premiados en la categor√≠a de investigaci√≥n con el trabajo ‚Äú33 a√Īos de historia: un acercamiento al panorama cultural avile√Īo desde el contingente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z‚ÄĚ.¬†

El jurado integrado por el Dr. C. Alejandro Torres G√≥mez de C√°diz, profesor de la Universidad de Holgu√≠n; la Dr. C. Tamara Castellano Rodr√≠guez; y, el Dr. C. Omar Guzm√°n Miranda, ambos de la Universidad de Oriente, declar√≥ en el acta de premiaci√≥n sus motivos: ‚ÄúPor la novedad del tema, el uso correcto de los m√©todos de investigaci√≥n, el sentido transdisciplinario del enfoque sobre esta instituci√≥n y la solidez de los resultados expuesto‚ÄĚ.¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

As√≠ relata simp√°ticamente Jos√© Antonio Garc√≠a c√≥mo recibi√≥ la noticia. ‚ÄúPuedo contarte que ya no ten√≠a datos, y de pronto me llama mi mejor amigo‚ÄĚ:

  • ‚Äú¬°Le√≥n -como acostumbrarnos a llamarnos- felicidades!‚ÄĚ
  • ¬ŅPor qu√©? Le pregunt√© yo, despistado
  • ¬°Ganaste! ¬°Ganaste el premio Memoria Nuestra!

‚ÄúEstaban dando los resultados en Mediod√≠a en TV y yo despistado. Podr√°s imaginar que corr√≠ al televisor y ya hab√≠a pasado la noticia. Cuando levanto el tel√©fono fijo para llamar a Celia, sin que diese un timbre, hab√≠a descolgado la llamada que me estaba haciendo ella para contarme‚ÄĚ. Afirmaba a√ļn azorado por la noticia, este joven graduado en Ingenier√≠a inform√°tica, residente en Mor√≥n y colaborador del Portal del Arte Joven Cubano.¬†

Jos√© trabaj√≥ en la Asociaci√≥n al tiempo que matriculaba en un diplomado de periodismo en Ciego de √Āvila. As√≠ lo rememora: ‚ÄúToc√≥ una tesina como trabajo final del m√≥dulo de Historia de la Prensa. Compart√≠ equipo con Celia, egresada de Historia de Arte y jefa de promoci√≥n de la sede avile√Īa de la AHS. All√≠ surgi√≥ la idea de realizar un trabajo para dejar plasmada toda esta historia, a falta de documentaci√≥n registrada sobre la misma organizaci√≥n y su historia desde la proyecci√≥n e importancia de la atm√≥sfera cultural.‚ÄĚ

Ninguno de los dos j√≥venes ha asistido a las Romer√≠as de Mayo. Sin embargo, no dudaron en atreverse a participar en esta edici√≥n virtual y tan singular, debido a la situaci√≥n sanitaria de la pandemia de la COVID-19. Anteriormente ya hab√≠amos conversado con Celia sobre las razones que los motivaron a participar: ‚ÄúAunque no he participado en otras ocasiones, la reputaci√≥n del concurso lo precede. Conoc√≠ m√°s sobre el certamen hace dos a√Īos cuando un avile√Īo obtuvo uno de los premios. Eso me motiv√≥ a investigar como participar, y esta edici√≥n virtual nunca la vi menos que las anteriores, pues las redes sociales han cobrado vital importancia para la promoci√≥n y socializaci√≥n del conocimiento, as√≠ que no hab√≠a razones que me llevaran a menospreciar esta edici√≥n‚Ä̬†¬†

El peri√≥dico Invasor, de Ciego de √Āvila, tuvo un suplemento cultural Imagen del Invasor, que fue editado hasta 1991 cuando fue truncado por el inicio del per√≠odo especial. Este suplemento fue unas de las fuentes que les permiti√≥ investigar sobre la g√©nesis del contingente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Sin embargo, a pesar de revisar los aportes de la prensa escrita y sus archivos, no era suficiente la informaci√≥n, lo que los oblig√≥ a buscar en las fuentes orales la base de su investigaci√≥n. Utilizando como m√©todo la entrevista y cuidando de contrastar las fuentes empleadas. ¬†

Con el objetivo declarado de ‚Äúplasmar el quehacer art√≠stico de la Asociaci√≥n y sus asociados, as√≠ como su proyecci√≥n en la cultura provincial. Compilando informaci√≥n hist√≥rica desde las memorias vivas. As√≠ como evaluar y comparar el funcionamiento a lo largo de los a√Īos. Tambi√©n encontrar con qu√© eventos y pe√Īas se demuestran esas ganancias‚ÄĚ, vale resaltar que ambos autores realizaron trabajos period√≠sticos que compilan la informaci√≥n de los √ļltimos dos a√Īos agrupada por ellos.

M√°s all√° de un objetivo cient√≠fico, la verdadera intenci√≥n seg√ļn Celia era ‚Äúevitar que cuando alguien venga a pedir referencias no tengamos que decir que no tenemos la documentaci√≥n, y para que otros cuenten en el desarrollo cultural avile√Īo el gran aporte de la AHS. Pero, con argumentos s√≥lidos, porque a la larga si no existen evidencias escritas o fotogr√°ficas‚Ķ no sucedi√≥. Lo que es una fatalidad para aquellos que dieron cuerpo y alma durante a√Īos y cuyos nombres se desvanecen cada d√≠a que pasa. ‚Ä̬†¬†¬†¬†¬†

La voluntad de los investigadores se emplaz√≥ cuando tuvieron que asumir el rol de hurgar en la memoria dispersa. Esta situaci√≥n los llev√≥ a buscar a personas de una generaci√≥n distinta, muchos dispersos entre la geograf√≠a de la Isla y la di√°spora. Utilizaron los correos y las redes sociales fundamentalmente. As√≠ lo expresaba Celia en una de las sesiones de debate en WhatsApp: ‚Äúes un trabajo vivo y la profundidad que conlleva mucho tiempo, sobre todo en las redes, porque muchas personas claves hace d√©cadas no est√°n en el pa√≠s. Nos encontramos con personas que quieren colaborar much√≠simo y otras que hacen caso omiso. ¬°Pero la voluntad persiste!‚Ä̬†¬†¬†

Rescatar la memoria de la AHS es un gran desaf√≠o. Generalmente no existen ni se conservan relator√≠as de los eventos, ni suficiente evidencia de las acciones y el tr√°nsito de los asociados en las filiales. Uno de los elementos que salieron fue que existieron etapas convulsas y con errores. A pesar de eso, la cr√≠tica sobre esas problem√°ticas a√ļn no la han desarrollado, aunque Jos√© y Celia no tienen una visi√≥n apacible y triunfalista de la organizaci√≥n. Ambos pretenden avanzar sobre √°reas m√°s complejas como la representaci√≥n, el sentido de pertenencia y los intereses actuales de los asociados.

El d√≠a anterior a la premiaci√≥n sosten√≠a una conversaci√≥n por chat con Celia, donde le comentaba mis expectativas con su trabajo y la esperanza de que fueran elegidos entre los premiados. Ella se mostraba muy esc√©ptica y modesta con su ponencia. Minutos despu√©s de la premiaci√≥n y aun asombrada por mi premonici√≥n, me confesaba las razones por la cuales cre√≠a que ha sido premiada: ‚ÄúLa tem√°tica elegida es vital para la AHS en la actualidad. Es importante que nuestros or√≠genes sean traducidos al papel. Es tener bien claro qui√©nes somos, es parte fundamental de nuestra investigaci√≥n. Es una iniciativa similar que estamos tomando desde todas las provincias. As√≠ lo evidenci√≥ el di√°logo en el chat del concurso; considero que es un incentivo para todos nosotros. Para demostrar que nuestra historia es el pilar fundamental del hoy y el ma√Īana‚ÄĚ. ¬†¬†¬†¬†

Sobre las perspectivas futuras del trabajo, nos adelanta Garc√≠a P√©rez: ‚ÄúEl trabajo sigue creciendo en la actualidad. Es una investigaci√≥n en progreso donde ya se plante√≥ a la Asociaci√≥n a grande rasgos desde sus eventos vigentes. En la actualidad se indaga en elementos m√°s particulares como las pe√Īas de trova desde el surgimiento de la sede. Tambi√©n queremos abordar el √ļnico premio de narrativa que posee la instituci√≥n en la provincia, es un trabajo pendiente. As√≠ como los cambios de inmuebles seg√ļn las necesidades y los aportes de cada cual. El espacio T√© Sof√≠a que fue de conformaci√≥n de opini√≥n p√ļblica y centro aglutinador de la membres√≠a, ya desaparecido, es otras de las aristas. La idea final es establecer un periodo cronol√≥gico profundo ‚ÄĚ. Jos√© nos explica que el proyecto es bastante abarcador y pretende testimoniar el rol de la AHS en su ciudad. Es cierto que tuvieron que hacer un reajuste conceptual para el evento a 15 cuartillas, pero est√°n complacidos con la presentaci√≥n. Sus intenciones son representar y salvar la memoria en la atm√≥sfera cultural local.

El premio m√°s all√° de una recompensa les ha dotado de un nuevo impulso. ‚ÄúEsta edici√≥n nos hizo fortalecernos desde una supuesta etapa de incredulidad. Ahora sabemos que tenemos m√ļltiples v√≠as de socializaci√≥n, promoci√≥n, que podemos explotar mucho m√°s, siempre que exista una vanguardia intelectual dispuesta a mover cielo y tierra por encontrar soluciones, ahondar en la nueva pol√©mica y crear nuevos espacios y enfoques culturales‚ÄĚ, nos afirma la joven. Por su parte, Jos√© nos declara: ‚ÄúEstamos enfocados en ampliar la investigaci√≥n hasta indagar en cada rinc√≥n oscuro al que haya llegado la membres√≠a. El proyecto sigue creciendo‚ÄĚ.


Escalinata: un pelda√Īo para compartir el patrimonio

Una calle estrecha, casas coloridas, y al fondo una escalinata amplia mordiendo la agreste geograf√≠a es un paisaje urbano muy com√ļn en Santiago de Cuba. Esas amplias escaleras p√ļblicas son tan comunes, tan necesarias y tan √ļtiles que aun cuando forman parte de la vida de miles de santiagueros para muchos pasan desapercibidas. Hay escalinatas emblem√°ticas en esta ciudad, como la de Padre Pico, en pleno barrio El Tivol√≠, su imagen ha recorrido medio mundo y probablemente est√© entre las que identifican esta ciudad en la mente de cualquier extranjero.

Aunque algunos especialistas no se atreven a se√Īalar iconogr√°ficamente un elemento identificativo de la ciudad por no ser excluyentes, las escalinatas parecen ser en Santiago lo que son las columnas para los portales habaneros. Pero esas escalinatas son m√°s que simples facilitadores arquitect√≥nicos, son espacio seguro de juego para los ni√Īos, sets para fotograf√≠as y videos clips, son extensiones de gimnasios, entre otros m√ļltiples usos en esta urbe que las exhibe orgullosa.

De esa imagen poderosa que representan las escalinatas para los santiagueros se apropi√≥ Daylenis Blanco Lobaina para darle curso a su proyecto con el fin de promover el patrimonio y su apropiaci√≥n en Santiago de Cuba. Todav√≠a recuerdo los primeros esfuerzos, los trabajos period√≠sticos de descubrimiento perenne, el programa de radio, la pe√Īa, las redes sociales‚Ķ todo en funci√≥n del ascenso, como si construir este esfuerzo may√ļsculo fuera tambi√©n decidir emprender el camino desde el primer escal√≥n.

Todo ese esfuerzo en la actualidad se puede percibir en toda su dimensión más que en su condición metafórica, Escalinata es una realidad que ha rendido sus frutos tanto en lo investigativo, como en lo promocional. Sobre las peculiaridades de este ascenso el Portal del Arte Joven Cubano conversó con la gestora del proyecto.

‚ÄďEl patrimonio y el acercamiento a √©l generalmente es una acci√≥n que emprenden profesionales de otras ramas de las humanidades, ¬Ņpor qu√© has hecho de este un tema para la promoci√≥n y la investigaci√≥n?

Justamente por eso, por el convencimiento que mucho tiene que hacer el periodismo y la comunicación en promover el conocimiento-reconocimiento-salvaguarda de nuestro patrimonio. Otros profesionales de las ciencias humanísticas han aportado muchísimo en las investigaciones de los más diversos tipos de patrimonio; sin embargo, falta muchísimo en la divulgación de ese conocimiento, y es ahí donde más me interesa aportar.

Ya presentamos una asignatura en la carrera de Periodismo que abordara esta tem√°tica, y fue aprobada como parte del Plan E, para cuarto a√Īo. Las expectativas son motivar a los j√≥venes profesionales a investigar m√°s, a especializarse y a utilizar los diversos medios de comunicaci√≥n y todas las plataformas digitales a su alcance para valorizar mucho m√°s nuestro patrimonio.

‚ÄďUno de los debates te√≥ricos m√°s comunes alrededor del patrimonio y su salvaguarda es su capacidad para sobrepasar el espacio de los archivos, ¬Ņconsideras que ese fen√≥meno est√° superado?, ¬Ņson conscientes los investigadores y promotores de la necesidad de promover el patrimonio m√°s all√° de salvaguardarlo?

S√≠, como dices, es un debate com√ļn y casi superado actualmente entre los investigadores. No creo que todav√≠a todos los p√ļblicos lo superen, pues aunque en los √ļltimos a√Īos se ha avanzado bastante, todav√≠a cuando hablas de patrimonio las personas piensan casi autom√°ticamente en eso: archivos, museos, antig√ľedades. Sobrepasar el espacio de los archivos lleva mucho trabajo de promoci√≥n, de acercar las historias, los valores de esos archivos a la gente. Salvaguardar el patrimonio constituye el objetivo principal cuando lo promovemos.

‚Äď¬ŅQu√© papel juega la comunicaci√≥n para ese fin?, ¬Ņhay real conciencia del impacto que puede tener esa comunicaci√≥n en la protecci√≥n de los bienes patrimoniales?

Lo que no se conoce no se puede proteger. Es una cuesti√≥n b√°sica. Esa ‚Äúreal conciencia del impacto‚ÄĚ no es igual en todos los territorios del pa√≠s, ni siquiera en todas las instituciones. En Santiago de Cuba todav√≠a se subvalora bastante.

‚ÄďCreo que el ejemplo del rescate del Himno puede ayudar a describir mejor la experiencia de los impactos, ¬Ņc√≥mo crees que ha tributado a la toma de conciencia y el sentido de pertenencia hacia la ciudad?

presentación del Himno de Santiago de Cuba

El rescate del Himno de Santiago de Cuba fue un ejemplo de cu√°nto podemos hacer desde los medios de comunicaci√≥n, o desde la academia, pero sin dudas, nos falta mucho. Contamos casi inmediatamente con el apoyo de los artistas. El Maestro Ernesto Burgos y la Banda Provincial de Conciertos y la Maestra Daria Abreu al frente del Orfe√≥n Santiago, a quienes agradezco infinitamente el empe√Īo. Tambi√©n a Ren√© Silveira, fot√≥grafo especialista a quien debemos la restauraci√≥n y digitalizaci√≥n de las partituras.

Ese es un ejemplo de lo que te hablaba. Cuando se estren√≥ en el Parque C√©spedes tuvo mucha aceptaci√≥n, tambi√©n mucha repercusi√≥n en la prensa y asistieron muchos artistas e intelectuales de la ciudad, pero fue un esfuerzo tit√°nico y desinteresado de un grupo de periodistas, investigadores y artistas, que pocas veces logra repetirse por la falta de apoyo institucional. Nadie cobr√≥ nada por trabajar durante semanas en esto. Ah√≠ siguen los archivos, a la espera de investigadores, de recursos, de acciones de puesta en valor que los vuelvan a poner en las manos del p√ļblico.

Si una agrupaci√≥n rescata por ejemplo la obra de √Ďico Saquito, hace arreglos musicales, la graba e incluye en su repertorio de estos tiempos, entonces estamos hablando de impacto, de rescate de nuestro patrimonio musical, de una puesta en valor que adem√°s genera ingresos. Debemos pensar con mayor lucidez en temas como estos. A la espera de estas acciones aun quedan muchos de nuestros exponentes patrimoniales.

‚ÄďH√°blame de Escalinata como proyecto expandido, espacio sociocultural, radial e hipermedia.

Escalinata ha sido una gran escuela. Naci√≥ en la radio, en febrero de 2016, con la finalidad de ‚Äúnoticiar el patrimonio‚ÄĚ, y cada semana actualiza sobre las principales investigaciones, acciones de conservaci√≥n, actividades de promoci√≥n que tienen lugar en museos e instituciones culturales, entre otras. De igual modo cuenta con dos secciones, para m√≠ muy importantes, una dedicada a los ‚ÄúSantiagueros que han hecho historia‚ÄĚ, gracias a su trabajo dedicado a la salvaguarda de las m√°s variadas aristas del patrimonio en la ciudad, y ‚ÄúLo mejor de Santiago es su gente‚ÄĚ, donde conocemos a las personas que hoy son responsables, por ejemplo, la custodia, el estudio, la restauraci√≥n de bienes patrimoniales, etc. Ah√≠ entrevistamos arque√≥logos, investigadores, restauradores, alba√Īiles, fot√≥grafos, muse√≥logos.

Con Escalinata nos hemos formado. Recuerdo que al inicio todo el equipo de radio curs√≥ un postgrado en Educaci√≥n Patrimonial, porque era necesario aprehender de Patrimonio para hacer mucho mejor el trabajo. Agradezco mucho a todos. Las locutoras Zeyda V√°zquez, Leismin Linares, Rosaelianne de la Rosa; a Jorge Mora, grabador y editor del programa, a quien debemos todo el dise√Īo sonoro; tambi√©n a Yailene Brioso, una asesora muy exigente y que mucho nos ha ayudado, y a todos los colegas que en distintos momentos de Escalinata han hecho colaboraciones importantes.

Durante dos a√Īos, trascendimos la cabina de radio para dialogar directamente con los santiagueros del centro hist√≥rico de la ciudad, gracias al espacio que nos brind√≥ la Casa Dranguet, y all√≠ convocamos a muchas personas y artistas y dialogamos sobre muy diversos temas. Estas pe√Īas se grababan y se radiaban la semana siguiente.

En esa experiencia de promoción del patrimonio tuvimos además un boletín que circuló entre los asistentes y abrimos nuestra página en Facebook. Tengo que decir que ese espacio nos demostró lo ávido que están los santiagueros de espacios como estos. Fue un derroche de mucho saber durante todo ese tiempo.

‚Äď¬ŅCu√°nto ha significado la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en este empe√Īo?

Sin la AHS no hubiera sido posible. La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z me acogi√≥ justo por mi trabajo en la promoci√≥n del patrimonio en Santiago de Cuba y gracias a su apoyo rescatamos el Himno de Santiago de Cuba en 2017 y mantuve durante dos a√Īos la pe√Īa Escalinata en el Centro de Interpretaci√≥n del Patrimonio Cultural Cafetalero, conocido como la Casa Draguet. En ese mismo a√Īo convocamos al concurso ‚ÄúEscalinatas de Santiago de Cuba‚ÄĚ y compilamos mucha informaci√≥n gracias a la participaci√≥n de m√°s de 50 oyentes, quienes nos donaron fotos, recortes de prensa, an√©cdotas, sobre uno de los √≠conos urbanos m√°s importantes de la ciudad. Sue√Īo con poder convertir todo esto en libro, en alg√ļn momento.

‚Äď¬ŅQue est√°s haciendo actualmente?

En estos momentos me enfoco en mis estudios de doctorado en Ciencias de la Comunicación, dirigidos al estudio del cine. Esto implica un estudio profundo de las salas de cine de Santiago de Cuba, un análisis de la programación hasta completar con un entendimiento de la cultura de la pantalla generada alrededor del cine, como uno de los medios de comunicación más influyentes del siglo XX. Espero hacer contribuciones a los estudios sociohistóricos de la Comunicación en nuestro país, reconstruyendo y analizando este pedazo de historia en Santiago de Cuba.

Adem√°s, desde hace poco m√°s de un a√Īo trabajo el √°rea de la comunicaci√≥n con el Septeto Santiaguero, uno de los exponentes m√°s importantes de la m√ļsica tradicional cubana en nuestro pa√≠s con dos Premios Grammy Latinos, y me da mucho gusto trabajar con el Maestro Fernando Dewar y todo su equipo en la promoci√≥n de su trabajo, mucho m√°s enfocado a enamorar a los j√≥venes de nuestra historia y herencia musical.

En este a√Īo celebramos el aniversario 25 de la agrupaci√≥n e hicimos una donaci√≥n importante al Museo de la M√ļsica Pablo Hern√°ndez Balaguer de Santiago de Cuba, utilizamos casi todas las plataformas digitales en estrecha relaci√≥n con los seguidores en todas partes del mundo. Contin√ļo aprendiendo y trabajando ‚Äúal pie del ca√Ī√≥n‚ÄĚ, como se dice, por la promoci√≥n de nuestra cultura, de nuestro patrimonio.

‚Äď¬ŅPor qu√© ha sido la promoci√≥n tan importante en tu desarrollo profesional?

Fue casi un descubrimiento despu√©s de varios a√Īos trabajando en la radio. La promoci√≥n va esculpiendo mi carrera de alg√ļn modo, y no importa donde est√©, si es la radio, la academia, el mundo de los espect√°culos, todo se va articulando para que suceda algo en lo que creo: es nuestro deber poner el periodismo al servicio de los dem√°s.