intelectuales


La política para Martí: Un asunto del alma

Por Lil María Pichs Hernández, intervención en el espacio Dialogar, dialogar, de la AHS

Gracias por la invitaci√≥n a este espacio. Deseo comenzar con referencias al texto de Cintio Vitier¬†Jos√© Mart√≠ en la hora actual de Cuba, escrito en 1994, el cual me parece vital para entender fen√≥menos de aquel momento y el presente. El engranaje social no funciona todo lo bien que deber√≠a. La f√≥rmula martiana ‚Äúcon todos y para el bien de todos‚ÄĚ no ha llegado a todos los que tiene que llegar en nuestro pa√≠s, y son, efectivamente, la educaci√≥n y la cultura campos esenciales para revisarnos como pa√≠s.

Es en el campo de la cultura donde Cintio ubica la soluci√≥n a muchos de nuestros problemas. Y, de hecho, hace una comparaci√≥n entre la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n de 1961 y la nueva campa√Īa de alfabetizaci√≥n o de culturizaci√≥n que har√≠a falta entonces en 1994, seg√ļn sus palabras.

Dijo¬†Cintio¬†entonces: ‚ÄúLa campa√Īa de alfabetizaci√≥n martiana que ahora necesitamos, en un pueblo que ya sabe leer y escribir, y que ha alcanzado niveles cient√≠ficos admirables, pero que en su mayor√≠a desconoce m√°s su historia y por lo tanto el argumento de su propia vida, es una campa√Īa de espiritualidad y de conciencia.¬† Hoy nuestro mayor problema espiritual, sin excluir los campos, est√° en las ciudades, y la ignorancia que hay que remediar es de otra especie, es en verdad la ignorancia de s√≠ mismos, de la propia historia, de la propia naturaleza, de la propia alma.‚ÄĚ

Por qué Cintio llama la atención acerca de estos elementos: historia, naturaleza y alma en la misma oración. Es algo que pudiera quedar flotando en este espacio y que pudiéramos retomar después en otro momento del debate.

Otro elemento que nos llam√≥ la atenci√≥n acerca de¬†este art√≠culo¬†es la caracterizaci√≥n que hace de la juventud de 1994. Cintio Vitier dice en ese momento: ‚ÄúA 36 a√Īos del triunfo de la Revoluci√≥n‚ÄĚ‚Äďsi√©ntanse libres de poner a m√°s de 60 a√Īos del triunfo de la Revoluci√≥n‚Äď, ‚Äúcomprobamos crecientes zonas de descreimiento y desencanto en los j√≥venes, tanto iletrados como pertenecientes a las minor√≠as intelectuales.¬† El nihilismo juvenil, filos√≥ficamente articulado por la corriente llamada posmodernismo, es un fen√≥meno universal y que en nuestro pa√≠s no es un fen√≥meno mayoritario.‚ÄĚ

Quisiera preguntar si alguien sabe de qu√© est√° hablando Cintio Vitier cuando habla del nihilismo juvenil y del posmodernismo, unas palabras que se est√°n poniendo bastante de moda en los √ļltimos a√Īos.

Evidentemente, cuando se habla de nihilismo, se habla de una corriente filos√≥fica que sostiene la imposibilidad del conocimiento y que, por lo tanto, niega la existencia y el valor de todas las cosas; negaci√≥n de toda creencia o todo principio moral, religioso, pol√≠tico o social; ese sentimiento de que nada de lo que se haga tiene sentido. Por ejemplo, ¬Ņpor qu√© se va a estudiar en la Universidad si hay gente que no lo hace y gana m√°s dinero que uno? ¬ŅPor qu√© mis padres y mis abuelos trabajaron toda su vida, y de repente el harag√°n del barrio est√° mejor porque recibe remesas del exterior?

Hacerse esas preguntas y encontrar las respuestas a ellas: absolutamente nada tiene sentido, es asumir una posición nihilista.

Entonces este es un fenómeno asociado a la posmodernidad.  De la posmodernidad se comienza a hablar luego de la caída del Muro de Berlín y del supuesto fin de la guerra fría, cuando evidentemente el socialismo real, o el proyecto idealista soviético completamente queda abandonado, y el capitalismo, el polo que gana la guerra fría, Estados Unidos y su ideología capitalista e imperialista triunfan en el mundo.

Aparecen personajes que empiezan a hablar del fin de la historia.¬† Como la historia humana ha sido la historia de las guerras, si nos ponemos a pensar, la historia de los seres humanos es la historia del batallar constante por un objetivo; sin embargo, si pensamos nihilistamente y nada tiene sentido, y vemos que luego de la importancia que tuvo la guerra fr√≠a, de repente gan√≥ una √ļnica manera de pensar, el capitalismo se instala en el mundo como √ļnico pensamiento racional, o sea, lo m√°s l√≥gico es querer trabajar para tener dinero y comprarse una casa y vivir bien, eso es lo l√≥gico; pensar en el otro, o no pensar ego√≠stamente, es ir en contra de la naturaleza humana.

Eso es verdad, se quedó impregnada en muchas personas, y es la verdad que triunfa luego de la guerra fría.

Esa forma de pensar lleva objetivamente a un cambio de √©poca en el pensamiento. Entonces, como no se sab√≠a qu√© nombre iba a tener esto filos√≥ficamente -lo anterior era el modernismo, a la¬† primera etapa de desarrollo capitalista y toda su filosof√≠a-, se le llam√≥ posmodernismo. Era una cosa provisional, pero no hay nada m√°s permanente que lo provisional. As√≠ que por posmodernismo lo conocemos ahora y es evidentemente una corriente que entre sus caracter√≠sticas tiene, por ejemplo, la idea de que la historia ya no existe, lo √ļnico que tenemos es presente; el pasado en realidad es una ficci√≥n, es un cuento, son relatos, no tenemos que conocerlo; solo tenemos que vivir en el ahora, y ni siquiera preocuparnos por el ma√Īana, y al final nada tiene sentido. Disfruta ahora, t√≠rate varios selfis ahora, porque al final nada tiene sentido.

Luego, no hay dualismo ninguno, se pierde, dejan de existir el oriente y el occidente, dejan de existir blancos y negros, dejan de existir. Aunque se pueden hallar, por supuesto, todo tiene elementos positivos y negativos, aunque nos podemos identificar con algunos elementos positivos del posmodernismo, evidentemente esta dualidad que supuestamente deja de existir entre ricos y pobres, por ejemplo, desde nuestra filosofía, es algo que no se puede aceptar.

La idea de desconocer la dimensi√≥n hist√≥rica de los procesos y las causas que nos han llevado a que las cosas sean como son a nivel internacional, incluso a nivel nacional, c√≥mo vivir en el presente sin conocer nuestro pasado, c√≥mo pensar en qu√© hacer ma√Īana y por qu√© hacemos las cosas, si no lo identificamos como un proyecto de vida; no digo un proyecto de naci√≥n, todo comienza desde el individuo, y desde el c√≥mo las relaciones sociales, las relaciones familiares, nos van transformando en la cotidianidad. C√≥mo enajenarnos de eso y simplemente pensar que estamos aqu√≠ sin ninguna raz√≥n y que por lo tanto nada de lo que hagamos vale la pena, y que por lo tanto no tenemos nada que aportar al otro, no tenemos nada en que ayudar a las dem√°s personas y nos encerramos en nosotros mismos.

Estas ideas son lamentablemente una de las grandes tendencias en el pensamiento. Y no quiero decir eso de que los jóvenes están perdidos, porque la frase data de la Grecia antigua. Sin dudas el artículo de Cintio tiene una visión muy integradora.

√Čl escribi√≥ por ejemplo sobre las relaciones entre pol√≠tica, el pueblo y la poes√≠a. ¬ŅQu√© relaci√≥n puede existir, cuando seg√ļn algunas clasificaciones, sociedad civil es la parte de la sociedad que no toma las decisiones pol√≠ticas, o sea, est√° separada de sus gobernantes?

Hay una sociedad civil que se encuentra completamente enajenada del proceso de construcción de su país, y que no hace nada para seguir construyendo.

Sin embargo, en la historia de Cuba hay un personaje que da respuesta a este problema de qué relación existe entre política, pueblo, poesía, cultura, de una manera muy particular y muy integradora, que es la que Cintio rescata. Por supuesto, estamos hablando de José Martí.  Y de ahí la importancia, una vez más, de recurrir al Apóstol a la hora de intentar encontrar herramientas para dar respuestas, desde nuestras propias realidades, desde nuestros propios pensamientos, nuestros intereses, los intereses de nuestra comunidad, a estos problemas a los cuales nos enfrentamos.

Mart√≠ desmiente el aparente divorcio que existe entre poes√≠a, literatura, arte, cultura, y eso que algunos llaman gente com√ļn, el pueblo, que es sin dudas el tejido de la vida real, que se encuentra saturado de imaginaci√≥n.¬† La pol√≠tica fue para √©l ‚Äďdice Cintio‚Äď, fue para Mart√≠, un asunto del alma. ¬°La pol√≠tica, un asunto del alma!

Y, por supuesto, yo quisiera preguntar a qui√©nes aqu√≠ les gusta la pol√≠tica, ven el Noticiero todos los d√≠as, ven la Mesa Redonda. Qui√©nes aqu√≠ piensan que su vida no tiene nada que ver con la pol√≠tica. Entonces aqu√≠ hay algo interesante: no nos interesa la pol√≠tica, pero hay algo que nos dice que nuestra vida no transcurre divorciada de la pol√≠tica. ¬ŅSe entiende lo que dije?

¬ŅC√≥mo entendemos la pol√≠tica en la actualidad?¬† ¬ŅQu√© es para nosotros la pol√≠tica?¬† Estamos vi√©ndolo como el arte o la ciencia de gobernar personas, un grupo de personas que gobierna a otra, que toma las decisiones, o un grupo de personas que ha sido empoderado por un colectivo m√°s grande de individuos para tomar decisiones por ellos, o estamos pensando que pol√≠tica es simplemente las personas que se dedican a la pol√≠tica, cobran por ser pol√≠ticos en el mundo, esto es una tendencia, esto es una realidad en muchos pa√≠ses. Sin embargo, para Cintio la pol√≠tica no es solo el arte de hombres gobernando a hombres, sino el arte de gobernarse a s√≠ mismo.

Primer elemento: una nueva visi√≥n de qu√© cosa es pol√≠tica. Y segundo, la idea de que las decisiones pol√≠ticas nos afectan de alguna u otra manera, pero no nos interesan, nos lleva necesariamente a hacernos la pregunta de por qu√© no nos interesa la pol√≠tica. Y en el fondo de esa respuesta, un elemento que subyace, independientemente de las cosas que podamos estar pensando ahora mismo, es la idea de que yo no tomo parte en esas cosas, a m√≠ nadie me pregunta, en realidad no me interesa. ¬ŅSer√° que no me interesa porque nadie me pregunta? ¬ŅSer√° porque no acuden a m√≠ las personas a preguntarme porque piensan que no me interesa? Todos formamos parte de lo mismo, y tenemos un papel que jugar en nuestra comunidad, en nuestra familia, en nuestro pa√≠s.

Esa idea, esa visi√≥n integradora de pol√≠tica, es algo que Cintio rescata de Jos√© Mart√≠, y que creemos que vale la pena traer a discusi√≥n en un espacio como este, porque hay muchas edades ac√° representadas y porque ser√≠a muy interesante debatir sobre estos temas, pero sin dudas ‚Äďy concluyo con esto‚Äď una de las grandes ense√Īanzas que nos da Jos√© Mart√≠ es que todo, absolutamente todo, es pol√≠tica, en la medida en que la pol√≠tica es un reflejo de las relaciones humanas, se convierte en un ambiente, en un espacio en el que los seres humanos interact√ļan, y las decisiones que toman afectan a otros, incluso afectan a elementos que supuestamente son ajenos a ellos.

Espero que les haya inquietado con algunos puntos, que les haya causado alg√ļn inter√©s, Y muchas gracias por su atenci√≥n, y espero poder expandir, extender este espacio.

(APLAUSOS)

*Transcripción de la intervención de Lil María Pichs Hernández, miembro de la dirección nacional del Movimiento Juvenil Martiano, en el espacio Dialogar, dialogar sobre José Martí en la hora actual, realizado en el Pabellón Cuba, sede nacional de la AHS, el miércoles 22 de enero de 2020.

 


Artistas e intelectuales reciben Premio Maestro de Juventudes (+Fotos)

Con la asistencia del Presidente de la Rep√ļblica de Cuba, Miguel D√≠az Canel Berm√ļdez, se realiz√≥ este viernes la ceremonia de entrega del premio Maestros de Juventudes que otorga la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

En la gala, que se realiz√≥ en el Memorial Jos√© Mart√≠ de La Habana, recibieron el importante galard√≥n la Premio Nacional de Radio Caridad Mart√≠nez Gonz√°lez; Pedro Pablo Rodr√≠guez, historiador, periodista y Premio Nacional de Ciencias Sociales y Human√≠sticas; el pintor y grabador, Premio Nacional de Artes Pl√°sticas, Eduardo Roca Salazar (Choco); Roberto Gacio Su√°rez, actor, profesor de teatro y cr√≠tico de arte; la compositora e int√©rprete Rosa Mar√≠a Campo P√©rez; el Doctor en m√ļsica Jos√© Antonio M√©ndez Valencia y la periodista y escritora Basilia Papastamat√≠u.¬†

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

«Ustedes, Maestros, como todos a los que la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z distingue desde 1995, son baluartes de otra cultura, la que en muchos pa√≠ses es resistencia, la del sentido humanista cr√≠tico y comprometido, la que nos invita a ser ciudadanos activos en la conformaci√≥n de la √©tica de una sociedad, la que nos hace pueblo y no p√ļblico», expres√≥ el joven cantautor y vicepresidente nacional de la organizaci√≥n Rey Montalvo, al referirse y felicitar a los artistas e intelectuales agasajados.¬†

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

Pedro Pablo Rodr√≠guez, en nombre de los distinguidos con el Premio Maestro de Juventudes 2020, agradeci√≥ a la vanguardia art√≠stica cubana, y en sus palabras, asegur√≥ que los miembros de la la Asociaci√≥n «hacen un gran honor a esos j√≥venes inolvidables que fueron los hermanos Sa√≠z (.. ) Debi√©ramos hacer m√°s para que se conozca esa gigantesca, enorme y madura obra de vida. No se puede hablar de pensamiento joven sin contar con sus ideas», llam√≥ adem√°s la atenci√≥n el notable historiador.¬†

Durante la velada, tambi√©n se entreg√≥ la condici√≥n Miembros de Honor de la AHS a los m√ļsicos e integrantes del d√ļo Buena Fe, Israel Rojas y Yoel Mart√≠nez, y al destacado periodista y cr√≠tico Jos√© Luis Estrada Betancourt.¬†

Participaron adem√°s en el encuentro, Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; Diosvany Acosta Abrahante, primer secretario del Comit√© Nacional de la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas; y Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente nacional de la AHS, entre otros invitados.

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

foto: Eduardo Enrique Pérez (Eddos)

 


Pensar la ciencia. Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (VI)

Habilidades a desarrollar durante una investigación científica (Primera Parte)

Si has seguido las entradas anteriores de esta sección, habrás notado cómo insisto en que el recorrido por un programa de formación académica (sea de licenciatura, maestría o doctorado) es mucho, pero mucho más, que el acto de conformar un informe final o tesis. Ciertamente, este reporte escrito es el objeto concreto a evaluar por el tribunal y, sin dudas, su apropiada conformación debe ser tu prioridad. No obstante, debes tener en cuenta que este ejercicio no es otra cosa que un examen donde debes demostrar que has adquirido competencias que te permitirán operar luego en el ámbito científico. Es, por tanto, un punto de partida y no un punto de llegada.

Mi principal consejo (uno de los objetivos de estos posts) es que veas los a√Īos que pasas en tu programa como un periodo de inversi√≥n en ti mismo a largo plazo. Tu misi√≥n principal es desarrollar el m√°s amplio rango de competencias posible. Debes tomar en consideraci√≥n que un t√≠tulo no garantiza de ninguna forma la adquisici√≥n de un determinado trabajo. M√°s bien, es el requisito indispensable para aplicar al mismo. Si te fijas en la persistencia con que los Ministerios de Educaci√≥n Superior de los distintos pa√≠ses presionan para elevar el nivel de sus claustros, entonces es f√°cil reconocer que hace falta mucho m√°s que un t√≠tulo para obtener un puesto apetecible.

Adem√°s, una vez que te grad√ļes la naturaleza de tu trabajo cambiar√° radicalmente. Es decir, si antes de obtener tu doctorado te dedicabas a la docencia y, mayormente, a la investigaci√≥n; una vez graduado se esperar√° de ti que performes con eficiencia en otras √°reas como la direcci√≥n de proyectos cient√≠ficos (donde tendr√°s que liderar equipos de investigadores), la tutor√≠a de j√≥venes, la pol√≠tica universitaria o la edici√≥n de revistas acad√©micas. Cada una de estas tareas demanda un ‚Äúsaber hacer‚ÄĚ que debes dominar de antemano. Por ese motivo, es cr√≠tico que orientes tus esfuerzos hacia la conformaci√≥n de atributos y destrezas que te har√°n destacar con respecto a otros solicitantes.

Este es el primero de dos posts donde te ofrezco cuatro esferas de aptitud en las que debes invertir y crecer durante el período de obtención de un grado científico. Ellas son: (1) Conocimiento y habilidades intelectuales, (2) Eficacia personal, (3) Organización de la investigación y (4) Relaciones, influencia e impacto. Aquí analizaremos solo las dos primeras.

Gráfico propio creado a partir de la ilustración de Pablo Stanley (www.blush.design.com)

Es importante que ganes conciencia acerca de ellas, que reconozcas tus fortalezas y debilidades, para entonces identificar qué pasos darás para mejorar las habilidades que ya tienes y para para sobreponerte a tus flaquezas. No dejes las cosas al azar; toma tu futuro en tus manos.

Recuerda que las im√°genes que acompa√Īan el texto pertenecen a www.phdcomics.com.

Conocimiento y habilidades intelectuales

He aqu√≠ el n√ļcleo del proceso formativo. El investigador, antes que todo, compendia datos existentes, reconoce vac√≠os y terrenos en disputa y aporta un nuevo conocimiento al mundo. Este primer cuadrante reconoce los requisitos de informaci√≥n, habilidades y creatividad necesarios para poder completar la tesis. Implica varias competencias insoslayables: analizar, sintetizar, pensamiento cr√≠tico, soluci√≥n de problemas e imaginaci√≥n relevante.

Suena complejo y abstracto, ya lo sé. Pero se pueden desmenuzar en adiestramientos específicos. Lo primero y más importante es el entendimiento de tu campo de estudios, es decir, debes ser capaz de responder con experticia estas tres preguntas:

  • ¬ŅCu√°les son sus paradigmas (puntos de vista y autores relevantes)?
  • ¬ŅCu√°les son sus principales m√©todos (c√≥mo se colectan y procesan los datos)?
  • ¬ŅCu√°les son sus avances trascendentes (discusiones m√°s relevantes que suceden hoy)?

Mientras más entiendas de estos puntos más posibilidades tendrás de hacer un trabajo relevante. Domínalos.

Relacionado con lo anterior, debes estar capacitado para conducir b√ļsquedas efectivas de informaci√≥n; o sea, necesitas saber localizar las principales fuentes, utilizar los softwares bibliogr√°ficos como EndNote (de pago) o Mendeley (gratuito), y dem√°s facilidades de las tecnolog√≠as de hoy. Ten en cuenta que esto es un punto donde (en ocasiones) los j√≥venes podr√≠amos tener ventajas con respecto a investigadores de m√°s edad. Aprov√©chalas para encontrar nuevos nichos de datos poco explorados.

Finalmente, si has realizado lo descrito, te será fácil el reconocimiento de problemáticas de tu campo. Mantente abierto a nuevas fuentes de ideas y te encontrarás apto para la formulación de soluciones. Pronto podrás trabajar en desarrollo de conceptos teóricos. Con el dominio del trinomio paradigmas, métodos y avances, tienes el éxito a la vista en cualquier empresa en la que te embarques.

Eficacia personal

Lograr la maestría imprescindible de las habilidades intelectuales toma tiempo. No hay conjuro que las invoque de forma inmediata y solo la constancia y la planificación adecuada pueden hacerlas florecer. Claramente, la guía certera de un tutor es el mejor impulso que puedes recibir. Pero tu desarrollo no puede depender solo de ello. De ahí que alcanzar la autosuficiencia ha de ser un norte en tu ruta.

¬°Ojo! No confundas autosuficiencia con arrogancia. La primera, implica la facultad de ejercer determinadas tareas con eficacia sin necesidad de orientaciones externas. Va de adentro hacia afuera. Tiene que ver contigo y tu dominio del mundo exterior. En cambio, la segunda desatiende la tarea y solo se concentra en la gente que te rodea. Va de afuera hacia adentro. No le interesa aquello que hay que hacer, sino la fanfarria hueca de pretender poder hacerlo sin ejecutarlo de veras.

Lamentablemente, la arrogancia es una cualidad demasiado com√ļn en el mundo acad√©mico. Estoy convencido de que ya conoces a muchos y eso indica que es un peligro real que afecta el √°mbito donde te mueves. La vacuna radica en concentrarse en la tarea y descubrir satisfacci√≥n en su ejecuci√≥n con desenvolvimiento. Te prometo que la realizaci√≥n de ejercicios complejos de tu campo con la soltura adecuada no pasar√° desapercibida por tus pares y superiores.

En otro sentido, debes trabajar en aprender los protocolos de relaciones interpersonales. ¬ŅQu√© es esto? Pues como ya hemos visto, en la vida acad√©mica los roles profesionales se hallan quir√ļrgicamente estratificados y es tarea tuya reconocer tales estamentos y comportarte siguiendo sus protocolos. Algunas consecuencias son obvias y no merecen mayor detenimiento. Por ejemplo, no debes dirigirte de igual manera a un compa√Īero doctorando (tu par) que a tu tutor (tu superior).

Pero hay otras instancias un poco m√°s difusas con las que te relacionar√°s y que debes reconocer. Ello implica aprender a escribir e-mails profesionales a editores de publicaciones, directivos de redes profesionales y organizadores de eventos. El registro en el que establezcas tu comunicaci√≥n puede ser determinante a la hora de la aceptaci√≥n o rechazo de tus propuestas. Nadie tolera a los ‚Äúequivocados‚ÄĚ. Has de perseguir la balanza precisa entre la humildad y el orgullo. Lamentablemente, la comunicaci√≥n adecuada, precisa y respetuosa, es como todas las cosas verdaderamente valiosas de la vida: solo la notamos cuando nos falta.

Aquí te mando un consejo práctico. Para ensayar las formalidades académicas te recomiendo el canal de YouTube de Shady Attia, profesor de la Universidad de Liège, Bélgica, quien ofrece numerosos tips que allanarán tu camino. Además, te aconsejo consultar dos libros, el primero es de Danny Rubin, Wait, How Do I Write This Email? Game-Changing Templates for Networking and the Job Research (2016), que podrás descargar en este link (https://b-ok.lat/book/3680411/f9d521); el segundo es de Heike Hering, How to Write Technical Reports. Understandable Structure, Good Design, Convincing Presentation (2019, Berlín, Springer) que encontrarás aquí (https://b-ok.lat/book/3653174/b3bc4c).

Ambos ejemplares tienen la ventaja de ser utilizados fuera del espacio universitario tambi√©n, por lo que sus ense√Īanzas te ser√°n muy √ļtiles. En otro post futuro te comentar√© algunos textos que, en mi opini√≥n, son esenciales para que tu d√≠a a d√≠a como investigador joven sea un poco m√°s sencillo. Estate atento.

Por √ļltimo, es importante que trabajes en la autogesti√≥n de tu carrera. Este punto se refiere a la alineaci√≥n de tu actividad como cient√≠fico (aquel que hace ciencia) con el resto de tus objetivos de vida. ¬ŅTienes claras tus aspiraciones profesionales? ¬ŅEstas se complementan con tus anhelos personales? Recuerda que comenzamos dejando claro que alcanzar el t√≠tulo no debe nunca ser una meta. Por tanto, ¬ŅCu√°l es tu prop√≥sito? ¬ŅQu√© logro te har√≠a verdaderamente feliz? ¬ŅEst√°s dispuesto a hacer lo que se necesite para alcanzarlo?

Si lograr identificar tus dificultades may√ļsculas, tambi√©n podr√°s dise√Īar estrategias para solventarlas. No hay atajos en la carrera de un cient√≠fico. Disecciona tus problemas y ponte metas peque√Īas, as√≠ notar√°s avances y te mantendr√°s motivado. Puede ser el estudio exhaustivo de un determinado autor o la pericia exquisita de un m√©todo puntual. Da igual. Encontrar√°s en tu camino numerosas ocasiones donde evaluar√°s tu desarrollo. As√≠, podr√°s reconocer y espantar el olor mordiente de la desidia, el principal enemigo de todas las empresas significativas.

Ten claro en la mente tu destino √ļltimo y no pierdas de vista a tus h√©roes. La autogesti√≥n, es el tercer pilar el tr√≠pode de la eficacia personal. Junto con la autosuficiencia y las relaciones personales, ser√°n un empuj√≥n definitivo en tu carrera. Trabaja en ellas a conciencia.

…

Para trabajar en √°reas de adiestramiento profesional, normalmente, las universidades cuentan con escuelas doctorales. Igualmente, los colectivos de desarrollo cient√≠fico, tanto los programas de doctorado, de maestr√≠a o las carreras, dise√Īan seminarios con el fin de apoyar la formaci√≥n de los j√≥venes investigadores. Adem√°s, en una entrada anterior, te coment√© que tu tutor te ayudar√≠a a trabajar en estos bloques de destrezas.

Pero si nada de esto sucediera, si tuvieras la terrible mala suerte de embarcarte en una investigaci√≥n dentro de una instituci√≥n con un pobre manejo del potencial cient√≠fico; o si tu tutor le diera tres pepinos lo que haces o dejas de hacer; siendo aprehensivo respecto a tus zonas de desarrollo podr√°s asociar t√ļ mismo las acciones naturales del proceso de investigaci√≥n con tu propio programa de adiestramiento profesional.

Por ello te recomiendo que, antes de acometer cualquier ejercicio (entrevista, lectura, experimento, b√ļsqueda de archivo, observaci√≥n participante, etc.), te preguntes ¬Ņc√≥mo me puede hacer crecer? ¬Ņqu√© aspecto en espec√≠fico puedo desarrollar y de qu√© manera podr√≠a medirlo? Las √°reas que enumeramos m√°s arriba son los cuadrantes de tu br√ļjula. Obl√≠gate a pensar en ellas hasta que la costumbre te indique de forma natural en cu√°l eres mejor y en cu√°l debes trabajar m√°s. Cuida que tu camino las recorra todas en equilibrio, as√≠ evitar√°s perderte en el berenjenal de la vida del joven investigador. Invierte en ti mismo.


Eusebio Leal Spengler: Verba volant, opra manent

¬†Este 16 de noviembre de 2020 se cumplieron 501 a√Īos de la fundaci√≥n de San Crist√≥bal de La Habana. Ciudad de leyendas, enigmas, religi√≥n, mestizaje y cuban√≠a, que conoci√≥ los pasos del Maestro de Juventudes Eusebio Leal Spengler. Para departir sobre esta ciudad maravilla, debemos fecundar y evocar las figura del eterno y querido historiador de La Habana; Leal es un ente vivo que nos acompa√Īa en las obras urban√≠sticas, hist√≥ricas, sociales, culturales que conocieron sus manos, su intelecto y tiempo de vigilia a la conservaci√≥n del patrimonio hist√≥rico de la naci√≥n cubana.

Al cubano m√°s √ļtil de su tiempo, le debemos la monumental obra de restauraci√≥n de las obras del centro hist√≥rico de La Habana, declarado por la UNESCO en 1982 Patrimonio de la Humanidad. Aunque su sencillez formada en los duros avatares de su vida de infante, que esbozo en el libro Fi√Īes, dedicado a su amor verdadero, su madre Silvia, lo conducen a no prevalecer sus m√©ritos sobre su llaneza, reconoci√©ndose como un servidor p√ļblico que cumpl√≠a con el deber impostergable de defender la obra de la revoluci√≥n desde su puesto de trabajo.

Hombre de ense√Īanza emp√≠rica, autodidacta, fue so√Īando y se√Īalando su camino con el valor de la perseverancia, acompa√Īado con horas de estudio y desvelo que lo consagraron de un conocimiento vasto que hacia germinar a disposici√≥n de su pueblo habanero y cubano.¬†

En una entrevista que le realizo √Āngel Calcines, Eusebio expreso: ‚ÄúTuve que superar mis grandes limitaciones intelectuales, pues escrib√≠a con faltas de ortograf√≠as y me ve√≠a obligado a buscar soluciones alternativas para intentar suplir esa deficiencia, priorizando la palabra oral. Tuve que llenar grandes vac√≠os porque le√≠a y estudiaba lo que me gustaba.‚Ä̬†

Lo importante de estas afirmaciones es que reconocía que su abnegación y superación a todaacosta le permitieron ir evolucionando en su peregrinaje.

Qu√© decir de su oratoria elocuente, sensible, tierna, ferviente e inflamable, que hacia enamorar y enarbolar la conciencia hist√≥rica y revolucionaria de nuestra poblaci√≥n. Dis√≠miles fueron sus reconocimientos internacionales y nacionales en toda su vida, premios que son el reflejo de a√Īo de energ√≠a, atrevimiento y unidad colectiva para hacer prevalecer la historia.

Como apasionado martiano, Eusebio rememor√≥ las ense√Īanzas de Mart√≠ y las trasmiti√≥ en su oratoria, escritos y acciones. Como fiel estudiante del legado del nuestro H√©roe Nacional, llevo en su pecho una m√°xima martiana: ‚ÄúEn la cruz muri√≥ el hombre un d√≠a; pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los d√≠as. Todas las grandes ideas tienen su nazareno.‚ÄĚ

Las grandes ideas de restauración del patrimonio histórico tenían su nazareno, y el de La Habana, era Eusebio Leal. Por eso nuestro pueblo reconoce fielmente lo pulcro de sus actos, de su obra al servicio de la Historia.

¬ŅPero c√≥mo juzgar√° la historia y las nuevas generaciones a Eusebio Leal Spengler?

La propia respuesta fue dibujada en la entrevista: ‚ÄúUn d√≠a en la historia con Eusebio Leal Spengler.‚ÄĚ

  • ‚ÄúSiempre ser√° una inc√≥gnita el c√≥mo seremos enjuiciados por las futuras generaciones. ¬ŅSobre qu√© fundamentos establecer√°n su juicio? ¬ŅMirar√°n hacia su pasado con la suficiente amplitud de matices para entender que cada cual es hijo de su tiempo y, como tal, sucumbe a sus contradicciones y desvelos?‚ÄĚ

Temo afirmar que las nuevas generaciones y la historia lo juzgar√°n por sus obras. Verba volant, opra manent*.

 

Nota:

*Las palabras vuelan, pero la obra permanece


AHS viva, por lo que salva (Forodebate)

Trovador y sociólogo. Vicepresidente Nacional de la AHS.

La alt√≠sima responsabilidad de ser vanguardia, de ser las venas del arte joven por donde la creaci√≥n fluya con la libertad del tiempo y el espacio, son esencia y m√≠stica de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), una casa en la que sue√Īan y viven intelectuales y artistas menores de 35 a√Īos, con la voluntad de ser una generaci√≥n del presente, activos en la conformaci√≥n de esa otra cultura, la que no esclaviza, la que hace que los seres humanos no se derrumben en el letargo y la apat√≠a en una sociedad que necesita de hombres y mujeres vivos, atentos, cr√≠ticos, constructores.

La AHS, a sus 34 a√Īos, es una organizaci√≥n que crece, que muta con el aporte constante de nuevos miembros, que se basa en sus paradigmas para trascenderlos. No se conforma con ser refugio, quiere expandir la inquietud por un arte y una institucionalidad que no acepte lo vulgar, ni los sentidos comunes importados o aut√≥ctonos no revolucionarios.

Los límites a esos propósitos pudieran ser una amenaza, pero reconocerlos no es suficiente si es para establecer banderas de justificación; hay que luchar todos los días en contra de la sospecha y el estigma de lo que significa para algunos ser joven; derribar las barreras de la mente y el espíritu conservador, ser más serios allí donde se espera que no podamos ser serios.

Sea la AHS para fundar, un arma que defienda lo nuevo, un volcán de revolución, un nicho abierto del arte que salva, para subirle la altura a este tiempo.

34 a√Īos despu√©s

  • ¬ŅQu√© realidad nos favorece? ¬ŅQu√© realidad es adversa?
  • ¬ŅC√≥mo hacer del arte una vanguardia viva?
  • ¬ŅPor qu√© luchamos?* ¬ŅD√≥nde luchamos? ¬ŅC√≥mo luchamos?

*Una pregunta que devino antesala del testamento político de Luis y Sergio Saíz Montes de Oca; debatían consigo mismos y con su generación en uno de los contextos más hostiles de la historia de Cuba. En este tiempo pelear es crear. Tiempo que necesita de canciones, de la prosa y el verso afilado, del discurso escénico y visual que desnude lo divino y lo tremendo.

Resumen del trabajo de la AHS después de su 3er Congreso hasta hoy

La meta y tambi√©n el camino, dos a√Īos despu√©s

Es la AHS una casa de j√≥venes artistas e intelectuales. Hace dos a√Īos celebramos el 3er Congreso de la organizaci√≥n para pensarnos, para compartir ideas y establecer compromisos de trabajo entre nosotros y con las instituciones de la cultura en el pa√≠s. [+]


En Granma, fiesta virtual de pensamiento científico

A 152 a√Īos de la interpretaci√≥n por vez primera del Himno Nacional, aquel 20 de octubre, sobre los adoquines de la otrora Plaza de la Iglesia Mayor San Salvador de Bayamo (hoy Plaza del Himno) llega la Fiesta de la Cuban√≠a. El a√Īo 1994 marca la g√©nesis del festejo de cuban√≠a, a propuesta del entonces Ministro de Cultura Armando Hart D√°valos, con motivo del hist√≥rico suceso que marcar√≠a para siempre la historia de la Patria. ¬†

[+]


Librerías: espacios esenciales en las nuevas realidades sociales contemporáneas

‚Äú…s√≥lo el j√ļbilo que me produce entrar en una gran librer√≠a es comparable al fr√≠o que se siente al entrar en un gran arsenal‚ÄĚ.

José Martí.

(Diario La Nación El 13 de enero de 1886)

‚ÄúLas librer√≠as son antros donde se pasean unos tipos raros que ojean lo que no compran, que hojean lo que s√≥lo pueden mirar…‚ÄĚ

César Hildebrandt

(Periodista lime√Īo)

Quien se decida a realizar una exhaustiva b√ļsqueda bibliogr√°fica, acerca de temas relacionados con las instituciones culturales en nuestro pa√≠s, podr√° percatarse de siguiente detalle: sobre las librer√≠as resultan, a√ļn, escasos los trabajos que atiendan suficientemente su quehacer y papel, en torno a procesos articuladores como el servicio y la gesti√≥n cultural o su participaci√≥n en la producci√≥n de conocimientos e intercambios de informaci√≥n y significaciones de la sociedad.

La necesidad de indagar en estas y otras zonas de profundas connotaciones para estas instituciones, cuya actividad se relaciona con las formas tradicionales del consumo de libros, radica en el largo tiempo que han estado presentes en los itinerarios y prácticas culturales[1] de muchos cubanos. Ocupan un lugar crucial en la memoria colectiva, fundamentalmente, por el interés de los servicios que prestan y de sus usos, servicios que dejaron de ser una práctica de consumo cultural[2] elitista mediado por signos de status, con peso en las competencias económicas o culturales.

Lo antes descrito les ha permitido ganarse cierta distinci√≥n y destaque en los distintos momentos hist√≥rico-culturales de nuestra sociedad, a partir de interconexiones establecidas en el tejido social, que les imprimen caracter√≠sticas ‚ÄĒquiz√°s las m√°s conocidas‚ÄĒ como las de ser soportes estructuradores de barrios y actividades culturales y lugar de afinidades cultivadas de diversas maneras: El lugar ‚Äúdonde a la memoria y la emoci√≥n se suma el encuentro, seg√ļn postulados de la sicogeograf√≠a[3]‚ÄĚ. ¬†¬†

El periodista, narrador, cr√≠tico y editor cubano Imeldo √Ālvarez Garc√≠a, da cuentas en su art√≠culo «Libros, libreros y librer√≠as‚ÄĚ, de la impronta emotiva que estos lugares tienen al plantear ‚Äúque valdr√≠a la pena compilar los criterios y an√©cdotas de los m√°s importantes escritores, artistas e intelectuales sobre las librer√≠as [donde] Saldr√≠a un libro colmado de experiencias incalculables en la memoria de cualquier densidad cultural‚ÄĚ. Aunque valdr√≠a la pena recoger tambi√©n las vivencias de otros grupos sociales, pues la permanencia y diversificaci√≥n de las librer√≠as por todo el territorio nacional[4] patentiza una de las maneras en que se han defendido, nuestros derechos culturales, en tanto, hacer usos de sus servicios,[5] ejemplifica la democratizaci√≥n y acceso a los productos culturales (espec√≠ficamente los productos editoriales).

II

Urge recuperar y organizar la mayor cantidad de informaci√≥n posible sobre las librer√≠as porque en Cuba, ‚Äúdonde se libra actualmente la m√°s aut√©ntica revoluci√≥n cultural de estos tiempos, la librer√≠a tiene un significado distinto‚ÄĚ[6], ¬†al estar sometidas, entre otras mediaciones, a las cambiantes condiciones de la realidad social contempor√°nea, caracterizada por la diversificaci√≥n (y nuevos h√°bitos) de consumo de bienes y servicios culturales que coadyuvan, de una manera u otra, a debilitar su viabilidad.

La diversificaci√≥n de este tipo de consumo, ya ocupa el centro de dis√≠miles procesos de reproducci√≥n social, lo que significa para las librer√≠as, a escala local, seg√ļn la opini√≥n del pedagogo vazco, experto en politica y gesti√≥n cultural, I√Īaki L√≥pez Aguileta, ‚Äúuna dura competencia en el sector del ocio y la cultura, teniendo en cuenta la existencia de muchas ofertas p√ļblicas y privadas, en el hogar y fuera de √©l‚ÄĚ[7].

Pese a las amenazas que se derivan de estos contextos, las librer√≠as siguen desempe√Īando, desde su objeto social, el papel primordial de asegurar la bibliodiversidad y el fomento de la lectura de los ni√Īos, j√≥venes y adultos, razones que convocan e invitan a reflexionar acerca de su lugar como espacio p√ļblico que ha de ser promovido y defendido por todos los actores de la sociedad, los que deben (debemos) reconocer los roles y funciones de estas instituciones, para hacer ciertos las distintas proyecciones y asumir la pertinencia de valorizar la oportunidad que representan para el desarrollo cultural.

Este reconocimiento puede catalogarse de estrat√©gico porque, hoy d√≠a, sobre las librer√≠as se ci√Īen no pocos pron√≥sticos oscuros, que guardan relaci√≥n por una parte ‚ÄĒy terreno de agudas pol√©micas‚ÄĒ con el empuje de las tecnolog√≠as de la informaci√≥n y las comunicaciones (Tics) consideradas, muchas veces, colaterales a todo el ciclo productivo del libro[8]. ¬†y que afecta indiscutiblemente a los actores involucrados en ese proceso, entre ellos el lector y el libro respectivamente.

Por otra parte relacionados con comportamientos culturales,[9] tanto en el √°mbito social y educativo, que indican que la pr√°ctica de lectura est√° quedando por debajo de otras pr√°cticas como escuchar m√ļsica, ver la televisi√≥n, escuchar la radio y ver pel√≠culas en el hogar gracias al amplio inventario de equipos electr√≥nicos para ello. En otros t√©rminos: desplazamientos hacia otras zonas «m√°s atractivas‚ÄĚ que dan motivos, a veces extremistas, para decir que las librer√≠as ‚Äúse est√°n vaciando aceleradamente». ¬†

Si bien en ambos sentidos existen verdades (relativas), resulta oportuno se√Īalar que estas son las nuevas configuraciones donde las librer√≠as se est√°n (de)construyendo; asimilando e integrando otras interrelaciones y din√°micas para ampliar sus servicios, que no debe ser exclusivamente la venta de libros. Configuraciones donde las Tics pueden ser, efectivamente, excelentes aliadas ante las oportunidades que ellas proporcionan[10].

III

Datos obtenidos de las encuestas sobre el consumo y prácticas culturales en América Latina[11], apuntan a que la asistencia y/o visitas a librerías están exhibiendo cifras alentadoras lo que corrobora que estos espacios constituyen un incentivo para satisfacer intereses diversos. Cuba no es la excepción.

En los estudios que se desarrollan sobre el consumo de libros (producto cultural l√≠der de la industria editorial), las visitas a librer√≠as poseen una importancia particular, en tanto contribuyen a diagnosticar el sistema de pr√°cticas relacionadas con el mismo. Preguntas dise√Īadas sobre la asistencia o visitas a librer√≠as se realizan con el prop√≥sito de diagnosticar la utilizaci√≥n (uso) de esos espacios, ambos a disposici√≥n de las personas durante todo el a√Īo, a lo cual se debe agregar que visitarlas y ser socio de alguna es una pr√°ctica f√°cil de realizar y se pondera sobre la base de la importancia, utilidad y promoci√≥n de la lectura.

La informaci√≥n de y sobre las librer√≠as, extra√≠das de estudios que indagan en otros fen√≥menos culturales vinculados con las mismas, sugiere y ¬†aporta un ¬†material nada desde√Īable para el dise√Īo y puesta en pr√°ctica de los resultados concretos de las pol√≠ticas del libro en estos espacios culturales, esfuerzos institucionales a los que se incorporan investigadores de instituciones culturales y acad√©micas, as√≠ como los propios ¬†agentes de la industria cultural del libro, preocupados, desde visiones interdisciplinares y la conveniente combinaci√≥n de recursos metodol√≥gicos, en conocer las razones por la que determinados grupos sociales asisten a las librer√≠as y a cu√°les asisten.

En perspectiva las valoraciones anteriores contribuyen a bosquejar los actuales derroteros de las librerías, que deben trabajar por superar la representación tradicional como el lugar donde se venden libros, creencias, muchas veces compartidas, entre la población y el personal que labora en ellas[12] y apostar por una  orientación hacia:

  • el servicio caracterizado por la creatividad;¬†la utilizaci√≥n eficientemente de la informaci√≥n aportada por los estudios de la demanda; el sustento en diagn√≥sticos socioculturales y programas de actividades flexibles;¬†por la articulaci√≥n de la actividad atendiendo a los principales factores que influyen en la conducta del consumidor como: los culturales, sociales y personales.[13] Asirse a la convicci√≥n de que presentar un servicio de buena factura contribuir√° al aumento de h√°bitos, necesidades, demandas y expectativas culturales en la poblaci√≥n (potencial comunidad de usuarios).

IV

A modo de conclusi√≥n, repensar las librer√≠as como espacio p√ļblico de la cultura, dedicado a la comercializaci√≥n, posee intereses espec√≠ficos que no deben dejarse pasar por alto, d√≠gase, las relaciones que se establecen entre el binomio econom√≠a‚Äēcultura, pues est√°n en el terreno del sector cultural cuyas actividades econ√≥micas se vinculan a la producci√≥n cultural a partir de ofertas que intentan satisfacer un tipo de necesidad espec√≠fica: la cultural. ¬†

Desde estas relaciones se visualiza la importante funci√≥n de las librer√≠as de ser una organizaci√≥n econ√≥mica proveedora de servicios de distribuci√≥n, funci√≥n que las coloca en calidad de sociedad humana que tiene en mente los intereses de ese tipo de organizaci√≥n, situaci√≥n que, en ocasiones, convierte las ventas al p√ļblico en obsesi√≥n para los libreros,¬† sin tiempo para reparar en la responsabilidad de lo que representa el producto cultural editorial, de manera general, de otro tipo de producto.

La gesti√≥n comercial con enfoque cultural, un tipo de gesti√≥n venida a bien dentro del modelo de actualizaci√≥n social y econ√≥mico cubano, est√° llamada a solventar las deficiencias generadas por esas posturas y reordenar los procesos en aras de elaborar engranajes m√°s org√°nicos. Gesti√≥n que est√° llamada a defender, ‚Äúla √ļnica riqueza renovable (la cultural) y por tanto inagotable que tenemos [la cual] no puede ser sometida a las leyes de la oferta y la demanda‚ÄĚ[14].

As√≠ los procedimientos de trabajo a elegir ‚Äēo los elegidos‚Äē, tendr√°n inevitablemente que ser consecuentes con la creciente importancia del binomio antes se√Īalado y tener la voluntad por comprender, acompa√Īar y dominar mejor el lenguaje del mercado cultural (arm√≥nico y coherente con nuestra pol√≠tica cultural); realidad que exige entrenamientos m√°s s√≥lidos de los libreros y otros gestores para trabajar con recursos cient√≠ficos de la actividad cultural m√°s complejos, expeditos para estimular el deseo y la necesidad de llegarnos a esos ‚Äúgrandes arsenales‚ÄĚ y sentir que tienen definitivamente un protagonismo mayor en nuestra vida cotidiana.

Notas y referencias bibliogr√°ficas

[1] Prácticas culturales (PC): se define como conductas y formas de proceder de las personas que expresan cierta relación con los objetos culturales. La acción directa y conscientemente practicada por los individuos, por ejemplo, escribir, asistir a funciones de teatro o visitar galería, bibliotecas y librerías, etc.

[2] El consumo cultural es un concepto estrat√©gico para interpretar hoy d√≠a los asuntos culturales. El te√≥rico de la cultura N√©stor Garc√≠a Canclini, lo define como ‚Äúel conjunto de procesos de apropiaci√≥n y usos de productos en los que el valor simb√≥lico prevalece sobre los valores de uso y de cambio, o donde al menos estos √ļltimos se configuran subordinados a la dimensi√≥n simb√≥licas‚ÄĚ. La idea del consumo cultural suele tener un √°mbito de aplicaci√≥n m√°s amplio en el que caben las actividades relacionadas con los servicios culturales.

[3] La cursiva pertenece al escritor, poeta y ensayista espa√Īol Manuel Rivas, que desde esta disciplina de la psicolog√≠a, que estudia, entre otros aspectos, los efectos ps√≠quicos que un determinado contexto produce en los individuos o entender los efectos y las formas del ambiente geogr√°fico en el comportamiento y emociones de las personas, asever√≥ que sin las librer√≠as y las bibliotecas no existir√≠a la ciudad.

[4] M√°s de 310 librer√≠as en funcionamiento seg√ļn el Instituto Cubano del Libro.

[5] La respuesta de los usos, a decir del investigador granmense Máximo Gómez Castell, se objetiva en las producciones de sentido, en la actitud creativa de los individuos.

[6] M√°s informaci√≥n consultar el art√≠culo de Imeldo √Ālvarez Garc√≠a ‚ÄúLibros, libreros y librer√≠as‚ÄĚ. Disponible en http://www.cubaliteraria.cu/artbaul.php?idarticulo=23

[7] I√Īaqui L√≥pez Aguileta (2002). La promoci√≥n del libro a escala local. Ponencia presentada en el XVIII Congreso Nacional de Libreros. Orense, Bilbao, Portugal. 1-4 de mayo.

[8] En el esquema del ciclo productivo del libro en Cuba las librerías se destacan como uno de los eslabones esenciales en la distribución. Ellas responden como estructuras comerciales al Instituto Cubano del Libro (ICL) y administrativamente a los Centros Provinciales del Libro y la Literatura.

[9] Entiéndase por comportamiento cultural el comportamiento exhibido por los seres humanos, o sea, la manera de proceder que tienen las personas en relación con su entorno o mundo de estímulos.

[10] El dise√Īo y puesta en pr√°ctica de proyectos como los cibercaf√©s, √°reas de lecturas en la red o √°reas para descargar libros digitales (gratuitamente) de las bibliotecas virtuales son algunos de los ejemplos que ilustran el resultado de estas alianzas.

[11] Refi√©rase, entre otras, a los datos recuperados de los informes del Centro Regional para el Fomento del Libro en Am√©rica Latina, el Caribe, Espa√Īa y Portugal (CERLALC) al cual pertenece Cuba, los informes iberoamericanos del libro y a la segunda Encuesta Nacional sobre Pr√°cticas de Consumo Cultural realizada por el Instituto Cubano de Investigaciones Culturales Juan Marinello (ICICJM) en coordinaci√≥n con el Centro de Estudios de Poblaci√≥n y Desarrollo (CEPDE) de la Oficina Nacional de Estad√≠sticas (ONE).

[12] Ver ‚ÄúLa Gesti√≥n de los Servicios Culturales desde¬† la perspectiva socio-cultural en Santiago de Cuba. El Caso de las Librer√≠as‚ÄĚ de Liudska Guadarrama √Ālvarez.

[13] Los factores que influyen en la conducta del consumidor cultural ser√°n determinantes en la toma de decisiones para usar o no el servicio que se presta. Seg√ļn Philip Kotler, economista y especialista en mercadeo, estos son los: Factores culturales, sociales y personales.

[14] Fragmento de una exclusiva de Fornet aparecida en el art√≠culo » Cultura cubana: Nunca respuestas f√°ciles a preguntas dif√≠ciles.» Publicado: en el sitio digital Cubarte el 27 de febrero de 2012.


La cultura en el centro de los disparos (+ Video y tuits)

Internet es cada vez m√°s una especie de campo de batalla. Hace alg√ļn tiempo se sol√≠an enmascarar las balas y bombas, se intentaba seducir para socavar cimientos ideol√≥gicos. Ahora se privilegia la bulla, las ofensas y hasta las amenazas de muerte como si se tratase de una lucha con f√ļsiles y espadas. Los memes, las canciones, los shows audiovisuales y los montajes son proyectiles cada vez m√°s empleados, mezclados con odio y groser√≠as.

En ese panorama lamentable, suelen ser blancos los artistas, intelectuales, periodistas, locutores, dirigentes y otros profesionales con posturas a favor de la Revoluci√≥n en las redes sociales y medios tradicionales de comunicaci√≥n, personas con gran influencia en la opini√≥n p√ļblica.

Lo sucedido recientemente contra el cantante, trompetista, compositor y arreglista Alexander Abreu, director de la popular orquesta Havana D‚Äô Primera, no es un hecho aislado. Pululan los ejemplos durante los √ļltimos meses. A unos intentan confundirlos, a otros desacreditarlos, a varios infundirles miedo.

‚ÄúHe recibido mil sms (servicio de mensajes cortos) en mi tel√©fono donde me dicen desde Gorila hasta las peores ofensas como si yo fuera un criminal de guerra. Lo √ļnico que quiero decir es que a todos los que escriben con tanto odio les tengo un coraz√≥n lleno de amor y m√ļsica‚ÄĚ, public√≥ Abreu en su p√°gina de Facebook. Una respuesta digna de las esencias del arte y de Cuba, una naci√≥n que tambi√©n enarbola el coraje y el valor.

La estrategia trazada y financiada desde Estados Unidos pretende lograr que los creadores teman vincular su arte o pronunciamientos p√ļblicos con la Revoluci√≥n y el sistema social aqu√≠, porque se podr√≠a desencadenar contra ellos una avalancha de mezquindades. Quienes mueven los hilos desde el exterior saben que debilitar el acompa√Īamiento de la cultura y sus autores a la Revoluci√≥n significa afectar el alma misma de la naci√≥n.

Vivimos en un país, en el que los iniciadores mismos de la lucha por su independencia fueron hombres de literatura y arte. Ahí estarán siempre Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria, aficionado al teatro y autor de obras poéticas y musicales; y Perucho Figueredo, creador del Himno Nacional; continuadores como José Martí  y Fidel Castro, intelectual indiscutible.

El propio Fidel siempre tuvo plena conciencia de la importancia de la cultura, a la cual llam√≥ ‚Äúespada y escudo de la naci√≥n‚ÄĚ. Los s√≠mbolos, las tradiciones, el arte y el orgullo colectivo de ser cubanos deber√°n ser en todo momento aspectos esenciales para vencer cualquier obst√°culo y no dejarse enga√Īar. El l√≠der sab√≠a que la √ļnica forma de construir una obra verdaderamente perdurable es favorecer la conformaci√≥n de una identidad popular cada vez m√°s s√≥lida y defensora de la propia Revoluci√≥n y sus conquistas, como coraz√≥n fuerte de un proyecto que aspira a la superaci√≥n continua. Y en momentos muy complicados como el Per√≠odo Especial ratificaba: ‚Äúla cultura es lo primero que hay que salvar‚ÄĚ.

En la clausura del IX Congreso de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba, el Presidente de la Republica Miguel D√≠az-Canel expres√≥: ‚ÄúSomos una Revoluci√≥n que puede presumir de haber sido contada y cantada, desde sus or√≠genes, con el talento y la originalidad de sus artistas y creadores, int√©rpretes genuinos de la sabia popular y tambi√©n de las insatisfacciones y esperanzas del alma cubana.‚ÄĚ

Las acciones de este tipo contra Cuba y lo que representa no son  nuevas. El imperio es, por supuesto, también cultural con la pretensión de imponer modos de vida, creencias…, una forma de conquista a nivel global. La guerra es desde hace mucho también simbólica.

A todo eso se suman otras complejidades como las provocadas por la Covid-19 y el bloqueo impuesto por EE.UU, persecuciones y m√°s patra√Īas contra el pa√≠s. Sin embargo, este pueblo y su Gobierno se mantienen con una fuerza tremenda y la capacidad para seguir en el camino de la dignidad, sin renunciar al progreso.

En todo ese contexto es fundamental que seamos cada vez más una familia diversa, con amor y respeto, como hijos de una madre grande, que merece todos nuestros esfuerzos. Es importante también apoyar y defender desde la ética y el valor a esos hermanos nuestros que son blancos de tanta bajeza, porque en definitiva también nos atacan a nosotros.

 


«Un Fidel que abre una y otra vez los caminos a la m√°s aut√©ntica y libre creaci√≥n art√≠stica»

El martes 17 de octubre de 2018, en el marco del 3er. Congreso Nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, fue presentado por el intelectual cubano Abel Prieto Jim√©nez el libro Fidel y la AHS, del historiador El√≠er Ram√≠rez Ca√Īedo. El texto recoge dos de las intervenciones del l√≠der hist√≥rico de la Revoluci√≥n Cubana en sus encuentros con los j√≥venes intelectuales y artistas: ‚ÄúEsta Revoluci√≥n tiene que ser buena en todo‚ÄĚ, discurso pronunciado el 12 de marzo de 1988 en la clausura de la reuni√≥n del Consejo Nacional de la Asociaci√≥n, y ‚ÄúSin cultura no hay libertad posible‚ÄĚ, alocuci√≥n del 18 de octubre de 2001 en la √ļltima sesi√≥n del Primer Congreso Nacional de la organizaci√≥n.

Este libro resulta esencial para interpretar mejor las contribuciones de Fidel a la pol√≠tica cultural cubana en Revoluci√≥n. Si bien es cierto que ‚ÄúPalabras a los Intelectuales‚ÄĚ ha sido catalogado como un texto fundacional para el dise√Īo y la ejecuci√≥n de pol√≠ticas encaminadas a la defensa y el desarrollo de la cultura cubana; es preciso estudiar, con mayor sistematicidad, las intervenciones realizadas por el l√≠der en etapas posteriores. Sirva este texto de motivaci√≥n para seguir profundizando en los aciertos de Fidel en la comprensi√≥n de la cultura cubana.

¬ŅEn qu√© circunstancias percibiste que era necesario compilar las palabras dirigidas por Fidel a los j√≥venes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z? ¬ŅCu√°ndo tomaste la decisi√≥n de emprender este proyecto?

En el momento en que concibo la idea de realizar una compilaci√≥n de las palabras de Fidel a los j√≥venes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z yo integraba la Direcci√≥n Nacional de la organizaci√≥n y recuerdo que, en no pocas ocasiones, hab√≠a escuchado referencias a trav√©s de antiguos miembros sobre los intercambios del l√≠der de la Revoluci√≥n Cubana con los j√≥venes artistas e intelectuales cubanos en dos a√Īos cruciales de la historia del proceso cubano: 1988 y 2001; sin embargo, al realizar b√ļsquedas con la idea de poder leer los discursos de Fidel en ambas reuniones, me percat√© de que no eran p√ļblicos y que solo cont√°bamos con el testimonio de los que hab√≠an participado en aquellos trascendentales encuentros.

Como historiador al fin, me di entonces a la tarea de tratar de lograr acceder a estos documentos imprescindibles para la propia historia de la AHS y de la política cultural de la Revolución.

Para publicar las intervenciones del l√≠der de la Revoluci√≥n deb√≠as tener su consentimiento. ¬ŅPuedes contarnos c√≥mo fue el proceso para obtenerlo? ¬ŅQu√© sentiste al contar con su aprobaci√≥n?

A través del historiador Rolando Rodríguez García, Premio Nacional de Historia y de Ciencias Sociales y con el que he trabajado durante más de una década, se le envió una solicitud al Comandante en Jefe para poder acceder a estos dos discursos inéditos, planteándole la posibilidad de publicarlos y que constituyeran un regalo especial para todos los miembros de la AHS en el 30 aniversario de la organización, que se cumplía por esos días del mes de octubre de 2016.

D√≠as despu√©s, el 25 de noviembre, se produce la partida f√≠sica del Comandante y lejos estaba de imaginarme que √©l hubiera podido leer y atender nuestra solicitud. Sin embargo, la sorpresa y emoci√≥n infinita lleg√≥ poco despu√©s, cuando supe que precisamente el d√≠a 7 de noviembre, apenas 18 d√≠as antes de su fallecimiento, hab√≠a expresado y dejado constancia de estar totalmente de acuerdo con la idea de hacer p√ļblicas estas dos intervenciones.

De inmediato, la emoci√≥n que sent√≠ se expandi√≥ al resto de los compa√Īeros de la Direcci√≥n Nacional de la AHS cuando conocieron la noticia. Comenz√≥ entonces el proceso que dio lugar al libro Fidel y la AHS, publicado por la editorial Abril y, sin dudas, un regalo especial del Comandante a los miembros de la AHS de hoy y del futuro.

el libro fidel y la ahs fue presentado por abel prieto en el marco del 3er congreso de la Asociación/ tomada del portal del arte joven cubano

¬ŅSentiste un mayor compromiso con este proyecto despu√©s de ese 25 de noviembre?

Por supuesto, se convirtió para mí en una misión hermosa y honorable, cuyo final se materializó en el tercer congreso de la AHS, cuando el libro fue presentado y entregado a cada uno de los delegados.

Cada una de las ideas expuestas por Fidel en estas intervenciones son una invitaci√≥n a la reflexi√≥n, al pensamiento cr√≠tico en relaci√≥n a nuestra cultura, a nuestra naci√≥n. ¬ŅCu√°nto crees que pueden aprender los j√≥venes, miembros o no de la Asociaci√≥n, de sus valoraciones?

Creo en primer lugar que estas intervenciones son parte de lo más preciado de la historia de la AHS, que es importante que sea conocida por todos sus miembros, al igual que la vida y obra de Luis y Sergio Saíz Montes de Oca, ahí hay banderas sagradas para defender, luchar y seguir haciendo historia en el presente por la vanguardia artística e intelectual joven de Cuba.

El hecho de que la Asociación lleve el nombre de esos dos jóvenes, prácticamente adolescentes cuando fueron asesinados, profundamente martianos y seguidores de Fidel, que dieron su sangre por la causa revolucionaria y cuya obra artística e intelectual a tan corta edad aun nos estremece y asombra, constituye un compromiso inmenso para todos los que pertenezcan a esta organización, al igual que el hecho de ser una organización en la que Fidel depositó toda su confianza, al punto de llegar a decir: “Esta institución se justifica ahora y siempre, ¡ahora y siempre¡

Los argumentos de Fidel en esas dos intervenciones, el 12 de marzo de 1988 y el 18 de octubre de 2001, aunque respondieron a un contexto determinado, se proyectan hacia el presente y el futuro, contienen ideas que parecen dichas hoy, como si Fidel nos estuviera convocando y movilizando para la gran batalla que en el campo de la cultura debemos seguir librando.

Creo, no exagero, si digo que estos dos discursos pueden considerarse las Palabras a los Intelectuales de Fidel dirigidas a los más jóvenes, palabras a las que tenemos que volver una y otra vez para no perder la ruta en la defensa de los principios de nuestra política cultural y en una creación artística e intelectual de profunda vocación social.

durante la presentación del libro fidel y la ahs en el marco del 3er congreso de la Asociación/ tomada del portal del arte joven cubano

¬ŅCrees que la publicaci√≥n de estos discursos puede ampliar la mirada en relaci√≥n a las contribuciones de Fidel a la pol√≠tica cultural cubana?

Por supuesto que s√≠. Considero que son √ļtiles no solo para los miembros de la AHS, sino para todos los artistas e intelectuales cubanos y el pueblo en sentido general. Las ideas y visi√≥n amplia de Fidel sobre la cultura y su centralidad en el proceso revolucionario est√°n muy claras en estos discursos y hay que analizarlas de conjunto con otras de sus cardinales intervenciones, como las propias Palabras a los Intelectuales, sus discursos en los distintos congresos de la UNEAC, sus encuentros con la Brigada de Instructores de Arte y su propia obra fundadora, como principal art√≠fice que fue del sistema institucional de nuestra cultura, teniendo siempre al pueblo, al ser humano, como la meta principal de todos los cambios revolucionarios.

Estos discursos nos muestran una vez más a un Fidel que es el antidogma por excelencia, pródigo en el diálogo franco y directo con los jóvenes, un Fidel que abre una y otra vez los caminos a la imaginación y a la más auténtica y libre creación artística, un Fidel que convoca, une y se adelanta al futuro, un Fidel martiano que defiende la idea de que sin cultura no hay libertad posible, un Fidel que sin caer en el idealismo voluntarista, se muestra enemigo de las ideas y métodos tecnocráticos o del pragmatismo economicista, que pueden atentar contra nuestra política cultural y con la sobrevivencia misma del proceso revolucionario cubano.

Al leer estos discursos, se pueden entender con más profundidad por qué en los momentos más difíciles del período especial Fidel planteó que la cultura era lo primero que debía ser salvado.


J√≥venes creadores «por encima de lo conocido» (+ Fotos)

Jóvenes creadores de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) llegarán nuevamente, este 13 de agosto, hasta el punto más alto de Cuba, el Pico Real del Turquino, en la Sierra Maestra, como homenaje a Luis y Sergio Saíz Montes de Oca, a cuya memoria rinde tributo desde sus orígenes la Asociación, al Comandante en Jefe Fidel Castro y a José Martí.

Esta experiencia se inserta como parte de las m√ļltiples actividades que realiza la AHS dentro de la Jornada 13 de agosto, que incluye tambi√©n la visita a la casa natal de los Hermanos Sa√≠z en San Juan y Mart√≠nez, Pinar del R√≠o, as√≠ como diversas propuestas en las plataformas digitales, principalmente en los perfiles en redes sociales de la Asociaci√≥n, y en el Portal del Arte Joven Cubano, disponible en la direcci√≥n www.ahs.cu.

Como parte de este reencuentro con la historia nacional, que re√ļne j√≥venes artistas de todo el pa√≠s, el ascenso hasta el Pico Turquino posee, adem√°s, una jornada cultural en Granma, provincia que los acoge antes. Dentro de un amplio programa, este lunes llegaron hasta el Museo Casa Natal de Carlos Manuel de C√©spedes, Padre de la Patria y primer Presidente de la Rep√ļblica en Armas, quien cultiv√≥ adem√°s, la literatura y la m√ļsica, coment√≥ Yasel Toledo Garnache, vicepresidente nacional de la AHS.

Tambi√©n visitaron el Museo Provincial, en Bayamo, que exhibe una exposici√≥n dedicada al L√≠der Hist√≥rico de la Revoluci√≥n cubana, la Plaza de la Revoluci√≥n en la provincia, el lugar donde fueron estrenadas las notas del Himno Nacional y el Museo de Cera, √ļnico de su tipo en el pa√≠s, que contiene piezas dedicadas a reconocidas figuras de la vida cultural, social y pol√≠tica de Cuba y el mundo, como Mart√≠, C√©spedes, Gabriel Garc√≠a M√°rquez, Ernest Hemingway, Bola de Nieve y Juan Formell, a√Īadi√≥ Toledo.

Otro momento especial fue en el Museo de Cera/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

En horas de la noche realizaron una descarga de arte en la sede de la AHS de Granma/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

Además se realizó un provechoso intercambio con autoridades del territorio para dialogar acerca de los retos de la juventud cubana, que antecedió, en horas de la noche, a una descarga de arte en la sede de la Casa del Joven Creador de esta oriental ciudad.

Los j√≥venes artistas llegaron hasta el Museo Casa Natal de C√©spedes, Padre de la Patria y primer Presidente de la Rep√ļblica en Armas, quien cultiv√≥ la literatura y la m√ļsica/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

Los j√≥venes artistas llegaron hasta el Museo Casa Natal de C√©spedes, Padre de la Patria y primer Presidente de la Rep√ļblica en Armas, quien cultiv√≥ la literatura y la m√ļsica/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

También sostuvieron un intercambio con autoridades de Granma/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

Antes del ascenso, los j√≥venes miembros de la AHS visitaron este martes el Monumento Nacional La Demajagua, donde iniciaron las guerras por la independencia de Cuba en 1868, y en horas de la tarde se trasladaron hasta la comunidad de Santo Domingo, en la Sierra Maestra, para comenzar ma√Īana la subida hasta el campamento de Aguada de Joaqu√≠n, ubicado cinco kil√≥metros antes de la cima del Turquino.

En horas de la noche realizaron una descarga de arte en la sede de la AHS de Granma/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

Una vez en la cima, junto al busto del Ap√≥stol que custodia las alturas de la isla, estos j√≥venes de varias provincias leer√°n versos dedicados a los Hermanos Sa√≠z, dos j√≥venes poetas que integraron el movimiento revolucionario 26 de Julio y fueron asesinados el 13 de agosto de 1957, exactamente el mismo d√≠a en que cumpl√≠a Fidel 31 a√Īos.

Esta vez, en consonancia con las disposiciones del país ante la propagación de la Covid-19, serán menos los artistas, intelectuales y promotores culturales que protagonizarán tan importante experiencia, pero mantendrán el simbolismo de un ascenso que forma parte del espíritu y la tradición de la Asociación, vanguardia creativa del país, consecuente con las ideas de aquellos jóvenes que cultivaron el amor por el arte y por Cuba por encima de todo, con la premisa martiana de que subir lomas, hermana hombres.

En horas de la noche realizaron una descarga de arte en la sede de la AHS de Granma/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

En horas de la noche realizaron una descarga de arte en la sede de la AHS de Granma/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

Otro momento especial fue en el Museo de Cera/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo

Los j√≥venes artistas llegaron hasta el Museo Casa Natal de C√©spedes, Padre de la Patria y primer Presidente de la Rep√ļblica en Armas, quien cultiv√≥ la literatura y la m√ļsica/ foto tomada del perfil de facebook de yasel toledo