Instalación


Poesía y teatralidad en la obra de Miriannys Montes de Oca (+ Obras)

La pintura es poesía; siempre se escribe

en verso con rimas pl√°sticas.

Pablo Picasso

Guerreros, 2019. Instalación ambiental expuesta en el parque Mariana, en 23 y D, Vedado, en el marco de la XIII Bienal de La Habana

Figuras vigorosas y altivas, otras fam√©licas y marchitas, una paleta crom√°tica excitante y diferentes alusiones a la intertextualidad e interdisciplinariedad de manifestaciones saltan a la vista cuando nos acercamos a la carrera de Miriannys Montes de Oca (Matanzas, 1993). Una artista vers√°til, intranquila. Una hurgadora en cuestiones antropol√≥gicas ‚Äďcomo todo buen artista que se siente parte integrante de su devenir y actuante del mismo‚Äď, que toma al sujeto como n√ļcleo discursivo de sus pasiones, no para regodearse en el ejercicio visual de la morfolog√≠a y corporalidad humanas; sino para explorar la psiquis, el universo interno del sujeto.

Primavera I, 2014. √ďleo sobre tela (400 x 150 cm)

El hombre, sus desafueros y procederes, constituyen en la carrera de Miriannys el punto centrífugo a partir del cual tejer, entrelazar, danzar, pintar, poetizar, proyectar y dar vida a los protagonistas de sus obras, las cuales se expanden más allá de la bidimensionalidad del cuadro para asumir el performance, la video-proyección, la fotografía, la instalación o el site specific como otras plataformas de expresión.

De ah√≠ que el sujeto en sus escenarios vitales aparezca una y otra vez en sus proyecciones art√≠sticas. Y digo ‚Äúescenario‚ÄĚ con toda intenci√≥n porque la obra de esta creadora ostenta un halo teatral, perform√°tico, que le otorga mayor simbolismo y atractivo a su trabajo. Los fondos planos o ahumados cobran fuerza gracias a esos personajes recreados, dispuestos cual escenograf√≠a en marcha, cual congelaci√≥n del momento cl√≠max de una puesta en escena. Incluso, el trabajo con la luz se advierte ‚Äďante mis ojos‚Äď m√°s teatral que natural, incidiendo en √°ngulos claves del encuadre, otorgando protagonismo a determinados personajes, gestos, miradas; o acentuando el dramatismo de una escena determinada.

Miriannys Montes de Oca es una artista comprometida con su discurso, con una ontolog√≠a que proyecta como declaraci√≥n pasional sobre asuntos conflictuales. Ella nos plantea los dramas de la existencia humana, pero no nos deja sumergidos en esa laguna de angustias, sino lanza un salvavidas para rescatarnos. No cierra del todo la puerta, deja un intersticio posible desde donde avizorar que la Humanidad a√ļn puede ser salvada. Es por ello que m√°s que referirme a Miriannys como una creadora que asume uno o varios estilos en su trayectoria, considero que es una artista de lenguajes, que explora nichos est√©ticos diversos desde los cuales proyectar ese camino art√≠stico suyo, que transita del sentimiento al gesto, del gesto al trazo, a la instalaci√≥n o al performance, donde su poes√≠a se materializa en pintura, en met√°fora teatral, con una visualizaci√≥n dramat√ļrgica cargada de simbolismo e intensidad. Su lenguaje es as√≠: l√≠rico, metaf√≥rico, v√≠vido.

La marcha de las antorchas, 2016. Serie Los soportables pesos del ser. √ďleo sobre lienzo (100 x 145 cm)

Con las botas puestas, 2016. Serie Escenas. √ďleo sobre lienzo (120 x 147 cm)

Ya sea desde la pintura, el performance o la instalación, Miriannys Montes de Oca hace de su praxis estética un acto de pensamiento crítico respecto a lo que siente y experimenta como ser social; un acto de escenas reales/teatrales, de colores a veces vivos, a veces pálidos; un acto poético y de fe en el sujeto de hoy. Sus personajes, los que recrea y los que personifica, no son el calco mimético de la naturaleza humana, sino la expresión poética de una reflexión fresca y, por ende, con motivaciones positivas. Es ese universo paralelo que ella recrea en el que se advierten relaciones espaciales con cierto sentido enigmático pero interesante, donde lo real y lo teatral armonizan, en ocasiones se contraen y se tensan, producto de una multiplicidad de posibilidades que le otorgan las miradas y los escrutinios de los espectadores.

La laguna. Esmalte sobre lienzo (120 x 120 cm)

Ojal√° que llueva, 2016. Serie Los soportables pesos del ser. Esmalte sobre vinil (145 x 100 cm)

Su punto fuerte est√° en la creatividad y la versatilidad con que asume y se enfrenta al hecho est√©tico; en dar imagen y cuerpo a esa sensaci√≥n que la sacude por dentro y que logra concretar desde los predios art√≠sticos. All√≠, donde su pincel se agita o su cuerpo interpreta roles m√ļltiples, sale a flote esa poes√≠a que la posee, as√≠ como esa capacidad que tiene para ‚Äútraducir‚ÄĚ en arte los sentimientos m√°s √≠ntimos que bullen en su seno creativo.

Delirio, 2014. Serie En tiempos de artificio. Instalaci√≥n de 9 ata√ļdes (4 negros y 5 estampados), en el Pabell√≥n Cuba, en 2018

Regalo, 2014. Performance en la intersección de las calles 23 y L, Vedado

    Yenny Hernández. Crítico de arte y curadora

La Habana, 2020


Remolino de arte

‚ÄúEs un remolino de arte‚ÄĚ, as√≠ describen sus amigos a Leonardo Pablo Rodr√≠guez Mart√≠nez, uno de los j√≥venes pintores m√°s expuestos y reconocidos dentro del panorama cultural camag√ľeyano por la solidez de su trabajo, la responsabilidad y compromiso no s√≥lo con los que creen en su talento sino tambi√©n consigo mismo.

La familia es cuna, la educación primaria y las influencias parten de esa cuna, por lo que para Leonardo es imposible separar hoy la decisión de su vocación artística sin darle el crédito merecido a su padre, Oscar Rodríguez Lasseria, importante artista del barro y del pincel en la provincia.

‚ÄúFormaba parte de un entorno que hice m√≠o y aprend√≠ un gusto por el arte donde la arcilla adquir√≠a ante mis ojos las formas m√°s bellas e inesperadas y esa pasi√≥n heredada la desarroll√© con los a√Īos.

‚ÄúEn el momento que decid√≠ que estudiar√≠a en la Academia de Artes Vicentina de la Torre, la primera objeci√≥n la obtuve de mi padre. Supongo que intentaba alertarme de los sacrificios y disciplina que esta carrera conlleva, pero mi vocaci√≥n ya estaba determinada y no me equivoqu√© con ella‚ÄĚ.

Leonardo Pablo Rodríguez Martínez, artista de la plástica./ Claudia Beatriz Borrero Báez

‚Äď¬ŅC√≥mo fueron tus a√Īos en la Academia?

Al inicio me sentía muy inseguro, sentía que debía probar mucho más por mi procedencia familiar, pero en corto plazo aprendí de mis temores y me impuse el reto de crear mi propio camino.

No fui un alumno modelo; de hecho, siempre fui un poco rebelde, pero al menos no era el peor de mi clase, aunque supongo que mis profesores no dir√≠an lo mismo (sonr√≠e). Realmente no era muy bueno dibujando, algo que luego resolv√≠ con mucho trabajo extra y rigor, pero en general tuve cuatro a√Īos llenos de ense√Īanza en los que la percepci√≥n del mundo y la realidad me cambiaron inevitablemente.

‚ÄďTe especializaste en la t√©cnica de la escultura. ¬ŅPor qu√© inclinarse entonces hacia el dibujo y la pintura?

Entendí que la carrera más completa sería la escultura, pues de la misma forma tendría que dibujar y pintar para mis proyectos, pero además aprendería a manipular la tridimensionalidad y el espacio. Tampoco me interesaba la pintura clásica ni los métodos románticos, prefería la experimentación.

Después de graduarme y esforzándome para crear un mejor dibujo fui encontrando en la pintura una mayor comodidad como medio expresivo, aunque nunca abandoné la instalación, la escultura y el performance.

Creo que ese hábito se me quedó de lo que aprendí estudiando la especialidad, porque he hecho exposiciones en que los materiales que empleo son superficies grandes de madera, de cartón, u otros que tienden a agredir el espacio.

Leonardo Pablo y Reynaldo Labrada, organizador y creador del Almacén de la Imagen./ Claudia Beatriz Borrero Báez

‚Äď¬ŅEs la figuraci√≥n el estilo que te distingue?

Me siento identificado con la abstracción figurativa, con el hecho de perder al espectador entre formas supuestamente aleatorias e indefinidas en un juego de luz y sombras, que cuesta descubrir o que quizás nunca descubran.

Y es que mi trabajo, en su mayoría está hecho para mí, son mis historias y las cuento a mi manera.

En cambio, con la escultura y la instalación, la figuración es recurrente, pues me apropio de símbolos y de elementos específicos para construirlos y recontextualizarlos.

‚Äď¬ŅQu√© te apasiona, adem√°s del √≥leo y el dibujo?

Con 12 a√Īos ya era aficionado del buen cine y hac√≠a mis propias pel√≠culas con amigos y una c√°mara casera, escrib√≠amos guiones y practic√°bamos improvisadas puestas en escena, algunas veces imitando pel√≠culas.

Luego en la Academia de Arte hice experimentos y videos de arte y de danza, pero de a poco el lienzo sustituy√≥ parcialmente la c√°mara pero a√ļn hago fotograf√≠as para llevarlas a la pintura.

Pero ese ni√Īo de los videos a√ļn est√° dentro de m√≠, y sin dudas volver√° a coger la c√°mara, es s√≥lo cuesti√≥n de tiempo que suceda y qui√©n sabe si se convierta en una de esas etapas de mi obra.¬† ¬†

Nueva serie de cuadros abstractos y figurativos, influenciados por el Arte Concreto y el Minimalista./ Claudia Beatriz Borrero B√°ez

‚Äď¬ŅC√≥mo enfrentas el reto que supone la tan llevada y tra√≠da etiqueta de ‚ÄúJoven Promesa‚ÄĚ?

‚ÄúJoven Promesa‚ÄĚ, esa tela puede que a√ļn me quede grande. En lo personal trabajo por el placer y la satisfacci√≥n de hacerlo sin trascendencia personal. Cada obra es un hijo del que luego cuesta desprenderse.

Con los proyectos colectivos pienso en alentar a otros a que me sigan. Así lo hicimos en las provincias de Santiago de Cuba, Villa Clara y Cienfuegos con 8+1, una gira promocional realizada en 2018.

Hay muchos jóvenes artistas llenos de potencial por todo el país, pero que lamentan la nula promoción de sus obras. Lo que estamos haciendo es demostrar que desde provincia se puede promocionar el arte.

Proyectos como ‚ÄúDentro del Juego‚ÄĚ en Santa Clara o los que organiza¬† el artista Alejandro Lescay desde Santiago de Cuba, son muestras de que s√≠ se puede.

-Nos hablabas de 8+1. ¬ŅQu√© es?

El proyecto de Arte 8+1 nació en el 2015, después de organizar y crear el Salón Nacional de Autorretratos en 2010, el cual contó con la participación de más de 40 artistas de la plástica.

8+1 re√ļne a nueve artistas en cada edici√≥n, convoca a los creadores a trabajar bajo una coherencia formal o conceptual sin alejarse de sus propios estilos y los convida a realizar obras originales, muchas veces sac√°ndolos de su zona de confort.

El proyecto cuenta ya con seis ediciones y lo que ha marcado su éxito es su certero poder de convocatoria y organización. Para nosotros el proceso de producción y desarrollo de la muestra ha sido tan importante como la misma, lo que fomenta un esquema fundamental: la promoción.

De alguna manera es una plataforma en términos de unidad de equipo y de la divulgación que se le hace a cada edición; por eso tratamos de que sea itinerante y vaya por todo el país.

Leonardo Pablo ArtStudio/ Claudia Beatriz Borrero B√°ez

‚ÄďLa AHS para ti‚Ķ

Ha sido un apoyo excepcional para mi carrera, fundamentalmente para mis proyectos colectivos, son tan merecedores como yo del relativo éxito que han alcanzado.

Me ha ofrecido las posibilidades de realización, de crecimiento, de superación que no he encontrado en ninguna otra parte.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Camag√ľey tiene el privilegio de contar con la confianza entre sus asociados, eso dice mucho de su trabajo para con los artistas miembros y los que no lo son.

Mientras fungía como jefe de la sección de Artes Visuales impulsamos algunos programas de subvención, promoción, colección y exhibición de obras de arte, pero aun así siempre será insuficiente, por lo que la promoción debe seguir siendo sistemática y sostenida, aspecto fundamental para el desarrollo de las carreras de los artistas jóvenes.

‚ÄďRecientemente inauguraste tu propia galer√≠a, com√©ntame sobre tus planes futuros y lo que te tiene inmerso en estos momentos.

Ahora trabajo en el Leonardo Pablo ArtStudio, allí estoy creando una nueva serie de cuadros abstractos y figurativos, influenciados principalmente por el Arte Concreto y el Minimalista.

En tiempos de coronavirus, pandemia que azota a toda la población mundial, es prioridad para mí seguir creando desde la seguridad de mi casa y esperar a que cuando todo pase poder exhibir lo realizado en este tiempo.

Leonardo Pablo ArtStudio/ Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Capítulo #9: Geometría Interior

(apuntes sobre la poesía de Yainier Salazar Benítez)

La joven literatura cubana es un Cubo de Rubik. Un rompecabezas mec√°nico tridimensional que posee seis colores uniformes. Donde un mecanismo de ejes permite mezclar y girar de manera independiente sus caras. El objetivo: las caras deben volver a quedar en un solo color.

De esta manera se articula la escritura contemporánea cubana. Los mismos colores y los mismos propósitos. Un resultado que marca una pluralidad de voces similares sin la intención juiciosa de marcar estilos ni vanguardia. Un buen amigo me dice que es el resultado de nuestra amplia gama de concursos y las bondades del sistema editorial cubano, y que de esa mezcla deben surgir voces para la posteridad.

Durante este debate diario entre colegas del gremio me he asomado con ah√≠nco a la obra de algunos escritores de mi generaci√≥n. Una b√ļsqueda que me ha tra√≠do grandes sorpresas.

Entre mis asombros est√° Geometr√≠a interior, el primer poemario de Yainier Salazar Ben√≠tez (Manzanillo, 1987) publicado por la editorial Sed de Belleza en 2018. El libro editado por Idiel Garc√≠a y con dise√Īo de cubierta de H√©ctor Guti√©rrez es un golpe al facilismo. Entre sus p√°ginas aparecen tres conceptos contundentes: la introspecci√≥n como recurso del lenguaje, la sencillez como h√°bito y lo infinito como representaci√≥n.

Cubierta del Libro Geometr√≠a Interior (dise√Īo de H√©ctor Guti√©rrez)

Yainier es una anomal√≠a en el engranaje literario de la Cuba actual. Sus caras y colores representan un cat√°logo espiritual de las acciones del individuo. La poes√≠a no es un juego, es un llamado singular y persigue las normas sensibles de la memoria. Ve el mundo a trav√©s de figuras vivas. Porque para √©l todo puede engendrar y poseer la vida. No circunscribe el concepto de la vida a ning√ļn otro, su percepci√≥n es ilimitada al igual que sus definiciones.¬† ¬†

No es de extra√Īarnos que su intuici√≥n lo lleve a involucrarse con normas conceptuales que rigen el infinito. Su poes√≠a son cuerpos geom√©tricos sincronizados desde las matem√°ticas. En su libro los n√ļmeros nombran lo insospechado, habitan como seres de permanencia eterna y modifican cada valor. Yainier no puede escapar de las disposiciones conceptuales de su escritura y se arrastra junto a ellas en una din√°mica af√≠n con la meditaci√≥n. Se re-interpreta, acude a la experiencia de los sentidos y explora. No hay victimizaci√≥n, se asume. Entonces presenta lo ins√≥lito como un milagro po√©tico.¬†¬†¬†¬†

Geometría interior se estructura en tres partes: AB Lluvia poligonal, BC Vegetación y CA Vértigo de las aguas. Tres momentos que denotan las condiciones: autor vs memoria/autor vs contexto/autor vs espíritu.

Al nombrar cada uno de los segmentos del libro, saltan a la vista los enunciados: AB, BC y CA. Elementos que hacen referencia a conceptos básicos y criterios de congruencia en la geometría. En esta ocasión nos remite a un triángulo isósceles. Una figura con dos lados iguales y un tercero desigual. Una figura imperfecta y a la vez armónica/virtuosa.

El triángulo constituye por su naturaleza, la primera de las superficies geométricas y la base adoptada para conocer todas las medidas. Nuestros antepasados consideraban de origen sagrado las propiedades de esta figura. Su simbología tiene un lugar de preferencia en los preceptos filosóficos y esotéricos.

¬ŅD√≥nde radica la geometr√≠a de este cuaderno?

¬ŅTranscurre al interior de un tri√°ngulo?

¬ŅPor qu√© is√≥sceles?

¬ŅC√≥mo leer m√°s all√° de las palabras?

Yainier Salazar nos muestra las dos primeras partes del libro como líneas de pensamientos paralelos. Ambas conceden la misma longitud pero distintos rostros del autor.

AB Lluvia poligonal posee la duda del acróbata. Está contaminado por parajes existenciales e imágenes concretas. Voces del hombre que es y del dibujo que será. Hay pena pero no lamento.

1011

Minuto de silencio. Una cruz en cada ojo. Nubes que parten hacia parajes oscuros. ¬ŅFumar salva del marasmo? Toda esa furia es hambre. En el cenicero caen dientes como p√©talos. Cadalsos. Irreversiblemente cadalsos. (P. 13)¬†¬† ¬†

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

BC Vegetación milita en sucesos destilados por la experiencia poética. Son motivos que no puede evadir en medio de su tratado existencial. Motivos que rellenan espacios sensoriales desde su explicación franca. Un ejemplo es el poema Instalación.

III

Bajo el océano

permanece

el √°rbol de los cosenos.

En los cables de alta tensión

crecen las azucenas.  (P. 53)

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

Al final el poeta nos deja una gran met√°fora: CA V√©rtigo de las aguas. Un fragmento del libro que complementa las partes anteriores. Se trata de la base del tri√°ngulo is√≥sceles. Esta fracci√≥n denota una consecuencia de la primera parte del libro. Parece un mismo cuerpo. Pudiera ser el principio como mismo ejerce de final. A este momento se le adhieren b√ļsquedas m√°s gen√©ricas. Intenta que el universo entre en el ojo de una aguja, un ojo triangular.

000011

Cada segundo vamos hacia la tierra. Cada segundo, la tierra viene un poco hacia nosotros. (P. 69)

Geometría interior puede leerse de manera intuitiva. Pero una lectura ejercida desde todos los significantes que componen el libro podría abrirnos a un sinfín de interpretaciones. En su composición habitan elementos (transcendentes) que no pueden ser comprendidos a plenitud, sin la aprehensión previa de las normas conceptuales que lo regulan. Esta es una capacidad que viene implícita en su exploración.    

Su ejercicio exige conectar/ascender/fluir. Transita por √°reas que ser√≠an desde√Īables para otros poetas y sobrevive. Se desmarca a trav√©s de conceptos amplios/ideol√≥gicos/ ¬Ņmetaf√≠sicos? No evade la construcci√≥n sociocultural del mundo pero su b√ļsqueda pertenece a otro estado.

Algunos de los preceptos más determinantes de la poesía metafísica se pueden encontrar en su escritura. Donde tanto la naturaleza como el arte son desnudados/desmantelados en busca de la ilustración, la comparación y la alusión.

Sin llegar a ser páginas abstractas, sí hay un componente visible de esta categoría entre sus versos. Una herramienta que utiliza para filtrar la realidad.

00011

¬ŅExiste el salto? ¬ŅLas c√°rceles son tan estrechas? La flotabilidad de los peces contin√ļa siendo gris. (P. 15)

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

El poeta no oscurece. Hay una variedad de colores que matizan las im√°genes dentro de la met√°fora. No le basta con la identidad visual de cada elemento de la naturaleza, necesita agregarles otros relieves.

Mandarria

Dicen que la noche no es azul.

¬ŅQu√© saben los sabuesos

de atrapar un conejo?

Dos golpes sobre la testa

y bailar.

Pero la expansión ocurre adentro.

La mandarria es una mancha.

El conejo persiste. (P. 36)

Como una pintura íntima, su paleta se compone de aquellos pigmentos más personales. Sus dudas nacen de aquello que solo ofrece perplejidad por su estatus, pero que convida a re-interpretar/codificar. En ese dilema todo elemento adquiere una nueva voluntad y con esta un nuevo color. 

010101

Arroyos de sangre bajo la piel del universo. Piedra azul. Los c√ļmulos son historia. Caen hacia la gravedad. (P. 69)

Geometr√≠a Interior es un paisaje po√©tico donde los elementos de la naturaleza, encuentran significados filos√≥ficos. En √©l convergen distintos modos de relaci√≥n/interpretaci√≥n/obsesi√≥n del autor con los hechos que lo circundan. Sus influencias provenientes de las artes visuales y cinematogr√°ficas son evidentes. Desde ah√≠ puede guiar al lector, por un espacio donde el tiempo se expresa a otro ritmo. No es dif√≠cil leer este libro y sentirse en una pel√≠cula de Terrence Malick o de Carlos Reygadas. ¬ŅPo√©tica de la contemplaci√≥n? El ciclo natural de las cosas. La edad como una estaci√≥n inmortal.

111101

El se√Īuelo del pescador es un regaliz envuelto en capas infinitas y doradas. El pescador es un ni√Īo. (P. 69) ¬†

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

El poeta necesita encontrar una explicaci√≥n a la existencia de la belleza. Medita sobre la extensi√≥n humana del mundo/el cosmos/el tiempo. Lo atormenta la modificaci√≥n de los objetos (piezas sensibles). ¬ŅQu√© es la existencia? ¬ŅC√≥mo sobrevivimos a ella? En esas interrogantes se puede descubrir que todo lo que existe es bello por condici√≥n natural. La existencia es la palabra que utilizamos para eternizar la belleza. Un gran poeta debe platearse la eternidad desde la belleza, nada compite con semejante sentencia.

001111

Los barrotes no son de acero. M√°s bien de inercia. (P. 72)

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

Otro elemento perceptible, es la sintonía con el yo espiritual. Un término delicado a la hora de definir debido a sus diferentes acepciones. Pero que conjuga cuatro conceptos ineludibles en Geometría Interior: psique, ser, alma y conciencia.

Se trata de uno de los cuestionamientos m√°s antiguos de la humanidad y que Salazar Ben√≠tez introduce desde peque√Īos detalles. ¬ŅAmbiciona? Claro que s√≠. Pero a partir de su relaci√≥n espacial con los objetos/la memoria/la naturaleza. As√≠ provoca un lenguaje simb√≥lico y concluyente.

El agua, los peces, los colores, la lluvia, un ni√Īo, un √°rbol, la c√°rcel y la tierra, son conceptos repetitivos. En su conjunto crean im√°genes poderosas y auto-referenciales. No son de naturaleza externa al autor, m√°s bien act√ļan como representaci√≥n de sus estados emotivos-conscientes.

Para Yainier Salazar Benítez, la poesía puede ser un gesto instintivo. Un instrumento capaz de echar abajo los límites mientras su expansión lo trasciende todo. Sus vivencias habituales son traducidas en figuras, cuyos significados necesitan explicarse mediante la palabra. No miente. Transgrede categorías científicas y de asociación. Intenta re-orientar la percepción lógica, sensible y emocional en un mismo discurso. Lo sublime y lo ordinario asumen la misma presencia/permanencia. Se muestra próximo y sincero, aunque en su poesía todas las orillas son equidistantes.


«El teatro es ante todo acci√≥n»

Por esas tantas coincidencias de la vida nos conocimientos en los d√≠as dif√≠ciles de las pruebas de actitud para el Instituto Superior de Arte, entre los ex√°menes para las carreras de Dramaturgia y la FAMCA, en esos d√≠as extra√Īos en los que la complicidad crea lazos de amistad para toda la vida y hace que en cada reencuentro vuelvas a tener 19 o 17 a√Īos y la misma frescura y los sue√Īos tatuados sobre el rostro. Desde esa √©poca me llamaba la atenci√≥n su forma de acercarse al proceso creativo, de percibir la vida, de observarla, con la certeza de haberla vivido intensamente y, al mismo tiempo, con la sonrisa limpia de quien no conoce nada todav√≠a.

Manuel Hurtado L√≥pez (La Habana, 1993) se gradu√≥ en 2013 de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, en la especialidad de Escultura, pero sus inquietudes art√≠sticas lo impulsaron a continuar estudios en la Universidad de la Artes (ISA) en el perfil de Dramaturgia, especialidad que culmin√≥ en 2019. Para este muchacho el arte es en s√≠ un proceso de constante movimiento y b√ļsqueda, donde lo visual, lo po√©tico, lo extra√Īo, lo genuino, lo vivido, lo absurdo, lo inevitable, lo atrevido, lo ef√≠mero‚Ķ se conjugan siempre para dar forma a eso que √©l llama sus ‚Äúobsesiones‚ÄĚ, en el espacio multiforme de una mente sin fronteras que navega siempre entre las diversas aguas de la creaci√≥n.

Recientemente has culminado tus estudios en el Instituto Superior de Arte en la especialidad de Dramaturgia. ¬ŅC√≥mo recuerdas esta importante etapa de tu vida? ¬ŅQu√© aport√≥ a tu visi√≥n como escritor?

El ISA es ante todo un contexto, m√°s all√° del s√≠mbolo acad√©mico que representa. Es un lugar para encontrarse con personas que comparten tus intereses, de ah√≠ que sienta que es un espacio vital para todo creador joven. Por eso lo recuerdo con un amor celoso ‚Äďcomo de familia mal llevada‚Äď, por las personas que habitaron ese espacio conmigo, y no solo compa√Īeros de facultad, no solo alumnos.

Y sobre mi visi√≥n como escritor‚Ķ ah√≠ entra la parte acad√©mica. En primer lugar, entender el teatro es un ejercicio complejo, que precisa deslindarse de ideas que uno trae fijadas, sobre todo si se viene desde una pr√°ctica narrativa o po√©tica. Y es que el teatro es ante todo acci√≥n, y en un primer momento la met√°fora o la descripci√≥n pueden atentar contra el ejercicio dram√°tico ya que la ‚Äúnarratividad‚ÄĚ es sustituida por la representatividad, y la l√≠rica por el drama. Claro que esto es totalmente violentable, y debe serlo ‚Äďde ah√≠ la narraturgia y el teatro posdram√°tico‚Äď pero genera un nivel de conciencia en las etapas de aprendizaje‚Ķ te permite saber qu√© debe quebrarse para innovar.

La misma l√≥gica se aplica en las artes visuales respecto al arte abstracto, expresionista, naif, etc‚Ķ Hay que conocer las reglas antes de romperlas. Es un poco cognocentrista, pero tiene l√≥gica. Y este proceso es bien entendido por los maestros del Seminario de Dramaturgia: Roberto Vi√Īa, Yerandy Fleites y Maikel Rodr√≠guez de la Cruz; que son por dem√°s excelentes escritores.

Ellos, desde sus visiones particulares, te ayudan a crear una voz propia, y m√°s importante a√ļn, crean en ti un oficio y una estrategia para enfrentar el papel en blanco (el viejo trauma del escritor). Y para mi vieja obsesi√≥n con lo te√≥rico aport√≥ especialmente tener excelentes pensadores como Jos√© Alegr√≠a y Eberto Garc√≠a como maestros.

Cortesia del entrevistado

Adem√°s, eres egresado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro‚Ķ ¬ŅQu√© lugar ocupan las artes visuales en tus procesos creativos?

Creo que en general yo sigo pensando como artista visual. Es l√≥gico, puesto que dediqu√© toda una vida a ello, y com√ļnmente encuentro en el arte mis referentes m√°s √°giles. Pero no tengo conciencia, al menos a la hora de la escritura, de hacer un uso eficaz de esas herramientas. Sobre todo, tomando en cuenta que hice mi especialidad en escultura y que el uso del espacio teatral en mis textos nunca ha sido particular, sino m√°s bien evasivo.

En cambio, a la hora de pensar ‚Äúesc√©nicamente‚ÄĚ soy incapaz de desligarme de la experiencia del performance, el happening, la instalaci√≥n, etc. Lo cual se traduce a que mis pocas creaciones ‚Äúesc√©nicas‚ÄĚ (valgan las comillas) funcionen esencialmente como dispositivos ‚Äďextra√Īo h√≠brido √ļtil al teatro. Claro que en t√©rminos dramat√ļrgicos soy bastante dado a reflejar mi experiencia con el arte conceptual; la necesidad de un statement, un concepto, un referente. Estos procedimientos ‚Äďinconscientes en gran medida‚Äď puede que generen la extra√Īeza y lo po√©tico de mis obras, pero no son ajenos de ninguna manera al proceder de cualquier escritor.

¬ŅCu√°les son tus referentes art√≠sticos y literarios?

Hace a√Īos que vengo trazando la misma respuesta, y es en cierto modo tramposa. Yo coloco en el edificio de mis referentes dos columnas principales: Marcel Duchamp y Heiner M√ľller. Por una raz√≥n esencial: el gesto. Estos artistas son quiz√°s los culpables de la revoluci√≥n del siglo XX en las artes visuales y la dramaturgia, fundamentalmente por haber borrado las fronteras en ambos medios.

Sobre ellos es f√°cil pisar y emancipar tu creaci√≥n art√≠stica, lo cual no lo hace autom√°ticamente algo bueno (sobre todo pensando en resultados), pero sin dudas es √ļtil. En ese edificio multifamiliar tambi√©n viven otros nombres como Cabrera Infante y Joyce, Luis Britto y Cort√°zar, Sergio Blanco y Rodrigo Garc√≠a, Nara Mansur y Dulce Mar√≠a, Beckett y Virgilio, Calder√≥n de la Barca y Shakespeare, Piero Manzoni y Rauschenberg, Charlie Kaufman y Tarantino, Agamben y Harold Bloom. Es un solar, como puedes ver.

¬ŅQu√© tem√°ticas prefieres abordar desde tu obra?

Como dec√≠as, recientemente me gradu√© del ISA, y fue en mi obra de tesis donde volqu√© gran parte de mis obsesiones. Una de ellas se resume en la siguiente frase de Lyotard: ‚ÄúPara hacer visible que algo es representable es necesario martirizar la representaci√≥n, llev√°ndola a sus l√≠mites‚ÄĚ, y es este cuestionamiento a la representaci√≥n y la teatralidad, de conflicto entre el ejercicio de representar y el dramat√ļrgico el que interesa a gran parte de mi trabajo, y pienso, debe ser impl√≠cito a todo acto teatral.

Las tem√°ticas var√≠an, incluso las estrategias textuales, pero los intereses son los mismos: las obsesiones con el Yo; con el teatro documental ‚Äďcomo dice Barrientos: de fricciones m√°s que de ficciones‚Äď; con la narraturgia y lo posdram√°tico como herramientas. Elementos todos que forman parte de una experimentaci√≥n y una b√ļsqueda que no pretendo se divorcien de una tradici√≥n aprehendida, sino que se sume a esta.

Cortesia del entrevistado

A partir de tu participaci√≥n en el Festival de las Artes y en otros proyectos comunitarios. ¬ŅQu√© espacios consideras adecuados para tus puestas en escena?

Yo vivo enamorado del teatro como espacio arquitect√≥nico y de comuni√≥n. Mi primera y √ļnica obra teatral representada fue en la Sala Adolfo Llaurad√≥ y fue una experiencia desgarradora, sobre todas las cosas por la humildad que genera la relaci√≥n p√ļblico-escena. De ah√≠ en adelante mis proyectos han ido a explorar otros espacios: habitaciones de hotel, derrumbes, garajes, almacenes, barrios, galer√≠as.

Ha sucedido as√≠ porque estos proyectos, sin dejar de aspirar a la ‚Äúteatralidad‚ÄĚ, se han acercado al √°mbito del performance y el dispositivo esc√©nico. En estas tres obras que refiero, *99 (cobro revertido), √Ārea de Meditaci√≥n Esc√©nica (A.M.E.), Oleyloleyloleylole Oleyloleyloleylolay, he tenido la suerte de trabajar tambi√©n con dos amigos, Sof√≠a Arango y Luis Carricaburu, de los que he aprendido mucho sobre esta otra interrelaci√≥n donde el material hace ‚Äúejecutor‚ÄĚ al espectador. Por eso pienso que todo espacio es √ļtil, solo depende del proyecto, √©l es el que elije.

Recientemente estuviste escribiendo para el espect√°culo C.C.P.C (La Rep√ļblica Light), temporadas I, II y III de Teatro El Portazo. H√°blanos de esta experiencia.

C.C.P.C es una obra que es coral en todo sentido. Yo apenas escrib√≠ tres peque√Īos textos por encargo para el espect√°culo, escrito en su mayor parte, y dirigido por Pedro Franco y Mar√≠a Laura Germ√°n. Lo m√°s importante de esta experiencia fue participar de una din√°mica de grupo, ver el proceso de construcci√≥n del espect√°culo desde los cimientos y acercarme a una agrupaci√≥n que admiro y sigo desde sus inicios. Ha sido una escuela, sin dudas, y el resultado principal de esta experiencia es estar trabajando con ellos actualmente y tratar de aportar lo recibido.

Muchos consideran que en los tiempos actuales las puestas en escena han sido desplazadas por el cine y la televisi√≥n ¬ŅC√≥mo definir√≠as el estado actual del teatro cubano?

Cortesia del entrevistado

No quiero decir que es un tiempo extra√Īo para el teatro, porque siempre lo es. Y sin dudas el cine y la televisi√≥n son el ep√≠tome de su ca√≠da a un arte de minor√≠as cuando hasta principios del siglo pasado era El arte de masas, y hasta la llegada del romanticismo, el g√©nero literario por excelencia desde el siglo IV a.C.

Pero recientemente le√≠ un art√≠culo sobre teatro contempor√°neo que comentaba que en la √ļltima d√©cada ha habido un resurgir de asistencia a las salas en comparaci√≥n a la √ļltima mitad del pasado siglo, lo cual habla de un creciente inter√©s hacia las propuestas novedosas en el √°mbito internacional. Y sobre Cuba, no soy qui√©n para dar un parte m√©dico.

Puedo decir que los grandes directores como Celdr√°n, Carlos D√≠az, Ra√ļl Mart√≠n, Nelda Castillo y Rub√©n Dar√≠o Salazar contin√ļan haciendo grandes obras, y que j√≥venes agrupaciones y directores, como Pedro Franco, Jos√© Ram√≥n Hern√°ndez, Yunior Garc√≠a y Jazz Mart√≠nez-Gamboa siguen demostrando la calidad de sus propuestas.

Sin embargo, pienso que la salud de nuestro teatro se mide en las obras que asaltan inesperadamente las salas, y en los √ļltimos tiempos hemos disfrutado mucho estas experiencias. Como la m√°s reciente obra teatral dirigida por Osvaldo Doimeadi√≥s, Oficio de Isla, uno de los ejemplos m√°s certeros de un teatro inteligente, vivo y profundamente cubano.

Perteneces a la generaci√≥n de escritores nacidos en los 90. ¬ŅQu√© rasgos crees que definen a tu generaci√≥n?

La tecnología es gran parte de nuestra identidad, eso es un hecho. Incluso en Cuba, donde hemos llegado tarde al mundo del Internet y las redes sociales. Recientemente he descubierto, en un espacio tan frívolo como Instagram, una comunidad de poetas jóvenes de gran calidad, los cuales seguramente sean más leídos a través de estos medios de lo que podrían con impresiones a papel. Claro que el papel es la validación de esos esfuerzos, pero es un espacio que nuestra generación ha sabido aprovechar.

Casi cualquier cosa que nos defina se podría relacionar con esto, la referencialidad, la intertextualidad, la hipertextualidad, incluso, más profundamente: la muerte de los metarrelatos justifica mi sospecha de que somos una generación dada a hablar fríamente de y desde la intimidad, pero no tanto como que esa intimidad ya no exista puesto que se exhibe de antemano en nuestras redes.

Cortesia del entrevistado

¬ŅCu√°les son tus aspiraciones en el plano creativo?

Seguir escribiendo, ante todo. Pero me interesa también dirigir teatro, dedicar mis esfuerzos futuros a eso y entrar a esa larga lista de dramaturgos-directores.


Art-Estudio Contreras 118: ‚ÄúEl secreto est√° en disfrutar lo que hacemos‚ÄĚ

Variedad de propuestas que marcan su originalidad, un p√ļblico comprometido y un equipo de trabajo riguroso y enfocado en garantizar un espect√°culo de calidad, hacen del Art- Estudio Contreras 118 un espacio hoy consolidado, casi un a√Īo despu√©s de su apertura en junio de 2019.

foto lisandra pérez coto

El proyecto, propuesto y dirigido por la joven fotógrafa y vicepresidenta de la AHS en Matanzas Adriana Riera, toma como escenario un inmueble colonial, patrimonio familiar de la artista, que abrió sus puertas inicialmente como subsede de la más reciente edición de la Bienal de Artes Plásticas en su edición yumurina.

Bocetos fotográficos, una muestra particularmente transgresora dentro de la fotografía contemporánea, dio inicio al despliegue de jóvenes creadores que le sucedieron en los meses posteriores, como Rubier Bernabeu, Alejandro Vega, Wendy Pérez o Alejandro Cuervo.

foto lisandra pérez coto

‚ÄúMe parece que es un sitio muy interesante dentro de las opciones culturales de la ciudad. Nos convoca siempre a regresar y sus propuestas se enmarcan en lo que se podr√≠a denominar buen gusto‚ÄĚ, destac√≥ el joven escritor y periodista Guillermo Carmona.

Al estilo vintage del local, un elemento esencial dentro de su est√©tica, se suman el talento art√≠stico que ha acompa√Īado estos meses al p√ļblico matancero, caracterizado sin dudas por la variedad y la inusitada forma de integrar las diferentes manifestaciones.

foto lisandra pérez coto

Por el patio de la instalaci√≥n, decorado cuidadosamente, han transitado poetas y escritores de la talla de Jes√ļs David Curbelo, Maylan √Ālvarez y Luis Enrique Mirambert as√≠ como los m√ļsicos √ďscar S√°nchez, Carlos Fidel Taboada y Lien Rodr√≠guez.

‚ÄúCreo que han sido unos meses totalmente enriquecedores para nosotros porque realmente disfrutamos much√≠simo la producci√≥n del espacio. Nuestra intenci√≥n contin√ļa enfocada en difundir y promover el talento art√≠stico de nuestra ciudad y de la AHS en sentido general.

foto lisandra pérez coto

‚ÄúEsa manera de disfrutar lo que hacemos, de confiar en que nuestro trabajo llegue a m√°s personas y pueda tocar sensibilidades es lo que nos mantiene enfocados y cada vez m√°s satisfechos con los resultados‚ÄĚ, asegur√≥ Adriana.


Una mirada a la identidad

Hasta el próximo 16 de noviembre de 2018 se exhibe en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la muestra colectiva La tierra dada de unos 73 creadores cubanos. La exposición que abrió sus puertas como parte de las actividades del 3er. Congreso de la organización, invita a reflexionar sobre el concepto Territorio y Territorialidad, así como de lo nacional y el mundo a nuestro alrededor.

[+]


Corpus Rex

El Pabell√≥n Cuba, sede nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), se viste de lujo al acoger La m√≠stica del cuerpo, muestra colectiva integrada por un amplio n√ļmero de artistas cubanos y extranjeros interesados en abordar problem√°ticas vinculadas a ese s√≠mbolo tan polis√©mico como antiguo que constituye la anatom√≠a humana. Con curadur√≠a de Samuel Hern√°ndez Dominicis, la propuesta destaca ‚Äēen primer lugar‚Äē por apartarse ex profeso de lo puramente som√°tico, pues rechaza lo fisiol√≥gico en s√≠ para conjurar met√°foras visuales de marcado lirismo, o reflejar pr√°cticas socioculturales que de alguna manera guardan relaci√≥n con lo corporal.

[+]