Identidad


Jorge Amado: cavilar la composición

Un joven comprometido con su tiempo, su generaci√≥n y su obra. Que entrega en cada nota de su m√ļsica lo que su alma le indica. El viol√≠n y la composici√≥n son sus pasiones y su nombre es Jorge Enrique Amado Molina, estudiante de la Universidad de las Artes, que ha merecido m√ļltiples galardones entre ellos recientemente el Premio Conmutaciones de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. M√°s all√° de sus m√©ritos profesionales, conocer su arte y su historia ha sido un regalo en esta conversaci√≥n, esencialmente porque sus palabras y gestos transpiran la humildad de un joven que desde siempre ama a la m√ļsica.

‚Äď‚Äď¬ŅC√≥mo crees que combinas en tu carrera profesional el viol√≠n y la composici√≥n?

Es una relación que siempre ha estado desde mi punto de vista como intérprete y compositor. Creo que es inevitable porque a la hora de componer me enfoco mucho como violinista. Que me ayuda a conceptualizar lo que quiero expresar no solo desde la partitura, sino también en el performance o en el aspecto visual a la hora de la ejecución de un concierto, de la dramaturgia. Es lo que siempre he dicho, la composición me ha ayudado en la interpretación y viceversa.

Fotos cortesía: Jorge Amado Molina

‚Äď‚Äď¬ŅCu√°ndo empezaste a componer?

Empec√© a componer aproximadamente a los ocho o nueve a√Īos, estaba en el Conservatorio Manuel Saumell, en el nivel elemental, a trav√©s de la profesora de piano en aquel entonces, Claudina Hern√°ndez. Ella me pidi√≥ para los ex√°menes de piano complementario que escribiera las obras cubanas para examinarlas y as√≠ fue como empez√≥ todo, al escribir obras para piano, no para viol√≠n.

‚Äď‚Äď¬ŅEn qu√© momento entr√≥ el viol√≠n en tus procesos creativos?

A√ļn sigo viendo la composici√≥n como un hobbie, porque me doy cuenta que si uno lo piensa as√≠ fluyen mejor las cosas que si uno se enfocara en que es un trabajo. Me acerqu√© a la creaci√≥n en este instrumento en mis estudios de nivel elemental, pero en el Conservatorio Alejandro Garc√≠a Caturla a trav√©s de mi maestra de viol√≠n desde entonces, Carmen Amador, quien exhort√≥ a los estudiantes a una actividad por su cumplea√Īos a tocar obras y yo en lugar de llevar algo de mi programa, quise llevar algo hecho por m√≠.

Recuerdo que llev√© una obra llamada Embrujo, creo que era por la fascinaci√≥n que he recibido por la m√ļsica y por dicha profesora, quien me ense√Ī√≥ que el instrumento lleva impl√≠cito la interpretaci√≥n y la sensibilidad de uno como artista. Creo que esa obra fue la m√°s seria que compuse en ese nivel.

Luego, en mis estudios de nivel medio en la ENA (Escuela Nacional de Arte), a trav√©s del taller de composici√≥n Carlos Fari√Īas, dirigido por Juan Pi√Īera ya las obras que compuse para viol√≠n son un poco m√°s cercanas al lenguaje que tengo en la actualidad.

‚Äď‚Äď¬ŅPor qu√© te gusta tanto escribir para cuartetos de cuerdas?

Creo que tiene que ver con mi zona de confort como instrumentista. En mi caso, como estoy muy vinculado a tantos cuartetos en los que he tocado tanto violín como viola. En los cuartetos me siento en confort. Ese lenguaje que tanto en los ensayos como en los conciertos me ha llegado a identificar.

‚Äď‚ÄďSolo me hablas de m√ļsica de c√°mara, ¬ŅCompones m√ļsica sinf√≥nica?

He escrito hasta este momento tres obras con formato sinf√≥nico. Una de ellas fue un concierto para viol√≠n que fue ganadora el a√Īo pasado en el Concurso de Creaci√≥n Sinf√≥nica Ojal√° 2018. Esa obra, junto una de mi amigo Daniel Toledo, fueron las obras ganadoras de dicho certamen.

Y otras dos un poco m√°s cercanas al concepto de poema sinf√≥nico, no exactamente, pero se acerca a esa perspectiva. Creo que las cuerdas han sido mi centro, he escrito tanto para instrumento solo, d√ļos, tr√≠os, cuartetos, quintetos y hasta sextetos. Un sexteto singular: un sexteto de violas que tuve la dicha de poder escucharlo en un concierto dirigido por Anolan Gonz√°lez, con motivo a sus 25 a√Īos de vida art√≠stica.

Fotos cortesía: Jorge Amado Molina

‚Äď‚Äď¬ŅQui√©n o qui√©nes consideras que son tus compositores de referencia?

Realmente son muchos. Est√°n desde finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Como el compositor y violinista belga Eug√®ne Ysa√Ņe cuya influencia ha sido tanta que compuse una obra para viol√≠n solo durante mis estudios en la obra, llamada Isayana, que tiene mucho que ver con ese lenguaje de las armon√≠as por tonos enteros y terceras que me resultan fascinante. Compuse ese homenaje humilde, porque √©l ha compuesto seis sonatas para viol√≠n solo con una duraci√≥n impresionante, y en mi caso solo han sido seis minutos de m√ļsica.

Después, con el paso del tiempo me han llegado otras influencias porque siento que los compositores somos un poco chef. Para conocer sabores uno visita restaurantes, crear combinaciones de sabores para uno poder crear su propio plato y después llevarlo, en nuestro caso, a la partitura, aunque no se coma, pero se disfruta al oído, o eso espero.

Mucho tiempo estuve escuchando a Prokofiev, Dimitri Shostakovich‚Ķ me atrevo a decir que en la actualidad a√ļn me influye ese lenguaje de las sinfon√≠as y los conciertos al estilo sovi√©tico. Hubo un per√≠odo durante mis estudios en el ISA (Universidad de las Artes) que me he acercado a la m√ļsica del compositor chino Tan Dun, que es fascinante el modo ecl√©ctico que tiene su lenguaje de m√ļsica que va desde el minimalismo, espectralismo y serialismo.

 Dentro de las Américas me impresionan compositores desde Estados Unidos hasta Argentina. Desde Philip Glass, Steve Reich, Johnn Adams; un poquito más en Centroamérica Silvestre Revueltas, Carlos Chávez; más al sur, a Ginasteras.

Yo digo que est√° bien conocer de todo un poco, pero no se puede olvidar nuestra identidad y nuestro entorno sonoro. Dentro de mis influencias est√° Leo Brouwer, Juan Pi√Īera y Guido L√≥pez Gavil√°n, quienes son los m√°s cercanos al lenguaje que quiero expresar.

‚Äď‚ÄďCuando compones, ¬Ņte centras en un estilo o tendencia en espec√≠fico?

Uno nunca puede pasar por alto a los grandes maestros desde Palestrina, Johann Sebastian Bach, Tchaikovsky. Yo no suelo pensar o querer que suene a determinado estilo o tendencia. A veces me dejo llevar por la inspiración. Aunque todavía hay su polémica sobre si existe o no la inspiración. Pero me dejo llevar por lo que siento y pienso.

Una vez creada la obra, suelo sentir que alg√ļn fragmento lo saqu√© de mi almac√©n sonoro por alguna obra o compositor. Uno siempre trata de buscar un estilo propio, pero al final solemos crear una combinaci√≥n de todo aquello que hemos consumido. Para m√≠ es inevitable que haya ese tipo de influencias.

En mis comienzos, hace ya un tiempecito, me incordiaba un poco que me dijeran que una obra mía sonaba a tal compositor. Mientras yo trataba de crearme un camino propio y de diferenciarme. Pero luego me di cuenta que es algo que viene con uno.

Creo que si me enfocara en una tendencia en espec√≠fico ser√≠a como un neofolklorismo por la manera en que he tratado los instrumentos desde su escrita m√°s r√≠tmica o contrapunt√≠stica. En la b√ļsqueda de combinaciones que se asemejen a los conjuntos folkl√≥ricos, de la m√ļsica yoruba o el propio guaguanc√≥.

Fotos cortesía: Jorge Amado Molina

‚Äď‚Äď¬ŅTienes alguna experiencia en particular con esta intencionalidad?

Una de las obras sinf√≥nicas que se llama ‚ÄúEn conga pa¬ī La Habana‚ÄĚ, estrenada por la Orquesta Juvenil Cubano Americana (Cayo, por sus siglas en ingl√©s). Esta s√≠ fue una conga porque me lo propuse, por el significado que tiene al terminar una festividad o celebraci√≥n por la frase com√ļn de: ‚ÄúA paso de conga‚ÄĚ. Esto s√≠ fue m√°s evidente. Pero hay ocasiones en las que no me lo propongo y salen esas combinaciones contrapunt√≠sticas que pueden recordar alg√ļn conjunto o instrumento como los tambores bat√°, sin necesariamente estar el instrumento presente. Puede ser por ejemplo en un cuarteto de cuerdas, por la b√ļsqueda de esas combinaciones o sonoridades; lo que sucede a veces sin propon√©rmelo.

‚Äď‚Äď¬ŅC√≥mo describes tu proceso creativo?

Esa es una pregunta que me hago constantemente, porque me he dado cuenta de que las composiciones yo las comienzo en momentos que emocional o profesionalmente deseo traducir a la m√ļsica. Est√° muy influenciado por mi estado de √°nimo, o por la m√ļsica. Yo quisiera leer m√°s de lo que leo, porque a final de cuentas, los compositores y creadores en general son los traductores musicales de lo que pasa en su tiempo. Las lecturas tambi√©n pueden influenciar en la creaci√≥n.

En estos días nublados, me encontraba un tanto melancólico y pude empezar a escribir un Adagio para orquesta de cuerdas que pienso incluir en este proyecto de Conmutaciones, y siento que el proceso creativo fluyó muy bien porque está en consonancia con lo que quiero hacer y transmitir.

‚Äď‚Äď¬ŅC√≥mo tu m√ļsica dialoga con el paisaje sonoro de La Habana de la actualidad?

Vivo en una zona muy c√©ntrica del Vedado y la inevitable escucha del ambiente sonoro es y ha sido importante en mi m√ļsica. Hay motivos musicales, principalmente r√≠tmicos, que he puesto en algunas de mis composiciones que despu√©s personas que conocen mi m√ļsica me han dicho que reconocen el sonido de un claxon. Parece que esos sonidos est√°n en mi subconsciente desde el tr√°nsito o las discusiones que se generan en las paradas de las guaguas. Creo que es una manera de llevar al plano musical mi entorno.

‚Äď‚ÄďH√°blame de tus m√°s recientes galardones‚Ķ

Este es el momento m√°s dif√≠cil. Lo dir√© cronol√≥gicamente. Primero, el Concurso Internacional para Cuarteto de Cuerdas ‚ÄúNuestra Am√©rica‚ÄĚ 2019, organizado por el cuarteto de cuerdas Jos√© White radicado en M√©xico. Hab√≠a que presentar una obra entre 6 y 12 minutos con libertad de estilo, y ya hab√≠a creado una serie de cuartetos que no cumpl√≠an los requisitos o las bases para presentarlos.

Entonces compuse una obra espec√≠ficamente para este concurso. Envi√© la m√ļsica con partitura general y particellas, por supuesto, bajo seud√≥nimo. Result√≥ ser ganadora. En total fueron 24 concursantes. Realmente es una tremenda dicha que entre tantas personas haya sido premiado mi Cuarteto No. 6 ‚ÄúCarnavalesco‚ÄĚ.

El Premio Conmutaciones es como una visi√≥n que he tenido desde mi primero a√Īo en el ISA. Recuerdo mi primer acercamiento a estas becas estando en un ensayo del coro mixto. En ese momento ten√≠a tiempo para presentar algo, pero no me sent√≠a preparado porque musicalmente no ten√≠a diversidad.

Entonces me dije que sería más adelante y con calma. Al pasar el tiempo, ya finalizando mis estudios en el ISA, consideré que era momento de presentar un proyecto. Porque Conmutaciones es una gran oportunidad, por grabar un disco, organizar un concierto; es como una oportunidad a la que exhorto a todos a participar. El gesto de participar ya es una manera de ganar.

Estoy ansioso de comenzar con este proceso a ver qué ocurre. Yo presenté un proyecto con obras compuestas para conjuntos instrumentales de cuerdas frotadas, ya sean instrumentos solo, tríos, cuartetos, quintetos, y para finalizar me gustaría una orquesta de cuerdas como presenté en el proyecto.

Quiero simbolizar a través de una obra, al menos, cada instrumento de esta familia. Una obra que destaque el violín, el cello, viola y el contrabajo. Quiero finalizar con obras para orquesta de cuerdas que al final es como la familia reunida, es una visión bastante familiar de cómo unificar todo para hacer un hecho musical.


Cantar y contar en Jarahueca

Porque tu amor sea tal vez el poema

que no escribiré nunca,

prefiero tu mirada

que desborda torrentes

de p√°jaros astrales

En un pueblo del norte espirituano llamado Jarahueca, nació la autora de estos versos.

Ella, Ada Elva P√©rez, tambi√©n dej√≥ a la posteridad temas como Se√Īora Arco Iris, Ana la Campana, El Despertar; que en la bell√≠sima voz de Liuba Mar√≠a Hevia, visten la infancia y definen el pentagrama cubano junto a Teresita Fern√°ndez, Rita del Prado, entre otros.

Por esa raz√≥n, en esa tierra del municipio Yaguajay, la alquimia po√©tica se gesta a golpe de nostalgias en cada aniversario del ‚Äúada‚ÄĚ. Pero los pobladores se las ingenian para mantener vivo el aliento y la espiritualidad de aquella hija querida, a trav√©s de un evento bienal, Identidad.

Una suerte de aquelarre juglaresco que ocurre cada dos septiembres desde su desaparici√≥n f√≠sica. Re√ļne en el recodo natal a los amigos de la artista pl√°stica y la m√ļsico que fue Ada Elva.

Sin embargo, la cita tan especial en este 2019 fue cancelada por razones coyunturales. El tren Nuevitas-Morón llegó sin poetas, ni artesanos; sin maestros de cocina o sabedores de historias que despertaran al pueblo. Jarahueca con sus hadas dispersas y sus nostalgias pudo renunciar al ritual de los duendes. Pero no fue así, al menos, no del todo.

foto Alcides Portal Alfonso

UNA ALEGR√ćA QUE CAY√ď DEL CIELO

Inesperadamente, y ya casi finalizando el a√Īo en que debi√≥ sucederse la Bienal Identidad, desembarcaron en ese lejano pueblito recostado a la l√≠nea del ferrocarril un payaso de grandes paraguas y una trovadora, tan joven como lo fue Ada en sus primeras quimeras.

Durante unos tres días desandaron guardarrayas y rieles, un payaso, una juglar y un fotógrafo ambulante.

El clown Miguel Pérez Valdés, de Teatro de Los Elementos, vino desde Cumanayagua, y la cantautora Yahily Orosco Gálvez, de la provincia de Villa Clara.

De todo lo ocurrido tomó memoria gráfica el realizador Alcides Portal de la AHS en Cienfuegos, quien también se sumó a la travesía.

Dijo el actor: «Llegamos por nuestros propios medios. Hicimos escalas y pedimos «botella», pero no fue tan dif√≠cil, esperamos.

«Fuimos recibidos por la poetisa y gestora de la comunidad, Martha Julia Hern√°ndez Camell√≥n, quien nos entreg√≥ la llave de su casa para que la utiliz√°ramos de hospedaje y de camerinos, y lo que hiciera falta.»

Así comenzó una jornada de cantorías y narración oral; que alternaron con juegos tradicionales, de participación, improvisadas acrobacias, entre otras iniciativas.

PARA CONTAR CON JARAHUECA

«Narramos, hicimos estatuas vivientes, estatuas de papel con mi nieto Giang Miguel de cuatro a√Īos y lecturas de poemas», a√Īade Miguel.

La promotora cultural y también poeta del centro de Cuba, María Delia Cepeda, precisó que se planificaron unas tres presentaciones para este grupo de jóvenes.

Comprend√≠an trabajo de animaci√≥n, clown y trova .Pero sostiene que «actuaron mucho m√°s, en la medida en que las personas lo demandaban. Fue un acto de amor a Ada y su Jarahueca‚ÄĚ, dice Cepeda.

‚ÄúDise√Īamos espect√°culos para diferentes edades y contextos. Pero la gente nos segu√≠a a cada presentaci√≥n, actuamos incluso en casas de familias en donde lleg√°bamos y ya hab√≠a p√ļblico esperando por nosotros. Al principio tuvimos un poco de miedo a que se desmotivaran. Como es una comunidad peque√Īa los p√ļblicos coincid√≠an.‚ÄĚ

Ofrecieron propuestas diferentes y creativas en cada barrio al que acudían, así como en las escuelas primarias y secundarias, y en las casas de familias a donde fueron invitados.

«Narramos en casa de los Hern√°ndez, unas t√≠as artesanas muy amables. Ellas como otros pobladores que tradicionalmente reciben en calidad de hu√©spedes a los participantes de la Bienal.»

De este modo Yahily interpret√≥ una gran parte de su repertorio ‚Äúcasi todo‚ÄĚ, seg√ļn dijo emocionada.

Temas de su espect√°culo La Primavera y de La Mermelada, y uno en especial de la propia Ada Elva, ‚ÄúEl jard√≠n de la Infancia‚ÄĚ. Comenta que esta experiencia con Mi Clown viene a enriquecer su trayectoria con el grupo santaclare√Īo Teatro sobre el Camino.

Y es que acto casual o no; deviene un sello en las presentaciones de esta joven compositora la armonía que proyecta en escena con actores de diferentes cuerpos dramáticos.

Por su parte, el actor de Los Elementos explic√≥ para el Portal del Arte Joven Cubano que constituy√≥ el impulso para seguir contando cuentos a los ni√Īos. «Fuimos a Lunas de invierno con las pilas cargadas».

Explic√≥ adem√°s que «hay intereses de las tres provincias centrales de intencionar un evento que llevar√≠a por nombre «Para contar con Jarahueca».

Un encuentro del arte joven donde intercambian artistas de las tres provincias que pueda extenderse como cruzada artístico literaria a las lomas de El Escambray.

«Adem√°s, es necesario que en el pueblo se mantenga el ambiente creativo la que se ha apocado a modo general.Y que √ļltimamente el √ļltimo lustro, al menos en lo referido al evento bienal, no est√° teniendo el respaldo que necesita‚ÄĚ, coment√≥ quien hizo posible este encuentro, la gestora de la ‚ÄúColmenita de Jarahueca‚ÄĚ, Martha Julia Camell√≥n Hern√°ndez.

foto Alcides Portal Alfonso

EL ARTE QUE NACE AQU√ć, PRECISAMENTE

¬†Esta poeta y metod√≥loga de la Casa de Cultura de la comunidad explic√≥ que adem√°s de estas propuestas para los ni√Īos se organiz√≥ un evento especial en el d√≠a de Los Derechos Humanos.

Y en casa de sus familiares cercanos, con el apoyo de la biblioteca local, una especial lectura de poesía en la que participaron creadores del territorio.

“Queremos repetirlo, por supuesto, y estamos valorando que alterne con la Bienal Identidad para que se mantenga vivo el pueblo y el pedacito de infancia que representa Ada en cada uno de nosotros. Como ella, nos hemos quedado aquí, precisamente.

«En Jarahueca actuamos por los Camell√≥n, los Fern√°ndez, por Ada Elva, por Olguita su hermana, que es mi amiga; por Marta Julia, una mujer incre√≠ble; por los ni√Īos, por los adultos, por el √°rbol de jara: ¬°creo que hasta por el polvo que recorre sus calles!‚ÄĚ, coment√≥ emocionado Miguel cuando le preguntamos por qu√© escogi√≥ como escenario ese pueblo.

Llegaron por sus propios medios, haciendo escalas en los pueblos que unen el norte espirituano con Villa Clara, y como Ada Elva, se fueron en tren, unos rumbo a los quehaceres que aguardaban en la ciudad cosmopolita y otros a disfrutar de Las Lunas de Invierno, ese festival de la poesía que toma las calles de Sancti Spíritus.


Trovadrugada le pone sabor a las noches avile√Īas

Y como ‚Äúla trova sin madrugada no sabe a nada‚ÄĚ, como dijese Silvio Rodr√≠guez, ¬Ņqu√© hora ser√≠a mejor para dar inicio a una descarga a trova limpia que a la media noche? El segundo y cuarto viernes de cada mes, en el Caf√© Barquito de la Asociaci√≥n Hermanos de Ciego de √Āvila cuando una gran diversidad de p√ļblico carece de buena m√ļsica, ciento por ciento cubana. Un espacio como ning√ļn otro, donde la juventud es el motivo y la raz√≥n.

Entre los proyectos del vicepresidente de la Asociaci√≥n y trovador C√©sar Brown, gana un peso fundamental el desarrollo de una pe√Īa fija de trova con la AHS como √ļnica o principal sede. Sin fines de lucro, se implementa un proyecto apoyado con una estrategia de marketing y promoci√≥n m√°s all√° de la producci√≥n de la Casa del Joven Creador, con fuerte impulso en las redes sociales, videos promocionales y el dise√Īo de una identidad visual. Una eventualidad as√≠ crea un enriquecimiento bilateral entre el Caf√© Barquito, su sede, y la nov√≠sima trova en Ciego de √Āvila.

Entre sus ensue√Īos se plantea la idea de convertirse, m√°s que en un simple espacio, en un movimiento. Con una frecuencia relativamente corta, otros trovadores son invitados a recrear sus propias canciones en duetos en armon√≠a con sus anfitriones, as√≠ como con las de autor√≠a propias de la pe√Īa, en versiones del honorario. Contribuyendo as√≠ a la diversidad de creaci√≥n y el enriquecimiento mutuo dentro de la trova, en esta ocasi√≥n, no solo en la provincia, sino, en toda Cuba.

El acontecimiento tiene un espacio precursor, de cuatro a√Īos de duraci√≥n, del mismo C√©sar Brown en el Centro Cultural Arauca, del municipio Venezuela, de la propia provincia, llamado Pe√Īa Nuestra. Con una base experimental como esa solo queda replantearse la idea repleta de ap√©ndices. Esta se constituye de segmentos musicales, de oratoria y otros apegados a la manifestaci√≥n art√≠stica que represente su invitado.

El futuro pr√≥ximo de Trovadrugada muestra un radical cambio de lo que hasta el momento se ha establecido. Aunque cuenta ya con algunas participaciones de invitados, en el formato actual tomar√° protagonismo la voz femenina, con una peculiar forma de interpretar las canciones que fundamentan un reconocimiento de la agrupaci√≥n ante su p√ļblico.

Durante el tiempo que su vocalista principal traza su gira en solitario por Espa√Īa, Adalys Diaz Mendoza, quien hasta ahora se mantuvo en los coros, recrear√° la atmosfera, en un restaurado y climatizado Caf√© Barquito, manteniendo su p√ļblico hasta la apertura de sus servicios. Se caracterizar√° la pe√Īa en este per√≠odo por la interpretaci√≥n de covers y algunos temas representativos del grupo.

Apoyado por las cercan√≠as, ya en tr√°mites, de otras instituciones como radio y televisi√≥n locales, la metamorfosis es indescriptible, y lo que se pensar√≠a como una peque√Īa pe√Īa local, puede llegar a transformarse en una serie televisiva de corte period√≠stico o entretenimiento, o un programa radial; cualesquiera de estas, fiel defensora de la cultura cubana, sobre todo la del terru√Īo, e ideales de su juventud.


A Reinaldo Echemendía Estrada, todo el homenaje

‚ÄúEl arte se llega por muchas v√≠as, solo hay que tener talento y una buena gu√≠a. Tuve la suerte de contar con maestros excepcionales y esa es mi deuda y orgullo, por lo que el haber dedicado 45 a√Īos al arte y a la pedagog√≠a me ha dado el 50 por ciento de todo lo que he aprendido en mi vida.‚ÄĚ

Esta es la esencia que durante 45 intensos a√Īos de quehacer art√≠stico ha definido la obra de Reinaldo Echemend√≠a Estrada, m√ļsico, core√≥grafo, folclorista y pedagogo; un artista vers√°til y aut√©ntico que engrandece hoy la cultura camag√ľeyana como hijo ilustre de nuestra ciudad y formador de generaciones, porque como dijera Jos√© Mart√≠, ‚Äúser maestro es hacerte creador, hombre recoger√° quien siembre escuelas.‚ÄĚ

Reinaldo Echemend√≠a, director del Ballet Folkl√≥rico de Camag√ľey/ Foto Alejandro Rodr√≠guez Leiva

Entre el dulce aroma del caf√© y el di√°logo franco que lo caracteriza, as√≠ transcurri√≥ la tarde en la Casa del Joven Creador, en la pe√Īa ‚ÄúEstrechando Espacios‚ÄĚ, una de los espacios habituales de la AHS y que en esta ocasi√≥n, en v√≠speras del D√≠a del Educador, el p√ļblico presente celebr√≥ toda una vida dedicada al cultivo del arte, de quien es hoy el director del Ballet Folkl√≥rico de Camag√ľey y uno de los Miembros de Honor de la filial principe√Īa: Reinaldo Echemend√≠a Estrada.

Durante 28 a√Īos, el Ballet Folkl√≥rico de Camag√ľey bajo su direcci√≥n ha distinguido a nivel nacional e internacional la escena lugare√Īa en el rescate y promoci√≥n de lo m√°s representativo de nuestras ra√≠ces: la cultura popular tradicional y folcl√≥rica; adem√°s de crear una proyecci√≥n esc√©nica sobre la base de la cultura local.

Un merecido reconocimiento se realiz√≥ en el Caf√© Literario La Comarca a un hombre con una singular historia que se resume en entrega total a la m√ļsica, la danza y el arte en general, con un profundo arraigo en lo que constituye parte de nuestra identidad, lo popular y tradicional llegados desde √Āfrica y Espa√Īa.

‚ÄúLas ra√≠ces folcl√≥ricas estaban en mi casa, yo respiraba la cultura tradicional‚ÄĚ, as√≠ expres√≥ Echemend√≠a al describir una infancia llena de toques, cantos y bailes folcl√≥ricos que luego perfeccionar√≠a con a√Īos de superaci√≥n e investigaci√≥n para ser hoy una de las voces m√°s genuinas y ver√≠dicas si de danza y m√ļsica se trata, porque su calidad como artista va m√°s all√° de la creaci√≥n.

Ballet Folkl√≥rico de Camag√ľey/ Foto Alejandro Rodr√≠guez Leiva

La ‚Äúsopa‚ÄĚ de La Habana

Deben quedar pocos cubanos y extranjeros que no hayan vivido la experiencia de caminar Obispo arriba y abajo y escuchar ‚Äúsopa‚ÄĚ. Ser√≠a muy simple hablar de ello como la m√ļsica que acompa√Īa desayunos, almuerzos y cenas en restaurantes, hoteles y centros tur√≠sticos.

Quedar√≠a fuera las jerarqu√≠as visibles entre las diferentes agrupaciones; se estar√≠a olvidando que en m√ļltiples momentos esta es la banda sonora de turistas nacionales e internacionales que visitan nuestra Habana. Aunque esta labor constituye un ingreso econ√≥mico para estos hacedores, su estandarte no debiera ser el crear la m√ļsica que m√°s vende. Esto es un facilismo, es ceder ante la mercantilizaci√≥n de la cultura.

Me parece que algunos ya nos estamos cansando de Chanchanes, Yolandas y Los cuartos de Tula. Repertorio que se repite hasta la saciedad y cansan a nuestros o√≠dos que saben de la riqueza r√≠tmica y mel√≥dica de la m√ļsica cubana, sus compositores e int√©rpretes. Puede que con ese tiroteo sonoro no se est√© ayudando a la educaci√≥n musical del habanero y del turista.

No siempre les falta calidad en su interpretaci√≥n, el fallo generalmente est√° en la selecci√≥n del repertorio el cual no explora en la diversidad apabullante de canciones creadas para y en la ciudad; y qu√© hablar del repertorio internacional que generalmente parece precisar de alg√ļn mel√≥mano extranjero que lance su petici√≥n al aire y en ese momento el ingenio y la destreza hacen que suenen los acordes del tema deseado. Pienso que los cubanos ya no somos, solamente, rumba, mulatas, tabaco y bong√≥; y por extensi√≥n dir√≠a que el habanero tambi√©n es mucho m√°s.

El paisaje sonoro de la ciudad debiera mostrar las sonoridades, timbres, entonaciones y ritmos que identifican nuestra historia musical. La Habana canta en ritmos tan diversos como la trova, el pop, el chachach√° o el jazz. ¬ŅPor qu√© nuestra ‚Äúsopa‚ÄĚ no se condimenta con esos y otros sabores? Ser√≠a un proceso necesario el mostrar nuestro ADN, los c√≥digos gen√©tico-musicales que identifican a cada habitante o transe√ļnte de nuestra ciudad. Digamos, ‚Äúla m√ļsica que corre por nuestras venas‚ÄĚ. ¬°Que la sopa suene como La Habana misma!, esa debiera ser la premisa para que m√ļsica y turismo caminen en la misma direcci√≥n por la defensa de la identidad musical de nuestra urbe.


Cuando el arte late en medio del pecho

Durante el pasado mes de febrero, la c√©lula de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en el municipio de Florida, de esta provincia, herman√≥ la Rumba ‚Äďdeclarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad‚Äď con los noveles talentos de esta organizaci√≥n, quienes convencidos del valor de esta tendencia para la identidad cubana no dudaron en regalar un d√≠a de repiques de bat√°.

El Portal del Arte Joven Cubano, junto a medios locales y nacionales comentaban del suceso, aunque en ese momento muchos no entendían o se asombraban de que esta legítima tendencia musical, la rumba, fuera la diana de los asociados de la AHS en ese territorio.

Recuerdo en esos d√≠as como el joven Gildo Borrel, coordinador de esta c√©lula, aseguraba a los periodistas que ‚Äúla jornada tiene como prop√≥sito fundamental mantener viva esta expresi√≥n cultural, de gran arraigo entre los habitantes de esta ciudad y del Camag√ľey‚ÄĚ.

El evento abraz√≥ a emblem√°ticas agrupaciones cultivadoras del g√©nero de toda la provincia, como el Conjunto Art√≠stico Maragu√°n, Rumberos de la Alameda, Los de Leonel, el grupo Laroye ‚Äďnativos de la ceiba Mayuya, sitio folcl√≥rico de cultura yoruba en Florida‚Äď y la emblem√°tica Rumbat√°, los cuales mostraron su arte al p√ļblico, a los nuevos exponentes del g√©nero y a seguidores de todas las edades.

Aquel acontecimiento se alzó como una de las acciones más relevantes de los noveles artistas de esta provincia por la salvaguarda de una de las tradiciones más genuinas de la nación cubana.

Ahora, nuevamente, es noticia esta c√©lula y sus atrevidos muchachos, quienes ya piensan en grande, pues ahora convocan para finales de este mes a la II Jornada Artista Vivo, la cual celebra el aniversario 50 de Radio Florida y los 10 a√Īos de la banda de rock sinf√≥nico √Āntagon.

Gildo Borrel refiri√≥ que habr√° de todo, desde exposiciones y conversatorios sobre la historia local y cultural del municipio y el arte joven floridano, hasta conciertos. ‚ÄúEs una mirada diferente a la cultura que defiende la AHS‚ÄĚ, acot√≥.

Desde el pr√≥ximo d√≠a 26 y hasta el domingo 29 se esperan presentaciones de libros y de los grupos de Teatro Gui√Īol y Teatro de Luz.

Entre los conciertos más esperados destacan el de la banda Ryder by, el de la agrupación Iré y la velocidad, una novedosa agrupación que defiende las raíces soneras cubanas, y Alaroye, que mostrará cómo bailar con sus tambores batá.

Nada le es ajeno a esta c√©lula y sus asociados, por eso su creaci√≥n, hace solo unos cinco a√Īos, fue una muy inteligente decisi√≥n. Desde entonces muchos han sido los desaf√≠os afrontados por quienes no renuncian a la promoci√≥n y multiplicidad de un arte nacido de lo mejor del talento joven.

Este municipio reluce no solo por su bonito bulevar, sino también por una cultura con sello juvenil. No hay nada de espontaneidad en crear células de la AHS y sí mucho pensamiento y oportunidad para geografías que no sabían de este empuje.

Muy bueno y oxigenante ser√≠a contar con similares instituciones en municipios agramontinos como Gu√°imaro ‚Äďcon buenos escritores‚Äď y Nuevitas ‚Äďcon multiples realizadores audiovisuales‚Äď, donde existe un movimiento novel art√≠stico que valdr√≠a la pena aunar.

Faltar√≠a una buena estrategia gubernamental no solo para so√Īarlo, sino para creerlo y materializarlo. ¬°Claro est√°!, desde el principio insoslayable de la selectividad.

Ojalá la impronta artística novel de Florida se multiplique en esta extensa llanura. Bienvenida entonces esta nueva Jornada Artista Vivo, que ya promete y defiende el arte nacido del pensamiento y creación de jóvenes.


Identidad poética

Con el lema La Poes√≠a: un arma cargada de futuro, regresa la Bienal Identidad en su duod√©cima edici√≥n, del 13 al 20 de septiembre. Dedicada a homenajear la figura de Ada Elba P√©rez, la jornada promete ser un encuentro de poetas, m√ļsicos, artistas y admiradores de la obra de la ya desaparecida artista.

A partir del desarrollo de tertulias, recitales, exposiciones, intercambios culturales con ni√Īos y j√≥venes, presentaciones de libros y talleres, el evento se propone reflejar cada una de las facetas creativas de Ada Elba, que abarcan aristas tan diversas como la poes√≠a, la m√ļsica, la cer√°mica, la literatura para ni√Īos, la investigaci√≥n y la promoci√≥n cultural. En esta ocasi√≥n el evento tendr√° por sede la Casa de la Poes√≠a, ubicada en calle Mercaderes 16 entre O‚ÄôReilly y Empedrado, La Habana Vieja.

Viernes 13: Apertura

6:00 p.m.: ‚ÄúSerenata para un Ada‚ÄĚ, recital po√©tico-musical con trovadores, poetas y repentistas.

Poetas invitados: Giselle Luc√≠a Navarro, Yenys Laura Prieto, Martha Acosta, Rubiel Labarta, Rolando √Āvalos, Camila Mardones y Francisco Vargas Huaiquimilla.

M√ļsicos: Orquesta Juvenil de Guitarras, bajo la direcci√≥n del maestro Esteban Campuzano, y el trovador Juan Carlos P√©rez.

S√°bado 14

10:00 a.m.: Conversatorio sobre la figura de Ada Elba P√©rez y su legado cultural. Invitada: Olga Lidia P√©rez. Presentaci√≥n del libro Se√Īor Arcoiris de Ada Elba P√©rez (Editorial Gente Nueva y Cubaliteraria 2018).

Invitados: Los m√ļsicos Jos√© Ernesto Sim√≥n S√°nchez y Roberto Carlos Cruz Rodr√≠guez.

2:00 p.m.: Intercambio con poetas, artistas y admiradores del legado cultural de Ada Elba Pérez. Invitados los poetas Félix Contreras, Yanelys Encinosa Cabrera, Daniel Duarte de la Vega, Armando Landa, Jorge García Prieto, Elizabeth Reinosa Aliaga, Irán Cartaya, David López Ximeno, Camila Mardones, Francisco Vargas Huaiquimilla, el cantautor Juan Carlos Pérez y el Coro Polifónico de La Habana.

3:00 p.m.: Rostros de Ada. Exposición que recoge muestras fotográficas y audiovisuales del quehacer artístico y social de Ada Elba Pérez, en el Café literario de la Casa de la Poesía en el Liceo Artístico y Literario.

Domingo 15

11:00 a.m.: Muestra de audiovisuales inspirados en las canciones compuestas por Ada Elba P√©rez. Recital de cantautoras y poetas. Invitadas las poetas Isabel Cuello, Jessica P√©rez Quesada, Luisa Oneida Land√≠n, Tha√≠s Guill√©n, Claudia Exp√≥sito, Irasema Cruz Bola√Īos, Camila Mardones y la cantautora Heidi Igualada.

Martes 17

2:00 p.m.: Taller cartonero Marte, la marea de los ni√Īos, por el mar de las Antillas. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De. Participan estudiantes de la escuela primaria Sim√≥n Rodr√≠guez del municipio Habana Vieja.

Miércoles 18

2:00 p.m.: Taller cartonero Marte, la marea de los ni√Īos, por el mar de las Antillas. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De. Participan: estudiantes de la escuela primaria Camilo Cienfuegos, del municipio Habana Vieja.

Jueves 20

10:00 a.m.: Taller cartonero para el adulto mayor Libro para un Ada y conversatorio sobre el movimiento cartonero en Chile. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De.

2:00 p.m.: Taller cartonero Marte, la marea de los ni√Īos, por el mar de las Antillas. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De. Participan: estudiantes de la escuela primaria Jos√© Antonio Machado, del municipio Habana Vieja.

Viernes 20: Clausura. Aniversario 58 del Natalicio de Ada Elba Pérez.

3:00 p.m.: Pe√Īa Juegan las palabras. Edici√≥n especial por el cumplea√Īos de Ada Elba P√©rez. Tendr√° como invitadas las poetas Olga Lidia P√©rez, primera promotora de la Casa de la Poes√≠a y hermana de Ada Elba P√©rez, Yenys Laura Prieto y Giselle Luc√≠a Navarro. La m√ļsica estar√° a cargo del trovador Pepe Ordaz y la agrupaci√≥n vocal Novel Voz.


Connecticut en Holguín

El proyecto Arte y poesía está compuesto por artistas visuales y escritores que desde Stamford, Connecticut, Estados Unidos, insisten en el intercambio cultural entre nuestros países.

Vinieron por primera vez en los agitados días de las Romerías de Mayo en 2018 y ahora regresan como parte de las actividades que anticipan el aniversario 300 de la ciudad de Holguín.

Mayelín González (Mayole), artista visual nacida en esta urbe; Fabián Cortéz, pintor y poeta mexicano, y José Antonio Alcayaga, escritor guatemalteco, integran esta vez Arte y poesía. Todos forman parte de la amplia comunidad latina en Estados Unidos, pero priorizan la importancia de sus raíces latinoamericanas, cuestión palpable en sus obras.

Las miradas (atemporales) de Fabián Cortéz

Fotos: Wilker López.

Miradas. Tratado absurdo de lo temporal, exposición personal del mexicano Fabián Cortéz, se exhibe en las paredes de la galería de la Casa del Joven Creador en la AHS holguinera.

Fabi√°n toma del dibujo y sus variaciones para conformar estas m√ļltiples ‚Äúmiradas‚ÄĚ y lo hace siendo, sobre todo, un mexicano que defiende la esencia m√°s profunda y vital de sus ra√≠ces. Esas que son s√≠mbolos de toda una naci√≥n.

Fabián es, sin dudas, un buen dibujante, cuestión ligada, además, a su formación como ingeniero, pero su mérito principal no consiste en ello: sino en desbordar las posibilidades del dibujo y arriesgarse por otros asideros, también posibles dentro de los trazos y las líneas de sus piezas.

“Cuando traje mi primera exposición a Holguín llamó la atención la técnica de algunos de mis cuadros y es por eso que muchos están incluidos en esta nueva muestra. La idea era presentarlos otra vez en la ciudad y es muy probable que después en New York busquemos otra galería.

‚ÄúSon 16 trabajos que muestran un arte muy conceptual y desde el punto de vista pl√°stico, muy minimalista, con figuras muy puntuales. Las obras tienen s√≠mbolos muy recurrentes como esferas, colibr√≠es, elementos que desde una mirada conceptual representan los ciclos de la vida, el movimiento, porque la vida la integran ciclos que se repiten, son cosas muy definidas‚ÄĚ, coment√≥ el artista en la inauguraci√≥n.

Fabián se apropia de la tradición mexicana, pero con una visión contemporánea que lo hace explorar el cuerpo femenino y los movimientos de la danza; aquí la desnudes es asociada a la pureza, pero también al sacrificio, y palpamos cuestiones relativas a la naturaleza, la ascensión del ser, la libertad como conquista individual pero también social, colectiva.

‚ÄúLa propuesta de Fabi√°n es muy abocetada: el dibujo es la base de todo, pero √©l se arriesga y coquetea con un dibujo que a la vez es desenfadado. Es emblem√°tico que venga desde M√©xico y nos proponga su discurso: el arte tiene que ser sugestivo, sugerente, que lo complete el espectador‚ÄĚ, coment√≥ el curador y cr√≠tico Danilo L√≥pez.

Miradas. Tratado‚Ķ nos habla de identidad, permanencia, fidelidad, incluso de la necesidad de seguir siendo parte de una Latinoam√©rica unida, como asegura finalmente Fabi√°n Cort√©z: ‚ÄúLeemos y pintamos en espa√Īol con los colores de nuestra tierra y hemos venido a representar tambi√©n a nuestra comunidad, pues, aunque vivimos separados de nuestra tierra, seguimos siendo parte de ella y creo que Cuba es uno de los lugares que siempre ha sido bastante receptivo con la identidad latinoamericana‚ÄĚ.

Café del Arte Joven, donde es posible la poesía y la amistad

Fotos: Wilker López.

Cuando José Antonio Alcayaga custodiaba La joven de la perla, del holandés Johannes Vermeer, que había viajado desde su sede permanente en la Galería Real de Pinturas Mauritshuis, en La Haya, Países Bajos, para integrar una muestra temporal en la neoyorquina Colección Frick, la musa, en forma de inspiración poética, parecía visitarlo a menudo.

Entonces, nos dice, escrib√≠a muchos versos, lo hac√≠a casi a diario. Al parecer, la √≠ntima mirada de la chica del turbante ‚Äď quiz√° la m√°s conocida de las piezas de Vermeer de Delft‚Äď, los labios a punto del di√°logo, la t√≠pica tranquilidad barroca de la pieza, le inspiraban.

Pero antes, en su natal Guatemala, Jos√© Antonio hab√≠a descubierto su vocaci√≥n literaria: en el colegio sus amigos le ped√≠an poemas y cartas para enamorar a las muchachas. Y al parecer acertaba con sus versos, pues sus compa√Īeros acababan conquist√°ndolas.

José Antonio Alcayaga visita Holguín como parte del proyecto Arte y poesía. Junto a él viene Mayole y Fabián. Todos pertenecen a la amplia comunidad latina en Estados Unidos.

Ella es holguinera, y √©l naci√≥ en el D.F. mexicano, pero desde hace 20 a√Īos se unieron en la vida, que es, de alguna manera, unirse tambi√©n en el arte. Mayole y Fabi√°n expusieron en las Romer√≠as de Mayo del 2018 las muestras Retrospectiva 2016-2017 y Expresiones, en el Centro para el Estudio y el Desarrollo Sociocultural y el Centro Provincial de Patrimonio Cultural, respectivamente. Ambos regresan con otras muestras, expuestas en la Galer√≠a Holgu√≠n y en la amplia galer√≠a de la Casa del Joven Creador.

Como parte del intercambio cultural, además de las exposiciones, han compartido con creadores holguineros, como sucedió en el intercambio poético en el Café del Arte Joven.

‚ÄúEn Estados Unidos se suelen restringir ciertas √°reas en cuestiones de cultura, lo que hace imposible que la comunidad latina interact√ļe entre s√≠. Pero en Cuba la cultura es como el pan de cada d√≠a, por eso es necesario abrir estos espacios‚ÄĚ, comenta Cort√©z.

‚ÄúEs necesario pelear con las palabras, con la letras‚Ķ‚ÄĚ, a√Īade Jos√© Antonio Alcayaga, para quien Cuba era un sue√Īo, hoy palpable gracias al intercambio. ‚ÄúDesde peque√Īo siempre quise venir, pues mi abuelo era de origen cubano, pero todo llega a su tiempo‚ÄĚ.

‚ÄúMe enamor√© de Holgu√≠n‚ÄĚ, subraya antes de leer Mi querido Holgu√≠n, escrito la noche anterior. Fabi√°n comparte ‚Äúun poema que intuye mucho dolor‚ÄĚ, de su libro Adentro.

Por la parte holguinera, entre otros asistentes, compartieron el escritor Ronel Gonz√°lez, quien ley√≥ varios de sus poemas, y el humorista Onelio Escalona, miembro del d√ļo Caricare. Y as√≠ fue llegando la noche en la intimidad claroscura del Caf√©, entre an√©cdotas, poes√≠a y amistad, para reafirmar que Am√©rica es una sola.


El reto de construir un país desde la cultura

El inclemente sol cubano obligaba a los ocasionales transe√ļntes del Vedado capitalino a detener sus pasos en busca del alivio refrescante de la sombra. Mientras las dudas martillaban mis ideas, intentaba adivinar con precisi√≥n telep√°tica los pensamientos de esa avalancha de personas reunidas por la aparente casualidad del ajetreo inherente a una gran ciudad. Cuando camino entre la muchedumbre intento descifrar en aquellos rostros an√≥nimos cualquier se√Īal que delate un nexo de complicidad con el entorno: miradas, gestos, palabras‚Ķ Pocas cosas pasan desapercibidas a la reflexi√≥n silenciosa. ¬ŅCu√°ntos tendr√°n un minuto en el d√≠a para pensar m√°s all√° de los problemas cotidianos y plantearse una realidad como naci√≥n? No le di m√°s vueltas al asunto. Las manecillas del reloj anunciaban la una y cuarto de la tarde. Aceler√© el paso. [+]


Una mirada a la identidad

Hasta el próximo 16 de noviembre de 2018 se exhibe en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la muestra colectiva La tierra dada de unos 73 creadores cubanos. La exposición que abrió sus puertas como parte de las actividades del 3er. Congreso de la organización, invita a reflexionar sobre el concepto Territorio y Territorialidad, así como de lo nacional y el mundo a nuestro alrededor.

[+]