Guerras de Independencia


José Martí, un guerrero de todos los tiempos (+ Dossier)

La imagen más habitual de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, suele ser la de un poeta, un intelectual, acostumbrado a discursos y escribir, especialmente durante horas de la noche. Algunos hasta han intentado presentarlo como hombre incapaz de soportar las exigencias de una contienda en la manigua. Pero el Apóstol de la Independencia era un verdadero guerrero. ¡Qué nadie lo dude! Durante toda su vida libró guerras, luchas constantes en las que nunca cedió.

Muchos fueron los desaf√≠os que enfrent√≥ durante sus 42 a√Īos de edad, demasiadas las cr√≠ticas y privaciones, lo dolores de diversos tipos, las heridas en el alma, pero sigui√≥ fiel a sus principios. Solo alguien con enorme fortaleza mental y f√≠sica podr√≠a enfrentar tantos molinos, y mantener su alma po√©tica, la pureza de sus ideas y acciones, la confianza en la verdad y el sue√Īo de Patria.

Nos parece verlo¬† encarcelado con apenas 16 a√Īos de edad en las Canteras de San L√°zaro. Desde la madrugada, trabaja y arrastra cadenas y grilletes por un pedregoso camino, excava y desbarata piedras a golpe de pico. Aquello le provoc√≥ lesiones en los tobillos y la cintura, por el roce del grillete. Eso le afect√≥ su caminar y le gener√≥ dolores para toda la vida. Desde muy joven sufri√≥ de lesiones en su piel y de un sarcocele (tumor de test√≠culo, de tipo qu√≠stico), como consecuencia del roce constante de la cadena en el Presidio, del cual fue operado al menos en cuatro ocasiones.

Padeci√≥ tambi√©n sarcoidosis, detonante de otras afecciones del tracto digestivo, respiratorio y cardiovascular. Sufri√≥, adem√°s, laringitis aguda y en m√°s de una ocasi√≥n los m√©dicos le recomendaron reposo absoluto de voz, pero era mayor su voluntad, y respond√≠a: ‚ÄúCuba no puede esperar‚ÄĚ. Ah√≠ est√°n tambi√©n las tristezas del exilio, la lejan√≠a, las incomprensiones de la familia, las tormentas con su esposa Carmen Zayas Baz√°n, la separaci√≥n de su hijo amant√≠simo, los disparos verbales de muchos‚Ķ

A pesar de todo eso y otras lesiones del alma continuó incesante a favor de una Cuba totalmente independiente. En la preparación de la Guerra de 1895, superó con inteligencia y carácter diferencias con grandes jefes militares, como Antonio Maceo.

Su aporte como principal organizador de la Guerra de 1895 es incuestionable, con una visión integradora en cuanto a estrategia y unión de las generaciones participantes. Cada uno de sus discursos previos es fuente de civismo y claridad política. La creación del Partido Revolucionario Cubano y el periódico Patria también favorecieron las posibilidades de éxito.

En esos preparativos y en la concepci√≥n de la lucha demostr√≥ tambi√©n tener un pensamiento militar fruto de an√°lisis de otras experiencias, como la resistencia aborigen a la conquista espa√Īola, las guerras de independencia de Hispanoam√©rica, La Guerra de los Diez A√Īos, la Guerra de Independencia de las Trece Colonias, la Guerra de Secesi√≥n en los Estados Unidos (1861-65), la Guerra Chiquita, el plan G√≥mez-Maceo, la guerra de independencia espa√Īola contra la invasi√≥n napole√≥nica y la guerra franco-prusiana. Se nutri√≥ tambi√©n de conversaciones con patriotas de contiendas anteriores, como M√°ximo G√≥mez, Antonio Maceo y Flor Crombet. Era un estudioso constante.

En su corazón palpitaba el deseo de pelear con los fusiles y las balas, sentir el volcán del campo de batalla. Va sobre su caballo, resuenan los disparos…, pero él sigue de manera impetuosa. Todavía parece cabalgar, con ese coraje indefinible.

Incluso, ahora 126 a√Īos despu√©s de su desaparici√≥n f√≠sica, Mart√≠ contin√ļa siendo un guerrero muy actual. Algunos repiten frases suyas, mencionan su nombre, hasta se atreven a decir c√≥mo actuar√≠a hoy ante determinados hechos, pero la verdad es que nuestro H√©roe Nacional jam√°s traicionar√≠a su amor verdadero a Cuba, su dignidad y antimperialismo. Debemos mantenerlo muy vivo junto a nosotros, palpitante, como parte esencial del coraz√≥n de esta naci√≥n y su pueblo.

 

———————————–¬† ¬† ——————————————–

Mart√≠ nos ense√Īa el camino del bien

Por Doctor en Ciencias Históricas Pedro Pablo Rodríguez

¬ŅVieron todos en la televisi√≥n los personajes que les echaron la sangre a los bustos de Mart√≠? Hay uno de ellos, que dice que √©l lo hizo porque el otro vino y le dijo que ten√≠a una ‚Äúpinchita‚ÄĚ para ganar dinero. No sabemos cu√°nto.

Estas personas no tienen realmente ni la menor idea de quién es Martí, no lo sienten, no comprenden su dimensión. Solo así se entiende un poco que hagan semejante cosa.

Entonces yo pienso: ¬Ņy c√≥mo es posible que en Cuba, con todo lo que hablamos de Mart√≠ y todo lo que se publica y se hace, pues haya personas que, como esas, no conozcan la obra ni las esencias de Jos√© Mart√≠, no sientan suficiente admiraci√≥n y respeto?

LEER M√ĀS +…

———————————–¬† ¬† ——————————————–

La política para Martí: Un asunto del alma

Por Lil María Pichs Hernández

Gracias por la invitaci√≥n a este espacio. Deseo comenzar con referencias al texto de Cintio Vitier¬†Jos√© Mart√≠ en la hora actual de Cuba, escrito en 1994, el cual me parece vital para entender fen√≥menos de aquel momento y el presente. El engranaje social no funciona todo lo bien que deber√≠a. La f√≥rmula martiana ‚Äúcon todos y para el bien de todos‚ÄĚ no ha llegado a todos los que tiene que llegar en nuestro pa√≠s, y son, efectivamente, la educaci√≥n y la cultura campos esenciales para revisarnos como pa√≠s.

Es en el campo de la cultura donde Cintio ubica la soluci√≥n a muchos de nuestros problemas. Y, de hecho, hace una comparaci√≥n entre la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n de 1961 y la nueva campa√Īa de alfabetizaci√≥n o de culturizaci√≥n que har√≠a falta entonces en 1994, seg√ļn sus palabras.

Dijo¬†Cintio¬†entonces: ‚ÄúLa campa√Īa de alfabetizaci√≥n martiana que ahora necesitamos, en un pueblo que ya sabe leer y escribir, y que ha alcanzado niveles cient√≠ficos admirables, pero que en su mayor√≠a desconoce m√°s su historia y por lo tanto el argumento de su propia vida, es una campa√Īa de espiritualidad y de conciencia.¬† Hoy nuestro mayor problema espiritual, sin excluir los campos, est√° en las ciudades, y la ignorancia que hay que remediar es de otra especie, es en verdad la ignorancia de s√≠ mismos, de la propia historia, de la propia naturaleza, de la propia alma.‚ÄĚ

LEER M√ĀS +…

———————————–¬† ¬† ——————————————–

Mart√≠ en nuestros d√≠as, ¬Ņun di√°logo con el pasado?

 

Seg√ļn Gabriela Mistral, Mart√≠ es un cl√°sico sin sombra de vejez. Quien accede a su obra, independientemente de su formaci√≥n acad√©mica, queda seducido por ese verbo proteico, profundamente po√©tico, y portador, a la vez, de los m√°s altos valores humanos. La hondura de su pensamiento, la riqueza de sus reflexiones, motiva al an√°lisis hist√≥rico, filos√≥fico o pol√≠tico. Siendo un hombre de su tiempo¬† en toda la extensi√≥n de la palabra, Mart√≠ es un hombre para todos los tiempos.¬†

LEER M√ĀS +…¬†

———————————–¬† ¬† ——————————————–

Un Martí para ahora mismo

Por Dr.C Fabio Fern√°ndez Batista

LEER M√ĀS

———————————–¬† ¬† ——————————————–

José Martí, un símbolo en disputa

Por Yasel Toledo Garnache

LEER M√ĀS +…¬†¬†¬†


Aquiles Jorge: conversación con un rockero mambí

tomado del perfil de facebook de aquiles jorge

Aquiles Jorge Rabaud es un creador inquieto. Guitarrista concertista de formaci√≥n asume diversos conceptos en su quehacer. Quienes siguen sus presentaciones en la santiaguera urbe son testigos de las presentaciones a guitarra cl√°sica que de conciertos rockeros acompa√Īado por alg√ļn formato para la ocasi√≥n. Gusta tambi√©n de aliarse a j√≥venes cantautores, artistas de la pl√°stica, poetas, actores y hasta historiadores.

Su visi√≥n como creador comienza por su instrumento y pasea otros intereses como la promoci√≥n de la historia y la cultura del territorio, la protecci√≥n medioambiental con el Bridge Proyect y la integraci√≥n con varias expresiones art√≠sticas. Como compositor atesora piezas para m√ļsica incidental y varias para guitarra de concierto. Ha escrito para documentales, videos, reportajes y dos pel√≠culas. Es fundador de la AHS y el Proyecto Nacional de la misma. Su obra le mereci√≥ galard√≥n en el Festival Los D√≠as de la M√ļsica en La Habana, Premio Caracol, y lauros por su m√ļsica para teatro entre otros.

Aquiles Jorge se reta a sí mismo en cada una de sus presentaciones que son de las más asiduas en la ciudad. Contra los apremios del hoy mantiene su hacer lo mismo que mambí contemporáneo. Es de esas personas que admiro y decidí esta vez el café virtual con él.

Tienes una formación académica como guitarrista concertista. Tus estudios acontecen entre el Conservatorio Esteban Salas y en Instituciones de La Habana con prestigiosos maestros. Háblame de tus procesos en el estudio del instrumento.

Comenc√© el estudio de las Artes Pl√°sticas en la Academia Hermanos Tejada y despu√©s cambi√© para la m√ļsica por mi amor a los Beatles y Paco de Luc√≠a. Matricul√© en el Conservatorio Esteban Salas en la especialidad de guitarra. Obtuve varios premios provinciales en las ediciones del concurso Amadeo Rold√°n hasta que con el premio nacional obtengo la beca en la Escuela Nacional de Artes en la capital. All√≠ tuve la oportunidad de tener como pedagogos a Martha Cuervo, Victor Pellegrini y Aldo Rodr√≠guez, adem√°s de las clases magistrales de destacados maestros como Leo Brouwer, Alirio D√≠az, Robert Aussell, Costas Cotsiolis entre otros.

De mis estudios en Santiago destaco la influencia de mis profesores Fernando López Bello, Francisco Rosa y Pedro Rodríguez en especial, quien me estimuló al virtuosismo técnico, típico en los adolescentes. El maestro Pedro me mostró la obra de Tárrega, Albéniz, Falla, Villalobos, en adelanto a mi nivel en ese momento.

Hay en ti una vocaci√≥n pedag√≥gica que se encauza en tu experiencia docente en la Escuela de M√ļsica Laureano Fuentes, y tambi√©n en cada clase did√°ctica o taller que haces de cada una de tus interpretaciones. ¬ŅDe d√≥nde te llega esta necesidad de trasmisi√≥n del conocimiento?

Al tener la oportunidad de acceder a tan buenos maestros se impregn√≥ en m√≠ el don de la pedagog√≠a. A√Īos m√°s tarde descubr√≠ la obra de Jos√© Mart√≠, m√°s all√° de las t√≠midas clases escolares. En apariencias no tiene relaci√≥n con la pedagog√≠a de la m√ļsica, pero el pensamiento de los genios es aplicable a todos los oficios y profesiones en la vida.

Me percat√© que mediante explicaciones y el ofrecimiento de sencillos datos de autores y piezas en mis presentaciones despertaba la curiosidad de la audiencia, quienes manifiestan inter√©s por los temas despu√©s de cada concierto. Esto conlleva una duplicidad en el estudio pero proporciona mucha felicidad en mi carrera; tambi√©n genera pol√©mica ante detractores, los menos, al brindar informaci√≥n que no aparece a simple vista. Los conocimientos los adquiero tras arduas investigaciones o por fuentes orales a trav√©s de historiadores, pedagogos y m√ļsicos.

tomada del perfil de facebook de aquiles jorge

¬ŅQu√© fueron el grupo Calib√°n y Teatro Danza del Caribe en tu trayectoria profesional?

Las Artes Esc√©nicas fueron el escal√≥n para alcanzar el desarrollo art√≠stico que va m√°s all√° de ser m√ļsico. Significaron la oportunidad de componer m√ļsica para teatro, danza y ballet. Nunca lo hab√≠a hecho, pero la gu√≠a de Norah Hamze y Eduardo Rivero me enfocaron de tal manera que todo fluy√≥ como si hubiese tenido estudios de composici√≥n, cuando solo lo hago de forma intuitiva, sin reglas ni conocimientos t√©cnicos que a veces no te permiten desarrollar el arte al estar sometido a c√°nones estrictos.

En otros casos se convierte en falta de originalidad al perder la autenticidad y ser parte de una especie de mimetismo sonoro, como el que sucede en la actualidad, que no se puede identificar quién toca, canta o pinta, porque todo es muy parecido o igual.

Hay en tu obra una especie de duelo entre tus facetas como concertista y m√ļsicas de otros g√©neros o corrientes alternativas como el rock y la fusi√≥n. ¬ŅC√≥mo haces para que convivan en el diario quehacer diferentes intereses y ser pr√≥digo en tus creaciones?

Creo que la escucha de g√©neros tan diversos, que van desde la m√ļsica cl√°sica, folcl√≥rica, flamenco y m√ļsica ex√≥tica de todo el mundo cre√≥ un universo sonoro muy ecl√©ctico dentro de m√≠ que a veces es incomprendido por algunos que no est√°n abiertos a nuevas formas de expresi√≥n y preguntan: ‚Äú¬Ņpero eso qu√© es, cl√°sico, concertante, rock?‚ÄĚ Yo les respondo: ‚ÄúMi m√ļsica‚ÄĚ.

La improvisaci√≥n es gran parte de mi obra, la que m√°s disfruto. El hecho de desarrollar un tema, lo hac√≠a Bach, Mozart, Beethoven, Liszt, todos los grandes y son ellos a quienes yo miro. Voy al original siempre, la base, los primeros. Muchas veces me ha sucedido que al decir ‚Äúvoy a improvisar‚ÄĚ en TV, Salas de Conciertos, Actos, ¬°se horrorizan! Entonces invento un t√≠tulo al momento para que no se asusten cuando en realidad estoy improvisando. La obra es ef√≠mera, no existe y es irrepetible. Eso es lo que m√°s me gusta.

tomada del perfil de facebook de aquiles jorge

Escucho toda la m√ļsica del mundo que cae en mis manos y despu√©s de tantos a√Īos uno desarrolla cierto nivel t√©cnico que te permite el salto de un g√©nero a otro, lo que implica cambios en la t√©cnica del instrumento o el propio instrumento en s√≠, como es el caso de la guitarra el√©ctrica, el bajo, la guitarra de doce cuerdas, guitarra Folk y la cl√°sica, la mandolina entre otros.

La guitarra el√©ctrica por ejemplo tiene muchas formas de ejecutarse en dependencia del g√©nero que toques. El Blues requiere t√©cnica primitiva. El sonido debe ser muy org√°nico y la forma de agarre de la p√ļa tambi√©n, incluso provocando la suciedad de la interpretaci√≥n porque al hacerlo surten efectos sonoros con ambas manos que son caracter√≠sticos del g√©nero. Recuerda que surgi√≥ de personas sufridas, explotadas, sin ninguna preparaci√≥n y esto es lo que le da el verdadero toque o ‚ÄúGroove‚ÄĚ al Blues. Si lo tocas limpio y bonito no saldr√°, no tendr√° sabor.

Otro caso es el Hard Rock y Heavy Metal. El primero es un poco más desarrollado pero todavía conserva la esencia de la escala petatónica, lo primitivo y la escala. El Heavy Metal requiere de virtuosismo total en la ejecución y el dominio de más escalas, la articulación del fraseo y el uso de nuevas técnicas como el Tapping o Hammer, que requiere de ambas manos como si fuese un piano la guitarra, además de la forma de percutir las cuerdas en el diapasón de la guitarra.

El flamenco aunque se interpreta con la guitarra ac√ļstica muy parecida a la cl√°sica, no es lo mismo, la posici√≥n de la mano derecha, el dedo pulgar, el limado de las u√Īas, la articulaci√≥n del fraseo si improvisas y las guitarra no es igual a la cl√°sica. Se usan, maderas y dise√Īos diferentes y eso contribuye a que suene realmente flamenco. Entre otros g√©neros me gusta la m√ļsica hind√ļ que tambi√©n hay que tocarla con t√©cnica muy particular, tirando los dedos de la mano derecha como si fuese un citar, adem√°s de las escalas que te dan la sonoridad requerida. La Guitarra cl√°sica es muy sofisticada desde el correcto limado de u√Īas, la t√©cnica, el respeto a los diferentes per√≠odos, estilos, a la partitura y la intenci√≥n del autor.

En una ciudad tan caribe√Īa y defensora de la ‚Äútradici√≥n‚ÄĚ, ¬Ņcu√°ndo aflor√≥ en ti el inter√©s por la creaci√≥n rockera y la m√ļsica alternativa?

(Risas) Es complicado porque debo caer en la ‚Äúotrora ilegalidad‚ÄĚ para responderte, pero lo har√© porque son otros los tiempos y es parte de mi vida, adem√°s, los detractores TODOS est√°n fuera del pa√≠s. Los que me llevaban a la direcci√≥n de la escuela y me condenaron. ¬°Ya pas√≥, Gracias a Dios! Mira, la primera vez que escuch√© una guitarra el√©ctrica, ‚Äúme electriz√≥‚ÄĚ, nunca mejor dicho. No sab√≠a qu√© era ni c√≥mo se llamaba aquello. Era un ni√Īo. Lo que s√≠ ten√≠a claro es que no quer√≠a ser como los m√ļsicos que ve√≠a en la TV. No eran un paradigma para m√≠ y esto me trajo muchos problemas.

Viv√≠a pegado a la radio extrajera todas las noches en los a√Īos 70‚Äô y al programa ‚ÄúPerspectiva‚ÄĚ de Radio Progreso escrito y conducido por Jorge G√≥mez. Ah√≠ comprend√≠ de qu√© se trataba todo, c√≥mo aportaron no solo a la m√ļsica sino al Arte Eterno, la Cultura Universal y a cambiar la sociedad y el modo de pensar siempre de forma positiva. Muy lejos a lo que muchos pensaban, no estaba re√Īido mi amor patrio con mi gusto est√©tico. Luego qued√≥ demostrado hasta hoy. Me qued√© en Cuba. Ese ha sido mi mayor ‚ÄúActo de Rebeld√≠a‚ÄĚ. Gracias a Dios ya nadie me cuestiona por mi estilo de rockero, motorista hippie con calaveras (Risas). Lo que agradezco mucho.

Cuéntame de los proyectos musicales conque a lo largo de tu carrera has dado vida a estas musicalidades otras.

De Proyectos tendr√© que simplificar pues son muchos. El m√°s querido por m√≠ se remonta al a√Īo 2006 cuyo estreno acaeci√≥ al a√Īo siguiente con el auspicio de la Alianza Francesa, Las Artes Esc√©nicas y las Artes Pl√°sticas. Fue la primera vez que se hizo un concierto audiovisual de esa manera, que result√≥ de la combinaci√≥n de las pinturas animadas por computados, de los pintores impresionistas en proyecci√≥n en grandes pantallas en sincron√≠a con mi m√ļsica en vivo. C√°maras ocultas detr√°s del escenario, efectos especiales sobre pantallas alternativas hicieron de este espect√°culo algo muy novedoso para la √©poca. Se llam√≥ ‚ÄúAQU√ć‚ĶLES PEINTRES IMPRESSIONISTES‚ÄĚ.

Otros importantes han sido ‚ÄúThe Bridge Project‚ÄĚ con prestigiosos m√ļsicos norteamericanos y cubanos por la hermandad entre nuestros pueblos y el medio ambiente. Mi Banda Fantasy con m√ļsicos de Canad√° est√° en pleno desarrollo. Antes de fin de a√Īo debe ver la luz nuestro CD.

‚ÄúConciertos Martianos de Luz‚ÄĚ es otro proyecto √ļnico en Cuba, pues se realiz√≥ por todo el pa√≠s con la exhibici√≥n de objetos de alto valor hist√≥rico junto con mi concierto, donde yo intercambiaba con el p√ļblico y les ilustraba acerca de la historia de Cuba. Tuve el privilegio de tener una Gira Nacional con √©ste.

tomada del perfil de facebook de aquiles jorge

¬ŅCrees que tu pluralidad musical ha limitado la visi√≥n que tienen otros m√ļsicos de academia acerca del alcance o ‚Äúseriedad‚ÄĚ de tu trabajo como concertista?

Definitivamente s√≠, porque ellos est√°n en una especie de burbuja y no ampl√≠an su horizonte. En el mundo es m√°s reconocido quien muestra creatividad y originalidad. ¬ŅTe imaginas?, hoy no hubiese muchos artistas¬† por las mentes estrechas de otros.

Hay un concierto que considero muy importante incluso en la dinámica artística de la ciudad, el programa de rock sinfónico junto a la Orquesta Sinfónica de Oriente en junio de 2019.

S√≠. Ese marc√≥ mi quehacer porque era mi Proyecto con toda la m√ļsica original, pero ya en 2003 yo hab√≠a ofrecido el primer concierto de Rock Sinf√≥nico con la Orquesta Sinf√≥nica de Oriente, en Sala Dolores, tocando la guitarra cl√°sica y la el√©ctrica con la obra de The Beatles.

Recuerdo que se agotaron las capacidades y hubo que sacar los taburetes de ensayos y colocarlos en los pasillos de la Sala, también se agotaron los talonarios de tickets y tuvieron que dejar pasar a las personas libremente. Nunca lo olvidaré. He sido privilegiado.

¬ŅC√≥mo se traduce la vocaci√≥n Martiana-Mace√≠sta en tu creaci√≥n?

Esto acontece a partir de la necesidad de crear obras musicales instrumentales originales que describan hechos hist√≥ricos, que en ocasiones lo hac√≠an los trovadores. Es de vital importancia porque tengo que ser cre√≠ble ante un auditorio al que le cuentas una historia que debe reflejarse en la m√ļsica y yo no s√© cantar, no tengo ese don, entonces la es guitarra la protagonista junto con las an√©cdotas.

Hay un hecho que distingue tu carrera y que trasciende la ejecución musical, y es tu permanente labor como promotor de los valores de la cultura cubana y esencias de la Patria. Repasemos algunas etapas.

Como te expres√© antes, no est√° re√Īido mi gusto est√©tico y la imagen con mi amor patrio. Tal vez est√© avalado por mi sangre mambisa y la participaci√≥n de mis antepasados en todas las Gestas hist√≥ricas en Cuba. Desde las Tres Guerras de Independencia hasta la Juventud del Centenario. Fuimos Mambises, Rebeldes y Clandestinos, orgullo para m√≠.

La Pe√Īa Mambisa, en la sede del antiguo ayuntamiento, fue el m√°s alto honor que me ha hecho la ciudad al seleccionarme para que este emblem√°tico edificio fuese la sede de mi actividad art√≠stica.


Ronel Gonz√°lez S√°nchez: La historia como necesidad vital

Quiz√°s, como hubiera rese√Īado Carlos Manuel de C√©spedes el trayecto hasta San Lorenzo en su diario de campa√Īa, el escritor holguinero Ronel Gonz√°lez S√°nchez (Cacocum, 1971) registra su recorrido hasta el hist√≥rico sitio, el √ļltimo lugar sobre la tierra que estuvo el Padre de la Patria.

‚ÄúSalimos el 22 de agosto de 2018 alrededor de las diez de la ma√Īana en el √≥mnibus 1231 de monta√Īa desde Contramaestre. Hasta San Lorenzo hay 48 kil√≥metros, pero el trayecto es arduo a trav√©s de un zigzagueante camino en mal estado que varias veces atraviesa el r√≠o Contramaestre‚Ķ Recuerdo el viaje como una experiencia estremecedora. Llegamos poco despu√©s de la una de la tarde. Por una escalinata de piedras, ladrillos y m√°rmol fuimos hasta la cima desde donde cay√≥ Carlos Manuel por un barranco‚Ķ‚ÄĚ, escribe Ronel, autor de varios libros publicados por los sellos de la AHS, entre ellos los t√≠tulos Temida polisemia. Estudio de la obra literaria de Delf√≠n Prats, por √Āncoras, en Isla de la Juventud, en 2016, y la antropolog√≠a de d√©cimas humor√≠sticas √Črase un elefante bocarriba, por Ediciones La Luz, en Holgu√≠n, en 2018.

Cortesía del entrevistado.

Recuerda que llevaba una bandera y tomaron prestada la de La Demajagua, que ondeaba en una de las dos astas de la cima. Luego, junto al barranco, completamente cubierto de maleza, con la ense√Īa sobre los hombros, ley√≥ uno de esos poemas dedicados a C√©spedes, le rindi√≥ tributo.

¬ŅPor qu√© ‚Äďpodr√≠amos preguntarnos‚Äď revisitar los lugares de la historia de nuestra Patria es para Ronel Gonz√°lez S√°nchez un acto continuo de fe y sensibilidad concretado en versos de alto calibre? Quiz√°s sea porque el poeta tiene su propio grito, como el del 10 de octubre en La Demajagua, y prefiere la m√©trica que amplifica la historia como necesidad espiritual y humana.

Con m√°s de 50 libros, en g√©neros como la poes√≠a, el ensayo y la literatura infantil, siendo uno de los escritores cubanos m√°s publicados, Ronel ha mostrado un marcado inter√©s por los procesos independentistas cubanos y justo detr√°s de esas palabras existen infinidad de horas dedicadas por completo a la investigaci√≥n, entre estos se encuentran los cuadernos Teor√≠a del fulgor accesorio, La marcha de la bandera y ¬ŅC√≥mo se manda un campamento?, ganador este √ļltimo del Premio Nacional Beca Ciudad del Che 2019, convocado por la Uneac en Villa Clara y entregado recientemente en el Memorial Che Guevara de esa ciudad central.

Cortesía del entrevistado.

El primero de estos poemarios fue publicado por Ediciones √Ācana, de Camag√ľey, en 2016, e inicia el abordaje de este importante per√≠odo de la historia patria. Acompa√Ī√°ndose de las posibilidades de la d√©cima, Ronel se acerca a los principales momentos y protagonistas de la gesta del 68, para acercarse a los h√©roes y devolv√©rnoslos en carne y hueso, con sus virtudes y defectos. De esta primera exploraci√≥n a nuestras gestas, asegura Ronel, se desprendi√≥ el poemario La marcha de la bandera, pues la tem√°tica no se agot√≥ y continu√≥ trabaj√°ndola en ese libro.

El texto, bajo el sello de la Editorial Barajagua en formato digital (e-book), fue iniciativa del historiador holguinero José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, para conmemorar el aniversario 150 de la gesta independentista del 10 de octubre de 1868, por lo que se inspira en este y otros sucesos históricos e importantes figuras del siglo XIX cubano.

‚ÄúEl autor de esas p√°ginas se ha dedicado a investigar y a explorar la historia patria desde hace varias lustros, con intenciones de vivenciar e integrar a su trayectoria vital las heroicas secuencias que ahora se entregan transformadas en poemas que nos impresionan por la honestidad y hondura con que fueron escritos‚ÄĚ, asegura el escultor Julio M√©ndez Rivero, presidente de la Uneac en Holgu√≠n.

“La historia está entre mis principales intereses creativos desde que comencé a relacionarme con la literatura. Escribí mis primeros textos en abril de 1980, sin embargo, no tuve verdadera conciencia de la historia hasta que estudié Arte en Santiago de Cuba y me relacioné con estudiosos de esos temas.

Cortesía del entrevistado.

‚ÄúDigamos que soy de los que se dispuso a buscar con el alma a aquel inmenso poeta enamorado y fundador de revoluciones que dijo que por Cuba se dejaba clavar en la cruz‚ÄĚ, rememora el tambi√©n promotor cultural, humorista y guionista radial, los lejanos d√≠as en que sinti√≥ la necesidad de contar desde la perspectiva l√≠rica parte de nuestra historia.

Las guerras por la independencia de la Isla, asegura el historiador Pedro Pablo Rodr√≠guez, Premio Nacional de Historia, han sido hasta hoy uno los acontecimientos m√°s interiorizados por la conciencia cubana. La historiograf√≠a ha tenido ‚Äďy tiene‚Äď una alta responsabilidad en ello, pero han sido infinitos los recursos empleados por la sociedad para preservar la memoria de aquellos procesos b√©licos que consolidaron la nacionalidad y la naci√≥n y que culminaron en un estado nacional.

Precisamente, para Ronel Gonz√°lez S√°nchez el recurso, el arma o el machete ante la manera de entender y acercarse a los procesos historiogr√°ficos ha sido la poes√≠a, pues asegura que ‚Äúla escritura de la historia en nuestro pa√≠s quiere desbordar lo acad√©mico, la camisa de fuerza de los datos y las cifras, fr√≠os como una granizada sobre un techo de zinc, la elaboraci√≥n de rugosos e insufribles ladrillos, porque lo reclaman a voz en cuello estos tiempos que se esfuman a toda velocidad‚ÄĚ.

Cree que la historia se enriquece con la mirada de los poetas y narradores. Adem√°s, ‚Äúel historiador, junto con el escritor, o integr√°ndolo, tiene que hacer m√°s atractiva su obra, m√°s placentera, m√°s entretenida‚ÄĚ, confiesa.

Cortesía del entrevistado.

Lo palpable en la obra de este poeta de estirpe mambisa lo logra el lector al acercarse a la cotidianidad manig√ľera de grandes figuras de nuestra historia, como C√©spedes, Antonio Maceo, Ignacio Agramonte y Amalia Simoni, el poeta Juan Clemente Zenea, Bartolom√© Mas√≥, Quint√≠n Bandera, Jos√© Mart√≠, Vicente Garc√≠a, Pedro Figueredo, M√°ximo G√≥mez, Calixto Garc√≠a, e incluso desde la visi√≥n del soldado espa√Īol Antonio del Rosal V√°zquez de Mondrag√≥n‚Ķ y es que este poeta holguinero ha vivido y revivido junto a los campamentos mambises que se enarbolan bajo las fr√≠as y h√ļmedas sombras de los campos cubanos.

Leer su poes√≠a es ‚Äúcomo mirarse en un espejo de la Patria‚ÄĚ y esta le ha servido para desmantelar cualquier acorazado, porque hombres como Ronel, que viven bajo la palabra, seg√ļn el poeta Mois√©s May√°n al rese√Īar uno de sus libros, son en s√≠ mismos un ej√©rcito.