Fidel Castro


La mujer cubana, una revolución dentro de una Revolución

«Esta mujer cubana, tan bella, tan heroica, tan abnegada, flor para amar, estrella para mirar, coraza para resistir.»¬† ¬† ¬†

José Martí.

Cinco letras dibujan tu nombre, cinco letras que dibujan tu silueta camino perseverante de tu sue√Īo virtuoso y tu fe inquebrantable en la equidad de g√©nero, en la utilidad de la virtud. Cinco letras dibujan tu nombre, m√°s que flor, m√°s que madre, m√°s que hijas, m√°s que esposas.

Para departir y escribir de esta criatura hermosa, fecunda como la tierra negra de nuestros campos, que provoca y engendra la maravilla del nacimiento y la vida, tenemos que esbozar en un papel el instinto apasionado lo que es ser mujer y, sobre todo, una mujer cubana. Quiz√°s un poeta navegar√≠a en su mar de poemas buscando el verso perfecto, meritorio, para describir a una medida exacta de pies a cabeza y del alma al coraz√≥n el significado eterno de la mujer como un ente social, como compa√Īera, revolucionaria, amante y gu√≠a eterna de nuestros tiempos.

Nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz proyectaría con su prosa auténtica de cubanía, de reafirmación amorosa y de igualdad, el valor genuino de la mujer cubana cuando expresara:

«Las mujeres constituyen un verdadero ej√©rcito al servicio de la Revoluci√≥n (‚Ķ) La mujer es una Revoluci√≥n dentro de la Revoluci√≥n (‚Ķ) Cuando en un pueblo pelean los hombres y pueden pelear las mujeres, estos pueblos son invencibles, y la mujer de este pueblo es invencible

La mujer cubana part√≠cipe necesaria de nuestras luchas independentistas arroja una gu√≠a eterna por m√°s de 61 a√Īos y pone de manifiesto con hechos lo que expresara nuestro Fidel referente a las mujeres cubanas. Demostrado a partir de las luchas de independencia contra la metr√≥poli espa√Īola y norteamericana que ten√≠a sometido al archipi√©lago cubano a√ļn yugo colonial e imperialista.

La bayamesa Rosa Castellanos Castellanos ser√≠a unas de las primeras mujeres que demostrar√≠a su valor, su entrega, vocaci√≥n, por un bien com√ļn, por la Patria en la contienda independentista de 1868 a 1878. Las mayores virtudes de esta mujer ser√≠an expuestas en su humanismo, su buen humor y su sentido de la disciplina, pues existe constancia de que siempre estaba jaraneando con los enfermos, mientras que mandaba, ordenaba e infund√≠a respeto entre todos. Esta mujer negra y esclava que sigui√≥ el camino de la independencia de la dignidad y el decoro alcanz√≥ los grados de capitana del Ej√©rcito Libertador participando activamente en las cargas al machete.

Mariana Grajales ser√≠a otras de las mujeres cubanas que dejar√≠a una huella e impronta en la Historia de Cuba. La madre de los Maceos fue un s√≠mbolo del valor y la generosidad de la mujer cubana, aguerrida combatiente que inculc√≥ a todos sus hijos los ideales de independencia y lucha contra el dominio espa√Īol que le acarre√≥ muchos amigos y admiradores como fue Jos√© Mart√≠.

El Apóstol expresó:

«¬ŅQu√© hab√≠a en esta mujer, qu√© epopeya y misterio hab√≠a en esa humilde mujer, qu√© santidad y unci√≥n hubo en su seno de madre, qu√© decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuando se escribe de ella como de la ra√≠z del alma con serenidad de hijo, y como de entra√Īable efecto? As√≠ queda en la historia, sonriendo al acabar su vida, rodeada de los varones que pelearon por su pa√≠s, criando a sus nietos para que peleen.»

Mariana Grajales demostrar√≠a con sus acciones que la mujer puede ser √ļtil en las labores revolucionarias, patri√≥ticas, combativas, sin perder la ternura vocacional de ser madre, esposa y gu√≠a de familia. Pero ser√≠a Ana Betancourt de Mora quien se adelantar√≠a a su tiempo cuando pedir√≠a a los independentistas la emancipaci√≥n de la mujer en busca de sus derechos. Carlos Manuel de C√©spedes expresar√≠a que la historia habr√≠a de reconocer el hecho de que una cubana se hab√≠a anticipado a su siglo pidiendo la emancipaci√≥n de la mujer.

Emancipación y derechos que no tendrían frutos hasta el Triunfo de la Revolución cubana el 1 de enero de 1959, en el cual fueron partícipes varias mujeres como Melba Hernández, Haydee Santamaría, María Antonia Figueroa, Celia Sánchez Mandule y Vilma Espín, entre otras que forjaron el camino de una Revolución que se construyó para los pobres, los humildes y, en especial, para las mujeres. Las féminas en el mejor de los casos era un objeto decorativo, la sociedad asumía una actitud y un comportamiento de prepotencia y superioridad de los hombres frente a las mujeres, recluidas fundamentalmente en el ámbito doméstico.

El patriarcado se expresaba con igual crudeza de manera visible. A la luz del día se manifestaban insultos, los gritos, las amenazas, las violaciones y el asesinato. En la zona invisible se oprimía a la mujer con el desprecio, el chantaje emocional, el lenguaje sexista, el humor sexista, la publicidad sexista, con mujeres escasas de ropa para incitar el consumo de un producto.

Estas condiciones de desigualdad propiciaron la vocación de justicia y de amor de las mujeres para unirse a la lucha revolucionaria liderada por Fidel contra la dictadura batistiana y defendieron en las lomas y la clandestinidad el proyecto social que promovía el reconocimiento de la dimensión de clases, raza y género.

En 1962 el Comandante en Jefe afirmó que se proponía crear una sociedad distinta, de organizar un mundo mejor para todos los seres humanos; las mujeres tienen intereses muy grandes en ese esfuerzo, porque, entre otras cosas, es un sector que el mundo capitalista en que vivíamos estaba discriminada. Y, en el mundo que estamos construyendo es necesario que desaparezca todo vestigio de discriminación de la mujer.

Palabras que se fueron cumpliendo paulatinamente, con acciones, medidas, leyes, que concibieron una vida de decoro, de dignidad y oportunidades iguales al de los hombres. Entre las medidas que se adoptaron fue la campa√Īa de alfabetizaci√≥n que permiti√≥ a las mujeres de los sectores menos favorecidos de la sociedad beneficiarse de este progreso social; otras de las medidas fue la creaci√≥n de c√≠rculos infantiles destinados a las madres para el acceso a la formaci√≥n, al trabajo y participar en la vida econ√≥mica del pa√≠s. La emancipaci√≥n de la mujer no habr√≠a sido posible sin el nacimiento de la Federaci√≥n de Mujeres Cubanas (FMC) bajo el liderazgo de Vilma Esp√≠n, como expresi√≥n del tratamiento particular, dentro de lo general, que se le brind√≥ al tema de la mujer. ¬†¬†¬†

Sin la FMC habr√≠a sido imposible la construcci√≥n de la nueva sociedad, la elevaci√≥n del nivel educacional, cultural y pol√≠tico de las mujeres. Hoy, 60 a√Īos despu√©s, la mujer cubana integra el 46 por ciento del sector estatal y el 17 del no estatal. De los 612 diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su VIII Legislatura, 229 son mujeres para el 49 por ciento.

La Revolución enalteció a las cubanas ante sí mismas y la sociedad. A la Revolución, a Fidel, a Vilma y a la Federación de Mujeres Cubanas, las mujeres deben lo que son, mujeres preparadas dignas, decididas, revolucionarias y guías insoslayables de nuestro tiempo.


Colonialismo 2.0 y los desaf√≠os de la izquierda, ¬Ņqu√© hacer?

El colonialismo 2.0 y los desaf√≠os de la izquierda, ¬Ņqu√© hacer?, marc√≥ el centro del debate en el Sal√≥n de Mayo durante el espacio Dialogar Dialogar, que cada mes auspicia la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z para suscitar la reflexi√≥n y an√°lisis sobre temas de la realidad cubana y for√°nea.

En la conducción del periodista Yasel Toledo Garnache, el espacio se honró al tener como panelistas, esta vez, al destacado periodista e investigador, Doctor en Semiología e Historia de la Cultura Ignacio Ramonet y a la doctora en Ciencias de la Comunicación y vicepresidenta de la Unión de Periodistas de Cuba Rosa Miriam Elizalde Zorrilla.

foto: Liester amador

Los intelectuales analizaron el contexto latinaomericano desde Internet, regi√≥n donde cerca del 81 por ciento de los j√≥venes est√°n en facebook, y el n√ļmero de personas que son usuarios de la red asciende a casi 440 millones, ‚Äúusuarios generadores de contenidos que m√°s del 90 por ciento de ellos pasan por el filtro de los Estados Unidos‚ÄĚ, seg√ļn se explic√≥ en el encuentro.

Considerada por los especialistas como infraestructura dominante, Elizalde Zorrilla se refirió sobre la necesidad  de estar alertas a esta nueva realidad en la que aparece una nueva tecnología que se convierte en espacio de guerra, cuarta dimensión o territorio que interviene en todos los aspectos de la vida cotidiana. 

‚ÄúNuestro Comandante en Jefe Fidel Castro fue uno de los primeros en alertar sobre lo que significaba Internet, al referir que quien controlara esta plataforma decidir√≠a los destinos de la humanidad. Vislumbr√≥ sobre las potencialidades liberadoras de la red de redes, creando un modelo diferencial para un pa√≠s como el nuestro, desde diversos espacios y desde la preparaci√≥n del capital humano que los desarrollar√≠a‚ÄĚ, dijo la doctora en Ciencias de la Comunicaci√≥n.

foto: Liester amador

Por su parte, Ramonet se√Īal√≥ c√≥mo Am√©rica Latina se ha convertido en reh√©n de esta infraestructura y sus manipulaciones, poniendo como ejemplo el el golpe de estado a Evo Morales, donde solo en tres o cuatro d√≠as fueron creadas miles de cuentas falsas en twitter para generar la sensaci√≥n de que exist√≠a apoyo popular al golpe.

Asimismo refirió que ante este contexto se erigen espacios de resistencia evidenciados en Venezuela con la cuenta @chavezcandanga, la cual empoderó a la militancia Chavista, o más reciente, en Argentina, donde ganó la izquierda también gracias al trabajo desde las redes.

De igual modo sugirió que si bien la descolonización tecnológica no es tan sencilla, hay que ser capaces de lograrla, o al menos trabajar en ella, pues Internet es un sitio de fuerte enfrentamiento cultural.

foto: Liester amador

‚ÄúHay que estar presentes en las redes, las grandes potencias han creado ej√©rcitos para ese espacio, la batalla debe ser ocuparlo y defenderlo; para ello hay que combatir con las armas del enemigo: la tecnolog√≠a. El principal objetivo de los j√≥venes en Latinoam√©rica tiene que ser sin dudas ser soberanos en el ciberespacio‚ÄĚ, asever√≥ el catedr√°tico espa√Īol.

La creaci√≥n de equipos multidisciplinarios que desde los referentes puedan erigir sitios virtuales para generar contenidos inteligentes, y hacer frente a la inmensa infraestructura de Internet, fueron ac√°pites sugeridos al p√ļblico que asisti√≥ al Dialogar Dialogar, espacio de la AHS que rinde homenaje permanente a Alfredo Guevara, quien fue eternamente joven por sus ideas y la capacidad para polemizar y so√Īar junto a las nuevas generaciones.

foto: Liester amador

foto: Liester amador


Cuba, ¡qué será de ti si dejas morir a tu Apóstol!

Para departir sobre la figura hist√≥rica de Jos√© Mart√≠ hay que conjugar al Mart√≠ periodista, escritor, pintor, intelectual, poeta, maestro y h√©roe revolucionario. ¬ŅPero c√≥mo nombrarlo en sus facetas sin sacralizarlo?, con sus errores, sus aciertos y dudas. Nombrarlo como un hombre com√ļn, palpable, cuyo m√©rito m√°s profundo y verdadero fue la de situar su vida a la consagraci√≥n de la libertad de Cuba. Ese es el Mart√≠ insoslayable desbordado en estas p√°ginas de admiraci√≥n y compromiso de este novel escritor, que lleva en sus ojos y pensamiento la deuda de estudiarlo como un ente contempor√°neo, vigente en la sociedad cubana del siglo XXI que m√°s que nunca necesita a un Mart√≠ rejuvenecido, atemperado a la cotidianidad del pueblo y los j√≥venes.

El pensamiento de nuestro Ap√≥stol no pierde esa vigencia de cultivar, fecundar las virtudes m√°s sublimes y elevadas de los seres humanos, virtudes que deben habitar en los pueblos como semilla plantada con el sudor de la frente de los hombres de buena voluntad que reconocen que el primer deber de un hombre de estos d√≠as es ser un hombre de su tiempo, ser un hombre bueno que es el √ļnico modo de ser dichoso.

Martí fue un hombre de su tiempo y dichoso, desde muy temprana edad comprendería que su vida estaría dedicada a la lucha por la independencia de Cuba y con los pobres de la tierra plantó su suerte.

El intelectual cubano Cintio Vitier en su artículo Martí en la hora actual de Cuba planteaba unas interrogantes:

¬ŅNo es Mart√≠ suficiente vacuna contra los venenos ambientales? ¬ŅNo es Mart√≠ capaz de hacer de cada cubano por humilde o iletrado que sea un patriota? ¬ŅNo es capaz de inspirarle resguardo √©tico, amor profundo a su pa√≠s, resistencia frente a la adversidad, limpieza de vida?

Para ello el estudio de la vida de nuestro Apóstol no debe ser formulado solo teóricamente desde cursos escolares tempranos hasta cursos superiores, es necesario tocar las verdades ocultas en el ala de colibrí como mensaje educativo de espiritualidad y conciencia.

Martí hay que dibujarlo en su faceta de hombre de a pie en la calles, en las aceras, parques, avenidas, y extrapolar su obra a la sociedad, a los más necesitados de su ideario que no han podido tocarlo, sentirlo, vivirlo como una expresión de cubanía y Revolución.

Debemos instaurar acciones para fertilizar una campa√Īa para volverlo palpable, m√°s humano y cercano al pueblo cubano que en la mayor√≠a se reconoce martiano.

Martí forma parte relevante e indispensable de nuestra Historia pasada, presente y futura. Nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fue continuador de su pensamiento intelectual, político, revolucionario. Premisa que permitió declararlo como el autor intelectual de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El ideario de nuestro Ap√≥stol estar√≠a vinculado firmemente al programa pol√≠tico de la nueva etapa de lucha hasta nuestros d√≠as, como homenaje a las doctrinas de quien nos ense√Ī√≥ a pensar como pa√≠s, como una unidad colectiva, y guiar√≠a el camino de los grandes derechos de nuestro pueblo.

Al hombre de La Edad de Oro no se le puede dejar morir. En el aniversario 167 de su natalicio nuestro pueblo tiene que ser un pueblo m√°s digno, m√°s fiel a su recuerdo e ideario. Como expresara Fidel Castro en su alegato de defensa La historia me absolver√°:

Hay cubanos que han caído defendiendo sus doctrinas, hay jóvenes que en magnífico desagravio vinieron a morir junto a su tumba, a darle su sangre y su vida para que él siga viviendo en el alma de la patria. ¡Cuba, qué sería de ti si hubieras dejado morir a tu Apóstol!


Fidel en el corazón de todos los cubanos

A tres a√Īos de la desaparici√≥n f√≠sica del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, con tributos desde el coraz√≥n y ofrendas de gratitud, el pueblo camag√ľeyano record√≥ su impronta y legado en la Plaza del Gallo, lugar insigne del centro hist√≥rico de la ciudad principe√Īa, Patrimonio de la Humanidad.

Como parte de las actividades que se han desarrollado en la provincia por la séptima edición del Festival de Trova Canto Adentro, evento auspiciado por la filial de la Casa del Joven Creador, se realizó en su clausura una gran cantata con las canciones de autor del movimiento trovadoresco del territorio y de los Proyectos de Trova La Trovuntivitis y Controveando, de las provincias de Villa Clara y Las Tunas, respectivamente.

Estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero, narradores orales y artistas de la Asociación Hermanos Saíz, expresaron su respeto y admiración al eterno líder histórico de la Revolución cubana.

Actividades de la 7ma Edición del Festival de Trova Canto Adentro en el Café Literario La Comarca/ Foto: Claudia Borrero Báez .

El coraz√≥n de Cuba late desde cada rinc√≥n de la isla antillana hasta el cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, tierra caliente iniciadora de nuestras luchas independentistas y donde reposan los restos de un tit√°n de barba blanca, que a√ļn despu√©s de su muerte contin√ļa movilizando multitudes y al ej√©rcito de agradecidos que conquist√≥ con una vida de entrega, bondad y justicia.

Preservar nuestro proyecto socialista es hacer prevalecer su obra y visión sobre el nuevo hombre revolucionario que hoy se forma en las aulas, desde el hogar; el hombre que trabaja por construir una Cuba mejor y que lo honra con el estudio, la creación cultural, la solidaridad y la superación profesional.

Para la juventud artística su vida es símbolo de ideales culturales, políticos y sociales, los cuales expresó en sus palabras dirigidas a los intelectuales:

Concierto del Proyecto La Trovuntivitis en el Conservatorio de M√ļsica Jos√© White/ Foto: Claudia Borrero B√°ez.

“…La Revolución no puede pretender asfixiar el arte o la cultura cuando una de las metas y uno de los propósitos fundamentales es desarrollar el arte y la cultura, precisamente para que el arte y la cultura lleguen a ser un patrimonio real del pueblo.

‚ÄúM√°s la Revoluci√≥n no pide sacrificios de genios creadores. Al contrario, la Revoluci√≥n dice: pongan ese esp√≠ritu creador al servicio de esta obra‚ÄĚ.

Sin dudas, Fidel perdura en cada joven creador y su obra está materializada en una organización como la Asociación Hermanos Saíz, que hace que la juventud artística del país tenga su voz y sea reconocida como la vanguardia artística de su pueblo.


Fidel por siempre

Por estos d√≠as Fidel viene a nuestra memoria con m√°s fuerza. A tres a√Īos de su muerte la historia se multiplica en el imaginario colectivo del pueblo que lo hizo l√≠der. Se reviven momentos, se hacen an√©cdotas, se evoca al padre.

Fidel el gu√≠a, el revolucionario, el hombre leyenda que transform√≥ la sociedad cubana, ha sido y es fuente de inspiraci√≥n para la creaci√≥n art√≠stica. Es esa visi√≥n la que plasma el joven artista Baire Cartaya Pe√Īa en la expo personal Homenaje, dedicada al Comandante en Jefe.

Expo Homenaje/ Foto: Ana Margarita Arada Clavería.

Inaugurada en la galer√≠a del Departamento de Actividades Extracurriculares de la Universidad de Las Tunas, la muestra constituye un acercamiento al l√≠der de la Revoluci√≥n desde la multiplicidad de miradas. La apertura estuvo acompa√Īada de la presentaci√≥n de un material audiovisual que repasa sus visitas a la tierra tunera. Adem√°s, la estudiante Daysi Fuentes declam√≥ el poema Fidel por siempre frente a la presencia de alumnos y profesores de la carrera Educaci√≥n Art√≠stica y j√≥venes creadores de la provincia.

En la exposición confluyen diversos soportes y técnicas en un discurso cuya unidad y coherencia está centrada en el mensaje, no en los recursos expresivos. El artista acude al grabado y la fotografía digital como soporte al que incorpora colores y textos. Incluso utiliza el kirigami (técnica japonesa de recortado en papel) en función de expresar sus sentimientos e inquietudes.

Expo Homenaje/ Foto: Ana Margarita Arada Clavería.

Con marcada influencia del dise√Īo gr√°fico cubano, sobre todo de la cartel√≠stica¬† de los a√Īos 60 y 70 del siglo pasado, Baire logra una visualidad atractiva que seduce al espectador. En ocasiones se combinan colores vivos y fuertes como en la obra Personalidad, en la que aparece toda la carga expresiva que encierra el t√≠tulo. Otras veces el color se opaca, se ensombrece, y el di√°logo es m√°s √≠ntimo. As√≠ ocurre en los lienzos Infancia y Amistad, en la que la figura del hombre se funde con la de su naci√≥n. Encontramos entonces al Fidel guerrillero, antimperialista, pero tambi√©n al deportista y amigo, al Fidel pueblo.

El homenaje es permanente. Est√° en el actuar cotidiano y en la certeza de que su obra es invencible. Apostar por recordarlo desde el buen arte es una manera v√°lida y aut√©ntica de rendirle Homenaje a un gigante de √Āmerica.


Palabras a los intelectuales, D√≠az-Canel y el Congreso de la Uneac, 58 a√Īos despu√©s

El Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, concluido este 30 de junio, volvió a demostrar el compromiso, conciencia crítica y profundidad reflexiva de la vanguardia intelectual cubana.

Nos atrevemos a resaltar que tambi√©n confirm√≥ la altura de Miguel D√≠az-Canel Berm√ļdez, actual presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, como hombre de pensamiento y arte, como pol√≠tico con una claridad meridiana y sensibilidad de luz hacia la creaci√≥n.

Al escucharlo era inevitable recordar Palabras a los intelectuales, consideraciones del l√≠der revolucionario Fidel Castro, que sirvieron de conclusiones a tres intensas jornadas de intercambios con escritores, artistas y otros integrantes de la intelectualidad del pa√≠s en la Biblioteca Nacional, en La Habana, exactamente 58 a√Īos antes.

Este domingo de 2019, en la sala tres del Palacio de Convenciones de La Habana, se escucharon varios aplausos, frases de apoyo y una expresi√≥n muy particular: ‚Äú¬°Segunda parte!‚ÄĚ, ‚Äú¬°Segunda parte!‚ÄĚ…

Varios de los escritores y artistas presentes lo comentaron luego en los pasillos: esta fue la continuidad de aquella intervención de Fidel, plataforma de la política cultural del país. Verdaderamente Díaz-Canel denunció y analizó con mucho valor, precisión y exactitud los problemas y retos fundamentales relacionados con la cultura en la actualidad, pero sobre todo destacó la necesidad del trabajo y la construcción en conjunto para enfrentar los nuevos desafíos.

La lectura de ambos documentos, el de 1961 y el de 2019, revela puntos de contacto en el enfoque de las ideas, concepci√≥n socialista e inter√©s en impulsar el desarrollo cultural de la naci√≥n, a favor de los autores y el pueblo, situando al ser humano en el centro de los sue√Īos.

Y el an√°lisis m√°s reciente es efectivamente continuidad, porque incluye valoraciones sobre el funcionamiento del sistema de instituciones, confeccionado, precisamente, luego de aquel discurso de Fidel, y porque en esencia mantiene los mismos objetivos, pero en contextos diferentes.

Algunos de los intelectuales presentes hace 58 a√Īos tambi√©n se encontraban en la ocasi√≥n m√°s reciente, incluido Miguel Barnet, quien entreg√≥ la presidencia de la Uneac al joven Luis Morlote, quien se desempe√Īaba como Primer Vicepresidente de esa organizaci√≥n.

APUNTES PARA RECORDAR

 

Fotos: Marcelino V√°zquez/ Tomada de ACN

A los más jóvenes nos han llegado algunas escenas aisladas de aquel encuentro de Fidel y los creadores, gracias a narraciones orales y textos de algunos de los participantes, pero indiscutiblemente lo mejor es sumergirnos en el documento, en todas sus ideas, sin repeticiones ni aprehensiones simples de oraciones.

El 16, 23 y 30 de aquel junio de 1961 referentes de la cultura cubana, como Nicol√°s Guill√©n, Alfredo Guevara, Lisandro Otero, Roberto Fern√°ndez Retamar, Lezama Lima, Alejo Carpentier, Virgilio Pi√Īera, Graziella Pogolotti y el mencionado Barnet, quien apenas ten√≠a 21 a√Īos de edad, dialogaron con el hombre vestido de uniforme verdeolivo, el barbudo llegado de la Sierra Maestra, el mismo que gui√≥ a los rebeldes hacia el triunfo sobre un ej√©rcito muy superior, pero que tambi√©n era un ser humano de pensamiento elevado y sensibilidad art√≠stico-literaria.

Estuvieron presentes, adem√°s, otros como Osvaldo Dortic√≥s, Ra√ļl Roa, Carlos Rafael Rodr√≠guez y Armando Hart.

En su artículo Cuando se abrieron las ventanas de la imaginación, Otero expresa que Dorticós pronunció las palabras introductorias al debate, cuando manifestó que la cultura, con todos sus cauces y matices, debía servir al pueblo, una idea reiterada después por Fidel, y ahora por Díaz-Canel.

Todo suced√≠a en situaciones muy complejas. Ya hab√≠a ocurrido la invasi√≥n de mercenarios por Playa Gir√≥n, bandas armadas operaban en monta√Īas del pa√≠s asesinando campesinos y maestros de la campa√Īa de alfabetizaci√≥n, reinaba una hostilidad muy clara de Estados Unidos hacia Cuba y tambi√©n inconformidades internas de quienes en el pasado pose√≠an la mayor cantidad de los recursos, abusaban del pueblo y no compart√≠an la declaraci√≥n del car√°cter socialista de la Revoluci√≥n‚Ķ

La razón aparente del encuentro fue la prohibición del documental PM (Pasado Meridiano) por la dirección del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, pero verdaderamente la disyuntiva solo reafirmó la necesidad de un intercambio de opiniones y visiones acerca de la creación y la función de la cultura en el nuevo panorama.

Si vemos hoy aquel audiovisual, de Sabá Cabrera, hermano del escritor Guillermo Cabrera Infante, con duración de apenas 14 minutos, que reflejaba la vida nocturna de bares habaneros, nos parecería casi increíble su efecto en aquel momento.

El propio Otero asegur√≥: ‚ÄúSi este documental se hubiese rodado en otro instante de la historia habr√≠a sido olvidado a la semana siguiente, pero naci√≥ en una hora de enfrentamiento de camarillas. La pel√≠cula pas√≥ por televisi√≥n, pero fue vista con objeciones en el Instituto del Cine. La acusaban de escamotear la presencia de milicianos, de obreros, de maestros alfabetizadores en la imagen que se ofrec√≠a del pueblo; quienes aparec√≠an en las diversiones nocturnas eran marginales, lumpen. Mostrar una parte de la verdad, dec√≠an, era una forma de mentir sobre la realidad cubana‚ÄĚ.

LAS LIBERTADES Y LA INCLUSI√ďN, ELEMENTOS ESENCIALES DE LA REVOLUCI√ďN

 

FOTO/Marcelino V√ĀZQUEZ HERN√ĀNDEZ/ Tomada de ACN

De Palabras a los intelectuales, muchos suelen mencionar solamente la frase ‚ÄúDentro de la Revoluci√≥n todo, contra la Revoluci√≥n nada‚ÄĚ.

¬ŅQu√© significa esa expresi√≥n? ¬ŅAcaso es recomendable mencionarla de manera individual? ¬ŅCu√°nto m√°s dijo Fidel en aquella ocasi√≥n?

Recordamos el p√°rrafo anterior y el que la contiene:

“La Revolución tiene que comprender esa realidad, y por lo tanto debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse. Es decir, dentro de la Revolución.

‚ÄúEsto significa que dentro de la Revoluci√≥n, todo; contra la Revoluci√≥n, nada.¬† Contra la Revoluci√≥n nada, porque la Revoluci√≥n tiene tambi√©n sus derechos; y el primer derecho de la Revoluci√≥n es el derecho a existir. Y frente al derecho de la Revoluci√≥n de ser y de existir, nadie ‚ÄĒpor cuanto la Revoluci√≥n comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revoluci√≥n significa los intereses de la naci√≥n entera‚ÄĒ, nadie puede alegar con raz√≥n un derecho contra ella. Creo que esto es bien claro‚ÄĚ.

El l√≠der aclar√≥ que, incluso, quienes no fueran genuinamente revolucionarios pod√≠an trabajar, crear y expresarse dentro de la Revoluci√≥n, pero a la vez ning√ļn inter√©s personal pod√≠a ser superior al de toda una naci√≥n y un proyecto que ya hab√≠a fundado importantes instituciones para el desarrollo cultural.

Más adelante reforzó la idea de la inclusión:

‚ÄúLa Revoluci√≥n no puede renunciar a que todos los hombres y mujeres honestos, sean o no escritores o artistas, marchen junto a ella; la Revoluci√≥n debe aspirar a que todo el que tenga dudas se convierta en revolucionario. (‚Ķ) La Revoluci√≥n solo debe renunciar a aquellos que sean incorregiblemente reaccionarios, que sean incorregiblemente contrarrevolucionarios‚ÄĚ.

Precisamos que varias de esas ideas recibieron el aplauso de los asistentes, un mensaje de apoyo y confianza, construido en las diferentes partes del diálogo, como también sucedió en la ocasión más reciente.

Fidel enfatizó en la libertad no solo artística, sino general:

‚ÄúPerm√≠tanme decirles en primer lugar que la Revoluci√≥n defiende la libertad, que la Revoluci√≥n ha tra√≠do al pa√≠s una suma muy grande de libertades, que la Revoluci√≥n no puede ser por esencia enemiga de las libertades; que si la preocupaci√≥n de alguno es que la Revoluci√≥n vaya a asfixiar su esp√≠ritu creador, que esa preocupaci√≥n es innecesaria, que esa preocupaci√≥n no tiene raz√≥n de ser‚ÄĚ.

‚ÄúLa Revoluci√≥n no puede pretender asfixiar el arte o la cultura cuando una de las metas y uno de los prop√≥sitos fundamentales de la Revoluci√≥n es desarrollar el arte y la cultura, precisamente para que el arte y la cultura lleguen a ser un patrimonio real del pueblo‚ÄĚ.

Resaltamos la profunda sinceridad de quien en medio de muchas dificultades reafirmaba la importancia que le concedía a lo artístico y espiritual, por eso el afán de limar asperezas.

El propio Fidel manifestó:

‚ÄúEs cierto que aqu√≠ se est√° discutiendo un problema que no es un problema sencillo. Es cierto que todos nosotros tenemos el deber de analizarlo cuidadosamente. Esto es una obligaci√≥n tanto de ustedes como de nosotros. No es un problema sencillo, puesto que es un problema que se ha planteado muchas veces y se ha planteado en todas las revoluciones‚ÄĚ.

Reconoci√≥ que los dirigentes de la Revoluci√≥n no ten√≠an la madurez intelectual. Y agreg√≥: ‚ÄúEn realidad, ¬Ņqu√© sabemos nosotros? En realidad, nosotros todos estamos aprendiendo. En realidad, nosotros todos tenemos mucho que aprender‚ÄĚ.

Habl√≥ tambi√©n de sue√Īos que se concretaron luego, como la creaci√≥n de academias y la formaci√≥n de instructores de teatro, m√ļsica y danza que ense√Īaran en ciudades y zonas rurales, en escuelas y cooperativas.

Y a√Īadi√≥: ‚ÄúMas la Revoluci√≥n no pide sacrificios de genios creadores. Al contrario, la Revoluci√≥n dice: pongan ese esp√≠ritu creador al servicio de esta obra‚Ķ‚ÄĚ

UN CONGRESO PARA PENSAR A CUBA DESDE LA CULTURA

 

FOTO/Marcelino V√ĀZQUEZ HERN√ĀNDEZ/ Tomada de ACN

Cómo quedó claro en este IX Congreso de la Uneac, Palabras a los intelectuales es, indiscutiblemente, un texto con vida, pero la Cuba de hoy necesita escribir su política cultural, en un entorno muy diferente con influencias del mundo digital, a veces convertido en selva, y nuevos actores sociales, algunos de los cuales privilegian la comercialización por encima de cualquier elemento de calidad artística o cuando la batalla en lo simbólico adquiere dimensiones muy superiores a las de hace casi seis décadas.

El propio D√≠az-Canel lo dijo: ‚ÄúEn el Congreso se ha hablado varias veces de las Palabras a los intelectuales. No concibo a un artista, a un intelectual, a un creador cubano, que no conozca aquellas palabras, a un dirigente que prescinda de sus principios. Siempre me ha preocupado que de aquellas palabras extraigan un par de frases y se enarbolen como consignas. Exigen una interpretaci√≥n contextualizada. Fidel plante√≥ un punto de partida, la relaci√≥n entre vanguardia art√≠stica y pueblo. Hoy tenemos que traer sus conceptos a nuestros d√≠as‚ÄĚ.

Cuando uno lee o escucha los planteamientos realizados a lo largo del amplio proceso de reflexiones y debates en todas las provincias como parte de este cónclave, percibe la profundidad de los análisis y el propósito de aportar a la sociedad y al país, mucho más allá de una organización, algo que deberá distinguir siempre a las vanguardias artísticas e intelectuales de cualquier generación.

El discurso de clausura, pronunciado por Díaz-Canel, debe ser guía permanente para los dirigentes de todos los sectores y para los trabajadores de las instituciones culturales, para creadores y cualquier ciudadano relacionado con la vida artística, literaria e intelectual de la nación.

Los aplausos fueron más numerosos por la capacidad de Díaz-Canel para hablar de las diferentes problemáticas, con mezcla de belleza formal y verbo directo, adjetivos exactos y análisis profundos.

Refirió la pertinencia de una labor conjunta para perfeccionar el proyecto cultural de país de manera que irradie más en todas las direcciones; mencionó anhelos generales y aspectos específicos sobre los artistas y también las funciones y el compromiso de las empresas y las instituciones con ellos.

Alert√≥ que debemos estar ‚Äúatentos a los que ponen por delante el mercado y no la cultura, el ego√≠smo sin compromiso social‚Ķ‚ÄĚ. Y asegur√≥ que ‚Äúlos l√≠mites comienzan donde se irrespetan los s√≠mbolos y los valores sagrados de la Patria‚ÄĚ.

‚ÄúConstruir y defender un proyecto socialista como el cubano significa defender el humanismo revolucionario. Como en los tiempos de Palabras a los intelectuales, la Revoluci√≥n defiende el derecho a su existencia, que es la existencia de sus creadores y de su pueblo‚ÄĚ, dijo el mandatario, quien critic√≥ con fuerza el incumplimiento de algunas empresas de la cultura en su funci√≥n social.

En momentos en que la administraci√≥n de Estados Unidos destina m√°s fondos a la subversi√≥n, ‚Äúno vamos a limitar la creaci√≥n, pero la Revoluci√≥n que ha resistido 60 a√Īos no va a dejar sus espacios institucionales a quienes sirven a sus enemigos‚ÄĚ, dijo.

Lo mejor sería que este Congreso no termine nunca y su espíritu renovador se mantenga siempre como elemento indispensable para superar disímiles retos.

Quienes deseen tener una visión integradora de la cultura cubana en Revolución, sus desafíos y proyecciones, necesariamente deben analizar los dos discursos, hijos de contextos diferentes dentro de un proyecto social eminentemente humanista, inclusivo, artístico y revolucionario.


AHS: fiel a su principios fundacionales

(…) no se puede decir que el papel de la Asociación sea solo promover la cultura. Puede ser el más importante, pero la Asociación tiene también que recoger todas las cuestiones, preocupaciones, problemas que tienen los miembros, y tiene que trabajar y luchar por los intereses de toda aquella gente que representa. (…) Esta institución se justifica ahora y siempre, ¡ahora y siempre! [+]