Festival de Teatro


Escena #7 y final: Leviatán (cómo se llega a ser lo que se es) (+Fotos y videos)

Cuando desperté el Leviatán ya estaba ahí.

  • ¬ŅC√≥mo impedir los efectos del Leviat√°n?
  • ¬ŅC√≥mo identifico el cuerpo del poder?
  • ¬ŅC√≥mo darle voz a lo impensable?

Paralelo al proceso de Bons√°i escrib√≠ Leviat√°n, el √ļltimo espect√°culo de la trilog√≠a C√≥mo se llega a ser lo que se es. Un texto lleno de mon√≥logos que rompe los esquemas utilizados para proyectos esc√©nicos anteriores. El entramado textual deb√≠a terminarse una vez concluida la primera etapa del montaje, pero el material nunca dej√≥ de crecer y cambiar. La idea siempre fue volver sobre el performance como lenguaje y utilizar la m√°scara fija desde lo absurdo como categor√≠a est√©tica.

Desde el t√≠tulo, la obra anuncia la presencia del mal. Un mal representado en la figura del poder. ¬ŅC√≥mo conceptualizar la enfermedad? Utilic√© dos preceptos filos√≥ficos para sentar las bases primero del texto y luego del espect√°culo: el gran Leviat√°n, de Thomas Hobbes, y As√≠ habl√≥ Zaratustra, de Friedrich Nietzsche. Dos fil√≥sofos que supieron ver al monstruo desde contingencias diferentes. El primero a trav√©s del Estado como ente pol√≠tico que rige todas las relaciones sociales y, el segundo, en el hombre y la muerte de Dios.

foto Belice Blanco

La obra muestra una ciudad impróspera, dominada por los miedos/deseos/y expectativas ante la posible llegada del Leviatán. Los personajes trascienden entre la locura y la sabiduría. Sobreviven a partir de sus códigos éticos y de los desechos de una sociedad sentenciada a perecer ante el poder que representa la bestia que se aproxima. Solo una persona sabe cómo derrotar al enemigo, su nombre es Zaratustra, un mito entre los hombres, quienes aseguran su presencia en una cueva alejada de la urbe.    

foto Belice Blanco      

Los personajes representan el mal, a la acción de la fuerza sobre los hombres, a la imagen de la turbación y el desasosiego; pero también significan la resistencia a la voluntad del poder. Unos tejen sus discursos con escritos bíblicos, su cosmovisión sobre la familia, sus convicciones políticas, mientras otros solo rememoran la historia. Una historia personal y colectiva. Una que los hace sentir parte del monstruo.

La frustraci√≥n hace aflorar la fracci√≥n m√°s absurda de estos individuos y su cadena de relaciones. Cada personaje fue encontrado por los actores en las calles de Santiago de Cuba. La obra nos permiti√≥ hablar de la indigencia en Cuba como un fen√≥meno que escapa aun a las voluntades del estado. Los actores no solo tomaron rostros reales, tambi√©n realizaron un estudio psiqui√°trico, psicol√≥gico, social y teatral de cada persona seleccionada. En esa exploraci√≥n varios especialistas aportaron a la construcci√≥n y an√°lisis de las figuras de estudio y su tr√°nsito a personajes. En ese recorrido vale resaltar al Lic. Alain Brito Casta√Ī√≥n, pues mediante su ayuda especializada los actores completaron la historia cl√≠nica y filtraron toda la indagaci√≥n a trav√©s de la escena.

Cartel Dise√Īo Rainer Martinez Cascante

Una vez que la informaci√≥n adquiri√≥ prop√≥sito como material esc√©nico, el texto inicial sufri√≥ grandes modificaciones. Ani√Īa, el Cristo Loco, el Cimarr√≥n, Cabeza de Pecao, el Viandero, la Mand√≠bula, el Cagal√≥n y el General, fueron resultado de la expedici√≥n hecha sobre nuestra realidad. Un despliegue que reuni√≥n (indistintamente) a un elenco integrado por Maibel del Rio Salazar, Adolfo Guzm√°n Pacheco, Lisandra Hechavarr√≠a Hurtado, Erasmo Leonard Gri√Ī√°n Labadi√©, Alfredo Pe√Īa Ortiz, Diego Alexander Torres Olivares, Amanda Gonz√°lez Ortiz y Yanisleidys Labor√≠ Cuevas.

El trabajo con los personajes rompió la clásica construcción del Roll aprendida en la academia, incluso nos hizo replantearnos las fórmulas que veníamos empleando. La referencia que teníamos del grupo El Ciervo Encantado, de la maestra Nelda Castillo, Tadeusz Kantor, Angélica Liddell y el trabajo fotográfico de Belice Blanco nos conectó con una visual absurda y crítica de la realidad.        

Belice Blanco hab√≠a expuesto una veintena de fotograf√≠as con el rostro de mendigos, locos y alcoh√≥licos con los que coexistimos en la ciudad. Algunos de ellos ya eran material de estudio para esta puesta antes del contacto con la fot√≥grafa. Las muestras Evas y Adanes fueron el resultado de un lente que port√≥ una de las ideas transversales de Leviat√°n: ¬Ņc√≥mo se llega a ser lo que se es?

foto belice blanco

Para el grupo era importante utilizar el área de representación para que aquellas figuras contaran su historia. No a través de una narración aristotélica ni de saltos temporales. Queríamos una narración en tiempo presente. Cada figura de estudio poseía una vitalidad que necesitábamos mostrar al espectador. Para ello el escenario fungía como elemento principal para el exorcismo.

Liester Amador

Todo se mueve en penumbras, algunas luces parecen referirse más a la muerte que a la vida. Los segmentos largos y emocionales permiten al espectador participar de la construcción de la identidad humana de las voces. Lamentos/gritos/pregones. Así algunas voces escogen los momentos sensibles a su existencia y se muestran. Asumen que sus vidas no serían diferentes aun sin la llegada del Leviatán. Sus presencias son la prueba del escarmiento de Dios a los hombres. Aunque para algunos de ellos Dios ha muerto.  

foto belice blanco
  • ¬ŅD√≥nde recibir√© mi sentencia?
  • ¬ŅPor qu√© soy culpable?
  • ¬ŅQui√©n cre√≥ al Leviat√°n?

El espect√°culo fue estrenado el 8 de febrero de 2019 en la sala Mamb√≠ del Teatro Gui√Īol Santiago. Represent√≥ la primera colaboraci√≥n concreta con la fot√≥grafa matancera Belice Blanco, quien exhibi√≥ durante la temporada su expo Evas y Adanes, como una sola muestra.

La obra en ocasiones muestra lugares concretos: una esquina de la calle/un edificio olvidado/un basurero. En otras parece que los personajes o entes esc√©nicos (como empezamos a llamarlos en alg√ļn punto del proceso), habitan espacios inexistentes. La condici√≥n de lo on√≠rico toma fuerza en el montaje y se manifiesta tan abstracto y tan personal que parece como si ocurriese en sus propias mentes.

foto belice blanco

Todo cuanto se dice/se hace/y se piensa en escena, está condicionado por la relación de los personajes con el Leviatán. A medida que la trama avanza el espectador asume al monstruo como un concepto más amplio. La fuerza de esa figura construye y altera el sistema simbólico de la obra.  

Cartel Dise√Īo Rainer Martinez Cascante
  • ¬ŅCada persona tiene su Leviat√°n?
  • ¬ŅDeber√≠a temer el espectador a la existencia real de la bestia?

La construcción de atmósferas representó un trabajo crucial. Cada ente escénico poseía su propia luz/color. Ese conjunto de luces simboliza a una ciudad que teme la llegada del monstruo y oculta su miedo con parafernalias y cintas Leds.

  • ¬ŅMapa lum√≠nico para el desastre?
foto belice blanco

La escenograf√≠a, dise√Īada por el artesano y arquitecto Dagoberto Hen, utiliza la figura del tanque de metal industrial como s√≠mbolo. El tanque como objeto fue tomado de los distintos contextos de las figuras de estudio. El tanque aparece como un elemento reiterativo en las locaciones que sirvieron de inspiraci√≥n para el montaje.

Foto Belice Blanco

Se usaron cinco barriles con los cuales se crearon estructuras mod√©licas. Figuras que representan la mugre, la pobreza, la creatividad y la resistencia de estos seres ante el ojo que observa. Los actores definieron su carretilla, vag√≥n, casa, escudo o almac√©n junto al dise√Īador/realizador. De esa manera fueron d√°ndole forma a los elementos externos que servir√≠an para que cada ente esc√©nico sobreviviera en el escenario.¬†

Del actor Diego Alexander Torres ( interpretamdo al Viandero)

Una vez terminada la escenografía los actores crearon o recolectaron prendas de vestir y los elementos de utilería. Todos pertenecen al imaginario del actor con su trabajo a partir de la investigación y los distintos materiales que aportó para la escena.

  • ¬ŅQu√© es sobrevivir en escena?

La banda sonora es un elemento esencial en este trabajo. La m√ļsica, en su totalidad cubana, nos sirvi√≥ para contextualizar y hacer una simbiosis con los sonidos/melod√≠as/y canciones que interpretan los entes esc√©nicos.

  • ¬ŅLlega el Leviat√°n?
  • ¬ŅAparece Zaratustra?
foto belice blanco

Cuando la obra comienza ya nada tiene solución. El Leviatán no necesita llegar para destruir, el poder ejerce su voluntad de formas inimaginables. Zaratustra sabe que no hay nada que hacer, no moverá un dedo por los hombres sentenciados por su cultura/sus ideas/sus creencias/su comportamiento/su locura. Así llega el final, con cada personaje atrapado en la fatiga de una sociedad mortal.

  • ¬ŅNos define el poder?

Tal vez esta obra sea un tratado para demostrar que sí, que somos el resultado de la relación que ejerce el poder con nuestro entorno. Tal vez nada escapa a esa voluntad. Intentamos hacer una puesta para que el espectador re-leyera su propia existencia. Lo real y lo absurdo terminan siendo condicionantes en una lectura donde la cotidianeidad es un régimen inevitable.

Para el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA, cada puesta significa un acto de rebeld√≠a/de fe/y de resistencia. Un compromiso con los m√°s vulnerables ante los ejes de poder que rigen nuestro mundo interior y exterior. Nuestro teatro siempre ha tenido como centro al hombre como ser social y a la escena como trampol√≠n de afecto y marcha f√ļnebre.

foto Liester Amador

La obra se presentó en El Mejunje Teatral, Santa Clara 2019; XI Edición del Festival de Teatro Joven, Holguín 2019; Jornada Teatral Perro Huevero, Las Tunas 2019; Jornada Teatral La Bota Rota, Contramaestre 2019; III Edición del Festival de Teatro Experimental Desconectados a 969, Santiago de Cuba 2019.

  • ¬ŅPuede el mal existir fuera de la conciencia?

La trilog√≠a C√≥mo se llega hacer lo que se es sirvi√≥ como estructura de an√°lisis para profundizar en el comportamiento humano como respuesta a sus circunstancias, el comportamiento del actor en un viaje que amenaza el umbral del subconsciente en la busca del semi-transe, y el comportamiento del p√ļblico ante su propia paranoia.¬†¬†

Habr√≠a que sumar otros elementos que han permeado nuestra experimentaci√≥n como lo interdisciplinario y el estudio de las experiencias interhumanas. Todo lo antes expuesto forma parte de nuestra b√ļsqueda de un arte vivo y renovador. Una vor√°gine que nos dota de la aptitud necesaria para posicionarnos frente al poder.

LOS LOCOS DE LEVIAT√ĀN

Por: Reinaldo Cede√Īo Pineda

Los locos de Leviat√°n

venden periódicos en los barriles

venden periódicos en los portales

                              en los teatros

pobres

con leviatanes comiendo sus cerebros

venden periódicos de ayer

para actualizarnos

a nosotros los cuerdos

con leviatanes comiéndonos los pies

y

nos gritan

nos espantan

nos espetan

su lucidez de leviatanes

críos de Dios 

profetas.

Nada hay más triste que un periódico de ayer

Nada hay m√°s triste que envolvernos

                              que despertarnos

en un periódico de ayer

ay

estos locos de Leviat√°n

sobrevivientes

susurradores

que andan quem√°ndonos

mientras

nosotros los cuerdos

subimos

                bajamos

la ciudad.

                (Tras ver la obra Leviatán de Juan Edilberto Sosa. Santiago de Cuba, 8 de febrero, 2019)

 


En el carrusel de Rubén

Un mililitro conceptual

Hace a√Īos me deb√≠a esta conversaci√≥n, de esos regalos que uno decide hacerse. Con asiduidad coincidimos en espacios socioculturales de la ciudad y nos profesamos una mutua estima a nuestros quehaceres profesionales. Sus canciones componen buena parte de mi narrativa de trotaurbe. No hay creador de mi promoci√≥n, de antes y despu√©s, que no haya puesto aderezo a su bohemia con √©l y su guitarra mediante. El di√°logo con Rub√©n L√©ster Gonz√°lez Vald√©s toma un car√°cter polifacial, pues se encuentra el interlocutor frente al cantautor, guitarrista instrumentista, arreglista, compositor, productor musical, actor de teatro y promotor de la cultura.

Hombre de guitarra y canciones es tambi√©n Rub√©n continuador de la tradici√≥n en Santiago de Cuba de trovadores que afilian su actividad creadora a la escena teatral. Ambas corrientes entrelazan sus cauces y no es posible deslindar la una de la otra en su historia de vida. Por eso, desde 1998 pertenece al Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas y dos a√Īos despu√©s ingresa al Cat√°logo de la Empresa de la M√ļsica de Santiago de Cuba.

Por su obra musical en v√≠nculo al teatro recibe el Premio por banda sonora original en el Festival de Teatro de Peque√Īo Formato de Santa Clara, y Primer premio por m√ļsica original en el Festival Nacional de Teatro M√°scara de Caoba, de Santiago de Cuba.

cortesía del entrevistado

Tal como otros trovadores de las promociones que se han sucedido en Cuba desde el decenio final del pasado XX al presente, la obra de Rub√©n L√©ster se corresponde a la de un autor que entiende su m√ļsica dentro de una convivencia de sonidos y aconteceres art√≠sticos plurales. Sus entregas transitan de la l√≠rica m√°s excelsa a la recreaci√≥n de evidente herencia trovasonera en el cuerpo texto-musical. Sus construcciones se asientan en una pluralidad de conceptos musicales que van del trovador y su guitarra a distintos formatos instrumentales de apoyatura a ritmos diversos donde coinciden canciones, guarachas, sones, reggae, otras incidencias del entorno sonoro caribe√Īo como aires de vallenato o cumbiosos, hasta incidencias del entorno hip hop, rockero, popero, conga electr√≥nica e incluso del tecno, como lo ilustran varios temas en Dime que s√≠, su m√°s reciente entrega discogr√°fica. ¬†√Čsta en espec√≠fico se desapega del hombre con su guitarra para mostrar un creador inmerso en los sonidos transnacionales, de car√°cter festivo, por momentos bailable sin que por ello renuncie a tem√°ticas reincidentes en la Canci√≥n Cubana Contempor√°nea.

Sus piezas discurren por tem√°ticas dis√≠miles que aunque propias de la expresi√≥n trovadoresca llevan la singularidad de un discurso personal. La emigraci√≥n, el miedo y la nostalgia aparecen desde la √≥ptica de las relaciones humanas m√°s all√° de las demarcaciones pol√≠ticas. Algunas de sus piezas apelan al recurso de la iron√≠a a lo ‚Äúno fui yo‚ÄĚ propio del estilo trovasonero Matamorino. Con estas estrategias la opini√≥n social a veces adopta tonos gozosos y de divertimento aparente, cuando casi siempre amparan sarc√°sticas guarachas con sustrato social.

Hay presencia también en su obra de aquellas piezas que cantan al amor con una lírica excelsa donde el eros seduce y a veces efímero pasa. Y desde otra interpretación, es el tópico amatorio motivo para encauzar, tono de guaracha por medio, aires de humor en los que aflora la aguda opinión del trovador hacia el contexto de vida.

Sus producciones discogr√°ficas han obtenido nominaciones al certamen Cubadisco. En 2015 recibe el Premio Cuerda Viva en la Categor√≠a de Trova. Ese a√Īo se incluye el tema Suerte, entre las 50 canciones m√°s representativas en la producci√≥n ‚Äú50 Aniversario‚ÄĚ, doble DVD por el medio siglo de la EGREM.

Obras de teatro, cortometrajes y documentales, entre otros audiovisuales, llevan el sello de las musicalizaciones de este autor. Rubén comparte la actividad como compositor e intérprete con la producción musical y con otras actividades de promoción de los valores de la cultura artística en Santiago de Cuba.

Suerte: la conversación

Naces en La Habana. Tu infancia y primera adolescencia transcurren en un constante trasiego entre la capital y Santiago de Cuba. Cu√©ntame de aquellos a√Īos y el estudio del Nivel Elemental de la guitarra.

Nac√≠ el 10 de febrero de 1977 en Hijas de Galicia, hospital materno de Luyan√≥. Mis padres en ese momento eran reci√©n graduados de la Cujae. A ellos y a otros profesionales les ofrecen fundar la c√°tedra de Arquitectura en la Universidad de Oriente. Crearon la c√°tedra y ten√≠an muchas responsabilidades, eso les hac√≠a viajar constantemente. A los dos a√Īos viaj√© con ellos a Angola, Luanda, despu√©s a La Habana, de ah√≠ de nuevo a Santiago. As√≠ estuve hasta los dieci‚Ķ tantos a√Īos. A veces los trasiegos duraban, eran un a√Īo aqu√≠ y otro all√°, pero en ocasiones fueron dos o tres acull√°. Luego saqu√© la cuenta y lo agradezco, porque eso me hizo ver que las diferencias entre las personas no son las que parecen. Sabes que existen los semitismos, que si los santiagueros o palestinos; aqu√≠, que si los habaneros son esto o aquello. Me mov√≠ entre todo eso y me deshice de prejuicios. Esa infancia itinerante me dio una visi√≥n m√°s amplia de las cosas a mi alrededor.

Estudi√© el nivel elemental de guitarra cl√°sica entre ambas ciudades. Lo perjudicial es que el estudio fragmentado es un poco inc√≥modo. Lo positivo es que me exig√≠a m√°s porque en el ir de un lado a otro los programas eran distintos y requer√≠ el estudio. Tambi√©n estaba el tema de los profesores. Cuando tienes un docente que te acompa√Īa en el tiempo de alguna manera te identificas con sus m√©todos. No tuve esa oportunidad. Aunque por lo general hay un maestro que te marca, en mi caso encontr√© esas ense√Īanzas aqu√≠ en Santiago. ¬†

Comencé la Universidad, y a la par realizaba el nivel medio de guitarra por encuentro.

A prop√≥sito de tu formaci√≥n, de forma paralela a tus estudios musicales comienzas a estudiar la carrera de F√≠sica, y en realidad te grad√ļas como t√©cnico medio en Ciencias Inform√°ticas‚Ķ

Yo cursaba la Escuela Vocacional con la idea de estudiar Física como carrera universitaria. Muere mi padre con el llamado periodo especial en curso. Salgo de la Vocacional. En aquel momento tenía un grupito que se llamaba Sisaya, que después devino en La Guerrilla, un grupo de rock.

Comenzamos un grupo como aficionados algunos amigos junto a Nelita, Alcides (Tití), Karina, Ringo y otros actores. Después de ese grupo es que nace La Guerrilla.

En ese momento mis padres de todos modos me ped√≠an terminar ‚Äúalgo‚ÄĚ, por eso es que hago por encuentro la tecnolog√≠a en inform√°tica. Me gradu√© pero fue como ‚Äúo√≠r llover‚ÄĚ (risas). Despu√©s me sirvi√≥ para el trabajo de postproducci√≥n pero la verdad en aquel momento lo hice por complacerlos a ellos.

Es en este periodo donde aflora con creces tu inter√©s por hacer m√ļsica. ¬ŅPor qu√© el rock en una ciudad donde no es tradici√≥n?

Por La Habana, y mis constantes idas y regresos. Algunos de mis amigos de la etapa de estudiante eran roqueros. Es verdad que Santiago es una urbe tradicionalista. Todav√≠a en aquella √©poca yo ten√≠a el grupo de rock and roll y pod√≠a presentarlo en alg√ļn que otro lugar. Ahora no s√© si hay grupos de rock pero, si existen, no los ves en ning√ļn lugar. Y diferente a lo que algunos piensan, hab√≠a mucha gente en Santiago de Cuba amantes del rock and roll. Aqu√≠ hay p√ļblico que gusta del rock lo que no tienen la posibilidad de seguirlo.

¬ŅDe d√≥nde viene la cofrad√≠a musical con Luis Felipe Veranes, Felip√≥n, y qu√© fue Altoriesgo?

Felip√≥n trabajaba en ese momento con Calib√°n Teatro. √Čl es un poco rockero tambi√©n. Yo era de los pocos que tocaba la guitarra el√©ctrica en Santiago. Vio mi juventud y que estaba loco por crear. √Čl es guitarrista tambi√©n y estaba en busca de un bajista para el grupo. Busc√≥ a Leo Cabeza para que tocara los teclados, se sum√≥ Polanco en el saxof√≥n, Ringo, Leo, Felip√≥n y yo, y as√≠ se arm√≥ Altoriesgo. Fue una escuela, nosotros aprendimos mucho con Felip√≥n. Le debo las formas de montaje, son elementos que no se adquieren en la escuela, donde se recibe pr√°ctica de conjunto, pero es un poco est√°tico, lo vives cuando est√°s en la pr√°ctica, y sobre todo cuando es m√ļsica moderna. Era creatividad pura.

La experiencia de Altoriesgo coexistió con el trabajo musical y actoral de La Guerrilla. Cuando se disuelve la agrupación musical comienzo además a presentarme como trovador. Eso me creó un vínculo más directo en el entorno musical, llegaron las presentaciones en la sede de la AHS, muchas veces como telonero de Muralla.

Das continuidad a la tradici√≥n en Santiago de Cuba de trovadores que afilian su actividad creadora a la escena teatral. ¬ŅC√≥mo nace el inter√©s por crear el nexo entre el grupo de rock La Guerrilla y el teatro?

Al inicio cuando surge La Guerrilla es un proyecto de m√ļsica y teatro.

La g√©nesis est√° en un grupo que se llam√≥ Sisaya, ensay√°bamos en el Polifuncional de la Universidad. Luego le cambiamos el nombre por el de Cr√≠tica. Con este formato empezamos a presentarnos en la sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Hubo cambio de integrantes y formato, as√≠ que rebautizamos al grupo como La Guerrilla, que tuvo una duraci√≥n alrededor de dos a√Īos. Imagina, tocamos rock and roll en Santiago, donde pod√≠amos, un poquito en la Universidad, otras veces en la AHS.

En aquel momento con el grupo, empiezo a frecuentar más aun los conciertos, teatros, y nacieron muy buenas relaciones con Jorge Jardines. Norah Hamze dirigía Calibán. Jardines era de los actores que montaba obras de importancia como Apocalipsis, la gente cambia. Estaban él y Marcial Escudero que para mí eran referentes. En ese momento había una efervescencia del teatro acá en Santiago. En general era latente una vida artístico-cultural intensa.

cortesía del entrevistado

Jardines me propone hacer un proyecto teatral. Yo ten√≠a el grupo de rock and roll, y le sugiero crear un h√≠brido que fusionara el teatro con la m√ļsica en escena. As√≠ se form√≥ La Guerrilla. Con posterioridad, cuando Jardines sale como director, asume Marcial Escudero, quien con anterioridad lideraba un grupo de teatro El Golem, y de esa uni√≥n resulta el nacimiento de La Guerrilla del Golem.

Luego de mi primera etapa con la agrupaci√≥n musical Muralla, retom√© la actuaci√≥n con¬† desempe√Īos en protag√≥nicos con los que obtuve premios, como en la obra En alta mar. Luego el teatro cobr√≥ mayor relevancia que la m√ļsica en La Guerrilla del Golem. La responsabilidad musical recay√≥ sobre m√≠,¬† que adem√°s actuaba.

En uno de estos per√≠odos llega mi segunda etapa con Muralla, cuyo trabajo demand√≥ mucha dedicaci√≥n. Entonces tom√© la decisi√≥n de producir m√ļsica para el teatro pero renunci√© a la actuaci√≥n. Jardines defend√≠a mucho la m√ļsica original. Despu√©s del trabajo que en tiempos relativamente recientes hicieron ¬†los dos Aquiles y yo,¬† cada vez es menos en Santiago la m√ļsica para teatro.

La producci√≥n de m√ļsica para teatro es algo especial. La musicalizaci√≥n de obras es una disciplina dif√≠cil, al principio me cost√≥ trabajo y tuve que solicitar ayuda. Me acerqu√© ¬†a personas como el maestro Juan Fili√ļ y otros que para m√≠ ya eran grandes en la m√ļsica. ¬†Agradezco a quienes me ense√Īaron, por ejemplo, de armon√≠a y c√≥mo llevar ese conocimiento a la pr√°ctica. Cuando aquello ten√≠a una computadora que era viejita y la tecnolog√≠a estaba menos desarrollada, era todo con el papel en la mano. Yo me pensaba que era un cient√≠fico (risas), que era un Mozart. Porque estaba en lo de la m√ļsica incidental, mientras en las calles estaba la trova tradicional, el son, y yo estaba en otro mundo, √©ramos la sinf√≥nica y yo (risas).

¬†Tenemos que hablar a√ļn m√°s de tus participaciones con Muralla, agrupaci√≥n pionera en la canci√≥n alternativa en Cuba.

S√≠, por supuesto. Tras mi salida de Altoriesgo comienzan mis primeras presentaciones acompa√Ī√°ndome por la guitarra.

Yo ten√≠a buena comunicaci√≥n con Glenda D√≠az, su directora. Era el momento de Muralla en que Leo Cabezas se va al extranjero. Ella me pide que entre al grupo como guitarrista. Empiezo con Muralla y a la par contin√ļo con La Guerrilla. Durante toda la trayectoria que te comparto de mi carrera¬† el trabajo con el teatro es permanente. Muralla s√≠ demandaba mucha dedicatoria tambi√©n. Hubo un momento en que no pod√≠a llevar ambas cosas.¬† La experiencia con Muralla era formidable. Era una estaci√≥n de trabajo muy buena porque Glenda propiciaba que la gente produjera m√ļsica.

Luego tengo un segundo per√≠odo con la agrupaci√≥n. Los m√ļsicos trasiegan mucho y mantener la estabilidad de un formato es muy dif√≠cil. Glenda me pide que asuma la voz cantante. A ella le gustaba mi trabajo como trovador. Me ofreci√≥ la inclusi√≥n de algunas de mis canciones en el repertorio de la agrupaci√≥n. Fue la √ļltima etapa de rock and roll de Muralla. Asum√≠ los roles como cantante l√≠der, guitarrista y ¬†autor de varios temas. V√≠ctor Cuti√Īo era el arreglista.

La agrupaci√≥n tuvo varias etapas de gloria y √©sta tambi√©n lo fue, seg√ļn la valoraci√≥n de otras personas. En el caso de Santiago cuando nos present√°bamos en la escalinata del Emilio Bacard√≠ o la AHS siempre acud√≠a mucho p√ļblico, a veces ni entraban en el espacio, no se pod√≠a caminar. La gente iba a la Casa del Joven Creador por las presentaciones.

Giramos por todo el pa√≠s, en festivales y eventos de la m√ļsica en Cuba. En esa etapa compartimos con S√≠ntesis, David Blanco, Interactivo. Fuimos finalistas de Cuerda Viva en la primera edici√≥n.

Cuando entr√© a Muralla ya ten√≠a unos veinte a√Īos de creaci√≥n y estuve alrededor de diez. Siempre me mantuve con el teatro y a la par ¬†mi carrera como trovador. Aunque predomin√≥ lo primero. En este per√≠odo tambi√©n comienzo a realizar colaboraciones con otros m√ļsicos. En una ocasi√≥n William Vivanco me pide participaci√≥n para un¬† proyecto de una gira ¬†a Francia.

Por tu obra como cantautor resultas Proyecto Nacional de la Asociación Hermanos Saíz. En el período tuviste una presencia notoria dentro de las dinámicas en la ciudad. Háblanos de todo cuanto le aportó la Asociación a tu carrera y viceversa.

Todo se deslinda de mi trabajo con Muralla. Nosotros gir√°bamos por toda Cuba, y como trovador tambi√©n. Muchas veces asist√≠amos a un festival y ten√≠a los trabajos con el grupo m√°s los m√≠os como solista. El p√ļblico llenaba los lugares, se percib√≠a ¬†la ¬†sinton√≠a con la agrupaci√≥n y eso ayud√≥ mucho a mi carrera individual.¬† Los trovadores son muy solidarios y uno toca la canci√≥n del otro y viceversa,¬† y otros j√≥venes interpretaban mis canciones y todo eso fue mi plataforma.

La dirección de la AHS valoró los resultados de mi trabajo y apoyó de manera absoluta. Tanto que en un momento se me invita a presentar un concierto para una grabación. Se había creado un espacio en el Centro Hispanoamericano de la Cultura, que tiene una sala de conciertos espectacular, para realizar grabaciones a las presentaciones de los trovadores.

La AHS me escogi√≥ Proyecto Nacional, y a cada acontecimiento de relevancia era invitado. Cuando se realiz√≥ la celebraci√≥n por los 35 a√Īos de la fundaci√≥n del Movimiento de la Nueva Trova, de Santiago fuimos invitados Jos√© Aquiles, Felip√≥n y yo. Mis presentaciones acontecieron con muy buena presencia de p√ļblico.

La AHS me abrió muchos espacios. Cada vez que iba a La Habana me presentaba en el Pabellón Cuba.  Hasta el otro día en que llegué a mirar y terminé tocando. Gracias a eso además he participado en casi todos los festivales de la trova por todo el país.

En esta etapa había un movimiento trovadoresco, existieron proyectos de conjunto. Los trovadores buscaban espacios para hacer su trova, lo luchaban, ahora no percibo lo mismo.

En ese trasiego de las tablas a la m√ļsica, del rock a la trova, ¬Ņqu√© referentes musicales y literarios te acompa√Īaron?

Toda la vida me ha gustado leer, desde peque√Īo. Le√≠ muchos cl√°sicos. Mi pap√° me compraba los libros. Dicen que la canci√≥n se parece a la poes√≠a. No he sido un lector asiduo a la poes√≠a, pero ¬†siempre tuve y sostengo buenos v√≠nculos con poetas. No era para un aprendizaje directo, sino un v√≠nculo de amistad, como con Marcial, Reynaldo Garc√≠a, cofrad√≠a entre artistas. Estuve mucho en la Teatrova, y de esas interacciones creo que hay incidencias en lo que hago. Me dicen muchas veces sobre mi picaresca, creo que debe ser la influencia de todas esas vivencias que van de los poetas a mi alrededor y transitan por la mucha m√ļsica que escucho. No se trata solo de lecturas literarias, si quieres ser libre en la m√ļsica, tienes que tener cultura musical y la defensa te√≥rica de tus libertades.

Eres de los cantautores o trovadores que entiende su m√ļsica dentro de una inserci√≥n de sonidos plurales,¬† y participas en aconteceres musicalmente diversos. Com√©ntame de las experiencias con el proyecto X-Planet,¬† junto a la cantante inglesa Holly Holden y el MC santiaguero Alain Garc√≠a.

Soy de los que apuesta por la colaboraci√≥n en los empe√Īos de otros. A m√≠ me gusta hacer m√ļsica, como sea, para lo que sea siempre que me guste el porqu√© y me agrade el proyecto. Cuando la propuesta de X Planet lleg√≥, ya en varias ocasiones hab√≠a trabajado con la gente de la m√ļsica urbana.

Yo tengo un amigo, hermano, Kiki Pro, que tiene el estudio Manicomio Records, uno de los primeros que surgi√≥ para esta m√ļsica. Todos los grandes urbanos que emergieron aqu√≠, los que empezaron cuando el reguet√≥n era un embri√≥n estaban ¬†all√≠ con √©l. Muchas veces para esas grabaciones, si √©l necesitaba alg√ļn m√ļsico que tocara la guitarra o el bajo yo iba. Esa colaboraci√≥n se mantiene hasta hoy. Por eso he tenido una relaci√≥n cercana con la gente de la m√ļsica urbana, con TNT la Reziztencia, La Familia Vakana, por ejemplo. Tambi√©n ellos crecieron dentro del panorama cultural junto conmigo.

Alain, Alayo Mc, apareci√≥ en la casa con Holly, una inglesa que canta espectacularmente. Nosotros aqu√≠ no est√°bamos acostumbrados a una mujer con una interpretaci√≥n de esa forma bien anglosajona. El inter√©s de ella era la fusi√≥n de su estilo a la m√ļsica urbana y cubana y eso a m√≠ me encant√≥. Llam√© a varios m√ļsicos y a Dj Jigue. Luego del disco realizamos un concierto en la UNEAC que tambi√©n tuvo su resonancia. Holly llev√≥ esta producci√≥n al agregado cultural de la embajada inglesa en La Habana, y el diplom√°tico se enamor√≥ de aquello. Hicimos varios conciertos, uno de estos fue en el Museo de Bellas Artes, un concierto lindo. Este fue un proyecto con mucho apoyo de la embajada de Inglaterra. ¬†Luego agregamos nuevos temas y se present√≥ un concierto en el Iris Jazz Club con otros invitados y m√ļsicos jazzistas. Felip√≥n estuvo tambi√©n entre los invitados.

Seg√ļn mi apreciaci√≥n, en esta regi√≥n, musicalmente hay una concepci√≥n m√°s abierta, menos sectaria entre los cultores de diversos g√©neros o corrientes sonoras.

Sucede lo contrario, algo gracioso, todo el mundo se mezcla. Sin embargo no sucede igual entre los que, digamos, est√°n en el mismo gremio. No ves mucha uni√≥n de un trovador con los dem√°s. Todos se llevan bien, pero no se gestan proyectos comunes. Creo que lo m√°s o menos reciente¬† que vi, surgi√≥ por la iniciativa de la AHS de producir un disco con todos los trovadores. Pero la idea fue de la AHS, no emergi√≥ de nosotros. De modo similar sucede con los representantes de la m√ļsica urbana. Es algo raro. No es como sucedi√≥ en Santa Clara con La Trovuntivitis y nuevas promociones de trovadores que se unieron de forma inteligente. Aqu√≠ es m√°s f√°cil el aliarse con representantes de otros g√©neros o manifestaciones del arte, ¬†como un trovador y un artista de la pl√°stica.

Los trovadores no siempre tienen la oportunidad de patentar su obra en fonogramas, y t√ļ llevas la dicha de la participaci√≥n en producciones colectivas y varias a tu nombre. ¬ŅC√≥mo reflejan cada una de estas producciones tus etapas como creador?

Hasta el momento cuento con la participaci√≥n en dos producciones discogr√°ficas compilatorias, Raspadura con Ajonjol√≠ ¬†(EGREM) y la antolog√≠a de nuevos trovadores de Santiago New Sound Santiago, en la que trabajo como cantautor y productor musical. Es este √ļltimo un disco que obtuvo la nominaci√≥n al Cubadisco 2012 en la categor√≠a de trova-fusi√≥n. Con mis canciones tengo la realizaci√≥n de El Carrusel (Centro Hispanoamericano para el Arte y la Cultura y AHS); Simple (Bis Music), con nominaci√≥n tambi√©n en la misma edici√≥n del Cubadisco.

En tiempos m√°s recientes produje Gallo Negro con el sello Siboney de la EGREM, y la propuesta de otro proyecto de disco de m√ļsica electroac√ļstica con el mismo sello. Y lo m√°s fresquecito es el fonograma Dime que s√≠, con la producci√≥n de Kiki Pro y un servidor, y una nueva nominaci√≥n a la feria cubana del disco en el 2019.

Ya conversamos acerca de la producción musical del disco X610Z (Existence) del proyecto X Planet.

cortesía del entrevistado

Si de dialogar sobre mi resultado fonográfico se trata, ante todo digo que yo he tenido suerte. E insisto, todo empezó con Muralla, cuando estaba en una de esas etapas de efervescencia. Nosotros íbamos con frecuencia a La Habana. Había una inquietud por grabar, la EGREM quería hacerle un disco a la agrupación. Estuvo la intención que no fructificó, entre otras cosas por el desmembramiento de la formación en un momento. En aquel entonces yo era el compositor o autor de las canciones que interpretaba Muralla y era el cantante, heredé muchas cosas positivas de aquel auge.

Tanto fue as√≠ que en uno de los viajes, la AHS, de la cual ya era Proyecto Nacional, me propone realizarme un disco. En este caso se realizaron las coordinaciones con Bis Music, con la coincidencia de que mi hermana se grad√ļa y entra a trabajar con este sello. Hacemos el fonograma¬† que fue nominado al Cubadisco. En esta producci√≥n particip√≥ el guitarrista, compositor y arreglista Marcos Alonso, es un todoterreno en la producci√≥n.

Mi hermana me dio la visi√≥n de c√≥mo funciona el mundo fonogr√°fico en Cuba. Usualmente nosotros no estamos acostumbrados a las empresas que funcionan para vender. Despu√©s cuando fui a Espa√Īa¬† yo mismo le comercializaba mis discos a Bis Music, y eso se ingresa a la empresa. Tambi√©n le di mucha promoci√≥n ‚Äúde a socio‚ÄĚ y el disco se agot√≥. Despu√©s se hizo otra edici√≥n m√°s corta, de la que quedan pocos ejemplares ac√° en Santiago.

La AHS me propone realizar un disco junto con otros trovadores de Santiago pertenecientes a la Asociación. Produje ese disco junto con Felipón. Lo hicimos con la EGREM. Este fonograma también obtiene nominación al Cubadisco.  En esa etapa el sello santiaguero me propone hacer otra producción con mi obra en solitario, y una vez más recibo la  nominación del disco en Cuba.

Eso conlleva de forma paralela un proceso amplio de creación…

¬ŅSabes lo que sucede? Acumul√© mucha m√ļsica de todo el tiempo que fui in√©dito. Hab√≠a temas que me acompa√Īaban desde hace mucho. Para Dime que s√≠, el m√°s reciente disco con la EGREM, me llev√≥ la preparaci√≥n de¬† temas y arreglos nuevos. Tambi√©n pude utilizar el estudio que tengo ahora en la Casa Dranguet. Kiki Pro fue uno de los productores, eso me permiti√≥ grabar y hacer las mezclas con m√°s comodidad. Y la verdad es que todo el equipo de la EGREM me ayud√≥ much√≠simo.

Así mismo fue también con Gallo Negro, un disco que se grabó aquí con un financiamiento que obtuve desde Francia. Fue un financiamiento modesto con el que hicimos magia.

Tus composiciones reflejan tem√°ticas dis√≠miles casi siempre desde un sutil sarcasmo, o desde lo ir√≥nico con cierto sentido del humor, a veces con una l√≠rica excelsa, otras, desde c√≥digos comunicativos de actualidad. ¬ŅQu√© tiene que existir en tus procesos creativos para que emerja una canci√≥n?

Es complejo. Hay momentos en que vas por la calle y algo te despierta la motivaci√≥n de hacer una canci√≥n, pero tal vez dos calles m√°s all√° eso se fue. Y de momento est√°s con la guitarra, te acuerdas y escribes. Ahora mismo con el coronavirus mucha gente me dec√≠a ‚Äúpor qu√© no le escribes una canci√≥n‚ÄĚ, pero no sent√≠ la necesidad, otros s√≠ lo hicieron y lo respeto.¬† A veces empiezo una canci√≥n y en la tercera estrofa se qued√≥ y cuando la reencuentro, ¬†la resuelvo. Hay otras canciones que son ‚Äúun tiro‚ÄĚ.

Otros  trovadores tienen disciplina para la composición. Yo no soy así. A veces pasan semanas. Tengo ocasiones en que compongo de un tirón, y eso me sucede mucho con las canciones por encargo. Hice una canción a Martí que se cantó en una tribuna abierta, esa la hice en una tarde. Es una de las que más me gusta y en aquel momento tuvo muy buena acogida.

Y es tan misterioso porque, por ejemplo, he comenzado una canci√≥n con tres estrofas que me acomodan y no la he podido terminar, y en una descarga por ah√≠ surge un coro, tomo lo que ten√≠a, comienzo a cantar en el tono de lo que ocurre y de repente se obra la canci√≥n. Eso me sucedi√≥ con El mililitro, una canci√≥n no concluida. Es de esas que tiene varios finales. La cant√© en una ocasi√≥n en lo que era el Centro de Superaci√≥n, y a partir de entonces siempre la piden en las presentaciones. Sabes que la guaracha se presta para todo eso. Y casi siempre, que es lo m√°s bonito como ocurre con El mililitro, esas que piensas que no est√°n terminadas, son las que resultan una revelaci√≥n para el p√ļblico (risas). Cada vez que llegaba a la √ļltima estrofa comenzaban las sudoraciones para ver c√≥mo hallar la soluci√≥n. Si yo fuera un sonero, un improvisador‚Ķ pero no lo soy. Yo tomo dos o tres recursos y resuelvo.

¬ŅCu√°les de esas canciones son tu mayor espejo, esas de las que no puedes desprenderte?

Tengo varias. Hay una que me gusta mucho: La sabrosura. Está El descontento, que tiene varios trasfondos con una mirada incisiva. Yo me paré en el parque Céspedes, en la escalinata del Bacardí a  tocar este y otros temas, a sabiendas de que la incomprensión puede generar descontento. Entre mis preferidas también se halla Suerte, es un tema a la emigración.  

Suerte en particular ¬†me dio mucha alegr√≠a porque fue de esas que escrib√≠ de una vez. Me invitan a participar en el disco Raspadura con ajonjol√≠, que tuvo representaci√≥n de trovadores de toda Cuba. Ese tema era de mis composiciones recientes. Ese t√≥pico de la emigraci√≥n siempre despierta expectativas y a m√≠ me interesa abordarlo desde la perspectiva m√°s humana. Es un amigo que se va, est√° bien y que tenga suerte no me importa nada m√°s, yo hablo de las relaciones interpersonales. Si te gusta esto o lo otro no interesa, cada quien es libre de lo que quiera. Algunos creyeron que el tema era una bomba, y resulta que escucharon una canci√≥n muy l√≠rica, de amor fraternal, de amistad. Tanto fue as√≠ que las palabras que se le hicieron al disco hablaban de ese tema. Por eso ¬†digo que he tenido suerte, porque en ese momento Bladimir Zamora, quien hizo las notas discogr√°ficas, titul√≥ las palabras ¬°Suerte, Compay! Y fue pura belleza lo que expres√≥. Igual ocurri√≥ con una rese√Īa que public√≥ en el Caim√°n Barbudo sobre la canci√≥n. La catalog√≥ como una de las canciones cubanas sobre la emigraci√≥n m√°s bellas de todos los tiempos.

Sin embargo, las canciones que m√°s le gustan a la gente no son esas, sino Lobo sato, El mililitro, los temas de m√°s pachangueo. ¬†Tiene que ver con el tipo de p√ļblico. Ac√° ‚Äúla cosa estuvo buena cuando la gente se par√≥ y bail√≥‚ÄĚ, si estaban atentos pues ‚Äúno estaba tan bueno‚ÄĚ, ¬Ņpero por qu√© no? (risas). El p√ļblico en Santiago tiene sus caracter√≠sticas y tambi√©n es dif√≠cil. En La Habana, como hay mucha m√°s coexistencia y apertura con la recepci√≥n del hip hop, jazz, rock y todo tipo de corrientes musicales, ¬†me cuesta mucho menos poner al p√ļblico en movimiento. Ya le he tomado m√°s o menos la vuelta a cada lugar.

Al paso de tu obra, tambi√©n has caracterizado espacios y pe√Īas en distintos espacios como la Sala Teatro Macub√°, la sede de la UNEAC, el¬† Cabildo Teatral Santiago y la propia Casa del Joven Creador. ¬ŅQu√© te sobresale de estas experiencias? ¬ŅAlgo que retomar√≠as si fuera posible?

Cierto es que hay lugares donde realic√© pe√Īas y encuentros de la trova que me marcaron, y lugares en los que me encantar√≠a volver a tocar. Hice una pe√Īa en Macub√° cuando la sede del Caf√© Teatro se encontraba en Enramadas, en aquella cuevita, ese lugar me fascin√≥. Desde hace tiempo sostengo ¬†un v√≠nculo muy bueno con F√°tima Patterson y ella siempre me apoy√≥. Yo le agradezco mucho ¬†porque con ese espacio fue que comenc√© a tener presencia p√ļblica en la ciudad. Es verdad que contaba con la experiencia de las presentaciones ¬†con Muralla, pero una presencia en un espacio regular ¬†en el centro de la ciudad, fue con Macub√°. Gracias a F√°tima movimos hacia all√° m√ļsicos, actores y artistas de todas las manifestaciones.

Otro espacio que recuerdo fue el Patio del Cabildo a√Īos atr√°s. Hace un tiempo se hicieron cosas muy buenas en este lugar.

Hubo un escenario que tambi√©n me marc√≥, fue la casita del teatro de Calib√°n. Una casa peque√Īa, vac√≠a, tan solo con un escenario y almohadones en el suelo para que las personas se acomodaran. Ah√≠ se gestaron gran parte de los proyectos como Altoriesgo, La Guerrilla, El Golem; emergieron de esos encuentros, ideas para el teatro y la m√ļsica. Aquiles Jorge era uno de los habituales, con su vertiente rockera y teatral, porque hizo varias cosas para el teatro que tienen su origen en aquel momento.

En la actualidad tengo presentaciones fijas en la Casa de la Trova. La Casa Dranguet, es mi actual espacio habitual, que he tratado de personalizar. Ahora la sede está en reparación, cuando culmine lo retomaré.

Reci√©n comenzamos un espacio en el Museo de la Imagen, una pe√Īa de trova, poes√≠a y audiovisual, Para socios, una cita para que acudan artistas, aunque estar√° abierta a todo el que quiera asistir. La principal intenci√≥n es que asistan artistas que puedan gestar proyectos. La idea es incentivar el ambiente de la creatividad para el desarrollo de la cultura. Por eso quiero involucrar a artistas cubanos en cualquier parte del mundo en que est√©n ¬†para intercambiar sobre arte y cultura. Y tambi√©n es prop√≥sito que los artistas se unan, porque cada quien est√° en lo suyo, hay mucho de conformismo y nadie quiere librar batallas.

Son Day o Continuará…

Cuando uno aprende a regalarse lo que estima, aquello adquiere un valor de suma significaci√≥n. As√≠ es esta conversaci√≥n que para m√≠ apenas comienza. Pr√≥ximas ideas en torno a la obra de este autor se fraguan en la avenida de mis teclas. El tiempo con Rub√©n es momento para caf√© mediante,¬† hacer del pensamiento, fiesta y risa. Confluyeron tambi√©n al encuentro alg√ļn presunto estribillo para canci√≥n. ¬°Compay, la suerte es m√≠a!

 


40 Megas va por m√°s

Cuando la agrupación 40 Megas recurrió a las redes sociales para promocionar su obra, todavía era muy pronto para calcular el saldo positivo de cada publicación. De entonces a la fecha, la interacción con los usuarios y el rosario de reacciones hicieron girar la vista hacia ellos y, a la postre, le garantizaron el interés del canal Cubavisión en su trabajo y en las perspectivas de mostrar humor hecho por jóvenes.

Pero saltar de los escenarios de un teatro a la pantalla de la televisión nacional no es un asunto fácil, y aunque los muchachos no se han apresurado en dar detalles, en Internet se perfila un rastro que ya se degusta como un proyecto nuevo.

Las sospechas las confirma Aldring Mirabal, director de la agrupaci√≥n y creador de la idea original, al anunciar que trabajan en la concreci√≥n un nuevo espacio televisivo que debe salir a la luz pr√≥ximamente bajo el nombre Na’ Megando, donde ser√°n ellos los protagonistas absolutos.

La propuesta rompe con la línea de humor escénico mantenida por 40 Megas y su estética minimalista patentada en obras como Greciecitas conmigo no, Amores ridículos y Viajando al futuro, para apostar por una dinámica adaptada a los códigos del ecosistema digital, mientras que la visualidad busca referentes en Youtube.

Todo esto sin abandonar recursos siempre aplaudidos como la sátira, los juegos de palabras, el doble sentido y la parodia, que quedarán expuestos en las cinco secciones con que contará la producción.

A estas alturas ya est√°n escritos los guiones en una suerte de creaci√≥n colectiva entre Aldring y Yoe P√©rez, la futura directora que experimenta y busca nuevas formas de hacer y pensar el humor. Junto a ellos estar√° el resto de la n√≥mina: Isaac Miguel Torres, Claudia √Ālvarez y H√©ctor Eduardo P√©rez.

Ganadores de cuatro premios de las cinco especialidades a competir en el XXIII Festival Nacional de Artistas Aficionados de la Federación de Estudiantes Universitarios, del Festival de Teatro Aficionado Olga Alonso, de la Beca Bebo Ruíz y del Reconocimiento Especial del Centro Promotor del Humor, el éxito de 40 Megas ha sido una condición conquistada con talento y, de cara a este nuevo reto, tampoco debe ser diferente. De este lado de la pantalla no faltarán espectadores y desde ya estamos en cuenta regresiva.

Publicada por 40 Megas en Viernes, 12 de junio de 2020


Escena #3: Y los peces salieron a combatir contra los hombres (+ fotos y videos)

  • ¬ŅC√≥mo se construye una met√°fora?

  • ¬ŅC√≥mo reconocer a su autor?

  • ¬ŅPeces vs hombres?

Dice Angélica Liddell que el arte es la expresión del sufrimiento que la política causa en los hombres. Tal vez sea la razón por la que ella insiste en llevar la metáfora a la carne.

Cuando a√ļn el p√ļblico saborea los efectos de la obra El Deseo (otro panfleto esc√©nico), lleg√≥ un nuevo estreno del grupo. Una obra igual de pol√©mica e irreverente: Y los peces salieron a combatir contra los hombres. Un montaje a partir del texto original de la dramaturga espa√Īola Ang√©lica Liddell. Era diciembre de 2016 y el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA cerraba en el patio de la Casa del Joven Creador en Santiago de Cuba la √ļltima edici√≥n de un improvisado festival, Teatro de Oto√Īo.

foto Alcides Carlos Gonzales Díaz (Tití)

Esta vez nuestro espect√°culo cont√≥ con el apoyo de la beca de creaci√≥n El Reino de este Mundo que la AHS me otorgara en ese a√Īo. Un apoyo sin el cual no hubi√©ramos podido producir la obra. Es conocido que las becas de la AHS no solo dan apoyo econ√≥mico, tambi√©n moral.

Mi recorrido con Ang√©lica Liddell y su teatro hab√≠a empezado meses atr√°s cuando en un taller, con la investigadora mexicana Roc√≠o Judith Galicia Velasco, me hab√≠an llegado sus textos y videos. La profe nos cont√≥ sobre su experiencia con el teatro de Ang√©lica, de c√≥mo la b√ļsqueda del dolor en ella era una representaci√≥n del dolor ajeno. Nos habl√≥ del absurdo y la enfermedad como elementos est√©tico ineludible de sus performance. De c√≥mo su creaci√≥n esc√©nica siempre es nueva ante la vista del espectador, el cual es retado de forma constante. Descubrir a Liddell fue un hallazgo para m√≠, uno que signific√≥ descifrar a toda su generaci√≥n. Con ella abr√≠ una puerta hacia un conocimiento que enriqueci√≥ mi visi√≥n del teatro y del arte.

foto Marvin Rodríguez

Y los peces… es un texto contra la muerte. Su autora lo declara como una obra antisocial porque es un grito contra la mezquindad y el conservadurismo de las tendencias sociales del mundo contemporáneo. Un discurso sobre el anonimato, la pobreza, el racismo y los miles de personas que mueren ahogados tratando de cruzar el Estrecho de Gibraltar.

La maldad y la indiferencia humana ante el dolor ajeno crea espacios vacíos y oscuros. Una tesis que asumí para interpretar aquel monólogo sobre la injusticia y la denuncia en su reconciliación con el arte.

foto Marvin Rodríguez
  • ¬ŅPor qu√© hablar de Europa?
  • ¬ŅQu√© tiene que ver Ang√©lica Liddell con un grupo de j√≥venes de Santiago de Cuba?
  • ¬ŅDenuncia? ¬†¬†¬†

La obra analiza el fen√≥meno de la emigraci√≥n y el racismo desde una perspectiva ofensiva/grotesca/rebelde. Nos pone frente al flagelo hasta descolocarnos, hasta morir de verg√ľenza.

  • ¬ŅSe pudiera tratar la misma situaci√≥n con menos rabia?

El teatro cubano ha abordado en dis√≠miles ocasiones estos temas desde una condici√≥n end√≥gena. La emigraci√≥n cubana forma parte de nuestro retrato hist√≥rico. Sin embargo, en ese entonces sent√≠ que el arte cubano enfocaba la vista sobre el fen√≥meno desde el ojo insular, el ojo que se queda en esta orilla. Montar este texto representaba mostrarle al p√ļblico la misma situaci√≥n sufrida por otros en la distante Europa. El p√ļblico tendr√≠a la posibilidad de analizar los sucesos desde la frialdad que se genera cuando el dolor no es tuyo.

  • ¬ŅPuede no ser su dolor en un pa√≠s que ha perdido segmentos poblacionales tras el flujo migrante al norte?

Nuestro Caribe insular por las caracter√≠sticas sociales y su posici√≥n geogr√°fica es centro de esta cat√°strofe. Seg√ļn el censo de 2000, en los Estados Unidos el 10% de la poblaci√≥n era caribe√Īa y situaba a Cuba con el porcentaje m√°s alto entre los residentes: un 34%. ¬ŅPuede el espectador enajenarse?

foto Alcides Carlos Gonzales Díaz (Tití)

Mirar la emigraci√≥n cubana desde la perspectiva del migrante africano que es excluido de la utop√≠a (llegar a las costas europeas) tambi√©n es hablar de los cad√°veres en el Golfo de M√©xico. Es hablar de un viaje que no termina al cruzar el mar, para muchos esa es la parte del trayecto m√°s f√°cil (prueba y error). Luchar y sobreponerse al complejo proceso de incorporaci√≥n a una sociedad que rechazan al migrante (y asume ese rechazo como una actitud natural) es tal vez lo menos representado por el teatro. Y los peces‚Ķ es un texto con el que se puede amplificar la barbarie en contra de la vida y el desarrollo equitativo en las poblaciones m√°s pobres. ¬ŅEl Estrecho de Gibraltar posee la misma fiebre que el mar Caribe?¬†¬†

Tras la investigación del tema no fue difícil encontrar los nexos con la realidad migratoria de Cuba. Con mi biografía y la historia de vida de mis actores. Historias colectivas de una Cuba en alta mar.

Cartel de la obra. Dise√Īo Frank Lahera

El texto me condujo a la construcci√≥n de un espect√°culo cruel, uno que hizo honor a las l√≠neas ideotem√°ticas de Ang√©lica y que mostr√≥ nuestra postura ante la tragedia. Manejamos elementos perform√°ticos (como sistema simb√≥lico) y otros que se caracterizaban por nuestras b√ļsquedas antropol√≥gicas del tema. Ambos caminos definieron las exploraciones actorales y est√©ticas. Confluyeron en un mismo escenario: personajes, actores, m√°scaras absurdas e individuos que nunca hab√≠an practicado el arte de las tablas.

Me plante√© un escenario total. Un espacio donde el p√ļblico estuviera organizado dentro de la escena, acompa√Īando los movimientos/acciones/posturas de los actores. Despu√©s nos servimos de la arquitectura del lugar para nutrir la puesta de niveles e im√°genes diversas. Quer√≠a rodear al espectador, convertirlo en el centro de todo. Imagin√© un estadio de futbol y convert√≠ al p√ļblico en las porter√≠as. Todo lo dem√°s era escenario. ¬†

Desde una azotea un individuo se mantiene indiferente a la tragedia esc√©nica, que no es m√°s que la tragedia de la vida. Es el mismo que abre el espect√°culo dando por micr√≥fono un mensaje del director. Mensaje que lee mal, sin importarle su trabajo. Hombre com√ļn que sube las escaleras, se quita la ropa y vive una noche tropical mientras escucha la radio y fuma. ¬ŅCu√°l es el mensaje: lo que dice o lo que hace?

foto Marvin Rodríguez

Una perra ladra (Totó). Dorita sabe que el mago de Oz no tiene más poderes que sus mentiras. Dorita busca su perra pero ya no está, se ha ido con el Pescador: un viejo que descubre que los peces empiezan a tener ojos de hombre. Un viejo que alerta sobre la necesidad de darle armas a los pescadores porque un día los peces saldrán del mar a combatir contra ellos, contra nosotros.

foto Alcides Carlos Gonzales Díaz (Tití)

Sumergido en la locura, el viejo pescador nos culpa de esas muertes. Nos culpa de la desigualdad. Tras sus palabras est√° la advertencia. El espectador decide/compara/cuestiona. Dorita canta Somewhere over the rainbow, los ni√Īos se han convertido en cad√°veres ante sus pies.

En sentido general los personajes parecen disfrutar el sufrimient,o pero los actores no. Una contradicci√≥n que hace al p√ļblico disfrutar la comicidad y excentricidad de los personajes hasta que descubre que est√° asistiendo a un tratado sobre el dolor, a un funeral revisitado por los componentes esc√©nicos.

foto Marvin Rodríguez

La Puta (interpretada por cinco actores), el Pescador, La Ni√Īa Dorita, El hombre sobre el mundo (performer sobre la azotea), Tot√≥ (una perrita graciosa capaz de cambiar de due√Īo) y el N√°ufrago (individuo que muta la nacionalidad). Figuras todas que hacen de la carne met√°fora y martirio.¬†

Al igual que Ang√©lica Liddell en el montaje de su texto, trata de criticar su sistema sociopol√≠tico; nuestro montaje puso en duda las razones de la emigraci√≥n cubana sin aludir a ella. Le mostr√≥ al espectador el sufrimiento ajeno, la cat√°strofe del otro, la ignominia de los sistemas sociales que son incapaces de resolver la situaci√≥n, la agon√≠a, la frustraci√≥n, la fragmentaci√≥n familiar y el sue√Īo ingenuo. ¬ŅA d√≥nde dirigir mi cr√≠tica?

El uso del audiovisual con un marcado interés estético nos ayudó a graficar nuestras ideas a través de imágenes reales e inhumanas. Era una muestra documental con su propia dramaturgia dentro del espectáculo. Lo que se proyectaba tenía una intención a nivel de puesta en escena pero estaba tejido de tal manera que hubiera funcionado por sí solo.

foto Alcides Carlos Gonzales Díaz (Tití)

Parte de la m√ļsica y los efectos sonoros eran creados en vivo. La m√ļsica termin√≥ siendo una actriz capaz de hacer m√ļsica y de monologar por los ni√Īos que no llegaron a la otra orilla, donde sus padres depositaban sus esperanzas. Entonces se expon√≠an cifras reales de ahogados, cifras de hombres an√≥nimos que desaparecieron como si nunca hubieran venido al mundo.

El artista performer desnudo sobre la azotea fuma/lee/se enajena mientras observa la obra de teatro y juega a manipular una gran pantalla en la que se proyecta el sinsentido de vivir sin m√°s recurso que la pobreza. ¬ŅEse performer ser√° la imagen del cubano? ¬ŅEn qu√© se diferencia con el espectador presente?

La obra abri√≥ un par√©ntesis sobre la enajenaci√≥n de quienes observan y no toman postura sobre el asunto. Los personajes no dejan de hacer referencia al Se√Īor Puta, individuo sobre el cual cae toda culpa. ¬ŅPero si existe un culpable porque se√Īalar al p√ļblico? ¬ŅQui√©n es el Se√Īor Puta?

Tras la resignificaci√≥n de los elementos esc√©nicos el p√ļblico empieza a dialogar con el entorno. Empieza a preguntarse qu√© hace all√≠, juzgado y sentenciado. Los artificios muestran historias e ideas que ya no parecen falsas y teatrales. La monta√Īa de juguetes de Dorita no es de ella realmente, representa a cada ni√Īo ahogado. Es parte de un altar a la memoria de los cientos de infantes olvidados en el mar, una imagen que nos dice: la muerte de cada ni√Īo es un castigo por nuestros pecados y enajenaci√≥n. Dorita no encontrar√° m√°s a Tot√≥, volver√° a su casa como una mujer cuya virginidad fue arrebatada por la desigualdad social y el asco a la muerte. ¬†¬†¬†

foto Marvin Rodríguez

Sobre el final de la obra se escucha la canci√≥n Balsero, del cantautor cubano Amaury Guti√©rrez. El n√°ufrago saca una bandera, fue lo √ļnico que pudo rescatar de su infausta traves√≠a. Tas ese gesto se confirma todo: la obra va de nosotros. Ang√©lica Liddell en boca de los actores suena a santiaguera, a otra cubanita que sobrevivi√≥ al Mariel. Al t√≠o que no veo hace ocho a√Īos y a los otros integrantes de mi √°rbol geneal√≥gico que solo veo por Facebook. Liddell no fue un pretexto porque cada palabra escrita y dicha habla de nosotros. Al terminar la canci√≥n los actores a√ļn permanecen en escena, condenados a no irse jam√°s, a no romper la √ļltima imagen, son parte del altar de Dorita, son los peces combatiendo la ficci√≥n.

Y los peces‚Ķ evidenci√≥ una postura pol√≠tica/creativa/y teatral coherente con la problem√°tica de los que integraron la puesta: Jos√© Alfredo Pe√Īa Ortiz, Diego Alexander Torres Olivares, Ahmed Ramos Lescay, Adri√°n David Bonilla Ch√≠a, Raudelis Torres Maceira, Maibel del R√≠o Salazar, Amanda Gonzales Ortiz, Frank Lahera O’Callaghan, Lucy (la perrita), Alexis Mart√≠ Veranes y Laura Gonz√°lez Rodr√≠guez. Todos asumieron y transformaron el mon√≥logo de una espa√Īola en un reclamo personal y emotivo.

El espect√°culo solo tuvo ocho funciones, una de ellas en la edici√≥n IX del Festival de Teatro Joven Holgu√≠n 2017. Esta √ļltima no pudo mostrar ni un 10% de todo el trabajo. La escenograf√≠a y la utiler√≠a nunca llegaron al festival e improvisamos una lectura perform√°tica muy alejada de nuestras intenciones.

foto Alcides Carlos Gonzales Díaz (Tití)

Tal vez alg√ļn d√≠a vuelva sobre el texto y sobre un proyecto de puesta que debi√≥ tener mayor circulaci√≥n y di√°logo con el p√ļblico. Y los peces‚Ķ signific√≥ para nosotros, como grupo, la posibilidad de reafirmar nuestro compromiso con un teatro renovador y activo. As√≠ caminamos sobre las aguas que han transitado hombres-peces, hombres sin identidad que esperan el milagro de volver a tierra. No importa sus ojos de pescado ni sus escamas, no quieren ser olvidados.¬†

foto Alcides Carlos Gonzales Díaz (Tití)

El Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA no cree que la miseria sea anterior a la vida de los hombres. Anterior al naufragio. No cree que la miseria sea la eternidad. Esa es nuestra postura ante la bestia triunfante. ¬°Empieza la funci√≥n Se√Īor Puta! ¬°Empiezan los milagros!

D√≠game: Delante de este pescado con ojos de hombre, ¬Ņno tiene miedo?


Cavilación teatral a 969 km

Cuando comenc√© en el ISA a estudiar la carrera de Teatrolog√≠a fui conociendo el resto de los compa√Īeros que pertenec√≠an al grupo de nuevos estudiantes del curso por encuentros. Me faltaba conocer al √ļnico que entr√≥ en Dramaturgia. Curioso por saber qui√©n era, en la primera semana que coincidimos, no esper√© mucho, y una noche de camino por la calle 23 lo invit√© a un caf√©, y √©l acept√≥ la invitaci√≥n. Supe ese d√≠a que ten√≠amos algo en com√ļn, el anhelo de ser directores de teatro. Luego de visitar a Santiago de Cuba pude apreciar dos de sus obras. Al conversar con Juan Edilberto Sosa la pasi√≥n por el universo de las tablas y la creaci√≥n se respira, se siente. Su pasi√≥n se descubre en sus palabras.¬† ¬†

¬ŅC√≥mo ves en la distancia aquellos primeros trabajos que realizaste antes de crear formalmente tu proyecto La Caja Negra en relaci√≥n con el presente?

El primer montaje de La Caja Negra hasta ahora son trabajos que pertenecen a una primera etapa creativa y los anteriores eran los que hacía con aficionados que respondía a las exigencias del movimiento de artistas aficionados porque era el vínculo laboral que tenía en aquel momento en una Casa de Cultura.

Siempre ten√≠an una mirada est√©tica, un poco divergente a lo que normalmente se percib√≠a en el movimiento de artistas aficionados, de hecho, ese pensamiento es el que me hace dar el paso al camino profesional, a vincularme con otros creadores que pudieran entender lo que persegu√≠a. Lo que realic√© en un principio ten√≠a que ver con la etapa en que me hab√≠a graduado de la escuela de Instructores de Arte. Comenzaba a documentarme mucho, era la iniciaci√≥n de una formaci√≥n que todav√≠a contin√ļa.

El deseo, Los peces salieron a combatir contra los hombres, El plan B es seguir al plan A, fueron los primeros montajes con La Caja Negra, creados con cierta ingenuidad, y a la vez muy pretenciosos; conceptualmente lo que quer√≠a lograr en escena era dif√≠cil. Lo actores se estaban adaptando a una propuesta que normalmente no era lo que ellos ve√≠an ni lo que su sistema de formaci√≥n acad√©mica les hab√≠a ense√Īado; todo eso entorpec√≠a.

Mirando en la distancia, te puedo decir que los primeros trabajos estaban definidos y conectados con lo que estoy logrando ahora, desde una misma ideotemática, filosófica, de sistema de trabajo con el actor, en relación con nociones de teatralidad, el lenguaje, la puesta en escena, el texto.

tomada del perfil de facebook

Uno siente que hay una organicidad en el proceso que ha sido el trabajo diario en mi práctica como joven director con el grupo que fundé de experimentación escénica La Caja Negra y que ha motivado a otros creadores jóvenes en involucrarse con el proyecto.

Tengo actores que ya cobran un salario por pertenecer al grupo, pero hay otros que trabajan conmigo gratis, en un mundo en el que trabajar gratis hoy es complicado, y sabemos las consecuencias que eso lleva y se han mantenido porque ven en nuestro proyecto una mirada definida sobre el teatro que queremos hacer como individuo en relación con las inquietudes artísticas que cada cual puede tener.

¬ŅQu√© factores art√≠sticos te hacen fundar tu propio grupo?

Lo que me hace fundar mi propio grupo está dado en la necesidad de expresarme y sabía que ya era el momento para empezar a trabajar en un camino como director, que no era el del movimiento de artistas aficionados ni como Instructor de Arte. Necesitaba dar un paso, buscar más.

Trabajar junto a personas que complementaran mi creatividad, que pudiéramos llegar a algo juntos, trabajo con artistas que en ocasiones no tienen que ver específicamente con el teatro, un realizador audiovisual, un Dj…, por eso es un grupo de experimentación escénica.

Cuando miré el panorama teatral santiaguero descubrí que faltaban matices en esa manera de hacer teatro en Santiago, que no había códigos renovados. Entonces comprendí por el contexto que debía comenzar un viaje a la inversa, que no debía ir a un teatro que fuera directo a esos códigos, sino que tenía que empezar un proceso de aprendizaje fuera de la ciudad para no viciarme.

Ando en la b√ļsqueda de conectar mi trabajo con Santiago desde los presupuestos est√©ticos que estoy desarrollando y que pueda ayudar a actualizar un teatro que se ha quedado hu√©rfano. Tuve muchos pensamientos que fueron contribuyendo a fundar el grupo.

¬ŅPor qu√© surge la iniciativa de crear un festival de teatro experimental en la ciudad de Santiago?

Ante la ausencia que dej√≥ un evento de teatro joven en Santiago nombrado Teatro de Oto√Īo, dedicado a los j√≥venes m√°s cercanos con una creaci√≥n viva. En el 2017 decidimos desde la secci√≥n de Artes Esc√©nicas de la AHS en Santiago crear un encuentro que nos permitiera dialogar con la vanguardia del teatro en Cuba. Una vanguardia distante, focalizada en su mayor√≠a a 969 kil√≥metros de distancia.

Las preguntas que surgieron nos llevaron a otras. Por ejemplo: ¬ŅQu√© tipo de espacios deb√≠amos crear? ¬ŅC√≥mo dialogar desde nuestras propuestas con ese espacio en una ciudad sin norte teatral? Miramos a nuestro alrededor y fuimos descubriendo que algo hab√≠a comenzado a cambiar.

 A partir de la creación del grupo que dirijo de experimentación escénica, La Caja Negra en 2016, un sector de los creadores jóvenes había empezado a experimentar en la escena, no como un suceso aislado, sino como una praxis consciente y definitoria para sus proyectos. Tal vez de manera instintiva más que de entender que había que cambiar algo. No nos pusimos de acuerdo para hacer eso. Lo hicimos y ya. La acción de crear desde el cambio fue una luz para definir cuál era ese espacio de diálogo que necesitábamos.

Tuve la oportunidad de asistir como invitado a la tercera edici√≥n del festival Desconectado a 969 que organizas, esa vez realizado en noviembre de 2019. Como miembro principal del comit√© organizador y director teatral del grupo anfitri√≥n, ¬Ņqu√© valoraci√≥n tienes sobre esta edici√≥n?

Cartel de promoción del Festival de Teatro Experimental. Foto: Cortesía del entrevistado.

A trav√©s de estas ediciones el festival ha ido logrando peque√Īos saltos. Ya es un festival organizado y pensado. Ha comenzado a convocar a un sector de la vanguardia teatral cubana y se ha insertado la cr√≠tica especializada.

Se realiza un proceso de curadur√≠a, el cual considero ha sido m√°s serio. La iniciativa de lo experimental debe hacerse sentir a lo largo de 969 kil√≥metros, una desconexi√≥n que nos conecta por defecto. A pesar de eso la muestra de esta edici√≥n fue interesante, bien dise√Īada en un programa que tal vez haya que seguir trabajando en la formaci√≥n de p√ļblico con acciones directas.

Para m√≠ es muy importante el p√ļblico que ama el teatro y no lo practica, ese es el gran medidor. El otro p√ļblico, el especializado, est√° modificado por sus gustos, deseos y frustraciones. Hay que lograr crear un registro del evento, un bolet√≠n, trabajo de prensa especializada, fotograf√≠a profesional, de manera que se registre lo acontecido y quede para la memoria gr√°fica del evento. Se ha pensado, pero a√ļn no se ha ejecutado.

Un evento como este no pone l√≠mites a las propuestas, ni de espacio, ni de capacidad de p√ļblicos, ni de falsas jerarqu√≠as y falsa vanguardia. Es un espacio para confrontar los artistas de la joven vanguardia, sincero y rebelde como deb√≠a ser todo arte, y esto a veces no es bien visto, la historia nos lo recuerda constantemente. ¬ŅQu√© pasar√≠a cuando algunos creadores me digan que su espacio ideal para mostrar su arte es en lugares privados, casas de viviendas, negocios particulares? Eso podr√≠a ser una maravillosa idea, poder mover nuestro arte hasta esos lugares donde lo que prima es el ocio.

Te vinculas al grupo El Ciervo Encantado que dirige la maestra Nelda Castillo, ¬Ņpor qu√© ese v√≠nculo?

Considero que cada cual debe saber que es heredero, o que tiene un padre creativo, es un padre que no tiene nada que ver contigo, ni siquiera conocerte, tiene que ver con la influencia que esa obra, o ese creador tenga sobre lo que t√ļ haces, o la conexi√≥n que en alg√ļn momento uno descubre que tiene con alguien que tiene ya un camino transitado y que te puede, de alguna manera, servir.

Cuando empecé a pasar la vista sobre el panorama teatral cubano, en festivales que fui asistiendo, comencé a buscar en los maestros, en los grupos que pueden servirte como referente. El referente para un joven creador es muy importante, al igual que saber quiénes son los maestros, los que llegan a ti con su obra.

En mi caso hay un espect√°culo que me cambi√≥ la vida, es Visiones de la Cubanosof√≠a. Desde que la vi me dije, ‚Äú¬°eso es lo que quiero hacer!‚ÄĚ Sent√≠ la necesidad de crear algo as√≠, un arte vivo, un resultado concreto que sea capaz de provocar en el espectador lo que hab√≠a provocado en m√≠.

¬†El Ciervo Encantado me brinda eso como grupo, la ilusi√≥n, la utop√≠a de que el arte pueda generar algo en la persona y lo convierta en un ser mejor, te hablo de un grupo que est√° dentro de la vanguardia art√≠stica del teatro en Cuba, incluso es un referente internacional para muchos, claro, entiendo que estoy totalmente conectado a ellos con mi trabajo, porque realizan procesos creativos sobre lo performativo, trabajan con la m√°scara fija‚Ķ, conceptos sobre puesta en escena que me interesan y donde mejor lo he visto logrado en los √ļltimos tiempos, desde mi experiencia, creo que es ah√≠, en El Ciervo Encantado.

Actualmente estudias la especialidad de Dramaturgia en el Instituto Superior de Arte. Conozco adem√°s que te interesa llevar a escena tus propias escrituras, ¬Ņcrees que ingresar en esta carrera le aportar√° resultados a tu formaci√≥n? Com√©ntame tu experiencia en el ISA.

El ISA es mi segunda carrera universitaria, no espero un resultado concreto cursando estos estudios. Simplemente lo veo como parte de la formaci√≥n que necesito, despu√©s que me grad√ļe estudiar√© algo m√°s, por ejemplo, me interesa alguna maestr√≠a, un doctorado. Siento que es una manera tambi√©n de estar conectado con nuevos conocimientos ya que la universidad te ayuda a seguir form√°ndote.

Soy un director joven y necesito tener vínculos directos con mi generación, eso no lo encuentro en la ciudad donde vivo. El ISA ayuda a que allí nos encontremos todos. Es otra acción de superación, al igual matriculo en un taller, aplico a una beca de creación.

Espero graduarme y tener las herramientas para seguir ejerciendo la dramaturgia y la direcci√≥n que necesita mucho del trabajo del dramaturgo, ya que me gusta hacer un trabajo de autor donde pueda dirigir mis propios textos o intervenir los de otros autores para crear mis propios c√≥digos textuales dentro de la escena. Entonces espero que no sean cinco a√Īos en vano, porque lo asumo con mucho rigor, como prioridad, y siento que ser√° muy √ļtil para mi futuro como artista.

Me consta que te mantienes al tanto de los nuevos t√≠tulos que se escriben en Cuba, ¬Ņqu√© opini√≥n tienes sobre la m√°s reciente dramaturgia cubana desde tu mirada como director de teatro?

En Cuba hay varios dramaturgos. Si hablamos sobre dramaturgia actual, no podemos hablar de los √ļltimos dos a√Īos, tres a√Īos ni siquiera de cinco. Tenemos que hablar de que hay un movimiento teatral novel que comprende una etapa m√°s grande porque generacionalmente los nombrados nov√≠simos en edad estamos muy cercanos.

Cartografía para elefantes sin manada. Foto: Belice Blanco.

Esa generaci√≥n se ha mostrado irreverente, de alguna forma capaz de dinamitar zonas de la dramaturgia cubana que estaban un poco anquilosadas. Los que han estudiado la dramaturgia y siguiendo los textos nuevos que se publican, hemos heredado parte de una contaminaci√≥n que tiene que ver con esa rebeld√≠a y la conceptualizaci√≥n real de un proceso como subvertir la escena cubana actual. Creo que eso en su momento se lo preguntaron y nosotros tambi√©n no los preguntamos. Entre esos tantos dramaturgos hay un n√ļcleo fuerte que hace saludable la escritura contempor√°nea cubana para el teatro.

Donde falta es en relaci√≥n con la puesta en escena; tenemos una escuela que grad√ļa dramaturgos, pero no directores de teatro. Solo se ha realizado una primera edici√≥n de la Maestr√≠a en Direcci√≥n. Por lo general, el que lleg√≥ all√≠ para hacerse M√°ster ya ten√≠a un camino en la direcci√≥n, pero no todo el que llega a estudiar Dramaturgia al ISA tiene el oficio de escribir.

Pienso que el desarrollo de la dramaturgia cubana tiene que ver más con llevar los textos que se están escribiendo a la escena por directores. Hay algunos con mayor suerte, pero otros no, los hay también muy talentosos con obras buenas, pero ni si quiera han publicado y el libro es una manera de que esa obra llegue a la mano de un director en Guantánamo, en Santiago de Cuba o en otra provincia.

¬ŅPor cu√°les etapas transita hoy el joven director teatral y presidente de la AHS en la provincia de Santiago de Cuba? ¬ŅC√≥mo logras acarrear ambas responsabilidades a la vez?

Bonsai. Foto: Frank Lahera.

Puedo entender más al resto de los asociados que represento por el artista que soy. Sé lo que es no tener un local de ensayos para producir un espectáculo. Hay muchos jóvenes creadores que viven todo eso. Estar en la Asociación me ha ayudado a sensibilizarme con la obra de los demás. He ayudado a muchos y siento que ellos no tienen que agradecérmelo porque ha sido mi trabajo.La etapa que estoy transitando es de formación absoluta: tengo muchos deseos de seguir conociendo, de crecer como artista, de crear, y la Asociación ha sido en mi caso una puerta enorme para canalizar todo eso, al mismo tiempo he intentado ser esa puerta para que otros puedan canalizar eso también.

Estoy en una etapa linda, donde puedo hacer mucho por mí y por los demás y quiero aprovecharla, vivirla intensamente. Soy el presidente del AHS en Santiago de Cuba porque me considero realmente un joven creador, por mis principios no hubiese aceptado ser el presidente si no tuviera además la capacidad de seguir siendo el artista y desde ahí pudiera tener el liderazgo para ser seguido por un grupo de jóvenes que tienen las mismas necesidades que yo en distintos contextos y diferentes maneras de desarrollar su arte.

Entonces, más que doloroso, el tema de tener mucho trabajo, ha sido un alivio el poder dirigir a jóvenes creadores porque soy un creador; eso es algo que me ayuda. 


«Los personajes me ayudan a vencer los miedos»

*Tomado de Cubahora

Ella sonríe. Responde con naturalidad, hace algunos gestos, y otra vez la alegría en sus labios. Parece un personaje, tal vez uno de antes o ensaya para la próxima grabación. Quizás es su manera de esconder el nerviosismo que dice sentir en cada entrevista.

Yeny Soria ha entrado varias veces a nuestros hogares mediante pantallas de televisión. La hemos visto en obras de teatro, películas, series y videoclips. Mucho ha cambiado desde su comienzo en el grupo de teatro Olga Alonso, en la Casa de Cultura de Calzada y 8 en La Habana, pero en sus palabras permanece el amor a esa familia que tanto la ayudó en su formación.

Su desempe√Īo en la pel√≠cula¬†Insumisas,¬†en el a√Īo 2018, volvi√≥ a despertar aplausos y reconocimientos, incluido el premio Adolfo Llaurad√≥, que entrega cada a√Īo la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el cual hab√≠a obtenido por primera vez cuando cursaba el primer a√Īo en el¬†Instituto Superior de Arte, por su rol protag√≥nico en el teleplay¬†Abre los ojos, mami.

Para esta carism√°tica actriz, quien debut√≥ en el cine con la pel√≠cula¬†Bailando con Margot¬†(2015), ‚Äúel Llaurad√≥ es sin dudas uno de los reconocimientos m√°s importantes para los¬†j√≥venes actores en Cuba. Sobre todo el primero que obtuve, me tom√≥ totalmente por sorpresa, pues la verdad no sab√≠a que lo pod√≠a ganar siendo estudiante. Lograrlo fue muy significativo en mi carrera. Me dio la posibilidad de trabajar posteriormente con varios directores de la televisi√≥n, quienes me ofrecieron personajes llenos de matices y profundos sicol√≥gicamente. Ahora la felicidad es enorme otra vez‚ÄĚ, expresa con un brillo especial en sus ojos.

‚ÄĒComenzaste tu camino en la actuaci√≥n en el Grupo de Teatro Olga Alonso ¬Ņc√≥mo recuerdas aquellos d√≠as?

‚ÄĒEl grupo Olga Alonso fue, es y ser√° siempre mi familia. Eran d√≠as con muchas ganas de aprender, de hacer, de reinventarnos… D√≠as de mucha inocencia, de luchar contra el cansancio, el hambre‚Ķ, y de estar muy unidos siempre como equipo.

‚ÄúHumberto Rodr√≠guez, director de ese conjunto, me dio oportunidades de interpretar personajes del teatro cubano y norteamericano, que contribuyeron a mi madurez en la actuaci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅQu√© tipo de personajes prefieres o los asumes todos con el mismo entusiasmo? ¬ŅPor qu√©?

‚ÄĒPara m√≠ no existen diferencias en la preparaci√≥n, en apropiarme de ellos, pero prefiero los personajes que sean muy distantes de m√≠, con lados oscuros, profundos sicol√≥gicamente, pues siempre ha sido una parte del ser humano que me interesa contar e indagar.

‚ÄúCada uno viene con algo muy importante para decir. Eso es lo que siempre trato de encontrar, ¬†qu√© quieren decir y por qu√©. Son preguntas b√°sicas para m√≠. As√≠ particularizo la informaci√≥n sicol√≥gica e intento descifrar cu√°nto de similares y diferentes somos ellos y yo‚ÄĚ.

‚ÄĒHas dicho en otras entrevistas que lo m√°s dif√≠cil es ser una misma. ¬ŅPor qu√©?

‚ÄĒComo actriz, los personajes me ayudan a refugiar mis miedos y me obligan a vencerlos. Me es m√°s dif√≠cil mostrarme como soy en verdad. Por ejemplo, las entrevistas como esta me ponen un poco nerviosa.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo es Yeny Soria cuando est√° fuera de los escenarios o del alcance de las c√°maras? ¬ŅQu√© te gusta hacer?

‚ÄĒMe encanta pasar tiempo con la familia y amigos, pues las grabaciones y ensayos suelen exigir mucho tiempo. Me encanta bailar, es otra forma de expresarme art√≠sticamente y lo disfruto a plenitud.

‚ÄĒ¬ŅCu√°l consideras que ha sido tu mayor desaf√≠o profesional?

‚ÄĒInterpretar el personaje de Enma en una obra de teatro llamada¬†Personas, lugares y cosas. Era una mujer alcoh√≥lica y drogadicta. No fue solo un desaf√≠o por el intenso trabajo de investigaci√≥n, sino por todo el compromiso de trabajo f√≠sico que exig√≠a en cada funci√≥n.

‚ÄĒEn el caso particular de¬†Insumisas, ¬Ņc√≥mo fue la experiencia de trabajo con los directores Laura Cazador y Fernando P√©rez?

‚ÄĒTodos los d√≠as aprend√≠a algo nuevo en cuanto a los c√≥digos de c√≥mo contar como actriz en el cine. Fue una experiencia retroalimentadora, de escucharnos todo el tiempo en cuanto a propuestas, y dem√°s est√° decir cu√°nto aprend√≠ de ellos como seres humanos, de c√≥mo respetar un equipo de trabajo, c√≥mo ganarse el respeto y amor. Ah√≠ entend√≠ por qu√© tantas personas aman, por ejemplo, a Fernando. Tuve la dicha de compartir escenas con grandes actores y amigos, que en todo momento estaban conectados con el proceso en lo art√≠stico y humano.

‚ÄĒ¬ŅQu√© sientes en el escenario y delante de las c√°maras? ¬ŅCu√°nto le temes o no a las reacciones del p√ļblico?

‚ÄĒSiempre que voy a interpretar cualquier personaje me pongo nerviosa, pero a la vez con mucha fuerza interna, una adrenalina que me da una seguridad para salir al escenario o para que me atrape una c√°mara.

‚ÄúRealmente no me asustan las reacciones del p√ļblico, para eso tambi√©n trabajamos, para ponerlos inc√≥modos, hacerlos sentir, pensar… Cada espectador tiene el derecho a reaccionar como desee‚ÄĚ.

‚ÄĒPor lo general, se piensa que las actrices son desinhibidas. ¬ŅC√≥mo es en tu caso?

‚ÄĒPues en la actuaci√≥n me considero totalmente desinhibida, sin temores de nada, porque somos un instrumento completo de trabajo para expresar, pero en mi vida personal me considero un poco t√≠mida.

‚ÄĒ¬ŅSientes algo especial por alg√ļn personaje en particular? ¬ŅPor qu√©?

‚ÄĒEl personaje de Blanche Dubais, de la obra teatral¬†Un tranv√≠a llamado deseo, ha sido uno de los personajes que m√°s me ha marcado en mi vida profesional y personal, pues signific√≥ mi premier premio de actuaci√≥n en un festival de teatro. Tuve que estudiar su sicolog√≠a con apenas 17 a√Īos de edad, y eso me ayud√≥ a ver la vida desde otros puntos de vista y a madurar m√°s r√°pido de lo habitual.

‚ÄĒSeguramente has tenido experiencias muy especiales con el p√ļblico a partir de los efectos de algunos personajes, ¬Ņpuedes compartir alguna an√©cdota con nosotros?

‚ÄĒMe parece m√°gico el efecto que puede provocar un personaje en las personas, en ese punto uno comprende que el arte puede transformar. He tenido varias experiencias donde las personas se han acercado personalmente para agradecerme lo que sintieron con mi interpretaci√≥n de Juana de Le√≥n, en la pel√≠cula¬†Insumisas…

“Días después de terminar el ciclo del filme en los cines, se me acercó una muchacha en el Vedado para darme las gracias, porque desde hacía tiempo ella tenía una relación con otra joven, pero escondidas por miedo a los padres. Luego de ver la película juntas salieron tomadas de la mano y decididas a ir por encima de todo para salvar la relación.

‚ÄĚNo se puede explicar la sensaci√≥n de sentirte √ļtil, de saber que alguien est√° feliz o cambi√≥ su vida para bien, gracias al granito de arena que pusiste‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus referentes en la actuaci√≥n?

‚ÄĒMe encanta el trabajo actoral de Isabel Santos y lo que proyectaba Betty Davis. Entre los hombres Dustin Hoffman y mi eterno profesor Mario Guerra.

‚ÄĒ¬ŅQu√© piensas del teatro y la actuaci√≥n en general en Cuba? ¬ŅCu√°les son sus principales desaf√≠os?

‚ÄĒHay un movimiento art√≠stico en la actuaci√≥n muy progresista, dispuesto a crear proyectos que muevan los asientos a los espectadores, sobre todo en el teatro, pero pienso que la principal dificultad es tener pocas sedes para trabajar, y poco tiempo en cada una para la funciones.

‚ÄĒ¬ŅQu√© importancia le concedes a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como aglutinadora, impulsora de proyectos y defensora de los j√≥venes creadores?

‚ÄĒRespeto mucho el trabajo que realiza la AHS, pues brinda oportunidades a nuevos proyectos de trabajo que necesitan una gu√≠a y un patrocinio para concretar parte de sus sue√Īos como artistas.

‚ÄĒ¬ŅPrincipales anhelos en la actuaci√≥n?

‚ÄĒA veces siento que estoy en un punto cero, donde deseo volver a comenzar de nuevo, y eso me gusta mucho… Lo que m√°s deseo como actriz es que mi trabajo, con cualquier personaje, mueva siempre sensaciones, transforme personalidades…. Y en el futuro ganar un Oscar ‚ÄĒconcluye sonriente.


Paradigma o ¬°Ay, Shakira!, una puesta para ni√Īos reales

Si los ni√Īos dijeran todo lo que piensan, valientes cosas nos dir√≠an. Por ejemplo, que se sienten inconformes con el color de su piel y le escriben cartas escondidas a Shakira para que les haga el milagro de un cuerpo curvil√≠neo y un cabello rubio, con nariz respingada. Al menos, es este el conflicto de Amanda, una ni√Īa negra acosada por los paradigmas de la industria cultural, y m√°s espec√≠ficamente por su compa√Īera de aula.

Alrededor de este argumento gira la trama de Paradigma o ¬°Ay, Shakira!, puesta del santaclare√Īo Teatro Sobre el Camino bajo la direcci√≥n art√≠stica de Rafael Mart√≠nez; y que ha sido acogida con ovaciones entre el p√ļblico infantil y adulto de diferentes escenarios nacionales. Premiada adem√°s por un jurado de ni√Īos durante el festival Titereando en la ciudad en Guant√°namo.

Y es que asistimos a una obra para ni√Īos construida desde los cimientos de sus preocupaciones actuales, una tragedia que nos hace reflexionar durante y despu√©s de la puesta. A criterio de esta reportera, porque no solo se atreve al abordaje de temas considerados tab√ļes para el p√ļblico infantil sino tambi√©n porque se aleja de tratamientos lastimeros o simplistas; y por nada de este mundo se atreve a subestimar un p√ļblico tan exigente y exquisito como son los infantes.

Aunque cabe especificar que, seg√ļn palabras del propio director general, prefieren seguir la l√≠nea de hacer teatro para la familia, ya que rara vez los ni√Īos peque√Īos asisten solos a las presentaciones que ofrecen en su sede del Gui√Īol de Santa Clara, o a las que lleva Teatro Sobre el Camino hasta los parajes del centro de la Isla.

¬ŅTab√ļes en el teatro para ni√Īos?

Entre los temas que desaf√≠an cualquier autocensura y que esta obra toca sin mayores miramientos, se encuentra la muerte. Una vez que la protag√≥nico somete su cuerpo a una cirug√≠a est√©tica para transformarse en la cantante de sus sue√Īos, due√Īa de una caderas y un rostro y un cabello rubio que ella desea imitar, aunque no sean naturales, porque como dice su amiga ‚ÄúEl que no es lindo, que se opere‚ÄĚ.

Amanda logra su objetivo, pero muere en la mesa de operaciones. En el segundo acto el alma infantil dialoga con su cuerpo inerte, escucha el llanto de sus familiares y se arrepiente del sacrificio que ha hecho. Pero ya es demasiado tarde.

Pareciera que el paradigma industrial ha ganado a la ideolog√≠a cuando nos sorprende una escena m√°s de esta tremenda entrega dram√°tica. Se permite una retrospectiva al aula, en donde los ni√Īos se preguntan a qui√©n les gustar√≠a parecerse ‚Äúcuando sean grandes‚ÄĚ, y mientras se debaten entre los hermosos √≠dolos de la moda, el cine o la m√ļsica, los interrumpe la voz en off de alg√ļn jefe de colectivo o destacamento con la tradicional consigna de ‚ÄúPioneros por el Comunismo‚Ķ‚ÄĚ

‚ÄúCreo que las ni√Īas y los ni√Īos tienen el derecho a que en el teatro abordemos estos temas,‚ÄĚ coment√≥ Rafael Mart√≠nez, quien escribi√≥ este libreto tan necesario como atrevido. ‚ÄúTambi√©n es responsabilidad de sus padres, maestros y aquellos que de alguna manera intervienen en su educaci√≥n‚ÄĚ, a√Īade.

Otro tema importante al interior de la puesta es la violencia: intrafamiliar y la violencia infantil, espec√≠ficamente, junto a las conductas patriarcales que atraviesan la sociedad y las familias cubanas. Se trata seg√ļn Rafael de la forma violenta que tienen algunos adultos de resolver determinadas situaciones y que ‚Äúvan pasando de generaci√≥n en generaci√≥n.‚ÄĚ

Paradigma o ¡Ay, Shakira! cuenta con un guion preciosista. Los diálogos son manejados con habilidad y la intensidad dramática va increscendo hasta lograr un punto de clímax con la operación de Amanda, y luego anticlímax con el vagar de su alma antes de elevarse definitivamente al mundo espiritual. La escena final ofrece un cierre de lujo, a modo de moraleja de la obra, pero con la apertura conceptual necesaria y el nivel de sugerencia que convierte a Paradigma… en una obra substancial.

Fragmento de la obra Paradigma o ¬°Ay, Shakira!, puesta en escena por el grupo Teatro sobre el camino,
de Villa Clara, en el Teatro Eddy Su√Īol, de la ciudad de Holgu√≠n como parte de la oncena edici√≥n
del Festival Nacional de Teatro Joven/Foto Carlos Rafael/Archivo del Portal del Arte Joven Cubano

El reparto de Paradigma…

Por su parte los actores manejan los parlamentos con histrionismo y rigor. Adem√°s de actuar, interpretan t√≠teres planos, con movimientos en todo su cuerpo. Los t√≠teres en escena carecen de retablo por lo que el espectador tambi√©n puede incorporar a los titiriteros en el producto final que consume. Ellos: Elizabeth Aguilera Fari√Īas, Yassier Fab√° Garc√≠a y Remberto Clavelo.¬†¬†

Entre camerinos ofreci√≥ declaraciones la actriz, en quien muchos santaclare√Īos reconocen esa especie de estrella naciente, cada vez m√°s l√ļdica y asertiva sobre las tablas.

‚ÄúAmanda llega a un extremo, y es una ni√Īa. Pero tambi√©n es un t√≠tere. Entonces, ¬Ņc√≥mo descubrir todo eso en la figura y que no haya un divorcio entre lo que uno siente y el t√≠tere? Es un trabajo de animaci√≥n muy dif√≠cil que exige mucha atenci√≥n al proceso psicol√≥gico que va pasando esta ni√Īa con el transcurso de la obra; agredida por su compa√Īera Cecilia, por sus padres cuando intentan aconsejarla y por ella misma cuando cae en este sue√Īo, en este letargo de lo que puede pasar si decide operarse.‚ÄĚ

A su vez, Clavelo, quien interpreta al doctor y al maestro de ambos estudiantes, confiesa que en la concepci√≥n del cirujano enfatiz√≥ ‚Äúlos rasgos alocados del personaje‚ÄĚ porque a los ni√Īos tambi√©n ‚Äúdebemos hacerles re√≠r, aunque le estemos tratando temas tan hondos. ‚Äú

Elementos que ilustran nuestra nacionalidad, como el folclor yoruba, el uniforme escolar, las ense√Īanzas martianas y la propia formaci√≥n marxista en las aulas y que son contrapuestos a las tendencias seudoculturales del momento, la expropiaci√≥n de s√≠mbolos, el bullying y la desobediencia de los hijos. Demostrando que de todo esto se nutre hoy d√≠a una mentecilla de cinco, siete y hasta 10 o 15 a√Īos de edad, aun en crecimiento.¬†

El tema de la discriminación racial se superpone a las diferentes subtramas, como problemática fuerte y de gran inmediatez en la sociedad cubana actual. Puesto que oprime y reduce las posibilidades de superación y, por tanto, de empoderamiento, de las personas afrodescendientes. Al abordar sus consecuencias la muerte de la protagonista adquiere un valor simbólico.

Durante todo el espectáculo se utilizan diferentes recursos sonoros de nuestro folclor, otros elementos asociados a la cubanía como el pilón, la usanza del delantal. Para marcar la negritud como una parte substancial de la cultura nacional, que el racismo puede estar matando sin que nos demos cuenta de ello.   Dijo Yassier:

‚ÄúEl mundo se ha encargado de hacer una √©lite de lo que es bello est√©ticamente. Y que a un lado lo que demuestra diariamente una persona en su actuar, de conducirse socialmente.‚ÄĚ

Considera el director artístico que el bullying en nuestras escuelas y en las del mundo entero siempre ha existido.

‚ÄúSus razones pueden ser raciales, econ√≥micas, de g√©nero e identidad de g√©nero. Pero siempre est√° all√≠ esa persona que se cree m√°s fuerte y abusa de los d√©biles. La obra alerta sobre este conflicto que en otros pa√≠ses lleva a los ni√Īos al suicidio.‚ÄĚ

‚ÄúEs importante que los padres que traen a sus hijos a ver la obra se lleven a casa las inquietudes que plantea. Por ejemplo ‚Äď‚Äďexplica Fab√° Garc√≠a‚Äď‚Äď yo soy padre, y algo que aqu√≠ te queda claro es que la violencia engendra violencia y debemos alejar a nuestros hijos de esa forma de comportamiento con nuestro propio modelo.‚ÄĚ

Por √ļltimo, el dise√Īo escenogr√°fico se nutre de la fantas√≠a infantil y extrapola esa creatividad para la conformaci√≥n de un escenario minimalista y conceptual. Explota c√≥digos preestablecidos y que su p√ļblico conoce como son las se√Īalizaciones del tr√°nsito y los origamis de ni√Īos tomados de las manos. Ello refuerza el dialogo entre la pieza teatral y su receptor. ‚ÄúEs una obra muy cubana, y que hace pensar a profundidad nuestro contexto‚ÄĚ, resume la actriz Elizabeth Aguilera.

El grupo Teatro Sobre el Camino surgi√≥ en diciembre de 2009. Y al decir de la prensa provincial, present√≥ sus cartas credenciales en la sala Margarita Casallas de Santa Clara con la simp√°tica obra Una cama a domicilio. En los √ļltimos a√Īos trascienden presentaciones como Concierto de primavera, con la trovadora Yahily Orozco G√°lvez, y Las bebidas son por Pearl.

Paradigma o ¬°Ay, Shakira! plant√≥ pol√©mica y expectativas entre los teatristas de Cuba, desde el 2016 cuando participara de una lectura dramatizada en el Festival de Teatro de Camag√ľey. Se estren√≥ el a√Īo pasado en la ciudad de Santa Clara.

El peri√≥dico Vanguardia referencia un art√≠culo de Francisnet D√≠az Rond√≥n, titulado ‚ÄúPasi√≥n sobre el camino‚ÄĚ, en el cual se describe la agrupaci√≥n a la vuelta de sus 10 a√Īos de la siguiente manera:

‚ÄúDesde su debut, el espectador encontr√≥ una propuesta diferente y atractiva, que otorg√≥ un poco de aire fresco a la escena teatral villaclare√Īa.‚ÄĚ


«El arte es de percibirlo, no de comprenderlo»

Fue un regalo para los j√≥venes teatristas del pa√≠s que la directora del grupo El Ciervo Encantado, Nelda Castillo, aceptara la invitaci√≥n para ser homenajeada en el Festival de Teatro Experimental Desconectado a 969 que se realiz√≥ en Santiago de Cuba. En un intercambio con j√≥venes amantes del arte de las tablas Nelda nos regal√≥ muchas ense√Īanzas y una frase que nos acompa√Īar√° por mucho tiempo:

‚Äúel arte es de percibirlo, no de comprenderlo‚ÄĚ

‚Äď¬ŅH√°bleme un poco acerca del trabajo que hace El Ciervo Encantado y la manera de encarar el teatro?

‚ÄďLo importante es siempre la investigaci√≥n. Uno nunca deja de investigar cada tema. Realmente uno entrena siempre, la vida es un entrenamiento. Todo te sirve y por eso uno debe ver a un artista en qu√© gasta su tiempo, qu√© es lo que mira, porque uno se cultiva o se descultiva.

Uno siempre est√° entrenando porque lees, porque ves, porque estudias. Uno entrena el esp√≠ritu, uno entrena la sensibilidad, y el cuerpo es el que acompa√Īa al esp√≠ritu. Un artista entrena ambos, m√°s que el cuerpo, eso tiene que estar unido.

‚Äď¬ŅUsted nos habl√≥ de la importancia de ba√Īarnos de realidad y eso convertirlo en obra de arte. ¬ŅC√≥mo eso se logra en El Ciervo Encantado?

‚ÄďEs que uno no imita la realidad, uno construye esa realidad como un equivalente, observada o percibida en otra dimensi√≥n. En una dimensi√≥n que quiz√°s no te des cuenta, no lo ves, pero el arte es como para enfocar de manera artificiosa y art√≠stica esa realidad. Uno descubre o redescubre la realidad.

‚Äď¬ŅCu√°nto usted considera que un evento como Desconectados a 969 contribuye al desarrollo del teatro joven en el pa√≠s?

‚ÄďEs magn√≠fico porque su direcci√≥n se ha propuesto activamente invitar a personas que tienen una lecci√≥n que brindar, es decir, que se piensa en creadores que tengan un objetivo concreto. Y dado ese objetivo, un investigador que tenga un estudio fundamentalmente sobre Cuba y sus ra√≠ces m√°s profundas y c√≥mo hace ese creador para reflejar la cubanidad.

‚ÄďAparte del fuerte entrenamiento que realiza, su grupo se nutre de una profunda investigaci√≥n. ¬ŅQu√© necesita El Ciervo Encantado para interpretar una obra?

‚ÄďEl problema est√° en que no es ir a la calle y ver solo la realidad y la persona que le ocurre lo que reflejamos, el detalle est√° en que uno cuando investiga tiene que tener el compromiso con lo que se est√° investigando.

No es una investigación desde una distancia, es estar dentro de ese tema y ser responsable con eso.

Yo tenía un actor que cuando lo mandaba a investigar me decía que ese proceso no le conmovía, y yo le decía que así no podía ser actor.

No es un problema de conmoverse, es sentirte comprometido con eso, no puedes estar distanciado. Si estás distanciado y eso no es capaz de llegarte, pues entonces no tienes nada que decir. Porque tu vives en este país, en este contexto y eso te involucra.

‚Äď¬ŅEl g√©nero influye en la forma de ver el teatro desde la actuaci√≥n y la direcci√≥n esc√©nica?

‚ÄďYo no te puedo decir eso. S√≠ me imagino que pueda haber su diferencia pero no porque sea un teatro de mujer o de hombre. Te voy a decir una cosa, he tenido la experiencia con mis alumnados que la mujer quiz√°s tengan un poquito m√°s de voluntad, de constancia. Eso no quiere decir que todos los hombres sean iguales.

Y es Nelda Castillo es una de esas mujeres nos hace ver la riqueza del arte como esa necesidad de percibirlo, no de comprenderlo.


M√°s que 40 Megas de capacidad

Hacedores de una obra que fluct√ļa entre el humor esc√©nico, la s√°tira, la cr√≠tica social y la parodia, el grupo de teatro avile√Īo 40 Megas¬†ha dado mucho de qu√© hablar en los √ļltimos a√Īos y ha confirmado c√≥mo el movimiento aficionado en el pa√≠s forma y devuelve a los escenarios a much√≠simos artistas de incalculable valor.

Aldring Mirabal, instructor de arte; Isaac Miguel Torres, licenciado en Derecho; y Héctor Eduardo Pérez, licenciado en Matemática-Física, trazan una línea discursiva auténtica, con constantes anclajes a la realidad cubana que echa mano de un humor inteligente y no de la burla por la burla.

Hasta la fecha, su repertorio incluye las piezas Amores Ridículos, texto escrito por Iván Camejo, que cuenta las desventuras del amor a partir de las infidelidades a tres personajes creados por Shakespeare; y Greciecitas conmigo no, donde toman como punto de referencia situaciones y personajes del mundo grecolatino antiguo.

Ahora vuelven a ser noticia con el anuncio de la preparación de un nuevo espectáculo, que, como ya nos tienen acostumbrados, contará de cuatro sketches, al centro de los cuales figurará Cosmonauta.

‚ÄúSe trata de una suerte de recorrido por lo que ha sido y ha hecho la agrupaci√≥n en estos tres a√Īos. Ser√°n n√ļmeros con constantes alusiones al pasado y el futuro, sin abandonar nuestra est√©tica minimalista y el discurso que aboga por divertir y reflexionar al un√≠sono. Apostamos por ser sinceros y construir y desmontar verdades, a partir de los juegos de palabras y el doble sentido‚ÄĚ, afirman sus propios integrantes.

Los textos surgen escritos a seis manos para ser este un ejercicio agotador que solo termina cuando los tres est√°n satisfechos. Precisamente, este es el momento m√°s valioso: el proceso, el exprimirse las neuronas para lograr la carcajada oportuna.

23 y 24 de Junio en el Teatro Principal "40 Megas REBORN" 9 de la noche (la imagen es solo promocional en el espectáculo ocurren tonterías ajenas a la de la imagen, me hacía ilusión la foto al lado de Adolfito)

Publicada por Aldring Mirabal en Martes, 19 de junio de 2018

Sin embargo, tampoco descartan las sensaciones de estar sobre la escena, lograr la organicidad de cada movimiento, deconstruir el espacio y mirar a los ojos al p√ļblico para plantearle despu√©s, de principio a fin, sus argumentos.

La econom√≠a de recursos sobre la escena, si bien ha sido un elemento que desde el primer d√≠a los ha identificado, descubre el hecho de que la producci√≥n de espect√°culos teatrales se mueve hoy por terrenos bald√≠os, donde ‚Äúel no hay‚ÄĚ y ‚Äúel no se puede‚ÄĚ cortan alas a la creaci√≥n, por lo que una y otra vez se ha impuesto el ingenio de los muchachos para caracterizar personajes, trabajar la m√ļsica de cada presentaci√≥n y reducir el dise√Īo de vestuario a la transformaci√≥n de s√°banas en vestimentas griegas.

Necesitados todav√≠a de horas de ensayo y de p√ļblicos diversos que tasen el producto art√≠stico, 40 Megas es ahora mismo un referente importante para la creaci√≥n en el pa√≠s, al punto de ser el conjunto m√°s joven en el centro de la isla dentro de esta manifestaci√≥n.

Su trabajo llega al p√ļblico de much√≠simas maneras, pero es su habitual pe√Īa en la Casa del Joven Creador avile√Īa lo que les ha valido el reconocimiento en el terru√Īo. Ganadores en el XXIII Festival Nacional de Artistas Aficionados de la Federaci√≥n de Estudiantes Universitarios, el Festival de Teatro Aficionado Olga Alonso, del Reconocimiento Especial del Centro Nacional Promotor del Humor, y de la Beca Bebo Ru√≠z. No es una sorpresa que el camino a la profesionalizaci√≥n haya llegado sin muchas trabas.

En momentos en que al humor cubano se le entretejen malas pr√°cticas, palabras soeces, propuestas repetitivas e intrusismo profesional, su discurso se reafirma al no dejar de crear y a reinventarse con cada puesta en escena.


Vuelve a las tablas holguineras el Teatro Joven

Entre el 13 y el 18 de marzo, Holgu√≠n acoger√° la XI edici√≥n del Festival Nacional de Teatro Joven, cita que re√ļne a parte de la vanguardia teatral cubana y es organizada por la AHS en la provincia, con auspicio del Consejo Nacional de las Artes Esc√©nicas, la Direcci√≥n Provincial de Cultura, y la Uni√≥n Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). [+]