festival de m√ļsica electr√≥nica


Capítulo # 1: Ciudad musical

¬ŅEs Santiago de Cuba una ciudad para el jazz?

La respuesta es concreta: S√ć.

Santiago es una ciudad multicultural donde la buena m√ļsica y el buen arte es percibido y recibido de formas muy sui g√©neris. En estos d√≠as en que est√° de moda el t√©rmino de Ciudad Creativa, y donde los santiagueros nos hemos propuestos ver a la ciudad bajo los resortes de este concepto, distinguir a nuestra urbe como una ciudad musical es una mirada v√°lida y consecuente con las acciones diarias que se acometen para promover, divulgar y crear desde la perspectiva de la m√ļsica, que provoca la expresi√≥n genuina/corporal del santiaguero.

M√°s de una decena de festivales y eventos adornan la sonoridad de la cartelera cultural de la provincia; entre ellos destacan algunos del sistema institucional de la cultura como el Matamoros Son, los festivales de la Trova Pepe S√°nchez y el Internacional de Coros Electo Silva In Memoriam, adem√°s del Jazz Plaza; este √ļltimo genera una conexi√≥n entre las dos ciudades m√°s importantes del pa√≠s, donde la m√ļsica se muestra como un elemento unificador desde lo cultural aunque se revierte en intercambio y simbiosis de los valores m√°s caracter√≠sticos de la naci√≥n. La UNEAC provincial tambi√©n sostiene jornadas leg√≠timas de se√Īalar: El Festival de Boleros y El Amigos del Jazz, ambas jornadas con un marcado arraigo por parte de los ciudadanos. A todo esto, hay que sumarle la evidente y aut√©ntica perspicacia de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como parte de ese sistema y su labor en pos del desarrollo de los j√≥venes baluartes de la creaci√≥n art√≠stica.

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

La AHS responde a una diversidad que hoy, en Santiago de Cuba, solo puede encontrarse en sus filas y en los proyectos que se generan desde all√≠. Los festivales y eventos responden a una estrategia para visibilizar aquellos nichos de la creaci√≥n donde sus exponentes tengan mayores resultados con su obra. Ese arco√≠ris se matiza con los festivales: Rockevolution, Festival de M√ļsica Electr√≥nica Playarte, Festival de Hip Hop Palabras y el Encuentro de J√≥venes Int√©rpretes del Jazz JazzNam√°. Espacios que son necesarios en materia de pol√≠tica cultural, aport√°ndole calidad y diversidad a la programaci√≥n cultural de la provincia, la cual se resume en una cartelera enorme que necesita de elementos como los aportados por la asociaci√≥n para dinamitar sus espacios y revolucionarlos.

En una ciudad donde todas las semanas hay un evento importante, que genera plazas m√ļltiples para el di√°logo y la superaci√≥n, la AHS emerge como un punto de resistencia cultural, no solo a la chatarra que algunos pretenden nombrar como arte y que cada vez gana m√°s sitio en los c√≠rculos sociales m√°s vulnerables, sino tambi√©n a esa propia programaci√≥n cultural a la que responde y con la que entra en constante incompatibilidad.

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

Lo antes dicho parece una contradicci√≥n, y en esencia admito que lo es, pero nuestras instituciones aun no act√ļan con toda la coherencia pol√≠tica, c√≠vica y est√©tica necesaria. Llevan a√Īos inmovilizadas desde su quehacer y son (hoy) v√≠ctimas de sus propias incapacidades. Las grandes citas que emanan de su funcionamiento son sostenidas por un impulso otro, que responde a una integraci√≥n moment√°nea (efectista e inorg√°nica) y que no desprende saberes visibles a ese funcionamiento.

Se hacen visibles notables incongruencias: una planificación que no organiza el proceso, la no jerarquización, la programación de artistas que contradicen el objeto social de quien lo programa, así como divulgación de acciones culturales sin una proyección desde la comunicación especializadas, entre otras que harían extensa esta lista. En medio de todas estas contradicciones, la AHS entra, participa, se compromete, pelea y se responsabiliza con ideas y acciones concretas. Un ejemplo auténtico es el ya mencionado Encuentro de Jóvenes Intérpretes del Jazz: JazzNamá.   

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

Esta cita entre artistas del género se piensa como plataforma para la superación, viéndola como creación pura por parte de los noveles cultores del género, así como plataforma para el diálogo generacional. El encuentro que siempre es en febrero, en esta ocasión se celebra entre los días 21 y 25, busca el reconocimiento a aquellas entidades y personalidades que permiten un desarrollo teórico-práctico del género.

En esta edici√≥n se reconocer√°n al Conservatorio Esteban Salas, escuela que ha formado durante 60 a√Īos un sinf√≠n de generaciones y con la cual la AHS en la provincia sostiene acciones sistem√°ticas conjuntas en pos del desarrollo de los j√≥venes m√ļsicos en formaci√≥n; y tambi√©n la dedicatoria llega al cuarteto de saxofones Magic Sax Quartert, agrupaci√≥n santiaguera de referencia ineludible para nuestros j√≥venes m√ļsicos y que han contribuido a la formaci√≥n de muchas generaciones, algunos de ellos hoy participantes del evento.¬† ¬†

Para esta ocasi√≥n se escuchar√°n sonoridades provenientes de varios proyectos creados dentro de la propia ense√Īanza, los cuales intercambiar√°n con distintas agrupaciones del pa√≠s. Destacan el cuarteto de viento Confluencias, galardonado en la m√°s reciente edici√≥n del JoJazz. Asimismo se prev√© que el encuentro se extienda por varios centros culturales del territorio, d√≠gase el Iris Jazz Club, la sala de conciertos Dolores, el Museo de la M√ļsica, el patio de la Casa del Joven Creador y el Conservatorio Esteban Salas.

Momentos del Jazz en Santiago. Foto: Frank Lahera O¬īCallaghan

JazzNam√° 2020, contar√° con un apartado dedicado a la teorizaci√≥n entorno al g√©nero nacido en New Orleans y llegado a Cuba a inicios del siglo pasado. De esta forma, el evento prev√© la presentaci√≥n de libros, ponencias, conversatorios con protagonistas, entre ellos se destaca la del music√≥logo y periodista Joaqu√≠n Borges Triana. Contar√° tambi√©n con un panel dedicado a la promoci√≥n y producci√≥n musical del g√©nero y las posibilidades que ofrece la AHS como un camino √ļtil para transitar.

Cuando aun se escuchan los ecos de la pasada edición del Jazz Plaza, Santiago de Cuba abrirá sus puertas a un festival que está llamado a fomentar el gusto musical, además de servir de laboratorio para la experimentación en un género caracterizado por la improvisación del ritmo y la libertad creativa de sus exponentes.

Con estas premisas pudiéramos volver a la esencia de la pregunta inicial.

¬ŅPor qu√© la cuna del son es un espacio real para el jazz?

¬ŅC√≥mo entroniza un g√©nero for√°neo en una ciudad tan tradicional?

¬ŅPor qu√© tantos j√≥venes en formaci√≥n apuestan por este g√©nero?

Hay que entender a Santiago de Cuba como una ciudad que est√° experimentando cambios gigantescos en toda √≠ndole. Una ciudad que se desmarca y dentro de la propia inmovilidad que en algunos sectores se aferran para sostenerla, la ciudad fluye y se busca as√≠ misma. Es Santiago un espacio para la trova, el rock, el hip hop y el jazz. Es Santiago un espacio para hacer converger lo tradicional y la vanguardia, en esa b√ļsqueda encontrar los modos institucionales es de una importancia capital incluso para esa tradicionalidad que nos identifica en cada sector.

Debemos estar prestos para dialogar con todo lo que culturalmente nos permita crecer. La apuesta de los más jóvenes por este género forma parte de esa resistencia cultural de las nuevas generaciones a códigos gastados, y al mismo tiempo la participación junto a los referentes directos del jazz en la isla, en la programación ya referida.

¬ŅQu√© pasar√≠a si esta programaci√≥n fuera totalmente eficiente?¬†¬†

¬†Esta pregunta es solo para generar un punto de an√°lisis en otro comentario. El potencial institucional y humano (a pesar del √©xodo) es suficiente para convertir a Santiago en una Ciudad Creativa, como urbe cuyo patrimonio musical es incomparable. Ajustar esos recursos a trav√©s de un dise√Īo af√≠n con el contexto permitir√≠a visualizarla, compartirla y renovarla desde una impronta universal, necesaria como ciudad de futuro y presente.

Descargue el Programa del Encuentro de Jóvenes Intérpretes del Jazz JazzNamá 


A moverse a ritmo del Beat 32

El gusto por la m√ļsica electr√≥nica crece de forma notable entre adolescentes y j√≥venes y la filial principe√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z lo saca adelante convencida de que la labor del Dj es un acto creativo que va m√°s all√° de armar una lista de canciones y darle play.

Por varios a√Īos la AHS en Camag√ľey destina espacios habituales para la promoci√≥n de la m√ļsica electr√≥nica. Todas las semanas, los DJs se dan cita en la Casa del Joven Creador conducidos por el DJ Joker y DJ √Āfrika, DJ Richie Castro y DJ Chapa, estas pe√Īas ha impulsado otros eventos de mayor convocatoria para el g√©nero como el Festival Beat 32.

La necesidad de fomentar una cultura de la m√ļsica electr√≥nica deviene principal objetivo de la 4ta. edici√≥n del Festival de M√ļsica Electr√≥nica Beat 32, el cual se desarrollar√° del 20 al 23 de febrero en la Terraza Arte Joven de la AHS, lo que convertir√° a la ciudad en el epicentro y zona jerarquizadora de esa expresi√≥n art√≠stica en Cuba, antes solo impulsado en las plataformas de Holgu√≠n y La Habana

Dedicada al aniversario 506 de la fundación de la Villa del Puerto del Príncipe, la cita tendrá un programa enriquecido con los 15 artistas procedentes de las provincias de Pinar del Río, La Habana, Holguín, Santiago de Cuba y del territorio sede.

El programa incluye conciertos, boilers y conferencias acerca de los retos en materia de organizaci√≥n y producci√≥n que presenta un festival de este tipo. Tambi√©n se abordar√° la historia de la m√ļsica electroac√ļstica, la presencia femenina en la misma y los usos de las tecnolog√≠as a trav√©s de la imagen para incrementar la difusi√≥n de la referida vertiente art√≠stica.

En esta oportunidad se tratar√°n otros t√≥picos como el ampliar la capacidad para diferenciar los g√©neros y subg√©neros de la m√ļsica electr√≥nica, as√≠ como los estilos de cada uno de los productores y las estrategias para hacer viable que el p√ļblico aprecie la creaci√≥n de los Djs.

El Beat 32 deviene en opción para reencontrar a amigos de todo el país, e intercambiar con ellos los conocimientos dentro de este ámbito sonoro, el cual está siempre en constante evolución.

Actualmente este tipo de evento saca adelante el empe√Īo de los DJs cubanos en formarse un sello propio mediante la difusi√≥n de su quehacer y, en general, la creaci√≥n de uno com√ļn para la m√ļsica electr√≥nica en el pa√≠s, siempre de una manera creativa.

Sin dudas, la participaci√≥n de algunos de los mejores exponentes de la electroac√ļstica cubana promete regalar una fiesta de lujo para los amantes de las sonoridades producidas por m√°quinas y, seguramente, ganar√° muchos adeptos al movimiento y enriquecer√° la cultura de los j√≥venes.


Tyko Nava: ‚ÄúLa m√ļsica para m√≠ es un incienso‚ÄĚ

Tomado de Sitio web de la UNEAC

Cinco a√Īos representan poco tiempo en la vida profesional de un Dj y de cualquier artista, el inicio, la g√©nesis de su carrera. Faltan a√Īos de experiencia, intercambios, discos, fama‚Ķpero cuando el talento se impone, los ciclos se acortan y llega el √©xito. As√≠ pudiera definirse la trayectoria del joven productor de m√ļsica electr√≥nica H√©ctor Navarro, ‚ÄúTyko Nava‚ÄĚ para los amigos y conocedores de su propuesta.

[+]


Surazo de m√ļsica electr√≥nica

Cinco a√Īos es solo el comienzo de un camino largo del Festival de M√ļsica Electr√≥nica, El Surazo, que realiza la Asociaci√≥n Hermanos Saiz (AHS), la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas (UJC) y la Direcci√≥n de Cultura en Mayabeque con el objetivo de promocionar el talento creador de las nuevas generaciones de DJs en el occidente cubano.

[+]


Fiesta en la playa

Este fin de semana tuvo lugar la quinta edición del festival Bay-Elektrock. El evento resultó una jornada de celebración en la playa de Bailén, y con él se iniciaron las actividades de verano que tiene a su cargo la AHS en Vueltabajo. [+]