Exposiciones


Celebran en Cienfuegos aniversario 34 de la Asociación Hermanos Saíz

La filial cienfueguera de la Asociación Hermanos Saíz celebró el aniversario 34 de esta organización. Conciertos, exposiciones, puestas teatrales, colmaron las jornadas de actividades, protagonizadas por la vanguardia del arte joven en la Perla del Sur.

El primer homenaje fue para la Tía Rosa, esa cantautora que ha marcado nuestra infancia con sus canciones y que fue, justamente reconocida con el premio Maestra de Juventudes, un galardón que reconoce a quienes constituye referentes para las nuevas generaciones de creadores, no solo por su obra, sino también por sus cualidades humanas.

‚ÄúEn todas las pe√Īas de la Asociaci√≥n esta semana, hemos estado festejando tambi√©n la semana de la cultura cubana. Estuvimos en el Parque de Diversiones para compartir con nuestra Rosa Campos, este homenaje que le tributamos todos los j√≥venes creadores de Cuba‚ÄĚ, coment√≥ Diana Padr√≥n Castillo, vicepresidenta de la AHS en Cienfuegos.

Todas las manifestaciones artísticas se sumaron a esta fiesta que incluyó a reconocidos trovadores como Nelson Valdés y Rolo Rivera. Por su parte varios artistas visuales inauguraron una muestra colectiva que sobresale por la variedad de temas y técnicas presente en las más de 30 piezas.

Alberto Veloz Fonseca, uno de los expositores nos comentó sobre esta idea, que vincula a jóvenes artistas visuales con estéticas similares, y con ganas de colaborar, para despejar de alguna manera las tristezas que ha dejado en las personas la pandemia de coronavirus

La Asociación Hermanos Saíz en Cienfuegos sigue dando muestras de unidad, madurez y por supuesto de compromiso con los mejores valores de la cultura cubana.

*Tomado de Perlavisión


Un santiaguero en el Salón de Arte Contemporáneo Post-it

Con regocijo para los santiagueros lleg√≥ la noticia de que Alejandro Lescay Hierrezuelo ha sido seleccionado en el Sal√≥n Post-it 7. Arte Cubano Contempor√°neo. Este evento tiene como principal fin otorgar protagonismo a los artistas que, con corta edad, sobresalen por su creatividad y talento. De manera que, se ha convertido en una plataforma para lo m√ļltiple y lo heterog√©neo dentro del panorama de las artes visuales contempor√°neas cubanas.

Obra Pubertad. Acr√≠lico, carboncillo sobre lienzo. 2019. Perteneciente a su √ļltima exposici√≥n personal Silencio, realizada en julio del 2019 en la galer√≠a Arte Soy de Santiago de Cuba, durante la 39 Edici√≥n del Festival del Caribe.

Este suceso promulga una ganancia por partida doble para la ciudad. Primeramente, el satisfactorio resultado personal de qui√©n ha sido formado en el seno de esta urbe. Alejandro Lescay, graduado de la Academia Profesional de Arte Jos√© Joaqu√≠n Tejada, ya posee numerosos reconocimientos tanto en su provincia como en la esfera cultural nacional. Con una activa labor creativa tambi√©n se ha insertado en el circuito internacional del arte contempor√°neo. Su participaci√≥n en exposiciones como «Identity & difference. Utopia Horizons. Contemporary Cuban Art In Venice» (2019), demuestran que su trabajo transita por un camino ascendente lo cual es fruto de su incansable empe√Īo y talento.

Por otra parte, esta novedad tributa directamente al sistema de experiencias art√≠sticas que componen la ‚Äúinstituci√≥n arte‚ÄĚ en la ciudad. Los salones, desde su surgimiento en el siglo XVIII, han contribuido a enaltecer el trabajo de los artistas. La dramaturgia ejercida en tales ambientes ha sido cr√≠tica en la valorizaci√≥n de los creadores y su establecimiento en el mercado. Adem√°s, han asistido a una construcci√≥n diacr√≥nica de una tradici√≥n visual propia de la cultura occidental. Hablar de los salones es intervenir en el n√ļcleo mismo de la historia del arte.

En Cuba, la realizaci√≥n de estos concursos ha contribuido al desarrollo de la esfera cultural en sus diversas etapas. Poseen la funci√≥n de aquilatadores del buen arte. En esta l√≠nea, el Sal√≥n Post-it desde el a√Īo 2014 se ha presentado como una iniciativa que el sistema de galer√≠as del Fondo Cubano de Bienes Culturales, particularmente la galer√≠a Galiano, ha expandido a un nuevo horizonte dentro del conjunto de acciones para promocionar la actividad cultural en el pa√≠s.

Imagen del artista Juan Salazar tomada del catálogo de la primera edición del Salón Post-it realizado en 2014.

Este es un proyecto que sugiere impulsar lo más actual de la creación artística cubana sin exclusión de tipologías discursivas. Tras seis entregas ha logrado legitimarse a nivel de país. Se coloca en una posición de avanzada y la experiencia demuestra que como todo evento institucional de elevada calidad, el haber sido seleccionado para la muestra final de este concurso, se convierte en carta de presentación para los noveles artistas.

No obstante, estas cualidades, que solo suman garant√≠as para los creadores, no han sido tan bien aprovechadas por los naturales de Santiago de Cuba. En las pasadas entregas solo se ha contado con la participaci√≥n del artista Juan Salazar Salas, joven promesa, tristemente abrazada por una muerte precoz, quien participara en la primera entrega del Sal√≥n en 2014. Con una obra prominente de la serie «Contracorriente S/T»¬†(2014) coloc√≥ bien en alto al grabado santiaguero.¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†¬†

Esta vez, Alejandro Lescay, inconforme ante la pasividad y √°vido de explorar nuevos espacios ha hecho posible que hoy su ciudad natal cuente con la representaci√≥n certera en un concurso que crece constantemente. Con su obra «La espera» (2020) propugna nuevos c√≥digos para la visualidad contempor√°nea cubana.

Solo queda esperar con ansias la muestra final y por supuesto los resultados del evento que ya llena de regocijo a Santiago de Cuba en el 505 aniversario de su fundación. El joven creador evidencia que la ciudad cuenta con buen arte y jóvenes artífices dispuestos a defenderlo.

imagen de los salones post it pasados/ cortesía: galería Galiano

imagen de los salones post it pasados/ cortesía: galería Galiano


Capítulo #8: La técnica del acueducto (+ galería)

  • (aproximaciones a la obra de Alejandro Lescay Hierrezuelo)

I

  • ¬ŅC√≥mo entender el valor de una idea?
  • ¬ŅD√≥nde nos convertimos en parte de la imagen?
  • ¬ŅCu√°ntos cuerpos hacen una imagen?
  • ¬ŅC√≥mo escenificar el silencio?

Algunos artistas están condenados a vagar en la limitada extensión de sus ideas/de sus imágenes. No conocen la técnica del acueducto. La simple maniobra de abrir o cerrar una llave.

En un mundo tan contaminado y accesible, donde todos quieren ser ‚Äúel artista‚ÄĚ, sin conocer la t√©cnica del acueducto y sus interioridades; hay que aprender a ver-nos frente a la llave. Una maniobra tan simple posee significados absolutos.

Alejandro Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Al recorrer la obra de Alejandro Lescay Hierrezuelo (Santiago de Cuba, 1987) podemos encontrar-nos frente a la perturbadora situación de observar-nos a partir de un gesto insospechado. Un espejismo interior que no puede negar-nos la representación de nuestra imagen.

En su obra se evidencia un conflicto ineludible: la imagen generacional vs la imagen deteriorada en el fondo. Ambas act√ļan como una sentencia. Colisionan en un discurso dial√©ctico donde se revitalizan las emociones/la memoria/identidad/el discurso. Se trata de una b√ļsqueda autorreferencial en el cuerpo colectivo. La mutaci√≥n de los rostros seg√ļn la idea, seg√ļn la plasticidad del contexto. Todo dentro del propio vac√≠o existencial que lo cre√≥. Todo desmaterializado y definido. Presente.

de la serie Los hijos de Matías Pérez/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

¬† ¬†Graduado de Pintura y Dibujo en la Academia Profesional de Artes Pl√°sticas Jos√© Joaqu√≠n Tejada (Santiago de Cuba, 2007), Alejandro parece estar colocado frente a la llave. Ha conseguido hacer alrededor de 12 exposiciones personales y tener presencia en m√°s de 45 exhibiciones colectiva. Posee una producci√≥n amplia y rigurosa que lo sit√ļan como uno de las nombres a seguir en los pr√≥ximo a√Īos del arte cubano. No solo por el elemento cuantitativo, sino tambi√©n por su exploraci√≥n pict√≥rica y conceptual.

Gaviotas (de la serie Los hijos de Matías Perez)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay
  • ¬ŅEs un artista experimental?
  • S√≠.

Desde sus primeras piezas se ha comprometido en la b√ļsqueda de modelos renovadores. Su profanaci√≥n estil√≠stica es el culto al arte vivo. Con sus fondos oscuros y complejos, nos invita a penetrar en un universo pr√≥ximo. Pues las figuras que se superponen a esos oscuros son identificables en el mundo actual. Se trata de im√°genes que atraviesan diversas etapas y estados del individuo.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez III/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

II

En la serie Los hijos de Matías Pérez (la cual a mi opinión representa el desprendimiento de una adolescencia creativa), el artista encuentra una conexión con los elementos de la naturaleza. Aire/cielo/agua/nieve/ y el mundo animal/ todos en diálogo con la inventiva humana. La naturaleza vs las máquinas. El mundo de las cosas vs el mundo natural.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez /Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

En ese vínculo yacen sus deseos y angustias por construir nuevas exploraciones en su pintura. Una mezcla de lo onírico/el lienzo/la aventura/el acrílico/el descubrimiento de lo humano/el artista y la llegada a zonas que coquetean con lo inentendible.

Esta es una serie para vivirla similar a la práctica del deporte extremo. La construcción de pasajes inusuales/anónimos también nos muestra el potente imaginario del autor.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez III/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Alejandro necesita jugar con lo abstracto. Encuentra la convergencia necesaria entre el color, los elementos figurativos (con trasfondo en la gráfica), y la abstracción como dispositivo definitorio. Desde allí maneja los significados. Desde ese escaparate experimenta y muestra, lo que a mí entender, es el gran tema de la serie: el viaje.

de la serie Los Hijos de Matíaz Pérez/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Pudiéramos decir que es un tema recurrente en todo el arte, tal vez incluso demasiado recurrente. Pero en su hacer, el artista nos muestra el viaje con sinceridad e inspiración locuaz. Es indiscutiblemente creíble. Su viaje es el destino humano. Es el fracaso de Matías y la dicha de sus hijos. Es la actualización de nuestros recursos comunicativos/políticos/migratorios.

  • ¬°Somos los hijos de Don Mat√≠as P√©rez!
  • ¬°Vamos a volar/so√Īar/transitar el espacio fuera de nuestra atm√≥sfera!
  • ¬°Nadie puede detener a los hijos de quien invent√≥ la t√©cnica del acueducto!
Se permuta (de la serie Lps Hijos de Matías Pérez)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

III

Alejandro Lescay es capaz de generar dentro de un mismo concepto la representaci√≥n del individuo como ser m√ļltiple y espec√≠fico. A eso le a√Īade significados conductuales que complementan figuras ensombrecidas.

Individuos todos marginados desde la representación. Desde el inacabado retrato de la vida.

Lo anterior expuesto responde a su serie Silencio. Un capítulo creativo que denota su interés por dejar las parafernalias visuales fuera y ahondar en lo oculto.

En busca de fe (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

La serie hace referencia directa al silencio como sonido/comunicación/ostracismo/incapacidad/imagen. Todos los rostros sin boca.

Cada pieza es un tratado sobre lo oculto del ser. Creo que en este punto radica el valor ideológico de la serie como puesta en escena. A veces el individuo prefiere no decir, y otras, no puede; una responde a la voluntad/capacidad de lo biológico y otra a lo social/lo político.

Esas cuestiones norman el comportamiento. Hacen de los seres humanos un concepto desde el ojo que lo observa. Los silencios en esta muestra son más que físicos, inclusos más que decisiones conscientes. Se trata del rostro interior.

La piel que habito (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Como individuos en sociedad vivimos tras la imagen que los otros fabrican cuando nos interpretan, en lo que reprimimos y ocultamos. Somos m√°scaras. Personajes que viven bajo el sentido de la verdad que practican, pero que no representa ni exhibe ese rostro interior.

Nuestra expresión/comportamiento/carácter responde a una construcción social. La psiquis duerme nuestros impulsos y emociones cuando creemos que no es afín con la imagen que presentamos. En ese ejercicio (ya perenne), nuestros rostros verdaderos hacen silencio.

Sobre esa tesis descansa (también) la obra del artista. Los silencios de las personas constituyen (en este caso) una exploración de lo abyecto contra su propia naturaleza.

Silencio (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

En esta serie podemos ver a un creador posicionado frente a la llave, y también con la capacidad de abrir y cerrarla.

Su obra mantiene una conexión visible con toda su producción precedente, pero nada indica inmovilidad creativa. Los elementos sufren la desmaterialización que invade (incluso) el área conceptual. Sus fondos complejos evocan al encierro y el vacío material de cada figura. Lo figurativo nos conduce por áreas regidas por lo emotivo y sensorial.

Tras apoderarse de imágenes reales, busca re-significarlas/re-interpretarlas a través de las penas, la desesperación, la edad, los miedos, el anonimato y la aceptación de la condena.

La luz de Victoria (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Cada obra desde una intención fotográfica, vincula a estos seres con el mundo real, pero desde esa realidad otra que los hace permanecer vivos e inexistentes. Una dualidad que corresponde a la psiquis, que nos habla desde una conducta extra-verbal/extra-física. La actuación implícita en la obra Sin respirar da fe de ese agobio e incapacidad del individuo por imponer su (verdadero) lenguaje.

Sin respirar (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Con un marcado interés en el dibujo, Alejandro investiga a través del carboncillo y el lienzo. Ejercicio que desde lo pictórico naturaliza y hace más orgánica su investigación. Utiliza además, el acrílico y la técnica Scratchboard para buscar el efecto preciso en la textura. Todo esto desde una paleta reducida que deviene en armonía visual.

IV

  • ¬ŅDe qu√© le sirve a un creador como Alejandro Lescay la t√©cnica del acueducto?
  • ¬ŅQu√© importancia tiene esa maniobra? ¬†¬†
Alejandro Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

¬†El mundo de los artistas es interpretaci√≥n. Tener la facultad para desnudar al otro tras la ex√©gesis de lo que esconde, es un don poco com√ļn. El acueducto es la m√°quina para regular el agua/idea/concepto a gran escala. La llave por el contrario, es una maniobra que permite la regulaci√≥n desde lo micro/lo preciso.

En esos bordes transita Alejandro y su obra. Conoce cómo atrapar un concepto y desplegar micro-acciones para nutrirlo de manera endógena. Encuentra la diversidad en lo singular de cada gesto. No desmaya en abrir o cerrar la llave para dar paso a sus contradicciones, luego se expresa. Sabe que la técnica del acueducto no es la reproducción mecánica del gesto, sino la vía consciente por donde circula lo que callamos. 

Alberto Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

  


Capítulo #7: Frank Lahera: el artista total (+ fotos y video)

  1. I

Making Off: El artista

El arte (verdadero) es pura experimentación. Nada que no lleve implícito una investigación de fondo, puede sostenerse en la creación contemporánea. Desde ahí nace la defensa del arte. Sin ingenuidades ni falsos significados.

  • El artista que mira por los bordes de su obra.
  • El artista como contenido para una met√°fora.
  • El artista on-line/personaje/conflicto.
 

Para Frank Lahera O¬īCallaghan (Santiago de Cuba, 1988) el arte es lo contrario a lo reglamentado, incluso si dicha regulaci√≥n la impone el propio arte. Su trabajo se basa en lo plural, lo interdisciplinario, lo colaborativo.

Hablamos de un artista que no descansa. Graduado primero de la Universidad de Oriente (Estudios Socioculturales, 2013) y luego de la FAMCA en su sede holguinera (Dirección, 2019).

Para un artista como él, la superación está implícita en la realización de su obra, la cual es un proceso de aprendizaje armónico.

Imagen del artista trabajando en el performance Bonsái junto al Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

No es de extra√Īarnos entonces las distintas zonas de exploraci√≥n que toma como suyas. Su labor es la del artista total. Todo lo que impulse a crear algo nuevo, o a resignificar alg√ļn contenido es terreno ambicionado por √©l.

Director de cine ante todo, tambi√©n ejerce como guionista, editor, productor, dise√Īador gr√°fico, fot√≥grafo, video-artista, performer, y artista visual multidisciplinar.

Con el fin de canalizar todos sus materiales cinematográficos creó ProbetaFilms, su productora. Desde la cual ha concretado 28 materiales que responden a esa esencia multidisciplinaria que lo mueven.   

  1. II 

Un hombre, una c√°mara

Como director de cine posee una producción anómala con relación al circuito cubano. Los referentes más necesarios para él se encuentran en el cine impresionista francés, la nueva ola francesa, el cine underground norteamericano, el Dogma 95 danés, el movimiento del cine ensayo y del cine de contemplación. Todos vinculados a líneas de pensamientos de vanguardia, que son cardinales en su proyección como director cinematográfico. 

Cartel del filme Palabras para un suicidio

Cartel del filme Presencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al recorrer su obra se pueden encontrar trabajos (que si bien son) de iniciaci√≥n, ya marcan su necesidad de expresarse a trav√©s de un discurso at√≠pico. Una peque√Īa selecci√≥n de sus trabajos afirma lo antes dicho.¬† ¬† ¬†¬†

+ de 3 (animación, 2012). Se trata de corto de ficción que tiene un ejercicio crítico hacia el uso y abuso del poder. Realizado con la técnica del stop motion, el material elude a un poder superado ideológica y físicamente tras la unión de los más damnificados. Lahera muestra el horcón fundamental de su obra: la experimentación.

A Destiempo (ficción, 2015). Es otro ejemplo digno de traer a debate. Un joven espera en un café. Tiene una cita con ella/con el tiempo/con la espera. Hasta que el tiempo hace su trabajo sin que nadie se lo impida. En este material aparece un elemento que será una constante en toda su obra: el tiempo.

Palabras para un suicido (ficción, 2015). Es una muestra donde poderosa, donde nace otra línea de investigación del artista: la existencia. José esta frustrado y llega a la conclusión de que no merece vivir. Decide quitarse la vida frente a una cámara, mientras se desahoga buscando la salvación.

IN-Timidad (ficci√≥n/ transmedia storytelling, 2019). Es su trabajo cinematogr√°fico m√°s ambicioso hasta la fecha. Nos muestra las relaciones interhumanas como epicentro de su exploraci√≥n. El material es una storytelling donde se experimenta con la Narrativa Transmedia y los Nuevos Medios. Utiliza esos preceptos te√≥ricos/art√≠sticos y los adapta al contexto cubano. Busca un consumo m√°s activo por parte de su p√ļblico, y a la vez direcciona el di√°logo hacia zonas importantes de su ensayo conceptual.

Videoarte Abducido

En este trabajo (que le sirvi√≥ como tesis de graduaci√≥n en la FAMCA), Lahera se introduce en el cine expandido. Cada escena y personaje est√°n en una pantalla individual, con el montaje paralelo. En esta propuesta el espectador tiene que ubicarse en el centro de las dos pantallas para poder seguir el transcurso del di√°logo y la historia. Debe unir los dos acontecimientos a trav√©s de una activaci√≥n f√≠sica como los llamados ‚Äúefecto ping pong o ventilador‚ÄĚ. De forma que al culminar el metraje, el espectador puede sentir que es parte indisoluble del mismo, pues no puede dejar de estar l√ļcido y concentrado, ya que un detalle perdido provocar√≠a la posible incomprensi√≥n de la historia.

III

Anatomía Intelectual

Cartel del cortometraje (In)Timidad

Varios son los puntos que caracterizan su obra: La experimentaci√≥n, la obsesi√≥n con tiempo, la existencia, las relaciones interhumanas, el arte en los nuevos medios, el consumo del arte, la formaci√≥n de p√ļblicos, y la adaptaci√≥n de c√≥digos contempor√°neos en los preceptos del arte cubano.

La mutaci√≥n de Frank Lahera O¬īCallaghan a otras experiencias creativa tiene su causa en sus necesidades materiales y est√©ticas. El cine es muy costoso y demanda esfuerzos que superan al artista como individuo. Una exploraci√≥n eficaz ha sido para √©l, sus videoarte/video-danza/video-poes√≠a.

Abducido (Videoarte, 2015). Es un material para exponer al hombre en medio de su dependencia tecnol√≥gica. Los ciudadanos est√°n abducido por el ciberespacio, seg√ļn el artista, esa condici√≥n regula la existencia/las relaciones/y el comportamiento.

El discurso cinematogr√°fico es el h√°bitat natural de Lahera. Desde ah√≠ se encomienda a una lucha por encontrar un lenguaje definitivo. Sus videoartes y cortometrajes abren el diapas√≥n de la b√ļsqueda y le exigen nuevas f√≥rmulas.

Su afán por romper con las zonas pasivas lo vuelven performer. Necesita la acción, el contacto sensorial directo. Su trabajo como miembro del proyecto Fractura (2015-2019) es muestra indiscutible de su necesidad por ejercer el performance como práctica de lo real.

Performance escénico Nada =Todo (colaboración entre Ad Livinntum y Fractura

Su v√≠nculo con otras expresiones y otros artistas lo sometieron a procesar el conocimiento desde √°ngulos distintos. Con Fractura hizo m√°s de 20 performance, 10 exposiciones y diversas intervenciones p√ļblicas. Durante este per√≠odo tuvo mayor contacto con la imagen. Entendi√©ndola como n√ļcleo de sus atisbos creativos m√°s consiente. As√≠ encuentra una nueva aventura: la fotograf√≠a.

Evento de intervenciones p√ļblicas Cuerpo y Espacio organizado por la AHS en la filial Santiago de Cuba

IV   

Cuerpo & Espacio

Sus andanzas por el performance y su colaboración con acciones teatrales le han permitido entender el cuerpo y el espacio desde otra óptica. Se trata de dos territorios amplios y visibles en su obra fotográfica.

Ambas nociones son exploradas por Frank Lahera desde su contexto. El cuerpo como espejo del espacio y el espacio como lugar m√ļltiple para la representaci√≥n.

Emoticon popular (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Personaje perseverante (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambiciona encontrar rostros. Se mueve en el teatro de lo cotidiano para encontrar la belleza. Atado a sus circunstancias se vuelve un poeta del lente y atraviesa el entorno. Su condici√≥n de performer le anula algunos resortes que ser√≠an evidentes para un fot√≥grafo com√ļn, pero le muestra luces donde los comunes hubieran asumido la muerte de la imagen.

Imagen del artista durante su participación en una obra del Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

En la cosmovisi√≥n del mundo seg√ļn su lente, Lahera nos iguala a la naturaleza/ nuestros desechos/todo lo que nos parece contrario y enfermo. Su mirada es infatigablemente humana y defectuosa. Una tesis sobre la belleza como tabla de salvaci√≥n. Una tesis sobre la existencia que moldea la esperanza.

Angel met√°lico (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Su entendimiento con las prácticas sociales alcanzan un nivel sensorial. Cada paisaje es una metáfora abierta. Su interpretación de los fenómenos socioculturales posee un punto de gravedad medio y se desplaza entre lo imaginario y lo habitual. Es fácil reconocer un estilo, una práctica consiente y desprejuiciadas de criterios estéticos anquilosados. Su obra posee signos visibles que lo caracterizan: la utilización de los grises/los objetos ordinarios/los cuerpos que se revitalizan dentro de la imagen/y la ejecución del arte como ejercicio problematizador.       

Estamos echo (…) Instalaci√≥n en la expo Homenaje con Libre Acceso

No renuncia a la galería en su sentido espacial, pero su investigación lo llevan a una práctica de desalojo. El edificio para el arte como estructura social. El edificio para escenificar lo humano. Su presencia en más de 40 muestras expositivas confirma su interés por intervenir esa estructura.

Todo se hace simbiosis en el trabajo de Frank Lahera O¬īCallaghan. Nada escapa a un perfil est√©tico que se rige coherentemente por un mismo ojo. Los elementos que utiliza como aliados poseen una sinceridad absoluta.

Su obra es un viaje que apenas empieza. Una b√ļsqueda tensada por sus inquietudes y su proyecto de arte. Su peregrinaje conlleva a un ciclo infinito. En ese viaje la imagen se hace del hombre y el hombre se transforma en el artista total.


Connecticut en Holguín

El proyecto Arte y poesía está compuesto por artistas visuales y escritores que desde Stamford, Connecticut, Estados Unidos, insisten en el intercambio cultural entre nuestros países.

Vinieron por primera vez en los agitados días de las Romerías de Mayo en 2018 y ahora regresan como parte de las actividades que anticipan el aniversario 300 de la ciudad de Holguín.

Mayelín González (Mayole), artista visual nacida en esta urbe; Fabián Cortéz, pintor y poeta mexicano, y José Antonio Alcayaga, escritor guatemalteco, integran esta vez Arte y poesía. Todos forman parte de la amplia comunidad latina en Estados Unidos, pero priorizan la importancia de sus raíces latinoamericanas, cuestión palpable en sus obras.

Las miradas (atemporales) de Fabián Cortéz

Fotos: Wilker López.

Miradas. Tratado absurdo de lo temporal, exposición personal del mexicano Fabián Cortéz, se exhibe en las paredes de la galería de la Casa del Joven Creador en la AHS holguinera.

Fabi√°n toma del dibujo y sus variaciones para conformar estas m√ļltiples ‚Äúmiradas‚ÄĚ y lo hace siendo, sobre todo, un mexicano que defiende la esencia m√°s profunda y vital de sus ra√≠ces. Esas que son s√≠mbolos de toda una naci√≥n.

Fabián es, sin dudas, un buen dibujante, cuestión ligada, además, a su formación como ingeniero, pero su mérito principal no consiste en ello: sino en desbordar las posibilidades del dibujo y arriesgarse por otros asideros, también posibles dentro de los trazos y las líneas de sus piezas.

“Cuando traje mi primera exposición a Holguín llamó la atención la técnica de algunos de mis cuadros y es por eso que muchos están incluidos en esta nueva muestra. La idea era presentarlos otra vez en la ciudad y es muy probable que después en New York busquemos otra galería.

‚ÄúSon 16 trabajos que muestran un arte muy conceptual y desde el punto de vista pl√°stico, muy minimalista, con figuras muy puntuales. Las obras tienen s√≠mbolos muy recurrentes como esferas, colibr√≠es, elementos que desde una mirada conceptual representan los ciclos de la vida, el movimiento, porque la vida la integran ciclos que se repiten, son cosas muy definidas‚ÄĚ, coment√≥ el artista en la inauguraci√≥n.

Fabián se apropia de la tradición mexicana, pero con una visión contemporánea que lo hace explorar el cuerpo femenino y los movimientos de la danza; aquí la desnudes es asociada a la pureza, pero también al sacrificio, y palpamos cuestiones relativas a la naturaleza, la ascensión del ser, la libertad como conquista individual pero también social, colectiva.

‚ÄúLa propuesta de Fabi√°n es muy abocetada: el dibujo es la base de todo, pero √©l se arriesga y coquetea con un dibujo que a la vez es desenfadado. Es emblem√°tico que venga desde M√©xico y nos proponga su discurso: el arte tiene que ser sugestivo, sugerente, que lo complete el espectador‚ÄĚ, coment√≥ el curador y cr√≠tico Danilo L√≥pez.

Miradas. Tratado‚Ķ nos habla de identidad, permanencia, fidelidad, incluso de la necesidad de seguir siendo parte de una Latinoam√©rica unida, como asegura finalmente Fabi√°n Cort√©z: ‚ÄúLeemos y pintamos en espa√Īol con los colores de nuestra tierra y hemos venido a representar tambi√©n a nuestra comunidad, pues, aunque vivimos separados de nuestra tierra, seguimos siendo parte de ella y creo que Cuba es uno de los lugares que siempre ha sido bastante receptivo con la identidad latinoamericana‚ÄĚ.

Café del Arte Joven, donde es posible la poesía y la amistad

Fotos: Wilker López.

Cuando José Antonio Alcayaga custodiaba La joven de la perla, del holandés Johannes Vermeer, que había viajado desde su sede permanente en la Galería Real de Pinturas Mauritshuis, en La Haya, Países Bajos, para integrar una muestra temporal en la neoyorquina Colección Frick, la musa, en forma de inspiración poética, parecía visitarlo a menudo.

Entonces, nos dice, escrib√≠a muchos versos, lo hac√≠a casi a diario. Al parecer, la √≠ntima mirada de la chica del turbante ‚Äď quiz√° la m√°s conocida de las piezas de Vermeer de Delft‚Äď, los labios a punto del di√°logo, la t√≠pica tranquilidad barroca de la pieza, le inspiraban.

Pero antes, en su natal Guatemala, Jos√© Antonio hab√≠a descubierto su vocaci√≥n literaria: en el colegio sus amigos le ped√≠an poemas y cartas para enamorar a las muchachas. Y al parecer acertaba con sus versos, pues sus compa√Īeros acababan conquist√°ndolas.

José Antonio Alcayaga visita Holguín como parte del proyecto Arte y poesía. Junto a él viene Mayole y Fabián. Todos pertenecen a la amplia comunidad latina en Estados Unidos.

Ella es holguinera, y √©l naci√≥ en el D.F. mexicano, pero desde hace 20 a√Īos se unieron en la vida, que es, de alguna manera, unirse tambi√©n en el arte. Mayole y Fabi√°n expusieron en las Romer√≠as de Mayo del 2018 las muestras Retrospectiva 2016-2017 y Expresiones, en el Centro para el Estudio y el Desarrollo Sociocultural y el Centro Provincial de Patrimonio Cultural, respectivamente. Ambos regresan con otras muestras, expuestas en la Galer√≠a Holgu√≠n y en la amplia galer√≠a de la Casa del Joven Creador.

Como parte del intercambio cultural, además de las exposiciones, han compartido con creadores holguineros, como sucedió en el intercambio poético en el Café del Arte Joven.

‚ÄúEn Estados Unidos se suelen restringir ciertas √°reas en cuestiones de cultura, lo que hace imposible que la comunidad latina interact√ļe entre s√≠. Pero en Cuba la cultura es como el pan de cada d√≠a, por eso es necesario abrir estos espacios‚ÄĚ, comenta Cort√©z.

‚ÄúEs necesario pelear con las palabras, con la letras‚Ķ‚ÄĚ, a√Īade Jos√© Antonio Alcayaga, para quien Cuba era un sue√Īo, hoy palpable gracias al intercambio. ‚ÄúDesde peque√Īo siempre quise venir, pues mi abuelo era de origen cubano, pero todo llega a su tiempo‚ÄĚ.

‚ÄúMe enamor√© de Holgu√≠n‚ÄĚ, subraya antes de leer Mi querido Holgu√≠n, escrito la noche anterior. Fabi√°n comparte ‚Äúun poema que intuye mucho dolor‚ÄĚ, de su libro Adentro.

Por la parte holguinera, entre otros asistentes, compartieron el escritor Ronel Gonz√°lez, quien ley√≥ varios de sus poemas, y el humorista Onelio Escalona, miembro del d√ļo Caricare. Y as√≠ fue llegando la noche en la intimidad claroscura del Caf√©, entre an√©cdotas, poes√≠a y amistad, para reafirmar que Am√©rica es una sola.


Fiesta de la Cubanía: sello de identidad cultural

Caminar por las calles adoquinadas de la Plaza del Himno en la ancestral ciudad bayamesa, alzar la vista y encontrar ‚ÄĒcolosal e imponente‚ÄĒ el campanario ic√≥nico de la patrimonial urbe justo al p√≥rtico de la Iglesia, contemplar orgullosos la parroquia de San Salvador y saber que cada esquina de la villa fue testigo, hace ya 150 a√Īos, de la historia del nacimiento de nuestro Himno Nacional estremece y, sobre todo, emociona tanto al ignoto visitante como al m√°s raigal cubano.

[+]


Como capas de un posible palimpsesto

La exposici√≥n personal Capas, del joven dibujante Ram√≥n Jes√ļs P√©rez de la Pe√Īa, expuesta en la sala principal del Centro Provincial de Arte de Holgu√≠n, se nos muestra como las m√ļltiples ‚Äúcapas‚ÄĚ de un antiguo palimpsesto que nos permite adentrarnos en aquello que ha sido ‚Äúgrabado nuevamente‚ÄĚ y observar las m√ļltiples variaciones de una pieza.

[+]