escritura


“Creo que lo único positivo de habitar las dos orillas es la nostalgia”

Tomado de: El Caimán Barbudo

Sussette Cordero Sotero (Artemisa, 1982) es una poetisa cubana que reside en Panamá. Desde la distancia escribe y aguarda —con fe inquebrantable— ser publicada y leída en su país natal. Poseedora de una voz poética intensa, que apuesta —en general— por el verso libre y los rasgos vanguardistas, esta autora muestra en sus dos cuadernos hasta ahora publicados, una propensión hacia la poesía social, aunque pueden hallarse temas de esencia más íntima. [+]


A veces quiero fundar palabras pero resultan disparos…

Para Elizabeth Reinosa Aliaga (Bayamo, 1988) la décima es una forma de expresión ilimitada en constante resurgir. No solo para los poetas de anteriores generaciones que ven en ella parte del sólido engranaje que conforma la identidad nacional, sino, además, para los jóvenes poetas que encuentran en el verso octosilábico una manera de expresar con completa libertad creativa sus obsesiones poéticas.   [+]


Luces Atrave(r)sadas: un camino que se abre

En los días que abarcaron el Festival Internacional de Poesía de La Habana, la joven creadora Zurisaday Gómez Torres, dio a conocer su exposición fotográfica Luces Atrave(r)sadas, por la cual la Asociación Hermanos Saíz (AHS) le concedió una de las becas de creación El reino de este mundo. [+]


La poesía hace que todos mis finales no sean del todo un fracaso

Suyo es el mundo del arte, el inacabable terreno del arte que florece al llegar la mano indicada. Esa mano es la de Laura Domingo, poeta rara avis, ser humano rara avis. La poesía vive en ella como en un receptáculo para la buena obra. Verso a verso, camino a camino, Laura Domingo abraza su vocación poética para hablarnos de los significados de su oficio, de la creación, de la voluntad para la escritura como noción para construir al universo. Digamos, tal vez, el universo otro que existe al margen del conocido; ese que se esconde en las esquinas de los cuartos, en la irreverencia, en la incertidumbre del tiempo, en el adiós y las despedidas. [+]


Dos más dos igual a cinco

Pensar el poema; actuarlo después como quien construye edificios de bloque y palabra. Símiles como enlaces para un mundo mejor o peor (la poesía no distingue lazos entre forma y lenguaje, mucho menos distingue las pobres simetrías que los seres humanos se encargan de crear para divisar mejor el borde, la frontera, la fractura). Hacer el poema y después verlo tambalearse sobre la leve gracia de los durmientes, como palabra escrita, como cascada. Medir los vértices y transformarse en escribiente, en escriba, ¿en escritor? [+]