escritora


«Trato de complacerme como lectora»

Evelin Queipo es esa joven que se mueve por varios campos dentro del extraordinario mundo de la literatura. Nacida en Camagüey ha sido ganadora del Premio Celestino de Cuento en Holguín con La Máquina de recordar, así como de otros importantes reconocimientos.

Sin embargo, su sencillez trasluce su talento al escribir. La dirección de la Editorial Ácana es un vehículo eficaz que le posibilita seguir construyendo puentes.  

–Coméntame un poco acerca de los libros recientemente publicados por la editorial Ácana…

Presentaremos Kukuy no quiere perder el tiempo; es una historieta de Ángel Velazco. Es una saga y tiene la particularidad de que fue concebida a líneas sin colores para que los niños puedan colorear la historieta, ajustándose al sistema de impresión que tiene una editorial territorial. Tenemos también Cuentos Patatos, libro de Niurkis Pérez García, una escritora camagüeyana que ha tenido mucho reconocimiento entre ellos Puerta de espejo, que es el Premio más importante que otorga la Biblioteca Nacional. Es una reedición a color y ha sido muy trabajado por los narradores orales.

tomada del perfil de facebook de evelin queipo

–Ya eres una escritora con varios premios importantes, ¿cómo es tu proceso creativo?

Me he propuesto firmemente, más que una narradora, poeta o escritora para niños, ser una escritora, y en ese sentido trabajo todos los días. Por eso trato de conquistar géneros, formas escriturales que no había explorado antes. Entonces cultivo varios géneros aunque siento esta preferencia por la literatura infantil, pues siento que es la que me permite hacer realmente una labor formativa con el lector.

–¿Escribes partiendo de la niña que está todavía, de la niña que fuiste o de la niña que construyes?

Mi universo lectivo en la infancia versaba fundamentalmente acerca de textos donde el niño es el héroe. No un Julio Verne, no otros autores que partían desde un universo adulto y le servía al niño para su entretenimiento, más bien me gustaba un Pipa medias largas, un Tom Sawyer que eran niños héroes, protagonistas audaces en su aventura.

Entonces casi siempre construyo historias así, donde trato de entretener la niñez que tuve. También los textos que hubiese yo querido leer y no estaban a mi alcance; tal vez porque no se habían escrito, pero más seguramente porque simplemente no tuve acceso a esa literatura.

Entonces trato de complacerme como lectora solo desde el motivo, porque desde el tema, desde el tratamiento de un valor de formación sí me gusta que haya cierta didáctica escamoteada y casi invisible dentro de cada texto. Ahí sí lo miro con la frialdad del adulto que quiere educar, que quiere instruir, que quiere formar un individuo capaz de ser independiente y de tener una serie de valores, insisto siempre, que son los que deben estar en cualquier sociedad que prepara un adulto para el futuro.

tomada del perfil de facebook de evelin queipo

– ¿Conversa la poesía, la literatura infantil y la narrativa en ti? ¿Se trastocan? ¿Cómo juega Evelin Queipo con ellas?

Es complicado. Hasta que aprendí las reglas para la poesía solo escribía narrativa. Me resultaba relativamente fácil construir un texto narrativo, aunque eso no quiere decir que lo hiciera bien. Pero bueno creía poder hacerlo con cierta facilidad.

Después que conocí la poesía, o sea, una serie de elementos que conocí desde el punto de vista teórico tales como el hemistiquio, la sílaba métrica, en fin, las cuestiones de la rima, ya me es difícil. Es como quitarse el abrigo despacio, escribir la narrativa y entonces ponerte el traje de la poesía. Y a veces entre un proceso creativo de narrativa y de poesía pasan años, porque es difícil desprenderse de la poesía después que uno la conoció.

–¿Cómo es la lucha contra el papel en blanco?

Ya no, ya lo tengo como hábito y como oficio. El horario del que pueda disponer en mi apretada agenda de trabajo y de madre, me siento a llenar el papel. La idea se ha ido cocinando a veces meses, a veces horas, a veces años, y la plasmo. Porque también hago radio y requiere de oficio. Puedo no tener deseos o la musa, pero definitivamente hay que llenar la página.

–¿Cómo la radio alimenta tu vocación como escritora?

tomada del perfil de facebook de evelin queipo

En la emisora provincial Radio Cadena Agramonteescribo una revista cultural, que se transmite de 1:30 P.M. a 3:00 P.M., de lunes a viernes. Tiene un nivel alto de audiencia y escribir cada uno de esos guiones me toma hasta cuatro horas al día. Pero me ha permitido una superación tremenda.

Estar en la radio es aprender a redactar de una forma increíblemente útil para escribir cualquier género literario. Además, la búsqueda de temas que puedan ser interesantes, agradables a un público en su mayoría de la tercera edad, te permite explorar muchas cuestiones interesantes.

La radio me enamoró hace seis años y aunque todo conspira y es antagónico al proceso de creación, uno siempre trata de ir colando esos intereses personales que uno cree que tiene el oyente.


Rechazo la idea de la inmovilidad

La idea de hacer esta entrevista surgió a partir del éxito editorial que mantiene la joven escritora cubana Elaine Vilar Madruga. Es un hecho raro que alguien publique un libro tras otro en nuestro entorno literario, y ella incluso va más allá de nuestras fronteras y empieza a ganar terreno en editoriales de Canadá, Italia, Estados Unidos, Chile y otros países.

[+]


La metralla poética de Zulema Gutiérrez

La joven escritora holguinera Zulema Gutiérrez Lozano obtuvo con su cuaderno Metralla el Premio Nacional de Poesía Adelaida del Mármol en su 30 edición. Tras un debate minucioso, los miembros del jurado coincidieron por unanimidad otorgar el galardón a “un libro que busca conseguir un lenguaje personal que con desenfado y eficacia le permita abordar sus asuntos”.

[+]


Martha Acosta y la narrativa como adicción

Martha Acosta Alvarez (Sibanicú, 1991) sabe que detrás de cada triunfo literario hay horas de trabajo dedicadas a la escritura y la corrección, y muchas emociones sumergidas en el acto creativo. Ello lo confirma su reciente Premio Calendario con el libro Paraísos perdidos y el Celestino de Cuento, auspiciado por Ediciones La Luz, con Cuarenta días y cuarenta noches.

[+]


Premio Guamo 2017 para la joven escritora Yecenia Ramírez Sosa

El 2017 fue un año exitoso para la joven escritora guantanamera Yecenia Ramírez Sosa: publicó su libro Coleta corazón de papel por la editorial El Mar y la Montaña, obra teatral con la que estuvo presente en la Feria Internacional del Libro en La Habana; Ediciones La Luz edita otro de sus libros, destinado también al público infantil; el Proyecto de Promoción Literaria Grafomanía, que Yecenia coordina, organizó el IV Premio Abriendo Puertas, único concurso internacional que se realiza desde Guantánamo, que obtuvo, además, varios reconocimientos, entre ellos el Premio Memoria Nuestra, en las Romerías de Mayo…

[+]


Armando Morales Riverón, Premio Nacional de Teatro 2018

Por: Alejandro A. Madorrán Durán

El destacado actor, titiritero, diseñador, pintor, director artístico y fundador del Teatro Nacional de Guiñol, Armando Morales Riverón (La Habana, 1940), mereció este jueves el Premio Nacional de Teatro 2018 por su labor de más de medio siglo en el mundo de las tablas, y en especial como artífice de obras destinadas al público infantil, reseñó el periódico Cubarte.

[+]


La complicidad del hormiguero. Poética de Martha Luisa Hernández

Cada texto provoca erizamiento, la piel se encrespa al tiempo que una tromba, una onda expansiva de cosquilleo —como si el hormiguero (hormigas locas, invasoras, rebeldes, porfiadas, pero vivas)— desandara el cuerpo sin anuencia ni pudor.Esta es la sensación que queda tras la lectura del poemario Días de hormigas. Puesta en escena, de Martha Luisa Hernández (Guantánamo, 1991).

[+]


En un solo medio no pudiera hacer todo lo que deseo

No lo recuerdo con exactitud pero posiblemente una de las primeras referencias que tuve de Ana Chelys, joven actriz integrante del grupo Teatro Ríos de Guantánamo, fue su interpretación como la payasita Lolita en el Rincón de los amigos, un espacio para niños del telecentro provincial transmitido también por el canal Cubavisión.

[+]