Entre Música


¡Atiéndeme!, quiero decirte algo

¿Alguna vez se ha preguntado qué es el bolero? ¿Siente que su vida misma es un bolero? Recuerdo que de niña una de mis canciones favoritas hablaba de gardenias. Yo sabía que eran cosas de adultos, pero Isolina desde el dial me había dejado para siempre aquel golpe de pecho.

Sin pretensiones de iniciar una reseña-bolero, lo que resulta cierto es esa capacidad intertextual del género de escapar del soporte musical e instalarse en otras formas discursivas. Daysi Cué (Chaparra, 1942), autora de Los narradores cubanos también cantan boleros, le invita a encontrarse con el soporte literario de esta expresión musical bajo la denominación de narrativa del bolero.

Nosotros, hombres y mujeres del Caribe y Latinoamérica, probablemente seamos en cierta medida pueblos-bolero. Distante de cualquier intención melosa, comparto el criterio de Cué al sostener la idea de que nuestros géneros musicales contribuyen a delinear nuestras identidades culturales y viceversa. Le sugiero hurgar en algunas expresiones afectivas de la cotidianidad, postales, e-mails, power point, o en los propios shows y telenovelas que circundan la geografía.

No ha de sorprendernos entonces el diálogo establecido entre música y literatura. Si bien la música ha sido vehículo para canalizar crónicas individuales y colectivas, también la literatura hace apropiaciones y sostiene un diálogo con la primera. Es el caso de la narrativa del bolero, cuyo devenir particular para el caso de las letras cubanas, coloca la autora del volumen ante el enjuiciamiento crítico-literario.

El bolero como expresión de las letras es una modalidad que emerge y se desarrolla en el seno de la literatura posmoderna. Sus cultivadores en vertientes como la novela bolero, la narrativa de culto al ídolo y el cuento de bolero, apelan a una serie de préstamos, rejuegos intertextuales por cuya vía asumen recursos y modos culturales acuñados por esta forma de hacer la canción.

Como expresa la propia autora, el interés del texto traspasa la naturaleza en sí del género musical, para detenerse en el “fenómeno psicosocial” que representa en el ámbito hispanoamericano y caribeño, permitiendo la aparición de esta singular narrativa. Tal enfoque nos acerca a un análisis desprejuiciado en el que se cuestionan los límites entre lo que ha dado en entenderse por “alta cultura” en oposición a “contracultura” y “subcultura”, términos cambiantes y dependientes de quienes legitiman cánones y expresiones del arte en determinado contexto.

La colección Diálogo de la Editorial Oriente en el 2012 apuestó por un texto polifónico, en tanto la voz autoral propone al lector categorías y argumentos que avalan sus criterios y, al unísono remite y convoca a la lectura de las obras conformadoras del corpus teórico. El bolero, sus atribuidos ambientes de recreación y consumo, figuras emblemáticas, subjetividad de los personajes, soportan los argumentos de las piezas traídas a colación en siete acápites, que semejando algunas de las características atribuidas a las piezas descritas, asumen títulos o frases célebres de este cancionero.

Con el repertorio entonado por narradores cubanos, la autora sintetiza el resultado de una investigación acuciosa socializada en diferentes espacios teóricos y publicaciones. Muestra de tal dedicación lo constituye la revista Clave en las ediciones correspondientes al número 2 de 1999 y el dossier dedicado a este género musical del 2011.

El encuentro con títulos como Tres tristes tigres y Ella cantaba boleros, de Guillermo Cabrera Infante; Bolero, de Lisandro Otero; Te di la vida entera, por Zoé Valdés; Gestos, de Severo Sarduy o El zafiro gris del santiaguero Roberto Leliebre, constituyen solo algunas de las razones suficientes para sumarse desde la lectura a este cubanísimo concierto literario.


Victoria Mogollón: De Venezuela para La Casa

Por estos días la vorágine del XI Coloquio de Musicología Casa de las Américas nos tiene concentrados a todos en los predios de esa institución. El gremio se reúne en función del aprendizaje y el diálogo sobre múltiples procesos y fenómenos musicales. Este es el espacio idóneo para conocer los objetos de investigación que ocupan el tiempo de nuestros colegas latinoamericanos.

[+]


Otra cruzada de nuevas estrofas

Con nuevas estrofas, la AHS en Ciego de Ávila propone un final para el primer mes de un nuevo año. Abanderándose a un evento que no se celebrará como se quiso, pero se hará. Teniendo su fin, la primera jornada anual de fiesta entre música y letras, Estrofa Nueva, en plena celebración de otro aniversario del natalicio de nuestro héroe nacional José Martí. Lo que se pensó como una gran Gira de Poetas y Trovadores, por cuestiones ajenas a la institución, se vio condensado entre los días 26 y 28, con igual o más ganas.

Será sede el Café Barquito de la Asociación en Ciego de Ávila de las estrofas y los versos. Cuenta con una plantilla de escritores entre los que aparecen Heriberto Machado, Masiel Mateos, Leonel Maitel, Claudette Betancourt e Iracema Díaz, entre otros, así como grupos y solistas de trovadorescas obras como Mestizaje y Oscar Sánchez, respectivamente. Este último, ofreciendo un cierre muy esperado por el joven público, alternativo, avileño, en las ya tardías horas del día 28 de enero.

La quijotesca gira antes planificada hubiese sido un atrevimiento a lo grande. Quien pudo presenciar el pasado Siguiendo la Trocha, sería capaz de afirmar que es tarea de cruzados mantenerse en pie por una semana de trabajo que pareciese más larga que de costumbre. A la llegada de los asociados al municipio último, Morón, el agotamiento en sus rostros era inocultable, pero como buenos guerrilleros artísticos tenían sus corazones rebosados de alegría. De ahí que esta propuesta de 10 días ha necesitado de mucho empeño y planificación para mantener andando a cada participante.

Una obra social con proyecciones comunitarias es lo que se acrecienta en el seno de tal evento. Con actividades infantiles a realizar por el grupo teatral Polichinela, en el hogar de niños sin amparo filial. Las planificadas visitas y lecturas en hogares maternos, escuelas de nivel medio y la fábrica de tabaco, enriquecen la conciencia artística y fomentan la cultura en el ciudadano avileño de temprana y mediana edad, así como en los distintos sectores de la sociedad. Lleva en la vanguardia esta gira de poetas y trovadores los ideales de nuestro Martí, teniendo su énfasis en el conversatorio que se realizó este martes conmemorativo de su natalicio.

La inclusión del espacio fijo Recital de Corávila en la logia Modestia, en Libertad #101, con hora 4:00 P.M., así como la presentación de Música de Concierto en la exposición inaugural de estos tres días de buen arte en la noche del domingo, amplían aún más la diversidad de público y alcance de tan elaborado esfuerzo. Cabe resaltar que el uso de subvencionados para la realización de peñas, conmemoraciones y eventos ha sido una estrategia con mejor aceptación que toda aquella que pudiese haberse llevado a cabo en los últimos años.

La variedad de opciones para todo gusto es un reto que se propone en cada evento la sede de la AHS en Ciego de Ávila. Esta Estrofa Nueva 2020 podrá verse menguada, pero no oculta, frente a los pesares que enfrenta, no menos que otros sectores, el sector artístico actual.


A paso de rumba y guitarra

Los acordes del Entre Música vienen esta vez a ritmo de rumba. El evento sonoro más importante que tiene la AHS en Las Tunas llega a su decimotercera edición. Se celebrará un festival superior que acompañará la danza, la literatura, las artes plásticas y el teatro. Combinación de manifestaciones y ritmos, donde la buena música es el denominador común.

[+]