Ediciones La Luz


Las poses indiscretas de Norge Luis Labrada (+ fotos y video)

La cámara recoge una expresión, un rictus, una mirada hecha para los otros, una apariencia construida. La página revela una postura, un desafío, una confesión. Como maniquí en la vidriera que desde las tallas perfectas luce un traje, como si existiera para cada uno un verso hecho a la medida, llega Poses, un cuaderno de poesía escrito por Norge Luis Labrada que se suma al catálogo de Ediciones La Luz.

El autor, tiene en él su primer libro. Todo comenzó así:

‚ÄúRecuerdo que hace dos a√Īos en una feria del libro que se le dedic√≥ a Delf√≠n Pratts en Holgu√≠n, en una pe√Īa Palabras Compartidas me conmovi√≥ mucho un poema suyo que despu√©s no pod√≠a ni ver en el libro. Entonces me di cuenta de que me pasaba algo diferente con la poes√≠a. Al a√Īo de haberme sucedido eso comenc√© a anotar algunas cosas, a leer y tomarme m√°s en serio la escritura y busqu√© algunos poetas que me pudieran ayudar como Luis Yuseff.‚ÄĚ

cubierta poses

‚Äď¬ŅPosas desde la poes√≠a?

Creo que sí, es una forma de hablar de uno mismo. En Poses hay muchas maneras de ver el mundo. Las poses no son para esconderse sino para justificar las reacciones, las influencias y sucesos. Las poses son las maneras de defenderse ante la realidad.

‚Äď¬ŅConsideras la escritura de poes√≠a un acto de exhibicionismo?

Sí, porque lo que tenía como mío lo estoy mostrando a las personas y eso me tiene temeroso. En el libro hay muchas de mis preocupaciones y eso me hace sentir expuesto.

‚Äď¬ŅQu√© puede esperar el lector de este cuaderno?

Conocer la personalidad del autor. Este libro contiene mis obsesiones, seres que no est√°n en este mundo que me acompa√Īaron en la escritura como Nina Simone, Amy Winehouse, Catalina de M√©dici, Ana Bolena, pero est√° mi abuela tambi√©n. Seres que llegan a tu lado cuando uno se pone a escribir.

‚Äď¬ŅQu√© representa para ti que tu primer libro saliera con Ediciones La Luz?

Es una suerte. Llevaba un tiempo trabajando en ella y como disfrutaba tanto del proceso de la creación del libro veía muy lejos que ocurriera con un texto mío. Siento alegría y orgullo de publicar por primera vez en una editorial como esta, y siento que el autor puede descansar y confiar en el equipo de Ediciones La Luz.

‚Äď¬ŅC√≥mo conjugas tu trabajo diario, la escritura y la responsabilidad como jefe de la secci√≥n de Literatura en la Asociaci√≥n de Hermanos Sa√≠z de Holgu√≠n?

El tiempo para escribir siempre existe, incluso cuando he tenido que organizar un evento. Estos pasan. Por muy convulsos que sean, se acaban. Al principio tenía temores frente a esta responsabilidad, pero el tiempo me ha demostrado que es posible concretarlo todo.

presentación ediciones la luz

‚ÄďFormas parte de La Joven luz: entrada de emergencias. Selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n. ¬ŅQu√© representa esto para ti?

Es un orgullo, pues muchos autores que son reconocidos hoy hace varios a√Īos formaron parte de proyectos similares de Ediciones La Luz. Le digo a los miembros de la secci√≥n de literatura de la AHS de Holgu√≠n que esta es una enorme oportunidad y un privilegio pues con el ebook y audiolibro nos insertamos en el cat√°logo de una prestigiosa editorial.

poses presentación/ cortesía del entrevistado

‚Äď¬ŅCu√°les son tus proyectos de hoy?

Hay un libro que escrib√≠ antes que Poses que estar√° viajando por ah√≠ hasta que tenga suerte. Tengo otro libro que saldr√° por √Āncoras, el sello de la AHS de la Isla de la Juventud.

Sigo escribiendo. √öltimamente no creo narrativa, pero leo mucha poes√≠a. Tengo la deuda de terminar una novela que comenc√© hace unos a√Īos y la retomar√© junto a otros proyectos que tengo, pero quiero aprovechar lo que me est√° pasando con la poes√≠a. Quiero dedicar a ambos el tiempo que merecen.


Cronología poética de La Luz (Fotos, videos + podcast)

Dentro del panorama de las editoriales territoriales cubanas destaca por la eficacia comunicativa de sus dise√Īos, la singularidad de sus gesti√≥n y promoci√≥n de la literatura a trav√©s de campa√Īas publicitarias, los numerosos premios obtenidos y la dedicaci√≥n de su equipo creativo, Ediciones La luz.

Pr√≥ximo a cumplir 23 a√Īos, el sello editorial de la Asociaci√≥n de Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n tiene en la poes√≠a pilar fundamental para su cat√°logo. De hecho, su g√©nesis fue po√©tica, Con buf√≥n de dios, de Jos√© Luis Serrano, el 7 de mayo de 1997, acompa√Īados en la edici√≥n por Reina del Mar Editores. Aquel d√≠a el libro fue presentado por Ronel Gonz√°lez en el sal√≥n de √ļltima espera del aeropuerto Frank Pa√≠s, en la ciudad de los parques.

cubierta BUFON de dios/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Los t√≠tulos que siguieron a esta fueron tambi√©n de poes√≠a, Sitios y quimeras, de Orestes Gonz√°lez Garayalde; El √ļltimo dios, de George River√≥n; Zona franca, de Ronel Gonz√°lez, y luego una colecci√≥n de minilibros, todos de poes√≠a, entre ellos Lunas de papel, de Elena Guarch; P√°jaro de la tarde, de Belkis M√©ndez, y Estado de gracia, de Jos√© Poveda.

Despu√©s de publicar varios t√≠tulos en el formato tradicional de libro comenz√≥ una etapa de creaci√≥n de plaquettes, hechos en papel artesanal elaborado en Cuadernos Papiros. De este modo llegaron Secretos del monje Louis, de Luis Felipe Rojas; √ćtaca, de Jorge Riba√≠l y Los nav√≠os de Pavel Horov, de Luis Yuseff Reyes.

Otro momento importante es la colección de libros ganadores del premio El árbol que silva y canta, cuya primera entrega fue en coedición con Ediciones Holguín. Para 2006 ya comenzó a salir como una producción exclusiva de Ediciones La Luz, y el resultado fue El síndrome de Estocolmo, de Adalberto Santos.

En 2008 La Luz se inserta en el contexto nacional con un poemario de Lina de Feria, La rebeli√≥n de los indemnes, que marca un antes y un despu√©s dentro del cat√°logo de poes√≠a de la editorial, donde seguir√≠an apareciendo autores de todo el pa√≠s en antolog√≠as y proyectos individuales en la Colecci√≥n Abrirse las constelaciones. En esta se nuclean mayormente autores in√©ditos que son miembros de la AHS. As√≠ llegaron Herederos de la culpa, de Lisandra Navas; Muchacha de helio, de Alina Alarc√≥n; M√ļsica de fondo, de Yanier H. Palao, como primeras entregas.

En el a√Īo 2009 nace la antolog√≠a El sol eterno, con la intenci√≥n de reunir la obra de poetas holguineros de la secci√≥n de literatura de la AHS. Fue prologada por Manuel Garc√≠a Verdecia. A decir de Luis Yuseff, director de Ediciones La Luz, se trat√≥ de ‚Äúun libro con voces de diversos or√≠genes y aspiraciones po√©ticas. Confluyen en un mismo volumen autores que luego fueron labr√°ndose un camino bastante interesante dentro de la poes√≠a cubana y muchos tienen m√°s de tres libros publicados e importantes premios‚ÄĚ.

Con esta publicaci√≥n surgieron tambi√©n las campa√Īas promocionales. Adem√°s, el texto que fue el primero de esta naturaleza, abri√≥ la colecci√≥n Quemapalabras.

Tambi√©n con la poes√≠a como centro emergi√≥ la Mar por medio. Colecci√≥n de antolog√≠as concebidas para hacer coincidir a autores cubanos y de alg√ļn pa√≠s escogido. El primero en surgir de este proyecto fue Ciudades bajo un mismo cielo, que reun√≠a a holguineros y vizca√≠nos.

analektas/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

En 2011 se crea la colecci√≥n Analekta. Entre sus primeras apariciones la poes√≠a tuvo un rol esencial, y el primer volumen fue justamente en versos: Los mundos y las sombras, con textos in√©ditos de Delf√≠n Prats. En un segundo momento 15 nuevos t√≠tulos salieron acompa√Īados por Lina de Feria con Recorrido por una ciudad interna y Las quejas.

Tambi√©n en 2011, para celebrar el centenario del nacimiento de Virgilio Pi√Īera y el aniversario 25 de la AHS, se cre√≥ la antolog√≠a La isla en verso, presentada por Roberto Manzano, con un centenar de poetas de todo el pa√≠s. Con √©l la editorial se posicion√≥ de forma definitiva en la vida literaria de autores nacidos a partir de 1970. La isla‚Ķ se configura como el momento en que comenz√≥ a crecer exponencialmente el cat√°logo que hasta entonces hab√≠a sido discreto. ¬†

Con la antolog√≠a recorrieron la isla los poetas en una gira que llev√≥ a La Luz y la poes√≠a por las Casas del Joven Creador de numerosas provincias como Guant√°namo, Santiago de Cuba, Camag√ľey, Ciego de √Āvila, Santa Clara, Cienfuegos. Surgi√≥ en medio del periplo la idea de publicar dentro de la colecci√≥n Quemapalabras un audiolibro con 25 poetas de esta compilaci√≥n.

Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Bajo la dirección de Pablo Guerra cada autor grabó dos poemas, uno de ellos ya parecía en La isla en verso, el otro se incluiría en la reedición. Este es de los primeros libros que la editorial inserta dentro de los planes especiales del Instituto Cubano del Libro, y tiene un plus con las presentaciones hechas por todo el país.

Desde entonces siguieron naciendo antolog√≠as y se enriqueci√≥ la Colecci√≥n Abrirse las constelaciones. Adem√°s, se abri√≥ la colecci√≥n Roseta, con El mar como un cielo, traducci√≥n de Saint-John Perse, hecha por Manuel Garc√≠a Verdecia. Le siguen t√≠tulos de Emily Dickinson, Allens Ginsberg, Robinson Jefferson y Jacque Pr√©vert. Algunas de ellas fueron ediciones biling√ľes.

Cubierta Los poemas de teor house/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

En v√≠speras del centenario de Gast√≥n Baquero, vio la luz Poderosos pianos amarillos, en 2013. En este se re√ļnen 120 poetas cubanos radicados dentro y fuera del pa√≠s que asum√≠an la presencia en su obra de una influencia, a veces indirecta de la obra de Gast√≥n Baquero. Estuvo a cargo del pr√≥logo Virgilio L√≥pez Lemus. Como parte del homenaje, en 2015 se publica la poes√≠a completa de Baquero, Como un cirio dulcemente encendido.

Con el verso siempre como centro de la creación, Ediciones La Luz publica La isla de los peces blancos, antología por el aniversario 20 del Premio Calendario.

En 2017 surge la Colecci√≥n Espejo, para leer y colorear, donde se han recogido textos po√©ticos de autores como Ronel Gonz√°lez y Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.

En 2019 las nuevas tecnolog√≠as y modos de lectura imponen el reto de insertarse en el universo del libro digital. Surge bajo esta exigencia del contexto el primer ebook de la editorial, La joven luz: entrada de emergencias. Selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n. Este ha tenido dentro de la campa√Īa de promoci√≥n de 2020 un lugar de privilegio porque a la par se han publicado spots de radio y televisi√≥n, carteles, postales, y marca la inserci√≥n de La Luz en este campo en expansi√≥n, pues tras √©l contin√ļa engros√°ndose la lista de libros digitales con los m√°s recientes t√≠tulos de la colecci√≥n Abrirse las constelaciones: Laminarios, de Camilo Noa; Poses, de Norge Luis Labrada; Puentes de plata, de Pedro Evelio Linares; Carne roja, de Reynaldo Zald√≠var; y Yo es otro, de Frank Alejandro Cuesta.

cubierta Poderosos pianos amarillos. Poemas cubanos a Gastón Baquero/ Fotos cortesía archivo de Ediciones La Luz

Desde el ensayo también se ha abordado el género en títulos como Complexidad de la poesía, de Virgilio López Lemus, y Anatomía del trabajo artístico, de Roberto Manzano.

De manos de la poes√≠a han llegado los m√°s importantes lauros que ha obtenido la editorial holguinera, como han sido La puerta de papel, Premios de Edici√≥n, y en 2019 el Premio de la Cr√≠tica, con la antolog√≠a de poes√≠a infantojuvenil Dice el musgo que brota. As√≠ ‚Äúse establece a la poes√≠a dentro del cat√°logo de la editorial como un g√©nero de privilegio, no solo porque sea el m√°s representado sino por premios de esta categor√≠a‚ÄĚ, afirma Luis Yuseff.

En 2020 Ediciones La Luz dedica su campa√Īa de promoci√≥n del libro y la lectura a la poes√≠a y al centenario de Eliseo Diego. Porque apuntalados por los versos de decenas de poetas de la isla y el mundo, La Luz se ha multiplicado en miles de ases que iluminan el horizonte literario cubano.


Irreverentes y comprometidos con la cultura y el país

Rafael Gonz√°lez, presidente nacional de la AHS/Fotos Carlos Rafael

‚ÄúDespu√©s de visitar Guant√°namo, Santiago de Cuba y Granma, este encuentro en Holgu√≠n es de vital importancia para la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z‚ÄĚ, destac√≥ Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente nacional de esta organizaci√≥n, pues ‚Äúla provincia posee el mayor n√ļmero de asociados despu√©s de La Habana y es adem√°s, la anfitriona de las Romer√≠as de Mayo, Festival Mundial de las Juventudes Art√≠sticas, nuestro principal evento‚ÄĚ.

En intercambio con asociados y directores de las principales instituciones culturales holguineras, a propósito del recorrido para chequear los acuerdos del III Congreso de la AHS, realizado en 2018, apuntó:

‚ÄúSeguiremos con un arte irreverente y al mismo tiempo comprometido con la cultura del territorio y el proyecto de pa√≠s que defendemos‚ÄĚ.

‚ÄúEn el mes de mayo se realizar√°n, adem√°s, las reuniones de c√©lulas y secciones, por lo que es necesario potenciar el trabajo sistem√°tico y compenetrado entre las instituciones y las secciones‚ÄĚ, destac√≥ Lili√©n Aguilera, presidenta de la misma en la provincia.

Entre los acuerdos chequeados y que motivaron el diálogo se encuentran la necesidad de espacios para ensayos y presentaciones de grupos musicales, principalmente los de gran formato, como las bandas de rock; la importancia de retomar las brigadas artísticas a las universidades, y la inclusión de los miembros de la AHS en la programación en los sitios culturales del territorio de acuerdo con la política cultural del país.

Fotos Carlos Rafael

Adem√°s, fueron debatidos acuerdos ‚Äď10 cumplidos actualmente, seis en proceso y el resto pendientes, a√Īadi√≥ Lili√©n Aguilera‚Äď como la necesidad de incorporar a los planes docentes de las escuelas de arte el teatro de t√≠teres, ‚Äúun acuerdo que trasciende Holgu√≠n, pues ya se cre√≥ en la ENA la especialidad de teatro para ni√Īos y de t√≠teres‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Rafael; incentivar la formaci√≥n de dramaturgos y teatr√≥logos; un local para la Casa del Joven Creador de la c√©lula de Gibara; las condiciones del audio de la sede de la AHS en Holgu√≠n; y la actualizaci√≥n de la Resoluci√≥n 157 de 1980 del Ministerio de Cultura que estipula el pago al derecho de autor y las colaboraciones especializadas y period√≠sticas.

Fotos Carlos Rafael

Tambi√©n la promoci√≥n en los medios nacionales, principalmente la televisi√≥n; la conectividad en la sala de navegaci√≥n de la AHS; la creaci√≥n de un bolet√≠n de cr√≠tica e investigaciones que re√ļna el trabajo de los asociados de esta secci√≥n, y la implementaci√≥n del proyecto Con√©ctate a La Luz, que tendr√° como objetivo compartir mediante las herramientas digitales materiales literarios y productos promocionales del trabajo de Ediciones La Luz, en cuyo sal√≥n Abrirse las constelaciones se realiz√≥ el encuentro.

Fotos Carlos Rafael

‚ÄúSi logramos consolidar este proyecto, estamos poniendo a los j√≥venes y al p√ļblico en general un verdadero tesoro en las manos‚ÄĚ, subray√≥ Rafael Gonz√°lez, quien alent√≥, adem√°s, a los asociados a enarbolar la √©pica fundacional de la AHS, cuesti√≥n que ha caracterizado en estos m√°s de 30 a√Īos de creada el constante trabajo de sus asociados.

Fotos Carlos Rafael

Aunque las actuales condiciones sanitarias del pa√≠s, con la propagaci√≥n del coronavirus, han llevado a posponer importantes eventos organizados por la AHS ‚Äďcomo el Festival Nacional de Teatro Joven y tambi√©n la Feria Internacional del Libro en Holgu√≠n, donde La Luz, sello de esta en la provincia y uno de los m√°s reconocidos del pa√≠s, protagoniza una amplia programaci√≥n con el lanzamiento de sus novedades editoriales‚Äď, el trabajo de la Asociaci√≥n debe servir como vitrina de la vanguardia art√≠stica, y as√≠ consolidar espacios, posicionar el arte joven y promover lo mejor de la creaci√≥n.


Memoria de La Luz (+ galería de fotos)

Con muchas razones para celebrar, la sala principal del Centro Provincial de Arte de la conocida ciudad de los parques acoge por estos d√≠as la exposici√≥n Pensar a La luz. La muestra es una especie de recorrido por los dise√Īos de las diferentes colecciones de Ediciones La Luz en la √ļltima d√©cada.

[+]


Con Virgilio López Lemus en complexidad poética

Virgilio L√≥pez Lemus nos entrega en Complexidad de la poes√≠a (Ediciones La Luz, 2018) un libro de fascinaci√≥n por el verso. Virgilio se sabe deslumbrado por sus arcanos, pues cada cap√≠tulo de este texto destila seducci√≥n pr√≠stina por la escritura l√≠rica, por los secretos de la poiesis, a la que ha dedicado buena parte de su vida, para reafirmarnos que ‚Äútodo misterio es de ra√≠z po√©tica‚ÄĚ.

El Virgilio investigador, el Doctor en Ciencias Filol√≥gicas, el miembro de M√©rito de la Academia de Ciencias de Cuba, el ensayista, cr√≠tico literario, compilador y prologuista que desde las rigurosas metodolog√≠as de la ciencia y el ejercicio de la docencia nos tiene acostumbrados a valiosos textos para comprender y analizar la literatura no solo cubana, sino hispanoamericana y universal, como El siglo entero. El discurso po√©tico de la naci√≥n cubana en el siglo XX y M√©trica, verso libre y poes√≠a experimental de la lengua espa√Īola, busca aqu√≠ el goce, la mirada √≠ntima y reflexiva, al reunir varios art√≠culos escritos en diferentes momentos en complexidad, o sea, en laberinto, embrollo, diversidad, pluralidad, acopio, complejidad (y complicidad) de la poes√≠a.

√Čl mismo asegura que estos textos ‚Äúbuscan placer de lectura, no ensayismo de tesis acad√©mica o reuni√≥n de m√°ximas‚ÄĚ, pues, a√Īade, ‚Äúhemos ido perdiendo un poco el goce de la lectura de textos ensay√≠sticos como si ley√©semos novela, poes√≠a, pasi√≥n de lector que degusta m√°s que aprehende. No se espera en estas p√°ginas el entramado de la cr√≠tica estudiosa y docente, cient√≠fica, o el an√°lisis por completo racional de los ejercicios acad√©micos; reunidos en torno a la percepci√≥n po√©tica, si ofrecen vibraci√≥n, fruici√≥n, ya es suficiente‚ÄĚ.

Para ello aqu√≠ se entrecruzan literatura y ciencia, cosmolog√≠a y cr√≠tica literaria, reflexiones sobre la poes√≠a, textos sobre autores y una fuerte carga de sabidur√≠a impl√≠cita, pues ‚Äúciencias y t√©cnicas y religiones y credos de todo tipo, incluso los pol√≠ticos, encierran dosis elevad√≠simas a veces (v√©ase las utop√≠as) de poiesis‚ÄĚ. Una bella especulaci√≥n cient√≠fica puede contener tanta poes√≠a como Los elementales de Paracelso, asegura Virgilio. Y ‚Äúuna maquinaci√≥n t√©cnica, de sentido pr√°ctico puede ser tan po√©tica como las Centurias de Nostradamus‚ÄĚ. Virgilio escribe, incluso, como si reflexionara ante un barril de p√≥lvora, que ‚Äúsin poes√≠a no hay ser‚ÄĚ, pues ella ‚Äúnos identifica‚ÄĚ. ‚ÄúLa manera en que una naci√≥n, un pueblo, un grupo social o una persona manifiestan poes√≠a, es un claro √≠ndice de su identidad. La poes√≠a es identidad, identifica‚ÄĚ, a√Īade.

En estas p√°ginas nos adentramos ‚Äďdesde la reflexi√≥n que se sostiene en un vivaz estilo, en la voz de un ensayista que domina la palabra con la elegancia de un miniaturista medieval‚Äď en la poes√≠a como objeto; las cuestiones relacionadas a la versificaci√≥n y la m√©trica hisp√°nica, de la cual Virgilio es uno de sus principales estudiosos; el hecho po√©tico; l√≠ricas y autores como Jos√© Mart√≠, ‚Äúel Ap√≥stol, la estrella humana de la patria nuestra‚ÄĚ; la fil√≥sofa malague√Īa Mar√≠a Zambrano, autora de El hombre y lo divino y La agon√≠a de Europa; el irland√©s Oscar Wilde, donde escribe que la poes√≠a ‚Äúest√° dentro y fuera del poeta, porque √©l es una suerte de pararrayos, un m√©dium singular, una fuente‚ÄĚ; el espa√Īol Antonio Machado y su Juan de Mairena, desde la intimidad del ser reflexivo; Francisco de Ora√°; el neorrom√°ntico Jos√© √Āngel Buesa, del que incluso rescata un raro poema de corte social que podemos leer √≠ntegramente, o Alberto Acosta-P√©rez, su compa√Īero, a quien califica como ‚Äúpoeta esencial, cuya labor perdura‚ÄĚ, pero tambi√©n como poeta fatal al decir de Juan Ram√≥n Jim√©nez, pues para √©l la poes√≠a ‚Äúno era solo una expresi√≥n art√≠stica, sino una necesidad ineludible, al grado de que √©l no pod√≠a ser otra cosa que poeta. La obra que leg√≥, da el mejor testimonio de tal afirmaci√≥n‚ÄĚ, escribe sobre Alberto, a quien le dedicara esa triste y hermosa eleg√≠a que es el poemario Hipno.

Virgilio se detiene en el sentido po√©tico de ciertas utop√≠as (Thomas Moro, Tomasso Campanella y Francis Bacon) para reafirmarnos que tres o cuatro siglos despu√©s a√ļn seguimos busc√°ndolas; se apasiona con las Confesiones de San Agust√≠n de Hipona y San Anselmo de Canterbury, manantial de ‚Äúpoes√≠a ardiente‚ÄĚ y, para m√≠, uno de los cap√≠tulos m√°s hermosos del libro; se detiene en los arcanos del universo, pues ‚Äútambi√©n desde el lado de la poes√≠a se puede explorar el cosmos, definir al Universo, aprender de la teor√≠a de las cuerdas y especular acerca del Big Bang‚ÄĚ, pues, a√Īade, ‚Äúhay fronteras para las ciencias que la poes√≠a puede sobrepasar‚ÄĚ. ‚ÄúLa especulaci√≥n es poes√≠a‚ÄĚ, nos dice mientras se sienta a ‚Äúpensar y poetizar‚ÄĚ.

Record√°ndonos, como escribi√≥ Robert Graves, que ‚Äúel lenguaje de la verdadera poes√≠a‚ÄĚ est√° asociado a los viejos mitos, L√≥pez Lemus nos devuelve en enjundiosos textos la leyenda de Prometeo, un signo inagotable de la eterna poes√≠a de la praxis y la creatividad; la de Narciso y la idea del juego en la l√≠rica, y la de Perseo, quien nos ense√Īa que tambi√©n se puede vencer a los monstruos mediante la imagen, pues esta ‚Äúsurca el pi√©lago de la poes√≠a y surge el poema, sea piedra o flor‚ÄĚ; o la leyenda del santo cat√≥lico San Sebasti√°n, cuya historia, nos dice, se convirti√≥ en poes√≠a, mirada desde las artes visuales, pero tambi√©n en la obra del cubano Eugenio Florit o su siempre admirado autor de Eleg√≠as de Duino, de quien publicara recientemente Umbral para una era imaginaria. Acercamientos a Rainer Maria Rilke, e incluso tradujera para el lector cubano ‚Äďque es de alguna manera versionar‚Äď la poes√≠a del bardo checo.

Varias ‚Äúnoticias l√≠ricas‚ÄĚ ‚Äďcanciones populares cubanas, una mirada a los antecedentes de la poes√≠a social en Cuba, el poema del Himno Nacional cubano, un contrapunteo entre el barroco y el neocl√°sico a partir de la ceiba y la palma real‚Äď concluyen este libro de libre reflexi√≥n, de vinculaci√≥n entre el ensayo y poes√≠a: el ensayo como placer discursivo, como ejercicio dial√≥gico y por dem√°s, po√©tico. En otras palabras: el ensayo como poes√≠a, porque Virgilio L√≥pez Lemus es, sobre todo, un poeta. Ah√≠ est√°n Hacia la luz y hacia la vida, Aguas tributarias, El pelda√Īo, Cuerpo del d√≠a y su antolog√≠a Un leve golpe de aldabas, entre otros t√≠tulos.

Virgilio conversa, pero tambi√©n versa. ¬ŅQu√© es sino ‚ÄúLa m√ļsica de las esferas revisitada‚ÄĚ, ‚ÄúTonto o poeta‚ÄĚ? o ‚ÄúPuntas de lo diverso‚ÄĚ. Estos textos ‚Äďy otros tantos‚Äď m√°s all√° de lo meramente ensay√≠stico o reflexivo, poseen un valor poem√°tico y ah√≠ es donde Complexidad de la poes√≠a seduce y enamora, y recuerda, por ejemplo, los ensayos del poeta mexicano Octavio Paz, quien part√≠a de la necesidad de una ‚Äúpasi√≥n cr√≠tica‚ÄĚ en este tipo de textos sobre literatura.

Virgilio es nuestro c√≥mplice en los caminos de la percepci√≥n po√©tica. Siempre al lado de los j√≥venes, quiz√°s para mantenerse lozano en pensamiento y acci√≥n, Virgilio sabe que ‚Äúla poes√≠a vibra en la esencia inteligente del cosmos, en el planeta vivo, en el ser humano reflexivo y pasional‚ÄĚ y por eso ‚Äúgoza de la eternidad‚ÄĚ. Siempre he cre√≠do que Virgilio L√≥pez Lemus ‚Äďun ensayista e investigador que desde el verso trabaja con el infinito, un alquimista del saber‚Äď porta la luz y la comparte; por la utilidad de esa luz le agradecemos y adem√°s, por la fe en la poes√≠a.


Abel Prieto en torno a la guerra cultural

Muchos de nosotros, los más jóvenes, conocimos primero al Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura. Desde 1997 lo observábamos en actos políticos, galas, inauguraciones, mesas redondas… Y sabíamos, aun sin leerlo, que el Ministro era escritor. Y eso nos inspiraba confianza: no es lo mismo que un Ministro de Cultura sea un artista, un intelectual, que un cuadro más dentro de un aparato burocrático.

Otros, algo m√°s mayores que yo, lo conoc√≠an desde que Abel fuera designado Presidente de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) a√Īos antes. Despu√©s conocimos al Abel Prieto narrador a trav√©s de varios de sus libros: las selecciones de cuentos Los bitongos y los guapos (1980) y Noche de s√°bado (1989) y sobre todo las novelas El vuelo del gato (Editorial Letras Cubanas, 1999) y Viajes de Miguel Luna (2012). De la primera, ya una especie de cl√°sico de la literatura finisecular cubana, conservo la primera edici√≥n, un libro que ya no aparece en casi ning√ļn lugar, me dijo Abel cuando la dedic√≥.

Del Abel no personaje p√ļblico fuimos conociendo algunas cosas: estudi√≥ Letras en la Universidad de La Habana y fue un joven como otro cualquiera; bueno, quiz√°s no tan as√≠: conjugada en s√≠ al apasionado jugador de ajedrez con el hippie trasnochado y so√Īador que usaba botas, el pelo largo, los pitusas gastados y estrechos‚Ķ que lo han caracterizado; por otro lado Abel se enamor√≥ del Disco Blanco de The Beatles, de la psicod√©lica y veintea√Īera Janis Joplin, y de un Bob Dylan que no pensaba recibir el Premio Nobel de Literatura, mientras cantaba en contra de la agresi√≥n norteamericana a Vietnam.

Aquello entonces no era lo m√°s aconsejable, aunque esos muchachos melenudos y despreocupados que se reun√≠an en Woodstock bajo los influjos del rock sesentero y que romp√≠an sus boletas de inscripci√≥n al servicio militar, muchas veces enarbolando la famosa foto del Che de Korda, se inspiraran en los barbudos que ‚Äďtan j√≥venes como ellos‚Äď hab√≠an bajado de la sierra, tambi√©n melenudos, rebeldes y so√Īadores, para darle una estocada crucial al imperialismo. Esa es una deuda generacional aun no del todo saldada, aunque una estatua de Jhon Lennon custodie un parque del Vedado capitalino.

De su ensay√≠stica apenas conoc√≠amos piezas de un puzzle: algunos de sus art√≠culos dedicados a Jos√© Lezama Lima en las p√°ginas de varias revistas en la d√©cada del 80, La Gaceta de Cuba entre ellas; y un texto cl√°sico, publicado tambi√©n en La Gaceta en 1997, como contribuci√≥n a un dossier sobre teatro cubano contempor√°neo y del cual varios amigos me hab√≠an comentado: ‚ÄúLa cigarra y la hormiga: un remake al final del milenio‚Ä̂Ķ Lo dem√°s se esfumaba en publicaciones, intervenciones, conferencias, pr√≥logos‚Ķ

Apuntes en torno a la guerra cultural ‚Äďpublicado por Ocean Sur en 2017 y por Ediciones La Luz en 2018, como parte de la celebraci√≥n de la 25 edici√≥n de las Romer√≠as de Mayo‚Äď viene a saldar esa deuda editorial con la obra no ficcional de Abel Prieto Jim√©nez, al reunir en un mismo volumen varios de estos textos de amplio perfil ensay√≠stico.

Todos no son ensayos propiamente dichos, si analizamos un género que se resiste a catalogaciones, pero en estos prólogos, presentaciones, charlas, intervenciones… está el ojo y la mente aguzados del ensayista que analiza y presiente, que estudia y propone, que investiga y comparte desde el humanismo y además desde una profunda cubanía.

Si algo que prima en estas páginas es precisamente un humanismo y una cubanía cabal y raigal, que en el caso de Abel Prieto se dimensionan a una mirada martiana que lo inunda todo y que le llegó, entre otros, por ese maestro tutelar que es y será Cintio Vitier. Además, estos textos traslucen frecuentes reminiscencias lezamianas y un antimperialismo que, además de José Martí, Ernesto Che Guevara y Fidel Castro, le llega por la obra de su admirado Roberto Fernández Retamar y su necesario ensayo Calibán…

Apuntes en torno a la guerra cultural aborda principalmente la necesaria relaci√≥n entre la vanguardia art√≠stica y la vanguardia pol√≠tica y tambi√©n ‚Äďsubraya su prologuista, el historiador Ernesto Limia‚Äď ‚Äúnos define el horizonte de la utop√≠a en un mundo en que el imperio absoluto del mercado reemplaza el arte por el entretenimiento balad√≠ y acr√≠tico‚ÄĚ.

Abel Prieto se detiene en cuestiones que ‚Äďal parecer‚Äď siempre le han obsesionado y las matiza con cierta dosis de humor, ese que tambi√©n ha analizado: la dominaci√≥n cultural, aquello que Christiane Rochefort llamara ‚Äúla colonizaci√≥n de las consciencias‚ÄĚ; los c√≠rculos de poder transnacional; el ultraderechismo de algunos filmes de Hollywood y de la cultura de consumo estadounidense; el plattismo; las campa√Īas publicitarias y reality shows que hacen de los ‚Äúfamosos‚ÄĚ patrones a seguir por millones de persona: Abel pone los ejemplos de Rihanna, Shakira, Justin Bieber, Lady Gaga‚Ķ y otros tantos famosos del mundo del espect√°culo, y creo que no se extra√Īar√≠a ahora al comprobar que esos patrones han sido calcados con ‚Äúfugaces estrellas‚ÄĚ del repertorio nacional; la relaci√≥n entre la intelectualidad cubana y la Revoluci√≥n y las contracciones en el seno de esta, incluido el llamado Quinquenio Gris con ‚Äúsu enfoque dogm√°tico, sectario y homof√≥bico‚Ä̂Ķ

Todo ello se redirecciona ‚Äďen la obra y el pensamiento de Abel‚Äď a la consolidaci√≥n de una ‚Äúpol√≠tica cultural unitaria y fidelista‚ÄĚ, seg√ļn sus propias palabras, primero desde la Uneac, despu√©s desde el Ministerio de Cultura, ambas con un amplio enfoque martiano: una pol√≠tica que √©l ha catalogado, adem√°s, de ‚Äúabierta, plural, antidogm√°tica y enemiga de los sectarismos‚ÄĚ que muchas veces suelen asediar un proyecto as√≠. Los textos reunidos en Apuntes en torno a la guerra cultural vienen a sostener de alguna manera su v√≠a crucis personal en pos de esa l√ļcida y necesaria utop√≠a.


Pensar a La Luz, el dise√Īo como arte (+ fotos)

Dedicada al 20 aniversario del Sistema de Ediciones Territoriales (SET), la exposición Pensar a La Luz, organizada por Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín, se exhibe en el Centro Provincial de Arte con una muestra de carteles, gigantografías, portadas, pendones y otros materiales promocionales creados por la reconocida casa editora.

La muestra incluye parte del material gr√°fico con que la editorial ha acompa√Īado las diferentes campa√Īas de promoci√≥n de la lectura durante los √ļltimos 10 a√Īos, como calendarios, marcadores y spots para la televisi√≥n, coment√≥ al Portal del Arte Joven Cubano Luis Yuseff, editor jefe de La Luz.

foto vanessa pernía arias

En este espacio se exhiben cubiertas de textos que poseen un dise√Īo fresco y atractivo a la altura de los j√≥venes, quienes son el p√ļblico principal al cual est√° dirigida la editorial. Las mismas exhiben un cuidado trabajo de j√≥venes dise√Īadores como Taim√≠ Ocampo, Frank Alejandro Cuesta y Robert R√°ez, y que parten de la obra de artistas de la pl√°stica y fot√≥grafos, incluidos en la exposici√≥n, contribuyendo a la excelencia del cat√°logo.

Dedicada tambi√©n a los 29 a√Īos de la Feria del Libro y del Centro Provincial de Arte, anfitri√≥n de la muestra, en Pensar a La Luz confluye la obra, a trav√©s de las portadas y otros productos comunicativos, de artistas consagrados como Ernesto Garc√≠a Pe√Īa, Zaida del R√≠o, Cirenaica Moreira y Cosme Proenza, as√≠ como otros creadores con un trabajo igualmente interesante en el campo visual: Albertho D√≠az de Le√≥n, Alexei Alfonso, Anel√≠ Pupo, Dagoberto Driggs Dumois, Ernesto Herrera, Glenda Le√≥n, Guadalupe Palacios, Heidi Calder√≥n, Jorge Wellesley, L√©ster Vila, Lidia Morales, Linet S√°nchez, Lino Valc√°rcel, Lisandra L√≥pez, Pedro Manuel Herrera, Rafael A. Leyva Herrera, Rub√©n Ferrero, Yamil Dom√≠nguez, Yauri Ginarte, Yunior Fern√°ndez y Yuris N√≥rido.

foto vanessa pernía arias

Estos artistas acompa√Īan con su trabajo la obra literaria de importantes creadores y otros j√≥venes que han encontrado en La Luz la manera de publicar sus primeros textos, como Delf√≠n Prats, Virgilio L√≥pez Lemus, Joaqu√≠n Borges Triana, Alberto Garrand√©s, Liuba Mar√≠a Hevia, Eduardo Galeano, Eduard Encina, Antonio Herrado, Fabi√°n Su√°rez, Elizabeth Soto, Yunier Serrano (Valerio), Irela Casa√Īas, Evelio Linares y Alexander Jim√©nez.

Adem√°s integran Pensar a la luz varias propuestas audiovisuales, como las grabaciones que componen el audiolibro La joven luz: Entrada de emergencia. Selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n, y los spots realizados por Gerardo Perdomo y Robert R√°ez, como parte del audiolibro y de la campa√Īa que organiza este a√Īo la editorial con el nombre A la luz se lee mejor, que obtuvo el Premio de la Ciudad de Holgu√≠n 2020 en Comunicaci√≥n promocional.

foto vanessa pernía arias

‚ÄúCon sostenido trabajo de edici√≥n y publicaci√≥n de libros, amparada por su coherente proyecci√≥n editorial y bien articulada pol√≠tica de promoci√≥n literaria, Ediciones La Luz se encuentra entre las primeras dentro del SET‚ÄĚ, destac√≥ en las palabras del cat√°logo de la exposici√≥n el reconocido narrador y periodista holguinero Rub√©n Rodr√≠guez Gonz√°lez, quien a√Īadi√≥ que este importante sello comprende ‚Äúla promoci√≥n como sistema de acciones encaminado a divulgar y validad el hecho art√≠stico‚ÄĚ, ‚Äúlleva por igual la atractiva concepci√≥n de sus portadas, el intencionado dise√Īo de colecciones, la impresionante visualidad de sus campa√Īas y la atinada conceptualizaci√≥n de sus pe√Īas y actividades‚ÄĚ.

De esta modo textos como El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano; El brillo de la superficie, poes√≠a completa de Delf√≠n Prats y las entrevistas recogidas por Yunier Riquenes en Eduardo Heras Le√≥n en el aula inmensa de la vida, pueden interactuar con el p√ļblico m√°s all√° de las p√°ginas impresas del libro, gracias al excelente trabajo promocional de Ediciones La Luz recogido en esta muestra que exhibe el Centro de Arte.

foto vanessa pernía arias

foto vanessa pernía arias

foto vanessa pernía arias

foto vanessa pernía arias

foto vanessa pernía arias

foto vanessa pernía arias

foto vanessa pernía arias


¡Atención narradores! Está abierto el Celestino

Ediciones La Luz, reconocido sello de la AHS en Holguín, y la sección de literatura de la misma en esta provincia, convocan a la XXI edición del Premio Celestino de Cuento, uno de los certámenes de carácter nacional más cotizado entre los jóvenes narradores cubanos.

cortesía ediciones la luz

Este a√Īo el Celestino estar√° dedicado a la literatura de ciencia ficci√≥n y tres de sus exponentes m√°s significativos: los escritores estadounidenses Isaac Asimov, Ray Bradbury y Charles Bukowski, coincidiendo, adem√°s, con el centenario de sus nacimientos, comenta Luis Yuseff, editor jefe de La Luz, y miembro del Comit√© Organizador.

En este certamen pueden participar todos los escritores cubanos residentes en el pa√≠s menores de 36 a√Īos, sean miembros o no de la AHS, explic√≥ Yuseff al Portal del Arte Joven Cubano, con un cuaderno in√©dito de menos de 70 cuartillas presentado bajo el sistema de seud√≥nimo y en una sola copia. En plica aparte deben constar los datos personales del autor, incluidos n√ļmero de carn√© de identidad, direcci√≥n particular y modos de localizaci√≥n.

El premio consistir√° en la entrega de un diploma acreditativo, el pago de 1000 pesos cubanos (CUP), una obra de arte y la publicaci√≥n del cuaderno a cargo de dicho sello editorial, con el pago del respectivo derecho de autor. ‚ÄúLas obras, a√Īadi√≥ Yuseff, se recibir√°n hasta el 1 de junio y podr√°n entregarse personalmente o enviarse por correo postal a Ediciones La Luz, calle Maceo, No. 121 altos, entre Frexes y Aguilera, CP. 80100, Holgu√≠n.‚ÄĚ

conferencia de prensa acerca del XXI Premio Celestino de Cuento. Foto: Erian Pe√Īa Pupo

El fallo del jurado, integrado por prestigiosas figuras de las letras, se dar√° a conocer el 21 de junio en la pe√Īa Abrirse las constelaciones, como parte del programa del XXI Premio Celestino de Cuento, que incluye, adem√°s, una amplia jornada de presentaciones, lecturas, conferencias y otras actividades previstas entre el 15 y el 21 de ese mes.

En la reciente Feria Internacional del Libro, realizada en La Habana del 7 al 16 de febrero, Ediciones La Luz present√≥ en el Pabell√≥n Cuba y en la sala Jos√© Lezama Lima de La Caba√Īa, el libro La m√°quina de recuerdos, de la camag√ľeyana Evelin Queipo, que obtuviera el Premio Celestino en 2017. Las ediciones m√°s recientes han sido ganadas por otras dos narradoras nacidas en la provincia de Nicol√°s Guill√©n y Severo Sarduy: Martha Acosta √Ālvarez y Lourdes Mar√≠a Mazorra, cuyos libros se presentar√°n pr√≥ximamente.¬†

conferencia de prensa acerca del XXI Premio Celestino de Cuento. Foto: Erian Pe√Īa Pupo

Auspiciado, además, por el Centro Provincial del Libro y la Literatura y la Uneac en Holguín, surgió en 1999 por iniciativa del narrador y poeta holguinero Ghabriel Pérez, como homenaje a la novela de Reinaldo Arenas, Celestino antes del alba, y su primera edición lo recibió, entonces, el narrador y periodista Rubén Rodríguez con el cuento Flora y el ángel, autor que mereció recientemente el importante Premio Alejo Carpentier.

Entre los escritores que lo han obtenido se encuentran tambi√©n Rafael A. Inza, Marvelys Marrero, Alcides Pereda, Serguei Mart√≠nez, Jos√© Alberto Vel√°zquez, Yordis Monteser√≠n, Liany Vento, Rafael de Jes√ļs Ram√≠rez, Abel Fern√°ndez-Larrea, Ariel Fonseca y Juli√°n Marcel. Por su parte, importantes jurados lo han integrado, entre ellos Eduardo Heras Le√≥n, Guillermo Vidal, Ana Lidia Vega Cerova, Nelton P√©rez, Jorge √Āngel P√©rez, Lourdes Gonz√°lez Herrero, Emerio Medina, Manuel Garc√≠a Verdecia y Eugenio Marr√≥n.