dise√Īo


El arte de salvar la comunidad

Muchas veces la conciencia entra por los ojos. Sobre todo, en tiempos de pandemia, la comunicación visual ha sido clave para transmitir autocuidado, responsabilidad individual y colectiva, percepción del riesgo.

El Instituto Superior de Dise√Īo (ISDi) se ha enrolado en este combate sanitario ‚Äďtambi√©n comunicativo y art√≠stico- por la vida. Sus estudiantes y profesores crearon las m√°s dis√≠miles formas de decir: #Qu√©dateEnCasa.

Gabriel Villar

Del esp√≠ritu creador ‚Äúisdiano‚ÄĚ, de la necesidad de expresi√≥n por la acci√≥n unida, de la gratitud a la heroicidad m√©dica y ciudadana, nacieron desde estudiantes y profesores las m√°s dis√≠miles visualidades de la Cuba que salva.

Tras dos a√Īos de desvelos m√©dicos por la COVID-19, tambi√©n de dise√Īadores, se expone hasta este 10 de noviembre en la Casa de Cultura de Centro Habana ‚ÄúJose√≠to Fern√°ndez‚ÄĚ, una muestra de carteles que grafican esas ojeras art√≠sticas para mover el pensamiento y la conducta social bajo una premisa martiana: ‚ÄúEl arte de salvar‚ÄĚ.

Eviel Ramos Pérez

‚ÄúEl ISDi durante el per√≠odo de pandemia ha mantenido un v√≠nculo estrecho con sus estudiantes. En todo este tiempo, la sensibilidad y participaci√≥n de los muchachos y los deseos de ayudar, de comunicar, de informar, de aportar desde lo que saben hacer: el dise√Īo, fue muy √ļtil e importante. Naci√≥ de ellos generar piezas de comunicaci√≥n con la tem√°tica de quedarse en casa, con el tema de la ciencia y que Cuba salva.

Alejandra Hern√°ndez

‚ÄúLos estudiantes son nuestra raz√≥n de ser, son la vida del instituto, gracias a su implicaci√≥n, su sensibilidad y sus ganas de hacer por el ISDi, por el dise√Īo y por el pa√≠s, fue posible ilustrar y comunicar muchas de las cosas que se expusieron durante la pandemia en diferentes medios, para tratar de sensibilizar a la poblaci√≥n sobre la necesidad de informarse y cuidarse de esta pandemia‚ÄĚ, cuenta la profesora MsC. Maite Fundora Iglesias, quien tiene a su cargo la curadur√≠a de la exposici√≥n, junto al DrC. Ernesto Fern√°ndez.

Maite Fundora Iglesias

‚ÄúEl trabajo fue completamente espont√°neo, los estudiantes empezaron a preguntar qu√© pod√≠an hacer, c√≥mo pod√≠an ser √ļtiles, muchos fueron a centros de aislamientos, entregas de comida a personas vulnerables, y con los carteles empez√≥ un grupo y en menos de una semana todo el ISDi de manera voluntaria se fue sumando y desarrollando productos comunicativos para las redes, banners, animaciones, con diferentes tem√°ticas sobre la pandemia. No fue una asignatura, no fue una convocatoria institucional, naci√≥ de los estudiantes, de su necesidad de ser √ļtiles y eso a los profesores nos llena de orgullo y satisfacci√≥n‚ÄĚ.

Yarisleiry Marante

La estudiante Patricia Su√°rez, comenta: ‚ÄúEl objetivo del cartel fue dirigirlo a un p√ļblico m√°s joven como los milenials para as√≠ concientizar a este sector de la poblaci√≥n. Me bas√© en el juego de Pac Man, que es muy conocido dentro de este p√ļblico, haciendo una analog√≠a entre la forma del juego y la situaci√≥n pand√©mica. Se crea una empat√≠a entre el p√ļblico que ha jugado y el cartel. El dise√Īo gr√°fico ha sido important√≠simo dentro de la situaci√≥n actual porque es una v√≠a de comunicaci√≥n y persuasi√≥n directa con la poblaci√≥n, no solo apoyado por la cartel√≠stica, sino que se han desarrollado infograf√≠as, audiovisuales y campa√Īas de bien p√ļblico como las de vacunaci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúMi cartel es una representaci√≥n de la curva de crecimiento de casos por Covid-19 y aporta una soluci√≥n para controlar la propagaci√≥n de los casos: quedarse en casa. Me inspir√© en la poca importancia que las personas le estaban dando al hecho de mantenerse en sus viviendas e intent√© buscar una forma de representar los beneficios de mantenernos en nuestros hogares para evitar la propagaci√≥n del virus‚ÄĚ, explica Alejandra Hern√°ndez.

Camila Azcuy

Por su parte, Dayan Blanco, se√Īala que quiso representar el contexto social en tan dif√≠ciles tiempos, ‚Äúen especial c√≥mo tuvimos que adaptarnos a una nueva realidad dentro del hogar, donde mantener los lazos con nuestros familiares y amigos se tornaba complejo en la distancia.¬†
Estuve inspirado en mi propia experiencia y en la de mis amigos m√°s cercanos, donde tuvimos que buscar nuevas formas de divertirnos y mantenernos activos para disimular el miedo tan fuerte a contagiarnos que nos invad√≠a. Recuerdo en boom de los challenge en las redes sociales que nos robaban la atenci√≥n de todos, las conversaciones a gritos entre mis vecinos para poder comunicarse sin visitar las casas de unos a los otros, de c√≥mo las responsabilidades de cuidarnos y cuidar a nuestros familiares era cada vez mayor.¬†El dise√Īo gr√°fico fue una de las principales herramientas que nos hizo entender la compleja situaci√≥n que est√°bamos atravesando, de aprender sobre un tema que era nuevo para todos y de responsabilizarnos sobre las graves consecuencias que pod√≠an traer consigo el incumplimiento de las medidas establecidas‚ÄĚ.

Alejandro Escobar

Evelio de la Sota, apunta que su obra ‚Äúconceptualmente trata de acercar el mensaje principal de la campa√Īa al p√ļblico, vincul√°ndolo con las redes sociales (espec√≠ficamente Facebook), herramientas muy conocidas y usadas por la sociedad en este siglo. B√°sicamente era hacer llegar una idea trabajada en el momento de una forma novedosa. Se usan pocos recursos gr√°ficos, tratando de que la informaci√≥n llegue a las personas de una manera m√°s r√°pida. Los signos que se emplean pretenden comunicar el car√°cter positivo del objetivo de la campa√Īa, que fue persuadir a la sociedad para que se cumpliera con las medidas establecidas en el combate contra la pandemia que azota al mundo. El dise√Īo ha ayudado a embellecer, a ofrecerle una identidad e impulsar toda la lucha contra la Covid -19, que a√ļn no termina‚ÄĚ.

Rocío Ruiz

‚ÄúEn un momento de tanta sensibilidad a nivel mundial con la pandemia, donde los m√©dicos de nuestro pa√≠s estaban ejerciendo una labor tan humana de ayuda internacional, quise resaltar la figura de estos profesional y establecer un paralelo entre su quehacer y la figura de un superh√©roe. Y es que, atentos desde el primer llamado de la Patria, los galenos cubanos emergieron «al rescate» en un contexto de temor, preocupaci√≥n y desconocimiento con respecto a la enfermedad; raz√≥n por la que, a mis ojos, ten√≠an tanto impacto y poder como los cl√°sicos personajes de la historieta y cinematograf√≠a‚ÄĚ, confiesa Mar√≠a Paula Lista Jorge.

Sabrina Gutiérrez

¬†A Sabrina Guti√©rrez tambi√©n la inspir√≥ ‚Äúla labor de los m√©dicos cubanos, siempre demostrando el humanismo y la solidaridad en situaciones sanitarias graves. Muchos profesionales del dise√Īo y estudiantes (o no) han aprovechado la nueva modalidad online para demostrar su apoyo al mundo con respecto a este tema, mostrar infograf√≠as, spots publicitarios, etc. para educar a los otros y hacer un bien, es la mejor satisfacci√≥n que se puede sentir en este campo‚ÄĚ.

 

Dayan Blanco

 

Igual musa tuvo Rocio Ru√≠z Rodr√≠guez: ‚ÄúMis obras fueron inspiradas en la ayuda humanitaria que brinda el personal de la salud y las instituciones gubernamentales no solo a nivel nacional, sino tambi√©n internacional, entregando sus almas y vida a todo aquel que lo necesite, por ello lo represent√© con el coraz√≥n unido morfol√≥gicamente a las manos en se√Īal de respaldo, as√≠ como el rol que juega la poblaci√≥n apoyando en las labores sociales y ayudando a disminuir la propagaci√≥n. En otro cartel, el cuidado individual y colectivo se traduce en una reinterpretaci√≥n gr√°fica de la sombrilla, haciendo funci√≥n de los hogares, utilizando elementos visuales universales que hagan llegar a todo el p√ļblico la necesidad cumplir con las medidas sanitarias para mantener a salvo a familiares y amigos‚ÄĚ.

María Paula Lista

‚ÄúEl motivo principal por el que realic√© este cartel fue para aportar, desde mi profesi√≥n, mi granito de arena. Ver la situaci√≥n en la que se tornaba el mundo a ra√≠z de la pandemia me hizo pensar que no pod√≠amos quedarnos de brazos cruzados. Mirar a mi alrededor, observar la nueva realidad, el comportamiento de las personas, las nuevas costumbres y rutinas fue lo que realmente inspir√≥ mi obra‚ÄĚ, acota Camila Azcuy.

Frank E. Cala

Similar inspiraci√≥n tuvo Yarisleiry Marante Arias: ‚Äúel deseo de contribuir en algo desde mi posici√≥n de estudiante de dise√Īo de Comunicaci√≥n Visual, mostrando lo que yo ve√≠a, la gran indisciplina social. El dise√Īo gr√°fico ha ayudado en la pandemia manteniendo informada a la poblaci√≥n, motiv√°ndola a cumplir con las medidas y siendo tambi√©n un medio de distracci√≥n en un tiempo en el que todos est√°bamos muy sensibles y con ansias de volver a la normalidad‚ÄĚ.

La síntesis, las analogías y evocaciones sobresalen en esta muestra al alcance de la comunidad, donde no hay dudas de que el arte joven también salva.

Patricia Su√°rez

Viaje por los dise√Īos esc√©nicos de Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez

Entre candilejas. Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez y las artes esc√©nicas se titula la exposici√≥n que, en sus redes sociales, comparte el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas de Holgu√≠n a partir de una selecci√≥n de dise√Īos que visualiza el trabajo de este artista como creador para la escena cubana.

Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

‚ÄúPor lo regular, cuando se hace referencia a Andr√©s, siempre se recuerda su labor como portadista de Carteles. Es comprensible que as√≠ sea, pues las portadas dise√Īadas por √©l para una de las revistas m√°s populares de la etapa republicana en Cuba son, indudablemente, un patrimonio del arte nacional‚ÄĚ, asegura el investigador Mart√≠n Garrido, curador de la misma y quien ha dedicado parte importante de su trabajo al rescate y estudio de la obra de este necesario art√≠fice pl√°stico holguinero, y a√Īade Mart√≠n que iniciada en los a√Īos 40, su labor para esta esfera de la creaci√≥n, el dise√Īo esc√©nico, se ampl√≠a y enriquece en las d√©cadas del 50 y 60.

La muestra, expuesta en el perfil de Facebook ‚ÄúArtistas holguineros‚ÄĚ ante la imposibilidad de su apertura f√≠sica por la propagaci√≥n de la Covid-19 en la provincia, hace p√ļblica ‚Äúuna parcela de la obra profesional de Andr√©s relativamente poco estudiada y algo menos conocida‚ÄĚ, a√Īade.

Adem√°s del teatro, Andr√©s (1916-1981) realiz√≥ incursiones, ‚Äúsiempre brillantes‚ÄĚ, en el dise√Īo de vestuario y escenograf√≠a para presentaciones de ballet, √≥pera, zarzuela, danza moderna y cabaret, cada uno con las caracter√≠sticas propias de la manifestaci√≥n y que le permitieron mostrar su ‚Äútalento multifac√©tico‚ÄĚ, ‚Äúsu maestr√≠a como dibujante, su versatilidad como creador, su conocimiento profuso de la historia del traje y de la historia del arte en general‚ÄĚ, dice.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

Destaca, adem√°s, que ‚Äúsu profesionalidad en la esfera del dise√Īo destinado a las artes esc√©nicas se advierte en todas y en cada una de las piezas que ahora mostramos, demostrando por qu√© cr√≠ticos tan exigentes como Rine Leal o Luis Amado Blanco solo tuvieran para √©l los m√°s encendidos elogios‚ÄĚ al rese√Īar obras donde el creador dej√≥ la impronta de su firma.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

Las obras expuestas en esta muestra ‚Äďque celebra el aniversario 105 de su natalicio y los 40 a√Īos de su muerte; adem√°s, el vig√©simo aniversario de la realizaci√≥n en Holgu√≠n de la primera exposici√≥n que, tanto en Cuba como en otras partes, se dedic√≥ a vindicar el trabajo del notable artista‚Äď pertenecieron a las colecciones particulares de dos destacados artistas cubanos: el maestro Ramiro Guerra, pionero de la danza moderna en Cuba; y el dise√Īador esc√©nico Eduardo Arrocha, ‚Äú√ļnico disc√≠pulo de Andr√©s, a quien debe su consagraci√≥n a estas disciplinas‚ÄĚ.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

‚ÄúFundidas en un todo, ambas colecciones se conservan hoy en Holgu√≠n por voluntad expresa de Arrocha. Las piezas que las integran son como peque√Īas obras maestras de esta disciplina, que por su calidad no desmerecen dentro del conjunto total de la obra de Andr√©s‚ÄĚ, a√Īade, y que nos reafirman a Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez como uno de los grandes dise√Īadores esc√©nicos de todos los tiempos en nuestro pa√≠s, y una de las figuras que engrandece nuestro patrimonio visual.

Entre candilejas – Andr√©s Garc√≠a Ben√≠tez ‚Äď Foto CPA Holgu√≠n

Vivir el arte en uno: Orlando González y el teatro (+Galería de fotos)

De seguro mi adicci√≥n al teatro le descubri√≥ tras la m√°scara de alg√ļn personaje. Pero fue con mi arribo a la Vocacional de Arte en Santiago de Cuba, que vi los ojos de Orlandito. Inquieto y apasionado, as√≠ lo defino si la prisa manda. Con el tiempo ¬†observo sus pasos siempre en ajetreo al ritmo que impone la creaci√≥n. Su cerebro es una avenida de doble v√≠a que transita de la ense√Īanza del arte hacia Calib√°n Teatro, y viceversa. A sus 37 a√Īos, uno percibe que es u¬† hombre de las tablas. Lo atestiguan no s√≥lo las pieles asumidas en la escena; a su direcci√≥n, cada una de las puestas es un maremoto de sensaciones. Su modo de habitar la escena transforma el entorno.

Me place compartirles el tiempo y las razones de alguien que admiro.

¬ŅC√≥mo llega Orlando a la actuaci√≥n? ¬ŅEn qu√© momento decidiste este camino profesional?

cortesía del entrevistado

Cursaba el d√©cimo grado en la Vocacional ‚ÄúAntonio Maceo‚ÄĚ cuando escuch√© por primera vez la sigla ISA, sin la idea de qu√© era. Cuando ni√Īo a la gu√≠a de mi abuelo que es locutor, tuve inclinaci√≥n por el decir de poemas y otras cosas sencillas. Pero me era ajeno el mundo de la actuaci√≥n y el teatro como tal. En la Vocacional me explican acerca del Instituto Superior de Arte. Con el 12 grado me present√© a las pruebas para el ingreso, muy emp√≠rico todo. Ese a√Īo se realizaron en Guant√°namo y a los meses me notifican la aprobaci√≥n. Fue algo inesperado, no lo planifiqu√© de siempre como afirma la mayor√≠a en sus discursos, no.¬† Aunque de peque√Īo la gente dec√≠a este ni√Īo va a ser artista, hice la ense√Īanza general hasta que acontece este suceso que nos sorprende tanto a m√≠ como a la familia. Es mi primer acercamiento al mundo del teatro.

De tus a√Īos como estudiante del ISA, ¬Ņqu√© experiencias y aprendizajes consideras que definieron tu desarrollo posterior?

El ISA es un lugar con magia al que agradezco mi paso y formación. Me transformó como ser humano y puso ante mí las herramientas para ser artista. Era algo novedoso. Llegas y te encuentras con su arquitectura, lo primero que deslumbra. Era muy bonito estar allá, sin las grandes condiciones, pero con muchos deseos de hacer. Te enamoras de ese lugar que tiene algo propio, y de tu carrera.

Los primeros a√Īos fueron duros pues muchos no ten√≠amos nociones. Cuando entras a una escuela de arte, al menos me sucedi√≥, piensas, ‚Äúqu√© voy a dar aqu√≠, qu√© cosa es actuar‚ÄĚ, sobre todo cuando no vienes con una formaci√≥n previa.¬† Sorprende lo complejo de la carrera cuando comienzas a saber de Stanislavski, todas las cuestiones t√©cnicas y los diferentes m√©todos de actuaci√≥n. A veces est√°s en la escena, la clase pr√°ctica, y no se logra lo que el profesor solicita. Te percatas de lo complejo de la actuaci√≥n. Los inicios ¬†fueron dif√≠ciles ¬†en el sentido de la adaptaci√≥n a ese rigor.

cortesía del entrevistado

En mi caso, el cuarto a√Īo fue decisivo en lo que me aport√≥ en ese momento como futuro actor. En dicho curso comenzamos con un profesor que es una de las personas que m√°s admiro como ser humano, docente y director de teatro. De Eduardo Eimil he aprendido much√≠simo o eso trato. Ya √©l hab√≠a impartido un semestre con mi grupo en segundo a√Īo, momento en que se hace el g√©nero del cuento cubano.

Puedo decir que mis mayores aprendizajes estuvieron entre cuarto y quinto a√Īo. En cuarto, hicimos obras maravillosas como Cornudo, apaleado y contento; El gallo electr√≥nico, de Yerandys Fleites, que luego la hice en el ISA ac√° con mis estudiantes. Es una fiesta el trabajo con Eduardo y mucho el aprendizaje. Conoce las particularidades de cada estudiante. Este fue el curso que corrobor√© que ser√≠a actor. Hasta entonces pasaban los semestres y lo ve√≠a muy complejo, en ocasiones dud√© de m√≠. De esa fecha al presente certifiqu√© ese amor que me hace ser una persona de teatro.

cortesía del entrevistado

Luego la tesis tuvo la guía de Eduardo también. Fue un punto muy fuerte de mi carrera, era una obra completa de teatro psicológico, de Tennessee Williams. Me gradué con El zoológico de cristal, con el personaje de Tom Wingfield, fue una escuela este tipo de trabajo.

Egresar del ISA y de regreso a Santiago con ganas de comerte el mundo, ¬Ņc√≥mo fueron los inicios ya en el √°mbito profesional?

Hay un nombre que siempre aflora en mi vida y es Norah Hamze. Era la directora de Calib√°n Teatro cuando estoy al graduarme del ISA, estaba en La Habana en un a√Īo sab√°tico y ten√≠a v√≠nculos en el Instituto. Me pregunta si quiero entrar a Calib√°n de regreso a Santiago. Me agrad√≥ la posibilidad porque era de mi conocimiento el trabajo de la agrupaci√≥n. Norah es quien propicia mi entrada a Calib√°n tras mi egreso.

Cuando uno se grad√ļa tiene muchos sue√Īos y ansias de comerse el mundo, muchos miedos tambi√©n. Piensas que pasaron cinco a√Īos y cuestionas tu capacidad. Luego te percatas de que lo que has estudiado lo incorporas a la escena o en la emisi√≥n de criterios, hay una base en la que a veces no se cree pero est√°.

Previo a la graduaci√≥n hice intentos para quedarme en La Habana. En el ISA √©ramos un grupo muy unido, en los dos √ļltimos cursos hicimos alrededor de seis obras de teatro. En alg√ļn momento surge la idea de quedarnos como proyecto dentro del Instituto, al respaldo del trabajo realizado en clase con Eduardo. Eso no fructific√≥, me decepciono y decido venir.

cortesía del entrevistado

Llego a Santiago de Cuba y me uno a Calibán Teatro, la agrupación con la que todavía estoy. La acogida fue buena. Al inicio siempre hay tensiones cuando llega alguien diferente, sobre todo de un nivel que las personas consideran superior, por decirlo de alguna manera. A veces hay reservas. En ese momento eran actores que fueron dirigidos en su mayoría por Norah. Estaba Mae Pérez como directora general del grupo. Una de mis particularidades es que trato de hacer empatía con las personas y la tengo, creo vínculos y doy tranquilidad para que todos se sientan bien con mi presencia.

En ese momento Calibán está en el montaje de Jacques Hippolite y su tambor. La retoman para la ocasión con Valerio Bringas, uno de los actores grandes de esta ciudad.  Llego y me toca sentarme, por supuesto. Pero hay algo más fuerte que yo y comienzo a dar todas las notas de lo que sucede en escena. A Mae le llama la atención mi manera, la forma respetuosa de dirigirme a Valerio, una personalidad. Considero que  con la edad y trayectoria q tenga el actor, debe recibir notas, siempre y cuando tengan un enfoque con todo el respeto. Mi inicio en Calibán fue ese, me senté a dar notas a una obra en reposición. Creo que desde entonces se me valoró como alguien con intenciones en la dirección. En ese momento no había un director artístico en Calibán, Mae era la directora general y Norah acababa de ir a La Habana.  

cortesía del entrevistado

¬ŅQu√© obras de aquel primer periodo marcaron tu crecimiento actoral?

Mae se da a la b√ļsqueda de un director art√≠stico en Calib√°n y llega el maestro Ramiro Herrero Beat√≥n, ya no est√° entre nosotros, uno de los grandes nombres del teatro santiaguero tambi√©n, hombre de teatro. En esa etapa pasaba los setenta a√Īos, pero cuando creaba era ¬†un ni√Īo con certeza en todo lo que hac√≠a. ¬†Un director que apreci√≥ la libertad de los actores para la creaci√≥n colectiva.¬† Es entonces que llegan mis primeras obras como actor. Inicio con La maestra, de Enrique Buenaventura. Ramiro la hab√≠a hecho en muchos lugares, era un espect√°culo raro, m√°s bien un ejercicio actoral que un espect√°culo teatral. Creo que √©l experimentaba con ello y as√≠ conoci√≥ al elenco de ese momento que la mayor√≠a √©ramos j√≥venes.

cortesía del entrevistado

Luego aprieta la tuerca y aparece La declaraci√≥n, basada en Petici√≥n de mano de Ant√≥n Ch√©jov. Es una obra con montaje de lo que restaba y muri√≥ del teatro de relaciones aqu√≠. ¬†El resultado de un h√≠brido de lo que traje del ISA y lo que Ramiro como director acumul√≥ de sus vivencias, era una persona que vio mucho teatro en varias partes del mundo.¬† En La declaraci√≥n hago el protag√≥nico, Iv√°n Vassiliyitch. Se estrena en una de las √ļltimas ediciones del Festival de Teatro de Relaciones y gano mi primer premio de actuaci√≥n con este personaje. Era una puesta muy en√©rgica, de intenso desgaste f√≠sico al aire libre, es complejo porque a nivel corporal te agotas, es parte del trabajo actoral y mientras m√°s sudor, mayor el disfrute en m√≠.¬† Tra√≠a algo en mi cabeza desde el ISA y es Trabaja sobre el cansancio y lo aplicaba todo el tiempo, era mucho m√°s joven tambi√©n (risas).

Ramiro tenía la idea de hacer una trilogía con Chéjov. Otra obra de las iniciales de Calibán fue La Institutriz, una pieza también del autor, que  conocí en el Instituto por Eduardo. Yo hacía esta obra con una muy buena actriz, Aimé Martínez, y también nos dio un premio de actuación en otro Festival de teatro de relaciones acá en Santiago de Cuba.

cortesía del entrevistado

¬ŅTe sorprendi√≥ la direcci√≥n art√≠stica de la agrupaci√≥n? ¬ŅQu√© pretensiones trajiste contigo a este empe√Īo?

El propio Ramiro es quien me induce a que comience a la direcci√≥n art√≠stica. Aunque √©l llevaba esta l√≠nea, siempre hubo afinidad en nuestro trabajo, me escuchaba mucho. Era alguien que ofrec√≠a muchas posibilidades, no era un director con celos profesionales y eso brinda comodidad. √Čl imparte un postgrado de direcci√≥n en la Universidad que culmina con el montaje de una obra o escenas de alg√ļn proyecto. Escojo Las Pericas, de Nicol√°s Dorr, monto el primer acto con los propios actores de Calib√°n, que eran j√≥venes y conf√≠an en m√≠. Lo hago ¬†con las ideas y herramientas de entonces. Actualmente rememoro y no lo repetir√≠a (risa). Es que uno evoluciona. Fue mi primer acercamiento a la direcci√≥n y eso lo agradezco a Ramiro much√≠simo.

Pasa el tiempo y Ramiro enferma, no contin√ļa su labor en Calib√°n. ¬†Se necesita alguien en la direcci√≥n art√≠stica. Mae est√° a punto de jubilarse. ¬†Desde un principio dej√© claro que no asumir√≠a la direcci√≥n general, porque evito un descuido de la creaci√≥n. Entonces la direcci√≥n del Consejo de las artes esc√©nica ¬†decide que Maikel Eduardo tome la direcci√≥n general del grupo y que yo me dedique a dirigir las obras.

cortesía del entrevistado

Fue sorpresivo pero existió una preparación. Luego del trabajo para el postgrado, Las pericas se montó completa, los muchachos del grupo me lo sugirieron y fue la primera obra que dirigí. Se puso en la escena muchísimo, tuvo muy buena aceptación popular. Se trata de una farsa a partir de otros códigos fuera de lo acostumbrado. El género  se asociaba al teatro de relaciones, ésta además de ser una obra de sala, generó comentarios como que en la farsa no se llora o sufre, y yo le decía a la gente que  sí, se llora, sufre como una obra dramática, lo que el tratamiento es otro. Es muy complejo encontrar esa verdad cuando tienes que ser grandilocuente y además asumes  un personaje con una máscara facial. Pero sí se es visceral en todo lo que se haga.

Cuando me llega la dirección tenía los montajes de  Las Pericas y Cualquier lugar menos éste. La segunda, del teatro psicológico norteamericano que también se llevó a escena con Calibán. Es decir que ya contaba con un inicio en la dirección de actores  y mis primeras puestas en escena.

cortesía del entrevistado

Compártenos acerca del trabajo colectivo para la selección, construcción de las obras y puestas escénicas de la agrupación.

Creo que es imprescindible que cuando uno selecciona una obra  el actor sienta motivación por lo que va a realizar. En Calibán  nos reunimos en el consejo artístico del grupo y proponemos lo que queremos. Más allá, no me gusta que se quede en este espacio y  opto por compartirlo con los actores, escucho sus ideas, porque quien dirige lo piensa de mil maneras,  que si el actor no se identifica no haces nada.

Por lo general escojo el repertorio. Con tristeza digo que hay muy pocos actores con inquietudes para la¬† proposici√≥n de una obra. Me encantar√≠a que si por ejemplo quieren hacer un mon√≥logo vengan con el texto y digan ‚Äúquiero hacer esto‚ÄĚ. Pero casi siempre los actores esperamos por el director.

cortesía del entrevistado

Luego, cuando veo la aceptación de los actores ya sé que puede funcionar. Empezamos el trabajo de mesa, donde aparecen todas las dudas y hay que aclararlas. Es lo que te dice la visión del director, y la tuya como actor, qué le vas a poner a ese personaje. El trabajo de investigación es fundamental  antes de subir a escena.

Siempre sit√ļo a los actores con respecto a la escena que se trabajar√° al d√≠a siguiente, lo mismo puede ser la primera que la √ļltima. Dejo que ellos se muevan, inicialmente con el texto en las manos. A partir de lo que surge organizo las piezas de ¬†lo que busco como director, pero les doy libertad y no me aferro a lo que ya pens√©. Lo que ellos hacen inevitablemente ¬†modifica lo que ¬†prev√≠, siempre pasa, hasta llegar a una fusi√≥n.

El actor necesita hacer verídico lo que sucede en escena y el director debe su entendimiento a que cada quien lo imagina de una forma.  Ese consenso es positivo y trato de mantenerlo. Eso sí, hay aspectos que se tienen muy puntuales y no es la intención un cambio en el discurso. También hace falta la valoración de si lo que el actor propone es funcional o no.

Hay una obra que es referente en mi carrera e ilustra estos procesos, Quijotísimo. En cuestiones de la dirección me dio muchísimas herramientas en Calibán, más que las anteriores.

El montaje de Quijot√≠simo lo comienza Ramiro Herrero cuando regresa en uno de sus viajes a Espa√Īa, y me propone que haga el Sancho en esta versi√≥n del Quijote. Es el personaje que lleva la obra. Pasan dos a√Īos al intento y no funciona. En ese periodo sacamos Tragatierras, una obra que hicimos con Cristine en la Alianza Francesa; luego otra y la primera, nada. Aunque Ramiro era de la creaci√≥n colectiva, los actores no estuvieron identificados. La propuesta se sal√≠a de los par√°metros del grupo en el teatro dram√°tico para adultos, porque se dirigi√≥ a los ni√Īos. √Čl se va a Espa√Īa y en alg√ļn momento me da la libertad de concluir a mi manera.

cortesía del entrevistado

Convers√© con los actores del inter√©s que la puesta podr√≠a suscitar en los ni√Īos por lo que significa El Quijote y el acercamiento a la lectura como la novela maravillosa que es. Les propuse un montaje de cero, todo lo previo se quit√≥, incluso la producci√≥n de la obra. Se concibi√≥ ¬†para espacio abierto y nosotros la llevamos a sala. En los inicios no inclu√≠a luces, era una obra para carnaval. Hicimos nuestro taller, la escenograf√≠a, los vestuarios y dise√Īos de las m√°scaras todo se cambi√≥. √Čramos muy j√≥venes y llegamos a esos extremos que en la actualidad no me atrevo. No tengo mil a√Īos pero uno le toma respeto a esas cosas, a esa rebeld√≠a de romperlo todo, quitarlo (risas), eso es muy de j√≥venes. Y era ese el momento, siempre por una buena causa, por hacer el teatro.

Mucha gente se molest√≥, lo comprendo; yo digo que salvamos algo que hubo que cambiar y se hizo, entre todos, con nuestros recursos. En la idea original se usaban dos caballos de madera, me los imagino y hubiera sido muy molesto porque era la cabeza del caballo y un palo alargado como un caballito donde iban montados Sancho y el Quijote todo el tiempo en una obra que duraba una hora. Una de las cabezas de caballo se convirti√≥ en un personaje, el Secretario le nombramos. Sal√≠a un caballo negro inmenso con el que se emocionaban los ni√Īos, era ver un esperpento. ¬†Los actores se enamoraron y la direcci√≥n art√≠stica estuvo compartida, porque fue un proceso que inici√≥ Ramiro y yo le respet√© todo el tiempo. Cuando Ramiro regres√≥ de Espa√Īa se encontr√≥ con otra cosa, le pareci√≥ bien y nunca hubo un s√≠ ni un no por eso. Hice justamente lo que me dijo: ‚Äúhas lo que quieras‚ÄĚ y¬† √©l estuvo conforme.

cortesía del entrevistado

La manera de trabajo de Calib√°n es esa, a veces con mucha diversi√≥n. Rechazo la amargura, evito la rigidez por la salud del proceso art√≠stico. Valoro el punto donde la seriedad y la responsabilidad coexistan pero que no se vuelva amargo ni pesado. La creaci√≥n tiene mucho que ver con el juego. ¬†Entonces trato que fluya el buen estado de √°nimo a√ļn en las obras m√°s terribles, m√°s dram√°ticas. ¬†Propicio ¬†que en los momentos en escena, de b√ļsqueda y construcci√≥n colectiva los actores encuentren un buen ambiente y hasta alg√ļn chiste.

Hay obras que llevan el esp√≠ritu de uno mismo. En tu caso, ¬Ņcu√°les son esas piezas que en Calib√°n por una u otra raz√≥n te resultan espejo?

Aqu√≠ vuelvo a La declaraci√≥n, ya hablamos de esta obra que me movi√≥ mucho y en lo profesional ¬†hizo que encontrara al actor. Hacerla me dio mucha seguridad, encontr√© elementos cuya presencia en m√≠ ignoraba hasta entonces. Soy una persona t√≠mida, los actores cuando tenemos esa caracter√≠stica¬† pasamos¬† dificultad en escena porque uno se inhibe y se revisa demasiado. De hecho en la actualidad aunque estudi√© cinco a√Īos como actor, prefiero la direcci√≥n. La declaraci√≥n hizo que sacara muchos demonios. Logr√© lanzarme, ser grandilocuente sin miedo a los excesos. Apel√© a varias herramientas y sent√≠ la sorpresa del p√ļblico, la expectaci√≥n, esas sensaciones las tuve en cada puesta. Aunque soy t√≠mido tengo una energ√≠a fuerte, muy alta. Me permiti√≥ hacer ese desborde energ√©tico que maravillaba a la gente. Combin√© toda la preparaci√≥n f√≠sica que me dio el ISA, era algo muy intr√©pido, un personaje muy √°gil. Todo en una hora y cinco minutos hasta la muerte del personaje, con una partida que en s√≠ eran solo segundos de descanso porque reviv√≠a. Era una obra que al p√ļblico le gust√≥ mucho. Se acercaban para preguntarme de las pr√≥ximas puestas y sobre mi personaje de Iv√°n Vassiliyitch.

Incluso en un Máscara de Caoba se acercó Ariel Bouza, uno de los mejores directores que existen en el país. Después de ver La declaración me ofreció un lugar en Pálpito, sólo que mi interés ya era dar mi contribución a Santiago.

La Institutriz es una obra cuya menci√≥n vale, ah√≠ hice la se√Īora de la casa. Es una puesta que me permiti√≥ la improvisaci√≥n, disfruto de este recurso en escena. Tengo an√©cdotas espectaculares de la puesta¬† en el patio del Cabildo. Es la historia de una mujer que estafa a la sirvienta el d√≠a del cobro, y de una suma de sesenta u ochenta pesos le entrega once solamente. ¬†La gente se identifica con la historia y reacciona con intercambios y acotaciones desde las gradas al espacio de representaci√≥n.

cortesía del entrevistado

Con una de las puestas de esta obra, me divert√≠ much√≠simo tras un aprieto. ¬†Hay un momento donde la se√Īora le exige a la institutriz que cuente el dinero. Cuando la criada lo hace llega a diez y reclama, a¬† lo que la se√Īora ¬†contesta ‚ÄúAh bueno busca por el piso que seguro dejaste caer el √ļltimo‚ÄĚ. Alguien del p√ļblico lanza un peso, cuando en realidad la idea es que no apareciera. Tengo que improvisar y la frase que llega es la famosa ‚ÄúOjal√° que llueva caf√© en el campo‚ÄĚ.¬† Del p√ļblico comienzan a llover pesos que inundaron el patio de monedas, y la se√Īora recoge todos los pesos.

Siempre recuerdo como ya hablamos a Quijot√≠simo, aqu√≠ actu√© y realic√© la direcci√≥n. Se trabaj√≥ la espectacularidad, que deslumbraba a todo el que la vio. El texto es preliminar, sin embargo la construcci√≥n de la puesta s√≠ es buena. Se recre√≥ la batalla de los molinos, un momento fabuloso, lo hicimos con unos vestuarios de una obra anterior, y eso lo usamos en los molinos, que llevaban como aspas en las manos, especie de banderas de saco como todo el vestuario, con aquellas capuchas y batones inmensos encaramados en unos coturnos. La batalla desde la coreograf√≠a junto al dise√Īo de luces cobraba misterio, era m√°gico. Es una de las obras que todav√≠a nos piden reponer. Y a pesar del tanto tiempo transcurrido todav√≠a¬† valoro traerla a escena nuevamente.

Y está Agnus… por supuesto.

En tiempos recientes, la puesta de Agnus Dei result√≥ de buena acogida por el p√ļblico en cada una de sus puestas. ¬ŅQu√© se llev√≥ de ti y qu√© dej√≥ cada uno de estos momentos?

Yo conozco a Agnus, que luego transformamos el nombre como Agnus Dei, por el significado de Cordero de Dios. Con esta pieza se grad√ļa la mitad de mi grupo en el ISA. Yo lo hago con Zool√≥gico de cristal junto a tres estudiantes m√°s, y el resto, que eran mujeres, se grad√ļan con Agnus. Eduardo Eimil era el director de nosotros y quien montaba la tesis

La obra tiene mucho de Eduardo, cuando pienso Agnus, pienso en su calidad como profesional. En aquel entonces y sin saber que iba a dirigir despu√©s, tuve la intenci√≥n de hacerla alg√ļn d√≠a. Supongo que lo visualic√© como director porque todos los personajes son femeninos, y el planteamiento ¬†no soporta que un actor interprete alguno de √©stos.

Eduardo concibió un espectáculo para la tesis, con vestuarios espectaculares, escenas que recreaban la navidad, las imágenes que uso toman como partida aquellas.  Era una puesta de sala y no intimista como la asumí. Se cantó, porque mi grupo en el ISA tenía el don de la musicalidad y él aprovechaba eso. Todas las actrices cantaban. Era casi un musical, que conservó el dramatismo propio del argumento.

cortesía del entrevistado

Hace casi dos a√Īos ¬†con las clases que imparto en el ISA al tercer curso, periodo en que ¬†tratamos el teatro psicol√≥gico, selecciono escenas de Las Brujas de Salem, y doy con Agnus de nuevo. Monto alrededor de tres escenas para los estudiantes. Y en este proceso me sent√≠ listo para su realizaci√≥n. Agradezco el tiempo que transcurri√≥ para desprejuiciarme de lo que form√© parte y conoc√≠a de memoria. En el ISA me quedo fascinado con el trabajo de Karina Alcina como la psiquiatra;¬† la vi en el personaje y le habl√© de la posibilidad del montaje con Calib√°n.

El espacio del ISA donde se realiz√≥ es un aula peque√Īa, siempre se hizo frontal, pero a partir de ¬†esa visualizaci√≥n me decido por la modalidad de teatro arena con la agrupaci√≥n. Quise que el p√ļblico tuviera la oportunidad del roce con el actor al momento de su desgarramiento, l√°grimas, sonrisas, inocencia. Me enamor√© de esa manera de plantear Agnus y me dio la oportunidad de desprenderme del espect√°culo del que fui testigo. De desprenderme de eso, no de las ense√Īanzas de Eduardo. Tenemos muy buena comunicaci√≥n, cualquier duda se la consulto y escucho sus criterios. Su opini√≥n para m√≠ es sagrada. ¬†Los aspectos que guardan similitud o que encuentran su g√©nesis en ese espect√°culo del ISA se las consult√©, aunque el tratamiento no tiene que ver, es diferente. Los personajes guardan distancia con los que se plantearon con anterioridad.

cortesía del entrevistado

Es una obra que ofrece inmensas posibilidades al actor. Aposté por  una puesta muy minimalista, cuya responsabilidad recayera en la actuación. Hay acciones en que se fuma un cigarro, sirven un té, anotan en una libreta, lo demás es el actor con el otro, en un intercambio de emociones que sustentan  esa historia terrible a la gente que tiene alrededor.

Nos  ha dado regocijo porque Santiago de Cuba no tiene costumbre de tener puestas de este tipo. Nosotros somos más pintorescos, y no está mal, me parece fabuloso, pero se necesita variedad.

Me dio un poco de temor al principio. Me pregunt√© si funcionar√≠a en el p√ļblico, su aceptaci√≥n. Y s√≠, tambi√©n detr√°s de la historia hay un g√©nero policiaco que a la gente le atrapa porque todos quieren saber qu√© sucedi√≥ ah√≠. Es una historia plena de informaci√≥n, densa, que no aburrida. Ponemos ante el espectador un drama fuerte que lo mantiene en tensi√≥n. Esa misma curiosidad, ese policiaco, el personaje de la doctora Livingstone, una psiquiatra que a la vez hace de detective, amarra a la gente. Con el tema de la mujer y la maternidad adem√°s, ¬†se identifica la mayor√≠a.

cortesía del entrevistado

En otras ocasiones las personas me indagan acerca de la temática religiosa en la obra. Desde mi concepción el espacio de la religión es un pretexto. La razón principal no es la delación de cosas que sucedieron en la iglesia católica aunque sí lo digan. La intención no es juzgar a la religión  o a la ciencia. La esencia es la provocación del pensamiento y veas que tus razones no son absolutas, que hay una mirada del otro lado. La psiquiatra no justifica que Agnes haya tenido un hijo que no fuera de un hombre; y la monja sí, porque ve en ella a una criatura suprema, celestial. Esa batalla entre ellas es como desmembrar a un ser en dos partes, que es lo que consiguen al final. Agnes es quien paga una disputa entre ciencia y religión. Es una historia que a la larga hurga en el asesinato de un bebé, conmueve y desgarra.

Estoy muy feliz con el trabajo que se ha hecho. Próximamente nos proponemos su reposición porque está fuera de cartelera un tiempo. Claudia Valdés asume el personaje protagónico y es una obra que pretendemos mantener.

Comedia a la antigua te da la oportunidad de realizar la direcci√≥n art√≠stica a la entrega de los maestros de A Dos Manos. ¬ŅC√≥mo se entrecruzan juventud y experiencia en la escena?

Tener a Nancy Campos y a Dagoberto Ga√≠nza en escena es un lujo para cualquiera. Todo el proyecto comienza en las captaciones del ISA con otro de los nombres importantes en mi vida profesional, Corina Mestre. Ellos le piden¬† que les sugiera una obra, algo que para m√≠ es muy valioso. Son dos actores mayores, Dagoberto tiene ochenta a√Īos y Nancy setenta, y a esa edad las ganas de permanencia sobre las tablas lleva un reconocimiento infinito. Tambi√©n me identifico con esas edades, emocionalmente me trasmiten mucho, lo relaciono con mi abuela que ya no la tengo. Una persona adulta es sagrada.

cortesía del entrevistado

Corina les remite a Comedia a la antigua, que se hizo hace mucho tiempo en Teatro Estudio. Me sit√ļa en la pieza pues no la conoc√≠a. Corina pregunta qui√©n se las va a montar y ellos contestan que Orlandito. Ah√≠ s√≠ quedo en un ‚Äú¬Ņc√≥mo que yo?‚ÄĚ, ¬†mira la cantidad de trabajo que tengo, era como un ¬°ay dios m√≠o! ¬°Pero lo agradezco tanto de verdad! Por ah√≠ empieza esta historia.

Hicimos las captaciones, a los cinco d√≠as ya ten√≠a la obra en mi poder. Corina asume la asesor√≠a de todo el proceso, del dise√Īador, trabajo con Nelson Acevedo, profesor en la escuela de Camag√ľey,¬† investigador, una persona de teatro con muchos conocimientos. √Čl me asesora toda la parte dramat√ļrgica. Viajaba una semana al mes mientras se hizo el trabajo de mesa y arreglo de texto porque es una obra muy extensa que se sintetiz√≥. A las historias se les hizo cambios o m√°s bien ¬†se excluyen partes en las tramas de cada personaje, no se desarrollan todos los conflictos que tiene cada uno. Es una pieza muy extensa que durar√≠a al menos m√°s de tres horas.

cortesía del entrevistado

El trabajo con Nancy y Dagoberto es una escuela, es ver a dos actores con unas condiciones inmensas, con un respeto a la profesión que emociona y cada alumno debería conocer. En ellos hay respeto al escenario, la profesión.

Al inicio entré con nervios, qué te voy a decir. Me pregunté cómo hacerlo, cómo les digo las notas. Sencillamente hice lo que siempre, conversaciones, ensayos, dirigí como si fuera a los actores más jóvenes del mundo, con respeto y buen trato como lo hago de forma habitual. Así funcionamos. Para mí ha sido una gran escuela la experiencia con ambos, hay elementos que incorporas. Tienen recursos que uno se asombra la manera que hallan para resolver distintas situaciones. Son muy profesionales, les tengo mucho respeto y estoy más que agradecido.

Ellos quieren montar algo m√°s conmigo, estamos en ese proceso con El √ļltimo cartucho, de autor franc√©s. La encontr√© en internet, tambi√©n es para dos personajes. Me comuniqu√© con el se√Īor y dio su aprobaci√≥n. Estamos inmersos en ese proyecto, es lo m√°s grande ver a personas de esa edad en escena. Es por lo que apuesto siempre, porque la gente ame por sobre todo el teatro. Es nuestro refugio, eso me dej√≥ la escuela, Eduardo, Ramiro y Corina cada vez que coincido con ella. Ese amor sin medidas por lo que hago, el teatro, y ese respeto que es permanencia.

Estás ante la reposición de Pasaporte, me gustaría que hablemos de esta pieza.

Pasaporte es una obra de Yunior García, la conocí por Víctor Garcés, uno de mis alumnos en el ISA, ahora está en la Habana con Celdrán.  Leo el texto y me encantó.

cortesía del entrevistado

¬†En ese momento est√°bamos en Calib√°n en alg√ļn proceso de montaje. Nosotros tuvimos mucho v√≠nculo un tiempo atr√°s con la Alianza Francesa. Con Cristine, la directora entonces,¬† Maikel y yo montamos Tragatierras, obra con la que fuimos en el 2011 al Salvador. Ella mont√≥ otras cosas en Calib√°n con Dalia. Trabajamos con Cristine y Maurice, entonces su esposo. Maurice viaja a Cuba con la intenci√≥n de continuar el montaje de vez en cuando de alguna que otra obra. Monta La Tabla de salvaci√≥n, se va a Francia y ese tiempo coincide con mi lectura de ¬†Pasaporte.

Le hago llegar el texto, a él le fascinó y viene a Cuba con la idea de su preparación. De hecho es una puesta de Maurice. Para esta ocasión actual,  y las funciones que se posponen  por el rebrote, no he tocado la puesta.  Sí trabajo con los que se incorporan al elenco, o sea, en este caso realizo la dirección de actores.  Se trata de jóvenes egresados de la Academia que ya es hora de verlos en escena. La obra no tendrá cambios en su montaje y el actor la asume como muchos de ellos la han visto. Trato de trabajar con ellos desde su punto de vista, porque la concepción de montaje está pero el personaje lo crea el actor. Las particularidades las encuentran ellos.

Ten√≠amos funciones los pasados fines de semana. Son actores j√≥venes con muchas ganas. Fueron los de la iniciativa por estrenarse, algunos todav√≠a me dicen profe. Yo con todo el placer me bajo, y cedo mi personaje a alguien. Me parece que es una manera de ense√Īanza y que los j√≥venes se motiven. Los personajes no son de uno, est√°n escritos. No se puede vivir con temor, mucho menos con alguien que fue estudiante tuyo. Se trata de dar oportunidad a que se haga con dignidad y que el actor crezca.

Pasaporte tiene esa cualidad, de que las nuevas generaciones pasen por ella, es una obra escuela. Vamos a llamarle así, es un pasaporte a Calibán. Me alegra que no sea una puesta mía porque así ellos experimentan otra manera. Quiero que cuando comiencen las funciones se mantenga un buen tiempo en cartelera, para que puedan foguearse en eso.

Tu construcci√≥n profesional se alimenta con el ejercicio de la docencia en la Escuela Vocacional de Arte Jos√© Ma. Heredia, en la actualidad eres el responsable en el departamento de actuaci√≥n. ¬ŅC√≥mo se complementan el actor, director de escena y el docente?

Mira, la escuela es una escuela para todo el mundo. Siempre aprendes en este escenario. Me gradué y empecé en Calibán en el 2006 y en el 2007 comencé a impartir clases, sin la idea de nada. Cuando tomé un programa en mis manos fue algo inquietante. Sin embargo vi mucho de lo que cursé en el ISA. Nunca pretendo saberlo todo, siempre escucho. Esto no es un grupo de teatro, aunque cuesta entenderlo, no lo es. Es un lugar para brindar herramientas y formación, con todo lo que aborda la palabra, en una persona, actor, adolescente.

cortesía del entrevistado

En la medida que impart√≠ la docencia, ¬†me posibilit√≥ que en mis primeros a√Īos en Calib√°n experimentara una mayor seguridad. En el aula en el intercambio con los alumnos, los se√Īalamientos, sugerencias, incorpor√© como actor otras herramientas. El ejercicio de la docencia y el de direcci√≥n te sistematizan un proceso. Diriges ¬†al estudiante pues, aunque sea un proceso de formaci√≥n es directivo. ¬†Antes de la ense√Īanza¬† est√°s en tu burbuja y luego, la burbuja se rompe. La docencia es fundamental, al menos para m√≠.

Soy alguien que crea mucho sentido de pertenencia, llego a un lugar y ah√≠ me mantengo. Hablo del 2006 y todav√≠a contin√ļo en Calib√°n; digo el 2007, y permanezco en la escuela. Son dos lugares por los que siento, protejo y cuido mucho.

Defiendo la cohesión y prestigio del departamento, la tenencia de un claustro lo mejor posible es clave en eso. Busco que persistan las buenas energías pues trabajamos entre artistas. Ahora tengo la responsabilidad principal, algo que confieso no deseaba, justo por razones como que el curso pasado no impartí docencia porque la carga era mucha y debía dedicarme a una u otra cosa. Sin embargo en el presente ya no resistí y estoy directamente con la docencia y  el departamento. Es mi razón de ser.

Por ejemplo me encanta montar en tercer a√Īo ¬†el verso, y me adue√Īo porque lo disfruto. Persisto en que los estudiantes se identifiquen con esta expresi√≥n tan compleja. Hablamos del siglo de oro espa√Īol, algo que no tienen cercano, no hay teatro en verso, en la actualidad no se hace. Muy dif√≠cil que quiz√°s en La Habana se monte una obra, pero aqu√≠ no. Es mucha la distancia e intento que se enamoren de eso. Veo la parte m√°gica, un importante ejercicio para el futuro actor. Quien pueda decir un verso de forma correcta, puede asumir un texto en prosa con acierto por el resto de su vida.

Tengo a la Vocacional de Arte al mismo nivel que el grupo de teatro, no los puedo separar. Es un lugar con mucha responsabilidad porque formas a tus colegas, a los actores, a diferentes generaciones. Un actor, un artista tiene una responsabilidad social muy fuerte. Tiene el encargo de la movilización  del pensamiento, o simplemente de divertimento. Es la responsabilidad que trasciende tu persona o  cualquier grandeza, es tu función social. Eso no se debe olvidar y es de las ideas que trato de inculcarles a los muchachos. Es difícil, sobre todo en nuestro medio, porque la gente quiere reconocimiento. Trabajo con una frase de Stanislavski que es en apariencias sencilla, Vivir el arte en uno, y no a uno en el arte. Es lo que defiendo dentro del mundo del teatro, ya sea en la escuela como en el grupo profesional. Tal vez por eso he tenido empatía con muchas personas.

Creo que ahí está la clave de lo que hago, como en los casos de Nancy y Dagoberto, dos personas inmensas, personalidades del teatro cubano; que confiaran en mí para dirigirlos, es grande.

Esa frase nadie la usa por simple, ¬°pero dice tanto!, Vivir el arte en uno, y no a uno en el arte. Eso me define como persona.


Pensar la ciencia. Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (V)

¬ŅC√≥mo mantener una relaci√≥n saludable con tu tutor?*

En este post continuamos explorando las relaciones que se establecen entre el investigador joven y el tutor. Compartimos consejos y experiencias que te ayudar√°n a maximizar las ense√Īanzas que trae consigo el trabajo con profesionales de m√°s calibre. Como hemos visto, la funci√≥n del tutor es introducirte en el c√≠rculo de acad√©micos que sostienen la ‚Äúconversaci√≥n‚ÄĚ de la ciencia en un determinado campo. Para ello, te asiste en el dise√Īo de una estrategia formativa a corto y mediano plazo orientada al desarrollo de capacidades. ¬ŅQu√© capacidades? Pues, cualidades imprescindibles para ejercicio profesional divididas en cuatro √°reas fundamentales: habilidades intelectuales, eficacia personal, organizaci√≥n de la investigaci√≥n y, finalmente, relaciones e influencia. En pr√≥ximos posts entraremos un poco m√°s en cada una de estos sets de destrezas. As√≠ que, ¬°estate atento al Portal del Arte Joven Cubano!

Ya s√© lo que piensas. No recuerdas que tutor te haya mencionado nada de esta estructura. Solo rememoras tareas, libros recomendados y revisiones sumamente cr√≠ticas de tus ep√≠grafes. O peor, poca atenci√≥n, ning√ļn seguimiento y revisiones superfluas y demoradas. Si te ves en alguno de estos extremos es por dos motivos: por un lado, tu tutor nunca te explic√≥ tu programa de entrenamiento y, por tanto, avanzabas a ciegas; o √©l mismo nunca dise√Ī√≥ tu desarrollo y, en consecuencia, viajabas dando tumbos. Evidentemente, ninguna de las dos opciones es buena para ti.

Entonces, ¬Ņqu√© es una relaci√≥n saludable entre tutor-investigador joven? Pues es una mancuerna donde cada una de las partes tiene una clara conciencia acerca de su papel y, con una filosof√≠a colaborativa, se asisten mutuamente para el logro de objetivos comunes. Como ves, la relaci√≥n con tu supervisor es tan importante que no puede ser dejada al azar. Debe ser gestionada y requiere un acercamiento estrat√©gico. En este post te doy cuatro claves para ayudarte construir un v√≠nculo con tu supervisor de tesis que te sirva para potenciar tu crecimiento.

Recuerda que las imágenes del post, y otras muchísimas, las encontrarás en www.phdcomics.com.

Sé consciente de las expectativas que se tienen de ti

Cuando uno ingresa a un programa doctoral, tambi√©n se asocia a proyectos de investigaci√≥n. Estos proyectos tienen salidas concretas, plazos que cumplir y un sinf√≠n de par√°metros que miden su rendimiento. A menudo, vemos estas estructuras como algo que no tiene que ver con uno. ‚ÄúDe eso se encargan los doctores‚ÄĚ, decimos; porque, en efecto, se trata de sistemas de organizaci√≥n de la ciencia que superan con creces nuestro alcance.

No obstante, debes tener claro que, al incorporarte a estos proyectos, te conviertes en un engranaje vital de su articulaci√≥n. Las tesis doctorales son uno de los indicadores m√°s relevantes de cualquier orden acad√©mico. Por tanto, si bien al comienzo puede que te sientas alienado, en la medida que pasen los a√Īos sentir√°s como todos los investigadores que en un comienzo apenas reparaban en ti, de repente van a estar pendientes de tus avances, retrocesos y estancamientos.

Tu tutor es el primer interesado en tus progresos, ya que, probablemente, investigues algo que se alinea a sus intereses. Por eso, mi primer consejo es que debes tener claro cuáles son las expectativas que se tienen de ti. Solo entonces podrás traducir esas esperanzas en entregables concretos (experimentos, entrevistas, artículos publicados, eventos, softwares, archivos, lo que sea que estés construyendo), te permitirá establecer prioridades y garantizarás un adecuado nivel de satisfacción en tu entorno.

Sé diligente

Un elemento central de toda la actividad científica es el tiempo. Cuando uno piensa en la investigación, vienen a la mente resultados, títulos, conocimiento, relaciones, prácticas específicas, etc. Todas estas cosas se realizan a contrarreloj. Los plazos son condicionantes de toda la acción académica y siempre es menos del necesario para alcanzar un resultado óptimo. Por ese motivo, tu tutor te orientará ejercicios asociados a tiempos concretos. ¡Cumple tus fechas!

Este es, quiz√°s, el indicador que m√°s le importar√° a tu supervisor. Una vez que elaboraste tu programa de trabajo y tu tutor lo aprob√≥, aj√ļstate a √©l. S√© preciso y cumple con las tareas en las fechas previstas. Ten en cuenta que (no importa cu√°nto trabajo tengas que hacer) tu tutor siempre tiene m√°s cosas que atender que t√ļ y que √©l invierte su energ√≠a en formarte a ti. Cumplir los plazos asegura que √©l no sienta que est√° perdiendo su tiempo contigo.

Para ser diligente debes ocuparte de dos cosas. Una: tu plan de trabajo debe ser lo m√°s espec√≠fico posible, tanto en tareas como en la duraci√≥n necesaria para cumplimentarlas. Esto es algo que se hace al comienzo de la investigaci√≥n y que ir√°s adaptando a medida que avances. Traza tareas peque√Īas, puntuales, s√© realista en su descripci√≥n y t√©rminos. Impr√≠melo y tenlo al alcance de la mano.

Dos: siempre que te re√ļnas con tu tutor, aseg√ļrate de enviarle varios d√≠as antes del encuentro, un informe del trabajo realizado. Es decir, si tu tarea era realizar una serie de lecturas, por ejemplo, elabora entonces un documento donde resumas los puntos de vista de los autores revisados. As√≠, la reuni√≥n estar√° claramente orientada a discutir la calidad de lo que has hecho y tu tutor se concentrar√° en corregir tus deficiencias y potenciar tus virtudes. Adem√°s, dado que la tesis no es m√°s que un reporte de investigaci√≥n, las notas para tus reuniones te sirven de material base para la redacci√≥n de ese mismo informe final. Doble ganancia.¬†¬†

Sé proactivo

A nadie le gusta que lo molesten cada cinco minutos con preguntas acerca de qué hacer. A tu tutor, menos. Lograr la independencia como investigador debe ser un objetivo personal para ti. Eso no significa que no busques ayuda cuando tengas inconvenientes. Todo lo contrario, ser proactivo significa que eres capaz de reconocer tus problemas, tomar las decisiones adecuadas para superarlos y emprender el camino hacia su solución. Debes construir una red de colaboración que acuda a tu servicio si lo necesitas. 

Te recomiendo dos t√©cnicas. La primera, la tomo del dise√Īador Ben Burns, quien dice que: ¬ęsi lo que quieres saber lo puedes ‚Äúgooglear‚ÄĚ, no preguntes¬Ľ. El acceso a la informaci√≥n que se tiene hoy triplica el conocimiento acumulado por la humanidad en siglos. √ösalo, explora, halla alternativas. En Internet, no solo encontrar√°s un mill√≥n de tutoriales y conferencias; sino que, participando en los foros existentes, podr√°s intercambiar con otros j√≥venes que posiblemente ya se hallan enfrentado a tu mismo problema.

La segunda t√°ctica es construir lazos con otros investigadores de tu grupo doctoral (o de maestr√≠a o licenciatura, da igual). Tus colegas ser√°n tus principales aliados a lo largo de los a√Īos que dura el proceso de obtenci√≥n de un t√≠tulo acad√©mico. Con ellos, no solo pasar√°s much√≠simo tiempo, sino que compartir√°s problem√°ticas similares, algunas relacionadas con la ciencia, pero otras muchas que tienen que ver con la vida misma. En mi caso, siempre digo que lo m√°s valioso que gan√© con el doctorado fue una red de amigos extraordinarios de muchas partes del mundo, gente que no dud√≥ en ayudarme cuando lo necesit√© y con los que, aun hoy, contin√ļo colaborando.¬†

Con la puesta en acci√≥n de estas ma√Īas, no tendr√°s que recurrir a tu tutor cada dos por tres. Ser proactivo asegurar√° que, cuando preguntes, te prestar√° toda su atenci√≥n porque sabe que es algo que no puedes resolver por ti mismo. De igual forma, ser independiente y h√°bil har√° que tu tutor te tenga en alta estima.

Sé formal

He aqu√≠ un punto cr√≠tico. Debes acostumbrarte a establecer v√≠nculos de acuerdo con las convenciones del √°mbito acad√©mico. Tu supervisor no es tu familia, no es tu amigo‚Ķ al menos inicialmente. La aspiraci√≥n √ļltima es que, una vez que culmines el proceso de investigaci√≥n, sean colegas. ¬ŅPor qu√© es dif√≠cil verlo as√≠? Pues porque la correlaci√≥n entre mentor y disc√≠pulo reproduce un sistema de que ya has visto en la estructura familiar. Muchas veces el tutor es asumido como una figura paternal. Esto es un grave peligro que puede llevar a insatisfacciones profundas.

La formalidad implica un trato de respeto. A lo largo del proceso de investigaci√≥n, la red de contactos de tu tutor ser√° parcialmente transferida a ti. Esto es una ganancia extraordinaria, pues har√° que entres en contacto con especialistas que solo has conocido en libros. Asume cada encuentro gestionado a trav√©s de tu tutor como si fuera una entrevista de trabajo. Ya sea haciendo entrevistas, participando en alg√ļn seminario o conferencia, o simplemente en el pasillo de la universidad, estos acad√©micos (que no te conocen) te asocian inmediatamente a la figura de tu supervisor. Conducirte siguiendo las normas adecuadas garantiza adem√°s que tu tutor no dudar√° en recomendarte a otros colegas.

…

La investigación científica es un ejercicio muy difícil. Requiere un largo proceso de acumulación de conocimientos y habilidades. Tu tutor provee una ayuda invaluable en el cultivo y control de esta evolución. Las cuatro pautas mencionadas arriba deben ser principios rectores de tu comportamiento en el espacio académico, porque harán que los obstáculos y dificultades que surjan se concentren en ámbitos identificables e incidirás en que tu tutor tenga siempre la mejor disposición para asistirte a superarlos. Cimenta tu futuro, haz tu parte.

 

 

*El autor es profesor del Dpto. Historia del Arte, Universidad de Oriente

carloslloga88@gmail.com


Hablando con Gato… ¡perdón!, con Irán

S√≠, dibujaba mucho cuando ni√Īo; pero las suyas eran composiciones diferentes porque inclu√≠a sets donde estaban c√°maras filmando una escena de Parque Jur√°sico o de Tibur√≥n. En esa etapa, a Ir√°n Hern√°ndez Castillo lo apasionaba la historieta y la animaci√≥n, mas su inter√©s pareci√≥ cambiar una vez que ingres√≥ en la Universidad de las Artes de La Habana para estudiar Direcci√≥n. El corto Molotov (2013) ‚ÄĒcon el que obtuvo Premio especial de la Escuela Internacional de Cine y TV, y Premio Caracol de la Uneac‚ÄĒ es irreverente, como lo es hoy su historieta Hablando con Gato. Y volvemos al comienzo: el dibujo.

¬ŅInfluyeron las historietas en tus estudios profesionales?

Leía todo el cómic que podía conseguir, tanto los nacionales como extranjeros, ya fueran de Mickey Mouse, Spiderman, Mortadelo y Filemón o Elpidio Valdés. Fue bien temprano, en mi infancia, cuando descubrí que me podía dedicar profesionalmente a las artes visuales.

Tenía la influencia de mi papá, que es artista de la plástica, así que la referencia era muy cercana. Luego se abrieron varios caminos y tuve la posibilidad de tomar mi propia decisión. Después de San Alejandro, donde me gradué en la especialidad de Arte Digital, entré en la Facultad Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), pues ya en ese punto sabía que me gustaba contar historias y se me daba bien.

Son tuyos los cortos Voluntad, Carne, El mar cambia, Un huevo de elefante, Molotov y Nosotros, la banda. ¬ŅPor qu√© desde 2015 no has vuelto a dirigir?

En breve voy a dirigir un telefilme. Es un guion en el que estoy trabajando desde 2017, destinado a jóvenes y adolescentes. Estuve una temporada actuando en teatro para aprender a dirigir actores, pues la preparación de la FAMCA no me era suficiente y no quería volver a enfrentarme a la dirección de ficción sin saber comunicarme con los actores. Trabajé en tres obras, eso incluye trabajos de mesa, procesos de ensayos, intercambio con profesionales de mucha más experiencia que yo; tengo nuevas herramientas que deseo poner en práctica.

P√°gina de Feedback

Antes de Hablando con Gato hiciste Feedback. ¬ŅQu√© sucedi√≥ que apenas se conoce?

Si tenemos en cuenta lo que se tiende a publicar por las editoriales, entonces Feedback es en extremo subversiva, pues hay violencia, sexo y drogas. Este proyecto de cómic tiene como protagonistas a jóvenes friquis de un universo delirante que conviven con animales antropomórficos, seres de otras dimensiones, extraterrestres; todo en tono de sátira, parodia y humor extravagante. Nada que me permitieran publicar las editoriales nacionales… y lo intenté. También busqué vías para publicarlo de manera independiente, pero entonces el acceso a Internet en Cuba era más difícil que ahora. 

De Feedback tengo monta√Īas de bocetos entre dise√Īo de personajes, b√ļsqueda de expresiones faciales, dise√Īo de utiler√≠a, pruebas de color, story boards de la historia completa, versiones del guion (versi√≥n seriada, versi√≥n de un solo libro); adem√°s de que llegu√© a terminar casi una veintena de p√°ginas. Todo eso est√° engavetado.

Hablando con Gato es muy seguido en Facebook y tambi√©n se puede encontrar en Instagram. ¬ŅNo retomas all√≠ Feedback porque te has acomodado con el felino?

Desde los primeros c√≥mics de Hablando con Gato supe que iba a funcionar, ll√°male corazonada si quieres, para tener un t√©rmino en com√ļn. Aunque no me imagin√© la respuesta de las personas que siguen el c√≥mic, ni las posibilidades que a cada rato descubro tiene esa obra. Lo que estoy haciendo es sacar provecho a ese personaje que lleg√≥ de manera espont√°nea, sin forzarlo y desarrollar todas sus posibilidades, enfocarme en ese Gato y todo lo que puede ofrecer. Intento fluir con los hechos, no forzar nada. No es comodidad, es ser pr√°ctico. Ya Feedback tendr√° su oportunidad. Pero todo en el momento justo.

¬ŅLos editores de historietas en Cuba salen a buscar las obras o deben llev√°rselas los autores en bandeja?

Me han contactado cuatro editores para incluir al felino en varios proyectos. Por otro lado, he incursionado en el periodismo en c√≥mic; la propuesta vino del editor Rafael Grillo, de El Caim√°n Barbudo. Tambi√©n he recibido propuestas de publicaciones independientes como la revista AMPM, donde hice un c√≥mic sobre un breve pasaje de la vida de Benny Mor√©. Al parecer la Editorial Oriente va a imprimir este a√Īo Hablando con Gato. He recibido propuestas de editores como mismo he ido yo a tocar sus puertas porque creo que como profesional debes saber venderte.


Un festival de pueblo

                                                   I

CARTEL DE PROMOCI√ďN DEL FESTIVAL DE TEATRO AFICIONADO. FOTO: CORTES√ćA DEL COMIT√Č ORGANIZADOR.

Regreso a la cuna que me vio nacer, como dice la popular canci√≥n, al municipio de Fomento donde es tradici√≥n, desde hace poco m√°s de tres d√©cadas, la realizaci√≥n del Festival Nacional de Teatro Aficionado ¬ęOlga Alonso¬Ľ. En esta fiesta teatral que implica a grupos de todo el pa√≠s, y en √ļltimas ediciones tambi√©n a grupos extranjeros, con la habitual complicidad del avezado p√ļblico local, pues fui primero un simple espectador, luego, con el tiempo desarroll√© mis primeras inquietudes como director y present√© en varios encuentros mis puestas en escena. Hoy, mi participaci√≥n all√≠ cobra otra dimensi√≥n, en este caso como metod√≥logo de teatro del Consejo Nacional de Casas de Cultura, mas, nunca he dejado de asistir a la cita.

Con esta primicia he intentado mirar con ojo indagador la edición XXXI correspondiente a este 2020, celebrado entre durante el mes de marzo, donde, quiero comenzar aplaudiendo que el programa se realzó con la inclusión de las esperadas presentaciones de las puestas en escena, tanto de la muestra nacional como la internacional; así como de talleres y actividades colaterales que complementaron y prestigiaron la cita.

El festival se mostr√≥ diverso, din√°mico e intenso. Entre las novedades de la programaci√≥n se puede resaltar la creaci√≥n de un nuevo espacio para la presentaci√≥n de performances, y para la ocasi√≥n nos visit√≥, por la parte cubana, el proyecto de David Valera con una intervenci√≥n titulada Ese tipo humano, enga√Īosamente civilizado; mientras que, por la parte extrajera, tuvimos la oportunidad de presenciar Observaciones, de la compa√Ī√≠a alemana Uniater/Fritzaho. Ello evidencia que los artistas aficionados tambi√©n se mueven en la b√ļsqueda de nuevos horizontes creativos, y la exploraci√≥n de nuevas tendencias y pr√°cticas esc√©nicas.

II

El festival recibió a 12 grupos de nueve provincias del país, ocho en calidad de competencia y cuatro de invitados. Nueve grupos extranjeros de cinco países llegaron hasta el enclavado municipio ubicado en el centro de Cuba: Portugal, Alemania, Italia, México y Colombia. Y, además, recibimos a Cheikn Okbaoui, el representante de la UNESCO en Argelia. Celebro que el festival recibiera una muestra extranjera amplia y de calidad, grupos que pertenecen a la Asociación Internacional de Teatro Amateur AITA, lo cual evidencia un interés puntual de los miembros por la parte cubana de que nuestros creadores dialoguen con otras experiencias.

La compa√Ī√≠a Xutil Teatro Circo de M√©xico, que dirige Yal√ļ D√©ciga, con el espect√°culo Las aventuras de Trapeador y Cotonete, fue una de las propuestas que sobresali√≥, poniendo a dos actores que interpretan a Cotonete y Trapeador, personajes creados para representar las m√°s diversas formas de andar e interactuar en la calle con los espectadores: protagonistas de un arte que incorpora, adem√°s, t√©cnicas del clown, circo. Tuve la oportunidad de verlos en Bejucal unos meses antes, en la jornada de teatro Blanca Becerra, y confieso que encontrarme de nuevo con ellos fue una dicha.

APERTURA DEL FESTIVAL. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Por su parte, en la muestra cubana imper√≥ el teatro de sala, no hubo esta vez grupos de teatro de calle, y solo uno fue de teatro de t√≠teres. Uno de los montajes que m√°s conmovi√≥ fue Terapia del sumidero, del grupo Teatro del Retorno, de San Antonio de los Ba√Īos, ante el cual, como mencion√© antes, el ¬ęavezado espectador fom√©ntense¬Ľ pudo disfrutar de un teatro experimental, y con una concepci√≥n diferente a lo que habitualmente se ha presentado en el festival. Desde un espacio alternativo en el patio del museo, reutilizado como escenario, emerge la reflexi√≥n de la propia obra, un ritual interpretado por dos actores con m√°scaras de pico de ave ‚ÄĒparecida a las que usaron los m√©dicos especialistas para tratar a aquellos que padec√≠an de la peste‚ÄĒ, el r√≠o Ariguanabo ‚ÄĒque nace y muere en el territorio del municipio‚ÄĒ, as√≠ como la relaci√≥n del hombre con la naturaleza. Estos son los pretextos espaciales que escoge Alexander Diego Gil para la representaci√≥n, un ritual que parec√≠a que nos estuviera advirtiendo sobre lo que d√≠as despu√©s lleg√≥ a la isla: una pandemia que aun el hombre no ha podido detener. No es casual que el grupo recibiera el Premio de Mejor Dise√Īo Escenogr√°fico, por la exquisitez de su concepci√≥n.

BK2. FOTO: ALAIN MIRA.

Solo dos mon√≥logos comparecieron en el festival. De la provincia de Las Tunas lleg√≥ el grupo La Corniza con el archiconocido argumento de Emelina Cundeamor, del importante dramaturgo Eugenio Hern√°ndez Espinosa, e interpretado por Beatriz Sabrina Ricardo. Con este texto, Hern√°ndez Espinosa, dramatiza una problem√°tica identitaria sobre inacabados procesos coloniales racistas, a√ļn vigentes en muchos microsectores de nuestra sociedad. La joven actriz logra mostrar a una mulata que expone entre comentarios sarc√°sticos, con un humor certero: el desmoronamiento de su matrimonio. Su director, Miguel √Āngel Amado, supo guiar a la actriz en una concepci√≥n que result√≥ concentrarse en el trabajo del actor, y para ello utiliz√≥ solamente una mesa, una silla, una peluca y otros objetos muy elementales con los cuales logra concentrar la acci√≥n, y que permiten vislumbrar la confluencia social del personaje; de ah√≠ que la actriz obtuviera el Premio a la Mejor Actuaci√≥n Femenina.

BK2 es el t√≠tulo del otro mon√≥logo que estuvo en competencia, a cargo del grupo habanero T√©‚ąíAtro, escrito y dirigido por Elio Fidel L√≥pez Vela, quien supo hallar, antes que todo, la verdad de un personaje en su accionar a partir del mismo verbo, y que el actor Iv√°n Collazo Garc√©s asumi√≥ con una madurez impecable. El texto muestra a un joven estudiante que para ganar dinero trabaja de transformista en un bar nocturno, el personaje establece un di√°logo con la realidad de muchos j√≥venes en el presente. El dormitorio de una beca es el espacio que ha escogido el director para desarrollar la acci√≥n. Iv√°n Collazo logra con intensidad ciertas atm√≥sferas para representar el universo del personaje a partir de las emociones que va desencadenando, cada recurso que encontr√≥ para su interpretaci√≥n lo hicieron ganador del Premio a la Mejor Actuaci√≥n Masculina.¬†

Cenital Teatro, grupo del municipio sede, presentó Pasaporte, una obra de Yunior García, texto que ha sido representado por varios grupos en el movimiento de artistas aficionados, pero, que, esta vez, el director Génder Hernández realizó un montaje sencillo, sin perder la estructura de la obra. El director logra una armonía en la escena que construye, básicamente, desde la concepción del espacio y los elementos que lo conforman, pues la escenografía tiene un impecable acabado constructivo que supo adaptar de manera funcional para cada una de las escenas.

En sentido general se aprecia un montaje en el que cada actor domina un registro de caracterización que atrapa al espectador y lo identifica, y ahí radica su principal arma. Merecido fue, entonces, que el jurado decidiera otorgarle el Premio a la Mejor Puesta en Escena.

III

Fue una idea loable que la cr√≠tica especializada estuviera por segunda vez en el evento. El prestigioso cr√≠tico e investigador teatral Jaime G√≥mez Triana, invitado especial a esta edici√≥n, opin√≥ a prop√≥sito: ¬ęCreo que los m√°s relevante definitivamente es el p√ļblico del evento. La cercan√≠a que todo el pueblo tiene al teatro. El festival tiene una gran relevancia en t√©rminos de lo que hace para la comunidad en particular. El pueblo tambi√©n lo espera, lo desea y contribuye a su √©xito¬Ľ. G√≥mez Triana realiz√≥ un taller de cr√≠tica, que constituy√≥ un espacio id√≥neo para la superaci√≥n t√©cnica de los directores, actores, instructores y metod√≥logos que asistieron al certamen. Otro taller que se efectu√≥ y que los participantes agradecieron fue ¬ęEjercicios escriturales para mundos m√≠nimos¬Ľ, impartido por la maestra Blanca Felipe Rivero.

ENTREVISTA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ.

El evento contin√ļa la tradici√≥n de programar presentaciones a las comunidades, barrios y escuelas del municipio. El Juglar del Cisne present√≥ la obra de t√≠teres Beatriz y los Papas Malvas en la comunidad de J√≠quima, donde los ni√Īos y toda la familia pudo disfrutar de esta agrupaci√≥n de Pinar del R√≠o, por los resultados y el amplio repertorio que han venido desarrollando en la modalidad de teatro de t√≠teres, este grupo es ya un referente importante en el pa√≠s.

Positivo fue invitar de nuevo a la Compa√Ī√≠a Teatral La Andariega, de la provincia de Camag√ľey, de una marcada participaci√≥n en la historia de este encuentro anual. En esta ocasi√≥n present√≥ Cuentos de Palacio, con una gran aceptaci√≥n por parte el p√ļblico. Resulta v√°lido destacar las actuaciones de ni√Īos que hacen teatro con una verdad y calidad art√≠stica en la escena.¬†¬†

TALLER DE LA CR√ćTICA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Para esta edición en especial se creó una comisión curatorial que realizó una audición a los grupos por las provincias del país para seleccionar la muestra nacional. Y es que realizar un evento de esta magnitud requiere del esfuerzo y la dedicación de los organizadores que, en cada proceso, antes y durante el festival, deben mantener el diálogo cómplice, para poder continuar realizando mejores ediciones.

Me gustar√≠a terminar invitando a una reflexi√≥n, y es que un festival de tanta significaci√≥n para el movimiento de artistas aficionados del pa√≠s, y con tan honda marca identitaria en los pobladores de Fomento, amerita que se pueda construir una sala de teatro en la Casa de Cultura con recursos t√©cnicos m√≠nimos, como equipos de luces y de audio. Ello facilitar√≠a poder invitar grupos de la vanguardia art√≠stica que han mostrado su inter√©s por participar del evento, pero se han visto limitados, precisamente, por estas cuestiones t√©cnicas. Grupos y espect√°culos que, sin dudas, prestigiar√≠an nuestro Festival Nacional de Teatro ¬ęOlga Alonso¬Ľ.


Giselle Luc√≠a Navarro: «La palabra es una piedra que rebota dentro de mi cabeza»

Ella es una buena sinker. Agarrarla te da la sensación de tres costuras: bella, sencilla, educada. A partir de esos elementos cualquiera se iría con esa bola, como diríamos en buen cubano. O sea, creería que sus logros en tan corta carrera literaria podrían ser asunto oscuro y no profesional. Entendible si se tiene en cuenta que la predisposición podría surgir desde el amiguismo que nos desborda, los favores que algunos están siempre dispuestos a hacer a cualquier sinker que acude a los eventos, reuniones, editoriales, o viajecitos a provincia.

Perdonable tambi√©n cuando muchos no son capaces de conservar en la memoria much√≠simas obras de nuestros m√°s destacados j√≥venes escritores en los √ļltimos a√Īos. Alzheimer del que escas√≠simos lectores escapan. Giselle Luc√≠a es su nombre, Navarro el primer apellido y basta por ahora. Aqu√≠ no mancillaremos el talento de un artista citando los premios obtenidos, para m√°s informaci√≥n: Google. Aqu√≠, echaremos un vistazo a esta nueva creadora que nos aborda la nave deprimida. Nos llega con lenguaje directo, profundo, sin demasiados adornos para tapar el vac√≠o como suelen hacer algunos seudointelectuales y no tan seudos, para obtener un ratito bajo la luz mortecina de una vieja farola.

Giselle Luc√≠a es el ‚Äúviento fresco luego de un verano tan largo‚ÄĚ, como dir√≠a el trovador, es la voz que puede conectar con esos lectores dispersos, ausentes en muchos casos de nuestros m√°s recientes artistas por el bodrio abanderado y el discurso no sincero, sino m√°s bien oportunista y anhelante del concurso que sume una fotito en Facebook, un adulador, un r√°pido paso al olvido. ¬†¬†¬†¬†

¬ŅQu√© motivos o hechos determinaron el comienzo de tu carrera literaria?

Mi vida iba a estar vinculada a las letras, eso era algo inevitable. La mujer que vive dentro de mí no entiende el mundo sin la poesía. Para mí, más que un poema, es una forma de apreciar la vida, una especie de sensibilidad. La palabra es una piedra que rebota dentro de mi cabeza, no puedo evitarlo. Debo escupirla en el papel porque de lo contrario puede asfixiarme. Esa necesidad me hizo escribir.

De ni√Īa pasaba mucho tiempo en casa, escrib√≠a e ilustraba, encuadernaba mis esbozos en forma de folletos, con mucho cuidado. Nunca imagin√© estudiar dise√Īo, ahora los miro y me critico, sonr√≠o. Durante mi infancia y adolescencia estudi√© danza y, entre ensayos, entrenamientos y los deberes de la escuela, no ten√≠a tiempo para nada m√°s. Cuando decid√≠ que no me dedicar√≠a a bailar sent√≠ un gran vac√≠o. Ah√≠ lleg√≥ la literatura y lo inund√≥ todo. Un d√≠a, por azar, abr√≠ la revista Muchacha y le√≠ un art√≠culo sobre un taller literario, averig√ľ√© la direcci√≥n y fui. As√≠ comenc√© en el grupo Silvestre de Balboa que dirig√≠a Rafael Orta Amaro. El tiempo pas√≥ y hoy soy quien conduce el taller. Las tertulias, los concursos, recitales, antolog√≠as y las horas de poco sue√Īo escribiendo sin parar, todo vino tan r√°pido que creo que siempre estuvo ah√≠. La vida escribe recto sobre l√≠neas torcidas, pero invariablemente con firmeza.

H√°blame de Rafael Orta.

Las palabras no alcanzan para nombrarlo. Todo √°rbol crece porque alguien supo cuidar bien de la semilla. Es cierto que escribo desde ni√Īa, que gracias a mi abuela los libros se volvieron terrenos f√©rtiles para mi curiosidad. Podr√≠amos decir que alg√ļn tipo de talento para la palabra traje al nacer, pero lo cierto es que el d√≠a en que habl√© por primera vez con este hombre y me dijo ‚Äúadelante‚ÄĚ, invitando a pasar a su taller literario, y luego, con el tiempo, repiti√≥ ‚Äúconf√≠o en ti‚ÄĚ, fue que naci√≥ la escritora.

A este hombre le debo haber forjado mi voluntad, mi confianza, mi oficio por las letras. Siempre que estoy delante de mis alumnos y comienza una clase me acuerdo de √©l. Llevo siete a√Īos sentada en su silla, en la misma mesa donde me sentaba de alumna. Es una mezcla de nostalgia y certeza. Creo que le he cumplido. Los maestros ense√Īan tambi√©n al partir, porque de alg√ļn modo nunca se van.

Hay poetas que intentan decir algo en cada obra, otros, que el lector asuma el significado que m√°s le convenga o sea capaz de entender. ¬ŅEn cu√°l de las dos situaciones te sientes m√°s c√≥moda?

Escribo para el ser humano, apunto a su corazón. Deseo que mis poemas lleguen a su corazón y no solo a su cabeza. Los poemas que llegan a tu corazón son los que te cambian la vida. Para mí la poesía no es un entretenimiento, es algo muy serio, como una misión. Cada cual la asume a su forma. Esta es la forma en la que yo la percibo, por ello no voy disfrazar la palabra, ni inventarme un lenguaje rebuscado, ni llenar mis poemas de referencias de obras y autores solo para denotar mis horas de lectura o mi acervo cultural. Elijo la sencillez. La sinceridad y la pureza de las cosas, eso es lo que quiero transmitirles.

Federico Garc√≠a Lorca escribi√≥: ‚ÄúPoes√≠a es la uni√≥n de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo as√≠ como un misterio.‚ÄĚ Si tuvieras que definirla, cu√°l ser√≠a tu expresi√≥n antol√≥gica.

Para mí la poesía es una necesidad espiritual, un contrapeso que me permite mantener el equilibrio entre las bellezas y crudezas de la vida.

Ganas el David 2019 en poes√≠a. Obtienes el diploma, el cheque, las felicitaciones, abrazos. La promesa de un libro en la pr√≥xima feria. Los aduladores de un lado, los amigos del otro; los que buscan lo extraliterario, los que le vale un centavo el premio y sus arrabales. Llegas a casa, al fin sola, acostada; la noche es pura m√°s all√° de la ventana, ¬Ņqu√© pensamientos te abordaron?

En lo √ļnico que pienso cuando recibo un premio y regreso a casa es en el pr√≥ximo libro que escribir√©, mi pr√≥ximo proyecto, sea de literatura o dise√Īo, un videoarte, una colaboraci√≥n. M√°s que nada me provoca creatividad. El premio que recibes por una obra te da solo la gratificaci√≥n de que esta culmin√≥ bien. Sientes una gran felicidad, no puedo negarlo, pero es solo eso. En realidad, el cuadro que cuelgas en la pared podr√≠a ser un sello de garant√≠a de que tus horas sin dormir no fueron en vano. Para m√≠ la garant√≠a est√° siempre en los ojos y el coraz√≥n del lector.

No cazo los premios. Tampoco soporto que estos se conviertan en tus apellidos. Hay una diferencia entre el escritor y el libro. El libro es el vencedor. El escritor solo es el intermediario, aunque termine cargando las glorias y culpas merecidas e inmerecidas, aunque el libro haya brotado de él. Una obra premiada es siempre un punto cuestionable, y el libro puede convertirse en el epicentro de muchas polémicas, y eso es muy bueno, genera movimiento, te indica que hay un contexto vivo alrededor. A quién le gustaría sembrar flores en un terreno baldío. Las críticas son necesarias, ayudan a que las raíces del árbol, en este caso del libro, se asienten con más fuerza.

En cualquier caso, creo que un escritor debe disfrutar profundamente el proceso creativo y aprender que los premios son simplemente eso, trozos de papel colgados en la pared, quiz√°s el recuerdo de un momento en el que fuiste muy feliz o la certeza de un sue√Īo medianamente cumplido. El verdadero premio es tener la sensibilidad para crear un poema, por muy humilde que este sea. El escritor joven, tambi√©n el adulto, no debe permitir que los premios o reconocimientos lleguen a tocar su ego. All√≠ donde el ego empieza a transformarse la creaci√≥n comienza a padecer.

Cuéntame un poquito sobre el dolor de parto con Criogenia.

Este libro es una parte de mi cuerpo. Escrib√≠ Criogenia con 23 a√Īos. No puedo hablarte mucho del proceso creativo en s√≠ porque realmente brot√≥ tan velozmente que todav√≠a estoy sorprendida.

Estaba terminando mi tesis en el Instituto Superior de Dise√Īo. Recuerdo que ya no soportaba estar sin escribir, completamente dedicada a temas pr√°cticos relacionados con mi investigaci√≥n de pregrado. Fue un per√≠odo dif√≠cil para m√≠. Fuertes experiencias, fuertes golpes hab√≠an sacudido anteriormente mi vida. Me sent√≠a exactamente as√≠: una mujer congelada, cuyo cerebro no pod√≠a detenerse. Ese es Criogenia. Un libro con forma de mujer y poemas con forma de √≥rganos. Es importante en mi vida no por el Premio David, sino por todo lo que encierran los poemas, todo lo que me susurra. Criogenia fue un parto necesario, milagroso. Yo necesitaba nacer en ese parto. La mujer que llevaba dentro, por alg√ļn tiempo dormida, necesitaba despertar.

El autobombo tiene defensores y detractores. Hay quienes creen que responde a la falta de un eficiente sistema promocional, cómo lo ves, siendo una autora contemporánea ligada en gran medida a las redes sociales.

Las redes sociales son como una ventana permanentemente abierta a la que te puedes asomar en cualquier momento y gritar cualquier cosa. Siempre habr√° personas que reaccionen positiva o negativamente a lo que publicas. Te confieso que llevo poco tiempo en las redes, hace m√°s o menos a√Īo y medio de mi primera publicaci√≥n en Facebook o Instagram. No publico im√°genes de mi vida privada, utilizo las ventajas que tiene para publicitar espacios culturales en los que participo y compartir contenido de inter√©s asociado a la escritura.

Es cierto que, en gran medida, cuando un artista publica su obra y habla de su trabajo pareciese que se está fomentando el narcisismo, dado que es un discurso en primera persona, el escritor es quien elige el contenido a publicar, y, por lo general, siempre se muestra con una cara agradable y perfecta, también es cierto que es así cómo funciona en el mundo del marketing y la publicidad. Creo que cada artista debe ser promotor de su propia obra, nadie mejor que él para darle el verdadero sentido que lleva y evitar que se distorsione con intereses de terceros.

El libro es un producto, con otras connotaciones simb√≥licas, pero como producto al fin est√° encaminado a insertarse en un determinado mercado, en llegar a un usuario, a un lector. Por lo general cuando hay un sistema de promoci√≥n este siempre va a mover los hilos para que el contenido responda a sus intereses. Cuando una empresa o instituci√≥n publicita a un autor o un libro a veces la informaci√≥n se transforma. Cuando el artista es el que promueve su obra esta llega limpia al p√ļblico y el propio acto de promoci√≥n podr√≠a convertirse en otra obra.

Un libro necesita publicidad. Los h√°bitos de la lectura y el ‚Äúarte inteligente‚ÄĚ tambi√©n necesitan difusi√≥n, sobre todo en un contexto como el actual, donde el flujo de informaci√≥n es tan diverso y r√°pido, a veces agresivo. En momentos en los que los h√°bitos de lectura se adaptan constantemente a las nuevas plataformas, los artistas deben adue√Īarse tambi√©n de esa circunstancia. Mientras los intelectuales sigan creyendo que tal cosa no es necesaria, estar√°n en desventaja. El mundo del siglo XXI es visual. Y hay que darle imagen a eso que queremos comunicar. La diferencia est√° en la forma en la que te acercas al lector.

El lector de estos tiempos quiere no solo leer el libro, sino conocer al autor, intercambiar con él, comunicarse con él. Y las redes te permiten establecer este intercambio, de una forma rápida, ofreciéndote la posibilidad de publicar texto, imagen, video, audios, de transmitir en vivo, desde un rincón del mundo hasta todas partes del planeta. También existen muchos puntos de vistas negativos, pero creo que debemos valernos de las herramientas que nos favorecen y explotarlas a nuestro favor, haciendo un buen uso de estas.

Por supuesto, el autor debe planificar cuidadosamente la publicidad que le dará a su libro y a su obra. Todo requiere de cierta mesura, aunque sea en redes sociales donde pareciese que cualquier cosa vale. Un comentario sin base o con prejuicio puede arruinar tu imagen ante los ojos de quien te lee, de una forma instantánea. También debe fomentarse el respeto hacia la obra ajena. Un escritor debe respetar la obra de otro escritor, aunque no le agrade. El respeto es algo necesario.

Las redes sociales constituyen una forma de sociedad virtual. Cuando entras en ellas solo debes ser t√ļ mismo. Ser coherente con tu personalidad por cualquier medio por el que te comuniques.

Relajémonos: película, canción y libro favoritos.

Es dif√≠cil. Estas preguntas nunca me relajan, porque me cuesta decidirme por una u otra. Una pel√≠cula que me ha marcado much√≠simo es ‚ÄúLa vita √© bella‚ÄĚ, de Roberto Benigni, me gusta mucho el cine italiano, pienso en Fellini. Tambi√©n en las pel√≠culas de Charles Chaplin.

En cuanto a la m√ļsica, decir que es fundamental en mi vida. Amo el sonido tanto como la palabra y el color. Me conmueve profundamente la m√ļsica de Mozart, Beethoven, Bach, el romanticismo, la √≥pera italiana, el impresionismo, el jazz, el flamenco, la m√ļsica √°rabe y la m√ļsica cl√°sica indostan√≠.

Entre los autores que me han marcado podr√≠a mencionarte a Nazim Hikmet, John Robinson Jeffers, Franz Kafka, Walt Whitman, Virginia Woolf, Simone de Beauvoir, Miguel Hern√°ndez, Mahmud Darwish, Jos√© Mart√≠, Eliseo Diego, Alejandra Pizarnik, Jorge Luis Borges, Juana Borrero, Rub√©n Mart√≠nez Villena, Jes√ļs Orta Ruiz y Luis Rogelio Nogueras‚Ķ, aunque hay muchos otros. Libros favoritos no tengo. Siempre estudio la obra en conjunto con la vida del autor. Es precisamente esa la combinaci√≥n que me atrapa.

¬ŅQu√© libros tuyos encontraremos sobre el anaquel en un futuro cercano?

Pr√≥ximamente ver√°n a la luz algunos libros que espero con ansias. Hijos que necesitan salir del cascar√≥n editorial. Es el caso del poemario El circo de los asombros, la novela ¬ŅQu√© nombre tiene tu casa? y Criogenia. Hay otros libros en la pista de vuelo, pero el proceso editorial lleva su tiempo y prefiero no hablar todav√≠a de ellos para no malograr su nacimiento.

De tener una carrera larga y exitosa, qué epitafio te gustaría en la tumba.

Ninguno. Creo que no existen palabras para nombrar con exactitud la vida de una mujer. Tampoco creo que me acostumbre a la idea de descansar en un hueco. No me gustan las tumbas. El cuerpo es transformación y el espíritu es libertad. Ambos no pueden sujetarse a una fosa. Además, andaré durante mucho tiempo por este mundo. Es probable que antes desaparezca la idea de los epitafios. 

Contrapeso es un libro materializado, una realidad que nos invita a visitar tu desnudez, por otra parte, Criogenia es una promesa editorial con grandes posibilidades de estar en la próxima Feria Internacional del Libro, qué puntos diferenciales existen entre ambos textos.

Contrapeso es una selección de poemas, la unión de partes dispersas, podría ser la carta de presentación de una autora joven. En él hay textos de dos libros. Por otro lado, Criogenia es un libro completo, una unidad, mucho más extenso, donde cada poema está hilvanado cuidadosamente, y debe leerse en su totalidad para entender bien el sentido de la propuesta.

Selección poética de la escritora cubana Giselle Lucía Navarro

Agradezco inmensamente la disposici√≥n de Colecci√≥n Sur por publicar una representaci√≥n de la obra de las √ļltimas tres autoras en ganar el Premio David. Este peque√Īo cuaderno, Contrapeso, que forma parte de la colecci√≥n Narciso es tambi√©n el reflejo del esfuerzo y de la voluntad. Agradecer, siempre agradecer, porque es en el agradecimiento donde el ser humano realmente se conoce a s√≠ mismo, se libera de cargas y vac√≠os. Agradecer las palabras del pr√≥logo a Basilia Papastamatiu, siempre se aprende a su lado, es una mujer que admiro y quiero much√≠simo. Tambi√©n la nota de contracubierta de Edel Morales, otro amigo entra√Īable. Y es necesario se√Īalar que sin la persistencia de Alex Pausides y Karel Leyva, as√≠ como Elisa Vera y Onelia Silva en el dise√Īo, Carlos, Katy y Marlene, en el resto de las coordinaciones editoriales, estos libros nunca hubiesen salido a tiempo para presentarse en la Feria Internacional del Libro de La Habana.

Hay muchos libros parecidos en nuestra literatura de principios de siglo, escritores con el mismo discurso, los mismos intereses. Amables casi siempre, solidarios, suelen abrazarse los unos a los otros en tan solo el primer encuentro, pareciera no haber puntos encontrados. Les gusta el t√©, el vino, la m√ļsica elitista y pasan el ‚ÄúOnelio‚ÄĚ. Leen a los mismos escritores, y rara vez se√Īalan zonas negativas en el libro de otro autor cuando ejercen la cr√≠tica. ¬ŅCrees que hay estereotipos que deben apartar las nuevas generaciones, o te importa un r√°bano y te resbalas por el borde del camino?

Odio la idea de los estereotipos, las etiquetas y los grupos. No hay nada más aburrido que un grupo. Creo que eso resulta cómodo para analizar el fenómeno sociocultural, pero siempre está alejado de la realidad. La unidad del grupo debe radicar precisamente en su diversidad.

Los grupos procrean fronteras y elitismos, mientras buscan la unidad y la legitimaci√≥n generan una serie de conflictos innecesarios. Al ser humano le hacen da√Īo los grupos, pero pareciese que a√ļn no se da cuenta de ello. La competencia por pertenecer a un gremio u otro va mutilando un mont√≥n de cosas bellas en su interior. Muchos de los conflictos que existen en el mundo son precisamente porque el hombre lucha constantemente por ser legitimado, para ser parte de un determinado grupo.

En el arte no debería existir eso. Nadie tiene las mismas vivencias, por tanto, los discursos nunca son iguales. Así como no hay dos personas iguales no existirán dos voces iguales en la poesía. Aunque seamos seres sociales debemos conservar siempre nuestra identidad, nuestra individualidad, pero sobre la base del respeto y la tolerancia que nos permite convivir en armonía.

El ser humano es un templo, en cuerpo y alma. La expresi√≥n de un artista hacia el mundo debe ser una necesidad, no la reproducci√≥n de un modelo social o una moda editorial. El artista debe ser coherente con su obra. La obra debe ser coherente con la persona. Cuando escribo o dise√Īo no pienso en estilos, tendencias o contextos, miro a mi interior. Lo √ļnico que busco es la sinceridad conmigo misma, ser yo en todo momento, una muchacha que busca conservar la pureza de ese instinto que la persigue.

Cuatro poemas de Giselle Luc√≠a Navarro


El Disco de la semana: Oda al plagio, GAPE

*Tomado del Portal Cubarte

Sin dudas, la Beca de creaci√≥n ¬ęIgnacio Villa¬Ľ que convoca la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) desde 2013, se ha convertido en una plataforma efectiva para la promoci√≥n y visibilizaci√≥n de los nuevos valores de la m√ļsica popular cubana. Hurgar, encontrar, dar a conocer se unen como supraobjetivos m√°s que logrados en¬†Oda al plagio, √°lbum debut de Yunier P√©rez Garc√≠a,¬†producci√≥n discogr√°fica perteneciente a la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, EGREM, y ganador de la beca en 2018.

                                        

Yunier P√©rez Garc√≠a, GAPE, es un joven trovador y cantautor cubano licenciado en Historia del Arte. Graduado como narrador oral, tambi√©n es reconocido como una de las voces solistas de la compa√Ī√≠a √ďpera de la Calle, con la cual ha participado en m√ļltiples escenarios nacionales e internacionales y desempe√Īado papeles principales en las obras ¬ęEsp√≠ritus¬Ľ y ¬ęHatuey¬Ľ. Ganador en 2013 del Gran Premio del Concurso de Trova Walfrido Guevara, es adem√°s miembro de la AHS desde 2015 y ha participado como cantautor en varios de los eventos de trova que se organizan en el pa√≠s.

Conformado por once temas,¬†Oda al plagio¬†constituye una propuesta audaz dentro del panorama de la canci√≥n de autor en Cuba. Con una voz punzante, GAPE, sin hacer concesiones, aborda la realidad cruda y despiadada a la que se enfrentan muchos artistas en un escenario complejo, sobre todo, los que desarrollan su propuesta en g√©neros y manifestaciones menos medi√°ticas y aclamadas por la cr√≠tica o el p√ļblico. Se mofa como un Chaplin tropical de toda mediaci√≥n preestablecida, lo que amortigua conscientemente con el uso del sarcasmo, que deviene recurrente y efectivo recurso, y con sus dotes histri√≥nicas y vocales procedentes de su formaci√≥n de narrador oral y cantante l√≠rico. Su discurso franco, matizado por el desenfado y el humorismo, se erige en una especie de ¬ęoda al artista antih√©roe¬Ľ que tambi√©n lucha, vive, crea.

No nos vemos porque no nos ponen, pero no nos ponen porque no vendemos‚Ķnos dice en el tema ¬ęRock para hacerte invisible por tus propios medios¬Ľ, cr√≠tica velada a los estereotipos, la burocracia y la falsa jerarqu√≠a. Como subraya Tony √Āvila en las notas discogr√°ficas, se trata de una propuesta que va ¬ę [‚Ķ] de [una] profunda y sutil melancol√≠a a casi ic√≥nicos parajes de sarcasmo, [‚Ķ] como pate√°ndole el trasero a los tiempos modernos, emerge de canci√≥n en canci√≥n un trovador que propone, que viene ara√Īando la tierra desde el anonimato con este proyecto de puesta en escena¬Ľ. Por eso est√° tambi√©n el amor, su cotidianidad, su visi√≥n de la vida (en canciones no menos atendibles como ¬ęAlmas gemelas¬Ľ, ¬ęQueja de amor¬Ľ, ¬ęLuna de Altahabana¬Ľ o ¬ęFotogramas¬Ľ).

El amasijo de referentes en esta¬†Oda‚Ķ¬†es tambi√©n un resultado peculiar del m√°s ¬ępuro¬Ľ posmodernismo, que se luce adem√°s con arreglos de extremo preciosismo en la selecci√≥n de timbres, progresiones arm√≥nicas y estilos a cargo del binomio de Jos√© V√≠ctor¬†Pepe¬†Gavilondo, como productor musical y Yasel Mu√Īoz como arreglista, quienes tambi√©n asumieron pianos y teclados del disco, adem√°s de todas las flautas, en el caso de Mu√Īoz. Igualmente se suman como instrumentistas varios de los m√°s representativos j√≥venes exponentes del jazz cubano y artistas de reconocida trayectoria en varias escenas musicales de la actualidad, lo cual le atribuye al √°lbum una alta factura en la instrumentaci√≥n, entre ellos: Marcos Morales en la bater√≠a, Degnis Bofill en la percusi√≥n, C√©sar Ochoa en las guitarras, Ra√ļl Fern√°ndez en los bajos, Carolina Rodr√≠guez en el cello, Ernesto Herrera en el corno y Mario Salvador en el tres. Completan esta producci√≥n la fotograf√≠a de Enrique¬†Kike¬†Smith y el dise√Īo de Katia Hern√°ndez.

En tanto llega la primera producci√≥n audiovisual acompa√Īante de este fonograma, les dejo un¬†live¬†de GAPE en un tema que habla del valor y la labor del personal de la salud en estos tiempos de pandemia, ¬ęMi superh√©roe¬Ľ:

 


‚ÄúCada cubano tiene un Mart√≠ dentro‚ÄĚ

En aquel mundo abstracto, donde es capaz de engendrar las más disímiles sensaciones desde la duda o la afirmación, Raylven Friman laminó de acero a José Martí con la misma fortaleza que se les agiganta en el pecho a los cubanos.

Unos 14,50 metros de alto por 7,50 metros de ancho totalizan las dimensiones del monumento, √ļnico emplazado en ese formato dedicada al Ap√≥stol en Bayamo, una ciudad que avist√≥ de ‚Äúalma intr√©pida y natural‚ÄĚ como reza en lum√≠nico la esfinge.

“Se me ocurrió lo del rostro porque buscaba algo muy sobrio y realmente fuerte. Esa imagen es la que más conocemos, entonces a esa traté de darle fuerza.

‚ÄúSe trat√≥ de buscar un material que le diera perdurabilidad, que la composici√≥n de las letras figurara una tipograf√≠a manuscrita en correspondencia con los colores de la bandera, tratando de dar sobriedad a la pieza‚ÄĚ, precisa Friman.

No obstante, su poca experiencia en el trabajo con metal y las luces, una marcada tendencia por estos días, constituyó a la vez un desafío, aparejado a una pieza que rompió con el arte figurativo que le apasionó desde alumno en la Academia de Artes Plásticas de Las Tunas.

Martí, pieza escultórica inaugurado el 30 de diciembre de 2019/ Ibrahin Sánchez

En la ocasi√≥n, el joven granmense no solo conceb√≠a de manera habitual en sus trabajos figurativos funcionales el dise√Īo, sino que se adentrar√≠a en la nueva meta de redescubrir de cerca la conjugaci√≥n entre el acero y la luz.

En ese paso fue indiscutible, para desdoblar las varas de hierro en un antojo de creaci√≥n propiamente, el enlace con Osdanis Ant√ļnez Rosell√≥, y su grupo de creaci√≥n Divo, adscripto al Fondo Cubano de Bienes Culturales.

“Tienes que combinar la parte tuya creativa con la manufactura que esa persona tiene. Estoy muy agradecido de trabajar con ese equipo. Ellos saben mucho del trabajo de la materia, es decir de hacer una silla, un mueble, que armar una obra que lleva contenido artístico.

‚ÄúEl proyecto se empez√≥ a gestar en octubre (2019). Cuando se aprueba, a partir de noviembre, se comienza a trabajar al entrar en el taller‚ÄĚ, detall√≥.

Las l√≠neas esta vez no precisaron el lenguaje figurado ni los colores se combinaron atractivamente sobre el lienzo. Prefiri√≥ el urbanismo, una tendencia retomada para no solo acercar el p√ļblico al arte sino para hacerlo part√≠cipe de la creatividad.

La pared en blanco de un edificio y chapas de metal fueron el tapiz para moldear en exquisita semejanza el ímpetu de la mirada que emana del rostro del Héroe de Dos Ríos en una arteria que crece desde lo moderno, llena de simbolismos culturales e histórico, el Prado bayamés.

En el Martí de Friman, con un tono serio en su rostro, se advierte la sabia mirada al futuro del más universal de los cubanos, la reflexión temprana, o encuentras la firmeza moldeada en el alma de un patriota digno de su tierra, y acapara la atención entre La Bayamesa y otros íconos de la Cuna de la Nacionalidad Cubana.

Cada ma√Īana, desde el cercano 30 de diciembre de 2019, cuando el sol le descubre, anida en el universo la sospecha de que ‚Äútoda la gloria del mundo cabe en un grano de ma√≠z.‚ÄĚ

‚ÄúMi v√≠nculo con Mart√≠ es como el de todo cubano. Creo que cada cubano tiene un Mart√≠ dentro‚ÄĚ, afim√≥.