debate


CONVOCATORIA: Encuentro y concurso de j贸venes radialistas “DialCentro”

Con el fin de estimular la creatividad y propiciar el intercambio de ideas acerca del quehacer radial, la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z en Villa Clara, la Direcci贸n Provincial de Cultura, y la Direcci贸n Provincial de Radio, convocan聽 a todos los j贸venes radialistas de hasta 35 a帽os, a participar en la cuarta edici贸n del Encuentro 鈥淒ialCentro鈥,聽que se efectuar谩 del 12 al 15 de junio de 2018, en Santa Clara. [+]


驴Qui茅n le pone el cascabel a la cultura?

Tratar de hallarle soluci贸n a un conflicto, es parte de apostar por una propuesta de vida mejor. Tratar de encontrar mejores soluciones al problema de la promoci贸n cultural, es un dolor de cabeza. No es lejano a nuestro d铆a a d铆a, las miles de maneras que un ciudadano com煤n, tiene que agenciarse para estar informado de alguna actividad cultural en Ciego de 脕vila. Por muchos esfuerzos que hagamos en saber, siempre estaremos 鈥渄etr谩s del palo鈥 en buen cubano. Si de algo hoy podemos hablar, es de la desinformaci贸n de la poblaci贸n en cualquier materia, y en el tema de la cultura mucho m谩s. No es distante de nuestras conversaciones, cuanto le falta por desarrollarse la provincia en este aspecto. La cultura, las pol铆ticas culturales, la falta de promoci贸n, las estrategias de comunicaci贸n y las agendas culturales a favor de la mayor铆a, son constantes debates a cualquier nivel ciudadano. Entonces, cabe cuestionar a quienes son responsables y a las estrategias institucionales dise帽adas que conllevan a la desinformaci贸n de la poblaci贸n. No es posible que algo tan b谩sico como las carteleras, est茅n deshabilitadas de una propuesta atrayente, diversa y din谩mica. Adem谩s de que su formato sea tan poco creativo y si la factura requerida, muchas veces parecidas a cualquier cartel que se haga por 鈥渆sfuerzo propio鈥 y, alejadas del gusto est茅tico que se supone que tengan dichos centros que generan acciones culturales. Por otra parte, las actividades presentadas, no est谩n en coherencia con el horario en el que un mayor p煤blico pueda asistir. Esto, sin contar con las escasas concepciones de promoci贸n que se tienen, pues, en dis铆miles ocasiones, nadie se entera de nada. Si algo debi茅ramos enjuiciar, es el presupuesto designado a la promoci贸n institucional en contradicci贸n con el dinero 鈥渁l corriente鈥 que poseen los promotores por cuenta propia, si as铆 le nombr谩semos. Es cuesti贸n de dinero, se帽alan muchos de los programadores y promotores de las principales instituciones de la cultura en la provincia. Ante una 茅poca agitada y, cargada de dis铆miles opciones, no es una v铆a, seguir con las tradicionales formas de hacer promoci贸n. Si promover, es de alguna manera, dar vida; entonces nuestras estrategias est谩n muertas. No es posible que un evento territorial, por solo citar a alg煤n municipio, carezca de la promoci贸n necesaria, si en las condiciones geogr谩ficas, somos una provincia peque帽a. No es justa la manera en que subordinamos a la espontaneidad el trabajo que debiera ser planificado e intencionado. Otra de las cuestiones que m谩s afectan, y por supuesto, hacen longevos los conflictos manidos de la promoci贸n, son la falta de prioridad. Esto deber铆a ser preocupaci贸n persistente desde la instituci贸n interesada en que equis o m谩s cual actividad, tenga una finalidad digna; y no solo eso, sino una valoraci贸n post eventual, que la mayor铆a de las veces se queda en papeles y no en la 鈥渁genda de los errores por resolver鈥. Esto es, por nombrar otros demonios que asechan a que la vida cultural de una provincia sea relevante. 鈥淢e dijeron que fulano tom贸 tal decisi贸n, que cambi贸 tal cosa, pero a煤n no lo ha notificado de manera oficial, y ahora no s茅 qu茅 hacer porque eso estaba en el plan anual鈥 o, 鈥淎nunciaron tal concierto, pero se tendr谩 que cambiar y solo queda medio d铆a para que la poblaci贸n lo sepa鈥.聽 Pareciera no importarle a nadie la palabra sistematicidad y tiempo. Pareciera tambi茅n que la poblaci贸n tiene dotes de adivina y, sabe todo lo que va a pasar. Recuerdo cuando se me perdi贸 mi gatico, el 煤nico que he tenido. Avis茅 a todos mis amigos de su p茅rdida, llam茅 por tel茅fono a todos mis conocidos, puse peque帽os carteles en la calle, no fui a la televisi贸n porque se trataba de un gato, pero dediqu茅 tiempo en aquello que me importaba. 驴Acaso la promoci贸n le importa a alguien? 驴Hacemos todo lo que est谩 en nuestras manos institucionales para que la informaci贸n llegue tal cual? No lo creo, y salvando las sensibilidades de cualquiera, la realidad dicta otra cosa. Las reuniones reiteradas nos delatan, nada nuevo, ni renovador est谩 ocurriendo en nuestros departamentos de Comunicaci贸n. No respetamos de manera consciente a la poblaci贸n 谩vida de informaciones completas. Nuestras actividades cada vez m谩s son para el gremio, para la 茅lite y en el peor de los casos, para la nada. Aquel d铆a que se me perdi贸 el gato, lo llor茅. Nunca lo pude recuperar. Promet铆 que si volv铆a a tener alguno le pondr铆a un cascabel. Tendr铆a que sonar para no perder ning煤n detalle suyo, para que no se fuera de mi alcance, para saber que hac铆a. Lo hacemos con nuestras propiedades, con aquellas cosas que nos importa marcamos territorios. Me queda esa pregunta en la mesa 驴qui茅n le pone el cascabel a la cultura?


Arte, p煤blicos, mercado

Fuente: Peri贸dico Trabajadores

A estas alturas, dif铆cilmente un artista pueda vivir de espaldas al mercado, asumi茅ndolo con su significado m谩s abarcador. Desde que el arte dej贸 de ser privilegio casi exclusivo de las 茅lites, desde que su acceso se 鈥渄emocratiz贸鈥, las relaciones entre el p煤blico y la obra de arte (especialmente en algunas expresiones) suelen estar mediadas por alguna relaci贸n mercantil, directa o indirectamente, en mayor o menor medida. El caso es que el arte integra un entramado marcado, necesariamente, por estas ligaduras, que est谩n en la base misma de la organizaci贸n social, independientemente del proyecto pol铆tico y econ贸mico que la sustente. [+]


Ideas en el centro del debate

Estos d铆as han sido muy intensos en las redes sociales. Una entrevista al reconocido intelectual cubano Enrique Ubieta, aparecida en Granma, donde sostiene que el llamado 鈥渃entrismo鈥 no es m谩s que un disfraz de los que hoy pretenden restaurar el capitalismo en Cuba por la puerta de la cocina, [i] desat贸 la ya conocida maquinaria de fango contra su persona.聽 Junto a los improperios y la manipulaci贸n, han salido a la palestra p煤blica, contaminando en muchos casos la posibilidad de un debate serio y respetuoso, los oportunistas, resentidos y聽 hasta 鈥渃onversos鈥; esos que antes fueron defensores a ultranza del dogma y ahora se presentan como abogados de la mayor pluralidad de ideas posibles. [+]


Sin discriminaci贸n a cuestas

Desde que en 2009 hallara su espacio en el Bulevar de Cienfuegos, la Sala Teatro Acuestas se define como un centro cultural diverso. All铆 convergen varias manifestaciones art铆sticas y asiste todo tipo de p煤blico. En su propia fachada, en un cartel improvisado, ese min煤sculo sitio declara ser 芦libre de discriminaci贸n y estigmas禄. [+]


Confluir en el techo

Los espacios de debate sobre audiovisuales en el Pabell贸n Cuba reci茅n tuvieron su nueva temporada. A partir de la creaci贸n de artistas audiovisuales y las b煤squedas en el proceso de producci贸n, Confluencias del lente, el espacio coordinado por Marleidy Mu帽oz y Nelson Gonz谩lez Breijo, tuvo en El techo (2016) su punto de mira. [+]


Nuevos c贸digos de mi generaci贸n

Mucho se habla de la ausencia de espacios de di谩logo. Mucho se demandan las tribunas para exponer, analizar, discutir sobre las particularidades de esta joven generaci贸n; hija de tantas fragmentaciones y dimensiones digitales. Yosvani Montano es el anfitri贸n de una cita en la Fundaci贸n Ludwig de Cuba, los cuartos jueves de cada mes. Para de-codificarlo(s), la entrevista.聽 [+]


La AHS, un ente vivo

Aquel d铆a sal铆 del intercambio con unos deseos inmensos de escribir. Cuando llegu茅 a casa, eran casi las 12 de la noche, pero no pod铆a dormir, por eso anot茅 algunas ideas en una p谩gina suelta, que parece haber volado de mi cuarto. Ya hab铆a expresado algunas delante de los participantes y ahora las retomo. [+]