debate


Desde la virtualidad, desarrolla Las Tunas el Radio Festival Ultrasonido 2021 (+post)

Bajo el eslogan 鈥淟a Radio: informaci贸n constante y compa帽铆a cercana, esenciales en tiempos de coronavirus鈥 llega la cuarta edici贸n del Radio Festival Online Ultrasonido para, desde la virtualidad, demostrar del 6 al 9 de abril los m谩s actuales valores del medio radial ante las audiencias.

As铆 lo inform贸 el colectivo organizador, integrado por la Direcci贸n de la Radio en Las Tunas y la Filial Provincial de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z (AHS), quienes ya iniciaron las sesiones de trabajo para evaluar las obras y ponencias que compiten en este, el evento m谩s importante del Sistema Radial en el territorio.

Entre las novedades del programa destaca el Primer Coloquio Virtual Un viaje por las Ondas Hertzianas, encuentro cient铆fico que permitir谩 un debate entre diversas generaciones de profesionales del universo radiof贸nico desde sus diferentes aportes y contextos, ya sea period铆stico, art铆stico o desde la realizaci贸n.

Los materiales en concurso, sobre todo los te贸ricos, deber谩n mostrar la historia, evoluci贸n y actualidad de este importante medio de comunicaci贸n en su localidad, Cuba y el mundo, as铆 como las m谩s actuales maneras de reinventarse frente a las exigencias de las audiencias y las novedades de la comunicaci贸n.

Dedicado a la actuaci贸n en la Radio, al g茅nero testimonio y a los programas humor铆sticos, el Radio Festival Online Ultrasonido celebra adem谩s, los aniversarios 35 de la AHS y el 60 de la Uni贸n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), como homenaje a lo m谩s representativo de la vanguardia art铆stica cubana.

Tal y como anunci贸 la convocatoria oficial del evento, Ultrasonido sustenta sus esencias en las propuestas de cambios en los paradigmas comunicativos que tributan a un nuevo modelo medi谩tico en el Sistema Radial cubano e involucra a profesionales que desde diferentes ramas creativas aportan al producto final.

Aliuska Barrios Leyva, directora del Sistema de la Radio en Las Tunas, ha reiterado que el Radio Festival, que se desarrolla con car谩cter bienal, lleg贸 para enriquecer el panorama competitivo de la creaci贸n radial cubana con un enfoque renovador y necesario, a su vez que reconoce la excelencia art铆stica de las obras presentadas y el quehacer de los j贸venes y experimentados artistas.


AHS convoca a la tercera edici贸n de Pensar a la Zurda

La secci贸n de Cr铆tica e Investigaci贸n en la filial santiaguera de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z convoca a la tercera edici贸n de Pensar a la Zurda. El objetivo del evento es impulsar el di谩logo, la reflexi贸n y la socializaci贸n del conocimiento producido por los j贸venes investigadores cubanos.

[+]


Internet, entre espejismos y realidades: Desaf铆os para Cuba (+ Videos y tuit)

El ser humano, jinete y no corcel del destino, impulsa el desarrollo industrial y tecnol贸gico hasta los l铆mites de lo impensable. El dominio absoluto de los medios tradicionales es polvo en el camino del olvido. Internet y las nuevas tecnolog铆as imponen una nueva realidad. 驴Te incluyes o pereces? Esa es la m谩xima en la contemporaneidad de internautas y amantes de lo digital.

La huella de la tecnolog铆a asoma por todos lados, como s铆mbolo ubicuo de universalidad con diversos rostros, receptores convertidos en disparadores de informaci贸n, redes sociales, naciones en hemisferios diferentes a la distancia de un clic, abruman o motivan sonrisas, dividen al planeta en tecn贸filos o tecn贸fobos. Otros, los menos, intentan mantenerse al margen, lo cual resulta casi imposible.

La red de redes es un pa铆s gigantesco, con miles de millones de usuarios, sitios web y perfiles. El idioma ingl茅s campea, con la mayor cantidad de contenidos, seguido del chino y el espa帽ol. Nadie se queda como estatua frente a los dispositivos. Cada quien recibe y emite informaci贸n, incluso sin pretenderlo. El simple hobby de compartir fotos, videos, poemas, libros鈥 forma una especie de biblioteca borgeana dentro de la pantalla, pero poco depurada. Posicionar los contenidos es cada vez m谩s dif铆cil, porque la competencia crece, lo mismo desde una oficina en las alturas que desde una PC en la sala de cualquier casa, a lo cual se suman otras particularidades.

Internet estremece los cimientos de los medios tradicionales. Rompe paradigmas de comunicaci贸n y hace a帽os termin贸 con el 鈥渘osotros hablamos, ustedes escuchan鈥. Esos cambios requieren el desarrollo de habilidades. No basta con impulsos, p谩ginas oficiales de medios ni instituciones.

Todo esto forma tambi茅n una especie de selva digital en lo ideol贸gico, campo de batalla o cancha deportiva moderna, en que los internautas m谩s inteligentes, preparados, intencionales, r谩pidos y con los recursos materiales indispensables tienen ventaja. Muchas de las estrategias pol铆ticas tienen como escenarios principales esas plataformas, con gran influencia en la conciencia de la gente; por eso toda la 茅tica y formaci贸n moral y profesional de los ciudadanos ser谩 siempre base importante de cualquier comportamiento en las plataformas hipermediales.

M谩s all谩 de lo novedoso tecnol贸gicamente, esos espacios virtuales se sustentan en particularidades de las relaciones entre los seres humanos, por lo que varios investigadores, incluidos Samuel Mart铆nez, Jos茅 Luis Orihuela e Ignacio Ramonet, coinciden en definirlos como comunidades digitales.

Verdaderamente los cibernautas se agrupan seg煤n gustos, conversan mediante chats y foros e intercambian fotograf铆as y videos. Con frecuencia, planifican encuentros en espacios f铆sicos y hasta acciones en beneficio o no de la sociedad.

El car谩cter emp铆rico o no de internautas y la atracci贸n por el intercambio y la informaci贸n caracterizan al nuevo entorno.聽Lo cultural y los recursos tecnol贸gicos influyen en la fuerza que pudiera alcanzarse. Internet constituye un sistema complejo, que no alcanza total autorregulaci贸n porque es sensible a la informaci贸n de medios tradicionales y de la sociedad en general.

Debemos estar conscientes de que suministrar constantemente informaci贸n personal, incluida la psicol贸gica, implica muchos riesgos, pues facilitamos nuestra propia manipulaci贸n con fines econ贸micos, pol铆ticos o de otro tipo.聽Internet es tambi茅n una megaempresa y una plataforma sin precedentes para recopilar datos y lograr grandes impactos en la pol铆tica y la cultura. Es preocupante que sus hilos sean dirigidos mayormente desde EE. UU. (donde fue creada y permanecen la mayor cantidad de servidores y otros soportes), cuyos gobernantes reconocen el prop贸sito de terminar con la Revoluci贸n cubana y destinan cada a帽o millones de d贸lares a la subversi贸n con ese fin, especialmente mediante las redes.

驴Cu谩les son las peculiaridades en nuestro pa铆s? 驴Cu谩nto se potencia la participaci贸n ciudadana en esos espacios? 驴Cu谩les son las din谩micas de debate? 驴Cu谩nto m谩s podemos aprovechar las particularidades de los blogs y las redes sociales para tomar decisiones y trazar estrategias gubernamentales, para construir entre todos y enriquecer las agendas medi谩ticas y pol铆ticas? 驴C贸mo contrarrestar la campa帽a de descr茅dito e intimidaci贸n que se impulsa contra Cuba especialmente desde Estados Unidos?

La navegaci贸n en el ciberespacio ya forma parte de la cotidianidad de las mayor铆as aqu铆. Los niveles de acceso rebasan el 80 % de la poblaci贸n. Las personas se conectan mediante redes wifi, datos m贸viles, navegaci贸n en escuelas, hogares y centros laborales鈥

Verdaderamente, Internet pudiera contribuir a la construcci贸n de sociedades m谩s democr谩ticas, como socializadora de experiencias, expresi贸n de ideas cotidianas y de sentimientos de los pueblos, reveladora de la opini贸n p煤blica, especie de imprenta y papel en 茅poca digital, en manos de muchos.

Varios internautas exponen sus criterios y refieren su desacuerdo con pol铆ticas gubernamentales mediante an谩lisis profundos y pleno conocimiento de las problem谩ticas o desde el 铆mpetu, la inconformidad y el prop贸sito de crear caos. Economistas, juristas, cineastas, historiadores del arte, ingenieros, campesinos, amas de casa, literatos鈥 est谩n en esa amalgama emitiendo y recibiendo ideas, informaciones, historias鈥

Pero cuidado, esa aparente democracia suele ser espejismo, pues esas plataformas y redes tienen sus propios algoritmos de funcionamiento, los cuales suelen privilegiar la hegemon铆a capitalista, con mayor alcance de sus contenidos. Quienes tengan m谩s dinero poseen tambi茅n una ventaja indudable con la posibilidad de pagar para que sus publicaciones sean vistas por millones de internautas con las edades preferidas, pa铆ses y hasta ciudades determinadas. Sin embargo, otros contenidos pueden ser encerrados en burbujas digitales espec铆ficas.

Con buscadores como Google pasa similar, al poderse pagar por el posicionamiento web. As铆, por ejemplo, un post cualquiera desde otra naci贸n podr铆a ser configurado para que sea visto por millones de personas en diferentes provincias de Cuba, mientras que otro con una visi贸n diferente del suceso podr铆a ser limitado hasta el punto de ser pr谩cticamente invisible.

En la situaci贸n de nuestro archipi茅lago influyen muchos aspectos desfavorables, incluida la deficiente infraestructura. Otra de las desventajas es que el posicionamiento de nuestros sitios web, p谩ginas y perfiles es solamente natural, o sea, fruto del trabajo, por eso resulta fundamental comprender mejor las din谩micas de las diferentes plataformas, conocer su funcionamiento y las maneras de llegar a sectores de internautas m谩s diversos, a partir de lo atractivo de las publicaciones y alternativas sin pagos para rebasar nuestras burbujas, en lo cual las formas creativas y sugerentes son primordiales.

El pa铆s enfrenta obst谩culos adicionales. Rema desde hace m谩s de medio siglo contra problemas de diversas 铆ndoles y recibe altas dosis de castigo por su herej铆a revolucionaria. Como parte del bloqueo econ贸mico, desde 1962 se le prohibi贸 el acceso a las telecomunicaciones y a equipos de computaci贸n de cualquier compa帽铆a o subsidiaria estadounidense. Solo a partir de 1996 se permiti贸 el uso de Internet con fines de penetraci贸n ideol贸gica y subversiva, como resultado de la Ley Torricelli. A eso se unen dificultades econ贸micas para invertir en grandes dimensiones en la tecnolog铆a y el acceso a la red, m谩s all谩 de todos los avances.

Tenemos mucho por hacer. Aqu铆 ninguna p谩gina o perfil institucional en redes llega, por ejemplo, al mill贸n de seguidores. A eso sumamos que muchos de esos contenidos suelen lograr d茅bil alcance en otras regiones, y son consumidos casi totalmente por el p煤blico cubano, aunque resulta justo reconocer las buenas experiencias impulsadas en el sector de la cultura, especialmente durante los meses m谩s recientes, con conciertos聽online聽y una presencia m谩s intencional en el mundo hipermedia.

Debemos continuar dise帽ando m谩s y mejores campa帽as comunicacionales tambi茅n para el exterior, realizar m谩s alianzas con artistas y organizaciones de otras partes del mundo que nos permitan llegar m谩s lejos. Es preciso compartir m谩s contenidos en otros idiomas, adem谩s del espa帽ol, analizar estad铆sticas y readaptar el trabajo en funci贸n de lo que queremos, tener en cuenta los horarios m谩s pertinentes para publicar seg煤n la hora a la que acceden nuestros p煤blicos鈥 En correspondencia con nuestros objetivos, se pueden tener en cuenta otros elementos como sus edades, sexo, ciudad donde residen鈥, informaci贸n que brindan con facilidad las administraciones de p谩ginas en las redes.

En todo ese contexto la fuerza de los argumentos y las formas atractivas de presentar los contenidos son indispensables. Desafortunadamente, en el caso cubano suelen apreciarse dos bandos opuestos, en el que algunos responden, sobre todo, con ofensas y visiones catastr贸ficas y otros con criterios triunfalistas. Algunos hasta reciben dinero de fondos federales de EE. UU. para lanzar su veneno.

Proyectos gestionados y sustentados econ贸micamente desde el exterior, incluidos diferentes sitios web con sus correspondientes extensiones en redes sociales, mantienen una activa labor alejados de la 茅tica que debe acompa帽ar siempre el ejercicio period铆stico y comunicacional en general. Empe帽ados en mostrar una Cuba negra, tergiversan la realidad y presentan partes hiperbolizadas en su af谩n de cumplir una agenda impuesta sobre todo desde aquella naci贸n norte帽a.

Son muchos los ejemplos de mentiras, ofensas y hasta amenazas en las redes contra l铆deres, artistas u otros profesionales. Nadie tiene el derecho de asumir ese tipo de actitudes en plataformas digitales, como tampoco en espacios f铆sicos. La cr铆tica, el debate o el criterio diferente nunca debieran ser confundidos con la bajeza ni el prop贸sito de da帽ar.

Poco a poco, deber谩n ser m谩s crecientes las estrategias de participaci贸n, gobierno y control popular en l铆nea aqu铆, lo cual tendr谩 que ser acompa帽ado por mayor infraestructura y un pensamiento m谩s distante de lo tradicional.

Las ideas y los modos de hacer deben seguir renov谩ndose, seg煤n los nuevos retos. El continuar atados, de forma excesiva, a ciertos convencionalismos es negar las nuevas potencialidades. La web y todo lo que implica se unen a viejos desaf铆os, que exigen pasos seguros, pero valientes. Tampoco se trata de intentar correr, sin tener la base necesaria.

Resulta esencial formar una mayor conciencia cr铆tica sobre las din谩micas y formas de funcionamiento de las redes sociales, lo cual debe comenzar desde edades tempranas. Nuestros planes de estudios y todo el sistema de ense帽anza en la naci贸n debieran tener en cuenta esos elementos.

Conscientes de las campa帽as realizadas desde esas plataformas en contra del pa铆s, se necesita un protagonismo siempre creciente de los intelectuales, artistas, maestros, profesores universitarios, m谩steres y doctores en ciencias, periodistas, historiadores鈥, que aporten con sus criterios. Los medios tradicionales, con gran impacto en la sociedad, deben mostrar an谩lisis cada vez m谩s coherentes y desenmascarar con inmediatez los聽shows聽que suelen montarse de manera intencionada en esos espacios contra Cuba y algunos de sus hijos.

Tambi茅n puede leer聽鈥淟as nuevas generaciones en Am茅rica Latina deben conquistar la soberan铆a tambi茅n en el ciberespacio鈥 (Dialogar, dialogar + Fotos, video y聽tuit)

Aqu铆, como en todo el mundo, resulta necesaria la implementaci贸n de leyes para sancionar conductas en el entorno digital, teniendo en cuenta que las restricciones de las propias redes suelen ser indefinibles en muchos casos o demasiado generales. El hecho de que los comportamientos ocurran en esos espacios no exime a nadie de cumplir la ley en su Naci贸n鈥揈stado. Si bien al principio muchos defendieron el criterio de que el ciberespacio ser铆a capaz de conformar su propia estructura regulatoria con eficacia, no ha sido as铆, en cierta medida por las din谩micas de funcionamiento que lo caracterizan.

Desde 1998, el investigador Jack Goldsmith indic贸 que los problemas legales planteados en Internet son, en esencia, iguales a los presentes en el espacio f铆sico, los que adem谩s han sido solucionados por el campo jur铆dico, por lo tanto, el tratamiento no debe ser diferente. En ese sentido, varias naciones tienen sus marcos regulatorios definidos. 驴Acaso se permitir铆a un crimen, solo porque sea mediante Internet? 驴Por qu茅 permitir entonces ofensas, amenazas y ataques a las personas o lo que representan, lo cual podr铆a provocar da帽os de diversas 铆ndoles? Cualquier paso en ese sentido debe ser con mucha inteligencia, flexibilidad y fruto de la construcci贸n de las amplias mayor铆as.

En las redes pululan los j贸venes y adolescentes. A los c贸digos hipermediales se suman tambi茅n los predominantes en esas etapas, elementos importantes a la hora de concebir y compartir contenidos. Algunos internautas reflejan lo personal casi sin l铆mites, de manera consciente o no, al compartir o consumir im谩genes, m煤sica, videos鈥, sus momentos o motivos de m谩s alegr铆a y tristeza, y a la vez suelen segmentarse a partir de esos gustos, amigos en com煤n y actitudes como en comunidades, a veces con muchas de las mismas personas que comparten en espacios f铆sicos. Las explicaciones de por qu茅 ocurre eso est谩n en las propias din谩micas sociales y en los aspectos generales y particulares de los individuos. Facebook, por ejemplo, para muchos suele convertirse en una especie de barrio digital, con todo lo que eso implica en cuanto a comportamientos, reacciones, opiniones鈥

Resaltamos que los criterios de los ciudadanos en el mundo hipermedial, incluidos no solo los comentarios, deben ser tenidos en cuenta para el desarrollo de pol铆ticas en el pa铆s o su perfeccionamiento. Es posible continuar incrementando los canales de comunicaci贸n entre los diferentes niveles de direcci贸n y los ciudadanos.

Para Cuba, Internet es tambi茅n la posibilidad de aplastar mentiras y mostrar a internautas de todo el mundo su realidad. Eso no se logra con solo estar. Es importante situarse en la parte superior del iceberg.

Necesitamos articular estrategias a nivel de pa铆s con ese objetivo, incluyendo el aporte de la mayor cantidad de personas posible. La izquierda internacional tiene tambi茅n en las redes una oportunidad tremenda para fortalecer v铆nculos y trazar caminos de conjunto. L铆deres de movimientos sociales y otras personas progresistas de todo el planeta pudieran mantenerse comunicados por esa v铆a e impulsar m谩s acciones colectivas. Sin dudas, Internet es fuente o reflejo de realidades, pero tambi茅n de espejismos construidos en correspondencia con objetivos espec铆ficos, de lo cual debemos estar conscientes siempre.

 

*Publicado en Cubaperiodistas


El periodismo cultural y el reto de lo digital

Muchos son los retos del periodismo cultural en Cuba. A los tradicionales se suman otros relacionados con plataformas digitales, redes sociales y un complejo entramado comunicativo y social, que demanda un ejercicio de la opini贸n y la cr铆tica sobre temas art铆sticos y culturales en general cada vez m谩s profundo.

Lo primero ser谩 siempre el conocimiento, la superaci贸n y la capacidad de an谩lisis de las obras y los sucesos creativos. Resulta muy dif铆cil que un profesional de la prensa tenga todas las herramientas para el reflejo profundo y el an谩lisis del teatro, la danza, la literatura, el cine, el patrimonio, las artes visuales, etc.; por eso es tan pertinente el trabajo conjunto y la inclusi贸n de personas que ya ejercen la cr铆tica en otros espacios 鈥攐 tienen la formaci贸n para hacerlo鈥 como dramaturgos, music贸logos o autores con prestigio 鈥攁unque ello implique que deban aprender las din谩micas de los medios de comunicaci贸n y el periodismo鈥.

Su realizaci贸n con calidad tiene vital importancia para los creadores y la formaci贸n de los p煤blicos. No se trata de decir 鈥渧oy a ser cr铆tico鈥 o 鈥渉ar茅 un buen periodismo cultural鈥, no depende solo del prop贸sito ni de apretar botones m谩gicos. Es primordial tener en verdad el conocimiento y las competencias profesionales para hacerlo, porque con intentos desacertados podr铆amos tener efectos negativos, como confusi贸n e imaginarios err贸neos.

En el presente contexto resulta esencial impulsar el periodismo cultural en plataformas digitales, con el aprovechamiento m谩ximo de la gram谩tica hipermedial, por los debates que suelen ocurrir en esos espacios desde posiciones diversas. Ah铆 resulta cardinal tambi茅n el ejercicio profundo y argumentativo de la cr铆tica.

Tenemos mucho por hacer en ese sentido. En Cuba el reto de aprovechar al m谩ximo el mundo web es doble por las din谩micas desfavorables que persisten en lo tradicional, con profesionales, creadores y audiencias poco acostumbrados al ejercicio del criterio 鈥渋nc贸modo鈥. La cr铆tica siempre va a molestar. Resulta casi imposible que alg煤n autor aplauda de felicidad al escuchar o leer cr铆ticas a una de sus obras. Y a eso se le suma la necesidad de dominar otras herramientas y c贸digos de lo digital. El trabajo en equipo parece ser la manera m谩s efectiva de dar pasos m谩s r谩pidos en ese sentido, aprovechando las potencialidades de cada uno.

Alegra ver algunos ejemplos positivos de iniciativas como podcasts y perfiles hipermediales en medios como el peri贸dico Juventud Rebelde y la revista El Caim谩n Barbudo, pero falta much铆simo. Aqu铆 todav铆a no hay experiencias como youtubers o grandes influencers sobre esos temas en las redes.
Nosotros consideramos que cualquier acercamiento desde lo comunicacional al arte o a los sucesos art铆sticos no debe ser considerado periodismo cultural, porque eso implica tambi茅n un conocimiento, una 茅tica, un an谩lisis.

Ya en el art铆culo 鈥淗acer un mejor periodismo cultural no depende 煤nicamente de las formas鈥, publicado en junio de 2020, comentamos la necesidad de cambiar rutinas productivas y encontrar maneras m谩s atractivas en la presentaci贸n de los contenidos, aunque hay otras esencias principales.

Durante la edici贸n m谩s reciente del Taller y concurso Rub茅n Mart铆nez Villena, convocado por la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z, profesionales de varias generaciones debatimos much铆simo sobre este tema y otros retos del panorama comunicativo en Cuba. No basta con intentos aislados, debemos articularnos con estrategias que favorezcan tambi茅n la superaci贸n y la multiplicidad de visiones. La AHS y la Uneac son fundamentales en ese empe帽o.

El periodismo cultural adquiere cada vez m谩s importancia, como lupa que analiza, desentra帽a, orienta y gu铆a. Rebasa el arte, la literatura鈥 Es transversal a fen贸menos de la sociedad toda, por eso debemos cultivarlo y enarbolarlo siempre de la mejor manera posible.

 

*Publicado orginalmente en La Jiribilla


Fiesta de la Cuban铆a: la cultura como escudo y espada de la naci贸n.

鈥淪in cultura no hay libertad posible鈥

Fidel Castro Ruz

La XXVI Fiesta de la Cuban铆a que tuvo lugar en la patrimonial urbe bayamesa 聽ha sido g茅nesis de un nuevo cap铆tulo en la celebraci贸n tradicional, convirtiendo la at铆pica edici贸n en un trascendente espacio que desde escenarios virtuales, desafi贸 las limitaciones por la actual crisis sanitaria que enfrenta el pa铆s.

Dedicada al aniversario 125 de la ca铆da en combate de Jos茅 Mart铆, al centenario del natalicio de las cubanas Celia S谩nchez Manduley y Alicia Alonso, y al primer aniversario de la desaparici贸n f铆sica de la Prima Ballerina Assoluta, el festejo incluy贸 como espacio principal la realizaci贸n de la XXVIII edici贸n del Evento Te贸rico Crisol de la Nacionalidad Cubana.

foto de la autora

Sirvi贸 tambi茅n la festividad como homenaje al aniversario 40 de la instauraci贸n del D铆a de la Cultura Cubana, a los 126 a帽os del natalicio de Miguel Matamoros, los 30 de la fundaci贸n del Consejo Provincial de las Artes Esc茅nicas de Granma y la creaci贸n de los Centros Provinciales de Cine, al 90 cumplea帽os de Omara Portuondo y al aniversario 60 de la creaci贸n del Grupo de Experimentaci贸n Sonora del ICAIC.

Durante la apertura se realiz贸 el recorrido del rev贸lver Colt 38 鈥搖tilizado por Celia S谩nchez Manduley y el pelot贸n femenino Mariana Grajales鈥 desde el Museo Casa Natal de Carlos Manuel de C茅spedes hasta el Teatro Bayamo. El objeto patrimonial tutel贸 la ceremonia inaugural que cont贸 con la presencia del Primer Secretario del Comit茅 Provincial del PCC Federico Hern谩ndez Hern谩ndez; Francisco Alexis Escribano Cruz, gobernador de la provincia; Abel Prieto Jim茅nez, presidente de Casa de Las Am茅ricas; Ernesto Limia, vicepresidente primero de la Asociaci贸n de Escritores de la UNEAC, y Lorianne Rodr铆guez, directora de Cultura en Granma.

«Formar consumidores cr铆ticos, cultos e inteligentes constituye el 煤nico camino para combatir la crisis cultural contempor谩nea acentuada por el uso de las nuevas tecnolog铆as de la informaci贸n y las comunicaciones», expres贸 el Presidente de Casa de las Am茅ricas Abel Prieto Jim茅nez, al intervenir en la primera jornada de la Fiesta de la Cuban铆a.

La conferencia inaugural 鈥淐ultura y naci贸n ante los desaf铆os del presente鈥, estuvo a cargo de Abel Prieto, que refiri贸 claros elementos de la crisis cultural y la industria hegem贸nica del entretenimiento como enemigos viscerales de cuban铆a. El culto a lo pueril, el desinter茅s por la historia y la pol铆tica, la cultura chatarra, el dilema de las redes sociales y la sutil manipulaci贸n de sus usuarios han creado un espacio de negaci贸n de la ciencia, sumado a la actual pandemia y el efecto en los n煤cleos de resistencia cultural.

El Presidente de Casa de las Am茅ricas subray贸 adem谩s, que el poder de las plataformas privadas es mayor que el poder de los estados, actualmente la est茅tica del show ha contaminado la informaci贸n, los medios hegem贸nicos han maquillado sus modelos para seducir y crear un esquema de amnesia inducida en la cultura. El papel que antes jugaban grandes literatos como 脡mile Zola, Tolst贸i, Jean-Paul Sartre, est谩 siendo sustituido por youtubers e influencers que inducen a una inevitable hipnosis medi谩tica.

foto de la autora

Sobre estas amenazas al binomio cultura-naci贸n, el ciberbullying, la fragmentaci贸n del conocimiento, el consumo cultural y los imperativos de formar consumidores cr铆ticos y conscientes reflexion贸 el p煤blico presente en interacci贸n directa con el prestigioso intelectual, y en el que se destac贸 la significaci贸n de la Fiesta de la Cuban铆a como espacio que salvaguarda la memoria hist贸rica en medio de una guerra medi谩tica que pretende fragmentar la cultura cubana.

Abel Prieto tambi茅n intercambi贸 con participantes del Evento Te贸rico Crisol de la Nacionalidad Cubana durante la segunda jornada del festejo, y se present贸 el libro de su autor铆a S铆mbolos, fogatas y hechizos infernales.

El evento propici贸 un aguzado debate cient铆fico que tuvo como premisa la impronta de la mujer en los procesos hist贸ricos y culturales en Cuba y Latinoam茅rica, enfatizando en las luchas independentistas y revolucionarias hasta la actualidad. Se realizaron conferencias virtuales del Dr.C Pedro Pablo Rodr铆guez, investigador titular del Centro de Estudios Martianos; la Dra. Luisa Campuzano Sent铆, quien dirige el Programa de Estudios de la Mujer en Casa de las Am茅ricas y Miguel Cabrera, cr铆tico de danza e historiador del Ballet Nacional de Cuba.

foto de la autora

Se desarroll贸 un panel online a trav茅s del Canal Videos Crisol 鈥揾abilitado para transmitir en redes sobre lo acontecido en la fiesta鈥 con representantes del Frente Feminista de ALBA Movimiento en Venezuela, Argentina y Colombia, profesoras de la Universidad de Granma y la directora de la Casa de la Nacionalidad (instituci贸n que auspicia el evento).

La XXVI Fiesta de la Cuban铆a 鈥搎ue aconteci贸 del 17 al 20 de octubre鈥 contempl贸 tambi茅n la inauguraci贸n de la XXXII Jornada de Cine Cubano e Internacional con la presentaci贸n de audiovisuales realizados por el Proyecto Picacho, y se agasaj贸 asimismo a miembros de la filial de escritores de la UNEAC que cumplieron aniversarios cerrados de creaci贸n literaria.

foto de la autora

foto de la autora

En estricto cumplimiento de las medidas higi茅nico-sanitarias que exige el actual contexto epidemiol贸gico del pa铆s, se realizaron presentaciones teatrales, inauguraci贸n de exposiciones de artes pl谩sticas, se devel贸 鈥揷omo es habitual cada a帽o鈥 una escultura en cera policromada del m煤sico y compositor cubano Miguel Matamoros, y durante el acto se amplific贸 un mensaje de voz de Martha Beatriz Matamoros Audinot, nieta del trovador santiaguero.

Las jornadas de celebraci贸n concluyeron tras haberse lanzado la convocatoria de la XXIX Edici贸n del Evento Te贸rico Crisol de la Nacionalidad Cubana, pr贸ximo a celebrarse en 2021 y dedicado esta vez al centenario de Cintio Vitier, bicentenario de Francisco Vicente Aguilera y a los aniversarios 60 de la Campa帽a de Alfabetizaci贸n y de 鈥淧alabras a los Intelectuales鈥. En la ma帽ana del 20 de octubre, en homenaje a los 152 a帽os de la interpretaci贸n por vez primera del Himno Nacional, se rememor贸 en acto solemne el patri贸tico suceso con la habitual Ceremonia de las Banderas.

foto de la autora

La Fiesta de la Cuban铆a, en singular edici贸n, llev贸 su eclecticismo art铆stico a su m谩xima expresi贸n. La Ciudad Monumento, 铆cono de rebeld铆a, reafirma su identidad cultural y su compromiso con los m谩s genuinos valores sociales. El desaf铆o al recrudecimiento del bloqueo y el enfrentamiento a una epidemia global no han provocado sino el fortalecimiento de la unidad, el hacer de la cuban铆a nuestro baluarte principal, el patriotismo como esencial arma, y la cultura como escudo y espada de la naci贸n.


AHS viva, por lo que salva (Forodebate)

Trovador y soci贸logo. Vicepresidente Nacional de la AHS.

La alt铆sima responsabilidad de ser vanguardia, de ser las venas del arte joven por donde la creaci贸n fluya con la libertad del tiempo y el espacio, son esencia y m铆stica de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z (AHS), una casa en la que sue帽an y viven intelectuales y artistas menores de 35 a帽os, con la voluntad de ser una generaci贸n del presente, activos en la conformaci贸n de esa otra cultura, la que no esclaviza, la que hace que los seres humanos no se derrumben en el letargo y la apat铆a en una sociedad que necesita de hombres y mujeres vivos, atentos, cr铆ticos, constructores.

La AHS, a sus 34 a帽os, es una organizaci贸n que crece, que muta con el aporte constante de nuevos miembros, que se basa en sus paradigmas para trascenderlos. No se conforma con ser refugio, quiere expandir la inquietud por un arte y una institucionalidad que no acepte lo vulgar, ni los sentidos comunes importados o aut贸ctonos no revolucionarios.

Los l铆mites a esos prop贸sitos pudieran ser una amenaza, pero reconocerlos no es suficiente si es para establecer banderas de justificaci贸n; hay que luchar todos los d铆as en contra de la sospecha y el estigma de lo que significa para algunos ser joven; derribar las barreras de la mente y el esp铆ritu conservador, ser m谩s serios all铆 donde se espera que no podamos ser serios.

Sea la AHS para fundar, un arma que defienda lo nuevo, un volc谩n de revoluci贸n, un nicho abierto del arte que salva, para subirle la altura a este tiempo.

34 a帽os despu茅s

  • 驴Qu茅 realidad nos favorece? 驴Qu茅 realidad es adversa?
  • 驴C贸mo hacer del arte una vanguardia viva?
  • 驴Por qu茅 luchamos?* 驴D贸nde luchamos? 驴C贸mo luchamos?

*Una pregunta que devino antesala del testamento pol铆tico de Luis y Sergio Sa铆z Montes de Oca; debat铆an consigo mismos y con su generaci贸n en uno de los contextos m谩s hostiles de la historia de Cuba. En este tiempo pelear es crear. Tiempo que necesita de canciones, de la prosa y el verso afilado, del discurso esc茅nico y visual que desnude lo divino y lo tremendo.

Resumen del trabajo de la AHS despu茅s de su 3er Congreso hasta hoy

La meta y tambi茅n el camino, dos a帽os despu茅s

Es la AHS una casa de j贸venes artistas e intelectuales. Hace dos a帽os celebramos el 3er Congreso de la organizaci贸n para pensarnos, para compartir ideas y establecer compromisos de trabajo entre nosotros y con las instituciones de la cultura en el pa铆s. [+]


«Creo firmemente que la radio tiene cada vez m谩s que tender al Arte»

Es incansable, nadie lo duda. Zenaida Costales P茅rez* junta los espacios de su realizaci贸n personal y profesional entre los indescriptibles ambientes de una cabina radial, un aula universitaria o la tribuna de un evento acad茅mico o gremial. Su alta dignidad cient铆fica no le ha hecho olvidar su esencia de reportera. Amante del relato, sigue buscando los sonidos del pa铆s, quiz谩s sin percatarse que poco a poco esa labor se va convirtiendo tambi茅n en patrimonio del rico bregar de la radio en Cuba.

El contexto pand茅mico 鈥搒obran las explicaciones鈥 ha evitado que esta entrevista pudiera desarrollarse en un estudio radial o en alg煤n resquicio de lo que promet铆an ser las intensas jornadas de trabajo del Festival Lloga. Media un cuestionario que breg贸 entre sinuosas rutas digitales, pero la maestr铆a pedag贸gica salda nuevamente el infortunio de las distancias. 聽

El Festival y Concurso Antonio Lloga In Memoriam, en su edici贸n XXX aniversario, se privilegia al sumarla a las sesiones te贸ricas, a la vez que le reconoce con la Distinci贸n 鈥淢aestra de la Radio鈥. Compartimos las respuestas de la 鈥減rofe鈥 Zenaida a la espera de que en otra cita de la radio joven se materialice el abrazo prometido.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

La enunciaci贸n en distintos escenarios del concepto de la 鈥渞adio joven鈥 implica la l贸gica aparici贸n de un sintagma antag贸nico. De asumirlo Zenaida Costales de ese modo, 驴cree que se contraponen o coexisten en Cuba una radio joven y otra vieja? 驴C贸mo se imbrica esta noci贸n con su sentencia de que 鈥渆stamos asistiendo a la construcci贸n de una nueva radio, la que nos hace falta, una radio que se parezca a nuestro pueblo鈥?

Los recorridos te贸ricos de la radio junto a la multimedialidad de su nueva narrativa sonora conducen a replantear al medio radiof贸nico en la convergencia de sus lenguajes, donde el quehacer de la 鈥淣ueva Radio鈥 irrumpe como un paradigma, un cambio de ruta que exige nuevas competencias profesionales, rutinas productivas y supera la tradicional estructura organizativa lo cual implica un cambio en la mentalidad, una nueva cultura de trabajo que fomente roles en funci贸n de la producci贸n comunicativa diferenciada y la generaci贸n de contenidos en varias plataformas.

En el escenario medi谩tico radiof贸nico cubano conviven la radio tradicional y la emergencia de una nueva radio. Cada una aporta lo mejor de sus pr谩cticas.聽 Asistimos a una forma de gesti贸n emergente con las capacidades necesarias para afrontar las demandas medi谩ticas radiof贸nicas contempor谩neas. Algunos puntos a favor de esta pr谩ctica podr铆an encontrarse en la gesti贸n de los contenidos y en el fomento de la interactividad y las relaciones de producci贸n al interior de cada medio que permite, por decirlo de alguna manera, mantener una agenda unida y coherente dentro de un amplio espectro.

La lupa debe situarse en la realidad cubana y en sus demandas informativas. En ese contexto la penetraci贸n de Internet y el acceso a la informaci贸n segmentan a las audiencias, que ya no solo estar铆an en diversas plataformas, sino que tendr铆an una base pr谩ctica para emitir criterios y participar de las propuestas de comunicaci贸n. El medio que no est茅 preparado para afrontar ese desaf铆o quedar谩 desfasado y ceder谩 ese espacio frente a otras propuestas.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

Algunos suponen que la experimentaci贸n en el 谩mbito de la radio se concreta en la inmersi贸n de las producciones radiales en Internet, no obstante, usted ha insistido en distintos espacios gremiales y acad茅micos en la necesidad de un cambio en las estrategias discursivas, las competencias profesionales y la narrativa radial en un contexto de migraci贸n de las audiencias hacia otros escenarios comunicativos y medi谩ticos. 驴Puede aportar otras dimensiones respecto a esta problem谩tica?

Creo firmemente que la radio tiene cada vez m谩s que tender al Arte. Ello es una certeza. Esos sonidos, m谩s que nunca, son tambi茅n patrimonio y memoria de las culturas. Por ello considero que otra dimensi贸n importante para la radio es el uso de sus archivos sonoros, como aut茅ntica marca del tiempo. Ellos reafirman sus usos sociales, pol铆ticos, y hasta de entretenimiento. Se han convertido, adem谩s, en una fuente de datos sobre la historia, la cultura y la sociedad, y para saberlos emplear se necesita no solo competencias profesionales, sino narrativas sonoras inteligentes para los nuevos escenarios comunicativos que est谩n en los m贸viles, en las tabletas鈥

Entre tales desaf铆os y certezas se redefine la radio, que asume el influjo de paradigmas, tendencias y cambios, aut茅ntica reivindicadora del uso de las sonoridades de nuestras realidades con urgentes reconfiguraciones.聽

Zenaida Costales une la pasi贸n por la radio y la ense帽anza. Tomada de la p谩gina web de la Facultad de Comunicaci贸n de la Universidad de La Habana.

En esa b煤squeda constante para registrar y transmitir las sonoridades del pa铆s usted ha encontrado, y cito: 鈥渦n vac铆o de relatos en Cuba鈥. 驴Puede identificar algunas causas? 驴Qu茅 papel tiene la formaci贸n de los j贸venes radialistas en transformar esa realidad?

El relato est谩 en nosotros mismos aunque a veces no lo vemos. La gente aprendi贸 a mirarse y pocas veces a escucharse. Obviando as铆 la significaci贸n de la oralidad. Las sonoridades son im谩genes donde est谩n los dolores de la sociedad, la alegr铆a de la gente. Hay que habitar en ellas para poder contarlas. Los j贸venes tienen la alta responsabilidad de aprender a mirar a trav茅s de los sonidos鈥 Entrenar la imagen sonora que habita en sus sentidos. Y para ello deben asumir lo escrito hace alg煤n tiempo por el franc茅s Eugene Enr铆quez:

鈥淓l relato, oral o escrito, es en principio la expresi贸n de un ser vivo, que se reconoce como tal, que narra sucesos, que evoca su experiencia, sus sentimientos, sus emociones de manera concreta, que habla de su universo social y que env铆a un mensaje cuyas claves entrega a los otros. Si est谩 bien construido, si es capaz de despertar la imaginaci贸n y hacer so帽ar, hechizar谩 a quienes lo escuchen, pues los har谩 salir de s铆 mismos y los invitar谩 a un viaje imprevisto e imprevisible鈥︹

En un reciente art铆culo publicado junto a Lys M谩riam Alfonso Berganti帽o, en la revista Cuesti贸n titulado 鈥淟a radio: vacuna sonora contra la Covid-19 en Cuba鈥, destaca el resurgimiento renovado de la radio cubana en esta nueva coyuntura sanitaria a partir de la imbricaci贸n entre las radios comunitarias y las emisoras nacionales, la presencia en Internet con audio real y el aumento de la audiencia. 驴En qu茅 medida estas circunstancias resulta un punto de inflexi贸n en ese proceso de resurgimiento de la radio cubana?

La credibilidad de la radio y su capacidad para generar empat铆a con los oyentes son algunas de las razones que han permitido que durante estos meses de pandemia las escuchas lograran un aumento significativo. As铆 lo han descrito diferentes investigaciones, no solo cubanas. Y es precisamente esa sensaci贸n de acompa帽amiento, complicidad y cercan铆a de la radio, la que hace que en situaciones de crisis est茅 presente.

En Cuba, durante desastres naturales que con frecuencia azotan la isla, como ciclones y huracanes, la radio ha sido la 煤nica v铆a para mantenerse informado. Y ahora, en medio de la situaci贸n generada por la Covid-19, se reinventa y ampl铆a sus ondas para participar junto a la ciudadan铆a en el enfrentamiento a esa enfermedad.

Para la profesora Zenaida Costales la radio cubana se reinventa y ampl铆a sus ondas para participar junto a la ciudadan铆a en el enfrentamiento a la Covid 19. Tomada del sitio www.envivo.icrt.cu

Completo la respuesta acotando la 煤ltima conclusi贸n del art铆culo citado por usted y de mi autor铆a junto a Lys M谩riam Alfonso:

鈥淟os realizadores y periodistas de la radio, desde sus casas, llevaron la informaci贸n oportuna a la audiencia, matizada con ruidos ambientes e historias de resistencia personal. Radio Rebelde encaden贸 a la mayor铆a de las emisoras del pa铆s para garantizar la informaci贸n, Radio Reloj inform贸 minuto a minuto, Radio Progreso retom贸 antiguas radionovelas y dramatizados, Radio Enciclopedia transmiti贸 sosiego con la m煤sica instrumental, Radio Ta铆no y CMBF se encargaron de las manifestaciones art铆sticas. Las emisoras provinciales y municipales cumplieron el prop贸sito de llevar el relato de sus comunidades al discurso pa铆s, de permanecer al lado de los oyentes, especialmente, en los escenarios m谩s dif铆ciles. Sin dudas, junto a los m茅dicos, h茅roes indiscutibles de esta contienda, la comunicaci贸n social destaca como vencedora en la cobertura medi谩tica a la pandemia鈥.

鈥淟a radio cubana, en especial, reivindica su espacio en la preferencia durante situaciones de crisis, desastres o emergencias. Reafirm贸 en estos meses de #Qu茅dateEnCasa su vocaci贸n de servicio, su capacidad para orientar, informar y entretener pero, sobre todo, su don para acompa帽ar, transmitir confianza. Entonces, qu茅 suerte, 隆Tenemos Radio!鈥

Usted ha sido reconocida por su entrega pedag贸gica en la formaci贸n de nuevas generaciones de periodistas y radialistas, a lo que se suma el reconocimiento en esta edici贸n del Festival Antonio Lloga In Memoriam. 驴En estas circunstancias que han dinamitado los procesos tradicionales de ense帽anza, cu谩les son los m茅todos que ha encontrado Zenaida Costales para continuar con esta labor?

La ense帽anza del periodismo radiof贸nico se convirti贸 para m铆 en un ejercicio pedag贸gico trascendental como herramienta del discurso contempor谩neo por excelencia: Seducci贸n, espect谩culo, imaginario l煤dico, posibilidades de apropiaci贸n y construcci贸n de discursos, con el desarrollo y expansi贸n de las Tecnolog铆as de la Informaci贸n y las Comunicaciones (TICs), pasaron a ser los caminos para una teor铆a-pr谩ctica transformadora, involucrada directamente con la realidad circundante. La potenciaci贸n del relato sonoro, su construcci贸n dramat煤rgica (que incluy贸 el papel del docente en la concepci贸n y puesta escena de la clase) y la innovaci贸n individual y colectiva para enfrentar la transformaci贸n social, se convirtieron en modos y medios experimentales de la experiencia pedag贸gica.

Para la profesora Zenaida Costales la radio cubana se reinventa y ampl铆a sus ondas para participar junto a la ciudadan铆a en el enfrentamiento a la Covid 19. Tomada del sitio www.envivo.icrt.cu

Relatos y autorelatos realizados en clases, escritos y orales y desde un enfoque radiof贸nico propiciaron amplios debates te贸ricos y pr谩cticos sobre aspectos de la realidad con intencionalidad pedag贸gica. Se privilegi贸 el quehacer pr谩ctico y la evaluaci贸n individual y colectiva de los resultados con una amplia participaci贸n de las docentes junto a los estudiantes, y se registr贸 en soporte digital gran parte de los procesos.

El convertir al espacio docente en un escenario de reconocimiento y autorreconocimiento, de cara a la realidad contempor谩nea, con un car谩cter altamente inclusivo, permiti贸 elevar la autoestima de los estudiantes y potenciar el esp铆ritu movilizador-transformador consciente hacia su realidad.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

*Doctora en Ciencias de la Comunicaci贸n (2010), profesora titular de la Universidad de La Habana. Miembro de la Comisi贸n Nacional de la carrera de Periodismo. Periodista con m谩s de 25 a帽os de experiencia de la plata Matriz de la red nacional de emisoras de Cuba, Premio al M茅rito Period铆stico otorgado por la Radio Cubana. Actual Vicedecana de Postgrado, Investigaci贸n y Relaciones Internacionales de la Facultad de Comunicaci贸n de la Universidad de La Habana. L铆nea de investigaci贸n: 鈥淟enguajes y discursos de la informaci贸n y la comunicaci贸n.鈥