danza cubana


Decir Ramiro Guerra, es hablar de danza cubana

El pasado 29 de junio estar√≠a cumpliendo nuestro Ramiro Guerra 98 a√Īos. Su andar por la danza se√Īal√≥ el inicio de muchos pretextos, deseos, necesidades y pol√©micas. Para el arte joven hoy tambi√©n resulta una obligatoria referencia, por lo que se considera importante destacar su legado en la danza de todos los tiempos. Ramiro Guerra es la danza cubana.

Precursor y fundador, coreógrafo, maestro de la Danza Moderna y Contemporánea Cubana. Aunque su formación inicial estuvo desde el ballet clásico, supo girar sus intereses a la danza moderna, estimulado por el acercamiento a su maestra Nina Verchinina.

foto archivo danza cubana contempor√°nea

Se propuso trabajar desde una zona en la danza que por los a√Īos 50 en Cuba no era muy referenciada. Esto le oblig√≥ a formar un p√ļblico, una est√©tica, una t√©cnica y una conciencia para la danza cubana. Para ello supo explorar en el material de nuestro folclor, que le aport√≥ hacia el centro de una identidad cubana, de una t√©cnica con la base de esa danza y de una creaci√≥n, focalizada principalmente, en nuestra identidad.

Fue esta una de las primeras alertas culturales que nos dej√≥ este maestro: indagar en nuestra energ√≠a simb√≥lica y en nuestra herencia africana, en los m√ļltiples procesos que le otorgaron un sentido y conciencia de las costumbres cubanas. Este fue su centro.

Entre su creación en el Conjunto Nacional de Danza Moderna, hoy Danza Contemporánea de Cuba, se destacan obras como Suite Yoruba (1960), Orfeo Antillano (1964), Medea y Los Negreros (1968), entre otras bien significativas y de mayor complejidad en su exigencia como coreógrafo.

Tambi√©n ubic√≥ una zona de pensamiento en la danza, en libros como Apreciaci√≥n de la danza (1968), Teatralizaci√≥n de la danza y otros ensayos (1988), Una metodolog√≠a para la ense√Īanza de la danza (1989), Calib√°n danzante (1998), Coordenadas danzarias (2000), Eros baila. Danza y sexualidad (2001).

Su vida nos deja preguntas, alertas, focos de an√°lisis, bases de exploraci√≥n. Ramiro es un camino de inquietud y experimentaci√≥n que no debemos perder en el andar de este arte visual. Su legado se activa cada vez que se descorren hoy cortinas, cuando pensamos en el cuerpo, cuando decimos core√≥grafo o maestro. √Čl supo ubicar y continuar un pensamiento.

foto archivo danza cubana contempor√°nea

Su vida es un libro de consultas universales. Es una guía de irreverencia y de fuerza. El principio y la base de nuestra teoría y creación de la danza.

El arte joven debe tener cada vez más dominio de nuestro pasado cultural porque, justo ahí, es donde encontramos la luz de nuestro presente. Miremos en el pasado, pinchemos, preguntemos y activemos todo un sentido que ha estado latente. Hablemos de Ramiro y eternamente estaremos hablando de danza cubana.


Nuestra Alicia

En blanco y negro pasan las im√°genes. Su figura m√≠tica y delicada de cisne se alza sobre el escenario. Es toda gracia. Esa es Alicia Alonso. Pero la muerte no entendi√≥ de belleza y hoy nos ha arrebatado a nuestra inconfundible y √ļnica prima ballerina assoluta.

[+]


Un encuentro con Manolo Micler

Un di√°logo con figuras cimeras de la cultura cubana propone Encuentro con…, un espacio que llega al p√ļblico cada tarde de jueves en el Sal√≥n de Mayo del Pabell√≥n Cuba en el contexto de la Feria Arte en La Rampa en su XIX edici√≥n.

La más reciente cita, auspiciada por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y que condujo la periodista Magda Resik Aguirre, trajo a la escena al bailarín y coreógrafo Manolo Micler, Premio Nacional de Danza 2017.

[+]


Danza en el Día del Teatro

La noche del 22 de enero la Casa del Joven Creador guantanamera abri√≥ sus puertas al Viernes de la Danza, espacio habitualmente presentado por la compa√Ī√≠a Danza Libre. Esta vez tuvo la connotaci√≥n especial que le daba la celebraci√≥n del aniversario 26 del colectivo art√≠stico. [+]


Danzología: un neologismo nacido en la Isla musical del Caribe

Cuba es un país de bailadores. Los hombres y mujeres que la habitan mueven sus cuerpos al compás de los diferentes ritmos y géneros musicales que conforman el concepto de nación en la Mayor de las Antillas. Si a ello se suma la capacidad de teorizar sobre la danza, con una mirada académica y con términos inventados por un profesor cubano, entonces, puede afirmarse, con mayor razón, que esta es una Isla signada por el movimiento. [+]


Un canto a los ancestros

El azul de los mares y la frescura del ni√Īo juguet√≥n, fueron im√°genes que me acompa√Īaron desde peque√Īo. El ir a alg√ļn toque o bemb√© se convert√≠a en el deseo prohibido de un ni√Īo de apenas siete a√Īos; crecer, como todo cubano al corriente de toda esta cultura tan nuestra, llena de dioses y diosas muchas mestizas otras blancas y puras, crearon en m√≠,y de seguro para muchos otros ni√Īos del barrioVig√≠a, mi barrio, una pasi√≥n por nuestro folklore cubano. [+]


Un dueto nacido desde la médula

Cuando uno ve un montaje del guantanamero Yoel González, asume que está ante coreografías muy bien pensadas y que demandan fuerza y energía en el escenario: arte desde la esencia del ser humano, pero también a partir de la lógica, emociones y circunstancias personales de cada integrante de Médula DC. Es el caso de Carcinoma, una pieza del propio Yoel, agresiva en cuanto a concepto y estructura, que se desarrolla en un contexto frecuente: el cáncer, el sufrimiento, la metástasis, la defunción. Su sencilla concreción escenográfica y puesta musical, no permite distracciones visuales. [+]