cultura cubana


Céspedes en el centro de la Cultura

La actualidad digital y convulsa nos indica por suerte o desgracia, que las redes sociales son uno de los mejores term√≥metros de pensamiento para escudri√Īar lo cotidiano. Su car√°cter pol√©mico y desconfiado para muchos, no lastra que all√≠ se pueda observar las catarsis en su estado puro.

Y es que gracias a Facebook, el que todo lo puede, descubro recientemente el nuevo cartel, que para bien promociona la jornada de la cultura cubana del 10 al 20 de octubre. El cartel que, enf√°ticamente, toma a Carlos Manuel de C√©spedes como centro del mensaje pragm√°tico no deja de pasar inadvertido por algunos paisanos que replicaban: ¬ŅPorque Carlos Manuel de C√©spedes? Incluso se cuestionaban: ¬ŅQu√© se estaban perdiendo de la cultura cubana? ¬ŅPorque C√©spedes y no otro?

No voy a ser le√Īa del √°rbol ca√≠do. Pero me veo necesitado en explicar un argumento y una pregunta. Sin conocer al dise√Īador y sus motivos. Resalta sus elementos √©picos aleg√≥ricos al crisol que vivi√≥ el parto de la cultura. Aunque el criterio esencial es el bicentario del natalicio del augusto Padre de la Patria.

Céspedes es un hombre de luz y de sombras. Su estirpe está fundada en la cultura cubana. Mucho y a la vez poco dominamos sobre su pasión por las artes. Uno de los pilares de su pensamiento es precisamente su sólida base cultural, nutrida de lo mejor de su época y el dominio de una vasta cultura.

Unos de los elementos más importantes en el estallido de la Revolución del 68 fue el desarrollo cultural logrado en la ciudad de Bayamo. La forja de una cultura auténtica y criolla va influir en el protagonismo de los héroes de la Independencia. El contacto directo con grandes sistemas de pensamientos a través de los patricios regresados del extranjero, rápidamente se convertían en portadores en su ciudad de lo mejor del pensamiento filosófico, artístico y científico descubierto en América y Europa.

Los hombres del 68 fundaron su libertad primeramente desde el pensamiento. El papel de la literatura y la educaci√≥n es m√°s que encomiable en el camino libertario. El dominio absoluto de los mejores autores desde los cl√°sicos de la tradici√≥n greco-latina y su mixtura con los ideales del Renacimiento, la Ilustraci√≥n y el Romanticismo van formando un pensamiento independentista adosados de idealismo y romanticismo, pero acompa√Īado del sublime amor por la libertad patria.

Por esto C√©spedes es un hombre de gran apetito literario y con una de las mejores bibliotecas de su √©poca. Compone en coautor√≠a de Jos√© Fornaris la letra de La Bayamesa, que se registra como la primera canci√≥n rom√°ntica de Cuba. Escribes varios poemas de amor y eleg√≠as a la patria, es traductor de obras de teatro, poes√≠a y hasta de ajedrez. Escribe para los peri√≥dicos de la √©poca. Participa como actor y director de teatro en puesta de escena en Bayamo y Manzanillo. Es amante a la m√ļsica y Chopin es de sus preferidos. Funge entre los mecenas de la cultura local de su m√≠tico Bayamo.

Mucho se elogia y se detalla el dominio de la alta cultura que tenían estos héroes. Hombres vestidos de seda fina y con prendas de oro brillante, sin nada que envidiar a la gran alcurnia de la Habana o de la fastua Europa. Varios recorrieron los elegantes salones de París, recitaban en latín o francés y vibraban al ritmo de Mozart.

Sin embargo poco se resalta el gran apego que existió a las tradiciones, costumbres y manifestaciones que derivaron a conformar la cultura popular y tradicional que germinaba en Cuba.

Es precisamente estos elementos lo que distinguen la cultura del criollo con el ib√©rico. Los pr√≥ceres cultos y refinados, los que ten√≠an un conocimiento enciclop√©dico y universal tambi√©n veneraban sus expresiones aut√©nticas y nativas. No solo amaban la m√ļsica culta sino que tambi√©n se regocijaban de la contradanza de Saumell. Escribieron d√©cimas y estaban fascinados por los elementos de cubanidad en la poes√≠a de Jos√© Mar√≠a Heredia, Pl√°cido o el Cucalamb√©. Tributaban a las lidias de gallos y carreras de caballo. Cazaban animales jibaros, como C√©spedes. Se ba√Īaban en r√≠os y todos viv√≠an o visitaban con frecuencia y entusiasmo sus fincas apartadas de la ciudad. Sent√≠an orgullo de su estirpe aborigen.¬†Observaban y hasta participaban en los cultos y bailes africanos.

Es precisamente esta condición de terratenientes la que le permite conocer internamente las maravillas de la cultura rural y sus miserias. Al revisar sus versos, sus diarios y testimonios esencialmente cuando están distantes de la ciudad comprobamos la viveza de esta cubanidad fundadora.

Los poetas y novelistas han advertido con espejuelos diferentes a la sociedad, la naturaleza cultural del Padre del Patria. Le coronan su mérito de fundador de la cultura independentista.

Al respecto Lezama Lima comenta: (…) comprende con rapidez nuestra que está en obligación de inaugurar una nueva tradición, donde todo es como una fiesta, un lujo, una amistad, una frase imprevisible 1 …

Nuestra Fina, también lo consagra en su linaje: Céspedes es el fundador de un linaje en
el espíritu, de unas familias más misteriosas y definitivas que la de la sangre 2 .

Tal vez estos argumentos no complazcan del todo. Pero nos ilustran, porque Céspedes se encuentra en el centro de la cultura. El Iniciador no solo se levanto con su espada en la Demajagua, sino que su adarga era la cultura que lo obligó a sacrificar su cómoda vida por dos razones: Independencia y Libertad.

Conlleva entonces a una dolorosa pregunta, qu√© hemos hecho mal para que algunos cubanos discriminen la vinculaci√≥n de lo patrio con lo cultural. La respuesta es complicada y se confunde en la urdimbre de cataclismo que ha sacudido nuestra cultura.¬†Como el riesgo de la espada de Damocles que se ci√Īe sobre nosotros. Las respuestas o al menos mis criterios quedan suspendido para otras l√≠neas.¬†

Recordemos que el 10 de octubre es nuestra fecha de nacimiento y hace s√≠ntesis en su colof√≥n con el 20 de octubre cuando al cantar el himno de manera p√ļblica para festejar la toma de la primera ciudad de la Cuba Libre. El 20 de octubre no se cantaba solamente un marcha de guerra, brotaba de las gargantas de los bayameses lo cubano como expresi√≥n redentora.

La jornada de la cultura cubana no est√° exenta de retos y hasta son visibles algunos fracasos en conectar lo cubano con zonas que ya son infectadas por la cultura de la banalidad. A pesar de las dificultades econ√≥micas que sacuden tel√ļricamente el pa√≠s, no debemos despreciar estos diez d√≠as del mes de octubre, para luchar y festejar con calidad y esmero por nuestra cultura. Conocerla de manera profunda tal vez sea su mayor homenaje.

1 Jos√© Lezama Lima: C√©spedes, el se√Īor√≠o fundador. Imagen y posibilidad, La Habana, 1981.
2 Fina García Marruz: La poesía es un caracol nocturno. Coloquio Internacional sobre la obra de Lezama Lima. Poesía , Editorial Fundamentos, Madrid, 1984


Otra vez Todo x el arte

A 10 a√Īos arriba Todo x el arte, el evento que en Ciego de √Āvila convoca sin excepci√≥n a las diferentes manifestaciones para armar una gran fiesta en saludo al D√≠a de la Cultura Cubana, que esta vez tiene como motivaciones especiales el aniversario 33 de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) y los 30 a√Īos de la agrupaci√≥n Teatro Primero.

Con la apertura de la exposición colectiva Cronopios (9:00 p.m.), en la que participan los artistas Yanaris Valdivia, Abdiel Travieso, Yasmany Rodríguez y Luis Enrique Milán Bouza, inicia la cita este miércoles 9, la cual se extenderá hasta el venidero 13 de octubre. El concierto inaugural, previsto para una hora más tarde, estará a cargo de Santa Massiel y Motivos Personales, en la Casa del Joven Creador (CJC). También de César Brown y su grupo.

Adem√°s de la sede de la AHS en el territorio y del Bulevar donde esta se localiza, otros espacios se har√°n eco de Todo x el arte, como los Bajos de los Elevados, los parques Mart√≠ y Juanita, el caf√© La Fontana, la Tabaquer√≠a y las escuelas primarias Josu√© Pa√≠s y Manuel Sanguily, las cuales ser√°n ¬ęinvadidas¬Ľ por la agrupaci√≥n homenajeada y por Gui√Īol Polichinela.

En esta edici√≥n, Eduardo Pino invitar√° a Claudette Betancourt a su pe√Īa El reino de todav√≠a, mientras Heriberto Machado ha llamado a Damir Molina Lorenzo para la suya (Los que cuentan). Los cuatro se unir√°n a Arlen Regueiro Mas, Masiel Mateo, Jos√© Rolando Rivero, Yanaris Valdivia e Iracema D√≠az Paz para las esperadas lecturas de poes√≠a, al tiempo que la narrativa contar√° con las voces de Yasmani Rodr√≠guez, Lionesky Buquet, Leonel Daimel Garc√≠a y Roberto Carlos Armas.

El humor estar√° representado por 40 Megas, la danza por Oshopuan Irawo, y la moda por Presencia, con los llamativos dise√Īos de Nela, en tanto el cine llevar√° la impronta de Estudio Anima (Holgu√≠n) y del Movimiento Audiovisual Nuevitas (Camag√ľey), con muestras que se exhibir√°n en el Caf√© Barquito (AHS).

La m√ļsica ha reunido a grupos al estilo del Quinteto de Saxofones, M√ļsica Abierta, Cor√°vila, D‚ÄôCero, Akdemia y Los Alfa. No faltar√°n a la cita quienes el viernes protagonizar√°n la Trovadrugada en la CJC, donde C√©sar Brownes, el anfitri√≥n, junto a Michel P√≥rtela, Karen Fleites y Yatsel Rodr√≠guez, ofrecer√°n el concierto de cierre, el domingo 13 (5:30 p.m.), en el mismo lugar.


Estos Saíz de ahora

En la AHS cabemos todos, siempre que amemos y hagamos…

La¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z se ha convertido en ese lugar donde los j√≥venes hallan un remanso de creaci√≥n en medio de tiempos dif√≠ciles, de hecho a√ļn los m√°s refractarios reconocen que el sistema de becas y premios que tiene la organizaci√≥n resulta envidiable para cualquier pa√≠s, ya que no se sabe de un programa similar en todo el continente, cosa que adem√°s existe de manera totalmente gratis.¬†

Surgida como una necesidad y para cubrir los vacíos en el horizonte del crecimiento artístico, la AHS no le teme al irreverente, al que experimente, más bien tiene esa noción de vanguardia como punto referencial a la hora de elegir una militancia.

En cada uno de sus congresos, el gremio dejó claro que sus estándares estéticos están a la altura de lo más elevado y exigente. La AHS pudiera incluso hacer muchísimo más, pero cuenta con recursos limitados, que usa no obstante con una eficacia digna de elogio, una lección administrativa para el resto de las entidades de la sociedad civil cubana, incluyendo la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC).

Por otro lado, mientras en otros espacios se espera a cierta mayoría de edad de los autores, en la AHS se tiene una fe sincera en los que vayan surgiendo, causa que dio origen a las más recientes vanguardias que hoy prestigian a Cuba.

Son los jóvenes y sus ganas de hacer quienes han nutrido esta experiencia, de hecho muchos que viven hoy allende el mar, crean grupos de Facebook y siguen en una militancia férrea cada paso que da la organización, la cual más que eso ha funcionado como una hermandad en ocasiones.

El esp√≠ritu de los hermanos Sa√≠z, asesinados en medio de un crecimiento creativo prometedor, se ha adue√Īado de los miembros que hoy brillan en los panoramas de la m√ļsica o la pintura. Prueba esta de que la juventud, lejos de estar perdida, se busca a s√≠ misma constantemente y trata de inventar espacios alternativos donde sea el arte el punto de mira y no el consumo ciego o la obediencia a c√°nones convenientes en funci√≥n de intereses pragm√°ticos. ¬ŅHay algo m√°s socialista que eso? La Asociaci√≥n nos ha asociado, valga la redundancia.

El Noticiero Cultural dedica esta semana su segmento contrapunteo al an√°lisis del trabajo de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z a un a√Īo de nuestro III Congreso. S√ļmate al debate a trav√©s del correo electr√≥nico contrapunteonc@cubarte.cult.cu, ingresando al sitio en facebook NoticieroCultural.Cuba o simplemente deja tu comentario en este post.#AHSViva #A1A√ĪoDelCongreso #Aniversario33

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Jueves, 10 de octubre de 2019

Más que socios, somos amigos, apoyos los unos para los otros, como sucede en la sección de literatura, cuando hacemos talleres y surgen ideas incluso mejores que las que llevamos en un inicio. Entender el arte como un estadio de gracia, una especie de iluminación, ha sido el camino ante otras escaseces como las que existen en el plano material o humano en tantas otras instancias.

En la AHS cabemos todos, siempre que amemos y hagamos. Y en esa m√°xima se basa una militancia que he preferido antes que otras, aunque se conoce que el camino para los asociados no ha sido f√°cil, pues estuvo plagado de un c√ļmulo de subestimaciones y falta de comprensi√≥n.

He estado en no pocos espacios en los que ser joven y artista ya se mira mal, sin que te pregunten siquiera el nombre. El burócrata se acostumbró a una infamia universal que tiende a prefijarle conceptos a la realidad, de manera que es esta la que debe amoldarse a un pensamiento específico.

Si algo logró vencer la AHS fue ese prejuicio y lo ha hecho mediante una obra inmensa, desde lo individual hasta lo colectivo, porque su huella puede verse en cada provincia, incluso en municipios y bateyes. El arte resulta el mejor argumento, en una pelea en que del otro lado solo está el vacío.

Para nuestro país es imprescindible que espacios como la AHS sigan existiendo, si queremos un futuro donde los estándares de una sociedad de hombres libres e iguales se sostengan,más hoy, cuando vivimos momentos en que desde el mercado se nos llama a cerrar los sentidos.

Existe la eterna tentación de irse a otras áreas mejor remuneradas, donde priman lógicas instrumentales que pagan bien porque te mueras espiritualmente. A nadie le ponen una pistola en la sien para que deje de ser artista, pero un fajo de billetes y facilidades pesan demasiado en un universo plagado de arbitrariedad y falsos recovecos.

Desde la sección de literatura de la provincia de Villa Clara, incluso con mis visitas esporádicas a la sede nacional, he constatado que la AHS goza de salud, que sus miembros sostienen un activismo sin par, y que la mejor lección en la cultura cubana hoy proviene de ellos que impulsan proyectos siempre nuevos.

¬ŅQueremos una muestra mejor que el¬†Encuentro de Escritores Hispanoamericanos, que se hace en Santa Clara, en una filial supuestamente en los confines provincianos? Para brillar en la AHS solo hacen falta brillo y una idea, lo dem√°s siempre resulta bien acogido, como pasa en estos momentos con la revista Zona Cr√≠tica, una propuesta que cumple con est√°ndares acad√©micos y viene a suplir los vac√≠os.

La gran diferencia entre un asociado y otro tipo de seres es que el primero siempre habla de hacer, de escribir, pintar, actuar, componer, mientras los demás se concentran en cómo vivir mejor. No hay nada más digno del legado de José Martí, no hay mejor patria que esa que ellos dibujan, ni hermanos más brillantes que estos Saíz de ahora.

Publicado originalmente en Cubahora


Las Lucías tienen mucho que decir

Un nuevo espacio brota y germina en Bayamo para (re)pensar desde el diálogo y la cultura el feminismo. Las Lucías Dicen… es un punto de encuentro y remanso espiritual liderado por La Cuarta Lucía, plataforma feminista de promoción sociocultural, iniciativa original de estudiantes y profesores de la carrera de Gestión Sociocultural para el Desarrollo de la Universidad de Granma (UDG) y la Asociación Hermano Saíz, al cual se han sumado otras instituciones.

Al decir de la coordinadora, profesora, investigadora, promotora y activista feminista Yuleidys (Yula) González Estrada, el objetivo es un espacio para el diálogo donde hombres y mujeres, desde su quehacer cotidiano tributan al crecimiento espiritual de nuestra cultura, y concientizar desde sus amplios aspectos la crítica a los patrones machista y patriarcales.

Amparado y seleccionado por la m√≠stica de los terceros jueves de cada mes. El espacio radic√≥ en esta ocasi√≥n fundadora en el Centro de Comunicaci√≥n Cultural de ‚ÄúVentana Sur‚ÄĚ. Yula y sus estudiantes, quienes ha so√Īado con este espacio desde hace tiempo, declaran que el feminismo es ante todo una actitud ante la vida, y con estas pretensiones ha decido no solo desde la investigaciones te√≥ricas luchar contra el patriarcado que se esconde y hace met√°stasis de maneras sigilosas y da√Īinas.

Para la Cuarta Lucía el arte es impredecible, otra forma de luchar y amar, por eso buscan su complicidad y auxilio. Por esto se mezcló acertadamente las reflexiones sociales y de género con presentaciones de imágenes, caricaturas, videos y canciones. Se inauguró la tarde con canciones del joven trovador Ernesto Díaz, miembro de la AHS y portador de una cancionística refinada y sensitiva.

La novia de Bayamo dice…

Con la presencia de lujo de la poetisa y promotora cultural Luc√≠a Mu√Īoz Maceo como eje del espacio. La poeta insigne de la ciudad, bautizada como La novia de Bayamo, su obra y gesti√≥n cultural no solo ha enaltecido la cultura en la ciudad, sino a nivel nacional. La autora atesora varios cuadernos de poes√≠as publicados en Cuba y sus poemas han sido recogidos en numerosas antolog√≠as, por lo que su obra ha recibido la atenci√≥n de investigaciones en la isla y m√°s all√° de sus l√≠mites biogr√°ficos.

Cuenta con varios galardones nacionales e internacionales en concursos literarios y ostenta distintos reconocimientos como la condición de Distinción por la Cultura Cubana y Miembro de Honor de la AHS.

Con la asistencia de estudiantes y profesores universitarios y asociados de la AHS. La conversación giró sobre su vida, el arte, los libros, la literatura, la familia, la cotidianidad, la mujer y la nación.

Lucía es toda luz. Su poética se encauza en las rupturas y regularidades de la creación lírica femenina en Cuba y su tradición poética. Su verso cautivo y sensible evoca los hilos de lo cotidiano como fuente inagotable de la poesía, el amor, la familia y la patria son sus temas consustanciales. Lo femenino en su poesía es vital y subversivo. A pesar de sus imágenes apacibles y elegantes hay un reclamo de la mujer por sus derechos y espacios vitales.

Otra visión vigente en el intercambio fue su actividad en diversos proyectos socioculturales que la han convertido en una de las principales activistas de la ciudad. Fundadora del Proyecto Juana Moreno sobre mujeres creadoras de manualidades en la ciudad de Bayamo y de Acentos, un proyecto de librería para libros usados.

La Cuarta Luc√≠a hizo entrega de un reconocimiento especial a la poetisa bayamesa Luc√≠a Mu√Īoz Maceo; creadora con la cual, La Plataforma Feminista de Promoci√≥n Sociocultural perteneciente a la carrera de Gesti√≥n Sociocultural Para el Desarrollo de la Facultad de Ciencias Econ√≥micas y Sociales de la UDG, inaugur√≥ su espacio Las Luc√≠as Dicen‚Ķ (Foto: Tomada del facebook La Cuarta Luc√≠a.)

Luc√≠a habla con vehemencia y sencillez sobre su labor de m√°s de 20 a√Īos en estos proyectos comunitarios que rescatan el crecimiento espiritual de los centros perif√©ricos y la mujer en s√≠. Con paciencia y amor ha hilado los hilos de la reconstrucci√≥n cultural desde las artes y la literatura en diferentes etapas de nuestro pa√≠s. Su amor apasionado por la ciudad le ha ganado el derecho propio de ser una eterna enamorada de la cultura bayamesa.

Inquietudes, reflexiones, victorias y reclamos brotaron de la voz pausada y melodiosa de la poetisa. La autora cuenta en estos momentos con un cuaderno de poes√≠a in√©dito, al cual a√ļn no ha definido nombre ni comprometido editorialmente, dedicado exclusivamente a la tem√°tica femenina y su perenne visi√≥n de relatos cotidianos. La poeta cerr√≥ con la lectura de su poema in√©dito, seleccionado como el n√ļmero XV:

 

Huyo de ti,

de las palabras que como piedras

lanzas en mi cabeza y mis manos.

Huyo y me refugio en  la máquina de coser,

en la m√ļsica que emite su rueda¬†

y pruebo ver el mundo a través del ojo de la aguja

y atravesarlo con el arcoíris.

He puestos parches disímiles sobre mis desgarraduras,

He zurcido con cuidado las heridas peque√Īas

Me he rehecho una y otra vez cada ma√Īana

pasando en la frialdad

 del pisas costuras por mi espalda

sufriendo las perforaciones de la agujas de mi piel.

He cosido a mano las heridas abiertas en el corazón

Pero corta los hilos con una tijera de hielo y me deshaces.

Un momento especial fue al final del espacio, el cual se le entreg√≥ un reconocimiento de la plataforma feminista y libro sobre la tem√°tica de g√©nero para su librer√≠a. Lucia Mu√Īoz asegur√≥ sentirse como una m√°s de La Cuarta Luc√≠a. El espacio fue una exhortaci√≥n a no abandonar las metas culturales de esta gran naci√≥n y las luchas por un mundo sin discriminaci√≥n.

La Lucías Dicen… es una  loable iniciativa de cómo desde la academia y las artes se puede sensibilizar las temáticas de género, sin encallar en tediosos estereotipos ni gastados recursos discursivos.

Este era un espacio a√Īorado y urgente para la ciudad de Bayamo, rezagada en iniciativas de artes y pensamiento juvenil. Por esto acudi√≥ a la ayuda mancomunada de la Universidad y la Secci√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n de la AHS, instituciones de un p√ļblico joven; y se nutre de manera inteligente de sus preocupaciones y acude a experiencias de otras personalidades e instituciones.

Demuestra tambi√©n que, a pesar de la tel√ļrica situaci√≥n econ√≥mica del pa√≠s, existen alternativas para juntarnos a (re)pensar y salvar la fibra cultural de la naci√≥n. Son por estas razones que estoy convencido que a partir de ahora las Luc√≠as tendr√°n mucho que decir en pro de la mujer y nuestra estirpe nacional.


Un guateque moderno (+ videos)

Una buena fiesta de campo, ¬°un guateque de verdad!, no puede terminar sin el canto de los repentistas. El tres y las palmadas marcan el ritmo entre cada verso, y los contrincantes ‚Äúluchan‚ÄĚ por su supremac√≠a improvisando, cantando y‚Ķ con tremendas ocurrencias. Las monta√Īas cubanas han sido testigos por d√©cadas de esos festejos que han convertido al punto cubano en patrimonio inmaterial de la humanidad.

Pero, del 25 al 29 de septiembre, el guateque se formará en La Habana con el primer encuentro de improvisación poética Oralitura Habana, una fiesta del verso improvisado.

Avance de lo que puede pasar en Oralitura Habana.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Martes, 17 de septiembre de 2019

Más de 30 artistas internacionales y 70 de diversas provincias cubanas protagonizarán el evento que pretende sacar a la décima de los campos y colocarla en el lugar cimero que le corresponde dentro de la cultura cubana, como expresó en conferencia de prensa Leydis Hernández, miembro del Comité organizador.

‚ÄúCuba tiene parte de los mejores improvisadores del mundo y a muchos j√≥venes talentosos que tambi√©n est√°n cultivando ese g√©nero, pero nos hemos quedado muy por debajo de los nuevos tiempos y del desarrollo tecnol√≥gico‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Alex D√≠az, miembro del Comit√© organizador de Oralitura Habana, certamen que dedicar√° espacios te√≥ricos a la superaci√≥n de los repentistas.

Los asistentes podr√°n recibir talleres de m√ļsica, teatro, d√©cima escrita y d√©cima oral impartidos por los reconocidos maestros Digna Guerra, Osvaldo Doimeadi√≥s, Virgilio L√≥pez Lemus y Alexis D√≠az-Pimienta, respectivamente.

Entre los principales objetivos del encuentro, los organizadores resaltaron la imbricación del repentismo con otras manifestaciones artísticas para que los jóvenes disfruten de la décima desde una mirada moderna.

Conferencia de prensa Oralitura Habana 2019.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Martes, 17 de septiembre de 2019

Oralitura Habana tendr√° entre sus espacios al Pabell√≥n Cuba, sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, pero algunas actividades tendr√°n lugar en el Anfiteatro de La Habana, el Delirio Habanero y el central azucarero Boris Luis Santa Coloma, este √ļltimo considerado uno de los mejores escenarios del repentismo cubano en la actualidad.

Las ponencias que ser√°n presentadas en el evento tratar√°n temas como el neorrepentismo, los m√©todos para ense√Īar a rimar, la presencia del canto improvisado en el folclor canario, y los acentos r√≠tmicos internos en el verso octos√≠labo, entre otros.

Dentro de la gran fiesta del verso improvisado, dos momentos prometen romper los termómetros: el Decimódromo y el Choque de Improvisadores. El Decimódromo tendrá lugar las noches de miércoles, jueves y domingo en el Delirio Habanero, y contará con la presencia de destacados repentistas cubanos y extranjeros.

foto: Edus.

Quienes asistan al Choque de Improvisadores, que ocurrirá el viernes 27 en el Pabellón Cuba, tienen garantizado un espectáculo de lujo, pues subirán al ring tres repentistas y tres raperos, los más laureados en los recientes eventos de esos géneros en nuestro país.

El evento contar√° con las presentaciones de Tony √Āvila y su grupo, Taller Zenet y Alexis D√≠az-Pimienta (este √ļltimo Presidente de Honor de la cita), Aedos, Dj Raymel, y Gabriel Hern√°ndez, entre otros artistas.

Oralitura Habana homenajeará no solo al punto cubano, sino que también está dedicado al aniversario 500 de la fundación de la Villa San Cristóbal de La Habana, y al centenario del natalicio de Benny Moré.

Este ‚Äúviaje sideral por el uniVERSO improvisado‚ÄĚ estar√° bajo el auspicio de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el Ministerio de Cultura y Cultura Provincial de La Habana.


Lino, por siempre trovador

Prefiero aferrarme a los nacimientos antes que a los adioses. Por estos días de septiembre pero de 1930 vería la luz en Guantánamo un hombre imprescindible para la trova, la radio, la prensa, en fin, para la cultura cubana.

Cuando por una escueta nota en la Revista Buenos Días supe que mis trovas de marzo no contarían con la física presencia de Lino Betancourt, solo tuve el impulso de derramarme en teclas. La pasada edición del Festival Pepe Sánchez hube de compartirlas con el auditorio y en especial con Fabián Betancourt. Hoy que la radio acerca sus fiestas y, por supuesto, a Lino en su posteridad.

 

Lino Betancourt junto a Augusto Blanca. Foto. Pepe C√°rdenas. Archivo de la autora.

Cuando el martes 9 de junio de 2015 el d√≠a despertaba, una vez m√°s me acompa√Ī√≥ la voz del entra√Īable amigo Lino en una de sus Citas con la Trova. Cu√°l no ser√≠a la sorpresa al presentar Mercedes como primer tema. De la firma de Manuel Corona, en mi familia, la canci√≥n es mucho m√°s que un nombre.

Conoc√≠ a Lino Betancourt alg√ļn temprano amanecer ¬†all√° por el 2002. Desde aquel d√≠a su voz y ense√Īanzas se hicieron presentes desde las ondas radiales que llegaban al cuarto de la residencia estudiantil en la Universidad de Holgu√≠n. Por Lino creci√≥ la pasi√≥n por la trova que ya hab√≠a sembrado mi abuela materna. ¬†

Gracias a su magisterio descubrí a varios de los grandes trovadores que había dejado en el propio Santiago. Con sus presentaciones llegaron guitarras y voces de toda Cuba y me arropé en un océano de canciones.

Am√≥, escribi√≥ e hizo tanto por la trova en Cuba y los trovadores que se consider√≥ uno de ellos. Nos trajo tantas hermosas canciones, sus historias y creadores siempre en tiempo presente que era como vivir el instante mismo en que surgieron o popularizaron las trascendentales piezas de la m√ļsica cubana. Lino se erigi√≥ en hacedor de canciones desde su palabra oral o escrita. Cada una de sus anotaciones y di√°logos era una invocaci√≥n. Por eso no es exagerado si digo que dramaturgia mediante, junto a √©l compartimos el instante tambi√©n con cada uno de los trovadores-soneros de nuestra Rep√ļblica Musical.

En el 2008 tuve el reto ‚Äďjunto al equipo de la otrora √Ārea de Investigaci√≥n Musical Pablo Hern√°ndez Balaguer‚Äď de realizar las coordinaciones del Coloquio del Festival de la Trova Pepe S√°nchez. Aquella ocasi√≥n me regal√≥ la oportunidad de tener de cuerpo y alma presente a uno de los iniciadores del primero de los festivales trovadorescos en el pa√≠s, estrechamente ligado tambi√©n a los momentos fundacionales de la Casa de la Trova en Santiago de Cuba.

Lino Betancourt y-Victor Casaus.

En el 2009 Eduardo Sosa y Leydis Torres le otorgaron la Presidencia Honor√≠fica del espacio te√≥rico. Gustaba de comenzar cada edici√≥n con la interpretaci√≥n de Tristezas, pieza vertebral de la trova cubana. Para tal encomienda reclam√≥ siempre la interpretaci√≥n de Cheli Romero, importante representante de la trovadoresca al estilo ‚Äútradicional‚ÄĚ por estos predios.

Por Las Bayamesas, d√ļo de hermanas del cat√°logo musical santiaguero sent√≠a especial adoraci√≥n. Ellas aparec√≠an a√Īo tras a√Īo en las jornadas del espacio te√≥rico, en ocasiones para realizar la ilustraci√≥n musical de los temas impartidos por Lino; y en otras, para regalarle el beso y abrazo. En similar modo, en cada marzo expres√≥ su admiraci√≥n y afectos por trovadores como Gladys del Monte, Xiomara Vidal, las Hermanas Ferr√≠n, el d√ļo cienfueguero As√≠ Son y Jos√© Aquiles.

A Eduardo Sosa le uni√≥ una amistad profunda que trascendi√≥ las presidencias de ambos en d√≠as del ‚ÄúPepe S√°nchez‚ÄĚ. Ambos compartieron los escenarios de las conferencias impartidas por Lino e ilustradas musicalmente por Sosa, en Cuba y Espa√Īa y en otras geograf√≠as que ahora mismo no acierto a nombrar.

Eduardo¬† le profes√≥ el amor y el respeto de los m√°s gratos alumnos. Por eso hoy, cuando interpreta uno de esos temas que nombra de la Banda Sonora de todos los cubanos, puede hacerse acompa√Īar de las esencias hist√≥ricas que dieron causa de vida a cada canci√≥n.

Lino junto al Trío Palabras. Foto Pepe Cárdenas. Archivo de la autora.

Por Lino conocimos además la maravilla del Trío Palabras. Las convidó en una primera oportunidad para ilustrar musicalmente una de sus conferencias y quedaron por siempre entre nosotros. Lino y las muchachas de Palabras hacían un impresionante acople trovadoresco. Era difícil deslindar los límites entre la palabra cantada y la guitarra a la oralidad de Lino, porque más bien lograron un impresionante trabajo a voces entre tanta maestría y pasión.

Nunca le gust√≥ que presentara sus temas como ‚ÄúConferencias‚ÄĚ y siempre mantuve una sana porf√≠a. Lino fue de esos intelectuales medi√°ticos al que conocedores, prensa y amantes de la trova esperaban con ansias. Cada una de sus clases aconteci√≥ a sala repleta fuera cual fuera el sitio escogido. Y tambi√©n era un hombre modesto que confi√≥ a Silvina D√≠az y a m√≠ muchos aspectos concernientes a la organizaci√≥n del evento.

A partir de nuestras andanzas teórico-trovadorescas el maestro se convirtió en un amigo cercano. Sentía predilección por almorzar en Las Gallegas, restaurant particular especializado en la elaboración del carnero u ovejo como decimos por acá.

Y cuando los ‚Äúemprendedores‚ÄĚ cerraron sus puertas Lino lo sinti√≥ profundamente. En m√°s de una ocasi√≥n visitamos juntos el Santuario del Cobre. Conversamos mucho sobre la trova, la familia, la vida‚Ķen la Casa de la Trova, la UNEAC, el Ven Caf√©, el restaurant El Barrac√≥n y otros espacios.

Algunos fueron los sustos que Silvina y yo pasamos cuando hacía sus escapadas santiagueras. De cuna guantanamera, Lino sintió un fuerte lazo con la hospitalaria urbe, y tenía buenos amigos y conocidos a los que gustaba visitar.

Lino Betancourt junto a Yorisel Andino y Silvina Díaz. Foto Giusseppe lo Bartolo.

Era un hombre muy familiar y como ya he dicho, buen amigo. Nos mencionaba mucho a Deysi, su esposa, cuya partida f√≠sica pocos a√Īos atr√°s le afect√≥ sobremanera. Igual conversaba sobre su hijo y con especial reiteraci√≥n y orgullo hablaba del nieto Fabi√°n. Su casa acogi√≥ amigos como Dorita, la trabajadora de la Empresa de la M√ļsica encargada de sus viajes y hospedajes, a quien profes√≥ una bella amistad.

Legó una importante literatura trovadoresca impresa y digital. Libros y artículos de su autoría se convirtieron en materia de obligada presencia en mi librero y mesa de trabajo. Conservo con risas y nostalgias sus originales dedicatorias que iban del verso a la caricatura.

Y como trovador al fin, era a veces un poco bellaco. Gustaba de torturarnos el o√≠do a periodistas y estudiosos con lo atesorado en su archivo personal. Una de sus bromas predilectas fue prometer el obsequio a m√°s de uno del Diario de Manuel Corona. Respecto a esto √ļltimo hace un tiempo ya me coment√≥ se hallaba inmerso en el proyecto de su publicaci√≥n por una prestigiosa editorial cubana.

En 1918 fueron compuestas cinco canciones que con el tiempo conformarían parte indisoluble de los sonidos de la nación cubana. Manuel Corona presenta a la trascendental Longina; Mujer Bayamesa llega en la representación de Sindo Garay; Miguel Companioni le cantó entonces a una Mujer Perjura; mientras Oscar Hernández en el sendero de una vida triste hallaba una flor y para la posteridad regaló la melodía Ella y Yo.  

Tras cada una de estas canciones persisten las historias y an√©cdotas que junto a sus creadores, les inmortalizaron, y sobre las que en marzo del 2018 nuestro Lino disertara con el t√≠tulo de ‚ÄúCinco Canciones Centenarias de la trova cubana‚ÄĚ.

El viejo se había puesto un tanto nervioso con algunas incertidumbres logísticas. Por suerte, a pocas horas de comenzar la edición, Sosa logró convencerlo.

Alguna vez en que estaba abrumada conversamos vía telefónica. Dijo que rogaría a Dios. No sé si lo haría, pero las luces de su amor llegan hoy hasta aquí.

Cuando el martes 9 de junio de 2015 el d√≠a despertaba, ya hab√≠amos escogido nombre de trova y canci√≥n para ella. Sobre las seis de la ma√Īana, la voz de Lino me dio la confirmaci√≥n y entre contracciones, aquello de creer en el destino. Adriana Mercedes, mi hija de cuatro a√Īos, alg√ļn d√≠a lo sabr√°.


Un maestro en deuda con sus muchachos

Su alegr√≠a es permanente, su juventud tambi√©n lo es. √Čl no destierra lo a√Īos, por eso tambi√©n es un eterno joven, uno que sigue cultivando lo mejor del folclor cubano en esta tierra legendaria.

Reynaldo Angel Echemend√≠a Estrada, el destacado m√ļsico agramontino, quien ama el clarinete tal cual los bailes tradicionales cubanos y fund√≥ el Ballet Folcl√≥rico de Camag√ľey, confes√≥ ante los noveles creadores de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, ‚Äúestoy en deuda con las nuevas generaciones de artistas, con los j√≥venes, porque ellos son fuentes de inspiraci√≥n y de continuidad de la cultura cubana‚ÄĚ.

As√≠ inici√≥ el conversatorio del destacado m√ļsico cubano con los noveles talentos en la Casa del Joven Creador de esta ciudad, la cual, durante casi tres a√Īos ininterrumpidos, desarrolla el proyecto Estrechando espacio; uno de los regalos art√≠sticos m√°s esperados por los miembros de la organizaci√≥n, pues reciben las palabras m√°s sinceras de aquellos que peinan canas en el mundo de las artes.

Este agramontino, con m√°s de 45 a√Īos de vida art√≠stica, refiri√≥ ‚ÄúNunca busqu√© las ra√≠ces, pues ellas nacieron conmigo, en el barrio del Cristo, un lugar donde se respira tradici√≥n‚ÄĚ.

Foto: De la autora.

Ante la pregunta insistente de los artistas de c√≥mo dio el salto desde instrumentista de clarinete a fundador del Ballet Folcl√≥rico de Camag√ľey, Reynaldo Echemend√≠a narr√≥: ‚ÄúEl arte nos se llega por muchas v√≠as, solo hay que tener talento y una buena gu√≠a. Tuve la suerte de contar con maestros excepcionales y esa es mi deuda y orgullo, por lo que el haber dedicado 44 a√Īos al arte y a la pedagog√≠a me ha dado el 50 por ciento de todo lo que he aprendido en mi vida‚ÄĚ.

En el ambiente del karma que se genera cuando lo media un buen caf√©, el p√ļblico fiel le celebr√≥ toda una vida dedicada al arte, la ense√Īanza art√≠stica y la pedagog√≠a.

Foto: De la autora.

El tambi√©n Miembro de Honor de la AHS aconsej√≥ a quienes se adentran al mundo de la creaci√≥n que ‚Äúel proceso creativo requiere investigaci√≥n, estudio, pensamiento y superaci√≥n individual. Hay que beber de los grandes, pero tambi√©n escuchar y repensar nuestra realidad. No hay arte divorciado de su entorno, de su contexto ni de su tiempo. Todo fluye, porque se vive en √©l y para √©l, en v√≠nculo permanente con √©l. Hay que estudiarlo y aprender de nuestro tiempo‚ÄĚ, subray√≥.

El artista, quien es una de las voces, cantos, bailes‚Ķ m√°s genuinas y ver√≠dicas del mundo de la danza y m√ļsica del pa√≠s, y quien adem√°s fund√≥ el Festival Olorum ‚Äďque aglutina, sostiene, expande y lleva al gran p√ļblico la cultura popular tradicional y el folclor, seg√ļn ha afirmado la investigadora y cr√≠tica de arte Heidy Cepero Recoder‚Äď, reconoce la relaci√≥n estrecha y permanente entre la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba y la AHS, el √©xito para seguir abonando la cultura cubana.

Foto: De la autora.

‚ÄúNo solo es cuesti√≥n de voluntad institucional abrazar a los m√°s j√≥venes, se requiere voluntad personal y colectiva para hacer valer el derecho a esa relaci√≥n. Es tambi√©n decisi√≥n del artista experimentado y del novel estrechar los lazos. Todos aportamos, todos aprendemos y todos cultivamos nuestra identidad‚ÄĚ, asegur√≥.

‚ÄúNo soy el √ļnico que ve en los m√°s j√≥venes el revelo, pero tampoco defiendo que los saltos sean gigantes. Paso a paso se crece y se perfecciona lo que hacemos. La investigaci√≥n y el estudio es la clave para seguir haciendo arte, para crecernos como artista comprometidos con nuestro tiempo, como personas‚ÄĚ.

Para Reinaldo Echemend√≠a Estrada los 45 a√Īos de quehacer art√≠stico han definido su obra: ‚ÄúEl sello y la perfecci√≥n, si es que existe, est√° en la b√ļsqueda de lo novedoso, pero sin dejar de lado ni maltratar la identidad que nos define. Para lograrlo ‚Äďinsisti√≥‚Äď se requiere compromiso con la Patria. El arte tiene que ser culto, responsable y sano‚ÄĚ.

Foto: De la autora.

Valorado por los expertos como un vers√°til y aut√©ntico creador cubano, el cual ha merecido entre otros galardones la de Hijo Ilustre de esta ciudad, la condici√≥n Espejo de Paciencia, el Primer Premio del Festival Internacional de Danzas de Paisajes Urbanos de la Habana 2016, la R√©plica del Machete del General√≠simo M√°ximo G√≥mez, compartir sus conocimientos lo enriquecen: ‚ÄúTodos los d√≠as se aprende, y ese c√ļmulo de saberes no es de mi propiedad. Compartirlos me da una gran riqueza espiritual. Ese desprendimiento es una de las cosas m√°s importante que he hecho y har√© en mi vida‚ÄĚ, apunt√≥.

No fue casual que la organización juvenil le otorgara al maestro Echemendía un merecido reconocimiento, en el Café Literario La Comarca, de manos de su presidente Ihordan Torres Hernández.

Durante 28 a√Īos, el Ballet Folcl√≥rico de Camag√ľey, bajo su direcci√≥n, ha distinguido a nivel nacional e internacional el rescate y promoci√≥n de lo m√°s representativo de nuestras ra√≠ces: la cultura popular tradicional y folcl√≥rica.


Magda, un ser de luz

‚Äú¬ŅY esa luz? Es tu sombra‚ÄĚ

Dulce María Loynaz

Todo fue organizado con gran sigilo. La sala estaba llena a pesar del silencio con que se orquestó el espacio Encuentro con de este jueves en el Pabellón Cuba. Como cada semana durante los meses de verano, Magda Resik, la anfitriona del encuentro, llegó lista para entrevistar.

 En esta ocasión el protagonista sería Luis Morlote, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), pero… esta vez la cazadora fue cazada.

Magda es un ser de luz, en eso coinciden quienes la conocen. Bastan unas horas, algunos encuentros fortuitos; basta con escucharla hablar para descubrir a una mujer entregada, con alma de poeta, y de un optimismo que a veces ella misma cree que es demasiado, pero que la convierte en una eterna luchadora.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Miércoles, 21 de agosto de 2019

 

Como entrevistada resultó fascinante, a pesar de la sorpresa. Ante cada pregunta descubrió su alma. Incluso, para hablar de sí misma resulta tan humilde que constantemente agradeció de una u otra forma a todos los que han sido parte de su crecimiento espiritual y personal, como Eusebio Leal, Fidel Castro, y Miguel Barnet, entre otros cuyos ejemplos han sido su guía.

Sus primeras palabras, y no pod√≠a ser de otra manera, fueron para La Habana. ‚ÄúDescubr√≠ La Habana cuando comenc√© a trabajar en Juventud Rebelde, y cuando conoc√≠ a Eusebio, quien me transmiti√≥ esa espiritualidad que la ciudad despierta. La Habana es mi lugar, es una ciudad que toca profundo en el alma‚ÄĚ, asegura esta periodista que actualmente dirige la emisora Habana Radio y el departamento de Comunicaci√≥n en la Oficina del Historiador de la Ciudad.

facebook: Yansert Fraga León.

Siempre ha vivido en Alta Habana, una barriada a la que agradece la magia de su infancia. ‚ÄúEra un lugar muy tranquilo donde pod√≠a dialogar con la naturaleza, leer un buen libro mientras escuchaba a los p√°jaros en el patio‚ÄĚ, y realizar otras actividades mediantes las cuales se abstra√≠a y se recreaba en su mundo interior, algo que su madre siempre propiciaba.

Tal vez por ser graduada tambi√©n de Dramaturgia y Teatrolog√≠a defiende la idea de que la vida tiene mucho de puesta en escena, y como dec√≠a el dramaturgo Abelardo Estorino ‚Äúconsiste en gozar y vivir la vida del otro‚ÄĚ, siempre desde el respeto.

Su primer patrimonio es la familia, así lo dijo cuando su entrevistadora, en esta ocasión la periodista Anabel Mieres, quiso saber cuántos momentos y personas valiosas atesora Magda Resik.

‚ÄúLa herencia de Eusebio Leal, el tiempo que hemos compartido juntos, mi crecimiento profesional con tantas personalidades de la cultura cubana, la oportunidad de vivir momentos trascendentales junto a Fidel y en la Uneac, y todas las entrevistas que tengo con esos personajes revolucionarios en el arte o la pol√≠tica de la Isla, ese es mi mayor patrimonio‚ÄĚ.

facebook: asociación hermanos saíz.

La entrevista es su g√©nero, y a trav√©s de ella ha descubierto la naturaleza humana del ser, afirma. ‚ÄúTodos los entrevistados, por grandes que sean, son humanos, y humanizarlos ayuda a vencer el rigor. Eres buena entrevistadora cuando logras ser ese v√≠nculo entre el entrevistado y el p√ļblico, cuando logras servir de puente y de mediador teniendo en cuenta siempre que el entrevistado es sagrado, y debemos mostrarlo sin violar su intimidad‚ÄĚ, confes√≥.

Para Magda, conductora de diversos espacios televisivos de entrevistas, el encanto de entrevistar es prepararse mucho y llegar con la hoja en blanco, dejar que el personaje te sorprenda.

Le hubiese gustado entrevistar a Celia Sánchez, revela con cierta nostalgia. Y sufre por haber perdido la entrevista que le realizó en un espacio Encuentro con a Juan Formell. Sin embargo, agradece infinitamente la posibilidad de haber conversado con Fidel Castro sobre el amor, y ser probablemente la periodista que más ha entrevistado a Eusebio Leal, ese hombre de quien habla con una profunda admiración.

facebook: Yansert Fraga León.

‚ÄúSoy una mujer apasionada, pero si algo puede atormentarme es el futuro de este pa√≠s‚ÄĚ, revela. ‚ÄúY gozo mucho trabajar con los j√≥venes porque son el futuro, incluso a veces creo que ellos tienen preguntas a las que ni siquiera podemos esbozarles respuestas. Estoy segura de que ellos son la continuidad, pero no basta con que lo digamos en consignas; los j√≥venes deben encontrar en Cuba oportunidades para su futuro.

‚ÄúDebemos empujar este pa√≠s y lograr que la cultura valiosa permanezca en Cuba, y no esas propuestas banales que tratan de promover entre los j√≥venes. Tenemos que buscar la manera de que esas tendencias no afloren en este pa√≠s que tanto apost√≥ por educar a su pueblo‚ÄĚ, afirm√≥.

24 horas diarias parecen poco para tantos compromisos personales y profesionales que ocupan a Magda, pero su empe√Īo supera al tiempo. ‚ÄúA veces me canso ‚Äďdice- pero todo sale con amor‚ÄĚ.

El cari√Īo de quienes la rodean fue visible en esta entrevista. Decenas de personas ocuparon el Sal√≥n de Mayo del Pabell√≥n Cuba para compartir con ella. Y las palabras del reconocido intelectual cubano Miguel Barnet resumieron claramente la admiraci√≥n de todos los presentes: ‚ÄúElla es una verdadera maestra de Juventudes‚ÄĚ.


Yo, crítico

La crítica es el duro camino de polémica y la confrontación de diversos criterios. Otra visión es el análisis de los fenómenos y el desmontaje de los elementos técnicos y conceptuales de cualquier hecho cultural.

A lo largo de la historia la crítica del arte ha sido una importante herramienta para establecer cánones y legitimar los nuevos caminos de creadores en pos de establecer jerarquías culturales.

En el pasado Congreso de la UNEAC parte de los debates estuvieron centrados en el papel de la cr√≠tica art√≠stica como parte del desarrollo de los entornos culturales en Cuba. Un importante comentario en dicho c√≥nclave de la vanguardia de los artistas y escritores cubanos fue el de Jorge N√ļ√Īez, presidente de la UNEAC en el territorio m√°s oriental de Cuba. √Čl se√Īalaba el dif√≠cil papel del cr√≠tico, ‚Äúquien camina en una cuerda floja‚ÄĚ, porque la instituci√≥n cultural as√≠ como el creador cuando son objetos de una cr√≠tica, ‚Äúno siempre favorable‚ÄĚ, enfila los ca√Īones hacia el cr√≠tico.

Esta situación es más compleja cuando el representante de una institución cultural hace todo lo posible por desmontar los criterios adversos ejercidos por el crítico. En la mayoría de los casos muchos profesionales optan por no continuar ejerciendo el universo polémico dando paso a malas prácticas culturales y al ejercicio errado de la política cultural.

A partir de la experiencia adquirida ejerciendo la cr√≠tica art√≠stica fuera de los predios habaneros, podemos afirmar que las situaciones pol√©micas son a√ļn m√°s grandes. Los directivos culturales tienden a colgarte cartelitos que se convierten en terrenos minados frente a otras instituciones y creadores, lo que te convierte en enemigo p√ļblico n√ļmero uno.

En el libro del Doctor en Ciencias Eduardo Morales, P√≥lemos cr√≠ticos, donde este prominente profesor y cr√≠tico de arte hace un excelente an√°lisis del ejercicio de la cr√≠tica de arte y cultural en Cuba, podemos comprobar a trav√©s de sus p√°ginas lo carente que se encuentra el ejercicio del criterio en el √°mbito nacional. En el mismo, Morales plantea lo importante que es poner en crisis la obra de arte, cuesti√≥n que no es muy com√ļn m√°s all√° de las redes sociales.

Muchos no entienden que en la medida en que los medios oficiales dejen aristas en blanco, los llamados alternativos van conquistando terreno. Esto se puede ver a partir de los interesantes an√°lisis que a cada rato se leen en las redes sociales y que en ocasiones edulcoran la realidad.

Se pide la crítica, pero muchos medios no ven con buenos ojos este ejercicio. La gran mayoría del periodismo cultural cubano solo se basa en informar y describir los hechos de la cultura artística literaria.

Aprender que el √ļnico camino de la cr√≠tica es se√Īalar, polemizar, poner en crisis la obra, adem√°s de acompa√Īar los procesos art√≠sticos, hubiese ahorrado no pocos tropiezos en la aplicaci√≥n de la pol√≠tica cultural. Buscarse problemas por ejercer una cr√≠tica y sostenerla, es la segunda parte del camino.

En este √ļltimo punto debemos aprender de la obra de Rufo Caballero, quien en m√°s de una ocasi√≥n recibi√≥ fuertes presiones por sus cr√≠ticas y quien nunca cedi√≥ a otro camino que no fuera el de seguir ejerciendo su profesi√≥n.

Por este empe√Īo, es que muchos lo recordamos, am√©n de que existen otros muy buenos cr√≠ticos, que consecuentemente siguen ejerciendo la pol√©mica. Por eso, Yo, cr√≠tico, sigue caminando por las calles pidiendo a gritos una mayor representatividad en la participaci√≥n activa de los fen√≥menos contempor√°neos de la cultura cubana. Tal vez, despu√©s de colocar a la cr√≠tica y a los cr√≠ticos en el lugar que le corresponde, muchas zonas oscuras de nuestro entorno sociocultural se meng√ľen o desaparezcan.


¬ŅQu√© haremos los sobrevivientes?

En febrero del a√Īo 2014 conoc√≠ a Roberto Fern√°ndez Retamar. La Federaci√≥n Estudiantil Universitaria invitaba a l√≠deres estudiantiles latinoamericanos a un encuentro que tuvo lugar en La Habana a mediados de ese mes. La Casa de las Am√©ricas ocup√≥ de inmediato la cabeza de los que organiz√°bamos aquella reuni√≥n. Su presidente desde 1986 era responsable de una parte de las m√°s completas autorreflexiones y propuestas sobre Am√©rica Latina y en general sobre el Tercer Mundo. Conquistaba la atenci√≥n de los que conoc√≠amos parte de su obra, y ten√≠amos seguridad de su entusiasmo y afecto por la gente joven. Durante cuatro horas, como imaginamos, ayud√≥ a meditar sobre la toma de conciencia de la acci√≥n revolucionaria, el papel del intelectual, las universidades y la cultura toda, ante las desgarraduras que suelen ser las revoluciones hist√≥ricas y los inmensos peligros que encierra la perspectiva dominante del imperialismo. [+]