Cuerda Viva


TóPop: «Siempre seremos AHS»

El grupo TóPop se ha dado a conocer desde la provincia de Holguín. Pareciera difícil hacerlo en un país tan musical y, para colmo, distante de la capital. Pero “creo que todo el que se trace un buen plan y crea en su camino puede llegar a donde se lo proponga”, confirma el director de la banda Adrián García.

TóPop no es un grupo que se dedica a la música pop, aunque su nombre tienda a confundirnos. Trabaja el concepto indie, un estilo musical que combinan con ritmos cubanos y usualmente trabajan la música alternativa, lo que les ha permitido ganar varias veces Premios Cuerda Viva y Pistacubana.

En el año 2019 TóPop conoció por las redes sociales digitales sobre la convocatoria al evento Havana World Music.

“Rápidamente empezamos a enviar material. Lo enviamos por correo, por el número de WhatsApp y de manera presencial en la AHS nacional. De ahí estuvimos clasificados al Concurso Primera Base de 2020. Quedamos entre los finalistas, pero no como ganadores.

“Cuando anunciaron el concurso, este 2021, decidimos presentar el nuevo trabajo que habíamos hecho”.

Entonces TóPop fue elegido por el jurado en la categoría de juveniles del Concurso Primera Base, “algo de mucha alegría para la banda”.

“El material que enviamos para la presentación fue de nuestro recién concierto realizado en el teatro Eddy Suñol de Holguín. De esa manera el jurado podía ver a TóPop completamente en directo”.

Los integrantes de TóPop son: Adrián García, en la guitarra y el bajo; Jonathan Aaron lleva la voz, el piano y los teclados; Natalia Katherine está en las voces y percusión menor; y David Nieve en el drums.

 

Adrián confiesa que la calidad de las obras presentadas este año por las bandas “fue bastante elevada, quizá con más tendencia al mundo actual donde las máquinas y sonidos digitales ya se hacen ver, pero la calidad musical siempre estuvo. Además, se montó bastante parejo el set para todos los concursantes y eso trajo igualdad.

“Un concurso donde se te permita acceder a la Fábrica de Arte y al Havana World Music por sí solo es sublime”, acota muy agradecido Adrián García. “Luego está la promoción, grabación, las fotos, llamadas y el valor de tu arte. Ganar un Primera Base es una ventaja, sin dejar de mencionar que ayuda a visibilizar el camino del artista en talleres que se imparten dentro del concurso”.

Pero luego del concurso, de los premios, las celebraciones, TóPop vuelve a su provincia de origen, Holguín, donde la AHS provincial se esmera en crear espacios para la música y los músicos alternativos.

“En nuestra provincia no contamos con lugares específicos para la música alternativa donde ese público pueda ser habitual. Es necesaria una sede acorde con ese arte. Eso puede que no nos aleje de Holguín en un futuro ni de la inspiración que nos provocan sus playas”.

La AHS de Holguín ha apoyado y seguido el trabajo que realiza la banda TóPop. “Han ido de la mano de nosotros, la directiva siempre nos apoya y ofrece mucha confianza. Nosotros también damos nuestro siete mil por ciento. Para ser honestos: sin la AHS la banda no hubiera sido tan respetada dentro de la provincia. Por eso siempre seremos AHS”.

TóPop ha empezado a aligerar las nuevas producciones para acercarlas más al disfrute del público, “pero nos es imposible mantenernos haciendo un arte sencillo en directo, porque nos aburrimos un poco”.

Sobre la posibilidad de ser popular haciendo música alternativa, el líder de TóPop confirma que pudieran trabajar en ese sentido, “pero siendo sinceros: no podemos cambi


Brian Yassef Chang, único cubano participante en torneo internacional de música urbana

Con solo 23 años de edad el pinareño Brian Yassef Chang Castillo, conocido como Es el Lyon, constituye el único artista cubano participante en la cuarta edición del torneo internacional de música urbana Tira la tuya, auspiciado por la disquera puertorriqueña Masakote Studios 787.

foto cortesía del entrevistado

El «torneo del pueblo», como se promociona el evento en sus redes sociales, reúne a exponentes de Chile, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Perú, Argentina y otros países de América Latina.

Pero esta la primera vez que la mayor de las Antillas se encuentra representada en el certamen, y lo hace con Brian, un joven con experiencia en el género, ganador de festivales auspiciados por la Agencia Cubana de Rap y el Cuerda Viva en 2015, en la categoría de artista urbano novel.

«Me enteré del evento gracias a una cantante puertorriqueña que participó en el volumen 3. Participé en una audición y de casi 300 concursantes quedaron 32, agrupados en dos equipos, con «peleas» entre sus integrantes para que el ganador salga de la disputa entre el finalista de cada bando», explicó al Portal del Arte Joven Cubano.

«Se hace un tema de “tiradera” hacia el contrario; pero no es sencillo pues se mide la letra, el punch line, el flow, la métrica que utilices, la profundidad de los versos con el objetivo de superarlo líricamente».

Agrega que durante una semana compone, graba el tema y lo envía; y luego los jueces invitados, artistas del calibre de Daddy Yankee, Nicky Jam, Arcángel, se encargan de dar el veredicto.

«Se trata de un torneo por tiempo indefinido porque depende de los resultados de las batallas. Todo es online y el día definido participas en una directa», dijo.

«Más que ganar, el mayor premio es abrirle a Cuba las puertas de este evento y en la música urbana, sobre todo en materia de “batallas liricales”. Con eso ya me siento ganador, para que otros artistas puedan participar», apuntó Chang Castillo.

foto cortesía del entrevistado

De la relación con su productor Raúl Chardy -director del sello R- Studio- asegura que constituye un lazo de trabajo y hermandad de hace ya 11 años. «Es el hombre detrás de mi imagen, de los videos, el que me ayuda en este torneo a estudiar a los contrincantes».

Brian, miembro de la Asociación Hermanos Saíz, dio sus primeros pasos en la música rap en 2011; y en 2014 intervino en el disco de la rapera franco cubana La Dame Blanche con el tema Overdosis.

Fue invitado al año siguiente del grupo puertorriqueño Puya, en su presentación del festival Patria Grande; y a finales de 2016 sacó un mixtape con el rapero sudafricano G- Ruack llamado We made it.

En 2017 formó el proyecto La Guerrilla, consistente en una banda de rap metal que fusionaba la música rap con el rock and roll; y de la oportunidad de compartir escenario con el músico cubano El Micha se nutrió para nuevos proyectos.

Es el Lyon desde hace un tiempo incursiona en géneros como el reguetón, el mombathon, la kisomba y el trap; además de que compone todas sus canciones, produce videos clips y hoy desarrolla su sello Trap Gang Fellas.


«Solo temo a desafinar o quedarme sin voz delante de mi público»

Cada vez que había galas o cualquier otra celebración en la Universidad de Oriente, Ronaldo Rodríguez Hernández tenía que cantar. De solo notificar su presencia no quedaba espacio vacío. En aquel tiempo pocos gozaban de la popularidad del entonces aspirante a Ingeniero Industrial. Ni el reggaetón más conspicuo convocaba mejor audiencia que aquel guantanamero de canciones pegadizas. A gritos, la multitud le pedía bis pero, al cambiar su carrera por la música, aquel público quedó huérfano de sus coplas y muy pocos supieron a dónde había ido el bardo de apariencia rasta.

No fue hasta la gala de premiaciones del Festival Cuerda Viva 2019 cuando volvimos a verlo, ya en la televisión nacional: Ronaldo Rodríguez ganaba el máximo galardón en la categoría de música alternativa. El tema “Deséame lo mejor”, perteneciente a su primer fonograma “Raros Pasos”, volvió a colocarse ante su público.

Al graduarme de periodismo contacté otra vez con él por las redes sociales y vía WhatsApp me contó parte de su historia.

fotos cortesía del entrevistado.

 “En la Universidad me gradué de cantautor y no de ingeniero industrial que fue a lo que fui allí” –me dijo, y luego contó que esa ni siquiera era la carrera por la que optó al culminar el preuniversitario–. En duodécimo grado obtuvo la carrera de Derecho y cuando terminó el servicio militar, por negligencia de alguien su boleta había desaparecido, no tenía carrera; sin embargo, en esa época había aprovechado tanto el tiempo que hasta ganó el Gran Premio del Festival de artistas aficionados de las FAR .

Tras reclamos de su familia, le ofrecieron una serie de carreras y cuenta, que ninguna pertenecía al perfil de su preferencia. Para él, la más decente era Ingeniería Industrial y con ella se quedó.

Ahí estuve tirando pa’ lante, de Mundial en Mundial, me costaba muchísimo trabajo vencer asignaturas como Cálculo 1, 2, 3. Aún así llegué hasta el cuarto año. Y si le sumo a esto que todo lo que aprendí del universo musical que descubrí en Santiago de Cuba, me interesaba muchísimo más que mi carrera, no fue muy productivo mi paso por las aulas de la Universidad de Oriente. Sin embargo, creo que le agradezco muchísimo a esa institución y lo mejor que me pasó en ella fue la posibilidad de ser mucho más culto.

fotos cortesía del entrevistado.

Las galas inter-facultades, los festivales de artistas aficionados de la FEU, los Festivales de la Trova Pepe Sánchez, los Festivales del Caribe y la tercera edición del Concurso de captación de talentos “Oye mi canto”, del que fue finalista, fueron una plataforma y una oportunidad para definir que cantar era lo que él quería hacer. Es precisamente ahí donde se dio cuenta del alcance que tenía la música que hacía. Los resultados en “Oye mi Canto” le abrieron las puertas a la membresía de la Asociación Hermanos Saíz.

Normalmente yo hacía mi música para mí, para mis amistades y para mi familia, pero cuando me paré en el teatro de la Universidad frente a mucha gente que me aplaudía con el corazón y me pedía otra canción, me di cuenta que ellos no podían estar equivocados y que definitivamente ese era mi camino.

La Universidad fue un período de 4 años, pero la música ha estado en mi vida desde que nací.  En el cuarto año decidí irme. Se lo comuniqué a mis padres y familia; y ellos estuvieron de acuerdo porque todas las cosas se estaban alineando para que mi futuro se encaminara por la música y no por la carrera que estaba estudiando y decidí que esa era mi felicidad, y era lo mejor que podía hacer.

fotos cortesía del entrevistado.

En 2017 se funda la banda RONKLUNGA. ¿Cómo surge el nombre de esta agrupación?

Ronaldo Rodríguez me parecía muy “cheo” para ponerle a una banda. Tampoco quería ponerle Ronaldo Rodríguez y su Banda o Ronaldo Rodríguez y su grupo, eso para mí estaba en candela. Y cuando grabamos el video clip de mi primer sencillo “Likidao” que lancé aquí en la capital, empezó el debate con los realizadores del video de que mi nombre no era comercial pa ponerle en los créditos.

Y junto con Mauricio Figueiral, que fue uno de los realizadores junto a Adrián Berazaín, surge este juego de palabras: El Ron, por mi nombre, y el Calunga, un apellido con mucho peso en mi familia paterna que vive en Santiago de Cuba. Llegamos a ese consenso, buscamos en Google RONKLUNGA y no aparecía ninguna coincidencia; y eso es súper importante. Cuando tienes un nombre original para que la gente te siga y te busque, hace que no se desvíen de su atención.

fotos cortesía del entrevistado.

¿Qué ha sido lo más grande que has logrado en tu corta carrera como músico?

Lo más importante es la aceptación del público. Yo nunca me he sentido fuera de lugar con mi música, y la gente siempre reacciona positivamente a mi voz, a mis canciones. He tenido que enfrentar muchísimos obstáculos en mi carrera, mis logros no son cuestión de buena suerte, son resultado de mi sacrificio y esfuerzo. Pero te puedo mencionar mis dos premios Cuerda Viva. En 2019 gané el galardón en la categoría de Música alternativa, y en 2020 en la categoría de Covers y versiones.

¿Qué significa haber compartido escenarios con Silvio Rodríguez?

Compartir escenarios con el maestro Silvio Rodríguez en sus giras por los barrios, algo que enaltece mi trabajo, me hace creer que lo estoy haciendo bien, y ese reconocimiento y esa presentación junto a él es de lo mejor que me ha pasado.

También estuviste en el festival intercultural de las naciones en Santander, España, una satisfactoria experiencia…

Sí, ofrecí algunas presentaciones en Bilbao y es súper lindo andar por las calles y ver los carteles con la promoción de tu concierto, ver tu foto y la gente señalando y haciéndose fotos conmigo. Una vez que llega el día del concierto y la gente reacciona súper bien a una música que no los identifica mucho realmente, con la que no tienen mucho que ver, ritmos que les son un poco indiferentes y aún así, ves que la energía es muy positiva, eso te da esa sensación de que tu música va más allá de tus fronteras y es universal.  

¿Por qué decidiste hacer música alternativa?

Creo que la música que hago es para todo tipo de receptor y, en efecto, no veo una diferencia significativa entre un público y otro. Hasta ahora, por suerte, mis canciones son aptas para todas las edades. Y realmente no me importa si alguien la llama música alternativa. Música es música y no le temo a esas etiquetas. A lo que sí le tengo miedo es a amanecer y no tener voz para cantarle a mi público, o no tener la musa pa’ poder hacer canciones o desafinar en vivo en un concierto.

Cuerda Viva, el primer paso a la televisión nacional…

Sí, Cuerda Viva fue el primer programa de la televisión nacional que me abrió sus puertas. Me mostró a un público inmenso que no conocía mi trabajo. Ese programa me dio esa oportunidad y siempre les voy estar agradecido, más por la oportunidad que por los dos premios. Es de las acotaciones fundamentales en la trayectoria de mi carrera. Eso quizás dio paso a que uno de mis temas se convirtiera en la música de presentación y cierre del programa de televisión “Súmate a mi show”, de la productora discográfica Bis Music, en conjunto con Artex.

En 2019 la agrupación de la que es líder se llevó el galardón en Música alternativa con la canción “Deséame lo mejor”, y en 2020 se alzaron en la categoría Covers y versiones gracias a una novedosa variante al clásico tema “Lágrimas Negras” de Miguel Matamoros.

fotos cortesía del entrevistado.

¿Por qué insistes en ese acento cubano en tu música?

Más que intencional, creo que es algo que llevo en la sangre. Y esto es paradójico porque desde pequeño la mayoría de la influencia que tuve era música internacional, cantaba canciones de artistas foráneos. Sin embargo, sin darme cuenta, cuando decidí hacer seria mi carrera, terminé volviendo a mis raíces, a lo cubano.

¿Por qué no haces música más comercial?

Te diré como dice Calle 13: Si yo quisiera vender algo, montaba una tienda, prefiero regalarte música aunque tú no la entiendas.

En tiempos de pandemia, este joven creador trabaja en la grabación del video clip de su tema “Refranero”, uno de los que dan vida a su disco “Raros pasos”, fonograma licenciado con la disquera Bis Music el pasado año. Se encuentra inmerso en la producción de su segundo CD.

Mientras, selecciona las canciones, realiza los arreglos y espera el regreso a la normalidad para empezar los conciertos y las presentaciones que le coordina la AHS en el Pabellón Cuba, se arma de mejores crónicas de la realidad de nuestro país con el afán de superar ese primer compendio musical con arraigo en lo tradicional y lleno de un sonido alternativo, donde confluyen el legado intelectual de la nueva trova con ritmos caribeños y tradicionales.


Una propuesta que no se puede perder de vista (+ video)

Hace cerca de dos años unieron sus carreras artísticas el Dj Reitt y la cantante Shanara, dos representantes de la música electrónica en la Mayor de las Antillas a la cual han bautizado como Cuban House.

Reinier Torres Thondike (Reitt), integrante de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), es un activo promotor cultural y ha organizado eventos como la fiesta Habana Play o el Festival Habana Ciudad Electrónica, en saludo al aniversario 500 de la fundación de la Villa de San Cristóbal, con el propósito de visibilizar el desarrollo de un movimiento que ha encontrado un enclave propicio en la Casa del Joven Creador “La Madriguera”, sede de la organización juvenil en la capital.

Para el DJ productor ha sido muy importante la labor de la AHS en los últimos años al haber contribuido a potenciar los géneros menos favorecidos como la trova, el rock, el jazz y el hip hop, a través del sistema de premios y becas de creación, así como a la realización de eventos de carácter nacional, la grabación de DVDs y la realización de videos clips.

Un buen día el Dj conoció a Shanara, egresada del sistema de enseñanza artística, bajista e ingeniera de sonido. Juntos se propusieron revolucionar la escena musical a través del concepto del Live Act o la interacción de Dj, Voz y Sax, con otros músicos en calidad de invitados.

Con el videoclip de su primer single, titulado Babalú Ayé, recibieron una nominación a los premios Lucas y en la edición número 17 del Festival de Música Alternativa Cuerda Viva 2019 se alzaron con el premio en la categoría Pop Electrónico y Electrónica, gracias a lo cual tuvieron la posibilidad de grabar un disco con el auspicio del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica (LNME).

Así vio la luz su primer CD Deja la bobería, que recuerda el legado del maestro Juan Formell y tuvo su presentación oficial en la XIV edición del Festival Internacional de Música Electroacústica y Electrónica “Primavera en La Habana”, celebrado en el mes de marzo en homenaje al centenario del natalicio del maestro Juan Blanco, pionero de la música electroacústica en Cuba.

«Es un disco que rinde tributo a los grandes compositores e intérpretes de la música cubana. Abarca un amplio diapasón, desde el changüí, la rumba, el bolero, la cancionística religiosa yoruba. Tratamos de acercarnos a ese público, a veces, un poco reacio a la música electrónica. Por eso introdujimos sonoridades actuales sin perder la esencia de lo tradicional».

«Creímos que era necesario crear un punto de diálogo entre esas generaciones divorciadas: las más jóvenes y las más viejas. Pretendemos llegar a la familia cubana para que lo escuche, baile con el disco y lo goce», dijo Shanara.

La cantante recordó que Formell fue un gran revolucionario de la música cubana y pionero en insertar los sonidos electrónicos en la música popular bailable. Para ella el tema Deja la bobería es un ejemplo de esa intención que tuvo el líder de los Van Van, agrupación emblemática de la Isla.

El dúo de Reitt y Shanara recibió este año una nominación en el Festival Cuerda Viva 2020 cuya gala de premiación no se pudo celebrar en el Teatro Nacional de Cuba debido a la pandemia de la COVID-19. Por suerte, en este tiempo de aislamiento social sus seguidores disfrutaron de su propuesta en uno de los conciertos Online que, como resultado de las alianzas establecidas entre el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de Radio y Televisión, son transmitidos cada jornada por el Canal Clave, a través de las ondas de la emisora Radio Progreso, los canales de YouTube del Instituto Cubano de la Música, así como vía streaming por un centenar de páginas de Facebook.

Seguramente el Dj productor y la cantante estarán cocinando algún nuevo proyecto para cuando termine la crisis sanitaria volver a los escenarios con la fusión de varios estilos, tendencias y géneros musicales.


Guantánamo, otra vez ciudad de trova y pensamiento

Online y con transmisión televisiva en las noches por Cubavisión y el Canal Clave, la 44 Jornada de la Canción Política este año volverá a convidar a cultores de la música trovadoresca cubana para intercambiar y promover lo mejor de ese peculiar canto en Guantánamo del 1 al 4 de agosto, esta vez velando por el cumplimiento de los protocolos sanitarios post COVID-19.

A través de las redes sociales consagrados y noveles artistas unirán voces desde sus respectivos hogares para homenajear a los mártires caídos en la Villa del Guaso el 4 de agosto de 1957.

Entre los invitados confirmados vale destacar a Liuba María Hevia, Nelson Valdés, Marta Campos, Heidi Igualada, La Trovuntivitis, Yaima Orozco, Iraida Williams, así como Josué Oliva y Annalie López, Premio Cuerda Viva 2019 y nominada a los Lucas.

También se sumarán al evento online intelectuales de otras ramas artísticas como la pintora cubana Diana Balboa, la mexicana Berenice A. Moreno, las literatas Elizabeth Reinosa y ElaineVilar (Premios Calendario 2019 y 2020), e historiadores como el guantanamero José Sánchez Guerra, para un total de 30 participantes nacionales y seis desde México, unidos virtualmente.

La creación de un canal de YouTube para la Jornada será otra novedad de esta edición, que además cuenta con una multimedia creada por la propia Asociación Hermanos Saíz, organizadora de esta cita, la más antigua de las vigentes dedicadas a la Nueva Trova en Cuba.

Cinco nuevos espacios en el escenario digital se prevén este año: Te presento a (suerte de ficha biográfica de algunos cantautores invitados); De que callada manera, conjunto de capsulas que aúnan el verso y la música en perfecta simbiosis; además de los esperados Fuera de foco y La ciudad que quiero, con retrospectivas de pasadas ediciones y pronunciamientos de nuestros artistas sobre la villa de Guantánamo, próxima a cumplir 150 años.

El programa abarcará descargas musicales, muestras de las artes visuales, lecturas de jóvenes escritores cubanos, tres paneles especializados (sobre la mujer en la trova, el devenir de la urbe del Guaso y los hechos del 4 de agosto), además de forodebates sobre las nuevas formas de promoción alternativa.

Los perfiles de Facebook del sector cultural en el territorio se harán eco de las actividades, como en anteriores eventos realizados en medio de la pandemia.

La cita servirá de pretexto para recordar la obra de figuras inolvidables como Sara González, y realizar la habitual peregrinación y descarga trovadoresca en el Obelisco a los Mártires, ahora con elenco local y reducido público.

Al encontrarse la provincia en fase recuperativa tres, es posible realizar pequeños conciertos en recintos culturales de la localidad, los que serán transmitidos en paralelo por Internet y la TV.

La Casa de la Trova se anuncia como uno de las sedes de las presentaciones, aunque se prevé que acoja un 50 por ciento de su capacidad, para respetar las normas sanitarias establecidas.

Música, poesía, historia, presentaciones de recientes Premios Calendario, y expediciones artísticas al centro penitenciario y a la Brigada de la Frontera, conforman el amplio programa de la Jornada de la Canción Política, que tomará las plataformas de las páginas Streaming Cuba, el Portal del Arte Joven Cubano y el Noticiero Cultural, para demostrar la vitalidad y capacidad de reinvención de uno de los más trascendentales eventos de la provincia.


El DISCO DE LA SEMANA. La Cosquillita, Kolao

*Tomado del Portal Cubarte

En una interesante interacción, la música cubana ha sabido adecuarse a las prácticas mundiales de la industria. Por eso, cada año surgen proyectos capaces de gestionar sus propuestas más allá del acuerdo y la firma con una disquera determinada. Esa capacidad de autogestión y búsqueda de financiamiento, a través del crowfunding o el apoyo de organizaciones de creadores u otras instituciones, configuran un ecosistema musical que permite desarrollar temáticas, géneros y sonoridades más cercanas a determinados públicos y consumidores.

En esa cuerda se presenta hoy el artemiseño grupo Kolao, creado en el año 2014 por un grupo de jóvenes artistas perteneciente a la Asociación Hermanos Saíz en esa provincia. Direccionado inicialmente en el cultivo de la música tradicional cubana, esencia inspiradora del proyecto, Kolao ha sabido imbricar ese legado musical y colocarse como una banda con una propuesta otra dentro de la llamada música alternativa.

La Cosquillita fue ganador en el año 2017 de la Beca El reino de este mundo que otorga la AHS a proyectos de sus asociados, mediante la cual se financió su grabación, mezcla y masterización en los míticos Estudios Areito de la EGREM. Las canciones de Kolao albergan en sí mismas la sencilla belleza del roce y las historias diarias de las personas a través del amor, las luchas de grupos sociales, el sentir de generaciones nuevas que van buscando su espacio en la leyenda de la vida. Fluye armoniosamente a través de la música cubana y latinoamericana, la trova, el funky, el reggae, el hip hop, el rock and roll, blues, soul, merengue, la balada y el pop rock. Su nombre enuncia en sí mismo el concepto musical de la banda, así como su slogan (La esencia del Caribe), al cultivar cada género musical respetando parámetros y formas de interpretación de diferentes países y mezclándolos con los géneros de la música cubana. En 2019 fueron nominados al festival Cuerda Viva en la categoría Música contemporánea.

Conformado por diez temas y dos bonus track, La Cosquillita conecta muy bien con un público sobre todo joven, que reconocerá la frescura musical de una propuesta cercana a sus propios gustos, desterrada de la banalidad formal en las letras y acordes sonoros, aunque utilizando las fórmulas habituales cercanas al pop y a la música urbana. “Ámame como soy”, “Candela” (en reposición junto a Adonis Puentes), “Déjalo ir”, “La cosquillita”, “Una noche más”, “Me he quedado solo” (con un remix final en colaboración con el rapero El Continuo), “Divino anhelo”, “Lola”, “Cachito” y “Me enamoré”; configuran un fonograma bailable, escuchable, de momentos reflexivos, que recuerda la estética del Moneda Dura primigenio o de algunas zonas del Talismán de Arnaldo Rodríguez. Contó con la producción musical de Alexander Ortega, la grabación, mezcla y masterización de Lino Lores, y el diseño de Jorge Veliz. Cuenta con el mérito adicional de que todos sus temas fueron grabados por los integrantes de la banda, dirigida por el percusionista José Sisto López.

Como carta de presentación, les dejó este videoclip del tema que da título a la placa y que ya se ha movido en redes sociales y en el portal de la música Pistacubana: 


EL DISCO DE LA SEMANA. Añejo XXV, Tendencia

*Tomado de Cubarte

Ahora que las medidas tomadas en nuestro país para evitar la propagación de la Covid-19 han dado al traste con la suspensión de Cubadisco 2020, a desarrollarse entre el 15 y el 23 de mayo de 2021, según nota oficial del Instituto Cubano de la Música; este espacio continúa acercándose a los fonogramas aspirantes a nominaciones en el evento más importante de la industria musical y discográfica de Cuba.

En esta ocasión nos referiremos a Añejo XXV, perteneciente a la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Egrem, última producción discográfica del pinareño grupo Tendencia que, sin dudas, debe estar entre los propuestos en el área de música Rock.

Fundada en 1994, Tendencia arribó en el 2019 a sus primeros 25 años. Banda fundamental en la escena del rock cubano, es portadora de una sonoridad donde se mezclan la intensidad del rock más apasionado junto a la alegría y el ímpetu contagioso del Caribe, definida como Metal Mestizo o Etno Metal, que ha marcado una etapa de búsquedas y hallazgos donde se mixtura el groove metal con elementos de la música afrocubana: rumba, conga y tradiciones folclóricas de percusión.

Con varios demos grabados y cuatro discos anteriores: Re-evolución (System Rock, 2002), Rebeldes (Egrem, 2005), Confidencial (Santo Grial Producciones, 2009) y Cargando cruces (K-100/Antipop Prod., 2018); sabe lo que es ganar Cubadisco (Álbum del Año, 2005), además de obtener un premio a Mejor video de rock en Lucas (2011) y Premio Cuerda Viva (2014). Añejo XXV, su quinto álbum de estudio, compila diez temas y un bonus track con canciones incluidas en placas anteriores que, de manera especial, marcan el recorrido musical de la banda en estos años: “Moñunga”, “Egofilia”, “Aché pá té”, “Pal chapeao”, “Al machete”, “Payaso”, “Por tus venas”, “A degüello”, “Mr. Fula” y “Miedo interno”. Resulta una recreación y una especie de vuelta antológica que reafirma el sonido característico de Tendencia como uno de los pilares del rock nacional en las últimas décadas. El sonido gutural característico del metal se vuelve aquí una añoranza sentida por el buen rock, lo que a la vez combina esa necesidad de creación auténtica con la mezcla de los tambores y ritmos afrocubanos. En ese sentido, temas como “Moñunga” (“Ritual en cazuela”) es muy evocador en la búsqueda de una sonoridad “afrorockera”, a la vez que otros como “Mr. Fula” o “Miedo interno” cumplen el cometido de crónica social más cercano a géneros como la trova.

  

Con dirección general y producción musical de José E. Mederos (Kiko Tendencia: guitarra, teclados y coros), la banda a regrabado estos temas con la participación de Aniel Barrera (voz), Sergio Puente (guitarra), Jorge Alfredo Carballo (bajo), Enmanuel Pujol (timbal, congas y tambores batá), Lázaro Hernández (drums) y la colaboración especial de David Blanco en el tema “Al machete”, erigido en clásico del metal doméstico. La producción ejecutiva estuvo a cargo de Adriana Pazos; la grabación, mezcla y masterización de Daelsis Pena y José Raúl Varona; la fotografía de Gabriel Dávalos; y el diseño de Raúl Muñoz.  

Como siempre, les dejo este link de youtube con el performance en vivo de Tendencia tocando uno de los temas incluidos en esta placa, “Mr. Fula”:


Música sin fronteras

CAMAGÜEY.- David Viera es un joven “problémico” y por eso ha padecido la burocracia enquistada en los asuntos de la música, porque se le ocurrió fundar Antagon, grupo de rock sinfónico, y mantenerlo desde Florida, ciudad atravesada por la Carretera Central a unos 500 kilómetros de La Habana.

“Empezamos en el 2008. Nos apagamos en el 2017 por la decepción de quienes quedaron por el camino. El aplauso del público es lindo, pero no paga cuerdas de guitarras ni un instrumento. A principios del 2019 se logró la profesionalización de la banda, gracias al empuje de la Asociación Hermanos Saíz”, y también contó de la falta de entendimiento por las precisiones tecnológicas de sus conciertos, pues cada canción lleva su video con la traducción al español.

“He tenido las metas claras desde que cogí una guitarra a los 17 años, cuando estudiaba Contabilidad. Las bandas sonoras son nuestro primer referente musical, por eso también hacemos instrumentales, y a nivel lírico, el mundo de los sueños y la literatura fantástica. Nuestro nombre deriva de antagonismo y denota lo contradictorias que podemos ser las personas. Quise hacer un ajiaco para transmitir sensaciones”, y señaló los estereotipos, pues “detrás de un ‘pelú’ con aretes y tatuajes se puede esconder un máster en ciencias, un licenciado o un ingeniero; y viceversa, en este David hay un roquero”.

Del 2016, cuando ganó el Premio de la Popularidad de Cuerda Viva, por el tema My fade, la banda cambió de vocalista, tiene integrantes radicados en territorios distantes como la provincia de Sancti Spíritus, la ciudad de Camagüey y Florida. David sabe que ya es hora de mostrar las nuevas fortalezas del proyecto.

“Nos mandamos los temas, las partituras, y programamos el ensayo al menos una vez al mes. No es solo la voz, sino encontrar un músico con la mente abierta, debido a los tabúes. Siempre hemos sido bien vistos, pero la primera reacción de un músico profesional es con escepticismo, luego cambia de opinión. Nos gusta que nos reconozcan más allá del género”, afirmó antes de compartir las proyecciones de Antagon para el 2020.

“Estamos preparando un disco. Ya musicalicé La serenata del poeta, un poema de Gertrudis Gómez de Avellaneda. Es de nuestros pocos temas en español, como homenaje a ella y como principio de un camino, porque hemos pensado en San Juan de la Cruz y en los poetas en general. También queremos hacer un video clip y un concierto con la Orquesta Sinfónica de Camagüey”, y adelantó también del intento por establecer una peña bimestral en Florida.

“Cada tema es un hijo. Escribo las letras en inglés, pero sé que pienso en cubano. Eso sí, cuidamos mucho lo que decimos. Cuando el premio de Cuerda Viva, votaron por nosotros desde Argentina, Colombia, Francia y Canadá. Hace poco me escribieron por más información acerca de nosotros para una emisora en la selva de Brasil. Nuestra música trasciende las barreras del idioma y las fronteras”.