Cruzada


La adarga del Che sobre las espaldas

Sabrina no ha parado un instante de repetir canciones y cuentos desde la mañana en que Teatro Garabato plantó bandera en el mismísimo corazón de Siguaney. Tanto sonrió y aprendió que ya quienes la conocen saben de memoria que un día será como Lily Alelí, la simpática payasita con nariz roja y pelo alocado que la hizo bailar frente al resto de sus vecinos.

Fue un momento especial que sin dudas ella, como el resto de esa comunidad taguasquense que disfrutó de la XXVI Cruzada de Teatro Por la ruta del Che, no olvidará. Las horas en complicidad con el colectivo, aún de fiesta por celebrar este 4 de agosto 26 años de vida, disiparon las preocupaciones de los adultos por las consecuencias de la pandemia y justificaron a los más pequeños a salir de casa.

“Trabajar en esos lugares nos da mucha alegría porque sentimos que el público necesita de nuestro quehacer. Nos reciben con tanto cariño que esas oportunidades nos dan oxígeno a nuestras carreras”, cuenta también con mucho júbilo Lil Laura Castillo, quien forma parte del espectáculo Jueguipayaso, del cual todavía se habla en Siguaney.

Tanto ella como los teatristas pertenecientes al Consejo Provincial de las Artes Escénicas en Sancti Spíritus esperan siempre con expectativas la llegada del verano para, mochila a la espalda, regalar su arte por donde solo de año en año se va al mundo de las tablas.

“Lamentablemente en esta edición como consecuencia de la COVID-19 no podemos quedarnos en los municipios y así aprovechar mucho más el tiempo, ya que estamos acostumbrados a presentarnos en varios horarios del día y en una semana de estancia nos movíamos más fácilmente”, rememora quien funge, además, como vicepresidenta de la filial espirituana de la Asociación Hermanos Saíz.

El público cumple con las medidas higiénico-sanitarias en cada presentación. (Foto: Tomada del perfil de Facebook de Juan Carlos González).

CRUZADA CON NASOBUCO

Desde que en Cuba se conoció de la entrada de la pandemia, el sector de la cultura fue el primero en suspender todas sus opciones. El mundo escénico no fue la excepción. Y en el caso de sus responsables en tierra espirituana, se mantuvieron atentos a cada decisión planteada por la máxima dirección del país.

“Desde mucho antes teníamos planificada la XXVI Cruzada de Teatro Por la ruta del Che que llegaría del 14 al 24 de junio a los municipios de Sancti Spíritus, Trinidad y Fomento. Coincidió, incluso con el pico de la COVID-19. Mas, no nos dimos por vencidos y el 22 de julio, ya en tercera fase de la actual etapa de recuperación, salimos en condiciones especiales y así tenemos previsto que suceda hasta el 31 de agosto”, explica Juan Carlos González, presidente de las Artes Escénicas en Sancti Spíritus.

En este 2020 la cruzada ha reacomodado sus itinerarios y parte desde la ciudad del Yayabo hacia las localidades, lunes y viernes, una guagua con diferentes proyectos que se dividen por los escenarios que el municipio sede decida.

“Esto requiere de mucha sensibilidad gubernamental porque pedimos como aseguramiento un medio de transporte y combustible. Hasta este momento, ha sido muy especial como los propios vecinos cooperan con el café, el agua y la merienda. Y aunque no hemos contado con mucho público como en ocasiones anteriores porque aquí se ha concientizado la importancia de quedarse en casa, los promotores culturales han logrado que, en círculos sociales, teatros y espacios abiertos nos esperen con grandes sonrisas”, añade.

Esta edición se distingue además por la exigencia, tanto por los teatristas como por los líderes de las comunidades, del cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias establecidas.

El proyecto Teatro Parabajitos incluso ya ha incorporado un divertimento de payasos sobre el tema.

“Enseñamos a los niños y niñas y los familiares que les acompañan mediante juegos y canciones cómo disfrutar el verano y cómo podemos retornar a nuestras tareas cotidianas, pero con la prioridad de las medidas de bioseguridad indicadas por el Ministerio de Salud Pública. Desde lo didáctico y divertido hacemos conciencia en pequeños y adultos para evitar un rebrote de la COVID-19”, cuenta Yojandry Naranjo, director del grupo.

Dicha propuesta artística ha podido disfrutarse ya en La Junta, el lobby del edificio 12 plantas y en la propia sede de Parabajitos, ambos espacios citadinos incluidos dentro de las paradas de la Cruzada.

“Hubo mucha disciplina en ese tema en Siguaney y no permitimos que en nuestros juegos el público dejara de usar el nasobuco. Incluso, cuando subimos a alguien al escenario marcamos distancia para interactuar con esa persona sin correr riesgo”, insiste Lil Laura.

CLIC A LOS RECUERDOS

Cuando la realización de forma física de la XXVI Cruzada de Teatro Por la ruta del Che era prácticamente un sueño, ya en las redes sociales la cita había encontrado su mejor escenario.

“En la fecha planificada, del 14 al 24 de junio publicamos fotos y videos de ediciones anteriores. Fue una idea muy gustada, pues personas que ya por múltiples razones no pueden acompañarnos, así como amigos de otros países se han sumado”, reconoce Juan Carlos González.

“Los chilenos, como han sido nuestros invitados más recurrentes, crearon un grupo en WhatsApp, donde se han intercambiado muchos criterios. Por el impacto positivo aún mantenemos las publicaciones, de modo que llevamos las dos formas de la Cruzada”, acota.

Tanto la pequeña Sabrina como los públicos de esta propuesta de nuestros teatristas tal vez desconozcan esa opción, pero que logra que en casa y con muchos kilómetros de distancia se disfrute de la singularidad de las artes escénicas espirituanas, capaz de construir otros muchos mundos, donde la fantasía tiende puentes con la realidad.

*Tomado de Escambray


Cienfuegos: jóvenes artistas y escritores suben a la serranía

En el emblemático Pico San Juan, la mayor altura del Macizo Guamuhaya (mil 400 metros sobre el nivel del mar), comenzó el periplo con un acto de entrega de carnés a quienes se integran por vez primera a esa significa acción cultural.

Como parte de las medidas higiénicas y sanitarias, a cada joven le hicieron una prueba rápida para determinar la posible presencia del nuevo coronavirus o la Covid–19. Todos portan nasobucos confeccionados por los sobresalientes diseñadores cienfuegueros Reinier y Dianko.

El programa de la cruzada considera presentaciones en múltiples asentamientos poblaciones de la zona montañosa, con intercambios especiales con niños y jóvenes, sobre la base de la presentación de las diferentes manifestaciones artísticas.

Quienes toman parte en la Cruzada Artística─Literaria permanecerán en el lomerío hasta este lunes 3 de agosto.


Preparan próxima edición de la Cruzada de la AHS en Cienfuegos

  • La edición número 12 de la Cruzada Artístico-Literaria de la Asociación Hermanos Saíz de Cienfuegos acontecerá del 27 de julio al 3 de agosto. Esta iniciativa cultural recorrerá una veintena de asentamientos de El Escambray y el litoral sur de la provincia.

    Por el emblemático Pico San Juan comenzará esta cruzada. Un homenaje a los Hermanos Luis y Sergio Saíz será el pretexto para inaugurar un certamen que en 2020 busca una mayor cercanía con los pobladores de nuestras zonas montañosas.

    Frank Pérez Aguayo, presidente de la AHS en la provincia, adelantó que lo importante es lograr un acercamiento real a los campesinos, «que nos reciban en la intimidad de sus hogares y que compartan nuestro ate, porque lo llevamos de todo corazón.»

    Para esta edición 12 de la Cruzada se han tomado todas las medidas de protección. Los diseñadores Reinel y Dianko aportarán los nasobucos para el elenco de la brigada.

    «Seremos cuidadosos, por el bien de los artistas y de quienes nos recibirán en esas comunidades. La AHS y la Cruzada tienen que ser capaces de adecuarse a la compleja situación epidemiológica que todavía enfrenta nuestro país», agregó Pérez Aguayo.

    Artistas cienfuegueros, y de la provincia de Villa Clara conformarán este colectivo de jóvenes creadores, encargados de que al macizo montañoso cienfueguero lleguen nuevos libros, canciones, obras de teatro.

  • *Tomado de Perlavisión

Regresa a casa: el deseo de todos que canta La Cruzada

Y con ellos, muchos amigos y colegas que se vuelven a unir para multiplicar el homenaje que todos los cubanos les ofrecemos a nuestros médicos por estos días. Un tema en el que la música y la poesía se confabulan desde la gratitud y el humanismo.

“Regresa a casa” es el título del más reciente videoclip oficial de La Cruzada junto a otros artistas que en conjunto conforman el proyecto Cuba x Amor. Se trata de un producto audiovisual dirigido por Gustavo González Rodríguez, líder de La Cruzada y coordinador de la AHS en La Habana.

La musicóloga Neris González Bello, manager y productora de La Cruzada se involucra esta vez también como creadora, en co-autoría con Gustavo González. La décima “En casa les esperamos”, compuesta por ella para los médicos cubanos se hizo canción en lo que ambos artistas describen como “un interesante proceso creativo”.

Gustavo González lideró la producción musical de esta propuesta que, afirman, “llega para integrar la lista de merecidos temas de exaltación que han emergido en estos tiempos, dedicados a nuestros héroes de batas blancas”.

Sobre “Regresa a casa”, nos cuenta Neris: “Es el resultado de un verdadero proceso de construcción colectiva en el que se unen artistas de diferentes escenas. A La Cruzada se suman desde sus hogares el joven artista santiaguero de la escena urbana Casdapro, el pianista Alioth González, el guitarrista y cantante Javier Delgado (líder de la banda Adoram, miembro de la AHS), el saxofonista cubano radicado en Estados Unidos Osmani Acuña (ex integrante de La Cruzada) y el estudiante de percusión del Conservatorio Manuel Saumell Fabio Abreu González, lo que confirma el carácter multigeneracional del proyecto”.

Y construido así, bajo las condiciones de distanciamiento social, el video clip recurrió un pequeño equipo y tomó como locación fundamental la sede de la banda La Cruzada. Eduardo (Eddos) Pérez tuvo a su cargo la dirección de fotografía, mientras Marcos Évora estuvo en la asistencia de fotografía y la postproducción.

Conceptualmente, la intención de los realizadores, al decir de la propia Neris, “es desmarcarse del resto de las producciones de este tipo que han emergido sobre el tema en estos tiempos, caracterizadas por el uso del collage como recurso. Su joven director se propuso la búsqueda de una estética visual de buena factura y cierto vuelo poético que persigue conmover, consecuentemente con la temática que aborda”.

El proyecto Cuba x amor es una iniciativa interactiva, que surge en 2017 con la unión casual de varios artistas de disimiles manifestaciones (músicos, fotógrafos, realizadores audiovisuales), algunos de los cuales forman parte de otras agrupaciones, o son incluso lideres de sus propios grupos. No es un proyecto formalmente constituido, a sus integrantes “los une la música, y la voluntad expedita de enviar mensajes esperanzadores, necesarios en los tiempos que corren. La Cruzada, banda que pertenece al catálogo del Centro Nacional de Música Popular y de la casa discográfica Bis Music, es el epicentro de esta experiencia creativa. En este tiempo de aislamiento ha rellamado al proyecto desde casa y se ha propuesto generar alianzas desde el amor, la fraternidad y la solidaridad, para contribuir desde su óptica creativa a la narración del momento que les ha tocado vivir”.


Activismo artístico-ambientalista promueve saneamiento del Río Guaso (+Fotos)

“Más de amor que de otra cosa” es eslogan y convicción que mueve hoy a la más reciente entrega artística del laureado proyecto músico-danzario Médula, e incluye CD próximo a salir y activismo ambientalista con visible impacto en la red de redes, para sanear al emblemático río Guaso de la ciudad de Guantánamo.

La iniciativa, expresada en instantáneas de bellas y coreográficas esculturas humanas, contrastantes entre la suciedad de la citadina rivera guantanamera, encontró en el espacio online plataforma ideal para trascender, se visibiliza desde el 25 de mayo último en los perfiles de Facebook de los bailarines y músicos del reconocido grupo local, y ya ha movilizado acciones que alientan hoy, en el Día Mundial del Medio Ambiente.

Obreros y carros colectores de desechos sólidos llegaron hasta las márgenes del “Guaso” e higienizaron varios tramos, una tarea que proseguirá pero los artistas saben que no es exclusiva responsabilidad institucional, sino de la ciudadanía toda, por lo que su llamado es a la conciencia colectiva, en especial a las barriadas que ha convertido en basural las orillas del afluente.

0506-activismo-ambiental2.jpgServicios Comunales y la Unidad de Saneamiento, de Acueducto y Alcantarillado, al menos dos veces al mes movilizan su cruzada de limpieza en esos focos insalubres, eliminando grandes volúmenes de desperdicios de la población, lo cual demuestra que hay mucho por hacer para concientizar y atajar la indisciplina y contaminación ambiental en la silueta del Guaso.

Y es que no se trata de un problema fresco, es de los de larga data que parecen no tener cuándo acabar, de esos mil veces criticados desde los medios y que requieren más rigor de los cuerpos de inspectores, fuertes multas para los infractores y hasta publicaciones ejemplarizantes en TV, dijo un guantanamero desde la plataforma digital de “Médula”, que se ha abierto al debate.

En el deprimido caudal que corre bajo los puentes de Prado y Aguilera, protagonista antaño de postales y hasta desbordamientos indicadores de vitalidad y fuerza, desembocan hoy, además, los desechos líquidos no sólo de las residencias guantanameras, sino de industrias como la cárnica, carente de laguna de oxidación, un asunto también por solucionar.
Mientras tanto no son pocas las manos bienhechoras que se preocupan por rehabilitar el emblemático río guantanamero y a fines de mayo las entidades pertinentes, rectoradas por el Partido y Gobierno local, además de sanear parte del lugar restablecieron en su derredor varias jardinerías, levantaron un mural alegórico al cuidado del medio ambiente y proyectan en breve otras acciones.
Médula, por su parte, apelando al poder educador del arte, continuará sus performances y activismo in situ y en las redes, más cuando se trata de salvar un símbolo de Guantánamo, el río que le atraviesa y cuyo nombre vale igual para denominar a esta Villa, fundada en 1870 en sus alrededores, cuando entonces era navegable su curso y propicio para el florecimiento económico.
El joven colectivo artístico, que en apenas seis años ha sido merecedor de numerosos lauros, como las zapatillas de porcelana a la Mejor Compañía, en el Grand Prix de Danza Vladimir Malakhov, amplía hoy sus inquietudes y gana adeptos, interesado en trascender lo meramente estético para comunicar, movilizar, hacer del arte instrumento al servicio del mejoramiento humano.

 


El velorio de la bobería, más que un concierto

El velorio de la bobería es el título del concierto que la orquesta La Cruzada regaló este sábado, a las 9:00 P.M., en la sala Tito Junco, del Centro Cultural Bertolt Brecht, en la capital cubana.

Los asistentes pudieron disfrutar de 18 temas, casi todos compuestos por Gustavo González, líder de la agrupación que fusiona varios ritmos y sonoridades, como el hip hop, el rap, la música electrónica, la timba y la rumba, en una especie de gran ajiaco acompañado por letras que motivan el pensamiento.

Foto: Cortesía de La Cruzada.

Anteriormente, González expresaba al Portal del Arte Joven Cubano que el concierto fue concebido como una gran obra, compuesta por partes segmentadas, lo cual constituye, también, un homenaje a la música cubana desde la diversidad.

“Ojalá sea más que un concierto, una manera de hacer disfrutar al público y provocar reflexiones sobre la necesidad de eliminar la chabacanería en las propuestas artísticas”, afirmaba antes de subirse al escenario.

El graduado de Ingeniería Industrial y fundador de La Cruzada reflexionó además sobre cómo en ocasiones los públicos validan propuestas desfavorables, por eso la importancia de jamás olvidar lo mejor de la música cubana y aprovechar siempre algunos de sus elementos tradicionales.

Neris González Bello, musicóloga y manager del grupo, resaltó que durante el concierto se grabóará la sexta producción discográfica del grupo y también un videoclip, con el mismo título general.

Refirió que el diseño en la sala Tito Junco estuvo concebido como una especie de teatro arena, con mucho movimiento dentro de la escena y otros elementos, para romper convencionalismos.

Foto: Cortesía de La Cruzada.

Entre los invitados figuraron Rumbatá, César Pupy Pedroso, Yasser Edén, líder de la banda Zona Franca, y Abdel Rapsals, más conocido como El Lele Jr, cantante de los Van Van.

La Cruzada, integrada totalmente por jóvenes, es una orquesta que promete, con una carrera ascendente y cada vez mayor cantidad de seguidores.

Ensayo general!! Con grandes del pentagrama musical cubano contemporáneo: Pupy Pedroso, Abdel Rasalps (El Lele) y Pancho Amat. La joven generación también se suma: Yasser Eden (Zona Franca) y Jazz Band del Conservatorio Amadeo Roldán. En los últimos minutos antes de “El velorio de la bobería”. Nos vemos en la Sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht. A celebrarle el velorio a la bobería!! HOY sábado 2 de noviembre!9pm!#LaCruzadaEstaEnLaCasa

Publicada por Neris González Bello en Sábado, 2 de noviembre de 2019

Resulta favorable su manera de concebir la música, mediante la fusión de códigos contemporáneos y otros elementos de la música tradicional cubana.

El velorio de la bobería expresa mucho más que el título de una canción o un concierto, pues constituye una pretensión permanente de la agrupación y sus integrantes, una propuesta sugerente que merece la atención de muchos.

 


Una Cruzada de abrazo, canción y verbo

 

Fidel se volvió destino de esta juvenil jornada, que alguien le llamó cruzada por no llamarlo camino.

Su homenaje al alto pino que con martiana raíz por ver a un pueblo feliz, le borró todos los lutos, y hoy todos somos tributos a los Hermanos Saíz.

Siempre que la Asociación Hermanos Saíz me llama, de luz y de versos se inflama mi guajira convicción.

La gratitud es razón que hace que venga a cumplirle y solo vengo a pedirle en esta acción tan genuina, que me dé luz que ilumina para venirle a servirle.

Yosvani Díaz Martínez, repentista pinareño.

 

Se le antoja a la muchacha, Lourdes Mazorra López, Premio Celestino de Cuento 2019, quien se estrena como miembro del convite de amor, que es La Cruzada literaria camagüeyana, escribirle a esta tropa singular.

Ella tomó su pluma para reconocer que el viaje mágico que promueve La Cruzada no ha perdido la capacidad de sorprender, como debiera ser siempre la literatura. “Son casi dos décadas en las que cada vez se suman nuevos cruzados y resulta mayor el polvo del camino recorrido, porque es La Cruzada una fiera mansa que se nutre de versos y música, crece en la comunidad, crece de asombro, regocijo y arte.

“Nuestra Cruzada literaria nació patriótica, y celebra en cada edición el cumpleaños de Fidel. Es La Cruzada de los Hermanos Saíz, la que siembra un árbol cada año; la que esta vez llegó hasta la tierra de las constituciones cubanas y allí en Guáimaro dio tres vueltas a la ceiba, que crece amparadora entre Ana Betancourt y la casa donde se yergue el espíritu constitucional de la Isla.

“Somos una Cruzada que lee y canta en cualquier camino y que como una fiera mansa siempre trae el hambre en el espíritu. Es mi primera vez y siento alegría por haberla integrado”, dijo la joven aún estremecida por los afectos que emanan del karma tanta gente buena encontrada en el camino.

Y esa es la esencia de este evento, que desde aquel distante 2003 –fecha aún polémica, pues la idea de llevar la literatura a lugares intrincados por jóvenes artistas se materializó de manera espontánea–, noveles talentos de la Asociación, con morral al hombro, desandan esta extensa geografía para llegar a sitiales pintorescos e históricos de las vecinas provincias del Oriente. 

Aquella “loca idea”, como nombraron a la propuesta juvenil, devino en una tradición muy camagüeyana: La Cruzada literaria, que a la vuelta de 16 años de visitar no solo comunidades distantes, sino también parques, plazas, instituciones y escenarios fabriles de esta provincia, es una opción veraniega que muchos la esperan, por llevar el “libro gigante de la amistad”, además del verbo y la canción trovadoresca.

La esencia de aquellos “chiflados artistas” no ha cambiado desde entonces; pues La Cruzada literaria –nombre que adquirió este megaproyecto sociocultural de la AHS–, no solo rememora el asesinato de los hermanos Sergio y Luis Saíz Montes de Oca, el natalicio del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, cada 13 de agosto, y el Día Internacional de la Juventud, sino que se ha trasformado en una escuela abierta para la creación, justo al lado de gente sencilla: el pueblo.

RETOÑOS DE UNA TRADICIÓN

foto: Rodolfo Blanco Cué/ ACN.

Tal cual el ímpetu y lozanía de los años mozos, la idea de crear algo diferente con los libros en la cuna de la literatura cubana le llegó como una chispa al pie de la guardarraya a Yoandra Francisca Santana Perdomo, líder de esta tropa incansable, miembro de la Uneac y de Honor de la AHS.

“Nos vamos pá el monte con nuestros libros en la mochila y en camiones botelleros”, dijo la poeta en una de aquellas actividades del Centro Provincial del Libro y de la editorial Ácana, en zonas intricadas de esta llanura.

No imaginó la muchacha que aquellas palabras tendrían tantos seguidores en su propia tierra e incluso, mas allá, pues el número de participantes aumentaba en cada convocatoria.

“Lo que nació de manera espontánea, cuando presentamos el proyecto a la AHS, se transformó en una gran feria del arte, la cual abraza cada vez la multiplicidad artística nacida del talento joven de escritores, trovadores, narradores orales y pintores muy comprometidos con el proyecto”, comentó Yoandra, Premio de Poesía Manuel Navarro Luna 2019.

Perdomo rememoró que la primera de aquellas guerrillas en cierne ni tenía un nombre definido, ni tenía claro si perduraría un verano más, “pero así y todo se visitaron algunas localidades camagüeyanas”, recuerda al Portal del Arte Joven Cubano.

Explicó que cuando se sueña y crea un proyecto, no se imagina su alcance. “Aún me sorprendo de mis amigos, los locos botelleros, como nos llamaban entonces, porque de aquella campechana idea germinó una tradición cultural muy agramontina, que también le pertenece a la AHS; porque son muchos los que quieren estar en nuestra Cruzada literaria”, valoró.

Dijo que no sería hasta el 2004 que el convite de artistas se consolidaría como un proyecto: “Quizás la primera vez parezca el más difícil a la hora de relatarlo, pero es el que más se recuerda con devoción, porque ese 2003 fue el empuje que necesitábamos para crecernos. Aquello fue una hazaña tal cual lo que hicimos al año siguiente, porque no teníamos hospedaje, ni siquiera un lugar previsto para comer, y el único transporte fijo eran los camiones”.

Contra todo pronóstico, quienes defendieron la propuesta no claudicaron en su primer intento. “Los cruzados” –nombre popular por el cual se les conoce a los integrantes de esta singular comitiva–, estrenaron oficialmente la tradición en ese año.

foto: Rodolfo Blanco Cué/ ACN.

Ese extraordinario momento quedó reflejado para la posteridad en el semanario camagüeyano Adelante al publicarse Escritores camagüeyanos invadirán Oriente. En esas líneas redactadas por la periodista María Antonia Borroto, también fundadora de esta idea, se develó la génesis del aglutinador acontecimiento socioartístico: “Será esta, sin lugar a dudas, la semilla de un proyecto que, airoso, hará que la literatura joven de esta ciudad sea conocida fuera de nuestros muros, forma de lograr también el necesario intercambio con los jóvenes de otras localidades cubanas”.

A fuerza de empuje y muchos deseos de hacer cosas nuevas cogió forma la propuesta de “la escritora botellera”, Yoandra, pues los “chiflados escritores mochileros” continúan este sueño, ya hecho realidad.

LOS PROTAGONISTAS TIENEN LA PALABRA

foto: Rodolfo Blanco Cué/ ACN.

De cómo fueron aquellos inicios varios de los fundadores –actualmente destacados intelectuales de esta Comarca de pastores y sombreros, como nombró Nicolás Guillén a su querida ciudad natal–, dialogaron vía correo electrónico, telefónica y personalmente, para contar una historia que late en sus protagonistas.

Para el Premio de la Crítica Martiana Cintio Vitier y el Nacional Emilio Ballagas, María Antonia Borroto, La Cruzada sigue siendo una forma muy novedosa y necesaria de promocionar la obra y el talento novel de la vanguardia artística cubana.

“Este movimiento literario encaró con desenfado, soltura y decisión una empresa que en sus inicios tenía un aire de guerrilla, pues todo el itinerario se realizó en camiones y hubo un tramo en tren, pero nada nos detenía”.

“Nuestra Cruzada –aseguró– difiere de otros eventos similares en el país por su sentido de la promoción de la lectura, el cual es un ejercicio inusual de completar el proceso creativo. Su surgimiento hay que analizarlo en su contexto cultural: éramos varios los jóvenes que nos iniciábamos en la literatura y había un deseo tremendo de llegar a los públicos, estuviesen donde estuviesen, más allá de los espacios habituales dentro de la ciudad, los cuales también se ponían en función del evento”.

Recordó que en 2006 se desarrolló una Cruzada muy sentida, pues su recorrido inició poco después del anuncio de la enfermedad de Fidel; y nosotros en medio de ese escenario fuimos a una Unidad Militar cercana a Nuevitas, y allí brindamos nuestro arte. Lo cierto es que nunca se ha dejado de desarrollar, por eso constituye una arraigada tradición agramontina”.

foto: Rodolfo Blanco Cué/ ACN.

Mariela Pérez Castro, ensayista, miembro de la Uneac, miembro de Honor de la AHS y fundadora de este certamen, aseguró: “Ya en 2004 se visitaron los municipio de Elia, en Las Tunas; y los agramontinos Florida, Céspedes, Vertientes, el poblado de Cuatro Caminos, en Najasa y Guáimaro, donde se sumaron los escritores Diusmel Machado, Odalis Leyva y Domingo Peña González”.

Mariela, quien ha tenido la posibilidad de participar en todas las ediciones del aventurero certamen, reconoce como el mayor de sus valores, “poder saborear la sinceridad del público”.

El poeta Alejandro González Bermúdez, miembro de la Uneac y Premio Especial de Poesía Aniversario 490 de la Fundación de Santiago de Cuba, se sumó a esta gran familia en 2005. Para él, ha sido una escuela de humildad: “Siempre encontramos gratitud y artistas natos. Nos sorprenden las décimas escritas hasta en papel cartucho. Cada encuentro nos devela a una Cuba preñada de cultura tradicional que alimenta el alma de los que están y de los visitantes”, reafirmó.

tomada de cubarte.

La periodista e investigadora Yanetsy León González, Premio Calendario 2013 y Premio Nacional de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena 2011, durante una década ininterrumpida participa como reportera y escritora en este singular evento. Ella lo admira por muchas razones, pero fundamentalmente, “porque se sale de las cuartillas de lo encorsetado para alcanzar la libertad de la página en blanco, como se le antoja a los participantes en ese momento de llegar a un lugar y componer los poemas de la sinceridad, desde los asombros de niños y viejitos; con los aplausos de jóvenes y adultos.

“La Cruzada difiere de aquellos por su sentido de la promoción de la lectura. Si el contacto pleno con el destinatario de la obra ha sido un objetivo insoslayable, la convivencia de artistas e intelectuales ha resultado efectiva en la propagación de los afectos para una generación que conozca de sí misma por sí misma.

“La Cruzada literaria destierra los términos que dividen a los seres humanos, porque no se trata de remarcar al aficionado y al profesional, al joven y al experimentado talento, ella se alza porque entraña el abrazo, por eso su escenario se brinda a conocidos y desconocidos, a jóvenes con cuadernos publicados y consagrados autores que sueñan con su primer libro”, acotó.

Y es que La Cruzada sigue siendo el proyecto de literatura más importante de la AHS en Cuba y no debe nunca perder su continua “marcha trotamundos”. Ese principio la define y en él nace la vena, el surtidor de solidaridad con el prójimo y de musas encontradas.

POR UN PECHO MÁS GRANDE

Foto de la autora.

Son tantos los artistas que han venido a Camagüey y tantos los sentimientos que se han llevado en sus almas, que se me hace necesario, en breves palabras, trasmitir algunas de esas pasiones reencontradas en Camagüey.

Por ejemplo, para la escritora holguinera Zulema Gutiérrez, quien hace ocho años que viene al abrazo entre amigos, insistió que “La Cruzada siempre tiene algo nuevo que ofrecer, por eso la defiendo como un proyecto del cual hay que aprender”; en cambio, para la agramontina Marian Garrido, esta fiesta mágica de la literatura le da la oportunidad de compartir con maneras diferentes de pensar, “lo que nos permite un diálogo cultural entre generaciones”, significó.

El repentista pinareño Yosvani Díaz ambicionó un pecho bien grande, “para llevarme más cariño, amistades, cultura, deseos de hacer; caminos para andar”; en tanto, la camagüeyana Martha Acosta, en una de sus “aventuras cruzadas” ahondó en la necesidad de ver a los públicos como parte del proceso de crecimiento profesional: “En este certamen disfruto del público; ver sus reacciones, gestos, ante mi obra; me alimenta”.

No menos certeras fueron las del escritor y trovador tunero Enrique Tellez, “todos necesitamos de La Cruzada, lo cual se evidencia cada vez que miras a los ojos de alguien”.

Igual de sorprendida, la avileña Claudete Betancourt Cruz compartió sus reflexiones y razones: “me crezco espiritualmente cuando mis obras atrapan al público”; y para el granmense Alejandro Ponce Ruiz, ganador del certamen Juegos Florales, celebrado por vez primera en la cita, es esencial la relación que se establece entre los artistas, entre sus sueños e inconformidades.

CURIOSIDADES CRUZADAS

– Son varios los atractivos de este aglutinador certamen cultural. Destaca como el vocablo Cruzada se ha multiplicado en otros eventos similares en todo el país.

– Entre las tradiciones generadas por La Cruzada literaria están el concierto o recital de poesía y trova, frente a la escalinata del histórico Preuniversitario Álvaro Morell Álvarez, en el Casino Campestre –parque urbano más extenso del país–, el cual espera el cumpleaños del Comandante en Jefe cada 13 de agosto, y rememora el asesinato de los hermanos Sergio y Luis Saíz Montes de Oca, en San Juan y Martínez, en Pinar del Río, en 1957.

– La siembra del Árbol de La Cruzada, cada 13 de agosto, es otra de sus costumbres. Desde 2003 al 2007 se plantaron especies ornamentales en el proyecto Ejo, de esta ciudad. Desde 2008 al 2016 se sembraron árboles en el Casino Campestre, y desde 2017 hasta el presente se plantaron tres ejemplares cada vez, en el parque botánico.

– Este evento abraza desde su surgimiento, hace 16 años, a cerca de 300 artistas desde la Isla de la Juventud hasta Guantánamo, y a múltiples generaciones de trovadores y sus proyectos. Hoy se confirma La Cruzada con una gran feria de las artes.

– La Cruzada no está de espalda al empuje de las nuevas tecnologías, desde 2014 desarrolla foros debates en Facebook.

– Entre sus proyectos más ambiciosos está la confección de libros cartoneros. En 2015 nació una nueva manera de hacer libros y de promocionar la obra juvenil ante limitaciones económicas. En ese año se confeccionó el primer volumen Memorias cruzadas I. El ejemplar incluyó a 36 autores, en unas 60 páginas, divididas en cuatro capítulos dedicados a la narrativa, la poesía, la trova y a los proyectos de narración oral. La joven escritora Annalís Castillo Seguí, fue la inspiradora de esta iniciativa, la cual funciona como memoria histórica de esta importante cita nacional de la AHS.

– En 2017 se confeccionó Memorias cruzadas II, el cual publicó textos premiados, obras literarias y letras de canciones.

– En 2016 se rescató el premio Bustos Domecq tras cinco años de ausencia. La convocatoria tuvo la respuesta de 14 cuadernos, de los cuales Glosas sencillas, de Evelyn Queipo, recibió mención, y el premio fue para Alexander Ramón Jiménez, por su País mental.

– La Cruzada es también escenario para presentaciones de revistas digitales y libros de la Editorial Ácana; y de otros sellos vecinos. En ese mismo año se conocieron los resultados del I Concurso de reseñas La Liga, correspondientes a Josué Pérez Rodríguez, por el texto El 71.

– Este año mereció un Sendas especial –publicación de la AHS en Camagüey–, y también incluyó los tan esperados Juegos Florales, una especie de competencia poética donde compitieron 17 poemas, y el ganador fue el granmense Alejandro Ponce, con su Tela de araña.


Cruzada por el arte y la literatura en Cienfuegos (+ audio )

Cada etapa veraniega la filial cienfueguera de la Asociación Hermanos Saíz convoca a la Cruzada Artística y Literaria, un movimiento cultural que recorre las zonas montañosas y más apartadas del territorio sureño.

Este dos de agosto comienza la edición número 11 de este evento que comenzará en el municipio de Cumanayagua, con un acto inaugural en el que participarán todos los creadores involucradas en la Cruzada.

Además de la AHS, auspician este certamen la Dirección Provincial del Cultura y el Gobierno de Cienfuegos. Dentro de los asentamientos beneficiados destacan las comunidades de La Sierrita, Monforte, San José, Río Chiquito y Yaguanabo Arriba, entre otras.

Durante la primera semana los artistas y escritores visitarán zonas ubicadas en el Macizo montañoso de Guamuhaya, mientras que a partir del seis de agosto se moverán por poblados del litoral sur de la provincia.

Además de músicos, actores, artistas de la plástica de la localidad, también se integrarán a la oncena edición de la Cruzada, integrantes de Grupo Trovuntivitis de Villa Clara, junto a miembros de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí” y de la Sociedad Cultural, que también lleva el nombre del Apóstol.

ESCUCHE AUDIO AQUÍ (DE RADIO CIUDAD DEL MAR)