Congreso


Dédalos, la revista del arte joven cubano

Tras 10 a√Īos sin publicarse, D√©dalos llega con una nueva temporada para este a√Īo que casi concluye. La revista de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en este primer n√ļmero propone un acercamiento al trabajo interno de la organizaci√≥n; as√≠ como tambi√©n al ejercicio de la participaci√≥n desde diferentes aristas.

La edición es respuesta al reclamo de los integrantes de la AHS quienes exigieron el retorno de esa publicación que también los representa, y renace en el marco del aniversario 33 de la entidad.

Bajo la direcci√≥n del presidente de la organizaci√≥n Rafael Gonz√°lez, y la coordinaci√≥n del escritor para ni√Īos Eldys Baratute, el ejemplar muestra en primera instancia un dossier sobre el funcionamiento de la Asociaci√≥n durante este a√Īo y rememora algunas de las intervenciones de sus integrantes en el III Congreso.

Asimismo, recoge las valoraciones de Gonz√°lez respecto a cu√°nto se ha realizado desde la cita y fragmentos de las obras de los Premios Calendarios como un avance de la Feria Internacional del Libro de La Habana.

Entrevistas, ensayos, poemas, cuentos… conforman esta pieza que sirve de homenaje a figuras como Fernando Martínez Heredia y Roberto Fernández Retamar.

Este ejemplar tendrá también recordatorios de fechas importantes y artículos sobre artes escénicas desde el estado de la joven coreografía, elementos de la vida de Vicente Revuelta y semblanzas del teatro.

Al decir Baratute, uno de los aspectos destacables es la promoción de los artistas visuales que se realiza en sus páginas y el trabajo laureado con la beca de Pensamiento Che Guevara sobre cómo el periodismo deportivo enfoca la temática de género.

D√©dalos llegar√° dos veces en el a√Īo bajo el sello editorial Ocean Sur para seguir promocionando el arte joven cubano desde la mirada de la Asociaci√≥n.

Para el pr√≥ximo n√ļmero se proyecta la realizaci√≥n de un dossier dedicado a la cr√≠tica de manera general como fen√≥meno sociocultural cuyo enfoque va desde lo macro a lo art√≠stico literario.

Su reciente presentaci√≥n en versi√≥n digital ante los miembros del Consejo Nacional de la AHS servir√° para que las personas se impliquen a√ļn m√°s e impartan sus criterios para mejorarla.


Analiza Consejo Nacional de la AHS funcionamiento interno

Miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) debatieron este miércoles en el Salón de Mayo, del capitalino Pabellón Cuba, el reglamento interno aprobado en el III Congreso de la organización.

Tras un a√Īo de la cita y como parte de los acuerdos tomados, el Consejo Nacional ampliado analiz√≥ las inquietudes surgidas en los diferentes territorios sobre el funcionamiento y las estrategias de la AHS para este per√≠odo.

Artistas debaten en Consejo Nacional de la AHS

Durante la jornada, aspectos tales como la ética, los concursos, becas y eventos que se proponen; así como también las conductas a seguir en los crecimientos de los nuevos integrantes fueron resaltados.

Bajo la conducci√≥n del presidente de la AHS, Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, y el vicepresidente Yasel Toledo, la joven vanguardia art√≠stica propuso nuevos enfoques para algunos de los c√≥digos que rigen los caminos de la organizaci√≥n.

También el espacio fue propicio para revisar cuestiones administrativas y logísticas de cada provincia y los procesos de diversa índole que se realizan. Al finalizar el encuentro los presentes aprobaron con unanimidad el reglamento.

Hasta el 18 de octubre en la sede nacional de la Asociación, los jóvenes creadores examinarán con una mirada crítica la ejecución de los acuerdos aprobados en el III Congreso, ocasión que además servirá para compartir la obra artística de sus miembros.


Soluciones nuevas a problemas viejos

Notas sobre el libro Fidel y la AHS

El 25 de noviembre del 2016, cercana la medianoche, conocimos sobre la muerte de Fidel. El timbre de mi tel√©fono no se deten√≠a. Consternado, el rostro grave de Ra√ļl, su voz entrecortada, confirmaban al pueblo y a los amigos de la Revoluci√≥n dispersos por el mundo la noticia mediante una breve comparecencia televisiva. El sencillo despacho desde donde se transmit√≠a la alocuci√≥n estaba apenas habitado por los retratos de Maceo, G√≥mez y Mart√≠.

Guardo la impresi√≥n que ayudaban, en alguna medida, a soportar el dolor entero de la Isla. Es mi recuerdo m√°s n√≠tido. Puedo sumarle una sensaci√≥n de terrible desamparo. Tambi√©n mi dosis de irritaci√≥n al constatar c√≥mo continu√≥ la programaci√≥n televisiva durante la madrugada. Los que permanecimos en vigilia decidimos mudarnos a la se√Īal de TeleSur.

Por voluntad propia la ciudad m√°s bulliciosa de Cuba enmudeci√≥. El s√°bado fue esencialmente silencioso. La Habana result√≥ sobrecogedora. Cuando intento volver sobre ese d√≠a recupero, sin embargo, la imagen repetida, el coro respetuoso de los universitarios marchando sin convocatoria oficial por la c√©ntrica calle 23 en El Vedado. Llegando por decenas a la Escalinata. Regresa tambi√©n el metal desahogado de los discursos que no fueron planificados. Un acto de hondura insospechada que encumbr√≥ la vivacidad de una juventud para muchos extraviada y ap√°tica ante la sombr√≠a y desoladora presencia de la muerte. Alg√ļn participante decidi√≥ colocar una foto de Fidel en los brazos del Alma Mater. Aquel, era territorio fidelista.

Los nueve días de duelo oficial sumergieron a la Isla en una angustia absoluta. Un amigo periodista, Wilmer Rodríguez, recogió el testimonio gráfico y la fuerza espiritual del tributo de un país. Viajó junto a la Caravana. Atrapó y supo convertir en palabras la mística que observábamos con el filtro de la televisión. Tras la voluntad de rechazar cualquier manifestación de culto, quedaba ahora la construcción del más difícil de los monumentos a Fidel, el que se funda en el estudio y el enriquecimiento en la práctica de un pensamiento como el suyo.

Unos 18 d√≠as antes de aquel viernes 25 de noviembre ‚Äďel 7 de ese mes, para ser exactos‚Äď, la inconfundible caligraf√≠a de Fidel autorizaba, en una breve nota, a Elier Ram√≠rez Ca√Īedo a publicar dos intervenciones hasta entonces in√©ditas. Eran¬† resultantes de sendos encuentros sostenidos con miembros de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en los a√Īos 1988 y 2001. En las oficinas de la presidencia de la AHS coincid√≠ con Elier cuando lleno de entusiasmo organizaba el proyecto que se alejaba de la fantas√≠a para convertirse, no sin pocos obst√°culos, en un hecho editorial.

El camino fue fatigoso. La Comisi√≥n Organizadora del III Congreso luch√≥ contra los atrasos editoriales, los problemas de poligraf√≠a y las soluciones de dise√Īo que a algunos siguieron sin entusiasmarnos. Finalmente, en octubre de 2017 la Editora Abril obsequi√≥ a los delegados que asistimos al Congreso el volumen. Los discursos de Fidel se acompa√Īaron de un pr√≥logo del intelectual cubano Abel Prieto, unas breves l√≠neas a modo de ep√≠logo del entonces presidente de la AHS, Rubiel Garc√≠a, y una introducci√≥n, tambi√©n breve, en la que Elier expone algunos aspectos generales y evoca la ‚Äúconcepci√≥n totalmente revolucionaria en la manera de relacionarse el l√≠der de la Revoluci√≥n con los artistas e intelectuales cubanos‚ÄĚ.

En realidad, los tres textos que acompa√Īan los discursos formulan una evidencia en relaci√≥n a las caracterizaciones, interpretaciones y proposiciones sint√©ticas que han acompa√Īado al pensamiento de Fidel. Por mi parte intentar√© esbozar algunos comentarios que pueden facilitar otros acercamientos. No poseen en s√≠ mismos un alcance reflexivo. Siento, sin embargo, pueden contribuir al contrapunto con las ideas m√°s importantes que traslad√≥ en sus palabras. Son apenas apuntes para un debate. Lo m√°s significativo queda a buen resguardo para cuando se produzca el encuentro del lector con esta obra.

Por el destinatario que recibe por vez primera estos textos, quisiera comenzar. Si lo acompa√Īa una voluntad cr√≠tica Fidel y la AHS puede estremecer sus certezas, inquietar sus sentidos y dejar abierta una v√≠a para repensar todo lo que entendemos en los marcos de la pol√≠tica cultural. Puede tambi√©n, en direcci√≥n contraria, ofrecer argumentos bastante √ļtiles para perpetuar el absurdo. Esto √ļltimo, si nos aferramos a par√°bolas que descontextualicen, o decidimos negar el terreno polis√©mico y √ļtil de la contradicci√≥n en la que Fidel aprendi√≥ a moverse con toda holgura.

Timoneadas desde un ejercicio pol√©mico, que guarde como denominador com√ļn la responsabilidad intelectual, estos discursos terminan desalojando los sillones que nos mantienen c√≥modos. Retoman, en un √°ngulo de admirable dimensi√≥n, el espacio central que por derecho propio corresponde a la cultura en la Revoluci√≥n. Las palabras de Fidel destruyen los tabiques falsos entre estos dos universos tan conflictivos. Instalan a su vez una representaci√≥n que hincha la necesidad de retomar lo que Armando Hart desesperadamente defend√≠a como ‚Äúla cultura de hacer pol√≠tica‚ÄĚ.

La mayor√≠a de los planteamientos, debemos se√Īalar como segundo aspecto, se inscriben en el centro de una condici√≥n cultural reforzada por el mundo social que emergi√≥ con la Revoluci√≥n. Genuinamente liberadora y resistente. Una condici√≥n que hubo de someter y someterse a la reconfiguraci√≥n sistem√°tica de los mecanismos, alcances y plataformas que crecieron junto al nuevo sujeto revolucionario. Plantearse relaciones de poder m√°s horizontales e interpretaciones osadas. Luchar por fijar un estatuto antropol√≥gico y una visi√≥n procesual de sus componentes. En esencia, de acuerdo con Fanon, sentirse obligada a encarnar y corresponderse con todo el cuerpo de esfuerzos hechos por el pueblo, en la esfera del pensamiento para describir, justificar y alabar la acci√≥n mediante la cual ese pueblo se cre√≥ a s√≠ mismo y se mantiene en existencia.

Los dos discursos son portadores de un lenguaje coloquial y a veces de estilo pedag√≥gico. Reunido con creadores, esencialmente artistas y escritores, Fidel dedica el grueso de sus reflexiones a insistir en el ‚Äúestado pol√≠tico de pueblo‚ÄĚ, en ‚Äúlas condiciones excepcionales de la masa‚ÄĚ, en ‚Äúla necesidad de mezclarse con el pueblo y sus problemas‚ÄĚ, en la actitud del ciudadano com√ļn. ¬ŅNo ser√≠a √ļtil preguntarnos por qu√©?

Los emplazamientos, que no son pocos ni ligeros, tocan las fronteras de la institucionalidad de la cultura, su poder real de representación de los gremios, los mecanismos de concertación, la participación orgánica de los creadores en el entramado de decisiones que mueven la maquinaria. Con todo desprendimiento Fidel habla de los problemas tangenciales que reproduce el funcionamiento de feudos aislados en la política cultural y que son eficaces para profundizar el océano de incoherencias que tiende a lastimar este ecosistema.

Replantea el papel de la AHS y la UNEAC. Las define como organizaciones sociales. Subraya el hecho de que las organizaciones sociales no est√°n subordinadas al aparato institucional, de ah√≠ la necesaria coordinaci√≥n entre ambos actores. Deja expl√≠citamente formulado un problema hasta hoy desatendido: d√≥nde quedan, qui√©nes representan a los que hoy no son miembros de la AHS y la UNEAC. Con todos los √©nfasis posibles respalda la preferencia de ‚Äúlos errores de tener mucha libertad, a los inconvenientes de no tener ninguna.‚ÄĚ

Ambas intervenciones tienen lugar en momentos muy particulares de nuestra historia. El 12 de marzo de 1988: un a√Īo antes de su importante discurso del 26 de julio de 1989 cuando vaticin√≥ el desmerengamiento de la URSS corr√≠a ya el proceso de rectificaci√≥n de errores; es un hecho el viraje estrat√©gico en las discusiones y la concepci√≥n en torno al modelo de desarrollo. Fecha en que Fidel mismo est√° aceleradamente rescatando al Che y se intentaba retomar el dise√Īo de un socialismo con caracter√≠sticas propias.

El 18 de octubre de 2001: ya la Batalla de Ideas está en desarrollo, ha iniciado la municipalización de la educación superior, la universalización del conocimiento asume el desafío de la informatización de la sociedad, se intenta reproducir un movimiento de masas en apoyo a un nuevo modelo de transición socialista, en medio de una ofensiva ideológica orientada al rescate de valores revolucionarios y antimperialistas tras las grietas del Período Especial, dando paso a programas concretos de recuperación en todos los órdenes, visibilizando un estamento de vanguardia con la nuevas generaciones e intentando, sobre todo, que la recuperación espiritual se anticipe a la recuperación material y logre contribuir ella.

Un √ļltimo comentario. Se ha extendido bastante la tesis que subraya la intervenci√≥n del 30 de junio de 1961 en la Biblioteca Nacional como el texto program√°tico y fundador de nuestra pol√≠tica cultural. Si fuera correcta, omitir√≠amos el cuerpo de consideraciones contenido en el autoalegato que se convirti√≥ en el Programa de la Revoluci√≥n. Es una simple convocatoria a pensar en ello.

En La Historia me Absolver√° estaba ya vertida la suerte democratizadora, de anch√≠simo alcance y visi√≥n sociol√≥gica del movimiento cultural al que aspir√°bamos. All√≠ no se habla, es cierto, del racimo de las Bellas Artes ni de las corrientes literarias. Mas se define el concepto de pueblo. Se ahonda en la problem√°tica martiana de la Naci√≥n. Se pacta la visi√≥n de futuro de una vanguardia que busca compatibilizar el universo de aspiraciones y proyectos individuales, con la moral, la pol√≠tica y los sue√Īos colectivos que antepon√≠a en sus realizaciones pr√°cticas la Revolucion.

Resulta inexacto pasadas seis décadas insistir en la apreciación limitada de que en esa reunión se dilucidaban presupuestos estéticos. La verdad la dominamos hoy. El marco, la convocatoria y los conflictos que desembocaron en la cita de algunos intelectuales con Fidel y otros dirigentes revolucionarios, sacó a la superficie un enfrentamiento por el poder entre dogmáticos, liberales y también oportunistas. Por cierto, en su intervención del 2001 Fidel deja la mesa servida para que nos impliquemos en explorar con profundidad esas dicotomías.

El texto de aquel temprano junio de 1961 es por s√≠ mismo la columna vertebral de la inmensa mayor√≠a de los asuntos que Fidel enfoca en los discursos que esta compilaci√≥n nos propone. Como es de esperar, √©l logra, a pesar de nosotros mismos, vencer las descontextualizaciones, las deformaciones que sirvieron de base para la gris√°cea marca que acompa√Ī√≥ a la cultura en los 70 y que de vez en cuando asoma en la gaveta de alg√ļn bur√≥crata. No por acostumbrados deja de sorprender la capacidad dial√©ctica para escapar a los mecanicismos y no dejarse atrapar en las limitaciones propias de todo lo que es iniciador y por ende experimental. Reconoce el valor hist√≥rico de aquellas ideas, pero no duda en afirmar que estamos ‚Äúen una √©poca nueva y tenemos que aplicar a la cultura el principio de soluciones nuevas a problemas viejos, y soluciones nuevas a problemas nuevos‚ÄĚ.

En el cuadro de una sociedad es preciso no menospreciar lo indirecto. Las lecturas correctas entre lo fenoménico y lo esencial son imprescindibles. Las interpretaciones complacientes no nos ayudan mucho. La narrativa del presente solo puede autentificarse buceando profundo en las oscuras cavernas de la memoria.

Gracias al trabajo del investigador Elier Ram√≠rez, estos discursos llegan ahora remontando la escala del tiempo. Los que nos vamos incorporando al campo intelectual y sus pr√°cticas podremos recurrir a ellos para mediar en los contextos pol√≠ticos, materiales e ideol√≥gicos, con el √ļnico fin de crear nuestra obra. Desde ella hacer retroceder vertiginosamente las fuerzas del conservadurismo, la rutina y la restauraci√≥n neoliberal que se esconden bajo el manto redibujado de la neutralidad de la cultura, que sabemos no existe.

Las reflexiones de Fidel penetran ahora con fuerza tel√ļrica en esa contradicci√≥n. Para dicha colectiva funcionan como recurso de aprendizaje. Plantean un problema inacabado. Sirven de sost√©n para que completemos nuestra perspectiva irregular de los hombres y las cosas. Sin empecinamientos. Asumiendo que la rectificaci√≥n siempre puede liberarnos. Comprendiendo que ‚Äúm√°s que decir nuestras verdades, hay que ir a los lugares a escuchar y aprender de las verdades de los otros.‚ÄĚ


Estos Saíz de ahora

En la AHS cabemos todos, siempre que amemos y hagamos…

La¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z se ha convertido en ese lugar donde los j√≥venes hallan un remanso de creaci√≥n en medio de tiempos dif√≠ciles, de hecho a√ļn los m√°s refractarios reconocen que el sistema de becas y premios que tiene la organizaci√≥n resulta envidiable para cualquier pa√≠s, ya que no se sabe de un programa similar en todo el continente, cosa que adem√°s existe de manera totalmente gratis.¬†

Surgida como una necesidad y para cubrir los vacíos en el horizonte del crecimiento artístico, la AHS no le teme al irreverente, al que experimente, más bien tiene esa noción de vanguardia como punto referencial a la hora de elegir una militancia.

En cada uno de sus congresos, el gremio dejó claro que sus estándares estéticos están a la altura de lo más elevado y exigente. La AHS pudiera incluso hacer muchísimo más, pero cuenta con recursos limitados, que usa no obstante con una eficacia digna de elogio, una lección administrativa para el resto de las entidades de la sociedad civil cubana, incluyendo la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC).

Por otro lado, mientras en otros espacios se espera a cierta mayoría de edad de los autores, en la AHS se tiene una fe sincera en los que vayan surgiendo, causa que dio origen a las más recientes vanguardias que hoy prestigian a Cuba.

Son los jóvenes y sus ganas de hacer quienes han nutrido esta experiencia, de hecho muchos que viven hoy allende el mar, crean grupos de Facebook y siguen en una militancia férrea cada paso que da la organización, la cual más que eso ha funcionado como una hermandad en ocasiones.

El esp√≠ritu de los hermanos Sa√≠z, asesinados en medio de un crecimiento creativo prometedor, se ha adue√Īado de los miembros que hoy brillan en los panoramas de la m√ļsica o la pintura. Prueba esta de que la juventud, lejos de estar perdida, se busca a s√≠ misma constantemente y trata de inventar espacios alternativos donde sea el arte el punto de mira y no el consumo ciego o la obediencia a c√°nones convenientes en funci√≥n de intereses pragm√°ticos. ¬ŅHay algo m√°s socialista que eso? La Asociaci√≥n nos ha asociado, valga la redundancia.

El Noticiero Cultural dedica esta semana su segmento contrapunteo al an√°lisis del trabajo de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z a un a√Īo de nuestro III Congreso. S√ļmate al debate a trav√©s del correo electr√≥nico contrapunteonc@cubarte.cult.cu, ingresando al sitio en facebook NoticieroCultural.Cuba o simplemente deja tu comentario en este post.#AHSViva #A1A√ĪoDelCongreso #Aniversario33

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Jueves, 10 de octubre de 2019

Más que socios, somos amigos, apoyos los unos para los otros, como sucede en la sección de literatura, cuando hacemos talleres y surgen ideas incluso mejores que las que llevamos en un inicio. Entender el arte como un estadio de gracia, una especie de iluminación, ha sido el camino ante otras escaseces como las que existen en el plano material o humano en tantas otras instancias.

En la AHS cabemos todos, siempre que amemos y hagamos. Y en esa m√°xima se basa una militancia que he preferido antes que otras, aunque se conoce que el camino para los asociados no ha sido f√°cil, pues estuvo plagado de un c√ļmulo de subestimaciones y falta de comprensi√≥n.

He estado en no pocos espacios en los que ser joven y artista ya se mira mal, sin que te pregunten siquiera el nombre. El burócrata se acostumbró a una infamia universal que tiende a prefijarle conceptos a la realidad, de manera que es esta la que debe amoldarse a un pensamiento específico.

Si algo logró vencer la AHS fue ese prejuicio y lo ha hecho mediante una obra inmensa, desde lo individual hasta lo colectivo, porque su huella puede verse en cada provincia, incluso en municipios y bateyes. El arte resulta el mejor argumento, en una pelea en que del otro lado solo está el vacío.

Para nuestro país es imprescindible que espacios como la AHS sigan existiendo, si queremos un futuro donde los estándares de una sociedad de hombres libres e iguales se sostengan,más hoy, cuando vivimos momentos en que desde el mercado se nos llama a cerrar los sentidos.

Existe la eterna tentación de irse a otras áreas mejor remuneradas, donde priman lógicas instrumentales que pagan bien porque te mueras espiritualmente. A nadie le ponen una pistola en la sien para que deje de ser artista, pero un fajo de billetes y facilidades pesan demasiado en un universo plagado de arbitrariedad y falsos recovecos.

Desde la sección de literatura de la provincia de Villa Clara, incluso con mis visitas esporádicas a la sede nacional, he constatado que la AHS goza de salud, que sus miembros sostienen un activismo sin par, y que la mejor lección en la cultura cubana hoy proviene de ellos que impulsan proyectos siempre nuevos.

¬ŅQueremos una muestra mejor que el¬†Encuentro de Escritores Hispanoamericanos, que se hace en Santa Clara, en una filial supuestamente en los confines provincianos? Para brillar en la AHS solo hacen falta brillo y una idea, lo dem√°s siempre resulta bien acogido, como pasa en estos momentos con la revista Zona Cr√≠tica, una propuesta que cumple con est√°ndares acad√©micos y viene a suplir los vac√≠os.

La gran diferencia entre un asociado y otro tipo de seres es que el primero siempre habla de hacer, de escribir, pintar, actuar, componer, mientras los demás se concentran en cómo vivir mejor. No hay nada más digno del legado de José Martí, no hay mejor patria que esa que ellos dibujan, ni hermanos más brillantes que estos Saíz de ahora.

Publicado originalmente en Cubahora


Reglamentar la vida en tres pasos

 

Facebook: jacqueline pérez.

A falta de un instrumento que sentara las bases para procedimientos claves en la vida de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, miembros de la organizaci√≥n ahora se disponen, en un debate de ‚Äútres cap√≠tulos y 92 art√≠culos‚ÄĚ, establecer un Reglamento.

Las reflexiones a raíz del Tercer Congreso de la AHS, celebrado en octubre de 2018, iniciaron el pasado día 2 con el objetivo de delinear disposiciones generales, el funcionamiento interno y procesos administrativos y otras tareas de la asociación. Un diálogo en colectivo para repensar una organización cuya razón de ser es la de potenciar a jóvenes de la vanguardia artística del país.

facebook: Jacqueline pérez.

Yasel Toledo Garnache, vicepresidente de la organización, durante los encuentros en el oriente del país, refirió que va más allá de establecer normativas, va a la construcción colectiva, y se ha tomado muy en serio, analizando artículo por artículo, con propuestas concretas.

‚ÄúEstamos conscientes de que este va a ser un documento que va a regir el funcionamiento de la asociaci√≥n y adem√°s, nuestro quehacer como j√≥venes creadores‚ÄĚ, destac√≥ Toledo Garnache, quien afirm√≥ que los di√°logos concluyen el pr√≥ximo 11.

Durante los intercambios se intercambia sobre premios, concursos, becas de creaci√≥n, el proceso de ingreso a la organizaci√≥n, c√≥mo confeccionar los jurados, aspectos que centran el mayor n√ļmero de propuestas y an√°lisis.

facebook: jacqueline pérez.

En esas l√≠neas, en la provincia de Granma, se pronunciaron por establecer m√°s de dos crecimientos al a√Īo con el fin de viabilizar las oportunidades de ingreso, que figura como una opci√≥n voluntaria pero selectiva.

También se planteó valorar si debe existir una Comisión Nacional para aprobar los egresados y si se mantiene la posibilidad de apelar en caso de no ser aceptado.

Entre los criterios sobresalió que el premio Memoria Nuestra, que se entrega durante las Romerías de Mayo -el festival del arte joven en Cuba-, debe recogerse entre los lauros y reconocimientos mencionados para acceder de manera directa a la plantilla de la AHS.

Roberto Carlos García Ramos, presidente de la organización en el territorio, destacó que interactuar con el documento antes de ser aprobado es muy saludable, porque va a ser la guía para vivir.

Mientras, Yuleidis Gonz√°lez Estrada, jefa de sesi√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n en la filial granmnense, rese√Ī√≥ que discutir el documento en la base permite participar en la toma de decisiones.

facebook: jacqueline pérez.

Por otra parte, Reinier Riera Contreras refirió que estas reuniones vienen a establecer vínculos entre deberes y derechos de los asociados, que establecen un norte.

Los debates se concretarán ante la dirección nacional de la AHS los días 13 y 14 del actual mes, y luego se llevarán con las modificaciones al Consejo Nacional, que tiene la potestad de aprobar el Reglamento. 

facebook: jacqueline pérez.

facebook: jacqueline pérez.

facebook: jacqueline pérez.

 

Defender el arte auténtico y de vanguardia

Por: Dairon Martínez Tejeda

El proceso de crecimiento y la ética profesional, además de cómo articular un sistema de trabajo para un mejor funcionamiento de la organización que aglutina a noveles talentos, centraron el debate en Guantánamo sobre el nuevo Reglamento de la Asociación Hermanos Saíz, que presidió Yasel Toledo Garnache, vicepresidente nacional de la organización que agrupa a los jóvenes artistas e intelectuales cubanos.

Toledo Garnache, responsable de mostrar, esclarecer y socializar la legislaci√≥n, se√Īal√≥ al inicio del encuentro la importancia del texto jur√≠dico, primero de su tipo en la Asociaci√≥n, el cual contempla todo lo referente al funcionamiento interno de la AHS y los procesos administrativos que se dan en el sistema de casas del Joven Creador del pa√≠s. Adem√°s, va en correspondencia con los estatutos aprobados en el Tercer Congreso, as√≠ como las principales leyes que rigen el pa√≠s.

Facebook: Yasel Toledo garnache.

Durante la discusi√≥n afloraron ideas de modificaci√≥n, sustituci√≥n y supresi√≥n. Sobre el proceso de crecimiento a la organizaci√≥n se sugiri√≥ escoger a los especialistas que evaluar√°n las obras de los artistas seg√ļn el formato de las muestras que se presenten en cada manifestaci√≥n, adem√°s se abog√≥ por dotar de mayor poder a las direcciones provinciales en la consulta y propuesta de los tribunales nacionales para aprobar el ingreso a la AHS.

Los guantanameros llamaron la atenci√≥n sobre la utilidad del reglamento para fomentar mayor transparencia en los procesos org√°nicos internos, como est√≠mulo al talento joven, pues deja claro cuestiones relativas al acceso de las nuevas generaciones (menores de 36 a√Īos), miembros o no de la AHS, al sistema de premios y becas establecidos; as√≠ como condenar actitudes negativas como el plagio, y reconocer el derecho de los afilados a solicitar su desactivaci√≥n cuando deseen.

facebook: Yasel Toledo garnache.

También se subrayó el reto que implica administrativamente el texto legal, pues establece claramente las funciones de las casas del Joven Creador y obliga a la organización a trazarse un exhaustivo plan económico para 2020 que permita gestionar eficientemente los recursos dada la independencia presupuestaria que se adquiere.

El reglamento incluye igualmente nuevas funciones a cumplir por parte de la vicepresidencia, además de las recogidas en el artículo 36 de los estatutos, y establece las causas y procedimientos para la revocación de mandatos a cualquier nivel, así lo explicó Yasel Toledo, quien instó a estudiar continuamente el cuerpo legal, y hacer del escrito un instrumento de trabajo diario para fortalecer la Asociación.

Facebook: yasel toledo garnache.

 

 

 

A mirarse por dentro

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z realiza desde este 2 de septiembre y hasta el d√≠a 11 un amplio proceso de intercambio con los asociados en las diferentes provincias del pa√≠s, oportunidad para debatir en torno a los pasos y retos de la organizaci√≥n, justamente cuando casi se cumple un a√Īo despu√©s de su tercer congreso, efectuado del 16 al 18 de octubre del 2018.

Estos encuentros son favorables para enriquecer el proyecto de reglamento de la Asociación, como parte de uno de los acuerdos del Congreso. Ese documento, fruto de la labor de una de las comisiones de trabajo, opiniones de los integrantes de la Dirección Nacional y de los debates en las filiales provinciales y el Municipio Especial Isla de la Juventud, deberá ser presentado ante el Consejo Nacional de la organización el próximo mes de octubre.

Miembros de la Dirección Nacional de la organización brindan detalles, además, sobre resultados y proyecciones relacionadas con la comunicación y la promoción, el área de la creación, incluidos los premios y becas, y diversos eventos impulsados por la vanguardia de jóvenes creadores cubanos.

También en septiembre, exactamente del 18 al 22, se realizará el XXIX Taller y Concurso de la Radio Joven Antonio Lloga in Memoriam, el más importante certamen de la AHS para los jóvenes radialistas, que en esta ocasión se dedicará a los programas infantiles.

El 18 volver√° al Sal√≥n de Mayo, del Pabell√≥n Cuba, el espacio de pensamiento y debate Dialogar, dialogar‚Ķ, que tendr√° como tema El sentido de la responsabilidad colectiva, ¬Ņc√≥mo se construye? ¬Ņc√≥mo se destruye?

En la √ļltima decena del mes, el presidente nacional de la organizaci√≥n Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, participar√° en un recorrido por todas las provincias para evaluar el estado de cumplimiento de los acuerdos emanados de las asambleas provinciales III Congreso, e impulsar los avances de la Asociaci√≥n en cada territorio.

Deseamos concretar m√°s sue√Īos individuales y colectivos, que contribuyan a la cultura nacional. Cuando nos acercamos al aniversario 33 de la organizaci√≥n, que se cumplir√° el pr√≥ximo 18 de octubre, los pasos en la senda de los anhelos y la calidad art√≠stica marcan nuestro √ļnico camino posible, entre desaf√≠os y amor a la creaci√≥n.


La AHS felicita a la Uneac y reafirma compromiso con la cultura cubana

La Asociación Hermanos Saíz felicita a todos los miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba por la calidad de su IX Congreso y el proceso de análisis y debate, especialmente a su Presidente de Honor Miguel Barnet, Maestro de Juventudes de la AHS, y a Luis Morlote, quien asume la responsabilidad de guiar a esa vanguardia de escritores, artistas e intelectuales.

Manifestamos nuestra confianza en la nueva presidencia y en la labor conjunta de los m√°s de nueve mil integrantes de la Uneac, junto a quienes deseamos continuar so√Īando y haciendo a favor de las esencias de la naci√≥n y su pueblo.

Los j√≥venes creadores cubanos reafirmamos el compromiso de acompa√Īar al Ministerio de Cultura y a todo su sistema de instituciones, con nuestra capacidad para crear, alertar, criticar y proponer, en el empe√Īo de aportar sin descanso a lo mejor del arte, la literatura y el alma de Cuba.

El documento Desafíos actuales de la cultura cubana, presentado en el cónclave, y el discurso del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel en la clausura, constituirán guías para nuestro trabajo en lo adelante.

Los retos del presente y el futuro en el √°mbito cultural y simb√≥lico son enormes, pero la fuerza de los escritores, artistas y la intelectualidad cubana, junto a todo su pueblo, puede alcanzar cualquier sue√Īo.

 

Presidencia de la Asociación Hermanos Saíz


Desde la cultura, los jóvenes construyen un país

Jóvenes artistas, intelectuales y creadores parecidos y comprometidos con su tiempo, participaron en el IX Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) que tuvo lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana del 28 al 30 de junio.

Tomada de ACN

El cónclave contó con la necesaria mirada de la nueva generación hacia la cultura, sobre todo desde la perspectiva de los miembros de la Asociación Hermanos Saíz, organización que aglutina a los jóvenes artistas cubanos, quienes están imbricados en las nuevas formas de hacer el arte, la cultura y pensar la sociedad.

Tomada de ACN

Eldys Baratute, miembro de la Dirección Nacional de la AHS, destacó la importancia del Congreso en este momento en el que el país ha tenido tantos cambios en la economía y en las maneras de producir.

El Congreso de la Uneac tiene que ser para pensar la sociedad cubana, no solo para pensar la cultura artística literaria, sino para tener una visión amplia de lo que es la cultura, resaltó.

Tomada de ACN

A√Īadi√≥ respecto al referido proceso de debate que en la medida en que confluyan nuevas generaciones de creadores, lo normal es el surgimiento de nuevas formas de ver los procesos culturales, y de ese contraste nacen soluciones efectivas.

Esta cita de cierta forma es la continuidad de lo ocurrido en el Congreso de la Asociación Hermanos Saíz, efectuado en octubre de 2018, y eso permite que las ideas y estrategias de los creadores se consoliden.

Tomada de Facebook/ Asociación Hermanos Saíz

Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente de la AHS, refiri√≥ que el rol de los intelectuales y artistas es crucial en los momentos que vive el pa√≠s, por eso Miguel Barnet, presidente de la Uneac, exhort√≥ a los j√≥venes a seguir acompa√Īando el proceso cultural que es la Revoluci√≥n misma.

La globalizaci√≥n cultural se est√° imponiendo en los pa√≠ses del mundo, tratando de estandarizar una cultura homog√©nea y tenemos que evitar que colapsen los principales centros de promoci√≥n de nuestro pa√≠s, y la √ļnica manera de lograrlo es ser celosos veladores de lo m√°s genuino de nuestras esencias y nuestra cultura, subray√≥.

Tomada de Facebook/ Asociación Hermanos Saíz

El c√≥nclave propici√≥ el intercambio entre artistas y escritores sobre temas fundamentales como el perfeccionamiento de la ense√Īanza art√≠stica, y el logro de una mayor participaci√≥n de la organizaci√≥n en las iniciativas territoriales.

Los afiliados se reunieron en seis comisiones de trabajo: Creaci√≥n art√≠stica y relaci√≥n con las instituciones; Proyecci√≥n social de la cultura; Cultura, medios y redes sociales; Cultura, turismo y mercado; Ense√Īanza art√≠stica y relaci√≥n con los j√≥venes creadores; y Estatutos.

Tomada de Facebook/ Asociación Hermanos Saíz

El trabajo de las comisiones estuvo centrado en los principales temas analizados en todas las filiales de la organización durante el amplio proceso de debate previo.

La organizaci√≥n, fundada en 1961 por Nicol√°s Guill√©n, mantiene su compromiso con el proceso revolucionario cubano y contin√ļa como fiel defensora de la creaci√≥n intelectual y art√≠stica en Cuba, como ha trascendido en el IX Congreso.


AHS y UNEAC caminan a la par

(TOMADO DE JUVENTUD REBELDE)

La Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) casi llega al encuentro conclusivo de su 9no. Congreso, que se realizar√° del 28 al 30 de junio pr√≥ximos; justamente en esa √ļltima fecha se cumplir√° el aniversario 58 de las¬†Palabras a los intelectuales, expresadas por Fidel Castro.

[+]