Cienfuegos


Vivir el éxtasis de los aplausos

“Ahora mismo terminé una función”, dijo ella sin quitarse el atuendo del personaje. Su rostro irradiaba aún el éxtasis de los últimos aplausos, con suspiros que interrumpían el protocolo inicial del diálogo. Alrededor, bolsos, trajes y un montón de cosas que confundirían al público si aparecieran sobre el escenario de la sala Aida Conde, del Centro Dramático de Cienfuegos.

[+]


Lo mítico en la niña Medea

Medea en el jardín, de Rafael González Muñoz (Cienfuegos, 1987), se aparta de todas las líneas temáticas de la dramaturgia de teatro para niños en Cuba, para asumir personajes y argumento de la tragedia griega, dando continuidad a una larga tradición en nuestra dramaturgia para adultos, desde que Virgilio Piñera introdujo, el “bacilo” que nos ha contaminado – al menos un poco – como autores, hasta el día de hoy. 

[+]


Se lanzan otra vez los anzuelos al mar

Mantener contra las espadas del tiempo un evento como Reina del Mar en la ciudad de Cienfuegos ha sido casi una proeza. Como si estuviesen en medio de una narración épica, los responsables se involucran—muchas veces so pena de perecer— en la vorágine y la “lucha” que significa defender el espacio y contar con la logística necesaria, previa y durante el desarrollo del programa de actividades. Los atrasos editoriales siguen afectando el cauce normal de trabajo, y con igual intensidad inhabilita las funciones y la calidad de su desempeño. Por eso esta decimoctava edición tiene un sabor más dulce, ese que provoca no rendirse cuando de promocionar literatura, y educar a las audiencias, en Cuba se trata.

[+]


Cinco años con Añoranza

La familia real viaja hacia la muerte, el mar es testigo y es protagonista de esta historia melancólica, siempre a medio camino entre realidad y fantasía, ubicada en un reino que perfectamente puede transportarse a cualquier época, a cualquier sociedad, a cualquier hogar…

[+]


Conversando en el interior de una casa sin nombres

Evelin construyó una casa sin nombres. Con ella pretende que los niños conozcan las realidades de otros niños. Con ella, claramente, se dibuja a ella misma, y a otros pequeños que desde temprano tienen el sueño de ser escritores. Ser escritor de literatura infantil en Cuba es una provocación y un camino desconocido. Hay ejemplos altos, muchos otros son bajos. Evelin Quipo Balbuena ganó el premio El Girasol Sediento, que otorga la AHS de Cienfuegos, en 2014. La publicación aún no ha salido al mercado, se ha visto demorada por causas ajenas a la editorial y a su autora.

[+]


La política de la promoción literaria

La mayor ganancia de la primera mención que recibí en el Premio David de poesía en el año 2012 fue el efecto rebote. Comencé a formar parte del grupo de creadores literarios de Cienfuegos, un miembro discretísimo, debo acotar, y así aparecieron oportunidades indecibles, sobre todo para despertar esa manía narrativa de lo inverosímil —o real maravilloso según Carpentier— que a uno le pasa.

[+]