ciencias sociales


AHS convoca a la tercera edici贸n de Pensar a la Zurda

La secci贸n de Cr铆tica e Investigaci贸n en la filial santiaguera de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z convoca a la tercera edici贸n de Pensar a la Zurda. El objetivo del evento es impulsar el di谩logo, la reflexi贸n y la socializaci贸n del conocimiento producido por los j贸venes investigadores cubanos.

[+]


Mart铆 nos ense帽a el camino del bien

Por Doctor en Ciencias Hist贸ricas Pedro Pablo Rodr铆guez,intervenci贸n en el espacio Dialogar, dialogar, de la AHS

驴Vieron todos en la televisi贸n los personajes que les echaron la sangre a los bustos de Mart铆? Hay uno de ellos, que dice que 茅l lo hizo porque el otro vino y le dijo que ten铆a una 鈥減inchita鈥 para ganar dinero. No sabemos cu谩nto.

Estas personas no tienen realmente ni la menor idea de qui茅n es Mart铆, no lo sienten, no comprenden su dimensi贸n. Solo as铆 se entiende un poco que hagan semejante cosa.

Entonces yo pienso: 驴y c贸mo es posible que en Cuba, con todo lo que hablamos de Mart铆 y todo lo que se publica y se hace, pues haya personas que, como esas, no conozcan la obra ni las esencias de Jos茅 Mart铆, no sientan suficiente admiraci贸n y respeto?

Este es un asunto importante, un asunto central. Debemos entender cada d铆a m谩s por qu茅 Mart铆 resulta importante, por qu茅 resulta significativo para nosotros, y no pensar simplemente que es por sus textos, sino tambi茅n por lo que hizo. Les voy a poner unos ejemplos de unas personas extranjeras.聽 Nosotros, en el Centro de Estudios Martianos, recibimos estudiantes extranjeros con frecuencia. Lleg贸 una vez una muchacha japonesa, que quer铆a hacer estudios sobre Mart铆, a ver si escrib铆a un trabajo, hasta un libro sobre 茅l.

驴Qu茅 sab铆a del Ap贸stol? Imag铆nense ustedes. Hab铆a le铆do textos sueltos, manejaba todav铆a muy mal el espa帽ol鈥, lo cual limitaba sus posibilidades de conocer m谩s sobre 茅l, pero segu铆a tratando de aprender, siempre con un diccionario en la mano para entender todo.

Ella estuvo casi un a帽o con nosotros aqu铆, estudiando, leyendo a Mart铆, nosotros explic谩ndole cosas y dem谩s. Regres贸 a su pa铆s, y poco despu茅s nos envi贸 una carta agradeciendo, y diciendo que, cuando lleg贸 a Jap贸n, ella se pregunt贸: 驴y para que yo he estudiado a Mart铆, para qu茅 yo lo he le铆do, qu茅 me ense帽贸? Y se respondi贸 ella misma: 鈥淢art铆 me ense帽贸 que debo tener una preocupaci贸n por los problemas a mi alrededor, por la vida de mi pa铆s, por los problemas del mundo, pero desde el 谩ngulo de mi pa铆s, que es donde vivo鈥.

Y entonces lleg贸 a la conclusi贸n de que en Jap贸n hay un problema hace rato: hay sectores de los pol铆ticos, incluida parte del propio gobierno que quisieran, con el impulso de Estados Unidos, tener un gran ej茅rcito, volver a ser una potencia militar como lo fueron hasta la Segunda Guerra Mundial, en que Jap贸n fue el gran imperialista de su zona geogr谩fica.聽 Jap贸n domin贸 Corea, parte de China, lleg贸 hasta las Filipinas, domin贸 parte inclusive de la Pen铆nsula Indochina; es decir se expandi贸 territorialmente sobre otros pueblos asi谩ticos, y las tropas japonesas hicieron horrores en esos lugares, horrores de todo tipo contra las poblaciones de esos lugares.

Perdida la guerra, se estableci贸 en la Constituci贸n聽 que Jap贸n no podr铆a tener un gran ej茅rcito; lo que tiene es una cantidad limitada de tropas que ellos les llaman las fuerzas de defensa y que no tienen todo tipo de medios militares, no tienen los cohetes de mayor alcance, mejor preparados, no tienen una gran aviaci贸n, no tienen una flota de la marina de guerra, tienen una cantidad limitada de tropas que se supone que sirvan para defender a Jap贸n si alguien los ataca, pero que no pueden convertirse por ellos en una potencia militar, como es Estados Unidos o como pueden hacer algunos pa铆ses de Europa. No; pero estos sectores aliados a EEUU quieren convertir a Jap贸n de nuevo en una potencia militar, cosa desde luego que como ustedes se imaginar谩n les preocupa a los pa铆ses vecinos, porque temen que Jap贸n pretenda expandirse otra vez a costa de otros.

Y esta muchacha, gracias al ejemplo de Mart铆, entr贸 en un movimiento masivo que cada vez crece m谩s en Jap贸n, contra la militarizaci贸n. Gran parte de la poblaci贸n no quiere que el pa铆s se convierta en una potencia imperial, en una potencia que se expanda, porque eso puede llevar a una guerra. El pueblo sufri贸 mucho en el pasado.聽 Es el 煤nico pa铆s del mundo que ha recibido dos bombas nucleares, y cuyos efectos todav铆a siguen saliendo; eso fue en 1945 y todav铆a hay descendientes que tienen consecuencias de aquello.

Cualquier persona racional en Jap贸n, cualquiera que tenga dos dedos de frente, no va a querer que caiga una bomba at贸mica all谩 otra vez.

Y esta muchacha nos envi贸 una foto de lo que est谩n haciendo, de c贸mo escriben sobre eso, de c贸mo lo tratan en los medios de difusi贸n, c贸mo hacen manifestaciones y c贸mo discuten con los pol铆ticos.

Esta muchacha sinti贸 la necesidad de preocuparse por un problema important铆simo en su pa铆s.聽 Jos茅 Mart铆 la impuls贸 a preocuparse por hacer el bien y no el mal, en primer lugar para su pa铆s, su gente, pero en segundo lugar para otras naciones, porque una guerra en Asia afectar铆a a muchos.

Tuvimos tambi茅n una muchacha de la India, donde conviven muchas personas de culturas diferentes, se hablan un mont贸n de lenguas distintas.聽 La India es un pa铆s, yo dir铆a, multinacional.聽 Y ella es de un grupo llamado Los Tamiles, un grupo enorme, son millones Los Tamiles. Hablan una lengua distinta a la de la mayor铆a o buena parte de la poblaci贸n de la India.

Y la muchacha no hablaba espa帽ol, pero hab铆a o铆do hablar de Mart铆, y la pusimos en contacto con algunos textos del Ap贸stol en ingl茅s, porque s铆 entend铆a ese idioma, y se qued贸 sorprendida, regres贸 a la India y resulta ser que se ha dedicado a hacer seminarios donde traducen del ingl茅s a la lengua de llos鈥損orque ninguno entiende el Espa帽ol鈥. Quiere que otros tamiles conozcan el pensamiento de Mart铆.聽 驴Y saben por qu茅?聽 Seg煤n ella, porque Mart铆 鈥渘os ense帽贸 la confraternidad entre los seres humanos y el camino del bien鈥.

Piensen ustedes que en la India hay muchos budistas, mucha gente que cree en el budismo, que es una religi贸n muy distinta a las cristianas.聽 El budismo no tiene iglesias, hay lugares en que hay un sacerdote, que no trabaja con las personas, las personas van all铆 a meditar, se sientan tranquilamente all铆 a meditar y a pensar en sus problemas, y a tratar que el Buda, un personaje que existi贸 en la vida real y ense帽贸 el camino del bien y la felicidad, pues los gu铆e de alguna manera a ver c贸mo ellos encuentran soluci贸n a sus problemas.

Entonces esa tradici贸n budista esta gente la aplica a Mart铆. Para ellos el se帽ala un camino parecido al de Buda, es decir, que Mart铆 abre el camino del bien y por consiguiente es necesario que otras personas de su pa铆s, de su lengua, de su cultura, pues tambi茅n aprendan de su pensamiento.

Y si sigo por ah铆, les puedo poner muchos ejemplos m谩s.聽 Hay personas en Yucat谩n que son mayas. Ah铆 mismo, al lado de nosotros, en M茅xico, hay personas que no hablan espa帽ol, sino lenguas mayas, otras lenguas.聽 El maya suena rar铆simo, se aspira, t煤 no te imaginas nada de lo que est谩n hablando, ni te imaginas lo que est谩n diciendo los mayas.聽 Y hay personas que se han dedicado a traducir la obra de Mart铆 a la lengua maya.聽 驴Saben por qu茅?聽 Porque dicen que, como los mayas sufren muchas discriminaciones por ser ind铆genas, Mart铆 puede ayudarlos a comprender de qu茅 manera deben afrontar esa lucha, esa pelea porque su cultura sea reconocida plenamente, sus valores, sus maneras de ser, sus ideas.

El maya, o el indio en Am茅rica, ha sufrido lo mismo que sufri贸 el negro que trajeron de 脕frica, como esclavo; al indio lo convirtieron en esclavo o rechazaron sus culturas, rechazaron sus ideas, fueron los que trabajaron para los conquistadores y han quedado en l铆neas generales un poco apartados.

Ahora hemos visto todo el traj铆n que se ha formado en Bolivia con el golpe de Estado contra Evo Morales, que va dirigido contra la mayor铆a de la poblaci贸n boliviana, que est谩 compuesta por indios, ind铆genas, que no son descendientes de espa帽oles ni de europeos.

Uno se pregunta: 驴por qu茅 una persona en Jap贸n 鈥揹onde son tan diferentes a nosotros en tantas cosas, no solo f铆sicamente, sino en sus costumbres鈥 encuentra un valor en Mart铆?聽 Eso a uno le llama la atenci贸n.聽 驴Por qu茅 una persona en la India encuentra un valor en Mart铆?聽 驴Por qu茅 de pronto personas en pa铆ses como Nigeria est谩n estudiando a Mart铆?聽 驴Nigeria?聽 Bueno, de ah铆 vinieron muchos esclavos, gran parte de las religiones de origen africano en Cuba vinieron de Nigeria.聽 Es dif铆cil imaginar c贸mo es la gente en Nigeria realmente, a no ser alg煤n diplom谩tico cubano que vaya a trabajar all谩.聽 Y entonces de pronto dicen: 驴y por qu茅 hay gente empe帽ada de pronto ahora en estudiar a Mart铆 en Nigeria?聽 驴Por qu茅 un poeta paraguayo, que habla guaran铆 tradujo los poemas de Mart铆 al guaran铆?聽 Porque considera necesario que su pueblo conozca las poes铆as de聽 Mart铆, porque las poes铆as de Mart铆 ense帽an a ser mejor.

Todos coinciden en que Mart铆 ense帽a valores, cosas buenas.聽 Y yo creo que ah铆 est谩 quiz谩s el secreto de esa permanencia de Mart铆.

Yo pregunto: 驴Hoy tenemos que levantarnos a pelear contra el gobierno espa帽ol?聽 驴Ustedes tienen necesidad de coger un machete e irse a pelear contra los espa帽oles, contra un ej茅rcito espa帽ol?聽 No tenemos un ej茅rcito espa帽ol en Cuba, por suerte; no dependemos en eso de una metr贸poli colonial que tiene un ej茅rcito en Cuba.聽 Mart铆 convoc贸 a los cubanos a una guerra contra el colonialismo espa帽ol. Ya no hace falta eso, y entonces, 驴es que ya Mart铆 no tiene nada que a hacer, porque se acab贸 en Cuba el colonialismo?

Mart铆 sistem谩tica y constantemente mediante sus escritos insiste en la necesidad de hacer una persona diferente, preocupada por los problemas de su tiempo.聽 脡l dijo que para ser un hombre de todos los tiempos lo primero es ser un hombre de su tiempo.聽 No piense usted que en el futuro van a hablar de usted si usted en su 茅poca no ha hecho algo valioso.

Mart铆 vivi贸 la 茅poca en que los europeos se repartieron 脕frica.聽 驴Ustedes han estudiado geograf铆a de 脕frica? 驴Saben geograf铆a de 脕frica?聽 驴Se han fijado qu茅 bonitas son las fronteras entre los pa铆ses, que son rayitas as铆, muy cuadraditas?聽 En Europa precisar las fronteras es un l铆o, pero en 脕frica es muy f谩cil, porque en 1884 se reunieron las potencias europeas en Berl铆n y se dividieron 脕frica, y dijeron: a ti te toca del paralelo tal para all谩, y a m铆 del paralelo ese para ac谩, y a ti del meridiano ese para all谩 y del otro meridiano ese para ac谩.聽 Los paralelos y meridianos son esas l铆neas imaginarias. No existen, son las l铆neas imaginarias por las cuales se divide geogr谩ficamente el mundo.聽 Y entonces, bueno, pues los ingleses dijeron: pues de aqu铆 para ac谩 es m铆o, y los franceses dijeron: entonces de aqu铆 para all谩 es m铆o, y los otros dijeron: de aqu铆 para ac谩 es m铆o y de aqu铆 para ac谩 es tuyo.

Y el colmo fue el Rey de B茅lgica, pa铆s m谩s chiquito que Cuba, pero potencia nuclear.聽 驴Y saben por qu茅, entre otras cosas? Porque al Rey de B茅lgica le regalaron el Congo.聽 Si ustedes recortan B茅lgica en el mapa y lo pegan encima del Congo, que era colonia de ellos, se dar谩n cuenta de que no s茅 cu谩ntas veces cabe B茅lgica en el Congo. El due帽o era el Rey, no era ni siquiera el gobierno de B茅lgica.聽 驴Y por qu茅 quer铆a ese territorio?聽 Ah, porque en el Congo se produc铆a caucho, lo cual se utiliza para montones de cosas.

Eso permiti贸 el enriquecimiento de los belgas, de la clase rica, porque los otros eran los obreros que trabajaban en la f谩brica. En ese mundo vivi贸 Mart铆.

Y por eso de pronto uno se sorprende cuando dice: Mira esto: Mart铆 vivi贸 la conquista de T煤nez.聽 T煤nez era un pa铆s independiente, y los franceses lo atacaron, 驴y Mart铆 qu茅 escribi贸 para sus lectores de Am茅rica?聽 Ah, 鈥渉ay que estar del lado del 谩rabe que, montado en su caballo y con un cuchillo en la boca, pelea contra los franceses por su libertad, por su independencia.

Y de pronto uno dice: Mart铆, que era un admirador de la cultura francesa; Mart铆, que hab铆a pasado por Par铆s; Mart铆, que le铆a y escrib铆a en franc茅s; Mart铆, que sab铆a de los poetas franceses de la 茅poca, a quienes consider贸 entre los mejores de su tiempo, estuvo del lado de los 谩rabes, porque conden贸 el imperialismo franc茅s.

Por lo mismo, 驴ustedes saben de qu茅 se llev贸 una idea exacta Mart铆? De Haw谩i. 驴Y qu茅 tiene que ver Haw谩i?聽 驴Qu茅 idea tienen ustedes de Haw谩i, qu茅 ideas tenemos todos los que estamos sentados aqu铆 de Haw谩i?聽 Las que nos dan las pel铆culas.聽 Haw谩i es la playa, el bailecito ese del Ukelele.聽 Y f铆jense que en todas las pel铆culas americanas sale Haw谩i.聽 Ah, porque el jefe quiere empatarse con la secretaria y se la lleva para Haw谩i, o porque al marido la mujer la cogi贸 en un desliz con otra y quiere arreglar la cosa y se lleva la mujer de vacaciones para Haw谩i.

Claro, eso lo hace la gente que tiene plata, porque Haw谩i est谩 muy lejos del territorio continental de Estados Unidos y hay que gastar dinerito, y Haw谩i es caro, porque es una zona tur铆stica.聽 Y resulta ser que Haw谩i era un pa铆s independiente hasta los tiempos de Mart铆, que ten铆a su propio gobierno, era una monarqu铆a, ten铆an una reina, reina que estuvo en los Estados Unidos.

Mart铆 sigui贸 el viaje de la reina, y estaba estudiando y explicando que Haw谩i pod铆a terminar en manos de los EE.UU., como efectivamente sucedi贸, y que eso iba a significar un desastre porque iban a desaparecer los elementos de la cultura Hawaiana.聽 Hoy Haw谩i, si tiene alg煤n elemento de su antigua cultura, es pura presentaci贸n escenogr谩fica para los turistas, porque ya el hawaiano de hoy no tiene que ver nada con aquellos hawaianos de finales del siglo XIX, y donde adem谩s se ha llenado de gente va a vivir de EE.UU para all谩, y donde casi no quedan verdaderos descendientes de los hawaianos. Se ha perdido una cultura, se ha perdido una naci贸n.

Por eso Mart铆 se preocup贸 por aquellas islitas en el Pac铆fico, que estaban en el fin del mundo y que a lo mejor muchos de sus lectores ni sab铆an bien d贸nde estaba Haw谩i.

Y para decirles un 煤ltimo ejemplo:聽 Mart铆 escribi贸 una cosa interesant铆sima. Ustedes tienen que haber le铆do muchas veces la palabra civilizaci贸n, en historia les deben haber hablado de eso.聽 La civilizaci贸n griega 驴han dado Historia Antigua ya? (Le responden que s铆), la civilizaci贸n griega, la civilizaci贸n romana o latina, es lo mismo.

驴Entonces qu茅 nos meten en la cabeza a veces, en la historia que se escribe fuera de Cuba o en muchos lugares?聽 Que griegos y romanos formaron la base de lo que llaman la cultura occidental.聽 La cultura occidental es la de los europeos y la de los Estados Unidos, que son los europeos magnificados, llevados a su grado sumo de expresi贸n, y que est谩n luchando contra los otros, los otros son los salvajes, porque la civilizaci贸n est谩 en esa cultura occidental.

En primer lugar, nos est谩n ense帽ando una mentira. 驴Ustedes saben que no hab铆a gente m谩s asi谩tica que los griegos de la antig眉edad? A los que estudiaron Historia Antigua seguramente les hablaron de la guerra de los griegos contra el imperio persa, y Persia es Ir谩n, lo que hoy se llama Ir谩n, y era un gran imperio en la antig眉edad. Y, claro, el temor de las ciudades-estados griegos era que llegaran los persas y se los tragaran.聽 Su vida transcurr铆a pensando en eso.

驴Y ustedes saben de d贸nde salieron gran parte de los conocimientos cient铆ficos para su 茅poca que tuvieron los griegos en la antig眉edad?聽 De Egipto.聽 Porque ten铆an mucho comercio e intercambio con el antiguo Egipto.聽 Egipto era la potencia cient铆fica y tecnol贸gica de la 茅poca, de la antig眉edad.聽 驴C贸mo se construyeron las pir谩mides?聽 Todav铆a no lo sabemos.聽 Las famosas pir谩mides de Egipto todav铆a no sabemos c贸mo las hac铆an.聽 驴Pero ustedes se imaginan qu茅 clase de ingenieros ten铆an que tener para poder construir con unos bloques de piedra enormes; c贸mo los encaramaban all谩 arriba si no ten铆an gr煤as; de qu茅 manera mov铆an aquello para construir aquello; cu谩nto sab铆an los egipcios de la antig眉edad del movimiento de los astros?聽 隆Much铆simo!聽 Resulta ser que es una cultura important铆sima, y los griegos aprendieron mucho de ellos porque se pasaban la vida intercambiando con ellos y aprendieron de ellos.

驴Cu谩nto sab铆an los mexicanos de astronom铆a cuando llegaron los espa帽oles? Sab铆an mucho, m谩s que los europeos, porque precisamente en las pir谩mides mexicanas, en las pir谩mides del Antiguo M茅xico se encaramaban no a mirar el mundo, sino a mirar las estrellas.

Por eso Mart铆 se interes贸 por las culturas antiguas de Am茅rica, por eso les escribi贸 en la Edad de Oro a los ni帽os de Am茅rica un trabajo sobre las ruinas indias, y que hablaba del tremendo poder铆o, del tremendo alcance, de la tremenda sabidur铆a que ten铆an las culturas indias antiguas, las ruinas indias de M茅xico, la cultura maya, los pueblos del Valle de M茅xico. Y eso es lo que hace que entonces, por ejemplo, los mayas de hoy se preocupen porque, bueno, y c贸mo Mart铆 sab铆a esto, y por qu茅 habl贸 esto, y por qu茅 estaba defendiendo a nuestros antecesores.

Y eso explica por qu茅 alguna gente se ha ocupado de traducir a Mart铆 a las lenguas mayas, para que no tengan que pasar trabajo, para que entiendan lo que estaba diciendo ese hombre que pensaba no solo en el bien de los cubanos, sino en el bien de mucha gente, en el bien general, en el bien de la mayor parte de las personas.

Y yo creo que esa es la actualidad de Mart铆 en buena medida, que lo es hoy y lo va a ser siempre.聽 Porque siempre el ser humano va a tener de alguna manera que tratar de mejorarse.聽 Si a nosotros nos dejan como un campo silvestre, sabe Dios ad贸nde vamos a parar.聽 Porque, 驴qu茅 hace el ni帽o cuando nace? 驴Qui茅n tiene un hermanito chiquitico?驴Qu茅 hace el ni帽o? (Le dicen que llorar).聽 Llorar. 驴Por qu茅?聽 Porque tiene hambre, llora cuando tiene hambre, y cuando aprende que llorando consigue comida; 茅l lo aprende, lo va aprendiendo. Y si t煤 dejas al ni帽o, 驴qu茅 te hace? Te mete el dedo en el tomacorriente y se electrocuta. T煤 vas educando a ese ni帽o para que tenga vida social, para que comparta con la familia, en fin, para que no les haga la vida imposible a los dem谩s.

Por consiguiente, la sociedad tiene que vivir sistem谩ticamente formando a las personas para poder convivir entre nosotros; si no, no podemos convivir.聽 Y eso les pas贸 desde la gente de la Edad de Piedra, que a veces nos parece que no eran seres humanos, pero s铆 lo eran.聽 Esa gente de la Edad de Piedra eran seres humanos, como nosotros, lo 煤nico que viv铆an en cuevas.聽 Qu茅 gran diferencia con la nuestra, 驴verdad?

Pero tambi茅n eran seres humanos y ten铆an c贸digos de costumbres establecidos entre ellos para poder subsistir. Si iban a matar un animal para comer, ten铆an que ponerse de acuerdo en eso.聽 Por eso es que Mart铆 habla tambi茅n de los pueblos esos primitivos, habla hasta de la gente de la Edad de Piedra, porque est谩 explicando c贸mo la sociedad, c贸mo los grupos humanos, para poder convivir y poder resistir, tienen que adoptar determinadas normas; normas que para Mart铆 deben ser igualitarias para todos.

Y ah铆 est谩 yo dir铆a el secreto de Mart铆 y su permanente actualidad. Usted tiene que pensar en los dem谩s, y no solo en usted; usted tiene que trabajar de acuerdo con los dem谩s, y no solo para usted; usted tiene que tratar de tener una conducta que no lesione a los otros; usted tiene que comportarse de una manera que no le eche a perder la vida a los dem谩s, si usted est谩 durmiendo y todos los d铆as a las tres de la ma帽ana el vecino le pone la m煤sica a todo lo que da, usted termina por querer asesinar al vecino porque te hace la vida imposible y no te deja dormir.

Entonces, por consiguiente, usted tiene que buscar la manera de establecer mecanismos que impidan eso, y usted no le est谩 coartando su manera de ser, lo que est谩 tratando de adaptar la vida de unos con respecto a los otros.

Y ah铆 est谩 yo dir铆a鈥搗uelvo a decir鈥, el gran secreto quiz谩s de Mart铆 y que resulta atractivo para gente de culturas tan distintas a las nuestras.聽 Imag铆nense que los japoneses se visten con un color para trasmitirles a los dem谩s su estado de 谩nimo: si est谩n tristes, se visten con un color, todo el mundo sabe que est谩 triste.聽 Nosotros no, nosotros nos vestimos como quiera, de rojo, de azul, de verde o de amarillo. No pensamos en lo que trasmite el color ni en sentimientos.聽 Los japoneses s铆.聽 Piensan distinto a nosotros, leen distinto a nosotros, leen de derecha a izquierda, ellos leen al rev茅s, empiezan el libro por atr谩s, leen de atr谩s hacia adelante.聽 Claro, ellos dir谩n de nosotros: ustedes son los que leen de atr谩s para adelante, inclusive tienen otra forma de entender muchas cosas de la vida.聽 Y sin embargo, esta muchacha japonesa encuentra en Mart铆 una sabidur铆a, un aprendizaje, una utilidad.

Y yo creo que ah铆 est谩 el camino de nosotros: saber trasmitir c贸mo siempre en Mart铆 el que empieza, las nuevas generaciones, los ni帽os, pueden aprender de Mart铆 valores, pueden aprender de una vida social distinta y pueden comprender un ejemplo que pon铆a Mart铆 a cada rato: hay que respetar al indio de Am茅rica, de los pueblos incaicos que, cuando corta un 谩rbol para construir su casa, le pide perd贸n al 谩rbol, cosa que les daba risa a los espa帽oles, que dec铆an: 驴Y por qu茅 este tipo le pide perd贸n al 谩rbol? Porque est谩 matando una vida, porque est谩 matando algo vivo, el 谩rbol es un ser vivo, que usted lo siembra y va creciendo, por tanto, es un ser vivo, como lo es cualquier animal.聽 Ahora hay mucho l铆o con los animales, y yo digo: 驴cu谩ndo vamos a defender a las plantas?聽 Que a veces hay que matarlas o muchas veces, para poderlas comer, desde luego, porque es nuestra subsistencia, pero no me quemes 谩rboles por gusto, no me cortes 谩rboles por gusto.聽 驴Para qu茅? 驴Para tener el placer de que eres un tipo b谩rbaro con el hacha?

Ah铆 est谩 ese sentido, que evidentemente los personajes capaces de irrespetar de una manera horrible a Mart铆, esos que vimos en la televisi贸n, no entienden, no interiorizan. No tienen valores ni moral.聽 Los valores para ellos son eso: b煤scame una 鈥減inchita鈥 que me d茅 dinero.聽 Hoy es el busto de Mart铆, ma帽ana puede ser matar a alguien, y te vas a ganar un dinerito, y ah铆 tendr铆amos entonces el drama de la sociedad norteamericana, que sale gente a matar gente ya ni siquiera por el dinero, sino porque creen ser los b谩rbaros.

Hay que pensar siempre en el otro, en respetar al otro. Los pueblos tienen que pensar en c贸mo respetar a los dem谩s y en no hacerles la vida imposible. Esto es lo que permitir铆a una humanidad mejor. Mart铆 quer铆a la independencia de Cuba no solo para ser independientes. 驴C贸mo termina el Manifiesto de Montecristi, ese documento que 茅l escribi贸 para explicar por qu茅 los cubanos 铆bamos a la guerra?聽 La primera raz贸n que da no es la independencia, dice: el bien mayor del hombre.

Los cubanos iban a la guerra por el bien mayor del hombre, por hacer una humanidad mejor; ese era el sentido de Mart铆. Y yo creo que ah铆 est谩 la importancia de por qu茅 siempre va a ser actual, porque es un hombre que est谩 predicando un bien en funci贸n de la defensa contra aquellos que est谩n llevando un mal. (APLAUSOS).

*Transcripci贸n de la intervenci贸n de Pedro Pablo Rodr铆guez, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Human铆sticas, en el espacio Dialogar, dialogar sobre Jos茅 Mart铆 en la hora actual, realizado en el Pabell贸n Cuba, sede nacional de la AHS, el mi茅rcoles 22 de enero de 2020.


Casa de la Nacionalidad Cubana: crisol de identidad cultural

Se ha de contar la historia de Bayamo desde los albores del nacimiento patrio y como testigo inmarcesible de las remembranzas 鈥渃espedianas鈥. De esa savia hist贸rica se nutre la Casa de la Nacionalidad Cubana, la m谩s genuina instituci贸n promotora de la memoria de nuestras ra铆ces identitarias como g茅nesis de patriotismo.

Sobre los adoquines de la Plaza del Himno, se erige el patrimonial inmueble construido durante el siglo XXVIII, que sobrevivi贸 al incendio de la ciudad el 12 de enero de 1869 y que a煤n conserva c贸digos de su arquitectura original que fuera escenario de los hechos hist贸ricos m谩s importantes de la naci贸n cubana.

Fundada un 19 de octubre de 1991, a petici贸n del entonces Ministro de Cultura Armando Hart D谩valos, la Casa de la Nacionalidad Cubana desarrolla una labor cient铆fica de vital importancia en el arsenal de estudios que comprende el proceso conformador de la naci贸n y nacionalidad cubanas. Desde m煤ltiples 谩reas disciplinares de las ciencias sociales se cristaliza la herencia cultural de la historia patria y se fragua el rescate de la memoria documental.

Con motivo de celebrarse 鈥揺l pr贸ximo mes de octubre鈥 el XXX aniversario de creado este Centro de Investigaci贸n Cultural, se lanz贸 una campa帽a para homenajear, desde actividades acad茅micas, la trayectoria cient铆fica institucional.

La estrategia comunicacional abarcar谩 10 meses (de enero a octubre), que incluye entre las acciones la realizaci贸n de conferencias, paneles, firma de convenios con instituciones de vanguardia art铆stica y centros de investigaciones, exposiciones, eventos te贸ricos, presentaci贸n de libros, conversatorios en centros de ense帽anzas primaria y secundaria e intervenci贸n de proyectos en comunidades de la localidad granmense.

La campa帽a dio inicio este mes de enero con la presentaci贸n del libro 鈥淐abildo y oligarqu铆a en Holgu铆n (1752-1833)鈥, del historiador Gerardo Licea, y con la inauguraci贸n de la exposici贸n bibliogr谩fica 鈥淐asa de la Nacionalidad Cubana: 30 a帽os de producci贸n historiogr谩fica鈥, que recoge los resultados de trabajo investigativo concretado en publicaciones del per铆odo de 1994 a 2020, a trav茅s de las colecciones 鈥淏ayamo en el Crisol de la Nacionalidad鈥, 鈥淟a Historia en la Palabra鈥, 鈥淧royecto Memoria鈥, 鈥淐olecci贸n Crisol鈥 y publicaciones en las revistas Granma, Ventana Sur, Excelencias y Sol de Cuba. Cerr贸 el lanzamiento de la campa帽a con la firma de un convenio de colaboraci贸n con filial granmense de la Uni贸n de Escritores y Artistas de Cuba para afianzar v铆nculos laborales e involucrar directamente a los artistas al proceso intelectual.

El programa de actividades a realizarse en los pr贸ximos meses prevee la presentaci贸n en centros educacionales de la multimedia Comunidad Primitiva, del arque贸logo e investigador Jos茅 Manuel Yero Masdeu, para estudiantes de quinto y noveno grado, y conversatorios con docentes y educandos sobre tem谩ticas relacionadas con la representaci贸n iconogr谩fica 鈥渃espediana鈥, la historia en el cine, la vigencia del pensamiento martiano antes los desaf铆os actuales y la cultura popular tradicional como rasgo de expresi贸n identitaria.

Se efectuar谩 el acostumbrado espacio acad茅mico mensual Aula de Pensamiento Cubano y Latinoamericano, con conferencias de reconocidos investigadores sobre temas que pretenden aunar y fusionar los diversos elementos socio-culturales que conforman la identidad latinoamericana y caribe帽a, incluyendo temas espec铆ficos vern谩culos de religiosidad, cultura popular, arqueolog铆a, estudios de la criminalidad en el contexto republicano鈥 todas conformadoras de una praxis hacedora de identidad nacional. El espacio tambi茅n pretende rendir homenaje a dos instituciones hom贸logas en el quehacer cient铆fico de la naci贸n: la Casa de las Am茅ricas en su aniversario 62 de fundaci贸n (28 de abril de 1959); y la Casa del Caribe, en los 39 a帽os de creada (23 de junio de 1982).

En el mes de junio se efectuar谩 la XVIII Edici贸n de la Conferencia Cient铆fica 鈥淣ada tengo mientras no tenga patria鈥, dedicada al bicentenario del natalicio del patricio bayam茅s Francisco Vicente Aguilera, y que contar谩 con la participaci贸n de investigadores de todo el pa铆s, sesionando las ponencias en paneles cient铆ficos que se llevar谩n a cabo en modalidad virtual y presencial.

Dentro de las propuestas tambi茅n se incluye la intervenci贸n en comunidades del territorio bayam茅s con proyectos did谩cticos en la ense帽anza de la historia de Cuba; as铆 como la inauguraci贸n de una exposici贸n fotogr谩fica virtual en el centro cultural Ventanas.

Culminan las actividades de homenaje en el mes de octubre, con la XXIX Edici贸n del Evento Te贸rico Crisol de la Nacionalidad Cubana, que este a帽o estar谩 dedicado al centenario de Cintio Vitier, bicentenario de Francisco Vicente Aguilera, y a los aniversarios 60 de la Campa帽a de Alfabetizaci贸n y de Palabras a los Intelectuales.聽

Las tres d茅cadas de fundaci贸n de la Casa de la Nacionalidad Cubana 鈥搃nstituci贸n promotora de los m谩s genuinos valores de expresi贸n sociocultural鈥 constituyen motivo vasto para enaltecer su obra imperecedera en el arsenal de estudio de los cimientos hist贸ricos de un pa铆s. De esas mieles de cuban铆a se nutre, como s铆mbolo de nuestra idiosincrasia y crisol de identidad cultural.

 


Artistas e intelectuales reciben Premio Maestro de Juventudes (+Fotos)

Con la asistencia del Presidente de la Rep煤blica de Cuba, Miguel D铆az Canel Berm煤dez, se realiz贸 este viernes la ceremonia de entrega del premio Maestros de Juventudes que otorga la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z.

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

En la gala, que se realiz贸 en el Memorial Jos茅 Mart铆 de La Habana, recibieron el importante galard贸n la Premio Nacional de Radio Caridad Mart铆nez Gonz谩lez; Pedro Pablo Rodr铆guez, historiador, periodista y Premio Nacional de Ciencias Sociales y Human铆sticas; el pintor y grabador, Premio Nacional de Artes Pl谩sticas, Eduardo Roca Salazar (Choco); Roberto Gacio Su谩rez, actor, profesor de teatro y cr铆tico de arte; la compositora e int茅rprete Rosa Mar铆a Campo P茅rez; el Doctor en m煤sica Jos茅 Antonio M茅ndez Valencia y la periodista y escritora Basilia Papastamat铆u.聽

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

«Ustedes, Maestros, como todos a los que la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z distingue desde 1995, son baluartes de otra cultura, la que en muchos pa铆ses es resistencia, la del sentido humanista cr铆tico y comprometido, la que nos invita a ser ciudadanos activos en la conformaci贸n de la 茅tica de una sociedad, la que nos hace pueblo y no p煤blico», expres贸 el joven cantautor y vicepresidente nacional de la organizaci贸n Rey Montalvo, al referirse y felicitar a los artistas e intelectuales agasajados.聽

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

Pedro Pablo Rodr铆guez, en nombre de los distinguidos con el Premio Maestro de Juventudes 2020, agradeci贸 a la vanguardia art铆stica cubana, y en sus palabras, asegur贸 que los miembros de la la Asociaci贸n «hacen un gran honor a esos j贸venes inolvidables que fueron los hermanos Sa铆z (.. ) Debi茅ramos hacer m谩s para que se conozca esa gigantesca, enorme y madura obra de vida. No se puede hablar de pensamiento joven sin contar con sus ideas», llam贸 adem谩s la atenci贸n el notable historiador.聽

Durante la velada, tambi茅n se entreg贸 la condici贸n Miembros de Honor de la AHS a los m煤sicos e integrantes del d煤o Buena Fe, Israel Rojas y Yoel Mart铆nez, y al destacado periodista y cr铆tico Jos茅 Luis Estrada Betancourt.聽

Participaron adem谩s en el encuentro, Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; Diosvany Acosta Abrahante, primer secretario del Comit茅 Nacional de la Uni贸n de J贸venes Comunistas; y Rafael Gonz谩lez Mu帽oz, presidente nacional de la AHS, entre otros invitados.

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

foto: Eduardo Enrique P茅rez (Eddos)

 


Otros siete nombres para la Historia (Maestros de Juventudes 2020)

Se acerca un nuevo aniversario de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z聽este 18 de octubre y como ya se ha hecho habitual alrededor de esta fecha, la organizaci贸n que agrupa a la joven vanguardia intelectual y art铆stica de Cuba reconoce a sus principales referentes otorg谩ndoles la prestigiosa distinci贸n Maestros de Juventudes.

En el a帽o del aniversario 34 de la Asociaci贸n, la direcci贸n nacional, a solicitud de sus miembros, otorg贸 su m谩ximo reconocimiento a siete personalidades de la cultura cubana, notables intelectuales para quienes ense帽ar, a decir del Ap贸stol, es aptitud y goce.

La directora de programas, Caridad Mart铆nez Gonz谩lez, la escritora Basilia Papastamatiu, los m煤sicos Rosa Campo y Jos茅 Antonio M茅ndez Valencia, el historiador e investigador Pedro Pablo Rodr铆guez, el pintor, grabador y escultor Eduardo Roca 芦Choco禄, y el actor y cr铆tico Roberto Gacio Su谩rez fueron los elegidos en este 2020, por haber hecho del magisterio una acci贸n sostenida, por establecer de manera perenne con las nuevas generaciones, un di谩logo abierto; y por entregar a su pueblo una obra contundente y sincera, siempre comprometida con la belleza.

Premios Nacionales de sus respectivas manifestaciones, Caridad Mart铆nez (radio), Pedro Pablo Rodr铆guez (Ciencias Sociales y Human铆sticas, e Investigaci贸n Cultural) y Eduardo Roca 芦Choco禄 (artes pl谩stica), la labor de cada uno de ellos expresa un compromiso total para con la sociedad y especialmente con los m谩s j贸venes.

Reconocida recientemente con el Premio de Periodismo Cultural Jos茅 Antonio Fern谩ndez de Castro, hace mucho tiempo que la Papastamatiu, por su parte, dej贸 ser considerada una destacada poeta y traductora argentina para ser abrazada como una de las nuestras, mientras que nadie duda que las canciones de Rosa Campo conforman, definitivamente, la banda sonora insular de la infancia. Una y otra vez M茅ndez Valencia es se帽alado con amor y gratitud por m煤sicos que deben su carrera a sus extraordinarias ense帽anzas e invariable consagraci贸n, en tanto Gacio Su谩rez, quien fund贸 junto a Jackeline Mepiel los Premios Llaurad贸 de la AHS, es tomado como el albacea de la historia del teatro cubano de los 煤ltimos 60 a帽os.

Afirmaba Mart铆 que la mayor gloria de un maestro es hablar por boca de sus disc铆pulos. Hoy son justo sus alumnos quienes reverencian, agradecidos, a sus magn铆ficos paradigmas.


Pensar la ciencia. Riesgos para un joven investigador y c贸mo manejarlos (III)

驴C贸mo elijo a mi tutor? Tres preguntas que te ayudar谩n a tomar tu decisi贸n

La figura del tutor recibe varios nombres de acuerdo con los programas activos en diferentes pa铆ses. Puede ser supervisor, director de tesis, consejero acad茅mico, etc. No es casualidad. Las funciones de un tutor son numerosas y todas denotan un compromiso con la ciencia (la b煤squeda de la verdad), la generaci贸n futura (o sea, t煤) y la humanidad (el compromiso de traspaso de experiencias es un acto profundamente generoso).

Todos sabemos, sin embargo, que la relaci贸n apropiada con el tutor puede garantizar un impulso extraordinario a tu carrera o puede sepultarte en la marea de procesos burocr谩ticos y competidores activos en la esfera cient铆fica. Elegir al tutor apropiado es una tarea cr铆tica al iniciar cualquier proyecto de investigaci贸n.

Con este post iniciamos una serie dedicada a la relaci贸n entre el joven investigador y el tutor. Est谩 dividida en tres partes. En esta primera entrega, damos pistas para que hagas esta elecci贸n de forma correcta. Me concentro en elementos absolutamente profesionales. Hay otras variables que son relevantes y debes tomar en cuenta como el car谩cter, la empat铆a y la 茅tica. Pero estas son de naturaleza personal, por tanto, dependen de la interacci贸n humana y del sistema de relaciones que seas capaz de construir. Por eso no las atiendo aqu铆. 聽

Lo m谩s importante para una elecci贸n apropiada del tutor es la alineaci贸n de los intereses cient铆ficos. Debes encontrar los puntos comunes y situar tu atenci贸n all铆. Ello supone que conoces las investigaciones desarrolladas previamente por tu tutor y eso es f谩cil de averiguar. Solo tienes que realizar una b煤squeda de sus publicaciones. Conc茅ntrate en el per铆odo que va de los 煤ltimos 3 a 5 a帽os. Busca sus perfiles en Google Scholar o en redes sociales profesionales como Academia.edu o LinkedIn. Hoy d铆a, los acad茅micos agrupan sus trabajos publicados en estos repositorios.

Aqu铆 te dejo tres interrogantes que debes tomar en cuenta para una evaluaci贸n de tu posible tutor.

Como siempre, te recuerdo que las im谩genes de este post pertenecen a phdcomics.com.

驴Cu谩n activo es en el proceso de investigaci贸n?

Si no tiene mucha presencia online o si sus publicaciones son muy antiguas, puede ser un indicador de que tu tutor tiene otras prioridades aparte de la socializaci贸n de sus resultados. En Cuba, donde el salto a las publicaciones online es relativamente reciente, es com煤n que muchos profesores de m谩s edad y amplia experiencia no est茅n volcados a la investigaci贸n cient铆fica, sino que tengan 谩reas de experticia m谩s desarrolladas en los 谩mbitos de la docencia, la pol铆tica universitaria o la direcci贸n de proyectos. Por el contrario, un investigador prol铆fico, con muchos trabajos insertados en revistas de nivel, es habitualmente una buena se帽al. 聽

Ten en cuenta si la autor铆a de sus trabajos es compartida y con qui茅nes, ya que es tambi茅n habitual que las publicaciones acad茅micas respondan a resultados obtenidos por grupos de trabajo, ya sean tutor-doctorando o equipos de investigadores. Si son textos de autor铆a compartida, aseg煤rate de buscar adem谩s a los otros autores.

En la misma cuerda, si notas que existe una diferencia notable entre tu tutor y el otro autor (por ejemplo, contraste significativo de edad o de nacionalidad), es posible que se trate de alg煤n doctorando anterior. Ahonda un poco m谩s en la vida profesional de esos posibles doctorandos (d贸nde trabajan y en qu茅 campo), intentando encontrar un patr贸n. Busca tu reflejo en sus 茅xitos. Puedes ser t煤 en los pr贸ximos a帽os. Si tomas en cuenta que hoy todo el mundo expone su vida en las redes sociales, esto es algo que no te llevar谩 m谩s de diez minutos. 聽

驴D贸nde las ha publicado?

Reconocer la naturaleza de las publicaciones es esencial para el profesional de la investigaci贸n. Generalmente, las revistas tienen nichos claramente definidos signados por los contenidos que publican. Por tanto, la presencia de tu tutor en determinados espacios es se帽al clara de sus intereses. Debes analizar dos elementos:

Uno: si se trata de publicaciones locales, nacionales o globales. Esto te mostrar谩 las 谩reas de influencia del autor. Aqu铆 no hay elementos buenos ni malos. Simplemente examina d贸nde tu posible tutor ha posicionado su 谩rea de influencia y cu谩l es la que m谩s te conviene.

Dos: si se trata de un generalista o de un especialista. Me explico: analiza si todas sus publicaciones pertenecen a revistas de un mismo perfil o, por el contrario, abarcan un espectro amplio. Los autores generalistas son investigadores que participan en muchos proyectos y pueden exhibir resultados en distintos campos de una misma ciencia. O sea, sus empe帽os se expanden de manera horizontal. Es muy probable que con ellos encuentres puntos comunes con mayor facilidad.

En otro sentido, un autor especialista concentra sus publicaciones en un nicho peque帽o y espec铆fico. Su accionar crece de manera vertical. Estos tienden a ser particularmente m谩s profundos en esos espacios puntuales y tienen m谩s posibilidades de posicionarse como voces de autoridad. Si tu propuesta de tesis no encaja a la perfecci贸n con su perfil, lo m谩s probable es que no sea un buen match para ti.

驴Cu谩l es el impacto de sus publicaciones?

Hoy d铆a hay sistemas m茅tricos para evaluar el impacto (esta es una palabra clave) de la ciencia y estos est谩n en v铆as de perfeccionamiento. Pueden serte 煤tiles. Usa Google Scholar para conocer el 铆ndice H de tu tutor. Recuerda que el 铆ndice H se calcula tomando en cuenta la relaci贸n entre trabajos publicados y citaciones recibidas por cada texto. Asimismo, con una pesquisa r谩pida sabr谩s la cantidad de citaciones recibidas, lo que te permitir谩 identificar cu谩l ha sido su texto m谩s influyente.

Pero debes ir m谩s lejos. Mientras estas t茅cnicas son muy f谩ciles de aplicar para una r谩pida evaluaci贸n de acad茅micos en todo el mundo, en Cuba a煤n no son muy explotadas. Es decir, no todos los investigadores tienen sus perfiles actualizados y muchos ni siquiera saben que existen. Adem谩s, son cifras que otorgan mucha importancia a los art铆culos, en detrimento de otras formas como los libros (a menos que hayan sido publicados por alguna editorial acad茅mica de prestigio global como Francis & Taylor, Routledge, Springer, De Gruyter, Palgrave Macmillan, Sage, etc.).

A ello debemos sumar que estos rankings solo eval煤an revistas acad茅micas, por lo que el 谩mbito cubano est谩 completamente fuera de este universo, sobre todo en las humanidades y ciencias sociales. Puedes encontrar a autores (generalmente de avanzada edad) de much铆simo prestigio que punt煤an muy mal en las m茅tricas contempor谩neas. Por ese motivo, debes buscar tambi茅n en el contexto nacional y local. No te dejes llevar solo por las cifras, ellas no eval煤an los contenidos de los textos.

Encontrar a tu tutor ideal es algo que debes afrontar con responsabilidad. No lo tomes a la ligera. Tu futuro puede depender de ello. Las respuestas a estas tres preguntas te facilitar谩n evaluar mejor tus posibilidades y, en 煤ltima instancia, a tomar una mejor decisi贸n. No dejes las cosas al azar. Toma el control de tu vida y de tu carrera.聽

*Profesor del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.


Brasil como isla po茅tica: p贸rtico de antolog铆as y selecciones

Un a帽o despu茅s del 1er. Encuentro de Poetas del Mundo en Cuba 鈥淟a isla en versos,鈥 efectuado durante las Romer铆as de Mayo de 2012, se promocionaba en la ciudad de 聽Santiago de Cuba el libro Memoria de una isla (Apostrofes Ediciones, Santiago de Chile), antolog铆a resultante de aquel espacio po茅tico confraternal. Con 茅l, avalado en su pre谩mbulo por las palabras de la Premio Nacional de Literatura Lina de Feria, quien dijo: 鈥O铆rlos a ustedes, poetas de todo el mundo, es ampliar el diapas贸n con el que nuestros juicios adelantar谩n la comprensi贸n de diversas posiciones,鈥 se pon铆an a disposici贸n de los amantes del g茅nero textos de 60 autores de Angola, Brasil, Cuba, Chile, Colombia, Francia y M茅xico; sugerente abanico de generaciones y est茅ticas que desde la multilateralidad creativa permitir铆an descubrir, reconocer y dialogar con las diferentes obras.聽 聽

La ocasi贸n sirvi贸 para intercambiar criterios y valoraciones, sobre todo, acerca de las obras de los poetas de la lengua portuguesa, espec铆ficamente, de Brasil. A todas luces, 聽fue aquello pretexto y posibilidad para (re)sintonizar con las letras provenientes de esa zona geogr谩fica de alto relieve literario. Los contertulios de esta urbe, publicados o no en Memoria鈥, traer铆an a debate la valoraci贸n que cataloga a Brasil como una isla dentro de Latinoam茅rica, a raz贸n de ser el 煤nico donde se habla portugu茅s, en su variante local; 聽especificidad ling眉铆stico-cultural que, imbricada con lo hist贸rico-social, le otorga un sello inconfundible a la literatura del Gigante suramericano, que por a帽os ha provocado profundas reflexiones de grandes figuras de su poes铆a contempor谩nea: en el sentir de Manoel de Barros, Brasil es una 鈥渋sla ling眉铆stica,鈥 mientras que Vinicius De Moraes la ve铆a como 鈥渦na isla de ternura: la Isla/ Brasil.鈥

Lo expresado por de Barros y por De Moraes se encuentra en la misma cuerda reflexivo鈥揷reativa聽 de Carlos Nejar, el poeta que significar铆a, enf谩ticamente, en su obra La Edad de la Aurora. Fundaci贸n de Brasil (Editorial Arte y Literatura, 2004), versi贸n al espa帽ol y presentaci贸n de Virgilio L贸pez Lemus, este 鈥渃ar谩cter鈥 de isla de Brasil. Nejar coloca en varios poemas, de las tres secciones del poemario, este t茅rmino de profundo simbolismo en correlaci贸n con el lenguaje, con la palabra: 鈥淓l suelo de la isla era el mismo que el lenguaje. / Cuando despertaba, con los ojos de animal, toda ella/ cintillaba. Los ojos de la isla, potros galopando entre azules (I. Brasilio y Columba. La edad que duerme. 9.). Brasil, Brasilio, Columba, isla. Palabras frescas o usadas, cocidas en/ el ladrillo, junto al horno鈥. (I. Brasilio鈥 10.). En La Edad de la Aurora鈥 poemario de identidad, la palabra, dice en el prefacio L贸pez Lemus, viene del Para铆so [鈥 鈥渆s reina de s铆 misma. [鈥聽 y resulta una isla 鈥搃sla de islas鈥 en la que el poeta habita. [鈥. Y el poeta sujeto de la expresi贸n muestra la aprehensi贸n vital a trav茅s de la poes铆a como acto de identidad [鈥: Brasil como isla ante el cuerpo global del mundo.鈥

La isla, para ellos y otros que as铆 lo percibieron 鈥損erciben鈥, es la met谩fora (extensamente recurrida) que determina un sentimiento identitario raigal, cuyos signos, subscribi茅ndose la explicaci贸n de Jos茅 Lezama Lima, son la imaginaci贸n, la fidelidad a las grandes causas y la bravura. De cierto modo, las intencionalidades de los compiladores de Memoria鈥 remiten a esos fundamentos y, en el trabajo realizado, emerge la idea de unir 鈥渋slas鈥 para crear un continente po茅tico. Bajo este presupuesto presentaron los textos de Cyro Mascarenhas Rodrigues (1944), Odete Pereira Alves (1959), Nil Lus (cantante), Mar铆a Vilmaci Viana Dos Santos (1962) en su idioma original, preservando el esp铆ritu y las atm贸sferas de las composiciones, como veh铆culo para compartir narrativas, con temas dedicados a Cuba, el mar, las deidades, los sue帽os. Para el lector, ante poemas casi comprensibles, era el reto de disfrutar de la experiencia, explotando a fondo las sensaciones, pues se ha dicho, con acierto, que la pose铆a es la ciencia de las sensaciones.

Lo anterior se sustenta en las proximidades existentes entre los idiomas espa帽ol y portugu茅s; idiomas de culturas vecinas que anta帽o, seg煤n estudios interdisciplinarios en lengua y literatura, entre ambas se produjeron pr茅stamos l茅xicos (palabras, morfemas, expresiones) e interferencias ling眉铆sticas (calcos, mezcla de c贸digos鈥), fen贸menos de gran impacto sociocultural y trascendencia.[1] Esta familiaridad coloca en una relaci贸n a Cuba y Brasil, pa铆ses que se profesan 鈥渟impat铆as rec铆procas, como expresar铆a el escritor y diplom谩tico Jo茫o Almino, sobre la base de procesos hist贸ricos, sociales, pol铆ticos y culturales con no pocas semejanzas. No es de extra帽ar entonces que la producci贸n literaria brasile帽a, en nuestro 谩mbito, goce de distinci贸n, difusi贸n y aceptaci贸n, gracias a entregas de casas editoriales como Arte y Literatura, Ciencias Sociales y Casa de las Am茅ricas, posiblemente las que m谩s t铆tulos de autores de esa naci贸n tengan en sus cat谩logos. Ello ha contribuido a que escritores de la talla de Jorge Amado, Frei Betto, Chico Buarque, Clarice Lispector, Thiago de Mello, Pessoa, Rubem Fonseca, constituyan referencias bien conocidas.聽聽

De esa producci贸n literaria, a juzgar por el n煤mero de t铆tulos en registros institucionales, como la base de datos que el Instituto Cubano del Libro (ICL) circula peri贸dicamente, para uso de sus dependencias, puede observarse que los g茅neros m谩s representativos son el narrativo, el dram谩tico y el ensay铆stico; no as铆 el l铆rico, escasamente representado en a帽os recientes, tom谩ndose como referencia el a帽o 2005, cuando la 14ta. Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH) se dedic贸 a Brasil, donde estuvo disponible Poemas preferidos por el autor y sus lectores聽 (Arte y Literatura, 2004) de Thiago de Mello. Esto repercute, directamente, en las opciones 鈥揳l menos impresas鈥 para ampliar los horizontes de lectura en esa direcci贸n.

Para esa edici贸n 14 de la FILH, Arte y Literatura tambi茅n public贸 el libro, de naturaleza biling眉e, Catorce poetas brasile帽os (2004) con selecci贸n, traducci贸n y pr贸logo de Ricardo Alberto P茅rez, 聽quien utiliza el momento de la segunda Vanguardia Po茅tica Brasile帽a del siglo XX: el movimiento concretista (liberaci贸n de las palabras de la estructura sint谩ctica, de su significado o sonido y darles importancia por su aspecto visual) y el neoconcretista de los a帽os 50, como apoyatura para organizar y darle coherencia a una antolog铆a compleja, en la que se priorizan las ausencias m谩s significativas dentro de ese panorama.

En el pr贸logo de Catorce poetas鈥 se plantea que 鈥渓a escritura po茅tica en Brasil [es] un universo en expansi贸n, con centros localizados, y una amplia periferia donde viven m煤ltiples expresiones del lenguaje.鈥 Esto se corrobora a trav茅s de unos 90 poemas, en 331 p谩ginas, que sirven de coordenadas para el lector de este y otros libros de poes铆a de esa gran naci贸n. S茅pase que tales singularidades han sido de inter茅s para estudiosos y especialistas, que vienen a convertirse en exegetas de la triada poes铆a鈥損oeta鈥損oema; labor demarcada, por lo general, en los m茅todos hist贸rico, psicol贸gico y estil铆stico, respectivamente, que dan cuerpo a las antolog铆as y selecciones, que se visualizan factibles para mostrar un cuadro literario lo m谩s completo posible.

En la opini贸n de la escritora, traductora literaria y periodista uruguaya Rosario L谩zaro Igoa, el universo de las antolog铆as de poes铆a brasile帽a traducidas al espa帽ol es amplio y continua aumentando, a partir de un flujo literario que se efectiviza de varias maneras, ya sea por medio de antolog铆as de varios poetas, antolog铆as de un solo autor, o traducciones de un libro espec铆fico de un 煤nico poeta.[2] Igoa centra su atenci贸n en la antolog铆a de varios poetas, pues es donde se conjugan en un mismo movimiento dos operaciones paralelas e indisolubles: el antologar y el traducir.

En Cuba, no obstante la espor谩dica publicaci贸n de antolog铆as o selecciones po茅ticas, prop贸sitos de esta 铆ndole son los que coadyuvan 鈥揳niman鈥 a la circulaci贸n de la poes铆a brasile帽a en nuestro contexto desde otras plataformas. El poeta y ensayista cubano F茅lix Contreras es uno de los nombres que se suma a este concierto con Poes铆a brasile帽a, compilaci贸n de poemas de siete poetas,publicada en la revista digital El Caim谩n Barbudo, en 2012. Este autor argumenta, en estrecha relaci贸n con el planteamiento de Ricardo A. P茅rez, que 鈥淣o hay en nuestro planeta una poes铆a m谩s parecida a su pa铆s, que la brasile帽a: amplia, vasta, diversa, colmada de contrastes, profunda, pluri茅tnica y pluricultural鈥. Esta聽 concepci贸n sirve de p贸rtico para profundizar e indagar en ese universo, de fuerte tradici贸n, con poetas notables y paradigm谩ticos.

Cabe precisar que en antolog铆as y selecciones de pluralidad internacional se han incluido poetas brasile帽os. Por ejemplo, la colecci贸n Sur editores publicar铆a en El m煤ltiple trino. Treinta y cinco poetas del siglo XX (2001), diez poemas del periodista y pol铆tico brasile帽o Carlos Drummond de Andrade (1902鈥1987), considerado por la cr铆tica como uno de los mayores poetas de Brasil. Se afirma que desde sus primeros libros la poes铆a de Drummond se destac贸 del resto por su calidad y autenticidad, 鈥淭oda una literatura, una po茅tica singular,鈥 enfatiza el cr铆tico y periodista Luis Suard铆az gestor del El m煤ltiple trino鈥 Y agrega que es un 鈥淧oeta de lo infinito y la materia/cantor sin piedad [鈥/ sin l谩grimas fr谩giles [鈥,鈥 que hizo uso magistral de la iron铆a, la s谩tira, el humor, la auscultaci贸n de la realidad, lo cotidiano, lo pol铆tico.

La bibliograf铆a citada expone, de un modo u otro, que las est茅ticas y recursos de los autores brasile帽os, sobre todo los concretistas y modernistas, han dejado una impronta en el discurso po茅tico de Brasil e incluso fuera de sus fronteras. A esto 煤ltimo se aproxima el investigador Virgilio L贸pez Lemus en el libro Oro de la cr铆tica (Editorial Oriente, 2013), 聽a trav茅s del cap铆tulo Otra mirada a la poes铆a cubana en cinco d茅cadas: 1959-2009, donde propone, por medio de un esquema, un compendio nominal para organizar autores cubanos de diferentes 茅pocas. En 茅l est谩n los llamados juveniles (1959-1976), donde se inscriben m谩s de cincuenta poetas, que empezaron a publicar sus obras en la d茅cada de los a帽os 80麓 y 90麓 del pasado siglo XX. La mayor parte de sus integrantes, asevera L贸pez Lemus, 鈥淸鈥 elige diversas direcciones: contin煤an senderos de la m茅trica tradicional o experimentan hasta aproximarse al concretismo brasile帽o [鈥.鈥 Entre los juveniles est谩 relacionado Ricardo Alberto P茅rez, entendido en el tema como se ha visto.

En los a帽os en que estos escritores comienzan a visibilizarse en el panorama literario cubano, 茅poca de cambios en la expresi贸n po茅tica nacional, la cr铆tica ya mostraba inter茅s sobre el fen贸meno de la poes铆a concreta brasile帽a. La ponencia El signo y las letras: una aproximaci贸n cr铆tica a la poes铆a concreta brasile帽a de los a帽os 60鈥, le铆da por el cr铆tico de arte Rafael Acosta de Arriba en el encuentro Jornada de la cultura brasile帽a en Cuba, organizado por Casa de las Am茅ricas, la Universidad de La Habana y la Sociedad Brasil-Cuba, en noviembre de 1994, realizado en el cine Yara, de La Habana, supone la existencia de una recepci贸n activa para esos contenidos. La revista Casa de las Am茅ricas, portavoz de importantes momentos culturales, publicar铆a 铆ntegramente el texto de la ponencia,聽 en el N潞 207 de 1997.

Tambi茅n las referencias bibliogr谩ficas aludidas ofrecen una idea preliminar de los m煤ltiples paisajes po茅ticos de y sobre los cultores del Gigante suramericano; paisajes como met谩foras del sentido de lugar (geogr谩fico, imaginario), de las circunstancias, del lugar externo e interno que rodea al hombre, de la percepci贸n de pertenecer a algo. Pero, dentro de ese cuadro, existen a煤n zonas por explorar, atendiendo al detalle que en esas compilaciones y antolog铆as predominan nombres de una generaci贸n que naci贸, fundamentalmente, en la primera mitad del siglo XX, por lo que cabr铆a indagar por la obra de aquellos que nacieron en los a帽os 60鈥. Es inter茅s para el presente abordaje inquirir por los nacidos en los 70鈥 y 80.

Comprendidos en las postrimer铆as de los 30 o transitando ya los 40 a帽os, estos creadores se inscriben en el n煤cleo de los poetas brasile帽os de hoy (actuales),聽 que seg煤n el cr铆tico literario carioca Antonio Carlos Secchin, 鈥渟e mueven entre la tradici贸n l铆rica y la necesidad de inventar nuevas formas de expresi贸n en un pa铆s donde el tema de lo nacional se impone.鈥[3] Si bien por las edades que ostentan no entran en las estad铆sticas de los m谩s de 50 millones de j贸venes entre los 15 y 29 a帽os, hay que advertir en ellos rasgos comunes con sus coterr谩neos, como la vasta diversidad cultural, tecnol贸gica y pol铆tico-econ贸mica. Adem谩s, descuellan preocupaciones, como las de no estar ajenos a las grandes desigualdades sociales (racismo, xenofobia, pobreza鈥), fen贸menos que llevan expeditamente a sus creaciones literarias.

La selecci贸n Todo comienzo es involuntario. Ocho poetas j贸venes brasile帽os, sit煤a algunos aspectos que distinguen 鈥揺xplican鈥 a esa generaci贸n: 鈥淓llos saben la importancia de la Poes铆a Concreta, del Neobarroco, del Language Poetry, no rechazan el di谩logo con esas tendencias inventivas, [鈥 son autores actualizados, que insisten en vivir su tiempo, con derecho a explorar todas las posibilidades ofrecidas por la tecnolog铆a, verbal y no verbal, para la creaci贸n en nuestra 茅poca鈥[4]. En la selecci贸n de F茅lix Contreras, sucinta pero no menos importante, se logra descifrar tales criterios a trav茅s de la obra hecha por Thiago Cervan (1985), Geovani da Silva (1989), Rodrigo M茅ndes Rodrigues (1989). Hay poemas asumidos como manifestaci贸n, en los que el sujeto lirico cuestiona, expl铆cita e impl铆citamente, los diversos fen贸menos 鈥搊presores鈥 omnipresentes, sobre todo, de las grandes ciudades.

Los poemas de Poes铆a brasile帽a, como los de otras selecciones, evidencian la necesidad de 鈥渟ancionar鈥 las disimiles problem谩ticas desde un discurso heterog茅neo, pero con numerosos lazos conectivos. Sin embargo, quien quiera ver un conjunto de poetas articulados como generaci贸n, defendiendo un lenguaje contestatario desde lecturas hist贸ricas, sociales, pol铆ticas; adem谩s con 聽(re)visitaciones a temas y personalidades de la literatura, las artes 鈥搉acional 聽y 聽universal鈥, sin obviar los grandes temas de siempre: el amor, la esperanza, la muerte, Dios, la naturaleza, la familia鈥, debe incluir en su hoja de ruta lectora a La Selecci贸n. Once poeta brasile帽os hoy (Ediciones Santiago, 2018).

Este libro biling眉e de 181 p谩ginas, perteneciente a la Colecci贸n C贸dice, al cuidado y edici贸n de Oscar R. Cruz P茅rez, poeta y editor santiaguero, forma parte de los empe帽os editoriales atendibles del Sistema de Ediciones Territoriales (SET), que apuesta, cada a帽o, por renovarse, dando a conocer lo mejor, novedoso y m谩s diverso de la literatura de otras latitudes. Se trata de una apertura impostergable, que ha venido rompiendo, creativamente, los estigmas que sobre la producci贸n del SET sostienen algunos desconocedores de esta fortaleza de las publicaciones cubanas, que insisten aun en comparar, cualitativamente, sus producciones con las de otros sellos editoriales.

Integrado por 44 poemas, la obra es provechosa en muchos sentidos, por supuesto, desde los textos, la traducci贸n de la guatemalteca Claudia Tobar, hasta la imagen de cubierta, un detalle de la obra S.T (2010) de Helena Freddi, que desarrolla actividades art铆sticas y acad茅micas ligadas a pesquisas y estudios de t茅cnicas y po茅ticas gr谩ficas. Asimismo, captura de manera inequ铆voca un proyecto po茅tico en el que late el pensamiento org谩nico en torno a la poes铆a como herramienta de expresi贸n social, como mecanismo cr铆tico, con la cual las voces ah铆 reunidas, son capaces de manifestarse desde su propia percepci贸n de la realidad circundante. Marcelo Lotufo, su coordinador, lo propone como una 鈥減uerta de entrada鈥 para que los lectores cubanos se interesen por conocer los poetas brasile帽os nacidos en esa d茅cada y la venidera; poetas que son parte de una generaci贸n que ha renovado la poes铆a brasile帽a, d谩ndole un nuevo aliento, seg煤n sus palabras.

A Marcelo Lotufo le precede la carta credencial de haber realizado, junto al poeta y escritor guantanamero Jos茅 Ram贸n S谩nchez y a los traductores Rodrigo A. do Nascimento y Mariana Ruggieri, el libro Nocaute: 6 poetas / Cuba/hoje (Ediciones Jabuticaba, Brasil, 2017), selecci贸n en el que constan seis poetas cubanos nacidos despu茅s de los 70麓, del pasado Siglo: Jos茅 Ram贸n S谩nchez (1972),Oscar Cruz P茅rez (1979), Pablo de Cuba Soria (1980), Jamila Medina R铆os (1981), Javier L. Mora (1983), Legna Rodr铆guez Iglesias (1984).

En ambas selecciones se advierten similitudes entre los discursos po茅ticos, una forma loable, de ver (leer) c贸mo pueden dialogar generaciones an谩logas, con intereses compartidos, en diferentes partes del orbe. Ello se debe a la dimensi贸n manifiesta del lenguaje po茅tico, que a煤pa, simboliza, articula, convoca.

Los poetas llamados a integrar La Selecci贸n鈥, son siete mujeres y cuatro hombres, y en observancia de sus biograf铆as/curr铆culos, se cumple lo que Antonio Carlos Secchin dec铆a de la producci贸n po茅tica 鈥搚 poetas鈥 del Brasil contempor谩neo, que estos dominan un conocimiento t茅cnico del lenguaje, surgido de su formaci贸n universitaria, con un mayor grado de especializaci贸n, lo que les permite ampliar el horizonte de superaci贸n est茅tica. Tienen los 11, efectivamente, formaci贸n profesional como abogados, historiadores, cr铆ticos de arte, periodistas. Adem谩s experiencias de participaci贸n en otros campos culturales como la fotograf铆a, las artes visuales, la traducci贸n y la edici贸n.聽

Sobresaliente son sus quehaceres dentro de las letras de su pa铆s, con聽 numerosas publicaciones que as铆 lo demuestran, con atenci贸n sistem谩tica de la cr铆tica especializada. Tal es el caso de las poetas, que constituyen mayor铆a en La Selecci贸n鈥, pertinente inclusi贸n, pues la poes铆a hecha por estas f茅minas, cual 聽documento social, emplaza un discurso que da cuentas, entre los muy diversos temas al que recurren, del complejo entramado a las que est谩n sujetas las mujeres en Am茅rica Latina. En aras de profundizar en este conjunto interesante, transgresor si se prefiere, pueden encontrase abordajes cr铆ticos que permiten comprenderlas mejor en sus dimensiones creativas, como sucede en Wonderful Witches, siete poetas brasile帽as (1973-1984), breve pauta anal铆tica del poeta mexicano Sergio Ernesto R铆os,[5] que permite llegar a los poemas Micheliny Verunschk (1972), Ang茅lica Freitas (1973) y Mar铆lia Garc铆a (1979), 聽donde se plasma las sensibilidades y subjetividades de cada una, que pueden confrontarse con sus poemas de La Selecci贸n鈥

R铆os acota que Micheliny Verunschk es 鈥渃risol sombr铆o mezcla de recuerdos y deseos鈥: (En alg煤n lugar/brazos y piernas/pe da zos que en-caja-n/ con todo los enga帽os.). A Ang茅lica Freitas la caracteriza el 鈥渉umor, iron铆a y una tirante relaci贸n con lo que huele a Cultura Oficial, a Alta Cultura鈥: (pap谩 es el presidente/mam谩 es primera dama/van a acabar con todos ustedes/voy a acabar con todos ustedes/voy a vivir en Miami/ 隆verga! 隆en su! 隆Culo!/ LALALALA鈥). Mientras que Mar铆lia Garc铆a es 鈥渄ue帽a de momentos enigm谩ticos, es capaz de hacer que los versos m谩s simples est茅n m谩s cerca de lo que aparentan(鈥渆s dif铆cil ver las cosas/directamente鈥, / ellas son muy luminosas/o muy oscuras).

De Ana Martins Marques (1977): activista y periodista brasile帽a, se suscriben las l铆neas de la presentaci贸n de su poemario El libro de las semejanzas (Killer71ediciones,2015), que permiten conocer sus inquietudes: 鈥淸鈥 la poeta transita a trav茅s del juego metaling眉铆stico (lenguaje enriquecido por formas imaginativas) y la recreaci贸n de la frase hecha o el dicho popular (y por聽 m谩s vidas que tenga/cada gato/es el cad谩ver de un gato); a trav茅s tambi茅n de una cartograf铆a sentimental que nos habla del amor y el desamor (t煤 me pides que no hable de amor/ de repente tengo una ocupaci贸n/ no verte, no llamarte/ no pensar en ti/ todo eso da cierto trabajo/ no voy a habla de amor), o desde una ir贸nica modestia que da cuenta de los l铆mites de la creatividad (驴pensar谩n en cuchillas/rev贸lveres/veneno?/ pues yo solo pienso en el mar)鈥.

脡rica Z铆ngaro (1980), que dedicada en la actualidad a la reflexi贸n humor铆stica sobre su propio trabajo po茅tico, experimenta con el lenguaje y recontextualiza los mensajes 鈥搒ubliminares鈥 de la internet como se observa en el siguiente fragmento de 鈥渢eor铆a de los g茅neros鈥: 鈥渆ste poema fue escrito con datos tomados de Google Inc,/ y la poeta se exime de responsabilidad por la distribuci贸n de esta informaci贸n [鈥鈥. As铆 como problemas 茅ticos inherentes a la ciencia, la tecnolog铆a y la innovaci贸n cient铆fica, el ser humano presa y diana de sus propias dilemas presentes en Problemas metaf铆sicos: 鈥淟a tecnolog铆a/a favor/ de la salud/ del consumidor: Huevo transg茅nico/ Huevo transfigurado/Huevo industrializado/gen茅tico/& genuinamente/transformado/ para usted [鈥 Coma sin culpa鈥. 聽En Nina Rizzi (1983), por su parte, con m谩s de nueve libros en su haber, encontramos una poes铆a poderosamente 铆ntima, feminista y a ratos casi documental de un activismo social y cultural: 鈥溌 la mierda co麓el lirismo!/poes铆a concreta/es tu verga erecta entre/mis grietas y callejones. O 鈥揺s necesario cuidar bien el coraz贸n/temando un saludo mientras/las manos incendian un veh铆culo aqu铆 en la calle/-es necesario politizarla herida [鈥-es necesario cuidar bien el coraz贸n鈥, dice.Adelaide Iv谩nova (1982) periodista y activista que trabaja en poes铆a, fotograf铆a, traducci贸n y publicaci贸n, es la editora de la revista anarquista-feminista MAIS PORN脭, PVFR, 聽de modo que sus poemas 鈥渆l broche,鈥澛 鈥渓a sentencia,鈥 聽鈥渓a moral鈥 y 鈥渆l martillo,鈥 son coherentes con sus postulados creativo-profesionales; 鈥渆l martillo鈥, ilustrativo de los temas 鈥損reocupaciones鈥搎ue la ocupan,聽 forma parte de libro hom贸nimo y trata sobre la violencia y la sexualidad femenina. El libro hom贸nimo fue publicado por primera vez en Lisboa (Portugal), en 2016, adem谩s posee una edici贸n brasile帽a de 2017. El poema es un claro manifiesto de lucha contra esa violencia (f铆sica鈥搒imb贸lica): 鈥渄uermo con martillo/ debajo de la almohada/ si alguien entra de nuevo/ y furtivo/ en mi cuarto no basta que/ sea una mierda, tener un hierro/ d谩ndome toques en la cabeza鈥.

Entre las (opciones) est茅ticas (茅ticas) de los poetas La Selecci贸n鈥 se entrev茅n elementos de contactos apreciables que los ha llevado a enrumbar proyectos literarios comunes o participar del o los circuitos culturales de sus ciudades/ pa铆s, lo cual es sumamente importante, pues brinda informaci贸n relativa al momento hist贸rico, intelectual, cultural y acad茅mico desde donde se posicionan y defienden el movimiento 鈥corpus鈥搇iterario del que forman parte. Ejemplo de lo anterior 聽es Fabiano Calixto (1973) quien ha compartido labores de edici贸n en la revista literaria Modo de User e Co., con Mar铆lia Garc铆a y Ang茅lica Freitas.

En la poes铆a de la representaci贸n masculina de La Selecci贸n鈥 la historia y la geograf铆a adquieren intensas relaciones en la que se establecen asociaciones simb贸licas abiertas y creativas, con sucesos acaecidos y problem谩ticas, pret茅ritas y actuales, corroborando la literatura puede contribuir al conocimiento hist贸rico territorial desde otra forma de entender el (micro-macro) universo a partir de apreciaciones sugestivas (juicios, valoraciones), a veces, agudamente cr铆ticas.聽 Fabiano Calixto, aborda el paisaje anacr贸nico de la cosmopolita urbe paulista: 鈥渁nte la lluvia, el mendigo/ya estaba muerto/ [鈥 la boca ya estaba llena/de sangre, de hormigas/de granizo鈥. En Pedazos esqueleto dice: 鈥淟a ave. Paulista corriendo es tan graciosa/ parece una cobra de marshmallow/ un viaje 谩cido/una anguila electrocutando lenguas鈥. Mientras Tarso de Melo (1976) retrata el problema pa铆s en un poema alegato como es Un pa铆s: 鈥淯n pa铆s que se esconde de s铆 mimo. Un pa铆s que segrega, /excluye, amordaza. Sofoca su parte聽 incomoda. [鈥Un pa铆s grandioso, como el pa铆s sin聽 futuro/聽 [鈥聽 Un pa铆s imbatible en las tareas del error.鈥, de Melo, adem谩s, tematiza la impronta de la colonizaci贸n en el devenir de Brasil con Ellos quieren m谩s: 鈥516 a帽os. Y los ind铆genas que est谩n en las tierras que les/ interesan a los blancos son muertos en los montes: sin registro [鈥 516 a帽os. Y los negros que enfrentan los l铆mites/ definidos por los blancos son muertos [鈥 516 a帽os鈥︹, 聽y contin煤a hablando sobre las mujeres, los pobres, los ni帽os. Sobre los desencuentros que resume posteriormente en el poema Convenci贸n. El poeta y artista visual Reuben 鈥渃avalodad谩鈥 da Rocha (1984) es considerado uno de los poderes m谩s extra帽os y fascinantes de la poes铆a brasile帽a contempor谩nea, como se introduce en una entrevista para el suplemento Pernambuco, de perfil literario.聽 Cavalodad谩 se ve a s铆 mismo como un animal salvaje que vive en una megal贸polis del tercer mundo. Y su escritura combina muchos elementos cient铆ficos y tecnol贸gicos (me preocupa la tecnolog铆a en busca de una posible contemplaci贸n en este mundo de chatarra) con elementos ancestrales y primitivos (Nac铆 en una isla, me gusta hablar con el viento, con el movimiento de las mareas, con la gradaci贸n de la luz solar)[6]: 鈥淓STUVE AQU脥 MUCHAS VECES/todav铆a encuentro bonito/extra帽os seres ligerezas/ extra帽as paz precipicio. [鈥 estuve aqu铆 desde temprano/reincidente celeste/hirviendo oxigeno/protones de polen planetas/la gracia plural de los 谩tomos/color intimo de las part铆culas [鈥. O /TEMPORADA DE CAZA/AL INDIO KA麓APOR/drones tele dirigen/kano茅s/caip贸s/鈥. Italo Diblasi (1988), cuyos textos han sido publicados tambi茅n en la citada revista Modo de User e Co tampoco queda indiferente ante el drama humano en la gran ciudad, ante los desaf铆os de este mundo: 鈥淓l espect谩culo est谩 ah铆/ pero nadie lo ve/ hab铆a y eso/ bastaba-espejos/ mostrador de deseos/ vendido a plazos鈥 (Un drama sin apoteosis); el silencio cruel del asfalto, los muros de concreto, los trasiegos inciertos por la(s) avenida(s): 鈥淵o vi la muerte lapidar tus alas/de fr铆os metales/mientras el hambre retorc铆a/la carne cruda de los real. Un arabesco surrealista gritaba/antiguos c谩nticos herejes/y eran tristes las melod铆as decapitadas/en la oscuridad de la urbe鈥 (Breve anotaci贸n en la Avenida Central).聽La lectura de los poemas de estos 11 poetas confirma que, efectivamente, la escritura po茅tica de los creadores j贸venes en Brasil, es un universo en expansi贸n que explora todas las posibilidades ofrecidas por la tecnolog铆a, verbal y no verbal. Parecen poemas con temas de intercambio y ello, sin dudas, responde a la forma intr铆nseca que encontraron para reinventar (se) su pa铆s, su isla. 聽La fuerza de la palabra encuentra resonancias a trav茅s de una antolog铆a hecha 鈥渃ontra [鈥 vociferaciones belicosas y vac铆as, contra pol铆ticas para mantener a sectores desinformados [鈥 un dialogo po茅tico de lecturas y preocupaciones [鈥 la b煤squeda de la diversidad a trav茅s del entendimiento y respeto mutuos鈥, concordar铆amos con Marcelo Lotufo.聽聽

Notas y referencias bibliogr谩ficas

[1] Dolores Corbella, Alejandro Fajardo (editores) Espa帽ol y portugu茅s en contacto: Pr茅stamos l茅xicos e interferencias. Editorial GmBh, Berl铆n/Boston, 2017.

[2] Rosario L谩zaro Igoa: 鈥淓l universo de las antolog铆as de poes铆a brasile帽a en traducci贸n al castellano鈥. Disponible en http://www.traduccionliteraria.org/1611/art/lazaro.htm

[3] Antonio C. Secchin: 鈥淧oes铆a de Brasil: minimizar lo nacional.鈥 Disponible en https://elpais.com/cultura/2013/10/08/actualidad/1381236313_683936.html

[4] Todo comienzo es involuntario. Ocho poetas j贸venes brasile帽os. En Revista EL NAVEGANTE N潞2 a帽o 2 – Noviembre de 2007聽 Escuela de Literatura – Universidad del Desarrollo, Chile.聽 Disponible en 聽Proyecto Patrimonio 鈥 2007 http://www.letras.mysite.com/ll231107.html

[5] Revista La Colmena 64, octubre-diciembre 2009. (Formato Pdf)

[6] Gianni Paula de Melo: 鈥渆ntrevista a Reuben da Rocha鈥 en Sexta 29 diciembre de 2017. Disponible en https://www.suplementopernambuco.com.br/entrevistas/2028-entrevista-reuben-da-rocha.html

 


Ciencia y juventud: una combinaci贸n perfecta

Anabel Ricardo Gato tiene 25 a帽os, es holguinera, ama dormir, el manga, el anime, le encantan la pizza napolitana y el caf茅 con leche. Es fan谩tica del rock, posee una arraigada fe cristiana y es una sobreprotectora due帽a de mascotas.

Pero adem谩s de esto, Anabel hace ciencia, sus esfuerzos van rindiendo fruto, no solo en el aula o los grupos de psicoterapia. Porque la joven licenciada en Piscolog铆a-Pedagog铆a, que actualmente vive el segundo a帽o de su servicio social y es profesora en la Universidad de Holgu铆n, obtuvo el premio Citma a estudiantes investigadores.

Aqu铆 y ahora destruye ideas preconcebidas sobre los investigadores, las ciencias sociales y la docencia frente a sus contempor谩neos, en una honesta conversaci贸n que comparto con ustedes.

驴Qu茅 estrategia debe seguir un joven investigador para obtener un premio como este?

El premio Citma a estudiantes investigadores contempla todo el recorrido que se haya tenido durante los a帽os de estudios universitarios, es muy importante la integralidad que abarca m谩s que el rendimiento acad茅mico y la realizaci贸n de ex谩menes de premio, porque incluye la participaci贸n en festivales de artistas aficionados, competiciones deportivas, as铆 como el cumplimiento de todas las actividades y orientaciones que la sociedad demanda del joven universitario.

Para alcanzarlo es imprescindible que desde los primeros a帽os de la carrera los estudiantes se vinculen a proyectos de investigaci贸n. Estos les van a permitir perfilar su quehacer como investigador. Muy necesaria es la participaci贸n en eventos pues son una oportunidad clave que nos permite el intercambio con profesionales, adem谩s constituye la oportunidad de mostrar los resultados que hemos ido obteniendo en nuestras propias investigaciones. Es preciso tambi茅n conservar las evidencias que abalan todas las actividades que hemos desarrollado en nuestra trayectoria estudiantil. Ellos fundamentar谩n nuestro recorrido.

驴Puedes destruir el mito o clich茅 de que un investigador es alguien ensimismado y sin vida social?

Dedicarse a la investigaci贸n no significa que no dispongas de tiempo para tu familia o amistades. Solo con planificarse se pueden hacer varias cosas. Siempre habr谩 tiempo para compartir con las amistades, para salidas ocasionales, no significa que tengamos que renunciar a momentos de diversi贸n.

Durante los a帽os de universidad es cierto que muchas veces se tiene que renunciar a algunas salidas para priorizar los estudios, pero ser buen estudiante o dedicarse a la investigaci贸n no significa que tengamos que renunciar a la vida social.

驴C贸mo inviertes el tiempo?

Mi tiempo libre lo invierto en prepararme para las clases que debo impartir, disfruto mucho de la lectura como recreaci贸n, oigo m煤sica, salgo con mis amistades, por supuesto, hay que dedicar tiempo a la investigaci贸n.

驴Por d贸nde andan tus actuales investigaciones?

En estos momentos estoy matriculada en el Programa de Doctorado en Pedagog铆a de la Universidad de Holgu铆n e investigo sobre la inteligencia emocional y su importancia en la formaci贸n de profesionales de la educaci贸n.

驴Consideras que las ciencias sociales son ciencias menores?

No creo que las ciencias sociales ni las ciencias de la educaci贸n sean menos importantes o deban considerarse en un rango inferior al de las ciencias naturales o exactas. Cada una de ellas tiene sus caracter铆sticas, las cuales est谩n dadas por la esencia de su objeto de estudios. Las que estudian el desarrollo social o procesos tan complejos como el educativo o el de ense帽anza-aprendizaje deben nutrirse de otras ciencias sin que esto comprometa su status de ciencia independiente.

驴C贸mo es impartir clases a estudiantes pr谩cticamente de tu edad?

De mis estudiantes aprendo mucho, de las experiencias que me cuentan de su vida cotidiana y las pr谩cticas que realizan en las escuelas. Sus preguntas exigen de m铆 una mayor preparaci贸n.

Los respetos a ellos como alumnos y ellos deben respetarme como profesora. Aunque tengamos casi la misma edad. Es un reto porque debo demostrarles que a pesar de que no cuento con la vasta experiencia de otros profesores puedo cumplir con esta responsabilidad.

Al mismo tiempo es divertido porque darles clases me hace recordar mis recientes a帽os de estudiante universitaria. Pero ahora lo veo desde una perspectiva diferente y me r铆o mucho de sus ocurrencias. Tambi茅n los aconsejo porque tengo el recuerdo muy cercano de estar en su posici贸n. Me encuentro en este estado donde tengo dos puntos de vista y mis alumnos me aportan mucho, me hacen sentir realizada.聽


Memoria Nuestra: un espacio para el debate, pero tambi茅n para la amistad

Entrevista con la profesora e investigadora Yuleidys Gonz谩lesz Estrada, ganadora del 鈥淐ongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra 2019鈥 de la Romer铆as de Mayo

Las Romer铆as de Mayo son el epicentro de los j贸venes creadores m谩s inquietos de la Isla de Cuba. El 鈥淐ongreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra鈥 es su arista m谩s te贸rica. Convoca a los j贸venes investigadores de las Ciencias Sociales y Human铆sticas sobre temas y problem谩ticas de inter茅s para la cultura nacional. Es una especie de simbiosis entre j贸venes y grandes intelectuales que asisten como conferencistas o jurado a sus sesiones de trabajo. Entre los que han asistido se puede mencionar Eusebio Leal, Fernando Mart铆nez Heredia, Eduardo Torres Cuevas, Natalia Bol铆var, Abel Prieto,聽 entre otros.聽聽

La edici贸n anterior, correspondiente al a帽o 2019 fue premiada en la categor铆a de investigaci贸n la joven Yuleidys Gonz谩les Estrada, profesora de la Universidad de Granma y asociada de la AHS en la sesi贸n de Cr铆tica e Investigaci贸n, en la cual ha ocupado funciones como Jefa de Secci贸n y Vicepresidenta. Yula, como muchos la conocen, es especialista en el pensamiento filos贸fico cubano y latinoamericano de la de la d茅cada de 1960-1970 y actualmente una de las activista e investigadoras de g茅nero m谩s relevantes en la regi贸n oriental, con su proyecto de reanimaci贸n socio cultural 鈥淟a Cuarta Luc铆a鈥.

Actualmente se encuentra en casa, como la inmensa mayor铆a de los cubanos ante la pandemia de la COVID 19. Inquieta y creativa sigue profundizando sus trabajos acad茅micos y su incesante bregar en el activismo desde las redes sociales. Nos comunicamos con ella v铆a WhatsApp y gustosamente conversamos sobres sus experiencias en el Memoria Nuestra.

cortes铆a de yula

Has asistido varias oportunidades al Memoria Nuestra, desde tu trayectoria cient铆fica. 驴Qu茅 distingue a este espacio te贸rico de los dem谩s?聽

He tenido la suerte de asistir a las dos 煤ltimas ediciones del evento. Desde la primera vez se qued贸 muy cerca de mi coraz贸n. He participado en varios eventos nacionales e internacionales dentro y fuera del pa铆s, pero Memoria Nuestra es diferente. Como dije en una entrevista anterior, es un espacio para el debate, pero tambi茅n para la amistad, por eso crea una suerte de comunidad聽 鈥渘uestromemoriana鈥. Es cierto que dan un premio en met谩lico y eso es atractivo, pero el verdadero premio es poder participar y dialogar con tanta juventud comprometida con la dif铆cil tarea de crear.聽

Fuiste la ganadora de la edici贸n de 2019 en la categor铆a de investigaci贸n. 驴Cu谩l era la esencia de tu investigaci贸n? 驴Porque crees que fuiste elegida entre una veintena de ponencias?

As铆 es. Tuve el alt铆simo honor de recibir el Premio de Investigaci贸n del 2019. Mi investigaci贸n se titul贸: 鈥淟a teor铆a de la Revoluci贸n Social Latinoamericana en las publicaciones peri贸dicas cubanas 1960-1970鈥. Tuvo como objetivo demostrar la existencia de una teor铆a de la revoluci贸n social para Am茅rica Latina en las Revistas Casas de las Am茅ricas, Cuba Socialista y Pensamiento Cr铆tico. Ya era una investigaci贸n concluida con la que obtuve el t铆tulo de Doctora en Filosof铆a, el Premio CITMA y el Premio al M茅rito Cient铆fico. Creo que estos fueron aspectos que pesaron en la decisi贸n del tribunal, pero hab铆a ponencias de much铆simas calidad.

cortes铆a de yula

聽驴Desde tu perspectiva cu谩les son las mayores ventajas de este evento? 驴Qu茅 piensas que se deba mejorar?

Para m铆 una de las mayores ventajas constituye una oportunidad para los investigadores de mayor y menor experiencia debatan sobres sus temas de investigaci贸n pero tambi茅n sobre los problemas m谩s latentes de nuestra realidad. En eso ayuda mucho la convivencia pues las sesiones de trabajo no terminan con las ponencias. Me gustar铆a que se incluyeran en el tribunal a j贸venes investigadores de la AHS y que las editoriales de la organizaci贸n publicaran libros con los resultados de las investigativos m谩s relevantes.聽

Yula, un mensaje que quieras trasmitirles a los romeros y el colectivo asiduo del Memoria Nuestra que est谩n en casa.

Para terminar, quiero agradecer a las y los organizadores por no darse por vencidos. Por asumir con responsabilidad el enorme legado del Congreso y Premio Memoria Nuestra. Creo que esta es una oportunidad 煤nica para hacer un evento que late con el esp铆ritu de las vanguardias. A toda la gente romera que cada a帽o espera ese encuentro fenomenal sepan que en esta ocasi贸n no nos abrazaremos ni compartiremos por los caf茅 y los parques de Holgu铆n, pero estaremos en esa conexi贸n inquebrantable creada por el arte. 隆Hagamos de estas Romer铆as las m谩s grandes de todos los tiempos!聽聽聽