ciencias sociales


Tío Ho: un guerrero iluminado por la poesía (+ audio)

El ser humano tiene la condici√≥n de desdoblarse en varias facetas como capacidad inherente de supervivencia ante los retos que las circunstancias le imponen. Este convierte en arte las adversidades, que como material, contribuyen a generar di√°logos e interacciones de los p√ļblicos con la obra resultante, en cualquiera de las manifestaciones art√≠sticas, en lo que vendr√≠a a ser un acto comunicativo, que no es m√°s que uno de los efectos que acompa√Īa el acto creativo. En el caso de la literatura, espec√≠ficamente la poes√≠a, este efecto, seg√ļn el poeta y ensayista espa√Īol Jos√© √Āngel Valente, ‚Äúno alude [directamente] a la naturaleza del proceso creador (‚Ķ) donde importar√≠a (‚Ķ) centrar la consideraci√≥n de lo po√©tico (‚Ķ) para ver que la poes√≠a es, antes que cualquier otra cosa, un medio de conocimiento de la realidad‚Ķ‚ÄĚ[1]

La perspectiva de Valente sugiere que, ‚ÄúEn el momento de la creaci√≥n po√©tica lo √ļnico dado [al poeta] es la experiencia en su particular unicidad‚Ķ‚ÄĚ

Partiendo de tal apoyatura cabe destacar la idea que el arte consiste en dar forma a esa realidad, en sondear lo oscuro ‚Äďdesconocido‚Äď de la misma que el poeta con y desde la palabra intenta clarificar ‚Äďpara s√≠ y para el otro‚Äď con el recurso que dispone, o sea, el lenguaje: hecho frase, hecho palabra, hecho verso.

La creaci√≥n po√©tica, dec√≠a Jorge Luis Borges, parte de la memoria y la memoria est√° hecha sobre todo de olvido; ya que [ella] ‚Äďsuscribiendo lo dicho por el fil√≥sofo franc√©s Henri Bergson‚Äď escoge lo quiere olvidar.[2]

Pero existen experiencias de vida que por su impacto o afectación no pueden ser borradas del todo. Así, por ejemplo, sucede con la pérdida de la libertad en cautiverio, dígase cárcel o prisión, situación que a través de la historia tributó al surgimiento de importantes obras literarias de escritores de la talla de Cervantes (El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha), Fiódor Dostoyevski (Recuerdos de la casa de los muertos; Los presidios de Siberia), Oscar Wilde (De profundis), Miguel Hernández (Cancionero y romancero de ausencias), Jean Genet (Santa María de las Flores).  

En otros géneros el tema de la prisión también ha sido articulador, véase los escritos de Nelson Mandela (Autobiografía), Mahatma Gandhi (Canciones desde la prisión), Antonio Gramsci (Pasado y presente: Cuadernos de cárcel), Martin Luther King (Carta desde la cárcel de Birmingham), José Martí (Presidio modelo en Cuba), Pablo de la Torriente (Presidio Modelo) y Fidel Castro (La Historia me absolverá), entre otros.[3]

La libertad engloba dis√≠miles significaciones como determinaci√≥n, soberan√≠a individual, autonom√≠a. Y desde la √©tica filos√≥fica se se√Īala que es inherente al hombre. Es por ello que ante el hecho de perderla no pocos prefieren ‚Äúla muerte, hay quienes se dejan abatir por las circunstancias y hay tambi√©n quienes no solo las soportan estoicamente sino tambi√©n las usan como la oportunidad para definir sus vidas, sus obras y sus filosof√≠as.‚ÄĚ[4]¬†

Reflejo de lo anterior es la obra de Ho Chi Minh (1890-1969), que amerita, por sus valores éticos, políticos, culturales y literarios, traerse nuevamente a la actualidad. Fue este un hombre cuya faceta de revolucionario y estadista ocultaron su personalidad de poeta, forjada en la dura experiencia de lucha y resistencia contra el dominio colonial, que lo llevó al presidio en 1942. De ahí, del tedio horrible del encierro, nacería el poemario Diario de prisión,[5] publicado en varios idiomas y que viera a la luz en Cuba por el sello Colección Sur Editores de la UNEAC, hace más de un lustro.

Esta edici√≥n en espa√Īol fue acogida con benepl√°cito por el p√ļblico lector cubano, sobre todo por la admiraci√≥n que algunos sienten hacia ese gran art√≠fice del pensamiento postcolonial. Y de manera general, por admiraci√≥n hacia la tierra de los anamitas, acerca de los que Mart√≠ expres√≥:

‚ÄúTambi√©n, y tanto como los bravos, pelearon, y volver√°n √° pelear, los pobres anamitas, los que viven del pescado y arroz y se visten de seda, all√° lejos, en Asia (‚Ķ) Trabajan. Parecen plateros finos en todo lo que hacen, en la madera, en el n√°car, en la armer√≠a, en los tejidos, en las pinturas en los bordados, en los arados.‚ÄĚ[6]

La filosof√≠a de vida y acci√≥n de los vietnamitas, reflejada en el escrito martiano, se percibe en el tono de los m√°s de cien poemas de Diario‚Ķ,¬† traducida por el poeta, narrador y ensayista cubano F√©lix Pita Rodr√≠guez, catalogada por la VOV world, emisora de radio nacional de Viet Nam, como ‚Äúuna obra, sencilla y humana, que ayuda a los lectores a comprender mejor la aspiraci√≥n de Ho Chi Minh a la independencia y la libertad nacional‚Ķ‚ÄĚ[7]¬† Una obra que debiera redescubrirse, cuando se aproxima la vigesimonovena edici√≥n de la Feria Internacional del Libro de La Habana, en febrero de 2020, y la cual estar√° dedicada a la cultura y literatura de la Rep√ļblica Socialista de Viet Nam, naci√≥n del que el bardo fuera su art√≠fice principal. Como expresara en uno de sus versos:

‚ÄúYo del nuevo Vietnam soy el representante‚ÄĚ

La producción literaria de este país asiático, fundamentalmente después de la renovación nacional de 1986,[8] es sustancial, y su promoción, difusión y comercialización se intensificará en la FILH y en otros espacios, teniendo en cuenta que para no pocos lectores sigue siendo desconocida. No obstante, han sido publicados ensayos político-sociales por editoriales como José Martí, Pablo de la Torriente Brau, Ciencias Sociales, Ocean Sur, que sirven, de una manera u otra, como plataforma para conocer algunas particularidades de esa cultura.                                                                 

El libro que nos ocupa fue escrito originalmente en idioma chino para no despertar la sospecha de sus carceleros en cuanto a la tem√°tica de lo que escrib√≠a. Pita Rodr√≠guez,[9] acota que Diario‚Ķ se entrecruza, a veces, con el microrrelato y se caracteriza por versos rimados, (rimando har√© m√°s cortos los d√≠as en la prisi√≥n/ y esperar√© que llegue mi libertad catando), as√≠ como por la s√≠ntesis, emoci√≥n y limpios de estridencias innecesarias y llenos de lirismo, en concordancia con una rese√Īa sobre este libro en la revista chilena de literatura Punto Final.[10]

Diario‚Ķ es el testimonio de un a√Īo (1942-1943) en las c√°rceles chinas de Chang Kai Shek, cuyas descripciones estremecen al leer poemas como Ingresando en la prisi√≥n de Tsing Si:

En la prisión los viejos acogen al que ingresa.

Blancas nubes ahuyentan las nubes de tormenta

y por el cielo, todas, libremente se alejan.

Un hombre libre, solo, permanece en la celda).

La prisión de Nan Ning:

√Čsta es una prisi√≥n de estilo ultramoderno,

 que brilla iluminada por la electricidad.

Ah, pero la comida es sopa bien aguada,

 y vacío el estómago, chilla en la oscuridad.

Traslado a Tian Pao el Día del Doble-Diez:

Por todas partes han colgado faroles, y con flores

las casas engalanan. (…). Amarrado ese día, de cárcel me trasladan.

Sigue el viento obstinado contra el √°guila en vuelo.

La prisión de Kuo Teu:

Esta prisión parece una gran casa familiar.

En le√Īa y en arroz, aceite y sal, cada uno se abastece

Tung Chung:

La c√°rcel de Tung Chung es como la de Ping Ma.

Una taza de sopa por comida.

¬†Gru√Īe el vientre vac√≠o.¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†

Los poemas de Ho Chi Minh ‚Äďsobre los que algunos estudiosos han afirmado que mezclan las tradiciones vietnamitas, chinas y occidentales‚Äď relatan sus reflexiones

¬ŅQu√© hacer en la prisi√≥n, sin bebida ni flores,

en noche tan radiante, luminosa y serena?

Mira el hombre a la luna que esplendorosa

Asciende.

La luna mira al poeta, a través de la reja.

O penurias:

Apenas medio cubo es la ración de agua.

Te lavas o haces té: decide por tu parte.

Si te quieres lavar, no tomes té.

Si quieres tomar té, no pienses en lavarte.

Sufrimiento:

A caza de piojos, los reclusos, despertando se lanzan.

Dan las ocho: es el gong que a la comida llama.

¬°√Ānimo, camarada! Hay que comer. Los que tanto sufrimos

debemos resistir hasta que llegue el alba.

Pero también sus esperanzas, donde el centro es la libertad del ser humano:

Quien sufrió la prisión, la patria puede hacer.

 Quien soporta las penas, prueba que es hombre fiel.

Quien piensa en su país, es un hombre de bien.

Que la celda se abra y el dragón al cielo se remonte.

En 2020 se estar√° conmemorando 60 a√Īos de relaciones diplom√°ticas entre Cuba y Viet Nam y 130 del natalicio de ‚ÄúEl iluminado,‚ÄĚ significado del nombre Ho Chi Ming, quien naciera un 19 de mayo, fecha en que ca√≠a en combate otro iluminado y poeta: Jos√© Mart√≠.

Sirva entonces la propuesta de lectura de Diario‚Ķ, que a casi seis d√©cadas de su primera publicaci√≥n, continua dialogando ‚Äďpo√©ticamente‚Äď con las generaciones actuales, adentr√°ndonos en el universo simb√≥lico de esa cultura milenaria cuyos hombres y mujeres cambiaron el mapa geopol√≠tico en el pasado reciente, al derrocar potencias como Francia y los EE.UU. Tierra en la que el 16 de septiembre de 1973, el Comandante en Jefe Fidel Castro llor√≥, cuando sosten√≠a en sus manos un ni√Īo mutilado por los horrores de la guerra.[11]

Notas y referencias bibliogr√°ficas

[1] Valente, J. √Ā. (1963) Conocimiento y comunicaci√≥n. Disponible en http://artespoeticas.librodenotas.com/artes/727/conocimiento-y-comunicacion-1963

[2] Borges, J. L. (1996) La creación poética. En Nexos. Disponible en https://www.nexos.com.mx/?p=7698

[3] Consultar art√≠culo de Andreu Farr√°s ‚ÄúDe la celda a la gloria: 11 l√≠deres pol√≠ticos que engrandecieron su reputaci√≥n en la c√°rcel.‚ÄĚ Disponible en https://www.elperiodico.com/es/mas-periodico/20181215/de-la-celda-a-la-gloria-presos-politicos-7200456

[4] Obras escritas desde la c√°rcel. Disponible en https://www.iberlibro.com/libros/obras-literarias-escritas-en-prision-cautiverio.shtml

[5] También se le conoce como Diario de la cárcel.

[6] Un paseo por la tierra de los anamitas. En volumen I. No. 4 Revista La edad de oro.

[7] ‚ÄúSe presenta en Cuba el poemario ‚ÄúDiario de prisi√≥n‚ÄĚ de Ho Chi Minh‚ÄĚ. Disponible en https://vovworld.vn/es-ES/vietnamiberoamerica/se-presenta-en-cuba-el-poemario-diario-de-prision-de-ho-chi-minh-154005.vov

[8] Th√ļy Ng√†. Literatura vietnamita despu√©s de 30 a√Īos de renovaci√≥n nacional. Disponible en https://vovworld.vn/es-ES/cultura/literatura-vietnamita-despues-de-30-anos-de-renovacion-nacional-436427.vov

[9]Ho Chi Ming fue políglota, llegando a dominar varios idiomas además del chino, como el francés, el japonés, el ruso y el inglés.

[10] Alejandro Lavquén. Los libros. Disponible en http://letras.mysite.com/alav100314.html

[11]¬† M√°s informaci√≥n en el art√≠culo ‚ÄúUna noticia recorre el mundo: Fidel Castro cruz√≥ al sur del Paralelo 17‚ÄĚ, de Rafael Suengas Mart√≠nez. En Revista Cuba Socialista. 16 Septiembre, 2018.


‚ÄúUna gran tela de ara√Īas, eso somos‚ÄĚ

Hace 10 a√Īos ni el propio Yoelkis Torres T√°panes hubiera podido asegurar el alcance de una idea surgida entre amigos y por la que trabaj√≥ ocho duros a√Īos sin recibir salario alguno. AfroAtenAs, iniciativa que promueve el desarrollo social y comunitario, se ha convertido en su devenir en un referente que ya se extiende en toda Cuba y un poco m√°s all√°. Sin embargo, aunque el trabajo en equipo ha sido decisivo, es √©l ese motor que impulsa todo lo maravilloso que se gesta dentro de ‚Äúla gran tela de ara√Īa‚ÄĚ, como prefiere llamar a su proyecto.

Los que lo conocen saben bien de su car√°cter sangu√≠neo, y esa prisa con que piensa, camina, habla y muchas veces act√ļa. Aprovechar cada segundo de la jornada resulta vital para lograr sostener a la par tantas responsabilidades en una persona. Por eso asegura que desde bien temprano inicia su d√≠a sin la certeza de una hora de descanso.

Así lo vemos haciendo llamadas, impartiendo talleres, ordenando documentos, controlando cada detalle logístico, o gestionando proyectos. Sin mencionar las responsabilidades que fuera de AfroAtenAs le ocupan, como coordinador de la Red Humanidad por la Diversidad, activista del Centro Nacional de Educación Sexual, profesor universitario, miembro de la Asociación Hermanos Saíz y tío de unos sobrinos preciosos.

Fotos: Cortesía de los entrevistados.

Pero, como √©l mismo asegura, todo es parte de un sue√Īo que desde hace a√Īos deja muchas alegr√≠as en su vida y en la de muchos otros a los que ha logrado llegar con su actuar.

‚ÄúYo soy activista desde los 15 a√Īos, cuando me inici√© como promotor de salud en el antiguo sanatorio de Matanzas. A partir de entonces me fui volviendo m√°s comprometido con las acciones hacia las personas necesitadas y eso me llev√≥ a interesarme por el barrio, ah√≠ es donde empez√≥ todo‚ÄĚ, comenta Yoelkis mientras recuerda aquel a√Īo 2009, cuando en la circunscripci√≥n 34 de la barriada de Pueblo Nuevo, la basura lleg√≥ a ocupar cerca de siete cuadras.

“Nos reunimos así un grupo de amigos de la comunidad LBTIQ que nos sentíamos discriminados y la motivación fue demostrar nuestro valor con acciones de transformación, algo que siempre formó parte de nuestras inquietudes.

“Decidimos llamar al proyecto AfroAtenAs en primer lugar, porque quienes lo iniciamos teníamos firmes creencias religiosas e intentamos mirarnos desde esa perspectiva. Después fuimos despertando otras inquietudes y cambiamos nuestro enfoque hacia lo cultural, una visión mucho más inclusiva y que junto a la labor comunitaria ha guiado nuestro trabajo diario.

‚ÄúAfroAtenAs lleg√≥ para transformar la vida de la gente que nos rodea e irradiar en la ciudad y en el pa√≠s. Ha sido dif√≠cil pero ya lo estamos logrando. Nuestro objetivo es propiciar el desarrollo dentro de la comunidad a partir de la cultura como un eje de mejor√≠a social. Utilizamos m√©todos dirigidos al medio ambiente, al tema del patrimonio, el rescate de las tradiciones y recientemente incorporamos, adem√°s, el enfoque hacia temas de discapacidad, por la no violencia hacia las mujeres y las ni√Īas, as√≠ como la no discriminaci√≥n y no estigmatizaci√≥n por cuestiones de identidad de g√©nero u orientaci√≥n sexual‚ÄĚ.

Cuando habla del proyecto que coordina, se emociona por los resultados, se siente orgulloso de las articulaciones que han logrado generar, las alianzas dentro y fuera de Cuba y los retos que inevitablemente contin√ļan como derroteros para seguir creciendo.

“En este tiempo hemos visto con mucho placer la evolución de algo que inició de manera espontánea y eso nos complace muchísimo. Desde el 2013 surge el Callejón de la Tradiciones, que es el espacio más reconocido dentro de la barriada, y el primer producto turístico comunitario de la Ciudad de Matanzas, declarado así en la Feria Internacional de Turismo de 2013.

‚ÄúAfrotAenAs no est√° solo en Matanzas, sino que atendemos 22 proyectos en las provincias de Pinar del R√≠o, La Habana, Cienfuegos, Santa Clara y Santi Sp√≠ritus, gracias a nuestra condici√≥n como referencia nacional otorgada por el Centro de Intercambio y Referencia sobre Iniciativas Comunitarias, espec√≠ficamente por nuestro modelo de acci√≥n y resultados. Tambi√©n nos satisfacen las redes que hemos ido tejiendo de forma paulatina con otras instituciones como las universidades de La Habana y Matanzas, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, entre otras‚ÄĚ.

Fotos: Cortesía de los entrevistados.

Para el tambi√©n M√°ster en Estudios Asistenciales y Antropol√≥gicos, la constancia es la clave tanto para su vida como para el √©xito de cualquier proyecto. De no ser por ese car√°cter en√©rgico, que condena el burocratismo o la indolencia y por su modo de nombrar las cosas de frente y sin medias tintas, quiz√°s la historia que acompa√Īa a AfroAtenAs fuese otra.

‚ÄúUno de nuestros grandes anhelos surgi√≥ en 2014 cuando presentamos la propuesta de iniciativa para el desarrollo local del Ateneo de la Rumba, pendiente a su construcci√≥n en el antiguo cabar√© El Pescadito. Esa fue la base de la declaraci√≥n de ese ritmo como Patrimonio Cultural de la Naci√≥n y como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Sucede que desde AfroAtenAs se gestionaba y produc√≠a el Festival Internacional Timbalaye y de conjunto con esa agrupaci√≥n participamos por todo el pa√≠s en la recogida de firmas para estas dos declaraciones y la conformaci√≥n de ambos expedientes‚ÄĚ.

Por desdicha la iniciativa se encuentra detenida por la dirección territorial de cultura, que no lo colocó dentro de los presupuestos de continuidad y hoy estamos a la espera de que el gobierno estime los recursos necesarios para la continuidad de la obra, que evidentemente no ha sido una prioridad a pesar de lo que constituye.

‚ÄúPero no nos detenemos, creemos de manera firme en la labor de trasformaci√≥n que nos acompa√Īa, en los m√°s de 400 j√≥venes formados aqu√≠, hoy emprendedores de toda la provincia, o aquellos especializados en el trabajo comunitario, el liderazgo y en diferentes tem√°ticas que contribuyen al empoderamiento en todas su dimensiones.

‚ÄúNo necesitamos reconocimiento, seguimos siendo en alguna medida los mismos locos que los segundos s√°bados del mes trabaj√°bamos por cambiar las cosas y que a fuerza de trabajo duro y de no cansarse llegaron a cumplir sus sue√Īos y lograron transformar los espacios, no hay mayor reconocimiento que ese‚ÄĚ.


Vanguardia y herejía están obligadas a ir siempre de la mano

Tomado de La Jiribilla

La cultura nos define y nos defiende. Sus dimensiones logran ser reconocibles cuando proceden de la idea en movimiento, de la transformación. Jerarquías, juicios de valor, políticas y participación se articulan dialogantes con la realidad. Representaciones y alcances de la vida cotidiana que en la práctica fortalecen, o no, un aprendizaje colectivo. [+]


Un hombre sincero…

Me llaman y me dicen que Fernando Martínez Heredia ha muerto. Quisiera no creerlo, saber que no es cierto. Se va un propulsor de energía, un maestro, un amigo, un discutidor, un hombre de verdad, de ideas.

[+]


Los símbolos nacionales y la guerra cultural

Desde hace varios meses ‚Äďy estimulado por un incidente bochornoso‚ÄĒest√° presente en el conjunto de medios que circulan en la actualidad cubana un debate acerca de la utilizaci√≥n en espacios p√ļblicos de nuestros s√≠mbolos nacionales, la bandera de Estados Unidos y las implicaciones que advierten los participantes en el debate. Esto es muy positivo, porque ayuda a defender y exaltar el patriotismo en la coyuntura peligrosa que estamos viviendo e invita a definirse en un terreno que es favorable a la patria, en un momento en que el curso cotidiano incluye muchas cosas en las que no es necesario definirse, que resultan desfavorables a la patria y la sociedad que construimos a partir de 1959.

[+]


Fernando Martínez Heredia: Ni conde ni marqués

Tomado de Escambray

Cuando Cuba m√°s lo necesitaba, Fernando Mart√≠nez Heredia, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2006 y una de las voces autorizadas de la cultura nacional, se ha ido del mundo de los vivos. Escambray desempolva una entrevista realizada al importante investigador, historiador y ensayista en 2012 en la que habla de su formaci√≥n, de sus sue√Īos y de su Yaguajay querido.

[+]


Fernando Martínez Heredia en la memoria del arte joven

Amar y conocer la historia de Cuba; ser un Fidelista incuestionable: ‚Äú‚Ķy¬† en todos esos terrenos y en todas las tareas que conllevaban Fidel fue el maestro, el jefe, el ser humano superior y el que ve√≠a m√°s lejos‚ÄĚ; Maestro de Juventudes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS); investigador de la realidad cubana y latinoamericana; un martiano de existencia e ideas, son elementos que se deben citar al hablar del profesor, ensayista e historiador Fernando Mart√≠nez Heredia. [+]