Ciego de √Āvila


Una llave que siempre fue p√ļblica

Corr√≠a la segunda mitad del a√Īo 2005. Se acercaba el fin de una presidencia de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Ciego de √Āvila, que hab√≠a logrado muchas cosas y donde Natacha Cabrera Cepero ostentaba el m√°ximo cargo, Arlen Regueiro Mas y Vasily Mendoza eran sus vicepresidentes.

Yo era el jefe de secci√≥n de Literatura en ese momento y ten√≠a varios eventos continuados, juegos florales, caminata cultural, boletines impresos como el Rajatabla, el sitio web de la Ahs avile√Īa, entre otros. Llevaba rato fraguando un evento que fuera solo de narrativa y que tuviera un impacto verdaderamente explosivo en la oleada de j√≥venes narradores que se ve√≠a venir en la provincia. Se quer√≠a que fuera un buen evento a la altura de lo aprendido en el Centro de formaci√≥n literaria Onelio Jorge Cardoso, pero que no fuera exactamente igual. Se necesitaba un s√≠mbolo, una identidad.

As√≠ surge el nombre de La llave p√ļblica, por ese libro hermoso de cuentos que nuestro F√©lix S√°nchez hab√≠a publicado en ediciones √Āvila en los a√Īos noventa y que en el 2001 vio su segunda edici√≥n. Se har√≠a un taller. Uno que diera herramientas novedosas y √ļtiles a todos los narradores que, como nosotros mismos, apenas hab√≠amos encontrado soluci√≥n a cosas tan vitales para la escritura de cuentos. Nos centramos en dar charlas sobre c√≥mo construir el di√°logo, la funci√≥n de los t√≠tulos, la construcci√≥n de un libro de cuentos y de una novela, los personajes en la ficci√≥n, entre otros temas que tambi√©n eran imprescindibles.

Félix Sánchez sería el artífice mayor. Y su hermano Francis Sánchez y yo, fuimos el jurado de ese primer evento que nació en septiembre de 2005, en el municipio de Primero de enero, con la producción de Yoanys Soriano. Fue un primer encuentro casi mágico. Se llevaron a cabo todas las secciones de talleres diurnos durante cuatro días seguidos. Por las tardes hacíamos lecturas de textos para debatir y por la noche salíamos a varias instituciones para homenajear a Félix Sánchez y seguir hablando sobre libros y literatura.

√Čramos m√°s de diez escritores y algunos de otras provincias, como Camag√ľey, Santiago de Cuba, Guant√°namo.¬† Lo que le dio al evento un car√°cter nacional. El concurso iba fragu√°ndose en la medida que pasaban los d√≠as de lectura y debate de cuentos. √ćbamos analizando los cuentos para ver los posibles ganadores. Hab√≠amos preparado tres premios con sus respectivos diplomas artesanales con llaves de verdad incrustadas en la cartulina.

Tiempos hermosos donde con poco hac√≠amos mucho. Tuvimos como invitados, a valiosos escritores que supieron dar lo mejor de s√≠ en cada encuentro. As√≠ nos acompa√Īaron Yunier Riquenes, Legna Rodr√≠guez, Yoandra Santana, Miguel Vanderpoll, Eldys Baratute, Erich Estremera, Herbert Toranzo, y tantos otros entre los que estaban los mismos talleristas.

Las tres ediciones que se hicieron del evento sirvieron para aunar fuerzas narrativas y conseguir, al menos, que los j√≥venes narradores de la AHS avile√Īa tuvieran un espacio donde aprender lo que se nos hac√≠a tan dif√≠cil adquirir por la inexistencia de manuales o literaturas a fin. Se hicieron en dos locaciones distintas, Primero de Enero y Majagua.

Eso nos ayudaba no solo a la concentraci√≥n de los talleristas, sino tambi√©n a la sana recreaci√≥n del grupo que compart√≠a hermosos momentos de camarader√≠a. No ten√≠amos la intenci√≥n de publicar libro alguno con los resultados del taller. Pero la idea que se fragu√≥ despu√©s, con la nueva forma que asumi√≥ el evento, es tremenda y es aplaudible desde todos los puntos cardinales. De alguna manera, el evento no ha muerto. Solo ha mutado de gestor y de tiempos. Se ha vuelto otro, distinto, pero el mismo. Es la llave, esa que un d√≠a fue p√ļblica y que ahora, por suerte, lo sigue siendo.


Juegos Florales, sin perder su esencia en Ciego de √Āvila

Pensar en una edici√≥n digital de los Juegos Florales hace unos a√Īos parecer√≠a una locura en Ciego de √Āvila, sin embargo, a estas alturas la edici√≥n XXVI se repiensa en la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z del territorio y la nueva propuesta asume el espacio virtual para que la literatura hecha por j√≥venes discurra.

Los otros detalles los aporta Roberto Carlos Armas D√≠az, jefe de la secci√≥n de Literatura y coordinador, al explicar que bajo el nombre La Llave P√ļblica ha echado a andar una p√°gina en Facebook con contenido actualizado sobre el certamen y numerosas iniciativas patentizadas por los artistas.

Desde fragmentos de poemas y libros hasta contar la historia que comenz√≥ hace m√°s de 20 a√Īo con la primera edici√≥n del certamen son los retos que asumen, precisamente, cuando el avance de la Covid-19 ha obligado nuevas formas de hacer y pensar el arte.

Como plato fuerte y paralelamente a estas acciones sesionar√° el jurado encargado de otorgar el Premio de Narrativa La Llave P√ļblica, galard√≥n que desde hace a√Īos alterna con el Premio Poes√≠a de Primavera y debe su nombre a un libro del escritor avile√Īo F√©lix S√°nchez, que por estos d√≠as se conmemoran 20 a√Īos de la salida al mercado de su segunda edici√≥n.

Geonel Alejandro Rama fue el tercer premiado de la Llave p√ļblica , con el cuaderno de cuentos Mec√°nica de las naranjas,…

Publicada por La Llave P√ļblica en Lunes, 18 de mayo de 2020

Para que la participaci√≥n no se quedara por debajo de las expectativas, los plazos para la recepci√≥n de la obras debieron variar y se acept√≥ la entrega en formato digital, de ah√≠ que se contabilizan siete autores en concurso, donde el ganador ver√° publicada su obra bajo el sello de Ediciones √Āvila.

Para los d√≠as 28 y 29 de mayo llegar√° el veredicto y el cierre por todo lo alto del contenido online difundido, fecha que tambi√©n coincidir√° con el aniversario 34 de la muerte de Onelio Jorge Cardoso, el cuentero mayor, y a quien se le dedica el evento y el sentido homenaje de los escritores del terru√Īo.

De cómo los Juegos Florales han sabido mantener y ensanchar horizontes en las carteleras culturales de la provincia pudiera decirse mucho, pero quizás lo más exigente ha sido reinventarse hoy cuando el mundo ha parado y ha mirado en rededor, y cuando a la cultura le ha tocado sanar.


De inicio a fin: Trov√°ndote 2020 (fotorreportaje + audios y videos)

Trov√°ndote cumpli√≥ aniversario cerrado y los lauros volaron alto. Se escuch√≥ la m√ļsica ¬†desde los m√°s asistidos conciertos hasta en el m√°s √≠ntimo espacio. Se presenciaron estrenos tanto de locaciones, como de artistas. No solo para el Encuentro Nacional de J√≥venes Trovadores fue el festejo, muchos fueron los homenajeados. Fueron disimiles las ganancias de esta edici√≥n, entre ellas, contar con una voz latinoamericana fiel a la defensa de la paz y la soberan√≠a de los pueblos, Cecilia Concha; as√≠ como la implementaci√≥n del patio del Hotel Rueda como una de sus sedes, contribuyendo as√≠ al certero intercambio cultura-turismo en Ciego de √Āvila.

Hubo noches íntimas en el Teatro Abdala junto a las baladas y canciones. Allí descubrimos del amor de Eduardo Sosa y sus afluentes, aunque esa noche vino de a dos, Sosa compartió el espacio con Noel Batista/ Foto: José Antonio García

Un pedacito de ‚ÄúElla y yo‚ÄĚ en espacio te√≥rico como muestra de la obra de la mujer cantora en Cuba/ Foto: Jos√© Antonio Garc√≠a
Un homenaje a obra de toda la vida ‚ÄúUn canto a Mar√≠a Teresa Vera‚ÄĚ y al aniversario 125 de su natalicio. Con la presencia de Alexey Musul√≠ Su√°rez, Marta Campos, Yeni Turi√Īo, Motivos Personales, Cecilia Concha y Heidi Igualada, de izquierda a derecha/ Foto: Jos√© Antonio Garc√≠a

 

Kamankola, quien subi√≥ la meca, ‚Äú¬°Voy a dar un concierto ma√Īana!‚Ķ ¬Ņy hoy? ¬°tambi√©n!‚ÄĚ. ‚Äú‚Ķesto es Cuba carajo y cuentapropismo‚Ķ‚ÄĚ. El int√©rprete m√°s asistido del Trov√°ndote 2020. Con intervenciones √ļnicas en descargas y conciertos/ Foto: Jos√© Antonio Garc√≠a

La trova santaclare√Īa se vio representada en las serenatas nocturnas en Caf√© Barquito de la Asociaci√≥n por Yeni Turi√Īo y Alain Garrido/ Foto: Jos√© Antonio Garc√≠a

Con su asistencia, honraron los 15 a√Īos del evento: Natasha Cabrera, Michel P√©rez Abreu, Oristela P√©rez Betanzo, Santa Massiel Rueda Moreno, Ricardo Bustinza Montes de Oca, cuatro de los anteriores y actual presidente de la AHS en Ciego de √Āvila/ Foto: Jos√© Antonio Garc√≠a

La joven trova presente en el escenario de la UNEAC. Con la interpretación de Pedro Antonio Sánchez apoyado por Yurisdel (Yuri) Hernández al bajo, Yordankis Sánches en el cajón, Jorgito Kamakola (coros) y William Martínez en la guitarra eléctrica/ Foto: José Antonio García

El gran cierre por todo lo alto del, por primera vez invitado, Polito Ib√°√Īez en el patio del Hotel Rueda. En Trov√°ndote 2020/ Foto: Jos√© Antonio Garc√≠a

… Trovándote y Fin.


Morón es un centro para el jazz

A ocultas del conocimiento generalizado del p√ļblico mundano, parte de este, gustoso incluso del buen arte; cerca de los d√≠as veintitantos de marzo se celebra en Mor√≥n, ciudad del Gallo, el Jazz Centro. Organizado por el quinteto La Familia; parte importante de la jazz band compuesta por 13 m√ļsicos, con un sobresaliente predominio de instrumentos de viento en las noches de concierto, tales como: la trompeta, la familia del saxof√≥n y el tromb√≥n. La eventualidad gana espacio en el teatro Reguero, local que, en futuros a√Īos, se estima no alcance para suplir las necesidades de la audiencia.

En una provincia como Ciego de √Āvila que para nada es la m√°s destacada en la proyecci√≥n art√≠stica, Mor√≥n se muestra como una alternativa cultural de excelencia, gracias al Jazz Centro. El festival surge desde el seno de la familia de m√ļsicos Oney. La necesidad de extrapolarse de los cayos tur√≠sticos, que, a pesar de ser una excelente oportunidad de trabajo para los artistas, es una prisi√≥n de la libertad musical y enriquecimiento del alma. Nace en el a√Īo 2015 un nuevo espacio para la m√ļsica en vivo de orquesta, teniendo sus ra√≠ces en una pe√Īa representativa del g√©nero, con sede en la Fundaci√≥n Nicol√°s Guill√©n de la localidad.

La longevidad no es una caracter√≠stica de dicho espect√°culo, pero la calidad sufre sus m√°s altos extremos en el seno de su celebraci√≥n, justo una semana antes del Pi√Īa Colada. A pesar de su corta vida, no se ha dejado reposar la costumbre sobre el mismo, la participaci√≥n de invitados como, el de su tercera edici√≥n, Alfred Hubert Thompson Grinion, director de Caribbean Emsemble; el grupo moronense Dharma, indefinible en un g√©nero en espec√≠fico a pesar de la l√≠nea audiovisual que proyectan; Mestizaje, grupo de jazz de Matanzas con j√≥venes y virtuosos representantes, y Liv√°n Tartabull y su quinteto de saxofones, son una variable indefinible hasta su llegada cada a√Īo.

Jazz Centro 2018

El anhelo de tener en la eventualidad sin precedentes, a m√ļsicos de la talla de Alain P√©rez, es un deseo que no se le pas√≥ por alto a Dairon Oney, gran amigo del trinitario, en el festival Pi√Īa Colada 2019 durante la clase magistral del sonero en la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Ciego de √Āvila. Su cuarta y pr√≥xima edici√≥n estar√° dedicada a un multiinstrumentalista moronero, integrante de la agrupaci√≥n Bellita y Jazz Tumbat√°, Miguel Antonio Miranda L√≥pez, alias El pulpo; nombre ganado por su capacidad para ejercer varios instrumentos a la vez.

Miranda, es también padre del baterista integrante de Dharma, Dairon Miranda Valladares, quien es bien recordado por protagonizar una extraordinaria guerra de baterías en la segunda edición del evento, en 2018. Magnífico sería presenciar en una segunda parte, tal derroche de talentos, esta vez padre e hijo.

Varias locaciones han recibido al elenco en su trayectoria, adaptado a la organizaci√≥n de cada a√Īo, tales como la sede Nicol√°s Guillen, la presentaci√≥n especial en el cine Higuera del municipio Bolivia (en 2019) y la habitual descarga del √ļltimo d√≠a en el Centro de Casas de Mor√≥n, manteniendo su sede principal en las primeras dos noches. No es secreto que, p√ļblico del municipio cabecera anhela la extensi√≥n del festival hacia su territorio, lo cual ser√≠a magn√≠fico, si descartamos el miedo a que nos sea extirpado y nunca m√°s vuelva a ser Mor√≥n y su reguero un centro para el jazz.


Trov√°ndote, Kamankola y el cuentapropismo ( fotos y audio)

Este XV cumplea√Īos de Trov√°ndote se acerc√≥ lleno de sorpresas tanto en invitados como en nuevas locaciones que brindaron una mayor diversidad del p√ļblico que lo asiste. Mostrando una gran aceptaci√≥n la inserci√≥n de los escenarios ¬ęEl Patio de Artex¬Ľ, en Ciego de √Āvila, y el patio del Hotel Rueda, con un confort extraordinario y belleza descrita por su categorizaci√≥n, ¬ęEncanto¬Ľ. Asistida por la cuidadosa selecci√≥n de expositores de la m√ļsica para cada uno de ellos se demostr√≥ que el p√ļblico ignora lo que le gusta hasta que es capaz de escucharlo, le toc√≥ demostrarlo, entre otros, a Jorgito Kamankola.

Kamankola. poster en la entrada al patio del Hotel Rueda/Fotos: Celia Molina S√°nchez

Las 5:30 de la tarde, se dir√≠a que no es horario en Ciego de √Āvila para trovar a su pueblo, salvo que sea domingo. Este s√°bado 14, un artista alternativo cambi√≥ la suerte. Qui√©n dijo que existe un lugar ni un horario para Kamakola; he visitado tarde por tarde cada concierto, pe√Īa y serenata; y aquellos que tienen un p√ļblico fijo en Ciego de √Āvila se han llevado el regalo de mayor asistencia, incluso en lugares habituales de reguet√≥n:

¬ęLa era del reguet√≥n la he sufrido mucho ‚Äďse sincera Jorgito‚Äď; artistas que yo admiraba con los que andaba pu√Īo arriba, los vi montarse al tren. Pero no tengo nada en contra del g√©nero, de hecho, pienso que por su car√°cter de movimiento, por estar unidos, han logrado un lugar, cosa que lamentablemente se perdi√≥ en el rap, se perdi√≥ en la trova y el rock. Puedo decir abiertamente del reguet√≥n: hay cosas que me gustan, hay cosas que no y otras que detesto.¬Ľ

Respecto al espacio dijo que ¬ęKamankola canta donde le digan, en el parque, en el arrabal, en la plaza o en un lugar de p√ļblico de reguet√≥n. Los seguidores, por suerte, nunca han tenido problemas para presenciar cada lugar que se me ocurra, algunos, bastante raros.¬Ľ

Kamankola en concierto en el Patio de la UNEAC/ Fotos: Celia Molina S√°nchez

Este int√©rprete, que como bien √©l dice, hace mucho tiempo dej√≥ de caracterizarse por un g√©nero, ha pisado suelo avile√Īo en m√°s de una ocasi√≥n: ¬ęS√≠, mi primera vez fue en el festival de Rap Sector Hip Hop, ah√≠ fui invitado por Jos√© Ernesto Frithz Camot, rapero y organizador. Estuve en el patio de la AHS durante la gira nacional que realic√© con el fin de la realizaci√≥n del documental ¬ęTrovadores¬Ľ, actualmente en estado work in progress, donde tengo que agradecer a Liubin Lima, entonces vicepresidente de la sede, por el trabajo que me dedic√≥. Me realiz√≥ un escenario sorpresa bell√≠simo, con parles. Y en otros Trov√°ndote, tambi√©n estuve, s√≠.¬Ľ

Kamankola en AHS Ciego de √Āvila, escenario montado por Liuvin Lima, durante la gira 2019. Tomada de Internet

 

¬ęLa primera edici√≥n del festival de J√≥venes Trovadores que presenci√© ni siquiera era invitado, viajaba a oriente e hice estancia en Ciego, casualmente en el marco del evento, all√≠ tuve la oportunidad de escuchar a Ariel Barreiro, creo que la mayor√≠a de las canciones que tengo est√°n basadas en la obra de Ariel. Cuando conoc√≠ su poes√≠a, tambi√©n conoc√≠ la m√≠a. Este evento siempre me parece lindo, la gente de aqu√≠ hace sentir como en casa; cuando hago giras siento que el mejor lugar donde la voy a pasar es ac√°, porque aqu√≠ es como que la trova apetece, se siente el hambre por ella.¬Ľ

Con un estilo entre lo underground, la balada y el rock, este int√©rprete que se considera trovadicto, mantiene su carrera con ya publicados tres √°lbumes de estudio ¬ęAntes que lo proh√≠ban¬Ľ, ¬ęHasta precisar el aire¬Ľ y ¬ęViento¬Ľ, un directo ¬ęKamakola Live¬Ľ, y la producci√≥n de su cuarto fonograma oficial ¬ęDesde dentro¬Ľ a lanzar en abril. Sus creaciones han ocupado espacio en obras ajenas, como la aparici√≥n de ¬ęLa ponina¬Ľ y ¬ęTr√°fico de luz¬Ľ, dos de sus letras, en el libro ¬ęCantarle a La Habana¬Ľ, de Geraldo Alfonso, dedicado a los 500 a√Īos de La Habana. ¬ęEs un honor para m√≠ que Gerardo se haya fijado en mis humildes canciones, sabiendo que la canci√≥n m√°s hermosa que se le ha escrito a La Habana es S√°banas Blancas¬Ľ, confiesa Kamankola.

Kamankola. en concierto en el Patio del Hotel Rueda/Fotos: Celia Molina S√°nchez

En sus interpretaciones pueden encontrarse temas como la protesta ¬ęy nosotros con la lengua afuera‚Ķesto es Cuba, carajo y cuentapropismo¬Ľ, el amor, ¬ęmi sentimiento en comparsa arrollando pa‚Äô tu carrosa¬Ľ.

Y odas a la madre Patria como ¬ęvamos a hacer una ponina pa‚Äô comprarle un suspiro a La Habana¬Ľ. Se siente atra√≠do en mayor grado por la trova en la que se centra su creaci√≥n, fundamentalmente por su pasividad, pero es evidente al escuchar sus canciones que rapear le incrementa la fuerza espiritual.

Kamankola. p√ļblico en el patio del Hotel Rueda/ Fotos: Celia Molina S√°nchez

La producci√≥n de estos materiales se ha realizado mediante la t√©cnica CrossFunding, usando la plataforma BellCammill. Este sistema consiste en la recaudaci√≥n de fondos por personas interesadas en que una obra vea la luz. Obra la cual, en el caso de Kamankola, luego es distribuida de forma gratuita en las redes o de mano a mano. Su m√ļsica se promociona con giras autofinanciadas o invitaciones a pe√Īas y eventos como Trov√°ndote. De esta forma, Jorgito Kamankola se trova junto a nosotros.


Vivanco endereza el aderezo al Trov√°ndote 2020

Con objetivo, no menos, que de abrir el Trov√°ndote 2020, ¬ętras a√Īos de intentos fallidos¬Ľ, seg√ļn el organizador del evento avile√Īo Jorge Luis Neyra, llega a tierras avile√Īas, el nacionalmente reconocido por su √©xito ¬ęPil√≥n¬Ľ, William Vivanco. Como figura clave de tal evento siempre es bien elegido quien dar√° el primer paso la noche inicial en el Patio de la UNEAC en Ciego de √Āvila; quien pondr√° cerca del cielo las expectativas de los restantes tres d√≠as. Y s√≠, lo hizo, William Vivanco vino para recordarnos que ¬ęel pil√≥n es sin miseria¬Ľ.

Un atrevimiento sin precedentes dentro del evento en sus 15 a√Īos. Por primera vez se toma como una de sus sedes un local que difiere con el p√ļblico habitual del festival, El Patio de Artex del municipio cabecera, y qu√© noche, la de apertura. Tocar en centros con costo de entrada superior a los 10 pesos, moneda nacional, supon√≠a un atentado contra la asistencia com√ļn al Trov√°ndote. Algo digno de ver la noche del mi√©rcoles 11 de marzo.

Fotos: Celia Molina S√°nchez

La experiencia para el invitado se resumi√≥ en: ¬ęNunca hab√≠a tocado en este lugar, en giras, aparec√≠ en escena en el Teatro Principal. Neyra me llam√≥ y me coment√≥ que tocar√≠a en un lugar de entrada paga ‚Ķ y por qu√© no, acept√©.¬Ľ Pero la misi√≥n de enfrentar el estar fuera de la zona de confort de organizadores y seguidores, le qued√≥ peque√Īa al santiaguero. Un buen artista solo tiene como l√≠mite su talento.

Fotos: Celia Molina S√°nchez

No se puede decir que fue un concierto a patio lleno, tampoco se puede negar que fue un espect√°culo de lujo, una entrega √≠ntima entre el interprete y su p√ļblico, pues todo quien estuvo all√≠, qued√≥ claro, fue a vivir la experiencia que es escuchar a William Vivanco en vivo. Seg√ļn mi experiencia, no desiste de incitar a su p√ļblico a vocalizar, como si todos mostr√°semos ser tan histri√≥nicos como √©l, que logra estupendos agudos y grabes notas, demostrando tener un amplio registro. Es un disfrute total escucharle interpretar como un cantaor gitano o un arraigo afrocubano y hasta un c√°ntico irland√©s.

El violín es un adorno melódico que se guardan para el momento perfecto. Fotos: Celia Molina Sánchez

Canciones de su √ļltimo √°lbum ¬ęLamento Congo¬Ľ, como ¬ęCarabela¬Ľ, formaron parte del repertorio de la noche, as√≠ como las m√°s notables y reconocidas ¬ęEl Pil√≥n¬Ľ, compuesta como un canto nost√°lgico, recordando el calor del oriente, a cientos de kil√≥metros de casa, a 30 grados bajo cero, en Noruega, o el son montuno ¬ę‚Ķya estamos llegando‚Ķ jugando, jugando‚Ķ aqu√≠ todos somos proletarios¬Ľ ¬ęGuacho a la cosecha¬Ľ. Una remezcla de ritmos se evidencia de principio a fin, tal es uno de sus m√°s extremos casos, su Danz√≥n-Ch√°, ¬ęR√≠os que no vuelven¬Ľ.

Entre las nuevas pistas en su m√°s reciente fonograma, resalta la versi√≥n de la autor√≠a de Miguel Matamoros, ¬ęLa Cocain√≥mana¬Ľ, canci√≥n grabada en anterior ocasi√≥n por el tambi√©n cantautor Silvio Rodr√≠guez. Pieza a la cual se refiere Vivanco como ¬ęUn tab√ļ que ha trascendido por los a√Īos. Al d√≠a de hoy se sigue viendo de mala manera. Tema el cual logr√≥ tratar Matamoros con una gran elegancia.¬Ľ

William afirma ¬ęEl concierto ha sido muy emotivo de parte del p√ļblico y su respuesta. Es gratificante como en Ciego de √Āvila existe un sector joven amante de la canci√≥n de autor, con mucho √≠mpetu y ganas de escuchar el g√©nero¬Ľ ‚Äďagradece el artista‚Äď ¬ęcorro con la suerte de tener entre los escucha a los hijos de quienes en un principio siguieron a Vivanco, una generaci√≥n se ha transmitido a la otra como una cadena¬Ľ.

El patio de Artex en pie, al ritmo de la nueva trova. Fotos: Celia Molina S√°nchez

Desde hac√≠a un tiempo ya, mucho para √©l, no visitaba la provincia. Vino en la ocasi√≥n, a celebrar en conjunto, sus 15 a√Īos de vida art√≠stica y el ¬ęotra y otra¬Ľ del final, fueron otras cuatro canciones para su p√ļblico que termin√≥ la noche bailando ajeno a la existencia de sus sillas.


Oscar S√°nchez y La Borracha no toleran la intolerancia

En la noche del pasado 28 de enero, y durante las habituales conmemoraciones para honrar la figura de Jos√© Mart√≠, el artista Oscar S√°nchez hizo su homenaje al Ap√≥stol en el Caf√© Barquito de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, en Ciego de √Āvila. La confluencia en el lugar, de una cultura gustosa de la m√ļsica bohemia en vivo, que se esparce por cada rinc√≥n y apetece la trova hasta las m√°s tard√≠as horas; no pod√≠a ser m√°s acertada cuando trajese a la vida una colaboraci√≥n entre el artista y sus fans, quienes, sin experiencia profesional en el asunto, le propiciar√≠an al m√ļsico su nuevo clip promocional.

Oscar S√°nchez, en concierto. Caf√© Barquito de la AHS en Ciego de √Āvila, noche del 28 de enero. Foto cortes√≠a de Daikel Fern√°ndez

Seg√ļn Daikel Fern√°ndez, su productor en jefe ¬ęSe puede observar en youtube desde el d√≠a 31 de enero el clip ¬ęBorracha¬Ľ, tema del autor. El producto fue realizado sin conocimiento t√©cnico ni te√≥rico alguno¬Ľ. Aun as√≠, el uso de t√©cnicas cinematogr√°ficas, casi sin querer, se evidencia. Es el caso de peque√Īos planos secuencia para perseguir a la Borracha, que se hace acompa√Īar de la t√©cnica c√°mara en mano, y aumenta el realismo con el uso en postproducci√≥n de efectos de v√©rtigo para aludir al estado de embriaguez. Las escenas filmadas encima de la escultura en forma de elefante del avile√Īo Maykel Mena, evidencian unos cortos travellings en arco, apoyados por la aceleraci√≥n de im√°genes en postproducci√≥n, m√°s las extra√Īas coloraciones que cobra el cielo muestran al espectador un efecto psicod√©lico.

Daikel, quien ofici√≥ como camar√≥grafo y editor del producto, narra: ¬ęEstaba compartiendo con dos amigas y Oscar S√°nchez en el Don √Āvila¬Ľ ‚Äď‚Äďbar ubicado en las cercan√≠as del Parque Mart√≠ de ciudad de Ciego de √Āvila‚Äď‚Äď, ¬ęentonces surgi√≥ la idea. Una explosi√≥n de emoci√≥n nos impuls√≥ a ir corriendo a mi casa y recoger los sombreros y una c√°mara fotogr√°fica Olympus y un celular Huawei, con c√°maras de 12 y 13 megap√≠xeles, respectivamente; apoyados por un palo selfi, dos sombreros y un casco; fue todo lo necesario para la acci√≥n.

Escenario: Artesan√≠a ¬®El Elefante¬®, en parque de la ciudad Ciego de √Āvila, de izquierda a derecha, Oscar S√°nchez, Yexik Domenech, Daikel Fern√°ndez. Foto cortes√≠a de Dalgis P√©rez.

¬ęLlegar al parque de la ciudad y comenzar a filmar mientras caminaba a Yexik Domenech ‚Äď‚Äďquien servir√≠a de modelo para el clip‚Äď‚Äď fue el inicio de todo¬Ľ. Yexik, de 20 a√Īos, pas√≥ el rato caminando de aqu√≠ hacia all√° repitiendo tomas, con su naturalidad fotog√©nica, subiendo y bajando de la escultura de chatarra, que ejerci√≥ de escenario fundamental. Como dice Daikel: ¬ęFuimos a divertirnos¬Ľ, pero no quita lo agotador que puede ser el proceso; Dalgis P√©rez, de tan solo 15 a√Īos, pero fan√°tica hasta los huesos del trovador, carg√≥, enfoc√≥ y film√≥ con su celular y palo selfi cada imagen que su productor general necesit√≥ de apoyo.

El audio fue el resultado de la grabaci√≥n en vivo de dos celulares y el propio de la c√°mara, en el lugar de la filmaci√≥n. ¬ęLos audios de los tres dispositivos fueron ecualizados. Cada audio por si solo se escuchaba mediocre pero los tres juntos ofrecieron, al menos, un mejor resultado. Luego, se le agreg√≥ un poco de efecto Reverberaci√≥n, el cual simula la estad√≠a dentro de una cueva. Todo el proceso fue llevado a cabo con la herramienta Sony Vega, con la cual se hizo el proceso de edici√≥n multimedia de inicio a fin, que cont√≥ con apenas unos cambios de color en el cielo, acelerados movimientos, efectos de mareo y tratamiento del sonido¬Ľ. Daikel, que con estos temas ya acumula algo de experiencia, gracias a su inter√©s en el √°mbito youtubero, con su canal La Intolerancia no la toleramos (LINTL) fue el encargado de generar el finalizado producto.

La intolerancia no la toleramos. Dise√Īo: Daikel Fern√°ndez.

El clip ya contaba con una historia predecesora, cuenta Daikel que conoci√≥ a ¬ęOscar hace como dos a√Īos en un Longina. Como un a√Īo despu√©s, se encontraba en Ciego de √Āvila como invitado de una pe√Īa local para ofrecer un concierto y un amigo en com√ļn nos brind√≥ la posibilidad de conocernos personalmente¬Ľ. El mismo d√≠a de su encuentro, en el bulevar avile√Īo, surgi√≥ una entrevista que cuelga en el canal en youtube, la cual cuenta con unas 280 vistas. El nuevo clip, realizado y finalizado el 29 de enero y publicado al d√≠a siguiente, ya el 4 de febrero contaba con mas vistas que su primera colaboraci√≥n, 312 para ser exactos.

Daikel ense√Ī√≥ el producto a Oscar ¬ęy me dio luz verde para subirlo¬Ľ. Todo esto demuestra que, a pesar de la fatalidad geogr√°fica y la carencia de diversidad cultural en potencia de la provincia respecto a sus vecinas, en Ciego de √Āvila hay diamantes en bruto.


Intentando ser bohemio en Ciego de √Āvila

M√°s apretado que el beso de un mu√Īeco, estaba el caf√© Kcharrito la noche del s√°bado 4 de enero en Ciego de √Āvila. Ostentoso de ser la √ļnica oferta gastron√≥mica con algunos aires de cultura bohemia en la capital provincial. Como si en esta no existiesen otras instituciones para brindar ofertas e intentar reunir, desde el seno de tan enriquecedoras opciones, a la poblaci√≥n avile√Īa.

Al arribo de un grupo de personas que esperaban pasar su noche del primer fin de semana del a√Īo en el patio de la UNEAC, aquel peque√Īo cacharrito, que mide aproximadamente tres metros de profundidad por dos y medio de ancho, era la √ļnica alternativa.¬†

La UNEAC, con un bar en pleno funcionamiento y buen abastecimiento, con todas sus luces apagadas recibiendo el nuevo a√Īo. La ACAA, con a√Īos de planificaci√≥n y construcci√≥n, prefiere no hacer ostentos de sus planes que tiran de la l√≠nea del tiempo como si fuese un chicle, por no hablar de un caf√© literario, idea transparente o inexistente de instituciones como el Centro Provincial del Libro, la Biblioteca Provincial Roberto Rivas Fraga y Ediciones √Āvila, de eso, para qu√© hablar. Los atrevidos particulares son la √ļnica oferta.

Toda la bohemia de Ciego de √Āvila en aquellos tres por tres. Desarrollado en un garaje donde apenas pudo aparcar un Lada, se acumul√≥ con inicial falta de voluntad, todo aquel que cuando las escasas ofertas de √°reas limpias de reggaet√≥n de la provincia cierran, no encuentran algo menos concurrido. Amigos que no esperaban encontrarse esa noche, conocidos que nunca hubiesen coincidido en un kil√≥metro a la redonda, pudieron bridar o simplemente verse las caras. Algo bueno trae todo mal, qu√© se puede decir.

Cuando a√Īos atr√°s este arom√°tico local abri√≥ sus puertas fue la esperanza de que floreciesen otros del mismo o parecido estilo, y fuimos bendecidos. Surgi√≥ una casa del t√©, y otro el cual, realmente no s√© si en el per√≠odo que dur√≥, dio tiempo a conocerse por un nombre; eso s√≠, todos de esfuerzo cuentapropista. El tiempo pas√≥ y fue cruel, La Casa del T√© cerr√≥, ese tercero, pereci√≥; y no soy quien para juzgar o culpar a una mala administraci√≥n o al desfavorecimiento aportado por aquellas instituciones estatales que se dijo deber√≠an servir de abastecimiento para estos emprendedores negocios, pero el √ļnico sobreviviente ha subido sus precios, al menos tres veces desde su apertura.

Supongo que la AHS no puede hacerse cargo ni llevar en sus hombros tal peso, estamos acostumbrados ya, que sea esta Organizaci√≥n no Gubernamental quien d√© a ratos algo interesante al quehacer de los noct√°mbulos avile√Īos. Con el decrecimiento y finado de algunos de sus eventos, como Semana de Arte Contempor√°neo, el empobrecimiento de las opciones seguir√°, en contra de nuestros deseos, en un aumento sustancial; cada vez son menos quienes apuestan por establecimientos de tales cualidades.

Debido al temprano horario de cese de servicios del Kcharrito, visitar discotecas o irse a dormir eran las siguientes opciones. El Patio de Artex fue entonces uno de los diversos caminos, que, para contaminar nuestros o√≠dos, acatamos. Entre los locales repa de la provincia, que se identifican con temas como ‚Äú‚Ķchamp√°n, champ√°n, borracha‚Ķ‚ÄĚ e int√©rpretes como ‚ÄúEl Chulo‚ÄĚ se encuentran este establecimiento, en el cual, entre ‚Äúcol y col‚ÄĚ puedes escuchar m√ļsica bailable cubana. Y no digo: ‚Äúno llegues a disfrutar al fondo de una botella de Havana Club‚ÄĚ, pero por favor, quiero elegir, que no sea porque carezco de opciones. No quiero vivir la imposibilidad de sentirme bohemio en Ciego de √Āvila.


Arte hecho marioneta

Una semana despu√©s de que los titiriteros empacaran sus maletas y regresaran a casa, Ciego de √Āvila todav√≠a respira el influjo positivo del buen arte y de una tradici√≥n que, en buena lid, parece haber llegado para quedarse, cuando cada noviembre el evento T√≠teres al Centro descorre el tel√≥n y la vis casi humana de los mu√Īecos imanta.

En esta oportunidad, con una n√≥mina de invitados m√°s apretada que otros a√Īos y la incertidumbre atorada en el cuello por si alguna compa√Ī√≠a llegaba o no, no hubo concesiones a la posibilidad de cancelar, y con meses de antelaci√≥n se concibi√≥ un cronograma de presentaciones no solo amplio, sino capaz de moverse hacia escuelas y comunidades distantes, en el af√°n de acercarse a diversos tipos de p√ļblico.

Como anfitri√≥n indiscutible de las primeras presentaciones estuvo la compa√Ī√≠a chilena Titerike, que nos visita por tercera vez, ahora con las obras Colmillo el vampillo y La voz de Wallontu Mapu.

La primera result√≥ ser una pieza fresca y sencilla trabajada con la t√©cnica de t√≠teres de guantes ‚ÄĒideal para espacios flexibles como lo es la Casa del Joven Creador‚ÄĒ, que alude a las travesuras de un vampiro que para almorzar enga√Īa a los ni√Īos, los hipnotiza y los lleva hasta su casa.

As√≠ termina la jornada de la tarde en la 9na Jornada teatral T√≠teres al Centro….Un cuento Saludable…#porlasonrisadeunni√Īo#artejoven33#titeresalcentro

Publicada por Alejandro Qui√Īones en Mi√©rcoles, 6 de noviembre de 2019

 

A pesar de mostrar un argumento sin grandes sobresaltos trasluce como mensaje n√≠tido la importancia de limitar la confianza a los extra√Īos y no mostrarse¬†complaciente ante lo sospechoso. El final fue una agradable mezcla de horror y amor en la que el ‚Äúvampillo‚ÄĚ recibe su merecido, el sobrino de Lupe despierta de su letargo hipn√≥tico, y esta encuentra el amor con el ‚Äúhombre hermoso‚ÄĚ.

Por su parte, La voz de Wallontu Mapu fue di√°fana y con un tempo m√°s lento que el acostumbrado para el auditorio asiduo a la sala Abdala, mas las interpretaciones resultaron coherentes y vers√°tiles.

Con el empleo de la t√©cnica de t√≠teres de sobremesa cobraron vida el abuelo Nahuel, empe√Īado en buscar una medicina que aliviara el mal de est√≥mago de su nieto Antu, y Machi Millaray, la sanadora que se adentrar√° en el bosque para encontrar la yerba capaz de calmar su dolencia.

A partir de aqu√≠ la banda sonora, con melod√≠as t√≠picas de la cultura mapuche, sirvi√≥ de tel√≥n de fondo para descripci√≥n de un paraje similar al de un desierto verde, donde las aves y los animales se han marchado por culpa de la contaminaci√≥n y la tala indiscriminada. Este panorama lo describen el KereKere (ave) y el √Ďurro (zorro) antes de escapar a Machi Millaray, quien no tiene m√°s remedio que invocar a Wallontu Mapu (el esp√≠ritu de la tierra) para pedir consejo y ayuda.

Dicho as√≠ parece f√°cil, sin embargo, lo verdaderamente dif√≠cil fue mantener en alza la curva dram√°tica y las expectativas de unos cuantos peque√Īos para quienes la decodificaci√≥n de la puesta pudo chocar con su desconocimiento sobre el pueblo mapuche, su lengua (mapudungun), tradiciones y luchas.¬†

Lo que si no est√° en duda es el mensaje de paz y amor que eman√≥ de esta media hora de actuaci√≥n, donde se refuerza el valor del entorno natural, su preservaci√≥n y el compromiso con su cuidado y respeto, as√≠ como las posibilidades de haber despertado el bichito de la curiosidad en los peque√Īos.

C√≥mo se origin√≥ la pieza tambi√©n merece una menci√≥n especial, pues resulta un compendio de relatos recopilados por ni√Īos de la Escuela del Sol Naciente de Romopulli Huapi, ubicada en la regi√≥n de la Araucan√≠a chilena, hasta donde ha llegado Titerike como parte del trabajo comunitario que realiza.

La reposición de Cuentan, cantan, tanto y de Un cuento saludable corrieron a cargo de Polichinela, que las asumió con el rigor escénico a que nos tiene acostumbrado, por lo que mereció con creces los aplausos.

Con Federico y Mar√≠a, de la agrupaci√≥n cienfueguera Ca√Īabrava, se pudo disfrutar de una historia sensible y elocuente que narra el amor entre estos dos personajes, donde el uso de cortinas negras sostenidas por los propios actores para sugerir espacios y las sugerentes formas de sus figuras y los colores garantizaron el dinamismo del montaje.

Con la obra Paradigma o Ay, Shakira, Teatro sobre el Camino trajo temas siempre polémicos como la discriminación, la violencia infantil y los vicios de la sociedad de consumo. Mientras que El rey que rema, del conjunto espirituano Paquelé, mostró un guion dinámico que mantuvo en alza la atención de los espectadores.

Sin dudas las mayores satisfacciones volvieron con la Noche m√°s larga del t√≠tere, espacio que result√≥ un marat√≥n incansable de marionetas donde ni√Īos y adultos disfrutan por igual en plena calle para cerrar por todo lo alto estos seis d√≠as de presentaciones ininterrumpidas, as√≠ como con La trocha titiritera, que aun cuando no cumpli√≥ con la visita a todas la comunidades previstas, logr√≥ sacar a los artistas fuera del centro de la ciudad.

A estas alturas el prestigio que llega con la permanencia y la calidad de la oferta cultural han venido a consagrar a T√≠teres al Centro como un evento necesario que sacude la pereza a la ciudad y hace converger hoy los diversos modos de hacer el teatro de t√≠teres en el pa√≠s. Si adem√°s llega impregnado de esp√≠ritu joven y con un dise√Īo atractivo cada a√Īo, estamos en deuda.¬†

El grupo Polichinela resulta anfitrión indiscutible de la cita. Fotos Nohema Díaz
El grupo Polichinela resulta anfitrión indiscutible de la cita. Fotos Nohema Díaz

Literatura joven se alza con premios en Ciego de √Āvila

Como confirmaci√≥n certera de que la Literatura encuentra voces j√≥venes y de prestigio en Ciego de √Āvila, Leoneski Buquet Rodr√≠guez se alza con dos premios que vienen a poner ojo atento sobre su obra.

Primero la Beca de Creaci√≥n Casa Seoane, en el g√©nero de Poes√≠a, entregada durante la clausura del V Encuentro Hispanoamericano de Escritores celebrado en Villa Clara y, despu√©s, el lauro en el certamen Portus Patris, convocado por la AHS de la provincia de Las Tunas, auguran muchas cuartillas para deleitar a un p√ļblico amplio y diverso.¬†

El cuaderno Cualidades Personales consta de ocho textos que proponen interrogantes sobre la sociedad, y una mirada hacia cuestiones comunes de la vida y la rutina, con un exquisito nivel poético y fuerza emotiva en cada uno de los poemas y sonetos elegidos.

Por su parte, al Portus Patris llegó con narrativa para ser esta la primera presentación formal y acabada que hace del género. El diablo está en los detalles resulta un compendio de seis cuentos para adultos, donde expone distintas situaciones personales ancladas a la realidad cubana, una suerte de espejo para mirarnos y vernos reflejados.

Al respecto Leoneski Buquet coment√≥ su sorpresa con ambos galardones, los cuales llegaron casi al un√≠sono:¬†‚ÄúMe siento muy satisfecho, pero ha sido una sorpresa tremenda porque yo rezaba por, al menos, ser finalista y si asist√≠a o no a Villa Clara. En el caso del Portus Patris todav√≠a no he terminado de decodificar la noticia.‚ÄĚ

Desde el pasado mes de mayo su nombre comenzaba a escucharse con fuerza, por haber merecido, también, el premio Poesía de Primavera, gracias al cuaderno Testamento de Sombra. A estas alturas confirma que las horas de desvelo frente a la hoja en blanco un día cualquiera pueden tomar forma de premio y aliento certero para la creación.