César López


Poemas que testifican el clamor de las piedras (+Videos)

‚ÄúEste mosaico no pretende ser una antolog√≠a ni un panorama, sino un sondeo desvelado sobre¬†poemas cubanos contempor√°neos¬†que presentan, de forma m√°s o menos evidente en el propio texto, los numerosos temas √≠ntimos, familiares, sociales y culturales relacionados con la experiencia vivida por la comunidad y los individuos LGBT+ tanto en Cuba como en el resto del mundo‚ÄĚ, aseguran Jes√ļs G. Barquet y Virgilio L√≥pez Lemus, compiladores de¬†Las piedras clamar√°n. Poes√≠a cubana contempor√°nea de temas LGBT+, publicada por¬†Ediciones La Luz,¬†sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n.

El libro¬†‚ÄĒperteneciente a la colecci√≥n Capella de La Luz, con edici√≥n de Luis Yuseff, dise√Īo de Robert R√°ez y Armando Ochoa, y cubierta e ilustraciones interiores de Zaida del R√≠o‚ÄĒ se promociona en estos meses por las diferentes redes sociales de la casa editorial, principalmente mediante lecturas de poes√≠a enviadas por los autores antologados en formato audiovisual.

‚ÄúDe ninguna forma es esta una colecci√≥n de autores con tales orientaciones o condiciones personales: es una colecci√≥n de textos cuyos sujetos l√≠ricos se abren a la expresi√≥n palmaria de dichos temas, los cuales incluyen tanto lo er√≥tico-afectivo como otros aspectos generales de la vida y la sociedad humanas. (‚Ķ) Con esta compilaci√≥n no pretendemos reducir, compartimentar o etiquetar la poes√≠a de los autores incluidos ‚ÄĒni la poes√≠a en s√≠ misma‚ÄĒ, sino recoger con √©nfasis prioritario lo que de sus respectivas y divers√≠simas obras cumple con los objetivos de esta muestra‚ÄĚ, leemos en el pr√≥logo.

Las piedras clamar√°n¬†re√ļne poemas enfocados en el ‚Äútratamiento de las identidades no solo homosexuales y bisexuales masculinas y femeninas, sino tambi√©n de g√©nero, transg√©nero e interg√©nero‚ÄĚ, as√≠ como ‚Äútextos que registran formas transgresivas de homosocialidad‚ÄĚ, a√Īaden. Adem√°s de ser el primer libro de poes√≠a cubana de este tipo, resulta continuaci√≥n y complemento ‚ÄĒa trav√©s de numerosas variaciones y adiciones, especialmente de una buena cantidad de autores residentes en la Isla‚ÄĒ de la publicada bajo el t√≠tulo¬†Todo parec√≠a¬†(2015), en Las Cruces, Nuevo M√©xico, Estados Unidos, por Ediciones La Mirada, tambi√©n bajo el cuidado de Jes√ļs G. Barquet y L√≥pez Lemus.

‚ÄúNo nos interesa definir la orientaci√≥n sexual de los autores, en su mayor√≠a provenientes de diferentes promociones y tendencias est√©ticas desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros d√≠as. Nos interesa observar directamente en los poemas aqu√≠ agrupados c√≥mo el sujeto deseante LGBT+, celebrado o denostado desde la m√°s remota antig√ľedad, se revela textualmente con menos aprensiones ‚ÄĒe incluso contra estas‚ÄĒ en una nueva etapa de la comprensi√≥n del ejercicio pleno de la personalidad‚ÄĚ, se lee en el pr√≥logo de vol√ļmen po√©tico.

Con antecedentes ‚ÄĒalgunos directos y otros de forma ‚Äúsospechosa‚ÄĚ‚ÄĒ que se remontan a textos de Mercedes Matamoros, Regino Boti, Jos√© Manuel Poveda, Emilio Ballagas, Jos√© Lezama Lima, Virgilio Pi√Īera, Jos√© Mario, Reinaldo Arenas, Ant√≥n Arrufat, Severo Sarduy y C√©sar L√≥pez, los temas LGBT+ comienzan a ser tratados en la d√©cada de 1980 con mayor frecuencia y explicitud, tanto dentro como fuera de Cuba, mientras que en el consiguiente decenio se convierten en algo sistem√°tico no solo en nuestras letras.

El libro inicia con el especial homenaje (‚ÄúIn memoriam‚ÄĚ) a Alberto Acosta-P√©rez (1955-2012), uno de los precursores de la nueva mirada l√≠rica homoafectiva en Cuba, y a Alina Galliano (1950-2017), quien desde Nueva York particip√≥ en¬†Todo parec√≠a. Durante el proceso de impresi√≥n del libro falleci√≥ la poeta Lilliam Moro, quien viv√≠a en Estados Unidos.

Le siguen, en orden cronol√≥gico, reconocidos autores de nuestras letras residentes en Cuba y fuera del pa√≠s, as√≠ como j√≥venes bardos, entre ellos: Miguel Barnet, Ant√≥n Arrufat, Delf√≠n Prats, Lina de Feria, Gerardo Fulleda Le√≥n, Abilio Est√©vez, Odette Alonso, Norge Espinosa, Achy Obejas, Alfredo Zald√≠var, Anna Lidia Vega Serova, Lourdes Gonz√°lez, Luis Manuel P√©rez Boitel, Pedro de Jes√ļs, Reinaldo Garc√≠a Ramos, David L√≥pez Ximeno, Nelson Sim√≥n, Frank Padr√≥n, Mae Roque, Ghabriel P√©rez, Luis Yuseff, Abel Gonz√°lez Melo, Elaine Vilar, Legna Rodr√≠guez, Milho Montenegro y Yunier Riquenes.

Estos poemas ‚ÄĒsubrayan en el pr√≥logo los antologadores‚ÄĒ permitir√°n al lector ‚Äúdescubrir entre ellos un metaforismo peculiar, redes compartidas de confraternidad y autorreafimaci√≥n con figuras ic√≥nicas internacionales (Safo, Tennessee Williams, Anne Sexton, Oscar Wilde, Virginia Woolf, Pier Paolo Pasolini, Yukio Mishima, Jean Cocteau, Miguel √Āngel) y cubanas (Ballagas, Pi√Īera, Arenas, Sarduy), as√≠ como recurrentes motivos y vivencias afines a estas orientaciones sexuales y manifestaciones de g√©nero‚ÄĚ.

Ya circulan en las redes sociales ‚ÄĒalojados en el canal de Youtube de Ediciones La Luz‚ÄĒ videos con varios de los autores incluidos en¬†Las piedras clamar√°n, entre ellos Norge Espinosa y su ic√≥nico ‚ÄúVestido de novia‚ÄĚ, Yoandra Santana, Norge Luis Labrada, Arlen Regueiro, Gleyvis Coro, Frank Padr√≥n y Alfredo Zald√≠var. Estos se mantendr√°n los pr√≥ximos meses como parte de la campa√Īa de promoci√≥n de la lectura ‚ÄúLeer nos acerca, leer sana‚ÄĚ, que desde las plataformas digitales acerca al p√ļblico lector, principalmente a los j√≥venes y adolescentes, a una parte del cat√°logo del sello.

Las piedras clamar√°n. Poes√≠a cubana contempor√°nea de temas LGBT+, libro hermoso en su hechura y en su cuidado editorial, resulta adem√°s de una selecci√≥n necesaria, como subrayan Barquet y L√≥pez Lemus, un ‚Äúdocumento de atenci√≥n y reflexi√≥n sobre estos diversos grupos minoritarios cuya visibilidad ya no penalizada y su expresi√≥n honesta dentro de la sociedad forman parte tambi√©n del diverso desarrollo de la humanidad‚ÄĚ.

 

*Publicado originalmente en La Jiribilla


César López, maestro sin ceremonias y ceremoniales

Otra triste noticia en d√≠as de por s√≠ aciagos: la muerte del escritor cubano C√©sar L√≥pez, Premio Nacional de Literatura en 1999, hecha p√ļblica por Alberto Marrero, desde la Asociaci√≥n de Escritores de la Uneac, es una p√©rdida sensible para las letras cubanas, la despedida del necesario autor de Primer libro de la ciudad, Quiebra de la perfecci√≥n, Ceremonias y ceremoniales, Manos de un caminante, Circulando el cuadrado, y otros libros.

Nacido en Santiago de Cuba, el 25 de diciembre de 1933, C√©sar L√≥pez ten√≠a al morir 87 a√Īos. Narrador, ensayista y cr√≠tico literario adem√°s, curs√≥ sus primeros estudios, hasta graduarse de bachiller en el a√Īo 1950, en su ciudad natal; posteriormente curs√≥ Filosof√≠a y Letras en la Universidad de La Habana, en Madrid y Salamanca, donde obtuvo el doctorado en Medicina, gradu√°ndose en 1959. Fue tambi√©n miembro de n√ļmero de la Academia Cubana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia Espa√Īola.

C√©sar estuvo muy vinculado a Holgu√≠n, mi ciudad, y a esa especie de renacimiento cultural ocurrido en sus predios en los a√Īos 80. Particip√≥ en los d√≠as fundacionales del Premio de la Ciudad, de quien fue jurado en m√°s de una ocasi√≥n, y la Semana de la Cultura holguinera. Aqu√≠ encontr√≥ amigos, compa√Īeros de viajes literarios, disc√≠pulos, lectores fervientes de su obra, entre ellos: Delf√≠n Prats, con quien comparti√≥ el evento La isla entera, celebrado en Madrid en 1994, Manuel Garc√≠a Verdecia, Eugenio Marr√≥n, Lourdes Gonz√°lez, Alejandro Querejeta, Jorge Hidalgo, Gilberto Gonz√°lez Seik, y otros m√°s j√≥venes como Jos√© Luis Serrano y Ronel Gonz√°lez. Ediciones Holgu√≠n public√≥ una cuidada edici√≥n de su poemario Quiebra de la perfecci√≥n; particip√≥ invitado al evento Palabras compartidas en las Romer√≠as de Mayo, el Festival Mundial de las Juventudes Art√≠sticas, organizado por la AHS. Varias fotos lo recuerdan en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola, presentando Devoluciones. Acercamientos a la po√©tica lezamiana, publicada por Ediciones La Luz en el a√Īo del centenario de autor de Paradiso y La cantidad hechizada. Aqu√≠ C√©sar L√≥pez sinti√≥ que esta ciudad era tambi√©n suya, de su poes√≠a.

A diferencia de otros holguineros ‚Äďpor cuestiones generacionales obvias‚Äď no lo conoc√≠ en esas visitas, ni fui amigo suyo, salvo desde esa amistad sin condiciones que nos proporciona las p√°ginas de un libro. Pero tuve la oportunidad de compartir con √©l una lectura de poes√≠a antes de que el deterioro producto a la enfermedad y la edad, recrudecido en los √ļltimos a√Īos, obligara que C√©sar L√≥pez apenas saliera de su casa. Aquella vez, en 2012 o 2013, asisti√≥ a una lectura que, como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro de La Habana, ocurri√≥ en el espacio Hur√≥n Azul, de la Uneac. Los j√≥venes, a la sombra de una tarde, compartir√≠amos lectura con autores consagrados, con maestros a los que admir√°bamos. Y sin saber c√≥mo, aun no lo recuerdo ‚Äďaunque pens√°ndolo bien creo que fue la poeta Yanelis Encinosa quien nos invit√≥‚Äď, all√≠ estaba yo, aun sin libros publicados, con apenas unos poemas en revistas, compartiendo lectura con Aitana Alberti, Mario Mart√≠nez Sobrino, C√©sar L√≥pez‚Ķ (Recuerdo que a √©l, entonces ya casi sin poder hablar, le era muy dif√≠cil leer sus poemas).

Como escritor, se dio a conocer en la revista Cicl√≥n, una de las precursoras de la vanguardia literaria cubana, fundada por el importante dramaturgo y narrador Virgilio Pi√Īera. Su poes√≠a lo ha llevado a ser una de las voces m√°s relevantes de Cuba en la segunda mitad del siglo XX, y aunque incursion√≥ en la narrativa y el ensayo, es considerado, con sus tres Libros de la Ciudad, uno de los escritores m√°s significativos dentro de la poes√≠a cubana del siglo XX. Varios de sus poemas y relatos han sido llevados al ingl√©s, franc√©s, ruso, alem√°n, h√ļngaro, italiano, rumano, checo, b√ļlgaro, griego y japon√©s. Tradujo del ingl√©s a Lawrence Durrel, y del franc√©s al griego Yannis Ritzos.

Adem√°s de los anteriores, reeditados en varias ocasiones, C√©sar L√≥pez public√≥ los siguientes libros: Silencio en voz de muerte; Apuntes para un peque√Īo viaje; La b√ļsqueda y su signo; Consideraciones, algunas eleg√≠as; Doble espejo para muerte denigrante; Seis canciones ligeramente ingenuas; Pasos, paseo, pasadizos, y √Āmbito de los espejos. Adem√°s del Nacional de Literatura, C√©sar pose√≠a otros reconocimientos, tantos por su trayectoria como por su obra literaria, entre ellos el Maestro de Juventudes, entregado por los j√≥venes miembros de la AHS, esos que hoy leen su poes√≠a.

Con su fallecimiento, una generaci√≥n fundamental en las letras cubanas ‚Äďcon autores como Pablo Armando Fern√°ndez y Ant√≥n Arrufat‚Äď pierde a uno de sus grandes exponentes. Pero queda, ante el adi√≥s a uno de los cimeros nombres de nuestras letras, siempre su obra. Ha muerto el escritor, es cierto, pero est√° la inmensidad de su poes√≠a.