Centro Promotor del Humor


40 Megas va por m√°s

Cuando la agrupación 40 Megas recurrió a las redes sociales para promocionar su obra, todavía era muy pronto para calcular el saldo positivo de cada publicación. De entonces a la fecha, la interacción con los usuarios y el rosario de reacciones hicieron girar la vista hacia ellos y, a la postre, le garantizaron el interés del canal Cubavisión en su trabajo y en las perspectivas de mostrar humor hecho por jóvenes.

Pero saltar de los escenarios de un teatro a la pantalla de la televisión nacional no es un asunto fácil, y aunque los muchachos no se han apresurado en dar detalles, en Internet se perfila un rastro que ya se degusta como un proyecto nuevo.

Las sospechas las confirma Aldring Mirabal, director de la agrupaci√≥n y creador de la idea original, al anunciar que trabajan en la concreci√≥n un nuevo espacio televisivo que debe salir a la luz pr√≥ximamente bajo el nombre Na’ Megando, donde ser√°n ellos los protagonistas absolutos.

La propuesta rompe con la línea de humor escénico mantenida por 40 Megas y su estética minimalista patentada en obras como Greciecitas conmigo no, Amores ridículos y Viajando al futuro, para apostar por una dinámica adaptada a los códigos del ecosistema digital, mientras que la visualidad busca referentes en Youtube.

Todo esto sin abandonar recursos siempre aplaudidos como la sátira, los juegos de palabras, el doble sentido y la parodia, que quedarán expuestos en las cinco secciones con que contará la producción.

A estas alturas ya est√°n escritos los guiones en una suerte de creaci√≥n colectiva entre Aldring y Yoe P√©rez, la futura directora que experimenta y busca nuevas formas de hacer y pensar el humor. Junto a ellos estar√° el resto de la n√≥mina: Isaac Miguel Torres, Claudia √Ālvarez y H√©ctor Eduardo P√©rez.

Ganadores de cuatro premios de las cinco especialidades a competir en el XXIII Festival Nacional de Artistas Aficionados de la Federación de Estudiantes Universitarios, del Festival de Teatro Aficionado Olga Alonso, de la Beca Bebo Ruíz y del Reconocimiento Especial del Centro Promotor del Humor, el éxito de 40 Megas ha sido una condición conquistada con talento y, de cara a este nuevo reto, tampoco debe ser diferente. De este lado de la pantalla no faltarán espectadores y desde ya estamos en cuenta regresiva.

Publicada por 40 Megas en Viernes, 12 de junio de 2020


Oficio de teatro en una Isla milagrosa (+ fotos y video)

Obertura

  • Vamos a crecer los chamacos ni yonkis ni mal estudiados

  • Y con valor, saber que dar amor es condici√≥n que se vale

  • Que al paso por la vida somos ambientales

  • Se dan las prote√≠nas como los minerales

  • Es la evoluci√≥n que yace de los cafetales‚Ķ

  • Halando parejo, fortificando futuro

  • Pero que no me falte consuelo, mi mango maduro

  • Halando parejo, fortificando futuro.

Determinando acontecimiento hace que me disponga a escribir y escoger un fragmento para el inicio en mis notas esencialmente de la canci√≥n Wacho a la cosecha del compositor cubano William Vivanco. Porque lo que asevera la letra de ‚Äúcrecer‚ÄĚ, ‚Äúhalar parejo‚ÄĚ y ‚Äúfortificar un futuro‚ÄĚ, son tres verbos importantes que se expresan en la composici√≥n del espect√°culo que a continuaci√≥n analizo. Fue una de las muestras que se present√≥ tambi√©n en la √ļltima edici√≥n del evento Traspasos Esc√©nicos realizado por la Facultad de Arte Teatral en el ISA durante el mes de marzo.

imagen tomada de Cuba escena

I

Camino a la entrada

También lo exponen el equipo de creación y realización de Oficio de Isla, una puesta en escena dirigida por Osvaldo Doimeadiós. Asistir al muelle Juan Manuel Díaz, espacio fuera de los circuitos privilegiados de la programación teatral habanera, pero propicia para representar una producción de esta magnitud, bajo el manto del Consejo Nacional de las Artes Escénicas y el Centro Promotor del Humor con la colaboración de la Oficina 500, Carnaval Habana, entre otras instituciones.

Estoy en la funci√≥n y pienso en mi generaci√≥n. Considero que ha crecido desconociendo hechos de la Historia de Cuba. El viaje de 1 273 maestros cubanos a la universidad de Harvard en el verano de 1900. Se trat√≥ de un momento √ļnico, pues el pa√≠s ‚Äďbajo ocupaci√≥n estadounidense‚ąí estaba a punto de iniciar su vida como naci√≥n independiente. Fue un instante tenso y hermoso, una prueba para todos los que participaron, una suma de lecciones cuyo significado inquieto sigue estremeciendo hoy lo mismo que entonces.

Es la segunda vez que veo a Doimeadiós, reconocido actor, ejerciendo como director teatral. Aseguro que la destreza es el resultado que obtuvo en La Cita, un texto de Andrea Doimeadiós y vuelve a crear otra interesante propuesta para la escena teatral cubana.

En Oficio‚Ķ, la composici√≥n espacial erigida por el director se√Īala una teatralidad que le graba al espect√°culo hechos particulares en la elaboraci√≥n de su estructura dram√°tica: I Camino desde la entrada, II Ara, III Tengo una hija en IHarvard, IV ¬°Arriba con el himno!, V Traves√≠as, VI Salida al patio lateral.¬† Son los t√≠tulos de los cuadros y espacios que establecen el orden para el proceso de representaci√≥n.

imagen tomada de cuba escena

II

Ara

En Ara, que viene siendo como el segundo cuadro del espect√°culo, se representa interviene coreogr√°ficamente Grettel Montero, con movimientos precisos, plenos de toda una plasticidad que revelan al espectador lo que en un principio fue nuestra Isla desde su descubrimiento, la alternancia y repetici√≥n al bailar en el peque√Īo espacio dise√Īado para representar los signos m√°s acreditados y componer mediante la danza el despertar de una Isla que sin dudas surgen todo tipo de milagros.

imagen tomada de cuba escena

III

Tengo una hija en Harvard

Tengo una hija en Harvard, texto de Arturo Sotto, conforma en su relato la historia de una joven maestra escogida para su visita a dicha universidad norteamericana. Su prometido se opone al viaje. El acontecimiento va generando un conflicto entre la idea opuesta por sus padres hasta entrar el padre Orozco como concordia en el asunto. Con di√°logos bien construidos, el autor recrea el ambiente en que se enmarca la f√°bula en una unidad tem√°tica. Apropiados registros construyen los actores que logran el equilibrio en las actuaciones en sentido general.¬† Se activan resortes espectaculares con la inclusi√≥n en vivo de la banda de m√ļsica de Rancho Boyeros que se implican como personajes dentro del tejido del concepto de la puesta, brind√°ndole una musicalidad efectiva.

Y cuando me leo m√°s claro que oscuro

Del clarín escuchad el sonido

Somos los primeros

Somos los primeros.

imagen tomada de cuba escena

IV

Arriba con el himno

En un cuarto bloque del espect√°culo, bajo el t√≠tulo de Arriba con el himno, del autor Ignacio Sarachaga, vemos c√≥mo se enriquece con escenas del teatro vern√°culo, acto que le a√Īade al compuesto heterog√©neo del espect√°culo un matiz especial¬†¬† ¬†

Que nadie sienta miedo ya estamos llegando

Hay un itinerario (p√° cumplir la meta)

Consejito sano (pá cruzar el río)

Y lo aprende quien lo entienda (nos vamos pal surco)

Quien roba caballo paga con castigo

Y si viene, viene, viene un dominó

Ya estamos jugando, jugando…

Otra vez entrecruzo en un acto de libertad otras frases de la canción de Vivanco y sin miedo a originar un trabajo que ya dejó mucho que decir.

imagen tomada de cuba escena

V

Travesías

Su director va cerrando la dramaturgia con Travesías, una instalación y performance que es un concepto del propio director Osvaldo Doimeadiós y con la realización plástica de Guillermo Ramírez y Patricia Díaz Martínez, hasta llevarnos a la salida del patio lateral.

Estos son los seis momentos que dividen la obra, conforman la estructura de este relato con tonos de humor, pero sin llegar a ser una comedia pura. Todo est√° bien pensado en Oficio de Isla, con cuidadoso dise√Īo de vestuario creado por Oscar Bringas que le aporta a la obra pureza y neutralidad visual que supongo ha querido mostrarnos.

  • ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Vivimos en una Isla, es preciso levantarse cada ma√Īana ver el sol, el horizonte como amenaza el lugar de promisi√≥n para saber lo que es‚Ķ

Es este un montaje que, sin dudas, dialoga con un presente. Las instant√°neas que se exponen a la salida fueron tomadas hace casi 120 a√Īos. En la cosecha de Doimeadi√≥s del presente relata lo que fuimos, somos o aspiramos ser, y estas fotos vienen a recordarnos de d√≥nde venimos y de qu√© estamos hechos los cubanos en un acto art√≠stico de altos quilates est√©ticos y de una sensibilidad sorprendente.

Con Oficio sobre el teatro en una Isla milagrosa, director, actores y todos los que en el espectáculo intervienen, desde sus particularidades conceptuales, hacen del espacio una convergencia perfecta con los cientos de espectadores que asisten allí a ver verdadero arte, un acto puro de teatralidad.


El humor: el arte de la creatividad y la inteligencia

El humor es el arte que se vale de la creatividad y la inteligencia para lograr la salud del ser humano expresando su necesidad a partir de la ruptura, la transgresión y la osadía, y ejerciendo la crítica a través de la comunicación con el talento. Se apoya en cualquier filo que le permita discernir, en un contexto determinado, su inquietud para dar la alerta a partir de la seriedad y la reflexión.

Fueron esas algunas definiciones que comparti√≥, recientemente, Enrique Amador Qui√Īones (Kike), director del Centro Promotor del Humor. A partir de esa concepci√≥n ‚ÄĒquienes pudimos escucharlo en el Primer Taller Nacional de Prensa, Humor e Identidad, en el Instituto Internacional de Periodismo Jos√© Mart√≠‚ÄĒ, comprendimos mejor que el humor tiene que parecerse a los d√≠as que se viven.

Ello se evidencia al analizar la l√≠nea √ļnica que ha seguido el humor cubano, desde el propio nacimiento del bufo hasta la actualidad, como apunt√≥ Kike, quien para ello realiz√≥ un recuento de los momentos m√°s significativos de la trayectoria nacional en ese √°mbito. ‚ÄúEl teatro vern√°culo es la reelaboraci√≥n del bufo y maneja la s√°tira a partir de sus personajes: el negrito, el gallego y la mulata; ellos re√ļnen las caracter√≠sticas de lo que somos como cubanos‚ÄĚ.

Aunque muchos pudieran pensar que con el triunfo de la Revoluci√≥n desapareci√≥ la s√°tira social no ha sido as√≠. Basta pensar en algunos espacios esenciales en la potenciaci√≥n de dicha tradici√≥n: el teatro musical, del dramaturgo H√©ctor Quintero, el programa radial Alegr√≠as de Sobremesa, de Alberto Luberta Noy, y los guiones de Enrique N√ļ√Īez Rodr√≠guez para el gustado espacio televisivo San Nicol√°s del Peladero.

En todo este debate valen las aclaraciones de la cineasta y directora de televisi√≥n Magda Gonz√°lez Grau, quien al participar en el Taller rememor√≥ algunos de los programas humor√≠sticos insignes de la pantalla cubana: Punto G, ¬ŅJura decir la verdad?, Detr√°s de la fachada, San Nicol√°s del Peladero, Deja que yo te cuente, hasta llegar al ‚Äúsobreviviente‚ÄĚ, como dir√≠a ella, Vivir del Cuento.

‚ÄúEn este √ļltimo nos vemos de alguna manera retratados, o por lo menos representados‚ÄĚ, expres√≥ la cineasta, quien adem√°s agreg√≥ que ‚Äúdebemos recuperar esos espacios en la televisi√≥n, en la medida en que el cubano se sienta identificado con la situaciones pol√≠ticas presentadas desde la s√°tira social, reflexionar√° sobre lo que somos y sobre lo que deber√≠amos ser. Ese ser√≠a el aporte del humor a esa sociedad que deber√≠amos ser‚ÄĚ.

Otro criterio valioso fue el de la escritora y realizadora de programas radiales Caridad Mart√≠nez, quien afirm√≥ que ‚Äúel humor en la radio pr√°cticamente ha desaparecido‚ÄĚ, y plante√≥ la necesidad de aunar fuerzas entre el propio Centro Promotor del Humor y el Instituto Cubano de Radio y Televisi√≥n para recuperar el g√©nero en un medio tan importante como el radial.

El actor Osvaldo Doimeadi√≥s defendi√≥ la participaci√≥n de los humoristas en el destino pol√≠tico del pa√≠s, pues como ya hab√≠amos apuntado ‚Äúel humor tiene que parecerse a los d√≠as que se viven‚ÄĚ. Y dijo m√°s: No se puede concebir ning√ļn proyecto de pa√≠s con √©l ausente, pues no ser√≠amos nosotros.

Sobre este mismo asunto, ¬†Ar√≠stides Hern√°ndez,¬†Ares, caricaturista y vicepresidente de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba defendi√≥ que este arte debe ‚Äúser la contrapartida y se√Īalar a trav√©s de la s√°tira social los errores que estamos cometiendo en la sociedad‚ÄĚ. Y Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Uni√≥n de Periodistas de Cuba, apunt√≥ que existieron etapas de la prensa cubana en la que se mantuvo muy activo.

A√Īadi√≥ que en ese empe√Īo nac√≠a este Primer Taller Nacional de Prensa, Humor e Identidad. ‚ÄúSu celebraci√≥n forma parte del empe√Īo de hacer un periodismo m√°s cercano a la idiosincrasia del cubano. En la construcci√≥n de un nuevo modelo de prensa para nuestro socialismo, se debe saldar la gran deuda editorial con el humor como variable comunicativa‚ÄĚ.

El humor arroja luz sobre lo com√ļn y lo cotidiano y una de sus funciones m√°s importantes es satirizar para hacer reflexionar. Es por eso que nuestros humoristas han decidido aunar esfuerzos y situarlo en el lugar que merece. Pero para ello hay que seguir insistiendo y no renunciar al empe√Īo de mover el pensamiento. Estar prestos para todas las batallas y dialogar, como recomend√≥ Ignacio Hern√°ndez, director del programa Vivir del cuento.

En esta pretensi√≥n el Centro Promotor del Humor, que cumple ya 25 a√Īos de creado, es una pieza clave pues ha contribuido a profesionalizar y atender, as√≠ como ayudar en la formaci√≥n y desarrollo de quienes, a lo largo y ancho del pa√≠s se dedican al humor de forma ocasional o permanente. Con su amplio y diverso programa de giras, estrenos y reposiciones de espect√°culos que abordan dis√≠miles temas de nuestra realidad, con un humor inteligente que critica, satiriza y hace pensar mucho puede lograrse.

Sabemos que el humor es un componente indispensable de la condici√≥n humana, y en el caso de los cubanos tenemos una manera linda de expresar el humor cotidiano, el de la calle, de la gente com√ļn, ese que sale de los comentarios y de las frases picantes, lo cual nos distingue sobre otras nacionalidades. Incluso se afirma que el cubano es capaz de re√≠rse hasta de su propia desgracia.


El Guaso ríe en serio

Con la presentación del texto Sobras escogidas & etc, del joven humorista y director del grupo holguinero Etcétera, Eider Luis Pérez, en la Casa del Joven Creador, inició en Guantánamoel pasado martes Va riendo el Guaso, presentaciones humorísticas que tuvieron lugar en el principal teatro de la ciudad hasta el domingo 11 de febrero.

[+]


Tomado del Sitio web de la UNEAC

Tal vez fue la experiencia primera de ni√Īa que sell√≥ para siempre mi comuni√≥n con el teatro, o la necesidad de ver una historia en plena acci√≥n, sin el atrezzo propio del cine y la televisi√≥n. Buscaba la fuerza, la energ√≠a de observar una historia a menos de veinte metros, la viveza de rostros inconfundibles y llegar a casa con una buena ense√Īanza para siempre. Esos recuerdos no se olvidan, crecen con el palpitar de los a√Īos.

[+]

Humor: juego con la inteligencia

Tomado de Bohemia

Fotos: YASSET LLERENA y cortesía del entrevistado

Eider Luis P√©rez no era de esos ni√Īos que hacen bromas en todo momento. Todav√≠a no se considera ‚Äúun tipo gracioso‚ÄĚ, aunque se ha consagrado a escribir, dirigir y actuar en los espect√°culos de Etc√©tera, agrupaci√≥n que fundara en 2005 con amigos de la Universidad de Oriente ‚Äďdonde se gradu√≥ de Historia- y que en la actualidad integra junto a los actores Venecia Feria y Yasser Vel√°zquez. [+]


El humor joven en Cuba

Entrevista a Eider Luis PérezMartínez, actor, guionista y director del multipremiado Grupo Humorístico Etcétera

Licenciado en Historia en la Universidad de Oriente, Eider Luis P√©rez fund√≥ durante sus a√Īos de estudios, junto a alumnos de otras carreras el proyecto humor√≠stico Etc√©tera,hoy ampliamente conocidopor haber desarrollado un trabajo art√≠stico de mucha calidad, a partir de propuestas inteligentes, sin concesiones a la vulgaridad.

[+]