Casa Editora Abril


Debatir√°n Ignacio Ramonet y Rosa Miriam Elizalde sobre colonialismo 2.0 en Dialogar, dialogar

El catedr√°tico y periodista espa√Īol Ignacio Ramonet, doctor en Semiolog√≠a e Historia de la Cultura, y Rosa Miriam Elizalde, doctora en Ciencias de la Comunicaci√≥n y vicepresidenta de la Uni√≥n de Periodistas de Cuba, ser√°n los invitados en el espacio Dialogar, dialogar este 19 de febrero, para debatir en torno al Colonialismo 2.0 y los desaf√≠os de la izquierda. ¬ŅQu√© hacer?

A partir de las cuatro de la tarde de ese día debe comenzar el intercambio en el Salón de Mayo, del Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz, en el cual pueden participar todas las personas interesadas, quienes tendrán la posibilidad de preguntar, expresar sus opiniones y enriquecer el debate.

Tambi√©n deben asistir estudiantes universitarios, incluidos algunos de la facultad de Matem√°tica y Computaci√≥n de la Universidad de La Habana, quienes la semana anterior realizaron un taller con parte del equipo de Dialogar, dialogar, sobre algunas particularidades del tema, especialmente en el pa√≠s caribe√Īo.

Autor de libros como ‚ÄúEl imperio de la vigilancia‚ÄĚ, ‚ÄúLa explosi√≥n del periodismo‚ÄĚ, ‚Äú¬ŅQu√© es la globalizaci√≥n?‚ÄĚ, ‚ÄúPropagandas silenciosas‚ÄĚ y ‚ÄúLa tiran√≠a de la comunicaci√≥n‚ÄĚ, Ramonet tiene amplia experiencia en el an√°lisis de fen√≥menos relacionados con la comunicaci√≥n, las plataformas digitales y las disputas pol√≠ticas e ideol√≥gicas en diversas regiones del mundo.

Fundadora del prestigioso sitio digital Cubadebate, autora o coautora de obras como ‚ÄúClic Internet‚ÄĚ y ganadora en varias ocasiones del premio period√≠stico Juan Gualberto G√≥mez, el m√°s importante concedido en su pa√≠s para reconocer la obra de un periodista durante un a√Īo, Elizalde es una profesional con amplio reconocimiento en el campo de la comunicaci√≥n y las nuevas tecnolog√≠as, por su dominio de la teor√≠a y la pr√°ctica, demostrado en diversos proyectos como Dominio Cuba.

Creado en el a√Īo 2013 por iniciativa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Dialogar‚Ķ se mantiene como una plataforma para el intercambio sincero, valiente y responsable entre varias generaciones de cubanos, con l√≠neas tem√°ticas relacionadas con la cultura, la historia y la sociedad en general.

Los temas m√°s recientes han sido ‚ÄúJos√© Mart√≠ en la hora actual de Cuba‚ÄĚ, ‚ÄúLa responsabilidad colectiva, ¬Ņc√≥mo se construye, c√≥mo se destruye?‚ÄĚ; ‚ÄúEl rol de los j√≥venes creadores en la Cuba de hoy‚ÄĚ; ‚ÄúResistencia y creaci√≥n: La cultura de nuestro tiempo‚ÄĚ; y ‚ÄúEl dirigente como servidor p√ļblico‚ÄĚ.

Este espacio es un homenaje permanente al sobresaliente intelectual Alfredo Guevara, fallecido en abril de 2013, quien fue eternamente joven por sus ideas y la capacidad para polemizar y so√Īar junto a las nuevas generaciones.

Las transcripciones del Dialogar, dialogar pueden leerse en dos libros, titulados Hacia una cultura del debate, en sus vol√ļmenes uno y dos, los cuales fueron publicados por la Casa Editora Abril.


Los impares, conflictos entre n√ļmeros y letras

Los impares, primer libro de la escritora Claudia Damiani Cavero, Premio Calendario 2018 y miembro de la Asociación Hermanos Saíz, cautiva por la diversidad de formas narrativas y cierta singularidad de las historias, que muestran escenas de la cotidianidad cubana, especialmente la de los más jóvenes.

Compuesto por 14 cuentos, la obra abarca cierta experimentación en la relación entre las matemáticas, la vida y los temas de conversación de sus personajes, con diálogos que, en ocasiones despiertan sonrisas.

Los argumentos de ellos en leves disputas verbales revelan el conocimiento de teorías y particularidades de las ciencias, aunque los sucesos ocurran en lugares como un pasillo durante una guardia escolar en la madrugada.

Su autora asegur√≥ que para escribirlo utiliz√≥ por primera vez la b√ļsqueda de informaci√≥n a conciencia en funci√≥n de la literatura, algo que se nota en sus p√°ginas, sin restar frescura y ritmo a la narraci√≥n.

El jurado que le concedió el galardón, integrado por Daniel Díaz Mantilla, Atilio Caballero y Aida Bahr, resaltó que la obra presenta una cambiante gama de conflictos, emanados de las relaciones interpersonales y la cotidianidad.

Con t√≠tulos como M√ļltiplos (Narrado por Ariana); Breve teor√≠a sobre las influencias (Del libro Breves teor√≠as sobre n√ļmeros y personas); Ecchi (El sue√Īo de Pablo); Solo apto para n√ļmeros enteros (Historia de Pablo y Ariana) y Ser o estar (Narrado por Joan), Los impares tiene un entramado, en el cual el humor nunca parece ser objetivo, pero s√≠ capa subterr√°nea. ¬†

Graduada de Dise√Īo Gr√°fico, su autora, una muchacha de cabello rubio, espejuelos y aparente timidez, logra una buena construcci√≥n de los personajes quienes act√ļan y hablan con mucha naturalidad, en coherentes relaciones entre ellos, sus acciones e ideas.

Es interesante como emplea la segunda persona del singular en algunas narraciones, especie de conversación con los lectores o meditaciones en voz alta.

Ganadora también del Premio David (2018), por su novela Seres invisibles, Damiani Cavero, en entrevista concedida en septiembre de 2018 reconoció la importancia de Los Impares para ella al expresar que significó el antes y después en su carrera hasta el momento, ya que se convirtió en su libro primogénito, con el cual pasó a una forma de escritura más consistente.

Publicado por la Casa Editora Abril (2019), este hijo de papel, con varios relatos individuales y a la vez interconectados en una historia general, fue un ejercicio bien logrado, preámbulo de lo que sería luego Seres invisibles.

Resulta curioso que los primeros intentos literarios de la autora, ganadora del tercer lugar en el concurso de narrativa de la revista Juventud T√©cnica (2013) y Menci√≥n en el David (2017), fueron en la etapa del preuniversitario, con una novela de ciencia ficci√≥n, que, seg√ļn dijo, nunca termin√≥ y ya abandon√≥ totalmente, ‚Äúcon la suerte de que fue olvidada por todos‚ÄĚ.

La primera gran pasión de Claudia fueron las historietas, por eso no sorprende que actualmente sea también ilustradora y autora de la imagen de portada de su libro, el cual indudablemente constituye una sugerente propuesta.


Luz y semilla

*Texto tomado de Juventud Rebelde

 

¬ę‚ĶCuando se muere

En brazos de la patria agradecida,

La muerte acaba, la prisión se rompe;

¬°Empieza, al fin, con el morir, la vida!¬Ľ.

José Martí

Este 8 de enero estar√≠a cumpliendo 80 a√Īos Sergio Sa√≠z Montes de Oca. Creo que nunca ser√°n suficientes las acciones que realicemos para mantener vivo en las nuevas generaciones el ejemplo de vida e ideales revolucionarios de Sergio, as√≠ como de su inseparable hermano Luis Sa√≠z Montes de Oca, quienes contaban apenas con 17 y 18 a√Īos de edad, cuando fueron vilmente asesinados por esbirros de la dictadura el 13 de agosto de 1957, en San Juan y Mart√≠nez, Pinar del R√≠o, d√≠a que hab√≠an escogido ambos hermanos para realizar una acci√≥n por el cumplea√Īos de Fidel.

Sergio y Luis cayeron compartiendo los sue√Īos y luchas de aquella Generaci√≥n del Centenario, que desde 1953 se hab√≠a entregado a la causa de la verdadera independencia y justicia social para Cuba, dispuestos a dar su sangre y vida para que el Ap√≥stol siguiera viviendo en el alma de la Patria.

Basta echar una ojeada a sus textos literarios y pol√≠ticos para quedar sorprendidos y admirados de c√≥mo, a pesar de su corta edad, hab√≠a despertado en ellos una especial sensibilidad y vocaci√≥n hacia el arte y la literatura, as√≠ como por la radicalidad, hondura, madurez y originalidad de su pensamiento pol√≠tico. No menos destacado fue su papel en el accionar revolucionario de la √©poca. Encoleriza pensar hasta d√≥nde hubieran llegado esos j√≥venes ‚ÄĒpudi√©ramos decir adolescentes‚ÄĒ de no haberles arrebatado sus vidas la sangrienta dictadura.

Para explicarse las posiciones de ambos hermanos hay que tomar en cuenta la influencia determinante que recibieron en el seno familiar, tanto de su madre Esther Montes de Oca como de su padre, el juez municipal Luis Saíz Delgado, quienes los hicieron crecer en un ambiente marcado, además de por excepcionales valores humanos, por el conocimiento de la obra de José Martí, la historia de Cuba y universal, y lo más avanzado del pensamiento humanista.

A su corta edad habían leído además de a Martí, a Julián del Casal, Simón Bolívar, Benito Juárez, García Lorca, José Ingenieros, José Enrique Rodó, Haya de la Torre, Carlos Marx y Vladimir Ilich Lenin. El alegato de autodefensa de Fidel, La historia me absolverá, fue un texto que ejerció mucha influencia en ellos.

Todo ese acumulado cultural, más sus experiencias prácticas, los llevó a defender un proyecto autóctono socialista para Cuba, erigido sobre las columnas del pensamiento ético y emancipador de nuestro Héroe Nacional, distanciado de las malformaciones que ya advertían en el socialismo europeo. Aspectos que se vislumbran con gran precisión en el texto Por qué luchamos, considerado su testamento político. 

Actividad revolucionaria intensa

Sergio naci√≥ el 8 de enero de 1940 en San Juan y Mart√≠nez, Pinar del R√≠o. Hizo sus estudios primarios en la escuela Jos√© de la Luz y Caballero, donde ense√Īaba su madre Esther. Seg√ļn los que lo conocieron, ten√≠a un car√°cter inquieto e impetuoso, pero a la vez reflexivo. Igual que Luis, cultiv√≥ la poes√≠a y de manera autodidacta la pintura y el dibujo.

Su actividad revolucionaria m√°s intensa la desarroll√≥ en el Instituto de Segunda Ense√Īanza de Pinar del R√≠o, donde fue electo secretario de la Asociaci√≥n de Alumnos. Desde esa instituci√≥n impuls√≥ la creaci√≥n de una escuela popular nocturna para elevar la preparaci√≥n y conciencia pol√≠tica de los obreros y campesinos, pero esta experiencia no sobrevivi√≥ mucho tiempo al ser clausurada por el r√©gimen. Sergio lleg√≥ a graduarse de Bachiller y Letras y so√Īaba con estudiar la carrera de Medicina.

Durante esa etapa se incorpor√≥ al Directorio Revolucionario y m√°s tarde al Movimiento 26 de Julio. En esta √ļltima organizaci√≥n ser√≠a nombrado jefe de Acci√≥n y Sabotaje en el municipio de San Juan y Mart√≠nez. Fue tal su activismo pol√≠tico en las t√°nganas, protestas y otras acciones contra la dictadura que ser√≠a fichado por el Servicio de Inteligencia Militar como el joven del ¬ęjacket verde¬Ľ.

Entre los papeles que lograron preservarse para la posteridad de ambos hermanos se encuentra el dise√Īo por Sergio de una C√°tedra Martiana que comprend√≠a un curso de cinco a√Īos sobre la obra de Jos√© Mart√≠. Tambi√©n aparecen apuntes para un proyecto de Constituci√≥n municipal, en materia de pol√≠tica agraria y pol√≠tica educacional, en gran medida, las transformaciones que llev√≥ adelante la Revoluci√≥n despu√©s del 1ro. de enero de 1959, en especial la Reforma Agraria, la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n y la democratizaci√≥n del acceso a la cultura. ¬ęSe crear√°n misiones culturales ‚ÄĒse√Īalaba Sergio‚ÄĒ, con bibliotecas y museos ambulantes, cinematogr√°ficos, radio, m√ļsica y otros est√≠mulos. Se abrir√°n bibliotecas p√ļblicas en toda la naci√≥n¬Ľ.¬†

Por qué no vamos a clases

Una de las acciones m√°s audaces y destacadas que protagoniz√≥ Sergio contra la dictadura se produjo luego del asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957, cuando ley√≥ su texto¬†¬ŅPor qu√© no vamos a clases?, frente al claustro de profesores del Instituto de Segunda Ense√Īanza. Entre otras ideas expres√≥:

¬ęSer estudiante no es solo repetir en un examen materias, la mayor parte de las veces aprendidas ligeramente, ni asistir todos los d√≠as a clases y hacer de vez en cuando una trastada.

¬ęHay mucho de comercial en el estudiante solo preocupado por la obtenci√≥n de un t√≠tulo: para √©l, el instituto o la universidad, ser√°n graciosamente estanques de juegos. Ser estudiante es algo m√°s que eso, es llevar en su frente joven las preocupaciones del presente y el futuro de su pa√≠s, es sentirse vejado cuando se veja al m√°s humilde de los campesinos o se apalea a un ciudadano. Es sentir muy dentro un latir de patria, es cargar bien pronto con las responsabilidades de un futuro m√°s justo y digno, es ‚Äúguiar al ciego y llevarlo al porvenir‚ÄĚ. Es ‚Äúdolor por el espect√°culo de un pueblo que como quiere pan y circo y solo pan y circo, no mira quien se lo da‚ÄĚ.

¬ęAnte esta situaci√≥n de fuerza, de vejaci√≥n y de sentir de patria dolida es imposible que el estudiantado retorne a sus clases tranquilamente como si en Cuba nada hubiese pasado. El r√©gimen pretende presentar a los ojos del mundo que Cuba es la realizaci√≥n del nirvana budista, que a la juventud solo le interesa el rock and roll, que en la tierra, ‚Äúdonde el suelo tiembla, pero los hombres no‚ÄĚ, ni siquiera el Pico Turquino est√° alzado, en fin que Dios no ha mudado para ac√° el para√≠so por falta de tiempo o de congesti√≥n en el tr√°fico celestial. ¬ŅY no contribuiremos nosotros a dar esa impresi√≥n si tranquilamente volvi√©ramos a clases y abofeteando a nuestros muertos, declar√°ramos de mayor importancia un teorema de F√≠sica o Geometr√≠a que la sangre que diariamente se derrama para conquistar la libertad? Un pueblo donde los estudiantes no vayan a clases, donde la escalinata grita airada su dolor al mundo no es precisamente un remedo de para√≠so de Ad√°n y Eva. Es por eso que no vamos a clases se√Īores profesores¬Ľ.1¬†

Hermoso y simbólico acto

Aquel 13 de agosto de 1957, Luis y Sergio fueron cobardemente baleados muy cerca del portal del otrora cine Martha, por el soldado Margarito D√≠az, apoyado por el cabo Pablo A. Zayas. Antes de salir de la casa le hab√≠an dicho a su madre: ¬ęNo temas, alg√ļn d√≠a te sentir√°s orgullosa de nosotros¬Ľ.

No pasaría mucho tiempo en que el orgullo de una madre se convertiría en el orgullo de un pueblo y, en especial, de una joven vanguardia de intelectuales y artistas que agrupados hoy en la Asociación Hermanos Saíz, rinde tributo a Luis y Sergio poniendo lo mejor de nuestra cultura en manos del pueblo, dispuesta al igual que hicieron ellos, a cumplir como generación la misión histórica de nuestra época.

Es la misma AHS que cada 13 de agosto, en lo que se ha convertido ya en una tradición, asciende el Pico Turquino, y allí, en el punto más alto de Cuba, en un solo haz de luz unen en hermoso y simbólico acto a Martí, Fidel y los hermanos Saíz.

Notas

  1. Tomado de Luis A. Figueroa Pagés, Cuerpos que yacen dormidos. Obras de los hermanos Saíz, Casa Editora Abril, 2012, pp. 269-270.

Defender a la infancia. Maikel José y La isla iluminada

Definitivamente el siglo XXI ha sido una de las etapas m√°s floridas de la literatura infanto-juvenil cubana. La presencia de un movimiento de j√≥venes autores que desde sus miradas desmitificadoras, irreverentes y plurales, ha abierto el espectro que se ten√≠a hasta entonces, permitiendo un di√°logo m√°s directo con los lectores de este siglo, los mismos lectores que, adem√°s de la lectura, comparten su tiempo libre entre las nuevas tecnolog√≠as, los comics, y el an√°lisis de todo lo que ocurre a su alrededor: desde la cada d√≠a m√°s frecuente separaci√≥n de las familias, hasta las ‚Äúextra√Īas‚ÄĚ actitudes de los seres humanos, que muchas veces apuntan m√°s al zoologismo que a comportamientos t√≠picos de los hombres.

[+]


Febrero literario: anuncios (II)

La casa editora Abril, fundada el primero de julio de 1980, tiene en su haber un conjunto de publicaciones peri√≥dicas as√≠ como un departamento editorial con una producci√≥n in crescendo de libros cada a√Īo. Se ha especializado, generalmente, en cubrir las necesidades formativas de los ni√Īos, adolescentes y j√≥venes cubanos. Adem√°s, la casa editora tambi√©n se dedica a la publicaci√≥n de los Premios Calendario.

[+]