Caricare


Satiricón, para reír con ganas (II)

Pienso el humor, luego río

El humor tambi√©n se piensa, como parte que es de la cultura y su complejo mapa de mediaciones. Por lo mismo el Festival de Humor para J√≥venes Satiric√≥n en su VII edici√≥n, celebrado en Holgu√≠n del 23 de febrero al 1 de abril, con auspicio de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y el Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas, realiz√≥, como es caracter√≠stico, el programa te√≥rico Pienso luego r√≠o, que partiendo del tema de la pol√≠tica cultural y su relaci√≥n ‚Äďineludible por dem√°s‚Äď con el teatro cubano y el humor en general, analiz√≥ los antecedentes, derroteros y convergencias del g√©nero en Cuba.

Un an√°lisis hist√≥rico de la pol√≠tica cultural cubana, conferencia del actor Kike Qui√Īones, director del Centro Promotor del Humor, donde abord√≥ la necesidad de una jerarquizaci√≥n adecuada y el di√°logo sistem√°tico con la vanguardia creativa, abri√≥ el debate que antecedi√≥ el panel ‚ÄúLa presencia de la mujer en la escena humor√≠stica actual‚ÄĚ, con Mireya Abreu, Venecia Feria y Kike Qui√Īones, en el Caf√© del Arte Joven en la AHS.

Fotos Kevin Manuel Noya

Por su parte, Jorge S√°nchez, caricaturista de Palante, periodista de Juventud Rebelde y colaborador del semanario ¬°ahora!, abord√≥ en su presentaci√≥n ‚Äúel humor en la cuban√≠a‚ÄĚ, desde ‚Äúuna visi√≥n hol√≠stica‚ÄĚ, donde parti√≥, a manera de recorrido, de las primeras publicaciones humor√≠sticas en la colonia, destacando la obra del espa√Īol V√≠ctor Patricio Landaluce, hasta la Rep√ļblica, y el trabajo de Torriente, Abela, Juan David, De la Nuez, Chago Armada, entre otros, mediante un abordaje a las principales revistas y peri√≥dicos en que personajes emblem√°ticos como el Bobo y Loquito aparecieron. Adem√°s, publicaciones como Palante y Mela√≠to surgidas despu√©s de la Revoluci√≥n.

El profesor Lino Ernesto Verdecia realiz√≥ en ‚ÄúEl humor en la balanza, o ¬Ņuna balanza para el humor?‚ÄĚ un an√°lisis de tres cuentos de autores destacados a partir del boom literario de los a√Īos 60, que no son precisamente humoristas, pero donde el humor est√° presente: ‚Äú¬°No hay Dios que resista esto!‚ÄĚ (Jes√ļs D√≠az Rodr√≠guez, 1941- 2002), ‚ÄúHasta revolucionario‚ÄĚ (Julio Travieso, 1940) y ‚ÄúAsamblea de efectos electrodom√©sticos‚ÄĚ (Eduardo Heras Le√≥n, 1940).

Despu√©s de realizar un abordaje de estos cuentos, que considera ‚Äúemblem√°ticos de la narrativa humor√≠stica cubana‚ÄĚ con la peculiaridad de que ‚Äúsus autores no eran ni han sido asiduos a esa vertiente‚ÄĚ, Lino asegura que es v√°lido observar que ‚Äúlos personajes protag√≥nicos de esas di√©gesis son palmariamente representativos de actitudes consideradas negativas, en especial si esta negatividad proviene de un desafecto al sistema pol√≠tico imperante. Es por ello que se nos hacen simp√°ticos, tolerables o admisibles aquellos donde podr√≠amos calificar de p√≠caros ‚Äďcon toda la carga sem√°ntica que de esos prototipos nos leg√≥ la literatura espa√Īola‚Äď, porque aun cuando el ‚Äúmachetero‚ÄĚ Kiki Fresneda ha ido a cumplir una tarea para la cual carec√≠a realmente de convicci√≥n, y que el obrero fabril es un mal trabajador autoconvencido de lo contrario ‚Äďy ambos no son precisamente escasos en el contexto nacional ni antes ni ahora‚Äď tienen a su favor algo importante: son veros√≠miles‚ÄĚ.

Fotos Kevin Manuel Noya

Ariel Zald√≠var, profesor del Departamento de Filosof√≠a de la Universidad de Holgu√≠n, en la √ļltima ponencia del programa, abord√≥ ‚Äúla praxis humor√≠stica ante los desaf√≠os hist√≥ricos de la √©poca actual y el contexto nacional‚ÄĚ, donde subraya que la relaci√≥n praxis humor√≠stica y √©poca hist√≥rica cultural presenta determinaciones concretas como: su mediatividad dial√©ctica, lo que implica que entre ambos fen√≥menos existe un complejo de relaciones contradictorias, din√°micas y fluidas donde se suceden momentos de diferencia, oposici√≥n, antagonismo y complementariedad sist√©mico estructural; la historicidad concreta y la sociologicidad, donde √©poca y humor existen y se realizan hist√≥ricamente a trav√©s de la praxis creadora de las diversas clases sociales, grupos y colectividades; la estructuralidad: humor y √©poca asumen una variedad hist√≥rica de formas de organizaci√≥n en el espacio y el tiempo; y la linguisticidad: √©poca y humor precisan para su eficacia praxiol√≥gica y comunicativa de determinados lenguajes que codifiquen y transmitan sus contenidos y mensajes en la totalidad sociocultural.

As√≠, a√Īade Ariel, ‚Äúpraxis humor√≠stica y √©poca hist√≥rica tienen entre otras m√°s, una cualidad hist√≥rica estructural com√ļn y constante en el tiempo: la ambivalencia dial√©ctica. Lo que implica que am√©n de las afinidades que comparten, tambi√©n posean diferencias espec√≠ficas que le permiten cumplir funciones opuestas como las que Mija√≠l Bajt√≠n y Gilles Lipovetsky desde sus contextos hist√≥ricos ideol√≥gicos le atribuyen al humor‚ÄĚ.

Además, como preámbulo del evento teórico Pienso luego río, quedó inaugurada en la galería Fausto Cristo de la Uneac, la exposición de humor gráfico Gracias por el mamut amarillo, de Jorge A. Carmenate, reconocido caricaturista y pintor original de Nicaro, Mayarí.

Quien bien te quiere te hará reír

El libro Quien bien te quiere te har√° re√≠r, de Onelio Escalona, miembro del popular d√ļo humor√≠stico Caricare, bajo el sello de Ediciones Holgu√≠n, fue presentado en el Caf√© literario de la Uneac como parte del programa del VII Festival de Humor para J√≥venes Satiric√≥n.

‚ÄúA trav√©s del absurdo, con manejo de una fina iron√≠a, sin groseras alusiones morbosas o defectos f√≠sicos, Onelio nos invita a re√≠r porque, hombre aferrado a sus or√≠genes, sabe que seremos salvados por la risa‚ÄĚ, coment√≥ el escritor Fidel Fidalgo, editor del mismo.

Para Onelio, m√°s que sketch, pues no se ajustan a sus requerimientos, lo que encontraremos al leer Quien bien te quiere te har√° re√≠r son ‚Äúpeque√Īos juguetes c√≥micos‚ÄĚ, piezas que escribi√≥ para ser llevadas a escenas por Caricare, junto a Mireya Abreu, y en los que se apoya en recursos que como humorista disfruta: la iron√≠a y el absurdo.

‚ÄúDe los beneficios sanadores de la risa mucho se ha teorizado y encontrar una raz√≥n para re√≠r a veces cuesta. Sin embargo, Onelio Escalona ha hecho de su trabajo un serio ejercicio para hacernos re√≠r, y ha escrito estas siete piezas humor√≠sticas que, jugando con las m√°s absurdas situaciones, fustigan conductas y males latentes en nuestra realidad m√°s pr√≥xima. Que lo consigue, no hay dudas. El lector agradecer√° las hilarantes propuestas que tal vez ya haya visto representadas en el escenario por el proyecto art√≠stico Caricare que comparte con la actriz Mireya Abreu‚ÄĚ, leemos en la contracubierta.

Como parte del Caf√©, conducido por el intelectual Manuel Garc√≠a Verdecia, Onelio abord√≥ tambi√©n el cantinfleo, t√©rmino aprobado por la Real Academia de la Lengua Espa√Īola a prop√≥sito del actor y humorista mexicano Mario Moreno, Cantinflas, quien para el escritor Carlos Monsiv√°is ‚Äúes el iletrado que toma control del lenguaje como puede‚ÄĚ. Adem√°s, Gilberto Cruz Rodr√≠guez, Pucho, comparti√≥ varias d√©cimas de perfil humor√≠stico.

Onelio, adem√°s de haber escrito guiones para la televisi√≥n, entre los que destacan ‚ÄúCaricare en clave de 2‚ÄĚ, ‚ÄúZooterapia‚ÄĚ y ‚ÄúDeja que yo te cuente‚ÄĚ, tiene publicados Caricare en clave de 2, por Ediciones Alarcos, y El chiste s√≠ tiene vuelto, por Ediciones La Luz.

Quien r√≠e √ļltimo‚Ķ

El Satiric√≥n, como en pasadas ediciones, no solo present√≥ varios de sus espect√°culos en las salas del Eddy Su√Īol, sino en otros sitios, como las sedes universitarias de la ciudad. De esta manera la ciudad se convirti√≥ en un amplio escenario donde, adem√°s de disfrutar las puestas de los principales creadores del g√©nero, se piensa y analiza el humor.