Canal Habana


Luis Abel Oliveros: m√°s de 12 minutos de una vida

En Moa, a principios de este siglo, un muchacho aprend√≠a de memoria nombres de actores, actrices y directores, t√≠tulos de pel√≠culas, a√Īos de su estreno, persegu√≠a las ceremonias de los Oscar y era cliente ilustre de la videoteca local, cuando a√ļn se ve√≠an cl√°sicos cubanos y extranjeros en VHS, novedades para coleccionar, √©xitos rotundos.

[+]


Entre Manos, un pretexto para la trova

El décimo aniversario del programa televisivo Entre Manos fue un pretexto para aunar a trovadores del país, quienes por dos días compartieron experiencias y los escenarios del capitalino Pabellón Cuba.

El primer festival hom√≥nimo a ese espacio del Canal Habana, realizado entre los d√≠as 14 y 15 de junio, fue pensado de conjunto con la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como un evento √≠ntimo y coloquial, pero que a la vez incluyera p√ļblico en esta celebraci√≥n.

Al decir de su director, Juan Carlos Travieso, la cita se convirtió en un lugar para mostrar la diversidad de estilos de ese género musical y concebir un punto de partida para un proyecto futuro que, similar a este, convoque anualmente a los cantautores en la sede nacional de la AHS.

Asimismo, comentó que con la colaboración de esa organización, El Caimán Barbudo, y la Editora Abril convocaron a un premio bajo el nombre del poeta e investigador Bladimir Zamora, en pos de agasajar el talento y visibilizar a las nuevas figuras.

 

Foto AHS/ Primer Festival Entre Manos. En Pabellón Cuba.

Aun cuando queda mucho camino por recorrer para difundir lo mejor de la trova cubana, cantautores como Yunier Pérez (Gape) reconocen en Entre Manos una iniciativa que defiende a ultranzas este tipo de canción desde los medios de comunicación, y a la vez relaciona a las audiencias con sus artistas.

Entre Manos tiene una concepción de nación donde sus creadores confluyen de una manera más coloquial e informal.

Para el vicepresidente de la Asociación, Rey Montalvo, la deuda que deja este primer encuentro es la falta de alianzas entre los organismos que trabajan alrededor del programa como el ICRT, Canal Habana, la AHS, e incluso, la UNEAC; y una mayor gestión de convocatoria.

‚ÄúFacilitar un festival en los aniversarios del programa es propiciar un encuentro entre los presentadores del programa y los trovadores que han pasado por el espacio y crear una especie de pe√Īa, de descarga o conversatorio donde tambi√©n participe el p√ļblico y grabarlos; y despu√©s presentarlos como un programa‚ÄĚ, apunt√≥.

Pues como dijera el cantautor Eduardo Sosa, la trova es fundamental en los cimientos de la cultura cubana si de m√ļsica se habla.